Вы находитесь на странице: 1из 17

FACTORES PSICOLÓGICOS QUE AFECTAN EN EL CÁNCER DE MAMA.

Los psicólogos autorizados para ejercer y otros profesionales de la salud mental con

experiencia en el tratamiento de cáncer de mama pueden resultar de gran ayuda. Su objetivo

principal es ayudar a las mujeres a aprender a cómo sobrellevar los cambios físicos, emocionales

y de estilo de vida relacionados con el cáncer, así como los tratamientos médicos que pueden

resultar dolorosos y traumáticos. Algunas mujeres pueden enfocar el asunto en cómo explicar su

enfermedad a los hijos o cómo afrontar la respuesta de su pareja. Otras pueden concentrarse en

cómo elegir el hospital o tratamiento médico adecuados. Para otras, el enfoque puede ser cómo

controlar el estrés, la ansiedad o la depresión. Al enseñar a las pacientes estrategias para la

resolución de problemas en un entorno de apoyo, los psicólogos pueden ayudar a las mujeres a

lidiar con su dolor, miedo y otras emociones. Para muchas mujeres, esta crisis potencialmente

mortal, puede resultar una oportunidad de crecimiento personal que mejora la vida.

Las pacientes con cáncer de mama no son las únicas que pueden beneficiarse del tratamiento

psicológico. Los psicólogos suelen ayudar a sus esposos, de quienes se espera brinden apoyo

emocional y práctico, al mismo tiempo que afrontan sus propios sentimientos. Los niños, padres

y amigos involucrados en el apoyo de la paciente también pueden beneficiarse con las

intervenciones psicológicas.

La necesidad de tratamiento psicológico puede no terminar cuando finaliza el tratamiento

médico. De hecho, la recuperación emocional puede llevar más tiempo que la recuperación física

y es a veces menos predecible. Si bien, la presión social para volver a la normalidad es intensa,

las sobrevivientes del cáncer de mama necesitan tiempo para crear una nueva imagen de sí

mismas que incorpore la experiencia vivida y sus cambios corporales. Los psicólogos pueden
ayudar a las mujeres a lograr ese objetivo y a enseñarlas a sobrellevar problemas como el temor a

la reaparición de la enfermedad y la impaciencia respecto a problemas más comunes.

Una combinación de tratamiento individual y de grupo a veces funciona mejor. Sesiones

individuales con un psicólogo autorizado para ejercer suelen recalcar la comprensión y

modificación de los patrones de pensamiento y de conducta. El tratamiento psicológico de grupo

con otras personas que tienen cáncer de mama les da a las mujeres la posibilidad de brindar y

recibir apoyo emocional, y aprender de las experiencias de las demás. Para ser más eficaz, los

grupos deben estar conformados por mujeres que están en etapas similares de la enfermedad, y

estar guiados por psicólogos u otros profesionales de la salud mental con experiencia en el

tratamiento del cáncer de mama.

Las intervenciones psicológicas, que son dirigidas a individuos o grupos, se esfuerzan por

ayudar a las mujeres a adaptarse a sus diagnósticos; a sobrellevar el tratamiento y a aceptar el

impacto de la enfermedad en sus vidas. Estas intervenciones ofrecen a los psicólogos una

oportunidad de ayudar a las mujeres a entender mejor el cáncer de mama y su tratamiento. Los

psicólogos suelen formular a las mujeres preguntas abiertas acerca de sus suposiciones, ideas

para vivir una vida más plena y otros asuntos. Si bien los pensamientos y sentimientos negativos

se abordan, la mayoría de las investigaciones psicológicas se concentran en la resolución de

problemas a medida que las mujeres enfrentan un nuevo desafío.

