Вы находитесь на странице: 1из 428

Isekai Mahou wa Okureteru!

(LN) – Volumen 2

1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Prólogo

En este mundo, hay un sistema de magia relativamente nuevo,


conspicuo y único, incluso cuando se lo mira desde la larga historia de la
magia llamada teoría de la magia moderna. Su origen se remonta
cuatrocientos años al siglo XVII. Tomada en la teoría detrás de toda la
magia y las reunía por completo como una única base.

En general, un solo sistema mágico se basaba en una sola teoría mágica.


Entre los eruditos, esto era sentido común. Solo había un origen único
detrás de la ideología y la historia, esto también se aplicaba a la religión.
Era común crear magia al mezclar sistemas similares como la Cábala, la
adivinación de estrellas y la numerología. Sin embargo, una teoría
nacida de mezclar ideologías fundamentalmente diferentes nunca
sucedió. Los hechizos de brujería, Ying y Yang, entre otros, se
establecieron mediante la combinación de magias de sistemas similares.
Que los sistemas mágicos solo podían usarse si compartían una teoría
fundadora era en general una ley irrompible.

En ese caso, la magia no tuvo más remedio que limitarse a un cierto


alcance. Podría decirse que faltaba su naturaleza general. Se hizo obvio
que la magia tendría que desarrollarse al mezclar magia de diferentes
bases para desarrollarse aún más. Debido a esto, la evolución de la magia
había sido forzada a paralizarse.

El objetivo final de muchos magos era el Registro Akáshico. En una


palabra, la verdad. Era llamada la última puerta del más alto orden que
nunca podría ser cruzada. Los magos de la época pensaban que su
evolución tenía que continuar simplemente para perseguir este sueño.
Por lo tanto, los magos en el siglo XVI se les ocurrió la teoría de reunir a
todos los magos con el objetivo de unificar todas las teorías mágicas.

7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ellos llenarían los vacíos de la magia y la completarían. Si pudieran


seguir esta teoría sin ningún sentido de la realidad, la magia podría
tomar una forma mucho más completa. Con este pensamiento en mente,
los magos de la época pusieron en práctica su plan.

Lo que nació de este pensamiento excesivamente absurdo y sin


principios fue una magia formada por la unión de magias de diferentes
sistemas: “Teoría de la magia moderna”. Los que ejercían esta magia se
habían convertido en magos modernos. Eran magos que se habían
convertido en herejes entre los mismos magos.

Y, en este momento, en la era actual, uno de estos magos portadores de


la teoría de la magia moderna, estaba aquí en este lugar. Estaba viendo
un sueño de él sosteniendo a su madre dentro de sus brazos incapaz de
dejar de lado su dolor. Él no pudo proteger a su madre, ya que su escaso
deseo llegó a su fin. Este mago había perdido a su padre y heredó el sueño
de este. Desde entonces, el joven hombre había arrojado su cuerpo a
situaciones angustiosas en numerosas ocasiones.

El objetivo del joven hombre era perseguir... el objetivo que su padre


había deseado no era en absoluto grande, sino un simple y escaso deseo.
Por lo tanto, para su padre, quien lo superó muchas veces como mago,
no debería haber sido un sueño particularmente difícil de lograr. Sin
embargo, el padre del joven hombre nunca cumplió su deseo que
cualquiera debería haber podido conceder, ese pequeño sueño. Ver a
quienes lo rodean sonreír. Para pocas personas, una felicidad modesta e
interminable. Para su padre, no era algo que considerara que solo él
pudiera lograr. Es por eso que ese día, cuando el joven hombre escuchó
el deseo de su padre, él le había dicho que trabajaría con él para
lograrlo...

Si un pájaro no vuela demasiado alto, no caerá tan lejos. No sentirá


desesperación, y su cuerpo no será destruido, derramando su sangre en
la tierra. El padre del joven hombre le dijo que, si él buscaba la felicidad,

8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

definitivamente no debería perseguirla. Sin embargo, el joven hombre


no escuchó a su padre. Él ya estaba encantado por la espalda de su padre.
La espalda que siempre estaba frente a él persiguiendo misterios y
sueños. Él perseguiría las mismas cosas que el que lo retuvo, se
convertiría en un mago como él. Un día, él concedería su deseo. Y
entonces, el joven hombre siguió corriendo. Él creía que lo que su padre
deseaba, el final del sueño, definitivamente vendría si seguía ese
camino... Y entonces, ese joven hombre ahora estaba en un lugar
completamente diferente sin relación con ese sueño.

Él no estaba en el mundo moderno, sino en un mundo que los jóvenes


hombres y mujeres a menudo fantaseaban. Había Héroes y un Demon
Lord, un mundo de fantasía donde las espadas y la magia eran la norma.
Las cosas que él pretendía, que deseaba, que juró, que debería proteger,
no estaban todas aquí en este lugar.

Él se había separado a sí mismo momentáneamente del mundo de


desenfrenada sed de sangre y magos, y estaba descansando, pasando el
tiempo como un estudiante normal en ese día. Y, en ese día, había sido
invocado contra su voluntad junto con sus amigos con la solicitud de
subyugar al Demon Lord empujada ante ellos. Él había rechazado la
solicitud y se separó de sus amigos, quienes la habían aceptado. Debido
a que el joven hombre tenía sus propios objetivos, él no podía
acompañarlos. Él debe cumplir el deseo de su padre fallecido. Para
cumplir su promesa, debe regresar a su propio mundo. Así, el día en que
el joven hombre abandonó el Castillo, su primer destino fue un lugar
donde se reunían muchos Aventureros.

“― Hola. Lo siento, pero ¿usa a menudo el Pabellón Crepuscular?”.

Mientras el joven hombre esperaba frente al mostrador de recepción de


la oficina de los Aventureros, conocida como el Pabellón Crepuscular,
una graciosa voz sonó a su lado. Una voz llena de cortesía y un tono
agradable. La dueña de la voz era la joven mujer que había estado

9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

esperando en fila junto a él. Ella tenía el cabello de un profundo carmesí


como el sol de la tarde y una figura galante mientras se giraba hacia el
joven hombre. Su rostro blanco despedía una mirada penetrante, como
una espada cubierta en sangre. Tanto sus rasgos como su ropa eran
elegantes. Llevaba un sombrero con ala ancha y armadura ligera propia
de un Caballero con un tono blanco acentuado con reflejos rojos. Su
figura era esbelta, era probable que debajo de su armadura hubiera
extremidades elegantes. Ella era tan hermosa que el joven hombre
involuntariamente dejó escapar un suspiro.

Por su postura sentada en el taburete, él pudo comprender que ella se


mantenía tranquilamente con compostura. Si él la comparara con algo,
ella sería una silenciosa espada. Aunque el joven hombre solo había
abordado la esgrima, él podía decir que ella no tenía aberturas. Ella debe
haber sido una gran y experta maestra. Según su físico y su figura, él
pensaba que ella tenía aproximadamente la misma edad que él. Sin
embargo, ella emitía un aura misteriosa que llevaría a uno a pensar lo
contrario. El joven hombre no esperaba que ella lo llamara, y respondió
con una ligera vacilación en su voz.

“No, todo lo contrario. Para decirle la verdad, esta es mi primera vez


aquí”.

“Qué coincidencia. Al igual que usted, esta es la primera vez que vengo a
este tipo de lugar. Estaba un poco preocupada de si esta era la línea
correcta para aplicar como una miembro”.

“En ese caso, no creo que haya un problema. Después de todo, las
personas que aceptan comisiones parecen estar utilizando mostradores
distintos a este.

El joven hombre señaló hacia la esquina del edificio donde muchos


estaban ocupados bebiendo alegremente. Junto a ellos, había otro

10
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

mostrador donde se congregaban los que parecían ser visitantes más


frecuentes del establecimiento.

“¿Podrías también estar aplicando como una Aventurera?”.

“Sí. Aunque es embarazoso, soy una mujer que solo sabe cómo luchar.
Pensé que este sería el lugar más adecuado para ganarme la vida”.

La joven mujer golpeó la empuñadura de la espada en su cintura


mientras le lanzaba al joven hombre una sonrisa auto-despreciativa.
Como el joven hombre había adivinado, ella era una que vivía de la
espada. Debería ser obvio al ver la larga espada a su lado, pero en lugar
de parecerse a un soldado, ella se parecía más a un Caballero. Mientras
meditaba sobre tales cosas, la joven mujer repentinamente se nombró a
sí misma.

“Soy Lefille Grakis. Si está bien con usted, ¿podría decirme su nombre?”.

“¿Huh?”.

Ante la repentina solicitud de intercambiar nombres, el joven hombre


alzó una voz perpleja. Al ver esto, la joven mujer – Lefille – hizo una
expresión incómoda y se explicó a sí misma.

“Ah, lo siento. Estoy segura de que estás confundido acerca mí


preguntando por su nombre, pero en realidad hay una razón para esto”.

“… ¿Cuál es?”.

11
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No tiene que estar tan en guardia. Esta mañana, cuando fui a la Iglesia
de la Salvación, fui nominada para recibir un oráculo de Alshuna. Me
dijo que intercambiara nombres con las personas cercanas a mí hoy”.

Lefille dio una mirada exasperada mientras suspiraba. La Iglesia de la


Salvación era el lugar de adoración para el único Dios de la tierra, la
Diosa Alshuna. En este mundo, es la religión con la mayoría de los
creyentes. Mientras estaba en la sala de audiencias, también era un
oráculo el que había dado detalles sobre el Demon Lord y sus acciones.

“¿Por qué obtendría ese tipo de revelación?”.

“Tampoco tengo idea. Según el obispo de Metel, el oráculo de Alshuna


simplemente declaró que alguien a quien llamaba cerca de mí hoy, de
una forma u otra, se involucrará conmigo”.

“¿Y es por eso que usted preguntó mi nombre?”.

“Exactamente”.

“Un oráculo, ¿huh? Es una historia bastante dudosa... Lo siento, eso fue
rudo de mí”,

El joven hombre había dejado salir sus sentimientos honestos después


de escuchar sobre el oráculo extremadamente abstracto, y rápidamente
se disculpó. Ella, quien había ido a orar, también debe ser una creyente
de la Iglesia de la Salvación. Hacer ese tipo de declaraciones frente a ella
fue simplemente negligente. Él estaba condenándose a sí mismo por tal
fracaso, sin embargo, Lefille le regreso una gentil risa.

12
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Fufu, eso es ciertamente verdad, pero debe tener cuidado. No me


importa en particular, pero si más creyentes devotos escucharan eso,
usted estaría en un sermón tedioso”.

“Seré cuidadoso. Fui bastante imprudente”.

“Bueno, podría no estar en posición de decir tal cosa después de formular


una objeción tan pronto como escuche al oráculo”.

“¿Eh...?”.

El joven hombre inadvertidamente comenzó a mirar el rostro que estaba


sentado a su lado. En otras palabras, el tedioso sermón del que ella había
estado hablando antes era una nueva experiencia de esta misma
mañana.

“Realmente, pensar que mi oración habitual se convertiría en tal cosa.


Gracias a eso, mi agenda se ha quedado un poco atrasada”.

“Tiene mi simpatía”.

“Bueno, estoy pagando por mis propios errores. No tiene sentido


quejarse acerca de ello”.

“¿Entonces ha estado siguiendo el contenido de ese oráculo y ha estado


haciendo esto todo el día?”.

“Sí, serías la décima persona”.

13
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Eso es... terriblemente problemático”.

“Realmente lo es. Si explico que se trataba del oráculo, piensan que soy
una persona extraña... Además, había algunos que pensaban que les
estaba dando una especie de invitación vulgar”.

“Aah...”.

El joven hombre emitió un murmuro como si lo entendiera


completamente, mientras que Lefille soltaba un suspiro sombrío. Él no
estaba seguro de verla como una persona extraña. Pero si una chica tan
hermosa como ella llamara a uno, y encima de eso, preguntara por su
nombre, a menos que fuera una persona muy cautelosa, cualquier
hombre pensaría que estaba tratando de seducirlos y estaría en un
terrible buen humor. Su gran suspiro era seguramente porque tuvo que
desentrañar tal malentendido en múltiples ocasiones.

“Entonces, ¿qué tal? Si está bien con usted, me gustaría escuchar su


nombre”.

Y así, el joven hombre decidió que no sería un problema llamarse a sí


mismo y hablar.

“Suimei Yakagi”.

Este fue el encuentro entre el mago moderno, Yakagi Suimei y Lefille


Grakis.

14
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

15
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Capítulo 1: No Olvidar La Promesa Hecha En


El Gremio De Aventureros

Pasaron unos momentos antes de que Suimei conociera a Lefille. Con el


propósito de regresar a su propio mundo, él había partido del Castillo
Real Camellia, del Reino de Astel, y ahora estaba de pie frente a la calle
principal de la Capital Real Metel. Después de dejar el Castillo, Suimei
se dirigió directamente a una tienda de ropa. Él había comprado ropa
con el propósito de caminar por la ciudad normalmente y ahora estaba
completamente relajado.

“... Muy bien, no importa cómo me mires, ahora soy completamente un


ciudadano normal”.

Después de confirmar que se mezcló perfectamente con las personas que


lo rodeaban, Suimei dejó escapar un suspiro de alivio. Le había dejado
bastante incómodo caminar con su uniforme escolar en el centro de una
ciudad y personas que parecían salir de la Edad Media Europea. Por esta
razón, una vez que había notado las miradas de los demás, Suimei se
dirigió inmediatamente hacia una tienda de ropa. Él originalmente tenía
la intención de vender sus libros de texto primero, sin embargo, cambió
sus planes y, en su lugar, usó el dinero que recibió del primer ministro
Gless para comprar ropa. Suimei usó a los jóvenes de alrededor de su
edad como referencia y compró ropa para combinar con ellos.
Definitivamente eran ropas normales, sin embargo, no eran muy
cómodas de llevar. Debería ser obvio en comparación con la ropa
moderna, pero el factor más importante para Suimei era mezclarse.

“Entonces, lo próximo es el Gremio de Aventureros...”.

16
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Cuando Suimei se ajustó las mangas de su nueva ropa, comenzó a


dirigirse hacia su próximo destino, el Gremio de Aventureros. Su
siguiente objetivo, después de comprar ropa nueva, era obtener
documentos de identificación. Fue grandioso y todo eso de que él había
dejado en el Castillo para vivir solo, sin embargo, su situación actual no
era diferente de la de un vagabundo. En este caso, surgirían muchos
inconvenientes en sus viajes. Al igual que en el mundo moderno, incluso
el mundo de fantasía tenía el concepto de identificación. Sin embargo, a
diferencia del mundo moderno, ellos solo podían juzgar a otro por su
identificación y apariencia externa. La falta de una prueba adecuada de
identidad sería un error mucho más letal que en la sociedad moderna.

Como Suimei tenía la intención de dejar Astel, no era algo que


necesariamente necesitara de inmediato. Sin embargo, si él estaba en
una situación en la que podría alcanzar uno, entonces él creía que
debería hacerlo. Según los libros de los archivos de Camellia, a diferencia
de otros Gremios, parecía que el Gremio de Aventureros permitía que
cualquiera se registrara. Para los otros Gremios, como el Gremio de
Comerciantes y el Gremio de Artesanos, generalmente era necesario
tener experiencia previa y una referencia para registrarse. Sin embargo,
el Gremio de Aventureros no requería nada de eso. Era una organización
que solo requería la ropa en la espalda – aunque eso puede ser un poco
brusco. Básicamente, siempre y cuando uno tenga la capacidad de hacer
el trabajo, cualquiera estaba bien.

Sin embargo, para evitar que se convirtiera en un trabajo sin garantías,


si uno no era confiable, los trabajos que se le confiarían a ellos serían
triviales. Dado que prácticamente solo trabajos peligrosos se solicitaban
del Gremio, era obvio que una persona normal no tendría ningún lugar
para atender alguna solicitud. Suimei también tenía la alternativa de ir
al Gremio de Magos, sin embargo, en el caso de una emergencia, ellos
eran utilizados como una fuerza militar para el país. Esto no coincidía
con las intenciones de Suimei. Por lo tanto, el único lugar, donde podía
obtener una tarjeta de Gremio, era el Gremio de Aventureros.

17
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

‘Terminé siguiendo la ruta estándar al final, ¿huh...?’.

Como Suimei estaba pensando distraídamente en esas cosas y


caminando por la calle, él había llegado a un lugar que parecía ser el
Gremio de Aventureros. Frente a él había un edificio que, al igual que los
otros edificios de la zona, era un edificio de madera de dos pisos. En el
frente del edificio, una gran pancarta con las palabras Pabellón
Crepuscular escrita en ella se colocó encima de la puerta como una
especie de restaurante o bar. Frente a la puerta había dos guardias en la
placa de correo. La construcción del edificio no difería mucho de los
otros edificios, sin embargo, la cantidad de espacio que ocupaba difería
enormemente.

Esta ciudad de otro mundo estaba rodeada por un muro de veinte metros
de alto para defenderse contra monstruos invasores y agresores
extranjeros y evitar que entren fácilmente. Debido al muro, la cantidad
de tierra asignada a la ciudad estaba restringida. Por lo tanto, los
edificios estaban bastante deprimentes y cada edificio no tenía mucha
tierra. Al ver la cantidad de espacio que ocupaba el Gremio de
Aventureros, uno podía entender cuán importante era para el país.

Al mirar a su alrededor, Suimei pudo ver que, a diferencia de los otros


vecindarios por los que había estado caminando, esta zona estaba
escasamente poblada por gente de aspecto peligroso. Era como los
personajes de los juegos o anime de hombres armados vestidos como
guerreros a esbeltos magos y magas con túnicas muy parecidas a las de
Felmenia. Incluso había hombres llevando grandes claymores como
espadas. En el Japón moderno, todos serían personas que serían
arrestadas por violar la ley de control de espadas y armas de fuego. Sin
embargo, en este mundo todos eran considerados objetos necesarios
para su sustento.

Suimei encontró esto un poco reconfortante. Solo al entrar en este


territorio, pudo saborear un ligero hormigueo en la atmósfera. Sentirse

18
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

así solo por estar en el medio de la ciudad fue bastante refrescante.


Después de terminar de contemplar su peligroso entorno, Suimei se
dirigió hacia la puerta del Pabellón Crepuscular. Los dos guardias, que
estaban de pie a cada lado de la puerta, no habían dicho una sola palabra
para detenerlo, así que parecía que este era el lugar correcto después de
todo. Uno de los guardias le hizo un gesto de asentimiento a Suimei y
levantó la mano para invitarlo a entrar. Tomándolos por su invitación,
Suimei abrió la puerta y se dirigió hacia adentro.

Y así, dentro de este establecimiento del que se hablaba frecuentemente


en los mundos de fantasía, había un diseño que parecía sugerir que
anteriormente había sido un bar. Aunque aparte del bar temático de la
Edad Media donde servían alcohol, también había tiendas de productos
generales y áreas de reunión. Seguramente el bar se había convertido en
el Gremio de Aventureros. Suimei estaba reflexionando sobre si este era
el caso o no mientras se adentraba más en el edificio. El Pabellón
Crepuscular realmente estaba cerca de la imagen que él tenía en su
cabeza.

En el frente había un mostrador de recepción donde los clientes parecían


estar consultando con el personal del Gremio junto con un banquillo
para alinearse. A un lado había lo que parecían ser revistas informativas,
así como un tablero de anuncios con solicitudes pegadas por todas
partes. Y luego, ocupando la mayor parte de la sala, estaba el diseño que
se asemejaba a un bar. Había mesas circulares grandes y mesas largas
más pequeñas para grupos más grandes. En la esquina había una
montaña de barriles de roble. A pesar de ser bastante temprano en el día,
los tipos de aspecto peligroso estaban bebiendo ruidosamente lo que
parecía ser cerveza y vino.

‘Aún es la mitad del día y se están emborrachando. No es como si


hubiera algún tipo de evento’.

19
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei estaba haciendo una pequeña voz en admiración, exasperación o


una mezcla de ambos. Mientras lo hacía, fue más allá mientras miraba
hacia un lado. Al llegar al largo banquillo frente al mostrador de
recepción, vio las instrucciones publicadas junto con los materiales de
escritura sobre una mesa. Suimei siguió las instrucciones publicadas y
se dirigió hacia el final de la cola, y allí ― se reunió con la chica de cabello
carmesí, Lefille Grakis.

◊♦◊♦◊♦◊

― Como Suimei se nombró a solicitud de Lefille, ella había inclinado su


cabeza rápidamente.

“Ya veo, Suimei-kun ¿verdad? Perdón por hacer que aceptes este
incomprensible oráculo”.

“No, no me molesta. Pero ¿son oráculos de la Iglesia de la Salvación algo


que sucede a menudo?”.

“Sí, es cierto. Voy a la Iglesia bastante y, de vez en cuando, recibo un


oráculo que dejaba las cosas a mi discreción. Sin embargo, es raro que el
oráculo sea una cuestión tan concreta como esta vez, me pregunto cuál
será el problema con eso”.

“Heeeh...”.

Mientras ella suspiraba por su terrible experiencia, Suimei soltó un


pequeño suspiro sin admiración ni indiferencia. Él recordó que la

20
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

revelación de la Iglesia también había informado a todo el país para


tomar medidas. Y ahora también se dirigió una revelación para guiar a
una sola persona. Él no podía decir si estos sujetos, cuyos objetivos no
podían ser entendidos, eran simplemente los caprichos de un Dios o el
pasatiempo de quien entrega los oráculos. En cualquier caso, mientras
los oráculos no fuesen una simple estafa de los obispos, era posible que
fuera una especie de intervención de una existencia paranormal usando
el espiritualismo como base, o podría ser algo más cercano a la
adivinación o a leer el futuro.

“Con tal revelación, no hay forma de saber qué sucederá, ¿verdad?”.

“En serio. Me molesta que realmente no entienda en qué está pensando


la Diosa”.

“¿No era peligroso hablar de tales cosas?”.

“El obispo testarudo no está aquí. También la Diosa seguramente


perdonaría a un pequeño―”.

“¿Podría la próxima persona por favor acercarse?”.

En medio de la conversación de Suimei y Lefille, una voz los llamó desde


el mostrador de recepción. Ahora que tomaron un vistazo, el que había
estado sentado al lado de Lefille ya no estaba allí. No era necesario decir
quién era la siguiente persona a la que ella se refería.

“Parece que ha llegado mi turno”.

“Así es, ten cuidado”.

21
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí, espero que su cometido se resuelva rápidamente”.

Mientras Suimei la despedía, ella le devolvió estas palabras mientras


caminaba hacia el mostrador de recepción.

“¿...?”.

Suimei se preguntaba por qué ella diría tal cosa. Mientras reflexionaba
sobre este misterio, después de una pequeña conversación con la
recepcionista, Lefille comenzó a completar algunos documentos y luego
fue llevada a través de una puerta más adentro del edificio. Era probable
que fuera a ser entrevistada por alguien más adentro. La recepción
entonces llamó a la siguiente persona en la fila. Cuando él escuchó que
la voz lo llamaba, Suimei se puso de pie y caminó hacia el mostrador.

“― Bienvenido al Gremio de Aventureros, la sucursal del Pabellón


Crepuscular de Metel... Ummm, ¿es la primera vez que viene aquí?”.

“¿Lo puede decir?”.

“Sí, usted ha estado mirando alrededor del Gremio por un tiempo como
si estuviera interesado en todo tipo de cosas. La primera vez que la gente
viene aquí, todos son así. Así que, ¿cuál es la naturaleza de su solicitud
hoy?”.

“No, me gustaría registrarme, por favor”.

Cuando Suimei dijo esto, la recepcionista pareció haberlo escuchado


mal.

22
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“… ¿Qué?”.

“Lo siento, me gustaría registrarme como miembro del Gremio, por


favor”.

“U-Umm, ¿podría repetir eso una vez más?”.

“Como he estado diciendo, me gustaría registrarme como miembro del


Gremio, por favor”.

¿Era acaso que ella no escuchaba bien? Incluso después de repetir la


misma frase tres veces, la recepcionista por alguna razón estaba
poniendo una expresión sombría. Ella comenzó a frotarse la frente con
los dedos y, al cabo de un momento, dejó escapar un gran suspiro cuando
comenzó a hablar en un tono educado pero irritado.

“Umm... Perdóneme, pero ¿usted está diciendo tal cosa si bien es


consciente de que este es el Gremio de Aventureros, el Pabellón
Crepuscular?”.

“Así es, ¿hay algo extraño?”.

“Umm, todo es extraño, ¿verdad?”.

“¿...?”.

Suimei podía sentir una brisa fría ante el repentino cambio de


personalidad de la previa abordable y educada recepcionista. Él ahora

23
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

tenía idea de lo que estaba pasando. Como para empujar a Suimei más
lejos, ella incluso lanzó una advertencia.

“... Si usted está jodiendo, me gustaría pedirle que retire sus palabras
rápidamente. No tengo tanto tiempo libre que podría pararme aquí
bromeando y escuchando sus chistes”.

Ella de repente se enojó. Fue extraño. ¿Por qué fue esto? De acuerdo con
el patrón de las novelas que había visto de Mizuki, registrarse en el
Gremio era un asunto rápido donde, después de una breve conversación,
él recibiría su registro de inmediato. Ciertamente no funcionaría
exactamente como lo hacía en la ficción, pero Lefille también se acaba
de registrar sin ningún problema. ¿Qué era diferente entre los dos?
Mientras Suimei estaba tratando de descubrir qué tipo de error él había
cometido para irritar a la recepcionista hasta tal punto, notó la presencia
de alguien que se le acercaba desde atrás.

“Oi, niño”.

“¿...?”.

Una voz audaz y enojada vino detrás de él, cuando se giró para mirarlo,
vio a un hombre grande de unos diez a veinte centímetros más alto que
él estando de pie allí. El hombre emitía una clara impresión de un
guerrero. Él empezó a hablarle a Suimei con una voz abrumadora y
enojada.

“Tú... Tú acabas de decir que querías registrarte, ¿verdad?”.

“S-Sí. Así es…”.

24
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ya veo. Si admites que lo que dijiste fue una broma aquí, te dejaré. Así
que sal de mi vista y vete a casa”.

Fue otra advertencia, o más bien, una advertencia final. Las venas en la
frente del hombre estaban apareciendo visiblemente mientras
desahogaba su ira contra Suimei. Sin embargo, Suimei todavía no
entendía cuál era el problema y posiblemente no podría dejarlo a este
punto. Registrarse en el Gremio era su primer paso en este mundo. Era
algo que debía hacer sin importar qué. Por esa razón, Suimei decidió
actuar de una manera que no estimulara aún más al hombre que tenía
delante y adoptó una actitud amistosa.

“Como he estado diciendo, realmente quiero registrarme como la chica


que acaba de hacerlo antes que yo”.

“¿Estás diciendo en serio eso, maldito? Con ese tipo de cuerpo delgado,
¿estás diciendo que puedes luchar al mismo nivel que nosotros?”.

“Sí”.

Debería haber sido obvio. Si Suimei no tuviera al menos tanta confianza


en sí mismo, no habría venido aquí. Sería una historia diferente si él
estuviera bromeando como ellos estaban implicando antes, pero ese no
era el caso aquí. También había muchos magos alrededor, su cuerpo
debería ser una preocupación completamente secundaria, no hacía
ninguna diferencia que él fuera delgado. Las cosas que este hombre le
estaba diciendo simplemente no parecían alinearse correctamente. El
hombre parecía extremadamente insatisfecho ante la respuesta
despreocupada de Suimei y se había enojado aún más al hacer una gran
exhibición.

25
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡N-No jodas y digas tal estúpida mierda mocoso! ¡Este es un lugar


donde se reúnen guerreros y magos! ¡No es un lugar para un mocoso
como tú, que es un completo extraño en el combate, el entrar, me
escuchaste?!”.

“¿Mu? Incluso tengo una cantidad razonable de experiencia en el


combate...”.

Suimei estaba sumido en sus pensamientos. Mientras hablaba, él


finalmente se dio cuenta de que algo andaba mal. Él recordaba lo que ese
hombre había dicho, guerrero y magos. Era cierto que este era un lugar
donde esos tipos se reunían. No debería haber habido problemas allí. El
problema era cómo ellos juzgaban que las personas encajaban en una de
estas dos categorías, este era el punto importante que él había pasado
por alto.

“Guerrero y magos dijiste, yo también... ¡¿AAAH?!”.

Mientras repetía las palabras que salían de la boca del hombre, Suimei
finalmente encontró la respuesta. Hace poco tiempo, él había comprado
ropa nueva para mezclarse como un ciudadano perfectamente normal.
Por supuesto, estas prendas se eligieron para que coincidieran con las
personas que vivían vidas cotidianas y pacíficas dentro de la ciudad.
Eran ropas usadas por personas que no tenían nada que ver con la
violencia. Ahora imagínense que alguien vestido así entrara al Gremio
de Aventureros diciendo que quería registrarse. Pensando en eso
normalmente, su reacción era bastante natural y correcta. Este era otro
mundo. A diferencia del mundo de Suimei, la gente aquí solo podía
juzgar a los demás por su apariencia externa. Suimei había olvidado por
completo qué era lo que llevaba puesto.

“― Maldición. Es la ropa. Me dejé llevar por la ropa que compré...”.

26
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Era demasiado tarde para que Suimei dejara escapar un suspiro por su
fracaso. Todo lo que estaba frente a él era una mirada llena de hostilidad
e ira, y los implacables y despiadados ojos de la multitud que lo rodeaba.

◊♦◊♦◊♦◊

Actualmente, la situación de Yakagi Suimei podría explicarse en una sola


frase: “no muy bien”. La recepcionista previamente alegre ahora lo
miraba enojada. El hombre frente a él ahora temblaba debido a su ira
irreprimible. Incluso en sus alrededores, las personas que parecían ser
miembros del Gremio se estaban reuniendo lentamente mientras
bromeaban entre sí mientras se burlaban de él.

‘Uwaaa, realmente arruiné esto magníficamente...’.

Suimei dejó escapar un quejido, ya que él había cometido un verdadero


y completo error en una gran escala. Para ser honesto, él se había
olvidado por completo de su aspecto exterior. Ciertamente, después de
señalárselo, debería haber sido obvio. Él había elegido parecer lo más
ordinario posible, así que su figura realmente parecía que no tenía
absolutamente nada que ver con la violencia. Además de eso, él también
tenía la figura generalmente esbelta de un hombre japonés, no era
extraño que, quienes lo veían, asumieran que él no pudiera pelear.

La falta de comprensión de Suimei, con respecto a los estándares de este


mundo, le había fallado completamente en su rostro. En su propio
mundo, las técnicas y herramientas de lucha eran una moneda de diez
centavos. Tener una buena constitución corporal era solo una ligera

27
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

ventaja. Debido a este hecho, él no había notado la trampa ante él. Este
fue, sin duda, su propio error. Sin embargo, también era cierto que él no
podía simplemente renunciar al registro y retroceder como le decían. Él
tenía que obtener una tarjeta de Gremio para fines de identificación y
también esperaba encontrar algunos alojamientos adecuados. Sin
embargo, incluso si fuese y compraba un arma y regresara, sin duda sería
inútil. Todos definitivamente habían recordado su rostro ahora que las
cosas se habían intensificado, así que, si se iba y volvía más tarde,
seguramente lo enviarían de vuelta otra vez. Suimei estaba ideando un
plan sobre cómo saldría de este punto muerto cuando el hombre
envuelto en ira comenzó a moverse hacia él.

“... Hey, mocoso, tienes confianza en tus habilidades, ¿verdad?”.

“Dije algo similar a eso anteriormente, pero, si no tuviera confianza en


mí mismo, no estaría de pie en este lugar”.

“Ya veo. En ese caso, pondré tus habilidades a prueba”.

El hombre pareció haberse enrollado en su ira mientras decía esto y


tomó la gran espada que tenía en la espalda. Al ver esto, la recepcionista
de repente comenzó a entrar en pánico mientras trataba de contenerlo.

“¡P-Por favor, espere un momento! No importa cuán lejos él...”.

“No importa. Este tipo también dijo que vino aquí para registrarse en
serio, ¿verdad?”.

“¡S-Sin embargo, está estrictamente prohibido por el Gremio que un


miembro recurra descuidadamente a la violencia contra un ciudadano!”.

28
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Nope, esto no es solo violencia descuidada. Además, el Gremio prohíbe


la violencia contra ciudadanos comunes. Este chico es un candidato de
registro, por lo que no es solo un ciudadano común. En ese caso, no
debería haber problemas para darle una pequeña prueba aquí,
¿verdad?”.

“Eso... ciertamente puede ser el caso, pero...”.

“También estás en serio, ¿verdad, mocoso? Entonces no hay problemas,


¿verdad?”.

“Bueno sí”.

De hecho, Suimei estuvo de acuerdo con lo que el hombre estaba


diciendo, sin embargo, aún no pudo evitar suspirar. De hecho, resultó
como él esperaba. En este tipo de situaciones, era solo de esperar que
tendría que usar la fuerza para superarlo. Ahora solo era una cuestión de
cómo exactamente debería tratar con el hombre―

‘Bueno, no es como si alguien como esos fanáticos de la Santa


Inquisición estuviera por aquí. Es un mundo donde la magia se usa
abiertamente después de todo. No hay razón para ocultarla por
completo...’.

En los últimos días, Suimei había cambiado completamente de opinión


sobre cómo debería comportarse él mismo en este mundo. Al principio,
había pensado que debería ocultar completamente su magia tal como lo
había hecho en su propio mundo ― sin embargo, las personas de este
mundo vivían una vida completamente normal junto con la magia. Si él
encaraba a la magia, solo podía defenderse y contrarrestarla con magia

29
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

propia. No era una situación en la que él pudiera ocultar completamente


sus habilidades en todo momento. Además, en este mundo, la Santa
Inquisición – una reunión de fanáticos que creían que solo los milagros
traídos por su espléndido Dios podían permitirse en el mundo, los
enemigos naturales de los conocidos como magos – no existían en este
mundo. Las razones para que Suimei ocultara su habilidad para usar
magia desaparecían una tras otra. Todo lo que quedaba por preocuparse
era que sus técnicas fueran robadas por hechizos de lectura mental y
cosas por el estilo. Sin embargo, con el nivel de desarrollo que este
mundo había alcanzado en la magia, ciertamente no tenían el
conocimiento para hacer tales cosas. Por lo tanto, Suimei llegó a la
conclusión de que el uso de la magia en cierta medida no plantearía
ningún problema.

Naturalmente, sintió que sería mejor si pudiera resolver su situación


actual en paz. Sin embargo, cuando pensaba en ello, esta situación, en la
que se enfrentaba a un miembro del Gremio, era la oportunidad perfecta
para aclarar todos los malentendidos y superar el punto muerto. Cuando
Suimei hizo su determinación, el hombre bajó la vista hacia Suimei como
si no pudiera aceptarlo en absoluto.

“Mocoso, ¿por qué estás de pie allí estupefacto? ¿No tienes ningún
sentido de peligro?”.

“Eso es simplemente porque no estoy en una situación peligrosa”.

“¿Incluso ante mí?”.

“Sí”.

Suimei respondió de una manera genial. Para él, este nivel de amenaza
no era nada comparado con sus experiencias previas. Él había

30
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

experimentado verdaderas escenas de carnicería, completamente


inundado en una presión y opresión abrumadoras. El hombre que estaba
frente a él no podía compararse en absoluto con los maestros
espadachines de su propio mundo en términos de habilidad. También
comparado con el odio fanático de los cazadores de magos que tenían fe
absoluta en sus Dioses, la hostilidad que sentía ante él bien podría haber
sido una agradable brisa. Cuando pensaba en los tiempos en que estaba
rodeado de grandes grupos armados hasta los dientes con armas de
fuego o en los tiempos en que se había enfrentado a los seres grotescos
conocidos como apariciones, el peligro de su situación actual bien podría
no haber existido.

El hombre de pie frente a él simplemente no podía soportar sus


experiencias previas. Suimei solo podía admitir que él había estado
expuesto a una cantidad anormal de situaciones ridículas, pero, aun así,
la presión ante él no era más que una brisa relajante. Pero ¿cómo lo vio
el hombre después de ver su compostura tranquila? ¿Estaba viendo la
provocación de un mocoso que no sabía nada del mundo? ¿O tal vez
estaba viendo a un hombre que esperaba que se detuviera después de
mostrarse valiente? Como Suimei estaba acostumbrado a ocultar su
identidad, siempre reprimía por completo el maná que se escapaba de
su cuerpo. Esto seguramente no ayudó en esta situación.

“Fu... estoy empezando. Muéstrame que puedes parar o esquivar esto―”.

El hombre habló como profesor mientras anunciaba el comienzo de la


prueba. Parecía incluso con toda su ira que él realmente tenía la
intención de que esto fuera una prueba real. Contrariamente a las
expectativas de Suimei, él en realidad estaba algo equilibrado. Mientras
pensaba brevemente en esos pensamientos frívolos, Suimei comenzó a
enfocarse en el asunto que tenía ante él... El hombre estaba agarrando la
espada sobre su espalda y tenía la intención de balancearla mientras la
desenvainaba. En ese caso, el tiempo y la trayectoria serían simples.
Suimei se centró en la empuñadura de la espada del hombre y comenzó
a optimizar su maná con la intención de concluir todo en un instante.

31
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Como si simplemente estuviera apartando un insecto en el aire, Suimei


chasqueó sus dedos.

“¡¿Buugwhaaa?!”.

Y entonces, un sonido de sorpresa llenó los alrededores mientras el aire


emitía una ligera explosión... Su grito no contenía un toque de ternura.
Después de la pequeña explosión de aire, el hombre voló de nuevo en el
aire hacia el piso como si su cuerpo hubiera sido extremadamente
liviano. La espada, la cual había sido el punto focal de la explosión, se le
había escapado de las manos y voló lejos detrás de él. Después de un
corto tiempo, el sonido de la espada golpeando el suelo llenó el aire junto
con las quejas del hombre.

“¡Ugah! ¿C-Cuándo...? ¡M-Mierda! ¿Q-Qué es...?”.

Ante el impacto abrupto en su cuerpo, él parecía haber perdido la noción


de lo que había sucedido. Miró a su alrededor y lentamente entendió su
situación.

“Fuu, ¿eh...?”.

Desde la recepcionista de pie justo detrás de Suimei, él pudo escuchar


una voz idiota de desconcierto. Su sorpresa fue bastante diferente a la
que le había estado gritando sobre bromas y chistes. De todos modos,
esto era seguramente porque ella no tenía idea de lo que acababa de
pasar. Esta no era la forma en que ella lo haría. Parecía que la multitud
compartía su sorpresa mientras todos lo miraban con los ojos
redondos... Después de un momento, la recepcionista finalmente habló.

“Umm, ¿qué fue eso?”.

32
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Un hechizo mágico”.

Suimei respondió sin una pizca de jactancia en su voz. Como él


finalmente había entendido, el hombre se contuvo la cabeza y miró a
Suimei.

“¿Magia…? Sin recitar o una palabra clave...”.

“Sí”.

“¿E-En serio...?”.

"Bueno, sí, no hice nada más después de todo”.

Suimei simplemente dio una respuesta franca cuando el hombre buscó


la confirmación una vez más. Después de ver esta reacción, Suimei se dio
cuenta de que la reacción de Felmenia era normal en este mundo.
Parecía que la habilidad no solo de invocar magia sin un canto, sino de
omitir la palabra clave utilizada, ya que la secuencia de activación de la
magia en sí misma era, de hecho, algo que era digno de estar sorprendido
aquí...

Magia ceremonial En algunos casos también se llama magia de cortesía


o magia de ritual. Era uno de los sistemas de magia. Era magia, sin
embargo, tenía una implicación completamente diferente de otros
sistemas mágicos tales como la numerología y la astrología. Era una
terminología utilizada para el tipo de magia que se invoca simplemente
realizando una acción predeterminada o recitando correctamente un
canto. En términos modernos, también se llamaba magia manual. Para

33
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

reaccionar como si fuera una ley predeterminada sobre una acción o


canto aplicado a muchas magias. La invocación de magia era el ejemplo
extremo de esto. Las danzas circulares de las ceremonias Sufismo,
Ninjutsu, Ying y Yang y los sellos budistas caían bajo esta categoría. Era
muy probable que toda la magia de este mundo se activara en base a
palabras predeterminadas y cayera dentro de esta categoría.

Esta magia, que Suimei acababa de usar, también encajaba


completamente en la categoría de magia ceremonial. Era una magia de
ataque que él había realizado antes la ceremonia y atada a la acción de
chasquear sus dedos. Por lo tanto, él era capaz de activarla en cualquier
momento. Era sencillo, simple y bien organizado, lo que lo hacía fácil de
usar. Usar una magia tan simple sin requerir una palabra clave era
completamente normal para Suimei.

“Entonces, tú eres…”.

“Sí, es cierto. Me disculpo por explicarlo un poco tarde, pero, de hecho,


soy algo así como un mago...”.

Cuando Suimei se disculpó por su presentación tardía, la multitud que


los rodeaba estalló en murmullos de sorpresa.

“¡Un mago con ese tipo de apariencia...!”.

“Nunca he oído hablar de magia sin un canto o palabra clave...”.

“Oi, ¿no me digas que él en realidad es una especie de mago increíble...?”.

‘Aah...’.

34
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Él había ido demasiado lejos. Todo lo que hizo fue chasquear sus dedos
como siempre. En términos de magia, realizar un hechizo con una simple
acción había sido muy popular, por lo que Suimei nunca había pensado
que fuera tan sorprendente. También estaba el hecho de que él tenía que
elegir un ataque que no dañara excesivamente a su oponente en el acto,
por lo que todo esto no podía ser evitado. Mientras ignoraba la reacción
de todos a su alrededor, Suimei se giró hacia la recepcionista mientras
se encogía de hombros.

“¿No me crees?”.

"N-No, no es que no crea que pueda usar magia. Pero si usted es un


mago, ¿por qué no viste una túnica o lleva un bastón? ¿No son artículos
indispensables para un mago?”.

“¿Huh? ¿Son realmente algo que los magos tienen que llevar?”.

“... No, no es exactamente así, pero, mirando la tendencia entre los


magos, parece ser el caso”.

“Entonces no importa ¿verdad? No es mi hobby llevarme como esos


magos desactualizados”.

“...”.

Tal vez por la forma en que lo había dicho, la recepcionista ahora


simplemente lo estaba mirando distraídamente con su boca abierta. Y
como para reprenderlo por decir algo ridículo, ella finalmente estalló.

35
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿No es su hobby?! ¡¿No son necesarios para controlar con precisión su


maná y defenderse contra la magia?!”.

“Ciertamente, las túnicas generalmente sirven para ese propósito, sin


embargo, un equipo no es realmente necesario. Puede ser obvio usar uno
como ayuda para realizar un hechizo extremadamente complejo, pero,
para controlar tu maná con precisión, debe ser obvio que uno debería ser
capaz de hacer eso sin ayuda. Los que no pueden hacerlo son
simplemente de tercera clase”.

“Uaaah...”.

Cuando Suimei dio su dura conclusión, la recepcionista soltó un gemido


por alguna razón. ¿Qué tan fuerte ella se mantuvo a su creencia de que
las túnicas y los bastones eran necesidades absolutas para aquellos que
ejercían la magia en este mundo? Felmenia tampoco había usado un
bastón, por lo que Suimei no pensó que importara demasiado, pero
parecía que no había sido así. Ciertamente, en la antigüedad, el bastón
era una herramienta indispensable para los magos. De acuerdo con los
libros de historia, esto se remonta al antiguo Egipto, donde ellos
manejaban bastones con las características de los Dioses como símbolo
de autoridad. En la civilización celta, el bastón utilizado por los druidas
también era bastante famoso. En la edad moderna, el que aparece es la
Varita de Loto de Mather. El origen difería entre todos los diferentes
sistemas de magia, pero los magos compensaron su fuerza utilizándolo
como una herramienta mágica.

No era como si Suimei odiara cosas tan anticuadas. Él tampoco se estaba


burlando de la imagen transmitida desde la antigüedad. Pero aún era
cierto que parecían inapropiados para los magos modernos. En primer
lugar, los magos eran del tipo que iba contra corriente para perseguir
misterios. Aun así, ellos vivían en un mundo impulsado por el avance de
la ciencia. Podría decirse que era necesario que comprendieran nuevos
conceptos. El bastón mágico había sido reemplazado por armas mágicas.

36
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Las túnicas habían dado paso a trajes y chaquetas. Era cierto que la
historia era importante, pero también era importante pensar en crear
una nueva imagen. Habiendo dicho todo eso, Suimei de hecho creó un
malentendido con la recepcionista ante él.

“Ah, mis disculpas. Realmente no me di cuenta de que mi apariencia


sería tan importante”.

Suimei había dicho esto tímidamente mientras inclinaba su cabeza, el


hombre con el que acababa de pelear respondió con un poco de
nerviosismo.

“N-No, está bien. También salté a la conclusión equivocada, lo siento”.

“Realmente aprecio que lo diga... ¿Así que entiendo que a usted ya no le


importa mi registro?”.

“Sí. Si eres un mago, entonces no tengo ninguna queja. Le dejaré el resto


a ella”.

Suimei se acercó al hombre y le tendió una mano. Él agarró la mano para


levantarse y señaló con el dedo a la recepcionista. Siguiendo su dedo,
Suimei habló con la recepcionista.

“Así que, ¿qué tal?”.

“S-Sí. No hay problemas con respecto a su registro. Me disculpo por


haber sido tan descortés”.

37
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Aah, no hay necesidad de humillarte tanto... Esta vez fue toda mi culpa
después de todo”.

La recepcionista se inclinó y se humillaba porque había pensado que


había fallado al no poder juzgar adecuadamente las habilidades de
Suimei. Cuando Suimei trató de aligerar el estado de ánimo de una
manera diligente, ella simplemente se disculpó una vez más. Con esto, la
multitud circundante volvió a lo que estaban haciendo de antemano. El
hombre con el que acababa de pelear también le dio una disculpa más y
volvió al trabajo sin decir una palabra más.

“... Umm, entonces tengo un formulario en blanco para usted aquí. Por
favor, complete todos los elementos necesarios”.

Al decir esto, ella sacó un pedazo de papel con campos por la cantidad
mínima de información personal necesaria para registrarse. Suimei no
tuvo ningún problema para completar esta información. Usando el
bolígrafo de pluma y el tintero cercanos, él rápidamente terminó de
llenar el formulario y se lo devolvió a la recepcionista. La recepcionista
inspeccionó el formulario brevemente antes de hablar una vez más.

“Suimei Yakagi-san... Puede ser descortés de mí, pero sin duda es un


nombre inusual”.

“Sí, lo entiendo mucho”.

Suimei devolvió su declaración con una sonrisa amarga. Incluso en


Japón le decían la misma cosa a Suimei, que era un nombre poco
convencional para dar un bebé, al final, todo lo que él podía hacer era
reírse de ello.

38
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Por lo tanto, Suimei-san, me gustaría confirmar con usted una vez más.
¿Sería correcto a listar su ocupación como mago?”.

“Sí”.

“Por cierto, ¿qué atributo usa?”.

“... Umm, ¿tengo que decirlo?”.

“Es parte de las regulaciones, así que permítame confirmarlo. Por


supuesto, como es información personal, nosotros no haríamos nada de
esto público, ¿está bien?”.

“U-Uuuun...”.

“¿Sucede algo malo?”.

La recepcionista inclinó su cabeza hacia el lado hacia la renuencia de


Suimei. Para ella, preguntar tal cosa era completamente razonable.
Ahora que lo pensó con cuidado, él recordó una conversación en el
Castillo mientras unos emocionados Reiji y Mizuki le contaban acerca de
la magia que acababan de empezar a aprender. Ellos habían dicho algo
ridículo sobre la base de los atributos que un mago podría usar, ya que
determinaban al nacer. Como él había escuchado esa historia de dos
personas que podían usar cada atributo, parecía totalmente absurdo...
Pero dejando eso a un lado, el Gremio tendría que comprender qué tipo
de magia eran capaces sus miembros, era natural que preguntaran.
Suimei encontró una respuesta mientras aún hacía una cara difícil.

“Mi especialidad... bueno, sería el atributo fuego...”.

39
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿El atributo fuego? Pero la magia que usted había usado antes no era el
atributo fuego...”.

“A-Aah. También puedo usar magia con el atributo viento”.

“Ya veo. Suimei-san tiene dos atributos, ¿verdad?”.

“S-Sí, bueno...”.

Suimei solo pudo devolver una respuesta ambigua cuando la


recepcionista le dio una gran sonrisa. Al igual que él había dicho, Suimei
era especialmente bueno en magia usando el atributo fuego. Sin
embargo, eso solo significaba que era un poco mejor con la magia que
usaba el atributo fuego, a diferencia de la historia de Reiji y Mizuki, él
también podía usar muchos otros tipos de magia.

Su verdadera especialidad era la numerología de Cábala ― tomaba toda


la materia y los fenómenos del mundo y los interpretaba como
enumeraciones de números y fórmulas numéricas que hacían posible
examinarlos como si estuvieran en un libro. Al combinar estos números
con magia, él podía manifestar la idea que se oculta detrás de los
números, ya sea fuego, agua, luz o líquido solidificante. Con el hechizo
correcto y la cantidad necesaria de maná, era posible recrear cualquier
cosa del mundo y fenómenos como magia. Era un hecho que, los magos
de su mundo, generalmente nunca hablaban de los sistemas de magia y
atributos que ellos no podían usar para no exponer sus propias
debilidades...

‘Atributos, ¿huh...?’.

40
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Desde que llegó a este mundo, él tenía la sensación de que le habían dado
demasiada importancia a este aspecto de la magia. Era cierto que, para
la magia, los cuatro elementos fundamentales, o los cinco elementos, así
como el wu xing (cinco elementos de la filosofía china tradicional:
madera, fuego, tierra, metal, agua), eran componentes importantes para
la teoría elemental. A partir de ahí, era posible encontrar la correlación
de que el atributo de agua era fuerte contra el atributo de fuego, sin
embargo, eso no significaba que, debido a que uno podía usar el atributo
de fuego, ellos no podían usar el atributo de agua.

Por supuesto, existía una afinidad natural con ciertos tipos de magia,
pero, fundamentalmente, todos los humanos tenían el potencial de
manejar cualquier atributo. Había individuos que tenían magia en la que
no eran muy buenos, por lo que elegirían simplemente no usar ciertos
atributos. Era similar a la cantidad de personas que podían encender un
fuego con un fósforo, pero que no podían hacerlo con sílex. En términos
simples, esa persona podría usar el fósforo, pero no era muy buena para
usar el sílex.

Si uno interpretara el fósforo y el sílex como diferentes sistemas de


magia, el acto de crear fuego podría lograrse de muchas maneras. Podría
hacerse tomando prestado el poder de un Demonio o Dios o alguna otra
existencia paranormal. Al igual que Suimei, también se puede hacer
usando la enumeración de números para manifestar el fenómeno en sí.
Los resultados del uso de las estrellas o las cartas del tarot para la
adivinación pueden resultar en la aparición de fuego. También era
posible crear fuego usando runas o técnicas de Ying y Yang. Era una
simple cuestión de técnicas en las que las personas eran buenas y malas.

Por lo tanto, si hubiera una técnica mágica para la que uno tuviera
aptitud, podría manifestar el atributo correspondiente. No había forma
de que hubiera un atributo que era imposible de usar para alguien. Para
Suimei, quien había tocado muchos sistemas diferentes de magia como
un mago moderno, había ciertos atributos que le resultaban difíciles de
manejar. Pero ese era el alcance de sus incapacidades.

41
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Sin embargo, también había personas que solo aprendían un solo


sistema de magia y terminaban siendo incapaces de usar ciertos
atributos. Si Suimei lo pensaba utilizando esta línea de pensamiento, de
alguna manera explicaría cómo este mundo trataba los atributos como
algo que la gente podría o no usar. Era muy probable que el sistema
mágico utilizado por Reiji y Felmenia fuera el principal, si no el único,
sistema mágico utilizado por las personas de este mundo, lo que
explicaría cómo se produjo esta situación.

“Por cierto, Suimei-san. ¿Usted es capaz de usar magia de


recuperación?”.

“¿M-Magia de recuperación?”.

Suimei levantó su voz ante la repentina pregunta. La recepcionista una


vez más hizo una expresión confusa y continuó.

“¿Tal vez usted no es consciente de ella?”.

"No, la sé...”.

Él entendió, pero el matiz de las palabras magia de recuperación era


demasiado vago para él. De vuelta en su mundo, las palabras magia
curativa y tratamiento espiritual eran utilizadas, él no pudo evitar
sentirse un poco incómodo con la categorización general de la magia de
recuperación. Suimei podía suponer que la magia curativa era una
habilidad importante, lo que explicaría por qué la recepcionista
preguntaba tal cosa. La habilidad de sanarse a uno mismo y a otros en la
escena de una batalla era definitivamente un poder indispensable. No
hace falta decir que incluso en su propio mundo, a lo largo de la historia,

42
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

el número de magos con una gran habilidad para realizar magia curativa
era crónicamente insuficiente.

“... Sí, puedo usarla. Debería ser en la medida en que sea insuperable”.

“Entiendo”.

Cuando Suimei asintió con la cabeza hacia ella, la recepcionista terminó


de llenar el formulario, ella se aclaró la garganta y comenzó a hablar en
un modo de negocios.

“Ehem, discúlpeme. Bueno, entonces, después de esto, haremos que


Suimei-san sea evaluado y designado un rango entre F y S en función de
su habilidad. La explicación de cómo se evaluará el rango la dará la
persona a cargo de tales asuntos posteriormente. Suimei-san, ¿podría
pasar por esa puerta y sentarse en una de las sillas dentro? Estaremos
con usted en breve, así que espere un momento”.

Mientras ella decía esto, se dio vuelta he hizo señas con sus manos hacia
la puerta detrás de ella. Siguiendo sus instrucciones, Suimei se dirigió a
la habitación más allá de la puerta.

◊♦◊♦◊♦◊

Después de que la recepcionista le dijera acerca de la próxima


evaluación, Suimei se dirigió aún más dentro del Gremio y se sentó en
una silla que estaba presente en el pasillo al que había llegado. El pasillo
estaba iluminado por lo que parecían ser lámparas que colgaban del

43
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

techo y daba una sensación levemente solitaria. Ciertamente le recordó


a Suimei otra escena... una sala de espera del hospital en el medio de la
noche.

A pesar de estar en otro mundo, Suimei se aferró a estos sentimientos


provocados por la aparición del pasillo mientras estaba sentado y
esperando. En poco tiempo, la puerta al final del pasillo se abrió y
alguien apareció. Era una chica con cabello castaño claro suave y
ondulado. Al igual que la recepcionista, ella llevaba el uniforme para los
miembros del personal del Gremio. Cuando llegó frente a Suimei, inclinó
su cabeza hacia un lado y comenzó a hablar.

“― Ummm, Suimei Yakagi-san... ¿verdad?”.

“Si… Sí*”.
(NT: El primer “sí” Suimei lo dice de manera informal [Yeah], y después lo dice de
manera formal [Yes]).

Cuando Suimei asintió con la cabeza, la chica puso una sonrisa brillante.

“Disculpe mi comportamiento. Soy la encargada de guiar a los nuevos


miembros del Gremio, mi nombre es Dorothea. ¡Es un placer
conocerte!”.

“A-Ah. Espero con interés trabajar con usted”.

Suimei respondió cortésmente como lo había hecho con la recepcionista


anterior hacia la enérgica chica que lo saludó. Mientras se aferraba a su
impresión de cuán diferente era ella de las que estaban afuera, Dorothea
puso una sonrisa sincera y continuó hablando.

44
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ah, está bien si hablas normalmente. También somos similares en edad,


nos llevamos bien con una actitud despreocupada”.

“… ¿Está bien? ¿Ese tipo de cosas?”.

“Está bien, está bien. Es más fácil para ti hablar así, también es mi
trabajo aliviar la tensión de nuestros nuevos miembros del Gremio que
están a punto de tomar una evaluación, ¿sabes? Bueno, por lo que
parece, puede haber sido innecesario para Suimei-san”.

“S-Sí... Entonces, una vez más, es un placer conocerte”.

“¡El placer es mío!”.

Cuando Suimei respondió como ella deseaba, Dorothea respondió llena


de energía. Luego gritó: “¡Entonces, vámonos!” y comenzó a caminar
lentamente por el pasillo. Suimei la siguió. Como si de repente recordara
algo, Dorothea se dio vuelta y le hizo una pregunta a Suimei.

“Umm, tomé un vistazo a tu formulario de registro. Suimei es un mago


que tiene atributos de fuego y viento, ¿verdad?”.

“Sí, bueno, más o menos”.

“Fufu, eres terriblemente modesto, ¿huh? ¿No acabas de enviar a Roha-


san volando usando magia sin cantico ni mucho menos una palabra
clave? ¿No eres en realidad un mago súper hábil~?”.

45
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“De ninguna manera. Todo sucedió tan de repente que me perdí en la


situación y lo usé por accidente ".

Suimei respondió a la sonrisa de Dorothea con una sonrisa inofensiva


propia.

“... Bueno, como viste, Roha-san es muy temperamental. Recientemente


ese tipo de cosas ha estado sucediendo mucho y él simplemente volaría
al desastre. No se podía evitar, pero hemos hecho algo inexcusable para
Suimei-san. Lo siento”.

“... ¿Las personas se hacen los tontos y juegan bromas con tanta
frecuencia?”.

“Sí, lo hacen. Hay quienes se acercan al mostrador de recepción solo


admirando a los Aventureros, pero sin tener un solo fragmento de
habilidad y también aquellos que solo buscan los beneficios de ser un
miembro del Gremio con intenciones maliciosas. Debe haber sido un
efecto de la aparición del Héroe-sama. Durante los últimos tres días, la
cantidad de este tipo de personas se ha multiplicado
significativamente...”.

Debe haber causado bastantes problemas a los miembros del Gremio.


Dorothea se había mezclado en un suspiro mientras hablaba de la
situación. Ciertamente, era cierto que la invocación del Héroe, que se
realizó debido al ataque de los Demonios contra Noshias, de pronto
inspiró a la gente que se había encogido de miedo. Suimei no estaba
seguro de cómo la gente de este mundo comúnmente veía al Héroe. Sin
embargo, si era algo así como la devoción ciega que presenció en el
Castillo, su existencia estaría directamente relacionada con la victoria de
la humanidad. La existencia del Héroe, en este caso, ciertamente
provocaría que algunas personas se volvieran un poco locas. Era una

46
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

situación problemática, sin embargo, esta también sería la principal


causa del asunto anterior en la recepción.

“Entonces, ¿hay muchos aspirantes a Aventureros reunidos hacia donde


nos dirigimos?”.

“No, Suimei-san sería el último en recibir su evaluación esta mañana.


Estoy segura de que casi ninguno de ellos sigue por aquí”.

“… Ya veo”.

Mientras Suimei asentía, Dorothea cambió de tema.

“Por cierto, Suimei-san, ¿viste la figura de Héroe-sama durante el


desfile?”.

“Bueno, más o menos, tengo una pequeña visión de él...”.

Por supuesto, él no mencionó que lo había estado viendo todos los días...
Simplemente no había alguna razón para que él dijera esto. Dorothea
hizo una expresión de admiración y continuó.

“Se llamaba Reiji-sama, ¿verdad? Tenía una atmósfera tan maravillosa


que ni siquiera puedo ponerlo en palabras. Como uno esperaría de
alguien llamado Héroe. Escuché que los Héroes de las invocaciones
anteriores también eran similares a él en que eran la encarnación misma
de seriedad y rectitud”.

47
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Dorothea hizo una parada casual y cerró sus ojos, ella estaba
probablemente recordando el desfile. Parecía que también encontraba la
esperanza de la imagen del Héroe grabada en su mente. Suimei, que no
pasó su vida diaria junto a ellos, no sabía si el Héroe era un símbolo de
esperanza, sin embargo, parecía ser el caso para esta chica. Era probable
que la opinión general de la gente coincidiera con la de ella, por lo que
Suimei decidió preguntar.

“¿Dorothea piensa que el Héroe derrotará al Demon Lord y al ejército


Demoníaco?”.

“Si los extraordinarios poderes de Héroe-sama descritos por rumores


son ciertos, creo que es posible”.

“¿Rumores?”.

“¿Suimei-san no sabe de ellos?”.

“Es un poco embarazoso, pero no muy bien”.

Suimei no estaba realmente avergonzado de eso, pero al menos actuaría


de esa manera superficialmente. Los que están hablando sobre el Héroe
probablemente sean la población en general. Al igual que Dorothea
estaba haciendo ese tipo de expresión, seguramente habría muchas
personas que hicieran lo mismo mientras contaban historias y cuentos
de hadas sobre el Héroe de otro mundo. Dorothea había murmurado: “...
eso es inesperado”, para sí misma antes de contarle a Suimei al respecto.

“En cuanto al poder de Héroe-sama, solo hay descripciones de libros de


historia, cuentos y tradiciones orales transmitidas a través de los
tiempos. En las pocas veces que el mundo había caído en una crisis,

48
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Héroe-sama sería invocado a nuestro mundo. Las batallas en las que


Héroe-sama participaba en esos momentos eran aterradoras. Había uno
que luchó contra un Gigante que era tan alto que podía alcanzar los cielos
y dividirlo en dos con un solo golpe de espada. O el que arrinconó al
tirano atrapado por la locura volando por el cielo sobre la espalda de una
bestia negra. O el que mató a un Demon Lord con una espada sagrada.
Solo por lo que se nos fue pasado a nosotros, hay todo tipo de historias”.

“Heeh”.

Las cosas de las que ella hablaba eran bastante interesantes. No solo el
contenido de sus historias era interesante, también eran asuntos que
involucraban profundamente a Reiji y compañía. No hay forma de que
Suimei no esté interesado. Él tendría que investigar más a fondo en otro
momento.

“¿Qué piensa Suimei-san?”.

“¿Hm?”.

“En cuanto a Héroe-sama derrotando al Demon Lord. ¿Suimei-san cree


que él pueda lograrlo?”.

“… Me pregunto. Si el Héroe actual realmente posee el poder que


Dorothea acaba de decirme, entonces puede ser posible. Aunque me
pregunto si realmente es así”.

“Oh, ¿crees que no puede?”.

49
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No, creo que es demasiado ingenuo pensar que solo la presencia del
Héroe cambiará la situación entre la derrota y la victoria. También creo
que hay algo extraño en decidir que la victoria es imposible en primer
lugar...”.

Como era de esperar, como Suimei estaba al tanto de las circunstancias,


estaba lleno de ansiedad. Una batalla no era algo tan fácil de ganar
simplemente porque uno había recibido un fuerte poder. Suimei cerró
sus ojos mientras se preocupaba por estas cosas cuando Dorothea
hinchó sus mejillas y habló.

“Sería mejor no decir esas cosas afuera. Héroe-sama está en el mismo


nivel como enviado de Alshuna-sama. Si la gente de la Iglesia de la
Salvación te escuchara, estarías en un largo sermón sobre todo tipo de
cosas”.

“Haha... Tendré cuidado”.

Ella había planteado un sermón. Lefille también había dicho algo


similar, parecía que, para las personas de este mundo, un sermón de la
Iglesia de la Salvación era lo suficientemente terrible como para usarlo
como una amenaza. A partir de ahora, sería una buena idea para Suimei
mantener estos pensamientos en un rincón de su mente. Dorothea
entonces cambió por completo su expresión desde cuando le estaba
dando a Suimei una advertencia severa.

“Bueno, ciertamente es como dice Suimei-san. Las personas del Gremio


tampoco son tan optimistas... Volviendo a nuestra charla previa, debido
a esa figura influyente, el número de aplicantes estimulados por el
fanatismo que se postularon para los Caballeros, el ejército regular y
nuestro Pabellón Crepuscular se habían multiplicado
extraordinariamente en los últimos días en comparación con antes...”.

50
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Así que eso explicaría por qué la recepcionista se había puesto tensa y
trató de rechazarme cuando entré vestido como una persona
completamente normal”.

“Sí. Suimei-san, creo que al menos deberías adquirir un equipo. No sé


cómo será después de que recibas una tarjeta de Gremio, pero un
aspirante nuevo y esperanzador que ni siquiera llevaba un arma
pidiendo registrarse en el mostrador no tiene precedentes”.

“Es como dices, estoy reflexionando”.

Suimei estaba realmente avergonzado de no haber pensado las cosas lo


suficientemente a fondo. Era completamente como un campesino que
no podía ver nada a su alrededor. Mientras Suimei se lamentaba de su
error en su mente e inclinándose ante ella débilmente, Dorothea empujó
su pecho.

“Es bueno mientras lo entiendas. En otras palabras, todo está bien”.

Dorothea había exclamado esto con completa satisfacción.

“Así que, Suimei-san. ¿Tienes alguna otra pregunta?”.

“Entonces una más. ¿Qué haré exactamente para una evaluación?”.

Esto era lo que Suimei tenía en mente todo este tiempo. En las novelas
que Mizuki le había mostrado, en el momento del registro del Gremio, el
visitante del otro mundo ponía su mano sobre una misteriosa bola de
cristal y esta medía su habilidad mágica. Sin embargo, ¿ese sería

51
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

realmente el caso aquí también? Mientras Suimei se preguntaba sobre


esto, Dorothea estaba haciendo una expresión como si estuviera
esperando que Suimei lo preguntara todo este tiempo, y respondió
enérgicamente.

“¡Naturalmente, es una pelea!”.

¿Justo qué era natural acerca de eso...?

◊♦◊♦◊♦◊

Poco después de que Suimei se enterara del método de evaluación de


Dorothea, pasaron por otra puerta a una habitación grande que se
parecía al interior de un gimnasio.

“Ya veo, la razón por la que el edificio ocupa tanto espacio se debe a esta
instalación”.

“Sí. Después de todo, esta es la oficina de Gremio más grande del país.
Al menos tenemos un lugar adecuado para el entrenamiento”.

“Un campo de entrenamiento, ¿huh...? Aun así, ¿no parece haber gente
aquí?”.

Como Suimei había declarado que los espaciosos campos de


entrenamiento estaban completamente desprovistos de gente. Él había
escuchado que el número de solicitantes había aumentado

52
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

drásticamente y pensó que habría algún presente aquí, sin embargo, la


única presencia humana que pudo sentir fue en una habitación más
adentro del edificio.

