Вы находитесь на странице: 1из 57

INDICE PÁGINA

DEDICATORIA .......................................................................................................................... 2

INTRODUCCIÓN....................................................................................................................... 3

DEFINICIÓN DE TERMINOS ................................................................................................. 4

BASE NORMATIVA APLICABLE.......................................................................................... 5

I. CAPITULO I ....................................................................................................................... 6 1

1.1 HECHO JURÍDICO ................................................................................................... 6

1.2. ACTO JURIDICO: ...................................................................................................... 8

1.3. NULIDAD DE ACTO JURÍDICO .......................................................................... 13

1.4. LA ACCIÓN DE NULIDAD .................................................................................... 14

1.5. CAUSALES DE NULIDAD ..................................................................................... 14

II. CAPITULO II ................................................................................................................ 21

2.1. GENERALIDADES DE LAS NULIDADES DE LOS INSTRUMENTOS


PÚBLICOS NOTARIALES .................................................................................................. 21

2.2. EL INSTRUMENTO PÚBLICO NOTARIAL ....................................................... 22

2.3. ANORMALIDADES INSTRUMENTALES .......................................................... 28

2.4. NULIDAD DEL INSTRUMENTO PÚBLICO NOTARIAL ................................ 29

2.5. FALSEDAD ............................................................................................................... 32

2.6. ACTIVIDADES DE LA FUNCIÓN NOTARIAL .................................................. 33

III. CAPITULO III .............................................................................................................. 34

3.1. ANALSIS DE UN CASO DE NULIDAD DE ACTO JURIDCO DE


DONACIÓN…………………………………………………………………………………………………………………….34

3.2. DONACIÓN............................................................................................................... 39

IV. CONCLUSIONES ......................................................................................................... 51

V. RECOMDACIONES ........................................................................................................ 52

VI. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA............................................................................. 53

VII. ANEXOS ........................................................................................................................ 54

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


2

DEDICATORIA
Este trabajo está dedicado a Dios por darnos la vida y la salud; y a nuestros padres por
su apoyo incondicional y por su esfuerzo incansable para darnos un futuro mejor.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


INTRODUCCIÓN
El presente trabajo de investigación denominado “Nulidad de los Instrumentos Públicos
Notariales”. Para comprender más sobre el tema materia de análisis hemos iniciado el
trabajo con definir el hecho jurídico como acontecimiento o falta de acontecimiento
proveniente de la naturaleza o del comportamiento humano, a cuya verificación del
ordenamiento jurídico liga consecuencias del derecho consistentes en crear, regular,
modificar, o extinguir relación jurídicas y el acto jurídico es el acto humano, voluntario,
lícito, con “manifestación de voluntad destinada a crear, regular, modificar o extinguir 3
relaciones jurídicas” (Art. 140) y la nulidad del instrumento público suele producirse
cuando el acto o contrato que contenido en el instrumento está afectado por vicio que lo
inválida esta especie de nulidad se rige por las normas referentes a la nulidad de los actos
jurídicos en Derecho Civil (Nulidad de Fondo) y una nulidad formal (la documental)
afecta la validez del documento notarial de esta manera el instrumento público notarial
puede ser declarado nulo tanto de fondo o de forma por el poder judicial con sentencia
firme.
Hemos realizado un análisis de un caso de nulidad acto jurídico de donación- Nulidad de
Fondo, considerando que acto jurídico y documento son distintos. El documento sirve
para probarlo al acto es decir como medio probatorio. El acto jurídico materia de análisis
es nulo por tener un fin ilícito y simulación absoluta siendo las causales de nulidad del
acto jurídico de acuerdo al art. 219 del código civil, ahora acto jurídico e instrumento
público inherentes por lo que acarrea la nulidad del instrumento público notarial.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


DEFINICIÓN DE TERMINOS

 Instrumento: “Papel o documento con que se justifica o prueba alguna cosa. En


general todo lo que sirve para instruir una causa, todo cuanto da luz sobre la
existencia de un hecho o convenio, de modo que en este sentido pueden llamarse
instrumentos las deposiciones de testigo y sus promesas”. (Ossorio, 2013 p 525).
 Instrumento privado: “Son escritos por particulares sin intervención de notario
o escribano ni de ningún otro funcionario que se encuentre legalmente autorizado 4
para autenticar en forma fehaciente algún hecho, disposición o convenio”.
(Ossorio, 2013 p 526).
 Instrumento público: Son escritos que están autorizados por notario o escribano
o por algún funcionario”. (Ossorio, 2013 p 526).
 Nulidad: “Ineficacia en un acto jurídico como consecuencia de carecer de las
condiciones necesarias para su validez, sean ellas de fondo o de forma”. (Ossorio,
2013 p 652).
 Nulidad relativa: “la que ha de ser alegada y probada por ciertas personas para
que la invalidación surta efecto. Cabe subsanarla por la confirmación, porque sus
defectos no son subtanciales en absoluto, ni de orden público inexcusable”.
(Ossorio, 2013 p 653).
 Nulidad absoluta: “la del acto que carece de todo valor jurídico, con excepción
de las reparaciones y consecuencias que por ilícito o dañoso puede originar. La
nulidad absoluta puede ser declarada por el juez y debe serlo, aun sin petición de
parte, cuando aparezca manifiesta”. (Ossorio, 2013 p 653).

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


BASE NORMATIVA APLICABLE

 CÓDIGO CIVIL PERUANO:


LIBRO II
ACTO JURIDICO

Artículos 140. Definición y elementos de validez


Artículo 219. Nulidad del acto jurídico 5
Artículo 229. Nulidad absoluta
Artículo 221. Causales de anulabilidad
Artículo 224. Nulidad parcial
Artículo 230.confirmación expresa

 DECRETO LEGISLATIVO N° 1049:


CAPITULO V
NULIDAD DE LOS INSTRUMENTO PÚBLICOS NOTARIALES

Artículo 123. Definición


Artículo 123-A. Nulidad de escrituras públicas y certificaciones de firmas
Artículo 123-B. Excepciones a la nulidad prevista en el artículo 123-A
Artículo 124. Declaración de nulidad
Artículo 125. Eficacia del documento
Artículo 126. Aplicación en la declaración de nulidad

Para poder desarrollar sobre la Nulidad del Instrumento Público Notarial, es necesario
conocer desde el Hecho Jurídico, Acto Jurídico y la Nulidad del Acto Jurídico, siendo
materia de análisis la Nulidad del Instrumento Publico Notarial de Fondo (acto Jurídico
o negocio Jurídico).

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


I. CAPITULO I
1.1 HECHO JURÍDICO

Hechos Jurídicos y Hechos no Jurídicos

En términos generales, se llama hecho a cualquier acontecimiento natural o


humano.

Los hechos son o no son jurídicos, según que tengan o no consecuencias jurídicas
ligadas por el derecho. En la infinita variedad de los hechos, unos son 6
jurídicamente relevantes, tienen consecuencias de derecho y otros no. A los
primeros se los denomina jurídico y a los otros se les llaman hechos no jurídicos
o simplemente hechos. Las consecuencias ligadas por el derecho a los hechos
jurídicos pueden consistir en crear, modificar o extinguir relaciones jurídicas, es
decir, derechos y deberes u obligaciones. (Torres, 2008 p 31).

Los jurídicos son esa inmensa variedad de hechos naturales o sociales que por la
trascendencia que tienen en la vida de relación del ser humano son configurados
abstractamente en el supuesto de hechos de las normas que integran en el
ordenamiento jurídico, enlazándoles determinados efectos, constitutivos,
modificativos o extintivos de las relaciones jurídicas. (Arauz, 1955 p 100).

Todo acontecimiento de la vida social que corresponda al modelo de organización


o de conductas configurado por una o varias normas del ordenamiento jurídico
tiene calidad de hecho jurídico. Por ejemplo, la apropiación de un bien que no
tiene un dueño, el contrato, el testamento, el robo, el homicidio. (Torres, 2008 p
32).

Los hechos no jurídicos son los que no están previstos abstractamente como
elementos integrantes del supuesto de la norma jurídica. Son acontecimiento que
no tiene idoneidad para producir efectos que interesen al derecho, razón por la que
este no les atribuye consecuencias jurídicas, por ejemplo, el vuelo de las aves, el
juego de un niño, la aparición de un astro, la pelea de dos animales salvajes en la
jungla, la crecida de un rio, la invitación de un amigo para ir de paseo. (Torres,
2008 p 32).

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Estos hechos carecen de consecuencias jurídicas, pero puede llegar obtenerlas tan
luego como la norma los incluya dentro de su presupuesto de hecho o las personas
las introduzcan dentro de los actos jurídicos asignándoles una consecuencia de
derecho. (Torres, 2008 p 32).

DEFINICIÓN

Hecho jurídico es todo acontecimiento o falta de acontecimiento proveniente de


la naturaleza o del comportamiento humano, a cuya verificación del ordenamiento
7
jurídico liga consecuencias del derecho consistentes en crear, regular, modificar,
o extinguir relación jurídicas. (Torres, 2008 p 33).

Sin un hecho (suceso o acontecimiento o falta de él) al cual el derecho le confiera


efectos jurídicos es impensable la vida jurídica. Sin el hecho no puede producirse
el nacimiento, la conservación, la modificación, la transferencia ni la extinción de
los derechos subjetivos y deberes correlativos en que se traducen las relaciones
jurídicas. El ordenamiento jurídico por sí no produce consecuencias jurídicas, para
ello se requiere que se realice o deje de realizarse algún hecho (ejemplo, que se
constituya una fundación, que se celebre un contrato, que se otorgue un
testamento, que la fuerza de rio arranque una porción considerable y reconocible
en un campo ribereño y lo lleve en otro propietario ribereño, que una madre deje
de amamantar a su hijo recién nacido, que un deudor no pague lo que debe).
(Orgaz, 1963).

Los hechos jurídicos pueden ser naturales (como la muerte o el nacimiento de un


ser humano, un aluvión que destruye las plantaciones) o humanos (como el
contrato, el delito). Todo suceso o falta de él proviene de la naturaleza o del
comportamiento humano. Tan cierto es como que en el universo solamente existen
objetos y sujetos. (Torres, 2008 p 34).

A los hechos humanos se les denomina actos, y pueden ser voluntarios si han sido
realizados con descernimiento, intención y libertad o involuntario cuando falta
alguno de estos elementos o todos ellos. Los voluntarios pueden ser lícitos si son
conformes con el ordenamiento jurídico (ejemplo, el reconocimiento de hijo o de
compraventa) o ilícitos si son contarios al ordenamiento jurídico (robo, fraude).
Los actos lícitos a su vez pueden ser: a) con manifestación de voluntad encaminar

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


a conseguir directamente una consecuencia de derecho consistente en crear,
regular, modificar o extinguir alguna relación jurídica, (el matrimonio, el
testamento, el contrato), a estos actos se les denomina actos jurídicos o negocios
jurídicos; b). Sin que la manifestación de voluntad este destinada a crear,
modificar o extinguir directamente las relaciones jurídicas (como pintar un cuadro
o sembrar un fundo), a estos actos se les denomina actos meramente lícitos o
simples actos lícitos. De otro lado los actos humanos voluntarios lícitos pueden
de ser dolosos si han sido realizados con intención (el homicidio, la inejecución 8
deliberada de las obligaciones contractuales) o culposos cuando han sido
realizados por negligencias o imprudencia (un accidente de transido que cauda
daño a una persona, la inejecución de una obligación por negligencia del deudor).
Los actos humanos voluntarios pueden ser conformes como el ordenamiento
jurídico (un demente gana la lotería) o contrarios con el ordenamiento (un niño de
corte edad dispara un arma y mata una persona). (Torres, 2008 p 35).

1.2. ACTO JURIDICO:

Definición

El acto jurídico es el acto humano, voluntario, lícito, con “manifestación de


voluntad destinada a crear, regular, modificar o extinguir relaciones jurídicas”
(Art. 140). En otros términos, el acto jurídico es la manifestación de voluntad
dirigida a producir efectos jurídicos que el ordenamiento reconoce y tutela.
(Torres, 2008, p 73)

Según Ripert-Boulanger, citado por Cifuentes señala que se denomina actos


jurídicos, a aquellos que se llevan a cabo para realizar uno o varios efectos del
derecho, llamándose jurídicas por la causa de la naturaleza de los efectos.
(Cifuentes, 2015, p 15).

Para Francisco Messineo citado por Cifuentes indica que es aquel actos del cual
nacen efectos jurídicos, porque el sujeto al realizarlo quiere determinar un
resultado y tal resultado es tomado en consideración por el derecho. (Cifuentes,
2015, p 15).

Esta definición del acto jurídico es el fruto de una abstracción que se obtiene
extrapolando las características comunes a las diferentes instituciones del

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


contrato, del matrimonio, del testamento y de los actos unilaterales, características
todas que son el fruto de una manifestación de voluntad con la cual el sujeto
enuncia los efectos que quiere conseguir. (Torres, 2008, p. 72).

