Вы находитесь на странице: 1из 16

I.E.S.

”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

Cálculo de cargas de frío industrial

Balance térmico de una instalación frigorífica

1. Introducción.

El establecimiento del balance térmico de una instalación frigorífica tiene por objeto
determinar la potencia frigorífica del (o de los) compresor(es) necesario(s) para
asegurar el buen funcionamiento de la instalación, de acuerdo con el programa
establecido e impuesto por las cargas que rigen la instalación.

Los demás elementos constitutivos de la instalación se calculan en función de la


potencia útil que ha de disiparse y de las condiciones de funcionamiento de la
instalación.

En una instalación frigorífica, cualquiera que sea el fin buscado, el reparto de la


producción frigorífica puede establecerse bajo la igualdad:

QTOTAL  Qproducto  Qexteriores  Qinteriores

Salvo casos particulares (tiempos de enfriamiento o de congelación inferiores a 24


horas), este valor se calcula con una base de tiempo de 24 horas, o sea 86.400
segundos.

2. Elementos constituyentes del balance térmico.

La distribución de la potencia frigorífica diaria de la máquina puede valorarse así:

Valor del apartado Qmercancía:

1) Refrigeración o enfriamiento, congelación y enfriamiento después de la


congelación de la mercancía y el embalaje.

2) Absorción del calor despedido por la respiración, la fermentación o las


modificaciones químicas experimentadas por la mercancía almacenada.

3) Otros elementos.

Valor del apartado Qexteriores:

1) Aportaciones de calor debidas a la transmisión de calor a través de las


paredes, suelo y techo de la cámara frigorífica.

2) Enfriamiento y secado del aire de renovación en la cámara frigorífica.

3) Aportaciones de calor debidas a la circulación y al trabajo del personal en la


cámara frigorífica.

Valor del apartado Qinteriores:

1) Aportación de calor debida al alumbrado de la cámara frigorífica.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -1-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

2) Aportaciones de calor debidas al trabajo de los ventiladores.

3) Aportaciones de calor debidas a las máquinas.

4) Otras aportaciones.

3. Cálculo de la carga térmica debida al enfriamiento de la mercancía.

En este caso habrá que distinguir si sólo va a haber enfriamiento por encima de la
temperatura de congelación o si habrá enfriamiento hasta una temperatura inferior a la
de congelación.

3.1. Cálculo de la carga térmica debida al enfriamiento de la mercancía


(temperatura por encima de la temperatura de congelación del producto).

La cantidad de calor que es necesario extraer para el enfriamiento del producto se


obtiene de la siguiente forma:

Qenfria, pro  mpro  ce, pro   tinicial - tfinal 


donde:

Qenfria, pro = cantidad de calor por día que hay que extraer al producto, en kJ/día
o en kcal/día.
m = masa de producto que entra a la cámara frigorífica al día,en kg/día.
Ce,mer = calor específico del producto antes de la congelación, en kJ/(kg.K) o en
kcal/(kg.K)
Tfinal = temperatura del producto al término de su enfriamiento, normalmente al
final de las 24 horas.
Tinicial = temperatura del producto cuando entra a la cámara frigorífica.

Si la mercancía viene con embalaje, entonces tendremos que quitar también el calor
que es necesario extraer del embalaje. Este cálculo se realiza de forma similar al
anterior:

Qenfria, emb  m  ce, emb   tinicial - tfinal 

A continuación se expone una lista de materiales empleados en la fabricación de


bolsas con sus correspondientes calores específicos:

Calor específico
Material
kJ/(kg.K)
Polietileno de alta densidad 2,30
Polietileno de baja densidad 2,30
Polipropileno 1,84

Si el producto viene en palets, entonces, para calcular el calor que es necesario


extraer a dichos palets, consideraremos que el calor específico de la madera del palet
es de 2,72 kJ/(kg.K). Se obtendría de forma similar al anterior:

Qenfria, palet  mpalet  ce, madera   tinicial - tfinal 

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -2-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

El calor que hay que extraer por día a embalajes y palets puede calcularse de la forma
expuesta (forma exacta) o estimarse incrementando el valor de la masa diaria de
producto en un determinado porcentaje (10-15 %).

