Вы находитесь на странице: 1из 18

1.

Introducción
Participar en la construcción y mejoramiento de la Patria: he ahí la tarea más noble de
un ciudadano.
La introduccion
CARLOS: PRIETO
La alimentación, la salud y la generación de potencia han sido una preocupación vital
de la humanidad a lo largo de la historia. El progreso en estas áreas ha lleva- do al
desarrollo conjunto de la transferencia de calor como una ciencia, por lo que su
estudio es de capital importancia para el ingeniero.
Esta disciplina de transporte tiene aplicaciones de suma relevancia en casi cualquier
campo de la ingeniería. Así, se utiliza prácticamente en todos los proce- sos de la
industria del vidrio; interviene en el diseño de los hornos, los regenera- dores de
calor, el enfriamiento de los moldes, el templado de los cristales, el flo- tado de los
vidrios, etc. En el área del acondicionamiento del aire ambiental es imprescindible
para evaluar con precisión las cargas térmicas de enfriamiento y calefacción que tiene
un edificio. También forma parte del diseño de ciertos com- ponentes de un sistema
de refrigeración, como el evaporador, el condensador y las líneas de transmisión de
agua helada, entre otros.
En el ámbito de los combustibles fósiles se requiere un análisis de la transfe- rencia de
calor en presencia de reacciones químicas para mejorar la eficiencia de la combustión
en hornos y calderas.
La investigación de la energía solar en los últimos años ha aportado conoci- mientos
muy promisorios para el acondicionamiento del aire para edificios me- diante
sistemas de absorción. Cabe mencionar que en varios países el aire acondi- cionado
precisa una fracción significativa de la producción primaria de energía, por lo que el
uso de la energía solar en este campo podría tener repercusiones sig- nificativas. El
diseño de esos sistemas supone un amplio conocimiento de la trans- ferencia de calor.
Casi todos los alimentos en el curso de su preservación y preparación requie- ren
tratamientos en los que la transferencia de calor juega también un papel impor- tante.
Debido a las condiciones adversas en algunas regiones agrícolas del mundo se pierden
considerables cantidades de grano por falta de secado inmediato después de la
cosecha; por ello, el uso de la energía solar u otros mecanismos de secado 1.1.
1. Introducción
apropiados podrían ser ventajosos. El congelamiento, la deshidratación y la coc- ción
de alimentos exigen asimismo un conocimiento cabal de esta materia.
En el diseño actual de edificios se requiere cada vez más un análisis de la transferencia
de calor a fin de promover el ahorro de energía.
A medida que surgen ideas novedosas y cada vez más refinadas en la tecnolo- gía
moderna, la teoría de la transferencia de calor debe resolver problemas nuevos y cada
vez más complejos. Así, desempeña igualmente un papel de gran relevancia en el
enfriamiento de equipo eléctrico y electrónico; por ejemplo, en motores y ge-
neradores eléctricos, transformadores, transistores y conductores, entre otros.
Con la termodinámica se predice el intercambio de calor en un sistema al rea- lizar un
proceso, pero no puede preverse el tipo de mecanismo por el cual se lle- va a cabo tal
transferencia. Así, al aplicar la primera y la segunda leyes de la ter- modinámica en un
intercambiador de calor se obtiene información relacionada con el flujo de calor que
debe transferirse del fluido caliente al frío. No obstante, la ter- modinámica no
suministra datos con respecto al diámetro, longitud, material o arreglo geométrico de
los tubos que deben emplearse. Estas características de di- seño se obtienen mediante
un análisis detallado de la transferencia de calor.
De manera análoga, el estudio termodinámico de un motor de combustión in- terna
brinda información relativa a sus requisitos de enfriamiento. Sin embargo, la
transferencia de calor contempla la posibilidad de enfriarlo con aire o con agua, así
como las dimensiones físicas que deben tener los conductos por donde circula el agua
en caso de emplearla como refrigerante, o bien, las dimensiones de las ale- tas de
enfriamiento para lograr la refrigeración con aire.
De lo anterior se desprende que la termodinámica y la transferencia de calor son dos
ciencias afines que se complementan. La primera predice los requisitos de trans-
ferencia de calor de un sistema; la segunda, cómo se lleva a cabo tal transferencia.
A fin de que el lector tenga un panorama general de las distintas formas bási- cas de
transferencia de calor, en este capítulo se describen en forma sucinta y cua- litativa
sus tres mecanismos básicos:
= conducción
• convección
» radiación
En los capítulos siguientes nos ocuparemos detenidamente de cada uno de estos me-
canismos.
Conducción
El fenómeno de transferencia de calor por conducción constituye un proceso de
propagación de energía en un medio sólido, líquido o gaseoso mediante la comu-
nicación molecular directa cuando existe un gradiente de temperatura. 1.1.
