Вы находитесь на странице: 1из 22

PROYECTO INVESTIGATIVO, METODOS CUANTITATIVOS

PRESENTADO POR:

ATUESTA OLAVE JENNY Código 1821020364

BECERRA OBREGON DEHISY Código 1811022708

BUMBILA PALACIOS MARIA FERNANDA Código 1821025851

CRUZ BENITEZ DIANA MARCELA Código 1611021078

LÒPEZ GUZMÀN DIANA CAROLINA Código 18210254131

TUTOR:

SANDRA JIMENA SERRAANO ALVEREZ

INSTITUTO UNIVERSITARIO POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

PRIMER BLOQUE METODOS CUANTITATIVOS

GRUPO-5

BOGOTÁ, SEPTIEMBRE 14 DE 2019


RESUMEN.

El presente trabajo de investigación, consiste en la descripción y análisis de los factores que


ejercen mayor influencia, para que los estudiantes entre 12 y 19 años de la institución educativa
INEM de Kennedy, se inicien en el consumo de sustancias psicoactivas.
El problema de investigación fue el identificar, analizar y resaltar los posibles factores que
están influenciando, estimulando y llevando a que los estudiantes consuman sustancias
psicoactivas, teniendo en cuenta los diferentes ambientes o contextos con los que interactúan
diariamente. Dicho análisis permitirá a las directivas de la institución educativa INEM de
Kennedy, el diseñar estrategias de promoción y prevención frente a la problemática del consumo
de sustancias psicoactivas, para extenderlo a nivel comunitario, familiar y social. El problema
surge por la preocupación de las directivas y la planta de docentes de la institución educativa, por
la creciente situación frente al consumo de sustancias psicoactivas por parte de niños, niñas y
adolescentes, reflejados en la actualidad social de Colombia, el incremento de la delincuencia y el
micro tráfico de sustancias psicoactivas nivel local y general en la ciudad de Bogotá.
La investigación se realizó con base al método explicativo apoyado en instrumentos de
medición cuantitativos, obteniendo información de diversas fuentes, entrevistas, encuestas,
observaciones, revisión de literatura y de fuentes bibliográficas referentes al tema. Se analizaron
tres variables
1. Factores individuales: Rasgos de personalidad, autoestima, inseguridad y relaciones inter
personales. Percepciones frente al alcohol y las sustancias psicoactivas.
2. Factores micro-sociales: Roles y relaciones a nivel familiar y entornos más cercanos.
3. Factores macro-sociales: Influencias y tendencias a nivel social, cultural y espiritual.
Lo anterior permitió para la formulación y construcción de las conclusiones, el identificar el
factor más influyente para que los jóvenes entre las edades de 12 y 19 años de la institución
educativa INEM de Kennedy, se inicien en el consumo de sustancias psicoactivas, lo cual
permitirá a las directivas y docentes de la institución el obtener un visión general y más clara
frente a la problemática del consumo de sustancias psicoactivas, para poder tomar decisiones
determinantes para controlar y eliminar el problema, no solo a nivel de la institución, si no a nivel
general de la comunidad del sector.
ABSTRACT.

The present research work consists in the description and analysis of the factors that exert the
greatest influence, so that students between 12 and 19 years of the Kennedy INEM educational
institution, begin to consume psychoactive substances.
The research problem was to identify, analyze and highlight the possible factors that are
influencing, stimulating and leading students to consume psychoactive substances, taking into
account the different environments or contexts with which they interact daily. This analysis will
allow the directives of the Kennedy INEM educational institution, to design strategies for
promotion and prevention against the problem of the use of psychoactive substances, to extend it
to the community, family and social level. The problem arises due to the concern of the directives
and the teaching staff of the educational institution, due to the growing situation regarding the
consumption of psychoactive substances by children and adolescents, reflected in the social news
of Colombia, the increase in crime and micro-trafficking of psychoactive substances at the local
and general level in the city of Bogotá.
The research was carried out based on the explanatory method supported by quantitative
measuring instruments, obtaining information from various sources, interviews, surveys,
observations, literature review and bibliographic sources related to the subject. Three variables
were analyzed
1. Individual factors: Personality traits, self-esteem, insecurity and intra and inter personal
relationships. Perceptions against alcohol and psychoactive substances.
2. Micro-social factors: Roles and relationships at family level and closer environments.
3. Macro-social factors: Influences and trends at social, cultural and spiritual levels.
The above allowed for the formulation and construction of the conclusions, to identify the
most influential factor so that young people between the ages of 12 and 19 of the Kennedy INEM
educational institution, begin to consume psychoactive substances, which will allow to the
directives and teachers of the institution to obtain a general and clearer vision regarding the
problem of the use of psychoactive substances, in order to make decisive decisions to control and
eliminate the problem, not only at the level of the institution, but also at the level General of the
sector community.
INTRODUCCION.

