Вы находитесь на странице: 1из 15

Navegación de estima

CURSO: NAVEGACIÓN ESTIMA Y COSTERA II

BLOQUE 2: Navegación de estima. Analítica y gráfica

Se denomina navegación de estima a la que se efectúa por rumbo


(loxodrómico) y distancia. La situación que estos elementos proporcionan se
conoce por el nombre de situación de estima (S/e o Se) que, aunque útil, debe
tratarse con precaución por ser una situación poco precisa.
La estima se puede trabajar analíticamente o de forma gráfica en la carta,
donde se utiliza una notación especial —normalmente un triángulo o un
cuadrado— para distinguirla de otras situaciones obtenidas por procedimientos
más precisos.

5.1. RESOLUCIÓN ANALÍTICA DE LA ESTIMA

5.1.1. Deducción de las fórmulas aproximadas de la estima

En la esfera terrestre representada en la Figura 5.1, sea:

A: el punto de salida

B: el punto de llegada

AB: arco de loxodrómica que une los puntos A y B, separados una distancia D al
rumbo R

BC: arco de meridiano igual a la diferencia en latitud entre A y B

ac: arco de ecuador igual a la diferencia en longitud entre A y B

FIGURA 5.1. División del arco de loxodrómica entre dos puntos en partes de
tamaño infinitesimal

1
Navegación de estima

Se considera la distancia loxodrómica (D) entre los puntos A y B, dividida en


un infinito número de partes de tamaño diferencial. En cualquiera de los triángulos
elementales formados que, por su pequeñez, pueden considerarse como planos,
se puede establecer que:
dl = dD * cos R y da = dD * sen R
Integrando, se tendrá: Δl = D * cos R y A = D * sen R
donde A es la suma de todos los apartamientos de tamaño elemental.
Para obtener la diferencia en longitud (ΔL), la fórmula a utilizada será:

Para obtener la ΔL por medio de esta expresión, se considera que A es el


apartamiento correspondiente al paralelo de latitud media entre A y B:

FIGURA 6.2. Apartamiento del cálculo.

2
Navegación de estima

En resumen, para obtener las diferencias en latitud y en longitud, las


expresiones a emplear son:
Δl = D * cos R A = D * sen R ΔL = A / cos lm

y, para obtener el rumbo y la distancia, se utilizan:


A = ΔL * cos lm tg R = A / Δl D = Δl / cos R o D = A / sen R

expresándose:

• A y D en millas;
• Δl y ΔL en minutos, siendo la Δl N o S según el rumbo expresado en
cuadrantales sea de componente N o S y la ΔL E u W según el rumbo
expresado en cuadrantales sea de componente E u W;
• R en grados (en cuadrantal, es decir, de 00° a 90°); y
• lm en grados.

5.1.2. Errores cometidos al utilizar las fórmulas aproximadas de la estima


Al deducir las fórmulas aproximadas de la estima se ha obtenido: A = D * sen
R; donde A representa la suma de todos los apartamientos elementales (es decir,
los dA de los triángulos que se forman al dividir la distancia loxodrómica en infinitas
partes de tamaño diferencial).
Para obtener la diferencia en longitud, se utiliza la expresión:

Para el cálculo, se sustituye este apartamiento por el correspondiente al


paralelo de latitud media, es decir:

3
Navegación de estima

Esta sustitución convierte las fórmulas deducidas en aproximadas, ya que se


comete un error por utilizar el apartamiento del paralelo medio, en lugar de la suma
de apartamientos elementales.
En muchos casos, estos apartamientos no son sensiblemente diferentes uno
del otro. En efecto, teniendo en cuenta que, para un mismo par de meridianos, los
apartamientos para los distintos paralelos disminuyen al aumentar la latitud; si la
latitud de salida y de llegada son del mismo nombre, la mitad de paralelos tiene
latitud menor que la latitud media y la otra mitad mayor. Así, la mitad de los
apartamientos elementales será menor que el arco correspondiente de paralelo
medio y la otra mitad mayor, produciéndose un efecto compensador, y la suma de
los apartamientos diferenciales (dA) debe resultar aproximadamente igual al
apartamiento del paralelo de latitud media.
Cuando los puntos de salida y llegada están en distinto hemisferio, la suma
de los apartamientos elementales (dA) puede resultar menor que el arco de paralelo
medio (por ejemplo: l = 12°S, / = 2O°N → lm = 4°N). Cuando las latitudes de salida
y de llegada son iguales, pero de distinto nombre (lm = 0°), todos los apartamientos
elementales (dA) son menores que el arco de paralelo medio. En cambio, si estas
latitudes son de nombre contrario, pero de valor muy diferente, el paralelo medio
resulta bastante alejado del ecuador y el efecto compensador a que se hacía
referencia anteriormente, puede verificarse.
Comentar, finalmente, que si las latitudes de salida y de llegada son
exactamente iguales (l = l´ = lm), aunque se utilice el apartamiento del cálculo (esto
es, el apartamiento del paralelo de latitud media), las fórmulas son exactas.
De lo anterior se deduce que la utilización en el cálculo del apartamiento de
la latitud media es posible en muchos casos; pero, se pueden precisar los límites
con un procedimiento matemático riguroso.
Aunque para puntos situados en un mismo hemisferio el grado de
aproximación de la fórmula del paralelo medio no es siempre el mismo, depende del
valor de la latitud media (lm), de la distancia (D) y del valor del rumbo (R), puede
decirse que, en general, tiende a disminuir al aumentar la latitud media y la
distancia.
Se demuestra que el valor del rumbo que produce el error máximo al calcular
la diferencia en longitud (AL) con la fórmula del paralelo medio, es aproximadamente
35°. Error cuantificado en 0,56° (para este valor del rumbo) en lm = 60° y D = 300’.
Concluyen los autores que para rumbos distintos de 35° y para latitudes más
bajas, se pueden recorrer distancias superiores a 300’ sin que tal error sea sensible;
aunque, hay que tener en cuenta que la expresión utilizada para el cálculo del error
proporciona valores aproximados, por lo que en latitudes inferiores a 60° el error
podrá tomar valores no despreciables si la distancia supera las 300’.

4
Navegación de estima

En consecuencia, tomando la distancia como referente, se evitará el uso


de las fórmulas aproximadas de la estima para distancias superiores a las
300’.

5.1.3. Deducción de las fórmulas exactas de la estima


En caso de que se precise trabajar la estima y la distancia que separa ambos
puntos de salida y llegada sea considerable (D> 300’) como para suponer que se
comete un error apreciable al tomar como apartamiento del cálculo el del paralelo
medio, deberán utilizarse las fórmulas exactas de la estima, en las que no interviene
la fuente de error, es decir, el apartamiento.
En la Figura 5.3, se han trazado dos triángulos: el triángulo BEC —de partes
iguales— que representa la loxodrómica entre B y E sobre la superficie terrestre; y
el triángulo B’E’C’ —de partes aumentadas— que representa la misma loxodrómica
sobre la carta mercatoriana.
FIGURA 5.3. La loxodrómica sobre la superficie terrestre y sobre la carta
mercatoriana.

En el triángulo BEC de la Tierra se tiene:

En el triángulo B’E’C’ de la se tiene:

Si se trata de obtener las diferencias en latitud y en longitud, las expresiones


a emplear serán:
Δl = D * cos R ΔL = Δla * tg R

5
Navegación de estima

Expresándose en las mismas unidades que en las fórmulas aproximadas de


la estima, es decir: Δl, ΔL y Δla en minutos D, en millas y R en grados (en cuadrantal,
es decir, de 00° a 90°).
La Δl también será N o S según el rumbo expresado en cuadrantales sea de
componente N o S; y Ia ΔL será E u W según el rumbo expresado en cuadrantales
sea de componente E u W.
La Δla debe obtenerse restando la latitud aumentada del punto de llegada de
la latitud aumentada del punto de salida:
Δla = l’a - la .
Las latitudes aumentadas pueden obtenerse bien con las tablas o bien
utilizando la fórmula deducida:
la (en minutos) = 3437,7468’ * Ln tg ( 45° + l / 2)

