Вы находитесь на странице: 1из 3

COMENTARIO DEL POEMA

Mario Benedetti (1920-2009) fue un poeta, dramaturgo y novelista uruguayo


perteneciente a la Generación del 45. En Montevideo dirigió Marcha, en 1953,
revista en la que se discutían temas políticos y culturales. Entre 1945 y 1960 se
dedicó a criticar al sistema o la forma de trabajo a partir de la ética y la moral. Tras
el golpe de Estado que hubo Uruguay en 1973 fue exiliado, por José María
Bordaberry, y vivió en varios países latinoamericanos, entre ellos Perú. En 1985
terminada la dictadura regresó a su país. Su producción literaria se enmarca entre
las décadas de 1945 y 1980, años de experiencia dictatorial en Latinoamérica y de
fuerte presencia del capitalismo, situación que implicaba un alto descontento social.
Indudablemente, la Revolución Cubana (1959) fue una respuesta que representó el
sentir de la época. Su poesía está marcada por el tono conversacional e irónico, el
lenguaje coloquial, la temática cotidiana (el amor, la palabra, la realidad social, entre
otros) y la intención de apelar al diálogo con los lectores. En su producción poética
destacan Poemas de otros (1974) y El amor, las mujeres y la vida (1995).

El tema de “Corazón Coraza” es el amor a pesar de la separación. En un primer


momento se presenta circunstancias en las que la amada ya no le pertenece al yo
poético: “Porque te tengo y no”. Luego, va variando a lo largo del poema, en el cual
se expresan razones del amor e incertidumbre por la separación, hasta llegar al
verso: “tengo que amarte” que denota necesidad y al estar acompañada por la
palabra “aunque” nos presenta persistencia en el amor incondicional del hablante
lírico. Además, la nostalgia por la ausencia de la amada se infiere por la admiración
de sus cualidades.

Una de las ideas que se nos plantea en el poema es la angustia después de la


separación que se evidencia en los primeros versos (“porque la noche está de ojos
abiertos” / “porque la noche pasa y digo amor” que es un pensamiento constante en
el yo poético. Conjuntamente, la idea de que el orgullo puede llevar a las personas
a tomar decisiones radicales se muestra en el verso (“porque te escondes dulce en
el orgullo”.
El sentimiento predominante es la angustia del yo poético por la separación o
término de la relación con su amada que se puede percibir en casi todo el poema
(“aunque te busque y no te encuentre”. Además, se presentan los sentimientos de
la amada: el orgullo al no querer afrontar los problemas o la responsabilidad de algo
y la frialdad: (“porque te escondes dulce en el orgullo” / “porque tu boca es sangre
y tienes frío”. También, el amor hacia la amada y el sufrimiento ante la situación que
está viviendo.

El yo poético es un ser que expresa abiertamente el amor incondicional que le tiene


a su amada y la describe benignamente a lo largo del poema con adjetivos tales
como: buena, linda, dulce y pequeña; además, expresa la incertidumbre que le
genera la angustia por la separación. El objeto lírico en este caso es la amada, que
viene a ser la inspiración del yo poético, a la cual le expresa sus sentimientos y le
demuestra su amor incondicional. Finalmente, el motivo lírico del yo poético es
demostrarle a su amada la incertidumbre que siente al separarse de ella (“porque la
noche está de ojos abiertos / porque la noche pasa y digo amor”, y algunas de las
razones del gran amor que le tiene. Por lo tanto, se puede resaltar que el hablante,
el objeto y el motivo lírico se interrelacionan para transmitir los sentimientos y
situaciones que provoca el término y la separación en una relación.

Para analizar la estructura interna del poema, es idóneo dividirlo en tres apartados:

1. Descripción del amor frente a la ausencia y presencia de la amada: En este


apartado, el yo poético expresa el sentimiento de amor que siente cuando está con
su amada y, a la vez, ese sentimiento producido por su ausencia y alejamiento. Se
demuestra una breve descripción cuando se menciona “porque eres linda…”,
“porque eres buena…” y “pequeña y dulce”. Además, del primer verso (“Porque te
tengo y no”) se puede inferir que en el poema hay una separación y/o alejamiento
entre la voz lírica y la locataria.
2. El amor como posesión y pertenencia del locutor: En este apartado, el yo poético
expresa cierta incertidumbre y el dolor que le causa la separación y ruptura de la
relación. En toda la primera parte de la estrofa se revela posesión y, posteriormente,
pérdida de esta; todo esto acompañado del verso “porque te miro y muero” nos hace
inferir que la voz lírica sufre al ver que la situación por la que está pasando estimula
que su amada y él se alejen, lo que le produce sufrimiento. En la última parte de la
estrofa, el yo poético afirma que no soportaría dejar de verla, ya que siente un
profundo amor hacia ella.

