Вы находитесь на странице: 1из 1

Sistema de riego por gravedad.

Ventajas.

Se necesita un mínimo de componentes caros que sí requieren los sistemas de


aspersión (tuberías, aspersores, etc.). Tampoco se conduce el agua a alta presión
dentro del cultivo, pues las bombas hidráulicas solo se utilizan para extraer el agua
y conducirla hasta la cabecera de los surcos.

Los costos de la inversión inicial son inferiores a los de otros métodos de riego; No
requiere de una alta calificación de la fuerza laboral.

No humedece la parte externa de la planta, solo las raíces.

No es sensible a las afectaciones del viento.

La altura del cultivo no influye en la operación del sistema.

Se puede utilizar en la mayoría de suelos y cultivos.

Este sistema puede resultar conveniente para áreas pequeñas y campos de forma
irregular.

Desventajas.

Las desventajas estriban en el mayor gasto de agua de riego con respecto al riego
por aspersión.

Se produce un menor aprovechamiento del agua debido a que ésta se infiltra y


escurre en grandes cantidades con menores posibilidades de regulación del caudal
estrictamente necesario.

Se produce erosión del terreno por arrastre. Además, generalmente produce un


sobrehumedecimiento del suelo. Como el agua se distribuye por gravedad, debe
existir una pequeña pendiente en el terreno.

El consumo de fuerza de trabajo es mayor, y las condiciones de trabajo son más


rigurosas, pues el obrero de riego (anegador) trabaja por lo regular dentro del
fango que se produce al anegar.

Requiere de grandes trabajos de nivelación para obtener buenas eficiencias en el


riego.

Se pierde parte del terreno en la construcción de los canales.

Es preciso un mantenimiento continuado.

Tiene limitaciones para su aplicación en suelos de textura muy arenosa (muy


porosos) y de topografía ondulada.