De acuerdo con la doctrina tradicional, Carnebali citado por Torres Vásquez


Aníbal manifiesta que en cada negocio jurídico se individualizan dos voluntades:
la voluntad del acto y la voluntad de los afectos:

a) La voluntad del acto, es simplemente la conciencia y voluntad que un sujeto


9
tiene de hacer una determinada declaración en su pura materialidad (palabras,
escritos, gestos, etc.). La voluntad del acto no solamente es característica del
acto o negocio jurídico, sino que es común a todos los otros actos (como a las
declaraciones de ciencia, a las comunicaciones, a las oposiciones, etc.). La
voluntad del acto diferencia a todos los actos humanos involuntarios. En vez
de la expresión voluntad del acto podemos hablar de voluntad de la declaración.
(Torres, 2008, p. 75).
b) La voluntad de los efectos, es la voluntad dirigida a producir efectos idóneos
para regular determinados intereses del declarante. Ejemplo, Tizio otorga un
testamento; el efecto al cual está dirigida su voluntad es el de dejar la propiedad
de una casa a una persona, la de una nave a otra, y una suma de dinero a otra;
tal efectos se produce en cuanto es querido por el testador. Tizio acepta una
letra de cambio, el efecto al cual está dirigida su voluntad es la de asumir la
obligación de pagar una suma de dinero a un vencimiento determinado; dicho
efecto se produce en cuanto es querido por el declarante. Tizio entiende
adquirir un bien por compra, el efecto al cual está dirigido so voluntad es el de
obtener el derecho de propiedad sobre el bien contra el pago de un precio; tal
efecto se produce en cuanto es deseado por el declarante. (Torres, 2008, p. 76).
c) La voluntad de contenido, como dice Scognamiglio, citado por Torres
Vásquez individualiza en oposición a la voluntad de los efectos, y se hace
inmediata referencia, respectivamente, al objeto del acto negocial, y/o a aquello
que las partes declaran y/o disponer. La doctrina detecta una falta de voluntad
de contenido en los siguientes casos: el negocio estipulado con reserva mental;
el efectuado en el ámbito de una representación teatral, o con fines de
enseñanza, o el que se hace en broma; el realzado como efecto de un error

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


obstativo; y el llevado a cabo sobre la base de un acuerdo simulatorio. (Torres,
2008, p. 76).

En toda norma que regula un acto jurídico se encuentra previsto hipotéticamente


un supuesto de hecho complejo integrado por un comportamiento humano (acción
u omisión), voluntario, licito y por el querer del agente tanto del acto como de sus
efectos; a este supuesto la norma le contribuye, mediante un vínculo de deber ser,
el efecto consistente en crear una relación jurídica o en regularla, modificarla o
extinguirla. (Torres, 2008, p. 77). 10

CARACTERES:

El acto jurídico presenta los siguientes caracteres:

1. Es un hecho o acto humano.


2. Es un acto voluntario.
3. Es un acto lícito.
4. Tiene por fin inmediato producir efectos jurídicos.

El acto jurídico es un hecho humano por oposición a los actos naturales o externos.
Dentro de los hechos humanos, el acto jurídico es un acto voluntario.

En la esencia predominante del acto jurídico está la voluntad manifestada, razón


por la que un acto realizado sin voluntad (sin discernimiento, o sin intención, o
sin libertad) es nulo o si ha sido realizado con voluntad, pero ésta adolece de
vicios, el acto es anulable.

Los actos jurídicos dependen de la voluntad del sujeto de regular sus propios
intereses, o sea de una determinación interna del sujeto de regular sus propios
intereses, o sea de una determinación interna del querer, la misma que no es
relevante como tal, sino sólo si es manifestada.

La esencia de la manifestación de voluntad está dirigida a la autorregulación de


intereses en las relaciones privadas; autorregulación que el individuo no debe
limitarse a “querer”, sino a disponer, o sea, actuar objetivamente. Con el acto el
sujeto no viene a declarar que quiere algo, sino que expresa directamente el objeto
de su querer, y éste es una regulación vinculante de intereses en las relaciones con
los otros. “con el negocio no se manifiesta un estado de ánimo, un modo de ser

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


del querer, lo que tendría una importancia puramente psicológica, sino que se
señala un criterio de conducta, se establece una relación de valor normativo”
(Torres, 2008, p. 78).

El acto jurídico tiene por fin inmediato producir consecuencias jurídicas


consistentes en crear, modificar, regular o extinguir relaciones jurídicas. Es decir,
cumple una función social o económica que es tenida presente por quien lo realiza
y que es tomada en consideración por el derecho. (Torres, 2008, p. 78).
11
ELEMENTOS DEL ACTO JURÍDICO

Elementos estructurales del acto jurídico son esenciales (essentiala negotii),


naturales (naturalia negotii) y accidentales (accidentales negotii):

A. Elementos Esenciales (requisitos de validez)

Se entiende como elementos a todos los componentes del acto jurídico. La


doctrina distingue entre elementos, presupuestos y requisitos del acto
jurídico. El código civil es ajeno a la diferenciación entre elementos,
presupuestos y requisitos del acto jurídico; y señala como sus requisitos de
validez al sujeto (agente) capaz, el objeto, el fin y la forma solemne.

Para el ordenamiento jurídico civil, el elemento esencial, básico, fundamental, del


acto jurídico es la voluntad del algún modo manifestada. Para que exista voluntad
jurídica se requiere que concurran los siguientes requisitos: el descernimiento, la
intención, la libertad y la exteriorización mediante la manifestación (declaración
y comportamientos). (Torres, 2008, p. 115).

Conforme a nuestro ordenamiento jurídico los elementos o requisitos esenciales


para la validez de todo acto jurídico son:

1. Agente capaz.
2. Objeto física y jurídicamente posible
3. Fin lícito.
4. Observación de la forma prescrita bajo sanción de nulidad (art. 140).

En los actos bilaterales o plurilaterales, el elemento esencial no es la simple


manifestación de voluntad de todas las partes, sino el consentimiento, o sea la

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


confluencia de voluntades de todas las partes que celebran el acto jurídico.
(Torres, 2008, p. 115).

En la doctrina y en la legislación comparada, a los requisitos de validez del acto


jurídico también se les denomina elementos esenciales y substanciales.

Pero además de estos elementos esenciales, señalados en el art. 140, comunes a


todo acto jurídico, deben concurrir los elementos esenciales exigidos por la ley
para cada acto jurídico. Deben concurrir los elementos esenciales exigidos por la
12
lay para cada acto jurídico en particular, por ejemplo, para que exista compraventa
debe existir un bien que se trasfiere en propiedad y un precio que se paga en dinero
(art. 1529); y, también, si las partes han convenido algún elemento esencial fuera
de los establecidos por ley, para que el acto sea válido y eficaz debe concurrir tal
elemento. Basta que falte uno solo de estos elementos para que el acto jurídico no
exista o se trate de un acto jurídico diferente. (Torres, 2008, p. 116).

Según Cifuentes, indica que existen cuatro elementos del acto jurídico, las
cuales son los siguientes:

 El sujeto, es decir el ser humano y/o la persona jurídica que hace la declaración
de voluntad. Puede actuar por sí o estar representado por otra persona.
Pero lo importante es que el sujeto debe ser capaz de hecho y de derecho.
 El objeto es el contenido del acto.
 La causa, es el fin que las partes tuvieron al realizar el acto.
 La forma o manifestación de voluntad contemporánea con la celebración del
acto. (Cifuentes, 2015 p. 16). Hace referencia a los elementos necesarios del
acto jurídico.
B. Elementos Naturales

Los elementos naturales o naturalia negotii, antes que elementos, son efectos
jurídicos que se derivan de la naturaleza de ciertos actos jurídicos, por ejemplo,
en los actos por los cuales se transfiere la propiedad, uso o posición de un bien,
el transferente está obligado a sanear por evicción, por vicios ocultos llamados
también vicios redhibitorios y por sus hechos propios, que no permitan destinar
el bien al fin para el cual fue adquirido o que disminuyan su valor (art. 1484 al
1528). Estos elementos están en la naturaleza del acto pero no son de su

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


esencia, por lo que los derechos y deberes u obligaciones que de ellos se
derivan pueden ser disminuidos, incrementados o eliminados por voluntad de
las partes. Estos elementos naturales identifican el contenido legal de los
singulares actos cuando las partes guardado silencio al respecto. (Torres, 2008,
p. 116).

C. Elementos Accidentales

Llamados más propiamente modalidades de los actos jurídicos, son aquellas


13
estipulaciones accesorias que se introducen en el acto jurídico en ejercicio de
la autonomía de la voluntad privada y siempre que no desvirtúen la esencia o
naturaleza del acto. Su presencia en el acto jurídico depende únicamente de la
voluntad de las partes.

Los elementos accidentales son incorporados en el acto jurídico generalmente


bajo la fórmula de cláusulas, para limitar de algún modo la plenitud de la
obligación principal, sea haciendo insegura su existencia, sea postergando su
exigibilidad a un momento ulterior, sea obligando al titular del derecho el
cumplimiento de una carga accesoria, sea señalando un tiempo de vida al acto.
Entre estas varias modalidades, algunas, las más comunes están tipificadas en
los arts. 171 y siguientes y son: La condición, el plazo y l modo o carga.
(Torres, 2008, p. 117).

1.3. NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

La nulidad no está definida expresamente en el código civil. Se afirma que es


nulo el acto jurídico que no produce efectos. Pero esta definición no es suficiente
debido a que hay actos nulos que producen efectos.

Por ejemplo, el contrato nulo produce efectos cuando la prestación ejecutada no


puede ser restituida, ya sea porque ha prescrito la acción restitución o debido a
la naturaleza de la prestación, como es el caso de contrato de arrendamiento nulo,
en el que no es posible la devolución del uso del bien por el tiempo que antecede
la declaración de nulidad.

Un sector de la doctrina considera que no es posible dar una definición en general


de nulidad, si no diciendo que el acto nulo es aquel que produce efectos diversos

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


de respecto de acto válido y que, en particular, obliga a restituir las prestaciones.
(Franceschetti, 2006. P 358).

1.4. LA ACCIÓN DE NULIDAD

El acto que adolece la nulidad absoluta lo es ipso iure, de pleno derecho no


requiere sentencia judicial que lo declare.

Pero para evitar incertidumbres o cuando una de las partes amenaza con exigir o
exige el cumplimiento de prestaciones en base al acto nulo o cuando este 14
perjudica el derecho de terceros, cualquiera de las partes contratantes y sus
herederos o terceros con legítimo interés económico moral pueden solicitar que
judicialmente se declare la nulidad. (Torres, 2008. P 784).

La demanda de nulidad se tramita en la vía de proceso de conocimiento.

La acción de nulidad prescribe a los 10 años (art. 201. 1).

1.5. CAUSALES DE NULIDAD

Art 219.- El acto jurídico es nulo:

1. Cuando la falta de manifestación del voluntad del agente


2. Cuando se halla practicando por persona absolutamente incapaz, salvo lo
dispuesto en el artículo 1358.
3. Cuando su objeto es física y jurídicamente imposible o cuando sea
indeterminable.
4. Cuando si fin sea ilícito
5. Cuando adolezca de simulación absoluta.
6. Cuando no revista la forma prescrita bajo sanción de nulidad.
7. Cuando la ley lo declare nulo
8. En el caso del artículo V del Título Preliminar, salvo que la ley establezca
sanción diversa.

En el art. 219 enumera todas las hipótesis de nulidad de radical y absoluta del
acto jurídico.

1) Cuando la falta de manifestación del voluntad del agente

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Si el acto jurídico es definido como la manifestación de voluntad (art, 140) la
falta de manifestación genera la inexistencia del acto, inexistencia que la ley
asimila a la anualidad. (Torres, 2008. P 784).

Conforme el inciso 1 del art. 219, el acto jurídico es nulo cuando la falta de
manifestación de voluntad del agente. La falta de manifestación de voluntad
comprende:

La falta de declaración material de voluntad; la falta de sujeto, como cuando se


15
hace la declaración por un sujeto inexistente; las declaración hechas en broma,
por razones académicas o en escenas, falta de consentimiento en actos
bilaterales, etc. (Torres, 2008. P 785).

2) Cuando se halla practicando por persona absolutamente incapaz, salvo lo


dispuesto en el artículo 1358.

El inciso 2 del art 219 prescribe el acto nulo cuando se halla practicado por una
persona absolutamente incapaz salvo lo dispuesto del art 1358.

Conforme el art 43.1, son incapaces absolutos los menores de 16 años, salvo las
excepciones establecidas de la ley de determinados actos. El código establece que
las personas que adolece de incapacidad legal o absoluta, pero que tienen
descernimiento (capacidad natural) pueden realizar válidamente determinados
actos, por ejemplo, los casos de los artículos., 46 (Capacidad adquirida por
matrimonio o título oficial), 455(Derecho del menor para aceptar bienes a título
gratuito), 457 (Autorización para trabajo del menor) ,530 (Derecho del menor de
recurrir al Juez), 557 (Remoción de tutor a pedido de pupilo), 646 (Asistencia de
sujeto a tutela) y 1358 (Contratación directa de incapaces); no es nulo el acto de
incapaz de mala fe ha ocultado su incapacidad, el art 229. Por consiguiente, la
redacción del inciso 2 del art 219 es inequívoca y entra en contradicción con el art
43 del inciso 1 al señalar solamente el art 358 como única excepción a la
anulabilidad del acto jurídico por la incapacidad absoluta, omitiendo a las otras
disposiciones legales que facultan a los menores para realizar determinados actos,
los cuales no pueden ser impugnados por falta de capacidad.

