Вы находитесь на странице: 1из 130

ESTIMACIÓN DE UMBRALES DE LLUVIA DETONANTE DE DESLIZAMIENTOS EN LAS MICROCUENCAS DE LOS CORREGIMIENTOS DE VILLA RESTREPO Y JUNTAS DE LA CUENCA COMBEIMA IBAGUÉ – TOLIMA

SANDRA PATRICIA GRACIANO

Trabajo de grado como requisito parcial para optar al título de Magíster en Planificación y Manejo Ambiental de Cuencas Hidrográficas

Director MIGUEL IGNACIO BARRIOS PEÑA Doctor en Ingeniería del Agua y Medio Ambiente

UNIVERSIDAD DEL TOLIMA

FACULTAD DE INGENIERIA FORESTAL MAESTRÍA EN PLANIFICACIÓN Y MANEJO AMBIENTAL DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS IBAGUÉ-TOLIMA

2015

1
1
2
2

AGRADECIMIENTOS

A Dios y mi Familia que desde lejos siempre me ha acompañado y apoyado en todas

las facetas de mi vida.

Al mi Asesor Miguel Ignacio Barrios Peña, por su constante orientación, apoyo paciencia y confianza en la realización de esta investigación.

A la Ingeniera y amiga Angela Adelia Castañeda y familia por la acogida y confianza

brindada durante mi estadía en Ibagué, al igual de señora Ana por sus cuidados y doña Roselia por brindarme su amistad y apoyo.

A mi amiga Mercedes Maturana Peña, por su apoyo incondicional tanto a nivel

académico como emocional.

A la Oficina del Crepad, por su colaboración en la suministración de la información de

datos climáticos y los datos de los fenómenos de remoción en masa.

A

mis compañeros de la maestría que me acompañaron y apoyaron en este proceso,

de

los cuales quedan algunos amigos.

A

los docentes de la Maestría en Planificación y Manejo Ambiental de Cuencas

Hidrográficas por compartir su conocimiento.

A todas las personas que de una u otra forma estuvieron brindándome su apoyo.

3

GLOSARIO

DURACIÓN: es el tiempo transcurrido entre la iniciación y el término de un evento de la precipitación, generalmente se expresa en minutos. (Mayorga, 2003)

DESLIZAMIENTO: Movimiento de una masa de roca, escombros o tierra ladera abajo. (Cruden, 1991)

INTENSIDAD: es la cantidad de precipitación caída en un intervalo de tiempo dado. Se expresa como mm/día, mm/h. (Mayorga, 2003)

LLUVIA:

(www.repsol.com/se/elTiempo/meteorologia/lacreaciondeltiempo/laatmosfera.aspx,

2011)

precipitación

de

partículas

de

agua

líquida

en

forma

de

gotas.

LLUVIA ACUMULADA: cantidad de precipitación que ha caído en un periodo de tiempo determinado

LLUVIA CRÍTICA: es el volumen de la precipitación acumulada o el valor límite para que se presente un deslizamiento. (Castellanos, 1996)

LLUVIA DEL EVENTO: precipitación que ha caído durante un evento de tormenta

PRECIPITACIÓN: es toda forma de agua que cae desde la atmósfera a la superficie de la Tierra. Es el proceso por el cual el agua de la atmósfera se convierte en agua de la superficie o en agua subterránea. El término “precipitación” se usa también comúnmente para designar la cantidad de agua que cae o cayó en un lugar determinado.(www.repsol.com/se/elTiempo/meteorologia/lacreaciondeltiempo/laatmosf era.aspx, 2011)

4

PRECIPITACIÓN BIMODAL: zona que posee dos temporadas secas y dos temporadas lluviosas. (Suarez, s.f)

UMBRAL: es definido como el nivel mínimo o nivel máximo de una cierta cantidad necesaria (en este caso la lluvia) para que un proceso ocurra (Reichenbach et al., 1998 en Aristizabal et al, 2010)

5

CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

20

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

22

2. OBJETIVOS

25

2.1 OBJETIVO GENERAL

25

2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

25

3.

MARCO TEÒRICO

26

3.1

ELEMENTO CLIMÀTOLOGICO

26

3.1.1 La precipitación

26

3.1.2 Formas de precipitación

27

3.1.3 Procesos que generan la precipitación

27

3.1.4 Tipos de precipitación

28

3.1.5 Medición de la precipitación

29

3.1.6 Precipitación en Colombia

29

3.1.7 Distribución de la precipitación en Colombia

31

3.2

FACTOR CLIMÁTICO

32

3.2.1

Relación de la precipitación con la altitud

32

3.3

SISTEMAS METEOROLÓGICOS LOCALES Y REGIONALES DEL

TERRITORIO COLOMBIANO

34

3.3.1 Los sistemas locales

35

3.3.2 Los sistemas de mesoescala

35

3.3.3 Los sistemas de escala sinóptica

36

3.3.4 Los sistemas de escala global

38

4.

FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA FORMACIÓN DE LOS

DESLIZAMIENTOS

41

6

4.1

FACTORES INHERENTES O INTRÍNSECOS

41

4.1.1 Parámetros Geológicos

41

4.1.2 Parámetros Geomorfológicos

42

4.1.3 Parámetros Geotécnicos

42

4.1.4 La Erosionabilidad

42

4.2

FACTORES ACTIVOS O EXTRÍNSECOS

42

4.2.1 Las precipitaciones

43

4.2.2 Sismos

43

4.3

LA LLUVIA COMO FACTOR DETONANTE

43

4.3.1 Evaluación de la lluvia como elemento detonante de deslizamientos

44

4.3.2 Lluvia acumulada como detonante de los deslizamientos

46

4.3.3 Lluvia del evento como factor desencadenante de los deslizamientos

47

5. MOVIMIENTOS EN MASA

48

5.1

CLASIFICACIÓN DE LOS MOVIMIENTOS EN MASA

48

5.1.1 Flujos

50

5.1.2 Deslizamientos

50

5.1.3 Deslizamiento rotacional

51

5.1.4 Deslizamiento de traslación

52

5.1.5 Caídas

53

5.1.6 Basculamientos

54

5.1.7 Propagación lateral o separaciones laterales

54

5.1.8 Reptación

54

5.1.9 Avalanchas

54

5.2

RELACIÓN QUE EXISTE ENTRE LOS MOVIMIENTOS EN MASA

Y LAS LLUVIAS

57

5.2.1

Métodos utilizados para la predicción de deslizamientos activados

por lluvias

58

6 ÁREA DE ESTUDIO

61

6.1

MICROCUENCAS DEL CORREGIMIENTO DE VILLA RESTREPO

61

7

6.2

MICROCUENCAS DEL CORREGIMIENTO DE JUNTAS

63

6.2.1 Susceptibilidad a remociones en masa en las microcuencas del área

de estudio

64

6.2.2

Estaciones meteorológicas en el área de estudio

65

7.

METODOLOGÍA

67

7.1 ETAPA 1. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA Y SELECCIÓN DE EVENTOS

67

7.2 ETAPA 2. PREPROCESAMIENTO DE DATOS DE PRECIPITACIÓN

67

7.2.1 Análisis de doble masa

67

7.2.2 Estimación de datos faltantes

68

7.2.3 Análisis de estacionariedad e independencia

69

7.2.4 Análisis de correlación serial (autocorrelación)

72

7.3

ETAPA 3. INTERPOLACIÓN ESPACIAL DE LA PRECIPITACIÓN

72

7.3.1 Método de polígonos de Thiessen

73

7.3.2 Método del Inverso de la distancia ponderada (IDW)

74

7.3.3 Método IDW con corrección por la altura sobre el nivel del mar (IDWc)

76

7.3.4 Generación de mapas de lluvia

77

7.4 ETAPA 4. CÁLCULO DE LOS UMBRALES DE LLUVIA O LLUVIA CRÍTICA 78

7.4.1Cálculo de la lluvia acumulada para los eventos del estudio

78

7.4.2 Determinación del período de retorno

78

7.4.3 Determinación de los umbrales de lluvia detonante de deslizamientos

79

7.5

ETAPA 5. RELACIÓN DE LLUVIA DIARIA ACUMULADA CON

VARIABLES TOPOGRÁFICAS DEL TERRENO

81

7.5.1 Altitud

81

7.5.2 Derivadas parciales de la elevación

81

7.5.3 Pendiente

83

7.5.4 Orientación de pendiente

83

7.5.5 Curvatura

83

7.5.6 Índice Topográfico de Humedad

83

8.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

85

8

8.1

SELECCIÓN DE EVENTOS

85

8.2

PREPROCESAMIENTO DE DATOS DE PRECIPITACIÓN

87

8.2.1 Análisis de consistencia

87

8.2.2 Análisis de tendencia e independencia

89

8.3

INTERPOLACIÓN ESPACIAL DE LA PRECIPITACIÓN

92

8.3.1 Validación cruzada

92

8.3.2 Ajustes a funciones de distribución de valores extremos

93

8.4

ANÁLISIS DE LOS UMBRALES DE LLUVIA DETONANTE

93

8.4.1 Lluvia antecedente o lluvia del día del evento

93

8.4.2 Probabilidad de ocurrencia de deslizamientos

95

8.4.3 Comparación de lluvias detonantes por los tres métodos de interpolación 101

8.5 RELACIÓN DE LA LLUVIA ACUMULADA CON ATRIBUTOS

TOPOGRÁFICOS DEL TERRENO

107

9. DISCUSIÓN

114

10.

CONCLUSIONES

115

RECOMENDACIONES

116

REFERENCIAS

117

 

ANEXOS

126

9

LISTA DE TABLAS

Tabla 1. Clasificación de los movimientos en masa……………………………………….48

Tabla 2. Ubicación geográfica de las microcuencas González, El Salto y La Sierra…………………………………………………………………………….62

Tabla 3. Microcuencas del corregimiento de Villa Restrepo y sus Respectivas áreas……………………………………………………………………………

62

Tabla 4. Microcuencas del corregimiento de Juntas y sus respectivas áreas………….64

Tabla 5. Estaciones representativas del área de estudio…………………………………65

Tabla 6. Eventos seleccionados para el área de estudio (Juntas y Villa Restrepo)……………………………………………………………………

Tabla 7. Resultados estadístico Mann-Kendall (Z) en cada estación…………………

85

90

Tabla 8. Resultados validación cruzada ……………………………………………………92

Tabla 9. Precipitación total de día de la ocurrencia a los fenómenos de remoción en

94

masa ocurridos en las áreas de estudio Villa Restrepo y Juntas………………………

Tabla 10. Lluvias acumuladas que igualan o superan un periodo de retorno de 2 años.

obtenidas con los tres métodos de interpolación………………………………………

101

Tabla 11 Valores de correlación más altos de variables topográficas con lluvia

acumulada…………………………………………………………………………………….107

10

LISTA DE FIGURAS

Figura 1. Mapa de precipitación media total anual. Promedio multianual del periodo

1981-2010………………………………………………………………………………………29

Figura 2. Modelo de circulación general de la atmósfera………………………………

30

Figura 3. Relación de la precipitación media con la altura……………………………….32

Figura 4. Partes de un deslizamiento……………………………………………………….50

Figura 5. Deslizamiento rotacional………………………………………………………

50

Figura 6. Deslizamiento traslacional………………………………………………………

52

Figura 7 Mapa de localización del área de estudio……………………………………….60

Figura 8. Trazado de los polígonos de Thiessen………………………………………….72

Figura 9. Interpolación por IDW……………………………………………………………

74

Figura 10: Relación de la precipitación con la altura en la cuenca Combeima……… 76

Figura 11.Ubicación espacial de eventos y estaciones meteorológicas……………….85

Figura 12. Análisis de consistencia de grupo 1: Juntas, Placer, Esmeralda, Darien, Palmar, Cajamarca, San juan, santa Isabel…………………………86

Figura 13. Análisis de consistencia de grupo 2: Pastales y el Secreto…………………87

11

Figura 14 Análisis de consistencia de grupo 3: Aeropuerto perales y perales hato…………………………………………………………………………………

88

Figura 15. Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20

90

desfases diarios………………………………………………………………………………

Figura 16. Máxima lluvia diaria acumulada con una probabilidad de excedencia de 0.5 en los sitios de ocurrencia de los 12 deslizamientos (los ajustes las funciones de

distribución de valores extremos fueron realizados con las series diarias de lluvia

interpoladas por el método IDW)

96

Figura 17. Lluvia diaria acumulada antecedente a la ocurrencia de los deslizamientos y lluvia diaria acumulada con una probabilidad de excedencia de 0.5 (Tr = 2 años) en los

sitios de ocurrencia

97

Figura 18. Probabilidades de ocurrencia de deslizamientos condicionadas a la

ocurrencia de lluvias acumuladas con diferentes probabilidades de excedencia. Arriba:

usando series interpoladas por IDW, Centro: usando series interpoladas por IDWc,

Abajo: usando series interpoladas por Thiessen…………………………………………

99

Figura 19 Mapas de propiedades topográficas del terreno…………………………… 108

Figura 20. Matrices de correlación de las propiedades topográficas del terreno con la lluvia acumulada interpolada por el método de Thiessen. Izquierda: Spearman, Centro:

Kendall, Derecha: Pearson………………………………………………………………….110

Figura 21. Matrices de correlación de las propiedades topográficas del terreno con la lluvia acumulada interpolada por el método de IDW. Izquierda: Spearman, Centro:

Kendall, Derecha: Pearson………………………………………………………………….111

12

Figura 22 Matrices de correlación de las propiedades topográficas del terreno con la lluvia acumulada interpolada por el método de IDWc. Izquierda: Spearman, Centro:

Kendall, Derecha: Pearson………………………………………………………………….111

13

RESUMEN

En las microcuencas de los Corregimientos de Juntas y Villa Restrepo, localizadas en la Cuenca del río Combeima, se han presentado históricamente eventos de avenidas torrenciales producidas por movimientos en masa, los cuales han afectado los centros poblados de dichos Corregimientos.

Para el desarrollo del estudio se empleó una metodología conformada por cinco fases:

la primera consistió en la revisión bibliografía y la selección de los eventos de deslizamiento con ubicación geográfica y fecha de ocurrencia conocidos, la segunda etapa es el preprocesamiento de los registros diarios de precipitación, la tercera etapa consistió en el análisis espacial de la precipitación en la cual se emplearon tres métodos de interpolación espacial (Polígonos de Thiessen, Inveso de la distancia al cuadrado (IDW) e inverso de la distancia al cuadrado corregido con la altura sobre el nivel del mar (IDWc), en la cuarta etapa se realizaron los cálculos de umbrales de lluvia critica, trabajando con los tres métodos anteriores, y en la quinta y última etapa se determinó la relación entre la lluvia acumulada y once propiedades morfológicas del terreno, utilizando como índice de similaridad la correlación de Spearman, Kendall y Pearson.

Una vez empleados los tres métodos de interpolación (IDW e IDWc y polígonos de Thiessen) para la obtención de los umbrales de precipitación que generan deslizamientos, los resultados obtenidos indicaron que los valores obtenidos por los métodos IDW e IDWc son prácticamente iguales, no obstante entre estos y el método de polígonos de Thiessen se presenta una leve diferencia, aunque no es notable.

