Вы находитесь на странице: 1из 10

Como preparar Concreto?

El concreto, u hormigón, consiste en una mezcla de Cemento Portland, arena y


piedra picada, en proporciones que dependen del uso que se le va a dar, a la
cual se le añade agua, para inducir una reacción química que se llama fragua .
La mezcla , después de añadirle el agua, se seca y endurece en un lapso de
horas, haciéndose muy resistente a la compresión , aún cuando no resiste
mucha tracción , por lo cual en algunos de sus usos se le incorporan barras de
acero para aumentar su resistencia a la tracción. Las proporciones de
componentes son : una (1) parte de cemento, de dos a tres ( 2 á 3 ) partes de
arena , y tres a cuatro ( 3 á 4 ) partes de piedra picada , mezclada con una
cantidad de agua que no debe exceder a la cantidad de cemento.

El cemento debe guardarse en sitio muy seco: si se humedece no sirve. Se


fabrica en dos tipos, gris y blanco, usándose este último para trabajos
ornamentales y pavimentos.

La arena tiene varias graduaciones , según su origen : debe estar limpia y correr
con fluidéz. La arena de las playas no sirve, porque contiene sal.

La piedra picada tiene diversos tamaños ( entre ½” y 3” ), debe ser limpia y


dura. Como alternativa se la sustituye por agregado liviano de arcilla expandida
o escoria.

Para concretos de pisos , aceras, terrazas , escalones , la proporción del


concreto puede ser de aproximadamente 1:2:3. El máximo de espesor de la
piedra picada será de 1,5 “ aunque es preferible menos de 1” . Seleccione un
piso existente o una plancha metálica lisa para preparar el concreto, lo mas
cerca posible del lugar donde lo piense usar. Mida las cantidades de arena y
piedra, mézclelas , añada el cemento , continúe mezclando hasta que se
uniformice el color , añada el agua.

Un saco de cemento equivale a una y media lata de 18 litros , luego , si


utilizamos una lata para medir, tomaremos : 1 saco de cemento , 3,5 latas de
arena , 7 latas de piedra y 1,5 latas de agua.

1.- Dosificación de los ingredientes


2.- Modo de añadir el agua

3.- Mezcla de los ingredientes

4.- Prueba de consistencia

5.- Modo de extender el concreto


Ideas para crecer
Mezclas de Concreto

Curado

Los concretos y morteros frescos deben mantenerse húmedos durante varios días para lograr la mejor
calidad: a esta operación la llamamos “curado”. Si el concreto se seca con rapidez se agrieta la
superficie, lo que le da un aspecto feo y contribuye a que las obras se arruinen pronto y por lo tanto
duren poco.

El curado se puede hacer de las maneras siguientes:

 Regando finamente el concreto con agua.


 Cubriéndole con sacos húmedos de yute, cocuiza o las bolsas de cemento vacías.

En el caso de pisos, pavimentos o placas, el concreto puede curarse usando:

 Arena húmeda.
 Inundando o empantanando la superficie.
 Cubriéndolos con plásticos o lonas.

¿Cuándo hacer el curado?

El curado debe comenzarse cuando el concreto se haya endurecido lo suficiente como para que no se
hagan marcas en su superficie. La cura debe durar por lo menos siete días. Un aspecto importante de la
cura y que no deben olvidar, amigos, es que al concreto fresco no le gusta el sol sino la humedad. Esto
hay que tenerlo muy presente, sobre todo cuando se trata de pisos, pavimentos, bloques para paredes y
piezas prefabricadas.

Dosificaciones más comunes para concreto

A continuación se darán a conocer las proporciones de las mezclas para cada tipo de trabajo . Sin
embargo, las recetas indicadas pueden utilizarse en trabajos en los que no se requieren mezclas
diseñadas especialmente.

Para Construir
 Bases para tuberías de cloacas.
 Relleno corriente de concreto.

Debe Usarse

Para Construir

 Aceras
 Canales.
 Bases de pisos
 Postes o estantes para cercas

Debe Usarse
Para Construir

 Fundaciones.
 Columnas y machones.
 Dinteles y vigas de corona
 Vigas de carga

Debe Usarse

Para Construir

 Canchas deportistas
 Aceras de gran tránsito
 Escalinatas
 Pavimentos de concreto (vías y calles)
 Pisos de mucho tránsito o industriales
 Piezas ornamentales de concreto

Debe Usarse

Para Construir
 Losas y platabandas
 Muros de contención
 Estanques enterrados

Debe Usarse

Como hacer a mano buenas mezclas


con cemento

Hay dos tipos de mezclas con cemento: los concretos y los morteros. Las mezclas de concreto
contienen arena, piedra picada, cemento y agua, mientras que los morteros o pegas contienen sólo
arena, agua, cemento y en algunos casos cal. Los concretos se utilizan para hacer columnas, vigas,
fundaciones, etc., mientras que los morteros generalmente se utilizan para hacer frisos y pegar bloques,
ladrillos y cerámicas.