“El segundo campo de entrenamiento se usa para las evaluaciones de la


mañana, por lo que no habrá nadie entrenando en este momento. Creo
que la persona que fue evaluada antes de Suimei-san está en la
habitación más adentro, completando la documentación requerida”.

“Ya veo”.

Suimei emitió una respuesta indiferente y sintió que algo debajo de sus
pies estaba fuera de lugar. Bajó su mirada y decidió preguntarle a
Dorothea al respecto.

“Hey, los materiales utilizados aquí, ¿no son un poco raros?”.

“Sí, me sorprende que lo hayas notado. Este campo de entrenamiento


fue construido usando materiales avanzados resistentes a la magia.
Después de todo, la magia es disparada alrededor de este lugar, por lo
que fue diseñada para no romperla”.

“¿Un material resistente a la magia?”.

“Sí. Fue un descubrimiento muy reciente. Dentro de Metel, este es el


único lugar donde se usa. Ehen~”.

“Heeh. Para pensar que tal cosa existiera...”.

53
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei estaba ignorando por completo a Dorothea, quien se mostraba


excesivamente orgullosa mientras admiraba el material. Aunque la
estaba ignorando, él estaba mirando al piso con profundo interés. Los
materiales que componían la pared y los pisos parecían una simple
construcción de madera y piedra. Pero pensar que en realidad era un
material resistente a la magia. En el otro mundo, era posible producir un
material similar después de pasar el tiempo para tratar el material con
magia, por lo que no era tan poco común. Sin embargo, un material que
naturalmente posee resistencia a la magia sin la ayuda de un hechizo
captó su interés profundamente. Mientras Suimei miraba todas las
paredes circundantes, Dorothea lo recibió una vez más en el campo de
entrenamiento y extendió sus brazos.

“Ya lo había dicho una vez, pero este será el lugar donde realizaremos tu
evaluación. Emparejaremos a Suimei-san con un miembro del Gremio
de nuestra elección y mantendremos un encuentro aquí. Después de
observar la forma en que peleas, te asignaremos un rango apropiado”.

“Hey... Teóricamente, solo teóricamente, ¿existe un método de


evaluación que no implique pelear?”.

“Esa es una pregunta difícil. A cambio, te preguntaré, ¿hay alguna


manera más sencilla que no sea pelear para evaluarte?”.

“No, lo entiendo. Así es ciertamente cómo es...”.

“Así que, entiendes, ¿verdad? Entonces―”.

Mientras Dorothea estaba tratando de avanzar la conversación, una


presencia al otro lado de la puerta más adentro de la habitación había
comenzado a moverse hacia ellos. Junto con el sonido de la apertura de
la puerta, apareció una sola sombra. Después de ver a Suimei y

54
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Dorothea, la persona en cuestión los llamó. El sonido de su voz era como


el sonido de una campana clara, una agradable voz transmitida a ellos
en un gentil viento.

“¿Podría ese ser...? ¿No es Suimei-kun?”.

“Aah, Grakis-san. Ha sido un corto tiempo”.

La persona que venía de la puerta era con la persona que Suimei había
conocido antes debido a razones peculiares, Lefille Grakis. Suimei le dio
una respuesta extraña mientras caminaba con su vívido, brillante y largo
cabello rojo balanceándose detrás de ella. Después de cerrar la distancia
entre ellos, ella puso una expresión perpleja y comenzó a hablar.

“¿Por qué está aquí?”.

“Cierto, parece que haré una evaluación para determinar mi rango”.

“¿Mu...? Pero ¿no estaba aquí en el Gremio para presentar una


solicitud?”.

“Ah...”.

Suimei finalmente llegó a un entendimiento de la expresión de sorpresa


de Lefille. Cuando se separaron antes en el mostrador de recepción, ella
había dicho: “Espero que su cometido se resuelva rápidamente”, y ahora
él finalmente descubrió cuál era su malentendido.

55
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No, de hecho, también soy un candidato de registro. Ah, por cierto,


aunque parezco así, soy un mago”.

“Entonces así es como era. No le había visto llevar ningún arma y estaba
segura de que estaba aquí para hacer una solicitud...”.

“... Lo siento, de verdad. Lo siento mucho. Tendré cuidado de ahora en


adelante”.

“¿Por qué se disculpa tanto?”.

“... No, no se preocupe por eso”.

Naturalmente, la conversación se había movido hacia este tema. Para


obtener los dulces simplemente es algo que a menudo se dice. Después
de escuchar repetidas cosas similares desde su error, Suimei estaba
hundiéndose aún más en su mente. Al ver que los dos se habían
reconocido, Dorothea comenzó a hablar.

“¿Se conocen los dos?”.

“No realmente, nos habíamos encontrado frente al mostrador de


recepción antes”.

Dorothea asintió con la cabeza a Lefille. Suimei luego saltó a la


conversación.

“Grakis-san, ¿qué hay de su evaluación?”.

56
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí, acababa de terminar hace un momento”.

“¿Cómo estuvo?”.

“Umu, acerca de lo adecuado, diría yo”.

Ella respondió con los ojos cerrados y una sonrisa atrevida. Lo que
significa que no fue su evaluación lo que fue adecuada, era más probable
que ella sobreviviera con un margen adecuado. Ella no dio ni una sola
pista de que estaba cansada o respirando irregularmente. Al ver esto,
Dorothea emitió una expresión a medio camino entre el asombro y el
desconcierto.

“Para decir acerca de lo adecuado con esos dos como sus oponentes...
Ambos son bastante hábiles entre todos nuestros miembros ¿sabes?”.

“¿Es eso cierto? Sin embargo, ¿solo me moví como de costumbre?”.

“Como de costumbre, ¿huh? Es una verdadera lástima que Lefille-san no


se quede en Metel”.

Al escuchar estas palabras de Dorothea, Suimei casualmente se giró


hacia Lefille.

“¿...? ¿A dónde se dirige Grakis-san?”.

“Aah, eso es―”.

57
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ummmm, lamento interrumpir tu conversación, pero~ es hora de


comenzar tu evaluación, ¿está bien?”.

Parecía que Dorothea estaba presionada por el tiempo cuando cortó a


Lefille en medio de su respuesta. Habían pasado bastante tiempo
hablando desde que Suimei y Dorothea se conocieron después de todo.

“Sí. Estoy listo en cualquier momento”.

“Entendido. Entonces... ¡Rikus-san y Enmarph-san! ¡Si ustedes


quieren!”.

Dorothea elevó su voz hacia la habitación más allá en el campo de


entrenamiento. Respondiendo a su llamada, dos personas entraron por
la puerta. Uno era un hombre que llevaba una espada de dos manos
mientras llevaba una armadura de cuero que parecía ser un guerrero. El
otro era un hombre que llevaba un báculo en una mano y llevaba túnica,
un mago. Estos eran seguramente los oponentes de los que Dorothea
había estado hablando para la evaluación.

“Hay dos de ellos”.

“Sí. Desde aquí tendremos a Suimei-san unido con uno de estos dos.
Rikus-san es un guerrero y Enmarph-san es un mago. Ambos son tipos
completamente diferentes, sin embargo, también son bastante hábiles y
deberían ser útiles para medir tus habilidades”.

“Hmmm...”.

58
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mientras Dorothea estaba explicando, Suimei había estado


escudriñando a las personas que aún se acercaban desde una distancia
considerable. Maná, presencia, destreza. Él no podía sentir nada de
ninguno de ellos que lo pusiera en guardia. Después de un corto tiempo,
ellos finalmente llegaron ante Suimei, e inmediatamente el hombre
guerrero comenzó a hablarle a Suimei con palabras llenas de irritación.

“¿Así que tú eres el novato?”.

“Sí”.

"¿Nombre y ocupación?”.

“Mi nombre es Suimei Yakagi. Soy más o menos un mago”.

Hacia la actitud excesivamente prepotente dirigida hacia él, Suimei


terminó respondiendo de una manera muy directa. Ante esta breve
respuesta, el hombre guerrero, que Suimei supuso que era Rikus, miró a
Suimei con frustración.

“¿Ah? ¿Qué hay con el más o menos?”.

“Es solo una cuestión de mis sentimientos personales. No hay razón para
prestarle tanta atención”.

(NT: Como se dijo en el anterior volumen sobre la palabra “mago”, Suimei dijo que
era “más o menos un mago”, con ese “mago” siendo el utilizado en el mundo en el
que está y no como el “mago” de su mundo).

59
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ha... Ya veo”..

Por alguna razón, el hombre llamado Rikus era terriblemente arrogante


hacia Suimei. Él probablemente estaba irritado y de mal humor por el
hecho de que Suimei le respondiera, pero, aun así, él estaba siendo
demasiado directo. El mago llamado Enmarph, aunque silencioso,
también estaba emitiendo una atmósfera como si uno fuera
electrocutado por solo tocarlo. Y luego, por alguna razón, Rikus se giró
hacia Lefille.

“... Tú, ¿tú todavía estás aquí?”.

“Sí. Solo estaba hablando con estos dos un poco”.

Al escuchar esto, la frente de Rikus se contrajo. Por un momento, Rikus


había estado haciendo un rostro tenebroso con reminiscencias al Nioh
(dos estatuas guardianas musculosas y enojadas que se encuentran en
los templos budistas), y después de que su breve contracción facial se
detuviera, regresó su mirada hacia Suimei.

“Tú, ¿eres un conocido de esa mujer?”.

“¿Eh? Bueno, más o menos...”.

Antes de que Suimei pudiera explicar que acababa de conocerla de paso


este día, Rikus de repente dejó escapar una atmósfera extraña y
turbulenta y comenzó a murmurar.

“… Ya veo. Un conocido, ¿huh? ¿Es eso así…?”.

60
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Um...”.

“Ustedes son conocidos, ¿verdad?”.

Una atmósfera extraña y una sonrisa se giraron hacia Suimei. Cuando él


miró hacia un lado, también notó que Enmarph dejaba salir la misma
impresión. Suimei parecía haberse dado cuenta de lo que estaba
sucediendo en la conversación anterior, y se giró hacia Lefille.

“... ¿Podría ser, los oponentes que Grakis-san derrotó...?”.

“Sí, tal como lo supuso, fueron esos dos... Es un poco extraño disculparse
aquí, pero lo siento”.

“Como se esperaba…”.

Era completamente como esperaba Suimei, pero por alguna razón, él


solo podía suspirar.

◊♦◊♦◊♦◊

Entonces, ¿por qué no había cambiado nada desde su visita al mostrador


de recepción? La cantidad de personas alrededor y la causa eran
diferentes, sin embargo, Suimei solo había estado enfrentando odio que
no merecía todo el día. Enfrentándose al estallido de ira y hostilidad de
los dos miembros del Gremio, Suimei dejó escapar un largo suspiro.
Primero, el primer ministro, luego el mostrador de recepción y luego

61
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

aquí, hoy fue un día desafortunado donde él estuvo expuesto


repetidamente a miradas de odio.

De la conversación anterior, como él esperaba, los oponentes derrotados


por Lefille durante su evaluación fueron los dos miembros del Gremio
que estaban frente a él. Para la evaluación, normalmente un Aventurero
del Pabellón Crepuscular tendría una pelea mientras ofrecía su guía. Se
suponía que era una experiencia humilde. Esto también era
normalmente solo de una sola persona. Sin embargo, para su propia
indulgencia, ella había pedido luchar contra los dos uno tras otro.

Por supuesto, el resultado fue obvio. Suimei miró a su lado. Dejando a


un lado la delgada hoja y la armadura ligera, la joven emitía una
sensación de una noble educación y un estilo de vida extravagante. Al ver
a los dos que la maldecían, parecía que, aun así, ella los había vencido
con mucho espacio de sobra. Viendo que el intercambio de información
había terminado, Suimei se giró hacia los dos miembros del Gremio.

“... Así que ahora solo tengo que hacerlo también, ¿verdad?”.

Suimei no tenía motivos de prestar atención para sentirse mal por el odio
irracional y la hostilidad que se le señalaba. Enfrentado con la actitud
arrogante de Suimei mientras él le preguntaba esto, Rikus respondió.

“Así es”.

“¿El formato del encuentro?”.

“Es un encuentro del Gremio. No hay necesidad de cumplir con ninguna


formalidad. Peleamos, luego le daremos nuestra evaluación. Solo eso”.

62
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Por pelea, te refieres a una pelea normal, ¿verdad?”.

“Sí. Sin embargo, en la prueba de evaluación del Gremio usamos espadas


de entrenamiento. Ya que eres un mago... Aah, escuché que no usas un
bastón de todos modos, ¿verdad? Fu― si tienes un arma a mano que
quiera usar, siéntate libre de usarla. Solo, independientemente de si es
por arte de magia o por otros medios, no está permitido causar lesiones
graves o matar a nadie. Bueno, con nosotros como tus oponentes, eso
será imposible. ¿Cierto, Enmarph?”.

“… No hay problema”.

Esta era la primera vez que Enmarph había hablado. Parecía ser una
persona tranquila. Sin embargo, a pesar de que su rostro estaba lleno de
ira, su voz no dudaba en lo más mínimo.

“Pero ¿acaban de perder~? Ustedes dos~”.

“¡Cállate, Dorothea! ¡No jodas al burlarte de nosotros!”.

“¡Heeeee!”.

Dorothea dejó escapar un grito cuando se afrontó al estruendoso grito


de Rikus y la presión silenciosa de Enmarph. Luego se giró hacia Suimei
y sacó su lengua, ella realmente no necesitaba agregar más aceite a este
fuego...

“Así que, ¿cuál será? Te dejaremos elegir”.

63
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Cuál, huh...?”.

No había ninguna razón para que Suimei realmente lo pensara


demasiado. No era como si estuviera ocultando su magia como lo hizo
cuando acaba de llegar a este mundo. Él había visto peleas entre Reiji y
los Caballeros en el Castillo, pero ver y participar eran dos cosas
diferentes. Tendría sentido tener algo de experiencia luchando en este
mundo mientras tuviera la oportunidad. Lefille estaba a punto de irse de
todos modos, así que solo quedarían los tres en la habitación. En ese
caso, Suimei podría poner fin a todo sin ningún problema. Si manejaba
esto correctamente, también era posible que la opinión de él desde el
mostrador de recepción se volviera mucho más nebulosa.

‘En ese caso, esta es una gran oportunidad’.

Al final, Suimei estaba a punto de verter aún más aceite en el fuego sin
haber necesitado la ayuda de Dorothea... Suimei finalmente habló con
Rikus, quien lo había estado mirando todo este tiempo, solo esperando
una respuesta.

“Bueno, entonces, es un poco presuntuoso de mi parte... Los tomaré a


los dos al mismo tiempo”.

“... ¿Hoo?”.

“¡¿Eeh?!”.

Ante esta declaración, Lefille dejó escapar una voz como si estuviera muy
interesada mientras Dorothea soltaba un grito de sorpresa. Por otro

64
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

lado, los dos que él había dicho, estos dos obviamente estaban bastante
agitados.

“... ¿Ah? ¿Quieres tomarnos a los dos al mismo tiempo? ¿Estás diciendo
en serio eso, mocoso?”.

“Sí. No tengo el hábito de hacer malas bromas”.

Suimei dio una respuesta desvergonzada, esto solo llevó al estado de


ánimo de Rikus empeorando más de lo que ya estaba.

“Si tuvieras la habilidad de esa mujer allí, sería una cosa, pero ¿de verdad
crees que nos quedaríamos detrás de un solo mago? No seas tan
arrogante solo porque enviaste a un tipo volando en el mostrador de
recepción”.

Al mismo tiempo que Rikus estaba poniendo toda su ira en palabras,


Enmarph también había estado hirviendo silenciosamente a un lado
mientras miraba a Suimei. Como se esperaba, ellos eran bastante
orgullosos. Aunque no pudo ser evitado. Suimei todavía podía ser
categorizada como un niño y él se jactaba ante ellos. No hay forma de
que ellos puedan mantener la calma en tal asunto. Sin embargo, el
sentimiento en este caso fue mutuo, ya que Suimei estaba cansado de
que le gritaran. Ante la creciente tensión del aire, Dorothea interrumpió
tímidamente para tratar de calmar la situación.

“... Um, Suimei-san. ¿Hablas en serio acerca de luchar contra los dos al
mismo tiempo?”.

65
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí. Eso es lo que me gustaría. Después de esto, tengo que buscar un


lugar para pasar la noche y un lugar para comer, me gustaría terminar
esto rápidamente”.

“Um, eso no es lo que quise decir―”.

Antes de que Dorothea pudiera terminar, Rikus interrumpió con una voz
irritada.

“¿Estás seguro de que puedes terminar esto rápidamente?”.

“Sí”.

“Seguro que hablas en grande”.

"Es solo acerca esta cantidad. Así como ambos tienen su orgullo como
miembros del Gremio, yo tengo orgullo en el camino que he tomado
hasta este momento. Después de todo, no es bueno para tu salud ser
humilde todo el tiempo”.

“... Mocoso. Un idiota que no puede juzgar las habilidades de sus


oponentes solo tendrá su rango arrojado sin piedad. Si retiras tu broma
ahora y eliges solo a uno de nosotros, te perdonaré solo por esta vez”.

“No tengo intención de hacerlo. Además, no he hecho nada que requiera


tu perdón”.

“... ¿No te arrepientes, escuchaste?”.

66
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Gracias por la advertencia”.

Cuando Suimei se encogió de hombros, Rikus comenzó a rechinar sus


dientes y se giró hacia Enmarph.

“Tch... Enmarph. No podemos dejarnos subestimar por los mocosos


más. Vamos a darle una paliza rápidamente”.

“… Lo sé”.

Después de confirmar con Enmarph, Rikus giró su mirada hacia Suimei


como si estuviera tratando de abrir un agujero en su cabeza. Mientras el
aire todavía estaba lleno de tensión, los dos se dirigieron al centro del
campo de entrenamiento.

“... Suimei-kun. Esos dos son luchadores bastante hábiles, ¿sabes? ¿Está
realmente bien?”.

“Sí”.

“¿Tienes confianza en que puedes vencerlos?”.

“Aunque me temo que mi aspecto no emite ese tipo de impresión”.

Mientras Suimei daba esta declaración de autodesprecio, Lefille dejó


escapar una amable risa.

“Eso es cierto”.

67
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Una declaración inmediata. Tan cruel”.

Mientras Lefille respondía tan rápido, Suimei involuntariamente había


soltado una réplica en broma. Los dos se echaron a reír.

“Fufufu...”.

“Hahahaa”.

Ella era alguien con quien Suimei inesperadamente se llevaba bastante


bien. Mientras él pensaba casualmente acerca de cómo la desafortunada
guía de Alshuna los había unido...

“... De todos modos, enfrentarlos a los dos al mismo tiempo se alinea con
mis objetivos. Estoy bien con eso”.

“… Ya veo. En ese caso, no tengo nada más que decir”.

Lefille asintió en silencio y, por alguna razón, se giró hacia Dorothea.

“Discúlpeme, ¿me permitiría observar esta pelea?”.

“¿Ehh?”.

Suimei había dejado escapar un ruido extraño inconscientemente. ¿Por


qué simplemente pediría observar? Este desarrollo iba completamente
en contra de los planes de Suimei.

68
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí, no me importa... ¿pero tal vez Suimei-san no quiere que lo haga?”.

“Eh... No, bueno, no me importa en particular”.

“Entonces, ¿por qué hiciste ese tipo de ruido? Tu rostro estaba retorcido
como gu~nya, ¿sabes? Gu~nya”.

“No, no, simplemente no lo esperaba. Estaba sorprendido”.

“¿Es eso así? Aun así, tu comportamiento fue extraño...”.

Dorothea inclinó su cabeza hacia un lado mientras Lefille asentía con


satisfacción al haber recibido sus consentimientos.

“Entonces está bien. Estaré mirando atentamente a su pelea”.

Parecía que Lefille estaba completamente decidida a quedarse.


Seguramente su interés como espadachín había despertado su reclamo
de pelear contra los dos. Él iba a ser visto, sin embargo, su plan no
cambiaría. Mientras murmuraba: “Bueno, lo que sea”, para sí mismo en
su mente, Suimei se dirigió al centro del campo de entrenamiento.

“Bueno, entonces, ¿estás listo?”.

Cuando Dorothea preguntó, Rikus sacó su espada silenciosamente de su


vaina y Enmarph tomó su posición mientras apuntaba la joya de su
bastón hacia Suimei. Siguiendo después de los dos, Suimei sacó sus
guantes negros – el guante de la discordia – y se los puso. Luego sacó su

69
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

frasco de mercurio de su bolsillo. Rikus no tenía idea de qué se trataba y


preguntó con curiosidad.

“¿Qué es eso?”.

“No, solo estoy sacando mi arma”.

“¿Ah?”.

Rodeado de curiosas miradas por todos lados, Suimei abrió la tapa del
frasco y comenzó a verter el contenido en el suelo, el material
indispensable para su alquimia. Parecía que esta era una sustancia
bastante inusual en este mundo. Lefille frunció el ceño hacia el extraño
brillo plateado.

“Plata... ¿agua?”.

“Es mercurio. ¿Nunca lo ha visto?”.

“Sí, esta es mi primera vez”.

Lefille entrecerró sus ojos y habló una vez más.

“Así que, ¿es algún tipo de droga?”.

“Nop―”.

70
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mientras Lefille estaba cuestionando a Suimei, cada gota de mercurio se


había vaciado del frasco al suelo. Cuando lo último del líquido hizo un
chapoteo en el suelo, Suimei concentró su maná y comenzó su hechizo.

“―Permutatio Coagulatio vis Lamina”. (Transformar, Solidificar,


Conseguir Poder).

Un circulo mágico se formó y comenzó a expandirse en el suelo en el


centro del mercurio derramado. El círculo emitía una luz roja oscura de
maná. Mientras Suimei manipulaba su magia, pudo ver a cuatro
personas y cuatro rostros sorprendidas. Era probable que se
sorprendieran de que se hubiera formado un círculo mágico sin tener
que dibujarse como Felmenia.

“Alquimia…”.

Suimei escuchó la voz del mago, Enmarph. Parece que él al menos fue
capaz de reconocer esto. Como si fuera impulsado por el círculo debajo
de él, el mercurio se extendía como arcilla y subía, se extendía y se movía
hacia la mano de Suimei en forma de espada.

“―Esta es mi arma”.

Suimei terminó su respuesta a la pregunta de Lefille. Él ahora encaraba


a sus oponentes y se concentró por completo en ellos. Él no llevaba ni su
chaqueta ni su traje, pero una pelea era una pelea. Mientras dejaba de
lado la conversación, Suimei agarró la katana de mercurio en sus manos
y tomó su posición. Delante de él, vio a Rikus mirándolo con ojos
sospechosos.

“... Oi, tú. ¿No dijiste que eras un mago?”.

71
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Lo que acabo de hacer fue magia, ¿no es así?”.

“Un mago usando una espada... Más bien, ¿puedes usar eso?”.

Una pregunta familiar. Felmenia había dicho lo mismo. A la gente de


este mundo le parece que la opinión popular es que un mago y un
guerrero son dos existencias distintas. Los magos eran la retaguardia, los
guerreros eran la vanguardia. Ellos estaban estancados en este
estereotipo. Aquel que era diferente de su imagen de magos y guerreros
era obviamente sorprendente en cierta forma.

“Bueno, razonablemente bien, ¿verdad?”.

“¿Es eso así―?”.

Mientras Suimei le devolvía la sonrisa a Rikus, ya no había más


preguntas que formular. Mientras Rikus escupía esas palabras de
enfado, Dorothea lo tomó como una oportunidad para señalar el
comienzo del encuentro y levantó su mano.

“Bueno, entonces... ¡Comiencen!”.

En el momento en que Dorothea gritó, Rikus se lanzó hacia Suimei. Un


primer movimiento muy simple de entender. Comenzando con un paso
fuerte, era un espléndido corte diagonal. Suimei devolvió el corte con
uno de los suyos.

“HA―”.

72
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Rikus soltó una carcajada. Cualquiera que estuviera viendo esta escena
determinaría que la decisión de Suimei era pobre. Era obvio al comparar
sus físicos. Se puede ver fácilmente solo por el tamaño de sus brazos. Él
sería dominado y empujado hacia atrás. Por lo tanto, Rikus fue incapaz
de evitar que su risa llegara a su rostro, sin embargo, los resultados
completamente traicionaron sus expectativas. En el breve momento en
que las espadas de Rikus y Suimei se enfrentaron, Suimei de repente se
lanzó hacia la izquierda. Presionó su brazo contra su cuerpo mientras
empujaba su espada detrás de él y luego la levantó sobre su cabeza. Él
ahora estaba de pie detrás de Rikus a su derecha con la espada
completamente blandida sobre él.

“¡¿Qué?!”.

La postura de Rikus se rompió, ya que acababa de pasar de una


competencia de fuerza a que repentinamente le tomaran su espalda.
Mientras gritaba con entusiasmo y atacaba, él lanzó todo su peso a su
espada, pero ahora estaba cayendo hacia adelante. Esta era la técnica de
Suimei, el cual se encontraba con una corte diagonal con la suya y evitó
el golpe al romper su postura. Cuando terminó su técnica, Suimei
inmediatamente se giró, él no tenía intención de quedarse como un
idiota y esperar. Mientras se giraba, ante él estaba la espalda
completamente indefensa de Rikus. Normalmente, este sería el lugar
donde Suimei lo cortara mientras pronunciaba un discurso sobre el
hecho de tener que pagar el precio de la espalda, sin embargo, no había
oportunidad de hacerlo. Esto fue porque, detrás de Suimei, todavía había
mandíbulas de tigre dirigidas hacia él.

“―Oh, Viento. ¡Tú eres el poder de la eternidad que aplasta todo,


otórgale al enemigo ante mí tu ira! ¡Wind Fist*!”.
(NT: Puño de Viento).

73
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Secandum Excipio!”. (¡Muralla Número 2, Despliegue Local!)

Sin arrepentimientos hacia el golpe que ya no podía tomar ante él, con
el aire enrollado en la forma de un puño tiránico que volaba hacia él,
Suimei puso su magia defensiva. La magia que utilizó fue la brillante
fortaleza dorada: “Muralla número 2”. Un escudo contra hechizos
mágicos.

74
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

75
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿Qu-?!”.

Suimei no sabía exactamente de quién era esa voz sorprendida. Él tenía


su espada apuntando hacia Rikus y, al abrir su postura, levantó su mano
izquierda hacia Enmarph detrás de él. Con su mano como origen, el
círculo mágico de oro se desplegó inmediatamente frente a él. El puño
de aire comprimido se estrelló contra su escudo y se dispersó en los
alrededores como torbellinos. El círculo mágico ni siquiera crujió al
pasar el tiempo durante unos segundos antes de que todos se hubiesen
recabado. Con un rostro deformado debido a su fracaso que había creado
una apertura tan vergonzosa, Rikus reformó su postura y se encaró a
Suimei.

“Tch, usando un estilo de espada tan extraño”.

“Me enseñó un dojo cercano”.

Suimei dejó estas palabras con completa compostura.

“¡¿Qué?! ¡¿Qué fue esa magia?!”.

Enmarph de repente se animó y comenzó a hacer un alboroto. Suimei


encaró su rostro sorprendido mientras entrecerraba sus ojos e hizo una
declaración con una voz dudosa.

“... ¿Es magia defensiva?”.

“¡No estoy preguntando sobre eso! Justo ahora tú―”.

76
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Qué? ¿Hice algo extraño?”.

Enmarph estaba completamente estupefacto. Debido a su sorpresa, no


fue capaz de poner alguna palabra junta. La fortaleza dorada era magia
defensiva. Era una magia que Suimei había creado para protegerse
contra todo tipo de ataques. Era un círculo sólido que incluso él llamaría
su obra maestra. No importa cómo lo mires, era magia defensiva. La
única otra cosa para sorprenderse sería el círculo mágico. Sin embargo,
él también acaba de mostrar la técnica para formar un círculo mágico de
la nada cuando manipuló el mercurio. No había nada nuevo por lo que
gritar.

“Extraño, dices, todo―”.

Como Enmarph estaba demasiado estimulado para formar


pensamientos coherentes, Dorothea habló en su lugar.

“¡Pero Suimei-san! ¡¿Esa magia que usaste acaba de activarse sin la


mediación de algún atributo?!”.

“... Eso es porque no usa un atributo. ¿No es francamente inútil aplicar


un atributo a la magia defensiva?”.

Los atributos eran simplemente peso muerto cuando se trataba de magia


defensiva. Fundamentalmente, para defenderse de la magia de un
oponente, uno se defendería contra el hechizo en sí mismo o se
defendería contra la causa de la magia misma. Era cierto que la
aplicación de un atributo aumentaría su poder defensivo contra la magia
del atributo opuesto, sin embargo, la debilidad de hacerlo fue que era
posible hacer que la defensa fuera completamente ignorada en ese caso.
Debido a que había un demérito tan grande, se había decidido que

77
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

aplicar los atributos a la magia defensiva era innecesario. Sin embargo,


Enmarph no parecía convencido en absoluto.

“¡Ridículo! ¡No hay forma de que sea inútil! ¡Comenzar con la magia es
algo que toma forma solo después de la mediación de un atributo! La
magia que se puede invocar con la mediación de un atributo es solo...”.

“¿Ha-Haa? ¿Mediación de un atributo?”.

No importa qué tontería Enmarph estaba a punto de surtir, Suimei tenía


dificultades para comprender el significado de sus palabras. Sin la
mediación de un atributo, la magia no se activaría, ¿qué quiso decir con
esas palabras? Los atributos eran un indicador utilizado para clasificar
la magia en tipos categóricos. No era un tipo de poder o componente
esencial utilizado para invocar magia. No lo era, pero―

“... Suimei-kun. Toda la magia en el mundo se manifiesta debido al poder


tomado de los elementos. Sin usar el poder de los elementos, la magia
sería imposible de usar. Así es como se supone que es, pero ¿por qué eres
capaz de usar magia sin tener en cuenta este principio?”.

Lo que Lefille acababa de decir con un ceño examinante y una voz atenta
era el centro del misterio que había estado molestando a Suimei. Y
ahora, él finalmente entendió.

“―Aah. ¡Aah, aah, aah! Ha, lo entiendo. Ya veo, finalmente lo entiendo...


La magia aquí no se otorga con un elemento químico, el elemento
químico en sí mismo se usa como intermediario para la invocación, sin
él no pueden hacer nada”.

78
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

De repente, el problema que había estado molestando a Suimei desde


que llegó a este mundo quedó perfectamente claro. Al principio, Suimei
había pensado que la magia de este mundo era la magia de la naturaleza,
como la que podía encontrar en cualquier parte de su mundo. La magia
de la naturaleza usaba el poder de la naturaleza para producir magia, o
utilizaba la magia para generar fenómenos naturales. Dejando eso de
lado, después de observar la magia de este mundo, Suimei había pensado
que se parecía mucho a la magia de la naturaleza e incomprendida. Sin
embargo, ahora que abrió la tapa, era como una falsificación de la magia
de la naturaleza.

Suimei recordó la primera magia que vio en el Castillo, la magia utilizada


para abrir la puerta. Si él estaba usando la magia de la naturaleza para
abrir la puerta, todavía era extraño, después de todo, el poder de
simplemente empujar o tirar existía dentro de la magia de la naturaleza.
Él podría haber usado eso para hacer la acción. Agregar una ligera brisa
para empujar la puerta era el colmo de la inutilidad después de todo. Sin
embargo, esto solo se aplica si la magia de este mundo es la magia de la
naturaleza. En otras palabras, como él era incapaz de hacerlo, la magia
en este mundo era aparentemente similar a la magia de la naturaleza.
Los elementos a los que ellos se referían aquí no eran elementos
químicos, sino que estaban restringidos a los ocho elementos que deben
usar para poder manifestar la magia. Esta era la razón por la que
cualquier magia que ellos invocaran siempre conllevaba un atributo
prominente.

“Todos seguían diciendo que las cosas que llamaban elementos eran
absolutamente necesarias, hacía que todo fuera difícil de entender. Solo
agrega sentido a la complejidad de la magia y agrega una cantidad de
tiempo correspondiente para realizar. Es simplemente molesto e idiota”.

“¿Q-Qué diablos estás diciendo...?”.

79
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Qué, no es nada importante. Usar un atributo para defender es solo algo


difícil, eso es todo”.

Era posible que la magia de este mundo, el flujo de maná – hechizo – la


defensa simplemente no existiera. En cambio, hicieron maná – hechizo
– elementos – defensa y no pudieron desviarse de ese flujo. Esta era la
razón por la cual los canticos eran tan largos, y el por qué siempre se
sorprendían cuando se omitía el canto.

‘Dios mío, pensar que fuera así...’.

También había sido el caso con Felmenia, pero Suimei aún no había
estudiado la magia de este mundo. En el mundo de Suimei, los grimorios
o libros conocidos como escritos esotéricos, eran algo que no estaba
dirigido a los principiantes en la magia. Con solo leer uno, uno no sería
capaz de usar magia como si se tratara de un tipo de manual o manual
de instrucciones. Incluso solo leer uno correctamente requiere una
buena cantidad de tiempo y materiales.

Por eso Suimei no intentó estudiar ninguna magia. Como tomaría tanto
tiempo descifrarla, Suimei decidió que sería más beneficioso estudiar el
mundo, su naturaleza, sus leyendas y el origen de su magia. Por eso solo
leía este tipo de libros cada vez que se escondía en los archivos. Una parte
de Suimei también solo quería disfrutar y descubrir la magia en el medio
de una pelea. Él estaba anticipando misterios de que él aún no sabía nada
sobre moverse y excitarlo... en ese día, no había nada de eso.

“... Bueno, lo que sea, continuemos. Ambos estamos sorprendidos de


todos modos. Eso nos hace parejos. Entonces, no te importa, ¿verdad?”.

Mientras Suimei lo presionaba con estas palabras, Enmarph comenzó a


cantar enojado.

80
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡―Oh, Viento! Tú eres el poder de la eternidad, hazte círculo. Tal es un


círculo de tiranía. La destrucción incontable nacida del aire, apresúrate
hacia mi enemigo con tu rectitud. ¡Noise Tyrant*!”.
(NT: Ruido Tiránico).

La palabra clave de Enmarph resonó en el aire – un turbulento tiranico.


Con Enmarph como su centro, un vórtice de aire se elevó en el aire en un
instante, siguiendo eso, como si todo el aire de la habitación estuviera
temblando, muchos torbellinos comenzaron a formarse en sus
alrededores. A diferencia del único puño que había disparado antes, esto
era un aluvión de aire. Utilizando el poder de los números, él intentó
abrumar arrogantemente el escudo de Suimei. Sin embargo…

“Secandum Perfectus!”. (¡Muralla Número 2, Refuerzo de Despliegue!)

Magia defensiva. El círculo mágico de oro comenzó a brillar mucho más


brillante que antes cuando la tormenta de la tiranía corrió hacia ella con
violenta turbulencia. Individualmente, cada golpe tenía más poder que
su ataque anterior, y aquí había diez o veinte, no, más que eso. Era un
rápido bombardeo de fuego continuo. Sin embargo, cuando cada uno
golpeaba la muralla dorada, desaparecerían en un instante. Esto solo se
repite continuamente. Ni un átomo de su ataque pudo alcanzar a Suimei.
Después de un rato, la magia del viento llegó a su fin, dejando que el
polvo del suelo volara por toda la habitación. Cuando Suimei le devolvió
una fría mirada a Enmarph dando a entender que había sido aburrido,
Enmarph no solo no podía hablar, sino que tampoco podía mover sus
manos mientras se congelaba en su postura con su bastón apuntando
hacia Suimei. En ese momento, Suimei escuchó el sonido de alguien
pateando ferozmente el suelo. Era Rikus.

“¡No te pongas...”.

81
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Engreído, es lo que seguramente iba a decir. Él tenía su espada


preparada con ambas manos y estaba saltando hacia Suimei. Era un
ataque dirigido al momento exacto en que la magia de Enmarph
terminara. Aun así, era demasiado lento para que Suimei no pudiera
reaccionar. Suimei movió su brazo señalado hacia Enmarph, hacia
Rikus, e invocó su magia.

“Primum Excipio!!" (¡¡Muralla Número 1, Despliegue local!!)

“―engreído, maldición!”.

Mientras gritaban, la espada y la muralla colisionaron haciendo un ruido


como de engranajes metálicos que se agitaban violentamente como si se
tratara de partir el oído interno. La espada de Rikus y el escudo de
Suimei se desplegaron en plena anticipación de sus acciones. Pero no
tenía sentido que la espada golpeara una muralla de Castillo, esto
también se aplica aquí. El círculo mágico no se debilitó en absoluto, pero
la espada se había estado quitando lentamente de la colisión.

“No me alcanzarás solo con eso”.

“Uu, guu...”.

Él simplemente estaba de pie allí mirando a su oponente por encima del


ataque, una visión realmente ridícula. Viendo la angustia de Rikus como
una oportunidad perfecta, en el momento en que Rikus aflojó la fuerza
en su espada, Suimei dio un paso hacia la izquierda y tomó un paso
compuesto al lado de Rikus, cuyo golpe había perdido completamente su
objetivo. Mientras se movía hacia una posición al lado de Rikus, Suimei
chasqueó sus dedos con fuerza con la intención de derrotarlo.

82
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡GUAAAAAAH!”.

Al estallar el repentino y poderoso ataque a su costado, Rikus fue


enviado a volar. Sin confirmar hasta dónde se fue, Suimei reorganizó su
postura y encaró a Enmarph. Enmarph todavía estaba agarrando su
bastón apuntando a Suimei, y cuando estaba a punto de comenzar a
cantar...

“¿Está realmente bien? Tu magia no funcionará”.

“¡GU! Incluso así―”.

Él lo hará. Una batalla mágica. Suimei elogió el espíritu de Enmarph.


Mientras Enmarph comenzó a cantar con celo con la intención de
derribar a Suimei, Suimei también comenzó su propio hechizo.

“Buddhi Brahma. Buddhi Vidya”. (Despierta el Poder. Junto con Gran


Conocimiento)

“―Oh, Viento. Tú eres el poder de la eternidad, sopla ferozmente”.

La magia contemporánea y la magia de este mundo. Ellos estaban


preparados de diferentes maneras, pero la victoria seguramente estaría
influenciada por la velocidad del canto. Sin embargo, ante un mago que
utilizaba los cantos comprimidos del Cábala, la magia que requería
tiempo para mediar con un atributo era simplemente el colmo de la
estupidez. Si uno comparara sus velocidades, sería obvio que el mago del
otro mundo perdería... Sin embargo, eso solo aplica si los hechizos tienen
la misma fuerza.

83
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Gale!”.
(NT: Vendaval).

El primero en terminar e invocar su palabra clave no fue Suimei, sino


Enmarph. Sorprendentemente, él usó un canto que solo requería dos o
tres versos. Sin embargo, el hechizo no era lo suficientemente fuerte, no
había manera de que pudiera dañar a Suimei. En ese caso, ¿por qué lo
estaba usando con este tipo de sincronización? La respuesta a esa
pregunta se hizo evidente de inmediato. El maná que se convirtió en un
vendaval soplaba desde detrás de Suimei.

‘Puedes hacerlo después de todo―’.

Mientras prestaba atención a la fría premonición detrás de él, Suimei


esbozó una sonrisa distorsionada. Enmarph no había estado buscando
una cabeza en la batalla mágica, era una táctica. Él arriesgó su vida
dejándose completamente indefenso para atacar a Suimei desde un
punto ciego. Suimei quería darle algunas palabras de admiración. Por lo
tanto, él terminó su canto.

“Buddhi Karanda Trishna!”. (¡Por lo tamto, Ríndete Tú Mismo A La


Dulce Voz De La Sed!)

Trishna, que significa sed, era una palabra usada ceremoniosamente en


más de cinco religiones. Por lo tanto, era simple de usar para magia y un
sánscrito muy poderoso. Cuando se usaba en la magia de Suimei, esta
contenía los misterios de los sistemas budistas esotéricos. Un círculo
mágico se formó debajo de los pies de Enmarph con una estructura
completamente diferente de cualquier círculo que él hubiera visto antes,
un círculo mágico que encarnaba y manifestaba la sed.

84
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¡Aún no!!”.

Junto con su espíritu de lucha estallando, maná comenzó a inundar el


cuerpo de Enmarph. Él tenía la intención de resistir el hechizo
forzosamente abrumándolo con maná. Esta era la medida final tomada
para defenderse contra magia cuando se la empuja en un rincón. En
general, ante la desconocida magia, no era una mala elección.
Desafortunadamente para Enmarph, la magia utilizada por Suimei era
la dulce voz de Kalaviṅka. Este no era un ataque directo, esta magia fue
diseñada para absorber todo el maná de su objetivo. En otras palabras…

“¡¡Qu―GAAAAAAAAAH!!”.

Acompañado por su grito, el maná ahora estaba siendo liberado del


cuerpo de Enmarph a un ritmo acelerado completamente fuera de su
control. En poco tiempo, teniendo todo su poder drenado de su cuerpo,
el mago cayó de rodillas.

“¡¡OoOOOOOOOOH!!”.

Luego, Suimei escuchó un grito de guerra de Rikus que estalló detrás de


él. Él había sido espléndidamente impresionado antes, pero al ver que
cerraba la distancia tan rápido, sus acciones seguramente debían cubrir
a Enmarph. Sin embargo, Suimei no perdió la compostura. Se giró y
arrojó su katana de mercurio en su otra mano, mientras giraba, como
levantaba la tierra como un torbellino y se giraba para atacar en un
instante. Comparada con la espada pesada que sostenía en las manos de
Rikus, la hoja que Suimei balanceó había sido un momento más rápida―

“Gu, uu...”.

85
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Deteniendo su espada justo en el cuello de Rikus, Suimei declaró su


victoria.

“―Con esto, creo que es mi victoria, ¿verdad?”.

No hubo una sola queja en respuesta a su pregunta.

◊♦◊♦◊♦◊

Cuando Suimei retiró lentamente su katana de mercurio del cuello de


Rikus, Rikus cayó al suelo y dejó escapar un áspero respiro. Detrás de
Suimei, Enmarph también estaba sentado en el suelo con una mirada
exhausta por haber liberado por la fuerza de su cuerpo todo su maná.
Mientras verificaba esto, Suimei silenciosamente desabrochó el hechizo
y liberó el maná en su katana de mercurio y la lanzó al piso. Como si
revirtiera todas las acciones que había tomado para formar la katana, el
mercurio salpicó en un charco y luego regresó al frasco de Suimei. Como
miembro del personal del Gremio Dorothea había estado atentamente
vigilando la pelea, después de ver a esas dos figuras caídas, se giró hacia
Suimei con una gran expresión de admiración.

“Wow... Realmente los derrotaste, a ambos...”.

Dorothea se estaba distanciando un poco del inesperado resultado. En


cuanto a la Lefille, que había estado observando a su lado, como era de
esperar, estaba mirando a Suimei sin una pizca de descuido. Y mientras
lo miraba con una mirada que parecía poder atravesarlo, borró todo el
sentimiento mientras hacía una gentil sonrisa.

86
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“―Maravilloso”.

Una sola palabra de admiración. Parecía que la atmósfera en el aire fue


volteada en un instante. Dorothea luego dio un paso hacia Suimei.

“Suimei-san. Fue una pelea espectacular. No hay muchas personas que


puedan derrotar a Rikus-san y Enmarph-san al mismo tiempo. Incluso
entre los miembros del Gremio, que están actualmente en Metel, solo
habría un puñado”.

“Gracias. Bueno, sucedió que mi estrategia había funcionado


perfectamente, eso es todo”.

Suimei estaba diciendo que había sido por casualidad de una manera
auto-despreciativa. Dorothea sonrió de una manera que sugería que no
le gustaba cómo él lo estaba poniendo y le pinchó con sus palabras.

“Una vez más con la humildad. Como pensé antes, eres un mago muy
hábil ¿no? Incluso en el Gremio de Magos, creo que se te consideraría en
la clase alta, ¿verdad, Lefille-san?”.

“Sí, no estoy familiarizada con la fuerza de los miembros del Gremio de


Magos en Metel, pero seguramente sus habilidades son un gran
espectáculo para ver”.

“... Por cierto, comparado con los increíbles magos que conoces, ¿cómo
fue?”.

87
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei había preguntado sobre los magos de este mundo. Él los había
llamado ridículos e idiotas antes, pero todavía estaba interesado en sus
habilidades y cuán fuertes eran los magos mejor clasificados en este
mundo. Todavía no estaba claro para él. La habilidad era importante, sin
embargo, la capacidad de maná también tenía un efecto importante en
la magia. Si estuviera a juego con sus esperanzas, entonces un mago con
cantidades aterradoras de maná podría lanzar magia con un efecto
igualmente aterrador. Además de eso, a Suimei le interesaba cuánto
jugaban los elementos cuando se usaban como mediación. Dependiendo
de la habilidad del mago para ejercerlas, su fuerza también debería ser
proporcionalmente más fuerte. Dorothea sonrió alegremente mientras
respondía.

“Como pensé, estás interesado, ¿verdad? Suimei-san también es un


chico~”.

“B-Bueno, sí... ¿Y?”.

“Fufu. Si me preguntas, creo que eres bastante bueno. Sin embargo,


puede que no sea el caso cuando se compara con los magos rango-S del
Pabellón Crepuscular...”.

La voz de Dorothea disminuyó cuando terminó de hablar. En otras


palabras, comparar la pelea ahora con un mago de rango-S sería
presuntuoso. En ese caso…

“Lo entiendo... Por cierto, ¿cómo se compararía la famosa Flama Blanca


del Castillo con los magos de rango-S?”.

“¿Lord Stingray? Su Señoría es más famosa por su investigación que por


su fortaleza. Creo que no se la puede comparar con aquellos que se ganan

88
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

la vida haciendo frente constantemente a las situaciones de vida o


muerte, ¿verdad?”.

“Heeh...”.

Dorothea se jactaba con orgullo de los miembros del Gremio del


Pabellón Crepuscular. Suimei estaba completamente absorto en interés
por sus palabras. Él no diría que Felmenia era hábil, pero, como maga,
su talento era bastante prometedor. Seguramente él no pensó que ella
era parte de la clase superior de los magos, pero escuchar que sería
comparada desfavorablemente, contra los magos que participaban
activamente en el combate, era ciertamente una conversación
interesante.

“Entonces, ¿qué piensa Grakis-san?”.

“... No pensé que usted pareciese alguien que estaba tan obsesionado con
la fuerza”.

“No lo estoy, solo quiero un punto de referencia. Solo una idea general
de mi nivel. Uno normalmente sería curioso acerca de cómo se evalúan,
¿verdad?”.

“Fumu, eso es correcto... Es simplemente mi opinión, pero...


Completamente basada en personas que he presenciado por mí misma,
la cantidad de maná que sentí de ti no era algo que pudiera superar a los
magos más fuertes. En cuanto al poder destructivo de tu magia... lo que
me has mostrado hace un momento no sirvió como un buen punto de
referencia”.

“Poder destructivo, ¿huh?”.

89
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Como se esperaba, al igual que en la magia de la naturaleza, ellos


parecían poner énfasis en esto. El mago, que es temido en el otro mundo,
la inmensa magia de Wolfgang seguramente echaría a perder a la gente
de este mundo. Bueno, entonces, ¿cuánto poder destructivo había detrás
de la magia de los magos de rango más alto?

“Si se tratara de los magos fuertes que he mencionado antes, entonces


hay algunos que podrían volar todo un bosque o pueblo con un solo
hechizo. Aunque puede ser algo descortés decirlo, comparando tales
hazañas con su magia, realmente no puedo decir que están en el mismo
plano”.

“Por ejemplo, si estamos hablando del Geo Emperador-sama de


Nelferia, escuché que puede aplastar todo un campo de batalla a la vez.
Es realmente solo cosas atroces a más cosas atroces cuando hablas de
gente así...”.

“Fumu, fumu...”.

Suimei había comprendido bastante bien las cosas. En su estado actual


en el que todavía tenía que encender su horno de maná*, parece que
había una brecha bastante grande. No era como si pudieran aplastar una
montaña o destruir una península, pero todavía era una cantidad
aterradora de poder destructivo. Bueno, incluso en el otro mundo no
había mucha gente capaz de hacer cosas similares... En cualquier caso.
(NT: Anteriormente llamado Caldera de Maná. Lo cambié).

“Muchísimas gracias. Esto ha servido como un buen punto de


referencia”.

90
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No hay problema, me siento un poco incómoda de recibir su


agradecimiento por algo tan trivial”.

“No, sigo siendo muy ignorante después de todo. Todavía me queda un


largo camino por recorrer”.

Suimei le hizo una reverencia a Lefille. Dorothea inclinó su cabeza hacia


un lado y continuó hablando con asombro.

“... Sin embargo, ¿qué eres exactamente, Suimei-san? Eres capaz de


luchar tan bien, pero nunca antes había escuchado tu nombre hablado,
así que, ¿de dónde vienes?”.

“Aaah, soy, bueno, desde bastante lejos... Si digo desde el Este,


¿entenderías?”.

Suimei recordó los mapas del Castillo cuando dijo esto. Preparándose
para una conversación sobre geografía, él había estudiado los mapas
bastante a fondo. En el lado Este del continente, Astel no tenía mucho
en términos de relaciones diplomáticas y menos información sobre esas
tierras. Era la sección de tierra perfecta para responder a la pregunta que
le acababan de hacer.

“Ya veo. Ciertamente, no tenemos mucha información sobre la parte


Oriental del continente. Entonces, ¿tu magia también es característica
de la magia del Este?”.

“Bueno, sí”.

91
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei dijo una mentira mientras pretendía que era la verdad. Parecía
que había captado el interés de Lefille cuando ella comenzó a hablar.

“Magia característica, ¿huh...?”.

“¿Ocurre algo?”.

“No, simplemente admiraba las espléndidas técnicas que usted había


mostrado. Dejando de lado el poder destructivo, la velocidad de la
invocación e innecesario decir que las habilidades defensivas fueron
excelentes. Todavía hay mucho del mundo que no conozco”.

“Bueno, sí”.

Ella tenía toda la razón, eran técnicas de otro mundo después de todo,
por lo que el fraseo podría haber sido un poco apagado. Dorothea luego
se giró hacia Lefille cuando de repente recordó algo.

“Ahora que lo pienso, Lefille-san se dirige hacia el Imperio Nelferia,


¿verdad?”.

“¿Hm? Sí, eso es correcto”.

Dorothea confirmaba el itinerario de Lefille con ella, resultó ser una gran
coincidencia para Suimei.

“Heeh. ¿Grakis-san va a tomar actividad en el Imperio?”.

92
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí. Desde aquí planeo tomar parte en actividades en el Pabellón


Crepuscular mientras voy al Instituto Mágico en el Imperio”.

“El Instituto Mágico... si recuerdo bien...”.

Instituto Mágico. Según los documentos que Suimei había leído, era una
gran institución en el Imperio que servía como lugar de educación
mágica. Reunía a estudiantes de Astel, Nelferia y Saadia para investigar
y desarrollar magia además de mantener el equilibrio de poder entre los
tres países aliados.

“Como no estoy particularmente familiarizada con la magia, esperaba


comenzar a estudiar desde cero para poder esforzarme por mejorar”.

“¿Quiere aprender magia?”.

“Sí. Hasta ahora, nunca había hecho un esfuerzo serio para estudiar
magia después de todo”.

Suimei asintió al escuchar esto y Dorothea soltó un suspiro cuando


comenzó a hablar.

“Alguien tan hábil como Lefille seguramente habría contribuido en gran


medida al Gremio aquí en Metel. Es una verdadera pena que te mudes a
otra oficina. ¡¡Sin embargo, todavía tengo esperanza en nuestro nuevo
mago, Suimei-san!!”.

“―No, lo siento, pero una vez que termine de prepararme, tengo la


intención de dirigirme directamente a la Ciudad Kurant”.

93
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Después de una breve pausa, Dorothea lo miró con rostro de terrible


vigor.

“... ¡¿EEEEEEEH?! ¡¿No ibas a contribuir mucho a nuestra oficina como


mago novato de Metel que llevaría todas nuestras esperanzas como una
nueva estrella brillante?! ¡¿No ibas a mostrarles a los magos en el Gremio
de Magos qué es lo que pasa con un ba~tta ba~tta y recibir un segundo
nombre de Crepúsculo-sama*?!”.
(NT: O Crepuscular).

Suimei se preguntaba adónde la había llevado su peligrosa imaginación.

“… No, desafortunadamente”.

“De ninguna maneeeera... Pensar que finalmente tuvimos algunos


miembros nuevos que superaron nuestras expectativas después de tanto
tiempo hasta ahora y se van…”.

“Lo siento. También tengo cosas que hacer”.

“... Así es, ¿no? Dado que ambos se dirigen hacia sus metas con una
resolución tan inquebrantable, no se puede evitar”.

“Bueno, mi destino final también es Nelferia”.

“¿Usted también?”.

“Sí. Tengo mucha información que necesito reunir, como era de esperar,
el Imperio sería el mejor lugar”.

94
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ya veo. No sé cuándo será, pero estoy ansiosa por volver a vernos”.

“Sí, estoy deseando que llegue también”.

“―Bueno, entonces, debería irme. Suimei-kun, tu lucha fue instructiva”.

Cuando Lefille dijo estas palabras de despedida, se dio vuelta con dulce
elegancia mientras su coleta roja se sacudía detrás de ella. Suimei
accidentalmente comenzó a mirarla como para analizarla. Lefille había
notado su mirada y se giró.

“¿Ocurre algo?”.

“No, no es nada. Cuídese”.

“Sí. Gracias. Bien, entonces, nos vemos”.

Con esto, Lefille se dirigió hacia la salida del campo de entrenamiento.


Suimei contempló su elegante espalda cuando se fue y cerró sus ojos... si
es ella, no debería haber problemas para dejarla como está. Ella no
parecía que le gustara el chisme, estaría bien dejarla sola. No brotaría en
un problema. Ella también se dirigía a Nelferia, al final del día, los
rumores sobre que Suimei no se extendería en esta área... Después de
confirmar que Lefille había cruzado la puerta, Suimei habló con
Dorothea sin cambiar su mirada.

“― Bueno, entonces, me gustaría preguntar algo simple, con esto, ¿cuál


sería mi rango?”.

95
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Como ella no podía ver su rostro, Dorothea estaba un poco alerta


mientras miraba el techo.

“Umm... Así es. Después de todo, Suimei-san ganó una aplastante


victoria con Rikus-san y Enmarph-san como oponentes al mismo
tiempo”.

Por un lado, había uno que actuaba como un niño, por otro lado, uno
solo dirigía una mirada silenciosa hacia Suimei. Rikus se alejaba
haciendo una expresión molesta. Enmarph estaba rechinando sus
dientes. Como era de esperar, habiendo probado dos derrotas
consecutivas, ambos estaban bastante mortificados. Cuando Dorothea
echó un vistazo atrás a esos dos, ella se puso un rostro como un miembro
del personal adecuado y habló de una manera comercial.

“Normalmente creo que un rango-C sería apropiado. Pero ciertamente


usted tiene suficientes habilidades para tomar actividades como un
rango-B. Creo que será lo más adecuado”.

“Heeh...”.

Hacia la inesperada evaluación de Dorothea, Suimei había soltado


involuntariamente su voz. Ella lo calificó como rango-B. él había
pensado que sería por allí, pero aún era una evaluación bastante alta. Y
luego, como extremadamente complacida con la evaluación, puso una
sonrisa brillante y encaró a Suimei.

“Es increíble, ¿verdad? Te has vuelto famoso en un instante Suimei-san”.

96
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Es eso así?”.

“Sí. Lo garantizo”.

Dorothea empujó su pecho con orgullo y con entusiasmo le pidió a


Suimei que se lo dejase a ella. Ciertamente era cierto, si un miembro
nuevo de repente recibía una alta evaluación y se elevaba como un
cometa, era obvio que su nombre se difundiría. Pero…

“Sin embargo― eso solo sucedería si Dorothea y los otros tres que
estaban presentes difundieran rumores de lo que había sucedido aquí a
los demás, ¿verdad?”.

“¿...? Incluso si no esparciéramos rumores, si apareciera repentinamente


un rango B, ellos se volverían famosos fácilmente”.

Dorothea no podía entender de lo que estaba hablando Suimei y estaba


hablando maravillada. Para el momento en que se dieron cuenta,
Suimei, quien no los había estado mirando, de repente llevaba ropa bien
ajustada con faldones largos. Y luego, lo que los encontró fue una
repentina presión indiferente que congeló todos sus músculos hasta el
punto en que se convulsionaban. Rikus, que lo había notado
rápidamente, miró a Suimei con hostilidad.

“… Tú, mocoso…”.

“Está bien. No me haré famoso. Hace apenas un momento, durante la


evaluación, fui completamente derrotado por ustedes dos y recibí un
muy apropiado rango-B. Los tres de ustedes transmitirán estos hechos a
los otros miembros del Gremio. Simplemente soy un mago de segunda

97
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

clase completamente normal y sin un factor bueno que felizmente se


convirtió en miembro del Gremio... ¿Verdad?”.

“―Eh”.

Dorothea no podía entender lo que estaba pasando y estaba estupefacta.


Rikus y Enmarph se vieron presionados por la tensión en sus cuerpos
por la presión abrumadora que tenían ante ellos. Desde la atmósfera,
podían adivinar lo que estaba por suceder. Que lo que les acababan de
decir, pronto se convertiría en su realidad. Esa fue precisamente la
intención de Suimei, es por eso...

“Debo pedirles disculpas un poco a los tres, sin embargo, les confiaré la
tarea de transmitir el mensaje correcto aquí”.

“Como si fuera... uu, gu...”.

“Ah―”.

Suimei se dio la vuelta y se llevó las manos a la cabeza. Y así como así,
invocó su magia en poco tiempo. Rikus, quien había saltado hacia él con
la intención de detener alguna violencia, y Dorothea, que acababa de
quedarse allí totalmente atónita, no pudieron ofrecer resistencia alguna
mientras caían bajo la magia de Suimei, la cual fue diseñada para
satisfacer sus deseos. Los dos no tenían una fuerte resistencia innata
hacia la magia. Este resultado fue una cuestión de rutina. Y luego,
después de caer bajo el efecto de la magia de Suimei, sus ojos habían
perdido el enfoque y comenzaron a mirar al vacío. Y así, se quedaron
quietos sin moverse. Había uno restante que no cayó bajo el hechizo de
Suimei, Enmarph. Él solo podía resistirse mientras temblaba de miedo.

98
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“… ¿Por qué estás haciendo esto?”.

“¿Hm? ¿Por qué, dices? Es justo como dije, solo quiero un rango
adecuado, eso es todo”.

“Ridículo. Un alto rango es un factor importante que influye en los


trabajos que pueden realizar los miembros del Gremio. ¿Qué piensas al
tirarlo tú mismo?”.

Cuando Enmarph le preguntó esto, Suimei estaba allí de pie,


indiferentemente.

“No, realmente no intento nada”.

“¿Qué―?”.

“Simplemente lo prefiero de esta manera. No quiero que las cadenas me


aten al aumentar, eso es todo”.

“Eso es cierto, pero...”.

Con un incremento en el rango, las cargas que se le imponen también


aumentarían proporcionalmente. Como su superior de un miembro del
Gremio, él sin duda podía entender este punto. Para Suimei, un
incremento en la responsabilidad del Gremio era simple y
completamente innecesario para él. Por lo tanto, estaba tomando
medidas contra eso.

99
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Bueno, también quería aumentar mi experiencia luchando contra la


gente de este mundo, aunque sea solo un poco”.

“Este mundo, ¿tú...?”.

“Eso no es algo que necesites saber”.

Esas palabras, para la gente de este mundo, ciertamente es algo que


nunca dejarían de escuchar. Sin embargo, Suimei redujo su pregunta de
manera cortante. No había necesidad de que un completo extraño
entendiera su situación. Aun así, Enmarph había empezado a hablar en
un escalofrío.

“Pero incluso si haces algo con todos nuestros recuerdos, no importará.


Los chicos con los que hablé anteriormente sobre lo que pasó en el
mostrador de recepción saben de ti, ¿verdad? Solo porque trates con
nosotros―”.

“Así es. Pero no es como si alguien examinara de cerca el asunto. En ese


caso, el resultado aquí generalmente se convertirá en la base de mi
fortaleza. Lo que sucedió en el mostrador de recepción simplemente se
convertirá en un accidente y ese asunto concluirá. ¿No es así? La
humanidad está llena de tipos a los que solo les gusta degradar a los
demás. Si no conocen esa situación real, en lugar de creer que alguien es
fuerte, preferirían pensar que son débiles”.

Enmarph se había quedado en silencio, o más bien, sin palabras. Era


como si su voz hubiera sido completamente robada. Sus ojos se abrieron
de par en par como si acabara de ver algo completamente desconocido
mientras miraba directamente a Suimei. Suimei pudo sentir un poco de
simpatía por él y continuó la conversación.

10
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Bueno, cuando todo esté dicho y hecho, simplemente me convertiré en


un mago que no sabía nada del mundo que dejó escapar su boca en el
mostrador de recepción. Es una historia fácil de aceptar, ¿verdad?
Después de todo, soy alguien con mucha confianza en sí mismo, por lo
que será fácilmente aceptado”.

“... ¿Qué pretendes al convertirte en un miembro del Gremio de bajo


rango que no acepta solicitudes? No importa cuántas solicitudes
ingresen al Pabellón Crepuscular, los trabajos de los que podrías ganarte
la vida son―”.

“No hay ninguno. Ciertamente. Sin embargo, en este sentido, también


he plantado las semillas. Independientemente de la cantidad de
solicitudes, si digo que conozco la magia de recuperación, entonces
simplemente me sacarían, ¿verdad? El poder de sanar a las personas, sin
importar a dónde vayas, es una seria deficiencia de las personas que lo
ejercen. Si no recuerdas haberlo oído ― puedo hacer mucho más que
eso”.

Mientras fanfarroneaba, Suimei dio un paso adelante. Para Enmarph,


ese paso debe haber sido como el paso de un Diablo.

“Tch, ¿pensaste que un mago como yo lo caería tan fácilmente―?


¡¿Ku?!”.

Cuando Enmarph arregló su postura, de repente se dio cuenta.

“Caerás por esto, Estás completamente exhausto después de todo.


¿Verdad? La dulce voz de Kalaviṅka es solo ese tipo de magia”.

10
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ah――――”.

Los magos son fundamentalmente personas con una resistencia a la


magia. Un nivel de resistencia era necesario para tocar misterios después
de todo. Además, suponiendo que uno debería exponer su cuerpo a la
magia de los demás, era necesario investigar métodos para protegerse
del potencial de las maldiciones y cosas similares al dificultar la
aplicación de la magia en el propio cuerpo. Sin embargo, este no era un
efecto que pudiera mantenerse constantemente en todo momento. Era
dependiente del estado del cuerpo y la mente de uno. En ese caso, ¿qué
podría hacer Enmarph después de estar completamente agotado por el
drenaje mágico?”.

“Es solo una fuerte sugestión. No hay necesidad de preocuparse, no hay


secuelas. Te acostarás y, cuando te despiertes, todo será exactamente
cómo te dije. Conservarás tu honor, no habrá una sola desventaja para
ti”.

Suimei era un mago. Si él luchara contra los magos de este mundo, era
inevitable que la magia sería disparada entre ellos. Además de eso,
Suimei también deseaba obtener una evaluación normal de su habilidad
de lucha. Hacer ambas cosas resultaría difícil. Sin embargo, si se negaba
a luchar contra los magos y se quedaba con los guerreros, sus
posibilidades de analizar las luchas de otros magos disminuirían. Esto
era contraproducente para su objetivo de obtener más información. Y
finalmente, para sellar sus bocas al final, los magos que tenían una
resistencia a la magia tendrían que agotarse por completo para aplicar
su magia sobre ellos. Entonces, para cumplir con todas esas
condiciones...

“Ya veo... Es por eso que, tú―”.

“Sí, es por eso que tuve que luchar contra los dos al mismo tiempo”.

10
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

―Suimei agudizó su mirada hasta el punto de que podía congelar el


mundo, y levantó su mano hacia la cabeza del mago.

10
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Capítulo 2: Hacia El Tormentoso Viaje

Habían pasado unos días desde que Suimei conoció a Lefille, aprobó la
evaluación de su rango y se inscribió felizmente en elGremio.
Habiéndose despertado temprano en la mañana, él estaba actualmente
en el jardín de la posada haciendo práctica de corte* con su katana de
mercurio.
(NT: Sinceramente no sé. Ahí dice “práctica de alas[wings]”, pero, si hablamos de
arte marcial, esta es una orientada a la defensa personal [Wing chun]).

“Sei, Haa”.

Estaba balanceándose sistemáticamente de arriba a abajo, exhalando


adecuadamente con cada oscilación. Era realmente la práctica de
oscilación exactamente para forma. Él estaba bastante acostumbrado a
esto, pero, naturalmente, no era su padre, un mago, quien le enseñó la
esgrima, sino un dojo de kenjutsu cerca de su casa. Su padre puso mucho
énfasis en las habilidades de combate cuerpo a cuerpo, sin embargo, si
Suimei tenía que aprender, él pensó que sería mejor dejarlo en manos de
expertos en el campo. Con esto en mente, Suimei había estado asistiendo
al dojo desde su infancia. La razón por la cual Suimei claramente estaba
oscilando su espada también fue porque esta era una de sus enseñanzas.
Si uno no oscila su espada, se volverá torpe. Así, Suimei encontró un
tiempo, en el que no había muchas personas, para practicar sus osciladas
y artes marciales.

“Fuu, eso debería ser suficiente...”.

10
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Habiendo realizado su práctica de rutina de principio a fin, Suimei dejó


escapar un suspiro. En comparación con su hábito habitual, la cantidad
de práctica era algo insuficiente, sin embargo, en este día él no podía
darse el lujo de agotarse a primera hora de la mañana. Después de esto,
Suimei iba a tomar parte en una misión de escolta que lo llevaría al
Imperio Nelferia.

El objetivo actual de Suimei era investigar una forma de regresar a su


propio mundo, y luego crear el hechizo que lo devolvería. Por el
momento, dejaría el Reino Astel para reunir información y materiales en
el Imperio Nelferia, donde la circulación de los bienes era abundante.
Pero antes de dirigirse directamente hacia el Imperio, Suimei se dirigía
hacia la Ciudad Kurant, que estaba en el borde Occidental de Astel. Para
ese fin, él confiaría en personas conocidas como un cuerpo comercial que
tenían conocimiento de los viajes y la disposición de la tierra.