5.1.4. Consideraciones de orden práctico


Las fórmulas aproximadas de la estima requieren operaciones sencillas
que permiten obtener la situación de forma rápida. Tomando como base la distancia,
el error que su utilización produce, puede ser apreciable para distancias superiores
a las 300 millas. En la práctica, el uso que de estas fórmulas puede hacerse se
reduce al cálculo de la situación, para intervalos de tiempo pequeños, inferiores a
un día (navegando, por ejemplo, con una velocidad de 20 nudos, en 24 horas se
recorren 480 millas).
Las fórmulas exactas de la estima normalmente se utilizan para la
planificación de un viaje entre dos puntos muy alejados, que permite comparar las
ventajas e inconvenientes de distintas derrotas que pueden seguirse (loxodrómica,
ortodrómica, mixta, climatológica). También se puede utilizar para proporcionar a
diario al armador el ETA (Estimated Time of Arrival/Hora estimada de Ilegada) a
puerto de destino.

5.1.5. Estima directa


En este caso, se conoce la situación de salida (l y L), el rumbo loxodrómico
(R) y la distancia navegada (D) y se desea calcular la situación de llegada (l’ y L’),
para lo cual, debe determinarse la diferencia en latitud y la diferencia en longitud
contraídas.
TABLA 5.1. Estima directa.

6
Navegación de estima

Para resolver el problema, según la distancia sea inferior o superior a 300


millas, se utilizarán las fórmulas aproximadas o las fórmulas exactas de la estima.
EJEMPLO 1: El 12 de noviembre de 2017, al ser HcG = 00-00, en S/e: l = 52-
14,2 S, L = 003-18,2 W, se navega al Ra = 067° con Vs = 12 nudos, Dm = 14° E, Δ =
7 °+. Se pide: S/e al ser HcG = 14-20.
Dm = 14° E Ra = 067° Δl = D * cos R ΔL = A /cos lm
Δ = 7 °+ Ct = 21°+ Δl = 172 * cos 88° ΔL = 171,895/cos
Ct = 21°+ Rv = 088° Δl = 6’ (N) 52-11,2
Rv = N 88 E ΔL = 280,3’
HcG = 14-20 l = 52-14,2 S – ΔL = 4° 40,4’ (E)
HcG = 00-00 D = Vs * t Δl = 6,0 N +
t = 14-20 D = 12 * 14-20 l’ = 52-08,2 S L = 003-18,2 W –
D = 172’ Δl = 004-40,4 E +
lm = l’ + l L’ = 001-22,2 E
A = D * sen R 2
A = 172’ * sen 88° lm = 52-11,2 S
A = 171,895’

Resultado. La S/e para el día 12 de noviembre de 2017, al ser HcG = 14-20 es:

l’ = 52-08,2 S y L’ = 001-22,2 E

EJEMPLO 2: El 28 de octubre de 2017, en situación de salida: l = 02-15,1 S,


L = 52-28,6 W, se navega 350 millas al Rv = 010°. Se pide: hallar la situación de
llegada.
Rv = N 10 E Δl = D * cos R l’a = 209,6 N + ΔL = Δla * tg R
Δl = 350 * cos 10° la = 135,1 S - ΔL = 344,7*cos 10°
D = 350’ Δl = 344,7’ (N) Δla = 344,7’ N ΔL = 60,8’
Δl = 05° 44,7’ (N) ΔL = 01° 00,8’ (E)

l = 02-15,1 S – L = 052-28,6 W –
Δl = 05-44,7 N + ΔL = 001-00,8 E +
l’ = 03-29,6 N L’ = 051-27,8 W