Con respecto a la lluvia del día del evento y la lluvia acumulada, se pudo determinar que esta última es la responsable de la ocurrencia de dichos fenómenos de remoción en masa en la zona de estudio, ya que para el día del evento en algunos de los eventos

14

esta lluvia fue de (0 milímetros) y en otros casos la lluvia fue poco significativa pues no superaban los 8 milímetros de precipitación.

Finalmente al analizar la relación entre la lluvia acumulada y las propiedades morfológicas del terreno se puede evidenciar que aunque no se muestra una relación directa con todos los parámetros analizados, hay que tener en cuenta que para que se de estas relaciones hay otros variables que tienen gran influencia en las propiedades morfológicas como es la geología, geomorfología, humedad inicial del suelo entre otro, las cuales pueden influir en los resultados de los atributos topográficos del terreno.

Palabras Claves: deslizamientos, métodos interpolación, umbrales precipitación, propiedades morfológicas del terreno.

15

ABSTRACT

In the micro -municipalities of Boards and Villa Restrepo, located in Combeima River Basin , have historically presented torrential flood events produced by mass movements , which have affected the towns of these Villages .

To develop the study methodology consists of five phases was used : the first consisted of literature review and selection events with geographical location and sliding date known occurrence , the second stage is the preprocessing of the daily rainfall records the third stage consisted of the spatial analysis of precipitation in which three spatial interpolation methods ( Thiessen polygons , Inveso distance squared ( IDW ) and inverse distance squared corrected with height above the level used sea ( IDWc ) , in the fourth stage calculate thresholds rain criticism, working with the above three methods , and the fifth and final stage the relationship between accumulated rainfall and eleven morphological soil properties determined were performed using similarity index as Spearman's correlation , Kendall and Pearson.

Once employed the three interpolation methods ( IDW and IDWc and Thiessen polygons ) for obtaining precipitation thresholds that generate landslides, the results indicated that the values obtained by IDW and IDWc methods are virtually identical , however between these and the method of Thiessen polygons presents a slight difference , but not remarkable.

With respect to rain the day of the event and the cumulative rainfall, it was determined that the latter is responsible for the occurrence of these phenomena of landslides in the study area since the day of the event in some of the this event was rain (0 mm) and in other cases the rain was not significant because did not exceed 8 mm of precipitation.

Finally, when analyzing the relationship between the cumulative rainfall and the morphological properties of the ground may show that although a direct relationship with

16

all the parameters analyzed are displayed, keep in mind that to which these relationships are other variables that have great influence on the morphological properties such as geology, geomorphology, initial soil moisture among others, which may influence the results of topographic terrain attributes.

Keywords:

landslides,

interpolation

methods,

thresholds

precipitation,

soil

morphological

properties

 

17

INTRODUCCIÓN

La cuenca del Combeima ha sido escenario de múltiples eventos de deslizamientos que han ocasionado pérdidas humanas y cuantiosas pérdidas económicas. Un informe más detallado del desarrollo histórico de emergencias y desastres en la cuenca del Rio Combeima deja ver el grado y nivel de afectación de algunas de estas microcuencas en los Corregimientos de Villa Restrepo y Juntas en el periodo de (1956 – 1995) y finalmente la Dirección General para la Prevención y Atención de Desastres reporta un número significativo de emergencias ocurridos en la cuenca para un periodo comprendido entre (2000 - 2007) en donde los deslizamientos son los causantes del mayor número de muertos, heridos y afectación de infraestructuras y cultivos como los ocurridos el 22 de junio del 2006 que dejó un saldo de 3 muertos, 325 heridos y 44 viviendas destruidas, y posteriormente los ocurridos el 26 de abril del 2007que dejó 3 muertos y 28 heridos; recientemente se encuentran los ocurridos en agosto de 2009 el cual afectó principalmente al Corregimiento de Villa Restrepo (Conpes, 2009).

Aunque la geología, geomorfología, geotecnia y los factores antrópicos son muy importantes para establecer el grado de susceptibilidad a la ocurrencia de deslizamientos, en este estudio nos concentraremos en la lluvia como un factor externo desencadenante en la ocurrencia de la mayoría de los deslizamientos que históricamente han causado desastres reportados en la cuenca del Combeima, corregimientos de Villa Restrepo y Juntas como un primer paso para el estudio en profundidad de este importante fenómeno, por lo cual recientes investigación es en Colombia han estudiado el rol de la lluvia como factor detonante (Arango, 2000; Echeverri & Valencia, 2004; Gomez, 1990; Moreno, et al., 2006; Paz & Torres,1989; Suarez, 2008; Terlien, 1997). A nivel internacional hay otros investigadores que también han estudiado la incidencia de las precipitaciones, como factor desencadenante de los movimientos en masa (Caine, 1980; Crosta, 1998; Crozier, 1999; Finlay & Fell ,1997; Iverson, 2000; Montgomery & Dietrich, 1994).

18

El propósito del presente trabajo es explorar la influencia de la precipitación diaria analizando la lluvia acumulada como factor desencadenante de los movimientos en masa, como un primer acercamiento para el entendimiento de estos fenómenos complejos y aportar información al sistema de alerta temprana ante la probabilidad de ocurrencia de un evento de deslizamiento, y así poder informar y evacuar a la población para evitar tanto pérdidas humanas como económicas.

El hecho de que la cuenca del Combeima actualmente abastezca el 80% del agua para el acueducto Municipal de Ibagué (Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, 2008) y tenga un importante porcentaje de población expuesta a geoamenazas, hace que las contribuciones académicas para la prevención y mitigación del riesgo sean pertinentes y necesarias para fijar criterios que permita advertir sobre la posible ocurrencia de fenómenos torrenciales y deslizamientos entre los Corregimientos de Villa Restrepo y Juntas.

19

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En

el Departamento del Tolima debido a la alta densidad poblacional, la ampliación de

la

frontera agrícola, la presión antrópica, los factores geológicos, topográficos,

climatológicos y el inadecuado uso y aprovechamiento de los recursos naturales, se ha desencadenado un gran impacto sobre el ambiente natural de la Región. La Cuenca del rio Combeima en Ibagué no ha sido ajena a todas estas problemáticas, en particular

a las que tienen que ver con las condiciones geomorfológicas, hidrológicas,

topográficas y climatológicas que hoy por hoy están caracterizando las diferentes

amenazas y los respectivos aspectos de vulnerabilidad que configuran el riesgo.

Las múltiples amenazas presentes en la cuenca del Combeima, deben ser analizadas individualmente para tratar de comprender el comportamiento de cada una de ellas, pero, sin duda, es necesario también extrapolar la interrelación en la ocurrencia de eventos originados en amenazas múltiples. Así por ejemplo, la presencia de una lluvia

intensa puede producir inundaciones por desbordamiento del cauce principal del rio, así como avalanchas en las microcuencas, debido al material específico en la microcuencas y a la pendiente de la misma. Igualmente, con la ocurrencia de un evento sísmico pueden presentarse deslizamientos en las laderas de la cuenca, las cuales, a

su vez, producirán obstrucciones en el cauce principal, convirtiéndose en una gran

amenaza y trayendo como consecuencia una fuerte carga de sedimentos para la parte baja del rio. Lo mismo sucede con una erupción volcánica que puede llegar a producir rompimientos del bloque de hielo del nevado, produciendo un efecto similar al de movimientos en masa complejos. (CREPAD, INGEOMINAS, UNIVERSIDAD DE ZURICH, COSUDE, 2009)

A lo largo de la historia se puede ver cómo la Cuenca del Rio Combeima viene sufriendo una transformación dada principalmente por la ocurrencia del fenómeno torrencial, fenómenos erosivos, movimientos en masa, inundaciones y avalanchas (Conpes 3570, 2009). El acelerado proceso de afectación al medio ambiente ha

20

generado un incremento en la actividad geodinámica de la cuenca, expresada a través de la ocurrencia de frecuentes flujos torrenciales. Lo que eleva el nivel de riesgo, teniendo en cuenta el grado de vulnerabilidad física y social en la que se encuentran los habitantes de la cuenca. Lo que ha llevado a situaciones de emergencia con pérdida de vidas, desplazamientos de la población asentada en las riberas, daños materiales afectación de la infraestructura vial en la ciudad de Ibagué y destrucción de poblaciones como Juntas, Pastales, Villa Restrepo, parte de Llanitos y numerosos barrios ribereños de Ibagué ubicados en zonas inundables (Conpes 3570, 2009). Aunado a las condiciones de susceptibilidad a la ocurrencia de deslizamientos existentes en la cuenca, los factores climatológicos (dentro de ellos la precipitación) han traído consigo una intensificación de la ocurrencia de estos fenómenos, que se manifiesta en la producción, arrastre y transporte de sedimentos y lodos, afectando así la infraestructura de abastecimiento de agua del Municipio, principalmente a los tanques de almacenamiento, las bocatomas del acueducto de Ibagué sobre el río Combeima y a la infraestructura de conducción del agua.

Con respecto a lo anterior se puede afirmar que en la cuenca del río Combeima y particularmente en los corregimientos de Villa Restrepo y Juntas, la principal amenaza está dada por los movimientos en masa y dentro de ellos los deslizamientos, debido a que las microcuencas El Salto, La Sierra, Gonzales, Quebradas, Las Perlas y la Honda, presentan características de susceptibilidad a la generación de deslizamientos.

La investigación pretende analizar los datos de las estaciones climatológicas (IDEAM) ubicadas en el área de influencia, además de implementar una metodología que permita demostrar la relación de la lluvia acumulada con la ocurrencia de deslizamientos, introduciendo un criterio bayesiano para el cálculo de la probabilidad de ocurrencia de este tipo de fenómenos detonado por lluvia. Lo anterior nos da la base para plantear las siguientes preguntas de investigación: ¿Cómo calcular la probabilidad de que ocurra un deslizamiento condicionada a la probabilidad de excedencia de un evento de lluvia en el área de estudio?, ¿Cuál es el efecto de diferentes métodos de interpolación espacial de la lluvia diaria en los umbrales de lluvia detonante de

21

deslizamientos?, ¿Cuál es la relación de la lluvia acumulada antecedente a los deslizamientos con diferentes variables topográficas del terreno?

22

2. OBJETIVOS

2.1. OBJETIVO GENERAL

Estudiar la relación de la lluvia diaria acumulada con la ocurrencia de deslizamiento y con propiedades topográficas en las microcuencas de los corregimientos de Villa Restrepo y Juntas de la cuenca del río Combeima.

2.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Identificar espacial y temporalmente los deslizamientos que se han presentado a

lo largo de la historia de las Microcuencas de los centros poblados de Villa Restrepo y Juntas.

Estimar la distribución espacial de la lluvia con base en información puntual

Determinar la probabilidad de ocurrencia de deslizamientos y probabilidad de excedencia de lluvias diarias acumuladas

Calcular umbrales de lluvia diaria acumulada detonante de deslizamientos con un enfoque bayesiano.

deslizamientos con once variables topográficas del terreno.

Analizar

la

relación

de

la

lluvia

diaria

acumulada

23

antecedente

a

los

3. MARCO TEÓRICO

3.1. ELEMENTO CLIMÁTOLOGICO

Se entiende por elemento climatológico: “toda propiedad o condición de la atmósfera cuyo conjunto define el estado físico del tiempo o del clima de un lugar determinado, para un momento o un periodo de tiempo dados (Lowry, 1973” en Eslava 1.993, p. 509). Entre esas propiedades se encuentran: la temperatura, presión, humedad, nubosidad, precipitación y evaporación, entre otras.

Cuando definimos el conjunto de condiciones o estado de la atmosfera para un momento dado (día, hora) estamos hablando del estado del tiempo. Este fenómeno tiene que ver diariamente con las actividades humanas desarrolladas sobre un territorio ejemplo, helada, vendavales, lluvias intensas, tormentas etc.

Por otra parte cuando definimos el conjunto de propiedades predominantes durante un periodo largo de tiempo (30 años) sobre un lugar de la tierra, estamos hablando de clima. (Eslava, 1993)

3.1.1. La precipitación: son aquellos fenómenos físicos, además de las nubes, que son

observados en la atmósfera o en la superficie del globo se les conoce como meteoros. Existen varios grupos de meteoros con características diferentes. Los hidrometeoros comprenden un conjunto de partículas de agua, líquida o sólida, que se pueden encontrar en caída, o suspensión en la atmósfera, o levantadas de la superficie del globo por el viento, o depositadas sobre los objetos del suelo, o en la atmósfera libre. La precipitación es uno de los hidrometeoros que cae, alcanzando la superficie terrestre, y que se origina principalmente en las nubes; puede darse en forma de lluvia, llovizna, nieve o granizo (Eslava, 1993).

24

La precipitación, es uno de los elementos meteorológicos principales que caracteriza el estado del tiempo en nuestro medio. Su variabilidad afecta, adversa o benéficamente, la mayoría de las actividades del ser humano y repercute en el desarrollo social y económico del país. En primer lugar, las pérdidas de vidas humanas, seguidos por daños en infraestructuras y alteración de los ecosistemas, generándose los deslizamientos en épocas lluvias, han sido tan significativas que estos fenómenos constituyen un serio condicionamiento al desarrollo territorial del país. Debido a lo anterior es de suma importancia conocer las variaciones regulares, el comportamiento

y distribución tanto espacial como temporal de la precipitación (Castellanos, 1.996).

3.1.2. Formas de precipitación. Dentro de las formas de precipitación que se dan

tenemos:

Lluvia (forma de gotas)

Nieve (estado cristalino)

Granizo (granos de hielo)

3.1.3.

Procesos que generan la precipitación. Comúnmente en la formación de la

precipitación ocurren los siguientes procesos:

•Movimientos ascendentes de masas de aire húmedo.

• Enfriamiento por ascenso del aire.

• Condensación del vapor de agua.

• Formación de nubes.

• Finalmente se da la precipitación.

25

Dentro de las nubes, los procesos de condensación y agregación generan partículas de tamaño cada vez más grandes. La precipitación sucede cuando esas partículas consiguen caer fuera de la nube o adquieren un peso suficiente que superen la capacidad de sustentación de las corrientes ascendentes, se produce la precipitación y cae a la tierra (Mayorga, 2003).

3.1.4. Tipos de precipitación. Según estudios de Labbé; Monsalve; y Wiesner (como se

cita en Rivano, 2004) la precipitación puede ser clasificada de acuerdo al mecanismo

responsable del levantamiento de aire que produce la condensación y agregación:

Precipitación convectiva: es causada por el ascenso de aire cálido más liviano

que el aire frío de los alrededores, las lluvias son generalmente de tipo tormentoso que

cae en un tiempo relativamente corto en un área determinada, es propia de regiones cálidas y húmedas.

Precipitación orográfica: resulta del ascenso mecánico sobre una cadena de

Montañas (barlovento) el aire se enfría adiabáticamente, condensa y precipita, en el sotavento el aire desciende y se calienta adiabáticamente generando un viento cálido y seco.

Precipitación ciclónica: resulta del levantamiento de aire, que converge en un

área de baja presión o ciclón. Este tipo de precipitación puede clasificarse en frontal o

no frontal. La precipitación frontal resulta del levantamiento de aire cálido a un lado de

frío.

La precipitación de frentes cálidos se forma cuando el aire avanza hacia arriba sobre una masa de aire más frío.

una superficie frontal sobre aire

más

denso

y

26

3.1.5. Medición de la precipitación. Las técnicas de valoración y medición de la precipitación del agua se conocen con el nombre de pluviometría.