3.2. Cálculo de la carga térmica debida al enfriamiento de la mercancía


(temperatura por debajo de la temperatura de congelación del producto)

En el caso donde tengamos enfriamiento, congelación y posterior enfriamiento, hace


falta dividir la cantidad de calor que es necesario extraer en tres partes, dos sensibles
y una latente:

1. Enfriamiento desde Tinicial hasta Tcongelación.  Qantes, cong 


2. Congelación del agua fisiológica.  Qcong 
3. Enfriamiento del producto congelado desde Tcongelación hasta Tfinal.  Qdespués, cong 

El calor sensible que es necesario extraer para enfriar el producto desde Tinicial hasta
Tcongelación  Qantes, cong  se calcula así:

Qantes, cong  m  ce   Tinicial - Tcongelación 

El calor latente que es necesario extraer para congelar el producto  Qcong  se calcula
así: Qcong  m  lcong

Donde lcong es el calor latente de congelación del producto, en kJ/kg o en kcal/kg.

El calor sensible que es necesario extraer para enfriar el producto una vez congelado
desde Tcongelación hasta Tfinal  Qdespués, cong  se calcula así:

Qdespués, cong  m  ce   Tcongelación - Tfinal 

Al igual que en el punto 3.1., si el producto viene con embalaje y con palets,
tendremos que tener en cuenta el calor que es necesario extraer a ellos.

4. Cálculo de la carga térmica debida a las necesidades de conservación


del producto.

Las frutas y hortalizas son tejidos vivos aún después de ser recolectadas: respiran y
llevan a cabo muchos otros procesos bioquímicos y fisiológicos para mantener su
funcionalidad biológica durante toda su vida.

Una vez son recolectados de la planta, los productos hortofrutícolas satisfacen sus
requerimientos energéticos a expensas de sus propios componentes de reserva,
principalmente carbohidratos, los cuales son consumidos durante el proceso de
respiración, que tiene el propósito principal de generar energía en forma de una
molécula rica en energía química, el Adenosin-Trifosfato (ATP), que el mismo producto
hortofrutícola aprovecha. Sin embargo, la respiración genera también energía en forma
de calor que se acumula en el tejido y parte de éste se transfiere al medio ambiente
(cámara de conservación) que rodea al producto.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -3-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

También hay productos, como el queso, en los que se producen procesos de


fermentación, liberando, como consecuencia de estos fenómenos, calor.

Las cantidades de calor producidas durante la conservación del producto por los
fenómenos de respiración, fermentación, etc., suelen ser pequeñas, por lo que se
expresan en Kcal/(Tn.día), en lugar de en Kcal/(kg.día).

La carga por respiración del producto sólo se produce en vegetales y frutas


refrigeradas (no congeladas), y se calcula de la siguiente forma:

Qrespiración  ment  Cresp, Tent  malm  Cresp, Tcámara (*)

donde:
ment es la masa de vegetal o fruta que entra a la cámara de conservación.
malm es la masa de vegetal o fruta almacenada en la cámara de conservación.

Cresp,Tent es el calor de respiración de la fruta o vegetal a la temperatura de entrada a la


cámara.

Cresp,Tcámara es el calor de respiración de la fruta o vegetal a la temperatura de la cámara.

(*) Nota: hay autores que desprecian en la fórmula anterior el primer sumando. En este caso
nos hemos guiado por el libro “Curso de instalaciones y Sistemas Frigoríficos” de la
Universidad Miguel Hernández de Elche.

En el caso de que se trate de un producto en fermentación lo calcularíamos de forma


similar.

En el caso particular de maduración y conservación de quesos, pueden tomarse los


siguientes valores:

o Quesos en maduración, a +12 / 14 ºC, se desprenden 1.800 Kcal/Tn.día.


o Quesos en conservación, a +2 / 4 ºC, se desprenden 180 Kcal/Tn.día

En el caso de productos animales, a pesar de que las temperaturas de refrigeración no


detienen las reacciones enzimáticas, los tejidos quedan prácticamente inertes en sus
funciones y el calor que desprenden es despreciable, por lo que no se introduce como
un sumando más en el balance.

5. Cálculo de la carga térmica total debida al producto.

Hacer un resumen en clase de qué hay que tener en cuenta en cada caso para sacar
Qproducto.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -4-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

6. Cálculo de la carga térmica total debida a la transmisión a través de los


cerramientos de la cámara.