Suimei había estado buscando solicitudes en el Gremio para este tipo de


oportunidad, y el otro día, se las arregló para recibir oficialmente una de
esas comisiones. La escala de competencia había sido bastante grande,
pero la razón por la que lo tomaron con tanta facilidad probablemente
se debió en gran parte al hecho de que Suimei podría usar magia de
recuperación. En el momento en que Suimei, de rango-D, se acercó al
escaparate de recepción para tomar la solicitud, el número requerido de
acompañantes ya se había cumplido. Sin embargo, el organizador había
dicho que no había demasiada gente que pudiera usar magia de
recuperación y rápidamente aprobó la participación de Suimei. Con esto,
los planes de Suimei de aquí en adelante fueron decididos. Todo lo que
quedaba era partir en su viaje desde la Capital Real Metel.

“Ahora bien, es hora de volver”.

Mientras pensaba en esto, Suimei guardó la katana de mercurio, con la


que había estado practicando, y se puso de pie. Luego regresó a la posada
para hacer sus últimos preparativos antes de partir en su viaje. Mientras

10
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

caminaba hacia su habitación, dobló la esquina― y chocó con alguien


con todas sus fuerzas.

“Oow... Lo sien― ¡¿?!”.

Por un instante, Suimei estaba viendo estrellas. Él se había tambaleado


por la repentina conmoción, y estaba a punto de disculparse mientras se
inclinaba, sin embargo, antes de que pudiera terminar, se vio obligado a
detener su disculpa. La persona con la que chocó era la espadachina que
casualmente se había quedado en el mismo alojamiento, Lefille Grakis.
Pero esta no fue la razón por la cual Suimei detuvo su disculpa. Los dos
se estaban quedando en la misma posada después de todo. Chocar entre
sí no era una ocurrencia imposible. Sin embargo, mientras Suimei estaba
a punto de irrumpir en una disculpa, su atuendo la había desconcertado.
Lefille había estado corriendo presumiblemente desde el exterior del
edificio solo en su ropa interior, independientemente de los posibles
espectadores. También, por alguna razón, sus ojos estaban hinchados y
rojos cuando una gran lágrima cayó de sus ojos.

10
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

10
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ah――”.

Lefille había notado que Suimei ahora estaba mirando su figura actual.
Sin embargo, ella todavía estaba allí de pie aturdida y boquiabierta por
la repentina colisión. Para Suimei, la tristeza que ella estaba mostrando
era más importante que el hecho de que simplemente chocaron entre sí.

“Eh, ah, ¿eh―?”.

Suimei finalmente comenzó a salir de su puesto completo, pero aún no


era capaz de comprender la situación. Ella estaba en un estado donde
solo llevaba su ropa interior mientras lloraba, esta era una situación
completamente impredecible para él.

“L-Lo siento...”.

Finalmente, Lefille recuperó sus sentidos. Se sacudió las lágrimas y filtró


una disculpa. Sin escuchar las preguntas o respuestas de Suimei, ella
huyó más adentro de la posada... Después de un momento, Suimei,
habiendo sido dejado sola en completo desconcierto, comenzó a
murmurar.

“Solo, ¿qué le pasó a ella...?”.

Todavía era temprano en la mañana. Todavía era demasiado temprano


para que la gente en general estuviera despierta. Por lo tanto, no había
nadie alrededor para darle una respuesta.

◊♦◊♦◊♦◊

10
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Habían pasado unas horas desde el incidente de la mañana. Suimei


llevaba la ropa local que había comprado el otro día en la tienda de ropa.
En su mano llevaba la mochila con forma de maletín medicinal que trajo
del otro mundo. Él estaba actualmente fuera de los altos muros que
rodeaban la Capital Real Metel. Después de seguir el camino que sale de
las puertas de la ciudad, se encontró con el lugar de reunión especificado
por la comisión del cuerpo comercial. Desde allí, casualmente miró hacia
atrás y levantó su vista de vuelta hacia la ciudad.

La vital piedra angular, la cual protege constantemente la Capital Real


Metel, los grandes muros. En general, incluso en el otro mundo, las
ciudades, Castillos y fortalezas durante la Edad Media también estaban
protegidas con tipos similares de muros. Era una forma de protección
convencional. Incluso en este mundo, ellos tenían enemigos
extranjeros― ejércitos e insurgentes armados. En este mundo, si
tuviéramos que mencionar una característica peculiar de los muros,
sería que necesitaban defenderse contra los monstruos, sin embargo―

‘No usa los materiales avanzados de los que Dorothea había hablado,
no tiene resistencia contra el maná’.

Suimei recordó sus palabras mientras miraba los muros. Era justo como
estaba pensando, los muros, los cuales protegían a Metel, no estaban
hechos de los mismos materiales que el campo de entrenamiento del
Gremio, el cual tenía una resistencia natural al maná. Estaba hecho de
simple hormigón similar al Panteón, así como ladrillos. Era probable que
las materias primas, las cuales eran fuertes contra la magia, fueran
descubiertas recientemente, por lo que aún no las habían usado para los
muros.

10
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Si es así, si la magia poderosa se disparara repetidamente, simplemente


se acabaría, ¿huh?”.

Si el muro estuviera expuesto a magia ofensiva, el material sin defensa


contra hechizos y sin fuerza real colapsaría. Aún más porque parecía ser
un muro construido solo con un poco de conocimiento de ingeniería. A
pesar de su apariencia majestuosa, teniendo en cuenta las cosas que
existían en este mundo, lo ponía ansioso. No importa cuán grande sea la
escala de algo, una vez que se rompe es inútil... Bueno, no tenía sentido
que Suimei se preocupara por eso mientras negaba con su cabeza. Las
capacidades defensivas de la ciudad no tenían nada que ver con él. No
importa cuánto lo mirara, no podría ser evitado.

Suimei sacudió sus pensamientos sobre el muro y miró el lugar de


reunión cercano, una multitud se había reunido allí. Estaban vestidos
normalmente, pero había un grupo que vestía ropa limpia y ordenada, y
unas veinte personas delante y detrás que formaban un grupo armado.
Al sumarlos todos juntos, había un par de docenas de personas. Además,
había varias carretas. Se podría considerar una comunidad migratoria,
este era el cuerpo comercial que Suimei estaba utilizando para alcanzar
su objetivo.

Cuerpo comercial. En el otro mundo, comúnmente se llamaba caravana,


se crearon con el propósito de transportar mercancías a largas distancias
mientras protegían a los mercaderes y mercancías de peligros como el
saqueo y el asalto. Múltiples comerciantes y trabajadores del transporte
se unirían como una sola organización para lograr sus objetivos
comunes.

‘Bueno, ciertamente se parece a eso de todos modos’.

Suimei murmuró para sí mismo. Solo por lo que parece, se alineó


completamente con el conocimiento que tenía del otro mundo. Sin

11
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

embargo, el número de personal armado que los rodeaba era bastante


grande. Si uno fuera a mencionar una diferencia, sería solo eso. Esto era
probable porque había peligros especiales para este mundo, tales como
los monstruos.

El nivel de civilización en este mundo era relativamente bajo y también


portaba varias amenazas que no existían en el otro mundo. Sin reunir
una fuerza armada suficiente, no era posible viajar entre las ciudades y
mucho menos los países. El camino mantenido servía como una solo
camino a la siguiente ciudad. No había forma de que hubiera alguna
forma de iluminación a lo largo del sendero, y el requerimiento de agua
y alojamiento a lo largo del camino llevaba una cantidad considerable de
tiempo. Mientras pensaba en esto, Suimei verdaderamente logró una
nueva comprensión de cuán fácil era para los humanos vivir en su propio
mundo. Mientras suspiraba sobre las diferencias de conveniencia entre
los mundos, Suimei se acercó a un solo hombre en la multitud que tenía
un físico bastante bueno y llevaba el aire de un comerciante. De acuerdo
con la información del mostrador de recepción, este era el cliente que
había puesto la comisión en el Pabellón Crepuscular.

“¿Tienes negocios conmigo?”.

“Estoy afiliado al Gremio de Aventureros, Pabellón Crepuscular. Mi


nombre es Suimei Yakagi. He venido hoy a solicitud para proporcionar
escolta a este cuerpo comercial”.

Cuando Suimei dio su presentación como de negocios, el hombre, que lo


había estado mirando con ojos sospechosos, de repente hizo una
expresión de convencimiento.

“Aah, mi, mi, qué educado. Yo soy el que armó este cuerpo comercial, mi
nombre es Gallio. Eres Yakagi-dono, quien es capaz de usar magia de
recuperación ¿verdad? Muchas gracias por recibir nuestro encargo en

11
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

esta ocasión. En el caso de que alguien resulte herido durante nuestro


viaje hasta Ciudad Kurant, dejo todo bajo tu cuidado”.

“Gracias, espero con interés trabajar con usted”.

Los dos estrecharon sus manos y su calmado intercambio había


terminado. Gallio rápidamente terminó su conversación y se dirigió
hacia los otros mercaderes. Él estaba seguro de tener muchas
preparaciones para hacer con los demás. Estaban a punto de partir, el
único responsable de llamar a todos juntos para que estuvieran inquietos
no podía ser evitado. Una voz familiar llegó a oídos de Suimei desde atrás
de él.

“... ¿Podría...? ¿Podría ser el de allí ser Suimei-kun?”.

“¿Eh? Ah, ¿Grakis-san?”.

Cuando Suimei se dio vuelta, vio la figura de Lefille Grakis, a quien pensó
que no debería haber razón para estar en este lugar.

“Grakis-san, ¿por qué está aquí?”.

“También estaré acompañando a este cuerpo comercial”.

“¿Con este cuerpo comercial? Si recuerdo correctamente, ¿no fue la


partida de Grakis-san de Metel planeada en un tiempo muy posterior?”.

Esta era la razón por la cual Suimei no había esperado ver a Lefille aquí
en absoluto. Los dos habían elegido casualmente la misma posada para

11
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

alojarse durante su estancia en Metel. Debido a esta coincidencia,


tuvieron múltiples oportunidades para conversar. Durante una de estas
conversaciones, ella mencionó que su partida hacia Nelferia tuvo que
esperar por varias razones y que no ocurriría durante un tiempo. A pesar
de eso, ella estaba de pie aquí, vestida para un viaje. Estaba en total
oposición a lo que Suimei había escuchado antes. Lefille respondió
asintiendo.

“Un. Ese fue originalmente el caso, pero hace dos días, la comisión que
había tomado resultó ser mucho más rentable de lo esperado. El dinero
que solicité se recolectó mucho más rápido de lo que había planeado, así
que mi agenda se movió un poco”.

“¿Entonces todos los gastos necesarios de los que había hablado ya están
reunidos?”.

“Sí, ese problema se ha ido”.

Mientras ella declaraba esto, Lefille mostró una sonrisa calmada.


Durante sus conversaciones, ella mencionó que ella requería gastos de
viaje y las tarifas para comenzar a asistir al Instituto Mágico. Debido a
esto, ella solo se iría al Imperio después de reunir los fondos necesarios
en Metel. Dejando de lado los gastos de viaje, parecía que la cantidad de
dinero necesaria para asistir al Instituto Mágico no era en absoluto
insignificante. Por lo tanto, ella no se esperaba que pudiera irse en el
corto plazo. Sin embargo, ella había despejado ese objetivo con una sola
comisión. Debe haber sido una solicitud bastante difícil para ser tan
rentable.

“... Aunque es un poco descortés de mi parte preguntar, ¿qué tipo de


comisión fue?”.

11
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Fue una solicitud de subyugación de monstruos. Un poco más lejos de


aquí, un poderoso monstruo apareció de repente de la nada. Ellos
querían que se solucionara de inmediato. Como se trataba de una
solicitud de emergencia, la recompensa fue bastante grande”.

“¿Un poderoso monstruo?”.

“Así es, tan poderoso como los de la raza medio Gigante, un Ogro”.

“... Un Ogro, ¿huh?”.

“Sí, ese fue el objetivo de la subyugación”.

El nombre del monstruo que Lefille había mencionado era algo que
Suimei había escuchado antes, pero, por ahora, él quería escuchar más
detalles.

“Usted mencionó la raza medio Gigante, ¿eso es diferente de los Ogros?”.

“¿Ogros? Los Ogros son completamente diferentes de esos Gigantes


devoradores de hombres, ¿no?”.

“Ha…”.

Suimei levantó una voz perpleja. En su mundo, los Ogros se originaron


en la historia de folclore: “El Gato con Botas” como un gigante devorador
de hombres. Se convirtió en el nombre general utilizado para describir a
los Gigantes de Europa. Él escuchó que se traducía con ese nombre en

11
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

su cabeza, pero ¿por qué los Gigantes y Ogros desconectaban entidades


aquí?

“Por cierto, ¿qué clase de monstruo es?”.

“... ¿No lo sabe? Eso es inesperado”.

“Sí, después de todo, todavía no he visto uno”.

“Ya veo, eso es correcto. Eso no es particularmente inusual.


Estrictamente hablando, los Ogros son una subespecie de Gigantes. Ellos
no son tan grandes como los Gigantes de sangre pura, pero, en general,
todavía se consideran un monstruo muy poderoso. Ellos dependen
completamente de la fuerza bruta. Se dice que uno solo podría derribar
una pequeña fortaleza”.

Si podía derribar una fortaleza, significaba que era formidable en la


batalla y capaz de una seria destrucción. Comparado con el Gigante
idiota que fue engañado por un gato para que se convirtiera en un ratón
y, como consecuencia, se lo comiera, los Ogros aquí seguramente
tuvieron éxito.

“Haa... ¿Ha derrotado a algo así, Grakis-san?”.

Suimei exhaló su admiración hacia ella con un poco de asombro en su


voz. Del fluir de la conversación, los Gigantes y Ogros de este mundo
eran monstruos verdaderamente peligrosos. Ella había dado una
explicación muy simple, pero no se había jactado ni actuado con
entusiasmo por derrotar a uno. Ella también era bastante formidable por
sí misma.

11
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Bueno, no estaba sola. Varios miembros se agruparon para ir a


derrotarlo. Mis propias contribuciones fueron insignificantes”.

Ella actúa humildemente con compostura. Suimei no podía tomar sus


palabras al pie de la letra.

“Por cierto, ¿ese tipo de cosas aparecen a menudo?”.

“No, dejando de lado monstruos más pequeños, las cosas al nivel de un


Ogro no aparecen muy a menudo. En primer lugar, su entorno nativo no
se puede encontrar en ningún lugar cercano”.

Lo que significaba que una serie de coincidencias lo trajeron aquí.


Mientras Suimei estaba pensando en las posibilidades que podrían
conducir a tal evento, Lefille agregó más información.

“Sin embargo, me resulta difícil creer que fue solo una coincidencia.
Debe haber una razón por la que apareció”.

“Fumu...”.

Cuando Lefille dijo esto, Suimei se sumió en sus pensamientos. De


acuerdo con los documentos que leyó en el Castillo sobre la ecología de
los monstruos, había dos o tres teorías que darían lugar a brotes de
poderosos monstruos. Una teoría establecía que, si un fenómeno
repentino causaba el deterioro de su hábitat natural, los poderosos
monstruos abruptamente saldrían a otras tierras. Otra teoría establecía
que, en el caso de que los Demonios estén buscando establecer su línea
de sangre, los Demonios recién nacidos menos inteligentes se

11
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

convertirían en monstruos con una fuerza hercúlea. En opinión de


Suimei, la segunda teoría era muy probable en este momento. La
primera teoría sería muy probable si apareciera por coincidencia, pero
la segunda teoría parecía ajustarse mucho mejor al molde. En ese caso―

“Hay Demonios aquí”.

Suimei no estaba seguro de dónde exactamente Lefille había peleado


contra el Ogro o algo así como uno, pero si el último caso era cierto,
entonces significaba que estaban lo suficientemente cerca. Sin embargo,
quizás porque Suimei había estado murmurando Lefille no le respondió.

“¿Grakis-san?”.

“... Ah, puede que tenga razón”.

Suimei cambió su atención al acuerdo retrasado de su opinión. Lefille


estaba de pie allí mirando a un solo lugar sin moverse. Sus ojos, que por
lo general emitían una impresión tan refrescante, se nublaron
repentinamente con una apariencia sombría. Algo sobre la conversación
la había afectado profundamente. Lefille debe haberse dado cuenta de
que Suimei había estado frunciendo el ceño y, como si se quitara un velo,
su aspecto sombrío desapareció.

“No es nada. Por favor, no le de importancia”.

“Haa...”.

Ella debe haber tenido sus propias circunstancias. Mientras Suimei


estaba pensando en eso, él le dio una respuesta simple y desconcertada.

11
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ella entonces, de repente, actuó como si tuviera algo que quisiera decir
que le resultaba un poco difícil de expresar.

“Um...”.

“¿...?”.

Su voz no era tan digna como solía ser. Ella parecía, de alguna manera,
avergonzada. Ella era como una niña que llama tímidamente a alguien.

“¿Ocurre algo?”.

“No, es... um”.

Lefille estaba actuando muy vacilante. Cuando Suimei miró de cerca,


pudo ver que ella estaba ligeramente sonrojada. Mientras Suimei
inclinaba su cabeza hacia un lado mientras pensaba en lo que
posiblemente podría haberle sucedido, Lefille tomó una decisión y
comenzó a hablar.

“U-Umm, lo siento por esta mañana. Además de chocar con usted,


también le mostré algo antiestético…”.

“Eh, Ah... ¡Aah! No... También debería disculparme por mi descuido.


Debería haber estado prestando atención cuando estaba llegando
alrededor de la esquina”.

“No, fue mi culpa por no prestar atención a mi entorno. No es algo de lo


que deba preocuparse. Lo siento”.

11
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille negó con su cabeza mientras se disculpaba una vez más. Suimei
decidió preguntarle más al respecto.

“... Um, ¿sucedió algo?”.

“Eso es... lo siento”.

“... No, debería ser yo quien se disculpe por preguntarle algo tan
descortés. Por favor, olvide eso”.

“E-Entonces, me presentaré ante el organizador del cuerpo comercial”.

Quizás ya no era capaz de soportar la atmósfera. Sin esperar una


respuesta de Suimei, Lefille se apresuró a donde estaba Gallio.

◊♦◊♦◊♦◊

Una hora después de que Suimei y Lefille se unieran con éxito a ellos, el
cuerpo comercial partió de Metel sin ningún problema. Este fue un
comienzo favorable para el viaje de Suimei. A él le gustaría nada más que
todo el viaje siguiera este ejemplo. El trabajo de Suimei era escoltarlos
hasta Ciudad Kurant. De acuerdo con sus investigaciones previas, había
bastante distancia para cubrir antes de llegar.

La distancia entre Metel y Kurant podría cubrirse en varios días. En


términos del calendario gregoriano del otro mundo, esto equivaldría a

11
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

alrededor de una semana. Metel estaba situada un poco al Oeste del


centro del país, mientras que Kurant yacía en el extremo Occidental.
Todas las cosas consideradas una semana eran en realidad un viaje
bastante corto entre dos ciudades. Para un niño moderno como Suimei,
tener que pasar casi todo el día caminando era un castigo ligero. En
cuanto a dónde estaba caminando, Suimei había sido colocado en la
parte posterior del cuerpo comercial.

Con el propósito de fortalecer la guardia de avanzada, los miembros


veteranos del Gremio y los mercenarios de otras afiliaciones en quienes
se confiaba bien se habían hecho cargo del frente. Los otros escoltas, que
habían aceptado la comisión, incluido Suimei, fueron puestos a cargo de
rodear la carga para protegerla. Lefille también era parte de este grupo y
caminaba junto a Suimei. A pesar de la atmósfera incómoda de su
interacción anterior, la relación entre los dos no era mala. Mientras
prestan atención al estado del camino y están atentos a su entorno, se
comunican entre ellos y mantienen una conversación frívola para pasar
el tiempo. Como eran camaradas que habían aceptado la misma
comisión, naturalmente abrieron sus corazones el uno al otro. Mientras
soplaba un viento agradable a través de las llanuras, Suimei le estaba
hablando a Lefille.

“―Entonces, ¿qué hay de la Diosa Alshuna?”.

“Sí, la Iglesia de la Salvación enseña que ella es la existencia que formó


apropiadamente los cielos y la tierra en que vivimos. Dentro del mundo
entero no hay una existencia que la sobrepase en rango. Para quienes
estudian las artes místicas, no existe una existencia superior”.

“Ya veo…”.

Suimei estaba estableciendo sus pensamientos mientras escuchaba la


explicación de Lefille. Actualmente, Suimei estaba en el medio de recibir

12
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

una lectura de Lefille sobre la Diosa Alshuna. Él sabía que ella era
alguien que frecuentaba la Iglesia, y aprovechó la oportunidad para
aprender los fundamentos, pero―

‘Eso significa que la mayoría de las personas de este mundo ven a la


Diosa Alshuna como un Dios supremo, son creyentes monoteístas’.

Tal como lo escuchó, en este mundo, la Diosa Alshuna era la única Dios
que era adorada en todo el mundo. La transformación del mundo del
caos a su estado actual se le atribuyó a ella como un Dios. La única otra
existencia de este tipo sería el Dios malvado adorado por los Demonios.
Sin embargo, parecía que la Iglesia de la Salvación no lo reconocía como
un Dios.

“Además, a pesar de que sus razas son diferentes, los Goblins, Enanos,
Hombres Bestia y Dragonnewts* todos reconocen la existencia de la
Diosa Alshuna”.
(NT: No sé muy bien como traducirlo; Dragon[Dragón] y Newts[Caudatas-O
Salamandras]).

“¡Oh! Como esperaba, ¿ese tipo de semi-humanos están por aquí?”.

“Así es, pero... ¿No había alguno de donde usted viene?”.

“Sí, solo he oído hablar de ellos, pero nada más que eso”.

Era un poco como una escapatoria, pero Suimei no mentía del todo al
respecto. En los escenarios de fantasía, ellos eran existencias estándar
hasta el punto de que eran prácticamente un conocimiento general. Aun
así, Suimei tampoco había visto a uno solo en Metel.

12
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“En ese caso, cuando llegue a Nelferia, será la primera vez que los vea.
Hay una gran afluencia de muchas razas allí. Aunque no hay muchos
Elfos o Dragonnewts allí, he escuchado que los Hombres Bestia son
bastante comunes... Nos hemos alejado un poco del tema, pero ¿tenía
algo más por lo que sentir curiosidad con respecto a Alshuna?”.

“No, esto es suficiente por ahora. Muchas gracias. Fue bastante


educativo”.

“De nada, esto no fue nada. Sin embargo, ¿la Diosa no existe en las
tierras Orientales?”.

“Hahaha, podría decir eso...”.

Suimei terminó dando una vaga respuesta. Ella específicamente usó la


palabra existir al preguntar, una vez más, fue una declaración bastante
concreta. También estaba la forma en que ellos trataban los elementos
como un concepto que podían alcanzar con sus propias manos. Para las
personas de este mundo, la existencia de Dios no era un símbolo
ambiguo. Estaban bastante determinados de que eran existencias reales.

Mientras Suimei pensaba en la religión, la conversación había


terminado. Luego dirigió su atención a Lefille, que caminaba a su lado.
A diferencia de las otras veces que la había visto, ella ahora llevaba una
gran cantidad de equipaje. Llevaba la misma armadura ligera que
cuando la había visto por primera vez y una mochila que era de un
tamaño razonable para no ser difícil de manejar para el tamaño de su
cuerpo. También, en su espalda, había otro objeto sospechoso llamativo.

“... Suimei-kun, ¿cuál es el problema?”.

12
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No mucho, solo pensaba que esa cosa en su espalda era bastante
grande”.

“Aah, ¿esto?”.

Lefille giró su cabeza. Lo que había allí era algo envuelto en una tela.
Tanto Suimei como Lefille tenían la misma altura, pero este objeto era
mucho más grande que cualquiera de ellos. Mirando su forma, era
probablemente―

“Atrapó mi interés desde hace bastante tiempo, pero ¿acaso eso sería una
espada?”.

“Sí, eso es exactamente”.

Lefille asintió, justo como Suimei había adivinado que el enorme objeto
era en realidad una espada. Era como si estuviera diseñada para cortar
un oso pardo en dos, tal era su tamaño. Describiéndolo como enorme
solo era adecuado. Sin embargo, lo que Suimei encontró más
sorprendente fue el hecho de que Lefille llevaba algo así en su espalda
mientras caminaba sin mostrar signos de dificultad y sin una sola gota
de sudor en su rostro. Su fuerza era simplemente asombrosa para él. Ella
también usaba una espada bastante delgada, pero era sin duda que esta
chica tenía mucha fuerza. Cómo era esto posible con su figura era un
completo misterio para Suimei, a pesar de que él poseía los ojos de un
mago.

“Entonces, ¿por qué eligió tal cosa como su arma?”.

12
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Esto es algo que se transmitió en mi familia de generación en


generación. Después de que su dueño anterior, mi padre, renunciara, la
heredé”.

“Entonces, ¿al principio usó algo más?”.

“No―”.

Si ella lo había heredado de su padre, eso significaba que debería haber


habido un momento en que no lo blandiera. Sin embargo, Lefille había
negado esto. Ella agarró una espada imaginaria y actuó como si la
estuviera oscilando.

“Esto había sido impulsado en mí desde que era una niña. Desde el
principio no tuve más que entrenamiento para utilizar una gran espada
instruida en mi cabeza”.

“―En ese caso, debe tener bastante confianza en empuñar esa espada”.

“Fufu... Debido a eso, la única característica de rescate que me queda


ahora es mi espada”.

“No, creo que es increíble. También tengo experiencia con espadas, pero
incluso si tuviera la fuerza física, no tengo ninguna confianza al poder
empuñar una espada tan grande como esa”.

Suimei puso su respeto en palabras hacia la sonrisa de auto-desprecio de


Lefille. Las espadas no eran algo que uno pudiera usar solo con fuerza.
Ciertamente, por solo cortar y golpear la fuerza bruta era todo lo que uno
necesitaría. Sin embargo, cuando se trataba de la capacidad de combate,

12
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

era una conversación completamente diferente. Además de la fuerza


necesaria para sostener la espada, era necesario controlar el cuerpo para
blandirla. Para Suimei, cuya devoción primaria estaba completamente
en la magia, esto era completamente imposible. Lefille debe haber
dedicado su vida a poder usar algo de ese tamaño y peso y elegirla como
su arma de elección. Quizás es por eso que ella habló como lo hizo.

“―No es nada, con suficiente práctica, cualquiera podría usar una para
dividir algo así como a un Ogro limpiamente en dos”.

Suimei estaba seguro de que él la había oído mal. Él iba a fingir que
nunca escuchó su serena voz. No había forma de que alguien pudiera
dividir a un Gigante que podría destruir una fortaleza en dos con solo
practicar. La humildad que ella había mostrado cuando atribuyó la
victoria sobre el Ogro a sus compañeros acababa de quedar
completamente alejada por su declaración. En ese caso, durante la pelea
de evaluación del Gremio, ella debe haber estado reteniéndose
considerablemente. En ese nivel, ella era rival para los Maestros de la
espada del mundo de Suimei. Francamente, ella era peligrosa. Mientras
Suimei pensaba pensamientos tan groseros en secreto, esta vez fue
Lefille quien le hizo una pregunta.

“Suimei-kun, ¿usted se ha instruido en algo cuando era niño?”.

“No escuché, no escuch-, ¿eh―?”.

“¿Suimei-kun? ¿Qué ocurre?”.

“¿Eh? Ah, aah, aah. Yo, bueno, ya sabes, es esto”.

12
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Cuando finalmente se dio cuenta de que el tema de la conversación había


cambiado, Suimei estaba gesticulando para responderle. De una manera
fácil de entender, él densamente reunió maná en la palma de su mano.
Lefille respondió casualmente cuando llegó a un entendimiento.

“Magia, ¿cierto? Después de todo, usted es un mago, debería haber sido


obvio, ¿verdad?”.

“Pero, al principio, era una casa incomprensible”.

“¿Una casa incomprensible?”.

Suimei se detuvo brevemente para contemplar antes de responder con


una risa problemática.

“Sí. Cuando a Grakis-san le enseñaron la esgrima, que había sido


transmitida por generaciones, ¿cómo fue?”.

“―Fumu, fue algo con bastante linaje después de todo. Con frecuencia
me sermonearían sobre las razones por las que debo aprenderla. Gracias
a eso, mis oídos se pondrían doloridos”.

El uso de linaje y razones estrictas para transmitir instrucciones era algo


bastante común en la historia de la esgrima. Mientras recordaba esa
escena, Suimei recordó el momento en que comenzó su camino hacia la
magia. Cuando era pequeño, su padre lo condujo por primera vez a la
habitación individual de la casa con una puerta cerrada. Y entonces―

12
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Mi padre no hablaba mucho, así que no recibí nada de eso. “Debes
memorizar esto”, fue todo lo que me dijo al principio, así fue como
comenzó...”.

“¿Sin alguna razón?”.

“No, había más o menos una razón. Sin embargo, esa razón no era algo
que un niño pudiera entender. Mi padre tampoco tenía intención de
hablar de eso. Fue considerablemente más tarde que realmente lo
escucharía”.

Suimei estaba recordando mientras hablaba, como era de esperar, esa


escena vino a su mente. Él aprendió esa razón mientras progresaba a lo
largo de su vida como mago. Si eso no sucedía, puede ser que ese hombre
intentara llevar la verdadera razón con él hasta la tumba. Ahora que lo
pensaba, podría ser que su padre le enseñó magia simplemente porque
sintió que era todo lo que podía hacer como padre para criarlo. Si era ese
hombre torpe, era completamente posible.

“¿Y estaba bien con eso?”.

“Sí. Aprender magia era interesante después de todo. Nunca lo odié.


Bueno, gracias a eso, mi vida terminó llenándose hasta los topes de
dificultades”.

“¿Es eso así?”.

Mientras Suimei miraba a Lefille, parecía que algo que él había dicho la
había divertido, ya que estaba sofocando su risa.

12
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“… ¿Qué sucede?”.

“No, solo pensaba que era inesperado conocer a alguien similar a mí”.

“Puedo estar de acuerdo con eso si se refiere al hecho de que ambos


somos sabios con el mundo”.

“Sí, los dos somos sabios con el mundo, ¿huh?”.

Lefille asintió cuando Suimei dio en el blanco. En su camino hacia la


esgrima, seguramente ella había pasado por muchos desastres. Lefille
pareció recordar algo y comenzó a hablar.

“―Eso me recuerda, Suimei-kun. Al final, ¿qué rango obtuvo?”.

“Aaaah, lo establecieron en rango-D”.

“¿D…? ¿Por qué? Me enfrenté a esos dos del Gremio uno después del
otro y recibí un rango-B condicional, ¿sabe? A pesar de eso, ¿por qué
usted, que tomó a las mismas dos personas simultáneamente, es un
rango-D?”.

“Bueno, eso es…”.

Antes de que Suimei pudiera terminar, Lefille pareció llegar a su propia


conclusión. Ella entrecerró sus ojos y el rostro, siempre sonriente, de
repente dejó escapar una voz escalofriante.

12
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ya veo. Incluso un gran Gremio como el que opera en todo el mundo
tiene ese tipo de negligencia. Fuu. Pensar que manipularían información
solo para proteger su propio honor...”.

“¿Qu-...?”.

“¿No es así? Esa es la única cosa que podría pensar que lo explicaría”.

“No, bueno, supongo que es posible tomarlo así... pero, bueno, no es


realmente…”.

“No, no puedo aceptarlo así. Protestemos a la sucursal en Ciudad Kurant.


No se preocupe, iré con usted. Si la recepcionista trata de ignorarle,
testificaré como testigo y haré que rehagan la evaluación de su rango”.

Lefille estaba siendo arrastrada consigo misma mientras ella declaraba


esto con entusiasmo. Era un problema completamente ajeno, pero ella
iría tan lejos. Ella era ciertamente impaciente cuando se trataba de
asuntos de justicia. Parecía que ella tenía la intención de entrometerse
en el momento en que llegaran, pero para Suimei, esto era innecesario.

“... Uuum, ¿sabe...? La razón fue en realidad porque había solicitado un


rango-D de los tres después del encuentro. Les hice que bajaran el rango
por mí mismo”.

“¿Bajado? ¿Por qué haría eso?”.

“Dorothea había dicho que yo llegaría a ser famoso, así que estaba un
poco dudoso”.

12
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Eso es... ¿está eso bien? En Ciudad Kurant y Nelferia, ¿no sería
conveniente un rango superior? No debería haber absolutamente
ninguna ventaja para mantener un rango inferior, ¿verdad?”.

“Está bien. Después de todo, no planeo crear un medio de vida tan


problemático que necesitaré depender de los trabajos del Pabellón
Crepuscular”.

“... Entonces, ¿qué planea hacer yendo a Ciudad Kurant y Nelferia?”.

“Bueno, planeo recopilar todo tipo de información”.

“¿Información?”.

“Ya que vine del Este, todavía hay mucho que no sé, estaba pensando en
estudiar”.

“...”.

“¿No es una buena razón?”.

Como Suimei dio una razón completamente inofensiva para su acción,


Lefille se había quedado en silencio mientras lo miraba. Sus ojos claros
lo miraron como si hubiera visto a través de él. Era como si estuviera
analizando las diferencias entre sus palabras y expresiones.

“¿Ocurre algo?”.

13
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No, solo estaba pensando que lo que usted acaba de decir era una
mentira... No, eso no está del todo bien, no era una mentira, pero
tampoco decía la verdad”.

“… ¿Por qué piensa eso?”.

“Intuición de mujer”.

“Bueno, esas son ciertamente algunas palabras sospechosas”.

“Fufu, eso fue solo una broma. Aun así, siempre he tenido buen ojo para
juzgar a las personas. Llegó al punto en el que puedo ver a través de las
palabras de los demás hasta cierto punto”.

Lefille había comenzado a jactarse, y luego, empujó su conclusión a


Suimei.

“―No me gusta pensar que usted esté mintiendo, pero parece el tipo de
persona que esconde algún tipo de secreto. Me da la sensación de que
ese es el caso”.

“… Quizás”.

Hacia la aguda perspicacia de Lefille, Suimei se encogió de hombros y


respondió vagamente. No era algo que él obstinadamente escondería de
todos modos. Y entonces, comenzó a hablar pensando que ella podía
haber sobrepasado sus límites.

13
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Bueno, aunque eso sea cierto, realmente no tengo derecho a


quejarme. Me dejé llevar sosteniendo arbitrariamente el caso de su
rango a mi estándar. Lo siento”.

“No, por favor, no se preocupes por eso. Me disculpo por hacer que se
preocupes por mí”.

Cuando Suimei devolvió su disculpa con la suya, Lefille repentinamente


puso una expresión grave al recordar algo.

“… Eso es”.

“¿...?”.

Suimei no entendía lo que ella estaba diciendo. Él estaba tratando de


pensar si había dicho algo que la ofendiera. Mientras pensaba en esto,
Lefille comenzó a hablar con él como si fuera una persona problemática.

“No, he estado pensando esto por un tiempo, pero siento que su forma
de hablar es demasiado reservada”.

“¿Es eso así?”.

“Así es. Solo tengo uno o dos años más que usted y también somos
compañeros que hemos asumido el mismo deber. ¿No está bien hablar
un poco más casualmente? Si lo hace, entonces el intercambio de
información entre nosotros dos también debería ir más adecuadamente.
Cuando me llama por mi nombre, Lefille está bien”.

13
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei ciertamente pensó que ella tenía un punto. La conversación se


había convertido en algo así como un superior de la escuela que no era
mucho mayor que él reprendiéndolo por su formalidad. Ahora que lo
pensaba, probablemente estuvo bien hacerlo hace un tiempo.

“En ese caso... No, ¿está bien así? ¿Lefille?”.

“Sí, así es. Suimei-kun da la impresión de ser un chico malo después de


todo. Ese tipo de franqueza te sienta bien”.

“En el momento en que dejé las formalidades, seguro que has sido mala,
¿verdad?”.

“Eso no es verdad, eso fue un cumplido”.

“No creas que puedes engañarme con ese tipo de expresión. Nunca he
escuchado a un chico malo usado como un cumplido”.

“Fufufu...”.

Tal vez porque encontraba la conversación placentera, Lefille había


comenzado a reírse. Después de abandonar las formalidades, ella ya no
sentía la necesidad de ninguna restricción. Desde el principio, parecía
que Lefille había querido tener conversaciones tan despreocupadas con
Suimei. Entonces, una voz llamó desde el frente de la caravana.

“―Oh, ¿es hora de un descanso?”.

“Sí, alrededor del abrevadero de allí”.

13
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille dejó que sus ojos vagaran por un instante. A un lado del camino
en las llanuras, había una sola área mantenida. Era una zona de descanso
simplemente preparada en el medio del camino entre las ciudades. Era
un lugar que dejaba todo en manos de aquellos que lo encontraban, en
este mundo, seguramente era normal. Mientras pensaban en esto,
siguieron al cuerpo comercial fuera del camino hacia el área de descanso.
Y luego, en el lugar donde había agua mineral clara disponible para ellos,
el cuerpo comercial comenzó a tomar su descanso.

“... ¿Hm?”.

Cuando él se dio cuenta de que alguien los había llamado, Suimei y


Lefille vieron a algunas personas en la distancia. No era de muy lejos,
solo del otro lado del agua mineral. Una chica, vistiendo una túnica,
estaba saludando hacia ellos. Alrededor de ella estaban lo que parecían
ser sus compañeros. Por lo que se ve, la chica era una maga y los otros
eran guerreros, espadachines y arqueros. Este era, de hecho, la
configuración de grupo estándar cuando se considera el equilibrio de un
juego. Dejando eso de lado, Suimei no reconoció a ninguno de ellos e
inclinó su cabeza hacia un lado.

“Ellos son los compañeros que derrotaron al Ogro conmigo”.

“Ah, esas personas”.

Suimei asintió ante la breve explicación de Lefille. Estos eran miembros


del Gremio del Pabellón Crepuscular que habían tomado la comisión con
Lefille.

13
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Me había llevado bastante bien con ellos. Fue solo por un tiempo, pero
pudimos interactuar bastante bien”.

Mientras Lefille explicaba más a fondo, la chica del otro lado se llevó
ambas manos a su boca preparándose para gritar. Aunque estaba
imitando un megáfono, ellos todavía no podían oír su voz. Por sus gestos,
parecía que estaba llamando a Lefille.

“Parece que te están invitando a que vayas”.

“Eso parece. ¿Quieres venir?”.

“... No, pasaré”.

“Ya veo. Entonces, me iré”.

Con esas palabras de despedida, Lefille se dirigió a la chica. Después de


un momento, comenzaron una animada conversación y Suimei pudo ver
su rostro sonriente.

“Compañeros, ¿huh...?”.

Suimei murmuró esto para sí mismo. Para ser honesto, Suimei estaba
algo celoso, sin embargo, sacudió esos sentimientos inmediatamente. En
este momento, él no tenía derecho a llevar ese tipo de sentimientos.

“Me pregunto cómo estarán Reiji y los demás ahora...”.

13
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mirando el claro cielo azul como si quisiera atravesarlo con su mirada,


Suimei estaba pensando en sus amigos en un lugar lejano y filtró sus
pensamientos.

◊♦◊♦◊♦◊

¿Cuánto tiempo llevaba esta pelea? Cuando la luz que se reflejaba en su


espada desapareció, Shana Reiji se lanzó directamente hacia su enemigo.
Su enemigo había atrapado su feroz carga en su campo de visión, y dejó
escapar un bizarro grito. Reiji respondió con un simple golpe. De arriba
a abajo. Habiendo extraído la fuerza hercúlea de la protección divina que
recibió de la invocación del Héroe, fue un corte como rayo. Y lo que se
interponía en el camino de su ataque, eran uñas. Eran
incomparablemente enormes en comparación con las uñas de un
humano, tenían garras teñidas de negro como si se sumergieran en el
abismo negro azabache. La espada de Reiji las golpeó, y ellas
respondieron. El sonido de la colisión entre espada y garras resonó en el
aire mientras luchaban el uno contra el otro.

“¡¡―□□□□□□□!!”.

El bizarro grito del enemigo asaltó violentamente los oídos de Reiji. A


pesar de ser capaces de hablar el idioma de los humanos, cuando su
verdadera naturaleza era revelada, volvían a esa lengua inhumana.
Mientras sufría el asalto de sus oídos, cinco uñas desde su mano
izquierda asaltaron a Reiji desde el espacio vacío a su derecha. Reiji se
dejó caer para evadir el ataque. Era un movimiento desordenado hecho
como si tratara de apartar un detestable insecto. No había sido el
objetivo, por lo tanto, no golpearía. Al ver esta brecha como la
oportunidad perfecta, Reiji desafió la gravedad con un corte de abajo
hacia arriba con su espada de doble filo. Fue un golpe magistral que

13
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

conllevó una gran ráfaga de viento, sin embargo, los reflejos inherentes
del enemigo le permitieron escapar solo con un golpe de rozadura.

“¡―O-Oh, Flamas! ¡Stain Scarlet*!”.


(NT: Mancha Escarlata).

Inmediatamente después del ataque, esta desacostumbrada voz de


apoyo vino desde atrás de Reiji. Era la voz de Mizuki. Ella tenía la
intención de cubrir a Reiji. La magia que ella había disparado era magia
de fuego de bajo nivel, un bautismo en escarlata. Cuando el hechizo fue
invocado con la simple palabra clave de dos palabras, una franja de aire
en el cielo comenzó a arder y ahogaba el paisaje en rojo. Sin esperar a
que el aire estallara en flamas, Reiji miró detrás y saltó hacia atrás. En el
siguiente instante, como si jugara con su objetivo, la flama se lanzó hacia
el enemigo mientras cambiaba continuamente su forma. La flama creció
más vigorosa mientras perseguía al enemigo. El fuego a menudo se
compara con un ser vivo. En su forma actual, era exactamente como una
bestia persiguiendo a su presa con toda su fuerza.

“¡Lo hice!”.

Reiji podía escuchar a Mizuki regocijarse detrás de él, sin embargo, el


enemigo ante él todavía no estaba muerto. Mirando de cerca, él pudo ver
la sombra del enemigo moviéndose débilmente a través de las flamas.
Mientras Reiji reajustaba su postura y preparaba su espada, las flamas
mágicas se dispersaron. El enemigo había eliminado las flamas con su
brazo. Ahora estaba de pie sobre las brasas dejadas atrás con su brazo
colgando a un lado.

Estaba de pie majestuosamente en la bruma del calor. Era el último de


pie sobre el suelo en ruinas, dispersado de cuerpos. Reiji no sabía si lo
desafiaba sabiendo que él era el Héroe, pero el que estaba delante de él

13
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

era definitivamente su enemigo. Lo que estaba mirando no era la figura


de un humano. El enemigo parado frente a él era sin duda inhumano.
Llevaba una silueta similar a la de un humano, sin embargo, era de una
raza completamente diferente... un Demonio.

Su apariencia se parecía a la de un Demonio sacado de un libro de


cuentos. En poco tiempo, el Demonio comenzó a moverse. Dejando atrás
una nube de polvo detrás de él, aceleró hacia Reiji. Eso fue rápido. Su
velocidad actual no se puede comparar con sus movimientos hasta este
punto. Reiji podía ver una clara visión de sí mismo siendo descuartizado.
Con su velocidad y fuerza actuales, era seguro sacudir la espada de Reiji
y atacarlo. Por lo tanto…

“Burn Boost*...”.
(NT: ¿Incineración Potenciada?).

Él extendió su maná a través de su cuerpo e invocó el elemento de fuego


para convertirlo en su poder. Esta era la magia que Reiji usaba más. El
fuego se convirtió en su poder en un instante en el momento en que
pronunció con frialdad la palabra clave de la magia. Era un hechizo de
refuerzo. El fuego envolvió su cuerpo y le otorgó poder. Y entonces, con
una sensación desbordante de omnipotencia, Reiji lanzó una penetrante
mirada hacia su oponente.

“¡¿――■■■■■■?!”.

De repente, el Demonio que cargaba hacia Reiji perdió su complexión.


Hasta este punto, él realmente creía que estaba a punto de alcanzar la
victoria. Sin embargo, había malinterpretado la situación. Había
ignorado la posibilidad de que Reiji pudiera usar la magia de refuerzo,
por lo que sus acciones fueron fatalmente negligentes.

13
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¡OoOOOOH!!”.

Él pagó el precio por su error. Dejando escapar un grito de guerra, el cual


ahogaba el bizarro grito del Demonio, Reiji obtuvo la cabeza, del
Demonio que cargaba, de su cuello con su poder recién activado... Las
llamas persistentes levantaron una pequeña cantidad de arena del suelo
mientras se dispersaba y desaparecía. Y luego, después de confirmar que
no quedaba una sombra de un enemigo en sus alrededores, Reiji dejó
escapar un suspiro.

“Fuu... De alguna manera nos las arreglamos hoy”.

◊♦◊♦◊♦◊

Unos días antes de que Suimei partiera de Metel, Reiji y compañía


abandonaron el Castillo Real Camellia y se dirigían al Oeste hacia el
auto-gobernado estado de la Alianza Saadias. Este era el primer paso en
su viaje para subyugar al Demon Lord. A primera vista, este destino no
parecía tener alguna relación con la derrota del Demon Lord, sin
embargo, había una razón adecuada para ello. El trabajo del Héroe no se
limitaba únicamente a derrotar al Demon Lord. También era necesario
derrotar a los monstruos nacidos de la influencia de la prosperidad de
los Demonios. Otro rol importante era visitar países vecinos que habían
perdido fuerza debido a la invasión Demoníaca y aumentar la moral de
las personas. Finalmente, como Reiji aún no estaba completamente
acostumbrado a pelear, era importante para él acumular tanta
experiencia de combate como fuera posible para prepararse para la gran
pelea por venir. En medio de su desvío para cumplir estos objetivos, ellos
habían sido atacados por Demonios.

13
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

En la mano de Reiji había una espada que bebía la sangre de los


Demonios, emitiendo un brillo ominoso, una espada de orihalcum. Esta
era la mejor espada en todo el Reino Astel. Con un solo golpe, Reiji
despachó al último Demonio. Después de confirmar que los Demonios
fueron aniquilados, corrió al lado de Mizuki.

“Mizuki, ¿estás bien?”.

Después de verla respirando pesadamente con un pálido rostro, él


expresó sus preocupaciones en palabras. Mizuki, quien todavía estaba
sacudida por las persistentes sensaciones del campo de batalla, apenas
logró exprimir una respuesta.

“S-Sí. De algún modo. Pero…”.

“¿Pero?”.

“Esta es una batalla, ¿verdad? Con el enemigo...”.

“... Sí”.

Reiji le dio una pesada respuesta a Mizuki. Hasta este punto, el grupo de
Reiji había peleado contra monstruos en múltiples ocasiones. Sin
embargo, Mizuki no participó en ningún combate hasta ahora. Según el
juicio de los Caballeros que los acompañan a ellos y a Titania, ellos
consideraron necesario que Mizuki se acostumbrara un poco a la escena
de una batalla primero. Esto era porque, hasta ahora, ella solo había
estado mirando desde el margen. Era un hecho que la habilidad de
Mizuki con la magia era comparable tanto a la de Titania como a la de
Reiji, sin embargo, todavía se decidió que ella necesitaba tiempo para

14
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

familiarizarse con la batalla, por lo tanto, esta batalla fue la primera vez
que ella realmente peleó.

“Mizuki. Justo como pensé, es mejor para ti no estar sin razón...”.

“Uun. Como esperaba, no puedo quedarme mirando. Claro que fue mi


primera pelea, y los Demonios fueron realmente terroríficos, pero, desde
que llegué, quiero ayudar a todos”.

“Mizuki...”.

“... Ya he dicho esto mucho, pero... Un, eres increíble. Reiji-kun parecía
totalmente calmado incluso la primera vez”.

“Uun. Eso no es cierto. Incluso me asusté durante la primera pelea.


Aunque me he acostumbrado un poco, mi corazón aún no deja de latir”.

Reiji le devolvió una sonrisa para tratar de suavizar el estado de ánimo


de Mizuki, a pesar de que él dijo eso con la intención de consolarla,
también era la verdad. Al igual que Mizuki, Reiji todavía no podía
completamente deshacerse de su sensación de miedo. A pesar de decir
que iría y vencería al Demon Lord, solo pelear contra los soldados
regulares del Demon Lord lo había dejado en este tipo de estado. Era
demasiado tarde para eso, pero Reiji sintió cuán poco pensaba en eso.

‘... Suimei’.

Mientras él pensaba en esto, la imagen de su amigo cruzó por su mente.


El amigo con el que se separó en el Castillo, Yakagi Suimei, había dicho
que no era razonable, que no había manera de que lo pudieran hacer y

14
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

que negaría las posibilidades una por una. Reiji finalmente se dio cuenta
de lo correcto que Suimei había sido al decir tales cosas. Comparado con
Reiji, quien alcanzó el poder y se creía todopoderoso― no, precisamente
porque no le habían otorgado ningún poder, él era capaz de ver las
circunstancias de manera apropiada.

Cuando Reiji estuvo de acuerdo, se había dejado llevar por sus ideales.
Su vida diaria se había vuelto extraordinaria de repente. Él había llegado
a un mundo de fantasía completamente separado de la civilización
moderna. Cuando ellos le imploraron que los salvase con su más sincero
deseo, cuando dijeron que, si era él, definitivamente podía hacerlo en
una declaración absolutamente sin fundamento... Reiji tuvo la idea
errónea de que él podía hacerlo. Él había tomado a la ligera la situación.
La única forma de describir sus acciones sería: tonto. No había otra
palabra que Reiji usara para describirse a sí mismo.

Ciertamente, era posible que eliminaran a los Demonios según sus


acciones futuras. Se había puesto en marcha un plan... Sin embargo, aun
así, no cambiaría el hecho de que había arrastrado a uno de sus preciosas
amigos, una chica, debido a su obstinado egoísmo.

‘Lo siento…’.

Reiji bajó su cabeza y miró a Mizuki quien aún, visiblemente, respiraba


bruscamente. Él ya se había disculpado tanto con ella. Sin embargo, una
vez más se disculpó con ella en su corazón. Se podría decir que
simplemente él se estaba engañando a sí mismo disculpándose en
silencio a los demás por su culpable conciencia.

“… Vamos a otro lugar”.

“... Un”.

14
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mizuki asintió a la sugerencia de Reiji, y se distanciaron de los cadáveres


de Demonios que cubrían el campo de batalla.

“¡―Mizuki! ¡¿Estás a salvo?!”.

Una voz de chica los llamó desde un lado. Era su compañera, Titania.
Parecía que ella también había derrotado a los Demonios en otro lugar.
Acompañada por un Caballero en el mejor momento de su vida detrás
de ella, esta se dirigía hacia Reiji. Mizuki levantó su cara y puso una
sonrisa incómoda mientras respondía.

“Un, estoy bien”.

“Gracias al Cielo... parece que nada serio sucedió”.

“Reiji-kun estaba aquí después de todo”.

Después de su corto intercambio, Mizuki y Titania compartieron un


abrazo. Con una sonrisa firme y una sonrisa de alivio, la atmósfera en el
aire finalmente se relajó.

“Tia, gracias por tu arduo trabajo”.

“Gracias por tu consideración, Reiji-sama”.

“No... Ah, gracias por tu arduo trabajo también, Gregory-san”.

14
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Reiji se giró hacia el Caballero que había estado acompañando a Titania,


Gregory. Como de costumbre, él respondió con una expresión muy seria
en su rostro.

“No, todo lo que hice fue brindar apoyo a Su Alteza* la Princesa. Su


gratitud es más de lo que merezco”.
(NT: Creo que antes la había llamado como “Majestad” al igual que al Rey, pero lo
cambiaré para evitar confusión).

“Eso no es cierto”.

“No, no puedo siquiera compararme a Su Alteza la Princesa...”.

Gregory bajó su cabeza profundamente.

“¡¿Haa?! ¡¡G-Gregory!!”.

“Eh, ah, no. ¡Ahem! No es nada. Protegeré a su* Alteza la Princesa”.


(NT: Él antes habló describió a la Princesa como “her Highness”, y aquí la expresó
como “your Highness” [dando a entender que es algo posesivo de alguien).

Cuando Titania alzó la voz, Gregory por alguna razón se corrigió.

“Está bien, siempre y cuando los dos estén a salvo... Así que Tia, ¿cómo
fue tu final?”.

“Sí. Todo ha sido aclarado. No dejamos a un solo Demonio escapar”.

14
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Como se esperaba de Tia. Eres tan confiable”.

“No, Yo... Comparada con la fuerza de Reiji-sama, aún me queda un


largo camino por recorrer. También…”.

“¿Qué ocurre?”.

“... Los Demonios mataron a todos nuestros caballos. Mis disculpas”.

“… Ya veo. Lo siento por ellos, ya que nos llevaron todo este tiempo, pero
me alegra que estés a salvo, Tia”.

“Reiji-sama...”.

Titania parecía muy conmovida por las palabras de estímulo de Reiji. Iba
a ser difícil proceder teniendo todos sus caballos muertos, pero, aun así,
ni una sola persona había sido asesinada y eso era algo a celebrar para
Reiji. De repente, una voz temblorosa salió del lado de Reiji.

“... Tia también está bien con pelear, ¿huh?”.

“Sí, estoy más o menos acostumbrada a eso. Después de todo, tengo


experiencia previa en combate”.

“¿...? Aunque eres una Princesa, ¿por qué tienes ese tipo de
experiencia?”.

“¡¿Fueh?! ¡Ummm, es! Eso es, umm...”.

14
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿...?”.

Titania se había puesto repentinamente nerviosa y estaba entrando en


pánico. Mizuki y Reiji inclinan sus cabezas hacia un lado. Ambos no
tenían idea de por qué ella estaba tan nerviosa. Era la primera vez que la
habían visto así. En poco tiempo, ella logró calmarse y aclarar su
garganta.

“C-Cuando se decidió que fui elegida como asistente del Héroe invocado,
se determinó que este tipo de entrenamiento era necesario para
prepararse para nuestra situación actual”.

“¿Es eso así…?”.

“¡Así es! ¡Eso es exactamente cierto!”.

Reiji dejó escapar un largo suspiro en confirmación. Él llegó a la


conclusión de que esto era por qué ella era tan competente en una pelea.
Incluso en todas las peleas con monstruos hasta este punto, ella había
participado proactivamente. Él tenía sus dudas sobre la figura de una
maga que era capaz de luchar tan duro, pero llegó a aceptar su
explicación. Reiji se giró para echar un rápido vistazo a Mizuki. De
alguna manera, su figura parecía mucho menos confiable. Esto fue
probablemente porque su inseguridad se manifestó en sus expresiones.
Era como si los poderosos la dejaran atrás durante las batallas. No
podría ser evitado. Al darse cuenta de las inseguridades de Mizuki,
Titania sonrió y se giró hacia ella.

“Mizuki, no hay necesidad de pensarlo. Al principio yo era la misma, no,


para mí, era incluso peor de lo que eres ahora”.

14
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“… ¿Es eso así?”.

“Sí. Hasta que no me acostumbré al combate, mi estado de ánimo era


muy similar al tuyo. Después de que mi primera pelea terminó, dejé caer
la espada en mi mano y caí de rodillas”.

“¿A pesar de que peleas tan calmadamente?”.

“Es precisamente porque tengo ese tipo de experiencia que puedo


hacerlo. Con el propósito de proteger a todos, tuve que fortalecerme. Ten
confianza en ti misma, Mizuki. Acaba de comenzar. Debemos avanzar un
paso a la vez”.

“... Un. Gracias, Tia”.

Mizuki hizo un fuerte gesto hacia el estímulo de Titania. Parecía que sus
ansiedades habían sido alejadas. Reiji estaba sonriendo al ver que las dos
se llevaban tan bien. Si fuera a ser así, él podría hacerlo. Hace solo unos
momentos, él se había estado atormentando por sus malas decisiones.
Pero después de ver a las dos mostrando tanto valor, él estaba
convencido de que había tomado la decisión correcta después de todo.
Aunque la atmósfera había sido tan buena y Mizuki finalmente se había
relajado, ella de repente frunció el ceño.

“Me pregunto si Suimei-kun está bien...”.

“¿Suimei? Si recuerdo correctamente, él dijo que iba a abandonar el


Castillo en breve, pero...”.

14
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Un. Fuera de la ciudad... Justo afuera debería ser seguro, pero el camino
y sus alrededores pueden ser bastante peligrosos. Si termina saliendo de
la ciudad para ir a otro lugar y se encuentra con monstruos y mucho
menos con estos Demonios…”.

“Así es. Ya que él no quería tomar parte en la subyugación, no creo que


salga de la ciudad por su cuenta, pero si deja los muros de la ciudad y se
encuentra con un monstruo, Suimei, quien no tiene fuerza de combate,
probablemente estaría indefenso...”.

Fue justo como la hipótesis de Titania. Suimei no recibió ninguna


protección divina de la invocación del Héroe. Reiji entendió por qué las
dos pensarían de esa manera. Sin embargo, Reiji en realidad no estaba
de acuerdo con ellas.

“No, si es Suimei, él estará bien”.

“¿...? ¿Por qué Reiji-sama piensa así?”.

“Un. Suimei conoce el kenjutsu después de todo. Incluso si algo lo ataca,


debería ser capaz de manejarlo hábilmente”.

“¿Qu-...? ¡¿Suimei sabe cómo usar una espada!?”.

Cuando Reiji asintió para confirmar, las dos chicas intercambiaron


miradas. Al contrario de las expectativas de Reiji, Mizuki tampoco
parecía saber esto. Cuando Titania la miró, Mizuki negó con su cabeza a
cambio. Mizuki luego frunció el ceño y se giró hacia Reiji.

14
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Pero Reiji-kun. Suimei-kun no era parte del club de kendo, ¿sabes? Él


viajó mucho al extranjero, por lo que él dijo que ser parte de un club sería
imposible, ¿verdad?”.

“Suimei no fue al club en la escuela, fue a un dojo en su vecindario”.

“Umm... ¿Hubo incluso un dojo de kendo en ese vecindario...?”.

“Es ese dojo. El de autodefensa”.

Mientras Mizuki intentaba recordar el diseño del vecindario de Suimei,


Reiji le dio una breve respuesta. Sin embargo, cuando Mizuki recordó el
lugar del que estaba hablando, ladeó su cabeza hacia un lado.

“¿Ese lugar? ¿El que enseña autodefensa destinado a las mujeres?


Ciertamente es famoso en el vecindario, pero no es un dojo de kendo,
¿sabes?”.

“Un. Normalmente solo enseñan autodefensa como se anuncia en el


letrero. Pero originalmente era un dojo para las antiguas artes marciales.
Parece que enseñan todo tipo de cosas a ciertos solicitantes”.

“¡¿En serio?! ¡¿Era ese tipo de lugar?!”.

“Sí. Eso es lo que dijo Suimei”.

“Estás bromeando... Aunque he estado allí con las chicas de la clase...


Encima de eso antiguas artes marciales...”.

14
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mizuki estaba muy sorprendida por este hecho. Tal vez fue aún más
sorprendente porque ella había asistido al mismo dojo para aprender
defensa personal. Luego fue Titania quien tuvo preguntas.

“Por lo que entiendo, ¿Suimei había ido a una escuela de artes


marciales?”.

“Sí. Sin embargo, era solo en el nivel de nuestro mundo, no se puede


comparar con las personas que hacen artes marciales aquí. Suimei es un
espadachín”.

“¿Es eso así? Sin embargo, a primera vista parecía alguien que no tendría
nada que ver con la violencia, ¿no?”.

“Un. Usualmente no puedes decirlo en absoluto. Sin embargo, parece


que él es bastante hábil. Aunque esto es todo un rumor”.

“¿Es a ese nivel...?”.

“Aunque como dije antes, es solo para nuestro estándar...”.

“... Qué error. Pensar que leería mal a alguien así...”.

“¿Eh?”.

“N-No, no es nada. Ohohohohoho...”.

15
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Por alguna razón, Titania había comenzado a reír de manera poco


natural como para ocultar algo. Reiji no tenía idea de lo que ella estaba
tratando de decir. Mientras la miraba con curiosidad, Titania
repentinamente puso una expresión seria.

“S-Sin embargo, Reiji-sama, incluso si ese es el caso, no creo que sea


suficiente para establecer una conexión entre eso y su capacidad para
escapar de cualquier situación difícil”.

“Eso es verdad, pero―”.

Fue justo como dijo Titania. Reiji también sabe bien que solo por saber
cómo usar una espada no había una conexión real entre eso y estar a
salvo. Era cierto que Suimei no tenía ninguna experiencia con la lucha
contra monstruos. Aun así, para Reiji, esto no fue suficiente para
declarar que Suimei estaría en peligro mortal.

“Suimei, a pesar de su apariencia, es bastante astuto... De vez en cuando,


a veces, sin pensar, hace cosas que están fuera del sentido común, pero
es fundamentalmente una persona prudente”.

“Incluso si se encuentra con un monstruo, ¿crees que él sería capaz de


calmarse hábilmente? A menudo se dice que solo por ser fulminado por
la mirada de un monstruo, muchas personas pierden la capacidad de
moverse”.

“Eso es cierto. Pero, inesperadamente, Suimei probablemente lo tomaría


con calma”.

“Es eso así…?”.

15
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Titania no pareció convencida mientras fruncía su rostro. Esto fue


probablemente debido a la familiaridad que la gente de este mundo tenía
con el peligro. Sin embargo, Reiji sabía que Suimei tenía una
personalidad inesperadamente carente de cobardía. En el pasado,
cuando habían sido rodeados por delincuentes o gánsteres, él solo decía
sin miedo cosas como: “¿Eso es todo?” con completa compostura.
Durante toda la pelea, todas y cada una de las veces, él tendría la misma
expresión de cansancio sin falta.

“Bueno, por eso no estoy particularmente preocupado”.

“Si Reiji-sama lo dice”.

Titania había dejado de discutir y decidió creer en Reiji. Al final de esa


conversación, Mizuki de repente pensó en algo y se giró hacia Reiji.

“... Hey, Reiji-kun. ¿Suimei-kun dice cosas como “Soy algo u otro
espadachín del estilo Yakagi Suimei”? ¿Él puede usar un sorprendente
kenjutsu?”.

“¿Eh? No importa cómo lo mires, eso es un poco... uh, ¡¿Mizuki?!”.

“Uuu~ ¿Qué diabl-? ¡Suimei-kun es mucho más chuunibyou*, ¿no?!


Ocultar su verdadera identidad e ir a una antigua escuela de artes
marciales, eso es solo― ¡injusto! ¡Injusto, injusto, súper injusto!”.
(NT: Google-san es su amigo).

“Ahaha...”.

15
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mizuki ni siquiera estaba escuchando a Reiji cuando comenzó a


enojarse. Parecía que ella estaba mucho más enojada por el hecho de que
él había aprendido antiguas artes marciales que ella por el hecho de que
él lo había escondido.

“Pero no es como si Suimei hiciera declaraciones chuuni como lo hacía


Mizuki. No creo que realmente puedas llamarlo chuunibyou... Ah”.

Reiji se detuvo al darse cuenta de que acababa de pronunciar la palabra


tabú. Era demasiado tarde para dar marcha atrás. Mientras giraba
lentamente hacia Mizuki, ella lo miraba con una extraña sonrisa.

“Re~i~ji~ku~n~”.

“L-L-L-L-Lo siento! ¡Yo solo!”.

“¡Lo prometiste! ¡No tienes permito olvidarla! ¡Absolutamente! ¡Es a-b-


s-o-l-u-t-o-!”.

“¡S-Sí!”.

Reiji había prometido nunca hablar de eso, el pasado sellado de Mizuki.


Era su jardín secreto. Aunque Reiji en realidad no sabía a qué se refería
con el jardín secreto. Titania entonces lindamente puso su dedo en su
boca e inclinó su cabeza hacia un lado.

15
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

15
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

"Mizuki. ¿Qué es “chuunibyou”?”.

“¡¿Eh?!... Um, eso es...”.

“¿Qué es? ¿No me digas que es una especie de enfermedad horrible?”.

“¡S-S-S-S-S-Sí, sísí!! ¡Eso es! ¡Eso es exactamente! Chuunibyou es una


enfermedad del otro mundo que infecta a la mayoría de los niños en sus
primeros años de adolescencia. Incluso si se curan después, hay terribles
secuelas que quedan atrás. ¡Es una enfermedad verdaderamente
malvada!”.

Mizuki tropezó con temor a través de una respuesta a la pregunta de


Titania. Mientras agitaba violentamente sus dos manos delante de ella,
intentó engañarla con todas sus fuerzas. Era dolorosamente obvio que
sus acciones nerviosas tenían la intención de despistar a Titania. En
cierto sentido, ella estaba obteniendo su merecido. Aunque parecía que
Titania lo dejaría ir, su expresión de repente se volvió sombría.

“Dejando eso a un lado, sobre los Demonios justo ahora”.

“U-Un. Ahora que lo mencionas, es cierto. ¿Por qué han aparecido


Demonios en un lugar como este?”.

“Demonios, ¿huh...?”.

“Sí…”.

15
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Titania asintió. Justo como Mizuki había dicho, el repentino ataque de


los Demonios estaba en su mente. Una vez más recordando la batalla con
los Demonios, Mizuki comenzó a mostrar una expresión ansiosa. Reiji
expresó su propia opinión sobre el asunto.

“Los Demonios están comenzando su invasión del Imperio Nelferia...


¿Es eso una posibilidad?”.

“C-Como pensé, ¿es así como es...?”.

“Un. Si lo piensas razonablemente, creo que es el escenario más


probable. Si los Demonios están aquí tan lejos, solo podría significar eso,
¿verdad?”.

Mientras Reiji explicaba su conjetura, la expresión de Mizuki se


endureció. No podía ser evitado. Ella todavía no estaba acostumbrada a
la batalla, sin embargo, fueron empujados a una situación donde era
muy probable que hubiera otra batalla con Demonios. Además de eso,
los Demonios eran extremadamente poderosos. Si fuera un monstruo, la
magia, que Mizuki había usado antes, lo hubiera derrotado. Sin
embargo, los tipos más fuertes de Demonios ni siquiera serían quemados
y menos heridos. El último Demonio que derrotaron fue solo uno de esos
casos. Sin embargo, Titania planteó su objeción a la conjetura de Reiji.