En el nivel morfológico presenta dos figuras retóricas: anáfora y similicadencia. La


anáfora es empleada en la tercera estrofa para enfatizar la persistencia del amor
del yo poético hacia su amada: “aunque ésta herida duela como dos / aunque te
busque y no te encuentre”. La similicadencia se presenta en toda la segunda estrofa,
al momento de expresar posesión y pertenencia: “porque te miro y muero / y peor
que muero”

1. A nivel sintáctico sólo se presenta una figura: paralelismo parcial. Esta figura se usa
en el momento de la separación entre el yo poético y su amada; por ejemplo en los
primeros versos: “porque te tengo y no / porque te pienso”; esto es utilizado para
acentuar razones por las que el hablante lírico tiene que amar a su amada.

2. En el nivel semántico, se presentan tres figuras: metáfora, personificación y símil.


La metáfora es usada al final de la primera estrofa se menciona “corazón coraza”
esto quiere decir que la locataria tiene una especie de protección en el corazón que
impide que entre el profundo amor que le ofrece el yo poético; y, también, es usada
en la descripción de la amada en la tercera estrofa “porque tu boca es sangre/ y
tienes frío” se puede inferir que “sangre” quiere decir violencia al hablar y “frío” se
refiere a la frialdad de la amada para con el yo poético. La personificación es
empleada para dar una cualidad humana a una parte del día: “porque la noche está
de ojos abiertos” esta personificación nos da a entender que el hablante lírico no
puede conciliar el sueño por la angustia que le causa el alejamiento de su amada.
Finalmente el símil está presente en la última estrofa y es parte de las adversidades
que el yo poético enfrenta por su amor: “aunque ésta herida duela como dos” el
“dos” quiere decir el doble y se refiere a que la profunda herida es muy dolorosa.

El poema es multifocal, presenta los tonos melancólico, amoroso y pasional. El tono


melancólico se presenta cuanto la voz lírica menciona la separación que no termina
de aceptar y cuando acepta que a pesar de todo el amor hacia su amada seguirá.
Los tonos amoroso y pasional se desarrollan juntos en el resto del poema. La actitud
en el poema es enunciativa, ya que se demuestra en el yo poético la intención de
describir a su amada, la locataria, expresarle lo que la separación le provoca. El
lenguaje es coloquial, algo característico del autor, ya que facilita su entendimiento.
Entre el tono, la actitud y el lenguaje existe una relación que reside en su importancia
como medio que usa el yo poético para expresar las características de su amada y
el sufrimiento que le produce la separación debido al gran amor que le tiene.
El poema “Corazón Coraza” contiene valores humanos, estéticos-literarios y
psicológicos. En el valor humano y psicológico se plantean como el desamparo del
amor nos lleva un vacío emocional en el sentido de que nos falta algo; además, se
plante al orgullo, que está presente en cada uno de nosotros, como indiferencia y
medio para lastimar a la persona que ama; asimismo, la perseverancia del amor
luego de una separación. Respecto al valor estético-literario se muestra una
variedad de figuras, lo que hace del poema un claro ejemplo del estilo que Mario
Benedetti usualmente empleaba. El autor de este pulcro poema es un reconocido
cuentista, poeta, dramaturgo y novelista que ha capturado la atención de los
lectores, a través los años, ya que expresa los más fieles sentimientos en cada uno
de sus trabajos.

En este poema se nos presenta el tema del amor a pesar de la separación, el cual
nos hace reflexionar, en cuanto al manejo de nuestras emociones; ya que de esta
manera, seremos conscientes de nuestro comportamiento para evitar dañar a las
personas que están cerca de nosotros y, al mismo tiempo, dañarnos a nosotros
mismos.