Un diagnóstico de cáncer de mama puede afectar seriamente el funcionamiento psicológico

de una mujer, lo que a su vez puede poner en peligro su salud física. Esto no tiene por qué ser

así. Las mujeres que buscan ayuda de psicólogos autorizados para ejercer y con experiencia en el

tratamiento del cáncer de mama, pueden usar la conexión cuerpo-mente en beneficio propio para

mejorar su salud mental y física.


El cáncer es un grupo de enfermedades caracterizado por un crecimiento anormal y

desordenado de las células, causado tanto por factores externos (tabaco, químicos, radiaciones,

organismos infecciosos) como de factores internos (hormonas, condiciones inmunes y

mutaciones que ocurren a causa del metabolismo). Estos factores pueden actuar juntos o en

secuencia para iniciar o promover la carcinogénesis2.Dentro del panorama mundial, el cáncer ha

destacado de entre las enfermedades crónico-degenerativas por sus altos índices de morbilidad y

mortalidad, lo que ha provocado entre otros factores que se convierta en un problema de salud

pública3.De acuerdo con la OMS (2008)1, se prevé que entre 2007 y 2030 el número de casos

nuevos de cáncer aumentará de 11.3 millones a 15.5 millones, asimismo el número de muertes

durante este periodo, aumentará un 45% a nivel mundial. Por otra parte, las cifras de la American

Cancer Society (2008)4 muestran que en Estados Unidos el número estimado de muertes por

cáncer varía entre hombres y mujeres; en el caso de la población masculina se tienen estimados

294,120 casos, de éstos, los tipos de cáncer que más se presentan son el de pulmón, próstata y

colon y recto.

Para las mujeres se estimaron 271,530 casos de muerte presentadas y de éstos, los de mayor

mortalidad son el cáncer de pulmón, de mama y, colon y recto. Con base en estas cifras, se

estima que alrededor de 1.4 millones de nuevos casos serán diagnosticados en el 2008, además

de que el cáncer de próstata y el de mama serán los más diagnosticados en hombres y mujeres,

respectivamente. En México, de acuerdo con el Registro Histopatológico de Neoplasias

Malignas (2003)3 se registraron 110,094 casos de cáncer, de éstos 38,193 fueron en hombres y

71,091 para mujeres. El cáncer que tiene mayor incidencia es el de piel con 14,317 casos,

seguido por el de mama con 12,488 y el de cuello uterino con 9,227 casos presentados. Los tipos

de cáncer que resultan ser más agresivos y mortales son el de pulmón, el cual generó 6,754
muertes, estómago con 5,201 e hígado con 4,764 muertes. De manera más específica, en el caso

de la población fe-menina se observa que el cáncer de mama tiene una mayor incidencia,

presentando 12,433 casos. En 2007 se estimaron cerca de 178,480 nuevos casos diagnosticados

de cáncer de mama y el número de muertes estimado fue de 40,460 casos1.La prevalencia

estimada es de 2.4 millones de casos, tomando en cuenta a mujeres que se encuentran libres de

enfermedad, y otras que están bajo tratamiento5. En México, el cáncer mamario es el más

frecuente entre la población femenina, en el año 2003 hubo 12,433 nuevos casos3

El cáncer de mama es una enfermedad que presenta diferentes situaciones de amenaza,

generando desánimo psicológico, lo que puede generar ansiedad y un estado depresivo en la

mujer. Se observan cambios en su estilo de vida causado por incomodidad física y alteración del

concepto de su auto-imagen, llevando a baja estima y disminución de la líbido sexual.

También se percibe miedo en cuanto al éxito del tratamiento, así como la posibilidad de su

recurrencia y el temor a la muerte. De los tipos de tratamiento, la mastectomía es, sin duda, el

procedimiento más traumático de la terapéutica del cáncer de mama2-3. La ansiedad es un

síntoma de incidencia bastante común en las pacientes tras el diagnóstico, durante el

tratamiento y principalmente en aquellas que precisan someterse acirugía4-5. La ansiedad, a

nivel elevado, puede provocar percepciones negativas en cuanto a las habilidades motoras e

intelectuales del individuo. Esto, a su vez, interfiere en la atención selectiva y en la

codificación de informaciones en la memoria, bloqueando la comprensión y el raciocinio.