Según Monsalve (1999), la cantidad de precipitación se expresa en unidades de lámina caída y acumulada sobre una superficie plana y horizontal. Para dichas mediciones se utilizan pluviómetros, los cuales miden la cantidad de lluvia en un determinado lugar y los pluviógrafos que son un instrumento por medio del cual se conoce la cantidad de lluvia a través del tiempo y también su intensidad.

Wiesner (como se cita en Rivano, 2004) las principales fuentes de error que surgen al usar instrumentos para evaluar la precipitación de una cuenca son:

Errores accidentales que pueden ser por deficiencias en el instrumento.

Falta de representatividad o exposición de la estación en la cuenca

Redes de estaciones insuficientes para el área de la cuenca, que permita una mayor resolución que logre captar la variabilidad espacial.

3.1.6. Precipitación en Colombia. La precipitación en cada área de Colombia, al igual que el clima, está determinada por la situación de la mayor parte del país, es decir, al norte del Ecuador climático. La variabilidad espacial de la precipitación esta influencia por varios factores como su situación tropical configuración fisiográfica, la latitud, altitud, la vegetación, la distribución de tierras y mares y los efectos producidos por la circulación general de la atmósfera, entre otros.

Los valores de precipitación son muy diversos, ya que se puede observar que en el norte de la Guajira, los promedios anuales más bajos son alrededor de los 300 mm aproximadamente, mientras que en el centro de la Región Pacífica éstos presentan valores superiores a los 9.000 mm (una de las regiones con más alta pluviosidad en el mundo) Marín (citado en Mayorga, 2003) (ver figura 1).

27

Figura 1. Mapa de precipitación media total anual. Promedio multianual del periodo

1981-2010.

Figura 1 . Mapa de precipitación media total anual. Promedio multianual del periodo 1981-2010. Fuente: Ideam,

Fuente: Ideam, 2014.

28

3.1.7.

Distribución de la precipitación en Colombia. El conocimiento de la distribución

espacial y temporal de la lluvia, así como su cantidad, intensidad y duración son

factores importantes para conocer la magnitud y localización de un deslizamiento.

Los países ubicados en la zona tropical, como Colombia, desde el punto de vista temporal, están influenciados por la migración de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT), los vientos alisios y otros factores climáticos como el fenómeno del Niño/Oscilación del sur, la oscilación cuasi bienal, la oscilación Madden-Julian y las ondas de este. (Ver Figura 2). Mayorga, 2003).

Figura 2. Modelo de circulación general de la atmósfera. Se observa la circulación de los Alisios y la ubicación de la ZCIT.

la circulación de los Alisios y la ubicación de la ZCIT. Fuente: www.google/imágenes/ Modelo de circulación

Fuente: www.google/imágenes/ Modelo de circulación general de la atmósfera

En la variabilidad temporal de la precipitación en Colombia, influyen otros mecanismos y fenómenos climáticos:

29

Existen ciertas condiciones que originan fuertes precipitaciones que llegan a afectar el litoral pacífico, sectores de la Cordillera Central y aún de la Cordillera Oriental, entre estos factores tenemos, la ZCIT, el océano pacifico y atlántico, y la cuenca del Amazonas.

Las masas de aire húmedo provenientes de la cuenca del Amazonas en su recorrido hacia el Oeste se encuentra con la cordillera de los Andes, lo cual hace que este aire ascienda por la orografía, la humedad se condensa, genera nubosidad de desarrollo vertical que favorece el desarrollo de precipitaciones abundantes (Mayorga, 2003).

3.2. FACTOR CLIMÁTICO

Se define como factor climático a “ciertas condiciones físicas, distintas de los elementos climatológicos, que habitualmente influyen sobre el clima; entre éstas cabe mencionar la latitud, altitud, distribución de tierras y mares, continentalidad, distancia al litoral, topografía y corrientes oceánicas entre otras (Lowry, en Eslava 1.993, p. 509).

3.2.1. Relación de la precipitación con la altitud. Cuanto mayor sea la altitud se presenta cada vez menos masa de aire sobre un sitio, como consecuencia se genera un descenso de la presión atmosférica con el incremento de la altitud.

Otra forma de relación de la precipitación con la altitud se da con la temperatura, ya

que ésta disminuye con la altura por ello la diferencia de temperatura entre el día y la

noche es

mayor en áreas de altitudes grandes que cerca del nivel del mar (Eslava,

1993)

Por lo anterior, resulta de suma importancia conocer la variación de la precipitación en relación con la altitud. Según Klohn & Stanescu, (citado por Mayorga, 2003 p. 21) los valores de precipitación media crecen con la altitud, hasta un cierto nivel, denominado “plafón promedio de las nubes”, por encima del cual comienza a disminuir. Esta

30

variación de la precipitación con la altura en regiones montañosas varía según la cuenca (ver Figura 3).

Figura 3. Relación de la precipitación media con la altura.

3 . Relación de la precipitación media con la altura. Fuente: Stanescu, en Mayorga, 2003. Mejía

Fuente: Stanescu, en Mayorga, 2003.

Mejía et. al. (1.999), Hablan de la existencia de un óptimo pluviométrico como uno de los rasgos más conocidos de la distribución de la precipitación con la altitud en Colombia. Estos autores explican: “tal óptimo corresponde a una elevación aproximadamente de 1.500 msnm para la cual la precipitación es máxima entre la base y la cima de la cordillera”, la ubicación altitudinal de tal óptimo es muy variable, teniendo en cuenta variabilidad de la humedad absoluta, la altitud del valle y las circulaciones locales. “

Un factor principal en la explicación del óptimo pluviométrico se basa en el carácter predominantemente convectivo de las precipitaciones tropicales, “las zonas bajas reciben menos lluvias porque se benefician menos del ascenso orográfico y por qué están afectadas por evaporación de la lluvia que cae desde la base de las nubes Hastenrath” (Mejía y otros, 1.999 p.8). Por encima de esa elevación se observa una disminución de la humedad y la precipitación con la altura.

31

Mesa, Poveda & Carvajal, 1.997 (en Narváez & León, 2.001) opinan al referirse a la existencia de tal óptimo pluviométrico al establecer que la máxima precipitación en las zonas de vertiente y Piedemonte Andino-amazónico y orinoquense, ocurre a una altitud no mayor a 1.500 msnm. Además, Narváez & León (2.001), dicen que la mayor parte de la precipitación se presenta en las laderas como ocurre en la Cordillera Oriental, donde las lluvias suelen ser superiores a los 4.000 mm/año. Mesa et. al., 1.993 (en Narváez & León, 2.001), refiriéndose a los valles cálidos semihúmedos del Magdalena y Cauca, explica que la “lluvia derivada de las intrusiones de aire húmedo hacia la cordillera, ocurre principalmente en las laderas y no en el fondo del valle” (p.125) que es lo que Mejía y otros (1.999) se refiere al decir que “las zonas bajas reciben menos lluvias porque se benefician menos del ascenso orográfico”. (p.8)

Teniendo en cuenta lo anterior se presenta una relación entre el relieve (diferentes altitudes, y pendientes de las laderas) con la circulación local de viento (brisas valle- montaña y ascenso orográfico forzado), para describir la precipitación de las zonas andinas”.

3.3.

TERRITORIO COLOMBIANO

SISTEMAS

METEOROLÓGICOS

LOCALES

Y

REGIONALES

DEL

Debido a la interacción de procesos atmosféricos de diversas escalas espacial y temporal los cuales son los generadores de la precipitación en Colombia y tienen particularidades regionales asociadas a la localización de las zonas se hace necesario comprender dichos fenómenos meteorológicos.

En cuanto a la circulación de macroescala, dentro de los procesos generadores de precipitación tomamos en consideración la Zona de convergencia intertropical (ZCIT) zona que por su estructura física resulta de especial importancia en la caracterización definen el tiempo y el clima en las áreas de la región tropical.

32

La ZCIT se caracteriza por ser una zona de baja presión ecuatorial, en ella se hallan los dos sistemas de vientos los vientos Alisios (del noreste y sureste) y en la cual se registran altas temperaturas en la superficie del mar, con alta convergencia de aire tropical que genera una extensa banda de nubes convectivas (ver Fig. 2) León, (2.001) citado en (Mayorga, 2003)

La ZCIT es la que fija el mecanismo general del clima en Colombia, debido a su desplazamiento por el país pasando por el centro dos veces al año, la primera vez pasa

entre Abril y Mayo la cual va hacia el norte generando el primera temporada de lluvias,

la segunda vez pasa en los meses de Septiembre a Octubre que es cuando regresa de

su localización norte hacia el sur originando así la segunda temporada de lluvias que es

la más fuerte. (Eslava, 1993)

A continuación se describen de manera resumida los sistemas meteorológicos que

determinan el clima en una región o área particular:

3.3.1. Los sistemas locales. En la escala local el cubrimiento es menor a 10 kilómetros

y duración de horas, generándose fenómenos como las tormentas eléctricas, los

vendavales y el granizo.

Convección local. Estos procesos se producen en las zonas planas del país

como la Región Caribe, el oriente del país, en los altiplanos y en los valles interandinos.

Se originados por ascensos verticales de aire, rápidos y localizados, los cuales se generan por el calentamiento de la superficie de la Tierra. Como resultado de lo anterior, los núcleos convectivos comienzan a desarrollarse hacia la media mañana o en horas de la tarde, produciendo la precipitación en las horas de la tarde o de la noche (Hurtado, 2.000) citado en (Mayorga, 2003).

3.3.2. Los sistemas de mesoescala. Los procesos mesoescalares que se desarrollan en el territorio colombiano son las circulaciones brisas tierra-mar mar- tierra (en la zona costera), valle-montaña y montaña valle (región andina), las y las circulaciones

33

asociadas a la existencia de grandes centros urbanos, con un cubrimiento de 10 a 100

kilómetros y duración de cerca de un día. (Oviedo, 2012)

Brisa de mar y tierra. Estos procesos de circulación son comunes en las

regiones aledañas a los litorales. Este fenómeno es común en la costa pacífica y

refuerzan o debilitan los efectos que pueden producir las circulaciones de macroescala

predominante. Estas brisas se deben a la diferencia de temperatura del aire, entre el

aire que está sobre el mar y el que está sobre la tierra y “se presentan especialmente a

lo largo de las costas ecuatoriales y tropicales, en donde alcanzan velocidades

máximas entre los 17 y 21 m/s, se extienden hasta 160 Km al interior del continente y

afectan una capa de unos 1.200 msnm” (Eslava, 1.993 p. 519).

Circulación valle-montaña. Esta circulación es la causante de las lluvias

orográficas, las cuales se presentan rutinariamente en toda la región Andina, Eslava,

(1.993) dice que se dan como resultado de las diferencias de temperatura entre el aire

que se encuentra situado sobre las pendientes y el que se halla sobre el centro del

valle a la misma altura, son corrientes superficiales estas se mueven hacia las

montañas en el día y en la noche hacia el valle.

3.3.3. Los sistemas de escala sinóptica. Estos sistemas tienen un cubrimiento de 1000-

2000 kilómetros en sentido longitudinal y sobre el área de su influencia generan

condiciones particulares de tiempo atmosférico, entre esta categoría encontramos

ondas del Este, ciclones tropicales, perturbaciones ondulares de la ZCIT, sistemas

sinópticos de la Amazonía, la Baja Anclada de Panamá y las vaguadas de las latitudes

medias del hemisferio norte (Oviedo, 2012).

Ondas del este. Son perturbaciones ondulatorias que se desplazan desde

regiones tropicales de oriente a occidente; con una velocidad promedio de 15-30 kph

formando parte del flujo básico de los Alisios en los niveles bajos. Estas ondas

extienden su influencia a la región caribe, en la temporada lluviosa del país,

produciendo alteraciones en el estado del tiempo a distancias de hasta 2.000 Km

34

longitud aproximadamente (aumenta la nubosidad y las precipitaciones acompañadas

de tormentas eléctricas) y cuando se intensifican pueden dar origen a huracanes, una

vez la onda ha cruzado hacia el oeste las condiciones del tiempo vuelven a la

normalidad, primando nuevamente los vientos alisios (León,Zea, & Eslava 2001).

Los ciclones tropicales. Los ciclones tropicales son sistemas de baja presión que

se observan en la zona donde actúan los alisios del noreste o del sureste; se destacan

no solo por los valores bajos que puede alcanzar la presión atmosférica, sino que

también tiene particularidades en cuanto a la intensidad de los vientos, la nubosidad de

tipo convectivo y las abundantes lluvias (León, Zea, & Eslava, 2001).

La baja anclada de panamá. Una configuración particular de la circulación

atmosférica de gran escala que se observa de marzo a junio en el norte del Pacífico,

entre Colombia y Panamá, propicia el desarrollo de un sistema ciclónico en esa región

al cual se le ha dado el nombre de Baja Anclada de Panamá (en Panamá se le conoce

como la Baja de Colombia). Este es un sistema de baja presión casi permanente en

esa época del año (por eso la palabra anclada) con intensos procesos convectivos que

propician el desarrollo de grandes conglomerados de nubes productoras de

abundantes lluvias en la región. La Baja Anclada de Panamá presenta intensificaciones

y debilitamientos a manera de pulsaciones de escala sinóptica (2-3 días), con las

cuales extiende su influencia al occidente del territorio continental colombiano

generando variaciones del tiempo atmosférico en esta región del país (Ideam, 1998).

Las vaguadas de latitudes medias del hemisferio norte. Durante el invierno del

hemisferio norte, entre diciembre y febrero, los sistemas de las latitudes medias como

vaguadas y ciclones están desplazados hacia el sur. De esta manera, la vaguadas

(parte correspondiente a una baja presión de una onda del campo bárico de las

latitudes medias) ingresan al sur y afectan el flujo de los alisios del noreste induciendo

ondulaciones (ondas inducidas en el flujo del Este) que generan condiciones de tiempo

particulares en esa época del año sobre el territorio colombiano. Cuando las vaguadas

de las latitudes medias del hemisferio norte ingresan al área del Mar Caribe, se

35

desarrollan una ondulación en los Estes y en la ZCIT de tal manera que sobre el territorio colombiano aumenta temporalmente (dos tres días) la nubosidad y las lluvias (Ideam, 1998).

Los sistemas sinópticos de la Amazonía. Los sistemas sinópticos de la

Amazonia, “juegan un papel importante en las condiciones de tiempo atmosférico en una amplia región del país, en particular de la Amazonia colombiana y la parte sur de la región Andina en donde son causa de crecientes súbitas, inundaciones,

deslizamientos” (Pabón & Correa, 2005, pág. 66)

3.3.4. Los sistemas de escala global. Son fenómenos climáticos denominados de gran escala ya que corresponden habitualmente a una expresión numérica que envuelve la complejidad de una serie de procesos físicos que se generan en la atmosfera y en el océano y dentro de cada capa propia de su interacción permitiendo cuantificar las relaciones entre las diferentes variables climáticas y los fenómenos de variabilidad climática (Oviedo, 2012).

Oscilación del sur (fenómeno del niño/ la niña). El término Oscilación del Sur se

usa dentro del contexto de variaciones climáticas a escala global. Los vientos corren superficie océano pacifico, se conocen como vientos alisios corren de este a oeste, de ecuador y Perú a Indonesia y Australia, en lo alto de la atmosfera el viento se mueve en dirección opuesta, creando un sistema de circulación de aire (llamado célula de Walker).