Conducción
3
En el caso de líquidos y gases, tal transferencia es importante siempre que se tomen
las precauciones debidas para eliminar las corrientes naturales del flujo que pueden
presentarse como consecuencia de las diferencias de densidad que presen- tan ambos
fluidos. De aquí que la transferencia de calor por conducción sea de particular
importancia en sólidos sujetos a una variación de temperaturas.
Al haber un gradiente de temperatura en el medio, la segunda ley de la termo-
dinámica establece que la transferencia de calor se lleva a cabo de la región de ma- yor
temperatura a la de menor, como se muestra en la figura 1.1.
En tales circunstancias, se dice que el flujo de calor por unidad de área és pro-
porcional al gradiente de temperatura. Es decir,
"=-k oT (1.1)
Ox
donde q” denota el flujo de calor por unidad de área o densidad de calor en la di-
rección x, y k es la conductividad térmica del material. Sus unidades son W/mK (watt
por metro kelvin) en el Sistema Internacional (SI) de unidades. También se emplean
de manera indistinta las unidades W/mC. A la ecuación 1.1 se le agrega un signo
negativo para que cumpla la segunda ley de la termodinámica, es decir, que el calor debe
fluir de mayor a menor temperatura. Esta ecuación se conoce como la ley de Fourier y —
cabe destacar— define la conductividad térmica k. Aun cuan- do esta propiedad de
transporte varía con la temperatura, en numerosas aplicacio- nes puede suponerse
constante. En la tabla 1.1 se presentan algunos valores de la conductividad térmica, y
en la figura 1.2, la variación con respecto a la tempera- tura de la conductividad
térmica de algunos sólidos, líquidos y gases.
Perfil de temperatura
Figura 1.1. Temperatura como función de la distancia.
• Cuando la transferencia de calor se lleve a cabo en más de una dirección, la ley de
Fourier puede escribirse como q" =—kWT
donde q” es el vector correspondiente a la densidad de calor y VT el gradiente de
temperatura con dirección opuesta.
1. Introducción
Tabla 1.1. Conductividad térmica de algunos materiales o sustancias a 300 K.
Material k, Wim*C Poliestireno rígido 0.027 Fibra de vidrio 0.036 Aire 0.0263 Agua
0.613 Ladrillo común 0.72 Refractario 1.0 Acero AISI 302 15,1 Acero AIST 1010 63.9
Aluminio puro 237 Cobre puro 401
Fuente: F. P. Incropera y D. P. DeWitt, Introduction to Heat Transfer, 3a. ed., John
Wiley, 1996.
Cuando los materiales tienen una alta conductividad térmica se denominan con-
ductores; los que la tienen baja se llaman aislantes. Cabe agregar que las conduc-
tividades térmica y eléctrica de los metales puros están relacionadas entre sí. Sin
embargo, a temperaturas muy bajas los metales se tornan superconductores de la
electricidad, pero no del calor. En los datos de la tabla 1.1 puede observarse que los
aislantes tienen una conductividad térmica entre 0.03 y 0.04 W/mC; en tanto, la del
cobre es del orden de 400 W/mC. En esa tabla también se aprecia que el aire tiene una
conductividad térmica muy baja, como la de los aislantes. No obs- tante, es difícil tener
conducción solamente por él, ya que hay gradientes de den- sidad y, por tanto,
movimiento en presencia de un campo gravitacional cuando el aire está expuesto a
una diferencia de temperaturas. Para que se comporte como un verdadero aislante
debe encontrarse estático aun en presencia de un gradiente de temperaturas. Hay
algunas aplicaciones de aislantes donde el aire prácticamen- te está estático y se
comporta como aislante; por ejemplo, el aire atrapado en un aislante de fibra de vidrio
o en las pequeñas burbujas del material plástico que se utiliza para los empaques.
Con la ecuación 1.1 puede determinarse la transferencia de calor por conduc- ción en
un sistema siempre que se conozcan la conductividad térmica y el gradien- te de
temperatura. En la circunstancia de que el flujo de calor sea constante puede
determinarse mediante una integración directa de la ley de Fourier. Así, si se con-
sidera una pared de espesor L cuyas superficies están expuestas a dos temperatu- ras
constantes T, y T,, como se muestra en la figura 1.3, y se supone además que la
conductividad térmica k es constante,
KA q=(1-R) 1.1. Conducción
Temperatura, *C
0 100 200 300 400 500 600 1000
500
200 100
50 líquido
20 Hierro forjado (C <
10 Mercurio
ZrO» (denso
D.5 Ladrillo de alto contenido
de alúmina a 3000 *F
Conductividad térmica, BTU/h : pie * *F
0.2 de alúmina a
alto
Asbesto (26 0.1
Aceite lubricante SAE 10 0.05 tana de
nia 0.02
H 0.01 ERE vaBD6
0.005
0.002 - 0 200 400 600 800 1000
Temperatura, *F
Figura 1.2. Conductividad térmica de algunos materiales. (Fuente: M. N. Ozisik, Basic
Heat Transfer, McGraw-Hill, Nueva York, 1977.)
