Вы находитесь на странице: 1из 9

REGLAS DE LA COMUNICACION

El propósito principal de toda red es proporcionar un método para comunicar información. Desde los
primeros seres humanos primitivos hasta los científicos más avanzados de la actualidad, compartir
información con otros es crucial para el avance de la humanidad.

Toda comunicación comienza con un mensaje, o información, que debe enviarse de una persona a
otra o de un dispositivo a otro. Los métodos utilizados para enviar, recibir e interpretar mensajes
cambian a medida que la tecnología avanza.

Todos los métodos de comunicación tienen tres elementos en común. El primero de estos
elementos es el origen del mensaje, o emisor. El origen de un mensaje puede ser una persona o un
dispositivo electrónico que necesite comunicar un mensaje a otros individuos o dispositivos. El
segundo elemento de la comunicación es el destino, o receptor, del mensaje. El receptor recibe el
mensaje y lo interpreta. El tercer elemento, llamado canal, proporciona el camino por el que el
mensaje viaja desde el origen hasta el destino.

En cualquier conversación entre dos personas hay muchas reglas, o protocolos, que los dos
participantes deben respetar para que el mensaje se transmita y se comprenda correctamente.
Entre los protocolos necesarios para una comunicación humana satisfactoria, se encuentran:

 Identificación del emisor y el receptor


 Medio o canal de comunicación acordado (en persona, teléfono, carta, fotografía)
 Modo de comunicación adecuado (hablado, escrito, ilustrado, interactivo o de una vía)
 Idioma común
 Gramática y estructura de las oraciones
 Velocidad y momento de entrega
CODIFICACION DEL MENSAJE

Uno de los primeros pasos para enviar un mensaje es codificarlo. Las palabras escritas, las
imágenes y los idiomas orales utilizan un conjunto único de códigos, sonidos, gestos o símbolos
para representar las ideas que se desea compartir. La codificación es el proceso que consiste en
convertir ideas en el idioma, los símbolos o los sonidos necesarios para poder efectuar la
transmisión. La decodificación revierte este proceso para interpretar la idea.

Imagine que una persona está mirando el atardecer y luego llama a otra persona para contarle la
belleza de la puesta del sol. Para comunicar el mensaje, el emisor primero debe convertir en
palabras, o codificar, sus ideas y percepciones acerca del atardecer. Las palabras se articulan a
través del teléfono utilizando los sonidos y las inflexiones del lenguaje oral que transmiten el
mensaje. En el otro extremo de la línea telefónica, la persona que está escuchando la descripción
recibe los sonidos y los decodifica para visualizar la imagen del atardecer descrita por el emisor.

En la comunicación entre computadoras también hay codificación. La codificación entre hosts debe
tener el formato adecuado para el medio. El host emisor, primero convierte en bits los mensajes
enviados a través de la red. Cada bit se codifica en un patrón de sonidos, ondas de luz o impulsos
electrónicos, según el medio de red a través del cual se transmitan los bits. El host de destino recibe
y decodifica las señales para interpretar el mensaje

FORMATO DEL MENSAJE

Uno de los primeros pasos para enviar un mensaje es codificarlo. Las palabras escritas, las
imágenes y los idiomas orales utilizan un conjunto único de códigos, sonidos, gestos o símbolos
para representar las ideas que se desea compartir. La codificación es el proceso que consiste en
convertir ideas en el idioma, los símbolos o los sonidos necesarios para poder efectuar la
transmisión. La decodificación revierte este proceso para interpretar la idea.

Imagine que una persona está mirando el atardecer y luego llama a otra persona para contarle la
belleza de la puesta del sol. Para comunicar el mensaje, el emisor primero debe convertir en
palabras, o codificar, sus ideas y percepciones acerca del atardecer. Las palabras se articulan a
través del teléfono utilizando los sonidos y las inflexiones del lenguaje oral que transmiten el
mensaje. En el otro extremo de la línea telefónica, la persona que está escuchando la descripción
recibe los sonidos y los decodifica para visualizar la imagen del atardecer descrita por el emisor.
En la comunicación entre computadoras también hay codificación. La codificación entre hosts debe
tener el formato adecuado para el medio. El host emisor, primero convierte en bits los mensajes
enviados a través de la red. Cada bit se codifica en un patrón de sonidos, ondas de luz o impulsos
electrónicos, según el medio de red a través del cual se transmitan los bits. El host de destino recibe
y decodifica las señales para interpretar el mensaje

La persona que escribe la carta utiliza un formato aceptado para asegurarse de que la carta se
entregue y de que el destinatario la comprenda. De la misma manera, un mensaje que se envía a
través de una red de computadoras sigue reglas de formato específicas para que pueda ser
entregado y procesado. De la misma manera en la que una carta se encapsula en un sobre para la
entrega, los mensajes de las computadoras también deben encapsularse. Cada mensaje de
computadora se encapsula en un formato específico, llamado trama, antes de enviarse a través de
la red. Una trama actúa como un sobre: proporciona la dirección del destino y la dirección del host
de origen.