6.1. Paredes de cámaras frigoríficas.

Las paredes de las cámaras frigoríficas pueden ser:

 De obra tradicional: Están formadas por las siguientes capas:

 Capa 1 (la más exterior): Obra civil de ladrillo o de hormigón.

 Capa 2: Barrera antivapor. Su colocación debe ser aquí, en la parte


caliente, para evitar la entrada de vapor de agua desde el exterior. Los
primeros materiales que se utilizaron fueron los betunes y asfaltos en
caliente, así como también el alquitrán. Actualmente se utilizan las
emulsiones acuosas bituminosas en frío, o las emulsiones de
compuestos asfálticos, así como los productos soldables térmicamente
sobre la obra, constituidos por compuestos de aluminio polietileno o de
aluminio bituminado que se sirven en rollos y que se sueldan sobre la
propia pared para su fijación.

 Capa 3: Aislamiento. El aislamiento puede ser poliestireno expandido,


poliestireno estruido, poliuretano proyectado o corcho natural. La
fijación de esta capa se hará de forma mecánica o mediante pegado
con oxiasfalto en caliente.

 Capa 4: Revestimiento interior. Puede estar formado por enfoscado


de cemento de 20 mm de espesor aprox. armado con una tela metálica.
A este enlucido puede aplicársele una pintura permeable al vapor de
agua. El revestimiento interior también puede estar formado por tabique
de ladrillo con pintura o baldosas (plaquetas) de gres, chapa metálica o
poliester.

 De paneles: El panel sandwich de poliuretano inyectado se compone de una


parte central de espuma rígida de poliuretano adherida a dos
recubrimientos externos metálicos (chapas de 0,6 mm de
espesor de acero galvanizado prelacado o aluminio) a modo de
sandwich. El poliuretano debe haber sido tratado de tal forma
que sea autoextinguible (no propague la llama y se
descomponga y se carbonice solamente) ya que, si no ha
recibido ese tratamiento, el poliuretano es un material
inflamable.

En el caso de la utilización de paneles sandwich, como el grosor de las chapas es


reducido y, aparte, ofrecen poca resistencia térmica, se suelen despreciar dichos
recubrimientos externos metálicos para el cálculo de la transmitancia térmica del
panel:

1 1
K 
Rtotal epoliuretan o
Rse   Rsi
poliuretan o
donde poliuretano = 0,023 W/(m.K)

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -5-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

Los paneles de poliuretano se fabrican con unos espesores en mm de 30, 40, 50, 60,
80, 100, 125, 150, 175, 200, …

En el caso de montaje de paredes de obra tradicional (ladrillo u hormigón, barrera


antivapor, aislamiento y revestimiento interior) se calculará la transmitancia térmica
considerando cada una de las capas que conforman la pared.

6.2. Suelos de cámaras frigoríficas.

Una función muy importante del suelo de un almacén frigorífico debe ser su capacidad
para soportar cargas pesadas. Excepto para almacenes frigoríficos muy pequeños, el
suelo se aísla de forma tradicional y no mediante el uso de paneles tipo sándwich.

La composición de un suelo para cámara frigorífica que está en contacto con el terreno
suele ser la siguiente:

 Capa 1 (la más profunda): Arena o arcilla.


 Capa 2: Grava.
 Capa 3: Hormigón armado (con un mallazo).
 Capa 4: Barrera antivapor.
 Capa 5: Aislamiento (poliuretano o poliestireno extruido).
 Capa 6: Barrera antivapor.
 Capa 7: Hormigón armado de 60 a 80 mm de espesor (con mallazo).
 Capa 8: Pavimento o baldosas de gres cerámico.

En el caso de un suelo que esté en una altura las primeras capas corresponderán a un
forjado con bovedillas.

6.3. Techos de cámaras frigoríficas.

En contraste con la situación del suelo, el aislamiento del techo está sujeto a altas
temperaturas, dependiendo del tipo de techo, su construcción y la reflexión de la
energía solar. Esto es especialmente cierto en el caso de utilizar materiales de
construcción prefabricados donde las paredes del aislante están solamente protegidas
con una fina capa de tejado o están expuestas a alta radiación solar, llegando a ser la
temperatura en la superficie del panel muy elevada.

Muy a menudo, el techo del recinto frigorífico se protege de la acción directa de la


radiación solar por medio de un tejado o por una cámara de aire la cual puede ser
ventilada. Incluso en ese caso la temperatura de la superficie puede alcanzar valores
muy altos, aunque no tan altos como en el caso de exposición directa.

