Вы находитесь на странице: 1из 12

7

- Degradación del plástico

La degradación del plástico trata sobre la modificación de la estructura del polímero para

hacerlo vulnerable y que desaparezca como residuo. El proceso que se realiza para erradicar

los residuos plásticos se basa en la acción de la luz, del calor, de la atmósfera, de la

humedad y de los microorganismos. Se observa claramente diversas variaciones en el

proceso de degradación de un plástico, estas pueden ser físicas y químicas. Las alteraciones

físicas son: la pérdida de brillo, del color, la formación de grietas, la aparición de zonas

pegajosas, entre otras, mientras que las modificaciones químicas que presenta es la ruptura

de las cadenas macromoleculares. Siendo el plástico un material muy perenne y dificultoso

de degradar por los microorganismos que se encuentran en la naturaleza. Se sabe que el

plástico libera una variedad de sustancias químicas toxicas durante su degradación, entre

ellas las más peligrosas esta la liberación de metano y etileno, dos potentes gases que son

una fuente importante en el origen del efecto invernadero. Mientras que, el tiempo que
perdura la descomposición es dependiendo del tipo o clase de plásticos, de su composición

y del tamaño del recipiente. Se ha logrado calcular que el plástico tarda entre 100 y 1.000

años en descomponerse, por ello es definido como un material de desintegración muy lenta

y a largo plazo, debido a que proviene de una fuente no renovable, del petróleo, es

contaminante y no biodegradable, asimismo considerado dañino al medioambiente por los

efectos causados por acaparamiento en los ecosistemas, además, el plástico, material

sintético, representa una peligrosa amenaza para la biodiversidad del planeta Tierra,

inclusive para todo tipo de fauna. En cuanto a la producción de estos plásticos se fabrican

para el uso de la infraestructura, que son de larga durabilidad, estos son: tubos y cables;

productos de consumo de durabilidad media, estos son: muebles, accesorios para

automóviles y aparatos electrónicos y productos desechables que son de un solo uso, como:

las botellas, bolsas y envases. La mayor parte se utiliza para elaborar productos

desechables, en lugar de productos perdurables. El problema de los residuos plásticos no

permanecen sólo en la tierra si no que una gran parte acaba en el mar, siendo letal para la

fauna marina debido a que muchas especies de animales han sido víctimas de estos

despojos, existen casos comprobados de que aquellos animales habían ingerido plástico, o

se habían enredado en él, llevándolos a la muerte. Las soluciones planteadas para esta grave

problemática es el descubrimiento de bacterias que logran descomponer el plástico por

completo haciéndolo inofensivo, pero este hallazgo no puede aplicarse para eliminar toda la

contaminación causada por los restos plásticos debido a que la cantidad presente de

plásticos es muy elevada para que las bacterias pueden eliminarla por completo. Una

segunda alternativa es la creación y producción de plásticos biodegradables generados a

partir de fuentes sostenibles, como aceites vegetales, biomasa, entre otros, son cien por

ciento degradables, resistentes y versátiles. El uso de los bioplasticos en nuestro entorno es


extenso ya que se usan en sectores como: en la agricultura, en la industria textil, en la

medicina y, sobre todo, en el mercado de embalajes y de envases. Por otro lado,

contribuyen a la degradabilidad natural de los mismos, eliminando, así, la contaminación

del medio ambiente. Una última alternativa para luchar contra la contaminación de residuos

de plásticos es optar el reciclaje como habito indispensable del ser humano y establecer

normas vinculantes. En definitiva, la principal manera de deshacerse de este componente,

es reciclar. Debemos concienciarnos y seguir optando por la re-utilización de productos

hechos con plástico y como no, por el reciclaje tanto de plásticos como de otro tipo de

materiales.
11
- Ventajas medioambientales de los bioplásticos

En la actualidad la utilización del plástico es fundamental en la vida diaria por esta

razón se expande hacia todos los ámbitos en variados usos. Sobre todo este material es

primordial para diversos sectores empresariales y aún más en los sectores industriales,

siendo cada vez mayor su demanda. Además, existen varios factores que afectan el uso

de este componente, justamente por ser fabricado a partir de compuestos sintéticos

derivados del petróleo siendo un material no biodegradable afectando gravemente el

