Вы находитесь на странице: 1из 1

a. Derechos del detenido

- Solicitar la identificación del miembro policial al ser detenido.

- Ser anotado en el registro de detenidos en forma inmediata.

- Que sus pertenencias sean registradas y devueltas en la misma forma.

- Ser informado por escrito sobre la causa o el motivo de su detención.

- Comunicarse con algún familiar o amistad.

- Entrevistarse inmediatamente a la detención con un representante del Ministerio Público o Consulado.

- un abogado de su elección o a solicitar la presencia de un defensor

A

o

defensora pública,

- la prohibición de medios violentos en las declaraciones.

- Al reconocimiento médico.

- la no autoinculpación.

- la presunción de inocencia.

A

A

A

- expresarse en su propio idioma y de ser necesario a un traductor.

- ser puesto a disposición de la autoridad en el término de ley.

- recibir abrigo y alimentación.

A

A

A

- no ser incomunicado, salvo casos previsto por ley.

A

3. Consideraciones especiales

El arresto y la custodia de las personas detenidas policialmente son un aspecto importante de la labor policial.

A pesar de que el trato de los detenidos se encuentra regulado, tanto con arreglo al derecho internacional como a las leyes de nuestro país, aisladamente se cometen arbitrariedades y abusos, muchas veces por desconocimiento, omisión y en otras intencionalmente.

El trato humano y digno a la persona detenida es una obligación de todo policía y no requiere de complejos conocimientos de técnicas policiales. Exige respetar la dignidad inherente a la persona humana y el cumplimiento de ciertas normas básicas de conducta. No obstante, es indispensable que la capacitación en este campo esté basada en sólidos conceptos teóricos y en las mejores prácticas actuales, éticas y morales que conduzcan a la profesionalización policial.

El personal policial en su relación con las personas bajo su custodia o detenidos no emplearán la fuerza salvo cuando sea estrictamente necesaria para mantener la seguridad y el orden en los establecimientos o cuando 38 Artículo 260º del Código Procesal Penal (Decreto Legislativo 957) - Arresto ciudadano. Art. 2º del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.

Corra grave peligro la integridad física de las personas. No emplearán armas de fuego, salvo en defensa propia o en defensa de terceros “cuando la vida de una persona es puesta en riesgo real, inminente y actual por quien se está fugando”40. En consecuencia, no se podrá utilizar