7
Navegación de estima

Resultado. La situación de llegada es:


l’ = 03-29,6 N y L’ = 051-27,8 W

5.1.5.1. Casos particulares


Los más interesantes se producen al navegar a los rumbos: R = 000° = N, R
= 180° = S, R = 090° = E y R = 270° = W.
Si el rumbo es: R = 000° = N o R = 180° = S, particularizando las fórmulas
aproximadas se tiene: Δl = D, A = 0 y ΔL = 0. En estos casos, se navega siguiendo
un meridiano, no se contrae diferencia en longitud y la distancia navegada es igual
a la diferencia en latitud contraída, que será N o S, según el rumbo navegado haya
sido N o S.
Si el rumbo es: R = 090° E o R = 270° = W, particularizando las fórmulas
aproximadas se tiene: Δl = 0, A = D y ΔL = A/cos lm. En estos casos, se navega
siguiendo un paralelo, no se contrae diferencia en latitud, siendo el apartamiento
igual a la distancia navegada. En este caso, hay que convertir el apartamiento en
diferencia en longitud (ΔL = A/cos lm), que será hacia el E u W, si el rumbo es E u W.

5.1.5.2. La estima directa con viento


En caso de existir viento, la estima directa se trabaja de la misma forma
explicada, teniendo en cuenta que el rumbo que ha de utilizarse es el rumbo de
superficie (Rs) y la distancia recorrida sobre esta línea de rumbo: D = Vs * t.

5.1.5.3. La estima directa con corriente de dirección e intensidad


conocida
En este caso, se tiene como datos: la situación de salida, el rumbo (Rv o Rs
en caso de que además exista viento), la velocidad de superficie (Vs), la dirección e
intensidad de la corriente (Rc e Ihc), y se trata de calcular la situación de llegada al
cabo de un intervalo de tiempo determinado (t).
Se puede resolver este caso de dos formas:
1. obtener el rumbo efectivo o de fondo (Rf) y la velocidad efectiva o de fondo
(Vf) y trabajar una sola estima; o
2. trabajar dos estimas consecutivas, encadenadas: una sobre el vector de
superficie (con Rs y Ds = Vs * t) y, a continuación, otra sobre el vector de
corriente (con Rc y Dc = Ihc * t).
Aunque se obtiene la situación de un punto por el que el buque no pasa
(Figura 5.4), este segundo procedimiento es el más utilizado por ser menos
laborioso.
FIGURA 5.4. Estima directa con corriente.

8
Navegación de estima

5.1.6. Estima inversa


El problema inverso de la estima consiste en calcular el rumbo al que
tenemos que gobernar y la distancia navegada, cuando se conocen la situación del
punto de salida y la del punto de llegada.
Las fórmulas empleadas para resolver este problema se ofrecen de forma
esquemática en la Tabla 5.2. Dependiendo de las condiciones de viento y corriente
existentes, el rumbo que se obtiene al resolver la estima inversa es Rv (si no hay
viento ni corriente), Rs (si hay viento) o Rf (si hay corriente). Por otra parte, el rumbo
será N o S si la diferencia en latitud es N o S; y de componente E u W según sea E u
W la diferencia en longitud contraída. La distancia obtenida será la que debe
recorrerse sobre la línea de rumbo obtenida, esto es, si el rumbo conseguido es Rv
o Rs, Ia distancia será de superficie (D = Vs * t) y si se obtiene un Rf por existir
corriente, la distancia será igualmente de fondo (D= Vf * t).
TABLA 6.2. Estima inversa.