Teniendo en cuenta que la drogadicción es uno de los grandes flagelos que enfrenta hoy en día
la humanidad, problema que no conoce fronteras, sexo, religión ni estrato socio económico,
afecta a todo aquel que sea vulnerable y se deje consumir en él, sin buscar ayuda a tiempo.
La problemática en Colombia y en espacial en Bogotá es bastante compleja, ante los ojos del
mundo somos un país productor pero la realidad es totalmente diferente a como nos ven en el
exterior ya que enfrentamos un grave problema interno relacionado con el consumo de sustancia
sicoactivas.
En la Institución educativa en INEM DE KENEDDY, una populosa localidad de Bogotá los
jóvenes se inician en las drogas a muy temprana edad por múltiples factores, uno de ellos la dosis
personal, desafortunadamente está permitida y avalada por una ley del estado desde el año de
1994 y los jóvenes al ver que está permitida intuyen que no es malo, de otro lado está la cantidad
de oferta de drogas (ollas) que hay en ese sector de la capital sumado a la delincuencia y al
pandillismo juvenil que pulula en el sector, la gran mayoría de jóvenes viven en hogares
monoparentales o disfuncionales por lo cual la figura de autoridad la tienen un poco desdibujada
algunos de ellos buscan en sus malas amistades concejos que no siempre son los mejores para
escapar a sus problemas cotidianos en sus hogares y terminan probando las drogas, algunos por
curiosidad, otros por sentirse aceptados en cierto grupo juvenil (pandilla) y otros son reclutados
por expendedores quienes se encargan de consumirlos en las drogas para usarlos como
expendedores posteriormente.
Todo esto causa enromes problemas a la sociedad, problemas como deserción escolar,
violencia intrafamiliar, pandillismo, delincuencia juvenil baja escolaridad etc., un sin número de
problemas a largo plazo causa la drogadicción a la sociedad ya que los niños y jóvenes de hoy
son los adultos del mañana.

OBJETIVO GENERAL.
Determinar los factores que influyen para que los jóvenes entre las edades 12 a 19 años de la
institución educativa INEM de Kennedy se inicien en el consumo de sustancias psicoactivas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS.

Identificar los factores asociados al consumo de sustancias psicoactivas (SPA) en los jóvenes
entre las edades 12 a 19 años de la institución educativa INEM de Kennedy.

Caracterizar socio-demográficamente los jóvenes entre las edades 12 a 19 años de la


institución educativa INEM de Kennedy.
Evaluar los cambios de conducta que experimentan los jóvenes entre las edades 12 a 19 años
de la institución educativa INEM de Kennedy por el consumo de sustancias psicoactivas (SPA).

PREGUNTA
¿CUAL ES EL FACTOR MAS INFLUYENTE PARA QUE LOS JÓVENES ENTRE LAS
EDADES 12 A 19 AÑOS DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA INEM DE KENNEDY,
UBICADA CRA. 73 #26 SUR-81, BOGOTÁ SE INICIEN EN EL CONSUMO DE
SUSTANCIAS PSICOACTIVAS?

MARCO TEORICO.
La adolescencia es el periodo de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de
la niñez y antes de la edad adulta, entre los 10 y los 19 años. Se trata de una de las etapas de
transición más importantes en la vida del ser humano. (OMS, 2019). Es un periodo en el
desarrollo biológico, psicológico, sexual y social inmediatamente posterior a la niñez y que
comienza con la pubertad, se caracteriza por profundas transformaciones biológicas, psicológicas
y sociales, muchas de ellas generadoras de crisis, conflictos y contradicciones, pero
esencialmente positivas. No es solamente un periodo de adaptación a los cambios corporales, sino
una fase de grandes determinaciones hacia una mayor independencia psicológica y social.
(Arellano et al., 2015).

La adolescencia es una etapa marcada por el reto de configurar la identidad, y se da


principalmente a través de los grupos de pares, la relación con la familia y el entorno. Es por ello
que en los adolescentes la vulnerabilidad social estaría marcada por factores como el consumo de
drogas en el grupo de pares y en la familia, la violencia del entorno, la accesibilidad a las drogas,
y variables personales como la autoestima, el autoconcepto, la resistencia a la presión y la
fortaleza emocional. Dado que la construcción de la identidad se da en interacción con pares y
familiares, estos pueden ser agentes de riesgo o protección para el consumo del adolescente.
(Saravia et al.,2014).

El aumento masivo del consumo de sustancias en los adolescentes, ha sido relacionado


básicamente con factores intraindividuales, entre ellos las características de la fase evolutiva,
personalidad, habilidades sociales; factores socioeconómicos, entre los que destacan la
marginalidad y pobreza, y el factor de aumento de la oferta de drogas en sectores urbano-
marginales. También se ha señalado la familia como factor desencadenante de problemas
comunicacionales con los jóvenes, facilitando el consumo de drogas. (Maturana, 2011).

Las sustancias psicoactivas son sustancias que introducidas en un organismo vivo son capaces
de alterar o modificar una o varias funciones psíquicas de este (carácter psicotrópico o
psicoactivo). Induce a las personas que las toman a repetir su administración por el placer que
generan. No tiene ninguna aplicación médica y si la tienen, pueden utilizarse con fines no
terapéutico. (Arellano et al., 2015).