Varios estudios se realizaron en los últimos años con el objetivo de conocer la relación entre

factores emocionales y la vivencia de los pacientes con cáncer de mama6-8.

Estudio reveló una prevalencia expresiva de síntomas clínicamente significativos

de ansiedad y depresión entre las pacientes con cáncer de mama. Los síntomas
experimentados con más intensidad por las pacientes eran: tensión, miedo inespecífico y

preocupaciones difusas8. La ansiedad evaluada en este trabajo se refiere a la ansiedad

“natural”, como fenómeno de vida cotidiana, con función motivadora, que moviliza

recursos para adaptación del individuo a nuevas situaciones. La sensación de ansiedad es una

vivencia común, que puede darse en cualquier ser humano y afecta,

aproximadamente, a una entre nueve personas9. Evaluar la ansiedad en mujeres

mastectomizadas es importante para la identificación de aquellas pacientes con mayor

riesgo de desarrollar perturbaciones psicopatológicas en el transcurso del tratamiento. Ante

eso, se justifica la realización de este estudio, que tuvo como objetivo evaluar el indicio y el

estado de ansiedad en mujeres mastectomizadas y examinar la relación entre el indicio y el

estado de esas mujeres, con variables socioeconómicas y clínicas.

Metástasis cutáneas de cáncer de mama: revisión de la literatura

http://dx.doi.org/10.1016/j.rchic.2016.06.003

El cáncer de mama es uno de los males más habituales en mujeres, con una alta

mortalidad, tanto por los efectos generados por el tumor primario como por la alta capacidad de

este para producir metástasis a distancia. La metástasis nace de la inflamación de la piel de las

personas debido a los tumores malignos que estos poseen sin importar su ubicación.

Fisiopatológicamente, las células tumorales alcanzan la piel por 3 vías de diseminación:

la hemática, la linfática y por contigüidad. Los carcinomas normalmente se diseminan por la vía

linfática, y llegan a zonas de la piel cercanas; así, las metástasis cutáneas de cáncer de mama

afectan principalmente la piel del tórax.


La expresión clínica dependerá principalmente del tumor primario de origen. La forma

clínica más frecuentemente descrita es una lesión nodular única o múltiple, aunque pueden

presentarse como cualquier lesión elemental (pápulas, nódulos, placas, úlceras, etc.).

las formas más comunes de presentación de las metástasis cutánea en el carcinoma

mamario son Carcinoma nodular metastásico Es la presentación clínica más frecuente y está

caracterizada por nódulos superficiales o subcutáneos, únicos o múltiples, de un color rosado a

rojo, firmes, raramente ulcerados, localizados principalmente en el tórax, aunque también en

rostro, cuello, extremidades superiores e inferiores. Carcinoma metastásico telangiectásico este

principalmente Se caracteriza por la aparición de nódulos, pápulas o placas purpúricas

localizadas en la pared torácica, por lo general, asociados a una cicatriz posquirúrgica,

Carcinoma metastásico inflamatorio o erisipeloide, Su nombre se debe a la similitud de las

lesiones con la erisipela. Se caracteriza por una placa eritematosa, con un borde activo periférico,

generalmente afectando a la mama y piel circundante.

Factores de riesgo como pronóstico de padecer cáncer de mama en un estado de

México

http://dx.doi.org/10.3305/nh.2012.27.5.5997

El cáncer de mama es el cáncer más usual en el mundo dado principalmente a las mujeres

aunque también hay hombre que sufren de este tumor maligno peor su proporción es mínima.