EJEMPLO 1: El 15 de noviembre de 2017, al ser HcG = 10-12 nos


encontramos en S/e: l = 40-11,1 N, L = 23-05,3 W. Navegando con Vs = 15 nudos,
ponemos rumbo hacia un punto P de l = 41-58 N, L = 28-36 W, siendo la dm = 7 E,
Δ = 2 +. Se pide: Ra hacia P y HcG de llegada.
l’ = 41-58,0 N + L’ = 28-36,0 W – A = ΔL * cos lm tg R = A/Δl
l = 40-11,1 N + L = 23-05,3 W – A = 330,7*cos 41-04,6 tg R = 249,3/106,9
Δl = 01-46,9 N ΔL = 05-30,7 W A = 249,3’ R = 66,8°

9
Navegación de estima

Δl = 106,9’ ΔL = 330,7’ Rv = 293,2°


D = A/sen R
lm = l’ + l D = 249,3’/sen 66,8° Rv = 293,2
2 D = 271,2’ Ct = 29,0+
lm = 41-04,6 N Ra = 284,2°
t = D/Vs
t = 271,2/15
t = 18-05,

HcG = 10-12,0 (15)


t = 18-05,0
HcG = 04-17,0 (16)

Resultado. E: Ra hacia P y HcG de llegada son:


Ra = 284,2° y HcG = 04-17,0

EJEMPLO 2: El 7 de junio de 2017, salimos de Guayaquil (Ecuador) l = 02-


12 S, L = 79-52 W, rumbo a Yokohama (Japón) l = 35-27 N, L = 139-38 E. Se pide
rumbo loxodrómico y distancia entre Guayaquil y Yokohama.
l’ = 35-27 N + l’a = 2277 N + L’ = 139-38 E + tg R = ΔL /Δla
l = 02-12 S - la = 132 S - L = 079-52 W - tg R = 8.430/2.409
Δl = 37-39 N Δla = 2409 N ΔL = 219-30 E R = 74,05°
Δl = 2.259’ ΔL = 140-30 W
ΔL = 8.430’ D = Δl/cos R
D = 2.259/cos 74,05°
D = 8.220,6’

Resultado. El rumbo loxodrómico y distancia entre Guayaquil y Yokohama


es:
R = 74,1° y D = 8.220,6 millas

5.1.6.1. Casos particulares


En la estima inversa se presentan los mismos casos descritos para la estima
directa. Así, cuando la ΔL = 0, se ha navegado siguiendo un meridiano, y Δl = D. En
este caso el rumbo será N o S, según el punto de llegada se halle más al N o al S
que el de salida.
Cuando la Δl = 0, se habrá navegado siguiendo un paralelo y el rumbo será
E u W, según la ΔL contraida sea E u W. En este caso, si se utilizan las fórmulas
aproximadas, la distancia hay que calcularla convirtiendo la ΔL en apartamiento.

10
Navegación de estima

Éste es el que será igual a la distancia navegada entre los puntos de salida y llegada
(A = D).

5.1.6.2. La estima inversa con viento


En caso de existir viento, la estima inversa se trabaja de la misma forma
explicada. Como se desea navegar entre los puntos de salida y de llegada, el rumbo
obtenido será de superficie (Rs), y la distancia calculada será la que se ha de
recorrer sobre esa línea de rumbo (Ds = Vs * t).

5.1.6.3. La estima inversa con corriente


Una vez resuelta la estima inversa, en caso de existir corriente, el rumbo
calculado será el que se desea realizar efectivamente (Rf) y la distancia será la que
se ha de recorrer sobre dicha línea de rumbo (Df = Vf * t).
Según cuáles sean los datos y las incógnitas, este problema puede tener
diversas variantes. Para resolverlo analíticamente, en primer lugar, con los datos
disponibles, se construirá el gráfico correspondiente al triángulo de velocidades (de
los seis elementos que lo forman — Rs Vs, Rc Ihc, Rf Vf — siempre se conocen cuatro
y dos deben hallarse).
FIGURA 5.4. Estima inversa con corriente: construcción del gráfico.
Se desea navegar entre los puntos S y S’

A partir de la situación S se traza el

triángulo de velocidades: SCF

Los segmentos:

SF = Vf

SC = Ihc

CF = Vs

La resolución de este problema en cualquiera de sus variantes entraña la


resolución del triángulo de velocidades: un triángulo plano oblicuángulo. Para este
fin pueden emplearse diversos métodos que conllevan la utilización de las fórmulas
de la trigonometría plana.
El procedimiento más tradicional empleado en navegación es el llamado
método del perpendículo (Figura 5.5), que requiere el trazado de un perpendículo
para convertir cualquier triángulo plano, oblicuángulo, en dos triángulos rectángulos,
ya que, antes de la existencia de calculadoras, los triángulos rectángulos se
solucionaban con la ayuda de la tabla de la estima (en las fórmulas aproximadas de
la estima, R, D, A y Δl pueden considerarse elementos de un triángulo rectángulo)

11
Navegación de estima

que formaba parte de todas las colecciones de tablas especialmente diseñadas para
los marinos.
Cuando existe corriente, ésta puede ser conocida o desconocida.
Cuando la corriente es conocida (Rc e Ihc), lo normal es que se conozca
también el rumbo de fondo (Rf), obtenido al trabajar analíticamente la estima, y que
se desee calcular el rumbo al que se ha de gobernar (Ra), lo que requiere el cálculo
previo del rumbo verdadero (Rv). Este caso, conocido como “contrarrestar el efecto
de una corriente” puede presentar dos variantes, cuya resolución se ilustra a
continuación con los correspondientes ejemplos:
1. se conoce la velocidad de superficie (Vs), siendo la velocidad de fondo
(Vf) la segunda incógnita; y

2. se conoce la velocidad de fondo (Vf), siendo en esta ocasión la segunda


incógnita la velocidad de superficie (Vs) que ha de desarrollarse.
FIGURA 5.5. Resolución del triángulo de velocidades: método del perpendículo

Desde el extremo del vector corriente (C), se traza el perpendículo sobre el


vector de fondo, determinando sobre éste el punto K. Dependiendo de si el ángulo
(β) que forman el Rf y el Rc es agudo u obtuso, el punto K quedará sobre el Rf (β <
90°) o sobre su prolongación (β > 90°).

β= β=
CK = Ihc . sen β CK = Ihc . sen β
SK = Ihc . cos β SK = Ihc . cos β
Sen d = CK/Vs → d = Sen d = CK/Vs → d =
FK = Vs . cos d FK = Vs . cos d
Vf = FK+SK Vf = FK-SK

12
Navegación de estima

EJEMPLO 1: El 22 de enero de 2017, navegando con Vs = 15 nudos en zona


de viento del NE, Ab = 2° y de corriente de dirección: Rc = W e Ihc = 2,5, al ser HcG
03-30 nos encontramos en S/e: l = 40-1 1,1 N, L = 22-55,3 W. En ese momento,
damos rumbo a un punto P, en l = 40-21,3 N, L = 22-57,7 W. Puestos a rumbo, Ct =
9 +. Se pide: Ra hacia P y HcG de llegada a este punto.
A = ΔL . cos lm lp = 40-21,3 N + Lp = 22-57,7 W -
Tg R = A/ Δl l = 40-11,1 N + L= 22-55,3 W -
D = Δl/cos R Δl = 00-10,2 N ΔL = 00-02,4 W

lm = 40-16,2 N

β = 79,8°
CK = 2,5 . sen 79,8 = 2,46
SK = 2,5 . cos 79,8 =0,44
Sen d = CK/Vs → d = 9,4
FK = Vs . cos d = 14,80
Vf = FK+SK = 15,24

Rf = 349,8 Df/Vf = t = 10,36/15,24 = 00-40,8 HcG = 04-15 (22)


d = 9,4 t = 40,8
Rs = 359,2 HcG = 04-55,8 (22)
Ab = 2 .
Rv = 361,2
Ct = 9 +
Ra = 352,2