El océano pacifico absorbe una cantidad enorme de calor solar, ese calor aumenta la temperatura de la superficie oceánica y las aguas templadas son desplazadas hacia el oeste por los vientos alisios, esas aguas más calientes se acumulan cerca de la costa Indonesia y norte de Australiana aquí el aire cálido y húmedo se eleva y forman nubes de lluvia, esta es una de las maneras en que el movimiento de las agua afecta al clima, por eso mientras países como Perú o Ecuador permanecen secos (clima frio y seco) y

36

con temperaturas frías Indonesia y el norte de Australia reciben más calor (clima cálido y lluvioso) que determinan el clima tropical. El fenómeno del niño puede cambiar esto radicalmente, este comienza con una fuerte caída en la fuerza de los vientos alisios que corren por la superficie del océano, entonces el sistema de circulación de aire se detiene, las aguas de la superficie del océano ya no son desplazadas de este a oeste, y por tanto empiezan a moverse de américa del sur esas aguas templadas empiezan acumularse en las costas de Suramérica el aire caliente y húmedo se eleva y comienza a caer precipitaciones en Perú y Ecuador, mientras en Indonesia y Australia la temperatura de las aguas ha bajado dando paso a un clima más frío y seco incluso sequía.

El Fenómeno de la niña; esta hace que los vientos alisios soplen con una fuerza mucho mayor una masa de aire mucho más grande es desplazada hacia el oeste y por tanto hay un acumulación mayor de agua caliente en las costas de Indonesia y norte de Australia, esto resulta en una mayor cantidad y frecuencia de precipitaciones, en contraste Perú y Ecuador experimentan un climas mucho más seco e incluso hasta sequía (Mayorga, 2003).

Oscilación Madden y Julian. Según varios estudios, esta Oscilación se define

como una célula zonal de la circulación que se el Océano Indico y viaja por el Océano Pacífico en dirección este, tiene un clico que varía entre 40 y 60 días. La fase convectiva de la oscilación favorece la intensificación de las lluvias sobre el océano Indico y luego sobre el océano Pacífico, cuando se traslada hacia el oriente (Poveda, et al 2002).

Oscilación cuasibienal. Es una oscilación de largo plazo en el viento zonal y en

la temperatura de la baja y media estratósfera, presenta un periodo irregular el cual

puede variar entre 20-35 meses, esta consiste en el cambio de dirección y velocidad de los vientos, soplando una parte del ciclo vientos del este y cambiando luego a vientos del oeste en la baja estratosfera y fluctuaciones extremas en la temperatura, con una duración media de veintiocho meses (Zea, León, & Eslava, 2000).

37

Los anteriores sistemas meteorológicos de diferentes escalas y oscilaciones climáticas hacen que los periodos de lluvia como los secos se generen en determinadas localidades de Colombia.

38

4. FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA FORMACIÓN DE LOS DESLIZAMIENTOS

Una descripción sobre los agentes que actúan en la formación de los deslizamientos, es la establecida por Terzaghi (1.950) y Siddle, Jones, & Payne, (1991) en la que determinan la intervención de un conjunto de factores, variables o parámetros que contribuyen a la formación de deslizamientos.

4.1. FACTORES INHERENTES O INTRÍNSECOS.

Estos están relacionados con las condiciones intrínsecas del terreno, los cuales contribuyen a la inestabilidad de la ladera, estos pueden cambiar en una amplia escala de tiempo, algunos de estos factores son: geología, geomorfología (pendiente, morfología, morfodinámica), geotécnicos (propiedades del suelo) y cobertura vegetal (Therzaghi, 1950) y Siddle, et al; (1991).

4.1.1. Parámetros Geológicos. La Geología es un componente muy importante, pues generalmente define las características o propiedades del suelo o roca. La formación geológica determina la presencia de materiales duros o de baja resistencia, su densidad, humedad, permeabilidad y las discontinuidades pueden facilitar la ocurrencia de movimientos a lo largo de ciertos planos de debilidad (Narváez, 2007).

Los principales elementos geológicos a considerar son los siguientes:

Formación geológica. Las rocas se dividen en materiales de origen ígneo-

metamórfico o sedimentario, cada una poseen un comportamiento diferente, es por ello

que es muy importante caracteriza la geológica de la zona.

Estructura y discontinuidades. “En los suelos residuales y rocas la estratificación y las discontinuidades actúan como planos de debilidad o como conductores de

39

corrientes de agua subterránea y las características de estas pueden facilitar los movimientos” (Narváez, 2007 p. 61).

Meteorización. “La descomposición física o química produce alteraciones en la

roca o suelo, las cuales modifican substancialmente los parámetros de resistencia y permeabilidad, facilitando la ocurrencia de deslizamientos” (Narváez, 2007 p.61).

4.1.2. Parámetros Geomorfológicos. Los rasgos geomorfológicos que condicionan

eventos de remoción en masa son principalmente la topografía, pendientes de las laderas, cambios fuertes de pendientes de las laderas y la extensión y altura de las laderas. Estas características inciden en la velocidad, energía y volumen de las remociones que puedan originarse. Así también, cualquier modificación de ellos puede transformar una ladera estable en inestable y generar remociones (Popescu, 2012).

4.1.3. Parámetros Geotécnicos. Uno de los principales parámetros geotécnicos

corresponde al efecto de la degradación de la resistencia al corte, el cual representa la

modelación física del fenómeno de deslizamiento. Además los parámetros de ángulo de fricción y cohesión determinan el factor de seguridad al deslizamiento de una determinada superficie dentro del terreno. (Narváez, 2007).

4.1.4. La Erosionabilidad. Se refiere a la facilidad con la cual el suelo puede ser

desprendido y transportado en este caso por acción del agua. Existen varios tipos de erosión:

4.2. FACTORES ACTIVOS O EXTRÍNSECOS.

Conocidos también como variables detonantes, representan un estímulo externo que puede generar una respuesta casi inmediata de movilizar los materiales que conforman la pendiente (Wang & Sassa, 2003). Dentro de las principales tenemos:

40

4.2.1. Las precipitaciones. “La ocurrencia de períodos lluviosos intensos produce ascensos en los niveles piezométricos y la saturación generada implica una disminución de las tensiones capilares en los materiales que constituyen el terreno, facilitando la ocurrencia de deslizamientos” (Narváez, 2007 p. 61).

González et al. (2002) destacan que las lluvias como factores desencadenantes de remociones en masa se encuentran relacionadas con su intensidad, duración y distribución. Precipitaciones de poca intensidad en periodos prolongados de tiempo y precipitaciones de gran intensidad en periodos cortos de tiempo podrían desencadenar eventos de remociones en masa en zonas donde el escenario sea favorable para ello.

4.2.2. Sismos. Según (Suarez, 1998) Los movimientos sísmicos:

Pueden activar deslizamientos, es este caso existe el triple efecto de aumento de esfuerzo cortante, disminución de resistencia por aumento de presión de poros y deformaciones asociados con la onda sísmica; pudiéndose llegar a la falla al cortante y hasta la licuación, en el caso de suelos granulares saturados (p. 303).

4.3. LA LLUVIA COMO FACTOR DETONANTE

Los deslizamientos son el resultado de múltiples causas internas como son: la geología, geomorfología, aspectos físicos y antrópicos. Sin embargo, factores como la lluvia o un sismo son denominados como factores detonantes, los cuales son estímulos externos que generan una respuesta casi inmediata de movilizar los materiales que conforman la ladera. En el caso de la lluvia, puede deberse al rápido incremento de los esfuerzos o por la reducción de la resistencia producto de la reducción de la presión de poros negativa (Aristizabal, 2008).

En ambientes tropicales como Colombia, un alto número de estos movimientos son desencadenados por precipitaciones. Por lo que varias investigaciones en Colombia

41

han estudiado el rol de la lluvia como factor detonante (Arango, 2000; Echeverri y

Valencia, 2004; Gómez, 1990;

Mayorga, 2003; Moreno et al., 2006; Paz y Torres,

1989; Suárez, 2008; Terlien, 1997).

A nivel mundial también se reportan estudios, los cuales analizan la lluvia como factor detonante (Caine, 1980; Crosta, 1998; Crozier, 1999; Iverson, 2000; Larsen, 2008; Montgomery y Dietrich, 1994; Terlien, 1998)

La CRED (2010) en (Aristizábal, et al., 2011) presenta las estadísticas del año 2009 en el cual se presentaron 335 desastres de origen natural alrededor del mundo, que afectaron 119 millones de personas y dejaron pérdidas económicas superiores a 41.300 millones de dólares. Del total de desastres ocurridos, el 53 % corresponden a eventos de origen hidrometeorológicos que aportaron 57,3 millones de víctimas, lo cual significa un incremento del 27,4 % comparado con el año 2008. Del total de eventos hidrometeorológicos las inundaciones corresponden al 82,8 % y los movimientos en masa detonados por lluvias al 17,2 %

4.3.1. Evaluación de la lluvia como elemento detonante de deslizamientos. Para

evaluar la precipitación, como factor detonante de los deslizamientos, se pueden emplear variables como intensidad y/o duración.

Intensidad. Es la cantidad de precipitación caída en un intervalo de tiempo dado.

Se expresa como mm/día, mm/h.

Duración.

El

tiempo

transcurrido

entre

la

iniciación

y

el

término

de

la

precipitación, generalmente se expresa en minutos o días.

En estudios realizados en el país y en el mundo, han mostrado la relación que existe entre la ocurrencia de los movimientos en masa y la lluvia y también como ésta relación explica que el movimiento ocurre cuando se sobrepasan ciertos valores de precipitación, como son la cantidad y duración. (Mayorga, 2003)

42

Estos límites según Castellanos (1996) son conocidos como:

Lluvia crítica. Es el volumen de la precipitación acumulada o el valor límite para

que se presente un deslizamiento.

Duración crítica. Es el tiempo de duración necesario para que la precipitación

alcance el valor crítico.

En aplicación de la metodología para determinar la relación que hay entre la precipitación y los deslizamientos, se tienen en cuenta dos tipos de efectos principales de la precipitación: “El efecto acumulativo de la lluvia o precipitación de largo plazo y el efecto inmediato de la lluvia o precipitación de corto plazo, la cual se presenta justo antes de la ocurrencia del deslizamiento” (Mayorga, 2003 p. 57).

Brand et. al. (1984), en (Mayorga, 2003).concluyeron que la lluvia en veinticuatro horas refleja por lo general los aguaceros de corta duración y alta intensidad en Hong Kong, por lo que puede ser utilizada como uno de los parámetros de la lluvia como detonante de los deslizamientos.

En Colombia, el estudio del Ministerio de Hacienda y crédito público–Instituto Geográfico Agustín Codazzi (1996) citado en (Mayorga, 2003)., se refiere a dos tipos de precipitación que causan movimientos en masa sobre las pendientes. En algunas regiones del país es muy frecuente que se dé la precipitación de tipo convectiva térmica, esta se caracteriza por presentar tormentas o precipitaciones de gran intensidad, las cuales se asocian a movimientos superficiales de tierra (flujos de tierra y reptaciones); mientras que los deslizamientos que involucran movimientos de grandes volúmenes de material requieren de un gran volumen de agua en una duración relativamente larga que favorezca a la saturación del suelo. Estas precipitaciones son de tipo orográfico. De otra parte, es necesario evaluar las condiciones iniciales de humedad del suelo ya que el movimiento de tierra puede desencadenarse por una lluvia de intensidad insignificante si ésta se precipita en un área sometida a lluvias prolongadas

43

Según Jaramillo y Gómez, 1.975 (en Castellanos, 1.996), aun cuando no se tengan relaciones fijas entre la intensidad, duración y frecuencia de las lluvias, se han podido establecer las siguientes reglas de tipo empírico:

Las lluvias con alta intensidad cubren áreas relativamente pequeñas y son de corta duración.

Las lluvias de larga duración cubren áreas relativamente grandes y caen con una baja intensidad.

En el presente estudio se realizó la investigación de la relación de la lluvia acumulada con la ocurrencia de deslizamientos en la zona, definida dicha lluvia acumulada o de larga duración como la precipitación acumulada entre uno y noventa días anteriores a la ocurrencia del deslizamiento.

4.3.2. Lluvia acumulada como detonante de los deslizamientos. El método la lluvia crítica sirve para determinar el valor de un umbral de lluvia detonante, este consiste en analizar la lluvia acumulada para cada evento el cual debe ser aplicado de manera individual ya que las condiciones locales del suelo y el régimen de lluvias varían.(Narváez, 2007).

Para ello se realiza un análisis en el cual se establecen relaciones estadísticas de los periodos asociados con lluvias y el desarrollo de deslizamientos, se cuantifica la intensidad y duración, el propósito es pronosticar los deslizamientos una vez se presentan ciertos límites de lluvia conocidos como “umbrales”.

En lo que concierne a la relación que se da entre la lluvia acumulada y la ocurrencia de deslizamientos en Colombia, Castellanos (1996), identifica para el territorio nacional relaciones críticas entre la lluvia acumulada y la duración, con los siguientes resultados:

Las curvas de precipitación - frecuencia de cada evento, tienden a manifestar que existe una relación evidente entre los movimientos en masa y las lluvias acumuladas.

44

La cantidad de lluvia necesaria para que se genere un deslizamiento suele ser

mucho mayor en las zonas donde la precipitación anual es alta, mientras que en las regiones en las cuales la precipitación anual es baja, el volumen de precipitación es menor.

Se podría decir que la lluvia acumulada está relacionada con la lluvia anual en

forma lineal. Mientras que la relación entre la duración y la lluvia acumulada es

exponencial.

4.3.3. Lluvia de evento como factor desencadenador de los deslizamientos. La lluvia de

evento es considerada como la precipitación durante el día de la ocurrencia del deslizamiento, en esta lluvia se analizan los datos de lluvia total en veinticuatro horas ya que es de fácil disponibilidad en las estaciones de Colombia.

En cuanto a la lluvia del día evento, “previa saturación de la ladera, dada por los umbrales de lluvia acumulada, se considera importante o significativa una intensidad de por lo menos 18 mm/día” (Mayorga, 2003 p. 119).

45

5. MOVIMIENTOS EN MASA

Al reconocer la lluvia como un factor desencadenante de los deslizamientos que se manifiestan en movimientos en masa es muy propicio hablar un poco de los mismos.

Esta movilización de grandes volúmenes de materiales, hacia niveles inferiores, se realiza bajo la acción directa de la fuerza de gravedad (Juvenal, 1993). La definición más simple, bastante conocida y utilizada es la de Cruden (1991) quien define el término como el movimiento de una masa de roca, escombros o tierra ladera abajo.

Los movimientos en masa son el resultado de las condiciones naturales del terreno, tales como la geomorfología e hidrología, y las modificaciones de estas condiciones por procesos geodinámicas y actividades humanas. Dichas modificaciones activan movimientos lentos, y factores como la lluvia o un sismo detonan movimientos rápidos (Soeters y Van Westen, 1996).

5.1. CLASIFICACIÓN DE LOS MOVIMIENTOS EN MASA

La clasificación de movimientos en masa más conocida y aceptada es la de Varnes (1978) donde se utiliza como criterio principal para clasificarlos, el tipo de movimiento y el tipo de material (tabla 1). Los tipos de movimiento definidos por Varnes son: caídas, volcamientos, deslizamientos, flujos y propagación lateral. En cuanto a los materiales, dicha clasificación los divide en suelo y roca. Una gran complejidad puede surgir de la combinación de los anteriores criterios.