El consumo de drogas en la población adolescente se define como un consumo compulsivo y


recurrente de cualquier sustancia química que conlleve consecuencias negativas en cualquier área
de la vida o del desarrollo del joven como, por ejemplo: la salud; la familia y las relaciones
sociales; el rendimiento escolar y/o laboral; los problemas económicos o legales y, el desarrollo
personal. (Flynn,1994)

Las sustancias psicoactivas (SPA) emulan efectos neurotransmisores, alteran el


funcionamiento regular de la comunicación química que posibilita las funciones de eferencia y
aferencia nerviosa, generan aumento y síntesis de mensajeros químicos, y así sustancias exógenas
alteran procesos endógenos que existen para regular procesos normales de motivación, senso-
percepción y pensamiento, reduciéndolos o magnificándolos, así inducen sensaciones de placer,
vitalidad, relajación, e incluso hasta alteran la experiencia consciente de la realidad.
(Duque,2012)

Las SPA, al tener efecto sobre el sistema nervioso central (SNC) alteran objetiva y
subjetivamente el funcionamiento del individuo, generan cambios en su organismo y en su estado
de consciencia, por consiguiente, el consumidor persigue dicha modificación en su
funcionamiento psicológico como propósito y causa teleológica de la ingesta. La diversidad de
efectos sobre el SNC depende del tipo de SPA y del tipo de consumo, de ahí que se configure una
importante variabilidad al respecto. Así, las dimensiones para la comprensión del efecto de las
SPA sobre el consumidor son amplias, varían respecto a su forma de consumo, su estatus legal,
su aceptación socio-cultural, su magnitud de respuesta en términos de intensidad, duración y
frecuencia. (Duque, 2012)
Existen factores de riesgo a nivel del adolescente que ocasionan que estos accedan al consumo
de sustancias psicoactivas como los factores individuales, factores micro-sociales y factores
macro-sociales.

Factores Individuales: Características de personalidad tales como: Inseguridad – sobre


seguridad, timidez - extroversión exagerada, impulsividad, dificultad en la interacción social, baja
tolerancia a la frustración, rasgos genéticos. Aspectos biográficos tales como: Crisis vitales,
Separaciones, pérdidas, duelos, creencias, actitudes facilitadoras, escaso desarrollo de habilidades
sociales e interpersonales, dificultad para resistir las presiones del grupo. (Duque, 2012)

Factores Micro-Sociales: Desintegración familiar, incomunicación en las relaciones familiares,


características de personalidad de los padres: muy permisivos o muy autoritarios, influencia de
compañeros y amigos, características de los grupos juveniles, de la comunidad o el colegio, leyes
respecto al tráfico y consumo de drogas, disponibilidad de las sustancias en el barrio o
comunidad. (Duque, 2012)

Factores Macro-Sociales: Influencias socioeconómicas, políticas y legales, publicidad respecto


al alcohol, modelos sociales, medios masivos de comunicación social, actitudes y creencias
difundidas, patrones culturales que favorecen el consumo, disponibilidad de las drogas y el
alcohol, Precio y leyes que regulan el expendio, tráfico y consumo de alcohol y drogas. (Duque,
2012)

El consumo de SPA se asocia a importantes daños sobre la salud, tal vez uno de los
principales sea la dependencia física y psicológica a la sustancia, el proceso adictivo implica
repercusiones sobre el funcionamiento del individuo en sus diferentes dominios. y también por el
efecto que causa en la organización social, por cuanto se trata de un fenómeno económico,
político, social, cultural y psicológico que involucra distintos actores. (Duque, 2012)

Afectando también la salud mental de los adolescentes, ya que La salud mental no es sólo la
ausencia de trastornos mentales. Si no que se define como un estado de bienestar en el cual el
individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la
vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su
comunidad. (Arellano et al., 2015).
Así como también podemos considerar como factores determinantes la permisividad social, la
ambivalencia y la falta de interés por parte de la sociedad ante el problema del consumo de
drogas legales como lo son el alcohol y el tabaco, a su vez la falta de compromiso por diversos
actores sociales (autoridades comunales, locales, sectores de la sociedad civil) por asumir un rol
trascendental en contra de las drogas ilegales. (Arellano et al., 2015).