EJEMPLO 2: Al ser HcG = 03-14,7 (10/06/2017), en S/e: l = 14-30 S, L = 144-


12 W, en zona de viento del N, Ab 3,5 y corriente de Rc = 180 e Ihc = 2,5, se recibe
orden de los armadores de proceder a las Islas Marquises (l = 10 S, L = 140 W), Ct
= 4,5 -. Se pide: 1. Ra hacia las I. Marquises; 2. Vs necesaria para llegar a las Islas
a HcG = 09-42,1 (11).
Tg R = ΔL / Δla l’ = 10-00 S - la’ = 603 S - L’ = 140-00 W -
D = Δl/cos R l = 14-30 S - la = 879 S - L= 144-12 W -
Δl = 04-30 N Δla = 276 N ΔL = 004-12 E
Δl = 270’ ΔL = 252’

13
Navegación de estima

β = 42,4°
CK = 2,5 . sen 42,4 = 1,69
SK = 2,5 . cos 42,4 = 1,85
Vf = FK+SK = 12 → FK = 12+1,85
FK =13,85
Tg d = CK/ FK → d = 6,94°
Vs = CK/sen d = 13,98 = 14 nudos

Rf = 042,4
d = 6,9
Rs = 035,5
Ab = 3,5 .
Rv = 032,0
Ct = 4,5 -
Ra = 036,5

La existencia de una corriente desconocida se percibe, por ejemplo,


cuando la situación de estima y la observada para un mismo instante no coinciden.
Aunque el error en la estima puede deberse a causas diversas (como por ejemplo:
apreciación incorrecta del rumbo y/o de la velocidad, no llevar en cuenta el
abatimiento con exactitud, navegar dando guiñadas, etc.) se suele atribuir en su
totalidad a la existencia de una corriente, pudiéndose determinar su dirección e
intensidad (también denominada dirección e intensidad del error), bien analítica o
bien gráficamente, comparando las situaciones de estima (S/e) y observada (S/o) en
un mismo instante.
En la Figura 5.6, se muestra el gráfico correspondiente a esta situación. La
corriente desconocida (o error cometido en la estima) queda determinada por su
dirección y su intensidad horaria: Rc = línea de rumbo que resulta de unir la S/e con
la S/o correspondientes al mismo instante; e Ihc que será la distancia S/e - S/o divida
por el intervalo de tiempo t que viene afectando la corriente —o error— desconocida
(t = H2 - H1).
De lo anterior se deduce que la determinación de la corriente desconocida
sobre la carta mercatoriana no presenta mayor dificultad. Para obtener esta
información analíticamente, se debe trabajar una estima inversa, tomando como
situación de salida las coordenadas de la S/e a la hora H2 y como situación de
llegada la S/o en el mismo instante. Esta estima proporcionará el R y la distancia de

14
Navegación de estima

la corriente —o error—; dividiendo esta distancia entre el intervalo que viene


afectando la corriente, se obtendrá su intensidad horaria (Ihc).
FIGURA 6.6. Determinar el rumbo e intensidad de una corriente desconocida.

Al situar en la carta estas tres situaciones, se ha trazado un triángulo de


distancias, proporcional al triángulo de velocidades correspondiente a esta
situación. En lugar de desplazarse eI buque sobre la línea de rumbo de superficie
(S - S/e) una distancia Ds = Vs . t (siendo t = H2 - H1), se ha desplazado sobre la linea
S - S/o, correspondiente al rumbo de fondo seguido rea1mente, una distancia Df =
Vf . t. Por tanto, la línea S/e-S/o será la del rumbo de la corriente desconocida (o
rumbo del error), y la distancia S/e-S/o la distancia recorrida por causa de la corriente:
Dc = Ihc . t.
Como es obvio, una vez obtenida una situación observada —por definición,
más fiable que la estimada—, se considera que el buque se encuentra en esta
posición, procediendo al trazado de los rumbos sobre la carta a partir del punto
observado, enmendando el rumbo al que se gobierna, si fuera necesario.

15