Вы находитесь на странице: 1из 1

La ética en la Ingeniería Civil

La ingeniería Civil busca responder a las necesidades de la sociedad y del ambiente que
lo rodea, utiliza herramientas de la ciencia y de cómo ésta va avanzando con la tecnología,
crea productos y da soluciones para resolver los problemas de la actualidad tales como la
mejora de los sistemas viales y por ende la comunicación, abastecimiento de agua y
alcantarillado y busca lograr un desarrollo sostenible. Como dato adicional, esta es una
de las profesiones más antiguas, esto se demuestra en las diferentes culturas como la
egipcia, la Romana y la Maya.
Con esto podemos darnos cuenta la importancia de la carrera como tal, el impacto que
tiene la Ingeniería Civil en la naturaleza y sociedad, así como los retos impuestos a los
profesionales para encontrar soluciones técnicas (por medio del conocimiento y la
experiencia) a los diferentes problemas del día a día. Para ello, no sólo es necesario hablar
de una formación técnica, sino de una formación ética, humanística, la cual permita al
profesional plantearse el efecto, las consecuencias de su obra en el presente y futuro.
Hoy en día, los casos de corrupción en las obras van creciendo, desde conseguirlas con
concesiones previamente arregladas, durante la obra, con malos procesos de construcción,
uso de malos materiales o con resultados de estudios de suelos falsos, o al finalizar, con
obras deficientes con costos de construcción elevados que salen con gran margen de
diferencia del presupuesto inicial, y todo esto por un mal concepto del objetivo de la
Ingeniería Civil, así como por la ausencia de la formación ética de los profesionales.
Como lo menciona el código ético del Ingeniero Civil, “El ingeniero Civil ejercerá su
profesión teniendo presente que deberá servir primordialmente a la sociedad, así como
actuará ante cada cliente con absoluta lealtad y discreción, poniendo a su servicio todos
sus conocimientos y capacidad profesional”, en este punto resaltaré la palabra lealtad, el
fin del profesional no es lucrar con la carrera de una forma incorrecta sino es dar a la
sociedad un bien el cual se encuentre en óptimas condiciones para su uso, al alterar
cambios en materiales o procesos constructivos vamos en contra de este principio, y no
sólo hablamos de un error teórico el cual sólo se queda en un papel, sino que ponemos
vidas en riesgo, por ello es necesario la concientización de los profesionales por medio
del desarrollo de la ética, como lo mencionó Aristóteles “La ética es el compromiso
efectivo del ser humano que lo debe llevar a su perfeccionamiento personal. Es el
compromiso que se adquiere con uno mismo de ser siempre más persona. Se refiere a una
decisión interna y libre que no representa una simple aceptación de lo que otros piensan,
dicen y hacen.”, este concepto engloba las diferentes virtudes que debe poseer un
profesional, así como los valores como la responsabilidad y libertad que son sumamente
necesarios para tomar cada decisión, así como busca fomentar en los profesionales el
desarrollo de juicios éticos, actuar con lealtad, sin mentiras. Si este concepto fuera
aplicado por cada uno de los profesionales no existirían casos de corrupción, por ende, he
aquí la importancia de la ética en la Ingeniería Civil.