Вы находитесь на странице: 1из 3

Aspectos a tener en cuenta para una buena

relación interpersonal.
Reflexión por JMTH.
Las relaciones humanas, se hicieron necesarias, desde que el hombre
primitivo se sintió miembro de una comunidad habitable. Cazar, pescar,
alimentarse, protegerse de las fieras y calentarse con el fuego, entre otras
razones, les hicieron buscar formas de relacionarse con sus iguales.

Las relaciones interpersonales, son aquellas que permiten a los seres


humanos relacionarse con otros de su especie.

Entre estos aspectos para una buena relación interpersonal, es no hacer


injusticia contra ninguna persona. Y dice la Palabra de Dios al respecto, en la
carta que Pablo escribió a los Colosenses, según Colosenses 3: 24 sabiendo
que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo
el Señor servís.
25 Más el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque
no hay acepción de personas.

Lo siguiente es respetar el pensar de tu prójimo, porque aunque no


coincida contigo en su manera de pensar, a este, lo creó Dios, al igual
que a ti, y le concedió Dones y Frutos, como a ti.

También respetarás y amarás a tu prójimo, sin importarte la afiliación


religiosa, política o militar que tenga, porque también dice la Palabra
de Dios en el Libro de Proverbios 3: 27 No te niegues a hacer el bien a
quien es debido,
Cuando tuvieres poder para hacerlo.

La vida está llena de aspectos moldeables, los que aprovecha


satanás para cambiar el sentido a las cosas que Dios creó. Nos creó
en humildad y bondad a todos, más, satanás, puso odio, mentiras,
engaños y rencores en nuestros corazones, para volvernos contra
Dios y vengarse por haber sido el diablo expulsado de la presencia
de Dios y sus ángeles de luz.

Las relaciones interpersonales, podemos mejorarlas día a día, si


dejamos que Dios conduzca nuestras vidas. Cuando dejemos de
pensar en el daño o perjuicio que nos hizo ayer tal o mas cual
persona, creceremos ampliamente como seres humanos, porque
nosotros, también hicimos daños a otros; cuando nos arrepintamos
ante Dios, y aceptemos a nuestros supuestos diferentes, como
amigos, entonces, Dios derramará Bendiciones sobre nuestras
vidas, lo dice su Palabra, según: Deuteronomio, Capítulo 28:
1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para
guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo
hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la
tierra.
2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres
la voz de Jehová tu Dios.
3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.
4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus
bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.
5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.
6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.
7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un
camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti.
8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo
aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová
tu Dios te da.
9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado,
cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres
en sus caminos.
10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es
invocado sobre ti, y te temerán.
11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre,
en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová
juró a tus padres que te había de dar.
12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu
tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y
prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.
13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima
solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de
Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas.

Las relaciones interpersonales en manos de Dios, pueden brillar, como


el más puro diamante en las Manos del Creador.