medio en el que vivimos. Por las razones más considerables, tales como: la

contaminación, la destrucción de hábitats tanto terrestres como marinos y el cambio

climático que sufre el planeta, ha llevado al ser humano a investigar y encontrar nuevas

alternativas para el uso del plástico, en beneficio de la ecología debido a que el

tratamiento de los residuos plásticos se ha tornado un gran problema ambiental ya que

el petróleo es un recurso no renovable. Posteriormente, ante este dilema ha surgido una

alternativa a estos materiales, comprometida completamente con la salud ambiental de


la Tierra: la creación de los bioplásticos. Esta nueva opción se trata de un tipo de

plásticos producidos a partir de derivados de recursos vegetales utilizando productos

orgánicos y por lo tanto biodegradables, materiales que se descomponen dentro de

condiciones que se forman en el proceso industrial de los residuos, además de ser cien

por ciento biodegradables, el bioplástico es un material igualmente versátil y resistente

como el plástico, no obstante, su descomposición en la naturaleza puede variar según el

material. Existen varios tipos de bioplásticos, tales como: los derivados de cultivos, por

ejemplo: el almidón de maíz, del trigo, las patatas o el tomate; los que son obtenidos a

partir de azúcares, los que se obtienen de la celulosa de las plantas, y los llamados PHA

o polihidroxialcanoatos que se obtienen a través de la fermentación de materia prima

vegetal con ciertas cepas de bacterias. Hoy en día, la industria de la transformación de

plásticos apoya la innovación de los bioplásticos que aportan muchas oportunidades

para la sociedad, tal como el nuevo ámbito de negocios, incluyendo un nicho de

productos. Muchas compañías están comprometidas en colaborar con la salud del medio

ambiente en Europa, Estados Unidos, Japón y en una mínima cantidad en otros países

como China, Australia y Brasil, están haciendo popular su uso y lo emplean para la

producción dentro del mercado de envases y recipientes, de la industria textil, de la

agricultura, el sector automotriz y entre otras aplicaciones. La demanda mundial de los

bioplásticos crece de manera exponencial, cada vez más, siendo un paso importante,

lógico y necesario hacia una industria orientada hacia el futuro. Son varios los

beneficios de los bioplásticos, encontramos: No contienen sustancias químicas

perjudiciales para el medio ambiente, reducen la huella de carbono, en su mayoría son

biodegradables, así que contribuyen al cuidado del planeta produciendo menos residuos,

su carácter biodegradable ofrece una opción añadida al final de la vida útil de los
productos y permite una disminución del volumen de desechos, son reciclables ya que

se pueden reutilizar en la producción de fertilizantes para la agricultura, no consumen

materias primas no renovables ya que provienen de materia prima cien por ciento

renovable y se necesita menos energía para su producción, suponen un ahorro

energético, se puede utilizar para envasar alimentos y bebidas sin que se altere su sabor

y olor porque no modifican el sabor y el aroma de los alimentos contenidos, no

contienen aditivos perjudiciales para la salud como ftalatos o bisfenol A, resuelve el

problema de la larga descomposición de los plásticos derivados del petróleo, si es

procesado correctamente durante la gestión de los residuos, sobre todo en la industria

alimentaria de gran escala, tiene coste muy bajo, es muy higiénico y se puede utilizar

para envases de alimentos o de bebidas y alimentos a los hogares, menores emisiones

de gases tóxicos en caso de incineración. Si un material para empaque es fabricado a

partir de fuentes renovables, cultivadas de manera sostenible, es decir, no se cosecha

más de lo que se puede volver a plantar en el mismo periodo de tiempo, es más

sostenible que uno basado en petróleo, que es un recurso limitado. Además, el dióxido

de carbono generado con su disposición final puede ser absorbido durante el

crecimiento de nuevas plantas para generación de nuevos materiales. No obstante, el

reciclaje siempre debe ser considerado como primera opción de disposición final para

alcanzar un mayor grado de sostenibilidad de estos materiales. Principalmente, el uso de

plásticos biodegradables aumentarán considerablemente las capacidades de producción

con un mayor número de plantas en operación. La competencia entre varios productores

de estos materiales llevará a una reducción de precios, que paralelo al aumento de los