Para lograr una buena mezcla sólo se necesita:

 Buscar y escoger materiales limpios y duros.


 Agregar las cantidades adecuadas y justas de arena, cemento, piedra picada y agua.
 Cuidado en el manejo y colocación de las mezclas.
 Evitar remiendos.
 Curar bien el concreto y los frisos.
 Botar aquellas mezclas que han empezado a endurecerse o “fraguar” como dicen los
ingenieros.
A continuación se detallan algunos tips que
permiten chequear las óptimas condiciones de los
materiales:

Cemento

El cemento que se vaya a usar debe ser de sacos originales y no debe estar duro. Todo el cemento
dentro del saco debe estar en polvo. Se preguntarán algunos, pero si se machacan o muelen las piedras
o terrones dentro del saco ¿no se vuelve a obtener cemento en polvo? Pero no, el polvo que así se
obtiene no posee las propiedades del cemento original; por eso se recomienda que cuando el cemento
se haya convertido en piedras o terrones, lo único que debe hacerse con él es botarlo y no usarlo. El
cemento debe protegerse de la humedad para que no se ponga duro.

Arena/Piedra

La arena y la piedra deben estar limpias, sin barro, pedazos de madera, sales, etc. Una arena o granzón
limpios se reconocen porque al frotarlos con la mano no dejan manchas de barro o tierra, sino que dejan
la mano limpia. Para hacer mezclas con cemento no debe usarse arena de mar, pero sí pueden
utilizarse las de minas y las de ríos.

Agua

El agua que debe usarse para las mezclas debe estar limpia, que no tenga barro, basuras, ácidos,
sales, aceites u otras impurezas. El agua de ríos y quebradas es buena siempre que no sea muy turbia;
y en caso de que lo esté, es recomendable dejarla asentar en alguna vasija o envase y luego se puede
utilizar teniendo cuidado de gastar solamente aquella que se haya aclarado.

No usar Agua Salada


Dejar asentar el agua 15 min.

Importante:
El agua salada no debe usarse porque las mezclas
hechas con ella tienen poca resistencia y duran
menos.

Cómo medir los materiales …

Tan importante como la calidad de los materiales, es que la


cantidad de ellos sea adecuada y Correcta.

Como deben medirse los materiales

Comúnmente las personas miden los materiales por paladas o


carretillas. Esto no debe hacerse, pues nadie puede asegurar
que todas las paladas o el nivel de llenado de la carretilla sean
iguales.
Nunca debe medirse con pala
Importante

Se recomienda usar la misma unidad de medida para todos


los materiales y que esa medida sea fija.

Por eso se recomienda el cuñete.

Cuñete

El cuñete
Una manera segura de medir los materiales es usando un
cuñete o una lata, pues esta siempre es una medida fija.

Elaboración de la mezcla
Cuando se requiere hacer un trabajo en concreto o mortero, debe medirse y
luego proceder a mezclar, o como Dicen comúnmente, a batir las mezclas,
siguiendo los pasos siguientes:

Primer paso

Medir correctamente los materiales, la arena y la piedra por volumen. Como


se dijo anteriormente, lo más recomendable es utilizar un cuñete.

Segundo paso

Se extiende la arena y la piedra sobre una plancha de hierro, madera o un piso encementado y sobre
ellos se riega el cemento con la pala.

Tercer paso

Se comienzan a voltear con la pala todos los materiales, de afuera para adentro, repitiendo la operación
por lo menos cuatro veces, hasta que el color sea uniforme, dejándolos finalmente acomodados en la
forma de una pila.

Cuarto paso

Para añadir el agua a la mezcla seca, se procede a abrir un hueco en el Comprobar Mezcla
centro de la pila, como un volcán, y allí se vacía poco a poco el agua. Luego
se vuelve a palear de afuera hacia adentro como si se quisiera llenar el
hueco donde se ha echado el agua. Debe añadirse la menor cantidad posible
de agua, nunca emplearla en volumen mayor al del cemento. La mezcla debe
ser más seca que aguada.

Cuando la mezcla se haya chupado toda el agua, se comprueba si el


concreto o el mortero está lo suficientemente húmedo cuando al alisarlo con
el respaldo de la pala, produce una superficie lisa, consistente y no pegajosa.

Otra manera de comprobar si la humedad está bien, es haciendo una bola


con un poco de la mezcla, la que se deja caer desde una altura de más o
menos un metro: si al llegar al suelo la bola se desbarata significa que falta
agua, si por el contrario se aplasta sin romperse, puede considerarse como
buena la cantidad de agua agregada.

Comprobar Humedad