Вы находитесь на странице: 1из 1

El Método de la Caverna de Platón

La filosofía vista en pleno siglo XXI como un estudio del lenguaje, que si
bien nos orienta a pensamientos que escapan de la percepción del hombre de
forma directa y objetiva, nos ayuda a interpretar metafóricamente las
experiencias por las que suele transcurrir la vida del ser humano, ya sea
mediante parábolas, relatos, mitos, etc.
Uno de los grandes relatos propuestos hace unos cuántos siglos atrás fue
una “alegoría” hecha por el filósofo griego Platón llamada: “EL MITO DE LA
CAVERNA DE PLATÓN” que sintetiza el modo y la perspectiva, en el que
propone como evoluciona la visión física e ideal del hombre a través de sus
sentidos, el ambiente, el aprendizaje y conocimiento adquirido a través de los
estímulos externos y las consecuencias que éstas suelen generar en un individuo
y su grupo para encontrar la verdad y hacer el bien que ciertamente suele
esconderse muchas veces en lo que filosóficamente describimos como el mundo
de las tinieblas u obscuridad.
Platón inicia su relato con unos hombres que se encuentran encadenados
en las profundidades de una caverna desde su concepción sin haber podido salir
de allí nunca y a la vez sin la capacidad de mirar hacia atrás y cuestionarse el
origen de esas cadenas. Frente a ellos, una pared refleja las sombras producidas
por una hoguera tras sus espaldas casi por encima de sus cabezas y que a la
vez la acompaña un muro entre ambos pasando cerca hombres con diferentes
objetos que sobresalen por encima del muro y es de esta forma en la que los
encadenados pueden visualizar a través de las sombras personas que vienen y
van, animales, montañas, etc.
Conclusión
Ciertamente Platón intenta llegar a la reflexión de que aquellos hombres
sometidos y encadenados representa en muchos casos la condición en la que el
ser humano se encuentra, tanto por la ignorancia permitida como por la falta de
búsqueda del conocimiento, de la ciencia, el cuestionamiento, la rebeldía, el
autodominio, la confianza, la toma de riesgos, etc.
Pone a prueba el comportamiento de un individuo, que haría al respecto y
que es lo que lograría a través de esa experiencia. Podríamos suponer que se
plantea que, al salir a la realidad, le cuesta aceptarla tal y como es y que le
costará además tiempo asimilarla y que una vez comprendida volverá con el
resto a demostrarles lo aprendido, sometiéndose a la indiferencia y burla.
Un relato con una “dinámica” alentadora para quien oriente una mirada
fuera de la mediocridad y oriente su camino hacia la sabiduría, la creatividad, la
lucidez y la genialidad.