46

Tabla 1. Clasificación de los movimientos en masa

Tipo de movimiento

 

Tipo de materia

 
   

Roca

 

Suelo

 
   

Suelo de

Suelo de

grano

grano fino

grueso

Caídas

 

Caídas de

   

roca

Basculamiento

Basculamien

Basculamie

Basculamie

 

to de roca

nto de

nto de

 

detritos

suelos

 

Rotacional

Deslizamient

Deslizamien

Deslizamien

Deslizamiento

o

rotacional

to rotacional

to rotacional

de roca

 

de detritos

de suelo

 

Traslacional

Deslizamient

Deslizamien

Deslizamien

o

to translaciona l de detritos

to

translacional

translacional

de roca

 

de suelos

Separaciones laterales

Separación

 

Separación

Separación

lateral

de

lateral

de

lateral

de

roca

detritos

detritos

Flujos

Flujos

de

Flujos

de

Flujos

de

roca

detritos

detritos

complejos

Combinación de dos o más tipos

 

Fuente: Varnes (1978)

47

5.1.1.

Flujos. El desarrollo de estos movimientos se ve favorecido por abundante agua,

material no consolidado que se torna deslizable al saturarse, taludes de altas pendientes y una desprotección forestal del terreno. La gran mayoría de éstos, se inician por los deslizamientos que ocurren debido tanto a los aguaceros intensos como a una topografía de pendiente alta. En general, los Flujos son movimientos de material litológico de textura fina y gruesa que se desplaza a lo largo de una superficie de falla bien definida. Aunque comúnmente éstos se caracterizan por movimientos rápidos y compuestos por lodos, también pueden ser lentos y compuestos por rocas y suelos no saturados (Varnes, 1.978 en Mora, s.f).

5.1.2. Deslizamientos. De acuerdo con (Suarez, 1998)

Este movimiento consiste en un desplazamiento de corte a lo largo de una o varias superficies, que pueden detectarse fácilmente o dentro de una zona relativamente delgada (Figura 4). El movimiento puede ser progresivo, o sea, que no se inicia simultáneamente a lo largo de toda, la que sería, la superficie de falla. Los deslizamientos pueden ser de una sola masa que se mueve o pueden comprender varias unidades o masas semi-independientes (p. 16).

48

Figura 4 Partes de un deslizamiento.

Figura 4 Partes de un deslizamiento. Fuente: Varnes, 1978en Mora, s.f. denominados deslizamientos rotacionales y

Fuente: Varnes, 1978en Mora, s.f.

denominados

deslizamientos rotacionales y translacionales o planares. Esta diferenciación es importante porque puede definir el sistema de análisis y estabilización a emplearse.

vez

Los

deslizamientos

se

pueden

a

su

dividir

en

dos

subtipos

5.1.3. Deslizamiento rotacional. En un deslizamiento rotacional la superficie de falla es

formada por una curva cuyo centro de giro se encuentra por encima del centro de

gravedad del cuerpo del movimiento (Figura 5).

Figura 5. Deslizamiento rotacional.

del cuerpo del movimiento (Figura 5). Figura 5 . Deslizamiento rotacional. Fuente: Skinner y Porter, 1992

Fuente: Skinner y Porter, 1992 en Mora s.f.

49

Visto en planta el deslizamiento posee una serie de agrietamientos concéntricos y cóncavos en la dirección del movimiento. El movimiento produce un área superior de hundimiento y otra inferior de deslizamiento generándose comúnmente, flujos de materiales por debajo del pie del deslizamiento. En muchos deslizamientos rotacionales se forma una superficie cóncava en forma vertical, lo cual facilita la ocurrencia de movimientos retrogresivos. El movimiento aunque es curvilíneo no es necesariamente circular, lo cual es común en materiales residuales donde la resistencia al corte de los materiales aumenta con la profundidad. En la cabeza del movimiento, el desplazamiento es aparentemente semi-vertical y tiene muy poca rotación, sin embargo se puede observar que generalmente, la superficie original del terreno gira en dirección de la corona del talud, aunque otros bloques giren en dirección opuesta. (Suarez, 1998, p. 16-17).

5.1.4. Deslizamiento de traslación. En el deslizamiento de traslación el movimiento de

la masa se desplaza hacia fuera o hacia abajo, a lo largo de una superficie más o menos plana o ligeramente ondulada y tiene muy poco o nada de movimiento de

rotación o volteo (figura 6).

Es importante diferenciar entre los deslizamientos rotacionales y los translacionales sobretodo a la hora de aplicar o no los diversos sistemas de estabilización.

Figura 6. Deslizamiento traslacional

diversos sistemas de estabilización. Figura 6 . Deslizamiento traslacional Fuente: Skinner y Porter, 1992 en Mora

Fuente: Skinner y Porter, 1992 en Mora s.f.

50

Sin embargo, un movimiento de rotación trata de autoestabilizarse, mientras uno de traslación puede progresar indefinidamente a lo largo de la ladera hacia abajo. Los movimientos de traslación son comúnmente controlados por superficies de debilidad tales como fallas, juntas, fracturas, planos de estratificación y zonas de cambio de estado de meteorización que corresponden en términos cuantitativos a cambios en la resistencia al corte de los materiales por el contacto entre la roca y materiales blandos o coluviones. En muchos deslizamientos de traslación la masa se deforma y/o rompe y puede convertirse en flujo. Los deslizamientos sobre discontinuidades sencillas en roca se les denomina deslizamientos de bloque, cuando ocurren a lo largo de dos discontinuidades se le conoce como deslizamiento de cuña y cuando se presentan sobre varios niveles de una familia de discontinuidades se le puede denominar falla en escalera. (Suarez, 1998 p. 18).

5.1.5. Caídas. Todas las caídas se inician con un desprendimiento de suelo o roca de

una ladera muy inclinada, “a lo largo de una superficie en la que poco o ningún desplazamiento contante se desarrolla, el material desciende en caída libre, saltando o

rodando, el movimiento es muy rápido” (Cruden y Varnes, 1996 en Mora, s.f).

5.1.6. Basculamientos. Es el volteo hacia adelante (afuera) de una masa de roca o

suelo, “alrededor de un punto o eje bajo el centro de gravedad de la masa desplazada, este a veces es causado por el empuje de material localizado ladera arriba y otras veces por el agua presente en las grietas del macizo” (Cruden & Varnes, 1996 en Mora,

s.f)

5.1.7.

Propagación lateral o separaciones laterales. Es la extensión de una masa

cohesiva de suelo o roca, combinada con la subsidencia del material fracturado en un material subyacente más blando. La superficie de ruptura no es una superficie de corte intenso y el proceso es el producto de la licuefacción o flujo (extrusión) del material más blando. (Cruden y Varnes en Mora, s.f).

51

5.1.8.

Reptación. Movimiento superficial de suelos, lento y continuo, de materiales de

baja cohesión, favorecido por el agua. Según (Vargas, 1.999 en Mayorga, 2003):

Este movimiento no presenta superficie de ruptura pero sobre el terreno se desarrollan varias geoformas o características que permiten su detección, como son las rugosidades del suelo, efectos de geotropismo en los árboles, desplazamientos de cercas y morfología suavemente ondulosa con abombamientos locales. Una variedad de este movimiento es la solifluxión ( p. 51).

5.1.9. Avalanchas. Movimiento muy rápido de masas de materiales gruesos

(grandes bloques de roca y arena, con cantidades de suelo más fino como limo y arcilla, junto con agua y aire atrapado). Una amenaza grave asociada con deslizamientos y avalanchas es la formación de represas por deslizamientos, aquí se embalsa los ríos o quebradas y cuando este adquiere el volumen y energía suficiente sobrepasa y rompe el taponamiento originando el flujo de detritos o de lodo, que con frecuencia se forma en avalancha. (Mayorga, 2003 p.

52).

El efecto del agua sobre la ladera, para producir movimientos en masa, difiere según las condiciones locales de los suelos y de los procesos que originan la precipitación de cada sitio. Los diversos tipos de movimiento en masa ocurren por lluvias de diferentes características, esta investigación enfoca su análisis en los deslizamientos, aunque se presentan algunos casos de otros tipos de movimientos en masa. Con el análisis de la lluvia, asociada a los eventos históricamente ocurridos, se puede observar la diferencia entre el comportamiento de los deslizamientos y otros movimientos en masa detonados por lluvia como son por ejemplo los flujos de tierra y las reptaciones. (Mayorga, 2003 p.

52).

Movimientos complejos. Con mucha regularidad se presentan fenómenos en

remoción en masa los cuales incluyen la combinación de los

52

principales tipos y no

podrían incluirse en ninguna de las categorías descritas anteriormente ya que son un conjunto de varias de ellas. (Suarez, 1998).

Los movimientos en masa pueden clasificarse de acuerdo con el tipo de material, en los que puede involucrarse desplazamientos en roca, suelo, tierra, o residuos.

a. Roca. “Se refiere a la roca dura o firme, la cual se encontraba intacta y en su sitio antes del inicio del movimiento”. (Suarez, 1998 p. 24).

b. Suelo. Se entiende como un conjunto de partículas sueltas, no consolidadas o roca pobremente cementada o agregados inorgánicos. El suelo puede ser residual o detritus.

c. Residuos. Se designa con el nombre “Detritos” (o suelo de grado grueso) al suelo que contiene más del 20% de su material en peso con diámetro equivalente mayor a 2 mm (Suarez, 1998).

d. Tierra. Se denomina tierra o suelo fino (suelo de grado fino) al material que contiene

más del 80% de las partículas con diámetro equivalente menores de 2 mm. Se incluyen los materiales desde arenas a arcillas muy plásticas (Suarez, 1998). Un ejemplo de su clasificación por el material litológico involucrado en los movimientos tipo flujo es el siguiente: flujos de lodo, de tierras o roca, de detritos y de escombros:

Flujo en roca. De acuerdo con (Suarez, 1998) Los movimientos de flujo en roca comprenden las deformaciones que se distribuyen a lo largo de muchas fracturas grandes y pequeñas. La distribución de velocidades puede simular la de líquidos viscosos. Este tipo de movimiento ocurre con mucha frecuencia en zonas tropicales de alta montaña y poca vegetación, especialmente en la cordillera de los Andes. Se observa la relación de estos flujos con perfiles de meteorización poco profundos en los cuales las fallas están generalmente, relacionadas con cambios de esfuerzos y lixiviación, ocasionados por la filtración momentánea del agua en las primeras horas después de una lluvia fuerte. Las pendientes de estos taludes son comúnmente muy

53

empinadas (más de 45º). Su ocurrencia es mayor en rocas ígneas y metamórficas muy

fracturadas y pueden estar precedidos por fenómenos de inclinación. Estos flujos

tienden a ser ligeramente húmedos y su velocidad tiende a ser rápida a muy rápida (p.

20).

Flujo de residuos (Detritos). Por lo general, un flujo de rocas termina en

uno de residuos. Los materiales se van triturando por el mismo proceso de flujo

y se puede observar una diferencia importante de tamaños entre la cabeza y el

pie del movimiento. El movimiento de los flujos de detritos puede ser activado

por las lluvias, debido a la pérdida de resistencia por la disminución de la

succión al saturarse el material o por el desarrollo de fuerzas debidas al

movimiento del agua subterránea (Collins y Znidarcic, 1997 en Suarez, 1998 p.

20).

Flujos de Suelo. Estos “pueden ser secos y más lentos de acuerdo a la humedad

y pendiente de la zona de ocurrencia. En zonas de alta montaña y desérticas ocurren

flujos muy secos, por lo general pequeños pero de velocidades altas” (Suarez, 1998 p.

22).

Flujos de lodo. Según (Suarez, 1998):

Dentro de los flujos de tierra están los flujos de lodo, en los cuales los

materiales de suelo son muy finos y las humedades muy altas y ya se

puede hablar de viscosidad propiamente dicha, llegándose al punto de

suelos suspendidos en agua. Los flujos de lodo poseen fuerzas

destructoras grandes que dependen de su canal y velocidad. Un flujo de

lodo posee tres unidades morfológicas: un origen que generalmente es un

deslizamiento, un camino o canal de flujo y finalmente una zona de

acumulación. El origen consiste en una serie de escarpes de falla o

deslizamientos de rotación o traslación, el camino o canal es

generalmente un área estrecha, recta o una serie de canales a través del

cual fluye el material viscoso. La zona de acumulación es generalmente,

54

un área de menor pendiente en la cual el flujo pierde velocidad y forma un abanico de depositación (p. 22).

5.2.

RELACIÓN QUE EXISTE ENTRE LOS MOVIMIENTOS EN MASA Y LAS LLUVIAS

En las últimas décadas han cobrado gran importancia las investigación es orientadas hacia la predicción de movimientos en masa. Las labores de control y recuperación de áreas afectadas por deslizamientos han pasado a un segundo lugar, dando paso a metodologías y procedimientos de prevención, las cuales tienen grandes ventajas en el orden social, ya que se impide o disminuye el impacto que la ocurrencia de un desastre puede ocasionar a la población directamente afectada y desde luego considerables beneficios en el orden económico porque se ha comprobado en múltiples casos que los mecanismos de predicción son mucho menos costosos que las obras y procedimientos de corrección (Narváez, 2007).

Según Narváez (2007), el efecto contraproducente de la precipitación en la estabilidad de taludes es reconocido desde hace muchos siglos. Una de las primeras reacciones directas de la precipitación es la infiltración, esta incrementa el nivel de la superficie freática y, como consecuencia, las presiones intersticiales y el peso unitario total de la masa de suelo también aumentan. El incremento de las presiones neutras en el suelo, disminuye su resistencia al corte permitiendo las condiciones para que la masa de suelo se desestabilice; a la par, las lluvias y la consecuente infiltración, reducen la tensión capilar de manera considerable en los estratos superficiales del perfil estratigráfico y, muy posiblemente, dependiendo de la permeabilidad que presente los diferentes estratos del suelo, este condiciona la formación de niveles de agua temporales (“niveles colgados”), que simplemente se constituyen en sitios favorables para que se presenten claras superficies de falla de procesos de remoción en masa.

5.2.1. Métodos utilizados para la predicción de deslizamientos activados por lluvias.

para la

55

Una gran diversidad de métodos han sido desarrollados e implementados

evaluación de la susceptibilidad y amenaza por movimientos en masa (Dai y Lee, 2001; Guzzetti et al., 1999; Varnes, 1984) Todas estas metodologías las podemos agrupar de la siguiente manera:

Métodos Heurísticos. Cimentados en el entendimiento de expertos de los

procesos geomorfológicos que actúan sobre el terreno, Clerici et. al. (2002) en (Aristizábal y Yokota 2006).resumen estos métodos de la siguiente manera: (1) mapeo de los deslizamientos, (2) mapeo de los factores ambientales de los cuales se suponen afectan directamente e indirectamente la inestabilidad de las laderas, (3) estimación de las relaciones entre los factores y los fenómenos de inestabilidad y (4) clasificación del terreno en dominios de diferente grado de susceptibilidad de acuerdo con las relaciones detectadas anteriormente.