100
10
0.1
0.01
1200
1000
Conductividad térmica, W/m * *C
1. Introducción
Ejemplo 1.1.
k= constante
T
Ta
—x
Figura 1.3. Pared de espesor L con conducción de calor en estado estable.
En la tabla 1.2 se muestran algunos factores de conversión para la conductividad
térmica expresada en otras unidades.
Tabla 1.2. Factores de conversión para la conductividad térmica k.
1 cal/s cmC 1 BTU/h 1 BTU/h 1 W/ecmK pieF pie?”F/pulg 1 cal/s cmC 1 241.9 2903
4.186 1 BTU/h pie?F 4,134 x 107 1 12 0.0173 1 BTU/h pie?F/pulg 3.445 x 10 0.08333 1
1.442 x 107 1 W/cmK 0.2389 57.793 693.5 1
Fuente: W. M. Rohsenow y J. P. Hartnett, Handbook of Heat Transfer, McGraw-Hill,
Nueva York, 1973.
Considérese una pared plana con una conductividad térmica k constante. En la figura
E.1.1 se observa la distribución de temperatura en cierto instante. Indi- que si la pared
opera en condiciones de estado estable, si está enfriándose o ca- lentándose.
Le k= constante
A
LS
Ej!
Temperatura como y función de la distancia
r
Lt;
Figura E.1.1.
1.2, Convección
Solución
Con base en el diagrama, el calor que entra en la superficie del lado izquierdo es
=kA9T/0x),_,
el calor que sale por la superficie del lado derecho es
=kA9T/0x),_, Con el análisis de los gradientes de temperatura en x=0 y en x= L se
observa que entra más calor que el que sale. Si recurrimos ahora a la primera ley de la
termodinámica, Gneto = dU/dT > O, por lo que se deduce que la pared está ca-
lentándose.
1.2. Convección
El fenómeno de transferencia de calor por convección es un proceso de transpor- te de
energía que se lleva a cabo como consecuencia del movimiento de un fluido (líquido o
gas) en la vecindad de una superficie, y está íntimamente relacionado con su
movimiento. Para explicar esto, considérese una placa cuya superficie se mantiene a
una temperatura T, (fig. 1.4) y que disipa el calor hacia un fluido cuya temperatura es
7... La experiencia indica que el sistéma disipa más calor cuando se le hace pasar aire
proveniente de un ventilador que cuando sólo está expues- to al aire ambiente; de ello
se desprende que la velocidad del fluido tiene un efec- to importante sobre la
transferencia de calor a lo largo de la superficie. De mane- ra similar, la experiencia
indica que el flujo de calor es diferente si la placa se enfría en agua o en aceite en vez
de aire. De aquí que las propiedades del fluido deben tener también una influencia
importante en la transferencia de calor. Puesto que la velocidad relativa del fluido con
respecto a la placa es, en gene- ral, igual a cero en la interfase sólido-fluido (y = 0),* el
calor se transfiere total- mente por conducción sólo en este plano del fluido. Sin
embargo, áun cuando el” calor disipado por la placa puede calcularse con la ecuación
1.1, el gradiente de temperatura en el fluido depende de las características, a menudo
complejas, del flujo de éste. Por tanto, es más conveniente estimar el flujo de calor
disipado por
el sistema en términos de la diferencia total de temperaturas entre su superficie y el
fluido. Es decir,
q" = MT, = T.,) (12)
• Esta suposición es válida excepto para gases muy diluidos, donde la trayectoria
media libre de las moléculas es comparable con las dimensiones del sistema
(flujo deslizante) o mucho mayor (flujo Knudsen). 1. Introducción
Perfil de velocidad => 8 Perfil de z temperatura
kR
Figura 1.4. Placa expuesta a enfriamiento convectivo.
L
me
donde h es el coeficiente local de transferencia de calor o coeficiente de película. Sus
unidades en el SI son W/mK (watt por metro cuadrado kelvin). También se emplean de
manera indistinta las unidades W/m?C. La ecuación 1.2 se conoce co- mo la ley de
Newton de enfriamiento. Cabe precisar que esta expresión, más que una ley
fenomenológica, define el coeficiente local de transferencia de calor h. Como su
nombre lo indica, varía a lo largo de toda la superficie.
En la figura 1.5 se muestra la variación del coeficiente local de transferencia de calor a
lo largo del eje x.
Perfil de velocidad
Perfil de temperatura
TE =- E
XxX
Figura 1.5, Variación del coeficiente local de transferencia de calor a lo largo de la
coordenada x. 1.2, Convección
9
Más importante que el coeficiente local es el coeficiente promedio —ambos— de
transferencia de calor, o simplemente coeficiente de transferencia de calor. Si se com-
binan las ecuaciones 1.1 y 1.2, tal coeficiente puede determinarse con la expresión
(1.3)
Así, con esta definición nueva, q=hA(T, -T.) (1.4)
donde A es el área de transferencia de calor por convección.