Esta enfermedad se presenta de forma significativa en todos los países del mundo no hay una

exclusión, en México en el año 2008 se decía que por cada 100.000 habitantes había 27 casos de

cáncer de mama según las estadísticas y dado que México tiene una gran población el índice

cáncer de mama era un índice que a nivel mundial era muy elevado y se tiene datos que esto
pudo aumentar debido a la obesidad que presenta el país la poca injerencia de leche materna a los

bebe desde sus primeros meses y otra que es de las más comunes es que esa enfermedad sea

heredada por familiares

El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de todas las causas de morbimortalidad

y sobre todo de mortalidad por cáncer. La relación entre exceso de peso corporal y la aparición

de cáncer de mama es compleja; se conocen resultados de un análisis llevado a cabo en nueve

países europeos con una muestra de 176.886 mujeres en el que se observó entre las mujeres

premenopáusicas una asociación entre el índice de masa corporal y la circunferencia de cintura,

con la aparición de tumores receptor de estrógeno.

Otro estudio llevado a cabo en el año 2010 sobre grasa corporal y mala alimentación en

las mujeres con cáncer de mama; muestra una amplia prevalencia de sobrepeso y obesidad y una

cantidad excesiva de grasa corporal y abdominal, tras el diagnóstico de cáncer de mama

La incidencia de cáncer de mama sigue en aumento en todo el mundo, situación que

desafía a los sistemas de salud más estables de los países desarrollados. Diversos estudios han

determinado la asociación entre diferentes factores de riesgo y el cáncer de mama, entre los que

se encuentran los hormonales, genéticos, ambientales y la enfermedad benigna de la mama. En

nuestro estudio hemos encontrado un incremento significativo en el riesgo de padecer un cáncer

de mama asociado al sobrepeso y a la obesidad; este hecho podría tener su explicación en la

teoría según la cual se concede a los estrógenos una potencial capacidad carcinogénica, a través

de la continua estimulación del crecimiento tisular mamario. Numerosas investigaciones

internacionales han establecido que la obesidad es un factor de riesgo en el desarrollo del cáncer

de mama, tanto en mujeres premenopáusicas como en posmenopáusicas con sobrepeso


Diferencias en supervivencia debidas al aseguramiento en salud en pacientes con

cáncer de mama atendidas en un centro oncológico de referencia en Medellín, Colombia

https://doi.org/10.1590/0102-311X00114117

Las mujeres con cáncer de mama han tenido un incremento circunstancial en Colombia

durante los periodo de 2010 a 2014 la tasa paso de 47 personas con cáncer de mama a 48 aunque

solo fue un digito representándolo que de cada 100.000 personas el 48 posee cáncer de mama

En Colombia hay pruebas de inequidad, barreras de acceso y demoras en el diagnóstico

precoz y tratamiento oportuno de las mujeres con cáncer de mama, los cuales son mayores en las

que no están afiliadas al Sistema General de Seguridad Social en Salud y, en menor medida, en

las afiliadas al régimen subsidiado y se aumentan con el desconocimiento de medidas de

autocuidado de las pacientes. Se encontraron mayores obstáculos para acceder a la biopsia para

el diagnóstico en las mujeres que no están afiliadas al régimen contributivo del Sistema General

de Seguridad Social en Salud, por lo que las afiliadas al régimen subsidiado y las no afiliadas

iniciaron tratamiento en estadios más avanzados de la enfermedad. Además, evidenciaron

inequidades en el acceso a servicios de tratamiento facilitado por el tipo de régimen de afiliación

e intensificado contra los grupos sociales más vulnerables

La supervivencia global y la supervivencia libre de enfermedad se definieron como el

tiempo transcurrido en meses transcurrido desde el diagnóstico por biopsia hasta el evento de una

muerte por cualquier causa o hasta la primera evidencia de recaída o de metástasis,

respectivamente.
Al finalizar el seguimiento se presentaron 242 (10,3%) muertes en la cohorte del régimen

contributivo y 88 (9,9%) en la del régimen subsidiado. La supervivencia global a la mediana del