La capacidad de ejercicios es de dos clases. I). capacidad legal que se adquiere al


cumplir los 18 años de edad (mayoría de edad,) 2° capacidad natural (capacidad

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


de descernimiento) que se adquiere a una edad menor de 18 años, cuando la
persona pueden distinguir entre el bien y el mal, entre lo que es licito e ilícito,
entre lo que está prohibido y lo que está permitido, entre lo que lo que puede
beneficiar y de lo que puede perjudicar.

La capacidad natural no habilita al sujeto para realizar cualquier acto jurídico, sino
únicamente aquellos actos determinados por ley. Cuando los art, 43.1 y 219.2
hablan de incapaces absolutos se están refiriendo al incapaz legal absoluto de
ejercicio (denominado también capacidad de obrar). (Torres, 2008. P 785). 16

El autor propone el siguiente texto para una eventual modificación del art 219.2.

“el acto jurídico es nulo:

Cuando se halla practicado por personas absolutamente incapaz, salvo las


excepciones dispuestas por ley”.

3) El objeto es física y jurídicamente imposible o cuando sea indeterminable.

El inciso 3 del art 219 sanciona con la nulidad al acto jurídico con el objeto
imposible o indeterminado. Este dispositivo legal omite al referirse a la ilicitud
de objeto, lo que constituye una grave omisión. (Torres, 2008. P 786).

Esta referida a que el objeto debe existir en el momento en que se perfecciona


(se celebra, concierta o concluye) el acto jurídico o debe ser posible de existir y
que además tal objeto debe estar dentro de las posibilidades intelectuales físicas
del ser humano. El derecho regula solamente conducta humana posible y no la
imposible ni la necesaria.

Por regular al derecho solamente las conductas posibles, las únicas modalidades
de deónticas:

De lo ordenado, de lo permitido y de lo prohibido, deduciéndose de esto que el


ser humano, en el ejercicio de su libertad con sus actos pueden atacar o violar el
ordenamiento jurídico. El derecho regula la conducta valorándola de acuerdo a
ciertos criterios (morales, económicos, políticos, etc.). En la esencia del derecho
está el valor; no hay norma u ordenamiento o institución jurídica que carezca de
un criterio valorativo. De lo que se desprende que no hay conducta regulada por

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


el derecho que no puede ser calificada lícita o ilícita. En tal virtud, desde la
perspectiva del derecho como valor, hay que concluir que el objeto
(concretamente la prestación) del acto jurídico solo puede ser calificada de licito
o ilícito. La expresión “jurídicamente imposible” es errónea; no existe la trilogía:
acto jurídico (acto licito), acto ilícito y acto jurídicamente posible o imposible;
solamente existe el binomio:

Acto o negocio jurídico (acto licito) y acto ilícito. Luego la llamada la


“imposibilidad jurídica” es la “ilicitud”. Un acto ilícito cuando es contrario al 17
ordenamiento jurídico cuando viola normas imperativas, el orden público o las
buenas costumbres. Sin embargo el art 219.3 dispone el acto jurídico es nulo
cuando su objeto es física y jurídicamente imposible. (Torres, 2008. P 786).

La corte suprema ha resuelto: “la demandante al ser propietaria del predio


materia de Litis no podía suscribir el contrato de arrendamiento sustituyéndose,
como arrendataria del mismo predio, siendo acto jurídico imposible, que prevé
el inciso 3 del art 219 del código civil” (CAS. N° 287-97-ICA, en N.L. t 284,
enero 2000). Hay que observar que si la demandante ha suscrito el denominado
contrato de arrendamiento sabiendo que el predio es de su propiedad, tal acto no
es contrato, carece de transcendencia jurídica, no tiene valor jurídico, por cuanto
no está regulando ninguna relación social, de él no se puede derivar ningún
efecto jurídico. Y si la demandante suscribió el llamado contrato de
arrendamiento desconociendo que el predio era de su propiedad, estamos frente
acto jurídico nulo por falta de causa fin, puesto que en todo contrato de
arrendamiento, la parte arrendataria persigue la finalidad de obtener que la parte
arrendadora le cede temporalmente el uso de un bien (art 1666); la demandante
no puede pretender que el bien es de su propiedad, le sea cedido en uso por
alguien.

Si bien es cierto art 219.3 no se refiere al objeto ilícito, también es verdad que el
art 1403 si estable que la obligación que es objeto de contrato es licita

Para el autor Aníbal torres Vásquez propone un texto eventual de modificación


del inc. 3 del art. 219:

“art 219.- el acto jurídico es nulo:

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


3 cuando su objeto es imposible, licito o indeterminable”.

4) Cuando si fin sea ilícito

El inc. 4 del art. 219 establece que el acto jurídico es nulo cuando su fin sea
ilícito.

Tanto la causa fin objetiva como la subjetiva ilícita producen la nulidad del acto.

El art. 140. Inc. 3 establece que es requisito de validez del acto jurídico: el “fin
18
licito”. Por consiguiente cuando falta la causa fin el acto jurídico es nulo, por
ejemplo: en el otorgamiento de una garantía por un crédito inexistente, la
aseguración contra incendio de un bien que al momento del contrato ha dejado
de existir, la compraventa de un bien que pertenecía ya al comprador, el contrato
de fusión de una propiedad ya disuelta, la cancelación de una deuda propia o
ajena cuando en realidad dicha deuda ya no existe.

La causa se identifica con la función social y/o económica que debe cumplir el
acto jurídico y que el derecho reconoceré levantes para sus fines. Si los efectos
del acto no pueden verificarse absolutamente por falta de la causa fin, uno de sus
presupuestos lógicamente necesarios es nulo. Pero en el art. 219° se omite
mencionar a la falta de causa fin como una causal de nulidad. (Torres, 2008 p
787- 788)

Torres Vázquez señala en su libro de Acto Jurídico que: para una eventual
modificación del art. 219° inc. 4 propone el siguiente texto:

“artículo 219°.- el acto jurídico es nulo: inc. 4. Cuando falta el fin o cuando este
es ilícito”.

5) Simulación absoluta:
Según el inciso 5 del art. 219°, el acto jurídico es nulo cuando adolezca de
simulación absoluta.
Para el autor nacional Aníbal Torres Vásquez la simulación absoluta se da
cuando las partes crean un acto aparente del cual no quieren sus efectos, o la
relativa, cuando detrás de la apariencia existe un aspecto, un acto (dicen otros),
disimulado, verdadero, con defectos queridos por las partes.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Tanto la simulación relativa, el acto disimulado será válido o nulo según que
contenga o no los requisitos de validez genéricos contenidos en el art. 140 y los
exigidos para el acto especial de que se trate, y según que no sea o sea contrario
a normas imperativas, a la moral o al orden público. (Torres, 2008 p 788).
6) Ausencia de la forma solemne
El inc. 6 del art. 219 sanciona con la nulidad al acto jurídico celebrado sin
observar la formalidad prescrita bajo sanción de nulidad (forma solemne o ad
solemnitaten), como por ejemplo, el testamento, la donación de bienes 19
inmuebles, el mutuo entre cónyuges, el suministro a título gratuito, el secuestro
la fianza, la renta vitalicia.
7) Nulidad declarada por ley (Nulidad especial)
Según el inc. 7 del art. 219 el acto jurídico es nulo cuando la ley lo declare nulo,
o sea e refiere a otros casos especialidades de nulidad, distintos de los señalados
en el art. 219, declaro por ley. La nulidad declarada por ley puede ser expresa o
virtual. (Torres, 2008 p 788).
La nulidad expresa viene dispuesta textualmente en la ley. Ejemplo: a) el art.
172 establece que es nulo el acto jurídico cuyos efectos están subordinados a
condición suspensiva que dependa de la exclusiva voluntad del deudor; b) el art.
865 prescribe que es nula la partición de herencia hecha con preterición de algún
sucesor; c) el art. 274 señala varios casos de nulidad expresa del matrimonio, así
el inciso 3 indica que es nulo el matrimonio del casado; d) el art.1543 sanciones
con nulidad expresa la compraventa cuando la determinación del precio se deja
al arbitrio de una de las partes; e) el art. 1927 dispone que es nula la renta vitalicia
cuya duración se fijó en cabeza de una persona que han muerto a la fecha de la
escritura pública; f9 el art. 1932 establece que el nulo el acto que prohíbe la
cesión de la renta vitalicia constituida a título oneroso o el embargo de esta por
deuda de la persona a quien favorece.
La nulidad virtual se da cuando la ley no utiliza el término “nulo”, pero prohíbe
el acto o utiliza expresiones como “se considera no puesta”, “no surte efecto”,
“no surte efecto”, “no valdrá”, “no tendrá validez”, “carece de eficacia”, etc., por
ejemplo, el acto de los art. 171. Condiciones impropias, art. 743. Obligación de
expresar causal, art. 757. Invalidez del legado, art. Legado de un bien
parcialmente ajeno, art. 789. Carácter personal del albaceazgo, art 806.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Preterición de herederos forzosos, art. 1099. Requisitos de validez, art. 1399. No
imputable al acreedor, art. 1497. Definición (Lesión), art. 1629. Límites de la
donación, art. 1964. Invalidez de la revocación el contrario sensu de los art.
1250. Validez de convenio de capitalización de interés, art. 1480. Arras de
retractación, art. 1497. Renuncia a saneamiento por evicción, art. 1966. Promesa
como premio de concurso.
Al disponer el inc. 7 del art. 219 que el acto jurídico es nulo cuando la ley lo
declara, se reafirma al principio de legalidad en materia de nulidades del acto 20
jurídico, o sea no hay nulidad del acto jurídico dispuesta por convicción o por
los tribunales encargados de administrar justicia. (Torres, 2008 p 789).
8) Nulidad de actos contrarios a normas imperativas, al orden público y a las
buenas costumbres (art. V del T.P)
El acto jurídico, cuyo fundamento radica en la autonomía de la voluntad privada,
es el instrumento con que cuentan los sujetos de Derecho para la regulación, con
efectos jurídicos, de sus intereses dentro de los límites de la ley, el orden público,
las buenas costumbres, la seguridad, la libertad, la dignidad humana y la
solidaridad social. El acto que es contrario a normas imperativas, al orden
público o a las buenas costumbres deviene en nulo, salvo que la ley establezca
sanción diversa.
Por otra parte el art. V del título preliminar el cual se remite el art. 219.8, tiene
una redacción confusa al usar la expresión: “leyes que interesan al orden público
o a las buenas costumbres”; no distingue entre normas imperativas y de orden
público.
Las normas imperativas (denominadas también taxativas, de cumplimiento
obligatorio, no derogables por voluntad de las partes, de ius cogens) y otra el
orden público entendiéndose al conjunto de principios fundamentales (sean
públicos o privados, sociales, económicos, culturales, éticos y hasta religiosos,
positivisados o no en la ley) que constituyen la base sobre la cual se asienta la
organización social como sistema de convivencia jurídica, garantizan un
ambiente de normalidad con justicia y paz, y aseguran la existencia y estabilidad
del Estado y su patrimonio, así como el respecto por la persona humana, su
familia y sus bienes.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Por lo tanto propone el autor Aníbal Torres Vásquez, por estar
consideraciones, propone el siguiente texto: art. 219.8. “articulo 219.- El acto
jurídico es nulo: inc. 8. Cuando es necesario a normas imperativas, al orden
público o a las buenas costumbres, salvo disposición diversa de la ley”.
(Torres, 2008 p 789). Después de haber analizado el acto jurídico pasamos a
desarrollar la nulidad de los instrumentos públicos notariales.

21

II. CAPITULO II
2.1. GENERALIDADES DE LAS NULIDADES DE LOS INSTRUMENTOS
PÚBLICOS NOTARIALES

Dado el doble carácter jurídico que tienen los instrumentos notariales,


derivado primero de su carácter documental, y segundo, de que en dicho

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


documento se pueden hacer constar relaciones de derecho privado, esto es,
se crean, modifican, transmiten o extinguen un negocio jurídico, o
simplemente se da testimonio de hechos o actos ocurridos ante la
presencia notarial, un análisis de la nulidad de los instrumentos notariales
tendría necesariamente que contemplar esta doble cualidad que tienen ellos:
el de ser en el mundo jurídico una entidad dotada de materia y forma, en este
entendido. (Villa Lobos, 1990).

Cabe afirmar que el notario público actúa creando instrumentos 22


públicos, lo que conlleva el bosquejar brevemente las características
relevantes del Notariado como institución jurídica por una parte, y por la otra
las del instrumento público en que se manifiesta su actuación. (Villa Lobos,
1990).

El Notariado es una institución que consiste en un conjunto organizado


de personas investidas de fe pública para autorizar y dar fe de hechos y actos
que ante ellos pasan y se otorgan, siendo por tanto el notario un agente del
poder público, ya que actúa por delegación de éste, capaz de recibir y dar
forma a cuanta manifestación jurídica surja de la vida de relación
contractual. (Villa Lobos, 1990).