El formato y el contenido de una trama están determinados por el tipo de mensaje que se envía y el
canal que se utiliza para enviarlo. Los mensajes que no tienen el formato correcto no se pueden
enviar al host de destino o no pueden ser procesados por éste

TAMAÑO DEL MENSAJE

Imagine cómo sería leer este texto si todo el contenido apareciera como una sola oración larga; no
sería fácil de comprender. Cuando las personas se comunican, los mensajes que envían,
normalmente, están divididos en fragmentos más pequeños u oraciones. El tamaño de estas
oraciones se limita a lo que el receptor puede procesar por vez. Una conversación individual puede
estar compuesta por muchas oraciones más pequeñas para asegurarse de que cada parte del
mensaje sea recibida y comprendida.
De manera similar, cuando se envía un mensaje largo de un host a otro a través de una red, es
necesario separarlo en partes más pequeñas. Las reglas que controlan el tamaño de las partes, o
tramas que se comunican a través de la red, son muy estrictas. También pueden ser diferentes, de
acuerdo con el canal utilizado. Las tramas que son demasiado largas o demasiado cortas no se
entregan.

Las restricciones de tamaño de las tramas requieren que el host de origen divida un mensaje largo
en fragmentos individuales que cumplan los requisitos de tamaño mínimo y máximo. Cada
fragmento se encapsula en una trama separada con la información de la dirección y se envía a
través de la red. En el host receptor, los mensajes se des encapsulan y se vuelven a unir para su
procesamiento e interpretación.

SINCRONIZACION DEL MENSAJE

Un factor que afecta la correcta recepción y comprensión del mensaje es la sincronización. Las
personas utilizan la sincronización para determinar cuándo hablar, la velocidad con la que lo harán y
cuánto tiempo deben esperar una respuesta. Son las reglas de la participación.

Método de acceso

El método de acceso determina en qué momento alguien puede enviar un mensaje. Estas reglas de
sincronización se basan en el contexto. Por ejemplo: tal vez usted pueda hablar cada vez que
quiera decir algo. En este contexto, una persona debe esperar hasta que nadie más esté hablando
antes de comenzar a hablar. Si dos personas hablan a la vez, se produce una colisión de
información, y es necesario que ambos se detengan y vuelvan a comenzar. Estas reglas garantizan
que la comunicación sea satisfactoria. De manera similar, las computadoras deben definir un
método de acceso. Los hosts de una red necesitan un método de acceso para saber cuándo
comenzar a enviar mensajes y cómo responder cuando se produce algún error.

Control del flujo

La sincronización también afecta la cantidad de información que se puede enviar y la velocidad con
la que puede entregarse. Si una persona habla demasiado rápido, la otra persona tendrá
dificultades para escuchar y comprender el mensaje. La persona que recibe el mensaje debe
solicitar al emisor que disminuya la velocidad. En las comunicaciones de redes, un host emisor
puede transmitir mensajes a una velocidad mayor que la que puede recibir y procesar el host de
destino. Los hosts de origen y destino utilizan el control del flujo para negociar la sincronización
correcta a fin de que la comunicación sea exitosa.

Tiempo de espera de la respuesta

Si una persona hace una pregunta y no escucha una respuesta antes de un tiempo aceptable, la
persona supone que no habrá ninguna respuesta y reacciona en consecuencia. La persona puede
repetir la pregunta o puede continuar la conversación. Los hosts de las redes también tienen reglas
que especifican cuánto tiempo deben esperar una respuesta y qué deben hacer si se agota el
tiempo de espera para la respuesta.

PATRONES DE MENSAJES

En algunos casos, una persona desea comunicar información a un solo individuo. Otras veces, esa
persona puede necesitar enviar información a un grupo de personas simultáneamente o, incluso, a
todas las personas de un área. Una conversación entre dos personas es un ejemplo de un patrón
de comunicación de uno a uno. Cuando es necesario que un grupo de destinatarios reciba un
mismo mensaje de manera simultánea, se necesita un patrón de mensaje de uno a varios o de uno
a todos.