seguimiento de 36 meses para la cohorte fue de 89,1% (IC95%: 87-90). La estimación de la

supervivencia varió según el régimen de afiliación; las pacientes aseguradas en el régimen

contributivo presentaron una supervivencia de 90%

La supervivencia libre de enfermedad, a la mediana del seguimiento de 36 meses para la

cohorte fue de 90% (IC95%: 89-92). La estimación de la supervivencia varió según el

aseguramiento en salud; las pacientes aseguradas en el régimen contributivo presentaron una

supervivencia de 91% (IC95%: 89-92), mientras que las aseguradas en el régimen subsidiado

presentaron una supervivencia de 87% (IC95%: 82-90), la diferencia en los dos grupos fue

estadísticamente significativa (log-rank test = 13,28; p < 0,05).

Los principales hallazgos fueron que las pacientes de régimen subsidiado presentaron el

doble del retraso que las del régimen contributivo para acceder al tratamiento especializado,

mientras que la supervivencia global y la supervivencia libre de enfermedad fueron peores entre

las del régimen subsidiado. A pesar de estas diferencias, no se encontró que el tipo de

aseguramiento en el SGSSS estuviera asociado con la supervivencia en el modelo multivariado,

mientras que sí lo estuvieron características del tumor y del tratamiento utilizado.


The experience of the partners of women with breast cancer

http://dx.doi.org/10.1590/s1980-220x2017025203366

Nuevos casos de neoplasia, de los cuales 57,960 fueron cáncer de mama, con un riesgo

estimado de 56.20 casos por 100,000 mujeres. En contraste, el desarrollo de nuevas tecnologías y

medicamentos más efectivos para tratar el cáncer de mama, además de mejorar la prestación de

servicios de salud, ha contribuido de alguna manera a controlar la enfermedad y aumentar la

supervivencia de los pacientes. Las consecuencias físicas del tratamiento causan sufrimiento

psicológico, que a su vez provoca dificultades emocionales y sociales, lo que a menudo conduce

al aislamiento social3. Estas son las consecuencias de los eventos estresantes asociados con los

cambios corporales inducidos por el tratamiento, junto con otros factores estresantes, en relación

con las transformaciones experimentadas en diferentes aspectos de la vida, como las relaciones

sociales, la capacidad funcional, el estado laboral y el universo psicológico de los pacientes .

El principal contacto social de las mujeres con cáncer de mama, además de sus

proveedores de atención médica, es con su familia. Las familias son consideradas el principal

núcleo social de los individuos y son la base de la socialización y la transmisión de valores

éticos, estéticos, políticos, culturales y religiosos. Las familias están en el centro de las

preocupaciones y alegrías de las mujeres con cáncer de mama, uno de los temas más recurrentes

en su discurso, porque en la rutina familiar, experimentan sus angustias desde el momento del

diagnóstico, durante el tratamiento y durante todo el período psicosocial. Proceso de

rehabilitación

El objetivo del presente estudio fue proporcionar una visión más completa sobre el medio

ambiente y la vida social de las mujeres con cáncer de mama, centrada en sus parejas, y
considerando la necesidad de aclarar los límites y las posibilidades de su papel en el apoyo a sus

cónyuges enfermos

Left Ventricular Regional Wall Motion Abnormality is a Strong Predictor of

Cardiotoxicity in Breast Cancer Patients Undergoing Chemotherapy

http://dx.doi.org/10.5935/abc.20180220

los nuevos agentes quimioterapéuticos y el uso de técnicas de radioterapia avanzadas y

precisas en las últimas décadas han mejorado dramáticamente la supervivencia del cáncer de

mama. Los fármacos quimioterapéuticos de la clase de antraciclina y los anticuerpos

monoclonales humanizados, como el trastuzumab, son agentes ampliamente utilizados y

altamente eficaces para el tratamiento del cáncer de mama.