Que el notario esté dotado de fe pública significa que los actos producto de
su autoridad tienen la presunción de ser auténticos al igual que como ocurre
con los producidos por la autoridad judicial. Pues a él toca, en los asuntos
de su competencia, aplicar, interpretar e integrar las normas jurídicas, así
como calificar, legalizar y legitimar la voluntad de las partes y su situación
jurídica, para finalmente crear derecho en aquellos casos en que da forma
contractual a la voluntad de las partes, ya que ésta constituye una
norma jurídica individual que pasa a integrar el ordenamiento jurídico
como un todo. (Villa Lobos, 1990)

2.2.EL INSTRUMENTO PÚBLICO NOTARIAL

DOCUMENTO:

LA ETIMOLOGÍA

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


“La etimología de la palabra documento es una palabra compuesta, derivada del
latín Dekos, de la raíz dek, dock o doc, doceo y de este la palabra documentum,
el que puede traducirse como. Aquello con lo que alguien se instruye; aquello que
se refiere a la enseñanza; aquello que se enseña. En conclusión todo se reduce a la
palabra enseñar.”. (Pelosi, 1987 p 3).
DEFINICIÓN
Ahora bien, para comprender un poco más acerca de la palabra documento, el
autor Cabanellas se refiere al mismo así: “El otorgado o autorizado, con las 23
solemnidades requeridas por la ley, por notario, escribano, secretario judicial u
otro funcionario público competente, para acreditar algún hecho, la manifestación
de una o varias voluntades y la fecha en que se producen”. (Caballenas, 1987 p
739).

Para Jorge Orejuela Carruitero señala que el documento, es la expresión o la


manifestación del pensamiento en forma escrita. Los documentos son dos clases:
Privados son los que surgen como manifestación de la voluntad de los particulares
por sí o con ayuda de personas versadas en la facción del documento, pero que no
tienen función pública. Públicos son aquellos instrumentos faccionados por
funcionarios competentes; como es el caso de una Escritura Pública celebrada ante
Notario Público. (Orejuela, 2014 p 69)

Así también podemos definirlo como el medio, o el instrumento que utiliza el ser
humano a efecto, de transmitir su conocimiento, expresiones, ideas, experiencias
y la voluntad, dejando constancia escrita.
Sin embargo los documentos se clasifican de la siguiente manera:

 Por su forma. Dentro de esta clasificación encontramos documentos escritos,


audiovisuales, iconográficos, además una característica de estos es que pueden
ser redactados en sistemas numérico, alfabético, alfanumérico.
 Por su autor: Que a su vez se subdividen en documentos públicos y privados.
Documentos privados: Son los redactados por las propias personas que
intervienen en el acontecimiento sin observar formalidad alguna al momento
de redactarlos ya que las personas crean estos documentos a su real saber y
entender sin haber llevado una preparación académica integral. (Kabawil, 2008
p 25).

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


A la vez son los que surgen como manifestación de la voluntad de los particulares
entre sí, como sin la ayuda de personas versadas en la facción de documentos,
pero que no tienen función pública y que genera obligaciones y derechos entre las
mismas. (Orejuela, 2014 p 67)
Según el art. 236 del Código Procesal Civil., el documento privado es el que no
tiene las características del documento público. La legalización o certificación del
documento privado no lo convierte en público.
Referente a la eficacia legal, conforme al numeral 245 del Código Civil Procesal., 24
un documento privado adquiere fecha cierta y produce eficacia jurídica como tal
en el proceso desde:
 La muerte del otorgante
 La presentación del documento ante notario público, para que certifique la
fecha o legalice las firmas;
 La difusión a través de un medio público de fecha determinada o
determinable;
 Otros casos análogos. (Orejuela, 2014 p 67-68).
Documentos públicos: Son los redactados por empleados o por funcionarios
públicos en el ejercicio de su cargo o por un notario. (Kabawil, 2008 p 25).
Conforme al Artículo 235° del Código Procesal Civil, Documento Público es:

 El otorgado por funcionario público en ejercicio de sus atribuciones; y,


 La escritura pública y demás documentos otorgados ante o por Notario
Público, según la ley de la materia. El instrumento público notarial es un
documento público.

INSTRUMENTO PÚBLICO

ETIMOLOGÍA

Al referirnos a la etimología de las palabras nos referimos a su origen, de donde


derivan, su raíz; la palabra instrumento público tiene su raíz en el vocablo latino
Instruere, que significa instruir, enseñar, informar sobre algo ocurrido en el
pasado, algunos autores lo relacionan a la escritura, al documento. Referido a todo
aquel elemento que sirve para fijar, enseñar, o especificar las circunstancias en
que ocurrió un acontecimiento.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


DEFINICIÓN
Instrumentos, son los documentos provenientes o faccionados por funcionarios
públicos en el ejercicio de su cargo. El valor jurídico del Instrumento Notarial,
surge del hecho mismo de su naturaleza; en los casos previstos por la ley, la forma
para los instrumentos es sustancial y precisa su faccionamiento dentro de los
marcos de ella. (Orejuela, 2014 p 69-70).

A la vez señala Orejuela que el Instrumento Público Notarial, es el documento


público autorizado por Notario, producido para probar hechos, solemnizar y dar 25
forma a actos o negocios jurídicos y para asegurar la eficacia de sus efectos.

El Titulo II (De los Instrumentos Públicos Notariales) de la Ley, en su Capítulo I


(Disposiciones Generales), Artículo 23°, señala: Que son instrumentos públicos
notariales los que existiendo o autoriza el Notario en ejercicio de su función,
dentro de los límites de su competencia y con las formalidades de ley.
Por lo tanto son Instrumentos Públicos Notariales, los que el Notario por mandato
de la ley o a solicitud de parte, extiende o autoriza en ejercicio de su función (Art.
23° de la Ley); para ello debe cumplir dos requisitos:

 Que lo otorgue dentro del límite de su competencia.


 Que lo otorgue cumpliendo con las formalidades que la ley le exige.

El Instrumento Público Notarial, produce como consecuencia inmediata:

 La realización del acto jurídico, y


 Los hechos que el Notario presencie.

Es la forma o medio de expresión de los actos que comprende acción notarial se


denomina “Instrumento Público Notarial”. Esta formalidad expresa el acto o
hecho jurídico en forma fehaciente, porque lleva consigo la fe pública notarial,
que es la razón por la cual el instrumento público notarial tiene una gran
importancia para los efectos jurídicos él se derivan. (Orejuela, 2014 p 70).

Así, el Instrumento Público Notarial, es el otorgado con las formalidades que la


Ley establece bajo la intervención de Notario que da fe de su contenido. Son
aquellos que el Notario, por mandato de la Ley o a solicitud de parte, extiende o

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


autoriza en ejercicio de su función, dentro de los límites de competencia y con las
formalidades de Ley. (Orejuela, 2014 p 70).

FINES DEL INSTRUMENTO PÚBLICO


El autor Carlos González, indica que dentro de los fines del instrumento público,
se encuentran: la prueba pre-constituida, el dar forma legal y la eficacia del
negocio jurídico; como a continuación se detalla.
 La prueba pre-constituida: Es la prueba preparada con anterioridad al pleito
futuro. Prueba escrita, solemnizada por el notario, plasmada en el instrumento, 26
llenando los requisitos requeridos por la ley, es de vital importancia porque
sirve de prueba, en juicio y fuera de él, ya que cuenta con la fe proporcionada
por el notario, y al mismo tiempo sirve para que si en determinado momento
se necesitare probar hechos, circunstancias o bien la voluntad de las partes, se
presentaría como una forma de hacer valer nuestros derechos en determinada
situación.
 Forma legal: El notario como profesional experimentado en derecho, al recibir
la información debe interpretarla, y posteriormente darle forma legal, es decir,
adecuarlo al negocio jurídico, que considere mejor, por supuesto siguiendo los
requisitos establecidos en la norma legal para que no sea rechazado y
redargüido de nulidad, por no haber cumplido con los requisitos de ley,
estipulados para que tenga plena validez y nazca a la vida jurídica como un
instrumento público, sin olvidar lo más importante la voluntad de las partes.
 Eficacia del negocio jurídico: Punto importante es la eficacia del
instrumento público, ya que este será el documento que exteriorice la
voluntad de las partes ante terceros, autorizada y conservada por el notario, y
debidamente inscrita en los registros correspondientes, la cual servirá a través
del tiempo como prueba y constancia del negocio jurídico requerido a
voluntad de las partes y contenido y solemnizado en el instrumento público,
siempre y cuando el notario haya observado para su eficacia los requisitos de
forma y fondo requeridos para no redargüirlo de nulidad. (Gonzales 1971)
Esta eficacia del instrumento público se traduce al valor que adquiere al
ser autorizado por el notario, dotándolo de un valor formal y valor
probatorio los cuales a continuación se explican.
 Valor formal del instrumento público:

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Cabe mencionar que el valor formal del instrumento público cobra vida
cuando este no adolece de nulidad ni de falsedad. Sin embargo el valor
formal se refiere a la forma externa del instrumento público, es decir, que
en su creación el notario haya cumplido todas las formalidades esenciales
y no esenciales reguladas en nuestro ordenamiento jurídico notarial, las
cuales al no estar presentes tornan frágil y susceptible de redargüir el
instrumento público.
 Valor probatorio del instrumento público: 27
Entendido es que en el instrumento público el notario consigna la voluntad
de las partes, entonces, al hablar del valor probatorio nos referimos al acto
jurídico contenido internamente en el instrumento público, posteriormente
este pasa a formar parte del registro notarial, llamado protocolo notarial,
quedando constancia para el notario y así también para el cliente, al
momento que el notario extiende una copia del instrumento, lo cual en
términos notariales es denominado testimonio, cuya función es que la
persona tenga en su poder el testimonio del acto jurídico otorgado para
probar ante terceros y como se ha manifestado anteriormente servir de
plena prueba dentro y fuera de juicio. (Gonzales, 1971)
Entonces podemos decir que es substancial reconocer que a raíz de la mala
aplicación por parte del notario de los elementos de forma y fondo, de los
cuales surgen el valor probatorio y valor formal del instrumento, pueden
darse las impugnaciones por causas de nulidad, siendo también de forma
y fondo, las cuales transforman el acto contenido en el instrumento público
en una acto nulo.
CARACTERÍSTICAS DEL INSTRUMENTO PÚBLICO
Las características son rasgos propios de las cosas haciéndolas distinguibles de
las demás, en este caso aplicadas al instrumento público, podemos definirlas
como elementos propios del instrumento que lo individualizan, haciéndolo
único, siendo éstas las siguientes:
 Fecha cierta
 Garantía
 Credibilidad
 Firmeza, irrevocabilidad e inapelabilidad

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


 Ejecutoriedad
 Seguridad
Fecha cierta: “Sólo en la escritura pública podemos tener la certeza de que la
fecha en ella es rigurosamente exacta y los efectos que de esta virtud excepcional
pueden producirse, son innumerables y valiosísimos". (Gonzales, 1971 p 230).
Garantía: Esta característica es aplicada cuando el instrumento autorizado por
notario tiene el respaldo estatal, ya que éste le otorga al notario la fe pública, con
el objeto de que lo autorizado con su sello y firma goce de total seguridad y 28
certeza produciendo así en nuestra legislación fe pública y plena prueba.
Credibilidad: Al hablar sobre la credibilidad del instrumento público, se asocia
rápidamente al notario, porque es el notario el fedatario de que lo contenido en
el instrumento es real, veraz, y al mismo tiempo goza de un respaldo jurídico, lo
cual nos hace creer que es auténtico.
Firmeza, irrevocabilidad e inapelabilidad: El instrumento puede ser
redargüido de nulidad y falsedad, pues bien esta característica le da al
instrumento la particularidad de ser irrevocable firme mientras el instrumento no
sea redargüido de nulidad es firme y al no existir un superior jerárquico al
notario, no es apelable ni revocable.
Ejecutoriedad: A referirse a la ejecutoriedad del instrumento, es adentrarnos un
poco en el Derecho procesal civil, puesto que a los testimonios de las escrituras,
se les da calidad de títulos ejecutivos, dando lugar a promover juicio ejecutivo,
demandando por la fuerza un derecho propio del individuo contenido en el
instrumento público, según sea la causa que lo motivo, cabe recordar que uno de
los fines del instrumento público siendo este la prueba pre-constituida.
(Gonzales, 1971 p 230).
Seguridad: Para Nery Muñoz esta característica significa: “… una garantía o
principio que fundamenta el protocolo, ya que la escritura matriz queda en el
mismo, y se pueden obtener tantas copias o testimonios, como fueran necesarios,
no se corre el riesgo de pérdida, quedando protegidos los interesados aún después
del fallecimiento del notario”. (Muñoz, 2004 p 6).
2.3. ANORMALIDADES INSTRUMENTALES
Para el autor Jorge Orejuela la anormalidad de un instrumento notarial, consiste
en la trasgresión (inobservancia, infracción, de las normas preceptivas de orden

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


público, contenidas en la ley notarial y en las demás leyes; es por eso que el
instrumento público notarial es nulo cuando viola normas de orden público, es
decir normas de cumplimiento ineludible. Como por ejemplo el orden que deben
conservar las Escrituras Públicas. (Orejuela, 2014 p 119).
El autor indica que, son las anormalidades Instrumentales que acarrean y
originan la NULIDAD, y son susceptibles de anulabilidad por existir dolo,
fraude, falsedad o error de forma.
Existen dos tipos de causas que motivan la ineficacia probatoria de los 29
instrumentos públicos; estas son la FALSEDAD y la NULIDAD.
Los instrumentos que contenga estos vicios, resultan incapaces para producir
estos efectos jurídicos y afectan la veracidad y la legalidad del documento
públicos. (Orejuela, 2014 p 118). Siendo la NULIDAD EN LOS
INSTRUMENTOS PUBLICOS NOTARIALES materia de estudio en esta
oportunidad, continuación desarrollamos.
2.4. NULIDAD DEL INSTRUMENTO PÚBLICO NOTARIAL
El jurista Guillermo Cabanellas dice por nulidad, “Carencia de valor/ Falta de
eficacia / Ilegalidad absoluta de un acto. La nulidad puede resultar de las
condiciones necesarias y relativas, sea a las cualidades personales de las partes
sea a la esencia del acto; lo cual comprende sobre todo la existencia de la
voluntad y la observancia de las formas prescritas para el acto. Puede resultar
también de una ley”. (Cabanelas de torres, 2008 p 260).
Llámese nulidad del instrumento público, a su falta de eficacia o fuerza
probatoria según la mayoría de autores del derecho notarial. El instrumento
público está constituido según el sentido inminente del derecho positivo por sus
dos elementos o aspecto principales que son nulidad de fondo y la nulidad
formal.
Entonces podemos decir en síntesis el Instrumento Público debe de llenar y
contener de manera íntegra, la existencia de sus dos elementos de fondo y forma,
reconoce y establece la que puede hacer ineficaz el instrumento, ya sea porque
sea nulo el negocio jurídico que contiene nulidad de fondo o porque en su
autorización falta algún requisito esencial que la ley establece como presupuesto
la validez del instrumento, que viene a ser la nulidad de forma.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