Estudios experimentales.
1. Estudio de consumo de sustancias psicoactivas en Bogotá, d.c. 2016.
La Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, en coordinación con la Oficina de las Naciones
Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), y con el apoyo técnico de la Secretaría General de
la Organización de los Estados Americanos (OEA), a través del Observatorio Interamericano de
Drogas de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad), realizó en
2016 el segundo estudio de consumo de sustancias psicoactivas en Bogotá. Esta encuesta tiene
como propósito actualizar la información sobre la magnitud del consumo de sustancias
psicoactivas lícitas e ilícitas en el Distrito Capital, conocer sus características principales y
establecer la percepción social de riesgo asociado a las diferentes sustancias de abuso. El estudio
contiene información sobre el patrón de uso de las sustancias en relación con el sexo, edad, nivel
socioeconómico, así como información desagregada por localidades, entre otras variables.
Adicionalmente, el informe incluye un capítulo que permite comparar los datos presentados de
2016 con el primer estudio de consumo de sustancias psicoactivas en Bogotá, D.C. de 2009. El
estudio se basa en la información recolectada a través de una muestra efectiva de 6.398 personas
de 12 a 65 años de edad, las cuales se obtuvieron de la selección probabilística de 12.483
hogares. Para ello se utilizó el protocolo de la encuesta sobre drogas en hogares contenido en la
metodología Siduc (Sistema Interamericano de Datos Uniformes sobre Consumo), lo que permite
contar con información actualizada, confiable y comparable para orientar la toma de decisiones
del Distrito Capital relacionadas con el consumo de sustancias psicoactivas.
A continuación se presentan los principales resultados del estudio:
Con relación al consumo de alguna droga ilícita:
Este estudio detectó que el 16% de las personas que respondieron la encuesta refieren haber
usado alguna droga ilícita al menos una vez en su vida, con un 22.9% en el caso de los hombres y
un 10.8% entre las mujeres.
El 4.6% de los encuestados respondieron haber consumido alguna droga ilícita en el último
año, lo que equivale a unas 268 mil personas. El consumo reciente es más alto entre los hombres
(7.6%) que entre las mujeres (2.0%).
El grupo de edad con mayor prevalencia de uso de sustancias ilícitas en el último año es el de
18 a 24 años, con el 9%, seguido por el grupo de 12 a 17 años, con el 7.4%, y el de 25 a 34 años,
con el 5.5%.
En cuanto a estratos socioeconómicos, el mayor consumo reciente de sustancias ilícitas se
encuentra en el estrato 1, con el 6.2%, seguido del estrato 2, con 5.6%.
Respecto al uso problemático (abusivo o dependiente) de alguna sustancia ilícita, se encontró
que unas 134 mil personas estarían en condiciones de requerir algún tipo de asistencia para
disminuir o dejar el consumo de drogas, lo que representa el 49.7% de los consumidores en el
último año y el 2.3% de la población de 12 a 65 años. De cinco personas que cumplen criterios
de abuso o dependencia, cuatro son hombres y una es mujer.
Los resultados por grupos de edad indican que las personas que cumplen los criterios de
abuso y dependencia tienen mayoritariamente entre 18 y 24 años y representan el 5.1% de la
población total de esa edad, seguidos por los adolescentes, con casi el 5%.

En relación con el consumo de marihuana:


La marihuana es la sustancia ilícita de mayor consumo en Bogotá. De las personas
encuestadas, el 13.4% dice haber consumido esta sustancia al menos una vez en la vida, con el
20.6% entre los hombres y el 6.6% entre las mujeres.
Considerando el uso en el último año, el 4.1% de las personas encuestadas dice haber usado
marihuana al menos una vez en dicho período: aproximadamente el 6.8% de los hombres y el
1.7% de las mujeres. Estas cifras equivalen a cerca de 240 mil personas.
Analizados los grupos de edad en cuanto al consumo de marihuana en el último año, el mayor
porcentaje de consumo se encuentra en el grupo de 18 a 24 años con el 8%, seguido por el grupo
de adolescentes con el 6.7%.
Un indicador relevante en el estudio de consumo de sustancias psicoactivas es la edad de
inicio o edad en que ocurrieron las primeras experiencias de consumo. La edad promedio para el
inicio de consumo de marihuana está alrededor de los 18 años, tanto para hombres como para
mujeres.
De otra parte, la mediana indica que el 50% de las personas que han usado sustancias ilícitas
alguna vez en su vida, lo hicieron por primera vez a los 17 años o antes y otro 50% lo hizo con
posterioridad.
De las cerca de 240 mil personas que han consumido marihuana durante el último año, 51.4%
clasifican en los grupos en situación de “abuso” o “dependencia”; esto es un poco más de 120
mil personas. Este grupo es mayoritariamente masculino (95.741 personas) y de jóvenes con
edades entre 18 y 24 años.
Respecto a la percepción de riesgo frente al uso de marihuana, el 84.1% de los encuestados
piensa que es de gran riesgo el uso frecuente y decae al 58.3% la opinión frente al uso
experimental (probar marihuana una o dos veces), siendo mayor esta percepción entre las
mujeres (61.6%) que entre los hombres (54.7%).
El 50.8% de la población considera que es fácil conseguir marihuana y esta percepción es mayor
entre los hombres (55.7%). El 11% de la población recibió oferta de marihuana en el último año;
el 13% fueron hombres y el 9.1% mujeres.