6.4. Tipos de construcciones.

Se pueden distinguir entre las construcciones frigoríficas ejecutadas mediante obra en


su totalidad, en las que, como ya sabemos, el material aislante constituye una capa del
cerramiento y se hace imprescindible la utilización de una barrera antivapor ejecutada
escrupulosamente, y las construcciones en las que los cerramientos verticales y el
techo suelen estar construidos con paneles prefabricados (paneles sandwich).
Este último tipo es el más utilizado en la actualidad.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -6-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

La estructura del recinto frigorífico podrá ser de hormigón, metálica o mixta. La


estructura metálica es la más utilizada en las edificaciones de instalaciones frigoríficas,
dada su facilidad de construcción, rapidez de montaje y versatilidad.

Profundizando en este tipo de estructura, ésta puede ser exterior (caso más frecuente)
o interior (véase la siguiente figura).

6.5. Cálculo de la carga térmica a través de los cerramientos.

Generalmente se fija previamente la potencia calorífica máxima que permitimos que


entre por m2 (q).


Q 
Q Kcal W
  U  S  T
Q   U  T q  U  T (se mide en o en 2 )
S S hm 2
m

Para cámaras de refrigeración la potencia calorífica máxima por m 2 se fija en 8


Kcal/h.m2 (9,3 W/m2).

Para cámaras de congelación o de conservación de congelados la potencia


calorífica máxima por m2 se fija en 6 Kcal/h.m2 (6,98 W/m2).

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -7-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

Por lo tanto, para hallar la carga por transmisión en watios a través de cerramientos
sólo hay que multiplicar 9,3 (ó 6,98) por los metros cuadrados de superficie del suelo,
el techo y las paredes.

  qS
Q

Y el calor por unidad de tiempo que pasa durante 24 horas lo calcularíamos así:

  86400 segundos
Qcerramient os  Q
día

Una vez que tenemos fijado q, si queremos hallar el espesor de aislamiento que
tendremos que instalar, tendremos que proceder de esta forma:

1) Se halla U.
q
q  U  T  U 
T

(donde T es la diferencia de temperaturas entre la temperatura exterior de


cálculo, teniendo en cuenta el lugar y la orientación del cerramiento, y la
temperatura de la cámara).

2) Se calcula el espesor del aislamiento mínimo.

Por ejemplo, en un panel sabemos que:

1 1
U 
Rtotal epoliuretano
Rse   Rsi
poliuretano

En esta ecuación la única incógnita sería epoliuretano

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -8-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

3) Se elije el espesor comercial inmediatamente superior al calculado


anteriormente. Esto haría que la carga por m2 que pasara realmente fuera un
poco menor, pero estaríamos trabajando en el lado de la seguridad.

7. Cálculo de la carga térmica debida a la renovación del aire de la cámara


(Qren. aire).

La carga térmica a evacuar de un recinto frigorífico debida a la renovación de aire es


una variable que puede descomponerse en suma de otras dos:

a) Carga térmica debida a las necesidades que técnicamente son aconsejables


para la buena conservación del producto.

b) Carga térmica debida a infiltraciones y a la apertura de puertas del recinto


frigorífico.

7.1. Cálculo de la carga térmica debida a las necesidades de renovación


de aire del producto.

El aire de las cámaras frigoríficas con temperaturas de trabajo superiores al punto de


congelación del producto debe renovarse por aire fresco, con una frecuencia que
dependerá del producto almacenado.

Los productos almacenados desprenden gases como etileno, CO2, y otros, ejerciendo
una influencia negativa sobre su conservación , por lo que deben ser eliminados del
ambiente de la cámara, recurriéndose para ello a la renovación del aire viciado por aire
más puro del exterior.

Este aire viciado se evacua a través de extractores. Es conveniente, debido a la


humedad relativa alta de las cámaras, que los extractores tengan un motor eléctrico
del tipo cerrado, es decir, estanco, con el fin de que no se produzcan derivaciones en
dicho motor. También hay que tener en cuenta que si se está renovando el aire
constantemente, como el aire que introducimos tiene más cantidad de vapor de agua
que el que tenemos en la cámara, esto provocará que se escarchen más rápidamente
los evaporadores de la cámara frigorífica, por lo que se tendrá que tener en cuenta
este hecho para tomar medidas al respecto, tales como instalar un evaporador con
mayor paso entre aletas,....