De acuerdo al art. 123° son nulos los instrumentos públicos notariales cuando se
infrinjan las disposiciones del orden público sobre la materia, contenidas en la
presente ley.
A continuación detallaremos las clases de nulidad aplicables al instrumento
público notarial.
A. Nulidad de Fondo del Instrumento Público
Suelen producirse cuando el acto o contrato que contenido en el instrumento
está afectado por vicio que lo invalida. Esta especie de nulidad se rige por las 30
normas referentes a la nulidad de los actos jurídicos en Derecho Civil.
(Gonzales, 1971)
Para Mejía Álvarez citado por Duarte Dávila, indica que hay nulidad de fondo
cuando existe ineficacia del instrumento público por la existencia de un vicio.
Cuando vemos un instrumento público se puede notar que tiene nulidades de
fondo que afectan el acto jurídico, estas pueden ser varias tales como la falta
de capacidad del otorgante, por ejemplo cuando una persona comparece en
representación de una Sociedad Anónima y no demuestre los documentos con
lo que acredita su representación, estos pueden ser la escritura de Constitución
de Sociedad Anónima, Poder General de Administración y Certificaciones de
Actas donde la Junta Directiva o los Socios lo autorizan a realizar el acto.
(Duarte, 2010 p 74)
De acuerdo al Decreto Legislativo N° 1049. Para declarar la nulidad de un
instrumento público notarial, se aplicaran las disposiciones del Derecho
Común. (Art. 126).
B. Nulidad Formal del Instrumento Público
Para el autor Gonzales señala que estas afectan el documento en sí mismo,
es decir en cuanto a su forma a los requisitos y no el acto o negocio
jurídico, sin perjuicio desde luego, que la nulidad instrumental afecte
indirectamente la validez del acto o negocio que contiene. (Gonzales,
1971).
Para Duarte y Salvador, los elementos que acompañan el acto para su
debida formalidad, constituyen lo que se denominan solemnidades del
instrumento público, que realmente son todos los requisitos que la ley
exige para la validez de un documento extendido por un Notario en el

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


ejercicio de sus funciones. Esas solemnidades y los requisitos son los
esenciales para que un instrumento sea validó y al faltar ellos en el
instrumento nace la nulidad. (Duarte, 2010 p 75).
La nulidad documental afecta la validez del documento notarial, pero no
puede afectar el acto jurídico.
No existe nulidad del instrumento público notarial cuando adolece de un
defecto que no afecta su eficacia del documento. (Art. 125). Por ejemplo
cuando el notario no considero el número del DNI de uno de los otorgantes 31
en el instrumento público, cuando no verifico el sistema de comparación
biométrico
Principios Fundamentales de la Nulidad Formal
 Principio de Excepcionalidad
Debido a la Fe Pública de que están dotados los instrumentos, sólo son nulos en
los casos expresamente contemplados por la Ley, sea en forma directa e
indirecta.
No existen nulidades notariales por analogía o cualquier otro medio de
interpretación extensivo, dado que dentro del ámbito del Derecho Notarial,
predomina el interés de los particulares, afines con el interés público de todos
los actos o negocios depositados por los depositarios de la Fe pública sean en la
medida de lo posible incuestionables, para que no se menoscabe la seguridad
jurídica que los ampara, por lo tanto debe de haber requisitos violados por el
Notario en el instrumento para que este se le pueda declarar la invalidez mediante
un juicio. (Duarte, 2010 p 77).
 Principio de Finalidad:
La finalidad del instrumento público prevalece sobre la mera formalidad del
mismo, ya que este instrumento tiene que regirse por el formalismo exigido por
la Ley Notarial. La nulidad formal del instrumento no implica una total falta de
eficacia jurídica, sino tan solo un decaimiento de la misma.
 Principio de Subsanabilidad:
La subsanabilidad, en cuanto a la nulidad de un acto jurídico, es diferente a la
subsanabilidad en las omisiones instrumentales. En ésta se manifiesta como una
consecuencia necesaria del principio de finalidad, porque la finalidad del
instrumento público debe prevalecer sobre él, simple formalismo de la misma,

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


la subsanabilidad del instrumento puede localizarse por los medios que admita
la legislación del país. (Duarte, 2010 p 77).
Este es el método de subsanar un instrumento que contiene errores por los
contratantes, siempre y cuando este acordado entre las partes a la hora de firmar
el instrumento jurídico porque hay que recordar que estas entrerrenglonaduras
se hacen antes de las firmas y en presencia de las partes intervinientes en el
instrumento público.
De acuerdo a la ley del Notario se puede declarar la nulidad formal de un 32
instrumento por ejemplo:
La legislación peruana establece que son nulas de pleno derecho las escrituras
públicas de actos de disposición o de constitución de gravamen, realizados por
personas naturales sobre predios ubicados fuera del ámbito territorial del notario.
Asimismo, la nulidad alcanza a las certificaciones de firmas realizadas por el
notario, en virtud de una norma especial en los formularios o documentos
privados; sin perjuicio de que de oficio se instaure al notario el proceso
disciplinario establecido en el título IV de la presente ley.
De acuerdo al art. 125° describe que no cabe declarar la nulidad, cuando el
instrumento público adolece de un defecto que no afecta su eficacia documental.
Ahora la nulidad debe ser declarada solo por el poder judicial, con citación a los
interesados, mediante sentencia firme (Art. 124°).
La Diferencia de la Nulidad de Fondo y la Nulidad Formal:
En la nulidad de fondo, esta nulidad recae en todo el documento, declarándolo
nulo, ejemplo de esto es cuando en el objeto del contrato acarrea un negocio
ilícito, como lo es una venta de estupefacientes.
Y en la nulidad formal, es cuando en el contrato hay un error insubsanable,
ejemplo de esto cuando una persona comparece en representación de una
Sociedad
Anónima o alguna persona y el notario no puso esos datos en el instrumento
público a realizarse, este tipo de error puede ser subsanable con posterioridad
por el mismo Notario u otro.
2.5. FALSEDAD

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Se entiende por falsedad la anormalidad o defecto que atenta contra la
autenticidad o legitimidad de los documentos públicos, contra la confianza
pública depositada en los instrumentos notariales. (Orejuela, 2014 p 120).
A continuación vamos analizar una nulidad de instrumento público notarial de
fondo.
2.6. ACTIVIDADES DE LA FUNCIÓN NOTARIAL
El Notario en su función notarial, realiza las siguientes actividades en los
distintos documentos que autorice y a los que el ordenamiento jurídico asocia 33
presunción de ser o de valer.
 Fe pública: “fe pública es el carácter jurídico de la fe imprime autenticidad al
hecho o acto sometido a su amparo; de ahí que la fe pública irradie efectos
excepcionales”. (Giménez, 1994 p 25).
 Autenticación: Es la adecuación entre los hechos y el documento que el Notario
autoriza dicha adecuación se logra. Presenciando los hechos y dando fe en los
documentos de la certeza, de la verdad de lo ocurrido. Los hechos que se
autentican son los hechos ocurrido en presencia del sujeto autorizante aplicando
la fe pública originaria
Ejemplo cuando en los contratos se dice que su contenido su firma debe ser
autenticada ante el Notario, y el Notario debe decir doy fe de que las firmas
puestas son auténticas. Es de ser cierto adecuado a la realidad de los resultados de
la labor autenticadora del Notario hechos con pleno valor probatorio que puede
ser ordinario y ejecutivo.
 Legalización: Es la legalización de los hechos a la norma jurídica para que sea eficaz
y produzcan los efectos que los otorgantes quieren.
 Legitimación: Es la actividad desarrollada por el Notario con el fin de asentar en
bases firmes en el pasado sobre el contrato que se autorice en la presente. Es que el
notario no se limita al momento actual, sino que debe buscar la historia registral o
jurídica del bien objeto del contrato, esta labor de revisión debe auxiliarse de los
organismos oficiales permanentes como los Registros Públicos de la Propiedad para
constatar la situación de la propiedad.
 Forma Pública Notarial: En las relaciones jurídicas la forma Pública Notarial
consiste en darle forma jurídica a las relaciones contractuales que realiza el notario y
que pueden ser documentos públicos y documentos privados. (Duarte, 2010 p 23- 29).

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


El notario debe tener en cuenta toda referente a su función porque la falsedad de
documento público puede ser: documental, instrumental o formal.
La falsedad formal, a su vez, puede ser civil y penal. En la falsedad civil el elemento
subjetivo es el propósito engañar. En la falsedad penal el elemento subjetivo es el
dolo.
La falsedad formal penal consiste la contratación, alteración o supresión de todo o
parte de un documento notarial; la contratación es hacer en todo (o en parte) un
documento falso (semejante a otro verdadero, original). 34
Alteración, es adulterar un documento verdadero. Supresión, es el ocultamiento de
todo o parte de un documento. En todos estos casos de afecta el trafico jurídico.
Los casos más comunes de falsedad son de documentos, de sellos, de timbres y
marcas oficiales. (Orejuela, 2014 p 120 a 121). Por ejemplo tenemos en el código
penal XIX DELITOS CONTRA LA FE PÚBLICA:
CAPITULO I
Falsificación de Documento en General
Art. 427. Falsificación de documentos
CAPITULO II: Falsificación de sello, Timbres y Marcas oficiales, Art. 434.
Falsificación de sellos y timbres oficiales.
III. CAPITULO III
El problema de la nulidad de los instrumentos públicos se pueden dar como
nulidad de fondo, del documento (instrumento) propiamente dicho.
Vemos que la mayoría de los casos son por falta de capacidad de las partes al
momento de celebrar un negocio jurídico y al otorgar un instrumento público es
muy común, incluso llega al ámbito delictivo, los vicios del consentimiento, son
de lectura obligada para los que intervienen en la nulidad, dado que no sólo la
simulación es causal de nulidad a pesar de ser la más conocida, escapando en
determinado momento de la acción notarial, fin ilícito. Pasamos a analizar un caso
de nulidad de donación por simulación absoluta y fin ilícito y por atentar contra
el orden público y las buenas costumbres.
3.1. ANALSIS DE UN CASO DE NULIDAD DE ACTO JURIDCO DE
DONACIÓN
Habiendo explicado la doctrina peruana y extranjera sobre la nulidad del acto
jurídico de acuerdo al Código Civil de 1984 y la nulidad del instrumento público
notarial de acuerdo al decreto legislativo N° 1049, pasamos a analizar un caso
sobre la nulidad del acto jurídico (Nulidad de Fondo) elevado a escritura pública.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


CASO: N° 01-2017
Pretensión Principal: Nulidad de Acto Jurídico
Pretensión accesoria: Nulidad de la Inscripción de los actos jurídicos
Partes: Demandante: Gilberto Torrejón Rojas y otros
Demandados: Leoncio Torrejón Vega y otros
Vía Procedimental: Proceso Conocimiento
HECHOS: Consisten en que el señor German Saavedra tejada, representante de
los señores poderdantes Gilberto Torrejón Rojas, Anaximandro Torrejón Rojas, 35
Jesús Natividad Torrejón Rojas y Hercilia Torrejón de Torres, en el expediente
N° 00146-2015-98-0101-JM-CI-01, seguido ante el Juzgado Mixto de
Chachapoyas, contra Leoncio Torrejón Vega y doña Hermilia Torrejón Vega, se
solicitó, fuera del proceso, medida cautelar de no innovar, en la modalidad de
prohibición de innovar, a fin de que se ordene a la SUNAR-Oficina registral de
Chachapoyas, que mantenga el statu quo de las partidas registrales
correspondientes a los bienes inmuebles que se indica a continuación:

Partida registral N° 1102074 de registro de predios de la oficina registral de


Chachapoyas, correspondiente al predio ubicado en el Jr. Cuarto centenario N°
509 (actualmente signado con los números 517 y 525), distrito provincia de
Chachapoyas, departamento de Amazonas, con un área de 1, 246.33 metros
cuadrados.

Partida registral N° 02011599 del Registral de predios de la Oficina


Registral de Chachapoyas, correspondiente a una casa habitación de material
noble y su huerta adyacente, ubicado en el Jr. Cuarto centenario N° 548, distrito
y provincia Chachapoyas, departamento de Amazonas, con un área de 1,246.33
metros cuadrados.

