Вы находитесь на странице: 1из 13

FORMALIDADES DEL CONTRATO LABORAL

Al tomar en consideración, las propias formalidades de un centro laboral, es


bastante difícil la aceptación de que una determinada persona, o bien una entidad
establecida permita que una tercera persona ingresa a su centro de trabajo sin que
antes se haya encargado de suscribir el contrato laboral que corresponda. Es
bastante difícil concebir que no se haya firmado y previamente redactado el
documento correspondiente, aunque el mismo sea simple, lo que importa es que se
llenen las pocas formalidades existentes dentro de nuestra legislación laboral
vigente en Guatemala.

Inclusive en aquellos casos en los cuales nuestra legislación laboral permite el


contrato verbal, es aconsejable que el mismo sea redactado por escrito. Cualquier
contrato individual de trabajo, ya sea en mayor o en menor grado, necesita de
determinadas condiciones y formalidades para su vigencia. En lo que respecta al
contrato verbal, el Código de Trabajo, Decreto número 1441 del Congreso de la
República de Guatemala, en su Artículo 27, nos indica lo siguiente: “El contrato
individual de trabajo puede ser verbal cuando se refiera: a) A las labores agrícolas
o ganaderas; b) Al servicio doméstico; c) A los trabajos accidentales o temporales
que no excedan de sesenta días; y d) A la prestación de un trabajo para obra
determinada, siempre que el valor de ésta no exceda de cien quetzales, y si se
hubiere señalado plazo para la entrega siempre que éste no sea mayor de sesenta
días.

SUSPENSIÓN DEL CONTRATO LABORAL

Suspensión de contratos de trabajo En el entendido que el contrato de trabajo es de


tracto sucesivo y por lo tanto supone su prolongación en el tiempo, no es raro que
una u otra de las partes se vea circunstancialmente impedida de ejecutar sus
obligaciones. Ello es particularmente frecuente porque en la relación laboral las
tareas deben ser desarrolladas en forma personal.

La simple suspensión puede ser útil a la empresa, pues ella conserva el lazo que
une al personal con el empleador. Es, sobre todo, importante para los trabajadores
ya que con su empleo conservan sus medios de subsistencia. Esta posición
favorable a la conservación del contrato, se manifiesta tanto en el hecho que
determina la interrupción proveniente de la empresa como si emanara del
trabajador. Expresando gráficamente esta misma idea Alonso Olea, afirma: “el
contrato de trabajo consiente períodos, a veces largos de suspensión de efectos en
los que el contrato tiene como una vida latente, para reanudar su plena efectividad
posteriormente.”

Esta precisión es acertada en cuanto destaca que no es el contrato de trabajo el


que se suspende, sino que son sus efectos los que quedan transitoriamente
suspendidos. El contrato de trabajo sobrevive, no muere; lo que ocurre es que
durante cierto tiempo no produce sus efectos principales o, mejor dicho se
suspenden los efectos principales del contrato para ambas partes, la obligación de
prestar servicios en el trabajador y la obligación de pagar el salario en el empleador,
sin que desaparezcan las restantes obligaciones y efectos. Por el contrario, ellas se
mantienen potencialmente prontas para que una vez concluida la causa de la
suspensión, el contrato recobre su normalidad, renaciendo plenamente el vigor de
todas las obligaciones de las partes y recuperando la plenitud de sus
consecuencias.

Clases de prescripción:

Prescripción extintiva. Prescripción adquisitiva. Prescripción ordinaria.


Prescripción extraordinaria.

Prescripción extintiva:

Leopoldo Alas, Demófilo de Buen, Enrique R. Ramos. Citados por Nestor de Buen,
preceptúan que esta es: “un modo de extinción de los derechos, resultantes del
silencio en la relación Jurídica de que emanan, durante el transcurso del tiempo
marcado por la ley”. En el Compendio de Derecho Civil Español se encuentra el
siguiente concepto: “es aquel instituto jurídico por virtud del cual, mediante el
transcurso del tiempo y determinadas condiciones establecidas por la ley se
produce la liberación de los Derechos”
Prescripción adquisitiva: Es el medio por cuyo efecto se adquiere u obtiene el
dominio de las cosas corporales, muebles o inmuebles, derechos reales, por el
transcurso del tiempo. Por tal motivo son susceptibles de prescripción todas las
cosas que están en el comercio de los hombres, mediante la institución adquisitiva
de la usucapión, el modo de adquirir la posesión continuada en un periodo de tiempo
marcado por la ley, al contrario de la extintiva aquí se adquiere derechos por el
transcurso del tiempo, se da cuando la reivindicación del propietario se ha
extinguido, por el transcurso de un periodo prefijado de tiempo, es el poseedor el
que tiene la propiedad, el que tiene el dominio, al que verdaderamente le
corresponde la propiedad, por la posesión continuada e ininterrumpida en virtud de
ellas se adquiere una propiedad. En esta es indispensable el elemento de la
posesión la que sin ella no podría existir la prescripción adquisitiva y para que se dé
es necesario que reúna los elementos del transcurso del tiempo, la buena fe, el justo
título, la posesión continua, y que sea pública y pacífica.

En nuestra legislación esta forma o modo de la prescripción existe titulada en el


capítulo VIII, del libro II, Artículo 642, del Código Civil Decreto Ley número 106,
denominándola de la usucapión, estipula que pueden adquirir por usucapión la
propiedad, todas las personas capaces para adquirir por cualquier otro título,
debiendo para su real existencia cumplirse con las condiciones, como lo preceptúa
el Artículo 620 del mismo cuerpo legal, estar fundada en justo título, adquirida de
buena fe, de manera continua, en forma pública y pacífica, y por el tiempo señalado
en la Ley.

Elementos de la usucapión: Estar fundado en justo título. Haber sido adquirida de


buena fe Poseerlo de manera continua por más de diez años Tener la posesión en
forma pacífica y pública.

Prescripción ordinaria. El Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales


de Manuel Ossorio: Lo define de la siguiente manera; En lo referente al dominio y
otros derechos reales, es la que establece plazos más abreviados que la
Prescripción extraordinaria para su adquisición por la posesión o el ejercicio
proseguido con justo título y buena fe.
Prescripción extraordinaria. El Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y
Sociales de Manuel Osorio así lo define: Es la que el legislador reconoce, sin justo
título y sin buena fe, por el transcurso de plazos más largos que los fijados para la
prescripción ordinaria, de bienes y derechos.

Prescripción en el derecho laboral.

Nuestro Código de Trabajo contempla la prescripción dentro del título Octavo que
contiene lo relativo a: “prescripciones, sanciones y responsabilidades”, Así el primer
capítulo de este título se refiere a regular los términos o plazos en los que los
derechos contenidos en dicho cuerpo legal, prescriben. Definición de término: El
diccionario Jurídico Espasa lo define así: Se denomina término o plazo a la
determinación del momento en que el negocio jurídico debe comenzar a producir o
dejar de producir sus efectos. Clases de términos: Término inicial; es el que fija el
momento en que surte sus efectos el negocio, y Término final extintivo o resolutivo:
es el que marca el momento en que deja de producir sus efectos.

REGIMENES ESPECIALES EN LA RELACIÓN LABORAL

Introducción El Código de Trabajo de Guatemala se compone de 18 Títulos y 431


artículos. El capítulo 4º regulas las condiciones de trabajo en regímenes especiales
los cuales divide en 8 capítulos: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. Trabajo Agrícola y ganadero
Trabajo de Mujeres y Menores de Edad Trabajo a Domicilio Trabajo Doméstico
Trabajo de Transporte Trabajo de Aprendizaje Trabajo en el mar y vías navegables
Régimen de los Servidores del Estado y sus instituciones.