En relación con el consumo de cocaína:


La cocaína ocupa el segundo lugar entre las sustancias ilícitas de mayor consumo en Bogotá.
El 4.3% de los encuestados refiere haber consumido cocaína alguna vez en la vida, siendo muy
superior el consumo en los hombres: 7.5% versus 1.4%.
La tasa más alta de consumo de cocaína se encuentra entre los jóvenes de 18 a 24 años, con el
2.2% de prevalencia en el último año, estimando unos 20 mil jóvenes en este consumo. En
segundo lugar está el grupo de 25 a 34 años con un 1.5%. • En términos de estrato
socioeconómico, las prevalencias más altas se registran en el estrato 1 (1.4%), seguido del
estrato 2 (0.7%).
De las 43 mil personas que han consumido cocaína durante el último año, el 39.2% clasifica
en los grupos en situación de ‘abuso’ o ‘dependencia’; esto es cerca de 17 mil personas. Este
grupo es mayoritariamente masculino (15.932 personas) y de jóvenes con edades entre 18 y 24
años.
En relación a la disponibilidad de la droga, el 28.5% de la población considera que es fácil
conseguir cocaína; el 31.5% de los hombres y el 25.9% de las mujeres. El 4.4% de la población
reporta que recibieron oferta de cocaína en el último año (5.4% de los hombres y 1.4% de las
mujeres). En relación a la edad, el grupo que percibe mayor facilidad de acceso la cocaína es el
de 35 a 44 años. Pero la oferta de cocaína ocurre principalmente entre los jóvenes de 18 a 24
años: el 10.3% de ellos admite haber recibido oferta en el último año.
En cuanto al consumo de bazuco:
El consumo de bazuco tiene una prevalencia de alguna vez en la vida del 1.2% con clara
diferencia según sexo (2.3% en hombres y 0.3% en mujeres); cifra que disminuye al 0.2% para
el consumo ocurrido durante el último año.
Los indicadores de consumo de éxtasis muestran que el 1.7% de la población alguna vez en la
vida consumió esta sustancia, mayoritariamente hombres (2.4% versus 1.1%). La proporción de
personas que ha consumido en el último año se reduce al 0.2% con gran distancia entre los sexos
(0.4% hombres y 0.1% mujeres). Los usuarios del último año tienen mayoritariamente de 18 a
24 años.
En relación al consumo de otras sustancias:
En cuanto a las sustancias inhalables, el estudio indica que 1.4% de las personas ha
consumido estas sustancias alguna vez en la vida; de ellas, 0.4% lo hizo en el último año y 0.2%
en el último mes. La preponderancia del consumo es clara entre hombres, adolescentes y jóvenes
de 18 a 24 años. Por otra parte el 1.4% declaró haber usado Popper alguna vez en la vida y el
1.1% declaró haber usado Dick en dicho período.
2. FACTORES ASOCIADOS AL INICIO DE CONSUMO DE DROGAS ILÍCITAS
EN ADOLESCENTES DE EDUCACIÓN SECUNDARIA INEN DE KENNEDY

Resumen.

Objetivo: Establecer la relación entre factores demográficos, escolares, familiares y sociales,