Partida registral N° 02009315 del Registro de la Oficina registral de


Chachapoyas, correspondientes al predio denominado “Aguilar pata”, con un
área de medida hectárea aproximadamente, con las colindancias y medidas
perimétricas que se indica a continuación: a) por el norte, colinda con la
propiedad de doña Natividad Vega Alvarado; b) por el sur, colinda con el camino
real que conduce a Zeta; c) por el este, e una parte, con la propiedad de don

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Ciriaco Serván, y en otra parte, con la propiedad de don Antonio Reyna e Isaac
Caro; y d) al oeste, con la propiedad de don Carlomagno Guevara.

El pedido estaba basado principalmente en el hecho de que en el proceso


principal se interpondría una demanda sobre petición de herencia y de
declaratoria de herederos, con la finalidad de que se declare judicialmente a los
poderdantes Gilberto Torrejón Rojas, Anaximandro Torrejón Rojas, Jesús
Natividad Torrejón Rojas y Hercilia torrejón de torres, herederos legales de
quien en vida fue, su hermana Teodora Torrejón Vega, fallecida Ab Intestato el 36
11.02.2000, así como, que se declárela concurrencia de los poderdantes con los
demandados, en cuanto a derechos sucesorios se refiere, con respecto a los
bienes hereditarios que dejo la causante antes mencionada al momento de su
muerte, los mismos que consisten en los siguientes predios:

Acciones y derechos sobre un lote de terreno ubica en le Jr. Cuarto centenario


N° 509 (Actualmente signado con los números 517 y 525), distrito y provincia
de Chachapoyas, departamento de Amazonas, con un área de 276.62 metros
cuadrados, debidamente inscrito en la Partida N° 11022074 del Registro de
Predios de la Oficina Registral de Chachapoyas. Se precisa que las acciones y
derechos sobre este inmueble fueron adquiridos por la causante Teodora
Torrejón Vega por sucesión de su señora madre, doña Isidora Vega Puerta,
mediante Testamento de fecha 25.08.1993. Otorgado ante Notario Público de
Chachapoyas Juan V. Tuesta Zumaeta.

Acciones y derechos sobre una casa habitación de material noble y su huerta


adyacente, ubicado en el Jr. Cuarto Centenario N° 548, distrito y provincia de
Chachapoyas, departamento Amazonas, con un área de 1, 246.33 metros
cuadrados, las cuales fueron adquiridas por la causante Teodora Torrejón Vega
por sucesión de su señora madre, doña Isidora Vega Puerta mediante testamento
de fecha 25.08.1993, otorgado ante notario público de Chachapoyas Juan V.
Tuesta Zumaeta. Se precisa que en el testamento de fecha 25.08.1993, doña
Isidora Vega Puerta, mediante el cual, doña Teodora Torrejón Vega adquiere
acciones y derechos sobre este bien, se le ha consignado de la siguiente manera:
“para mis hijas Teodora y Hermilia queda la casa de material noble y su huerta

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


adyacente.” Este predio obra inscrito en la partida registral N° 02011599 del
Registro de Predio de la Oficina Registral de Chachapoyas.

Acciones y derechos predios denominado “Aguilar pata”, con un área de media


hectárea aproximadamente, con las colindancias y medidas perimétricas que se
indican a continuación: a) por el norte, colinda con la propiedad de doña
Natividad Vega Alvarado; b) por el sur, colinda con el camino real que conduce
a Zeta; c) por el este, e una parte, con la propiedad de don Ciriaco Serván, y en
otra parte, con la propiedad de don Antonio Reyna e Isaac Caro; y d) al oeste, 37
con la propiedad de don Carlomagno Guevara. Se precisa que este predio se
encuentra inscrito en la partida registral N° 02009315 de registro de predios de
la oficina registral de Chachapoyas. Se precisa que las acciones y derechos sobre
este inmueble fuero adquiridos por la causante Teodora Torrejón Vega por
sucesión de su señora madre, doña Isidora Vega Puerta, mediante testamento de
fecha 25.08.1993, otorgado ante notario público de Chachapoyas Juan V. Tuesta
Zumaeta.

Asimismo, mediante resolución N° 01 de fecha 08.05.2015 (resolución expedida


en el expediente N° 00146-2015-98-0101-JM-CI-01), el Juzgado Mixto de
Chachapoyas, resolvió declarar fundada la medida cautelar de no innovar,
solicitada por el señor German Saavedra Tejada en representación de los señores
Gilberto Torrejón Rojas, Anaximandro Torrejón Rojas, Jesús Natividad
Torrejón Rojas y Hercilia torrejón de torres; por lo tanto, se ordenó que la oficina
registral de Chachapoyas se abstenga de realizar cualquier anotación, inscripción
o modificación de las siguientes partidas registrales: 1) Partida registral N°
1102074 de registro de predios de la oficina registral de Chachapoyas, 2) Partida
registral N° 02011599 del Registral de predios de la Oficina Registral de
Chachapoyas; y, 3) Partida registral N° 02009315 del Registro de la Oficina
registral de Chachapoyas.

En la referida resolución se ha precisado que “apreciando la verosimilitud” del


derecho que se invoca, y sobre todo, como es que se puede congelar en tiempo
y espacio una situación jurídica que se mantenía al momento de la demanda, hay
que analizar su procedencia o no, para ello se advierte que los accionantes
acompañan documentación relacionada con la presente medida como son las

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


partidas de nacimiento de los demandantes y la causante, en donde se puede
apreciar que son hermanos por parte de su finado padre, don Víctor Manuel
Torrejón Santillán, acreditándose el grado de parentesco colateral en segundo
grado con la causante; así también está acreditado lo señalado por los
demandantes con el acta de declaratoria de herederos en la sucesión intestada de
Teodora Torrejón Vega, tramitada ante el notario público de Chachapoyas Luis
Felipe Mori Tuesta, mediante la cual los demandados Leoncio Torrejón Vega y
Herminia Torrejón Vega, se han declarado como únicos herederos universales, 38
cuya sucesión intestada se encuentra debidamente inscrita en la partida registral
N° 02001828 de registro de sucesiones intestadas de la oficina registral de
Chachapoyas.

Sin embargo, antes de que se inscriba la referida medida cautelar en los registros
públicos, los ahora demandados Leoncio y Herminia Torrejón Vega, al tomar
conocimiento de que existe una medida cautelar de no innovar, mediante la cual
se ordena que la oficina registral de Chachapoyas se abstenga de realizar de
realizar cualquier anotación, inscripción o modificación de las siguientes
partidas registrales: 1) Partida registral N° 1102074 de registro de predios de la
oficina registral de Chachapoyas, 2) Partida registral N° 02011599 del Registral
de predios 2de la Oficina Registral de Chachapoyas; y, 3) Partida registral N°
02009315 del Registro de la Oficina registral de Chachapoyas; y, con el único
fin de obstaculizar la inscripción de la medida cautelar aludida tornando ineficaz
la sentencia que deberá expedirse en el proceso principal sobre petición de
herencia y declaratoria de herederos, han procedido a trasferir por donación los
predios inscritos en las partidas registrales N° 11022074 y 02009315
respectivamente, de registro de predios de la oficina registral de Chachapoyas,
sobre las que precisamente ya existían una medida cautelar de no innovar.
Dichos actos de donación fueron realizados mediante las escrituras públicas N°
825 y 826 de fecha 18.11.2015, ambas otorgadas ante notario público de
Chachapoyas, la primera de ellas, que otorgan los ahora demandados Leoncio
Torrejón Vega y Hermilia Torrejón Vega a favor de Marla Rosalía Torrejón
Paucar; y la segunda, que también otorgan los ahora demandados Leoncio y
Hermilia Torrejón Vega, a favor de la menor Daniela Valentina Terry Torrejón,

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


debidamente representada por sus padres Jorge Luis Terry Mori y Rosario
Torrejón Paucar de Terry.

3.2. DONACIÓN
Primero debemos entender en que cosiste la donación:
La donación esta regula en nuestro código civil de 1984 en el Libro VII Fuentes
de las Obligaciones, Titulo IV, en su artículo 1621.
BASE NORMATIVA:
Articulo 1621.- Definición: 39
“Por la donación el donante se obliga a trasferir gratuitamente al donatario la
propiedad de un bien”.
DEFINICIÓN:
Podemos manifestar que es aquel contrato, en virtud del cual, una persona
llamada donante, se obliga a transferir a otra llamada donataria, la propiedad de
un bien mueble e inmueble a título gratuito
Para Leopoldo Aguilar, lo define como un contrato, en virtud del cual, el donante
se obliga a transferir al donatario, en forma gratuito, la propiedad de una parte o
la totalidad de sus bienes presentes, pero debiendo reservarse los necesarios para
su subsistencia. (Aguilar, 1977).
Para Valencia es toda donación se constituye una enajenación y transmisión de
determinado derecho patrimonial de una persona a otra. “De manera que el
elemento material de toda donación, es una enajenación que debe producir un
enriquecimiento”. (Valencia, 1975p 78).
CARACTERÍSTICAS JURÍDICAS:
Son los siguientes
1. Es un acto traslativo de dominio, es decir que su principal efecto es la
trasmisión de la propiedad del donante al donatario
2. Es un contrato individual, porque su contracción requiere del
consentimiento de las partes
3. Es necesariamente gratuito, porque el demerito para el donante no tiene
contrapartida que lo compense.
4. Es conmutativo, porque de antemano están previstas las consecuencias del
contrato y por tanto no es de resultado incierto.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


5. Es limitativo, porque no se puede donar más de ciertos extremos fijados
por el art. 1629 del Código Civil que dispone que nadie puede dar vía de
donación, más de lo que puede disponer por testamento. El art. 1629, nos remite
al derecho sucesorio. En código civil establece determinadas limitaciones para
disponer los bienes por testamento que este en función directa con el grado de
parentesco.
6. La donación debe recaer siempre sobre bienes presentes, puesto que el
objeto debe existir en el momento de la celebración del contrato. 40
7. Es principal, porque puede subsistir por sí mismo, sin necesidad de otro
contrato del que dependa.
8. Generalmente es de prestación unilateral, porque en la donación pura, las
obligaciones con cargo del donatario, tiene carácter moral, más no pecuniario.
9. Puede ser un contrato instantáneo, cuando al momento de la celebración
de transferir la propiedad del donante al donatario, o bien de tracto sucesivo,
cuando no se perfeccionada al instante de la celebración, sino posteriormente, en
varios momentos.
10. En cuanto a la forma en que se perfeccionada, si se trata de bines inmuebles
de conformidad con el art. 1625 del Código Civil., igualmente modificado por
el art, 10 de la ley 26189, debe hacerse por escritura pública, con indicación
individual de los bienes donados, de su valor y el de las cargas que ha de
satisfacer el donatario, bajo sanción de nulidad. (Miranda, 2014 p 193-195).
CAPACIDAD:
Un aspecto importante en la donación es la aceptación, porque a veces un
obsequio, más que un beneficio es un perjuicio.
La donación supone una aceptación por el donatario. Esta aceptación puede ser
expresa o tácita. La capacidad del donante tiene que ser plena, pero no se exige
esta capacidad en el donatario.
OBJETO: son todos los bienes que están en el comercio de los hombres objetos
y valores determinados o determinados o determinables y siempre que tengan
existencia actual.
No se puede donar cosas futuras, ejemplo una casa que no ha sido construida. La
doctrina rechaza esta posibilidad, ya sea que solo se pueda hacer una donación

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


sobre bienes que existen, puesto que el donante tiene que darse cuenta de las
consecuencias. (Miranda, 2014 p 196).
FORMALIDAD
De acuerdo al Art. 1625 establece la formalidad de la Donación de Inmuebles:
la donación de bienes, debe hacerse por escritura pública, con indicación
individual de inmueble o inmuebles donados, de su valor real y de las cargas que
ha de satisfacer el donatario, bajo sanción de nulidad.
En el presente caso la donación de los predios urbanos tiene como escrituras 41
públicas N° 825 Y 826 de dieciocho de noviembre del dos mil quince.
El primer predio ubicado en el Jr. Cuarto Centenario N° 509 con una área de
276.62 metros cuadrados y el segundo predio urbano denominado “Aguilar
Pata”, con una área de media hectárea aproximadamente, ambos ubicados en el
distrito de Chachapoyas, provincia de Chachapoyas y departamento de
Amazonas.
En el presente caso se puede apreciar que sea cumplido con lo dispuesto del
artículo 1625 del Código Civil donde la donación de inmuebles debe hacerse por
escritura pública, mandato legal que constituye una formalidad especial para la
validez de esta, como establece el art. 140 inciso 4 del mismo Código Civil
constituyendo la omisión causal de nulidad conforme al artículo 219 inciso 6 del
mismo código civil.
NULIDAD DE ACTO JURIDICO QUE LO CONTIENE
El art. 225° del Código Civil Peruano precisa que de la siguiente manera
refriéndose al Acto y al Documento. “No debe confundirse el acto con el
documento que sirve para probarlo. Puede subsistir el acto, aunque el documento
se declare nulo”. Por lo tanto al ser nulo el acto jurídico de donación el dieciocho
de noviembre de dos mil quince, asimismo, lo es la escritura pública que lo
contiene el negocio jurídico, siendo el documento y acto jurídico inherentes y no
puedan concurrir por separado; la nulidad de uno implica la validez del otro.
LA NULIDAD DELACTO JURIDICO EN LA DOCTRINA Y LA
JURISPRIDENCIA
1) DOCTRINA
Según el autor Aníbal Torres Vásquez, “(…) queda únicamente la distinción de
actos nulo que carecen de efectos (quod nullun est nullun producit), y actos