“―No, no creo que ese sea todavía el caso”.

“¿Por qué eso, Tia?”.

“Sí. Como Reiji-sama había dicho, este es el territorio del Imperio. Si hay
Demonios apareciendo aquí, entonces es normal pensar que la invasión
del Imperio ha comenzado. Pero en realidad, después de que los

15
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Demonios derrotaran a Noshias, no han hecho ningún movimiento


grande. Para llegar hasta aquí todavía hay dos países y una cordillera que
atravesar. Si tomaran un desvío, tendrían que pasar por la Alianza
Saadias para llegar a este punto. No importa cómo lo mires, ese tipo de
marchas forzadas e imprudentes simplemente está fuera de discusión,
incluso para los Demonios”.

“Ya veo. Es solo como dice Tia. Incluso si marcharan a la fuerza hasta
aquí, solo aislarían a sus tropas, ¿verdad?”.

“Eso es correcto. Tener a su ejército avanzando tan lejos sin derribar a


los dos países antes no serviría de ninguna ventaja para los Demonios”.

“Sí”.

Tal como ella había dicho, si el ejército hacía algún movimiento


importante para llegar a este punto, simplemente se aislarían. Si alguien
con la inteligencia adecuada moviera una gran cantidad de tropas, era
necesario asegurar una línea de suministro y guarniciones. Una ruta
sería necesaria para reponer de manera segura a las tropas en la línea
del frente. Esta era la única forma de mover una invasión hacia adelante
de manera constante.

“Pero es un hecho que los Demonios estaban aquí. Aunque el ejército


Demoníaco no llegó tan lejos, hubo Demonios que lo hicieron”.

“Es justo como dice Reiji-sama. Ese es el problema en cuestión...”.

“¿Qué piensa Gregory-san de la situación?”.

15
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Mis más humildes disculpas, pero yo ni siquiera podía comenzar a


imaginar el proceso de pensamiento de los Demonios”.

“¿Había algo en absoluto que hayas notado? Incluso el más trivial de los
asuntos estaría bien”.

“... Héroe-dono. Más importante aún, creo que es vital que nos
distanciemos rápidamente de este lugar”.

La súbita propuesta de Gregory para evacuar había puesto a Reiji al


borde mientras imaginaba las implicaciones detrás de sus palabras.

“¿―Por eso quieres decir que hay Demonios cerca?”.

“N-No. No creo que ese sea el caso...”.

Reiji no podía entender por qué Gregory sugeriría tal cosa si los
Demonios no estaban cerca. La discrepancia entre la situación y sus
palabras dejó a Reiji con una sensación incómoda. Además de eso,
Gregory, quien había negado la posibilidad de más Demonios, estaba
actuando torpemente. Normalmente, tal sugerencia vendría después de
detectar peligro cerca. Pero él lo había hecho a pesar de que no era el
caso. Titania luego se giró hacia Gregory.

“Gregory. También creo que debemos dirigirnos hacia un lugar seguro.


Sin embargo, ahora es más importante para nosotros obtener una mejor
comprensión de lo que están haciendo los Demonios. Si nos movemos
sin pensar en todo, puede conducir a un peligro aún mayor”.

“... Ha, es solo como Su Alteza la Princesa dice”.

15
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Gregory honestamente se inclinó ante las palabras de Titania. Sin


embargo, su comportamiento anterior aún estaba en la mente de Reiji.
Sus palabras fueron dichas como si estuviera tratando de llevarlos
adelante con prisa. Dejando eso de lado, Reiji habló de otra posibilidad
para Titania.

“... Tia. ¿Hay alguna posibilidad de Demonios que no sean del Norte?”.

“No. No creo que ese sea el caso. Todos los Demonios del mundo fueron
conducidos al Norte por el poder de un Héroe-sama previamente
invocado. No debería ser posible que estén ocupando cualquier otra
tierra”.

Reiji estaba perplejo. No importa cuánto hablaran sobre eso, ellos no


podían encontrar la respuesta. De repente, el sonido de un caballo al
galope y una voz llamándolos vino de lejos.

“¡¡R-Reiji-sama!!”.

El dueño de la voz era, como Gregory, una de las personas de este mundo
que había venido a apoyar a Reiji en su viaje, un joven Caballero. A veces
los Caballeros tenían la tarea de separarse de ellos para mantenerse en
contacto con el Castillo. La vez anterior, Gregory había sido el indicado
para hacerlo. Esta vez, en su lugar estaba este joven Caballero y otro que
había regresado al Castillo. El joven Caballero pronto se acercó al grupo
y desmontó su caballo.

“Roffrey-san”.

15
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Ha! Reiji-sama, he regresado”.

“Roffrey. ¿Estás bien de salud?”.

Cuando Titania casualmente preguntó por su seguridad, Roffrey se


quedó estupefacto por un instante, y de inmediato comenzó a entrar en
pánico.

“U-U-U-Un solo Caballero como yo no merece la consideración de la


Princesa―”.

“Roffrey”.

“¡H-Ha! No, más importante, allí...”.

Cuando Gregory tosió y lo llamó, Roffrey saltó en su lugar y ahora estaba


nervioso por una razón completamente diferente. Su altísimo corazón
había sido devuelto al suelo. Al ver que cuestionaba el paisaje a su
alrededor, Reiji le dio una respuesta.

“Aah, viste eso. Hace apenas un momento, nos atacaron y los


derrotamos”.

“¡¿A todos esos?!”.

“Sí”.

“¡Como se esperaba! ¡Reiji-sama...! Ah, no. ¡Eso no!”.

16
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Roffrey no mostró signos de calmarse pronto, por lo que Gregory habló


para moverlo.

“¿Cuál es el problema, Roffrey? Has estado bastante agitado todo este


tiempo. ¿Qué le pasó a Luke? Él se había ido contigo para contactar el
Castillo, ¿por qué no ha regresado?”.

“Ha, permítanme hablar de todo eso”.

Roffrey hizo una breve pausa y luego comenzó a explicar.

“Es un poco abrupto, pero debemos alejarnos de aquí lo más rápido


posible”.

“¿Por qué es eso?”.

“Una gran fuerza de Demonios parece haber pasado a través del


territorio de Thoria y Shaddock y cruzaron a través de la frontera Norte
de Astel”.

Roffrey pronunció la asombrosa noticia con una expresión firme. Thoria


y Shaddock eran países situados al Norte de Nelferia y Astel. Titania
perdió su tez ante la noticia repentina y alzó su voz.

“¡¿Es eso verdad, Roffrey?!”.

“H-Ha. Este fue un informe del Castillo, es probablemente...”.

16
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Titania se acercó a Roffrey mientras preguntaba. Completamente


abrumado por su vigor, Roffrey dio una respuesta débil. Reiji entendió
el fraseo de sus palabras y lo cuestionó.

“Roffrey-san. ¿Qué quisiste decir con “parece haber”?”.

“Eso es... El informe vino del guardia nocturno en la frontera, que


descubrió rastros de lo que parecía una fuerza Demoníaca por
coincidencia. Tampoco sé todos los detalles...”.

“Entonces, ¿cuáles fueron esos rastros?”.

“Ha, en el área, ellos habían visto huellas que diferían de las dejadas por
los monstruos, así como rastros de maná”.

“Roffrey. ¿Alguien realmente vio demonios?”.

“No, parece que no se están moviendo abiertamente. No hay informes de


testigos o ataques”.

“… ¿Por qué es eso? Si hay Demonios, normalmente pensarías que


estarían esparciendo el caos, ¿verdad?”.

Todos asintieron con la cabeza a la declaración reservada de Mizuki. Los


Demonios veían a los humanos con intensa hostilidad, ellos eran del tipo
que siempre actuaba de acuerdo con este instinto. Si cruzaban fronteras,
seguramente su objetivo era provocar el caos. Incluso si tenían algún
otro objetivo en mente, el hecho de que se estaban moviendo como un

16
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

gran ejército estaba en oposición a esa idea. El uso más óptimo para una
gran fuerza era propagar estragos y violencia después de todo.

“Si ese no es el caso esta vez, nuestra información es muy escasa o su


autenticidad no es creíble...”.

“¿Serán que los nos atacaron por casualidad fueron los que cruzaron la
frontera?”.

Roffrey hizo la conexión entre el informe y los Demonios atacantes. Más


específicamente, los Demonios eran probablemente una sola parte de la
fuerza más grande. Luego, Gregory volvió a hablar con Roffrey.

“¿Y qué hay de Luke?”.

“Ha, para asegurarse de que el mensaje fuera entregado de manera


segura, se dirigía a Ciudad Kurant. Se encontrará con nosotros otro día
dentro del territorio del Imperio”.

Gregory asintió brevemente y reconoció el informe de Roffrey. Titania


hizo una expresión sombría y habló.

“... Esto se ha vuelto bastante malo”.

“¿Quieres decir que nuestros movimientos han estado expuestos a los


Demonios? Normalmente, ese tipo de cosas debería ser imposible,
¿verdad...? Ah, pero si había algo extraño...”.

16
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El ataque de los Demonios parecía una coincidencia. Incluso si ellos


hubieran sabido de la invocación del Héroe y lo hubieran presionado
para atacarlo, la cantidad de Demonios presentes era demasiado
ingenua como para derrotar al Héroe. Reflexionando sobre lo que podría
estar pasando, Reiji cerró sus ojos.

“... Es muy probable que los Demonios sepan que un Héroe había sido
invocado, pero ¿aún no han captado alguno de los detalles? Así que
quizás los que acabamos de ver ahora eran un grupo que realizaba un
reconocimiento vigente”.

“Ya veo. ¿Entonces estaban en el medio de buscar oponentes que


pudieran ser el Héroe?”.

Si hubieran sabido de la existencia de una fuerza mayor, era muy


probable que sus oponentes escaparan. Para evitar que se movieran en
secreto usando fuerzas más pequeñas para buscar. Mizuki y Titania se
sorprendieron por esta conclusión.

‘…Pero’.

Para Reiji, si ese fuera el caso, habría al menos uno entre ellos que estaría
allí para comunicarse con la fuerza principal. Sin embargo, no había un
Demonio allí que pareciera encajar en ese papel. Era demasiado pronto
para determinar que su conclusión era correcta. Incluso si su posición
no hubiera sido expuesta, era una situación seria. Cuando Reiji estaba
llegando a esta conclusión en su mente, Mizuki dijo lo que pensaba.

“Si están cerca, es malo. Todos los caballos a excepción de Roffrey fueron
asesinados por los Demonios...”.

16
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Un. En el peor de los casos, no podríamos huir. Nos veríamos obligados


a enfrentarlos”.

“Roffrey. ¿Hubo alguna conjetura en cuanto a la escala de la fuerza de


los Demonios?”.

“Probablemente fuesen más de mil...”.

“Mi-...”.

“… Eso es…”.

Mizuki y Reiji se quedaron sin palabras ante el número. Definitivamente


no era un número que pudieran enfrentar. Incluso con el número de
Demonios que acababan de atacarlos, derrotarlos había tomado
bastante tiempo. Y ahora había mil Demonios. Mientras Reiji imaginaba
la escena de todos ellos diluviando sobre ellos, recordó las palabras de
Suimei. Mizuki luego levantó su voz con una expresión nerviosa.

“¡E-En ese caso, deberíamos rápidamente escapar de aquí!”.

“No, Mizuki-sama. No es un buen plan para nosotros huir


imprudentemente. El único caballo es el que estoy montando.
Deberíamos decidir una ruta y asegurarnos de tener agua y comida en
mente...”.

Roffrey le devolvió una propuesta muy razonable a Mizuki, quien había


comenzado a entrar en pánico. Todos asintieron con la cabeza hacia él.
Por alguna razón, Titania cuestionó a Gregory, quien no había hecho
ninguna contribución durante toda la conversación.

16
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Gregory. ¿Qué crees que deberíamos hacer?”.

Sin embargo, Gregory no respondió. La mirada de todos se alineó sobre


él. Reiji podía escuchar su murmullo mientras decía en voz baja:
“Debería ser un momento adecuado ahora...”.

“¿Gregory?”.

“... En relación con este asunto, no hay razón para preocuparse”.

Estas fueron las palabras que salieron de su amargo rostro. Fue el primer
signo de la tormenta en el viaje de Reiji.

16
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Capítulo 3: El General Demoníaco Rajas

Habían pasado unos días desde que el cuerpo comercial, que Suimei
estaba escoltando, había dejado la Capital Real Metel. En el camino, ellos
no se habían encontrado con monstruos, bandidos o incluso con fuertes
lluvias. Simplemente habían avanzado mientras se condescendían a los
pequeños pueblos y estaciones de relevo a lo largo del camino. Justo el
otro día pasaron por encima de lo que se consideraba el mayor obstáculo
del viaje, las montañas, y ahora se encontraban en medio de un camino
bastante dificultoso. De acuerdo con los otros en el cuerpo comercial,
ellos estaban a unos dos tercios del camino a Ciudad Kurant. Una vez
que pasaran por el pie de la montaña y la cuenca, la Ciudad Kurant
estaría allí.

Sin embargo, incluso si el mundo es diferente, su base es la misma. Lo


que se conoce como el punto de inflexión no sería pasado tan fácilmente.
Ellos ahora estaban más allá del pie de la montaña dentro de un bosque.
Muchos árboles se amontonaban a sus alrededores esporádicamente.
Normalmente este sería el escenario donde la luz del sol se filtraría a
través de los árboles, sin embargo, debido al cielo nublado, solo los
presentaba con una atmósfera sombría. El paisaje, que se asemeja a las
cenizas en el cielo, los dejó con una sensación incómoda. Como si
apuntara a esta atmósfera exacta, Suimei podía sentir una presencia
peligrosa en las cercanías.

“... Suimei-kun, ¿lo has notado?”.

“Bueno, más o menos”.

16
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei solo sabía que había una presencia en sus alrededores. Ya que
habían pasado al pie de la montaña en el bosque, él había sentido una
mala premonición que le picaba en la parte posterior de su cuello.
Mientras se concentraba en la presencia que se les estaba acercando
desde el costado, Suimei levantó sus sospechas sobre la presencia que
claramente no parecía humana.

“... Hey, ¿son esos monstruos? De alguna manera, no se siente como un


humano...”.

“No, esos no son monstruos. Son Demonios”.

“Mu... ¿Demonios?”.

Los dos habían hablado sobre la posibilidad antes de partir, parecía que
de hecho había una conexión después de todo.

“... Pareces muy segura de eso. ¿No es solo una posibilidad?”.

“Sí, estoy segura”.

“¿Por qué?”.

“... Conozco esas cosas bastante bien. Puedo decirlo sin una sombra de
duda. No hay ningún error”.

Cuando Suimei volvió a preguntar, la respuesta de Lefille salió


fríamente. A medida que la presencia peligrosa se acercaba, los otros en
el cuerpo comercial lo notaron y todo el movimiento se detuvo

16
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

repentinamente. Poco después, un Aventurero guerrero corrió hacia


ellos dos mientras prestaba atención al sonido de sus pasos. Su tez era
bastante amarga, probablemente porque él tenía una comprensión
adecuada de la situación.

“Oi”.

Él despidió una simple voz hacia ellos, y Lefille afirmó sus sospechas.

“Sí, nos dimos cuenta también”.

“¿Oh? Oooh... Ya veo, entonces lo haré rápido. Según uno de los magos,
los que se nos acercaban parecían ser monstruos. La intención de Gallio
es encontrar su emboscada aquí”.

A diferencia de Lefille, los otros Aventureros juzgaron que eran


monstruos. En cualquier caso, el hecho de que los encontrarían aquí no
cambiaría. Sin embargo, Suimei no estaba de acuerdo con el plan
planteado por el Aventurero.

“¿Nos encontraremos con ellos aquí?”.

“Sí, así es. ¿Hay algún problema con una escolta peleando?”.

“No, ese no es el problema, ¿qué harán los comerciantes?”.

Si se encontraran con el enemigo aquí, era seguro que los comerciantes,


que estaban aquí para proteger, estarían en peligro. Pensando en eso
normalmente, para asegurarse de que no se vean atrapados en la lucha,

16
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

primero harían que los comerciantes se retiraran a un lugar más seguro.


El camino que pasaba al pie de la montaña era todavía muy dificultoso,
no era un terreno muy fácil en el que esconderse. Lefille agregó a las
dudas de Suimei.

“¿Quizás podríamos hacer que se adelanten y luego interceptar la


emboscada?”.

“No, eso no servirá”.

“¿Entonces podrían ir más adentro del bosque?”.

“No, eso tampoco funcionará”.

El Aventurero negó con su cabeza ante ambas sugerencias. El plan de


Lefille era sólido, permitir a los mercaderes continuar por el camino y
detener a los emboscadores donde estaban. Para tomar una emboscada,
este era lógicamente el mejor plan. Sin embargo, el Aventurero parecía
decidido a no tomar esta acción. Luego aclaró sus dudas con una mirada
severa.

“... Parece que también hay monstruos delante de nosotros. Al ver que
también hay monstruos a nuestro lado, es posible que también haya
algunos detrás de nosotros. En el peor de los casos, podemos estar
completamente rodeados. En ese caso, en lugar de mover a los
comerciantes descuidadamente, sería mejor reunirlos en un lugar donde
pudiéramos mantener nuestros ojos en ellos... Esa fue la conclusión que
hicimos”.

Suimei estaba convencida por su explicación. Sin embargo, Lefille


todavía tenía más que decir.

17
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Quién estará atacando?”.

“¿Eh? ¿Atacando? No, ¿no hay nadie...?”.

“¿Por qué es eso? Si existe la posibilidad de que estemos rodeados, ¿no


es necesario que rompamos su formación?”.

“¿Ha? N-No debería haber alguna razón para que podamos abrirnos
paso. Si simplemente fortalecemos nuestras defensas, un par de
monstruos no deberían plantear ningún problema”.

“… Ya veo”.

Lefille se retiró en silencio ante la objeción del Aventurero. Ella tal vez
solo quería evitar entrar en una disputa improductiva. Sin embargo,
Suimei pudo escuchar un poco de decepción mezclada en su voz.

“Eso debería ser todo lo que necesites escuchar, ¿verdad? Entonces,


estoy volviendo a mi puesto. Dejo la carga en tus manos”.

“Lo siento, pero ¿puedo decir una cosa más?"

“… ¿Qué es?”.

“No sé lo que viene del frente, pero los de los lados no son monstruos,
son Demonios. Por favor, informe a Gallio-dono de este hecho”.

17
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Ha? ¿Por qué sabes una cosa así?”.

“Por experiencia. Esta no es la presencia de monstruos”.

El Aventurero dejó escapar un pequeño gemido de su declaración.


Después de darle a Lefille una mirada examinante, habló.

“… Entendido. Al menos le dejaré saber la posibilidad”.

Después de aceptar, el Aventurero rápidamente regresó a su puesto.


Como la conversación había llegado a su fin, Lefille tomó el arma que
había estado cargando en su espalda y removió las envolturas que la
habían estada cubriendo. Lo que se reveló fue una enorme espada.
Utilizando sus ojos para estimar, Suimei supuso que la longitud de la
espada, desde su punta hasta la empuñadura, era de unos 180
centímetros. Tenía la longitud de un zweihander y la hoja era tan gruesa
como una claymore. Su forma se parecía a la de un triángulo alargado.
Era una espada intrincada hecha en este mundo. No era llamativa, pero
emitía un hermoso brillo rojo y plateado. Comparado con las espadas
que Suimei había visto cargar a los demás, esta parecía completamente
un artefacto fuera de lugar.

Lefille llevaba la espada frívolamente con una sola mano. La pequeña


cantidad de luz solar que atravesaba las nubes brilló en su espada.
Suimei tenía curiosidad de dónde venía exactamente la fuente de su
fuerza para empuñar esa espada. Él no podía entenderlo, pero sabía con
certeza que ella tenía experiencia con esa espada. De repente, Lefille
comenzó a caminar hacia la presencia que se les estaba acercando desde
el costado, aquellos que ella creía que eran Demonios.

“O-Oi, ¿Lefille?”.

17
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Suimei-kun. Lo siento, pero tomaré la iniciativa y partiré para


atacarlos”.

“Partir... ¿Está bien hacerlo arbitrariamente? Ellos todavía están


bastante lejos, ¿no deberías consultar al menos con Gallio-san y los
demás?”.

Lefille cerró los ojos y sacudió su cabeza.

“No, mira a tu alrededor”.

Mirando a su alrededor, Suimei solo podía ver a los mercaderes y los


escoltas preparándose apresuradamente para la peligrosa situación que
se les acercaba.

“Los otros Aventureros y mercenarios están completamente


obsesionados con solo defenderse. ¿Lo entiendes?”.

“Sí, parece ser de esa manera. También lo dijeron antes”.

“Eso no servirá”.

“Mu...”.

Lefille descartó rotundamente el plan que el cuerpo comercial estaba


adoptando. La forma en la que ella estaba hablando le recordó a Suimei
sus palabras antes.

17
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Eso es... ¿La conversación sobre abrirse paso sobre los Demonios?”.

“Así es. Los Demonios son, sin excepción, seres que solo saben cómo
robar, destruir y matar. Por encima de todo, su deseo de atacar es fuerte.
Solo serían alentados por nosotros al tomar una formación defensiva. Si
queremos ocuparnos de esas cosas, solo defendernos no nos servirá de
nada”.

“Incluso si dices que no nos servirá de nada, soy muy consciente de los
peligros de solo defenderse. Pero no puedo decir que saltar por tu cuenta
sea bueno tampoco. Al igual que defender es peligroso, ¿no atacar
también tendría su parte justa de peligro? Creo que estaría bien asumir
que estamos rodeados, pero todavía no puedo decir que es el curso de
acción más razonable”.

Suimei estaba tratando de impedir que Lefille hiciera algo irrazonable.


Pudo haber sido solo la opinión de un novato, pero Suimei no creía que
las desconcertadas fuerzas del cuerpo pudieran lograr los objetivos de
Lefille.

“Entonces, ¿estás aconsejando que debemos quedarnos y defender?”.

“No. Estoy diciendo que no es razonable que Lefille lo haga por su


cuenta”.

Suimei no estaba subestimando su fuerza. Pero era cierto que tampoco


estaba familiarizado con su fortaleza. Como mago, él no tenía un ojo para
juzgar el nivel de un espadachín a primera vista. Él no conocía su fuerza.
Él no sabía la escala de la fuerza del enemigo. Él simplemente no tenía

17
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

suficiente información. Lefille entonces se volvió ´giró Suimei y asintió


como si entendiera lo que él estaba pensando.

“Tu punto es ciertamente válido. Pero lo que dije sigue en pie. Sé esas
cosas muy bien. No son oponentes cuya fuerza leería mal después de
todo este tiempo, además...”.

“¿Además?”.

Lefille hizo una pausa por un momento. Suimei sintió la piel de gallina
por un instante cuando la atmósfera a su alrededor se oscureció.

“... Además, no podrás eliminarlos hasta el final así, ¿verdad?”.

La fría expresión de belleza se nubló por un instante, esto no fue de


ninguna manera debido al cielo nublado. El rostro que ella estaba
poniendo era la sombra oscura detrás de su corazón justo como una
espadachina. Antes de que él lo supiera, la sombra que había caído sobre
su expresión reveló un único ojo rojo que brillaba con rabia y odio. Era
un ojo que intentaba atravesar al amargo enemigo que aún no estaba allí.
Suimei estaba seguro de que había algo detrás de esa mirada. ¿Cuán
estrechas eran las existencias conocidas como Demonios vinculados al
destino de esta chica?

“Suimei-kun. Los Demonios son malvados Desde el momento en que


nacen hasta el momento en que mueren, son seres que nunca vivirán una
vida justa. Es por eso... Es por eso que esas cosas deben ser reducidas.
Los mataré a todos, sin dejar ninguno”.

17
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille aplastó la última de las objeciones de Suimei con una


determinación oscura. Con un breve: “Así son las cosas”, ella una vez
más le dio la espalda a Suimei.

“¡O-Oi, Lefille!”.

Suimei la llamó con una voz nerviosa. Como para disculparse por la
atmósfera oscura que había creado, Lefille le devolvió una brillante
sonrisa.

“Gracias, Suimei-kun. Pero no hay necesidad de preocuparse por mí. Por


favor, cuida la carga como nos habían dicho. Nos vemos”.

Mientras decía estas palabras, ella se adentró en el bosque. A lo largo de


su camino eran sin duda los Demonios que ella pretendía derrotar.

‘... Ella es rápida’.

Era como un vendaval rojo cortando los árboles. Después de ver sus
movimientos, Suimei ya no podía pensar que sus acciones eran
imprudentes. Los puntos de apoyo eran pobres y llevaba un objeto tan
grande, pero, aun así, era tan rápida como si nada de eso la molestara.
Suimei la encontró simplemente hermosa. Si ella fuera capaz de ese tipo
de carrera en estas condiciones, seguramente no perdería en ninguna
circunstancia ordinaria. Después de un momento, Suimei perdió de vista
a Lefille. Los otros que la habían visto correr estaban haciendo
ruidosamente un escándalo con desconcierto y enojo, sin embargo, eso
solo pasó por un corto período de tiempo.

“¡Ya vienen!”.

17
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Un solo Aventurero alzó su voz ante el balanceo antinatural de los


árboles y la presencia de maná. Y entonces, apareció esa existencia que
pretendía acabar con ellos. ¿Fue esa voz gritada por sorpresa o miedo...?
Era un Demonio. Junto con la voz sorprendida, muchos de ellos
comenzaron a aparecer del sinnúmero de árboles. Eran figuras similares
a los humanos, pero tenían características grotescas diferentes a ellas.
Tenían alas de murciélago, los cuernos sinuosos de una cabra y un
cuerpo rojo oxidado. Todas las diferentes partes se mezclaron sin que
nada se sintiera fuera de lugar. Ellos eran seres con una figura realmente
fea. Prácticamente salía de fantasía. Era el cuerpo grotesco del enemigo
del Héroe directamente de las historias... Demonios.

En general, los Demonios estaban un grado por encima de otras


criaturas agresivas como los monstruos. Ellos eran considerados como
el enemigo natural de la humanidad, conocida como una existencia
malvada entre todas las razas del mundo. Según las historias, eran
existencias cercanas al Diablo. Entre todos los mitos en el mundo, este
era su origen atribuido, aunque la definición de su existencia era muy
vaga en todos ellos también. El hecho de que siempre habían conservado
los mismos miembros que un humano y podían hablar el lenguaje
humano estaba escrito en cada historia.

‘... En casa teníamos apariciones, pero ver este tipo de cosas es, de
hecho, la primera vez para mí’.

De vuelta en su propio mundo, Suimei había luchado contra existencias


inhumanas antes. Pero enfrentarse a algo que parecía salirse
directamente de la ficción era inesperadamente la primera vez para él.
En su propio mundo, incluso el antiguo Dragón no se parecía en nada a
la manera en que la ficción lo describía y los Vampiros parecían mucho
más humanos que lo que tenía delante. ¿Quién hubiera pensado que, en
este mundo de fantasía, antes de tener la oportunidad de conocer a semi-
humanos y monstruos, tendría un encuentro con un ser así... Sin

17
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

embargo, el verdadero problema era, ¿por qué los Demonios estaban en


este tipo de lugar?

‘Por lo que había dicho ese calvo bibliotecario, los Demonios no habían
hecho ningún movimiento grande después de asaltar ese país al
Norte...’.

Era una historia difícil de tragar. Se suponía que los Demonios estaban
en el país Norteño de Noshias, el cual habían destruido. Todavía hay dos
países y una cordillera entre aquí y allá. Era extremadamente antinatural
para ellos aparecer aquí. Sin embargo, sus oponentes no eran humanos,
aplicar la lógica humana a sus acciones no era razonable. Dejando eso de
lado, para Suimei no tenía sentido pensar más sobre tales cosas.

Suimei entrecerró sus ojos y dejó escapar su sed de sangre. Uno de los
Demonios, aproximándose a ellos, lo notó y decidió marcar a Suimei
como su objetivo. El Demonio se dirigió hacia Suimei preparado para
atacarlo. El Demonio estaba reuniendo ingeniosamente el poder de
maná en una forma malvada en la palma de su mano. Apuntó su brazo
hacia Suimei y disparó el bulto de poder a la velocidad de una flecha.

‘No seré tan fácil―’.

Suimei esquivó cuando el ataque silbante pasó a su lado. El maná explotó


e hizo un agujero en el suelo y levantó una nube de polvo en el aire.
Suimei estaba ileso. Un proyectil moviéndose a la velocidad de una
flecha era demasiado lento para los ojos de un mago. Como para
perseguir el ataque, el Demonio batió sus alas y se lanzó hacia Suimei.

Desde los cielos hasta la tierra, siguiendo una línea diagonal recta hacia
Suimei, el Demonio precipitadamente llegaba. Siguiendo esto, Suimei
también se lanzó hacia el Demonio para encontrarse con él. Esto estaba

17
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

en contra de todas las expectativas que tenía el Demonio. Si él hubiera


esquivado hacia atrás o hacia los lados, el Demonio sería capaz de
ajustarse a sí mismo en cierta medida. Sin embargo, si se lanzaba contra
él, el Demonio tendría que frenar para ajustar su golpe.

“Shaa―”.

Mientras sus caminos se cruzaban, junto con un grito, las negras garras
del Demonio descendieron hacia Suimei. No había ninguna abertura, ya
que su objetivo se había movido de repente, el Demonio no podía
corregir su postura correctamente para hacer un ataque decente. Este
era el objetivo de Suimei, usando el arco suave de esas garras y su pie
izquierdo como un pivote, Suimei rotó su cuerpo. Agarrando el brazo
extendido del Demonio y dándole un ligero giro mientras él―

“Fuu―”.

Suimei dejó escapar el aire en sus pulmones y arrojó al Demonio.


Llevando toda la velocidad con la que había cargado a Suimei, el
Demonio perforó vigorosamente el suelo mientras lo lanzaban. Sin
embargo, no pareció tomar mucho daño de esto. Después de rodar un
poco por el suelo, corrigió su postura y regresó a los cielos. Mientras
agitaba sus alas de murciélago, mantenía una distancia con respecto a
Suimei y lo miraba hacia abajo. Estaba bastante irritado. No había sido
herido, pero dejando escapar una atmósfera aguda, el Demonio comenzó
a hablar con voz ronca.

“Maldito humano, usando técnicas tan extrañas...”.

“Llamándola extraña es malo. Es una técnica correctamente normal”.

17
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

De pie listo para otro ataque, Suimei dejó escapar una pequeña
provocación. El Demonio resopló hacia él. Luego cerró su boca y la sed
de sangre que apuntaba a Suimei comenzó a crecer.

“Fuu...”.

Cuando la presión grotesca lo presionó, Suimei le devolvió una mirada


interesada y aun así fría al Demonio. El Demonio estaba retorciendo sus
garras como la boca de un insecto y dejó a Suimei con una sensación
desagradable. Parecía que esa era la medida en que el Demonio
participaría en la conversación... Aunque parecía no tener intención de
hablar, el Demonio tampoco atacó inmediatamente a Suimei. Parecía
estar analizando los movimientos de Suimei después de haber sido
arrojado tan espléndidamente.

‘¿Solo viendo...? En ese caso’.

Mientras el Demonio lo observaba, Suimei hizo una rápida inspección


de su entorno. Los mercaderes se escondían y él no podía verlos. Los
otros Aventureros y mercenarios también se perdieron de vista, pero
pudo sentir maná incrementándose en la distancia y escuchar los
rugidos de la batalla desde el frente del cuerpo comercial. Parece que el
resto de los Demonios se concentraron en donde estaban reunidos todos
los humanos. También podía sentir mucho maná más profundamente
en el bosque. En otras palabras, el ataque preventivo de Lefille puede de
hecho dar fruto. Parecía que había dado en el clavo con sus acciones.
Mientras piensa en todo esto, Suimei se lleva la mano al bolsillo. Al ver
esto, el Demonio agitó sus alas repentinamente. Ya era hora de que se
moviera.

“Muere…”.

18
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No quiero”.

Suimei chasqueó sus dedos, junto con el sonido del chasquido, el suelo
frente al Demonio, que estaba cargando hacia Suimei, bajo en la tierra,
había explotado.

“¿¡Nu―?!”.

El Demonio dejó escapar una voz, ya que fue tomado por sorpresa. Esto
era una cortina de humo. La repentina magia de ataque hizo que el
Demonio se detuviera completamente en el lugar mientras permanecía
flotando sobre el suelo. Suimei dio un salto hacia atrás para crear cierta
distancia. Y luego de tomar un respiro, comenzó su magia.

“... Ahora bien, me pregunto cuán poderoso es realmente el enemigo de


las personas de este mundo”.

Soltando un pequeño murmullo, Suimei manifestó la cantidad requerida


de maná para su hechizo. Él amasó su hechizo rápidamente a medida
que los círculos mágicos comenzaron a aparecer en los alrededores. Los
números y las palabras para apoyarlos se dibujaron en los círculos, y
Suimei llamó para activar el efecto que describían. Este era uno de los
hechizos prácticos más importantes del Cábala, la numerología.

“―Fiamma est Lego vis Wizard…”. (Ensamblar Flamas. Como el Grito


Del Resentimiento Del Mago...)

Una flama rugiente salió de los círculos mágicos que colgaban en el aire.
Y entonces, como si los estuvieran succionando en un solo punto, las
flamas se vertieron sobre el Demonio. Esta era magia de fuego. Sin

18
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

embargo, por alguna razón, el Demonio ni siquiera se movió y pareció


intentar atrapar las flamas con todo su cuerpo.

‘Heeeh...’.

Suimei no esperaba que el Demonio tomara acciones evasivas o


defensivas. ¿Fue porque era simplemente estúpido? ¿O tal vez tenía
algún tipo de defensa? Mientras Suimei reflexionaba sobre la elección
del Demonio, las flamas envolvieron al Demonio. Al ver que el Demonio
no mostraba signos de desmoronarse, Suimei frunció el ceño. Estas eran
flamas mágicas. Al contacto se suponía que debían quemar al enemigo
en cenizas... Sin embargo, la sombra dentro de la columna de flamas no
mostraba signos de lucha o incluso dolor. En poco tiempo, un extraño
poder alejó las flamas.

“... Me estás subestimando seriamente si crees que este nivel de magia


podría derrotarme”.

¿Fue porque carecía de poder que no fue capaz de quemarlo en cenizas?


Mirando de cerca, Suimei pudo ver que ni siquiera se había quemado un
pelo del Demonio. Él no estaba siendo particularmente mezquino con su
maná o su elección de hechizo, sin embargo, este fue el resultado.

‘... Fu... Con ese nivel de maná, no debería ser capaz de resistir la magia
de ese nivel. Sin embargo, tampoco parece ser porque su cuerpo o piel
es resistente...’.

Suimei tenía la intención de terminar la pelea con ese único ataque. Sea
como sea, puede haber sido demasiado optimista. Por su capacidad de
maná, él podía adivinar que podría resistir hasta cierto punto, pero
estaba fuera de sus expectativas que sería completamente ineficaz...

18
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Al ver que el hechizo en sí se había extinguido por completo, no parecía


que el propio Demonio tuviera una gran resistencia a la magia. Por lo
que él podía sentir cuando arrojó al Demonio, Suimei podía sentir que la
robustez de su piel y cuerpo era más o menos la misma que cualquier
otra criatura viviente. Era posible que fuera del tipo que naturalmente
era fuerte contra el fuego. Sin embargo, incluso en ese caso, no tener
siquiera un solo pelo chamuscado sería imposible. La flama
mágicamente creada era diferente de un fuego provocado por un
fenómeno natural.

Esta magia de ignición no era como una simple combustión que ardía
mientras hubiera oxígeno en el aire. El misterio manifestado provocaría
forzosamente el fenómeno de la combustión en su objetivo,
simplemente, al entrar en contacto con el fuego, el objetivo ardería tal
como lo dicta el hechizo. Es por eso que, a menos que el objetivo tenga
una fuerte resistencia contra el hechizo en sí, debería haberse
desmoronado ante el fuego. Si fuera solo una llama regular, sería una
historia diferente, pero el fuego de Suimei era mágico. Esta era la razón
por la que él estaba perplejo por el hecho de que su flama mágica no
quemara su objetivo. Él no pudo descubrir la razón por la cual el
Demonio podría resistirla, y lo dejó desconcertado.

“En ese caso, ¿es porque la magia no funciona externamente...?”.

Mientras murmuraba hacia sí mismo, el Demonio una vez más reunió el


poder en su mano. Levantó su brazo, esta vez disparó el poder sin hacer
algún tipo de movimiento. Parecía intentar mantener esto como una
pelea de larga distancia. Suimei evadió el proyectil saltando a un lado
mientras dejaba un margen seguro para el error, y el Demonio, una vez
más, reunió el poder en su mano. Entonces comenzó a disparar flechas
al azar, era como un arquero con un cubo de flechas disparando
frenéticamente a un objetivo.

18
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei comenzó a correr y tomar medidas evasivas mientras prestaba


atención a las carretas detrás de él. El siguiente disparo del Demonio fue
una masa de poder mucho más grande que antes. Mientras se dirigía
hacia Suimei, ésta redujo los árboles en su camino a simples virutas de
madera. Sin embargo, a este tamaño, Suimei todavía podía evadirlo
fácilmente y dio un gran salto hacia atrás. Un instante después, una nube
de polvo explotó contra el cuerpo de Suimei. Mientras se tapaba el rostro
con las manos con el ceño fruncido, Suimei escuchó una explosión a su
lado.

Otro Demonio entró en el campo de visión de Suimei y fue atacado por


la magia de otra persona. El otro Demonio estalló cuando fue golpeado
por la magia. Era magia de fuego. Sin embargo, a diferencia de cuando
Suimei usó magia de fuego, el Demonio golpeado por la magia se quemó
y murió rápidamente.

“Eso es…”.

¿Qué estaba pasando? Al ver que la flama era efectiva, la teoría de que
los Demonios tenían una resistencia natural al fuego desapareció.
Mientras Suimei estaba absorto en sus pensamientos, la voz de un
hombre lo llamó.

“¡Oi! ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Retrocede!”.

“¿Hm?”.

“¡Tú con el cabello negro! ¡Retrocede!”.

Los Aventureros que derrotaron al Demonio corrieron hacia Suimei. En


una mirada más cercana, era el grupo de Aventureros que charlaron

18
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

agradablemente con Lefille antes. Mientras el hombre guerrero le


gritaba, una de las chicas detrás de él, que Suimei asumió que era una
maga, estaba cantando con su bastón aferrado y disparando fuego desde
su punta. Cuando el Demonio vio el fuego, agitó sus alas con un ruido
sordo y tomó una acción evasiva.

‘¿Así que esquivará eso...?’.

Fue un retiro con mucho margen de seguridad. Suimei estaba


desconcertado de por qué esa magia había hecho que el Demonio
evadiera en tal medida. Los Aventureros, que corrían hacia Suimei,
finalmente llegaron a él.

“Retrocede. Déjanos el resto a nosotros”.

“No, estoy bien. Me las arreglaré solo”.

“Te las arreglarás... ¡¿Qué diablos estás diciendo?! ¡Estabas siendo


presionado, ¿no?!”.

“¿Presionado? No, yo no estaba realmente...”.

“¡¿No estabas?! ¡Ese Demonio todavía está perfectamente vivaz!”.

El Aventurero tenía un punto. Sin embargo, para Suimei, la pelea


simplemente tomaba un poco de tiempo, él todavía no sentía que
estuviera en algún tipo de peligro. Suimei tampoco había puesto todo su
poder en la pelea. No era como si hubiera perdido interés en derrotar al
Demonio. Sin embargo, mirándolo desde fuera, era un hecho que él
todavía no lo había derrotado ni dañado.

18
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Eso puede ser cierto, pero me gustaría que me lo dejaras por ahora”.

“Rechazado. Retírate al cuerpo comercial. Lo manejaremos desde aquí”.

“Eeeeeh... No, no, ¡eso será un problema!”.

Suimei protestaba frenéticamente contra el Aventurero que negaba con


su cabeza. Era un problema para él. Si dejara esto a los demás, no sería
capaz de resolver el misterio de por qué su magia no funcionó. Si fuera
derrotado, aún no sabría la cantidad correcta de maná y cuánto tendría
que contener para derrotar a los Demonios de manera óptima. Era algo
que él debería averiguar mientras tenía el margen de acción para recibir
en la situación actual.

“¿Ha? ¿De qué diablos estás hablando? Dije que lo venceremos, no hay
nada más para esto, ¿verdad? Solo vuelve silenciosamente a donde los
mercaderes― ¡¿!?”.

El Aventurero se había cansado de la insistencia de Suimei y comenzó a


reprenderlo, pero, de repente, fue interrumpido. Suimei evadió la
sombra entrante con el mínimo movimiento requerido. Fue otro ataque
del Demonio. El hombre al lado de Suimei no comprendió del todo el
ataque y retrocedió una gran distancia para esquivarlo.

“¡―□□□□□□!”.

El Demonio dejó escapar un rugido hacia el cielo. Era una voz


discordante, no, solo un sonido. Era como si la malicia misma se
transformara en un sonido. Este sonido repulsivo asaltó los oídos de

18
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei. Al mismo tiempo, el poder del Demonio comenzó a aumentar.


Probablemente estaba extrayendo el poder restante que tenía dentro de
su cuerpo. En poco tiempo, el poder comenzó a desbordarse del cuerpo
del Demonio en forma de una neblina negra.

‘¿Qué es eso? ¿Maná? No, eso es...’.

Como Suimei estaba preso por una sensación de deja vu por el poder que
se desbordaba del Demonio, el Aventurero levantó su voz ruidosamente.

“¡E-Esto es malo! ¡Todos, necesitamos derrotar al Demonio


rápidamente!”.

Mientras Suimei fruncía el ceño para sí mismo, el Aventurero comenzó


a entrar en pánico. Todos sus compañeros le dieron una respuesta y
asintieron por completo. Todos cargaron hacia al Demonio. Sin
embargo, el desbordante poder negro en los alrededores del Demonio
los hizo volar a todos a medida que se acercaban.

“¡Mierda! ¡No podemos acercarnos!”.

“¡Magia! ¡Lanza toda tu magia en ese!”.

“¡―Oh, Flama! Te convertirás en la punta de lanza que atraviesa a mi


enemigo...”.

Al comando del Aventurero, todos los que estaban en su grupo, que


podían usar magia, comenzaron a cantar de inmediato y dispararon su
magia. Un torrente de fuego, rayos y viento se precipitaban hacia el
Demonio. Sin embargo, cuando la destrucción se aclaró como un velo,

18
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

como si fuera perfectamente natural, la figura del Demonio seguía allí


sin un solo rasguño.

“¡De ninguna manera, para que la magia sea ineficaz...!”.

Los Aventureros comenzaron a perder su compostura al ver la figura


ilesa del Demonio. Aun así, el Demonio continuó desbordando poder.
Suimei podía sentir que tenía un talento poderoso, pero repulsivo. El
poder que emitía era similar, pero diferente, de cuando un mago
encendía su propio horno de maná. Para Suimei, este poder no era algo
que hubiera visto antes, pero...

‘... Se está poniendo malo. Si lo dejo, será peligroso para los demás’.

Él estaba interesado. Sin embargo, ahora no era el momento de


detenerse en sus propios pensamientos. Si el Demonio continuaba
acumulando poder y atacara, era seguro que los Aventureros sufrirían
serias heridas. Entonces, antes de que eso pudiera suceder, Suimei
comenzó su canto.

“―Fiamma est Lego vis Wizard”. (Ensamblar Flamas. Como el Grito Del
Resentimiento Del Mago)

Al ver el canto de Suimei, el Demonio le gritó con intensa hostilidad.

“¡Ha! ¡¿No dije que la magia de una plaga como tú no podría dañarme?!”.

“¿―Es eso así? Ciertamente, ese pudo haber sido el caso cuando reprimí
mi magia. Si uso mi poder de manera adecuada, me pregunto si eso aún
sucederá”.

18
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿Crees que una flama que solo da tanto calor podría quemarme?!”.

“¡Lo dijiste como un Diablo! No subestimes... ¡Las flamas de los magos!

Cuando Suimei hizo esta declaración, continuó su canto.

“Hex agon Aestua Sursum. ¡Impedimentum Mors!”. (¡Dale Forma A La


Agonía De La Muerte Y Estalla En Flamas, Otorga Al Que Me Obstruye
Con Un Terrible Destino!)

Con estas palabras, las flamas comenzaron a desbordarse desde los


muchos círculos mágicos en el aire. Se derramaban desde los cielos y
brotaban del suelo. Todas las flamas se juntaron. Sin embargo, en lugar
de estrellarse contra el Demonio, esta vez se envolvieron alrededor de su
cuerpo. Con el Demonio como centro, las flamas giraron como un
remolino y quemaron todo lo que estaba a su alrededor,
instantáneamente reduciendo todo a cenizas.

“―Gu. ¡¿Qué?” C-Comparado con antes...”.

La luz de los fuegos, mientras se reflejaba en el suelo, teñía el mundo de


bermellón y brillaba entre los árboles dejando un paisaje impresionante.
Y entonces, en la mano de Suimei, envuelta en un pequeño círculo
mágico, había una gema mágica quemada en naranja. Y junto con su
palabra clave final, la aplastó en su mano.

18
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

19
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡―Fiamma! ¡O Ashurbanipal!”. (¡Brilla! ¡Oh, Piedra Giratoria De


Ashurbanipal!)

En un instante, las flamas, que se habían estado enrollando alrededor


del Demonio, lo envolvieron, y ahogaron todo el sonido. Todo su campo
de visión se había llenado de fuego. El suelo estalló, el cielo estaba teñido
de rojo y acompañando todo eso estaba una enorme explosión. Esta era
la magia de deflagración. La creciente neblina carmesí se transformó en
gran poder y explotó. Ante la súbita oleada de poder, el Demonio ni
siquiera podía gritar de agonía cuando murió. Todos los demás en las
cercanías solo podían hacer lo mejor para protegerse del intenso calor
siendo emitida de la explosión.

Y entonces, todo lo que quedaba era el olor a hollín y la forma ardiente


de árboles que dejaban de arder. Suimei había ajustado el poder para
que no afectara profundamente el entorno, pero, aun así, la inmensa
onda de choque de las flamas, que quemaron al Demonio, transformó el
suelo debajo de él en magma. Todos los Aventureros tenían rostros de
asombro al contemplar esta escena, y uno de ellos habló.

“¡E-Esa fue una increíble magia!”.

Este Demonio era el subordinado de la razón principal por la que Suimei


había sido llamado a este mundo. Él tenía la intención de hacerle
compañía hasta que tuviera una comprensión completa de sus
habilidades, sin embargo, al final tuvo que pensar en los que lo rodeaban
y abrumarlo con pura fuerza de magia. El Demonio no fue difícil de
derrotar para Suimei. Le tomó un tiempo para vencerlo, sin embargo,
eso fue todo. Él no puso todo su empeño en la pelea después de todo.

“... Incluso usando la flama de Ashurbanipal, tardó casi un minuto en


quemarlo por completo a cenizas…”.

19
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

La magia, la cual Suimei usó para vencer al Demonio, fue magia de fuego.
Entre los cinco elementos, este era el único en el que Suimei se
especializaba. Él tenía buena aptitud para el hechizo y contenía mucho
poder. Comparado con otras magias de fuerza similar, el canto también
era bastante corto. Sin embargo, a pesar de que había usado esta magia,
el Demonio todavía tardó casi un minuto en reducirse completamente a
cenizas. Tardo mucho tiempo. Normalmente, solo tomaría un par de
segundos reducir algo a cenizas. A pesar de eso, un simple pequeño
alevín tomó tanto tiempo. Suimei no podía aceptar este tipo de
conclusión como alguien que caminaba por el camino de la magia.
Mientras Suimei estaba haciendo un rostro de disgusto con una ceja
levantada, detrás de él, algo entró volando a una velocidad aterradora.

“¡¿Qu―?!”.

Suimei se giró hacia los sonidos estrepitosos detrás de él. Lo que vio
fueron varias siluetas del cuerpo con las que se había enfrentado. Lo que
volaba eran Demonios, bueno, no del todo. No eran del todo Demonios,
era un desastre de grupo de Demonios. Había dos o tres cuerpos con los
brazos doblados y las piernas y el cuello desgarrados. Todos estaban
agrupados después de haber sido golpeados ferozmente por algo.

‘¿Qu―?’.

Suimei enfocó sus ojos en la sorprendente escena. Eran, de hecho, los


cuerpos de los Demonios y, a lo largo de su trayectoria de vuelo, estaba
la figura de Lefille llevando su enorme espada en una sola mano. La
punta roja y plateada de su espada se asomó entre los árboles. Su figura
no emitía ni una sola pista de la suave atmósfera que tenía cuando
Suimei la conoció. Ella estaba caminando con su cabeza ligeramente
inclinada hacia abajo. Uno de sus ojos brillaba con una luz roja. Ella

19
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

sostuvo su espada en una mano como si dibujara un arco. Llevaba el aura


de un Dios feroz mientras su espíritu de lucha hacía temblar su silueta.

El sonido de alguien tragando sonó por el aire como si fuera mucho más
ruidoso de lo que era. Como si esto fuera una especie de señal de partida,
un Demonio, que aún no había muerto, se lanzó de la masa de cadáveres
hacia Lefille. Sin embargo, el Demonio que cargaba fue interceptado por
la espada de Lefille con un corte horizontal. Era un balanceo limpio
donde la punta de su espada no oscilaba de principio a fin. Con una
fuerza lo suficientemente fuerte como para crear un tornado, dividió al
Demonio en dos. Justo después del corte terriblemente rápido, ella
osciló su espada una vez más desde arriba. El crucifijo que dibujó en el
aire estalló como un viento en forma de cruz de su espada brillante y,
una vez más, el Demonio se dividió en más pedazos.

No había forma de que el Demonio todavía estuviera vivo, sin embargo,


ella no se detuvo. Cualquier cosa más era innecesaria. Ella solo dividía
un cadáver con sus cortes. Ignorando por completo el hecho de que era
excesivo, justo hasta el final, como si Lefille no hubiera tenido suficiente,
ella clavó la punta de su enorme espada en la cabeza del Demonio y la
aplastó.

“Desmorónate en pedazos... escoria”.

Lefille había murmurado estas palabras, lo que Suimei podía percibir de


ellas era una sensación de resentimiento rebosante. Cuando la
abrumadora presión que inundaba el área se desvaneció, Lefille colocó
su espada sobre su hombro y se acercó al grupo.

“... Parece que terminaron aquí también”.

“B-Bueno, sí…”.

19
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Mientras ella casualmente hacía esta observación, la guerrera del grupo


de Aventureros, que conocía a Lefille, le dio una respuesta. Las cosas se
habían calmado significativamente, sin embargo, tal vez debido a la
visión espantosa que acababa de presenciar, su voz era tranquila y rígida.
En su lugar, Suimei habló con Lefille.

“¿Qué hay de ti?”.

“Sí, con los que acabo de terminar, he terminado de exterminar hasta el


último. No hay más Demonios más profundamente en el bosque por
allí”.

“¿No había más de ellos allí en comparación con aquí?”.

“Así es. Fui por allí con la intención de tomar todas esas cosas después
de todo”.

“Ha…”.

“No hubo ningún problema, ¿cierto?”.

Al verla hacer esta declaración sin miedo, Suimei una vez más aprendió
lo anormal que era Lefille. Además de eso, no solo tenía la intención de
eliminarlos a todos, sino que estaba haciendo un rostro como si ella aún
no fuera lo suficientemente buena, ya que uno había sobrevivido un poco
más. Él no podía decir en absoluto lo que ella era. Lefille luego echó un
vistazo a los alrededores.

19
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Hace poco oí un sonido que hacía temblar la tierra por aquí, ¿podría ser
la causa de esta desastrosa escena?”.

“Sí, fue mi magia”.

Lefille hizo un rostro de sorpresa, y luego le devolvió a Suimei una


brillante sonrisa.

“Como se esperaba de Suimei-kun, jugaste un papel bastante


importante”.

“Nada de ese tipo. Pasé bastante tiempo simplemente derrotando a uno


de ellos”.

“¿Qu―? ¿Solo uno?”.

Lefille sintió una inconsistencia entre la escala de destrucción y la


cantidad de enemigos derrotados. Con una expresión de sorpresa, ella
presionó a Suimei para una explicación.

“... Tenía la intención de detener a los extremadamente poderosos donde


yo estaba, pero ¿había uno de ese calibre aquí?”.

“No, creo que era el mismo que los demás. Probablemente fue del mismo
tipo que el que acabas de cortar en pedazos”.

Suimei miró hacia el montón de Demonios muertos. Todos ellos tenían


la misma apariencia. Él no creía que con el que había luchado fuera
diferente de los demás en términos de fuerza, solo por su aspecto.

19
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No, pero para usar magia de tal escala contra solo ese nivel de
Demonio... Creo que esa magia debería estar por encima del nivel
intermedio, ¿lo estoy juzgando incorrectamente...?”.

“¿Nivel intermedio?”.

“Sí. ¿Me equivoco?”.

A pesar de que Lefille le estaba preguntando esto, Suimei en realidad no


sabía a qué se refería por el nivel intermedio. Además de no seguir el
principio de los cinco elementos, este mundo usaba ocho atributos y
tenía algún tipo de división inexplicable de los niveles de magia con los
que Suimei no estaba completamente familiarizado. Se dividieron entre
niveles inferiores, intermedios y avanzados. Él recordó que cuando Reiji
había aprendido magia de nivel avanzado, todos a su alrededor lo habían
celebrado con gran alegría.

Sin embargo, Suimei no sabía qué calificaba exactamente la magia como


avanzada. Ya que no podía juzgar su propia magia según sus estándares,
no podía darle a Lefille una respuesta adecuada. Mientras intentaba
encontrar una respuesta, la chica maga a su lado tímidamente levantó su
mano.

“S-Sobre la magia justo ahora, por lo que he visto de otros magos, creo
que no era inferior a cualquier magia que pudieran usar. Pero... umm, a
pesar de que tenía tanta fuerza destructiva, parecía que no afectaba
demasiado al Demonio”.

“… ¿Es eso así?”.

19
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“En efecto. ¿Qué era diferente acerca de mi magia?”.

Suimei se encogió de hombros ante esta conclusión. Él no entendía por


qué su magia parecía tan incompatible. Se vio obligado a poner fin a las
cosas antes de que pudiera experimentar a fondo el Demonio.
Honestamente hablando, al menos tenía una idea. Al final, el Demonio
había desatado un cierto poder. Suimei había visto esto antes en alguna
parte. El poder instintivamente repulsivo que dejó los pelos de pie. Era
muy familiar a el poder que tenían los adoradores del Diablo en su
propio mundo.

“... Ahora que lo pienso, me dijeron antes que los Demonios eran
creyentes del Dios malvado o algo así...”.

Este hecho bien pudo haber sido la clave que Suimei había perdido.
Mientras Suimei estaba considerando esta respuesta al misterio, Lefille
lo llamó una vez más.

“... Suimei-kun, todos".

“¿Hm? ¿Qué es?”.

“Parece que este no era el último de ellos”.

Mientras Suimei se giraba hacia los otros, los miembros de vanguardia


del cuerpo comercial habían dejado de hablar por la declaración de
Lefille. Como para reforzar sus palabras, Suimei pudo sentir
repentinamente la presencia de maná acercándose a ellos.

“¿De verdad…?”.

19
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei hizo una expresión rígida, y entonces, la chica maga levantó la


voz.

“¡E-Es exactamente como dijo Lefille-san! Además de eso, hay más que
antes...”.

“¡¿En serio?!”.

“Mierda, tenemos a personas heridas de la pelea ahora, ¿sabes? ¡No


tenemos fuerzas suficientes!”.

Después de escuchar el informe de la chica, los Aventureros y


mercenarios estaban nerviosos. Se habían visto sacudidos por la
perspectiva de batallas consecutivas. Aunque un poco tarde, Suimei
agudizó sus sentidos en la dirección de la que venían los Demonios.
Cerrando sus ojos y bloqueando toda sensación innecesaria, utilizó su
sexto sentido como mago.

‘Hay, diez... No, veinte. Justo como ella dijo, hay más que antes’.

Justo como antes, el maná se dirigía hacia ellos. El poder que podía
sentir de ellos era casi el mismo que antes. Es probable que fueran el
mismo tipo de Demonios. Mientras Suimei miraba hacia el Oeste, los
otros acompañantes comenzaron a alzar sus voces.

“... Tch, ¿qué hacemos?”.

“¡Solo podemos enfrentarlos de frente! ¡En esta situación, no podemos


escapar!”.

19
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Oi! ¡Todos ustedes que se lastimaron en la última pelea, se quedan


atrás! ¡Todos los que puedan luchar, prepárense!”.

Uno de los Aventureros dejó escapar un rugido de enojo cuando la


tensión comenzó a elevarse en el aire. El enemigo se estaba acercando.
Gallio, quien se estaba escondiendo con los otros mercaderes, salió de
detrás de uno de las carretas.

“¿L-La lucha todavía no ha terminado...?”.

La complexión de Gallio era bastante pobre. Para un civil como él, los
Demonios solo podían verse como un símbolo de miedo. Por el flujo de
la conversación de los Aventureros, él debe haber captado la esencia de
la situación. Uno de los acompañantes se giró hacia Gallio y le respondió.

“S-Sí, por favor, espera un poco más. Parece que todavía hay Demonios
viniendo por aquí”.

“C-Cielos... ¡¿Vamos a estar bien?!”.

“... Eso es, según ellos, hay más de ellos que se dirigen hacia acá que la
última vez. También tenemos personas lesionadas que no han sido
tratadas, probablemente será una pelea difícil”.

Al escuchar estas palabras de su escolta, Gallio se estaba ahogando en


las profundidades de la desesperación.

“S-Solo íbamos a Nelferia a hacer negocios, ¿por qué los Demonios


tenían que...?”.

19
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Su rostro estaba completamente pálido. De acuerdo con su itinerario, el


viaje sería relativamente seguro y llegarían al Imperio sin problemas. Sin
embargo, ahora que habían inaugurado la cubierta, se encontraron en la
situación actual. Cuando Gallio comenzó a gemir, Lefille, que había
notado la segunda ola primero, se adelantó y enfocó su espíritu
bruscamente creando una atmósfera fría para tranquilizar a Gallio.

“Por favor, no se preocupe, Gallio-dono. Esos Demonios, que se dirigen


hacia nosotros, los derrotaré hasta el último”.

“S-Si recuerdo correctamente, tú eres Grakis-dono... ¿verdad? Estoy


muy feliz de escuchar esas palabras, pero para una joven chica tierna
como tú, los Demonios...”.

Es probable que sus siguientes palabras fueran: “no pueden


simplemente ser derrotados”, pero sus palabras se desvanecieron
cuando Gallio se volvió evasivo. La chica, reflejada en sus ojos, era
seguramente una pequeña chica que no conocía su lugar y estaba
tratando de engañarlo. El Aventurero, que había estado hablando con
Suimei durante la batalla, se acercó a Gallio sin dudarlo.

“No, ¡está bien, Gallio-san! ¡Lefille es fuerte! ¡En la pelea anterior, la


mayoría de los Demonios fueron derrotados solo por ella!”.

“¡Así es! ¡Además de eso, Lefille-san también tiene la habilidad de


espada para dividir incluso un Ogro en dos! Es por eso que va a estar
bien, incluso si son Demonios”.

Enlazada a las palabras del Aventurero guerrero, la chica maga saltó en


su propia opinión. Comparados con los otros Aventurero, estos dos

20
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

estaban menos ansiosos. Esto fue seguramente porque ya habían


trabajado con Lefille anteriormente.

“¿Es eso así…?”.

“Sí. Por eso, no hay necesidad de preocuparse acerca de ello”.

Sus palabras no fueron terriblemente tranquilizadoras, sin embargo,


después de echar un vistazo a la figura de Lefille, su expresión, que no
emitía un atisbo de timidez, causó que Gallio se calmara. O, mejor dicho,
ahora juzgaba que la chica, que afirmaba vencer a los Demonios por su
cuenta, no era de ninguna manera inferior a los Demonios. Cuando los
dos Aventureros terminaron de convencer a Gallio, él se giró hacia
Lefille. Él aún conservaba la mitad de su dudosa atmósfera, sin embargo,
luego se aclaró la garganta y recuperó su aspecto con el fin de lo mejor
que pudo.

“… Entendido. Tengo grandes expectativas de tus esfuerzos”.

“Sí. Tengo la intención de esforzarme para que coincida con sus


expectativas”.

Lefille devolvió una respuesta a Gallio como palabras con modestia. Y


entonces, brevemente después de que este intercambio hubiera
terminado, Lefille una vez más se giró hacia Suimei.

“Suimei-kun”.

“¿Hm? ¿Qué es?”.

20
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Volveremos a nuestra conversación anterior, pero ¿estarás bien? Si algo


hubiera sucedido en la pelea anterior, entonces no hay necesidad de
forzarte. Sería mejor retroceder”.

La raíz de su sugerencia fue por preocupación porque la magia de Suimei


no había sido efectiva. Para Suimei, como mago, la opción más segura
sería dejarlo en manos de Lefille y los otros Aventureros. Sin embargo,
había muchos enemigos, además de eso, no estaba claro que pudieran
ponerle fin. En esta situación, él no podría simplemente quedarse a
mirar. El Aventurero junto a Lefille apiló su indagación.

“Así es. ¿De verdad estarás bien? Acabas de usar una magia muy
poderosa también, ¿no estás cansado?”.

“Sí. Estoy bien, todavía tengo mucho en mí”.

“Mucho, ¿huh...? Si sobreestimas la distribución de tu poder, se


convertirá en algo de lo que no podrás recuperar, ¿sabes?”.

“Agradecidamente aceptaré su advertencia”.

Suimei dio una respuesta contundente, aunque educadamente


redactada. Él no estaba a punto de estallar y comenzar una escena por
sus palabras concernientes a su seguridad. El Aventurero no estaba
completamente convencido y seguía mirando a Suimei con recelo
mientras Lefille continuaba la conversación.

“Pero Suimei-kun. ¿Está bien que tu magia no sea muy efectiva contra
los Demonios?”.

20
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí, de alguna manera me las arreglaré en ese aspecto también”.

“¿Puedes hacerlo?”.

“Tengo mucha más magia de la que usé hace un momento. Si el sistema


de magia que utilicé no funciona, solo necesito seguir probando los
sistemas hasta que encuentre uno que sí lo haga”.

“¿...? ¿Un sistema efectivo...? ¿No es un atributo?”.

“Aaah, Así es... En resumen, tengo mucho más bajo la manga”.

Lefille inclinó su cabeza hacia un lado en confusión. Un signo de


interrogación seguramente colgaba sobre su cabeza, pero no había
tiempo para que Suimei le aclarara todo y simplemente le dio una vaga
respuesta. Era un hecho que el tipo de magia que Suimei había usado era
pobremente contra el Demonio. Sin embargo, ese no era un defecto fatal
para él. La magia de su mundo se clasificaba en diferentes enseñanzas
de magia como sistemas. Esto era evidencia de que el origen de la magia
en ese mundo no era algo tan simple. La cima de la magia definida por
este mundo de fantasía y los magos de su mundo seguramente difieren.
En ese mundo, donde la ciencia se había extendido por todo el mundo,
había una cantidad de misterios terriblemente incontables.

Cábala, adivinación de estrellas y hechicería. Otros más famosos eran la


alquimia y los hechizos usados por aquellos llamados brujos, brujería.
Los sistemas de magia grupal del Taoísmo Ocultista, la rama violenta del
Budismo Esotérico y el sistema de magia más grande del continente, la
hechicería. Solo de los que Suimei se había confirmado a sí mismo, había
más de treinta sistemas. Incluso dentro de estos, aún podrían dividirse
en atributos, secuencias y efectos que condujeran a una asombrosa
cantidad de magias.

20
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ciertamente había muchas magias que Suimei no podía entender.


Dejando de lado las que podía y no podía usar, definitivamente había
magia entre ellas que tendría un efecto contra los Demonios. Según su
hipótesis, el exorcismo y magia sagrada eran ejemplos que pueden
funcionar. Aun así, solo porque su magia era ineficaz contra los
Demonios no era desfavorable para Suimei. Incluso si agota todos los
sistemas mágicos que conocía sin encontrar una magia efectiva, él
simplemente podría presionar con pura fuerza como lo hizo antes.

Independientemente de si había diez o veinte acercándose, él tendría


que disparar su magia muchas más veces. Eso es todo. El problema real
de Suimei yacía más con el hecho de que la posibilidad de que él tenga
que mostrar su poder completo en este lugar puede llegar a buen
término.

‘Si es necesario, tendré que encender mi horno de maná. Antes de eso,


debería intentar todo lo que pueda’.

En el caso de una crisis, él soltaría su poder completo a pesar de su deseo


de experimentar. Él seguramente se arrepentiría si su tacañería
impulsara la situación actual más allá de la esquina. Él no sería
responsable de un resultado tan tonto.

“Era lo mismo que antes, pero estás tranquilo, Suimei-kun. En este tipo
de situación, sería normal actuar de la misma manera que los otros
escoltas”.

“¿No puedes decir lo mismo de esos dos?”.

20
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Eres diferente de ellos. A diferencia de ellos, parece que no tienes un


solo indicio de ansiedad”.

“¿Es eso así? Podría poner una fuerte fachada, ¿sabes?”.

“Seguro puedes decir eso descaradamente”.

Lefille vio directamente su pequeña mentira. Suimei luego respondió


más en serio.

“... Bueno, incluso si pierdo la compostura, no servirá de nada”.

Cuando Suimei se encogió de hombros, Lefille dejó escapar una


expresión exasperada. Sin embargo, fue un respiro agradable en la tensa
situación.

“Eres una persona bastante inusual. Sigues con casi cualquier


conversación, pero nunca muestras tu mano crucial”.

“Esa es la clase de persona que soy. Soy un mago después de todo”.

“Si sigues actuando así, solo querré arrancarte la máscara aún más,
¿sabes?”.

“Heeeh, ¿cómo vas a hacer eso?”.

“Fu, siempre he tenido mi espada...”.

20
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Oof! Uwa... Lefille-san da miedo”.

Suimei comenzó a temblar de una manera exagerada cuando Lefille le


sonrió con una amplia sonrisa. Como si no hubiera nada de qué
preocuparse, los dos solo estaban bromeando.

“... Grakis-dono. ¿No necesita hacer preparativos como los demás?”.