El fenómeno de transferencia de calor por convección suele clasificarse en dos
categorías: convección forzada y convección libre o natural. En la primera se ha- ce
pasar el fluido por el sistema mediante la acción de algún agente externo, diga- mos un
ventilador, una bomba o agentes meteorológicos. Por su parte, en el segun- do caso el
movimiento del fluido es resultado de los gradientes en densidad que experimenta
éste, al estar en contacto con una superficie a mayor temperatura y en presencia de un
campo gravitacional (o centrífugo).
Un caso típico de convección forzada es el radiador en el sistema de enfria- miento del
motor de un automóvil u otro intercambiador de calor. De igual mane- ra, ejemplos
clásicos de convección libre son el calentamiento de agua en un reci- piente antes de
sufrir ebullición o el enfriamiento de equipo eléctrico (algunos transformadores,
transistores, etcétera).
El coeficiente de transferencia de calor en algunas geometrías sencillas puede
determinarse con la ecuación 1.3, la cual presupone que se conoce el perfil de la
temperatura en el fluido, que puede obtenerse analíticamente mediante la aplica- ción
de las ecuaciones de cambio, esto es, continuidad, movimiento y energía. En el caso de
geometrías más complejas, el coeficiente de transferencia de calor pue- de evaluarse
mediante correlaciones empíricas o recurriendo a la experimentación.
El coeficiente de transferencia de calor (de aquí en adelante se le designará con la
letra h, a menos que se especifique lo contrario) para la convección forza- da depende
de varios parámetros; por ejemplo,
h =h(L, k, Uso, U, P, Cp» »«*) (1.5) y, para el caso de convección natural, h =h[L, k, p, g,
B(T,—Ta), a Cps (1.6)
donde L es una dimensión característica del sistema; por ejemplo, L es la longitud en
la placa de la figura 1.4, k la conductividad térmica del fluido, u.. la velocidad 10
1. Introducción
1.3.
con la que se aproxima el fluido al sistema, u la viscosidad del fluido, p la densidad del
fluido, c, el calor específico a presión constante del fluido, $ el coeficiente de expansión
volumétrica del fluido y g la aceleración de la gravedad u otra acelera- ción externa.
Todas estas variables pueden reducirse a dos grandes parámetros: la geometría del
sistema y las propiedades físicas y características del flujo de fluido.
De lo anterior se desprende que incluso cuando la apariencia de la ecuación 1.4 es
muy sencilla, el proceso de transferencia de calor por convección es muy complejo. En
la tabla 1.3 se muestran algunos valores del orden de magnitud del coeficiente de
transferencia de calor h, y en la 1.4 algunos factores de conversión para las unidades
empleadas con más frecuencia.
Tabla 1.3. Valores típicos del coeficiente de transferencia de calor h.
Proceso h, W/m?K Convección libre Gases 2-25 Líquidos 50-1000 Convección forzada
Gases 25-250 Líquidos 50-20 000
Conyección con cambio de fase Ebullición o condensación 2500-100 000
Fuente: F. P. Incropera y D. P. DeWitt, Introduction to Heat Transfer, 3a. ed., John
Wiley, 1996.
Tabla 1.4. Factores de conversión para el coeficiente de transferencia de calor h.
cal/s cm?C 1 BTU/h pie??F 1 kcal/h m?C 1 W/em?K 1 cal/s cm?C 1 7376 36 000 4.186 1
BTU/h pie?F 1.356 x 10+ 1 4.8826 5.6785 x 10 1 kcal/h m?*C 2.778 x 10% 0.20489 1
1.163 x 10% 1 W/em?K 0.2391 - 1761 8 600 1
Fuente: W. M. Rohsenow y J. P. Hartnett, Handbook of Heat Transfer, McGraw-Hill,
Nueva York, 1973.
e .£ Radiación Tanto los mecanismos de transferencia de calor por conducción como
por convec- ción requieren un medio para propagar la energía. Sin embargo, el calor
puede 1.3. Radiación
11
también propagarse en el vacío absoluto mediante radiación. A una temperatura dada
todos los cuerpos emiten radiación en diferentes longitudes de onda, pero la magnitud
de ésta depende de la temperatura absoluta y de las características su- perficiales de
dichos cuerpos.
Por otra parte, sólo se considera radicación térmica la que se ubica en el ran- go de
longitudes de onda entre 0.1 y 100 micrones, aproximadamente. Dentro de ese
intervalo del espectro electromagnético se ubican el rango ultravioleta, el in- frarrojo
y el visible. Este último comprende nada más entre 0.38 y 0.78 micrones.
Un radiador perfecto o cuerpo negro es el que emite la máxima cantidad de energía
radiante desde su superficie a una razón proporcional a su temperatura ab- soluta
elevada a la cuarta potencia, es decir,
q" = 0T* (1.7)
Esta ecuación se conoce como ley de Stefan-Boltzmann, donde O es una constan- te
que adquiere un valor igual a 5.67 x 10 W/m?K?* en el SI y que recibe el nombre de
constante de Stefan-Boltzmann. De la ecuación 1.7 se deduce que la superfi- cie de
todo cuerpo negro emite radiación si se encuentra a una temperatura diferen- te del
cero absoluto, independientemente de las condiciones de los alrededores.