La quimioterapia puede inducir numerosas complicaciones cardiovasculares, como

hipertensión, insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedades tromboembólicas, enfermedad

cardíaca isquémica, prolongación del intervalo QT y bradicardia. La definición de disfunción

cardíaca relacionada con la terapia del cáncer se basa en una disminución en serie de la fracción

de eyección del ventrículo izquierdo

los nuevos parámetros derivados de la ecocardiografía de la mecánica miocárdica, como

la tensión y la tasa de tensión, actualmente no existe un consenso en la práctica médica para

predecir qué pacientes son propensos a desarrollar cardiotoxicidad.6- 8 Estudios anteriores han

demostrado la presencia de disfunción miocárdica regional en pacientes con la disfunción

cardíaca relacionada con la terapia del cáncer, a evaluación visual de la función miocárdica
regional se evaluó sobre la base del engrosamiento de la pared observado y del movimiento

endocárdico del segmento miocárdico

El movimiento septal anormal se caracterizó como un movimiento atípico del tabique

interventricular durante el ciclo cardíaco con dos dimensiones. Ecocardiografía guiada por el

modo m de aproximación. La función diastólica se evaluó y clasificó según los criterios

publicados.

Antecedentes generales del Cáncer de seno (mama)

La OMS y el cáncer de mama.

Organismo de las Naciones Unidas que se ocupa de importantes temas de salud en


todo el mundo.

La OMS establece normas para el control de enfermedades, la atención de la salud y


los medicamentos; lleva a cabo programas de educación e investigación, y publica
artículos e informes científicos. Una de las metas más importantes es mejorar el acceso
a la atención de la salud de las personas de los países en desarrollo y de los grupos
que no reciben buena atención de la salud. Las oficinas centrales están ubicadas en
Ginebra, Suiza. También se llama Organización Mundial de la Salud.

Aspectos Generales.

En las mujeres, el cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más común, seguido
por el cáncer de piel. Las mamografías pueden detectar el cáncer de mama temprano,
tal vez antes de que se disemine. Para obtener más información sobre prevención,
exámenes de detección, tratamiento, estadísticas, investigación, ensayos clínicos y
otros temas relacionados con el cáncer de mama, consulte los enlaces en esta página.

Prevalence of This Cancer: In 2015, there were an estimated 3,418,124 women living
with female breast cancer in the United States.

(Prevalencia de este cáncer: en 2015, se estima que hay 3,418,124 mujeres que viven
con cáncer de seno en mujeres en los Estados Unidos)

En esencia, el cáncer es una célula en miles de millones que empieza a funcionar mal. En el
caso del cáncer de mama, la gran mayoría de las veces esa célula maligna se encuentra en los
conductos que llevan leche desde la glándula mamaria hasta al pezón. Pero, ¿por qué allí y no
en otra parte? ¿Qué hay en esa zona?
David Gilley, de la escuela de medicina de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, y
Connie Eaves, del Laboratorio Terry Fox de la Agencia para el Cáncer en Vancouver, Canadá,
quedaron perplejos al saber la respuesta.
En su estudio, publicado en la revista especializada Stem Cell Reports, explican cómo
descubrieron que todas las mujeres -propensas o no a desarrollar cáncer de mama- tienen una
clase particular de células normales precursoras con telómeros extremadamente cortos.
"Esperábamos ver algunas diferencias en las células madre, pero esto fue una gran sorpresa",
le cuenta a BBC Mundo Gilley.
Los científicos se dieron cuenta de que estos cromosomas, al tener unos extremos tan
pequeños, hacen que las células sean propensas a mutaciones que pueden desarrollar cáncer,
si logran mantenerse con vida.

Las células luminares progenitoras se dividen en lo que se llaman células diferenciadas o


finales, que a su vez forman el conducto en el pecho. Es en estas células madre donde se
origina el cáncer de mama.