“Sí, tengo esto después de todo. Mientras tenga esta espada, siempre
estoy lista”.

“… Entendido. Entonces, sea cuidadosa”.

Gallio le devolvió, a la despreocupada Lefille, una respuesta con una


expresión seria. Él había estado un poco en caos antes, pero todavía era
el líder de esta caravana. Era un comerciante que viajaba de ciudad en
ciudad después de todo, él estaba al menos sensato.

“―Ahora bien, ya es hora”.

“Parece ser”.

Suimei hizo esta vaga declaración abruptamente, sin embargo, Lefille


estuvo de acuerdo inmediatamente sin ninguna duda.

“¿...?”.

20
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Gallio no estaba muy seguro de lo que significaba este intercambio entre


los dos y ladeó su cabeza hacia un lado. Entonces, la chica maga en el
frente de repente gritó.

“¡Todos! ¡Ya casi están aquí!”.

Gracias al viento y otros factores, los árboles comenzaron a crujir. Al unir


esto, la tensión en el aire se elevó. Era como la atmósfera justo antes del
estallido de una guerra. Uno de los Aventureros le gritó a Gallio, quien
aún permanecía confundido.

“¡Oi, Gallio-san! ¡Retrocede ya! ¡La lucha está a punto de comenzar!”.

“¡S-Sí! ¡Entonces, les dejaré el resto a todos ustedes!”.

Después de responder de manera aturdida a las enérgicas instrucciones


del Aventurero, Gallio corrió a la parte posterior. Cuando todos los
escoltas terminaron sus preparativos y tomaron sus posiciones, los
Demonios se reunieron en el cielo y todos se precipitaban hacia ellos
como uno desde el frente. Al unir esto, la presencia de maná se elevó en
el aire directamente encima de ellos. Varios de los escoltas lo notaron y
miraron hacia el cielo.

“¡También están directamente sobre nosotros!”.

La voz de la maga resonó en el aire. Los Demonios estaban haciendo un


ataque sorpresa perfectamente sincronizado desde arriba. Viendo el
ataque simultáneo desde dos frentes como una mala situación, Suimei
preparó su magia, pero antes de que pudiera terminar...

20
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“En ese caso…”.

Lefille silenciosamente murmuró en una voz fría. Lo que siguió fue un


fenómeno imposible.

“¡¿Qu―?!”.

De repente, Lefille fue rodeada por una luz roja brillante. Era como un
aura saliendo de su cuerpo. La oscuridad se abrió por la luz brillante, ya
que ella estaba llena hasta el borde en un profundo carmesí. En ella se
estaba elevando un poder inmenso que no era maná. Envolvió su cuerpo,
espada y la atmósfera a su alrededor.

“¡¡―HA!!”.

Ella cortó el cielo como si lo estuviera segando. No había forma de que


ella pudiera alcanzar al enemigo con la longitud de su espada. Fue un
golpe de mala calidad que no cortó nada más que el aire. Sin embargo,
el corte emitió un brillante arco rojo a través del cielo que cruzó hacia los
Demonios que estaban sobre ellos. Lefille comenzó a mover
continuamente su espada. A medida que cada corte terminaba, fluía
tranquilamente hacia la siguiente. Una ráfaga de cortes nació en el aire
y se desbordó hacia los Demonios entrantes en el cielo y los cortó. Los
Demonios no habían esperado los cortes y cayeron uno tras otro. Del
mismo modo que no pudieron escapar del viento, no pudieron escapar
de la ominosa tormenta de cortes que los atacaba. En un solo suspiro,
todos habían sido reducidos a cadáveres.

“¿Qu-...?”.

20
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei filtró una voz sorprendida. Todo sucedió en un abrir y cerrar de


ojos. Fue simplemente un desarrollo unilateral y abrumador. La
realización de un evento tan inesperado fue sin duda la luz roja.

“Oi, espera un segundo, ¡eso es...!”.

Cuando Suimei de repente comprendió lo que podría haber sido la


fuente de la luz roja, no supo qué decir. Su conjetura era simplemente
imposible. En un sentido completamente diferente a la sorpresa de
Suimei, el Aventurero y maga, que habían estado observando a Lefille
sin poder seguir sus movimientos, gritaron alegremente con sorpresa.

“¡Asombroso!”.

“¡Oi, ¿viste eso?” ¡Eso es lo mismo que cuando Lefille cortó ese Ogro
limpiamente en dos, ¿verdad?!”.

“… ¿Lo mismo? ¿Lefille ha hecho lo mismo antes?”.

“¿Ah? Sí, es correcto... ¿sucede algo?”.

El Aventurero frunció el ceño ante la pregunta de Suimei. Esto fue


probablemente porque pensó que Suimei estaba demasiado sorprendido
por este giro de los acontecimientos cuando se suponía que era una feliz
ocasión. Cuando ella había derrotado a ese gigante, también había sido
mediante el uso de este poder. Con este hecho, todo tenía sentido para
Suimei. Si ella usara ese poder, la mayoría de los enemigos simplemente
serían derrotados al igual que los Demonios.

“... Um, ¿hay algo mal? ¿Te sientes mal?”.

20
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“N-No. No es eso exactamente, pero...”.

Suimei simplemente estaba demasiado sorprendido y su cuerpo y sus


pensamientos simplemente no funcionaban correctamente. El
Aventurero guerrero miró hacia atrás y gritó órdenes cuando de repente
recordó que estaban en medio de una batalla.

“Oops, ¡no podemos simplemente quedarnos de brazos cruzados aquí!


¡También vamos a cubrirla!”.

“¡Entendido!”.

Su grupo, junto con los otros Aventureros y mercenarios, gritaron al


unísono. Durante esto, Lefille todavía estaba vestida con su luz roja y
cortando a los Demonios. A diferencia de todos los demás que estaban
de buen humor, Suimei todavía estaba de pie inmóvil en su lugar. Era
como si él no se moviera del todo, o más bien, no pudiera moverse en
absoluto. Simplemente estaba fascinado por lo que estaba sucediendo
ante sus ojos. La razón de esto era la misma luz cubriendo esa chica.

Era muy probable que, en el otro mundo, el poder que ella manifestaba
se llamaría el poder de los Espíritus. Era un poder completamente
separado del maná o el éter. Su fuente era de seres conocidos como
Ángeles, Diablos y otros Espíritus semejantes. Era un poder que
superaba fácilmente lo que un humano era capaz de categorizar como
una potencia de alto orden.

El término alto orden no se aplicó simplemente debido al gran potencial


destructivo. En términos generales, era un poder que existía en un plano
completamente diferente de la fuerza física y mágica. Era un poder

21
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

simplemente incomprensible. Era un poder ridículo que podía interferir


con cualquier cosa que existiera.

‘¿Ella se transformó en un Espíritu? Pero Lefille es humana... No,


espera, si no es eso, ¿eran su cuerpo y alma parte espíritu en primer
lugar―?’.

En su estado actual, Lefille no estaba tomando prestado el poder de los


Espíritus. No importa cómo él la mirara, Lefille estaba manifestando el
poder de un Espíritu. Esta fue la razón por la cual Suimei no pudo
recomponerse. Según el conocimiento mágico de su mundo, era
absolutamente imposible que un Espíritu se manifestara en el mundo
físico. En ese mundo, ellos habían existido durante mucho tiempo. Sin
embargo, en los tiempos actuales, los seres clasificados como Espíritus
como los Ángeles, Diablos, Dioses o incluso Dioses malvados tenían sus
bases para la existencia robadas por el rápido desarrollo de la ciencia. En
tiempos antiguos, simplemente por tener un nombre adjunto a ellos,
llegarían a existir. Existían en otro plano y poseían ese tipo de poder. En
el raro caso en que no tuvieran un nombre, eran gobernantes o Dioses
de esos planos.

Para aprovechar su poder, uno debería ejercer una técnica especial para
comunicarse con estos Espíritus y formar un contrato. Después de
hacerlo, ellos podrían manifestar una pequeña porción de ese poder. Por
lo tanto, el poder que tenía ante los ojos de Suimei, en el que una chica
estaba liberando tal poder sin ningún tipo de restricción de su propio
cuerpo, fue un shock tan absoluto para él. Si él tuviera que hacer una
conjetura sobre su existencia, para arraigar firmemente su forma
humana en este plano, ella tendría que ser mitad humano y mitad
Espíritu, era un caso bastante inusual. A pesar de que entendía que era
una suposición simplemente ilógica, él todavía no podía evitar creer que
fuera el caso. Pensar que un ser tan ridículo podría existir
silenciosamente en este mundo, realmente era fantasía después de todo.

21
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No importa cómo lo veas, ser un Espíritu es demasiado tramposo...”.

Suimei finalmente logró alejar su sorpresa y ahora estaba medio


exasperado. La situación que tenía ante él era así de inusual.

“¡¿Eso es todo?!”.

Mientras arrastraba a la mayoría de los Demonios, Lefille les gritó. Ella


estaba agotando la voluntad de atacar de los Demonios a la vez. Los
Demonios restantes fueron asaltados por su voz estruendosa y el
vendaval mortal. Los demonios comenzaron a mostrar signos de
vacilación en sus ataques.

“¡Muy bien! ¡Sigan después de Lefille! ¡Mantengan el ritmo y


derrótenlos!”.

A las órdenes del Aventurero, todos los escoltas soltaron un grito de


guerra. Ellos estaban en una posición superior. Podría decirse que la
victoria era una simple inevitabilidad. Después de cortar a los que están
delante de ellos, estarían libres de pelear. Todos entre ellos estaban
pensando en esto. Pero entonces…

"¡E-Esperen! ¡Algo está viniendo! ¡Con una fuerza terrorífica!”.

Alguien había percibido el movimiento de maná en la distancia y gritó


aturdido. La chica maga levantó su voz para llamar la atención de todos.

“¡¿Q-Qué es esto?! ¡Todos, por favor, tengan cuidado! ¡Una enorme


presencia de maná vuela por acá!

21
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Un sonido violento resonó detrás de los Demonios. Era como si un peso


pesado estuviera surcando con todas sus fuerzas, dejando escapar
sonidos de destrucción a lo largo de su camino a medida que se acercaba
cada vez más. Incluso para Suimei, era una presencia peligrosa. La
cantidad de maná era incomparable a todos los otros Demonios hasta
ahora.

‘Tch, dame un descanso. Parecía que iba a terminar tranquilamente


también...’.

Suimei maldijo para sí mismo en su mente con un rostro amargo cuando


la presencia extremadamente peligrosa se acercaba. Lefille se giró hacia
los otros escoltas.

“¡Todos, retrocedan! ¡Estará aquí pronto!”.

Justo cuando ella gritó, la peligrosa presencia, que había aplastado sus
esperanzas de una inevitable victoria, derrumbó los árboles a lo largo de
su camino y llegó ante ellos. Dejando escapar un estruendoso rugido y
sacudiendo la tierra, un Demonio se posó frente a sus ojos cuando golpeó
el suelo. Con su puño en el suelo, se puso recto de una manera
perfectamente relajada. Su estatura excedía a la de los otros Demonios y
era un poco más de dos metros. Sus piernas y brazos eran como troncos.
Era simple describirlo simplemente como una encarnación de la
violencia. Daba una apariencia majestuosa que sugería que la fuerza lo
significaba todo. Su destreza de combate podría sentirse en la atmósfera.
Una presencia que despertaría el miedo en el corazón de cualquier
persona, verdaderamente un Demonio. Su silueta general era similar a
la de un humano, sin embargo, ninguno de los detalles en su cuerpo era
de algún modo humano.

21
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

21
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Fuu, finalmente lo encontré”.

El Demonio, que apareció repentinamente, habló estas palabras. ¿Qué


había encontrado él exactamente? Con solo esas palabras, Suimei no
pudo entender su significado. Totalmente intimidados por la repentina
aparición de una presencia tan abrumadora, los escoltas comenzaron a
entrar en pánico.

“¿Q-Qué... es eso? Es mucho más grande que los demás...”.

“T-Tal terrible poder! No se puede comparar con los otros Demonios…”.

Todos estaban preparados para huir en el acto. No podía ser evitado. La


presión opresiva que salía de este Demonio era como un veneno para los
humanos.

‘Oioi, esto en serio no se puede comparar en absoluto con los Demonios


hasta ahora...’.

Ante su presión, el sudor también comenzó a formarse a lo largo de la


frente de Suimei. A pesar de que aún no había captado la fuerza real de
los Demonios en general, de repente había aparecido una versión mucho
más fuerte y mejor clasificada. El Demonio estaba de pie allí como un
tigre mirando a la presa ante él.

“Sin embargo, es diferente de lo que escuché. ¿No podría ser que


captamos información falsa...?”.

Algo no coincidía con las expectativas del Demonio. Una pequeña


cantidad de desconcierto se mezcló en su voz. Después de un momento,

21
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

escupió en el suelo con irritación, se tiró y tomó una profunda


respiración.

“Lo que sea. No cambia nada ¡―Escúchenme, humanos! ¡Mi nombre es


Rajas! ¡Uno de los siete a los que le fue confiado por el glorioso líder de
los Demonios, Lord Nakshatra, con un ejército! ¡Ahora que me han visto
aquí, ya no hay un camino delante de ustedes donde vivir! ¡Pueden
simplemente callarse y ser asesinados por mí!”.

Su voz sacudió la tierra y el aire como una onda de choque. Los escoltas,
que ya temblaban de miedo, fueron conducidos aún más hacia las
profundidades de la desesperación.

“A-Ahh...”.

La voz aterrorizada de alguien se podía escuchar tranquilamente en el


aire. Todos los humanos se habían puesto pálidos, dentro debían haber
estado todos reflejando esa voz. Esta situación se había vuelto solo
desesperada.

“...”.

Lefille, que estaba más cerca de Rajas, no había movido un músculo. Solo
estaba inclinando su cabeza como si estuviera soportando algo mientras
sostenía firmemente su enorme espada con ambas manos. Algo estaba
mal con ella, ¿la presión del Demonio también podría afectarla? La
chica, que estaba en su límite, había tomado la delantera en la lucha y
ahora era el centro de todas las miradas ansiosas de los escoltas. Y
cuando llegó a su límite, las emociones de Lefille estallaron
violentamente.

21
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Tú... ¡¡BASTAAAAAAAAAAAAARDO!!”.

Ella soltó un rugido que de ningún modo era inferior al de Rajas. Fue un
grito lleno hasta los topes de ira. Ella cortó presión que había estado
abrumando la atmósfera, y atacó al Demonio que tenía delante con su
luz roja.

“¿Hou?”.

Cuando el torbellino rojo se acercó a él, Rajas dejó escapar una sonrisa
intrépida y le tendió su brazo. Los cortes rojos de la espada se cruzaron
con su brazo, sin embargo, no pudieron atravesarlo. Un aura negra
envolvió su brazo y chocó con el poder de Lefille causando que una
violenta luz blanca se desbordara a medida que el fuego se extendía a su
alrededor. El golpe había sido completamente detenido por el poder
alrededor de su brazo y no llegó a Rajas en absoluto. Fue un ataque
excelente con toda la fuerza de Lefille detrás de él, pero el Demonio lo
había evitado. Rajas sonrió con satisfacción, como si se riera de ella.

“Eres bastante buena, niña”.

“¡Por supuesto! ¡¿Olvidaste mi espada?!”.

“¿Hou? ¿Tu espada, dices?”.

“―B-Bastardo! ¡¿Estás... estás diciendo que no me recuerdas?!”.

Lefille estaba desbordando su intensa furia. Por lo que ella había dicho,
Suimei podía inferir que ella y el Demonio Rajas estaban profundamente
conectados de alguna manera. Cuando el Demonio comenzó a moverse,

21
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille saltó hacia atrás. Aterrizó con seguridad en el suelo mientras ella
corregía su postura. Mientras hacía esto, el Demonio la miró con los ojos
entrecerrados mientras escudriñaba cada detalle sobre ella. Tal como
Lefille había sugerido, parece que él había recordado la conexión entre
ellos y soltó una carcajada.

“―Aaah, ¡FUHAHAHA! ¡Ya veo! ¡Lo recuerdo ahora, niña! ¡Eres esa
maldita superviviente desde esa vez en Noshias, ¿verdad?!”.

“¡Así es! ¡Finalmente lo recordaste!”.

“¡HAHAHA! ¡Estaba seguro de que morirías al costado del camino, pero


pensar que sobreviviste! ¡Aunque todos los demás murieron!”.

“¡¡BASTAAAAAARDO!!”.

Cuando Rajas emitió otra sonrisa alegre, Lefille una vez más comenzó su
asalto. Ella se había ahogado por completo en la ira y se había olvidado
de sí misma por completo. Tal vez fue por eso, pero sus golpes con la
espada contenían un poder que ni siquiera podía compararse con sus
ataques anteriores. Pero el Demonio también era bastante competente.
Sus brazos, envueltos en un aura negra, interceptaron el feroz
bombardeo de Lefille. Lefille, que se había perdido por completo, dejó
una abertura y, después de descubrir esto, Rajas comenzó a moverse.
Dentro de la pequeña abertura creada al repeler su espada, un puño cayó
sobre Lefille.

“¡―Tus movimientos son muy monótonos!”.

“Ah―”.

21
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Cautivada por el puño que tenía ante ella, Lefille filtró


inconscientemente su voz y dejó de moverse. Estuvo mal. Ella había visto
el aura que brotaba de ese brazo para defenderse de sus ataques. Si ella
estaba sorprendida por eso, incluso como Espíritu, estaría en grave
peligro.

“Tch―”.

Todos los demás estaban completamente congelados en su lugar. En ese


caso, el único que podía sacarla de esta situación era Suimei.
Chasqueando su lengua y dejando escapar la amargura que había estado
reteniendo, él usó su magia para tirar con fuerza del cuerpo de Lefille
que había fijado al ver el puño entrante de Rajas.

“¡¿Qu―?!”.

“¿Mu―?”.

Dos voces sorprendidas llenaron el aire. Una de la que fue tirada, y el


otro del que su presa fue alejada. Un pequeño momento de tiempo libre
permaneció entre los dos a medida que la distancia entre ellos
aumentaba. Pero la situación no era tan dulce como para que Lefille
estuviera realmente fuera del alcance de los ataques de Rajas. Por lo
tanto, Suimei tuvo que introducirse entre los dos para evitar que ella
recibiera otro ataque.

“¡Suimei-kun! ¡No puedes! ¡Sal de ahí!”.

“¡Tú, maldita escoria! ¡¿Te atreves a pararte ante mí?!”.

21
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

La advertencia, que sonó como un grito detrás de él, fue ahogada por la
furia de Rajas cuando su voz golpeó el cuerpo de Suimei como una onda
de choque. Mientras recibía esto, Suimei arremetió contra Rajas a la
velocidad más rápida que podía mostrar. Cuando se acercó, se enfocó en
los movimientos de Rajas. Su hombro se estaba moviendo. Él tenía la
intención de rechazar a Suimei con el puño en un solo golpe. Al ver este
puño, Suimei descartó su plan de atrapar y arrojar a Rajas. Incluso si él
evadía y atrapaba el golpe, seguramente resultaría mal para él. Así que
saltó. El puño cayó diagonalmente hacia el suelo, y Suimei lo usó como
una rampa para correr por el brazo de Rajas. Habiendo acelerado todo
el tiempo, Suimei ya estaba en el hombro de Rajas cuando su brazo
estaba completamente extendido.

“Fuu...”.

De pie en el hombro de Rajas, él dejó liberó un pisotón. Utilizando todo


el maná que pudo reunir en esa cantidad de tiempo, golpeó con una sola
patada. El impacto del golpe también fue sentido por Suimei, sin
embargo, Rajas no había sufrido ninguna lesión.

‘Mierda, incluso un golpe directo no hizo nada...’.

La patada había dejado escapar un sonido estruendoso y la tierra, debajo


del Demonio, había cedido espectacularmente, sin embargo, el ataque
parecía no tener ningún efecto. Los otros Demonios fueron dañados por
las espadas de los Aventureros, esta diferencia fue realmente irritante
para Suimei. Él se estaba preguntando si había algún truco extraño.
Normalmente, este ataque dividiría a uno en dos desde el hombro hacia
abajo, era un fraude que nada sucedería aquí. Mientras Suimei
revoloteaba en el aire mientras maldecía en su cabeza, una mirada
agitada lo atrapó.

22
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Tú, mocoso!”.

Rajas balanceó su brazo salvajemente. No fue un ataque concentrado,


pero el ataque podría destruir el cuerpo de Suimei cinco veces. Él estaba
una vez más maravillado de que Lefille intercambiara golpes con tales
ataques con su espada. Como se esperaba de un Espíritu, eran
simplemente increíbles.

“―Via Gravitas”. (Camino Gravitacional, Toma Forma).

Cuando el ataque se precipitó hacia Suimei, él dejó escapar dos rápidas


palabras. Usando magia, llevó su cuerpo, que todavía estaba en el aire,
chocando contra el suelo al instante. Rajas logró seguir el movimiento
con los ojos y soltó una patada a Suimei.

“¡¿―?!”.

En el siguiente instante, Suimei estaba detrás de Rajas. Suimei se había


deslizado bajo la patada de Rajas, debido a la nube de polvo creada por
la patada, parecía que Rajas no lo había visto hacerlo. A Suimei no le
habría importado ver ese rostro de sorpresa, pero un fuerte sonido
crujiendo resonó en el aire cuando los árboles frente al Demonio fueron
arrancados de su patada. Todo en el campo de visión de Suimei fue
destruido. Él realmente deseaba que el Demonio parara de dejar todo
con pura fuerza. En ese breve instante, en que Rajas todavía tenía que
darse la vuelta, Suimei caminó hacia atrás. Estaba tomando su distancia
para observar al Demonio que era como una tormenta de violencia
mientras presumía con confianza.

Suimei enfocó su visión en la parte posterior del Demonio ante él. Era
un cuerpo inmenso. Era un físico mucho más allá de lo que podían lograr
los genes más dotados de la humanidad. Él soltó una tremenda cantidad

22
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

de presión y su maná no pudo ponerse a la misma escala que los


Demonios antes que él. Y eclipsando todo eso estaba el aura de tono
negro. Salía del cuerpo de Rajas, pero sin duda era algo especial. Rajas
finalmente se dio la vuelta y se encontró con la mirada de Suimei,
sacudiéndola como si no tuviera consecuencias, Suimei continuó
presumiendo a un lado.

“Tch―”.

Se escuchó un sonido de agravamiento cuando Rajas reaccionó que


Suimei jugaba con él. Y a continuación era un solo ataque. En ese caso.

“―Omissa Vicissim”. (Invierta la Lógica del Cielo y la Tierra)

“¡¿Qu-?!”.

Usando magia Suimei revirtió arriba y abajo en el espacio ante él y dejó


su objetivo en el aire para caer al suelo. Cuando Rajas fue volteado boca
abajo, su cabeza cayó al suelo. Por supuesto, no se había infligido ningún
daño, esto se suponía que compraría a Suimei algo de tiempo. Habiendo
comprado el tiempo para realizar su hechizo, Suimei saltó hacia atrás y
comenzó a entrelazar su magia, la cual consideró sería efectiva.

“―Abreqa... ¡tch!”.

Sin embargo, se vio obligado a detener su canto a mitad de camino.


Como si la tierra misma lo atacara, una avalancha de rocas explotó desde
el suelo.

“Ha, debido a terrones de arcilla...”.

22
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei dejó escapar una voz fría que incluso se hizo a sí mismo
estremecer. Giró violentamente el brazo hacia las rocas que venían hacia
él. Cuando la roca entró en contacto con el mago que manejaba los
misterios del Cábala, se dividieron en dos partes una tras otra. Cuando
la tierra se asentó, un aura opresiva llenó el aire nuevamente.

‘... Es malvado hasta el núcleo’.

Suimei concluyó que Rajas era solo ese tipo de criatura. El poder que él
ejercía solo podía describirse como malvado. Su presencia era suficiente
para causar náuseas, un poder que un humano nunca sería capaz de
ejercer. Era un poder de otro plano, de otra persona. Cuando se dio
cuenta de esto, una vez más se paró frente a Rajas. Suimei tenía su mano
en su bolsillo. A pesar de que Rajas solo tuvo un arranque de rabia por
el hecho de que se burló de él, tenía una expresión calmada. Parecía que
el título de general no era solo para mostrarse, ya que al menos tenía la
compostura para mantener la calma cuando era necesario. Quitándose
la tierra que se había acumulado en su cuerpo, Rajas dejó escapar una
risa desdeñosa.

“Eres bastante bueno, niño. Aunque eres un mago, lo haces bastante


bien”.

“Bueno, gracias”.

“Pero si solo puedes soportar esta cantidad de resistencia, no es una gran


pelea”.

“Resistencia, ¿huh? Desde donde estoy de pie, creo que solo has estado
tocando aire. ¿Qué tienes que decir sobre eso?”.

22
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Fu ... Cállate. Eso no es algo que puedas decir cuando no puedas reunir
el suficiente poder como para lastimarme”.

Rajas cortó la provocación de Suimei con una sonrisa. Parecía que Rajas
no se iba a descuidar solo por eso. Lefille luego recuperó su postura y se
paró al lado de Suimei.

“¡Suimei-kun! ¡Ten cuidado! ¡Su poder no es solo de este nivel!”.

“... No, ¿estás diciendo que él todavía no está en serio? De verdad, dame
un descanso...”.

Suimei dejó escapar un profundo suspiro completamente inapropiado


para la situación, o, mejor dicho, había dejado que sus pensamientos se
filtraran. Viendo que Rajas todavía estaba perfectamente compuesto y
Lefille había hecho ese tipo de declaración, Suimei calculó que era
posible que el poder que se mostraba no fuera ni siquiera la mitad de lo
que él era capaz de hacer.

“¡Si quisiera, entonces toda esta área sería fácilmente...!”.

“Oioi, ¿él es tan peligroso?”.

“Así es. El intercambio de golpes en este momento no era más que él


jugando. No bajes la guardia”.

Suimei podía ver las manos agarrando la espada de Lefille. Ella


seguramente recordaba algo desagradable.

22
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Kukuku, así es como es. Un simple mago humano no debería ser tan
arrogante...”.

“Tch―”.

La abrumadora presencia de Rajas se agrandó repentinamente cuando


Lefille dejó escapar un pequeño gemido y dejó que la ansiedad se
reflejara en su rostro. Si el poder de Rajas fuera mucho más que esto,
ciertamente sería malo que las cosas continuaran. Antes de que fuera
demasiado tarde, Suimei tenía que derrotarlo. En ese caso.

“Archiatius Over―”. (Horno de maná, Carga―)

Justo cuando Suimei comenzó su canto, la situación dio un vuelco. Justo


cuando creía que Rajas estaba a punto de atacarlos, de repente comenzó
a reírse de Lefille.

“Kukukuku...”.

“¡¿Qué es tan gracioso?!”.

“No, solo pensé en algo bastante divertido”.

“¿Divertido, dices?”.

Rajas no le dio una respuesta y, en su lugar, voló hacia el cielo.

22
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Me voy a despedir, por ahora”.

“¡¿Qu―?!”.

“Pero recuerda, mujer de Noshias. Ese maldito poder que tienes no es


algo que podamos ignorar. Iré y reuniré a todos mis subordinados aquí
en esta tierra, y volveré a enfrentarte”.

“¿Tus, subordinados? Entonces…”.

“Ellos son una sola parte de mi ejército. No, si lo comparas con todo mi
ejército, no hay muchos, esto ya deberías saberlo”.

Lefille se quedó sin palabras cuando Rajas continuó por su cuenta.

“Obviamente, no deberías esperar ser salvada, ¿sabes? Mis soldados


están diseminados por toda esta área. Cualquier ser humano que ingrese
al área es cortado sin piedad, para enviar un mensaje”.

Con esas palabras, Rajas les dio la espalda y se fue con los otros
Demonios. Lefille corrió con todas sus fuerzas para perseguirlos, pero...

“¡E-Espera!”.

“Lefille”.

“¡¿―?!”.

22
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei la agarró por el hombro. No sirvió. Mientras ella preguntaba por


qué él la había detenido con los ojos, él simplemente negó con la cabeza.
Cuando finalmente se dio cuenta de lo que había estado haciendo, soltó
el poder de su cuerpo.

“¿Estás bien?”.

“... Sí. Lo siento... Perdí la compostura un poco aquí”.

Lefille bajó su cabeza avergonzada mientras respondía.

◊♦◊♦◊♦◊

Las cosas se calmaron por un momento después de que los Demonios se


hubieran ido y la siguiente tarea de Suimei estaba esperando ante él.
Esta era para usar magia para sanar a los heridos en la pelea. Al menos
en el papel, esta era la razón por la que él era parte de este cuerpo
comercial. Resultó que había otros magos que podían usar magia
curativa, por lo que el trabajo terminó inesperadamente rápido.

“Fuu, eso debería ser por ahora”.

Suimei dejó escapar un suspiro mientras terminaba de tratar a la última


persona. Como no era un especialista en lo que respecta a la curación, le
preocupaba un poco su tratamiento, pero como no surgieron
complicaciones, su autoevaluación fue un tanto subestimada. Tomando
un vistazo a los que trató también, parecía que ninguno de ellos tenía
algún problema con eso tampoco.

22
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

‘Se está volviendo terriblemente ruidoso por allí’.

Un poco más lejos de Suimei, él podía escuchar una fuerte voz.


Obviamente, la fuente de esto eran los otros escoltas y mercaderes, pero
él no sabía de qué estaban gritando. Tal vez era sobre lo que iban a hacer
a partir de ahora. Según Rajas, sus subordinados en el área estaban
empezando a reunirse. Ellos no tenían tiempo para pasar el tiempo libre
si de ahora en adelante iban a asegurar una ruta segura. Seguramente
querrían irse lo más pronto posible.

Si ellos estaban armando un escándalo de esos preparativos, era posible


que hubiera algún tipo de problema en su camino. En ese caso, Suimei
decidió ver por sí mismo y se dirigió hacia la dirección de los gritos. Lo
que lo saludó cuando llegó fue una atmósfera extremadamente tensa.
¿Qué estaba sucediendo para hacer que las cosas escalen tanto?
Sosteniendo estos pensamientos en su corazón mientras se acercaba,
pudo ver a los escoltas y mercaderes rodeando a alguien. La que estaba
en el centro de todos ellos era la que había estado luchando
valientemente hace un momento, Lefille. Pensando en ello
normalmente, ellos deberían agradecerle por haber derrotado a los
Demonios de manera simple. Sin embargo, a juzgar por la atmósfera en
el aire, no la rodeaban para colmarla de elogios. Y entonces, como si
estuviera cansada de todo, Lefille habló.

“... ¿Para qué me llamaron aquí? ¿Hay algo mal? Creo que hay cosas más
importantes por hacer que algo así, ¿verdad?”.

Mientras intentaba alejar a todos de ella con esas palabras y su


expresión, uno de los Aventureros dio un paso hacia adelante.

22
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Ah? ¿Cosas por hacer? ¿Qué estás diciendo que deberíamos estar
haciendo?”.

“Obviamente, deberíamos dirigirnos hacia un lugar seguro de


inmediato. Si no nos damos prisa, los Demonios nos atacarán, ¿sabes?”.

“Atacarnos, ¿huh…?”.

Las palabras del Aventurero se llenaron de sarcasmo, Lefille le respondió


en un tono fuerte.

“¿Qué? ¿Tienes algo que quieras decir? Si lo escupes―”.

“Sí, lo haré. La razón por la que fuimos atacados es porque estuviste aquí,
¿verdad, señorita sobreviviente de Noshias?”.

“¡¡―!!”.

“... Ha... ¿Qué quieres decir con darnos prisa? Tan desvergonzada. ¡Todo
es tu maldita culpa! ¡Que fuimos atacados, y que estamos a punto de ser
atacados también!”.

El Aventurero estaba gritando mientras atacaba a Lefille con sus


palabras. Comparado con antes, el comportamiento de Lefille se volvió
mucho más tímido.

“C-Ciertamente esa cosa dijo que él estaba apuntando a mí, pero el hecho
de que fuimos atacados...”.

22
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿No es por tu culpa? ¿Puedes decir eso realmente?”.

“...”.

Lefille no pudo responder a la acusación del Aventurero. El Demonio


Rajas había dicho que apuntaba a Lefille, pero eso fue después del hecho.
La razón original de los Demonios apareciendo aquí todavía no estaba
clara. Por lo tanto, las palabras del Aventurero no pueden tomarse como
un hecho absoluto. Sin embargo, ella tampoco podía decir con certeza
que él estaba equivocado, por lo que ella no lo refutó.

“Ese demonio estaba persiguiéndote, ¿verdad? Tomó a su ejército solo


para golpearte hasta la muerte”.

“E-Eso es...”.

“¿Qué? ¿Eso es qué? Si tiene algo que decir, solo intenta decirlo. Si
puedes, es decir”.

Lefille ya no pudo decirle nada al Aventurero que la empujaba a un


rincón y agachó su cabeza en silencio.

“¿Puedo decir algo?”.

“¿Ha?”.

“Antes, cuando el demonio estaba luchando contra Lefille, dijo “Lo


recuerdo ahora”, ¿verdad? De eso podemos deducir que el Demonio solo

23
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

la reconoció después del ataque en sí. Si estaba apuntando a ella en


primer lugar, no diría algo así, ¿cierto?”.

“¡E-Eso no está relacionado!”.

“¿Ha ¡No hay manera de que no esté relacionado...!”.

“Él podría haber estado persiguiendo alguna información vaga. En ese


caso, no necesariamente sabrían cómo se veía, ¿verdad? ¿No es cierto?”.

En ese caso, el Demonio estaba buscando a alguien así en la zona y se


mostró por eso. Después del hecho, se dieron cuenta de que Lefille
estaba allí. Suimei estuvo de acuerdo en que esta línea de razonamiento
no era imposible.

“Además, antes de que nos atacaran, ¿recuerdas lo que dijo esa mujer?
Ella dijo con certeza que los que nos atacaban eran Demonios, ¿verdad?
¿Cómo podría saber algo así? Podrían haber sido fácilmente monstruos.
―Sí, ¿ahora lo entiendes? Ella sabía que los Demonios estaban
apuntando a ella, ¿verdad?”.

Suimei de repente recordó que este era el Aventurero que había venido
a ellos para informarles del ataque en primer lugar. Él estaba seguro de
que este Aventurero también había dudado de la declaración de Lefille
en ese momento.

“Esa es solo una conclusión distorsionada. ¿No es solo porque tiene un


sentido especial para detectar Demonios?”.

“Tal vez. Sin embargo, ¿puedes probar eso?”.

23
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“―Eso es…”.

Era una pregunta extremadamente egoísta y parcial. Suimei no tenía


nada que decirle al Aventurero que comenzó a usar semejante sofistería.
La capacidad de uno para percibir la presencia de los demás no era algo
que pudiera probarse a los demás. Incluso si había una manera de hacer
eso, ya estaba más allá de alguna razón.

“No puedes, ¿verdad? Entonces no te metas donde jodidamente no


perteneces”.

“Nnn...”.

Todo lo que salió de la boca de este hombre fue irritante para los nervios
de Suimei. Suimei estaba a punto de hervir con esas últimas duras
palabras. Sin embargo, antes de que pudiera pasar cualquier cosa, un
hombre separó a la multitud y se adelantó.

“Por favor, esperen, los dos”.

“Gallio-san...”.

Cuando Suimei se giró hacia la fuente de la voz, vio al líder de la


caravana, Gallio.

“Los dos están aquí para proteger el cuerpo comercial, sería


problemático si hubiera fricciones entre ustedes. Me gustaría que los dos
pusieran fin a su disputa de inmediato”.

23
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Dice que quieres terminar con la discusión, Gallio-san? ¿Entonces


usted tiene una forma adecuada de terminarla?”.

“Sí. Como aquel cuyo deber es administrar este cuerpo comercial, me


gustaría que me lo dejes a mí”.

“S-Sí...”.

Cuando Gallio dejó escapar esta declaración, el Aventurero simplemente


asintió obedientemente y no tuvo nada más que decir. Fue para
demostrar que había estado haciendo esto durante mucho tiempo a
pesar de su aspecto. Ante la presión liberada por Gallio, el Aventurero
perdió todo su espíritu. Después de obtener el consentimiento del
Aventurero, Gallio miró brevemente a todos los demás para confirmar
con ellos también. Ninguno de ellos tenía la intención de interferir y
asintieron con sus cabezas hacia él y, todas las voces que gritaban a
Lefille, se habían detenido. Después de confirmar con todos ellos, Gallio
se giró hacia Lefille.

“... Grakis-san. Yo soy el responsable de este cuerpo comercial. En otras


palabras, estoy en una posición en la que debo poner la seguridad del
cuerpo comercial en la más alta prioridad”.

Todos los presentes ya lo sabían, pero él hizo todo lo posible para hacer
esta declaración.

“En este momento, los Demonios nos apuntan. La causa de esto recae
sobre tus hombros. Como responsable de este cuerpo comercial, no
puedo dejar la situación actual tal como está. ¿Lo entiendes?”.

23
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí. Entiendo. Está diciendo que debería distanciarme del cuerpo


comercial, ¿correcto?”.

“¡¿―?!”.

“Sí, eso es correcto. Es un hecho que partir con tu fuerza en esta situación
es lamentable, pero también es cierto que tu presencia garantizará que
los Demonios no regresen para atacarnos, no hay necesidad de decir lo
que hay que hacer, ¿verdad?”.

Gallio había sido muy indirecto con su planteamiento, pero Lefille había
captado su intención y asintió con firmeza. Mientras lo hacía, la multitud
que la rodeaba comenzó a gritar de acuerdo: “¡Obviamente!”, “¡Date
prisa y sal de aquí!”, “¡Tú, maldita mala suerte!”, y otras frases mal
educadas fueron lanzadas contra ella. No era como si Lefille estuviera
siendo perseguida porque ella quisiese, la malicia del cuerpo comercial
era simplemente innecesaria. En primer lugar, ella era la que estaba en
mayor peligro y también la que debería estar más angustiada. Suimei
pensó que estaba mal que recibiera este tipo de tratamiento. No había
forma de que él pudiera guardar silencio al respecto.

“¡¿Todos ustedes están pensando en tirar a una sola chica por su cuenta
en este tipo de lugar?!”.

“¡Por supuesto! ¡El demonio dijo que estaba apuntando a esa mujer! ¡Si
nos movemos juntos con esa mujer, entraremos en conflicto con ese
General Demoníaco y sus subordinados, ¿sabes?!”.

“¡Puede ser así! ¡Pero por sí misma hay un problema de agua y


provisiones!”.

23
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Como me importa una mierda! ¡Esa mujer podría pasar hambre y


morir por todo lo que me importa!”.

Después de escuchar esas palabras, Suimei miró silenciosamente a todos


los demás.

“... ¿Todos comparten esa opinión?”.

Él ya sabía su respuesta, pero se vio obligado a preguntar de todos


modos. Sin embargo, todo lo que recibió fueron miradas frías. Suimei
comenzó a rechinar sus dientes, y entonces, el Aventurero lo miró con
desdén y sin rodeos soltó algunas palabras despreciables.

“¿Y? ¿Cuánto tiempo vas a actuar como un maldito hipócrita? En el


fondo, también piensas que la mujer debería irse de aquí, ¿cierto?”.

“¡¿Qué?! No estoy―”.

“Si sigues fingiendo estar cerca de ella, perderás la oportunidad de


escapar, ¿sabes? ¿O es eso? ¿Fuiste engañado por el atractivo sexual de
esa mujer? Ah, sí, ella es bastante guapa, ¿verdad?”.

“¿Qu―?”.

“Ha, qué mujer tan horrible, para atraer a los Demonios y engañar a los
hombres, ¿huh?”

Sus palabras fueron dirigidas a Suimei como si él le estuviera diciendo


que se las llevara. Suimei estaba más allá del punto de ebullición de su

23
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

ira y la tensión en el aire enfrió rápidamente todo el entorno. Sus


palabras eran simplemente demasiado vulgares, la paciencia de Suimei
ya se había roto. Es por eso que levantó la mano listo para chasquear sus
dedos hacia el Aventurero, no podía evitarse.

“Ah, ¿qué? ¿Qué pasa con esa mano?”.

Él era demasiado tonto como para entender que, por un momento, su


sórdida sonrisa volaría. Usando su magia de ataque, Suimei se desharía
sin piedad de ese molesto rostro. Sin embargo, antes de que la justa
indignación por la ira de Suimei pudiera tomar forma, Lefille lo detuvo.

“¡―Detente! ¡Suimei-kun! ¡¿Qué lograrías al hacer eso?! ¡Al final, nada


cambiaría, ¿verdad?!”.

“Tch...”.

Suimei recuperó el sentido con las palabras de moderación de Lefille.


Ciertamente, nada cambiaría sin importar lo que hiciera en este punto.
No había forma de revertir el hecho de que Lefille tendría que irse. Si él
lo pensaba con calma, ya lo sabía. Calculando los riesgos y teniendo en
cuenta la seguridad del cuerpo comercial, despedirse de ella era casi
obvio. Suimei chasqueó su lengua ante la frustración de la situación
actual, entonces, Gallio una vez más comenzó a hablar.

“Grakis-san. Me repetiré una vez más. Creo que ya entiendes esto,


pero...”.

“Sí. Solo tengo que ir en una dirección diferente del cuerpo comercial.
Lo entiendo”.

23
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Era obvio, no había nada más que ella pudiera hacer. Era necesario
reducir el peligro para el cuerpo comercial. Mientras los dos realizaban
este intercambio, Suimei echó un vistazo a la partida de Aventureros que
habían tenido buenos lazos con Lefille. La chica maga, con la que había
conversado amigablemente. El guerrero, que orgullosamente alardeaba
de sus logros. Todos la habían cubierto al unísono durante la batalla,
pero ahora solo evitarían sus miradas y se negarían a protegerla de
alguna manera.

Sin embargo, Suimei no podía culparlos por esto. Todos tenían miedo de
un ejército de Demonios. No sabían qué pasaría si trataban de cubrirla
en lugar de fingir ser extraños. También podría ser simplemente que
también la vieran como la principal culpable de la aparición de los
Demonios. Ellos solo estaban cuidando de sí mismos. Sin embargo,
llamar a eso cobardía sería incorrecto. Ciertamente no era algo que
Suimei pudiera decir en base a sus decisiones anteriores. En poco
tiempo, después de que sus negociaciones para las disposiciones se
habían completado, Suimei llamó a Lefille.

“Lefille...”.

“... Solo nos conocimos por un tiempo, Suimei-kun, pero rezo para que
puedas llegar a Nelferia de manera segura”.

Incluso en esta situación, ella era capaz de sonreír. Mirando su sonrisa


solitaria, Suimei no pudo preguntarle si estaba realmente bien con esto.
Ella seguramente solo diría “Está bien”, sin dudarlo. Ella entonces le dio
la espalda. La figura de su espalda mientras se alejaba con su espada
notablemente grande no tenía ni una pizca de la fiabilidad que antes
tenía. Todo lo que Suimei podía ver era la figura fugaz de una chica de
su edad. Es por eso…

23
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Oi, vámonos”.

Sí, es por eso...

“¿Oi? ¿Estás escuchando?”.

Esto era diferente a la vez con Reiji y Mizuki. En esta situación, si cerraba
los ojos, simplemente la estaría abandonando a su destino. Lo último
que hubiera visto de ella era esa espalda solitaria. Es por eso que, antes
de que Suimei se diera cuenta, comenzó a hablar.

“... Dame algunas provisiones también”.

“¿Ha?”.

“Me voy con ella. Estoy muy agradecido por haber podido acompañarte
en el viaje hasta aquí”.

El Aventurero estaba haciendo un rostro de asombro hacia Suimei desde


el costado mientras Gallio dejaba escapar un suspiro exasperado y
respondía.

“¿Esto realmente está bien, Yakagi-dono? Si abandonas la solicitud


parcialmente, naturalmente no podrás recibir una recompensa,
¿sabes?”.

“No la necesito. Solo necesito agua y comida. Me gustaría que entregue


algo más proporcional al trabajo que he hecho hasta ahora”.

23
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“… Entendido. Mantente a salvo, Yakagi-dono”.

Gallio respondió mientras mantenía los ojos cerrados. Sabía que no iba
a poder detener a Suimei y simplemente aceptó su despedida aquí. O,
mejor dicho, si no podía llegar a esta conclusión con calma, no habría
podido hacer este tipo de trabajo durante tanto tiempo.

“Heeeh, entonces después de todo―”.

Cuando el Aventurero estaba a punto de decir algo del lado de Suimei,


fue mandado a volar inmediatamente con un chasquido. Suimei ya no
tenía intención de escuchar más sus vulgares parloteos. Entonces se giró
hacia los Aventureros que se habían llevado bien con Lefille con rostro
preocupado.

“Oi, chicos, ¿están bien con esto...?”.

“Sí. Ustedes dos cuídense también”.

Después de intercambiar estas palabras, Suimei comenzó a introducir


provisiones en su bolsa.

◊♦◊♦◊♦◊

NT: A partir de aquí hasta el volumen 3/capítulo 3, el traductor cambió, y está


haciendo un desastre con la traducción, cambiando nombre y creo que países, así
que haré mi esfuerzo en corregir eso.

23
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿—Suimei fue utilizado como cebo?!”.

Después de que Roffrey saliera a realizar tareas de centinela contra


cualquier Demonio que pudiera seguir, el rugido de Reiji estalló en las
inmediaciones que estaban calmadas.

— No hay necesidad de preocuparse. Gregory comenzó su largo discurso


con esa línea de apertura, asombrando a Reiji que no podía creer lo que
escuchaba, presionando hacia delante como si fuera a agarrarlo por el
cuello.

Él no mostró una pizca de respeto. Esta intensa expresión del hombre


conocido como Héroe asustó a Gregory.

“¡¿Es eso cierto?!”.

“¡S-Sí! Es justo como dije”.

“¡¿Qu-...?!”.

Reiji estaba demasiado sorprendido como para decir algo. Esto no fue
una broma, y debe ser la verdad.

Cuando Reiji se mordió los labios y estaba a punto de agarrar a Gregory


por su camisa.

Titania, quien había estado perdida en todo esto, intervenía para


contener a Reiji.

24
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡P-Por favor, cálmate, Reiji-sama!”.

“¡P-Pero!”.

“Gregory aún no ha terminado, por favor, deja que termine su


historia...”.

“… Entendido”.

Titania tenía un punto. Como ella dijo, Gregory solo llegó a la parte sobre
“Suimei-dono sería el cebo, así que no debería haber mucho peligro en
este extremo”.

... Al ver a Reiji aceptar su consejo, Titania palmeó su pecho y suspiró en


alivio. Luego, Titania, quien siempre había sido amable, utilizó una
mirada y una voz inesperadamente severas para ordenar a Gregory:

“Gregory, cuéntanos todo sin ningún tipo de falsedad. ¿Puedes hacer


eso?”.

“... A su voluntad”.

Gregory se arrodilló mientras respondía a la Princesa. Tal vez se sintió


intimidado por su penetrante mirada mientras el sudor mojaba su frente
y comenzó su historia de nuevo.

“... Me enteré de esto cuando nos encontramos con nuestra persona de


contacto más temprano. Según él, el Demonio envió un ejército a las

24
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

fronteras de Astel para matar al Héroe. Utilizaron a Suimei-dono como


cebo para salvar a Héroe-dono de ese ejército”.

En este momento, Reiji, cuya expresión era sombría, comenzó a


interrogar a Gregory.

“Mencionaste que Suimei es usado como cebo, ¿cómo exactamente? ¿Le


pidieron a Suimei que actuara como señuelo...?”

“No. Suimei-dono no sabe acerca de esto”.

Todos esperaban que Gregory dijera eso, pero sacar esto sería bastante
difícil en realidad. Dado que Suimei estaba actuando como cebo sin
saberlo él mismo, una pregunta surgió.

“... Entonces, ¿cómo hicieron que Suimei fuera el cebo? ¿No sería
atacada Metel?”.

“Sí, sobre eso, el plan fue promulgado para coincidir con la partida de
Suimei-dono de Metel...”.

“¿Coincidir con su partida?”.

“¿Hmm? ¿Hmm? ¿P-Por qué? ¿Suimei-kun nunca dijo que quería


abandonar la Capital?”.

Sí, cuando ellos dejaron el Castillo, Suimei solo les dijo que quería vivir
fuera del Castillo. La pregunta de Mizuki fue natural, ya que contradecía
lo que sucedió cuando dejaron Metel.

24
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“D-Después de partir de Metel, hubo noticias de que Suimei-dono estaba


buscando una misión de escolta de caravana a través del Gremio de
Aventureros”.

“¿Suimei visitó el Gremio de Aventureros?”.

“Sí. Según inteligencia, Suimei-dono parecía haberse convertido en


miembro del Pabellón Crepuscular. A partir de esto, se podría especular
que planeaba dejar Metel todo el tiempo... Los nobles, que sabían sobre
esto y están relacionados con la campaña de subyugación del Demon
Lord, usaron a Suimei-dono para...”.

Entonces él fue aprovechado. Pero esto llevó a más preguntas. ¿Qué


estaba tratando de hacer Suimei? En primer lugar, rechazó el viaje con
Reiji y compañía por el bien de la seguridad. Pero a pesar de eso, se
registró en el Gremio de Aventureros y aceptó una solicitud de escolta de
caravana. Él no habría hecho eso si no tuviera un plan.

“Suimei-kun, ¿qué pasó...? Es peligroso abandonar la ciudad, él debe


saber eso”.

“No lo sé. Pero creo que Suimei debe haber actuado después de pensarlo
bien”.

Viendo esa inquietud vacilante en los ojos de Mizuki, Reiji le preguntó a


Gregory una vez más:

24
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Olvídalo. La razón por la cual Suimei podría convertirse en cebo es


clara. ¿Pero por qué los nobles hicieron eso? No necesitaban apartarse
de su camino y utilizar a Suimei como señuelo”.

Así es, con el Demonio invadiendo con un ejército y sus aliados con mano
de obra limitada, la única opción era escapar. Ya que huir sería lo
suficientemente bueno, no había alguna razón para usar a Suimei como
cebo.

“Héroe-dono, hay un gran ejército de Demonios que se dirige hacia


nosotros. Pueden ser lentos debido a su escala, pero siguen siendo
Demonios después de todo. No importa qué tan lento marchen, el área
que pueden cubrir está en un nivel diferente de la marcha de un ejército
humano. Para evitar la posibilidad de que el Héroe sea capturado, Lord
Hardorious...”.

“¡¿Así que es Duque Hardorious?!”.

“Sí…”.

Como la voz de Titania estaba llena de sorpresa, Gregory bajó su cabeza


tímidamente.

‘¿Quién es este Duque Hardorious? Creo que escuché su nombre hace


mucho tiempo’.

Reiji trató de buscar sus recuerdos, pero no encontró nada.

“Lo siento, Tia, pero ¿quién es Duque Hardorious?”.

24
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Duque Hardorious es uno de los pocos nobles en Astel, su padre lo


había designado para planear la defensa contra la invasión del Demon
Lord. Sin embargo…”.

“¿Y el asunto de que Suimei se convierta en el cebo?”.

En respuesta, Titania asintió con fuerza, aunque no tenía ninguna


prueba. Gregory, quien conocía la situación, dijo:

“…Sí. Como expliqué, esta es la decisión que tomaron Duque Hardorious


y algunos de los nobles por su cuenta. Y, por supuesto, no tienen dudas
sobre el poder del Héroe Reiji, pero juzgaron que todavía era demasiado
temprano para enfrentar directamente al ejército enemigo, incluso con
la ayuda de tropas de apoyo. Es por eso que idearon este plan”.

“... Pero, aun así, esta no es una razón para hacer forzosamente a Suimei
el cebo, ¿verdad?”.

“Con respecto a eso, todavía no está claro por qué el Demonio puede
sentir la existencia del Héroe. El Demonio, que fue capturado por los
hombres de Duque Hardorious, solo dijo que estaban aquí para matar al
Héroe, y nada más, pero aun así... Discúlpeme, pero tampoco puedo
confirmar la razón con usted, tal vez Suimei-dono, quien también fue
invocado, puede perturbar los ojos del enemigo más fácilmente... Es por
eso que se filtró información falsa al Demonio, desviándolos para
apuntar a la caravana estaba viajando Suimei-dono”.

Este método también puede ser efectivo. Su grupo no se había


comprometido con el ejército de Demonios por el momento, lo cual
definitivamente estaba relacionado con que supieran la existencia del
Héroe, pero era incapaz determinar su ubicación.

24
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Asumiendo que el Demonio pudiera sentir la invocación del Héroe por


algún medio, sin importar qué tan preciso sea ese método, era valioso
lanzar un ataque preventivo. Solo conocían la posición aproximada del
Héroe y todavía marchan ansiosamente a su ejército de esa manera. Esto
significaba que ellos creían que tenían una buena oportunidad de
derrotar al Héroe.

En ese caso, una información era necesaria. Ese fue el momento de la


invocación del Héroe.

“... La verdad podría haber estado expuesta al Demonio cuando


anunciamos a todo el mundo sobre nuestro viaje. Pero desde los ataques
hasta ahora— ¿Es eso posible?”.

“Así es, es difícil pensar de esa manera. Como dijo Mizuki-dono, el


Demonio se mueve demasiado rápido”.

Por lo tanto, alguien entre los Demonios sintió al Héroe invocado antes
de que estallara la noticia.

“¿Cómo fue que el Duque Hardorious filtró la información falsa al


Demonio...? Él no podría tener un conocido en los Demonios, ¿verdad?
¿Cómo lo logró?”.

“D-De acuerdo con la persona de contacto, los soldados fueron enviados


a Charlotte como mensajeros para hacer correr la voz a aquellos que no
sabían acerca del Demonio que el Héroe estaba escondido en la caravana
que se dirigía hacia Kurant”.

24
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿Qué?!”.

“E-En ese caso, ¿podría ser...?”.

Terribles pensamientos giraron en su mente cuando la voz de Mizuki


comenzó a temblar. Ella parecía haber captado el significado de las
palabras de Gregory con precisión. El rostro de la joven chica palideció
con inquietud. Gregory respondió con una expresión que era una mezcla
de amargura y arrepentimiento para la joven chica:

“... Si los soldados, que solo conocen la información falsa fueron


capturados, serían interrogados y explicarían cuál fue su misión. Sin
embargo, si los soldados fueron alimentados con información falsa
desde el principio, solo divulgarían información falsa por más que sean
interrogados. Si el Demonio cayera en eso, entonces el plan sería un
éxito. Es por eso que la propuesta pasó en poco tiempo...”.

“Para tal cosa...”.

“Esto es demasiado…”.

Este incidente sorprendió a las dos chicas gravemente. Titania se tapó la


boca y quedó estupefacta, mientras que Mizuki parecía como si estuviera
a punto de llorar.

Frente a las dos chicas, Reiji le gritó airadamente a Gregory:

“... Usando humanos así... ¡¿N-No es eso ir por la borda?! ¡¿Qué piensan
que es la vida?!”.

24
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“L-La vida de Héroe-dono no se puede comparar con la vida de los


soldados. Si perdemos al Héroe, que puede salvar a decenas de miles de
personas por el bien de una docena de soldados, no valdría la pena”.

“¡Ha sido sacrificado Suimei por tal lógica...!”.

“Las personas en la caravana tampoco tienen relación con esto. Pero…”.

Gregory se calló mientras escuchaba a Reiji perder los estribos y gritar,


y Mizuki gimió. Él debe tener sus propios pensamientos sobre el uso de
la vida de los soldados en tal manera.

Reiji se calmó después de desahogarse por un momento, e hizo todo lo


posible para calmarse y dijo:

“... ¿No hay otra manera?”.

“Cuando me enteré de esto, el ejército Demoníaco ya estaba a medio


camino del territorio de Charlotte, y avanzando hacia la región
montañosa de la frontera. Es demasiado tarde para hacer algo al
respecto en este punto...”.

“Como ya sabías, ¿por qué no dijiste nada?”.

“¡E-Esto no se puede evitar! Me ordenaron no revelar esto antes de que


llegase el momento, como un Caballero, no tengo la autoridad para
ignorar esta orden... Y cuando supe acerca de ello, ya era...”.

“E-Entonces... Suimei-kun está...”.

24
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Probablemente ha hecho contacto con el Demonio. De acuerdo con


la desinformación que difundimos, solo mencionamos que Suimei-dono
no tenía ninguna característica sobresaliente, vestía ropas extrañas y la
posición aproximada de la caravana. No hay garantías, pero si buscan a
aquel que coincide con esas condiciones...”.

“¡P-Pero! Si se escapó a algún lugar para esconderse...”.

“Eso sería difícil. Parece que las garras del Demonio llegaron incluso al
interior del Imperio Nelferia. Esto significa que el ejército Demoníaco
era realmente grande en escala. Como ya existe una zona objetivo
específica, creo que rastrearán el área a fondo. En ese caso, la caravana,
que no sabía nada, estará...”.

Cuando escucharon las especulaciones de Gregory, todos tenían una


expresión complicada. Todos estaban estupefactos, probablemente por
tristeza, depresión o ambas cosas. Tanto Mizuki como Titania
probablemente sintieron que Suimei, quien no poseía ningún poder,
estaría a salvo. Incluso Reiji estaba empezando a sentirse de esta
manera.

En este momento, Titania habló de nuevo.

“... Nuestra defensa nacional, no, ¿qué hay de las defensas para Metel y
Kurant?”.

“Así es... ¡Ahora que mencionas eso!”.

24
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Las palabras de Titania volvieron a Reiji a la realidad. Lo que le sucedió


a Suimei llenó toda su cabeza, por lo que no pensó en esta parte. Si e
Demonio estaba apuntando a Suimei, eso significaba que el país había
sido invadido por los Demonios. No había ninguna razón para que
detuvieran su invasión después de eliminar la caravana. Pensando
lógicamente, eso significaba que la ciudad en las cercanías estaría
expuesta al peligro.

“Sí. Para las defensas de Kurant, los mercenarios locales y el Gremio de


Magos ya habían comenzado a reclutar personas que pudieran luchar, el
Gremios de Aventureros también está reuniendo a sus élites en secreto.
En cuanto a Metel, los Caballeros y el cuerpo de magos están
seleccionando y reuniendo personal capacitado, y los están organizando
en unidades”.

“Si pudieran manejarlo sin problemas, entonces, ¿por qué usaron


Suimei como cebo...?”.

“No hay suficiente tiempo para organizar las unidades. Para asegurarse
de que hubiera tiempo para emitir órdenes y movilizar las unidades en
Kurant, sacrificar a Suimei-dono y la caravana era la única manera...”.

Entonces no había otra forma. En orden para salvar a muchos, ellos


tuvieron que descartar los pocos. La lógica era correcta, pero ¿no era
demasiado para las personas que no querían ser sacrificadas?

La idea de que Suimei estaba en la oscuridad sobre esto hizo que Reiji
realmente se pusiera ansioso.

Mizuki, quien estaba al lado de Reiji, estaba parpadeando lágrimas de la


esquina de su ojo debido a este golpe cruel.

25
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Esto es demasiado, esto es realmente demasiado...”.

Sus gemidos y lágrimas eran definitivamente sus verdaderos


sentimientos. Ella tuvo la tenacidad de tomar parte en la campaña de
subyugación del Demon Lord, pero todavía era una chica... El Reino los
invocó para buscar su ayuda, pero trataban a los que no ayudaron de esa
manera. Cuando ella escuchó acerca de esto, Mizuki no pudo evitar
sollozar de pena.

Fue lo mismo para Titania. Ella bajó su cabeza con una mezcla de
arrepentimiento, dolor y depresión en su rostro. Esto sucedió justo
después de entablar amistad con ellos.

Una vez más, Gregory se arrodilló en el suelo.

“¡Mis más sinceras disculpas!”.

¿De qué sirve disculparse así? No cambiaría el hecho de que Suimei


estaba en peligro. Reiji no pudo encontrar las palabras para responder,
incluso su ira se había apagado. Lo único que quedaba era una
melancolía que no podía alejarse. La figura del Caballero de mediana
edad con la frente en el suelo estaba justo frente a él. ¿En qué estaba
pensando cuando hizo esta disculpa? ¿Estaba haciendo una muestra de
disculpa con una mirada de absoluta sinceridad, pero en realidad estaba
reprimiendo una sonrisa en su corazón?

¿Cómo podría descubrir sus verdaderas intenciones? Cuando Reiji


estaba pensando en cosas que lo hacían odiarse a sí mismo.

25
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

‘Ah—’.

Reiji sintió que la inspiración golpeó como un rayo.

‘¿Es eso así? Pensándolo bien con calma, fue fácil de entender’.

“¿Reiji-kun?”.

Mizuki miró a Reiji, quien parecía haber entendido algo—

“Es suficiente, Gregory-san”.

“¿H-Héroe-dono?”.

Él puso sus manos sobre los hombros de Gregory, poniendo fin a su larga
disculpa. Así es, no había necesidad de disculparse. O más bien, él
debería estar agradecido con Gregory. Porque—

“Gregory-san. Cuando le preguntamos sobre esto, le debieron haber


dicho que no divulgara todo. Debes haber recibido la orden de decirnos
que el Demonio está cerca y guiarnos a otro lugar”.

Titania y Gregory estaban estupefactos, y Mizuki preguntó de inmediato:

“Reiji-kun, ¿cuál es el problema?”.

25
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Si Gregory-san realmente era un subordinado de ese noble Hardorious,


él no tendría que hablarnos de Suimei en primer lugar. Gregory-san solo
necesitaba dejarnos seguir huyendo, y no decirnos algo que nos hiciera
desconfiar de él”.

“Ah...”.

El murmullo de comprensión de Mizuki fue suave, pero fue más claro


que cualquier otro sonido en las cercanías.

Ganando desconfianza. Así es, las palabras parecían extrañas cuando


ella pensaba en eso. Si él les dijera la verdad sobre la situación de Suimei,
definitivamente se ganaría su ira. Si él entendía eso, entonces no lo
habría hecho. Si fueran los subordinados de los que planearon esto, ellos
definitivamente ocultarían los hechos sobre Suimei.

Pero Gregory todavía les dijo todo esto, probablemente porque había
algo en su corazón que no podía ser retorcido. Y debido a este sentido de
justicia, él ya no podía retenerlo.

“Lo siento mucho. Solo me doy cuenta de esto ahora. Realmente lo siento
por gritarte sin pensar apropiadamente”.

“Héroe-dono...”.

La voz de Gregory comenzó a asfixiarse cuando Reiji bajó su cabeza y


transmitió sus pensamientos con claridad.

Al verlo así, Titania también dijo:

25
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Gregory, mis sinceras disculpas. No confié en ti hasta que escuché lo


que dijo Reiji”.

Gregory bajó su cabeza profundamente cuando escuchó eso.

Y como si estuviera confesando un pecado, lentamente dijo:

“... No pude hacerlo. Engañando a las personas que no tenían nada que
ver con este mundo, pero fue invocado para derrotar al Demon Lord, e
incluso aceptó este deber. Sin embargo, pretender no saber nada cuando
su amigo está en peligro, es inhumano...”.

Gregory, quien abrió su corazón a los demás, bajó su cabeza una vez más.

“Mis más profundas disculpas. No pude hacer nada”.

“Eso es suficiente. Suficiente. Porque—”.

Así es, si alguien fuera culpado, todo fue por su propia culpa. Reiji era el
único que fue invocado, pero sus dos amigos fueron arrastrados. Incluso
ignoró el consejo de su amigo, lo cual llevó a esto. Por lo tanto—

“... ¿Reiji-sama?”.

Preguntó Titania mientras Reiji se levantaba y le daba la espalda.

Pero Reiji no retrocedió, por lo que Titania lo llamó ansiosamente de


nuevo.

25
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿A-A dónde quieres ir, Reiji-sama?”.

“... ¿Incluso tienes que preguntar? Voy a rescatar a Suimei ahora”.

“¡¿Cómo puede ser eso, qué quieres hacer yendo allá ahora?!”.

“¡H-Héroe-dono! ¡Entiendo cómo se siente, pero no lo lograría incluso


si se va ahora! ¡Ahora tampoco hay caballos!”.

“Hay otro caballo. El caballo de Roffrey”.

“¡T-Tienes razón, Reiji-sama, pero no hay nada que puedas hacer incluso
si te vas ahora! Incluso si lo haces, todavía hay un ejército de demonios
allí. ¡Simplemente estarás desperdiciando tu vida!”.

Reiji no pudo refutar el consejo de Titania. Lo que ella dijo era cierto, no
había ninguna duda al respecto. Titania lo detuvo de nuevo:

“Reiji-sama, por favor, reconsidera esto. Si algo le sucediera a Reiji-


sama, ¿quién derrotaría a Nakshatra?”.

“... ¡Ugh!”.

Sí, justo como dijo Titania, ya que él aceptó su solicitud y vino aquí, eso
significaba que ya era el Héroe. Olvidarse de eso y correr enloquecido
por sus emociones y perder su vida, en cierto modo los estaba
traicionando.

25
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

— Aun así, había algunas cosas que él no podía aceptar.

“No…”.

“¿R-Reiji-sama?”.

“No quiero abandonar a Suimei. Suimei es mi amigo, así que...”.

Él estaba apretando sus dientes por el arrepentimiento y apretando su


puño, pero Reiji no se dio por vencido, él todavía quería ayudar a su
amigo. Al igual que Mizuki, Suimei era su amigo irremplazable. Es por
eso que él no quería perderlo. Puede que ya sea demasiado tarde, pero
no quería quedarse de brazos cruzados.

Titania lo miró con una mirada preocupada. Desde su punto de vista,


estaba claro que ella estaba en un dilema entre subyugar al Demon Lord
y sus propios sentimientos. Ella probablemente no sabía qué hacer.

Apartando a Titania de su vista, Reiji se giró hacia Mizuki.

“... Mizuki”.

“M-Me gustaría...”.

“¡Mizuki! ¡Vámonos! ¡A ayudar a Suimei!”.

25
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Agarrando los hombros de Mizuki, Reiji instó a la joven. Instándola


fuertemente a ayudar a su amigo, porque él creía que, si era ella,
definitivamente estaría de acuerdo.

“Ah, ugh...”.

Cuando se dio cuenta, Mizuki estaba temblando un poco.

“Ah...”.

Por sus profundos ojos negros, Reiji podía ver que Mizuki temblaba de
miedo.