Este tipo de relaciones laborales, también contempladas en nuestra legislación por


el capítulo IV del Código de Trabajo, están reguladas en esta sección del código, ya
que se trata de situaciones que están revestidas por circunstancias especiales que
hacen su ejecución, una peculiaridad que debe, de cualquier modo, tenerse
presente a fin de ser justos en sus lineamientos. De esa cuenta entre los trabajos
regulados como regímenes especiales están: a. Trabajo agrícola y ganadero; b.
Trabajo de mujeres y menores de edad; c. Trabajo a domicilio; d. Trabajo doméstico;
e. Trabajo de transporte; f. Trabajo de Aprendizaje; g. Trabajo en el mar y vías
navegables; y, h. Trabajadores del Estado y sus instituciones. 1.2.1 Trabajo agrícola
y ganadero: El presente régimen especial de trabajo a pesar de ser regulado como
un solo concepto, agrupa dos diferentes ámbitos laborales, ya que si bien las
nociones agrícola y ganadero se encuentran relacionadas entre sí, no son del todo
similares es por ello que el autor argentino Guillermo Cabanellas emite su opinión
en el sentido en que para su entender, el trabajo agrícola y ganadero debiera ser
mejor llamado como trabajo rural, el cual define de la siguiente manera:

Por trabajo rural –expresión más exacta por su amplitud- o por trabajo agrícola –
locución más usual, aunque menos correcta- se hace referencia al de carácter
manual o mecánico, ejecutado habitualmente fuera del propio domicilio, por cuenta
ajena, tanto en el cultivo de la tierra como para aprovechamiento de los bosques,
explotación y cuidado de los animales, explotación de la caza y de la pesca y tareas
auxiliares. Por tanto, la generalidad de las actividades de la agricultura, las
ganaderas y forestales, están incluidas en la denominación de trabajo agrícola; con
enorme variedad de prestadores: sembradores, segadores, molineros, pastores,
guardias forestales, mayorales, manijeros, entre otros (…)” 2 Del aporte realizado
por Cabanellas se considera importante el destacar que no únicamente los
trabajadores cuya dedicación es la ganadería o la agricultura pertenecen a éste
régimen especial de trabajo, ya que en el mismo se incluyen a todos los trabajos
que son realizados en el campo, siendo consigo una cantidad.

Trabajo a domicilio.

Conforme a lo dispuesto por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) el


trabajo a domicilio es: “Aquel que se realiza para un empleador o un contratista en
virtud de un acuerdo, con arreglo al cuál se efectúa al trabajo al exterior de la
empresa o taller, en el lugar que elige el trabajador, que es a menudo su propio
hogar, por lo general sin la fiscalización directa de quienes lo encargan.”9 Asimismo
en el artículo 1 del Convenio 177 de la Organización Internacional de Trabajo,
referente al trabajo a domicilio se estipula: “Artículo 1. A los efectos del presente
Convenio: (a) la expresión trabajo a domicilio significa el trabajo que una persona,
designada como trabajador a domicilio, realiza: (i) en su domicilio o en otros locales
que escoja, distintos de los locales de trabajo del empleador; (ii) a cambio de una
remuneración; (iii) con el fin de elaborar un producto o prestar un servicio conforme
a las especificaciones del empleador, independientemente de quién proporcione el
equipo, los materiales u otros elementos utilizados para ello, a menos que esa
persona tenga el grado de autonomía y de independencia económica necesario
para ser considerada como trabajador independiente en virtud de la legislación
nacional o de decisiones judiciales.

Características

a) Todo patrono que ocupe los servicios de uno o más trabajadores a domicilio
debe llevar un libro sellado y autorizado por la Dirección General de Trabajo,
en el que se debe anotar los nombres y apellidos de dichos trabajadores; la
dirección del lugar donde viven, la cantidad y naturaleza de la obra u obras
encomendadas.
b) La facultad para el patrono de retener hasta la décima parte del salario que
perciban los trabajadores a domicilio.
c) La fijación que las retribuciones de los trabajadores a domicilio deben ser
canceladas por entregas de labor o por períodos no mayores de una semana
y en ningún caso pueden ser inferiores.

Trabajo doméstico.