Por otra parte, un cuerpo real no satisface las características de un cuerpo ne- gro, ya
que emite una menor cantidad de radiación. Así, el flujo de calor por uni- dad de área
que emite una superficie real está dado por la expresión
q" = g€T* (1.8)
donde e es una propiedad de la superficie y se denomina emisividad; numérica- mente
es igual al cociente de la emisión de radiación del cuerpo en estudio con respecto a la
de uno negro. Esta propiedad superficial adquiere valores entre cero y la unidad, y
constituye una medida para evaluar cuán efectivamente emite radia- ción un cuerpo
real con respecto a uno negro.
El calor por radiación neto intercambiado por un cuerpo negro a una tempera- tura
absoluta T,, como se muestra en el esquema de la figura 1.6, hacia una envol- vente a
una temperatura T, que lo rodea por completo y que se comporta también como
cuerpo negro puede evaluarse con la expresión
q=0A,(71-T3) (1.9)
Por otra parte, la radiación emitida por un cuerpo real a una temperatura absoluta T,
hacia una envolvente de área A¿>> A; y a temperatura 7, puede calcularse aho- ra con
la expresión
q=04,€(T] —T3) (1.10) 12
1. Introducción
To— T
Figura 1.6. Intercambio de calor por radiación entre dos cuerpos negros.
Esta ecuación se conoce como ley de Prevost.
Si se consideran ahora dos cuerpos reales a temperaturas absolutas 7 y T»,
respectivamente, como se muestra en la figura 1.7, el flujo neto de energía radian- te
entre ellos puede calcularse con
q=04,F(T]| -T3) (11D)
donde F es una función que no sólo depende de las características superficiales de
ambos cuerpos, sino también del arreglo geométrico que guardan entre sí. En otras
palabras, la función F' depende de las emisividades de ambos cuerpos y de la frac-
ción de energía radiante emitida por el cuerpo 1 que intercepta el cuerpo 2.
1.4. Transferencia simultánea de calor
Hasta ahora hemos visto en forma independiente los tres principales mecanismos de
transferencia de calor; no obstante, en la mayoría de las aplicaciones de interés para
los ingenieros se presentan en forma simultánea, aunque también puede su- ceder que
uno o más de ellos sean prácticamente insignificantes con relación a los demás. Á
continuación se describen distintas situaciones que muestran lo anterior.
Considérese el intercambiador de calor de doble tubo que se observa en la fi- gura 1.8.
En este caso el calor se transfiere por convección del fluido caliente a la
Figura 1.7. Transferencia de calor por radiación entre dos cuerpos.
1.4. Transferencia simultánea de calor 13
Ejemplo 1.2.
Fluido caliente
——
Fluido frío
Figura 1.8. Esquema de un intercambiador de calor de doble tubo.
superficie interior del tubo; luego pasa por conducción a través de su pared y por
último se transfiere por convección de la pared del tubo al fluido frío.
En el cilindro de un motor de combustión interna como el del esquema de la figura 1.9,
el calor se transfiere de forma simultánea por radiación y convección de los gases de
combustión al cilindro, atraviesa sus paredes por conducción y al final llega al agua de
enfriamiento por convección.
Si por último pensamos en un convector para la calefacción donde el fluido caliente es
vapor húmedo, la transferencia de calor desde el convector al ambien- te ocurre, en
esencia, por convección libre.
Figura 1.9. Esquema de un cilindro de un motor de combustión interna.
Considérese un recipiente aislado térmicamente que contiene una pequeña can- tidad
de agua. Si la superficie libre de líquido queda expuesta al aire libre du- rante la noche
(fig. E.1.2.) y la temperatura ambiente es de 40 C, calcule la temperatura de equilibrio
que alcanza el agua en el recipiente. Supóngase que el coeficiente de transferencia de
calor en la superficie del agua es de 5 W/mK, que la temperatura efectiva del
firmamento es del rango de O K y que tanto el agua como el firmamento se comportan
como cuerpos negros. 14
Ejemplo 1.3.
Í. Introducción
Solución
Mediante un balance de energía, el calor por convección que se transfiere del aire
ambiente al agua debe ser igual en magnitud al calor por radiación emitido por ésta
hacia el firmamento en condiciones de equilibrio. Es decir,
n(T., _ Tagua ) > Tona E Tátm)
Agua
=e
Figura E.1.2, Sustituyendo valores, agua agua
5(313 - T )=5.67x10*7,É
1565-5T...=5.67x10T
agua agua Al resolver la expresión se obtiene Tagua = 260 K =-13 *C
Si bien esta solución sólo representa una primera aproximación al problema, los
resultados anteriores indican que es posible congelar agua en condiciones de tiempo
cálido si se expone al firmamento despejado.