Así es, esta joven chica entró en el campo de batalla por primera vez en
este momento. Su primera pelea, enfrentando a los Demonios por
primera vez. En aquel entonces, Reiji sintió su miedo durante la batalla.
Si ese fuera el caso, ¿estaba realmente bien obligar a esta joven chica a
enfrentarse al ejército Demoníaco con él?

No, definitivamente no está bien. No está bien presionar semejante


carga sobre una joven chica temblorosa.

En este instante, el término “estar creyente” flotaba en su mente.


Pensando en cómo todos los demás pensaban, volvió a mirar a su
alrededor y vio la duda en los rostros de todos.

“... Lo siento, Mizuki”.

“¿R-Reiji-kun?”.

25
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Él le dio la espalda a la voz que lo llamaba después de disculparse.


Incluso ahora, él todavía no quería rendirse. Así que—

“Solo yo estaré bien, todos, por favor, esperen en un lugar seguro.


¡Roffrey-san!”.

Reiji le gritó a Roffrey, quien estaba regresando de una patrulla a cierta


distancia. Roffrey, que no sabía lo que estaba sucediendo, inclinó su
cabeza mientras cabalgaba.

“¿Sí? ¿Cómo puedo servir, Reiji-sama?”.

“Préstame tu caballo”.

“¿Hmm? Muy bien, no hay problema, ¿qué está...?”.

Cuando Roffrey desmontó, las voces de dos personas resonaron como si


estuvieran tratando de cortarlo.

“¡Por favor, espera, Reiji-sama!”.

“¡Espera, Reiji-kun!”.

Los gritos llegaron desde atrás de Reiji. En este momento, Reiji—

25
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

◊♦◊♦◊♦◊

Suimei, quien dejó la caravana para perseguir a Lefille, caminaba por el


bosque mientras rastreaba las huellas de la presencia mágica de la chica.
Él no pudo alcanzarla de inmediato, probablemente porque Lefille se fue
bastante rápido para no molestar a la caravana. No era extraño que la
chica, que se fue de acuerdo con los deseos de Gallio sin ninguna queja,
actuara de esta manera.

Mientras caminaba por el bosque en busca de Lefille, Suimei miró la


cortina del bosque oscureciendo su vista del cielo nublado y pensó:

Este lugar es completamente salvaje. Las bestias salvajes o monstruos de


un mundo de fantasía probablemente aparecerán...

Suimei se detuvo por un momento para descansar y se apoyó en el árbol


frente a él. Bebió un sorbo de agua de su cantimplora y suspiró. Era un
hecho que había monstruos aquí. El bosque de este mundo diferente era
obviamente mucho más peligroso que el mundo del que él venía.

‘De hecho, entré en un lugar como este por mi propia voluntad, ara...’.

Probablemente sintió que era extraño, o que era una acción tonta. Pero
incluso si Suimei se lo preguntaba, no podía obtener una respuesta de
todos modos, ya que su duda comenzó a expandirse en su mente. En este
momento, justo antes de humedecerse nuevamente la garganta con
agua, Suimei preguntó despreocupadamente.

25
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“— Lamento haberte puesto tan tenso, pero por favor, sálvame de tu


hoja”.

“¡¿——?!”.

Estas palabras fueron dirigidas a la intención asesina detrás de él que


estaba lleno de nerviosismo.

La voz tranquila de Suimei hizo eco en el sereno bosque. Poco después,


se escuchó el ruido de la hierba pisoteada, y una cierta voz familiar que
estaba llena de desconcierto entró en sus oídos.

“... ¿Suimei-kun? ¿Por qué estás aquí?”.

“Bueno, como puedes ver, vine aquí por ti”.

Mirando hacia atrás, la figura de Lefille con la punta de su espada


cayendo hacia abajo estaba justo detrás de ella. Debido a que Suimei
tenía una débil sensación de presencia, Lefille pensó que era una bestia
que la acechaba y planeaba partirlo junto con el árbol en el que estaba
apoyado.

“¿Me perseguiste...? Eso es demasiado imprudente, es peligroso


quedarse conmigo, ¿está bien? ¿Por qué hiciste eso?”.

“Bueno, es porque dejarte sola es demasiado peligroso. Estoy muy


preocupado”.

26
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“N-No te preocupes. Puedo arreglármelas sola. Simplemente te estás


metiendo en mis asuntos innecesariamente”.

“¿Puedes lidiar con el peligro por ti misma?”.

“Sí”.

Así de orgullosa y testaruda era Lefille. Suimei hizo una acusación con
una sonrisa sarcástica:

“Discúlpeme por ser franco, pero ¿usted tiene suficiente comida y


agua?”.

“Ugh... Bueno, eso...”.

“¿Es eso así?”.

Lefille estaba estupefacta mientras desviaba su mirada torpemente.


Cuando la chica ante Suimei fue forzada a admitir su derrota, Lefille
pensó en una réplica y volvió a su habitual expresión seria.

“Pero tampoco llevas equipaje, ¿verdad? Alguien que ni siquiera preparó


su propia provisión no está calificado—”.

“¿Vas a decir eso después de ver esto?”.

26
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Como si estuviera tratando de romper su expresión seria, Suimei dijo


casualmente mientras sacaba una bolsa de equipaje del maletín que
llevaba, a pesar de que era mucho más grande que el maletín.

“... Para regañarme...”.

“¿Qué fue eso de ser calificado? ¿Estás diciendo que la cantidad de


provisión que preparé no está calificada?”.

Ante Suimei, quien parecía bastante arrogante, Lefille se sorprendió.

La cantidad era definitivamente hasta estándar. El maletín estudiantil


de Suimei hacía uso de magia para expandir su capacidad. Incluso la
combinación de Cábala y alquimia solo podría aumentar la capacidad de
un bolso de equipaje de 150 litros* fabricada en el extranjero.
(NT: ¿Por qué litros? Ni idea).

“... ¿Qué es este raro ítem mágico?”.

“Llamarlo raro, qué mala... De todos modos, no puedes decir que ahora
soy un entrometido innecesario, ¿verdad?”.

“Eso podría ser... Suimei-kun, ¿de verdad crees que está bien quedarse
conmigo?”.

“¿Qué puedo hacer si digo que me estoy arrepintiendo mucho?”.

“Erm... lo siento”.

26
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“En absoluto. Si me lamentara de inmediato, no hubiera venido. No te


preocupes por eso”.

Frente a Lefille, quien bajaba su cabeza con una expresión sombría,


Suimei respondió como si estuviera bromeando. Así es, él no estaría aquí
si no estuviera preocupado acerca de cómo se sentía Lefille, era
imposible que se arrepintiera de esto.

A pesar de que dijo eso, Lefille todavía no podía aceptar la forma en que
Suimei cortó su camino de retirada sin nada que ganar.

“Pero estoy siendo el objetivo del Demonio, ¿sabes?”.

“Cierto”.

“Si eso es así...”.

Si eso es así, ¿cómo debería ponerlo? Lefille entendió que ella estaba en
una posición más débil, y no podía pronunciar un discurso tan
prepotente. Mirando a Lefille, que estaba atrapada en la ansiedad,
Suimei habló:

“Lefille, ¿crees que sería mejor si me quedara con la caravana y te dejara


sola?”.

“Eso es…”.

26
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei planteó una pregunta diferente a Lefille, quien no pudo


responder. Mirando a través de la cortina del bosque, el cielo estaba
nublado al igual que la atmósfera sombría entre ellos. Suimei dijo con
calma como si estuviera haciendo la pregunta al cielo.

“— ey, dime la verdad Lefille, ¿cuál lado crees que es mejor?”.

“¿Qué quieres decir…?”.

“Para ti, ¿preferirías venir aquí o quedarte con la caravana?”.

“¡¿I-Incluso necesitas preguntar?! ¡Quedarse con la caravana es mejor!


¡Eso es lo que deberías hacer!”.

“¿En serio?”.

“E-En serio”.

Lefille hizo un rostro que parecía un poco enojado, y respondió como si


estuviera confirmando algo. ¿Ella estaba enojada porque no le creían, o
simplemente estaba poniendo una fuerte fachada? Suimei señaló a
Lefille y le dio el golpe final.

“Entonces, ¿puedes jurarle a Alshuna que no estás mintiendo?”.

“¡¿Qué?! Eso es…”.

“¿Qué tal?”.

26
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Realmente eres un hombre malo”.

Después de que Lefille suspirara con resignación, Suimei volvió a


preguntar:

“Bueno, entonces, ¿cómo te sientes acerca de ello?”.

“Ahhh, es genial si puedes venir. Pero—”.

“En ese caso, ¿no está bien?”.

“Huh—”.

“Nada, no hay necesidad de debatir si esta es una buena elección. Está


bien si nos sentimos así, así que detengámonos aquí. Esta es la forma
más suave de lidiar con ello, ¿verdad?”.

“Ah...”.

Suimei miró a Lefille, quien se volvió silenciosa después de escuchar algo


inesperado.

Es cierto. Incluso si discuten más sobre esto, ¿qué podrían lograr? La


mejor manera de hacer las cosas no se puede encontrar si no la buscas.
Solo llegar a la respuesta y decirlo sería suficiente. No importaba cuánto
ella argumentara, la tristeza y el dolor en su corazón no se desvanecerían.

26
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Es por eso que él no quería continuar discutiendo acerca de ello. No


importa cuánto discutan, la conclusión no cambiaría. Por lo tanto,
Suimei interrumpió lo que Lefille quería decir.

“… ¿Qué? ¿Todavía tienes algunas quejas?”.

“No. Todo es como dijiste al principio”.

Su voz era más alegre que antes. Ella no lo aceptó abiertamente, pero,
aun así, cambió con eso.

Suimei se rascó la cabeza y suspiró. Desde la perspectiva de un tercero,


su elección en este momento no era correcta. Hacer esto solo le daría
desventajas. Pero la decisión de si esta acción era correcta tenía que ser
tomada por la persona misma. Si el sujeto pensaba que era correcto, no
sería un gran problema, incluso si no era la mejor opción o la más sabia.

—Y reflexionar demasiado sobre las ventajas y desventajas en este punto


sería bastante vergonzoso.

“Lo siento, Suimei-kun”.

“¿Por qué necesitas disculparte?”.

“Es probablemente mi culpa que viniera el Demonio. Es por eso…”.

“Ahhh, ¿qué dijo ese abultado Demonio? Pero en ese momento, parecía
que era la primera vez que te recordaba. No importa cómo lo vea, no creo
que te estuviera apuntando desde el principio”.

26
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei se opuso a su disculpa. Eso fue solo reproche excesivo a sí misma.


Lo que dijo Rajas estaba fragmentado, y había una parte sobre culpar a
Lefille que no tenía sentido. Todos los Aventureros la culparon de la
aparición de Rajas, pero si piensas sobre ellos cuidadosamente, no tenía
relación con ella. El Demonio vino buscando una persona diferente y se
encontró casualmente con Lefille, sería una historia más convincente.
Simplemente sucedió que todos entraron en pánico y no se recuperaron
de la conmoción de ser atacados por el Demonio, y un objetivo fácil para
echarle la culpa a los que estaban cerca. Fue el resultado de una serie de
desafortunadas coincidencias.

No todos pueden mantener la calma y el juicio, sin alguien así, ser


forzado a una esquina hará que esto suceda la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, Lefille no parecía convencida.

“Sin embargo, en realidad desvían algunas de sus fuerzas hacia Astel


cuando todavía estaban en un punto muerto con Thoria y varias otras
naciones Occidentales. Eso solo podría significar…”.

“¿Qué, crees que el Demonio desvió algunas de sus fuerzas solo por ti?
Pareces muy segura de tu propio poder”.

“Wa, estoy hablando en seri, ¿no? ¡No te burles de mí, por favor!”.

“Heh, heh, mi error, mi error. Es cierto, Lefille es fuerte”.

Suimei se disculpó por su broma y halagó la fuerza de Lefille. Pero Lefille


respondió en un tono agudo con una expresión infeliz por alguna razón.

26
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Se siente como si estuviera jugando como una tonta”.

“No hay tal cosa. ¿Lefille no partió al oponente que me costó tiempo
pelear en dos fácilmente?”.

Ese era el verdadero sentimiento de Suimei en la batalla hace un


momento. Pero Lefille todavía tenía algo en mente. Hubo una o dos
palabras que quería decir. Pero Suimei ignoró eso y continuó lo que
estaba diciendo.

“Así que... es cierto, ese Demonio rudo, esa cosa que dijo sobre Lefille
siendo la sobreviviente de Noshias... Si recuerdo bien, Noshias estaba...”.

Solo habiendo preguntado un poco sobre la expresión, la voz cansada de


Lefille lo interrumpió.

“... No estás familiarizado con la cultura de esta región, pero lo sabes”.

“Ahh... bueno síí...”.

Suimei lo pensó un poco, e hizo una vaga respuesta. Eso le recordó lo


que se suponía que era su telón de fondo. Como no estaba familiarizado
con el conocimiento común, pero tenía conocimiento sobre asuntos
internacionales, era natural que otros lo encontraran raro.

Suimei se molestó en su cabeza, y Lefille, quien parecía haber


renunciado, habló lentamente.

26
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ah... es cierto, es como dijo, soy una sobreviviente de Noshias”.

Lefille reveló su identidad que ella había estado escondiendo todo el


tiempo. Pronunció su confesión y le explicó que era la sobreviviente del
país destruido por los Demonios. Uno no podía evitar empatizar con ella
cuando escuchaba su triste voz.

“Cierto, esa nación se encuentra en el límite entre el Reino de los


humanos y el territorio Demoníaco, por lo que fueron los primeros en
ser atacados”.

“Sabes mucho”.

“... Bueno, fue un evento serio”.

Era la razón por la cual Reiji y ellos fueron invocados a este mundo,
¿cómo podría olvidarlo?

Lefille regresó al tema y afirmó con una triste voz.

"... Ahh, desde la antigüedad, Noshias era la barrera para mantener a los
Demonios fuera. Pero cayó en menos de un mes”.

“Escuché de alguien que era un ejército de un millón”.

“Un millón de tropas... No sé dónde lo oíste, ¿pero era cierto? No hemos


visto esa cantidad de seres vivos, así que no podemos estar seguros”.

26
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Su respuesta fue tranquila y percibida. Pero esa forma indirecta de


expresarlo parecía implicar algo.

Para Suimei, quien no podía captar por completo lo que decía, los ojos
de Lefille se volvieron agudos, como si estuviera viendo una película en
blanco y negro.

“Fue un océano. Desde un extremo del horizonte hasta el siguiente, los


Demonios eran como un océano, formando un ejército de números
incontables, atacándonos desde el otro lado de la frontera”.

La mirada que Lefille acaba de tener, esa impresión. Suimei vagamente


imaginó eso, un sonido de tragar resonando, seres vivos avanzando
como un tsunami, ¿qué diablos podría ser? El horizonte desapareciendo,
y ese lado siendo inundado por un grupo sin moral humana. Sería igual
a la ira de la naturaleza, mejor dicho, una mayor maldad, ya que
individualmente todos tenían un propósito. Si eso fuera a atacar,
¿podrían los humanos soportarlo? Cuando ese pensamiento se apresuró
en su cabeza, de repente Lefille...

“Lo que vi en la fortaleza más al Norte fue esa escena. En ese momento,
no solo experimenté mucho”.

“Solo eso, era una cuestión en la que te conducían sin margen de sobra”.

“Ahh, es como dijiste, lo intentamos con todo lo que teníamos.


Disparamos a los Demonio que avanzan frente a nuestros ojos”.

“Entonces, ese demonio rudo en ese momento...”.

27
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Para la vaga pregunta de Suimei, Lefille volvió a asentir en confirmación.

“Rajas. Él fue después de eso. Después de recoger a los sobrevivientes y


retirarse, se quedó con la tarea de luchar. También es como escuchaste
anteriormente, parecía ser uno de los siete Generales Demoníacos”.

“Supongo, él estaba diciendo algo así”.

Para las palabras de Lefille, él recordó el discurso de Rajas; él dijo que


era uno de los seres a los que Nakshatra le había confiado un ejército.

“Siete de ellos, ¿huh?”.

“Ahh, esa vez también, en medio de la pelea, recuerdo que lo escuché


decir eso. Tampoco lo entiendo en detalle, pero se jactó de que los siete
ejércitos estaban divididos en tres regimientos”.

“Tres. Y considerando que podría haber más de un millón, si se unen,


¿qué hacemos...?”.

Cada vez era más desagradable hablar.

Él no había experimentado algo así, pero el tono de Suimei insinuaba


que había tenido su parte de dificultades. Simplemente multiplicando un
millón por tres, habría tres veces los números. Pero si la historia de
Lefille debiera ser completamente creída, entonces no se puede pensar
de manera tan simple. Con tal número y los Demonios siendo no-
humanos, empujar esta carga sobre el puñado de Héroes invocados era
pedir lo imposible. El propio Suimei también estaba en este mundo, pero

27
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

como se esperaba, si el mundo esperaba que los Héroes los derrotaran,


entonces el futuro es dudoso.

“Entonces, en ese momento, cuando luché contra Rajas, mis piernas y


mis manos no podían enfrentar su poder. El ejército también estaba en
desorden, y después de eso, yo, a esa Demonio mujer...”.

Había una palabra desconocida en lo que Lefille acababa de decir.


Suimei casualmente preguntó acerca de eso.

“¿Demonio mujer? ¿Hay tal cosa?”.

“No, es nada. Entonces... La razón por la cual Noshias fue la primera en


ser blanco, probablemente no fue solo por su ubicación geográfica”.

Ese era el núcleo de la historia insinuada al dividirse y venir aquí con el


ejército. Además, sin decirlo, Suimei, quien sabía un poco al respecto,
también tenía esa creencia.

“El Espíritu, ¿verdad?”.

“¿Espíritu?”.

“Ahh, se trata del poder que tiene Lefille. Es lo que ellos lo llaman de
donde soy. Espíritu”.

“¿Hay otras personas que tengan un poder como el mío en el Este?”.

27
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Uhh, no del todo como Lefille, pero supongo que están en la misma
categoría”.

“¿...?”.

Suimei no sabía muy bien cómo llamarlo él mismo, pero Lefille estaba
aún más confundida. Por supuesto. Lo más probable es que este mundo
tuviera una definición diferente de Espíritus en comparación con el otro
mundo. Este mundo, como el otro mundo, el poder de los humanos era
mucho más débil que el de la naturaleza y el origen misterioso. En
primer lugar, sin el conocimiento fundamental obtenido de la
investigación de la magia múltiple, la información que este mundo tenía
de los Espíritus estaba lastimosamente limitada. Por lo tanto, ellos
probablemente no entendían qué tipo de existencia eran los Espíritus.

Lefille hizo una pausa, tratando de digerir y entender lo que Suimei dijo,
pero al final, sin una respuesta, continuó de nuevo sobre el tema.

“Realmente no sé cómo llamarlo, pero es como dijiste, llamamos a los


Espíritus. Mi país, desde hace mucho tiempo, invocó ese poder en
respuesta a los Demonios”.

“Eso me recuerda, dijiste que tu habilidad con la espada también se


transmitió durante generaciones, ¿también es así?”.

“Aa. Mis antepasados fueron una existencia que nació entre Espíritus y
humanos. Para que los humanos se resistieran a los Demonios, la Diosa
Alshuna lo arregló. Esta esgrima también nació en ese momento, y ha
ayudado a los Héroes que también han recurrido a ese poder”.

“¿Héroes, en serio?”.

27
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ante la inesperada mención de la palabra en la historia de Lefille, Suimei


murmuró en voz baja. No podría ser, los antepasados de Lefille fueron
los que se convirtieron en el poder de los Héroes llamados hace mucho
tiempo. Y ahora, en lugar de estar con los Héroes, los descendientes
estaban con él, ¿qué tipo de karma retorcido es eso? Uno no puede evitar
pensar que alguna entidad desconocida está jugando con ellos.

Entonces, la expresión facial de Lefille mostró soledad y tristeza.

“También pensé que quería proteger a la gente, salvar a la gente. Pero


finalmente, ese sueño terminó. Y ahora estoy en este estado lamentable”.

Diciendo eso, Lefille bajó sus ojos abatida. Después de huir de su tierra
natal, convertirse en Aventurera, siendo calumniada constantemente,
ella probó la soledad. Además de esa historia personal, su corazón triste
pedía ayuda. Anhelo y anhelo por ese sueño incumplido, su último rostro
era la de una chica traicionada por la realidad. Eso, ciertamente estaba
allí. El deseo de proteger, el deseo de salvar a los demás, nada más que
puro y honesto anhelo, negar cualquier mala voluntad, ese deseo
irracional que se había arrebatado, ella tenía ese tipo de rostro
desgarrador.

Ella tenía poder. Por eso, ella hizo lo mejor posible. Para alguien. Pero
ella no podía hacer nada sin importar qué. Como si estuviera tratando
de obtener algún tipo de recompensa. No, si lo hizo, incluso ahora ella,
en ese sentido...

“Hey, Lefille. Demonios... ¿qué diablos son?”.

27
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

A pesar de la expresión en sus ojos que decía que quería alejarse del
tema, Lefille repentinamente respondió la pregunta.

“Hm, ¿huh? Para ser honesta, realmente no lo sé. Lo más probable es


que no haya nadie en el mundo que realmente los conozca. Aparte de las
pocas historias transmitidas desde hace mucho tiempo, probablemente
no haya forma de obtener información sobre los Demonios”.

“¿Y esas “pocas historias”?”.

“En aquellos tiempos, el Dios malvado que luchaba con Alshuna... era lo
que se dijo antes. Ese Dios malvado que se jactó de un poder enorme, al
final, fue llevado al umbral dimensional por Alshuna, los elementos y los
Espíritus”.

“Ah”.

Suimei estuvo de acuerdo. Estaba de acuerdo con lo que había aprendido


durante un viaje anterior. En general, él recordó la historia, lo más
probable es que ella lo llamara el espacio entre mundos, es lo que se
llama el mundo exterior aquí, el otro mundo está en la cavidad en ese
umbral, el límite del mundo. Al ver a Suimei asentir con la cabeza en
señal de afirmación, Lefille continuó.

“Se dijo que los Demonios eran los sirvientes de ese Dios malvado. Al
aceptar la bendición divina del Dios malvado, en el caos de la lucha y la
muerte, llenaron este mundo”.

Caos, surgió un término increíble. No, ya era un tema increíble cuando


el Dios malvado está involucrado. Al final, el resultado de la adoración

27
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

del Diablo tenía la misma intención que los Dioses malvados de los
mundos exteriores. Entonces, lo próximo es...

“¿Dijiste protección divina? Pero entonces, ¿el origen de ese poder de los
Demonios es el Dios malvado?”.

“Ahh, eso me recuerda, tengo la sensación de que esa teoría también


existe. Tampoco recuerdo bien, pero...”.

“Hmm...”.

“¿Qué sucede? Suimei-kun”.

“Demonios... lo que son. Tengo mi propia teoría”.

“Fumu. Tu pensamiento, ¿eh? Interesante”.

“¿Quieres escucharlo?”.

“Sí, porque tal como es, sí tengo interés en ello”.

... Es lo que ella dijo, pero lo que él estaba pensando era bastante
admirable. Lefille se reía con pura admiración. Sin embargo, ese rostro
era sinceramente un interés del corazón, y mostraba su anticipación. La
posibilidad de que él llegara a la verdad era improbable. De todos modos,
sobre eso.

Ahora bien, primero...

27
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Escucha, primero es, de la definición del Dios malvado en tu historia”.

Suimei había entrado en contacto con lo que se conocía como Demonios


o Espíritus en su mundo original. Ellos básicamente existen en el mundo
exterior, una existencia teórica que poseía un poder similar al de las
leyendas. Podrían ser invocados con hechizos, darles un nombre y
definir su existencia. Después de eso, aparecerían en el mundo como
Diablos o Espíritus.

Los Espíritus definidos en el mundo original eran vagos sin una


apariencia fija, solo una información como existencia. Y Dios— el Dios
que aquí se refiere a un nivel más elevado de existencia que los
Espíritus— no era solo una vaga existencia como Espíritus, sino un
poderoso cuerpo de información con voluntad propia.

En otras palabras, el Dios malvado es...

“... El Dios malvado existe en las brechas entre las dimensiones, que es
el mundo exterior, y su objetivo es llenar el mundo de caos. Incluso
ahora, está observando este lugar desde cerca del mundo exterior, con la
esperanza de lograr su objetivo. Pero la existencia de esa cosa está
limitada allí, y no puede interferir con este mundo directamente como
los tiempos de la antigua guerra con la Diosa. En su lugar, los Demonios,
que sirven al Dios malvado, heredaron su voluntad, y se le otorgaron los
poderes del Dios malvado al que adoran, retorciéndose en la oscuridad
para llenar el mundo con caos”.

“Muu...”.

27
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Bueno... es una historia cliché, pero ese es el guion si piensas en nuestra


conversación anterior. Las cosas comenzaron durante el comienzo del
mundo, cuando la semilla de los conflictos futuros fue plantada... oops”.

Si todo sobre los Demonios era así, él no lo sabía, pero al darse cuenta
de su digresión, regresó al tema.

“Para los problemas prácticos está bien, pero con respecto a ese
Demonio títere... eso es todo. En primer lugar, sus especificaciones son
diferentes, porque la fuerza de su cuerpo es diferente a la de los
humanos, siguieron un camino evolutivo diferente al de los seres vivos,
o es el caso de que el Dios maligno los diseñó. Cualquiera que sea, no
estoy seguro. Esa es la impresión que obtuve de la historia antes”.

“Esa es una conjetura bastante interesante”.

“Gracias. Si es el caso, con la protección divina entonces, entonces espero


que la mayor parte de su poder sea del Dios malvado. La energía negra
que viene de los Demonios es eso”.

Para la conclusión de Suimei, Lefille deslizó en una pregunta.

“¿...? ¿Esa no es una característica de los Demonios?”.

“Así es. No es un poder que esas criaturas vivientes lleven de forma


natural. El poder inconsistente con el mundo y la naturaleza no es
producido por ese mundo, es la verdad que definitivamente no se
produce. Nadie deliberadamente sería dañino para ellos, ¿verdad? El
mundo es igual. Es por eso que es útil depender de existencias que no
pueden existir en el mundo. Este poder, que va en contra de la lógica de

27
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

este mundo, solo puede existir debido a la influencia de algo que no es


de este mundo. Por ejemplo, ¿cómo se llama eso…?”.

“Dios malvado, ¿huh?”.

“Volviendo a la conversación, así es como es. En el momento en que los


Demonios podían usar ese poder, se demostraba la existencia del Dios
malvado. Sin embargo, esa charla fue dolorosa”.

Sí, la conversación sobre los Demonios resultó en una discusión sobre el


Dios malvado. Dicho esto, tomaba una gran cantidad de problemas
llegar a eso. De todos modos…

“Entonces, Alshuna es una existencia que enfrenta al Dios malvado, por


lo tanto, los humanos y semi-humanos de este mundo, desde la raíz de
esa creencia, son enemigos del Dios malvado. Es por eso que él trata de
matar a los seres vivos que no coinciden con sus sentimientos”.

“...”.

Suimei se mantenía firme en esa creencia, y Lefille parecía que estaba


escudriñando el contenido de esa discusión, entrecerrando sus ojos. En
ese rostro, había algún tipo de agitación. Elegir el momento adecuado,
Suimei disparó una sola palabra.

“¿Y? ¿Hay otra teoría que puedas obtener de esa historia?”.

“Cierto. Eso funciona en la historia. Esa es la primera vez que escucho


ese argumento con el Dios malvado y los Demonios. Basada en el

27
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

argumento actual, si reconsidero las cosas que dije, las leyendas se


vuelven plausibles”.

“Fue un argumento bastante interesante, ¿cierto?”.

“Sí. Sorprendente. Lo has pensado considerablemente. Increíble,


Suimei-kun”.

A la chica asintiendo con su cabeza sinceramente, Suimei agregó un


suplemento.

“Por cierto, que los humanos somos capaces de luchar con los Demonios
es porque ellos tienen la bendición divina de Alshuna, creo. Excluyendo
a Lefille, ellos generalmente llevan el poder de las resistencias para ese
propósito. El elemento hostil al Dios maligno obviamente cae bajo esa
categoría, entonces la magia del hechicero también tiene ese efecto”.

“...”.

“Sí. Es por eso que en el momento en que peleaba contra el Demonio,


con la excepción de la magia que no utilizaba los elementos como
intermediario, los ataques físicos también eran ineficaces. Debido a que
los humanos tienen su fe profundamente entrelazada con sus vidas, ese
poder reside en ellos. Además de eso, la magia de este mundo está
fuertemente relacionada con Alshuna y los Espíritus, los elementos
también tienen ese poder en ellos, dándoles un gran efecto contra los
Demonios. Los hechiceros, a través de esa magia con ese poder sutil, son
capaces de vencer a los Demonios. Sin embargo, por otro lado, no hay
nadie nacido en este mundo como yo, que no tenga esa relación con el
elemento, se espera que su poder se debilite”.

28
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Por lo tanto.

“Por cierto, me gustaría preguntar, cuando luchamos con el Demonio


antes, ¿la magia de la maga principiante tuvo efecto sobre el Demonio?”.

Después de preguntar, Lefille pensó un poco, con cejas fruncidas, dijo en


voz distante.

“Bueno, las personas que mostraron efectividad y no lo hicieron estaban


dispersas, pero...”.

“Los hechiceros, que eran efectivos, incluso si no usaban magia de hace


mucho tiempo, percibieron una revelación y tenían una conexión con los
elementos para que tuvieran efecto. Las personas que no fueron
efectivas, fue la primera vez que sintieron esa revelación, por lo que su
conexión con el elemento fue débil y no pudieron vencer a los Demonios.
¿No es así?”

“Ahh, ir tan lejos es...”.

“Asumiendo eso, es la historia. Bueno, creo que probablemente tenga


razón”.

Había pocas partes simples, por lo que no era definitivo, pero él creía en
ello. Teniendo en cuenta que Lefille todavía estaba juntando cosas,
generalmente esta respuesta es de esperar.

En cualquier caso, la respuesta salió. Debido a que los Demonios tienen


la bendición del Dios malvado, básicamente tienen resistencias por lo
que solo la magia aquí es efectiva.

28
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Sin embargo, si la fuente de ese poder se creó para establecerse en la


forma actual de los Demonios, ellos son una existencia del inframundo,
por lo que si usas esa clase, esa magia mostrará el efecto.

Esa magia tuvo efecto después de todo para Suimei, sus pensamientos
hasta ahora se debieron a lo que sucedió entonces.

“Suimei-kun”.

“¿Hmm?”.

“¿Quién eres?”.

Esa pregunta casual salió debido a la conversación hasta ahora correcta.


En lugar de dudar de su verdadero carácter, ella simplemente estaba
realmente preguntándose qué es. A su pregunta, Suimei no respondió.

“Ahora bien. O tal vez debería decirlo, ¿no es hora de encontrar un lugar
para descansar?”.

“Sí”.

En el oscuro bosque, Lefille miraba el cielo azul mientras aceptaba.


Encogiéndose de hombros, abatida, algo andaba mal, ¿o era solo
imaginación? Con esa chica, Suimei una vez más comenzó a caminar.

28
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

◊♦◊♦◊♦◊

Esa noche, después de reunirse con Lefille en el bosque. Suimei se


sumergió en el claro cielo nocturno, mirando las estrellas de este mundo
diferente desde un peñasco con una gran vista por sí mismo.

“Debería ser esa dirección, y...”.

Con la oscura oscuridad púrpura como fondo, las hermosas estrellas se


extendían a través de los cielos. Mirando el cielo nocturno que
definitivamente no se podía ver en el mundo moderno contaminado,
Suimei estaba adivinando la dirección correcta a través de la Astrología.
Él no estaba familiarizado con las estrellas en este mundo diferente, pero
se había quedado en este mundo por bastante tiempo, y había
contemplado los cielos nocturnos en numerosas ocasiones. Él entendía
la posición de la luna y las estrellas, y podía distinguir los conceptos
básicos, como las direcciones.

Sin embargo—

‘Incluso si los uso, es solo esta cantidad, ¿huh...?’.

Una de las cosas que le impedía calmarse después de venir a este mundo
todavía le preocupaba. Así es, como se dijo antes, incluso si es capaz de
hacerlo, Suimei solo puede adivinar esta cantidad de las estrellas en este
mundo. Ciertamente, al observar el espectro de la estrella – refiriéndose
a los rayos de luz emitidos por las estrellas aquí – y analizarlos usando
magia, él podría determinar cuál estrella tenían qué tipo de atributo, y
sería posible utilizarlos en hechizos. Pero la adivinación, que era
sinónimo de Astrología, se realizaba utilizando el resplandor de las

28
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

estrellas más efectivas, las cuales alberga el nombre de las estrellas y su


significado, y utilizando la influencia de las estrellas de la manera más
eficiente. Como no fue posible hacer esto, él no podía usar la Astrología
en todo su potencial.

El hechizo, caída de Meteoritos*, sería un buen ejemplo. En su mundo


original, siempre que se cumplieran las condiciones de tiempo y
ubicación, se jactaba de un poder mágico atroz. Pero en este mundo,
donde él no podía extraer los poderes de los misterios, lo mejor que
podía hacer era menos de la mitad del máximo poder en condiciones
normales. Con los poderosos hechizos de los que dependía en gran
medida en los combates, Suimei no pudo evitar suspirar deprimido.
(NT: Lo cambié de Lluvia de Meteoritos).

Después de terminar su conversación con Lefille sobre los Demonios,


Suimei y Lefille caminaron hacia la profundidad del bosque en busca de
un lugar para acampar.

Se encontraron con una manada de lobos en el camino, pero no se


toparon con ningún monstruo, encontraron una fuente de agua y una
cueva que podía evitar el frío y la humedad.

El sol ya había puesto a mitad de camino para entonces cuando el día se


convirtió lentamente en la noche. Los dos se prepararon lo más rápido
posible y, después de cenar, ya era tarde.

Al mirar las estrellas, Suimei pensó en lo que sucedería más adelante,


pero él aún no había decidido su curso de acción. Correr aquí por sus
emociones era una cosa, pero ¿qué debería hacer a partir de ahora?
Tomando todo en consideración, pelear con el Demonio llamado Rajas
es probablemente inevitable, pero...

28
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Él dijo que traería a sus camaradas, ¿huh?”.

Él pensó acerca del General Demoníaco Rajas con su enorme cuerpo, y


en una de las cosas que dijo.

Rajas le dijo a Lefille con indiferencia que traerá a sus subordinados.


Suimei no creía que sería de cientos de miles, como dijo Lefille, pero era
cierto que estaban realizando algún tipo de maniobra militar.
Probablemente tengan que armarse para luchar contra una gran
cantidad de enemigos.

Por lo tanto, Suimei estaba molesto porque caída de Meteoritos no podía


ser utilizada. Aunque no sería efectivo a menos que usara un tipo
especial de hechizo, al igual que cuando usó Flama de Ashurbanipal, él
podía abrumar al Demonio con fuerza bruta. Se sintió descorazonado
por su poderoso ataque de área amplia que no estará a pleno
rendimiento.

Mientras Suimei estaba suspirando en lamentación.

“¿Hmm? ¿Lefille?”.

¿Cuándo salió ella de la cueva? En la visión de Suimei, la hermosa figura


de Lefille, que estaba vestida con el atuendo de un Caballero, se dirigía a
alguna parte. Lefille caminaba insegura como si estuviera sonámbula,
dirigiéndose a las profundidades del bosque como una marioneta
controlada por cuerdas.

... ¿A dónde iría tan tarde en la noche sin siquiera un arma? Suimei no
podía entender lo que la espadachina estaba pensando. Después de
cenar, ella dijo que estaba cansada y se retiró temprano. Con la lucha

28
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

contra los Demonios, la disputa con la caravana y respecto con la


manada de lobos, ella debería haber acumulado mucha fatiga. Eso
debería ser así, pero ¿qué estaba tratando de hacer ahora?

“Si recuerdo correctamente, ese camino es...”.

Así es, el lugar al que iba Lefille era la fuente de agua. Era un lugar algo
alto que tenía un arroyo y podía tener una pequeña cascada. Sin
embargo, la cueva en la que estaban actualmente ya tenía suficiente
agua, así que no había necesidad de ir allí.

“...”.

Había una sensación incómoda en el aire. Suimei se frotó la parte


posterior de su cuello, sintiendo una premonición incómoda.

Lefille y esa manera inestable de caminar, no parecía normal. Además,


ella no llevaba un arma, que normalmente sería necesaria en el bosque.
Algo estaba sucediendo. En ese caso, es mejor perseguirla. Con ese
pensamiento en mente, Suimei saltó de la roca y persiguió a Lefille hacia
el bosque.

Atravesando los matorrales y tejiendo entre los árboles, él se adentró en


el bosque. Pronto, llegó a la fuente de agua. Cuando estaba a punto de
salir de los arbustos en frente de la fuente de agua para buscar a la chica,
se puso algo como un trozo de tela.

“¿Qué es esto?”.

28
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Fue una decisión cercana. Si él no se hubiera dado cuenta, entonces


como en el momento en que fue invocado a este mundo, se habría caído
sobre su trasero. Para determinar lo que acaba de pisar, Suimei lo
recogió y lo extendió. Y se dio cuenta de lo que era.

“¿Eh...?”.

Suimei hizo un sonido confuso inconscientemente y su mente quedó en


blanco. Con un rostro de aspecto estúpido que cualquiera hubiera visto,
levantó su mano y se dio cuenta de que era... ropas. Las cosas que la
gente usa, que te pones... en resumen, ropas. Además, eran prendas que
Suimei encontraba familiares. Él había visto esto hace poco cuando
estaba en el peñasco, las ropas de Caballero que llevaba Lefille.

“Uhh... espera un segundo... esto es...”.

Confundido y nervioso, Suimei tartamudeó para sí mismo, incapaz de


formar oraciones apropiadas debido a esa cosa extendida ante él. La
confusión y el pánico lo hicieron sentir aún más ansioso, haciendo que
Suimei tartamudeara aún más. Después de mirar cuidadosamente,
afirmó que la ropa interior femenina también estaba allí. En otras
palabras, Lefille actualmente no vestía sus ropas y ropa interior,
significando que...

“Esa chica está desnuda ahora mismo...”.

Después de un momento, Suimei comprendió la situación por completo


y cayó en un estado torpe. Él sabía exactamente qué significaba las ropas
y la ropa interior en el suelo. Suimei lo procesó en su mente como si
fuera, de alguna manera, el procedimiento para invocar Diablos.
Entonces, sin intenciones extrañas, miró hacia cierta dirección, como si

28
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

estuviera guiado por cuerdas invisibles. Y justo cuando pensaba, había


una Lefille completamente desnuda en el agua.

‘¡Ahhhhhhhhhhhhhhh!’.

Suimei gritó en su cabeza mientras reprimía sus emociones. Por


supuesto, esas emociones eran las de la vergüenza. La sensación de
inquietud que hizo que su cuello se sintiera extraño antes, él se preguntó
por qué se sentía así en ese momento. Suimei se llenó de remordimientos
por permitir que sus emociones lo llevaran a este lugar.

A pesar de que era un malentendido, pero desde la perspectiva de un


tercero, pareciera que él vino aquí con la intención de mirar a una chica
bañándose. Si alguien lo viera en este momento, definitivamente sería
etiquetado como un pervertido.

No, en lugar de eso, él debería...

“No, no mires a Suimei. ¡No puedes mirar! Bueno, sinceramente, quiero


ver algo, pero... ¡no es eso! Solo olvida todo. ¡Olvida todo, yo! Solo
olvídate de todo y regresa...”.

Así es, con un rostro rojo, Suimei estaba negando algo en su cabeza. Con
su habilidad para pensar tranquilamente estando completamente ida,
Suimei cayó en la confusión.

Él no tiene ningún plan para mirar cuidadosamente y grabar esta escena


profundamente en sus ojos. Suimei no podía lidiar con este tipo de
situaciones, ya que la mayor parte de su cabeza estaba devota a la magia.
Junto con su carácter serio, términos como grandes y abundantes, figura

28
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

excepcional y hermosas proporciones habían sido eliminadas de su


mente como si estos términos fuesen enemigos jurados.

En ese momento, Suimei de repente escuchó una voz.

“...Aa....ku...e...”.

“¿Eh?”.

El aire se estremeció y Suimei respiró débilmente. Olvidando la


situación, dejó escapar un sonido de sorpresa. Justo ahora, en sus oídos,
creyó haber escuchado algo que indicaba angustia. Algo así como
gimiendo o jadeo, como la voz de una chica adolorida o alguien
quemándose con fiebre.

¿Esto no es solo un baño? Recordando el jadeo, Suimei miró una vez


más. Echando un vistazo en esa dirección, vio a Lefille apoyada en un
peñasco cerca del borde del agua. Mirando de cerca, había una mirada
extraña en sus ojos. En lugar de bañarse, parecía inconsciente y
sufriendo en el agua. ¿Por qué estaba gimiendo? ¿Qué era lo que la hacía
jadear de angustia? En ese momento, Suimei lo vio. En su abdomen,
había un tatuaje ominoso que parecía estar invadiendo a la chica.

“... Ah”.

Inafectado, él se dio cuenta de lo que estaba sucediendo en el momento


en que vio el tatuaje. Su brazo levantado, su repentina voz, los ojos que
la miraban, su propio corazón convenientemente tímido, todo se
desvaneció con asombro.

28
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Una maldición.

Tan pronto como se dio cuenta de esto, todas las cosas innecesarias que
había pensado hasta ahora desaparecieron. ¿Por qué? Mientras se
contenía a sí mismo, en lugar de la confianza de que él podría lidiar con
eso, su corazón se hundió con pensamientos indefensos, que también
allí, había chicas doloridas por una maldición.

Una maldición. Sí, una maldición. Es la primera vez que él veía una así,
pero probablemente no estaba equivocado. El tatuaje en el abdomen de
Lefille era una prueba de ello. Las líneas superpuestas de color rojo
oscuro estaban manchando su hermosa piel blanca. La maldición de otro
mundo. Cada vez que el tatuaje pulsaba debido a la magia, el gemido de
Lefille crecía en intensidad, y su cuerpo se retorcía por el dolor.

Entonces, ¿quién, con qué intención, habría hecho tal maldición?

“... Tch”.

En la boca de Suimei había una amargura abrumadora. Esta era la


sensación de alguien que conocía maldiciones muy bien. Una
encarnación del odio de Suimei, como alguien que tuvo asuntos
profundos con alguien que maldijo a otros, y alguien que fue maldecido.

Así es, hubo un momento en que Suimei deseó poder romper una
maldición. La chica que sufría en pena por la maldición desastrosa
estaba allí. Es por eso que él estudió maldiciones por un tiempo para
romperlas. Él no podía perdonar la existencia de una desgracia tan
irracional en este mundo.

29
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Por lo tanto, lo que le estaba pasando a la chica frente a sus ojos también
era doloroso de verlo. Ese movimiento impuro, era intolerable.

‘Esa es una maldición, ¿huh? Es vulgar. Y en contra de una joven chica,


qué herético’.

Dolor. Esa noble niña encarcelada por la maldición y obligada a realizar


tales actos obscenos. No había otra manera de describir esto aparte de la
tristeza.

¿Por qué la maldición tenía que ensuciar chicas puras?

¿Por qué estaban las maldiciones grabadas en las chicas?

¿Por qué las maldiciones siempre hacen llorar a las chicas con angustia?

Impulsado por la furia, el corazón de Suimei ardía de ira. Y con esos


pensamientos, se acercó a la roca donde estaba la chica.

“Lefille”.

Como si solo quisiera hablar con ella, Suimei tocó suavemente los
hombros de la chica que jadeaba de dolor.

Lefille levantó su mirada con ojos borrosos, probablemente recuperando


un poco su conciencia.

“Ah, ¿uh...?”.

29
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El rostro que se levantó debido a la voz todavía mostraba signos de la


influencia de la maldición y estaba rojo de confusión.

“Ah...”.

Lefille finalmente se dio cuenta de que alguien la estaba llamando, e hizo


un sonido de que ella estaba consciente. Pero mientras miraba a los ojos
del hombre que tenía una expresión vacilante de compasión, las pupilas
de la chica reflejan la desesperación como nunca antes.

Mientras se miraban, el rostro de Lefille se distorsionó gradualmente.


¿Por qué estás aquí? ¿Por qué estás mirando? No quería que nadie viera
mi vergüenza. La expresión dolorida de Lefille parecía estar gritando.

Sin embargo, incluso después de notar la presencia de otra persona, ella


no se detuvo como si sus acciones fueran forzadas por un poder invisible.
Debido a la fiebre de la maldición, ella no tenía control sobre su cuerpo
y continuó frotándose contra la roca para aliviar un poco la fiebre.

“Ahh... ahhh...”.

Sí, desde la perspectiva de un tercero, era una acción seductora como si


no pudiera evitar calmar el fuego dentro de ella.

“No... por favor, no mires... por favor...”.

29
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

La débil voz de Lefille ahora no era a causa de la dolorosa fiebre. Era una
súplica de una chica adolorida, quien no quería que nadie viera su lado
indecente.

◊♦◊♦◊♦◊

Después de un tiempo, el efecto de la maldición pareció desvanecerse, y


ella se calmó. Para Lefille, que estaba en el suelo poniéndose la ropa de
los Caballeros que había traído, Suimei preguntó en voz baja sobre la
maldición.

“¿Es una maldición?”.

Él preguntó para confirmar. Y como se esperaba, Lefille asintió sin


mirarlo. Cuando Suimei estuvo a punto de preguntar de nuevo, Lefille,
que estaba bajando su cabeza con ojos deprimidos, de repente dijo:

“Soy…”.

“...”

“... Soy alguien relacionada con la Familia Real de Noshias... No, Noshias
se ha ido, debería decir que era alguien relacionada con ellos”.

Lefille miró hacia abajo y suspiró. Fue un suspiro como si estuviera


burlándose a sí misma, mientras la chica continuaba deprimida con su
monólogo. Lefille luego continuó:

29
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“La Familia Real de Noshias— como una rama familiar, la línea de


sangre del poder espiritual corre en mi clan. Debido a que nací con
poderosos poderes espirituales, crecí con el objetivo de proteger a
Noshias desde el principio. Día tras día, practicaba mi esgrima y las
formas de usar mis poderes espirituales solo para proteger a mi patria
de los Demonios que atacarían desde el Norte”.

Lefille luego se giró hacia Suimei para confirmar algo.

“En el día, te dije que Noshias fue derrotada por los Demonios,
¿verdad?”.

“… Sí…”.

“En aquel entonces... hace aproximadamente medio año, la fortaleza


más al Norte que nos había sido confiada fue eliminada por las hordas
de Demonios. Y fui separada con los camaradas que lucharon a mi lado.
Cuando peleamos en la Capital, quedaban pocas personas”.

Era un duro recuerdo, y su voz rezumaba de dolor. Y, sin embargo,


Lefille, como si tuviera que hablar, continuó.

“El ataque Demoníaco fue terriblemente rápido. Ni siquiera hubo tiempo


para que los ciudadanos escaparan del país. Los Demonios controlaron
la mayoría del país en muy poco tiempo. En ese punto, casi no teníamos
medios para resistir. Normalmente, también se realizaría una
invocación para un Héroe, pero ya era demasiado tarde. Ellos solo
podían llamar mi poder, pero mi fuerza era inútil contra el ejército
Demoníaco. Debido a las abrumadoras diferencias en cantidad y
recursos, nuestro ejército, reconocido por ser élite, también fue

29
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

aplastado. Al final, para mostrarle a los Demonios nuestra


determinación, la gente de Noshias eligió defender la ciudad hasta el
final”.

Haciendo una última parada. En primer lugar, no había opción para


correr. Debido al orgullo de las personas del Norte, ellos no cederían ante
los Demonios y lucharían hasta el final para no dejar que los Demonios
hicieran lo que quisieran.

Sin embargo—

“Mientras todos los demás se estaban preparando por última vez, me


dieron una tarea diferente. No se me permitió morir en el sitio debido al
poder del Espíritu. No se podía permitir que el poder del Espíritu
desapareciera, por lo tanto, no se me permitió luchar hasta el final en el
Castillo. Como resultado de este poder, mi padre, mi madre, mis amigos,
todos los que eran importantes para mí, tuve que huir y abandonarlo
todo”.

Esto debe haber sido el mayor arrepentimiento en su vida, y los hombros


de Lefille colgaron de arrepentimiento.

Suimei nació en el Japón moderno y, en primer lugar, estaría feliz de


estar vivo en tal situación. Pero para la gente de este mundo, que vive
por el bien de la batalla y se enorgullecía del deber transmitido por sus
antepasados, esta situación probablemente era insoportable. Para
alguien a quien se le otorgaron más poderes espirituales que poder, esto
era aún más cierto.

“Fue en medio de eso. Que fui maldecida. Mientras escapaba a otros


países, luché con los Demonios, y entonces...”.

29
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Es ese tipo...?”

“... No, no Rajas. La que me maldijo fue una Demonio mujer al mando
de Rajas y el ejército. Esa Demonio parecía especializarse en
maldiciones. ¿Cuál era su intención? No lo sé, pero en esa pelea en la que
peleaba con todo en la línea, ella me maldijo como si fuera un juego de
niños. Siento como si los insectos se arrastraran sobre mí, y tengo que
consolarme de esa manera indecente”.

Eso era todo. Lefille, que estaba atada sin poder hacer nada. En cuanto
a la maldición, esa fue toda la historia. Sus sentimientos de venganza, el
asunto de la maldición, ella tenía muchas cosas que soportar.

En este punto, Suimei de repente notó algo sobre la maldición de Lefille


y lo que había sucedido antes.

“¿Podría ser, que en la posada y...?”.

"Ahh, lo recuerdas. Así es. Esa noche, también busqué un lugar con agua
como esta. Por la mañana, cuando me desperté, traté de evitar a los
demás y volví corriendo a la posada. Después de eso, es como lo
recuerdas, me topé contigo”.

Suimei continuó preguntando.

“¿Sabes qué causa que se active la maldición?”.

29
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Cuando utilizo mucho del poder del Espíritu, se vuelve así. Antes hice
la solicitud del Gremio para la subyugación de los monstruos, y es por
eso”.

“¿Y la cura para la maldición?”.

“Lo intenté. No pude hacer nada, ya que no soy una maga, pero incluso
un prestigioso sacerdote de la Iglesia de la Salvación no pudo hacer
nada”.

Entonces, ¿ella siempre ha sido así? Sin una cura, sin una forma de
reprimir la maldición, teniendo que lidiar inconscientemente con la
maldición sin ser encontradas.

Como si lo confirmara, Lefille permaneció en silencio con desesperación,


y entonces, después de un momento, se rió en silencio como si se
rebajara a sí misma.

“Fufufu...”.

“¿Lefille?”.

“Joder, ríete de mí. En esta chica. En la que tiene esta vil maldición.
Esto… esto…”.

Diciendo eso, Lefille agarró a Suimei por el cuello. La chica


sosteniéndolo por el cuello y riéndose de sí misma. Incapaz de soportar
la verdad, ella se forzó a reír para deshacerse de su triste estado, pero su
mirada estaba llena de desesperación.

29
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Es gracioso, ¿no es así?! ¡Siendo cautiva por el poder del Espíritu, yo,
que tuve que abandonar a las personas que lucharon hasta el final, es un
castigo divino! “Quiero proteger a todos con este poder”, ¡qué mierda.
¿¿verdad??! No en esta historia. Estar maldita, vivir en desgracia porque
no puedo morir...”.

‘Castigo divino, ¿huh?’.

Esa auto-condena, seguramente ese absurdo es solo el lamento del


corazón. ¿Por qué puede ella reírse de eso? En este mundo, donde ese
dolor es algo común, ¿por qué reír? En esas lágrimas de desesperación,
no había nada gracioso.

“Pero este poder protegió a Lefille antes”.

“Yo... Eso es verdad... Fui, protegida por eso”.

“Esa es la verdad. Así que no te desprecies demasiado”.

“Pero corrí. Todavía corro, aunque no quiero abandonar a nadie”.

“Lefille...”.

Suimei bajó sus ojos, y la chica que no pudo reprimir su llanto soltó el
cuello de Suimei.

Finalmente, los hombros de Lefille temblaron y ella dijo:

29
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Después de que mi patria fuera destruida, dejada y maldita para calmar


a mi miserable ser de esa manera. ¿Hay algo más miserable que esto...?”.

Su patria y las personas cercanas a ella se perdieron, y ella fue infligida


con esta vergonzosa maldición además de eso. No había nada más
terrible para una mujer. La visión de ella tirando su corazón, y Suimei
agarró los hombros de la lacrimosa Lefille.

“Lefille. Lo siento, voy a ser un poco rudo”.

“Ah...”.

Y entonces, quitándose la chaqueta empapada, él expuso su piel


desnuda.

“Ahh, no...”.

“...”.

Lefille probablemente sintió peligro cuando fue tocada. Cerrando


fuertemente sus ojos, ella hizo un sonido tenso. La poderosa
espadachina, que luchó valientemente contra los Demonios, no se
encontraba por ningún lado. Ignorando a la chica que tenía miedo de los
hombres, él tocó la marca maldita en su piel.

“Correspondence”.

Lo que él había usado era un análisis mágico. Él materializó una pequeña


versión de la maldita marca en el cuerpo de Lefille en su mano, y estudió

29
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

su composición. Desde el círculo mágico, que se extendía desde su


palma, la información de la estructura del hechizo fluyó en su mente.
Debido a las acciones que la obligaba a hacer, no era una maldición
natural. En cuanto a la clasificación, era algo similar a la Magia
Empática. Suimei entendió eso cantidad, pero incluso para él, que tenía
conocimiento mágico moderno, no podía encontrar la cura.

Mientras rechinaba sus dientes, Suimei infundió algo de magia en su


mano para aplicar una magia de alivio.

“Uuu, gu... ahh”.

Por un momento, la voz dolorida de Lefille se volvió más tranquila y


apaciguada. Después de que la respiración de la chica se estabilizara,
Suimei preguntó:

“¿Cómo está la sensación de ardor?”.

“Ahh... es considerablemente mejor... ¿Eso fue...?”.

“Una magia mía que reduce el efecto de la maldición. Con esto, es un


poco mejor, ¿verdad?”.

“¿Es eso así? Hasta ahora, nadie podía hacer algo así...”.

Una voz de alivio. Sin embargo, esto hizo que Suimei sintiera un
sentimiento de culpa. Al final, aunque él podía interferir con la
maldición, esa era solo una solución temporal.

30
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Lo siento. Aunque puedo debilitar temporalmente la maldición, no


tengo forma de deshacerme de ella. Esta maldición no fue simplemente
lanzada en el cuerpo de Lefille. Es por eso que, hasta que descubramos
el lanzador o el medio utilizado para lanzarla, la maldición no se
romperá”.

Diciendo eso, Suimei inclinó su cabeza en señal de decepción.

La maldición lanzada sobre Lefille era una que utilizaba la Magia


Empática. La Magia Empática, junto con la magia de contacto, era una
forma de clasificar las maldiciones popularizadas por el antropólogo y
ocultista de Inglaterra, James George Frazer. Él creía que había
conexiones invisibles entre los objetos que tenían una forma similar en
el nivel teórico, una idea basada en la influencia mutua. Usando esta
misteriosa conexión, uno podría lograr la amplificación de maldiciones.

Este tipo usaba una imitación de una persona, tal como una muñeca o
una foto, para lanzar el hechizo sobre una persona. Una muñeca maldita
en Japón y una muñeca vudú de Haití fueron tales ejemplos. Sus
hallazgos indican que la maldición sobre Lefille probablemente
pertenecía a esta categoría. Como no se sabía cuál era el medio, ni cuál
era la relación que la que estaba maldita tenía con este medio, era difícil
romper tal hechizo.

“Lo siento, esto es todo lo que puedo hacer”.

“… Está bien. Gracias”.

Suimei se dio cuenta de su impotencia solo cuando se enfrentó a una


maldición que no pudo deshacer. Mientras miraba a Suimei, que se
disculpaba con tales sentimientos, Lefille hizo una sonrisa mientras
contenía su dolor.

30
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Después de un rato, gota a gota, las lágrimas corrieron por el rostro de


Lefille. En el bosque, en el medio de la nada, como cuando comienza la
lluvia, sus lágrimas cayeron.

“Uuuuu...”.

Solo Lefille sabía cómo se sentía. Como extranjero, Suimei tenía una
expresión compasiva con su boca abierta, como si estuviera tratando de
decir algo. Pero probablemente no había nada que él pudiera decir. No
importaba cuánto pensara, él no estaba calificado para limpiar sus
lágrimas de desesperación y darle consuelo.

Para Lefille, quien parecía llorar interminablemente, Suimei no podía


pronunciar una palabra.

◊♦◊♦◊♦◊

Unos días después de la noche en que Suimei descubrió la maldición de


Lefille. Al estar atentos a las bestias peligrosas y monstruos,
especialmente a los Demonios, los dos observan cuidadosamente su
entorno y aún no han salido del bosque.

Y así hoy, los dos también tuvieron un almuerzo simple después de


seguir el río a un espacio ligeramente abierto.

30
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

La comida de la bolsa mágica y la limpieza del agua del río por arte de
magia fueron distribuidas. Lefille masticó un pedazo duro de pan y
señaló una botella determinada.

“Suimei-Kun, ¿puedes pasarme la miel?”.

“Ahh, aquí”.

“Muchas gracias”.

Suimei le pasó la botella de miel a Lefille, quien la extendió sobre su pan


mientras le daba las gracias.

Mirando a la chica, que estaba mordiendo su pan una vez más, Suimei
dijo:

“Hey, Lefille”.

“Hmm, este pan es duro. Suimei-kun, sería mejor sumergirlo en agua


cuando lo comas”.

“Ahh, lo sé, no estaba hablando de eso”.

“No te preocupes, la miel es bastante dulce, mezclar un poco de agua no


afectará su sabor”.

“......”.

30
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei cerró su boca mientras Lefille seguía hablando de lo que le


pasaba. Después del incidente de ese día, ella había sido así. Ella debe
estar pensando en algo, evitando intencionalmente una conversación
significativa con los demás. Ella siguió interrumpiendo a Suimei, por lo
que los dos no tuvieron una conversación adecuada.

‘Como esperaba, ella se volvió así después de ese incidente...’.

Sí, después de que se descubriera su secreto, no era extraño que a Lefille


le costara encarar a Suimei.

Pero–

“Hey, Lefille”.

“... ¿Qué es, Suimei-kun? Si se trata de comida, no necesito más, ¿bien?


Tengo suficiente, ¿o quieres que tome algo para ti?”.

“No, no eso... hay miel en tus mejillas”.

Lefille gritó de sorpresa cuando escuchó a Suimei, y limpió sus mejillas


con fuerza, y miró a Suimei con ojos acusadores.

“¿N-No me puedes decirme antes? ¿Por qué hay miel...?”.

“Ahh, en realidad no hay nada en tus mejillas”.

Suimei respondió despreocupadamente, y Lefille se puso de pie enojada.

30
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿P-Por qué tú?! ¡¿Estás jugando conmigo?!”.

“Más o menos. Debido a alguien, no podíamos hablar correctamente, así


que pensé que esta era una buena oportunidad”.

“Ughh... Esto es...”.

“... Hey, Lefille. Nos estamos moviendo juntos, así que necesitamos
comunicarnos más, ¿está bien? ¿No dijiste esto antes? Si pudiéramos
hablar armoniosamente, nuestro trabajo en equipo mejoraría”.

“......”.

Su actitud, que era como un acto anterior, cambió de repente, y la chica


bajó su cabeza en tristeza, con melancolía en sus ojos. Pero no había
nada que ganar en mantener este status quo.

“Erm... ¿Cómo debería poner esto? Sé que las cosas son incómodas
después de ese incidente. También me siento un poco avergonzado,
podría ser un poco difícil, pero debemos hacer nuestro mejor esfuerzo
para mejorar nuestra relación”.

“Es suficiente, Suimei-kun. Estoy agradecida por tu preocupación, pero


por favor, no te preocupes por mí”.

“Lefille”.

30
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei mostró una expresión solitaria. Su esfuerzo por reparar su


relación había quedado destrozado por su rechazo.

“Esta es una buena oportunidad, así que lo dejaré en claro. No deberías


estar aquí conmigo”.

“... No debería estar contigo es...”.

“Si estás involucrado conmigo, también sufrirás la desgracia. Así que


mantén tus relaciones conmigo al mínimo”.

Lefille guardó silencio después de decir su parte, sus ojos se llenaron de


tristeza al pensar en algo. No, las personas a las que no protegió deben
reflejarse en sus ojos. Al ver el dolor vacilante en los ojos de Lefille,
Suimei pudo sentir el dolor que ella estaba sufriendo.

“Todos los que están relacionados conmigo ya no están en este mundo.


Entonces, si sigues estando conmigo, serás asesinado por Rajas o los
Demonios un día. Estoy cansada de ver gente muriendo por mi culpa.
Así que — “.

“No decidas mi futuro de ser asesinado por un Demonio”.

“No, es inevitable. Los Demonios son seres poderosos, no una existencia


que podría ser tratada fácilmente. Y si las cosas van mal, definitivamente
te abandonaré. Para preservar los poderes de los Espíritus, tuve que
abandonar a todos los que estaban cerca y huir, ya tengo suficiente de
eso”.

“......”.

30
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Suimei calló en silencio con serio rostro. Lefille bajó sus ojos y dijo con
una expresión suplicante:

“Sé que estoy siendo obstinada. ¿Pero puedes prometerme esto?


Después de salir del bosque, iremos por caminos separados. Por favor”.

“Eso es demasiado apresurado. No creo que deba decidir una respuesta


tan pronto, ¿verdad?”.

“Incluso si dices eso—”.

Justo cuando Lefille estaba bajando su cabeza por lo que dijo Suimei.

Se oía un crujido en los arbustos detrás de ellos.

“¡—Suimei-kun!”.

“Sí”.

Lefille se dio la vuelta mientras gritaba una advertencia, y Suimei hizo lo


mismo con un resoplo. Desde atrás podían percibir una presencia vaga
como la de un espíritu errante, ¿su identidad era un perro salvaje o
chacales? ¿Monstruos o Demonios?

Preparándose para un posible asalto, Suimei elevó su estado de alerta al


máximo. Al instante, la atmósfera se puso tensa como si estuviera llena
de espinas. Sin embargo, era algo que traicionó por completo sus
expectativas.

30
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lo que salió de los arbustos fue una persona gravemente herida.

“Ay-Ayuda”.

“¡¿¿…??!”.

“¡He-Hey!”.

La aparición de esa inesperada persona llenó a Suimei y Lefille de


sorpresa. Lo que apareció fue un hombre vestido como un Aventurero.
Con un paso inestable, ojos en blanco, ropas desgarradas con sangre por
todas partes, su cuerpo estaba lleno de laceraciones y quemaduras. Todo
lo que podía oírse era un susurro moribundo y un silbido tan tenue como
el viento.

Gravemente herido, vino aquí así. Debido a las heridas, su conciencia se


estaba desvaneciendo. Lefille corrió hacia él.

“¡Resiste!”.

“Ahh, gu... tú...”.

“¿Qué diablos pasó?”.

“Los Demonios... nos encontramos con ellos... en las montañas”.

“¿Montañas? ¿Demonios?”.

30
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ellos solo captaron un par de palabras de su declaración. Cuando el


rostro de Lefille se volvió grave, Suimei notó algo y le dio un golpecito en
el hombro.

“Hey. Lefille. Este hombre”.

“¿Qué hay de él?”.

“Él era un Aventurero de ese momento”.

“¿Ese momento? Oh…”.

Ella repentinamente levantó su voz al darse cuenta. Lefille también debe


haberse dado cuenta. Debido a las numerosas heridas y el sangrado
excesivo, ella no se dio cuenta al principio, pero era el guardia que fue el
más ruidoso en el momento en que la echaron del grupo de caravanas.

¿Corrió todo el camino hasta aquí solo después de que fue atacado por
los Demonios? ¿O vino en busca de ayuda? Podría ser para cualquier
propósito, pero a pesar de eso, será terrible dejándolo así.

Suimei recogió maná en sus palmas y le dio instrucciones a Lefille.

“Lefille. Bájalo. Usaré magia curativa”.

“Ahh. Entendido”.

30
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille vaciló por un momento, pero entendió la gravedad de la situación


y dejó al hombre en el suelo según las instrucciones de Suimei.

La chica, que caminaba un honesto camino no parecía albergar ningún


resentimiento.

“Por favor”.

“Sí”.

Para esas palabras, Suimei asintió y comenzó a lanzar magia curativa


sobre el hombre. Si él no estaba al borde de la muerte, su método debería
ser capaz de curarlo. Para las heridas físicas, la magia espiritual fue
efectiva. Los síntomas negativos de la pérdida excesiva de sangre no
podrían evitarse, pero también podrían curarse con magia restaurativa.

Bajo el Aventurero había una formación mágica del mismo color que la
magia que venía de la mano de Suimei. Con un color esmeralda
ligeramente ascendente, la herida del Aventurero se cerró gradualmente.

Sin embargo.

“...”.

En ese momento, Suimei se detuvo.

A la mitad del tratamiento, Suimei miró en silencio al Aventurero y bajó


la mano que le proporcionaba el tratamiento.

31
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Huh...?”.

A eso, Lefille estaba visiblemente desconcertada. Por lo que ella podía


decir, él había abandonado el tratamiento a la mitad. Para Suimei, que
había bajado su mano, Lefille levantó su voz con urgencia.

“¡Suimei-kun! ¡¿Qué pasó?! ¡¿¿Porque te detuviste??!”.

“…Es imposible. El Cuerpo Astral ha sido agotado irreversiblemente. No


importa cuánto curemos a este hombre, es inútil”.

No es posible. No se puede curar, Imposible de sanar. Sin embargo, para


Lefille, que acababa de ver las heridas cerca, esta explicación
probablemente no tendría ningún sentido.

Habiendo visto las heridas físicas sanar, era natural para Lefille dudar
de esta explicación.

“¿N-No viste eso? ¿No se curaron sus heridas? Eso parece sin sentido.
¿Entonces por qué?…”.

“Las heridas se cerraron. Sin embargo…”.

“Entonces…”.

Él debería poder curarse, es lo que ella quería que él dijera. Pero Suimei,
con un amargo rostro, mientras rechinaba sus dientes, interrumpió esas
palabras sacudiendo su cabeza.