El presente régimen especial de trabajo debe de relacionarse con aquel que se


lleva a cabo dentro del menaje de la casa o dentro del hogar y que se puede
encontrar lo concerniente al mismo, en lo regulado en el artículo 161 del Código de
Trabajo –Decreto 330 y sus reformas- el cual brinda una definición del mismo al
estipular que: “Trabajadores domésticos son los que se dedican en forma habitual
y continua a labores de aseos, asistencia y demás, propias de un hogar o de otro
sitio de residencia o habitación particular, que no importen lucro o negocio para el
patrono.”
Características

a) El campo de trabajo es dentro de una residencia o habitación particular.


b) Los trabajadores comprendidos dentro del presente régimen con base en el
Acuerdo número 1235 de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de
Seguridad Social cuentan con la afiliación a dicha institución y así gozan de
ciertas protecciones.
c) Dentro del pago o retribución otorgada a los empleados, se encuentra el
suministro de habitación y manutención.
d) No se encuentra sujeto a horario o jornadas laborales.
e) Los trabajadores domésticos tienen derecho a disfrutar 10 horas diarias de
descanso, dentro de las cuales deben de ser nocturnas y las otras destinadas
para comida.
f) En su mayoría el trabajo doméstico es ejercido por mujeres de etnia indígena,
cuyo nivel académico es de un nivel muy bajo o nulo.

Trabajo de transporte.

El Código de Trabajo -Decreto 330 y sus reformas- del Congreso de la República


de Guatemala, en su artículo 167 regula que: “Los trabajadores de transporte son
los que sirven en un vehículo que realiza la conducción de carga y de pasajeros o
de una u otros, sea por tierra o por aire.” Al establecer que únicamente es aplicable
el régimen especial de trabajo de transporte a vehículos que se mueven vía terrestre
o aérea, se puede comprender que de forma automática se encuentra excluido de
este tipo de régimen a los transportes vía marítima, los cuales tienen su propia
regulación.

Características

a) Es realizado mediante vehículos que se mueven vía terrestre o aérea.


b) Existe una dependencia entre el trabajador y el patrono, quien le otorga el
vehículo de su propiedad para realizar tal trabajo.
c) El trabajador realiza trabajos por encargo del patrono.
d) El ámbito de trabajo es en las calles y carreteras de la República, o bien su
espacio aéreo, por lo que no existe una inspección directa del patrono al
realizarlo.
e) Los gastos del mantenimiento del vehículo son a cargo del propietario, es
decir el patrono.
f) El trabajador además de ajustarse a las condiciones de trabajo estipuladas
por el patrono, también debe de ajustarse a lo establecido por los
reglamentos de tránsito.

SOLIDARISMO EN EL DERECHO LABORAL EN GUATEMALA

Origen del solidarismo En primer lugar daremos su significado. La palabra


solidarismo se deriva de solidaridad, la cual supone la libertad del hombre por
cuanto esta unión o integración de personas debe ser libre, voluntaria. Una unión
de seres humanos obligada o por temor es esclavitud no solidaridad humana. Se
define solidarismo como: “Un movimiento orientado a lograr armonía y bienestar de
los trabajadores y patronos dentro de un marco de cooperación cristiano y
democrático”

El solidarismo se inicia en Costa Rica, en el año de 1950, ante la iniciativa de don


Alberto Marten Chavarría, quien buscaba involucrar a empresarios
centroamericanos en el proyecto solidarista para “...crear una instancia para
canalizar el ahorro particular destinado al desarrollo de un mercado
centroamericano de valores, que fuera la culminación de un plan de integración de
ahorro solidarista de las cinco repúblicas”.

Antecedentes históricos del solidarismo en Guatemala En Guatemala el movimiento


solidarista tuvo sus inicios en los años 1961-1965. En este período se dio el primer
intento para que en Guatemala ingresara dicho movimiento. En el año de 1960 el
intento fue encabezado por Álvaro Portela. Fue en el año de 1961 cuando el
solidarismo logró ingresar a Guatemala, este movimiento encontró en Guatemala
un país, con buenas condiciones para que se iniciara la penetración en él. Uno de
los primeros en apoyar a Portela fue José Luis Arenas, cafetalero de Ixcán, Quiché.
El Estado de Guatemala y el solidarismo

Hemos visto como los que apoyan al movimiento solidarista, hicieron sus esfuerzos
para que este ingresara a nuestro país. Ahora bien, es de observar no solo su
ingreso, es necesario también ver, si el movimiento solidarista ha encontrado
respaldo en el Estado de Guatemala. En el Estado de Guatemala se ha dado la
fundación de varias asociaciones solidaristas de trabajadores. Como vemos el
solidarismo se ha convertido en un movimiento que a pesar de lograr un buen
desarrollo dentro de nuestro país no ha tenido el apoyo de los gobiernos de turno.