Estos métodos pueden presentar restricciones cuando el conocimiento del investigador sobre el área de estudio es insuficiente, lo cual puede conducir a dudosas generalizaciones. Además, se corre el riesgo de una sobrecarga de subjetividad al momento de asignar pesos a los parámetros utilizados.

Métodos Determinísticos. Habitualmente para explicar la ocurrencia de los

movimientos en masa se utiliza la combinación del análisis geotécnico para determinar las presiones de poro críticas y análisis hidrológicos para evaluar la cantidad de lluvia que es requerida para aumentar tales presiones de poco criticas (Terlien, 1998).

Métodos Estadísticos. Fundamentados en predicciones estadísticas por

combinación de variables generadoras de deslizamientos en el pasado, dentro de este grupo de métodos tenemos los modelos empíricos basados en la combinación de datos históricos y estadísticos de lluvias y deslizamientos. En cuanto a las variables para la aplicación de estos métodos tenemos: (1) lluvia total (acumulada), (2) lluvia antecedente (pre-evento); y/o (3) duración e intensidad de lluvia de evento, o la combinación de ambos. Con la anterior información se definen los umbrales considerando: (1) intensidad de la lluvia, (2) la relación duración e intensidad, (3) la

56

duración sobre un nivel de intensidad predefinido, (4) la lluvia acumulada en un cierto periodo, (5) la relación entre lluvia antecedente y lluvia diaria, (6) la relación entre la lluvia del evento y la lluvia anual promedia, (7) la relación entre lluvia acumulada y ocurrencia de deslizamientos (Guzzetti et al., 2005 en Aristizábal et al, 2010).

Las primeros acercamientos para cálculos de umbrales críticos de lluvia como detonantes de movimientos en masa fueron presentadas por Campbell (1975) y (Starkel, 1979) pero fue Caine (1980) el primero en utilizar relaciones empíricas entre la ocurrencia de movimientos en masa y las características de precipitaciones (intensidad y duración de lluvia), proponiendo umbrales de intensidad y duración a nivel mundial, (Guzzetti et al. (2008).

En la actualidad existen varias técnicas que permiten estudiar y analizar la distribución espacial de las áreas propensas a movimientos en masa y con ello la prevención de dicha ocurrencia, todas estas técnicas pueden modelarse con el apoyo de los sistemas de información geográfica (SIG) ya que son una herramienta alternativa para el análisis de áreas propensas a la inestabilidad del terreno.

Los sistemas de información geográfica (SIG) permiten desplegar y analizar los resultados a áreas inestables, mediante la superposición de capas considerándolos como capas de mapas temáticos, lo cual era una limitante para muchas de las técnicas hasta ahora empleadas, (Almazán, et al, 2009). Existen algunos ejemplos de diversidad de aplicaciones para los SIG. Entre las modelos que se apoyan en la plataforma SIG tenemos: redes neurales artificiales, Sinmap (Stability Index MAPping) y Shastab (Shallow Landsliding Stability) Hidro-sig y otros.

57

6. ÁREA DE ESTUDIO

6.1. MICROCUENCAS DEL CORREGIMIENTO DE VILLA RESTREPO

De acuerdo con (Barrios y Olaya, 2007 )

Las microcuencas de las quebradas González, El Salto y La Sierra se localizan en zona rural del municipio de Ibagué, capital del departamento del Tolima, corregimiento de Villa Restrepo (Figura 7. Ubicación general del área de estudio) y drenan un área de 853,72 hectáreas sobre los abanicos de deyección de estas quebradas, cuyas aguas confluyen al río Combeima. El centro poblado de Villa Restrepo se encuentra sobre los 1.650 msnm con una población aproximada de 200 personas (p. 58).

Figura 7. Mapa de localización del área de estudio

aproximada de 200 personas (p. 58). Figura 7. Mapa de localización del área de estudio Fuente:

Fuente: Los autores

58

La actividad económica de Villa Restrepo se basa principalmente en la producción agropecuaria y la actividad turística, importante por su capacidad abastecedora de servicios, infraestructura y equipamientos básicos. “Es el principal centro poblado del cañón del río Combeima y se destaca por tener influencia directa sobre el eje turístico que conduce al volcán nevado del Tolima y sus fuentes termales” (Barrios y Olaya,

2007).

De acuerdo con información suministrada por la alcaldía municipal de Ibagué, “funcionalmente este asentamiento cumple el papel de centro polarizador por ser cabecera de corregimiento y por ser un sitio estratégico de encuentro entre los pobladores de las veredas vecinas” (Barrios y Olaya, 2007 p. 58).

El territorio drenado por las microcuencas González, El Salto y La Sierra, se localiza entre las siguientes coordenadas planas, con origen Bogotá tabla 2:

Tabla 2. Ubicación geográfica de las Microcuencas González, El Salto y La Sierra.

Coordenas X

Coordenas Y

861.209,04

993.276,62

859.679,31

990.515,15

861.566,64

989.528,44

863.394,37

991.554,84

Fuente: Barrios y Olaya, 2007

59

Tabla 3 Microcuencas del Corregimiento de Villa Restrepo y sus respectivas áreas.

CUENCA RÍO COMBEIMA

MICROCUENCA Qda. La González Qda El Salto Qda La Sierra

ÁREA (Ha)

439,98

212,28

183,46

Fuente: Barrios y Olaya, 2007

El centro poblado de Villa Restrepo, comenzó a organizarse a partir de los años 20 del siglo pasado, teniendo como fundadores a los trabajadores de la hacienda llamada Gran Tolima. El nombre se le otorgo a este corregimiento en honor al señor Martín Restrepo quien era el dueño de la hacienda. En 1938 se inauguró la primera escuela, también se tenía una estación de policía y se comenzó a instalar el servicio de energía eléctrica.

La zona poblada comenzó a formarse alrededor del actual parque principal, conocida por sus residentes como “pueblo viejo” y a en los años 60 se inició la ocupación del área correspondiente al abanico de la microcuenca El Salto, nombrándola como “Pueblo nuevo”. (Barrios y Olaya, 2007)

Para el 27 de enero de 1.964 el corregimiento de Villa Restrepo obtuvo su Personería Jurídica por medio de la resolución 177 de 1.964, haciendo posible la inversión de dineros para realizar algunos arreglos y construir una placa polideportiva, además como dotación para la escuela, ya en 1.970 se construye el primer puesto de salud (Barrios y Olaya, 2007)

6.2. MICROCUENCAS DEL CORREGIMIENTO DE JUNTAS

Las microcuencas de las quebradas las Perlas y La Honda, se encuentran ubicadas en el área rural del municipio de Ibagué, Corregimiento de Juntas que drenan un área de 3.891 hectáreas. Los conos de escurrimiento son depósitos que descendieron por los

60

cauces del río Combeima y la quebrada Las Perlas y sus afluentes que forman superficies onduladas donde se ha asentado una parte del casco urbano del centro poblado de Juntas (Alcaldía municipal de Ibagué, 2005)

En el documento (Alcaldía Municipal de Ibagué, 2005)

El Centro Poblado de Juntas presenta una extensión de 23.75 Has., con una Población de 221 habitantes aproximadamente. (Alcaldía municipal de Ibagué, 2005). Juntas fue Inspección Departamental hasta el 30 de Septiembre de 1990 y paso a Inspección Municipal de Policía o Corregimiento 7 del Municipio de Ibagué. Entre los fundadores están los señores: Teófilo Pachón y Camilo Montes, quienes se establecieron aproximadamente en los años treinta, y en los años cuarenta llegaron los señores Roberto Díaz, Antonio Chica y la familia Chica Restrepo de Salento Quindío. Como Personaje destacado se encuentra el Guardián del Cañón del Combeima Ángel Alberto Lozano, quien es un líder comunitario y es el fundador del Museo Veredal de Juntas. El desarrollo económico del Corregimiento de Juntas, está conformado por tres sistemas de producción: el agrícola, ganadero y el turismo (p.110).

Tabla 4. Microcuencas del Corregimiento de Juntas y sus respectivas áreas.

CUENCA RÍO COMBEIMA

MICROCUENCA Qda. Las Perlas Qda. La Honda.

ÁREA (Ha)

3.194

697

Fuente: (Documento Conpes 3570, 2009)

6.2.1. Susceptibilidad a remociones en masa en las microcuencas del área de estudio. Las microcuencas de las quebradas González, El Salto y La Sierra presentan escenarios favorables para la ocurrencia de fenómenos de remoción en masa, dadas

61

las características de susceptibilidad asociados al régimen hidroclimatico, material litológico aflorante, las altas pendientes (escarpadas a muy escarpadas) y a procesos resultantes de la intervención antrópica. En general las anteriores microcuencas han sido afectadas por movimientos en masa de gran magnitud e intensidad, haciendo cada vez más expuestos a los asentamientos humanos. Dichos eventos son comúnmente desencadenados como resultados de las fuertes lluvias con concomitancia de características intrínsecas susceptibles (Barrios y Olaya, 2007).

Las microcuencas del centro poblado de Juntas presentan una situación similar, pues en algunas áreas de las microcuencas se presentan zonas potencialmente inestables de acuerdo con factores condicionantes (altas pendientes, intervención antrópica, óptimo pluviométrico, deformaciones geomecánicas, y zonas de debilidad o de falla) los cuales hacen a las laderas susceptibles a los movimientos en masa (Alcaldía Municipal de Ibagué, 2005).

6.2.2. Estaciones meteorológicas en el área de estudio. Para el desarrollo de esta investigación, los datos de precipitación se tomaron de la red meteorológica del Ideam. Para ello se seleccionaron los datos pluviométricos de cada una de las estaciones, teniendo en cuenta criterios como: cercanía a la cuenca del río Combeima, consistencia de la información y longitud mínima de las series de 16 años (Tabla 5). Dicha información corresponde a datos de estaciones de tipo pluviométricas (PM) climatológica ordinaria (CO), pluviografica (PG) y sinóptica secundaria (SS).

Tabla 5. Estaciones representativas del área de estudio.

Nombre

de

Código

Localización geográfica

Tipo

de

la estación

estación

 

Coordenadas

Coordenadas

X

Y

Aeropuerto

2124504

881.130.753

981724.05

SS

Nombre

de

Código

Localización geográfica

Tipo

de

la estación

estación

 

Coordenadas

Coordenadas

X

Y

Cajamarca

2121510

850.477.269

983028.89

CO

El Darien

2121016

863.837.672

985.789.286

PG

El palmar

2121022

861.484.776

998.340.937

PG

El placer

2121011

866.776.794

991.787.538

PG

El secreto

2121008

865.421.617

988.865.229

PG

La

2121012

PG

esmeralda

871.040.759

988.462.296

Las Juntas

2121002

861.927.249

995.707.014

PG

Pastales

2121003

864.228.256

990698.23

PG

Perales hato

2124501

887.897.882

980.939.705

CO

San Juan

2124003

889.255.423

994.133.585

PM

Santa Isabel

2124004

886.550.344

1.011.561.305

PM

Fuente: Ideam 2011

63

7. METODOLOGÍA

Para alcanzar los objetivos propuestos en la presente investigación se desarrollaron las

siguientes etapas metodológicas:

7.1. ETAPA 1. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA Y SELECCIÓN DE EVENTOS

Revisión bibliográfica donde se realizó una recopilación bibliográfica y el estudio

de las investigaciones es que exponen metodologías empleadas para establecer las

relaciones entre la lluvia y los deslizamientos.

Recopilación, evaluación y sistematización de los deslizamientos causados por

lluvia, ocurridos en los Corregimiento de Juntas y Villa Restrepo.

Selección de eventos representativos a estudiar, para ello se tuvo en cuenta su

ubicación espacio-temporal, es decir, que tuviera la fecha (día/mes/año) como la

localización exacta del fenómeno (coordenadas geográficas y/o cartesianas), y tipo de

movimiento.

Ubicación y espacialización de los eventos seleccionados y distribución de las

estaciones meteorológicas. Para ello teniendo las coordenadas de los eventos como la

de las estaciones se procedió a generar el mapa correspondiente en el software

ARCGIS 9.3.

7.2.

ETAPA 2. PREPROCESAMIENTO DE DATOS DE PRECIPITACIÓN

7.2.1.

Análisis de doble masa. (Para el análisis de la lluvia se trabajó en una escala

temporal con registros de lluvia diaria.) El primer paso para la evaluación espacial de la

precipitación es verificar que las observaciones son consistentes, o sea, que la estación

haya permanecido durante el período de observaciones en las mismas condiciones sin

64

cambiar el instrumental o las condiciones del predio no se alteraran significativamente, y no existan errores sistemáticos de medición (CAZALAC/PHI/UNESCO, s.f p. 11).

Para esta verificación se empleó el método de doble masa o doble acumulada (CDA) o Método de Doble Masa (MDM). “Este método se debe aplicar para detectar errores sistemáticos en regiones homogéneas, definidas en este caso por el mismo régimen pluviométrico”. (CAZALAC/PHI/UNESCO, s.f p. 11)

Este método requiere para su utilización, contar con una estación pluviométrica confiable o patrón la cual se contrasta gráficamente con una estación cuyos registros merecen la duda de que pueda existir algún nivel de error sistemático. Así, para realizar el contraste gráfico, es necesario graficar en un plano cartesiano, estación patrón y la estación a evaluar; la primera define sus valores en el eje x, y la segunda en el eje de las y. (CAZALAC/PHI/UNESCO, s.f p. 11).

Para ello se tuvieron en cuenta los siguientes criterios:

Se seleccionaron grupos de es estaciones con valores de altitud cercanos:

Grupo 1: Las Juntas, El Placer, La Esmeralda, El Darién, El Palmar, Cajamarca, San Juan y Santa Isabel, Grupo 2: Pastales y el Secreto y Grupo 3: Aeropuerto perales y perales hato.

Para grupos de dos estaciones (Grupo 2 y 3) no es necesario definir una estación

patrón, en tal caso grafica la lluvia diaria acumulada de una estación en función de la otra. Para grupos de más de dos estaciones (Grupo 1), la estación patrón se asumió

como una estación virtual equivalente al promedio de los valores de lluvia diaria acumulada de las estaciones del grupo.

7.2.2. Estimación de datos faltantes. Es frecuente encontrar que existen registros faltantes de lluvia en las series, esto puede deberse a que no hay una constancia en la

65

revisión de los datos (por parte del sistema de monitoreo), a fallas en los instrumentos

o accidentes naturales.

“Por ello, se deben utilizar métodos de relleno o complementación de

datos faltantes, los cuales se basan en suponer que existe una estructura

de dependencia espacial que permite, para cada intervalo de tiempo,

completar el valor faltante con información regional”.

(CAZALAC/PHI/UNESCO, s.f p. 16).

En esta investigación se empleó el método complementación por promedios vecinales

el cual considera una disposición espacial de tipo triangular y requiere de tres

estaciones (estaciones con datos completos A, B, C) para estimar la precipitación en la

estación que tiene información faltante (estación con datos incompletos X). Los

cálculos se realizaron con el software MATLAB R2010b.

Para ello se aplicó la siguiente ecuación:

PX = Pmed X * (PA / PmedA+ PB / Pmed B+ PC / Pmed C)) / 3

Donde: Pmed X, PmedA, Pmed B, Pmed C = es el valor normal o promedio de las

precipitaciones anuales registradas en A, B, C, y X durante un período común

suficientemente largo (años).