31
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille, quien vio eso, tenía un rostro lleno de preguntas.

“¿Por qué…?”.

La decepción de Lefille fue dolorosa. Una sensación de impotencia


probablemente estaba dando vueltas en su corazón. Incluso si la otra
persona era alguien a quien había odiado antes, la amargura que sentía
Lefille no se detendría.

Lefille, sin embargo, sospechaba que Suimei se había detenido por otra
razón.

“Suimei-kun. ¿No puede ser que dejes el tratamiento porque este


hombre fue quien me echó del grupo? No me menosprecies. No me
importa lo que sucedió en ese momento. ¡Así que date prisa y continúa
el tratamiento!”.

“...”.

“¡Suimei-kun!”.

"No sirve. Es cierto que es como lo vio Lefille, puedo curar las heridas.
Sin embargo, también es como dije. El Cuerpo Astral, en otras palabras,
el alma y su recipiente, la cáscara de la psique, se han desgastado. No
importa cuánto sea tratado, no sobrevivirá por mucho tiempo”.

“¿Qué...? No puede ser...”.

31
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Viendo al hombre cuya vida desaparecería como viento, Lefille no tenía


palabras. Para ella, Suimei lamentablemente añadió.

“No importa cuánto sea tratado, no se puede hacer nada con el alma de
otra persona”.

“... ¿Es realmente imposible?”.

“En las condiciones adecuadas, puede haber una en diez mil


posibilidades de que se pueda hacer. Sin embargo, no tenemos tiempo
para eso. Incluso si tuviéramos que prepararnos para eso en este
momento, su cuerpo no podría durar”.

“... Tch”.

Después de escuchar el diagnóstico de Suimei, Lefille se mordió los


labios, con el cuello y los hombros encorvados. No importa quién fuera,
era desalentador ver a alguien que estaba a punto de morir. Si los
Demonios fueran la causa de esto, la sensación sería más intensa y
sofocante para la chica que juró luchar contra los Demonios.

... Los dos cayeron en la tristeza. El hombre entonces se giró hacia Lefille.

“L-Los otros... Están bajo ataque, por los Demonios”.

“¡¿Hay sobrevivientes?!”.

“No... sé. Pero tal vez…”.

31
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿Puede haber alguien que todavía esté vivo?!”.

Pero no hubo respuesta a la pregunta de la chica.

Para poner la mayor cantidad de aire en sus pulmones como fuese


posible, el Aventurero se quedó boquiabierto desesperadamente y no
pudo ni siquiera hacer un sonido. Al verlo así, Lefille parecía haber
pensado en algo y preguntó en voz baja:

“... ¿Están los demás en la montaña?”.

¿Hubo algún significado para esta pregunta? La chica sonaba demasiado


tranquila, incluso podría hacer que otros malinterpretaran que estaba
siendo fría. En respuesta a esta pregunta, que podría darles a otros
escalofríos, el hombre asintió lentamente.

El siguiente instante, el hombre dejó de respirar.

“— Tch”.

“......”.

Lefille hizo un ruido inhumano cuando el hombre murió, mientras que


Suimei bajó su cabeza.

... Y, finalmente, Lefille, de rodillas, se puso de pie y le dio la espalda a


Suimei. La dirección hacia la que ella estaba encarando—

31
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Hey, ¿Lefille?”.

Preguntó Suimei, pero Lefille mantuvo su espalda hacia él por alguna


razón, y pronunció unas palabras de disculpa.

“Lo siento, Suimei-kun”.

“¿Lo siento sobre qué? ¿Qué vas a hacer? ¿Por qué encaras ese camino?”.

“¿Incluso tienes que preguntar...?”.

¿No es eso obvio—?. No, de hecho, era algo que cualquiera podría
entender. Porque ahora mismo, ella estaba mirando en dirección a un
camino que nunca antes habían tomado.

Al final, Lefille parecía haber tomado una decisión. Se giró hacia Suimei
y expresó su determinación con determinación.

“Suimei-kun, voy a rescatar a las personas de la caravana”.

“¿Rescatarlos? ¿Hablas en serio?”.

“Sí, no tengo planes de hacer bromas”.

“¡¿Vas a pesar de que ni siquiera sabes dónde está exactamente la


caravana?!”.

31
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Probablemente estén a lo largo del camino de la montaña. Incluso si se


desvían de la ruta, no sería demasiado lejos”.

“¡Pero no hay forma de saber si todavía estaban vivos!”.

“Así es. Pero alguien todavía podría estar vivo. Es por eso—”.

Es por eso que ella iba, para ayudarlos, y realizar un rescate que solo
podía decirse que era imprudente. Sin embargo, no debe, ella no debe ir
allí, porque—

“¡¿Lo entiendes?! ¡Esta es la trampa de los Demonios para atraerte!”.

“Una trampa, ¿huh?”.

“¡Sí! ¡Son un grupo que asalta a las personas sin pensarlo dos veces!
¡¿Permitirían que alguien, que está gravemente herido, huya?! ¡Si vas,
definitivamente encontrarás a Rajas esperándote!”.

Eso es correcto, esta es una trampa. Una trampa malvada para atrapar a
Lefille, sabiendo que ella se apresuraría a salvar la caravana. Ellos
permitieron que este hombre, al borde de la muerte, escapara porque
sabían cómo reaccionaría Lefille después de encontrarlo.

Fue una coincidencia que este Aventurero llegara a este lugar en el


aislado bosque, pero las posibilidades de que fuera liberado como cebo
eran altas. No sería una sorpresa encontrar a Rajas esperando a Lefille
cuando ella corriera a rescatar a la caravana.

31
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Sin embargo, Lefille no escuchó lo que dijo Suimei, la chica respondió en


un tono tranquilo.

“... Probablemente”.

“¿Qué quieres decir con probablemente...? ¡Debes saber que esto es


cierto, Lefille!”.

“Sí, eso es verdad. Es como dijiste. Entiendo lo imprudente que es esto”.

“¡¡En ese caso…!!”.

“¡¡Sin embargo!!... Aun así, ¡aún quiero salvar a todos! ¡Por mí, todos
están en peligro! ¡Todo por mi culpa! ¡Es por eso!”.

Las emociones de Lefille estallaron cuando encaró a Suimei, quien no


podía aceptar sus acciones. Probablemente fue la ansiedad que se había
estado acumulando en su corazón todo este tiempo. Sus sentimientos de
querer ayudar a los demás y el pensamiento de que tenía que ir se
transmitieron en sus palabras. Pero ella solo se estaba castigando
demasiado por esto.

“Como te dije, no es culpa de Lefille...”.

“No, esto es mi culpa. Lo dijiste justo ahora, ¿no? Este hombre solo
apareció aquí debido a la trampa que los Demonios me tendieron. Rajas
solo hizo esto porque escondí mis huellas”.

“Eso... ¡Pero incluso si vas, morirás en vano!”.

31
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Esa era la verdad. La emboscada del oponente no era algo tan simple.
Era un plan hecho en mente para el enemigo que iba a venir. Para el que
salta, definitivamente estaría en desventaja.

Es por eso que Suimei se niega a ceder, y trataba de convencer a Lefille,


quien estaba de espaldas hacia él, de esto.

“¡Lefille! ¡Piénsalo cuidadosamente! ¡Cálmate y piénsalo bien!”.

Pero Lefille no se giró—

“¡¡Lefille!! ¡¡Vuelve!! ¡Sabes en tu corazón que es verdad!”.

“......”.

“¡¡Lefille!! ¡¿No dijiste que no debes morir?! ¡Para evitar que el poder de
los Espíritus muera! En ese caso—”.

Cuando Suimei estaba diciendo eso, Lefille, quien estaba soportando


silenciosamente, habló.

“¿Qué en…?

“¿Hmm?”.

“¡¡¿Qué entiendes sobre mí?!!”.

31
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¿—Ugh?!”.

La chica gritó desde el fondo de su corazón para detener a Suimei. Ella


entonces vertió los sentimientos en su corazón como un torrente.

“¡¿Me estás diciendo que finja que no vi ello incluso después de todo
eso?! ¡Abandoné a las personas más queridas para mí! ¡Incluso mi
familia más cercana! ¡Aun así, ¿todavía quieres que abandone a la gente
que se metió en peligro por culpa mía?!”.

Las palabras de Lefille reverberaron en los oídos y el corazón de Suimei.

¿Este pensamiento y sentimientos pesan en su corazón todo este


tiempo? Nadie podría ayudarla con el dolor, nadie podría salvarla. Ella
no pudo contener sus pensamientos y gritó, porque ella deseaba
sinceramente salvar a esas personas. Si eso era así, ¿qué tendría que
hacer Suimei para calmar sus emociones fuera de control?

“¡¿Así que solo necesito seguir corriendo?! ¡¿Ignorando a los demás y


dejarlos morir?! ¡¿Porque tengo que valorar mi propia vida?! ¡Mi
pensamiento resultó en personas perdiendo sus vidas! Este tipo de
cosas... ¡Ya tengo suficiente de esto!”.

Lefille parecía estar rugiendo por el carácter despiadado del mundo. Era
el grito de una chica que no podía desahogarse todo este tiempo. Así es,
porque ella había estado traicionando sus emociones, su reproche se
volvió aún más doloroso. Lo era aún más, si los sentimientos contra los
que ella había estado yendo en contra eran los correctos. Debido a su
fuerte convicción, su auto-reproche fue aún más insoportable.

31
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Y entonces, lágrimas salieron de la esquina de los ojos de Lefille después


de que sus emociones estallaran.

Las lágrimas se llenaron de tristeza y sufrimiento. Era la cristalización


de una chica encarcelada por su responsabilidad y obligaciones.

... Y, finalmente, ella se calmó y su respiración se estabilizó. Lefille se


disculpó por perder la compostura y se giró una vez más. Sin mirar atrás,
se despidió como si fuera por siempre.

“... Lo siento, Suimei-kun. Fue por un corto tiempo, pero he estado a tu


cuidado”.

“¡¿Lefille?! ¡¡No vayas!! ¡¡Espera!!”.

La voz que la persuadió a quedarse no alcanzó a la chica, y desapareció


inútilmente en el aire. Lefille ignoró la contención de Suimei y comenzó
a correr con una velocidad anormal por el camino que seguían con sus
poderes Espirituales carmesíes.

“Hey. Ella realmente se fue...”.

Los murmullos de Suimei, que quedaron atrás, resonaron en el bosque.


Su voz ya no podía alcanzar a Lefille.

Él detuvo sus piernas persiguiéndola, y bajó su brazo extendido. Suimei


se puso de pie rígidamente en el lugar.

32
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ella se fue de ese modo, para ayudar a aquellos que la maldecían y la


ahuyentaban. Y también para seguir adelante en el camino que ella cree
que es justo.

“Tch...”.

Este hecho hizo que Suimei apretara sus dientes.

¿Le parecía bien que ella fuera así? Para una batalla sola, donde solo la
desesperación espera.

‘Entonces persíguela’, pensó Suimei. Pero si él también fuera, su vida


estaría en peligro. Y, por supuesto, tendría que luchar contra ese
Demonio Rajas y sus secuaces. Sería una pelea brutal, y él incluso podría
morir.

Pero él no debe morir. Él tenía sus razones. Suimei tenía que cumplir el
deseo de su padre y darse cuenta del ideal de la Asociación. Él ya había
jurado hacerlo. Incluso si el que lo hizo jurar ya no estaba entre los vivos,
incluso si esto fue decidido de un solo lado, un juramento todavía era un
juramento. Una vez decidido, él no se daría por vencido hasta que haya
cumplido la promesa. Pero ¿las cosas estarían bien así? Si aceptaba esto,
y usaba la excusa de que tenía cosas que tenía que lograr, él podía seguir
y caminar en su ruta segura. ¿Él podría ignorar la batalla que pronto
estallaría? ¿Y dejar a la chica caminar por el camino sin salvación?

Así es—

— El tema de su investigación era salvar a aquellos que no podían


encontrar la salvación. Si abandonaba a alguien así para poder continuar
su investigación, ¿no sería eso poner lo segundo delante de lo primero?

32
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Él vio la contradicción en su introspección, y esa voz resonó en su mente.

¿Cuándo comenzó a temer tanto a la muerte? ¿Cuándo comenzó a temer


a lo desconocido y dudar en dar un paso adelante? ¿Cuándo se volvió tan
débil y cobarde, como aquellos sin poder?

Y entonces, pensó sobre ello cuidadosamente. ¿Cuál era el poder que


poseía? Él había estado trabajando duro para aprender magia que
supera a todos los poderosos magos desde que era joven. ¿No existía lo
místico para resolver todos los problemas del mundo? ¿No era este el
poder que existía para no dejar atrás a nadie que no pudiera alcanzar la
salvación?

... El dilema en su corazón era vacilante. Pero llegó a esta única respuesta
un poco tarde. No, esta es la única verdad. A pesar de que su corazón
estaba en conflicto, la alarma en su cabeza seguía sonando. Él quería
poner sus propios planes, victoria y derrota en una balanza y pesarlos.
Pero—

—Fue por esta razón que juró un juramento ese día.

“Así es, Yakagi Suimei, eres un mago de la Asociación. Como mago, ir


contra los ideales que decidiste está mal...”.

Estaba hablando solo, como si quisiera evitar que sus pensamientos se


congelaran, un ritual para devolverle su objetivo a su corazón.

Y en este momento, algo nuevo sucedió.

32
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“......”.

Cerrando su boca, los ojos de Suimei se volvieron fríos y afilados.

Estaba la presencia de alguien de pie detrás de él. Con un aura corrupta


como la de un Demonio, caminaba hacia él como un fantasma. Algo que
no mostraba ningún signo de vida de repente se llenó de vigor y
ferocidad.

— Así que esta fue la razón por la cual la magia curativa no funcionó
bien...

Esto reveló el misterio del cuerpo detrás de Suimei. La razón por la cual
el Cuerpo Astral fue dañado de manera no natural. Era imposible agotar
el Cuerpo Astral a través de ataques físicos normales. Incluso un ataque
letal no disminuiría el volumen de un Cuerpo Astral. El poder de la
propia psique se debilitaría si uno se lastimara, pero eso haría que la
psique se vuelva más frágil, pero no dañaría el alma.

Por lo tanto, el Aventurero sufrió ataques además de las heridas externas


que tuvo. Al principio, él no sabía que el Cuerpo Astral fue dañado
debido a un ataque que fue efectivo contra el alma, o debido a que fue un
daño debido a la corrosión del alma. Indudablemente era el último esta
vez.

Esta debe ser una trampa para la descuidada Lefille.

“— Todo esto”.

“¡¡Warrghhhh!!”.

32
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Detrás de Suimei, quien estaba pensando en perseguir a la chica que


derramaba lágrimas de sufrimiento debido a su propio reproche, el
muerto viviente estaba aproximándose.

◊♦◊♦◊♦◊

Corriendo. Sí, ella estaba corriendo con todas sus fuerzas. Sin parar,
incluso cuando sus piernas comenzaban a doler. Solo el hecho de que
había alguien estaba esperándola hizo que Lefille corriera sola por el
camino por donde había venido tan rápido como pudo.

Aprovechando los poderes extraordinarios en su cuerpo, Lefille confió


en la brillante bendición carmesí de la Diosa y corrió. Al atravesar el
bosque, rompió las ramas con fuerza y corrió como si aplastara la tierra
bajo sus pies. Incluso cuando las imágenes del peor escenario parpadean
en su mente, ella no se dio por vencida con la posibilidad de que las
personas que la esperaban todavía estuvieran allí.

Cuando estaba casi en la mitad de la colina, la chica se detuvo y miró


hacia atrás.

“......”.

Ella solo debería poder ver el cielo nublado y sombrío, y los ruidos
antinaturales producidos por las ramas, los cuales hacían que la
atmósfera fuera aún más espeluznante— Pero en sus ojos se reflejaba
algo que apareció repentinamente en su camino.

32
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Así es, había innumerables cuerpos pavimentando el camino por el que


ella vino. Los restos de los Demonio bloquean el camino de la chica
yendo a las personas que la esperan.

Para matar a Lefille, el General Demoníaco Rajas probablemente reunió


a todos sus lacayos en las cercanías. Si ella llegara más tarde por un
cuarto de hora más o menos, el bosque y las colinas en un radio de 10
millas serían inundados por los Demonios. Sería imposible escapar
entonces.

Rajas probablemente también estaba en la zona.

Esa cosa, que hizo que todos fueran preciosos para Lefille, haciendo que
las personas que amaba sufrieran en muerte. Él incluso extendió sus
garras a personas que no estaban relacionadas con ella. Esa cosa
despiadada estaba esperando ansiosamente allí.

Como si hacer sufrir a los humanos era lo único en lo que él disfrutaba.


Ese ser malvado probablemente estaba burlándose allí.

Voces que Lefille no debería poder oír llegaron a ella. Le estaban


pidiendo que los salvara, rogando por salvación. Eran las voces de las
personas a las que no pudo salvar, pese a que ella escucha sus súplicas.

Es por eso que ella no podía dejarlos solos, para evitar esa tragedia de
nuevo.

Lefille reconoció la furia ardiente en su corazón, y en este momento.

32
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

— ¡No vayas! ¡Lefille!

“Ah...”.

De repente, los restos de su memoria resonaban en sus oídos. Las voces


que ella no debería poder oír de nuevo, hicieron que su corazón se
quemara por la ira vacilante.

Esa voz agarró su corazón con fuerza, y la chica no pudo reprimir sus
recuerdos que fluían. Algo importante parecía brillar en su corazón, una
sensación de pérdida, que ella quería ignorar, aún persistía.

Así es, el que detuvo a Lefille, cuyas habilidades eran más allá de lo
humano. El increíble joven hombre con el que se estaba familiarizando
y que la detuvo de correr. Su nombre es Yakagi Suimei. Ella lo conoció
en Metel, la Capital de Astel. Un mago que era un poco raro.

Aparte de su cabello negro, que era raro ver en esta región, él no tenía
otras características, un joven hombre que parecía que desaparecería en
el viento en cualquier momento. Si ella tuviera que enumerar una cosa
única sobre él, serían sus gentiles ojos. A pesar de que vestía ropas que
no eran diferentes de los demás, todavía tenía una sensación exótica
sobre él. No, el aura que lo rodeaba no podía describirse tan
simplemente con palabras. Él era un mago diferente a cualquier otro que
la chica hubiera visto antes.

Él afirmaba ser un viajero que se dirigía a Nelferia, pero, por algún


motivo, él no estaba familiarizado con el sentido común de este mundo.
Recientemente, descubrió que poseía un conocimiento excepcional e
impactante.

32
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

En pocas palabras, su personalidad era cálida y amable. Como un mago,


él debería ser noble y reservado, pero sus acciones y palabras se sentían
ingenuas de muchas maneras, y su carácter estaba lejos de ser frío.

Ese día, cuando se separó de la caravana y persiguió a Lefille, fue fácil


deducir que así era su personalidad. Él definitivamente estaría en peligro
si la seguía, pero Suimei todavía lo hizo sin ningún remordimiento. Él
siempre tiene su mejor interés en el corazón, e incluso rechazó las
palabras de Lefille pidiéndole que se detuviera, y ella calmó su corazón
cansado de todos sus reveses. Por eso ella podía comprender más o
menos a su personalidad.

Y esa no era la única parte de su personalidad que ella captaba.

Esa noche, cuando la maldición Demoníaca se activó, él abrazó


gentilmente a Lefille a pesar de sus acciones vergonzosas.

‘Así es. En aquel entonces, yo tenía—’.

— Sí, ella tenía miedo en ese entonces.

Ella sintió al joven hombre, que notó que algo andaba mal y se acercó a
ella, era aterrador.

No importaba lo amable y gentil que él fuera, todavía era un hombre. Si


él veía cómo ella estaba y que estaba haciendo algo vergonzoso, no había
forma de saber qué haría con ella.

32
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

En el momento en que sus brazos la abrazaron, su corazón se llenó de


miedo hacia el joven chico que estaba preocupado por ella y quería
ayudar.

Al final, Lefille vio que las emociones en sus ojos eran opuestas al miedo
que ella sentía, y no tenía ni una pizca de violencia.

En sus ojos estaban la luz de la simpatía y la empatía. Normalmente, él


debería sentir que su vergonzosa apariencia era repugnante. Pero, a
pesar de eso, sus manos, que la tocaban en la espalda, fueran tan
gentiles. Él no perdió la cabeza ante sus deseos básicos que se derivarían
naturalmente. Las manos que tocaban su piel temblaban en silencio
debido a su ira hacia la maldición.

Ella gimió ante su toque, y cuando se dio cuenta, escuchó sus disculpas
por no ser de utilidad. Era una voz débil y deprimida, lamentando su
incompetencia al romper la maldición.

Él no tenía ninguna obligación de deshacer la maldición en primer lugar,


y no necesitaba disculparse. Pero, aun así, él todavía se disculpó como si
fuera el culpable.

Y cuando llegó el momento de su abrupta despedida, lo que él dijo fue


palabras de moderación por su bien. Sus acciones hechas por su
seguridad no tenían ninguna posibilidad de ser maliciosas.

“Suimei-kun...”.

Es por eso que está bien ahora. Debido a su forma de ser, Lefille no
quería que él encontrara más peligro. Su figura no debería estar a su
alrededor, la única que podría ir por el camino de la destrucción.

32
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Si él pudiera esconderse en el bosque obedientemente, terminaría


pronto. Ella podría vencer a Rajas, o pasar desagradablemente en manos
de Rajas, terminaría pronto.

Así es, no había nada que la complaciera más de que él estuviera a salvo.

— Incluso si ella no podía ver su sonrisa alegre nunca más.

Incluso si su voz que intentaba detenerla hizo eco en sus oídos.

Incluso si la última expresión que vio en su rostro era una mezcla de


tristeza y ansiedad.

Ella sabía que su elección era solo obstinación sin esperanza. Todo lo que
se dice sobre ayudar a quienes la abandonaron fue una forma de traición
a los sentimientos de quien vino a ayudarla sola a pesar de que no lo
dudó. Una chica como ella no tenía ningún valor en ser salvada.

Pero, aun así, incluso si las cosas fueran así—

“Esto está bien. Esto es…”.

A ella costaba contener las lágrimas, era una calidez que brotaba como
una marea desde lo más profundo de su corazón. Estaba llena de dolor y
angustia, el dolor de no tener más remedio que llevar tal destino. Si ella
pudiera conocer a ese joven de otra manera, ¿ella no tendría ese final?
Cuando él la siguió, cuando conversó con ella mientras soportaba la
torpeza, cuando intentó evitar que ella se fuera. Ella se sintió tan feliz en
cada uno de estos momentos.

32
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Es por eso que las emociones que nunca sintió antes se derramaron
cuando recordaba esos momentos. No era la tristeza de una persona
querida falleciendo, o la pena de perder una casa que ya se había ido. Era
un dolor que se apoderó de su corazón, su renuencia a separarse de él.

Pero ella no quería correr más. Ella no quería ver morir a nadie más.
Siendo impotente mientras alguien fuera de ella estaba siendo
atormentado, ella ya tenía suficientes de esas cosas.

“... Ugh”.

Por eso, se secó los cálidos pensamientos que caían de la esquina de sus
ojos, y corrió con todas sus fuerzas.

Separándose de las cosas que estaban en su camino, Lefille finalmente


llegó a ese lugar.

Si se concentraba en sus sentidos, ella podría detectar la presencia de


múltiples humanos y Demonios. Ella ya podía sentir la extraña
atmósfera de este lugar desde la profundidad del bosque, y Lefille cortó
todo lo que bloqueaba su camino y salió corriendo.

Era una llanura abierta donde el crecimiento de la vegetación parecía


antinatural. Era casi el anochecer, pero el aire todavía era pesado cuando
vio la escena frente a sus ojos— Un terrible infierno.

“¡¿——Tch?!”.

33
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lo primero que asaltó a Lefille, quien rezaba por haber llegado a tiempo
mientras se abría paso entre los árboles y salía corriendo, era la mente
entumecida por el olor a sangre y gore. Y la razón detrás del olor a sangre
apareció en sus claros ojos. Le hizo dudar si ella había tropezado con un
sitio de ejecución.

‘¿Son los secuaces de Rajas?’.

Varios Demonios cubiertos de oscura aura Demoníaca estaban


arrasando. Algunas personas estaban ocupadas corriendo por sus vidas,
mientras que otras estaban cubiertas de heridas y yacían en un charco
de sangre, probablemente muertas por los ataques de los Demonios. En
medio del caos, se escucharon rugidos, gemidos y risas chirriantes.

Esta escena, que Lefille presenció antes y que no quería volver a ver
nunca más, la llenó de ira.

“¡Ohhhhh!”.

Permitiendo que sus emociones manejaran su cuerpo, Lefille cortó al


Demonio que estaba a su lado.

El Demonio no pudo reaccionar a tiempo ante el repentino ataque de


Lefille.

El corte vertical que brillaba con un brillo carmesí. La suciedad y las


agonías del Demonio fueron arrastradas por su gran espada, enviando al
Demonio a volar en dos pedazos.

33
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ya sea que los sobrevivientes, que luchan, o los Demonios, que los supera
en gran medida, todos sus ojos se posaron en ella. Para confirmar lo que
estaba pasando, todos vieron al intruso que finalmente llegó después de
muchas dificultades.

Uno de ellos notó.

“¡E-Eres tú!”.

No se trataba de preguntar quién era la joven chica, sino una


exclamación porque él encontró a alguien familiar.

Ella no estaba demasiado tarde, todavía había sobrevivientes. Todavía


había personas rodeadas por Demonios, esperando por rescate. Las
personas resistiendo a la muerte en una situación sin esperanza.

Sí, ella lo hizo. Para proteger a aquellos que esperan un milagro.

La chica vino a ayudarlos, en respuesta a sus súplicas. Ese debería ser el


caso, pero—

“¡¿Por qué diablos estás aquí?!”.

Lo que la saludó fue la voz despiadada de la ira.

“¿Qu-...?”.

33
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Sus movimientos se volvieron rígido debido a la repentina hostilidad y


disgusto. ¿Por qué era tratada con palabras tan negativas a pesar de que
ella corrió porque todos estaban en peligro?

“Grakis-san...”.

Era una voz que venía de otro lugar. La voz de tono bajo provino de un
hombre de mediana edad, el líder de la caravana, Gallio. Él solo
sobrevivió todo este tiempo porque era un comerciante no involucrado
en la lucha. Pero su voz temblaba de ira. Sus ojos estaban llenos de odio
dirigidos a Lefille. Esos ojos parecían estar diciendo que el culpable
estaba allí.

“Gallio-san...”.

“¿No te dije que dejaras la caravana? Los Demonios atacaron porque


estás aquí”.

“E-Eso podría ser así, pero ahora no es el momento de hablar de eso...”.

Así es. En este momento, ellos estaban a punto de caer en el ataque de


los Demonios. Tal conversación sin sentido debería guardarse para más
adelante, este no era un lugar seguro para hablar.

Pero contrariamente a lo que Lefille pensaba, las personas a su alrededor


respondieron.

“¿Conversación sin sentido...? ¡¿No es por eso que fuimos atacados por
los Demonios?!”.

33
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Ugh...”.

Lefille no tenía ningún motivo para encarar la acusación. Fue su culpa


que los Demonios estuvieran aquí, por lo que la chica solo podía soportar
estas crueles palabras.

Mientras Lefille mantenía a raya a los Demonios mientras tomaba el


arrebato irrazonable que ella no podía negar, el hombre ensangrentado
que gritó al principio mostró una expresión de sorpresa.

“Espera... Tú, ¿por qué sabes que estamos siendo atacados?”.

“Uno de los Aventureros que escoltaba la caravana me contó sobre el


ataque, así que...”.

“Dices que te contó... ¿Quieres decir que de alguna manera te encontró


a pesar de que no sabía dónde estabas?”.

“Sí”.

Lefille asintió, y el escolta siguió adelante:

“¿Cómo viniste tan rápido?”.

“Te dije que ahora no es el momento de hablar de esto—”.

Lefille se lo recordó, pero el escolta la ignoró.

33
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Respóndeme”.

“Ughh...”.

El escolta no dejaba lugar a la negociación y el aire era tenso. Hizo que


la espantosa aura sobre su cuerpo ensangrentado fuera aún más
espeluznante. Pero ¿por qué estaba pasando esto? Deben saber la
urgencia del asunto, ¿por qué se molestan con detalles tan triviales?

‘Oh, no…

Esto es malo, tenemos que fortalecer nuestras defensas’, pensó Lefille.


Su concentración se interrumpió debido a la conversación. Pero cuando
cerró su boca e inspeccionó los alrededores, vio que los Demonios
estaban burlándose.

Eran como espectadores observando una desagradable discordia


interna.

‘¿Qu-...?’.

¿Por qué los Demonios no mostraban signos de atacar?

¿Por qué no atacaron a todos? La risa insidiosa envió un escalofrío por


el cuerpo de Lefille. Si quieren matar a la caravana, ahora sería la mejor
oportunidad para hacerlo, entonces, ¿por qué detienen sus garras
ensangrentadas? Una extraña atmósfera colgada en el aire. Esto era una
cuestión de vida o muerte, entonces, ¿por qué ignoraron este punto e
insistieron en representar un drama tan pobremente escrito?

33
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Hey, ¿estás escuchando?!”.

Justo cuando Lefille estaba desconcertada por esta situación, el escolta


de repente le gritó.

“¡¡—Tch!! ¡¡Eso no importa!! ¡¡Reagrúpense ahora y escapen!!”.

“¿Escapar? ¡¿A dónde podemos correr?! ¡Hay Demonios por todas


partes aquí! ¡Cualquier cosa que hagamos será inútil!”.

“Eso podría ser así... Pero si hablamos tan indefensamente...”

“No trates de ocultarlo”.

“¡—No estoy escondiendo nada!”.

“... No quieres decirnos. ¿Estoy en lo cierto?”.

“¡¿Qué—?!”.

“¡No te atreves a decirnos la verdad! ¡Has estado merodeando alrededor


de nosotros todo este tiempo! ¡Es por eso que pudiste llegar aquí tan
rápido! ¡¿No es así?!

‘Eso no es verdad.

33
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ella usó el poder de los Espíritus en el bosque y corrió aquí desde muy
lejos. Ella no estaba cerca. Pero ¿cómo debería ella explicar? No había
ningún uso al decirles—

“¡Es por eso que fuimos atacados, ¿verdad?! ¡Debido a que no te fuiste y
estuviste justo en el área, así que fuimos atacados!”.

“¡No! ¡Eso no es verdad!”.

“¡¿No es verdad?! ¡Si no, ¿cómo llegaste tan rápido?!”.

“Ughh...”.

Entonces esa es la razón por la que estaba tan furioso. Un resentimiento


indescriptible la asaltó. Después de eso, ella recibió una mirada de
indignación.

‘¿Realmente quieren echarme la culpa tanto?’.


Los humanos, que estaban al borde de la muerte, expresarían sus
emociones negativas a otros arbitrariamente. Esa es la falla de la criatura
conocida como hombre.

“Grakis-san, debido a ti...”.

“Yo…”.

Como si la hubieran golpeado repetidas veces, el impacto de las


acusaciones hizo que la chica negara con la cabeza.

33
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Estos rumores infundados, que le daban toda la responsabilidad, le


dieron a Lefille la ilusión de que el mundo giraba alrededor de ella. La
hostilidad y la amonestación le robaron el equilibrio.

‘¿Por qué me están culpando? ¿Por qué deben maldecir y jurar en un


lugar como este? Vine por el bien de todos. A pesar de que estoy
arriesgando mi vida en este lugar desolado para salvar a todos’.

A pesar de que ella hizo esto por todos, e incluso rechazó las gentiles
manos de ese joven hombre—

“¿Por qué...? Estoy aquí para salvar a todos...”.

“¡Cállate! ¡Todo es tu culpa! ¡¡Solo nos encontramos con tal cosa debido
a ti!!”.

“S-Soy…”.

Las acusaciones y juramentos eran como una maldición. ‘¿No hay


alguna excepción? ¿Todos piensan que es mi culpa?’. Lefille solo vino
aquí con la esperanza de que todos estuvieran a salvo, pero aún tenía que
soportar sus odios y maldiciones.

Las maldiciones de todos precipitaban en la cabeza de la chica, cuando


estalló un rugido doloroso.

Dirigiendo su mirada hacia el origen del sonido, Lefille vio un brazo tan
grueso como un tronco que sobresalía del pecho de uno de los escoltas.
Ese era definitivamente un brazo de un Demonio.

33
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El escolta fue asesinado por este golpe penetrante y cayó cojeando hacia
delante. Apareciendo detrás de él estaba—

“Finalmente estás aquí, espadachina de Noshias”.

“¡¡——, Rajas!! ¡¡Tú, bastardo!!”.

“Eres autoritaria, como de costumbre. ¿Qué, estás ansiosa por tomar mi


cabeza?”.

Su intento de asesinato estaba dirigido a Rajas, quien se estaba burlando


de ella. No había nada más que decir, ¿no era esto obvio? Debido a que
este bastardo que era una encarnación de destrucción y violencia, se
llevó todo lo importante de ella. Sin duda, su hostilidad y su impulso
asesino lo apuntaban. Sí, debido a esta furia—

“Todo es tu culpa, tú... ¡tú hiciste todo esto!”.

Debido a la tragedia que sucedía una vez más ante ella, ella ya no podía
reprimir sus emociones. Estas palabras se derramaron debido a sus
intensas emociones. Pero no estaba claro cómo interpretaría Rajas sus
sentimientos, mientras miraba a su alrededor y se reía con malicia como
si estuviera esperando estas mismas palabras.

“¿Qué estás diciendo? Es culpa tuya, mujer de Noshias. Este grupo de


personas solo se encuentra con la desgracia porque estás aquí,
¿verdad?”.

33
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Rajas sonrió siniestramente, como si estuviera anticipando algo. Era


cierto que Lefille era parte de la razón, pero Rajas, quien creó este
desastre, definitivamente no estaba calificado para decir esto.

Pero Rajas estaba burlándose. Mirando al grupo detrás de Lefille como


si estuviera viendo tontos.

‘Ah—’.

Cuando Lefille se dio cuenta de por qué Rajas dijo eso, ya era demasiado
tarde.

La mirada del grupo le picó su espalda. Cuando ella lo notó y se giró,


todos la miraban furiosos.

“Así que es debido a ti...”.

“S-Si no estuvieras aquí...”.

“Todo es tu culpa…”.

Esos ya no eran sonidos de humanos. Lo que salió de sus bocas parecía


ser la congregación de odio lleno de malicia.

Las palabras de negación salieron de su boca inconscientemente.

“¡N-No! ¡Escúchenme, no es así!”.

34
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡Cállate! ¡Perra! ¡Tú eres la fuente de todo mal!”.

Los sobrevivientes comenzaron a insultarla. Cuando ella se dio cuenta,


incluso el tranquila Gallio también la maldecía. El odio la invadió por
todos lados.

¿Por qué no confiaban en ella, que vino a ayudarlos, sino que se pusieron
del lado del Diablo? Deben darse cuenta de que algo estaba mal si lo
piensan un poco. ¿Por qué estaban cegados por las palabras y las vistas
que tenían delante y no podían ver la verdadera naturaleza de las cosas—
?

“... ¡No, no es mi culpa! No quería que nadie saliera lastimado...”.

Cállate. Todo es tu culpa. Es debido a ti. Debido a que estás aquí. El


Demonio también lo dijo. Asesina. Dios malvado.

Las voces, que entraron a sus oídos, la seguían culpando.

“¡N-No estoy equivocada! ¡¿Por qué, por qué no pueden entender


todos?!”.

Lefille gritó con todas sus fuerzas. Tal vez estas eran las emociones que
había estado reprimiendo en su corazón. Rajas, quien vio esta escena, se
reía de buena gana.

“¡Fuhahah! ¡Ustedes los humanos son tan tontos! ¡Cuando sucede algo,
solo saben cómo maldecir, blasfemar y degradar a los demás! ¡Después
de quitar lo exterior, son seres que son más feos que gusanos!”.

34
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Después de disfrutar de esta felicidad, Rajas se giró hacia los Demonios


a su alrededor—

“—Háganlo”.

Él ordenó la masacre.

“¡¡—Tch!!”.

Sus palabras hicieron que su corazón herido por las acusaciones se


fortaleciera. A pesar de que su rostro estaba húmedo con sus lágrimas
irritadas y dolorosas, lo soportó y apretó sus dientes.

Lefille no lo dejará hacer lo que le plazca. Como ella estaba pensando


eso—

“¿Huh—?”.

A pesar de que su corazón dio un paso adelante, el cuerpo de Lefille no


respondió. Su poder, que le permitía correr y saltar, no se transmitía a
sus piernas, su habitual agilidad había desaparecido. Sus pies no se
movían tan bien como ella imaginaba.

Sus movimientos se entorpecieron. No había ninguna duda de que ella


había disminuido la velocidad.

En cuanto a la razón, es debido a la mirada de la multitud que la hizo


incapaz de moverse. Sí, no era de Rajas ni los Demonios que la rodeaban,
sino de sus compañeros humanos. Sus acusaciones la limitaban.

34
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Y su movimiento entorpecido tuvo consecuencias fatales.

“¡Ughhh!”.

“Ah ah ¡ah! Ahhhh!”.

“¡No quiero morir! ¡No quiero morir! ¡Ah ah ah—!”.

“¡No vengas! ¡No vengas aquí! No ahhhhhh— ¡¿Ughh?!”.

Las personas a su alrededor fueron masacradas por los Demonios sin


poder hacer nada. Ya fuera el escolta que la culpaba, los Aventureros que
la blasfemaban, Gallio, quien la miraba con odio, o con los demás
mercaderes.

Cuando los Demonios atacaron a la última persona, su cuerpo


finalmente se recuperó.

Era muy tarde. A pesar de que su cabeza lo sabe, su corazón se negó a


detenerse.

Cortando a través de la espalda del Demonio, que estaba bloqueando su


vista de la última persona, ella miró hacia abajo. En el suelo había una
persona teñida de rojo con la sangre del Demonio y su propia sangre.

Era una chica. Cuando tomó la solicitud en el Gremio, ella era una maga
en el equipo de subyugación de monstruos. La que era más cercana a ella
en el grupo, alguien a quien ella consideraba una amiga—

34
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille se arrodilló y abrazó a la chica.

“¡Sé fuerte!”.

“Ah, ugh...”.

La chica gimió de dolor. Y llevó una mano temblorosa estando roja por
su sangre a Lefille. Pronunció estas palabras entre sus suaves
respiraciones jadeantes.

“… Si… tú…”.

“¿Huh...?”.

“Si tan solo... tú no estuvieras aquí...”.

“——”.

Al final, ella murió después de murmurar palabras similares a una


maldición. Ella dejó una marca sangrienta alrededor del cuello de Lefille
con ambas manos, y un cadáver que no tenía nada que ver con el término
“RIP en paz”. En los ojos de Lefille se reflejaba un rostro retorcido por el
odio. Como si Lefille fuera su enemigo mortal, y en el último momento
de su vida, ella expresó su rencor y maldiciones a Lefille.

... Los brazos y hombros de Lefille, que la sostenían, cayeron débilmente.

34
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Al mismo tiempo, una voz quebrada rompió todo en lo que ella creía.

34
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Capítulo 4

― Padre era un hombre callado.

Podía recordarlo vívidamente cada vez que cerraba mis ojos. No se


emocionaba fácilmente y era como un hombre desprovisto de
emociones, simplemente sentado en su silla de ruedas como una estatua:
Yakagi Kazami.

Él simplemente se sentaba en la mecedora junto a la terraza y miraba el


cielo interminable más allá de la ventana.

Él era el mejor mago del mundo Oriental. Él era el epítome del “silencio”
y rara vez hablaba. Se mantuvo firme al decir que las palabras tienen
consecuencias ― pero la relación entre mi padre y yo, incluso si excluía
el hecho de que éramos una familia de magos, estaba lejos de ser normal.

Tuvimos pequeñas conversaciones cotidianas, pero nunca algo


profundo. Lo único que estaba cerca de una conversación profunda era
cuando me estaba enseñando magia.

Después de enseñar los misterios de la magia. Después de enseñar la


actitud de un mago. Y luego, solo luego, habló como si recordara toda la
pasión que había olvidado en algún lugar de la vida sobre la filosofía de
la Asociación: Establecer el tema de investigación del que hablaba el
líder de la Asociación.

34
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Allí mintió en lo que buscaba. Él habló de eso como un hábito: buscar el


misterio y darse cuenta del potencial.

Si alguien más lo escuchara, pensaría que es el sueño salvaje de algún


niño.

Yo también lo pensé cuando era joven. Cuando mi padre habló con


entusiasmo de la filosofía de la Asociación, le pregunté por qué se
aferraba a algo así. Él recordó los días a los que nunca podría volver y
habló de eso solo una vez.

― Él tenía una mujer que quería proteger.

Ella era una mujer que fue maldecida con la maldición de la destrucción.
Una mujer que iba de la mano con la fría lluvia y la tristeza llena de dolor.
Una mujer que no podía florecer tanto en la luz como en la oscuridad.
Ella era una mujer lastimosa que fue rechazada por otros por su destino
para encontrarse con un final infeliz y vivía en un estado infernal sin que
nadie mirara su camino.

Ella siempre estaba al lado de padre y siempre lloraba en sus brazos.


Padre dijo que incluso él la había visto sonreír solo una vez. Dijo que
incluso la sonrisa en su último momento era de ella intentando
consolarlo. Él había prometido protegerla hasta el final, pero no pudo
cumplir esa promesa.

― No pude proteger a tu madre.

Eso fue lo que dijo mi padre antes de morir. En los últimos momentos
de subyugar a un Dragón que revivió. Mientras presiono hacia abajo la
herida que recibió de protegerme cuando estaba a punto de darle el golpe

34
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

final al Dragón. ¿Por qué estaba él contando esta historia ahora? Hubo
muchas oportunidades antes. ¿Por qué mantuvo esa historia toda
absorta para él mismo? Manteniéndola en secreto incluso a su único
hijo.

Cuando pregunté eso, él respondió.

Él no quería responsabilizarme con eso.

Yo era un niño nacido entre una mujer desafortunada y un hombre


tonto. Desde el momento en que nací, me forzaron a tener una relación
con una persona maldecida. Si hablaba de ello, perseguiría el Tema de
Investigación como él lo hizo, y caminaría por el camino de la
desesperanza tal como él lo hizo.

Es por eso no habló acerca de ello.

Entonces, ¿por qué lo estaba diciendo ahora? ¿Tuvo un cambio de


opinión y quería aclararlo todo? ¿Por qué juró nunca revelar el secreto,
sin embargo, me lo contó todo en ese momento?

Era una pregunta que no necesitaba una respuesta. Fue porque de


repente se volvió conversador cuando estaba a las puertas de la muerte.
Más de lo que había hablado alguna vez. Incluso más que cuando él me
enseñó magia.

¿Fue su suspiro nacido del autodesprecio del camino sin esperanza que
había pisado hasta ahora? ¿O simplemente se sintió patético por su ser
conversador?

34
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Después de su suspiro, dijo algo que no le satisfacía.

― Que todavía tenía remordimientos. No importaba si su cuerpo se


pudría y desaparecía de la faz de la tierra, pero los recuerdos de los
sueños que compartía con ella, las emociones que compartían, él no
quería que desaparecieran todos junto con su cuerpo.

Sus sentimientos nunca llegaron a realizarse, y fue un camino lleno de


dolor y preocupaciones. Incluso entonces ― él quería que al menos yo
los recordara. Que había un hombre como él y una mujer como ella. Que
tuvieron sueños juntos. Que hubo días en que caminaron juntos en busca
de su futuro feliz.

Fue de la nada. Además, ¿qué se suponía que debía hacer cuando


confesaba sus sentimientos así en todos lados? Solo podía darle una
respuesta.

Sí, no hubo elección. Yo era un mago como lo era mi padre.

Pero ― lo que dijo permanecía a mi alrededor.

“― Suimei, si había algo que había elegido en mi vida, era magia y


Shizuma. Ahora, solo tengo que confiar en ti. Entonces te imploro.
Encuentra la filosofía de la Asociación. Si la verdad que busca el líder
realmente existe, entonces no hay nadie que no pueda salvarse en este
mundo. Así que―”.

― Salva a la mujere que no puede salvarse en mi lugar.

34
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Después de dejar atrás la palabra “Perdón”, el hombre, que soñó con un


futuro feliz con su familia, falleció. Sin siquiera escuchar mi respuesta.

Como si ya hablara todo lo que quería decir. Como una verdadera estatua
esa vez. Los sueños que él había imaginado en el cielo justo al otro lado
de la ventana. Sin poder ver nunca a la familia feliz que él había
esperado.

Él fue voluntarioso. Me forzó en un camino anormal, un camino


peligroso. Y a predicarme un sueño tan feliz.

Todo se sintió abrupto.

Asi que por eso. Por eso le grité al Dragón que estaba dejando escapar su
último rugido.

¡― Alcanzaré tus sueños! ¡A cualquier costo!

... Sí, hubo un día así. El día que rugía por el dolor de perder a mi padre.
El juramento que grité en ese momento. Ni una sola vez sentí que mis
acciones estaban mal desde entonces. Por lo tanto, después de perseguir
el misterio, aquí estaba.

Caminar hacia el final del camino y demostrar que no había nadie que
no se pueda salvar.

Era un sueño infantil. No era realista y no había posibilidad de llegar al


final del camino. Era más tenue que buscar el más mínimo contorno de
una figura en la espesa niebla matutina. Pero yo quería alcanzar ese
sueño. Era un sueño que quería alcanzar.

35
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ciencia y magia Independientemente de la disciplina, la sabiduría que se


dice que se encuentra al final después de resolver las leyes de la
naturaleza: los Registros Akáshicos.

Pasado, presente, futuro y el plano astral también. El registro que


contiene todo. Si un futuro feliz para aquellos que no podían ser salvados
fuese anotado, entonces ellos podrían ser salvados. La filosofía del líder
de buscar la felicidad para todos. Si alguien pudiera encontrar el registro,
validaría que el camino que esos dos habían pisado no era inútil.

El juramento como confesión ahora era un voto.

“.... Padre, las palabras que dejaste podrían haber sido una maldición
que vincule mi futuro. Pero yo soy tu hijo y un mago. Quiero ver lo que
perseguiste. Asi que―”.

Al igual que tú, iré a salvar a los que no pudieron ser salvados. Los
salvaré sin importar qué. En este mundo y en ese mundo.

Cerré mis ojos y lentamente repasé mi juramento. Nunca olvides.


Fortalecí mi resolución una vez más. La salvaré. Voy a salvar a esa chica
llorando por la desgracia que tiene que llevar con ella.

Cuando abrí mis ojos, una repugnante tierra muerta me llenó la vista.
Solo echar un vistazo a esas criaturas llenas de maldad y malicia fue
suficiente para hacerme sentir disgustado. Estaban revoloteando como
gusanos sobre un pedazo de cadáver podrido.

35
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Era una situación divertida. Hice todo ese alboroto en el Castillo porque
no quería toparme con algo como esto. Ahora aquí estaban. Que cruel
ironía

“Hmph”.

Alejé cualquier sentimiento de autodesprecio con ese resoplo. Recordé


lo que Rajas le dijo a Lefille y miré furioso a izquierda y derecha.
Probablemente eran los subordinados de esa cosa. ¿Cuántos de ellos
estaban allí? ¿Mil? ¿Diez mil? No tenía sentido pensar en eso ahora, pero
no me gustaba cuántos de ellos había.

Suimei dio un paso hacia el mar de monstruosidades.

Ellos probablemente notaron su movimiento, ya que los Demonios se


apresuraron a atacar. Criaturas que fueron tocadas por el aliento del
Dios malvado, los cuales se alimentan de este mundo del Reino exterior.
Eran súbditos acordes con ello. Poseyendo ni maná, ni qi, ni Cuerpo
Astral, eran criaturas anormales e irregulares que poseían un aura negra
como poder.

“Ha…”.

Fue molesto ¿Qué era un Demonio? Eran criaturas principalmente


opuestas a los humanos en situaciones de fantasía como un juego o una
novela. ¿Por qué yo, un mago moderno, necesito luchar contra algo que
sale en un cuento de hadas? Era molesto. La filosofía de la Asociación.
El sueño que padre persiguió. ¿Por qué estoy luchando contra un Demon
Lord empeñado en destruir el mundo en lugar de perseguir mi pequeño
sueño―?

35
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Así es. Mi otro yo profundo se dio cuenta y me miraba con sus fríos ojos.
Ahh... Estaba harto de eso. Harto de todo.

Los Demonios sacaron sus garras y atacaron a Suimei incluso mientras


él cerraba mis ojos y suspiraba. Simplemente se precipitaron hacia
adelante como un cargante jabalí, como si no supieran nada sobre
pelear.

“Ex hoc Loco Evanescente”. (Vuelve al Polvo)

Con un canto, un rayo cruza el cuerpo de los Demonios. Todo lo que


queda es un círculo mágico azul y un símbolo mágico. Los Demonios
volaron junto con su brazo ahora amputado, y Suimei ni siquiera miró
estas piezas rotas.

Suimei pudo sentir una fría aura psíquica desde el interior del muro de
cuerpos y se centró en esa dirección, y aumentó sus poderes. ¿Estaban
tratando de lanzar algún tipo de magia? El hechizo tenía cierto parecido
con el culto malvado que adoraba al Dios malvado del pilar 72 de
Salomón, mientras transformaban su aura negra en bolas de fuego.

La flama voló sin descanso. No hace falta decir que se dirigía a Suimei.

Pero era lento. Comparado con una ronda HEAT* disparada desde un
tanque, este era lento en comparación. Incluso a simple vista, cuando la
flama tomaba forma y volaba, Suimei pudo haber lanzado tres hechizos.
(NT: Proyectil de Alto Poder Explosivo Anti-Tanque).

35
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ni siquiera se molestó en mirar la bola de fuego y esquivó. La bola de


fuego simplemente pasó de largo.

Su poder de fuego tampoco era bueno. Si Suimei realmente quisiera


defenderse, podría haber lanzado un hechizo que podría bloquear un
torrente de metal a reacción viajando a Mach 20, el cual perforaría
cualquier armadura. ‘Así que no había necesidad de preocuparse por
una explosión mediocre detrás de mí’. Él solo necesitaba mirar hacia
adelante.

Incluso si estaba un Demonio atacando desde el aire, no había razón


para dejarlo pasar.

“Et Cadens in Terram”. (Él Caerá al Suelo)

Una sola frase. Su pie derecho, que estaba imbuido hasta el límite con
maná, pisó al Demonio que estaba pegado al suelo sin ningún tipo de
consideración. Ellos eran débiles. Suimei pensó que había algo malo
consigo mismo al considerarlos una amenaza. Si supieras cómo pelear,
así eran las cosas. Ellos eran menos un peligro pasajero que un pequeño
guijarro.

Suimei era un tonto. Él era un tonto, pero no podía parar. No pudo parar
porque prometió.

“Yo ―”.

― Yo decidí escapar. A través de este camino.

― Eso es lo que decidí. Seguiré este camino.

35
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Incluso si me caigo o soy vueltas, nunca abandonaré esta ruta. Me decidí


a mí mismo allí.

Para demostrar que es posible salvar a alguien si querías salvarlos. Para


alcanzar los Registros Akáshicos y realizar el sueño de padre. Mi padre y
mi sueño.

Era una tontería simplemente cortar el medio del ejército Demoníaco.


Pero este camino definitivamente conducía allí.

“―Archiatius Overload”. (Sobremarcha del Horno de Maná*)


(NT: Como les mencioné en el capítulo anterior, como hubo un cambio de traductor,
este lo tradujo así. El anterior traductor, que volverá al final del próximo volumen
hasta el octavo, había puesto en el volumen anterior: Horno de Maná, Activación
de Carga).

Con el hechizo, lo que apareció en la punta de sus pies fue un círculo


mágico de colores del arcoíris. ¿Cuál era su diámetro? Un círculo mágico
de aproximadamente cinco metros de diámetro que contenía un patrón
complejo de números y letras se despertó como si hubiera estado
esperando.

Y el maná fue liberado. La fuente de maná rotaba con un sonido


explosivo a un ritmo furioso cuando el núcleo se sobrecargaba. Había
suficiente maná para causar iluminación y enviaban ondas de choque
por todo el lugar. Un tornado furioso golpeó, la tierra explotó y el muro
de Demonios voló alto en el aire.

El suelo tembló y gimió. El escenario de todo lo que está a su alrededor


destrozado y convertido en polvo fue una obra maestra. Una vez que la

35
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

sobremarcha de maná se detuvo, las criaturas anormales se reunieron


como una nube y cargaron una vez más como una avalancha.

Suimei sacudió el polvo de su chaqueta del torbellino de maná. Los


Demonios frente a él todavía llenaban la llanura. Curiosamente, recordó
que fue lo que dijo su padre.

“Un camino sin esperanza, ¿huh...? Fufu― ¡De la manera que me gusta!”.

Frente al enjambre de esas criaturas abominables, Suimei escupió esas


palabras.

No le importaba el Demon Lord. No le importaba volver a su mundo por


ahora. Suimei simplemente no quería renunciar a proteger a esa chica.

◊♦◊♦◊♦◊

“¡Hyaaaaat!”.

¿Era esa voz aguda el grito para determinar su espíritu de lucha o la


desesperación de una chica que luchando contra la inutilidad?

Lefille llevaba su estallido de emociones a su afilada espada y lanzó un


ataque como ráfaga contra el General Demoníaco Rajas.

35
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El golpe creó un brillante viento de maná carmesí. El viento de maná


normalmente cortaría la tierra, la montaña, el cielo, sin discriminar el
tamaño del objetivo. Sin embargo, Rajas simplemente bloqueó el ataque
con su brazo rodeado de aura oscura.

El poder del Espíritu, que había exterminado innumerables Demonios y


monstruos hasta el momento, ni siquiera podía rasguñar su piel y el aura
fue suficiente para desviar el ataque. Era como si el propio Rajas dijera
que ese tipo de poder era cómico.

“Kuuuh... ¡ugh!”.

“¡¡Hahaha!! ¿Cuál es el problema, espadachina de Noshias? ¿Es lo mejor


que puedes hacer?”.

“¡¡¡Callaaaaateee!!!”.

Ella respondió sus burlas con un grito. Lo que ella atacó luego fue otro
golpe carmesí, el “May Rain*”. Rajas contrarrestó el ataque salvaje, pero
regulado ataque, directamente con su ominoso puño lleno de aura.
(NT: No estoy muy seguro de su traducción, así que no se traducirá).

Las líneas rojas colisionaron con líneas oscuras y se retrajeron. Fue un


choque de fuerza. El terreno, en el que ambos se encontraban, no podía
resistir el poder y se rompía con cada intercambio entre la espada y el
puño.

Lefille estaba perdiendo. Si la fuerza de Lefille y Rajas pudiera ponerse a


escala, esta se inclinaría hacia Rajas. Si ella retrocedía un solo paso, él
avanzaría dos pasos y si ella golpeaba diez veces, él contraatacaría once
veces.

35
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lo que sea que ella hiciera, ella no podía ganar contra Rajas. La cantidad
de heridas en su cuerpo solo crecía.

“¡¡Hyyaaap!!”.

En medio de ráfagas de ataques, Rajas se preparó para lanzar un ataque


masivo para terminar la pelea. Ella lo notó ― pero su cuerpo no la
escuchaba. Normalmente, ella podría dar cinco golpes mientras el
oponente se estaba preparando para un ataque tan pesado, pero debido
a las heridas en su mano, incluso un solo golpe era difícil. Apenas soportó
el puño de Rajas usando la espada gigante como escudo.

Ella gimió ante la onda de choque que atravesó su cuerpo y se retiró.

“Kuuh.....”.

Cuando se arrodilló en el suelo y respiró con fuerza, Rajas habló con una
risa burlona.

“Kukuku. Esto es justo como repetir ese momento”.

“.... ¿Repetir?”.

“Sí. Repetir el momento en que atacamos tu hogar. Justo como ese


momento...”.

Ella podía recordar su hogar cuando él habló de eso. Tal como dijo Rajas,
el día en que los Demonios invadieron Noshias. Ella nunca podría

35
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

olvidar esa vista. Mientras luchaba contra la marea interminable de


Demonios, lo que apareció entre un mar de secuaces fue Rajas. Con una
inmensa fortaleza de pie por encima de cualquier Demonio, destruyendo
todo a su paso.

Frente a una fuerza abrumadora, ella se arrodilló como ahora.

Culparse a sí misma por no ser lo suficientemente fuerte mientras mira


a sus camaradas ser asesinados sin piedad ante sus ojos. Después de eso,
luchó contra él varias veces en diferentes lugares y tiempo hasta que cayó
la Capital, pero los resultados solo se repetían.

Al final de cada batalla, ella estaba arrodillada y alguien se sacrificaba


para salvarla. Camaradas y amigos. Siempre era alguien precioso para
ella.

Se sacrificaron protegiéndola, alguien quien perdió contra los


Demonios.

“Uuh, uggh...”.

Cuando ella gimió por los recuerdos que resurgían, Rajas alzó una
esquina de su boca.

“¿No es así? No puedes ganar contra mí con tu fuerza”.

Ella no podía ganar. Quedó grabado en su corazón. Ya fue probado. Era


un hecho. Palabras despiadadas que negaban todo lo que ella
representaba. Era como un sonido de distantes truenos. Eran altos y

35
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

ruidosos como una nube de truenos. La voz de Rajas era la misma.


Ruidos miserables zumbaron en su corazón.

“Cálla…te….”.

“¿Te sientes despreciada? Parece que he dado en el clavo. ― Pero tú,


corriste todo el tiempo. Aunque dijiste que protegerías a tu gente y a tus
camaradas tan fuertemente, nos mostraste tu espalda muchas veces.
Siempre rechazaste luchar hasta el final”.

“Cállate…. ¡CÁLLATE…..! ¡Cierra tu maldita boca!”.

“¿Cerrar mi boca? ¿Entonces no quieres saber nada de tu cobardía?


Parece que no estás orgullosa de eso. Kuku ― supongo que todos quieren
ocultar su vergüenza. No quieres que otros la vean. No quieres que otros
te critiquen por ello. Especialmente porque sabes lo que es una
vergüenza. ¿Pero no abandonaste a los que fueron a su muerte? ¿No
huiste porque querías salvar tu preciosa vida? ¿Hay algo que haya dicho
mal?

Ella quería aplastar esa sonrisa y actitud engreídas como si lo hubiera


visto todo. Él no sabía nada. Nada sobre ella, quien tuvo que aplastar su
corazón muchas veces debido a su destino. Nada sobre los que se
sacrificaron para protegerla. Nada sobre las emociones involucradas. Sin
saber nada.

“¿Sabes lo que le sucedió a cada humano después de que escapaste de


Noshias?”.

“¿D-De qué estás hablando...?”.

36
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Tus camaradas, tus amigos y tu familia. Estoy hablando de aquellos que


arriesgaron sus vidas para sacarte a escondidas. Al final, ellos sufrieron”.

“¿Qué les hiciste…..?”.

“¿Qué hice? ¡Les arranqué las extremidades y jugué con ellas lentamente
hasta que murieron! Recuerdo que fue divertido. Intentaron sacrificar
sus vidas por algo en lo que creían, pero todos gritaron de dolor, miedo
y finalmente maldijeron a su preciosa Diosa. Bueno, al principio no
mostraron mucha reacción, así que fue algo aburrido. ¡¡¡¡Ku-
hahahahah!!!!”.

“¡―!”.

Su risa destrozó su corazón. Las escenas se desarrollaron en su mente


mientras aparecían y desaparecían cuando Rajas habló. Era la vista de
aquellos que encontraron un final agonizante. ¿Qué tan doloroso
hubiera sido? ¿Cuánto habrían aguantado? ¿Cuánto desesperaron? Los
ojos vacíos de aquellos que habían muerto por ella la miraban. Las voces
de los fantasmas que no existen se filtraron en su corazón.

“Tonterías... padre... todos...”.

“¿Lo ves ahora? ¿Ves lo que sucedió en tu hogar y el lamentable final de


tus seres queridos? ¡Hahahahah”.

“¿Cómo te atreves a...? ¡¡¿Cómo te atreves...?!!”.

36
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Estás enojada? ¿Eres incapaz de contener tu enojo? Espadachina de


Noshias, este es tu castigo. Es un castigo apropiado por huir en cada
ocasión”.

“¡¡UAAAAAAAARRRGHH!!”.

Ella corrió hacia Rajas, quien estaba diciendo que ella era la causa de
todo. Era un ataque con todo su espíritu. Era un ataque sin forma ni
equilibrio. Era casi un tonto ataque frontal que perdió toda forma debido
a la ira y las emociones caóticas.

“Qué aburrido”.

Pero fue desviado. El puño de Rajas desvió la espada y otras palabras


burlonas volaron en su dirección. Todo fue insuficiente. Su espada. Sus
emociones. Sus gritos. Todo.

“¡Kuugh!”.

Pero aún no había terminado. Fue cuando ella apretó sus dientes para
lanzar otro golpe.

“―”.

Con una voz burlona, el aura que había estado circulando en la mano de
Rajas se expandió rápidamente.

― Era

36
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Uuu....uuu...”.

La desesperación que parece inocente a la fuerza de todo su cuerpo


revivió.

La escena que había visto muchas veces desde la mano de Rajas pasó por
su mente como una fantasmagoría. Su espíritu, que había sido
impulsado por la ira hasta este punto, colapsó. Esta fue esa magia. La
razón por la cual Rajas fue llamado el “General Demoníaco*”. Era la
magia suprema de Rajas, la que desintegró una fortaleza sin dejar rastro
en medio de la batalla de ese momento.

Una masa coagulada carmesí se expandió para formar una gota lo


suficientemente grande como para tragar a un hombre adulto ― y
mantenía su forma. Se detuvo momentáneamente como un océano en
calma antes de una tormenta, y comenzó a temblar como si fuera la señal
para su lanzamiento.

No había forma de esquivarlo. Era lo suficientemente poderoso como


para destruir una fortaleza completa. No era un ataque que uno pudiera
esquivar debido a su amplia área de efecto. Lo único que ella podía hacer
era extraer todo el poder del Espíritu para protegerse.

― y una marea oscura la tragó entera.

“¡¡Uuu aaaaahhhh!!”.

Siniestra energía oscura la rodeó. Sentía que todo estaba siendo


destruido. Sentía que todo estaba siendo quitado. En medio de la
oscuridad que parece profetizar el final, los cinco sentidos se fueron.

36
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

... Y después de lo que pareció una eternidad, todo a su alrededor se


había ido. Árboles, rocas, cadáveres de Aventureros, el cadáver de esa
chica, todo.

“Ah, ugh... ¡huk...!”.

Ella pudo soportar el ataque. Pero lo que quedaba era solo su cuerpo
maltratado después de haber gastado todas sus fuerzas. Era lo mismo
que antes. Una repetición. Solo ella, quien poseía un fuerte poder
espiritual, sobrevivió. Llevando sola la carga de la culpa y el dolor de un
sobreviviente.

Su cuerpo entero fue tirado como si estuviera inmovilizado en el aire.


Entonces.

“Déjame ir ― ¡Kuuh!”.

Un puño encontró su marca en su estómago. Un fuerte golpe de un brazo


tan grueso como un tronco rompió la debilitada defensa del Espíritu e
impactó en sus intestinos.

“Aún no”.

Rajas, lleno de satisfacción, levantó una comisura de su boca y una


ráfaga de puños comenzó al mismo tiempo. Innumerables golpes.
Innumerables golpes sin fin. La roca como puños, todos encontraban su
marca. Los gemidos llenos de dolor fluían de su boca cada vez que
golpeaba el puño. El único sonido que podía hacer eran gemidos llenos
de dolor que suplicaban detenerse.

36
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Al final, ella vomitó todo en su estómago. Entonces, su cuerpo fue


desechado en el suelo como un pedazo de papel.

“Ha, ugh, ha... ugh...”.

Ella quedó tendida en el suelo retorciéndose y babeando mientras abría


su boca para respirar. Era como si se convirtiera en una oruga, no, algo
incluso menor.

Todo era doloroso. Era doloroso. Su corazón duele incluso más que su
cuerpo. Física y mentalmente. Después de soportar innumerables
ataques de Rajas, que lentamente corroían a su corazón, ella no podía
mover su cuerpo. Ella no podía poner su fuerza en nada. Ella no podía
pensar en nada. Ella quería renunciar a todo.

Pero Rajas no detuvo sus ataques.

“Qué conveniente”.

“Ugh, uhhhh.....”.

“¿Trataste de proteger a los demás con solo ese tipo de fuerza?”.

Una pregunta voló hacia ella mientras intentaba ponerse de pie, usando
la espada como soporte. Tenía la intención de hacerle pensar en ello,
pero no había necesidad de pensar en ello. No tenía sentido pensar en
eso tampoco. Porque―

36
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Entonces, ¿pudiste protegerlos?”.

Ella ya lo sabía.

“Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿crees que puedes cambiar el


resultado?”.

Ella ya lo sabía. Asi que―

“Así es. No pudiste proteger nada. Ni una sola persona”.

― por favor, detente….

“Huuu... huk...”.

Todo fue como dijo Rajas. No solo sus camaradas de su país, sino que
tampoco pudo proteger a los mercaderes. Incluso si ella retrocedía en el
tiempo, hubiera sido una repetición. Esa desesperación, esas lágrimas,
ella no podía detenerlas.

Ella nunca podría ganar contra este Demonio. Eso fue cierto. Nunca.

Era doloroso. La fría realidad era más cruel que el dolor físico. Amargura
de tener que escuchar que ella no pudo hacer nada. Ese era el punto
principal.

36
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Reconócelo, no, ya has empezado a reconocerlo, ¿verdad? Sobre la


existencia tan patética que eres”.

“Yo…. Yo soy….”.

“Fue tu culpa. Todo ello. Sin excepciones. Todos murieron debido a ti”.

“Ah―”.

“¿No es eso cierto?”.

“AH! ¡¡AAAAAHHHHHHHH!!”.

Ella dejó caer la espada que estaba sosteniendo y todas las fuerzas se
fueron debajo de ella. Los brazos colgaban descuidadamente y los
hombros caían sin alguna fuerza.

No quedaba fuerza para sostener la espada.

“......”.

“¿― Finalmente rota?”.

