Вы находитесь на странице: 1из 2

Como estudiantes de Ciencia Política de la Universidad Católica declaramos que:

Apoyamos la movilización y manifestaciones por el alza del pasaje del metro. Consideramos que el
actuar de la gente es totalmente legítimo en un contexto democrático. El uso de la violencia ha sido
siempre un mecanismo legítimo de protesta: ningún descontento social ha logrado un cambio mediante
manifestaciones pacíficas. Si nos levantamos con violencia es porque todos los gobiernos que vinieron
después de la dictadura nos han ignorado. No nos escucharon cuando pedimos educación gratuita y de
calidad, no nos escucharon cuando pedimos No+AFP, no nos escucharon cuando pedíamos soluciones
para la crisis hídrica, no nos escucharon cuando denunciamos las denigrantes carencias del sistema de
salud pública y tampoco nos escucharon cuando las feministas pidieron el fin de los femicidios y de la
violencia machista. El descontento ya es demasiado y la revuelta civil es nuestro derecho. Las
movilizaciones de secundarios esta semana son la expresión de un malestar generalizado en la sociedad
producto de un sistema que no permite el desarrollo de una vida digna.

Convocamos a nuestra comunidad universitaria, y a todo el país, a no caer en los discursos


criminalizadores del gobierno. Quienes tratan de “terroristas”, “delincuentes” o "vándalos" a quienes
incluso exponen su vida para defender la dignidad del pueblo, solo buscan dividirnos y enfrentarnos
como sociedad. Ya se comenzaron a utilizar mecanismos de violencia y presión institucional para
hacerlo, como el claro cierre innecesario de las estaciones de metro durante el día de ayer. Necesitamos
difundir que esta lucha es legítima, y que no hay formas correctas de protestar. Que necesitamos
defendernos, alzar la voz y luchar ante un sistema que nos ha mantenido bajo un yugo infantilizador y
sumamente paternalista por tanto tiempo. La gente sabe su realidad y sabe lo que necesita. Hoy, el
enemigo es uno solo: el gobierno autoritario y la clase empresarial que lo acompaña, que nos ignoran
continuamente en pos de sus intereses y luego se hacen llamar los buscadores del bien común.

Condenamos tajantemente el actuar antidemocrático del gobierno de Sebastián Piñera y consideramos


que las respuestas que ha dado son propias de un régimen autoritario. A lo largo de nuestra historia, el
pueblo chileno ha sido recurrentemente reprimido y asesinado por las Fuerzas Policiales y las Fuerzas
Armadas, por lo cual creemos que la declaración de Estado de Emergencia solo profundiza el malestar
y aumenta la violencia del conflicto. Rechazamos el actuar de esta administración, sumamente
negligente en creer que sacando a las fuerzas militares a la calle van a poder solucionar las cosas. Sólo
terminan suprimiendo el descontento social e imponiendo el orden a punta de represión. Pasan
diciéndonos que "no es la forma de hacerlo", pero se les olvida todas las veces en que en la historia del
país se les pasó por alto esa premisa y se ejerció violencia contra el mismo pueblo que juraron defender,
poniéndonos en contra de nosotros mismos y desviando la mirada de los daños y desigualdad que
perpetraban las élites empresariales con el Alto Mando de su lado.

Hacemos un llamado a todes nuestres compañeres que quieran salir a marchar y manifestarse durante
estos días, a que lo hagan de forma segura y organizada. Nos enfrentamos a altos niveles de represión
policial y militar, por lo cual les recomendamos salir a protestar preparades: no marchar sin compañía,
tener siempre la cédula de identidad a mano, andar con materiales para hacer frente a las bombas
lacrimógenas y, por sobretodo, no poner en riesgo sus vidas. Apoyamos a todo aquel que decida salir a
las calles a apoyar nuestra lucha, pero ante todo cuidémonos entre nosotres, necesitamos de todes para
seguir luchando. En momentos como estos, cuando la violencia se hace estructural, debemos recordar
que somos un solo pueblo y todas las heridas que nos hagan serán devueltas con creces.

¡Recuperemos la política para el pueblo y sus necesidades!

Firman
Rocío Maldonado Nicole Cortés Yáñez María José Cruz V.
Mandujano
Sara Lara Schiappacasse Catalina Guzmán Acuña
Soledad Matus Ponce
Javiera Morales Trujillo Francisca Roa Castillo
Paz Monsalve Maraboli
Ignacio Tapia Parra Andrea Escobar
Melissa Menéndez
Rodríguez Nicolás Silva Arce Kamil Hazbun

Fernanda González Ana Paula Espinoza Ignacio Escudero


Hernández Jessie Mora Escobar Javiera Malatesta
Javiera Torres Inostroza Carolina Palma Correa Camila Bertranou
Antonia Ruiz-Tagle Lahsen Nicolás Netto Javier Cataldo
Vicente Quintero Contreras Camila Muñoz Paiva Gustavo Valenzuela
Marcelo Cárdenas
Ana Padilla Madrid Sofía Silva
Bahamonde
Matías Cortés Calderón Adriana Méndez
Marcelo Vera Álvarez
Juan Ferrari Borquez Úrsula Godoy
María Belén Lagos Cordero
Alejandra Carrasco Fuentes Javiera Romero
Maximiliano Baluarte
Humire Victoria Reyes Carvajal Juan José Salgado

Karla Garcés Sepúlveda Bruno Campos Cabrera Saúl Ketterer

Rocío Casado Wyrouboff Magda Cottet Capriles Tomás Daneri

Catalina Butrón Garay Dinka Lusic Llaugert Catalina Santos

Rocío Torres Oyanedel Melanie Hilgendorf Lara Victoria Cofré

Francisca Muñoz Meneses Paula Artal Fuentes Antonia Godoy

Felipe Garrido Medel Roberto Molina Guerra Nicole Ríos Escudel

Pamela Bravo Naranjo Karina Molina Díaz Italo Aguirre

Nicolás Araya Vivanco Martín Obreque Gallegos Imara Álvarez

Beatriz Ureta Aréjula Esteban Santander