PA, PB, PC = precipitaciones en las estaciones A, B y C durante el período que falta en

X. (Lobo L, s.f, p. 18).

7.2.3. Análisis de estacionariedad e independencia. Dos supuestos básicos inherentes

al análisis de frecuencias son la estacionariedad en el periodo de observación de los

datos, y que los datos en una estación específica son serialmente independientes.

Análisis de estacionariedad. El criterio de estacionariedad implica que los datos

deben estar libres de tendencia durante el periodo de observación y que sus

propiedades estadísticas no cambian a lo largo de la serie temporal. Una serie de

66

tiempo de datos hidrológicos, se dice estrictamente estacionaria, solo si sus propiedades estadísticas (media, varianza y momentos de orden superior) no son afectados por la elección del momento de origen de la serie de datos (Dahmen & Hall, 1990) Para abordar este criterio se utilizó la siguiente alternativa.

Test de Mann-Kendall. El test de Mann-Kendall es un test no paramétrico,

estadísticamente basado en el ranking (o número de orden) de dos variables y puede ser utilizado para tendencias en series de tiempo de datos hidrológicos (CAZALAC/PHI/UNESCO, s.f). Para cada estación se realizó el test de Mann-Kendall para probar a hipótesis de estacionariedad, (se utilizó un programa hecho en Matlab) procedimiento para realizar el anterior test es el siguiente:

Los valores de los datos se evalúan como una serie de tiempo ordenado.

Cada valor de datos se compara con todos los valores de los datos siguientes.

El valor inicial del estadístico de Mann-Kendall, S, se supone que es 0 (cero, o sea que no existe una tendencia)

Si el valor de datos de un periodo de tiempo es mayor, que un valor de datos de un periodo anterior, S se incrementa en 1.

Si el valor de datos de un periodo de tiempo posterior es menor que el valor de

datos muestreados antes, S se disminuye en 1.

El resultado neto de estos incrementos y disminuciones se obtiene el valor final

de S.

Sea x1, x2,…. Xn

representa n puntos de datos donde xj representa el punto de

datos ahora. La ecuación del estadístico de Mann-Kendall (S) se representa así:

x j representa el punto de datos ahora. La ecuación del estadístico de Mann-Kendall ( S

Donde:

67

Un valor positivo de S es un indicador de una tendencia creciente, y un valor negativo muy bajo indica tendencia a la baja.

Sin embargo es necesario para calcular la probabilidad asociada a la S y el

tamaño de la muestra, n, para cuantificar estadísticamente la significancia de la tendencia, la ecuación usada para realizar el procedimiento del test es el siguiente: 1. Calcular S como se describió en la ecuación anterior, 2. Calcular la varianza de S, VAR (S), por la siguiente ecuación:

la varianza de S, VAR (S), por la siguiente ecuación: Donde n es el número de

Donde n es el número de puntos dados, g es el número de grupos vinculados (un grupo de atado es un conjunto de datos por ejemplo que tienen el mismo valor) y p es el número de puntos de datos en la p th grupo.

Calcular el estadístico de prueba normalizado Z de la siguiente manera:

estadístico de prueba normalizado Z de la siguiente manera:  Calcular la probabilidad asociada a esta

Calcular la probabilidad asociada a esta prueba estadística normalizada. La

función de densidad de probabilidad para una distribución normal con una media de 0 y

una desviación estándar de 1 viene dada por la siguiente ecuación:

estándar de 1 viene dada por la siguiente ecuación:  La tendencia se dice que es

La tendencia se dice que es decreciente si Z es negativo y la probabilidad calculada es mayor que el nivel de significancia. La tendencia se dice que es cada vez mayor si el Z es positivo y la probabilidad calculada es mayor que el nivel de significancia. Si la probabilidad calculada es menor que el nivel de significancia, no hay

68

una tendencia. (Khambhammenttu, 2005). Para aplicar este test se tuvo en cuenta un nivel de significancia de 0.05.

7.2.4. Análisis de correlación serial (autocorrelación). Para probar el criterio de autocorrelacion el cual se refiere a la independencia de los datos de la serie de tiempo (Dahmen y Hall, 1990), se empleó el siguiente test:

El test de autocorrelacion, busca medir la correlación que existe entre un valor de la serie temporal medido en el tiempo t y otro valor medido en el tiempo t-m. (Donde m es el número de desfases). El coeficiente de correlación serial con desfase 1 (r1) se calculó con la expresión:

R1 = \sum_{i=1}_{n-1}{(x_i-\bar(x))*(x_{i+1}-\bar(x))} / \sum_{i=1}_n{(x_i-\bar(x))}

Donde, x_i es una observación, x_{i+1} es la observación siguiente, \bar(x) es la media de la serie temporal, y n es la longitud de la serie.

Luego de calcular rm, se acepta que hay independencia en la serie si rm se encuentra entre los límites de Andesron (1941) con un nivel de significancia de 0.05:

L_i={-1-1.96*(n-2)^0.5/(n-1)}

L_s={-1+1.96*(n-2)^0.5/(n-1)}

7.3. ETAPA 3. INTERPOLACIÓN ESPACIAL DE LA PRECIPITACIÓN

El objetivo de esta etapa de la metodología es estimar la precipitación diaria en los puntos en donde se han identificado los deslizamientos. Para ello utilizamos procedimientos de interpolación la cual predice valores para las celdas de un raster a partir de una cantidad limitada de puntos de datos de la muestra, es decir, que se puede utilizar para determinar valores desconocidos en cualquier punto geográfico. En este estudio se trabajó con tres métodos de interpolación espacial:

69

7.3.1. Método de polígonos de Thiessen. Este método requiere además de la información pluviométrica, la ubicación espacial que tiene cada estación dentro o en la periferia de la cuenca para poder proceder a su aplicación, identificando así el área de influencia de cada pluviómetro y/o pluviógrafo.

De esta manera se forman triángulos entre las estaciones más cercanas uniéndolas con segmentos rectos sin que estos se corten entre si y tratando que los triángulos sean lo más equiláteros posibles.

A partir de allí se trazan líneas bisectoras perpendiculares a todos los lados de los triángulos, las que al unirse en un punto común dentro de cada triángulo conforma una serie de polígonos que delimitan el área de influencia de cada estación. El área de influencia de cada estación considerada “Polígono” está comprendida exclusivamente dentro de la cuenca.

Se supone que cada estación es representativa del área del polígono que la encierra, de manera que la precipitación media de la superficie limitada por cada polígono es la que se registra en la estación meteorológica correspondiente

Figura 8. Trazado de los polígonos de Thiessen

correspondiente Figura 8 . Trazado de los polígonos de Thiessen Fuente: www.google/imágenes/Poligonos de Thiessen 70

Fuente: www.google/imágenes/Poligonos de Thiessen

70

Si se denomina por Si, a la superficie de influencia que tiene estipulada una estación i, para un periodo de tiempo j, el valor medio de la precipitación de del área como conjunto se determina con la siguiente ecuación:

área como conjunto se determina con la siguiente ecuación: Donde: Pmj= precipitación media del área de

Donde:

Pmj= precipitación media del área de estudio, en el tiempo j (mm).

Si= superficie de influencia de la estación i (Km).

Pij= precipitación de la estación i en el tiempo j (mm).

7.3.2. Método del Inverso de la distancia ponderada (IDW). La interpolación mediante distancia inversa ponderada determina los valores de celda a través de una combinación ponderada linealmente de un conjunto de puntos de muestra. La ponderación es una función de la distancia inversa. La superficie que se interpola debe ser la de una variable dependiente de la ubicación.

Este método propone que la variable que se representa cartográficamente disminuye su influencia a mayor distancia desde su ubicación de muestra.

El método IDW está basado principalmente en la inversa de la distancia elevada a una potencia matemática. El parámetro Potencia le permite controlar la significancia de puntos conocidos en los valores interpolados basándose en la distancia desde el punto de salida. Es un número real positivo y su valor predeterminado es 2.

71

Figura 9. Interpolación por IDW

Figura 9 . Interpolación por IDW Fuente: www.google/imágenes/Interpolacion IDW Al definir un valor de potencia más

Al definir un valor de potencia más alto, se puede poner más énfasis en los puntos más cercanos. Entonces, los datos cercanos tendrán más influencia y la superficie tendrá más detalles (será menos suave). A medida que aumenta la potencia, los valores interpolados comienzan a acercarse al valor del punto de muestra más cercano. Al especificar un valor más bajo de potencia, los puntos circundantes adquirirán más influencia que los que están más lejos, lo que resulta en una superficie más suave.

Debido a que la fórmula de IDW no está relacionada con ningún proceso físico real, no hay forma de determinar que un valor de potencia en particular es demasiado grande. Como guía general, una potencia de 30 se considera extremadamente grande y su uso

sería cuestionable. Si las distancias o el valor de potencia son grandes, los resultados

incorrectos.

pueden

ser

potencia son grandes, los resultados incorrectos. pueden ser

0/) Este método contiene la siguiente ecuación:

72

Dónde:

X0 es el valor de lluvia interpolada en el punto 0

n

es el número total de estaciones usadas para interpolar

j

es una estación de precipitación dada

X j es el valor de precipitación de la estación j

do j es la distancia entre la estación j y el punto 0 que se está interpolando j

7.3.3. Método IDW con corrección por la altura sobre el nivel del mar (IDWc)

Este método es el mismo que el IDW, solo que la interpolación se realiza con la

siguiente expresión:

la interpolación se realiza con la siguiente expresión: Dónde: X 0 es el valor de lluvia

Dónde:

X0 es el valor de lluvia interpolada en el punto 0

j es una estación de precipitación dada

n es el número total de estaciones usadas para interpolar

j es el valor de precipitación de la estación j

X

β es un parámetro que controla el efecto de la diferencia de alturas en la interpolación

zj es la altura sobre el nivel del mar de la estación j

zo es la altura sobre el nivel del mar del punto interpolado

do j es la distancia entre la estación j y el punto 0 que se está interpolando j

Como la variabilidad espacial de la lluvia es muy difícil de comprender y modelar, más

aún en el caso de la cuenca del río Combeima donde la cantidad de estaciones

meteorológicas es muy reducida y su ubicación no es representativa de toda la cuenca.

73

Con base en la información de precipitación disponible en la zona, se evidencia una probable relación positiva de la lluvia con la altitud hasta un valor umbral (optimo pluviométrico) a partir del cual, la lluvia tiende a disminuir con la altitud. (Figura 10)

Figura 10 Relación de la precipitación con la altura en la cuenca Combeima

de la precipitación con la altura en la cuenca Combeima Fuente: Los autores 7.3.4. Generación de

Fuente: Los autores

7.3.4. Generación de mapas de lluvia. Se realizó la interpolación espacial de la precipitación diaria, por los tres métodos descritos en el ítem anterior como son:

Polígonos de Thiessen, IDW e IDWc, y como resultado se obtuvo 17.532 mapas con series de precipitación diaria desde el año 1990 al 2005.

Validación cruzada. Una vez realizado el proceso de interpolación por los anteriores métodos, se procedió a realizar la validación cruzada, la cual permite dividir una estructura de datos en secciones y probar de forma iterativa los modelos para cada sección de datos. Esto permite determinar qué tan bien funciona cada método de interpolación.

7.4. ETAPA 4. CÁLCULO DE LOS UMBRALES DE LLUVIA O LLUVIA CRÍTICA

Para conocer la lluvia crítica que desencadena los deslizamientos para los diferentes eventos analizados (fecha, duración y periodo de retorno) se hizo necesario analizar el

74

comportamiento de la precipitación diaria, los datos fueron obtenidos de los registros de las estaciones meteorológicas que tienen influencia o que están cercanas a los eventos seleccionados, este análisis se realizó empleando tres métodos de interpolación: Polígonos de Thiessen, Inverso de la distancia ponderada (IDW) e IDWc para cada uno de los eventos de deslizamientos seleccionados.

7.4.1. Cálculo de la lluvia acumulada para los eventos del estudio. Con los datos de lluvia (5.844 datos de lluvia calculados por cada uno de los tres métodos de interpolación empleados) estimados en la etapa 5.3, se tomó la fecha del evento y se extrajo el valor de la celda para los 90 días anteriores a la ocurrencia del deslizamiento, incluyendo el día del evento. Luego, se realizaron las sumas acumuladas regresivas iniciando desde el día en que ocurrió el deslizamiento hasta noventa días anteriores a este. El cálculo se hizo con la lluvia estimada con cada uno de los tres métodos de interpolación (Thiessen; IDW; e IDWc).

7.4.2. Determinación del período de retorno. Para ello, se calcularon los valores máximos acumulados de precipitación (lluvia diaria acumulada máxima para cada año y duraciones de 1 a 90 días) obtenida con cada método de interpolación, dichas series de máximos se ajustaron a una función de distribución de valores extremos, este procedimiento se realizó utilizando el software MATLAB R2010b, realizando ajustes para las siguientes funciones de distribución: Gumbel (GEV tipo I), GEV tipo II y tipo III, Pearson III, Logpearson III, Exponencial y Lognormal. Estos ajustes se realizaron a cada método de interpolación (Thiessen; IDW; e IDWc). El valor de ajuste corresponde al Error estándar de ajuste (EE), la función de distribución con menor EE promedio para las 90 duraciones de lluvia fue seleccionada como la CDF de mejor ajuste. EE se calculó según la siguiente expresión:

duraciones de lluvia fue seleccionada como la CDF de mejor ajuste. EE se calculó según la

Donde

75

N: tamaño de la muestra P: número de parámetros de la función de distribución Observado: lluvia máxima interpolada para un nivel de agregación temporal dado y una probabilidad empírica de no excedencia dada Simulado: lluvia máxima simulada por la función de distribución para un nivel de agregación temporal dado y una probabilidad empírica de no excedencia dada.

7.4.3. Determinación de los umbrales de lluvia detonante de deslizamientos. Para estimar los umbrales de lluvia desde un enfoque bayesiano se definieron las siguientes probabilidades:

P(A) = Probabilidad de que ocurra un deslizamiento sin importar si ocurre o no una lluvia B

P(B) = Probabilidad de excedencia de una lluvia B sin importar si ocurre o no un deslizamiento

P(B|A) = Probabilidad de excedencia de una lluvia de magnitud B cuando ocurre un deslizamiento

P(A|B) = Probabilidad de que ocurra un deslizamiento dado un evento de lluvia B

Este enfoque metodológico estima la probabilidad de que una lluvia de magnitud B genere un deslizamiento, por lo que condiciona la probabilidad de ocurrencia de un deslizamiento a la probabilidad de excedencia de una lluvia de magnitud B. Ya que claramente la probabilidad de que ocurra un deslizamiento no necesariamente es igual a la probabilidad de excedencia de una lluvia de magnitud B.

La probabilidad de que ocurra un deslizamiento sin tener en cuenta la ocurrencia de lluvia se expresa así:

76

P(A)= N_d/N_rank

Donde, N_d es el número de años en los que se observaron deslizamientos y N_rank es el número total de años de observación.

La probabilidad de excedencia de una lluvia de magnitud B se calcula con la función de distribución de valores extremos de mejor ajuste:

P(B)=1-CDF(B)

La probabilidad de excedencia de una lluvia de magnitud B cuando ocurre un deslizamiento se estimó mediante la expresión:

P(B|A) = N_ll,d/N_d

Donde, N_ll,d es el número de lluvias diarias acumuladas antecedentes a los deslizamientos que exceden una lluvia de magnitud B, la cual está asociada a la probabilidad P(B), y N_d es el numero de deslizamientos observados.