Una voz alegre que llevaba una conclusión perforó su cuerpo.

Eso fue correcto. Ella estaba rota. No había más voluntad de luchar
contra Rajas. Todo lo que era valioso para ella, todo su orgullo, su

36
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

cuerpo, el cual todo le había quitado; a ella no le importaba lo que le


sucediera.

“Hmph. Ahora ni siquiera tienes valor para que te mate personalmente.


Al igual que tus seres queridos ante ti, es apropiado que mueras después
haber jugado un poco”.

Ella podía ver a Rajas señalar a sus subordinados después de hablar.


Varios Demonios, que estaban siendo protegidos por su aura oscura,
respondieron inmediatamente a su señal.

Al final de su vista que se desvanecía, ella podía ver a los Demonios


acercándose. Apresurándose para ser el primero en matarla. Lo que
aparecía claramente en su vista eran las garras que le robarían su vida,
apariencias descuidadas, sonrisas repugnantes y ojos turbios llenos de
malicia. Todo se convirtió en una cámara lenta a medida que se
acercaban.

“Ah...”.

Eso fue lo que fluyó de su voz.

... ¿Por qué fue? ¿Por qué su fin era así? ¿No era suficiente que le
quitaran todo lo preciado, que la humillaran y la olvidaran? ¿Su corazón
también tenía que ser aplastado? Ella quería una vida en rectitud hasta
ahora y vivió en rectitud hasta ahora.

Pero fue un error. ¿Por qué fue un error? ¿Por qué llevó a un final tan
trágico?

36
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

La esperanza no existía. Entonces, ¿quién hizo la palabra “esperanza”?


¿Para qué se creó la palabra? No existía en ninguna parte del mundo.

Eso era correcto. Era inútil perseguir una esperanza. Era inútil aferrarse
a ella también. La esperanza no era más que un cruel truco para hundir
a los humanos más profundamente en un pozo de desesperación. ¿Qué
tan tonta era ella por haber creído que tal cosa existía hasta ahora?

Lo que brotó con lágrimas fue una maldición contra el mundo que la
forzó a sufrir. Y―

“Alguien. Ayuda….”.

Lo que salió de su boca fue un deseo verdaderamente como ella. ¿Cómo


ella podría desear una salvación incluso después de que todo resultó así?
No había forma de que existiera tal milagro en este mundo. Ni una sola
oportunidad, pero―

Justo cuando estaba a punto de cerrar sus ojos para evitar la oscuridad
que la invadía, un ruido estruendoso pasó por su lado.

Un rayo azul brillante la cegó y todo se volvió blanco. Los Demonios que
estaban atacando, cielo lleno de oscuridad, todo desapareció. La
desastrosa tierra, Rajas, todo desapareció en la luz blanca.

Cuando el ruido y la luz cegadora se calmaron, todos los Demonios que


se apresuraban hacia ella habían desaparecido.

Ella miró a su alrededor. Sin que ella lo notara, alguien gentilmente


limpió las cálidas lágrimas que oscurecían su visión.

36
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Y allí de pie―

“¿Quién eres tú?”.

Algo negro revoloteaba. Quien estaba frente a ella era alguien que ella
conocía. Ese chico que vestía de negro y emitía un aura silenciosa nunca
antes visto era―

◊♦◊♦◊♦◊

― Era natural cerrar los ojos ante una luz blanca ardiente y dejar que las
imágenes secundarias desaparecieran. Suimei predijo cuando la luz
desaparecería y lentamente abrió sus ojos.

La atrocidad que se extendía ante sus ojos lo hizo humear


silenciosamente.

Aah, el mal existe en este lugar también. El mal que ridiculiza a los que
intentan vivir honestamente como tontos. El mal que pisa a los que están
empapados de lágrimas y de luto. El mal que atrapa a otros en la tristeza
y la desesperación, sin embargo, no se siente culpable al respecto.

El mal que arrebata el orgullo de alguien que lucha por la justicia.

El mal que no sabe nada de la nobleza de aquellos que luchan por


proteger a los demás.

37
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Ese imperdonable mal.

Así es. Ese mal encarnado que arrebata a los demás incluso una pizca de
esperanza para la felicidad.

Admira el destello gradual de luz, Suimei camina tranquilamente hacia


Lefille y se para frente a ella.

Después de que la luz desapareció, lo que empapaba sus ojos eran


lágrimas. El torrente de lágrimas era interminable. Suimei secó esas
lágrimas con su dedo. Él no quería que llorara más. Él quería que las
lágrimas desaparecieran de inmediato.

Ella tenía los ojos hinchados de llorar. Su cuerpo maltratado. La razón


por la que era lamentable solo mirarla era porque ella había pasado por
un dolor inimaginable.

Suimei susurró: “Lo siento por llegar tarde”.

“Ah―”.

Era una voz suave que fluía de su corazón antes de que pudiera
convertirse en una emoción. Era como el último suspiro antes de que la
luz en su corazón se quemara.

Ella era una chica que pasó incontables días sintiéndose triste, llena de
dolor, culpándose a sí misma y, al final, no podía perdonarse a sí misma.
¿Por qué tiene esa chica, esa chica amable tiene que sufrir algo como
esto? ¿Por qué la chica, que nunca fue codiciosa y persiguió la justicia en

37
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

el mundo, tiene que sufrir este tipo de final? ¿Por qué el mundo necesita
empujar a la gente como ella al borde de la miseria?

“Aaah―”.

―Aquellos que hacen llorar a los demás, recuerden. Que no hay lluvia de
tristeza que no se pueda superar.

― Aquellos que causan dolor a otros, recuerden. Que no hay una brasa
de dolor que no se puede destruir.

― Aquellos que están borrachos en el mal, no olviden. Que no hay lugar


en este mundo para que criaturas malvadas como ustedes puedan seguir
adelante.

“¿―Quién eres tú?”.

“Un mago*. Yakagi Suimei”.


(NT: Magician no Mage).

Lo demostraré con mi cuerpo, que soy un mago moderno aquí y ahora.

Pasó una ráfaga de viento: ¿la voz del chico parado junto a ella la llamó,
o su voz era la ráfaga misma? Una sola frase que pasaba con una brisa
fría en el caliente aire. Rajas debe haberlo escuchado también.

“Un… mago”.

37
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Rajas frunció el ceño y repitió las palabras de Suimei. No reconoció a


Suimei por un momento debido a su ropa diferente, pero pronto hizo
una expresión de reconocimiento.

“Sí, tú eres ese... molesto niño mago de ese momento”.

Suimei permaneció en silencio, se inclinó hacia un lado y miró a Rajas.


Rajas habló en tono desconcertado como si estuviera gratamente
sorprendido.

“Así que, un mero mago logró pasar aquí más allá de todos mis
subordinados. Deberían haber sido muchos de ellos, ¿hmmm?”.

“Sí, innecesariamente muchos. Parece que has desechado todo tipo de


basura juntos. Casi vomito”.

“Parece que te divertiste bastante con esa basura. Considerando tu


estado, puedo sentir la autenticidad de tus palabras. ¡¡Kuhahahaha!!”.

Rajas sonrió burlonamente mientras retorcía sus palabras. Pero la


apariencia de Suimei era lamentable. No había heridas visibles, pero su
ropa negra estaba desgarrada en todas partes. Ni su postura ni su
movimiento se sentían con energía, su respiración áspera parecía algo
trabajosa y había incluso leves marcas de espada en su rostro.
Demostrando que llegar hasta aquí debió haber sido una ardua tarea.

Rajas miró a Suimei y preguntó si todavía estaba interesado.

“¿―Y? ¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Pasaste por todos ellos o
intentaste huir?”.

37
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Simplemente eliminé los que bloqueaban mi camino”.

“Hoo... Hablando en grande cuando te ves así”.

Rajas se rió burlonamente de nuevo. Tal vez vio a Suimei y lo pensó solo
como una mentira de una persona herida. La manera en que Suimei
hablaba con confianza solo parecía como una mentira de alguien a quien
no le gustaba perder.

“Así que dime. ¿Por qué pasaste por todo eso para venir aquí?”.

“No creo que este sea el momento de ser quisquilloso con un pequeño
detalle como ese”.

“... No vas a decir que viniste a rescatar a esa chica de allí, ¿o sí?”.

“¿Y si esa es la verdad?”.

Suimei respondió a la pregunta de Rajas. Él vino a rescatarla. Para ser


su fuerza. A pesar de que ella rechazó su mano por ayuda. A pesar de que
ella no necesitaba hacer eso. Ya era demasiado tarde ahora.

Rajas notó la voluntad de Suimei y estalló en carcajadas un poco


después.

“¡¿Qué?! ¡¡HAHAHAHAA!! ¡Realmente dijiste algo así! ¡¿Viniste a salvar


a una chica en esta situación?! ¡Debes estar loco!”.

37
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Eso era correcto. Al igual que Rajas dijo, él estaba loco. Él no podría
haber pensado racionalmente atravesar un ejército de Demonios para
entrar en las fauces de la muerte. No había nada que él pudiera ganar
viniendo aquí. No había nada que un humano pudiera desear. Él solo
tendría cosas que perder viniendo aquí. Pero ¿por qué?

“¿Crees que vale la pena salvar a esta chica? ¿Esta perra que no pudo
salvar nada y huyó de todas las batallas para salvar su preciosa vida?”.

“Sí”.

¿En qué estaba pensando, asintiendo con los ojos cerrados? Él admitió
que era una acción tonta y que lo sabía en su corazón. Hacia él, Rajas―

“Fufu― ¿qué te hace ir tan lejos por ella? ¿No está bien para ti evitar
herirte y simplemente ignorar a esta perra? ¿No está bien que te olvides
de ella como si ella nunca hubiera existido en primer lugar?”.

“No puedo hacer eso. Si lo hiciera, no podría salvarla”.

“¿Qué―?”.

Cuando Rajas frunció el ceño ante la respuesta inesperada de Suimei,


Suimei habló de forma desafiante.

“Y salvar a los desafortunados. Salvar a los que no se pueden salvar es el


camino en el que creo. Simplemente no podía abandonar ese camino. Asi
que es por eso―”.

37
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Es por eso que vine todo el camino hasta un lugar como este.

Eso era cierto. Suimei se declaró triunfalmente a sí mismo. Él declaró


que estaba aquí para salvarla y luchar contra él.

Rajas parecía atónito al escuchar la resolución de la declaración de


Suimei por un momento, pero pronto dejó escapar un suspiro.

“Ha―”.

Rajas se burló de la declaración de Suimei.

“¡¡¡Uhahahah!!! ¡Qué tonto! ¡Por ese tipo de razón! ¡¿Viniste aquí por
eso?! ¡Entras en la boca de la muerte pasando por mis subordinados! ¿Y
esto es lo que dices? ¿Salvar a aquellos que no pueden ser salvados?
Pensar que llegaste hasta aquí con ese tipo de inútil ideal. ¡¡Hay un límite
en lo estúpido que puedes ser!! ¡¡Uhahahahah! Es hilarante―”.

“¿Y qué?”.

“¡¿―?!”.

Lo que detuvo la enloquecedora risa de Rajas fue la fría respuesta de


Suimei.

Una ráfaga de viento: más frío que el frío viento que barría las tierras del
Norte congeló el corazón de todos y quitó incluso el sonido de la risa, y
el sonido del miedo, como si no fueran necesarios.

37
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lo que llenaba el área era un escalofriante frío. No era que la


temperatura fuera fría. Había una fuente de frialdad que era suficiente
para desollar las pieles y robar la conciencia. Las áreas recién calentadas
por el espíritu de Rajas parecían haberse convertido en una capa de
hielo. Y el chico, quien creó esta situación, Suimei, miró al General
Demoníaco, quien se ría de su determinación sin vacilaciones en los ojos.

“.... Chico, será mejor que cambies la forma en que me miras. No me


gusta”.

“¿Crees que voy a escucharte?”.

“Entonces, ¡te haré escuchar por la fuerza!”.

Lo que salió de la boca de Rajas fue un rugido lo suficientemente fuerte


como para sacudir todo a su alrededor. La onda de choque levantó el
polvo en el aire y los guijarros se dispararon en todas direcciones. En un
momento, un brazo y un puño, que se asemejaban a un tronco de roble
antiguo, volaron hacia Suimei.

Lo que resistía al brazo, que convertiría todo en su camino en una pulpa


de carne, era un hechizo único que Rajas nunca escuchó antes.

“Primium ex Puinoim Excipio”. (Muralla Número 1, Número 2, Número


3, Número 4, Número 5, Despliegue Local)

Cinco círculos mágicos brillantes dorados se formaron desde la punta


del brazo extendido de Suimei para formar un escudo. Ya fuera dibujado

37
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

o formado, los fragmentos rotos se unieron para formar su forma


original.

La defensa dorada estaba perfectamente a tiempo. El puño de Rajas y la


magia de Suimei colisionaron.

La chispa dorada voló por todas partes y, si llegaba a su límite o su


propósito era diferente en primer lugar, el segundo círculo mágico lo
rechazaba y también lo hacía el tercer círculo.

“¡¡Ooooohhhhhhhhhh!!”.

“¡¡Hyaaaaaaaahhh!!”.

El puño intentó penetrar el círculo mágico y la magia que permanecía


firme en su lugar con chispas doradas volando desde cada golpe. El suelo
se quebró cuando falló contra la onda de choque y la tormenta de viento
barrió la zona. Pronto formaron una corriente de viento y tiñeron el aire
con el temor de la batalla.

En medio del intercambio de gritos entre ambas partes, el cuarto círculo


mágico comenzó a girar. Y entonces―

“¡¿Hiiik―?!”.

La fuerza masiva, que se dirigió a Suimei de repente, cambió de


dirección. Con un sonido estruendoso, el inmenso cuerpo de Rajas cortó
la tierra cuando fue arrojado sobre una colina por un tsunami de viento.

37
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Tch. Incluso con la 5° Muralla (Muro de Atenuación) solo voló esa


cantidad... Hombre, él es innecesariamente fuerte...”.

Suimei se encogió de hombros mientras maldecía a Rajas, quien había


desaparecido más allá de su vista. Pero él también estaba debilitado.
Teniendo en cuenta cuánto tuvo que luchar mientras venía a rescatar a
Lefille, era natural.

De la nada, se giró para mirarla, y―

“Levántate, Lefille. Vamos a derribarlo”.

37
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

38
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

◊♦◊♦◊♦◊

Él dijo eso hacia mí. Luchemos juntos. Nosotros dos podemos pelear
juntos. Como si quisiera mi cooperación― no, para alentarme, quién se
había dado por vencido. Ellos eran sinceramente genuinos. Los ojos que
me miraban brillaban misteriosamente carmesí y brillaban por encima
de todo. La pasión que brillaba a través de esos ojos era como el acero al
rojo vivo. Eran unos ojos apasionados. Ojos de un hombre que nunca
pondrá en peligro su creencia.

Pero no tenía suficiente fuerza para estar junto a su resolución.

Todo fue usado en la batalla con Rajas justo antes. Así que no podía―

“No puedo”.

Eso era cierto. Yo solo podía dejar caer mi cabeza y rendirme.

“¿Hmmm―?”.

“No puedo. No puedo ganar contra él. No puedes ganar contra él y yo


tampoco. Él nos va a matar a los dos”.

“Oi.... Lefille, ¿qué te pasó?”.

Suimei preguntó como si estuviera sorprendido. Probablemente creyó


que podríamos combinar nuestra fuerza para luchar. Que dos de
nosotros pudiéramos derrotarlo.

38
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Pero ahora, todo era inútil. Porque….

“No podemos ganar contra Rajas. Ese Demonio es muy fuerte. Incluso si
combinamos nuestra fuerza, no podemos ganar”.

“¿Cómo puedes saber sin intentarlo?”.

“No, lo puedo decir. Rajas es fuerte. Incluso las élites del ejército de
Noshias cayeron ante él. No podemos vencer a algo como él con solo
nuestra fuerza. Es imposible. Es de ambos destinos, tuyo y mío morir por
las manos de Rajas”.

Así era como debía ser. Era un destino inmutable. Mi predicción del
futuro probablemente sonaba como si yo fuera débil para él. Pero era la
verdad. No importa cuán fuerte era el corazón de uno, sin importar cuán
valiente fuera uno, no era más que el sueño de una noche de verano
delante de aquellos con poder absoluto.

Al mirarme, Suimei dejó caer sus hombros y cerró sus ojos. ¿Estaba
decepcionado de mí? Estaba mirando hacia abajo, así que no pude ver
su expresión, pero seguramente estaba pensando eso.

“.... ¿Está bien contigo? ¿Estás realmente bien con un final así?”.

“Sí. No me importa cómo termina. Renuncio a todo. Estoy cansada de


todo”.

“.... Bien”.

38
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Pude escuchar la respuesta. ¿Se él dio cuenta? La verdad de que ya todo


había terminado. No había más necesidad de resistirse. Todo estará bien
después de unos momentos de dolor.

Suimei ya estaba de pie de espaldas a ella.

Pero esa no era la forma en que ella quería que fuera. Esa figura vestida
de negro estaba de pie para enfrentar la amenaza de Rajas de frente.

“¿Suimei?”.

“Entonces haré lo que quiera. Si Lefille piensa eso, entonces todo lo que
tengo que hacer es hacer que esa criatura malvada se rinda”.

Las palabras de Suimei mostraron su creencia en la esperanza. Su


creencia era tan corta de vista, mi propia voz se volvió áspera.

“¡¿De qué estás hablando?! ¡Ni siquiera conoces el poder completo de


Rajas! ¡Rajas es fundamentalmente diferente de los Demonios que
derrotaste hasta ahora!”.

“Probablemente lo sea. Pero si renuncio aquí, no puedo salvarte, Lefille,


y yo tampoco podré alcanzar lo que perseguí”.

¿Fue lo que declaró triunfalmente a Rajas justo antes de lo que estaba


persiguiendo?

38
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Para salvar a quienes no pueden ser salvados? ¡Idiota! ¡Las personas


que serán miserables existirán en el mundo! En cualquier lugar y en
cualquier momento ¡No hay excepción!”.

“Aun así”.

“¡Es todo una fantasía! ¡Un fraude! Una historia que saldría en el sueño
de un niño”.

“Aun así”.

“¿Qué pasa con “aun así”? Si dices algunas palabras vacías como esa, ¿de
repente nos salvará?”.

“Aun así”.

“..... Ese tipo de cosas, nunca se logrará. Es imposible. Nunca….”.

Eso era cierto. Nunca pasará. En algún lugar de este mundo, una persona
pasa hambre. En algún lugar de este mundo, una persona se derrumba
de la tristeza. En algún lugar de este mundo había una persona que
moría de rabia en su corazón. Y alguien que no podía ser salvado existía
aquí.

No había excepciones. Alguien que no podía ser salvado existía. Siempre.

Él probablemente lo sabía, muy en el fondo. Si él era alguien con sentido


racional, si encaraba la verdad, era una fantasía que debería haber
abandonado hace mucho tiempo.

38
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Pero, aun así, como si estuviera tratando de explicarle algo a un niño que
no podía entender, movió su cabeza y―

“Lefille, eso no es algo que tú decidas. Si puedo salvar a alguien o no, se


descubrirá al final del sendero que camino”.

“¿Qué vas a hacer persiguiendo algo así? Es abstracto e incierto. ¿Crees


que terminará al no encontrarlo si sigues caminando por ese sendero?
Al final de ese sendero está la desesperación de alguien que fue
traicionado por la esperanza”.

“Quizás”.

“Entonces―”.

“Pero no voy a mirar hacia atrás. ¿No es así? Mi sueño no existe detrás
de mí. El día que renuncié a mis sueños, ese hombre que juró en ese
entonces ya no existiría. Asi que―”.

― Así que, solo mírame. La esperanza con la que sueño. Mírame


perseguir mi esperanza.

“Ah......”.

¿Por qué esa figura, que derrotó mi argumento con simple “mírame”, era
tan brillante? Era el brillo del alma que nadie había visto antes.

38
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Rajas, quien fue arrojado, regresó, aplastando la tierra con cada paso.
Mirando asesinamente, enfocándose en Suimei.

“Chico, te atreves...”.

“¡Quédate abajo cuando te vuelvan a arrojar, desalmado bastardo!”.

“¡¡Callateeeeee!!”.

Con ese rugido, una bola de energía en la mano de Rajas creció


exponencialmente. Al negro tragando sombras lívidas hastiadas negras
y fundidas alrededor de toda el área*. Era la magia de Rajas que destruyó
la fortaleza de Noshias y convirtió esta tierra en tierra estéril.
(NT: Creo que es así. Ni puta idea de cómo traducir bien esa frase: Black swallowed
black and casted jaded purplish-shadows all around the area).

“¡Es hora de que tú y esa chica desaparezcan para siempre!”.

Este era el final. El fin. No me quedaban más poderes Espirituales, así


que no hay forma de resistir ese ataque. No había magia lo
suficientemente fuerte como para resistir ese tipo de poder en esta tierra.
Por eso…

“Suimei... Eso es suficiente…. Vamos a darnos por vencidos...”.

Aunque nada cambiaría, Suimei ignoró mis palabras y cantó la magia


como si ese tipo de ataque no fuera nada.

38
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Non Amo Munus Scutum Omnes Impetum Invictus”. (Mi Escudo no es


un Escudo. Es Fuerte Ante Cualquier Ataque e Inquebrantable Bajo
Cualquier Fuego).

El maná se hizo más grande con el canto de lanzamiento. El maná


dorado se extendió como si resistiera la oscuridad y comenzó a girar
como un tornado.

“Invincibility Immobilitas Immortalis Cumque Mane Surrexistant


Castle”. (Indestructible Bloque de Roca, el Castillo Decorado Con Luz
Dorada Formada a Partir de la Esencia de Las Estrellas. Su Nombre es...)

Cada rayo de la luz dorado se dividió y se dirigió a su destino respectivo,


como si tratara de llevar a cabo su propia misión. Comenzaron a
formarse en forma de relámpago de oro brillante. El sonido de
chasquido, como si encajaran entre sí, sonó, y―

“¡Firmus Congrega Aurum Magnalea!”. (¡Mi Robusto* y Radiante


Castillo!)
(NT: También se puede leer como Resistente).

Al final del canto de Suimei, los círculos mágicos se unieron para


superponerse. Al mismo tiempo que se formaba el círculo mágico, la
oscuridad se tragaba el paisaje como si fuera a llevarse todo.

“¡¡―Kuuggh!!”.

... Este era el fin. Fin de todo. La embestida del ataque de Rajas
absorbería tanto el cuerpo como el alma en la oscuridad.

38
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Pero― No fue el fin. Cerré mis dos ojos en anticipación a la muerte.


Cuando abrí mis ojos, Suimei y yo estábamos ilesos y aún viviendo.

Después de que la nube de arena se calmara, no era la única sorprendida.

“¡¿C-Cómo podría ser esto...?! Mi poder era lo suficientemente fuerte


como para volar una fortaleza completa. ¿Por qué? ¿Por qué no está
funcionando ahora?”.

Mientras una voz sorprendida sonaba, había una vista impresionante


sucediendo cerca.

Había letras y números dispuestos geométricamente proyectando una


barrera alrededor del área. La luz de maná dorada los rodeaba. En el
círculo mágico dibujado en el suelo, había agujas de reloj dibujadas en
horas y minutos. Otros círculos mágicos se extendieron como si
protegieran las inmediaciones cercanas. Grandes y pequeños círculos
mágicos, y también había círculos mágicos que había visto antes.
Estábamos rodeados por numerosos círculos mágicos dorados.

Eso era cierto. Era como una fortaleza de círculos mágicos.

“Hmph― No compares mi fortaleza dorada con algo insignificante. Esta


es una copia de una base militar del otro mundo. Si quisieras penetrarla,
tu ataque debería haber sido varias veces más fuerte que el “Rugido del
Dragón Rojo””.

“¿“Otro mundo”…? Quieres decir que eres...”.

“Hmph, ¡eso no es de tu incumbencia!”.

38
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Cuando Suimei extendió su brazo derecho, se formó una espada de plata,


y junto con la voz sorprendida de Rajas, volaron polvo y escombros por
igual.

“¡¡Bastarrddooooo!!”.

Rajas finalmente parecía haberlo reconocido como un oponente fuerte y


atacó con todas sus fuerzas. El que esperaba que Rajas atacara era
Suimei. Él eliminó la fortaleza defensiva con maná y cargó con el borde
de la hoja en pie

La forma de luchar de Rajas era simple, pero era ágil y fuerte.

... Rajas era gigantesco. Para un simple humano, incluso un rasguño de


ese puño convertiría a un hombre en pasta. Pero Suimei llevó esta lucha
al espacio cerrado.

Esa sensación de acercarse a la muerte era palpable. Aun así, el espíritu


de Suimei no disminuyó.

Él esquivó los ataques indiscriminados de Rajas y luchó con la espada de


plata imbuida de maná mientras encadenaba palabras para lanzar
magia.

Era una batalla difícil e incluso un solo golpe del puño de Rajas era
mortal. Pero él no parecía lamentable. Como si estuviera diciendo que la
resolución candente en su corazón era la fuente de su energía, su espalda
era firme como si estuvieran incrustados con implantes de metal. Su

38
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

apariencia de nunca doblarse y mantenerse de pie era más fuerte que


nadie aquí.

Cada vez que el qi del Demonio rozaba su piel y su ropa, pequeñas


heridas aumentaban en el rostro y el cuerpo de Suimei. Pero él no se
detuvo. Los valientes rugidos del chico disiparon la ola de miedo que se
avecinaba. Toda la atmósfera que desanimaba mi corazón, él la
rechazaba y atravesaba a través de ellos.

... Mientras él luchaba en una acalorada batalla con su cuerpo herido,


mientras estaba empapado en el calor de la batalla, entré en razón.

¿― Qué estoy haciendo?

Mientras él luchaba, yo abandoné todo, negué todas sus palabras y


simplemente me arrodillé aquí. Simplemente estaba mirando. Decidí
que no había nada que pudiera hacer y solo miré. No sabía por cuánto
tiempo, pero miré.

“..............”.

Lo que era visible era su espalda. Esa única espalda impuesta. Ese
corazón determinado de un chico que quiere que todos los que lloran en
este mundo injusto sean felices. Eso brilla de nuevo.

Salva a aquellos que no pueden ser salvados. Su determinación de decir


tal cosa. ¿Está bien estar fascinada por él sin hacer nada―?

El cuerpo de Suimei rebotó en el puño de Rajas y voló detrás de mí. Él


estaba herido por todos lados. Pero, su fuerza para volver a levantarse,

39
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

ni su determinación, no disminuía un poco. Se puso de pie fuerte como


si estuviera diciendo que aún no había perdido.

No me di cuenta cuándo, pero estaba hablando con él cuando me di


cuenta.

“Suimei... ¿Por qué vas tan lejos...?”.

¿Qué te impulsa a llegar tan lejos? Cuando le pregunté eso, él habló


cortantemente mientras miraba hacia adelante.

“Debido a que quiero protegerte”.

“―”.

Cuando escuché sus palabras, algo revivió dentro de mí. El corazón


caliente que yace en el centro del corazón roto.

“Sabes cómo se siente, ¿verdad? También tienes a alguien que quieres


proteger. Viniste aquí porque tenías a alguien a quien querías proteger
incluso si costaba tu vida, ¿verdad?”.

“Ah―”.

Yo quería proteger. Eso era cierto. Sus pensamientos y creencias eran los
mismos que las míos. Esa era la razón por la que él estaba de pie alto
aquí sin importar lo mucho que estuviese herido.

39
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

¿Estaba bien para mí rendirme así? No, no estaba bien. No quería ese
tipo de final. Nunca quise ese tipo de final. Quería correr hacia mi sueño
una vez más. Nunca parando, al igual que ese chico con el mismo
pensamiento que yo.

... Ese chico cargó contra el gigantesco enemigo una vez más. Para
impulsar su creencia.

Cuando me di cuenta, no me podía sentar por más tiempo.

“Yo―”.

Así que una vez más. Una vez más. Dame la fuerza para luchar una vez
más. Recé profundamente con mi figura ensangrentada, dolorida y
antiestética.

“Nuestra Diosa, Alshuna. Para mí, ¿quién no podría cambiar nada por
mi cuenta? Para mí, ¿quién no podría cambiar por mi cuenta? Por favor,
dame el valor para cambiarme solo una vez. Te imploro, solo una vez.
Solo una oportunidad más para mí―”.

Era un deseo sincero y palabras muy rogadas. Alentarme y bendecir el


avivamiento para poder agarrar la espada una vez más. Pero la Diosa
nunca ayudaría. Yo ya sabía. Porque ella no existía en este mundo. Ella
simplemente miraba. Entonces, todas estas palabras fueron para
ayudarme a cambiar.

Entonces, cuando abrí mis ojos, mi cuerpo se llenó de una fuerza que no
estaba allí antes. Como si el momento en que me arrodillé y desistí fuera
una mentira, la debilidad que ocupaba mi corazón no existía ahora en
ninguna parte.

39
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El que me dio esta fortaleza, este coraje, era ese chico de pie en frente. Él
me enseñó a seguir adelante con mi creencia. Él me mostró físicamente,
me despertó, así yo pudiera ponerme de pie de nuevo.

Agarré la espada que había dejado caer y la blandí con todas mis fuerzas.

El viento rojo creado por la espada corta entre Suimei y Rajas.

“Haaat- ¡¿esa perra?! ¿De dónde sacaste esa fuerza?”.

“Lefille.....”.

Lo que me saludó, quien se levantó una vez más, fue un rostro de


sorpresa y un rostro de felicidad. No había necesidad de explicar a quién
pertenecía cada uno de los rostros.

El poder del Espíritu. Liberé todo el poder que pude reunir. Viento Rojo.
Todo se tiñó de color carmesí como si el Espíritu de guerra y fuego
destellara a Ishaktoni. Rajas no pudo soportar la repentina ráfaga de
viento y dio un paso atrás.

“K..kuuh..... Esto es”.

Rajas bloqueó su rostro con sus brazos para evitar el vendaval. Dije mi
determinación mientras le apuntaba con la espada.

39
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“..... Rajas. Mira de cerca con tus propios ojos. Este es el poder que
exterminará a los Demonios. La discípula de la Diosa. Poder del
Espíritu”.

“¿Poder para destruir qué? ¡Solo eres una perra que corrió porque temías
a la muerte!”.

“―Cállate... ¡ya no correré más para vivir como lo que soy ahora! No
importa qué o quién. ¡Incluso de este destino!”.

“¡Tú, estúpida chica! ¡Lo único que puedes hacer es parloteaaaaar!”.

Encaré el puño gritando de Rajas con la gran espada y el flash carmesí.


Un puño y un arma con fuerte aura se extendieron de esta manera, pero
esta vez no volví a volar. Envolví la espada con el viento rojo y golpeé el
puño de Rajas, desviándolo.

“¡Kuuh! ¡¿Q-Qué?! Eso fue completamente diferente de antes...”.

La diferencia era natural. Mi yo débil murió hace unos momentos, y lo


que quedaba aquí era mi nuevo yo. Los ataques que me presionaron
hasta ahora no funcionaron más. Y no tuve tiempo de explicarle algo así.

“¡¡Hyyaaaapp!!”.

Puse una fuerza aún mayor en mis manos que blandían la espada como
diciendo que mis oídos ya no querían escuchar su voz desconcertada.

39
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Esta ronda era diferente a la anterior. No me quedé atrás en velocidad y


mi número de ataques era mayor. El poder del ataque también era
suficiente para atravesarlo.

Tal vez estaba conmocionado, pero Rajas agitó sus brazos al azar. Eran
ataques aleatorios e imprecisos, pero afortunadamente, Rajas descubrió
la posibilidad de un golpe crítico. Si aterrizaba, no terminaría en una
mera lesión. Por supuesto, eso se basaba en la suposición de que
encontrara su marca.

― Así me volví como el color de la luz que me rodeaba, un destello


carmesí.

Nadie podía ver mi movimiento hasta el final. El viento carmesí


superaba toda velocidad y no dejaba sombra. La rapidez era maravillosa.
Con una velocidad lo suficientemente rápida como para confundirme
con un tele-transporte, me moví detrás de la espalda de Rajas como si
estuviera deslizándome.

“Tú, perra, ¿cuándo tú―?”.

Cuando se dio cuenta y se dio vuelta, ya era demasiado tarde. Al mismo


tiempo que terminé de materializar, un golpe preciso cortó el pecho de
Rajas.

“Kuup. ¡Kuaaaaahhh!”.

La roca como pecho de Rajas se abrió. No fue un golpe fatal, pero de la


herida, la fuente del poder del Demonio, que la había atormentado hasta
ahora, se apagó.

39
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Esta era la oportunidad perfecta.

“¡Gala Varna!”. (Basan*)


(NT: Creo).

Balanceé la gran espada sobre mi cabeza y golpeé como un rayo con


todas mis fuerzas. Con mi postura tan baja que casi tocaba el suelo, un
destello carmesí estalló, tomando la forma de un golpe gigantesco y cortó
el cielo y la tierra.

39
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

39
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Entonces, el ataque golpeó a Rajas, quien estaba rodeado de vapor como


fuente de poder, pero―

“Eres ruda”.

Rajas todavía estaba vivo y bien a pesar de haber recibido el ataque de


Basan. Había cortes por todas partes en su cuerpo con vapor brotando
en todas partes, pero él estaba de pie. Fue golpeado con Suimei y mi
ataque consecutivamente. ¿Qué tan fuerte era este Demonio?

“¡¡Kuhhp....!!”.

Mientras mi rostro fruncía el ceño con ansiedad y cansancio por los


ataques consecutivos, Rajas repentinamente dio un paso atrás.

Estaba tensa preguntándome cuál era su plan, pero su cuerpo gigantesco


giraba.

¿Estaba planeando cortar y correr?

“¿¡Qué―? ¡Detente ahí!”.

“... Vamos a retrasar este duelo para la próxima vez. Espadachina de


Noshias”.

Él probablemente decidió que era una desventaja para él continuar.


Rajas, quien habló como si estuviera indignado, intentó escapar. Parecía
que le quedaban fuerzas mientras volaba y se alejaba en un abrir y cerrar
de ojos.

39
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¡¡Hyaaaaaaaa!!”.

Lancé un torrente de ataque hacia Rajas como si quisiera cortarle la


espalda por completo. Pero la velocidad del viento rojo no podía
coincidir con la de Rajas. El brillo carmesí, que no podía cerrar la
distancia, se volvió más débil y se convirtió en una brisa normal.

― Se escapó. No había forma de lanzar un ataque con ese tipo de


distancia. La historia sería diferente si pudiera volar como Rajas, pero
no podía.

Por eso terminó aquí. Finalmente pude llegar aquí gracias a Suimei. Él
me ayudó, pero el enemigo que necesitaba derrotar logró escapar del
lugar donde se suponía que debía derrotarlo.

“Maldición…..”.

El duelo fue pospuesto para más después. Para terminar las cosas de una
manera tan abrumadora... Solo necesitaba dar un paso más... Solo un
poco... Si lo superaba un poco más... Entonces podría haber...

― Fue cuando me mordí los labios en señal de abatimiento.

La intensidad del maná se levantó detrás de mi espalda. No, una


expresión tibia como “aumentó” no era adecuada para describirla. Esta
era la onda de choque que se produjo cuando el maná aumentó
explosivamente. Y el que lo estaba creando era, por supuesto―

“¿S-Suimei?”.

39
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

¿Este chico no tiene fin a su maná? ¿Todavía le quedaban fuerzas


después de derrotar al ejército Demoníaco, defenderse contra el ataque
de Rajas e incluso luchar contra él? Él caminó hasta aquí mientras
mantenía su poder. Era como si estuviera dando un paseo y pronto se
paró a mi lado. Y lo que resonó fue la voz del mago.

“Abreq ad Habra”. (Muerte, Serás Destruida Ante mi Trueno)

... El gigantesco viento carmesí con forma de espada se convirtió en


meros vientos justo detrás de él.

◊♦◊♦◊♦◊

Fue peligroso. Pensar que esa perra se levantó de nuevo en muy poco
tiempo. No, no solo eso, sino para ser aún más fuerte. No sé lo que pasó,
pero probablemente fue por ese mocoso mago.

Él rechinó sus dientes después de probar la amargura de retirarse.

“No olvidaré esta humillación, humanos. Les pagaré una vez que esta
herida se cure...”.

Rajas voló hacia una elevación aún mayor mientras estaba cautivado por
la ira y murmurando interminablemente.

40
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“... Podría ser peligroso pasar a través de una nube cumulonimbus con
este tipo de herida, pero no se puede evitar”.

Lo que miraba era la ruta de escape que necesitaba pasar. Había una
posibilidad de que pudieran atraparme si volaba demasiado bajo.
Teniendo en cuenta lo lejos que estaban ahora, no era probable que
sucediera, pero esto fue después de esa dramática reversión en la batalla.
Sabía que podría esconderme con certeza si pasaba las nubes.

Era exasperante, pero había sufrido daños graves debido al contraataque


de esa mujer. Si saltara a la nube cumulonimbus en mi estado actual, no
sería bueno. Pero ahora no era el momento de preocuparse por algo así.
Esta era la única forma de regresar.

― Así es. Era el momento de preocuparse por penetrar a través de la


nube cumulonimbus.

“¿Qué….?”.

Lo noté cuando levanté mi vista.

Mi mente se quedó en blanco ante el giro inesperado de los


acontecimientos. Eso era cierto―

No había nubes cumulonimbus. En ninguna parte del cielo.

“¡¿―?!”.

40
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Estaba tan sorprendido que miré a izquierda y derecha con furia. Algo
que debería haber estado allí no estaba allí. Esa nube cumulonimbus con
truenos, ese fuerte trueno, estaba allí hasta hace unos momentos.

Miré el lugar preguntándome si estaba viendo cosas, pero no había


nubes cumulonimbus. Solo el cielo nublado ocultaba la luz de las
estrellas.

Había truenos desde algún lugar desde hace algún tiempo. Era
increíblemente ruidoso incluso durante la batalla. Pero ¿cómo pudo
haber sido? ¿De dónde venía el ruido del trueno, aunque no había nubes
cumulonimbus?

Miré hacia abajo en ese momento.

“¡¿Qué…..?!”.

No podía decir nada en la situación abominable que ocurre justo debajo


de mis pies.

Al final de la mirada había una vista increíble que me paralizaba. El


ejército que se había reunido en las llanuras, la ladera de la montaña y el
bosque no se veía por ningún lado. En su lugar ardían llamas y tierra
hundida.

Unos atrapados en el hielo que nunca se derrite, los que hierven y se


derriten en el mar del océano eternamente descompuesto de veneno y
ácido. Y en el suelo había una figura con una sombra familiar. Lo más
impactante sobre todo fue el hecho de que los restos no coincidían con
el número de sus secuaces.

40
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El ejército, que había traído, no estaba allí, como si nunca hubieran


existido en primer lugar.

“¿Q-Qué sucedió aquí...?”.

No había forma de que algo como esto pudiera haber sucedido. Incluso
si los humanos enviaran un ejército, nunca podrían crear una visión tan
horrenda. Lo supe extremadamente bien de las batallas en Noshias. Pero
si una atrocidad como esta sucedió aquí, también debe haber un
culpable―

Si había un culpable, probablemente era él.

― Simplemente eliminé los que bloqueaban mi camino.

Las palabras de ese chico vinieron claramente a la mente como si me las


hubiera susurrado a los oídos. Esas palabras y la atrocidad a
continuación están conectadas.

Eso era cierto. Antes de que ese chico me alcanzara, mis secuaces lo
habrían bloqueado.

Y el que estaba en el centro de todo era ese chico. Ese humano que se
autoproclamó un mago.

... El trueno rompió el suelo y el viento aullaba. Destruía todo al azar. La


energía generada por el chico en el centro arrojó arena y piedras, y
convirtió todo en hollín.

40
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Una onda de choque. Fue una onda de choque. Debido a que el poder
que formaba la magia era demasiado fuerte, la onda de choque estaba
aniquilando todo a su alrededor. La forma en que los truenos
pulverizaban todo a su alrededor, la forma en que se estaba localizando
el ojo del tornado, no era más que una versión miniaturizada de lo que
sucedería en el futuro cercano.

“¿E-Ese es el precursor....? No tiene ningún sentido―”.

― Eso era cierto. No había forma de que el General Demoníaco Rajas lo


supiera. Abra Merin, tipo de magia Abrahámica. Comúnmente conocida
como “Magia Divina” o “Magia Sagrada”. Esta magia era la más famosa
y poderosa de las magias que excavaba el poder de los Santos Ángeles
guardianes para repeler, disipar y controlar Demonios ― Abrakadabra
(Vierte el Trueno Hasta tu Muerte).

Él tomó el hechizo como una estructura y lo convirtió en su hechizo


mágico ofensivo más grande contra Demonios y fantasmas usando
teorías mágicas modernas.

Detrás de la espalda del hombre, que parecía una nube, había una figura
de una mujer. No había sentimiento de vida en la figura con forma de
mujer. Era como si la escultura estuviera hecha del color de los minerales
existentes entre el gris y gris. No era ni santo ni malvado. Pero había un
inmenso poder que emanaba de ella.

“Aaaaaaaaahhhhhhhhh......”.

Esa escultura abrió mucho su boca y gritó para invocar a una columna
de iluminación desde el cielo.

40
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

... Nunca había visto algo así antes. Un mero humano al mando de este
poder desconocido, un poder misterioso. Ese tipo de poder no era algo
que un humano de este mundo pudiera poseer. Incluso si era un Héroe
llamado desde otro mundo, era imposible. Un Héroe recibía el poder de
la Diosa cuando fuese invocado. Un Héroe nunca podría poseer una
habilidad como esa.

Eso era cierto. Un Héroe era un ser invocado con bendiciones absolutas
de los elementos y una fuerza que superaba con creces a un ser humano
normal. Pero ese hombre no poseía ninguno de los rasgos. Así que no era
posible.

Esa era una magia sin la bendición de los elementos. Controlaba ideas
incontrolables, cambiaba la realidad y cambiaba este mundo creado por
la Diosa a su antojo. Ese trueno en frente de mis ojos era más santo y
más aterrador que cualquier cosa que haya visto antes.

Nunca escuché de alguien que posea ese tipo de fuerza, ese tipo de
habilidades. Ningún humano en este mundo ejercía ese tipo de poder
irracional. Ninguno en absoluto.

Pero ¿cuándo hizo ese hombre...? ¿Cómo…?

― Mago, Yakagi Suimei.

“¿Un mago….? ¡¿Qué es eso?! ¡¿Ese chico no es un mago?!”.


(NT: Él dice primero Magician y después dice Mage).

40
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

El trueno se dividió en miles de hebras, dejando un torrente de ecos


después de un fuerte ruido y se concentró en el centro de la pila de
círculos mágicos.

La escultura gritaba interminablemente y la luz azul parpadeante


llenaba el mundo desde el cielo hasta el final del horizonte. Al final de mi
vista estaba el rostro de ojos carmesíes igualmente sorprendidos y
decididos de ese descarado chico. Y la inconfundible aura de la muerte
que no se puede esquivar―

“¡¡Maldicióóóón!!”.

― Ahora, tú criatura malvada que apesta a la desesperación de la


humanidad como la miel. Pudriéndose y desapareciendo ante el sendero
sagrado de los magos de la Asociación.

Pude ver los labios del hombre moverse claramente.

Después de eso, él colocó un dedo en el centro del círculo mágico.

En un momento, un ruido ensordecedor y estruendoso pasó. Miles de


hebras de luz dentro del radio del círculo mágico formaron un gigantesco
pilar y consumieron todo a la vista.

La oscuridad del Dios malvado que yo adoraba no existía en ningún sitio.


En ninguna parte.

Y así, el General Demoníaco Rajas gritó de rabia antes de ser absorbido


por un rayo de luz creado por el trueno sagrado.

40
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Epílogo

“Estoy exhausto”.

Suimei se acostó con sus extremidades extendidas mientras persigue el


trueno parpadeante desapareciendo en la oscuridad con sus ojos. Sintió
la sensación de dureza del suelo con la espalda mientras recuperaba el
aliento.

Él realmente vertió todo lo que tenía esta vez. Él tenía que descubrir cuán
fuertes eran los Demonios y reducir su fuerza, pero podría haber sido
demasiado intrépido matar a cualquier Demonio que estuviera en el
camino. Especialmente la batalla con Rajas y “Abraq ad Habra” al final.

Rajas poseía una sorprendente cantidad de fuerza, por lo que su magia


no fue tan efectiva como esperaba. Al final, casi se vio obligado a
presentar la carta de triunfo más fuerte entre la magia divina que él
podía usar.

Pero ya no le quedaba maná. Esto significaba que no había posibilidad.

Suimei pensó eso mientras miraba el cielo donde Rajas había


desaparecido.

“.... ¿Fue solo suerte?”.

40
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Francamente, fue inesperado que la magia sagrada fuera la magia más


efectiva contra los Demonios. De la conversación con Lefille, se él se
preguntaba si estaban relacionados con un mal llamado “Dios malvado”,
pero pensándolo era cierto. Pudo haber sido obvio que la oscuridad era
débil a la luz o el ser maligno estuviera sumiso al ser divino, pero para
un mago como él, era un punto ciego.

Él evitó la simple suposición de que los Demonios eran seres malvados


y se centró en el hecho de que eran seres mágicos especiales de este
mundo. Por eso comenzó a darse cuenta cuando entró en contacto con
su incómoda aura y llegó a la conclusión en el bosque. Fue varias horas
después de la primera batalla.

La mentalidad de un mago, ya sea una trampa lógica o biológica. Fue


porque trató de encontrar una debilidad convencional que no se dio
cuenta de una verdad tan simple. Fue extraño en cierto sentido.

Pero tuvo suerte de que fuera la magia sagrada la que fuera efectiva. Si
una magia que era efectiva contra el Demonio fuera una de las magias
que se diluía en fuerza debido a este mundo, podría haber sido una
situación desventajosa contra Rajas.

Originaria del ritual secreto de Judea, Cábala y el Gnosticismo, la magia


Abrahámica de Abra Merin se utilizaba como magia anti-Demoníaca y
anti-no-muerta en los tiempos modernos. Este secreto divino era una
reorganización de su magia, y debido a los atributos especiales de la
magia, solo era efectivo contra ciertos tipos de maldad.

Si uno quería utilizar más de una cierta cantidad de poder, tomaba


tiempo invocar a un “Divino Ángel Guardián” y confiar la mitad del alma
momentáneamente. Pero a diferencia de la magia que era menos efectiva
a menos que se usara en la tierra, tal como la astrología o que necesitara

40
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

el objeto de la tierra o la geografía, la magia divina no tenía ninguna


limitación debido a la ubicación.

El vacío que existe entre el Reino exterior y entre cada Reino. El poder
sin adulterar y sin clasificar que existe en el vacío ― Aetheryte. Y al
materializar un Divino Ángel Guardián, que era un espíritu único que no
pertenecía a ninguna categoría de espíritus de mónada, no había ningún
problema para usar la magia en este mundo, ya que era una técnica que
utilizaba una magia estructurada.

Fue una suerte que la magia que utilizó con todas sus fuerzas fuera
efectiva. Supongo que se podría decir que es una suerte que el poder
absoluto de la magia que utilizó estuviera alrededor de la fuerza de Rajas.

Pero el poder del Dios malvado fue otorgado a los Demonios. Si hubiera
un Demonio que poseyera más fuerza y más poder que Rajas, no
terminaría tan fácilmente.

“...... Nakshatra. Bueno, no tengo ningún plan para involucrarme”.

El líder de todos ellos, Demon Lord Nakshatra. Ese lamentable desastre


cubierto de velo, sin saber siquiera si era él o ella, probablemente recibió
aún más poder del Dios malvado que Rajas. Él no planeaba involucrarse
con eso, pero había una posibilidad de encuentro y había una posibilidad
de que otro General Demoníaco fuera más fuerte que Rajas.

Había una necesidad de planificar con anticipación por si acaso.


Pensando en el futuro hizo que le doliera la cabeza.

Lefille, quien estaba al lado de Suimei, que aún respiraba con dificultad
y dejó escapar un suspiro, habló.

40
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Suimei. Gracias. Yo viví porque viniste”.

“No es nada. Es algo vergonzoso escuchar eso después de llegar tarde”.

Suimei admitió su verdadero pensamiento después de escuchar a Lefille


darle las gracias. Él no podía negar que estaba reacio desde la primera
vez que se enfrentó a un Demonio. Si se hubiera determinado a sí mismo,
tampoco habría llegado tarde. Y el resto era historia.

“.... ¿Y los otros?”.

“.... Sí”.

Su voz deprimida fue la respuesta. Podría haberse adivinado fácilmente


desde el paisaje atroz en el camino hasta aquí, pero pensar que estaban
todos muertos.

Él ya había renunciado a la anticipación de que estaban bien desde el


momento en que la agarró para no ir y apareció un Aventurero
controlado por un Demonio. No era algo que él debería decir, pero eran
compañeros con los que pasaba el tiempo. Sus muertes fueron
lamentables.

Mirando hacia atrás, cuando persiguió a Lefille hacia el bosque, estaba


la división en el camino. Si él fuese capaz de convencer a otros más
hábilmente en aquel entonces, si podía hacer que Lefille se quedara,
podría haber terminado mejor.

41
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Por supuesto, él pensó que todo era demasiado tarde para contemplar
ahora...

“…..Suimei. No pienses demasiado sobre eso. No es algo que debería


decir, pero no es tu culpa que estén muertos”.

“Gracias por decir eso. ¿Pero no estás pensando en eso más que yo,
Lefille?”.

“E-Eso es”.

Ella habló como si la tomaran por sorpresa cuando le preguntaron de


vuelta. Pronto, la atmósfera desolada los rodeó. Ella definitivamente
estaba pensando en eso. No había forma de que ella no pudiera. Ella no
podía proteger a los que quería proteger. Si fue porque llegó tarde o si no
pudo salvarlos a pesar de que no llegó tarde, no obstante, era doloroso.

Y Rajas apuntó precisamente para eso. Una criatura tan malvada como
ésa también era experta en cavar en la debilidad del oponente. Casi
repugnantemente competente.

Por eso le dolía aún más.

“.... Lefille. A diferencia de mí, tú no dudas en saltar y salvar a otros. No


seas tan dura contigo misma”.

“E-Está bien...”.

41
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Su voz tartamuda era pesada. Palabras como “lo intentaste” o “hiciste lo


que pudiste” no eran más que un consuelo barato ante todo lo que había
sucedido. Por eso Lefille estaba deprimida y no había nada más que él
pudiera decir.

¿Cuánto tiempo estuvo ella así? ¿Ella estaba rezando por los que
fallecieron? ¿O fue el momento en que tomó para volver a estar juntos?
En medio de un profundo silencio, Lefille habló de la nada.

“Suimei, yo......”.

“¿Hmm?”.

“Y-Yo quiero agradecerte”.

…… ¿Qué? ¿De nuevo?”.

Ella ya le había agradecido antes. Suimei pensó extrañamente sobre sus


palabras repetitivas, pero hubo una voz tranquila, pero avergonzada que
siguió.

“Justo antes. Cuando dijiste que viniste a salvarme, estaba muy feliz. Así
que…..”.

“Ah, está bien…..”.

“Gracias”.

41
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“S-Sí... No era nada por lo que mi señorita necesite agradecerme”.

Debido al tono serio de Lefille, una rara y respetuosa forma de hablar


surgió de Suimei. Fue muy vergonzoso escucharla decirlo de nuevo ―
pero al recordarlo, lo que él dijo al enfrentar a Rajas y hablar con ella fue
algo muy vergonzoso.

Uwaaaaahhhh―......

Lo que perseguí. La filosofía de la Asociación y el deseo de padre. Mi


forma de salvar a la gente. La autojustificación. Fue la atmosfera. Fue
culpa de la atmósfera. Era culpa de la atmósfera que lo dejara escapar.
Eso era cierto.

Él simplemente necesitaba pensar en ellos de esa manera y olvidar que


alguna vez sucedió.

Suimei pensó así y sacudió su cabeza vigorosamente. Cuando Suimei


comenzó a evitar enfrentar la realidad, Lefille habló con voz llena de
resolución.

“Gracias a ti, pude encontrar coraje. No voy a rendirme y caminar en mi


propio sendero correctamente. Bueno, ser más fuerte y luchar contra los
Demonios no cambiará”.

... Ella parecía haber recobrado su corazón roto. Fue una suerte que ella
lograra suprimir su desesperación.

Cuando Suimei miró hacia el cielo sin decir nada, Lefille habló con tono
curioso.

41
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“….. ¿Qué es?”.

“¿Hmm? Ah, creo que eso también es bueno”.

“No me rendiré más. Voy a intentar hacer todo lo posible hasta el final
sin importar nada. Tú me enseñaste eso”.

Para la chica que hablaba palabras embarazosas con un rostro serio,


Suimei habló con tono de autodesprecio.

“Detente. Copié esas palabras de otra persona”.

“¿Copié?”.

“Sí, fui reprendido por alguien extremadamente fuerte antes. Lo escuché


entonces”.

Eso era cierto. Yo sabía lo que era ser negado. Tener que escucharlo de
alguien fuerte me hizo sentir como si todo el mundo me estuviera
negando. Cuando me quedé atrapado en esa difícil situación, cuando
dudé en mi corazón, hubo un hombre que señaló que mi sueño no existía
detrás de mí. Eso era correcto―

“Conociste a una buena persona”.

“No, pensé que en ese momento estaba loco. Bueno, le agradezco, no


obstante, él es fundamentalmente malvado”.

41
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille pensó en esas palabras como una historia. Un sorpresivo sonido:


“Eh...”, pudo ser escuchado.

Eso era cierto. Ese hombre, que dijo esas palabras, solo se reía de los
sueños de los demás. Era el tipo de hombre que aparecía de la nada en
momentos cruciales para aplaudir e interrumpir. Probablemente pensó
que no sería divertido que la persona que estaba viendo muriera.

Por eso, esa era la razón por la que, en aquel entonces, él dijo algo así...

“..... Pero sus palabras en aquel entonces, él probablemente lo dijo en


serio”.

“Pareces confundido”.

“¿Es eso así?”.

“Fufufu.....”.

¿Qué era tan gracioso? Lefille de repente sonrió un poco. La compañera


de conversación sonrió con tanta calidez al final de la historia, se sintió
como si lo trataran como a un niño y un poco desagradable ― pero fue
una suerte poder escuchar su cálida voz.

De cualquier manera, la batalla había terminado. Se evitó el peor de los


casos ― fue ese momento de sentirse aliviado y acostado en una
atmósfera confortable. Algo ocurrió junto a Suimei, quien estaba
acostado.

41
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

* ―― Golpe *

“¡¡Hiyuuu!!”.

De repente, se escuchó el sonido de algo tirado en el suelo y un lindo


grito. Probablemente era, no, definitivamente la voz de Lefille, pero este
tipo de voz aguda nunca se escuchó antes.

Por supuesto, esta era la primera vez que Suimei escuchaba a Lefille
gritar.

“Oi, Lefille, ¿qué está pasando...?”.

Incluso moverse era doloroso, por lo que apenas giró su cabeza para
mirar. Allí estaba la propietaria de la voz, Lefille, como se esperaba.

――― Una Lefille realmente pequeña.

“Ouch…. ¿Qué es, Suimei?”.

Él fue testigo de un momento tan asombroso, él quería frotarse sus ojos.


Solo así, había una niña que parecía estar en la escuela primaria.

Cola de caballo pelirroja. Ligeramente levantada y la forma aguda de los


ojos, y la piel blanca adecuada para una persona de un país cubierto de
nieve. La tranquila atmósfera que él percibió la primera vez que la vio.
Definitivamente se parecía a Lefille. Entonces, esta pequeña niña era la
miniaturizada Lefille... Definitivamente.

41
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Pero ¿cuál era esta situación? Debido a que su cuerpo se volvió más
pequeño, la ropa se aflojó, y las lágrimas colgaban en el borde de los ojos
mientras plantaba su rostro en el suelo cuando cayó, se estaba limpiando
el barro del rostro con el dorso de sus manos. Ella hizo esa pregunta,
pero fue él quien quiso preguntarle――

41
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

41
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“No, ¿qué pasó contigo? Te volviste más pequeña”.

“¿Pequeña….?”.

Cuando se le preguntó, la pequeña Lefille inclinó s cabeza con lo que solo


podía describirse como una expresión encantadora y miró su cuerpo. Y
la expresión cambió a la de pánico.

“¿Eh? ¿Eh? ¿Q-Qué es esto? ¿Qué está pasando Suimei?”.

“No, no, no. Yo soy el que debería preguntarte eso”.

“¡Mi cuerpo! ¡Mi cuerpo es más pequeño! ¿Por qué? ¿Por qué pasó
esto?”.

“¿Es esta la primera vez que sucede? Ah, supongo que es la primera
vez...”.

“¡Por supuesto! ¡No hay forma de que algo como esto haya sucedido
antes!”.

Lefille, que gritaba por el extraño incidente que ocurrió de repente,


estaba confundida. Era la primera vez. Bueno, sería difícil que tal evento
ocurra regularmente también. Pero Lefille habló como si tuviera sus
sospechas.

“¿R-Rajas usó algún hechizo malvado durante la pelea...?”..

41
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Lefille habló con una expresión seria. Su ansiedad podía sentirse. Si se


tratara de una maldición, teniendo en cuenta lo que sucedió antes,
podría considerarse, ¿pero realmente él habría usado una maldición que
regresaba la edad? Además, entró en vigor después de que todo terminó.
Incluso por una maldición, apareció demasiado tarde. Este tipo de
maldición era inútil sin importar la situación.

Él miró con atención para ver si era algo que hizo Rajas con su última
fuerza.

“..... No, no se ve así. No hay ningún rastro de maldición más que la que
ya tenías”.

“Uhh, entonces, ¿por qué――?”.

Lefille, que estaba sosteniendo su cabeza con sus brazos, mostró una
expresión ansiosa como nunca antes.

Pero ahora era el momento de pensar acerca de por qué sucedió esto
primero. Ella parecía buscar pistas sobre la causa, ¿había algo que
pudiera causar este tipo de anormalidad?

Había muchos factores que separaron a Lefille de un humano regular.

―― Poder de los Espíritus.

Hablando de eso, Suimei recordó el poder extraordinario que Lefille


emitió hacia el final de la batalla. La forma en que Lefille comandó sobre
el aire a su alrededor era una habilidad diferente a la que él había visto
hasta ahora. La fuerza del poder, el área de efecto del poder y el tipo de

42
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

poder. Era diferente de cuando destruyó a los Demonios. Era lo


suficientemente fuerte como para ser descrito de un calibre diferente.

Con esas conjeturas en mente, la respuesta era obvia.

Pero eso es demasiado simple.

Suimei silenciosamente negó la conclusión a la que llegó en su corazón.


Pero recordó el caso de la magia divina que acaba de suceder. Teniendo
en cuenta que llegó a la respuesta porque no pensaba las cosas de manera
simplista, ese tipo de pensamiento directo no podía negarse en este
mundo.

“Di, Lefille”.

“..... Pequeña. Todo. Todo ello. Uuuuh. ¿Qué es? Parece que he perdido
todo lo precioso a la vez... Heee”.

“Oi. ¡OI!”.

“¿Hmm? Oh, lo siento. ¿Qué es, Suimei?”.

Lefille miró a Suimei mientras ocultaba su suspiro con su manga. Suimei


le habló su teoría.

“Tal vez tu cuerpo se volvió más pequeño porque usaste demasiado


poder Espiritual, Lefille”.

42
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿.....? ¿Por qué piensas eso?”.

“Hmm― Es solo una suposición, pero tu cuerpo es una mezcla entre


mitad humano y mitad espíritu. Si usas demasiado del poder del original
cuerpo de Espíritu como etérico o mónada, la parte espiritual
desaparecería...”.

“Hay palabras que no reconozco mezcladas allí... En pocas palabras,


¿quieres decir que soy así porque usé demasiado poder? Pero ¿cómo se
relaciona eso con mi cuerpo volviéndose pequeño? Hasta ahora, nunca
fui así sin importar la cantidad de energía que utilizara. Además, ¿tiene
sentido, en primer lugar, que mi cuerpo se encoja? Simplemente no
puedes usar el poder del Espíritu si desaparece”.

“Bien, eso es verdad. Pero eres un Espíritu, Lefille. También hay muchas
cosas inexplicables de donde vengo...”.

Eso era cierto. En ese otro mundo, ha pasado mucho tiempo desde que
los Espíritus existieron y, dado que no había muchos registros también,
los seres llamados “Espíritus” no fueron completamente explicados.

Pero Lefille, que nació medio Espíritu, poseía un cuerpo físico y un


Cuerpo Astral y energía compuesta de Espíritus para mantener su
cuerpo. Se podía pensar que había usado demasiado de lo que componía
parte del cuerpo y que simplemente se había agotado, pero tal como ella
dijo, el cuerpo volviéndose pequeño era cuestionable. No―

“.... Sí. Lefille, tu cuerpo se originó a partir de un Espíritu por lo que es


fundamentalmente diferente de un cuerpo físico. Tu existencia es como
un Espíritu invocado. La existencia manifestante tiene su forma real y
cuerpo físico descansando en este mundo. Si el poder Espiritual, que
forma la base, se debilita, el cuerpo real se vuelve débil. Ah, si ese es el

42
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

caso, es comprensible. La ser llamada Lefille está allí, pero la existencia


se vuelve más débil. Entonces se manifiesta más pequeña y, por lo tanto,
afecta el cuerpo real”.

“¡S-Suimei! ¡No puedo entender nada porque lo estás haciendo


demasiado complicado! ¡Resúmelo simplemente!”.

“¿Hmm? Oh, lo siento. Lo resumiré más tarde... Eso es todo, pero Lefille,
no te vuelvas salvaje en ese estado...”.

Antes de que Suimei pudiera terminar, Lefille tropezó con su propia ropa
y zapatos――

“¡¿W-Wah?! ¡¿Hiik?!”.

Ella cayó de cara otra vez. Ella se tambaleaba en el lugar para levantarse
momentáneamente antes de decidir que era demasiado difícil hacerlo
sola y le preguntó a Suimei de mala gana.

“..... Suimei, lo siento, pero ¿puedes echarme una mano? La ropa y los
zapatos son demasiado grandes para que me pueda levantar sola”.

“........”.

“¿Suimei?”.

Lefille llamó con una curiosa voz sobre por qué Suimei no estaba
respondiendo― Pero Suimei no tenía la fuerza para ayudarla. Él tenía
sus propios problemas, tendido en el suelo.

42
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Uhhh.... Ya ves…. Usé demasiada fuerza, así que no puedo moverme”.

“.........”.

“.........”.

El silencio que oprimió el lugar. El incómodo silencio. Al observar la


situación, nadie podía moverse.

El futuro oscuro podría vislumbrarse y Suimei trató de suavizar la


situación con una risa seca.

“Hahaha... ¿Qué deberíamos hacer?”.

“Ha …. ¿Qué en efecto...?”.

...... Finalmente, después de un tiempo, Suimei se recuperó hasta el


punto en que pudo ponerse de pie y después de tirar hacia arriba Lefille,
quien estaba enredada por su ropa, bajaron juntos de la montaña.

◊♦◊♦◊♦◊

―― Al mismo tiempo. En el Castillo, incluso más al Norte que la gente


de la tierra llamada “extremo Norte”, había alguien que estaba
arrodillado hacia el trono.

42
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Él tenía la apariencia de un humano, pero con una inspección más


cercana, poseía varias características diferentes a las de un humano y
definitivamente no era un ser que uno pudiera llamar humano.

Ese ser ― uno de los Generales Demoníacos, Lishabam, se puso de pie y


le rindió homenaje al que estaba sentado en el trono. Y se arrodilló de
nuevo.

El que estaba sentado en el trono ― una chica vestida con ropas


llamativas decoradas con negro, veía al hombre darle sus respetos y
habló con voz suave mientras apoyaba su barbilla con un brazo sobre el
reposabrazos.

“.... ¿Qué es? Estaba a punto de quedarme dormida placenteramente,


pero ¿por qué estás aquí?”.

Cuando la chica preguntó, la voz del hombre un tanto aguda de tono


regresó.

“Tengo algo urgente que informar a Su Majestad”.

“….. ¿Qué es?”.

Luego, el arrodillado Lishabam hizo una pausa por un momento antes


de responder a la pregunta de la chica.

“La presencia del General Rajas se desconectó hace unos momentos”.

42
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“¿Ho?”.

Desconectó. Como si esa palabra fuera interesante, la chica borró su


suave expresión y se asomó desde el trono.

“Le ordené que matara al Héroe que fue invocado por primera vez,
¿correcto?”.

“Sí, Su Majestad”.

“Entonces, significa que el Héroe... lo derrotó”.

“Creo que la posibilidad está ahí”.

Cuando Lishabam no estuvo de acuerdo por completo, pero utilizó una


expresión de tipo político ― la chica abrió ligeramente sus ojos.

“.... Tu forma de hablar sigue siendo la misma”.

“Estoy de acuerdo con eso”.

".... Bueno, no importa. Hmm, ese es el caso... Rajas...”.

Cuando la chica murmuró esas palabras como si estuviera royendo la


información, Lishabam levantó su rostro e hizo una pregunta.

“¿Qué planea hacer, Su Majestad?”.

42
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

“Sí…. Quiero ir yo misma, pero eso no es posible. Ya que la vanguardia


fue destruida, tendré que modificar el plan”.

“¿Qué plan tiene en mente?”.

“Primero, envía a Vishuda y Mura a la zona Occidental que nos rodea.


Prepáralos para atacar a los humanos”.

“¿Se moverán de inmediato?”.

“Es una implementación que también he incluido en los cálculos. Cuanto


más tiempo les dé, más serán una carnada”.

Cuando la chica sonrió, Lishabam sonrió como una respuesta.

“Como usted ordene”.

Después de una breve respuesta, Lishabam desapareció en la oscuridad.


Y solo la chica quedó en la habitación una vez más.

―― Un subordinado perdido. Pero no había señales de tristeza en la


expresión de la chica. Ella simplemente se rió en voz alta como un niño
que descubrió algo interesante.

“Kuhuhu, un Héroe invocado de otro mundo. Pensar que Rajas perdería.


Espero verlo algún día”.

42
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) – Volumen 2

Eso fue cierto. Esa chica ― la risa de la Demond Lord Nakshatra hizo eco
en todo el Castillo del Demon Lord.

42
8