También puede ocurrir que el emisor de un mensaje necesite asegurarse de que el mensaje se
haya entregado correctamente al destino. En estos casos, es necesario que el receptor envíe una
confirmación al emisor. Si no se necesita ninguna confirmación, se dice que el patrón del mensaje
es "sin confirmación".

Los hosts de una red utilizan patrones de mensajes similares para comunicarse.

Los patrones de mensajes de uno a uno se denominan unicast, que significa que el mensaje tiene
sólo un destinatario.

Si un host necesita enviar mensajes mediante un patrón de uno a varios, éste se denomina
multicast. Multicasting es el envío de un mismo mensaje a un grupo de hosts de destino de manera
simultánea.

Si es necesario que todos los hosts de la red reciban el mensaje a la vez, se utiliza el método de
broadcast. El broadcasting representa un patrón de mensaje de uno a todos. Además, los hosts
tienen requisitos para los mensajes con confirmación que son diferentes de los requisitos para los
mensajes sin confirmación.
PROTOCOLOS DE COMUNICACIÓN

Todas las comunicaciones, tanto humanas como informáticas, están regidas por reglas
preestablecidas o protocolos. Estos protocolos están determinados por las características del
origen, el canal y el destino. En función del origen, el canal y el destino, los protocolos definen los
detalles relacionados con el formato del mensaje, el tamaño del mensaje, la sincronización, la
encapsulación, la codificación y el patrón estándar del mensaje.

Importancia

Las computadoras, al igual que los seres humanos, utilizan reglas o protocolos para comunicarse.

Los protocolos son sumamente importantes en una red local. En un entorno conectado por cables,
una red local se define como un área en donde todos los hosts deben "hablar el mismo idioma" o,
en términos informáticos, "compartir un mismo protocolo".

Si todas las personas de una misma sala hablaran idiomas diferentes, no podrían comunicarse. De
manera similar, si los dispositivos de una red local no utilizaran los mismos protocolos, no podrían
comunicarse.

El conjunto de protocolos más frecuente en las redes locales conectadas por cable es Ethernet.

El protocolo Ethernet define muchos aspectos de la comunicación a través de la red local, entre
ellos: formato del mensaje, tamaño del mensaje, sincronización, codificación y patrones del
mensaje.
ESTANDARIZACION DE LOS PROTOCOLOS

En los comienzos del networking, cada fabricante utilizaba sus propios métodos para la
interconexión de los dispositivos de red y los protocolos de networking. Los equipos de un
fabricante no podían comunicarse con los equipos de otro fabricante.

A medida que se generalizó el uso de las redes, se desarrollaron estándares que definían las reglas
con las que operaban los equipos de red de los diferentes fabricantes. Los estándares resultan
beneficiosos para las redes de muchas maneras:

 Facilitan el diseño
 Simplifican el desarrollo de productos
 Promueven la competencia
 Proporcionan interconexiones coherentes
 Facilitan la capacitación
 Proporcionan más opciones de fabricantes a los clientes

No hay un protocolo oficial estándar para las redes locales, pero con el tiempo, una tecnología,
Ethernet, se volvió más habitual que las demás. Se convirtió en un estándar de hecho.

El Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE) lleva un control de los estándares de


networking, incluidos los estándares Ethernet e inalámbricos. Los comités del IEEE son
responsables de aprobar y mantener los estándares para conexiones, requisitos de medios y
protocolos de comunicación. A cada estándar de tecnología se le asigna un número que hace
referencia al comité que es responsable de aprobar y mantener el estándar. El comité responsable
de los estándares de Ethernet es el 802.3.

Desde la creación de Ethernet en 1973, los estándares han evolucionado para especificar versiones
más rápidas y flexibles de la tecnología. Esta capacidad que tiene Ethernet de evolucionar con el
paso del tiempo es una de las principales razones por las que se ha popularizado. Cada versión de
Ethernet tiene un estándar asociado. Por ejemplo: 802.3 100BASE-T representa los estándares
Ethernet de 100 Megabits que utilizan cables de par trenzado. La notación del estándar se traduce
de la siguiente manera:

 100 es la velocidad en Mbps.


 BASE significa transmisión de banda base.
 La T representa el tipo de cable, en este caso par trenzado.

Las primeras versiones de Ethernet eran relativamente lentas, con una velocidad de 10 Mbps. Las
últimas versiones de Ethernet funcionan a 10 Gigabits por segundo e incluso más rápido. Imagine
cuánto más rápidas son estas nuevas versiones que las redes Ethernet originales.

Оценить