De esta manera, las asociaciones solidaristas de trabajadores deben acudir al


Ministerio de Gobernación para su inscripción, apegadas al reglamento y así,
obtener su personalidad jurídica. El Ministerio de Trabajo y Previsión Social de
Guatemala, las universidades y otras instituciones tratan de que los trabajadores
conozcan sus derechos en sus relaciones laborales, esta información se da tanto
en una forma escrita como por medio de boletines informativos. Dentro de esta
información es muy difícil observar que al trabajador se le dé información de lo que
es una asociación solidarista, así como los beneficios que ésta ofrece. El Ministerio
de Trabajo y Previsión Social da prioridad de organización para la defensa de los
derechos de los trabajadores a la organización sindical, dando su apoyo y la
información necesaria para su buen desempeño.

Los derechos mínimos del trabajador

Antecedentes históricos de los derechos mínimos

Algunos de los derechos mínimos de los trabajadores nacen con el Código de


Trabajo. Otros nacieron con la promulgación de otras leyes y Decretos,
especialmente en la Constitución Política de la República de Guatemala y con la
ratificación por parte del Estado de Guatemala de tratados de trabajo de la
Organización Internacional de Trabajo. En lo concerniente a los antecedentes
históricos de los derechos mínimos de los trabajadores, se hace referencia a la
historia del Código de Trabajo, también se hablarán de las fechas en que otras leyes
fueron emitidas, las que dieron como resultado derechos mínimos para los
trabajadores como lo son el aguinaldo y bonificación anual para trabajadores del
sector público y privado, y a los tratados internacionales ratificados por Guatemala
ante la Organización Internacional del Trabajo. Empezaremos en la época
revolucionaria la cual se dio el 20 de octubre de 1944, que dio lugar al derrocamiento
de la dictadura del general Jorge Ubico. Entre las leyes más importantes que se
dieron en esta época están: la Constitución de la República de 1945 y el Código de
Trabajo de 1947 los cuales fueron promulgados durante la época del gobierno del
doctor Juan José Arévalo. El Código de Trabajo Decreto 330 del Congreso de la
República entro en vigencia el primero de mayo del año de 1947.

Cuáles son los derechos mínimos del trabajador

En este apartado definiremos cada uno de los derechos mínimos de los


trabajadores reconocidos en nuestra legislación, dichos derechos son los que tiene
relación con el solidarismo. El trabajador tiene el derecho de exigir los derechos que
nacen de una relación laboral. El derecho de trabajo es tutelar de los trabajadores,
es tutelar porque a través del derecho de trabajo se trata de compensar la
desigualdad económica que existe entre el trabajador y el patrono, ante lo cual le
otorga al trabajador una protección jurídica preferente. El trabajador en la relación
laboral se encuentra en desventaja respecto al patrono, pero esta desventaja se da
fundamentalmente en lo económico, por lo tanto, la ley trata de compensar esta
desigualdad existente, esto se da dándole una protección preferente al trabajador
frente al patrono en la relación laboral.

VENTAJAS ECONOMICAS

Sin duda las denominadas “ventajas económicas” representan un misterio para


muchos empleadores; sobre como brindarlas a sus trabajadores sin que represente
riesgo alguno en la administración del personal.

Una ventaja económica es un aporte no dinerario que brinda el empleador a los


trabajadores en virtud de la prestación de sus servicios para su empresa o lugar de
trabajo.
Es muy común que algunas empresas no se encuentren en la disponibilidad de
ofrecer altos salarios a sus trabajadores, pero le resulta más asequible proponerles
ciertas remuneraciones no dinerarias en virtud de la prestación
de su servicio.

Por ejemplo, un espacio de parqueo, un teléfono celular, incluso seguros médicos


familiares entre otros beneficios.

Lo anterior estimula a un trabajador a aceptar ofertas de empleo en donde se le


ofrecen tales remuneraciones en especie y durante su desempeño laboral el
colaborador trabaja más motivado en beneficio de la marcha de la empresa o lugar
de trabajo.