precios del petróleo hará que los bioplásticos sean más atractivos comercialmente. El

tema de los bioplásticos, en sus diversas facetas, tiene un gran potencial a futuro por su
evidente aporte ecológico y aprovechamiento de recursos naturales renovables, lo que

constituye sus principales fortalezas. Sin embargo, en el estado actual de la técnica,

podrían ocupar nichos de mercado acotados debido, entre otras cosas, a su alto costo y a

su baja resistencia a la acción de los microorganismos en aplicaciones a la intemperie y

en productos de larga vida útil. Mientras más demanda en el mercado tenga los

bioplásticos, cada vez serán más baratos, son una buena alternativa ante el impacto

ambiental y si pueden sustituir a los polímeros convencionales en toda el área de

producción, a grandes rasgos los bioplásticos son mejores que los plásticos

convencionales. Esto debe ser tomado en cuenta por las empresas en el momento del

desarrollo de nuevos productos, y por las autoridades, para encarar legislaciones

racionales referentes al manejo de los residuos sólidos urbanos, en función de las

capacidades tecnológicas actuales y de la realidad socio-económica de cada comunidad


14
- Reciclamiento plástico

El plástico es un material sintético obtenido del petróleo y que tiene como

características principales el ser económico, duradero, impermeable y resistente a la

humedad. Los plásticos juegan un papel importante en casi todos los aspectos de

nuestra vida, ya que se utilizan para la fabricación de productos de uso cotidiano,

envases de bebidas, juguetes, ropa y hasta en muebles o en el interior de un auto. A

nivel químico los plásticos son polímeros que son unas sustancias formadas por

enormes cadenas de moléculas repetidas, que debido a sus excelentes propiedades

tienen enorme cantidad de usos o aplicaciones, quizás más que otros materiales con más

años en el mercado, como pueden ser los metales, el vidrio o la madera. El hecho de

que este material no sea biodegradable hace que su enterramiento genere un daño

ambiental muy importante, ya que el plazo necesario para su degradación es muy alto,

una botella, por ejemplo, tarda 500 años en descomponerse. Por otra parte, también se
ha demostrado que el consumo de energía en el reciclado de plástico es menor al

necesario para su fabricación a partir de material virgen. Con las botellas recicladas se

pueden hacer camisetas de fútbol, tela polar, alfombras, cuerdas, madera plástica y

tarimas, y nuevas botellas o envases de comida. Existen dos familias de plásticos: los

Termoplásticos que son plásticos fácilmente reciclables ya que funden cuando se

calientan y por tanto se pueden moldear repetidas veces sin que sus propiedades

originales se alteren demasiado. Sin embargo, durante los distintos ciclos de

reprocesado van sufriendo modificaciones por lo que no pueden ser reciclados más de 5

o 7 veces. Los termoplásticos más conocidos son: PEBD, PEAD, PP, PET, PVC, PS,

EPS y PC. Los Termoestables son difíciles de reciclar ya que están formados por

polímeros con cadenas ligadas químicamente que hacen necesaria la destrucción de su

estructura molecular para poder fundirlos y esto conlleva a una alteración grande de sus

propiedades originales. Existen distintos termoestables como por ejemplo: resinas

fenólicas, resinas ureicas, entre otras. Para poder llevar a cabo el reciclaje de los

residuos plásticos, así como todos los demás residuos, es fundamental la colaboración

ciudadana a la hora de la separación selectiva de las basuras. Los ciudadanos separan y

determinadas empresas reciclan. La cantidad de envases de plástico que se utilizan en

los hogares es elevadísima, y en la actualidad el 80% del reciclaje de plásticos

corresponde a envases que provienen de hogares, aun así es conveniente aumentar el

porcentaje de ciudadanos que separan estos residuos. Una de las aplicaciones

principales de los plásticos reciclados mezclados es la madera plástica. Este producto

lleva fabricándose varios años en Europa y actualmente también en España. Su

principal aplicación es la creación de mobiliario urbano, debido a las ventajas que

presenta sobre otros materiales, por ejemplo, es mucho más resistente, a la acción de los
agentes externos tales como el agua, la radiación solar, la temperatura, entre otros, que

la madera normal. Algunos de los productos más utilizados son los bancos, bolardos,

vallas, etc. Otro material hecho a partir de plásticos reciclados es la fibra textil. El PET

es uno de los materiales que más se reciclan para obtener estas fibras, que luego se

transforman en ropa, alfombras, cuerdas, etc., con muy buena apariencia. La mayoría de

las botellas se vuelven a reciclar para obtener más botellas, eso sí, una vez recicladas no

pueden usarse como envase de productos de consumo humano, pero sí para otros fines

como son, por ejemplo, los productos de limpieza, ya que no contienen tenso activos.