El número de renovaciones técnicas (necesarias para el producto) puede variar entre 1


y 5 veces el volumen total de la cámara cada 24 horas.

Para calcular la carga (sensible y latente) debida a las necesidades de renovación de


aire del producto recurriremos a la siguiente fórmula:

Qren. producto  m  V  nproducto   hext - hint 

donde:

Prof. José Carlos Escobar Vázquez -9-


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

m = densidad media del aire entre las condiciones exteriores y las condiciones
interiores, kg/m3

V = volumen de la cámara.

nproducto = número de renovaciones técnicas diarias.

hext = entalpía del aire exterior

hint = entalpía del aire interior.

7.2. Cálculo de la carga térmica debida a infiltraciones y a la apertura de


puertas en el recinto frigorífico.

Podemos calcularlo siguiendo uno de estos dos métodos:

1er método

Se utiliza la siguiente fórmula:

Qren. puertas  m  V  npuertas   hext - hint 

donde:

Qren.puertas = Carga térmica debida a apertura de puertas a lo largo del día, en kJ.

m = densidad media del aire entre las condiciones exteriores y las condiciones
interiores, kg/m3

V = volumen de la cámara, en m3.

npuertas = número de renovaciones diarias debidas a infiltraciones y puertas (se obtiene


de la siguiente tabla).

hext = entalpía del aire exterior, en kJ/kg.

hint = entalpía del aire interior, en kJ/kg.

Número de renovaciones diarias debidas a infiltraciones y apertura de puertas


Volumen de Renovaciones diarias Volumen de Renovaciones diarias
la cámara la cámara
Tcámara > 0 ºC Tcámara < 0 ºC Tcámara > 0 ºC Tcámara < 0 ºC
(m3) (m3)
2,5 70 52 100 9 6,8
3,0 63 47 150 7 5,4
4,0 53 40 200 6 4,6
5,0 47 35 250 5,3 4,1
7,5 38 28 300 4,8 3,7
10,0 32 24 400 4,1 3,1

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 10 -


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

15,0 28 19 500 3,6 2,8


20 22 16,5 600 3,2 2,5
25 19,5 14,5 800 2,8 2,1
30 17,5 13,0 1.000 2,4 1,9
40 15,0 11,5 1.500 1,95 1,5
50 13,0 10,0 2.000 1,65 1,3
60 12,0 9,0 2.500 1,45 1,1
80 10,0 7,7 3.000 1,30 1,05

2º método

Consiste en aplicar la siguiente fórmula empírica:

1  ext  
Qren. puertas  k  t    A  H  1 -    int  hext - hint  
 3   int  

donde:

Qren. puertas = Carga térmica debida a apertura de puertas a lo largo del día, en kJ.

k = factor de corrección  k  0,48  0,004   Text - Tint  

Text = temperatura del aire exterior. En ºC o K.

Tint = temperatura del aire interior. En ºC o K.

t = tiempo en el cual la puerta está abierta cada día. Se mide en segundos.

int = densidad del aire interior, en kg/m3.

A = área de la superficie de la puerta. En m2.

H = altura de la puerta, en m.

ext = densidad del aire exterior, en kg/m3.

int = densidad del aire interior, en kg/m3.

hext = entalpía del aire exterior. Se mide en kJ/kg.

hint = entalpía del aire interior. Se mide en kJ/kg.

8. Cálculo de la carga térmica debida a los motores de los ventiladores.


(Qmotores).

Este cálculo pretende obtener el calor que liberan los motores instalados en el
evaporador, y otros que eventualmente pudieran utilizarse.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 11 -


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

Para determinar el calor desprendido por estos motores, es preciso conocer los
siguientes datos:

 Potencia eléctrica absorbida (Pelec. absorb) por los motores, en kW.


 Tiempo de funcionamiento de los motores (t) a lo largo del día, en segundos.

El calor desprendido por los motores (Qmotores) se calcularía así:

Qmotores  Pelect. absorb  t (se mide en este caso en kJ)

Debido a que tanto la potencia de los motores como el número de horas de


funcionamiento de los mismos no son conocidos a priori, tampoco se podrá conocer el
valor exacto del calor desprendido por los motores. Por tanto, este calor sólo se podra
calcular con exactitud una vez realizado el balance térmico y elegidos los equipos
adecuados. Debido a este hecho, en la práctica se opta por realizar una estimación de
ese calor. Puede suponerse de forma bastante aproximada que el calor desprendido
por los motores representa un 8 % de las necesidades ya calculadas (Q producto+
+Qcerramientos+Qren. aire).