El misterio radica en que nuestra legislación laboral no explica claramente que


representan las ventajas económicas, sus alcances y sus consecuencias, sino
únicamente se limita la normativa a establecer que las mismas constituyen “el treinta
por ciento del importe del salario devengado, salvo pacto en contrario.”

Definición del término “salario”

No es posible efectuar un análisis jurídico acerca de las ventajas económicas sin


considerar lo relativo al término “salario”, entendiéndose esta consideración en lo
que le atañe al término; es decir: sus generalidades, su definición, aspectos teóricos
fundamentales y medidas que lo protegen.

No importa la regulación legal del Salario contenida en la Constitución, el Código de


la materia, convenios y tratados internacionales que forman parte del Ordenamiento
Jurídico guatemalteco, reglamentos y demás disposiciones legales vigentes, si
lastimosa y lamentablemente no se cumplen en la cruda realidad y lo que es más
doloroso, que sean las propias entidades obligadas a observar las medidas que
protegen el Salario.

Se olvidan o soslayan los señores jueces, en perjuicio grave del trabajador que
reclama tal pago, que éste conforme a la ley, según la literal e) del Artículo 332 del
Código de Trabajo), en el caso de despido injustificado, que es por lo regular la regla
general, no están obligados a probar, únicamente a afirmar, estando la obligación
de probar a cargo de los respectivos empleadores (inversión de la carga probatoria).
Otro caso palpable lo constituye el salario mínimo, que en la cotidiana realidad viven
los trabajadores a quienes debe pagárseles dicho salario; sin embargo, esta
obligación no se cumple de parte de los empleadores, con la complacencia inactiva
de las autoridades responsables de velar por su cumplimiento.

Medidas que protegen el salario.

Las medias protectoras del salario se fundamentan en normas legales, que tienen
así mismo por finalidad evitar que actos o disposiciones menoscaben de alguna
manera o priven al trabajador de percibir el dinero que representa su salario, en
forma total o parcial, en detrimento no solamente de éste, sino también de su familia.

Frente a los Acreedores del Trabajador.

Como hemos venido comentando, la única fuente de ingresos que posee la gran
mayoría de la clase trabajadora guatemalteca, es su SALARIO; de tal suerte que,
ante las necesidades apremiantes que afrontan muchas veces en el seno del hogar,
relativas a contar con muebles indispensables, como: camas, amueblados de
comedor y de sala, estufa, refrigerador para preservación de los alimentos, a falta
de contar con ahorros que puedan cubrir tales necesidades, la opción más
inmediata y accesible es adquirirlos al crédito, aprovechando “las ofertas” con que
el comercio asedia a la clientela, con sus ofrecimientos de enganches “bajos” o a
veces sin este requisito, así como sus “cómodas mensualidades” y plazo amplio
para pagar el saldo, sin advertir el deudor principal y su fiador que las mercancías
u objetos que adquieren, su precio ha sido incrementado casi el doble y que además
les cobran interés por esas “cómodas mensualidades” que les otorgan.

INDEMNIZACIÓN

La indemnización, como hemos indicado se origina del derecho civil, y tiene su


razón de ser derivada del incumplimiento de las obligaciones. Sobre el particular, el
Artículo 1423 del Código Civil preceptúa lo siguiente: “El incumplimiento de la
obligación por el deudor se presume por culpa suya mientras no se pruebe lo
contrario.”

“El concepto actual es distinto: basta afirmar el derecho del acreedor para exigir el
cumplimiento de la obligación, lo que es normal puesto que constituye su efecto
principal e inmediato. La falta de cumplimiento es excepcional y, por consiguiente,
es al deudor a quien corresponde probar el motivo que le impide cumplir; y si no
prueba su inculpabilidad, queda obligado a la indemnización…”

El Artículo 126 del Código Procesal Civil y Mercantil, las partes tienen la carga de
demostrar sus respectivas proposiciones de hecho, y si pretenden algo han de
demostrar los hechos constitutivos de su pretensión; asimismo, quien contradice la
pretensión de la parte contraria, ha de probar también los hechos extintivos o las
circunstancias que impiden esa pretensión.