Вы находитесь на странице: 1из 2

INTRODUCCIÓN

En la sociedad en que vivimos somos dependientes de la energía. La electricidad ha supuesto un avance


muy importante para el hombre en los últimos años. Debemos conocer cómo se obtiene, cómo se
transporta y que este hecho repercute directamente en cómo tratamos nuestro planeta. Por tanto, es
necesario pensar en un uso adecuado de la electricidad y la obtención de energía sostenible.1
Faraday fue el primero en producir una corriente eléctrica, en 1831, y lo consiguió desplazando un imán
dentro de una espiral de hierro. La primera pila, fabricada por Alessandro Volta, es de la misma época,
aproximadamente:2 apiló discos de igual tamaño de cobre y de cinc, sólo o con estaño, alternados, que
llevan intercalados entre cada uno de ellos un paño humedecido. Esta "pila de discos" empieza y termina
con discos de diferente tipo. Conectando con un alambre los discos situados en los extremos logró que
fluyera un flujo eléctrico. Impregnando el paño en determinadas sales la corriente obtenida era mucho
mayor.3
Sabemos que una batería consta generalmente de dos electrodos que actúan como conductores eléctricos
(un metal o un semiconductor, que pueden ser idénticos o diferentes) y un electrolito, que es el líquido
que actúa como conductor iónico. El principio de funcionamiento de una batería se basa esencialmente
en un proceso químico reversible llamado reducción-oxidación (también conocido como redox), un
proceso en el cual uno de los componentes se oxida (pierde electrones) y el otro se reduce (gana
electrones) generándose una corriente de electrones (que es lo mismo que decir que se produce una
corriente eléctrica). Es un proceso cuyos componentes no resultan consumidos ni se pierden, sino que
cambian su estado de oxidación y que, a su vez, pueden retornar a su estado original en las circunstancias
adecuadas.
En nuestro caso, las naranjas o limones aportan el electrolito: el ácido cítrico. Por su parte, la reacción
redox tiene lugar entre los metales que se introducen dentro del cítrico: el zinc y el cobre que están en el
clavo y el alambre respectivamente. El jugo ácido de las naranjas disuelve pequeñas cantidades de estos
dos metales y sus electrones reaccionan unos con otros haciendo que los iones cargados negativamente
fluyan por los cables creando una corriente eléctrica. Para explicarlo con más de detalle diremos que
mediante la oxidación un compuesto cede electrones en el ánodo (que constituye el polo negativo y está
formado por zinc como ya hemos apuntado), mientras que la reducción se produce en el cátodo (el polo
positivo formado por cobre). Se crea de esta forma un circuito cerrado que permite a los electrones fluir
desde la fuente de energía y regresar de nuevo sin interrupciones.
No producen mucha energía por sí mismos, pero si utilizamos varios de ellos creando un circuito en
serie, podemos producir la suficiente electricidad como para encender una bombilla o, en el caso del
vídeo, un rótulo luminoso. Lo que hemos hecho ha sido crear una batería de varias celdas consiguiendo
que la electricidad producida por el cítrico sea más potente y práctica.4
A continuación, lo que se pretende con este experimento, es encender los focos leds en este caso del
color rojo, amarillo y verde con 3 naranjas o limones ya que se necesita un voltaje entre 1,8 a 2,1 V para
que se encienda, sabiendo que el voltaje de una naranja o limón es de 0,8 V. También pretendemos que
se encienda con 4 naranjas o limones los focos leds de color azul y blanco ya que ellos necesitan un
voltaje de 3 a 3,8 V para encenderse.
1. https://www.cac.es/cursomotivar/descargas2014/la-pila-limonera.pdf
2. file:///C:/Users/CATALINA/Downloads/rincon_educativo_-_limones_electricos_-_2016-11-
22.pdf
3. http://teleformacion.edu.aytolacoruna.es/FISICA/document/fisicaInteractiva/sacaleE_M2/Vo
lta/Pila_Volta.htm
4. https://afanporsaber.com/y-las-naranjas-hicieron-la-luz#.XXPFFChKjIW