Calcule el flujo neto de calor por unidad de área y por radiación entre dos pla- cas
paralelas e infinitamente grandes, con un espacio muy pequeño entre ellas. Ambas se
comportan como cuerpos negros y se mantienen a 1000 K y 500 K, respectivamente.
Solución Según la ecuación 1.9,
q” =0(T¡ -T3)=5.67x10(1000 - 500*)
q" =53 156 W/m? 1.5. Resumen
15
1.5. Resumen
El fenómeno de transferencia de calor por conducción es un proceso de propaga- ción
de energía en un medio por difusión o comunicación molecular directa como
consecuencia de un gradiente de temperatura. La ley de Fourier establece que el flujo
de calor por unidad de área es propor- cional al gradiente de temperatura, es decir, sa
dT , É Ox La transferencia de calor por convección es un proceso de transporte de
energía que resulta del movimiento de un fluido. La ley de Newton del enfriamiento
establece que el flujo de calor por unidad de área es proporcional a la diferencia total
de temperaturas entre la de la superfi- cie del sistema y la del fluido, esto es,
q” E h(T, —T,,)
Todos los cuerpos emiten radiación en forma de energía electromagnética con dife-
rentes longitudes de onda de acuerdo con su temperatura y sus características super-
ficiales. Un emisor de radiación perfecto, o cuerpo negro, es el que emite energía
radiante de su superficie a una razón proporcional a su temperatura absoluta ele-
vada a la cuarta potencia, o sea,
ge = or?
Esta relación se conoce como ley de Stefan-Boltzmann, donde O es la constante de
Stefan-Boltzmann, la cual adquiere un valor de 5.67 x 10 W/m?K* en el SL
Problemas
1. Considérese una pared de espesor £L cuyas superficies se mantienen a tempe-
raturas T, y T,, respectivamente. Si el material de la pared tiene una conduc-
tividad térmica k constante y el área perpendicular al flujo de calor es A, calcu- le
el flujo de calor mediante la integración directa de la ley de Fourier.

2. Cuando la transferencia de calor se lleva a cabo en más de una dirección, la ley de


Fourier puede escribirse como

q” =-kVT 16
A
1. Introducción
Con los vectores unitarios i, j y k, escriba la ley de Fourier en coordenadas cartesianas.
Respuesta: q” = A + E j+ o x)
Imagine una esfera de | cm de diámetro a una temperatura de 1000 K y ence- rrada en
otra esfera de 10 cm de diámetro a una temperatura de 400 K. Calcu- le el flujo neto de
calor por radiación que va de la esfera pequeña a la grande. Supóngase que ambas
esferas se comportan como cuerpos negros.
Respuesta: 17.36 W
Un tubo desnudo que transporta vapor húmedo a una presión absoluta de 10 bar se
encuentra en una habitación cuya temperatura ambiente es de 20 *C. Si el coeficiente
de transferencia de calor entre el tubo y el ambiente es de 10 W/m?K, calcule las
pérdidas de calor por metro de longitud. El diámetro exterior del tubo es igual a 10
cm.
Respuesta: 502.37 W/m
Considérese un cuerpo negro de masa m, calor específico c y área A a una tem-
peratura uniforme 7, que se deja caer en un recipiente muy grande cuyas pa- redes se
encuentran a una temperatura de O K. Si el recipiente está al vacío, determine la
temperatura del cuerpo como función del tiempo. Establezca cla- ramente las
suposiciones necesarias.
1/3 3 t Tyme ]
Respuesta: T =| ——=— mc +304T ¡1
El coeficiente de transferencia de calor en convección libre depende, entre otras
propiedades, del coeficiente de expansión volumétrica del fluido, defi-
nido como fo al |
Demuestre que el coeficiente de expansión volumétrica de un gas ideal es di-
rectamente proporcional al recíproco de la temperatura.
¿Por qué los metales cambian de color mientras cambia su temperatura? Piense en
una placa de espesor L cuyas superficies están sujetas a las tempera- turas 7, y T»,
respectivamente. Si la conductividad térmica del material varía Problemas
13,
17
con la temperatura de acuerdo con la relación k = ky(1 + aT), donde ky y a son
constantes, determine el flujo de calor por unidad de área a través de la placa. Un cono
truncado de aluminio mide 2 cm de diámetro en su parte más peque- ña, 3 cm en su
parte más ancha y 10 cm de altura. Si la superficie lateral se encuentra aislada, la
temperatura en el diámetro menor es igual a 300 C y la del mayor a 100 C. Calcule el
calor que se transfiere por conducción a tra- vés del cono. Supóngase que la
conductividad térmica del aluminio es igual a 215 W/mK. ' Indique los principales
mecanismos de transferencia de calor en una aleta de enfriamiento como las
empleadas en un motor de combustión interna. Imagine un tubo de cobre desnudo de
70 mm de diámetro exterior que trans- porta vapor. Su superficie se encuentra a 200
C y tiene una emisividad igual a 0.8. El aire y las paredes del cuarto en donde se
encuentra el tubo están a 25 C. Se estima que el coeficiente de transferencia de calor
por convección natural es igual a 15 W/m*K. Calcule el calor disipado por unidad de
longitud.