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


anulables que producen normalmente sus efectos, pero están amenazados de
destrucción de peticiona petición de parte interesada. (…) la nulidad sea absoluta
o relativa, es una sanción de invalidez prescrita por la ley por adolecer el acto
jurídico de un elemento sustancial o por la existencia de defectos o vicios en el
momento de su celebración. Esto significa que la nulidad solamente se produce
por una causa originaria, congénita, orgánica, consustancial al acto, como es la
violación de una norma imperativa, por falta de un requisito de validez”.
(Torres, 2011 P 435) 42
En el Código Civil reconoce como únicas formas de invalidez la nulidad y la
anulabilidad, en ese sentido conforme y reforzando este criterio legal, se ha
pronunciados la doctrina nacional “para que el acto jurídico tenga existencia
jurídica es la presencia de los elementos tales como la manifestación de voluntad
la capacidad, el objeto, la finalidad y la forma que vienen a constituir los
requisitos esenciales para su validez; de la carencia de unos de estos es la que
produce la nulidad de dicho acto; que nuestro ordenamiento civil establece dos
clases de nulidades: la que tiene por principio el interés público (absoluta) y la
que se concede en favor de determinadas personas por perjudicar su derecho
(relativa), la primera conduce al acto nulo y la segunda al acto
anulable………que al producir inicialmente sus efectos a pedido de parte, puede
devenir en nulo (…)”. (Torres, 2011 p 437).
2) JURISPRUDENCIA:
 La casación N° 1772-98-APURIMAC, en su considerando quinto señala:
“(…) para que exista voluntad jurídica se requiere de la concurrencia de
elementos internos (discernimiento, intención y la voluntad) y externos
(manifestación); que con los elementos internos queda formada la voluntad, la
misma que para producir efectos jurídicos requiere que sea manifiesta; que la
voluntad declarada es la voluntad de exteriorizada por medio de declaraciones y
comportamientos y es la única que puede ser conocida por el destinatario(…)”
Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, Casación N° 1772-98-Apurimac.
El Quinto Pleno Casatorio Civil, en su punto 4.4.1.1, que se refiere a la nulidad,
señala que el acto es nulo: “(…) como aquel que acrece de algún elemento,
presupuesto o requisito, o como aquel cuyo contenido es ilícito por atentar contra
los principios del orden público, las buenas costumbres, o una o varias normas

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


imperativas (…) por lo que el carácter originario del vicio insubsanable se
produce desde la conformación del negocio mismo, de allí que (…) dentro de los
supuestos de nulidad tenemos nulidades textuales y nulidades virtuales.
Las primeras se hallan caracterizadas por la literalidad de la norma que las ha
previsto; mientras las segundas se consideran sobreentendidas por la
contravención de laguna norma imperativa que no necesita la prevención
específica de nulidad (…), lo cual puede deducirse de la interpretación del
numeral 8 del art. 219 del Código Civil y el art V del título preliminar la norma 43
anotada, razón por la cual, la nulidad de un negocio jurídico no solo es textual
sino que puede deducirse también a partir de la norma precedentes señalada
(…)”.
CAUSALES DE NULIDAD DEL ACTO JURIDICO (ART. 219 C.C)
Sabemos que la nulidad del acto jurídico de acuerdo al art 219, son las siguientes:

1. Cuando la falta de manifestación del voluntad del agente


2. Cuando se halla practicando por persona absolutamente incapaz, salvo lo
dispuesto en el artículo 1358.
3. Cuando su objeto es física y jurídicamente imposible o cuando sea
indeterminable.
4. Cuando si fin sea ilícito
5. Cuando adolezca de simulación absoluta.
6. Cuando no revista la forma prescrita bajo sanción de nulidad.
7. Cuando la ley lo declare nulo
8. En el caso del artículo V del Título Preliminar, salvo que la ley establezca
sanción diversa.
En el presente caso las causas de nulidad son las siguientes:
 Cuando si fin sea ilícito (inciso 4)
En el inciso en mención, se debe determinar si el primer acto jurídico celebrado
por Leoncio Torrejón Vega y Hermilia Torrejón Vega (donantes) a favor de
Marla Rosalia Torrejón Paucar (donataria), y el acto jurídico celebrado por
Leoncio Torrejón Vega y Hermilia Torrejón Vega (donantes) a favor de la menor
Daniela Valentina Terry Torrejón (donataria), debidamente representada por sus
padres Jorge Luis Terry Morí y Rosario Torrejón Paucar de Terry son ilícitos;
en ese sentido, para esta causal de nulidad, nuestro Sistema Jurídico esta

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


vinculado al Sistema Civil Francés, tal como lo establece la CASACIÓN N°
3098-2011-LIMA: “(…) un acto con causa ilícita en el sentido de ser contrario
a la ley o las buenas costumbres estará afectada por nulidad absoluta no
exponiendo sin embargo la norma sustantiva que debe entenderse por fin o causa
ilícita por lo que de la interpretación sistemática y en conjunto del art. 219 inciso
4 del Código Civil con las demás normas que regula el acto jurídico y los
contratos en nuestro medio es posible colegir que la causa se vincula a la idea de
“causa concreta” es decir a los propósitos o motivos que dan lugar a la 44
celebración del acto jurídico de tal modo que si estos fines o motivos son ilícitos
el negocio jurídico será nulo por falta de un elemento estructural en tal sentido
la causa se comporta como un mecanismo de control de la autonomía de la
voluntad evitando que puedan llegar a tener eficacia los actos jurídicos
contrarios al ordenamiento jurídico (…)”.
En consecuencia, a manera de conclusión y bajo el análisis realzado:
En el presente caso se configura la primera causal invocada, esto es, EL FIN
ILÍCITO, debido a que los demandados Leoncio y Hermilia Torrejón Vega, han
actuado de manera dolosa y consensuada con los demás demandados, cuya
relación de parentesco se evidencia con las partidas de nacimiento de las
demandadas Rosario Torrejón Paucar de Terry (quien ha actuado en el acto
jurídico en representación de la menor Daniela Valentina Terry Torrejón) y
Marla Rosalía Torrejón Paucar, las mismas que se ofrecen como medios de
prueba conjuntamente en demanda, con el único propósito de sustraer de su
patrimonio los bienes inmuebles inscritos en las partidas registrales N°
11022074 y 02009315 del Registro de Predios de la Oficina Registral de
Chachapoyas, impidiendo la inscripción de las medidas cautelares antes
referidas y tornando ineficaz la sentencia que deberá expedirse en el proceso
seguido en el Expediente N° 00146-2015-0-0101-JM-CI-01, seguido ante el
Juzgado Mixto de Chachapoyas, sobre petición de herencia y declaratoria de
herederos, despojando a los poderdantes de su legítimo derecho a la herencia. Se
precisa que sobre estos bienes inmuebles ya había recaído una medida cautelar
de no innovar, debido a que conforman parte de la masa hereditaria que habría
dejado la causante Teodora Torrejón Vega (hermana de los representados), de

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


cuya herencia han sido excluidos por los demandados Leoncio y Hermilia
Torrejón Vega.
 Cuando adolezca de simulación absoluta (inciso 5)
La causal en mención, se debe establecer la simulación absoluta
La palabra simulación proviene del latín simulare = fingir, hacer aparecer una
cosa distinta de la realidad. Simular, o fingir, o aparentar, importa mentir, ya
porque se quiere ocultar (disimular), en todo o en parte, una verdad, ya porque
se quiere hacer aparecer como verdad una falsedad, o ya porque se desea hacer 45
aparecer frente a terceros una verdad diversa de la efectiva, esto es, con una
verdad aparente se disimula (se esconde) otra verdad real. (Messineo, 1979, P
447). Messineo, F. (1979).

En la vida diaria, por diversas razones, el ser humano simula, miente. Simula
estar enfermo para no concurrir a una cita o para evitar un castigo; simula tener
talento, carácter, conocimientos con el fin de acceder a un puesto de trabajo;
disimula defectos, fracasos, vicios, enfermedades, etc. Muchos sujetos son unos
verdaderos artistas en la escena de la vida.

El acto jurídico es simulado cuando las partes, con el fin de engañar a terceros,
se han puesto de acuerdo (acuerdo simulatorio) para crearlo (o modificarlo o
extuinguirlo) con un valor exterior aparente, destinado a no producir efectos
entre ellas, ya porque no quieren realizar acto jurídico real alguno, ya porque con
la apariencia quieren ocultar la verdadera naturaleza o contenido del acto que
celebran. Por ejemplo, se simula realizar una compraventa, pero en realidad no
se pretende vender ni comprar, o bien se pretende donar; se simula donar a Pedro
cuando en realidad el donatario es Juan; se simula vender por 100 cuando el
precio efectivo es 150.

DEFINICIÓN

Hay simulación cuando las partes de común acuerdo, con el fin de engañar a
terceros, celebran un acto jurídico aparente o un acto jurídico real ocultando bajo
una apariencia.

REQUISITOS DE LA SIMULACIÓN

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Los requisitos de la simulación1 son:

a) El acuerdo simulatorio.
b) El fin de engañar a terceros.

EL ACUERDO SIMULATORIO

Para que exista simulación es necesario el común acuerdo de todas las partes
intervinientes, sobre lo que realmente quieren hacer en privado y lo que
realmente quieren aparentar hacer en público. 46

El acuerdo simulatorio, denominado también declaración interna, o


contradeclaración, es el resultado del consentimiento2 de las partes (cuando el
acto es bilateral o plurilateral) o del consentimiento del declarante y el
destinatario de la declaración (cuando el acto es unilateral recepticio). No puede
existir acto simulado sin un convenio verbal o escrito entre las partes para
producir una apariencia. La simulación es un proceso que se inicia con el
consentimiento oculto que origina el acuerdo simulatorio y concluye con la
declaración externa (simulada). (Torres, 2008)

EL FIN DE ENGAÑAR A TERCEROS

El otro presupuesto indispensable para que exista simulación es el fin de engañar


a terceros –inocuamente o para perjudicarles- concertado de común acuerdo
entre las partes.

Los que realizan un acto simulado no lo hacen por simple capricho o pasatiempo,
tampoco está en su mira engañarse el uno al otro, sino que todos están de acuerdo
en provocar el engaño de terceros. Esta es la razón por la cual no descubren lo
que verdaderamente quieren en privado, porque si ello ocurre no hay simulación.
No presentan al acto aparente como tal, sino con la plenitud de sus atributos,
como si se tratara de un acto real productor de los efectos que son propios
conforme aparece de la declaración literal.

1
A los requisitos de la simulación también se les conoce con la denominación de características de la simulación.
2El consentimiento es la confluencia de dos o más voluntades que va a dar como resultado a la voluntad negocial
común.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Con la declaración simulada las partes muestran a terceras personas como real y
auténtico un acto que lo quieren como una simple apariencia o como una
apariencia que oculta la verdadera naturaleza o contenido del acto que realizan.
Los extraños al acto jurídico toman como real lo aparente. Las partes simulantes
conocen perfectamente la realidad y la apariencia. En el ordenamiento interno se
atienen a la realidad y en el externo, a la apariencia. (Torres, 2008)

CLASES DE SIMULACIÓN
47
SIMULACIÓN ABSOLUTA

Hay simulación absoluta cuando las partes realizan un acto fingido que no
corresponde a ningún acto real; las partes exteriorizando una nueva regulación
de intereses, no entienden, en verdad, modificar en algún modo la situación
existente. Por ejemplo, cuando el deudor, ante una inminente ejecución de sus
bienes por su acreedor, se pone de acuerdo con otra persona para venderlos
fingidamente, disminuyendo así aparentemente su patrimonio para impedir que
aquel pueda cobrar su crédito, pero en realidad no se transfiere la propiedad del
bien ni se paga el precio. Aquí no hay venta ni ningún otro acto jurídico; lo que
hay es únicamente una apariencia de venta. En principio, el acto con simulación
absoluta no produce efecto alguno entre las partes, ni el expresado en él, ni
cualquier otro.

Los simulantes quieren solamente la declaración, pero no sus efectos, esto es, se
crea una mera apariencia carente de consecuencias jurídicas entre los otorgantes,
destinada a engañar a terceros. El artículo 190 del Código Civil dice: “Por la
simulación absoluta se aparenta celebrar un acto jurídico cuando no existe
realmente voluntad para celebrarlo”. Los simulantes celebran un acto aparente
que nada tiene de verdad entre ellas. (Torres, 2008)

SIMULACIÓN RELATIVA

Por la simulación relativa exteriormente se declara celebrar un determinado acto


que no es más que una apariencia con la cual se oculta su verdadero carácter que
consta de la contradeclaración; de ella consta el verdadero contenido,
significación y alcance del acto con simulación relativa. Por ejemplo, se declara
celebrar un contrato de compraventa, cuando en realidad es una donación. En la

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


contradeclaración de la simulación relativa, las partes declaran querer, en lugar
del acto simulado, un acto distinto, así, manifiestan que quieren una donación y
no una compraventa y que el adquirente, por tanto, no está obligado a pagar el
precio que figura en el acto de compraventa simulado. Es decir, las partes no
quieren realizar la regulación de intereses exteriorizada sino una diversa
expresada en la contradeclaración.