y el inicio de consumo de drogas ilegales en escolares.
Métodos: Se realizó un análisis secundario de la III Encuesta Nacional sobre prevención y
consumo de drogas en escolares. Se analizaron 54 675 registros ya que solo se tomó en cuenta
estudiantes que no consumieron o que iniciaron el consumo de drogas ilegales (marihuana, pasta
básica de cocaína, cocaína y éxtasis) en el último año. Se analizaron factores demográficos,
escolares, sociales y familiares.
Resultados: Existen diversos factores que aumentan la probabilidad para el inicio de consumo
de drogas ilegales en los adolescentes. Entre ellos, están los factores demográficos, escolares,
familiares y sociales. Adicionalmente, antecedentes de consumo de drogas, violencia
intrafamiliar familiar, percepción de vulnerabilidad social y facilidad para adquirir drogas
ilegales también incrementan la probabilidad de consumo.
Conclusión: Se hallaron las relaciones esperadas entre los determinantes de riesgo con el
inicio de consumo de drogas ilegales. Las relaciones halladas con facilidad para conseguir drogas
ilegales, antecedentes de consumo de drogas, violencia e historia delictiva familiar con inicio de
consumo de drogas son acorde con las investigaciones. De acuerdo a los resultados, el entorno
social y familiar juega un rol importante en el consumo de drogas ilegales. En ese sentido, sería
importante diseñar políticas públicas que puntualicen la promoción de vecindarios y entornos
familiares saludables.
Existen una serie de factores de riesgo que pueden llevar a un adolescente a consumir
sustancias psicoactivas. Sin embargo, cuando estos factores interactúan entre ellos y con las
características personales del adolescente, pueden generarse condiciones de riesgo estables, que
establecen una condición de vulnerabilidad. Uno de los determinantes de riesgo para el inicio de
consumo es lo que DE VIDA definió como vulnerabilidad social. Esta se refiere a la percepción
de los adolescentes de un ambiente inseguro, con robos frecuentes a transeúntes, donde existe
venta y consumo de drogas, las instalaciones como pistas, veredas y alumbrados están
deterioradas, no existe apoyo de las autoridades policiales o de las familias, ni hay instituciones
protectoras del bienestar del adolescente. La adolescencia es una etapa marcada por el reto de
configurar la identidad, y se da principalmente a través de los grupos de pares, la relación con la
familia y el entorno. Es por ello que en los adolescentes la vulnerabilidad social estaría marcada
por factores como el consumo de drogas en el grupo de pares y en la familia, la violencia del
entorno, la accesibilidad a las drogas, y variables personales como la autoestima, el auto
concepto, la resistencia a la presión y la fortaleza emocional. Dado que la construcción de la
identidad se da en interacción con pares y familiares, estos pueden ser agentes de riesgo o
protección para el consumo del adolescente. Un clima familiar negativo caracterizado por
rechazo y estrés, excesivos conflictos familiares, falta de comunicación efectiva y apoyo entre los
miembros de la familia, así como un menor nivel educativo de los padres, puede llevar a un
adolescente a consumir sustancias, ya que atenta contra la autoestima, el auto-concepto y contra
el reto de construir una identidad sana. Sin embargo, estos hallazgos no se encuentran en todos
los estudios donde los patrones de riesgo familiares previamente mencionados no están
relacionados con el patrón de consumo de cannabis.
Otros factores importantes para el consumo de drogas son las conductas familiares
antisociales, actitudes positivas hacia el consumo de drogas y la accesibilidad de los adolescentes
a las sustancias. Siguiendo esta línea, los adolescentes cuyos familiares tienen antecedentes de
comportamiento delictivo, presentan una mayor tendencia a consumir sustancias psicoactivas que
los adolescentes que no tienen tal antecedente. Sin embargo, esta relación aún no es del todo
clara, pues hay evidencia que a mayores reforzamientos por conductas pro-sociales por parte de
los padres, hay mayor consumo 18 de marihuana en los hijos. Al profundizar estos factores se
podría inferir que el consumo es posible que sea resultado de un aprendizaje del entorno familiar.
Bandura construyó una teoría donde el comportamiento humano se adquiere en un entorno social
a través del aprendizaje vicario (observacional). Diversos estudios han encontrado que los
antecedentes de consumo de los padres influyen en el consumo sus hijos a través de un proceso
de aprendizaje por observación e imitación. Este aparece por imitación en el consumo de
sustancias o aprendizaje de actitudes positivas hacia las mismas. Sin embargo, otro estudio
muestra que esta influencia no es clara, y que el consumo podría ser por el tipo de crianza más
que por la observación. Por otro lado, un factor que también podría aumentar la probabilidad de
consumo de drogas es la violencia. Algunos estudios encuentran que la experiencia directa u
observada de violencia favorece un clima de estrés. Ello favorece la ingesta de sustancias
psicoactivas como manera de afrontar el estrés originado por la violencia y tiene relación con
experiencias previas de abuso sufridas por el adolescente. En estos casos, la vivencia de
experiencias traumáticas es un factor de riesgo para desarrollar un consumo sostenido de drogas.
Sin embargo, aún existe la necesidad de trabajar en esta relación así como en el impacto de una
intervención para observar qué factores son los que más se relacionan con la violencia y cómo se
puede reducir estos factores de riesgo.
Todos los factores previamente mencionados podrían ayudar a explicar las razones de por qué
los adolescentes de escuelas comienzan en el consumo de sustancias psicoactivas y se mantienen
en estas conductas. Asimismo, analizar la relación entre factores psicosociales como son el
ambiente familiar y otros elementos que podrían incrementar el riesgo de consumo, permite
comprender el uso de drogas en adolescentes con mayor claridad. Por ello, el objetivo principal
de este estudio es identificar si existe relación entre el inicio de consumo de sustancias
psicoactivas ilegales con variables psicosociales tales como: la facilidad para adquirir drogas no
legales, antecedentes de conductas delictivas y/o de consumo de sustancias psicoactivas dentro
del seno familiar, la percepción de un ambiente socialmente vulnerable y si el adolescente ha
experimentado o ha sido testigo de violencia en el ambiente familiar. Es preocupante que el inicio
de consumo de drogas ilegales esté siendo cada vez más precoz, asimismo que un importante
porcentaje de personas luego de haber iniciado hagan esta conducta habitual en su vida, ya que
puede influenciar en las relaciones familiares, la frecuencia de asistencia al colegio y el
rendimiento académico
METODOLOGIA.

Tipo de estudio.

El tipo de estudio aplicado en el presente proyecto de investigación es de abordaje


cuantitativo, de corte transversal analítico.

Población.

El proyecto se desarrollará en la institución educativa INEM de Kennedy localizada en la


ciudad de Bogotá; se aplicará a los jóvenes que pertenecen a esta institución y que se encuentren
entre las edades de 12 a 19 años.

Muestra y muestreo.

