Вы находитесь на странице: 1из 2

La tarea del educador moderno no es cortar selvas, sino regar los desiertos.

Clive Staples
Lewis (1898 – 1963).

 Empatía. De un tiempo a esta parte me he dado cuenta de que la educación no


consiste solamente en cortar selvas, es decir, en la inteligencia emocional basada en
la productividad que se genera en las aulas. Clive Staples Lewis me ha enseñado que
existe otra inteligencia tanto o más importante: la inteligencia emocional. Esta es la
verdadera inteligencia que debes regar, que debes cultivar todos los días en el aula a
través de la empatía.

2. Si quieres aprender, enseña. Cicerón (106 AC – 46 AC).

 Responsabilidad. Ser docente es un enorme ejercicio de responsabilidad. Y esa


responsabilidad debe partir de tu deseo de aprender, de la curiosidad por todo aquello
que te rodea, de tu inconformismo.

3. Enseñar es aprender dos veces. Joseph Joubert (1754 – 1824).

 Retroalimentación. Nunca entres en un aula con la única idea de que vas a enseñar.
Si así lo haces, habrás desperdiciado una enorme oportunidad. Cuando entres en un
aula, no pienses en lo que vas a enseñar a tus alumnos, sino en lo mucho que tienen
ellos que ofrecerte, que enseñarte. Si así lo haces, saldrás de esa clase mucho más
enriquecido de como entraste.

4. Siempre he pensado que la escuela la hacen, en primer lugar, los profesores. Daniel
Pennac (1944- ).

 Dignidad. Uno de los grandes problemas del docente actual es el concepto o


autoconcepto que tiene sobre sí mismo. Por eso me gusta tanto esta cita de Daniel
Pennac. Se trata de una frase que habla del orgullo de tu profesión, de la dignidad de
ser docente, de la enorme suerte que tienes de transmitir lo que sabes sin esperar nada
a cambio.

5. La educación es la llave para abrir la puerta dorada de la libertad. G. Whasington Carver


(1864 – 1943).

 Libertad. No concibo una educación que no busque como último fin la libertad. La
educación, como la verdad, te hace libre. Así que cuando enseñes no pienses que
enseñas contenidos. Lo que estás haciendo es más libres a tus alumnos.

6. Obedeced más a los que enseñan que a los que mandan. San Agustín (345 – 430).

 Honestidad. Vives en un a sociedad donde hay una gran desafección. Por ello, debes
ser consiente de lo que representa tu oficio y, tomando conciencia de ellos, dar lo
mejor de ti a tus alumnos.
7. Los profesores se desprenden de cuanto tienen y de cuanto saben, porque su misión es
esa: dar. Elena Poniatowska (1932 – ).

 Generosidad. Educar es un ejercicio extraordinario de generosidad. Da por el placer


de dar, regala por el placer de regalar. En esto consiste tu oficio. En esto consiste ser
docente.

8. El propósito de la educación es cambiar una mente vacía por una mente abierta. Malcom
Forbes (1919 – 1990).

 Imaginación. No hay educación sin imaginación. No hay educación sin creatividad.


Piensa en ello cada vez que entres en un aula y piensa si durante el tiempo que estés
en clase con tus alumnos prefieres ser productivo en lugar de ser creativo. Fomenta
la imaginación y la creatividad y crearás ciudadanos capaces de hacer frente a
un futuro con la mejor de las predisposiciones.

9. Indudablemente, una parte de la función de la educación consiste en ayudarnos a


escapar -no del tiempo que nos toca vivir, pues estamos atrapados en él, sino de las
limitaciones emocionales e intelectuales de nuestro tiempo. T. S. Eliot (1888 – 1966).

 Emoción. Debo confesarte que siento debilidad por T. S. Eliot. Creo que además de
ser un extraordinario poeta, ha sido una de las mentes más lúcidas del siglo XX. De
T. S. Eliot he aprendido muchísimo y, sin duda, esta frase sobre educación es mi
favorita porque habla de algo esencial para mí y espero que para ti: las emociones.
Cada vez estoy más convencido de que la educación del futuro debe pasar
obligatoriamente por la educación de las emociones, unas emociones que, por
desgracia, no aparecen en los currículos de tus asignaturas.

10. El profesor mediocre dice. El buen profesor explica. El profesor superior demuestra.
El gran profesor inspira. William Ward (1921 – 1994).

 Inspiración. Siempre he pensado que muchos docentes carecen de la ambición


necesaria para ser mejores. Creo que muchos de ellos tienen un enorme potencial,
pero lo desconocen o simplemente, están bien en su zona de confort. Esta frase sobre
educación de William Ward habla precisamente de ambicionar ser mejor docente. Un
docente que sea capaz de inspirar, de dejar huella a sus alumnos. Si te ha gustado esta
cita, te invito a que leas un artículo que hice expresamente para esta frase sobre
educación. Puedes hacerlo en el siguiente enlace.