Un flujo de aire circula por la superficie de una pared. Para el instante que se muestra
abajo (fig. P.1.12) indique las respuestas:
a) ¿Es Tambiente <, > 0 = T,? Explique su respuesta.

b) ¿Qué condición de frontera emplearía para la transferencia de calor en +=

h
Y
e
T;
Tambiente
Figura P.1.12.
Considérese una esfera de 1 cm de diámetro que se mantiene a 60 C. Se en- cuentra en
un cuarto cuyas paredes se hallan a 35 C. El aire que rodea la esfe- ra está a 40 *C y el
coeficiente de transferencia de calor es igual a 11 W/m**C. Calcule las pérdidas de
calor que experimenta la esfera si su emisividad es igual a 0.85. 18
14,
pi
18. Introducción
El techo horizontal de una casa está cubierto con un asfalto cuya emisividad es igual a
0.94. En una noche de cielo nublado puede decirse que la tempera- tura efectiva del
firmamento es igual a —10 C y la del aire ambiente a 5 C. El coeficiente de
transferencia de calor entre el techo y el aire ambiente es igual a 4 W/m?*C,
Determine la temperatura de la superficie del techo en condicio- nes de estado
estable. Supóngase que la superficie del techo que da hacia el interior de la casa se
encuentra perfectamente aislada.
Imagine una placa negra muy delgada de 20 x 20 cm de área sobre la que se hace
pasar aire a una temperatura de 0 C y una velocidad de 2 m/s, lo cual da por resultado
un coeficiente de transferencia de calor de 12 W/m?C. La pla- ca está aislada por uno de
sus dos lados y se halla en un cuarto cuyas paredes se mantienen a 30 *C. Supóngase
que la emisividad de la placa es igual a 1.0; calcule su temperatura.
El elemento térmico en un calefactor eléctrico consiste en una tira metálica de un
espesor muy delgado, de 6 mm de ancho y 3 m de largo. La emisividad del material es
igual a 1.0 y opera a una temperatura de 800 K, El coeficiente de transferencia de calor
alrededor de la tira puede estimarse en 10 W/m?C. Si la temperatura del ambiente y
los alrededores es de 25 C, calcule el calor di- sipado por el elemento térmico.
Clasifique los materiales siguientes de acuerdo con su capacidad para condu- cir el
calor: aluminio, cobre, acero inoxidable, poliestireno, acero al carbón, ladrillo común.
Considérese un horno hemisférico de 5 m de diámetro (fig. P.1.18). El domo se
comporta como cuerpo negro, mientras que la base tiene una emisividad igual a 0.7.
La base y el domo se encuentran a 400 y 1000 K, respectivamen- te. Determine el flujo
neto de calor por radiación entre ambos elementos.
Emisividad = 0.7
¡[|
Figura P.1.18.
A juzgar por las unidades de W/m'C, ¿podría definirse la conductividad tér- mica de
un material como el flujo de calor a través del material, por unidad de espesor y por
unidad de diferencia de temperaturas? Justifique plenamente su respuesta.
Imagine dos paredes de una casa habitación idénticas en todo, excepto que una es de
madera (k = 0.12 W/mK) y tiene un espesor de 10 cm, en tanto que la Problemas
19
otra es de ladrillo (k = 0.72 W/mK) y tiene un espesor de 25 cm. ¿Mediante cuál pared
perderá más calor la casa?
Piense en una pared que opera en estado estable y sin generación de calor en su
interior. En la figura P.1.21 se muestra la distribución de temperatura como función
de la distancia. Indique si la conductividad térmica del material es constante, si
aumenta o disminuye con la temperatura. Explique su respuesta.
Mo
1 Figura P.1.21.
Algunas secciones de una tubería que transporta combustóleo están soportadas por
barras de acero (k = 61 W/m*C) de 0.005 m? de sección transversal (fig. P.1.22). En
general, la distribución de temperatura a lo largo de las barras es de la forma:
T(x) = 100 — 150x + 10x?
donde T está en grados Celsius y x en metros. Calcule el calor que pierde la tubería a
través de cada barra.
Respuesta: 45.75 W
Tubería
Suelo
Figura P.1.22. 20
1. Introducción

Imagine un calefactor de gas. Indique los mecanismos por los que disipa calor. Se
utiliza un termómetro de mercurio para medir la temperatura del aire en un
recipiente metálico muy grande. Se registra una temperatura de 20 C (fig. P.1.24). Se
sabe que las paredes del recipiente se encuentran a 5 C, el coefi- ciente de transferencia
de calor entre el termómetro y el aire es de 8.3 W/m?*C y la emisividad del
termómetro es igual a 0.9, Calcule la temperatura efectiva del aire en el recipiente.