La doctrina predominante considera que a diferencia de la simulación absoluta,


en la relativa las partes quieren al mismo tiempo dos actos jurídicos: el simulado 48
(resultante de la declaración), aparente y ostensible, y el disimulado, (resultante
de la contradeclaración), real, auténtico. El simulado se quiere únicamente para
ocultar (disimular) al disimulado. De aceptarse esta opinión, también se debe
admitir que es intención de las partes realizar tanto el acto aparente como el real.
(Torres, 2008).

En consecuencia, a manera de conclusión y bajo el análisis realzado: Los actos


de donación de predios urbanos antes referidos, adolecen de SIMULACIÓN
ABSOLUTA, porque bajo la figura de donación los demandados Leoncio y
Hermilia Torrejón Vega, lo único que han perseguido es transferir las
propiedades a nombre de sus familiares, en este caso, la hija y nieta
respectivamente de los demandados, sin que exista la efectiva voluntad de donar,
obedeciendo todo a un concierto de voluntades para defraudar a los poderdantes
Gilberto Torrejón Rojas, Anaximandro Torrejón Rojas, Jesús Natividad
Torrejón Rojas y Hercilia Torrejón de Torres, quienes tienen legítimo derecho
sobre los predios a que se refieren, así como, su accionar está dirigido a impedir
la inscripción de una medida cautelar, tornando ineficaz la sentencia que deberá
recaer en el proceso principal.

 El artículo V del Título Preliminar, salvo que la ley establezca sanción


diversa.

Consideramos que finalmente el Acto Jurídico celebrado por los demandados


también es CONTRARIO A LAS LEYES QUE INTERESAN AL ORDEN
PÚBLICO Y A LAS BUENAS COSTUMBRES, porque aun cuando los
demandados Leoncio y Hermilia Torrejón Vega han empleado una formalidad

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


para aparentar el ejercicio regular de un derecho, el dominio alegado por los
donantes sobre la totalidad de los bienes sub materia, tienen un origen
fraudulento, pues dichas personas han fabricado una realidad legal contraria a la
realidad real, con el fin de excluir de la masa hereditaria que dejó al fallecer doña
Teodora Torrejón Vega, a sus hermanos Gilberto torrejón rojas, Anaximandro
torrejón rojas, Jesús natividad torrejón rojas y Hercilia torrejón de torres. Tal es
así, que los referidos demandados mediante Acta de Declaratoria de Herederos
en la Sucesión Intestada de Teodora Torrejón Vega seguida por Leoncio 49
Torrejón Vega, de fecha 09.10.2000, ambos demandados se hicieron declarar
como únicos y universales herederos de doña Teodora Torrejón Vega, fallecida
ab intestato en la ciudad de Chachapoyas, distrito y provincia de Chachapoyas,
departamento de Amazonas, el once de febrero del año dos mil, cuyo último
domicilio era en la ciudad de Chachapoyas, a sus hermanos, don Leoncio y
Hermilia Torrejón Vega, pese a que dichas personas tenían pleno conocimiento
de la existencia de los demás hermanos de la causante, en este caso, los
representados Gilbero Torrejón Rojas, Anaximandro Torrejón Rojas, Jesús
Natividad Torrejón rojas y Hercilia Torrejón de Torres. Asimismo, la
mencionada Acta de Declaratoria de Herederos en la sucesión intestada de
Teodora Torrejón Vega seguida por Leoncio Torrejón Vega, de fecha
09.10.2000, fue debidamente inscrita en la Partida Registral N° 02001828 del
Registro de Sucesiones Intestadas de la Oficina Registral de Chachapoyas. De
tales hechos, se puede advertir que el ahora demandado Leoncio Torrejón Vega,
actúo en forma dolosa al ocultar la existencia de los demás hermanos de la
causante y, por lo tanto, también herederos legales de esta, con el único propósito
de preterir sus derechos hereditarios. Con dichas acciones, los ahora demandados
se han beneficiado indebidamente de los bienes que conforman la masa
hereditaria de la causante Teodora Torrejón Vega. De esta manera, los
demandados han preterido los legítimos derechos hereditarios de sus hermanos
con respecto a los bienes inmuebles donados, pasando por encima de los
principios fundamentales de carácter social, cultural, ético, etc., que son la base
sobre la cual se asienta la organización social como sistema de convivencia
jurídica, garantizan un ambiente de normalidad con justicia y paz, y aseguran la

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


existencia y estabilidad del Estado, así como el respeto a la persona, a la familia
y sus bienes y el derecho fundamental a la herencia.

Por lo tanto, deben declararse nulos los actos jurídicos de donación de predios
urbanos, a que se refieren las Escrituras Públicas N° 825 y 826 de fecha
18.11.2015, otorgadas ante Notario Público de Chachapoyas Raúl Pablo
Arellano Pérez.

NULIDAD DE LA INSCRIPCIÓN DE LOSA CTOS JURICOS


50
Partida registral N° 1102074 de registro de predios de la oficina registral de
Chachapoyas, correspondiente al predio ubicado en el Jr. Cuarto centenario N°
509 (actualmente signado con los números 517 y 525), distrito provincia de
Chachapoyas, departamento de Amazonas, con un área de 1, 246.33 metros
cuadrados.

Partida registral N° 02009315 del Registro de la Oficina registral de


Chachapoyas, correspondientes al predio denominado “Aguilar pata”, con un
área de medida hectárea aproximadamente, con las colindancias y medidas
perimétricas que se indica a continuación: a) por el norte, colinda con la
propiedad de doña Natividad Vega Alvarado; b) por el sur, colinda con el camino
real que conduce a Zeta; c) por el este, e una parte, con la propiedad de don
Ciriaco Serván, y en otra parte, con la propiedad de don Antonio Reyna e Isaac
Caro; y d) al oeste, con la propiedad de don Carlomagno Guevara.

Tenemos el art. 225 del Código Civil, se refiere la nulidad de la Escritura Pública
y el art. 237 del Código Procesal civil que prescribe que es distintos el documento
con el acto. Por su parte el art. 224 del Código civil señala la nulidad del acto
jurídico principal, conlleva la nulidad de accesoria, que contempla el principio
“accesorium sequitur principale”, en que lo accesorio sigue la suerte del principal
Y el art. 2013 del Código Civil, consagra el principio de legitimación porque el
contenido de la inscripción se presume cierta y produce todos sus efectos mientras
no se ratifique o se declare judicialmente su invalidez y por último el art. 2035 del
Código Civil prescribe que las inscripciones se cancelan cuando no ordene el juez.
a fin de que se ordene a la SUNAR-Oficina registral de Chachapoyas, que

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


mantenga el statu quo de las partidas registrales correspondientes a los bienes
inmuebles que se indica a continuación:

51

IV. CONCLUSIONES

El documento público, autorizado por Notario a instancia de parte, creado para


probar hechos, solemnizar y dar forma a los actos o negocios jurídicos y asegurar
así la eficacia de sus efectos jurídicos.
Documentos privados son los que surgen como manifestación de la voluntad de
los particulares entre sí, con o sin la ayuda de personas versadas en la facción de
documentos, pero que no tienen función pública y que genera obligaciones y
derechos entre las mismas.
Los instrumentos notariales son los otorgados ante notario público, en ejercicio
de sus funciones, por lo tanto, son considerados como tales las escrituras públicas,
copias certificadas, legalizaciones de reproducción, legalización de firmas,
legalización de apertura de libros, actas de transferencia, entre otros instrumentos
notariales.
La nulidad de fondo se produce cuando el instrumento público está viciado, la
cuales son regidas por las normas de los actos jurídicos del derecho civil y la
nulidad formal es la más importante porque es la que afecta el instrumento y por
lo tanto afecta indirectamente a terceros a la hora de su utilización, ya que viene
con vicios de los cuales carecen de validez.
El acto jurídico de Donación si ha cumplido con los requisitos formales del
instrumento público notarial pero el acto jurídico celebrado por las partes tiene

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


causales de nulidad tales como un fin ilícito, simulación absoluta por lo cual
acarrea la nulidad del instrumento público notarial al igual que el acto jurídico.

52

V. RECOMDACIONES

 El abogado debe comprender realmente los efectos que pueden causar tanto la
nulidad formal como la nulidad de fondo; dado que la congruencia principia
en la comprensión intelectual de los hechos y su traslado al ámbito jurídico
que éste realiza.
 El notario debe instruir a los otorgantes sobre los requisitos legales de los actos
y contratos que estos pretenden celebrar, y no al revés como en la práctica
sucede.
 El notario debe actualizar sus estudios constantemente, porque puede ser
sorprendido en su buena fe, puede cometer errores, pero no pueden alegar
ignorancia de la ley.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


53

VI. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 Aguilar, L. (1977). “Contratos Civiles”, México: Editorial Porrúa, S.A


 Arauz, M. (1995). “Derecho Civil. Parte General”. Buenos Aires: Abeledo Parrot
 Cabanellas de Torres, G. (1987). “Diccionario enciclopédico de derecho usual”.
Buenos Aires, Argentina: Heliasta.
 Cabanellas de Torres, Guillermo. (2008). “Diccionario Jurídico Elemental”.
Buenos Aires: Editorial Heliasta
 Cifuentes, J; Conavese, D. (2015). “Manual de Acto Jurídico- Nulidad de Acto
Jurídico”. Lima: MLG. Ediciones EIRL.
 Duarte, L; Salvador de Jesús, R. (2010). ¨Falsedad Civil de Documentos Públicos
Cometidos por Notarios Públicos en Nicaragua. Nicaragua: Universidad de
Centroamérica UCA.
 Franceschetti. (2006). “II Contrato”.Napoli: Edizioni Giuridiche Simona
 Giménez, E. (1944). “Introducción al Derecho Notarial”. Madrid: Editorial
Revista De Derecho Privado
 Gonzáles, C. (1971). “Derecho notarial”. Argentina: La Ley. S.A.
 “Manual de Derecho civil y Comercial”. Buenos Aires: Santiago Sebtis Melendo
 Miranda, M. (2014). “Derecho de los Contratos”. Lima: Ediciones Jurídicas
E.I.R.L
 Muñoz, N. (2004). “Introducción al estudio del derecho Notarial”. Guatemala:
Infoconsult Editores.
 Ossorio, M. (2010). “Diccionario de ciencias jurídicas políticas y sociales”.
Argentina: Heliasta.
 Orgaz, A. (1963). “Hechos y Actos o Negocios Jurídicos”. Buenos Aires
 Orejuela, C. (2014). “DerechoNotarial y Registral”. Lima: Ediciones Juridicas.
 Pelosi, C. (1987). “El documento notarial”. Argentina: Astrea.
 Torres, A. (2008). “Acto Jurídico”. Lima: Moreno S.A.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


 Torres, A. (2011). “Código Civil”. Lima: Editorial IDEMSA
 Valencia, A. (1975). “Derecho Civil. T.IV. De los Contratos”. Bogotá: Editorial
TEMIS
 Villalobos, J. (993). “Nulidad de los Instrumentos Notariales”. Revista Colegio
de Notarios de Jalisco.
JURISPRUDENCIA:
 Casación N° 1772-98-APURIMAC
 Casación N° 3098-2011-LIMA

54

VII. ANEXOS

CUADRO SINÓPTICO

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


Natural o externo: la muerte natural de una persona, un terremoto, etc.

Lícito -ACTO O NEGOCIO JURÍDICO: Matrimonio,


contrato., testamento, etc.

-ACTO MERAMENTE LÍCITO O SIMPLE


ACTO LÍCITO: Apropiarse de una cosa que no
pertenece a nadie, pintar un retrato, cosechar un
fundo, etc.
Voluntario
Humano o
interno
Ilícito
55
Hecho
-DOLOSO: El homicidio, el
Jurídico robo, etc.

-CULPOSO: Un accidente de Dan lugar a


tránsito por negligencia del responsabilida
conductor, etc. d civil si causan
daños
Involuntario
Conforme con el ordenamiento
jurídico: Un niño gana la lotería,
etc.

Contrario al ordenamiento
jurídico: Un demente destruye una
represa y causa una inundación, etc.

DIFERENCIAS ENTRE DOCUMENTO PRIVADO E INSTRUMENTO


PÚBLICO

PRIVADO PÚBLICO
1.- Lo redacta las partes. 1.- Lo redacta el notario.

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


2.- No exige la intervención de 2.- Si el notario no interviene, no existe.
Funcionario Público.
3.- No tiene forma prescrita. De 3.- Existe forma prescrita, en Ad
cumplimiento obligatorio. solemnitaten.
4.- No es solemne. 4.- Es eminentemente solemne.
5.- No tiene eficacia jurídica hasta que 5.- Tiene presunción de veracidad y de
adquiera fecha cierta. validez. Es prueba plena.
56

DIFERENCIA ENTRE NULIDAD Y FALSEDAD

NULIDAD FALSEDAD
1.- Afecta la validez del documento 1.- Afecta la veracidad del documento

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES


2.- las causas son originarias 2.- las causas pueden ser sobrevinientes
3.- Es la carencia de valor, de eficacia y 3.- es la falta de la verdad, legalidad o
legalidad absoluta de un acto. autenticidad, que en el fondo es un engaño
fraude.
4.- es el ocultamiento de la verdad y de la
realidad que produce la nulidad de los
actos según la ley civil o sancionada como
delito en los códigos penales 57
(falsificación, adulteración, cambio o
imitación de documentos, sellos y firmas).

NULIDAD DE LOS INSTRUMENTOS PÚBLICOS NOTARIALES