9. Cálculo de la carga térmica debida a la iluminación. (Qiluminación).

La potencia instalada será del orden de 5 a 10 W/m2.

El periodo de funcionamiento será corto, ya que sólo deberá estar conectada durante
periodos en que se realicen trabajos en su interior.

Generalmente esta carga térmica se calcula como el 1-2% de la suma (Q producto+


+Qcerramientos+Qren. aire). Pero su determinación más exacta, puede ser realizada como:

Qiluminación  Pluminarias  t

donde t es el tiempo de funcionamiento en segundos a lo largo del día.

10. Cálculo de la carga térmica debida al calor desprendido por los


operarios de la cámara. (Qpersonas).

La cantidad de calor liberada por el operario es variable en función de la temperatura


de la cámara, del vestuario, de la actividad física realizada y del tiempo de
permanencia en el recinto frigorífico.

Qpersonas  n  Ppersona  t

donde:
Qpersonas = calor desprendido por los operarios a lo largo del día, en kcal.

n = número de operarios.

Ppersona = potencia calorífica liberada por la persona (vea siguiente tabla). En kcal/h

t = tiempo de permanencia en la cámara a lo largo del día. En horas.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 12 -


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

Temperatura del recinto Potencia calorífica liberada


(ºC) por el operario (kcal/h)
15 154
10 180
5 206
0 232
-5 258
-10 283
-15 309
-20 325
-25 362

A título informativo y orientativo sobre las horas de trabajo de los operarios, a


continuación se cita el artículo 31 sobre la jornada de trabajo en cámaras frigoríficas y
de congelación del Real Decreto 1561/95, de 21 de septiembre, sobre jornadas
especiales de trabajo.

Dice lo siguiente:

“1. La jornada máxima del personal que trabaje en cámaras frigoríficas y de


congelación será la siguiente:

a) La normal, en cámaras de cero hasta cinco grados


bajo cero, debiendo concederse un descanso de recuperación de 10
minutos cada tres horas de trabajo ininterrumpido en el interior de las
cámaras.

b) En las cámaras de más de cinco hasta dieciocho


grados bajo cero, la permanencia máxima en el interior de las mismas será
de 6 horas, debiendo concederse un descanso de recuperación de 15
minutos por cada hora de trabajo ininterrumpido en el interior de las
cámaras.

c) En las cámaras de dieciocho grados bajo cero o más,


con una oscilación de más o menos tres, la permanencia máxima en el
interior de las mismas será de 6 horas, debiendo concederse un descanso
de recuperación de 15 minutos por cada 45 minutos de trabajo
ininterrumpido en el interior de las cámaras.”

Cuando se trate de cámaras frigoríficas en las que difícilmente se puedan calcular con
alguna precisión las horas en que en ellas permanecen los operarios, puede convenir
calcularlo como un porcentaje de la suma (Qproducto+Qcerramientos+Qren. aire).

11. Cálculo de la carga térmica debida a las necesidades por pérdidas


diversas. (Qotros).

Se incluyen bajo este aparatado una serie de cargas térmicas como, por ejemplo, el
desescarche de los evaporadores (caso de temperaturas de evaporación inferiores
a 0 ºC), pérdidas en tuberías, etc., de difícil cálculo hasta tanto no se realice la
elección de los equipos.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 13 -


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

En la práctica se considera entre un 10 y un 15% de la suma (Q producto+Qcerramientos+


+Qren. aire).

12. Cálculo de la carga térmica total.

Se obtiene sumando todas las cargas, teniendo cuidado de que todos los sumandos
estén en la misma unidad y estén referidos a 24 horas de funcionamiento.

13. Determinación de la potencia frigorífica de la máquina.

La potencia frigorífica en kW se calcula de la siguiente forma:

Qtotal (en kJ)


Potencia frigorífic a (en kW) 
t  3600

t = tiempo de funcionamiento (en horas) del compresor/es. El número de horas


adoptado suele variar entre 14-16 horas/día en el caso de instalaciones comerciales, y
entre 18-20 horas/día en el caso de refrigeración y congelación.