Respuesta: Tambiento = 28.6 "C
Tambiente
sa] EE T,=20*C
Figura P.1.24,
Una superficie de 0.5 m?, con emisividad de 0.8 y a una temperatura de 150 C, se
coloca en una cámara al vacío muy grande, cuyas paredes se encuentran a 25 C. Calcule
el calor neto entre la superficie y las paredes de la cámara. Un gabinete de aluminio
anodizado se enfría mediante convección natural y radiación. El área de la superficie
del gabinete mide 0.368 m?, la temperatura del aire y alrededores que lo rodean es de
25 C y el coeficiente de transferen- cia de calor por convección se estima en 6.8 W/m?K.
La temperatura en la su- perficie del gabinete es igual a 125 C.
a) Obtenga el flujo de calor disipado por el gabinete suponiendo que se com- porta
como cuerpo negro.

b) Si el gabinete se enfría forzando aire con un coeficiente de transferencia de calor


por convección igual a 150 W/m?K, calcule la temperatura de la su- perficie si la
disipación de energía se mantiene constante. ¿Es importante la radiación en este
último caso?
Un lado de una lámina muy delgada se expone al Sol y el otro está aislado tér-
micamente. La lámina absorbe la energía solar a razón de 500 W/m?. El aire ambiente
que la rodea se encuentra a 27 C, mientras que la temperatura efec- tiva del firmamento
es de 7 C, El coeficiente de transferencia de calor por con- vección es igual a 20
W/m?*C, y la emisividad de la superficie expuesta al Sol es de 0.9. Calcule la
temperatura de equilibrio de la lámina.
El operador de máquinas en un taller se queja de que el sistema de calefacción no
mantiene la temperatura del aire a un valor mínimo de 20 *C, como debiera.
Problemas
558
21
Para fundamentar su queja, demuestra que un termómetro de mercurio muy preciso
suspendido en el aire ambiente registra sólo 17 C. Cuando coloca el termómetro contra
las paredes registra 5 C. El techo y las paredes del taller son de lámina acanalada. Se
sabe además que la emisividad del termómetro es igual a 0.8.
¿Está en lo correcto el operador? Justifique su respuesta estableciendo con claridad
sus suposiciones. Imagine la pared de un horno construida con ladrillo refractario (k.=
1.2 W/mK) de 20 cm de espesor. La superficie exterior del horno se encuentra a 300 C
y tiene una emisividad de 0.9, El coeficiente de transferencia de calor por convección
natural es igual a 8 W/mK. La temperatura del aire ambien- te, así como la de los
alrededores, es igual a 25 *C. Calcule la temperatura de la superficie interior.
Respuesta: T= 1516.4 *C
Ciertas pruebas experimentales en el álabe de una turbina de gas indican que éste
toma 95 kW/m? de calor cuando su superficie está a 800 C, la tempera- tura del aire
que lo rodea es de 1150 C y la velocidad es de 160 m/s. La super- ficie del álabe se
mantiene a temperatura constante durante los experimentos mediante enfriamiento
interno. Calcule el flujo de calor que tomará al álabe si su temperatura se reduce a 700
*C, y no se alteran en lo absoluto las condicio- nes del aire que se hace pasar a través
de él. Supóngase que las propiedades del aire también permanecen constantes.
Respuesta: q" = 122.14 kW
Una barra cilíndrica de 3 cm de diámetro contiene un calentador eléctrico de
resistencia. Al pasar agua sobre el calentador a una temperatura de 25 C y una
velocidad de 1 m/s, disipa 6.3 kKW/m. En estas condiciones la temperatura en su
superficie es de 90 C. Cuando se hace circular aire a una temperatura de 25 *C y una
velocidad de 10 m/s, el calentador sólo disipa 570 W/m. Calcule y compare los
coeficientes de transferencia de calor en ambas situaciones.
Se desea enfriar el agua de refrigeración de un motor de combustión interna de 150
kW de potencia al freno de 90 a 80 C en un radiador que está por eva- luarse. El flujo de
masa de agua que circula por el motor es de 3.6 kg/s. El ra- diador que se propone
colocar al motor para enfriarlo tiene un área total de transferencia de calor igual a 0.8
m?. Puede suponerse que la temperatura pro- medio del aire ambiente que se haría
circular con el abanico a través del ra- diador se encuentra a 40 C, y el calor específico
del agua es de 4186 J/kg*C. Indique si es posible o no enfriar el agua del motor con el
radiador propuesto.
22
y 1. Introducción Bibliografía
Incropera, F. P. y D. P. DeWitt, Introduction to Heat Transfer, 3a. ed., John Wiley, 1996.
Ozisik, M. N., Basic Heat Transfer, McGraw-Hill, Nueva York, 1977.
Rohsenow, W. M. y J. P. Hartnett, Handbook of Heat Transfer, McGraw-Hill, Nueva
York, 1973.