Conformada por 50 jóvenes entre las edades 12 a 19 años de la institución educativa INEM de
Kennedy localizada en la ciudad de Bogotá, seleccionados mediante muestreo aleatorio
sistemático de forma proporcional al número de estudiantes de la institución.

Criterios de selección.

 Criterios de inclusión: que tengan una edad comprendida entre los 12 a 19 años de edad,
que se encuentren matriculados en la institución educativa INEM de Kennedy en Bogotá,
cursando los grados de 6 a 11 bachillerato.
 Criterios de exclusión: que no hable el idioma español, que no sepa leer, que no tenga la
edad requerida para el estudio, que no se encuentre matriculado en la institución.

Variables.

A continuación, se presentan las variables, que se conforman de la siguiente manera:

 Edad en años cumplidos


 Sexo
 Grado
 Área de procedencia
 Desplazamiento
 Procedencia: rural o urbana
Recolección de la información.

Instrumentos.

Se usará la versión adaptada en español del instrumento Drug Use Screening Inventory
(DUSI), El cuestionario consta de 146 ítems, poseen opciones de respuesta cerradas y de fácil
comprensión. El cuestionario fue desarrollado por Tarter en la Universidad de Pittsburg en 1990,
desde entonces se ha traducido y validado en diferentes idiomas, entre éstos el español, en donde
se ha usado en México, Uruguay y Colombia, el instrumento lo conforman 8 dominios y cada
uno evalúa diferentes ítems los cuales permiten conocer los trastornos de comportamiento de los
adolescentes encuestados, su desempeño escolar, las relaciones interpersonales, el uso de su
tiempo libre, y la frecuencia en el consumo de las drogas. (Tarter et al., 1990).

Según Ossa et al., (2017) el instrumento está conformado por 8 dominios los cuales evalúan
diferentes ítems y se dividen de la siguiente forma:

 Dominio I patrones de comportamiento conformado por 8 ítems


 Dominio II desorden psiquiátrico conformado por 12 ítems
 Dominio III competencia social conformado por 9 ítems
 Dominio IV sistema familiar conformado por 12 ítems
 Dominio V desempeño escolar conformado por 11 ítems
 Dominio VI relación con los amigos o pares conformado por 10 ítems
 Dominio VII tiempo libre y recreación conformado por 10 ítems
 Dominio VIII droga y uso de alcohol conformado por 11 ítems

Es un cuestionario auto aplicable que mide el nivel de severidad de los trastornos identificados
en diez áreas de ajuste psicosocial, permitiendo detectar trastornos específicos y evaluar su
relación con el consumo de drogas. El DUSI se califica de acuerdo con la proporción de
respuestas positivas registradas (las cuales indican la presencia de alteraciones). El índice
obtenido representa la severidad del problema, ya sea global o por área. El índice de severidad
global (ISG) ofrece una descripción del desempeño psicosocial general del sujeto; se obtiene de
dividir el total de respuestas positivas entre el total de preguntas, multiplicado por diez. El índice
de severidad por área (ISA) se obtiene dividiendo el total de respuestas positivas en cada área
entre el número de preguntas correspondientes, multiplicado por diez. (Rodríguez et al., 1998)
Procedimientos de recolección de la información.

Para la realización de la investigación se presentará ante el rector y directivos de la institución


educativa INEM de Kennedy localizada en Bogotá una carta solicitándoles permiso y
acompañamiento para la implementación del cuestionario y la realización del estudio en la
institución. se procedería a realizar al azar la elección de los diferentes adolescentes escolares que
participarían en la encuesta por medio de una lista de los estudiantes de los diferentes grados que
facilitaría la institución educativa, posteriormente se realizaría el asentimiento a los jóvenes
seleccionados y se les explicaría de una forma clara y concisa lo que se va a realizar, se les
dejaría el consentimiento informado para que sus padres o acudientes lo firmaran y se procedería
a recogerlos al día siguiente, finalmente se aplicaría el cuestionario a los escolarizados para
realizar la recolección de información.

Procesamiento de la información y control de calidad de los datos.

Se diseñará la estructura de la base de datos en EPIDATA, se realizará la doble digitación de


los datos recolectados, se procederá a comparar los datos obtenidos y así corregir los errores de
digitación, y se analizaran los resultados de la información.

Análisis de la información.

La información cualitativa se calculará mediante proporciones y la cuantitativa por medio de


promedios con intervalos de confianza. Para evaluar los factores asociados, se calcularán razones
de prevalencia con intervalos de confianza del 95% y la presencia de diferencias estadísticamente
significativas mediante el cálculo del valor p a través de la prueba X2 para variables cualitativas.
Se considerará significancia estadística cuando del valor de p fue menor a 0.05.

Consideraciones éticas.

En el presente estudio vamos a tener en cuenta las normas establecidas por el ministerio de
salud en la Resolución 008430 del 04 de octubre de 1993. En la cual se establecen las normas
científicas, técnicas y administrativas de la investigación en salud.