Los plásticos reciclados también se utilizan en construcción, por ejemplo los ladrillos

hechos a partir de PEAD, tuberías, vallas, etc... El reciclaje de materiales plásticos

proporciona más ventajas que inconvenientes. Algunos de los beneficios más

destacados del reciclaje son los siguientes: Los plásticos son reciclables y gracias a ello

se pueden reducir los residuos en los vertederos, siempre que se separen del resto de los

residuos, Se ahorran combustibles no renovables, ya que los plásticos se fabrican a

partir de petróleo y al utilizar granza recuperada de residuos plásticos se reduce la

necesidad de este recurso energético, Los plásticos no pierden su contenido energético

durante se usó, por lo tanto al final de su vida pueden ser usados como combustibles, se

consume menos cantidad de agua en los procesos de reciclaje que en la producción

primaria, con lo cual se ahorra en recursos naturales. En el proceso de reciclaje se

disminuye la cantidad de sustancias químicas siendo algunas tóxicas que se añaden para

mejorar las propiedades de los productos plásticos, ya que los residuos plásticos ya las

poseen. Existen distintos proceso de reciclaje en función de los diferentes plásticos que

se tengan. Los principales sistemas de reciclaje son los siguientes: El reciclaje

mecánico, el cual consiste en cortar las piezas de plástico en pequeños granos para
posteriormente tratarlos. Se trabaja con macromoléculas de los polímeros. Todos los

procesos de reciclaje mecánico comienzan con las siguientes etapas: la limpieza, una

vez que los plásticos recuperados llegan a la empresa donde se van a tratar lo primero es

acondicionarlos para obtener una materia prima adecuada, sin suciedad o sustancias que

puedan dañar tanto a las máquinas como al producto final, se elimina papeles, tapones,

etc.. Normalmente los plásticos recuperados procedentes de la industria suelen llegar en

muy buenas condiciones por lo que esta etapa se suele saltar. La clasificación, se deben

separar los distintos tipos de plásticos antes de transformarlos, sobre todo en el caso de

los que provienen de la industria, porque los que vienen de la Plantas de Clasificación

ya están separados. Se puede hacer en tanques de agua por densidades. La trituración,

esta fase se lleva a cabo cuando los materiales no han sido triturados anteriormente o

porque el tamaño de grano no es el adecuado. El lavado, en tanques o cubas de gran

tamaño se lavan los granos de plástico para eliminar cualquier tipo de suciedad o

impureza. Es muy importante esta etapa en los plásticos que vienen de pos consumo, ya

que han contenido sustancias que pueden permanecer en ellos durante mucho tiempo.

Por último, el granceado, los residuos de plástico se suelen vender en forma de granza

pero si esto no sucede se deben convertir a granza para poder introducirlos en los

equipos de reciclaje. Con el granceado se consigue la homogenización del material,

mediante fundición, tintado y corte en pequeños trozos. Otro método para reciclar los

plásticos es la extrusión que consiste en someter a presión al material fundido para

hacerlo pasar a través de una matriz. Las materias primas se introducen en forma sólida

y dentro de la máquina extrusora se funden y se homogenizan. También se separan los

residuos de plásticos en la industria, donde la cantidad de éstos es mucho más elevada,

del resto de basuras. Reciclar debe ser lo primero que se hace a la hora de generar
residuos, pues de esta manera el residuo se reutiliza con determinado fin y no termina

decantando en la tierra y tomando años para desaparecer por completo. Debido al

tiempo de degradación elevado que tienen muchos materiales de uso cotidiano, se evita

contaminar durante años el hábitat de animales y vegetales. Pues si no reciclas, las

consecuencias para el hábitat son realmente severas y devastadoras, perjudicando gran

cantidad de especies, suelos y vegetales.