Cuando se pierde la función de los telómeros, cuya función es evitar que los extremos del
cromosoma se junten o recombinen con otros, lo que ocurre es un verdadero caos en el
siguiente ciclo celular.

Si bien todas las mujeres tienen estos teloneros supercortos, no todas desarrollan cáncer de
mama.

Esto se debe a que "la mayoría de las veces esto es beneficioso y en el 99,999999% de los
casos todo va bien, pero en casos muy raros, en una etapa más tardía de la vida, esto se
revela y hace algo perjudicial, que es lo que lleva a que una célula sea maligna", explica Gilley.

Síntomas:

La mayoría de las mujeres con cáncer de mama no tienen signos ni síntomas durante el
diagnóstico. Sin embargo, resulta posible que las mujeres con la enfermedad presenten
cambios en las mamas o síntomas. Muchas veces la causa de estos síntomas puede ser otra
afección médica diferente que no sea cáncer.

Los signos y los síntomas que se deben analizar con el médico incluyen:

· Un bulto que se palpa como un nudo firme o un engrosamiento de la mama o debajo


del brazo. Es importante palpar la misma zona de la otra mama para asegurarse de que
el cambio no sea parte del tejido mamario sano de esa área.

· Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.

· Secreción del pezón que se produce de forma repentina, contiene sangre o se produce
solo en una mama.

· Cambios físicos, como pezón invertido hacia dentro o una llaga en la zona del pezón.

· Irritación de la piel o cambios en esta, como rugosidades, hoyuelos, escamosidad o


pliegues nuevos.
· Mamas tibias, enrojecidas e hinchadas, con o sin erupción cutánea con rugosidad que
se asemeja a la piel de una naranja, llamada “piel de naranja”.

· Dolor en la mama; particularmente, dolor en la mama que no desaparece. El dolor


generalmente no es un síntoma de cáncer de mama, pero debe comunicarse al médico.

Si le preocupa algún cambio que ha experimentado, hable con su médico. Su médico le


preguntará desde cuándo y con qué frecuencia ha experimentado los síntomas, entre otras
preguntas. Esto es para ayudar a detectar la causa del problema, lo que se denomina
diagnóstico.
Si se diagnostica cáncer, el alivio de los síntomas es un aspecto importante de la atención y del
tratamiento del cáncer. Esto también puede recibir el nombre de manejo de los síntomas,
atención médica de apoyo o cuidados paliativos. Asegúrese de hablar con su equipo de
atención médica sobre los síntomas que experimenta, incluido cualquier síntoma nuevo o
cambio en los síntomas.

Bibliografía:
https://www.cancer.gov/espanol/tipos/seno
-OMS, Ginebra Suiza. (2008-2014)
-Departamento en salud y servicios humanos de Estados Unidos, Institutos Nacionales de la
salud, Instituto Nacional del cáncer, GobiernoUsa.gov.
-Transformacion descubrimientos en Salud.
-BBC mundo, 5 junio, 2013
- Junta Editorial de Cancer.Net, 04/2017
.

Articulos : https://doi.org/10.6018/eglobal.11.4.142731

: 10.25176/RFMH.v19.n1.1795
2. https://doi.org/10.6018/eglobal.11.4.142731

3. https://doi.org/10.1016/j.medcli.2016.02.013

4. http://dx.doi.org/10.5209/PSIC.61436
5. DOI 10.15517/AP.V31I122.25345
6. https://doi.org/10.11144/Javeriana.rgps16-32.facv
7. DOI: 10.25176/RFMH.v19.n1.1795
8. https://doi.org/10.1016/S1138-3593(00)73644-6
9. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48082017000300239

10 . https://doi.org/10.18774/448x.2014.11.164
11. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532007000200005

12. https://doi.org/10.1016/j.aprim.2011.07.011

13. http://dx.doi.org/10.3305/nh.2012.27.4.5854
14. http://dx.doi.org/10.4321/S0465-546X2013000100010
15. http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872011000100013