Finalmente, la probabilidad de que ocurra un deslizamiento dado un evento de lluvia con probabilidad de excedencia P(B) es:

P(A|B) = P(B|A) P(A) / P(B)

7.5. ETAPA 5. RELACIÓN DE LLUVIA DIARIA ACUMULADA CON VARIABLES

TOPOGRÁFICAS DEL TERRENO.

Se analizó la relación de la lluvia acumulada antecedente a cada deslizamiento (para 3, 15, 30, 60 y 90 días de lluvia acumulada) con las siguientes características topográficas del terreno: Altitud, Derivadas parciales de primer y segundo orden de la Altitud (fx, fxx, fxy, fy, fyy), Orientación de pendiente, Curvatura (de Perfil, Tangencial), Pendiente, e

77

Índice Topográfico de Humedad. Las cuales fueron calculadas a partir de un modelo de elevación digital con resolución espacial de 92.76 metros.

7.5.1. Altitud. Representa la elevación de cada unidad de discretización del terreno con

respecto al nivel del mar, en este trabajo se representa con el símbolo z i,j (Altitud en la columna i y fila j), y se expresa en metros con una resolución espacial de 92.76 x 92.76

m 2 .

7.5.2. Derivadas parciales de la elevación: Se expresan así para la celda ubicada en la

columna i y fila j:

así para la celda ubicada en la columna i y fila j : Y, se discretiza

Y, se discretiza como se presenta a continuación:

Ventana de cálculo: tabla de 3 celdas de lado. En la cual, la celda central es objeto de cálculo de las derivadas parciales, según la siguiente malla:

de las derivadas parciales, según la siguiente malla: f x : Es la derivada parcial de

fx: Es la derivada parcial de primer orden de la altitud con respecto al este, y se expresa de manera discreta mediante:

respecto al este, y se expresa de manera discreta mediante: f xx : Es la derivada

fxx: Es la derivada parcial de segundo orden de la altitud con respecto al este, y se expresa de manera discreta mediante:

78

f xy : Es la derivada cruzada de segundo orden, y se expresa de manera

fxy: Es la derivada cruzada de segundo orden, y se expresa de manera discreta mediante:

de segundo orden, y se expresa de manera discreta mediante: f y : Es la derivada

fy: Es la derivada parcial de primer orden de la altitud con respecto al norte, y se expresa de manera discreta mediante:

respecto al norte, y se expresa de manera discreta mediante: f yy : Derivada parcial de

fyy: Derivada parcial de segundo orden de la altitud con respecto al norte, y se expresa de manera discreta mediante:

respecto al norte, y se expresa de manera discreta mediante: Donde, 7.5.3. Pendiente. La pendiente (γ)

Donde,

al norte, y se expresa de manera discreta mediante: Donde, 7.5.3. Pendiente. La pendiente (γ) representa

7.5.3. Pendiente. La pendiente (γ) representa la relación entre la tasa de cambio vertical y horizontal, y se puede expresar en grados así:

vertical y horizontal, y se puede expresar en grados así: 7.5.4. Orientación de pendiente. La orientación

7.5.4. Orientación de pendiente. La orientación de la pendiente (α) representa la dirección de la pendiente en grados, con respecto a una tasa de cambio máxima desde cada celda hacia las celdas vecinas en la ventana de cálculo. Aumenta en sentido contrario a las manecillas del reloj: Norte es 90 grados, Oeste es 180 grados, Sur es

79

270 grados y Este es 360 grados. El valor de orientación de pendiente igual a 0 se usa para indicar una orientación indefinida en áreas planas. α se calcula así:

7.5.5. Curvatura.

en áreas planas. α se calcula así: 7.5.5. Curvatura.  Curvatura de perfil : representa la

Curvatura de perfil: representa la curvatura en la dirección de la pendiente y refleja el cambio de pendiente en dicha dirección. Se expresa así (m -1 ):

en dicha dirección. Se expresa así (m - 1 ): Donde,  Curvatura tangencial: representa la

Donde,

en dicha dirección. Se expresa así (m - 1 ): Donde,  Curvatura tangencial: representa la

Curvatura tangencial: representa la curvatura en dirección perpendicular a la dirección de la pendiente, y refleja el cambio en la orientación de la pendiente. Se expresa así (m -1 ): (Neteler & Mitasova, 2008)

expresa así (m - 1 ): (Neteler & Mitasova, 2008) 7.5.6. Índice Topográfico de Humedad. Según

7.5.6.

Índice Topográfico de Humedad. Según Grube & Peckham en (Leiva, 2012) este

índice consiste en definir la tendencia de una celda a acumular agua. Está relacionada con la humedad del suelo y refleja la tenencia de este a generar escorrentía: relaciona la dirección y acumulación de flujo, representadas por el área de captación o área drenaje acumulado (α i ) con la pendiente del terreno (β). Este índice se calcula con la

expresión:

terreno ( β ). Este índice se calcula con la expresión: Donde, α i es el

Donde, αi es el área de acumulación de flujo en la celda i

80

βi

es la pendiente local en la celda i

Para estudiar la relación de la lluvia diaria acumulada con los anteriores atributos topográficos del terreno, se utilizaron como medidas de similaridad las correlaciones de Spearman, Kendall y Pearson.

81

8. RESULTADOS Y ANÁLISIS

8.1. SELECCIÓN DE EVENTOS

Se realizó una recopilación y sistematización de los deslizamientos que ocurrieron en el área de estudio; se encontraron 99 deslizamientos entre 1959 y 2007 en toda la cuenca del río Combeima, de los cuales 13 deslizamientos ocurrieron en Villa Restrepo y 12 en Juntas, de estos fueron descartados 13 eventos por carecer de información base como localización y fecha de ocurrencia.

Finalmente quedaron seleccionados 12 eventos, los que se encuentran en la zona de estudio (Juntas y Villa Restrepo) y cumplieron con las anteriores condiciones (Tabla 6 y Figura 11).

Tabla 6. Eventos seleccionados para el área de estudio (Juntas y Villa Restrepo)

 

Fecha

Tipo de movimiento

Fecha

Tipo de movimiento

 

02

Septiembre

Deslizamiento,

 

10

Febrero

Deslizamiento,

 

1991

represamiento

1995

represamiento

del

rio

quebrada

 

Combeima

11

Diciembre

 

20

Febrero

Caída de roca y suelo

 

1992

1995

05

Marzo

Caída

de

rocas

y

04

Junio

Deslizamiento

 

1993

flujo

1996

 

11

Julio 1993

 

05

Junio

Deslizamiento,

 
 

1996

represamiento quebrada

21

Septiembre

 

04

Julio

Complejo

(rotacional,

1993

1996

flujo)

82

08

Febrero

Deslizamiento,

14

Julio

Deslizamiento

1995

represamiento

del

2003

rio Combeima

Fuente: Los autores

Figura 11: Ubicación espacial de eventos y estaciones meteorológicas.

Ubicación espacial de eventos y estaciones meteorológicas. Fuente: Los autores 8.2. PREPROCESAMIENTO DE DATOS DE

Fuente: Los autores

8.2. PREPROCESAMIENTO DE DATOS DE PRECIPITACIÓN

8.2.1. Análisis de consistencia. Una vez realizado este análisis a los 3 grupos de estaciones por el método de doble masa: se observó que al comparar los acumulados de cada estación con el promedio de todas ellas se observa que en todos los casos la

83

pendiente tiende a ser constante, es decir, se presenta una relación lineal entre los valores acumulados. Por tanto no se observan errores sistemáticos en alguna de las estaciones, (Estación Juntas, San Juan, Perales hato, Aeropuerto Perales) (Figura 12).

Figura 12. Análisis de consistencia de grupo 1: Juntas, Placer, Esmeralda, Darien, Palmar, Cajamarca, San juan, Santa Isabel

Esmeralda, Darien, Palmar, Cajamarca, San juan, Santa Isabel Fuente: Los autores Se puede observar que en

Fuente: Los autores

Se puede observar que en la figura 13 se presenta un ligero quiebre en cerca a los 10000 días en la estación pastales, este cambio en la pendiente representa un posible cambio en el error sistemático de medición de alguna de las dos estaciones comparadas, probablemente por el cambio del instrumento de medición de la lluvia, cambio en la ubicación del instrumento o variación en las condiciones periféricas del lugar de medición o un cambio del observador que afecta la lectura. Debido a que la correlación total entre las dos estaciones es muy alta (Pearson=0.98), además el tamaño de la muestra es pequeño (15 años), se decidió mantener la información de ambas estaciones para el análisis de umbrales.

84

Figura 13. Análisis de consistencia de grupo 2: Pastales y el Secreto.

Análisis de consistencia de grupo 2: Pastales y el Secreto. Fuente: Los autores La figura 14

Fuente: Los autores

La figura 14 se puede ver claramente como los puntos se alinean en una recta de pendiente única, esto debido a que las dos estaciones presentan registros de precipitación confiables.

Figura 14. Análisis de consistencia de grupo 3: Aeropuerto perales y perales hato.

confiables. Figura 14 . Análisis de consistencia de grupo 3: Aeropuerto perales y perales hato. Fuente:

Fuente: Los autores

85

8.2.2. Análisis de tendencia e independencia. Una vez aplicado el test de Mann- Kendall para cada estación, los resultados de estos cálculos indicaron que se puede aceptar que las series de todas las estaciones no tienen tendencia, por lo tanto se acepta que no hay tendencia con un nivel de significancia del 0.05 (Tabla 7).

Tabla 7. Resultados estadístico Mann-Kendall (Z) en cada estación

Estación

Z

α

Aeropuerto

1.9392

0.05

Cajamarca

0.6955

0.05

Darien

0.8134

0.05

Esmeralda

0.9471

0.05

Juntas

1.1795

0.05

Palmar

1.6685

0.05

Pastales

-1.2278

0.05

Perales Hato

-0.0702

0.05

Placer

-0.7506

0.05

San Juan

1.4342

0.05

Santa Isabel

0.8367

0.05

Secreto

0.6164

0.05

Fuente: Los autores

Por medio del test de autocorrelación se comprobó la independencia de las series temporales con desfases de un día hasta 20 días. Debido a que la muestra es tan grande (5844) el nivel de significancia es pequeño para aceptar la hipótesis nula (la autocorrelación es cero), sin embargo, todos los valores de autocorrelación tienden a cero y se acepta que las series no están autocorrelacionadas con desfases desde un día hasta 20 días (Figura 15).

86

Figura 15. Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20 desfases diarios

15 . Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20 desfases
15 . Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20 desfases
15 . Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20 desfases
15 . Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20 desfases
15 . Autocorrelación de las series de lluvia diaria para las 12 estaciones y 20 desfases

Fuente: Los autores

87

8.3.

INTERPOLACIÓN ESPACIAL DE LA PRECIPITACIÓN

La interpolación se realizó para cada día obteniéndose 5.844 por cada método (Thiessen, IDW, IDWc), en total serian 17.532 mapas obtenidos por los tres métodos para registros de precipitación comprendidos entre el periodo de 1990 a 2005 ya que corresponden a las series más completas existentes.

8.3.1. Validación cruzada. La validación cruzada se ha realizado en cuatro estaciones (Pastales, Juntas, Placer y Palmar) a dos de tres de los métodos de interpolación, empleando como índice de ajuste el coeficiente de correlación de Pearson (r). Los métodos Inverso de la distancia al cuadrado (IDW) e IDWc, arrojaron como resultado que son muy similares en cuanto a los resultados de las validaciones (Tabla 8).

Tabla 8. Resultados validación cruzada

Estaciones

r (IDW)

r (IDWc)

Pastales

0,48

0,4825

Juntas

0,71

0,879

Placer

0,55

0,55

Palmar

0,63

0,63

Fuente: Los autores

88

8.3.2. Ajustes a funciones de distribución de valores extremos. Los resultados obtenidos arrojan que el mejor ajuste a las de distribución de valores extremos en este estudio de las seis funciones de distribución aplicadas (gev, gumbel, exponencial, lognormal, pearsonIII y logpearson III), fue el de Logpearson III y Pearson III y así se determinó estadísticamente el periodo de retorno de las lluvias en cada una de las duraciones.

8.4. ANÁLISIS DE LOS UMBRALES DE LLUVIA DETONANTE

Con el fin de definir el efecto de la lluvia acumulada en la ocurrencia de deslizamientos en las microcuencas de los corregimientos de Villa Restrepo y Juntas, se realizo la estimación de umbrales con tres métodos de interpolación como son: Polígonos de Thiessen, Inveso de la distancia al cuadrado (IDW) e Inverso de la distancia al cuadrado con corrección por altura sobre el nivel del mar (IDWc), aplicándose cada uno para cada lugar de ocurrencia de cada uno de los eventos de deslizamiento, obteniéndose en total tres estimaciones de umbrales para cada uno de los eventos.

8.4.1. Lluvia antecedente o lluvia del día del evento. Para poder determinar el valor de la lluvia crítica y así establecer el valor de los umbrales de lluvia detonante la cual probablemente origino los fenómenos de remoción en masa para los eventos analizados, sus duraciones y probabilidades de ocurrencia, se necesitó analizar el comportamiento de la lluvia antecedente al evento y la precipitación del día que éste sucedió.

La tabla 9 presenta los valores de precipitación del día del deslizamiento o lluvia del evento, calculados por los tres métodos de interpolación, de acuerdo a estos resultados se puede ver que se registraron valores menores a 8,29 milímetros de precipitación, lo cual demuestra que la lluvia del evento es poco significativa ya que es de magnitud pequeña.

89

Tabla 9. Precipitación total de día de la ocurrencia a los fenómenos de remoción en masa ocurridos en las áreas de estudio Villa Restrepo y Juntas.

 

Fecha de

Precipitación día evento (mm)

ocurrencia

 

Thiessen

IDW

IDWc

02

Septiembre

0

0

0

1991

11 Diciembre 1992

9,8

5,301

4,642

05

Marzo 1993

3,7

3,708

3,725

11

Julio 1993

0

2,259

2,161

21

Septiembre

6

5,807

5,849

1993

08

Febrero 1995

0

0,001

0,001

10

Febrero 1995

0

0

0

20

Febrero 1995

8

8,269

8,294

4

Junio 1996

0

7,465

7,693

5

Junio 1996

0

0,379

0,394

4 Julio 1996

0

0,37

0,353

14

Julio 2003

0

0

0

Fuente: Los autores

8.4.2. Probabilidad de ocurrencia de deslizamientos. A continuación se presentan los resultados de la estimación de la probabilidad de ocurrencia de deslizamientos en el área de estudio condicionada a la ocurrencia de una lluvia máxima acumulada con una

90

probabilidad de excedencia determinada. Primero se presenta un ejemplo detallado de cálculo, y luego los resultados completos para los tres métodos de interpolación.

Ejemplo detallado de cálculo:

Nota preliminar: los cálculos corresponden al método de interpolación IDW (los cálculos son similares para los otros dos métodos de interpolación). Se tienen los siguientes deslizamientos en una ventana de observación de 16 años (1 de Enero de 1990 a 31 de Diciembre de 2005):

Evento 1:

04 de junio de 1996

Evento 2:

05 de junio de 1996