14. Protección a sobrepresiones en cámaras frigoríficas.

Como sabemos, el aire lo podemos considerar un gas ideal o perfecto que cumple con
bastante aproximación la siguiente fórmula:

P  V  m R  T

Supongamos un volumen de aire en una cámara frigorífica que está inicialmente en las
condiciones del exterior (Pinicial= 1 kgf/cm2, Tinicial=+25 ºC).

Si bajamos la temperatura del aire, descendería la presión que ejerce dicho aire,
encerrado en la cámara, sobre la superficie interior de los cerramientos.

Por ejemplo, si bajamos 45 ºC la temperatura del aire, la presión descendería en 0,15


kgf/cm2 (= 1500 kgf/m2) respecto a la presión que tenía inicialmente (que es la misma
que hay fuera de la cámara).

Conclusión: Sobre la parte exterior de los cerramientos se ejercería una presión de


1500 kgf/m2 que destrozaría la cámara.

Un aumento o disminución de 1 ºC en la temperatura de la cámara supone un


aumento o disminución de presión de 40 kgf/m2.

La diferencias de presiones entre el exterior y el interior son especialmente


importantes:

 Cuando se pone en funcionamiento la cámara frigorífica (puesta en marcha de


los evaporadores), ya que, como hemos dicho anteriormente, la presión del
aire interior disminuye. Por lo cual, cuando se ponga en marcha la instalación,

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 14 -


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

se deben dejar las puertas entreabiertas hasta que llegue cerca de la


temperatura de servicio.

 Cuando se han producido grandes entradas de mercancía o se han


desescarchado los evaporadores o se hayan dejado las puertas abiertas de
forma prolongada, que provocan un calentamiento del aire en la cámara y una
sobrepresión.

 Cuando se produzcan variaciones de presión atmosférica debida a fenómenos


naturales (borrascas, tempestades, etc.).

En un almacén frigorífico aislado frente a la fuga de gases (almacenes frigoríficos de


atmósfera controlada) no existe un medio normal de igualar las presiones interior y
exterior de la cámara, por lo cual la instrucción MI IF-011 sobre cámaras de atmósfera
artificial del Reglamento de Seguridad para Plantas e Instalaciones Frigoríficas obliga
en estos casos a la instalación de una válvula equilibradora de presiones, que
actuará cuando la diferencia de presiones sea superior a 10 mm de columna de agua.

A continuación se muestra el diseño de una válvula equilibradora de presiones:

Actúan de forma gradual por oscilación de las membranas en un sentido u otro,


impulsadas por la sobrepresión o depresión. La misión de la caja calefactora (en el
caso de cámaras de congelación) es evitar que se forme un tapón de hielo en la
válvula que impida el paso de aire a través de ellas.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 15 -


I.E.S.”Antonio Machado”
Instalaciones Frigoríficas

Para calcular el número de válvulas de equilibrado de presiones (N) que precisa una
cámara frigorífica se emplea la siguiente fórmula:

1,3  V
N
θ   273 - Tint 
donde:

N = número de válvulas de equilibrado de presiones necesarias.

V = volumen de la cámara, en m3.

 = tiempo en minutos necesarios para variar la temperatura en 1 ºC.

Tint = temperatura interior de la cámara, en ºC.

Ejercicio resuelto: Sea una cámara frigorífica de conservación de productos cárnicos


congelados de 5000 m3 de volumen, con una temperatura de régimen de –20 ºC y  =
12 minutos para 1 ºC. Calcular el número de válvulas equilibradoras necesarias.

1,3  V 1,3  5000


N  2
θ   273 - Tint  12   273 -  - 20  

15. Bibliografía.

 Ingeniería del Frío. Teoría y Práctica. Autor: Sánchez y Pineda de las Infantas,
Mª Teresa. AMV Ediciones.

 Instalaciones Frigoríficas. Tomo II. Autor: Rapin,P.J.; Jacquard, P.; Editorial


Marcombo.

 Reglamento de Seguridad para Plantas e Instalaciones Frigoríficas.

 Manual de Instalaciones Frigoríficas. Autor: Balboa, Joan. Editorial Ceysa.

 Curso de instalaciones y sistemas frigoríficos. Universidad Miguel Hernández.

Prof. José Carlos Escobar Vázquez - 16 -