16. http://dx.doi.org/10.3305/nh.2012.27.5.5998

17. http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872013000600006

18. http://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.30.4.7646

19. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262009000300002

20. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262009000300002

21. https: //doi.org/10.1016/S2007-4719(15)30008-9

22. https://doi.org/10.5209/rev_psic.2011.v8.n1.3

23. https://doi.org/10.1157/13085353

24. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48082012000300007

25. http://dx.doi.org/10.6018/analesps.32.1.191961

26. https://doi.org/10.1016/j.aprim.2011.07.011

27. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48082017000300239

28. https://doi.org/10.1016/j.rccan.2015.04.005

29. https://doi.org/10.1016/j.rcp.2017.04.003

30. https://doi.org/10.1016/j.rcp.2017.04.003
JUSTIFICACION.

En este trabajo nosotros como investigadores y estudiantes de psicología quisimos plasmar esta
problemática que se ha tornado común en la sociedad no solo colombiana sino mundial, tanto
en mujeres como hombres.
Quisimos como grupo de investigación hablar de esta problemática ya que en algunos países
como Nicaragua, es la segunda causa de muerte en mujeres. Si bien es un hecho que el cáncer
de mama es una causa de muerte muy común desde muy tempranas edades como los 18 años
ya hay que incitar a nuestras mujeres a autoevaluarse, hacerse estudios en su organismo y
cuerpo para que estas tengan conocimiento de si poseen la enfermedad ya que son las más
afectadas con este tipo de cáncer, en hombres es menos común.

Como es una enfermedad tumoral que cualquier persona puede adquirir, no importando la edad
y el sexo. Nos basamos en este estudio y tipo de cáncer teniendo en cuenta la parte física y
psicológica del paciente para así tener conocimiento en el aspecto investigativo de cómo afecta
una enfermedad de tipo cáncer a un paciente.

Las cirugías mutilantes, la radioterapia, la quimioterapia, los tratamientos hormonales, el propio


desarrollo biológico del tumor, incluso las moléculas inmunoterápicas innovadoras, como
cualquier fármaco, pueden provocar, además de molestias corporales, cambios físicos y
emocionales más o menos traumáticos en la gran mayoría de los pacientes oncológicos.

Según lo aportado por la doctora Aitana Calvo Ferrándiz y el doctor Guillermo de Velasco Oria,
ambos secretarios científicos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) desde el
escenario informativo de EfeSalud nos comparten que En 2018, la carga mundial de cáncer
aumentará, debido a factores como el envejecimiento de la población o los hábitos de vida
insanos, hasta los 18,1 millones de casos nuevos y alcanzará una mortalidad aproximada de 9,6
millones de personas, ya sean ricas y poderosas, de clase media o pobres.

Esta prevalencia, que afecta a uno de cada cinco hombres y a una de cada seis mujeres, se
observa en la mayoría de los países, Parece, entonces, que no le falta razón a la Organización
Mundial de la Salud (OMS) cuando señala, y subraya, que para el año 2035 los casos anuales de
cánceres se habrán incrementado un 70%, alcanzando la cifra de 24 millones de pacientes
oncológicos cada 365 días.

“Muchos de estos y estas pacientes comentan con frecuencia que sintieron que recibían mucho
apoyo durante el tratamiento oncológico, pero que una vez finalizado les resultó difícil adaptarse
a su nueva vida, sin tanta atención y cariño. Se enfrentan a problemas o sentimientos extraños y
se les abre un ventanal inédito para ver un mundo desconocido por ellos mismos y su entorno
familiar”, destaca la médica oncóloga del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.
“A veces, es importante contactar con grupos de apoyo u otros pacientes que pasaron por las
mismas fases de la enfermedad -continúa-. Muchos de estos pacientes experimentados se
sienten mejor si ayudan a otros primerizos; más útiles y reconfortados“.