Este estudio se considera de riesgo minino de acuerdo a la resolución antes mencionada, debido a
que se trata de un tema de gran controversia como lo es el consumo de sustancias psicoactivas en
adolescentes, por tal razón se realizara un consentimiento informado de los padres y un
asentimiento de los encuestados.

Permitiremos que los investigados decidan libre y voluntariamente si deseaban o no participar,


la información será confidencial. Cumpliendo los principios de beneficencia, no maleficencia,
autonomía y justicia. Adicionalmente, el proyecto será evaluado por un especialista de la
psicología quien nos guiara en los aspectos que se deben conservar durante y posterior a la
aplicación de la encuesta, con el fin de conservar y preservar la integridad de los encuestados.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS.

- Autor para correspondencia: Carrera 79B # 9-18, Apto C303, Santiago de Cali-Valle,
Colombia. Correo electrónico: mauriciohc@gmail.com (M. Hernández Carrillo).
http://dx.doi.org/10.1016/j.rcp.2015.06.001 0034-7450/© 2015 Asociación Colombiana
de Psiquiatría. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.
- Arellano et al., (2015). Factores demográficos, sociales y familiares relacionados con el
consumo de sustancias psicoactivas en instituciones oficiales del municipio de puerto asís
– putumayo, año 2014 (tesis de postgrado). Universidad CES Medellín, san juan de pasto,
Colombia.
- Angelis CD, Fontanarosa PB, Flanagin A (2001) Reporting financial conflicts of interest
and relationships between investigators and research sponsors. Journal of the American
Medical Association, 286:89—9.
- CABANILLAS W. FACTORES DE RIESGO / PROTECCIÓN Y LOS PROGRAMAS
PREVENTIVOS EN DROGODEPENDENCIAS EN EL PERÚ. REV PER MED EXP
SALUD PÚBLICA. 2012; 29 (1): 104-111.
- Duque, (2015). Consumo de sustancias psicoactivas en adolescentes-jóvenes
universitarios en Bogotá-Colombia: magnitud del consumo, factores de riesgo-protección
y daños asociados (tesis de maestría). Universidad de Chile, Bogotá, Colombia.
- Flynn, S. (1994). Consumo de sustancias tóxicas por adolescentes. En M.F. Fleming y K.
Lawton Barry (Eds.), Guía clínica de los trastornos adictivos. Madrid: Mosby Doyma
libros S.A.
- Gerstein DR, Harwood HJ (1990) Treating drug problems. Vol. 1. A study of
effectiveness and financing of public and private drug treatment systems. Washington,
DC, National Academy Press.
- Maturana, (2011). Consumo de alcohol y drogas en adolescentes. Rev. Med. Clin. condes,
22(1), 98 – 109.
- Nieto, Alvarez, J.(12 de junio 2018 , 10:01 p.m.).Uno de cada seis jóvenes en bachillerato
han probado la droga El Tiempo. Recuperado de http://www.eltiempo.com/
- Organización Mundial de la Salud. (2019). Desarrollo en la adolescencia. Recuperado de
https://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/adolescence/dev/es/
- Pierna gorda Gutiérrez DC, Rengifo Leiva AJ. Relevancia de las relaciones
intrafamiliares en pacientes consumidores de heroína de la ciudad de Armenia. Revista
Electrónica de Psicología Social Poiésis. 2009;9
- Rodríguez Martínez A, Pinzón Pulido SA, Mallada García E, et al. Características
sanitarias y toxicológicas en drogodependientes de una prisión. Rev. Medicina de Familia.
2005;3:144-51.
- RUEDA G, RANGEL A, CAMACHO P, DUARTE E. FACTORES ASOCIADOS AL
USO DE SUSTANCIAS ILÍCITAS EN ADOLESCENTES ESCOLARIZADOS.
REVISTA COLOMBIANA DE PSIQUIATRÍA. 2011; 40: 38-48.
- Saravia et al., (2014). Factores asociados al inicio de consumo de drogas ilícitas en
adolescentes de educación secundaria. Revista Peruana de Epidemiología, 18(1),02.
- Schatzberg AF, Cole JO, DeBattista C. Manual de psicofarmacología clínica. 4a edición.
Barcelona: ARS Médica; 2005.
- Urrego Mendoza DZ. Consumo de sustancias psicoactivas en estudiantes de
especialidades médicas, Bogotá, 2001. Rev. salud pública. 2002;4:59.
- Ossa et al., (2017). Factores asociados al consumo de sustancias psicoactivas en
adolescentes escolarizados de la ciudad de Bucaramanga (tesis de pregrado). universidad
de Santander udes, Bucaramanga, Colombia.
- Resolución N° 8430. Ministerio de salud, Bogotá, Colombia, 04 de octubre de 1993.
- Rodríguez et al., (1998). Ajuste psicosocial y consumo de drogas, centros de integración de
integración juvenil, dirección de prevención, subdirección de investigación, informe de
investigación 97-27, México.
- Tarter et al., (1990). Drug abuse severity in adolescents is associated with magnitude of
deviation in temperament traits. British Journal of Addiction. 85 (11).
-