Вы находитесь на странице: 1из 5

La revolución de la Ciencia de Thomas Kuhn

ENSAYO
Paradigmas para el buen perfil del enfermero
Estudiante: Jessica Lili Cerrón Silvano
Escuela de Posgrado: Docencia Universitaria
Universidad Nacional de Ucayali
Mayo de 2019

Nota del Autor


Jessica Lili Cerrón Silvano, E. de Posgrado: Docencia Universitaria, U. N. U.
La correspondencia relacionada con este ensayo debe ser dirigida a nombre
de Jessica Lili Cerrón Silvano, Universidad Nacional de Ucayali
Contacto: acaba el correo electrónico
La revolución de la Ciencia de Thomas Kuhn

INTRODUCCION

El propósito de este ensayo es dar a conocer los paradigmas y su relación con la investigación en
enfermería, para deducir como debería ser el perfil del enfermero investigador en el siglo XXI. La
comunidad científica afirma que al desarrollar la Enfermería como disciplina se necesita la
investigación. Sin embargo, como en toda investigación las discrepancias no son impropios en la
enfermería de la forma y método de cómo llevarla a cabo, tanto en sus fundamentos
epistemológicos como la investigación sobre la enfermería en el mundo.

Pretendiendo reflexionar a los lectores, que conocer los diferentes paradigmas de investigación
puede ser propicio y muy beneficio para el profesional, así como, la posibilidad de recuperar
conocimientos específicos sobre las bases fundamentales de la ciencia, los métodos y técnicas de
investigación de una forma muy general, para que como estudiante inicies en la búsqueda de las
nociones científicas y contribuyas a reconocer y, en su caso, a expandir el cuerpo de conocimientos
de nuestra profesión.

TESIS

Responsabilidad científica como parte esencial en la formación de enfermeros, con el objeto de


mejorar la práctica de la disciplina, sacando el máximo impacto posible ante la sociedad actual. La
investigación científica tiene múltiples beneficios para los profesionales más aun en enfermería que
ha ido cambiando paradigmas a lo largo de la historia. Ya que estas investigaciones ayudan a
mejorar la práctica porque nos permite establecer contacto con la realidad a fin de que la
conozcamos mejor. Desarrollándose desde una curiosidad creciente acerca de la solución de
problemas.

El ser humano tiene esta necesidad intelectual básica que le permite crecer y desarrollarse en el
transcurso de la historia, buscando nuevos conocimientos para generar las nuevas formas de
solucionar los problemas la mejor forma es desarrollando investigaciones enfocadas en diferentes
disciplinas en este caso enfermería que durante el proceso de investigación se puedes destacar
ciertos beneficios como el obtener información sobre los diversos fenómenos y paradigmas en el
ámbito de la salud (MORAN & GUILLEN , 2015).

ARGUMENTO

El profesional de Enfermería debe tener clara el objeto de estudio y de trabajo durante la


investigación, es decir, que sus objetivos, metas e intervenciones estén enfocados a fomentar y
preservar la salud de la persona, de la familia y de la sociedad. Esto implica, entre otras
concepciones, ubicar a la salud y a su naturaleza, como el paradigma eje que guíe su ejercicio
profesional.
La revolución de la Ciencia de Thomas Kuhn

Los enfermeros investigadores han situado en primera línea la práctica profesional basadas en
pruebas en investigación de enfermería para alcanzar cada vez más los cuidados de salud de calidad
y eficientes en costos, esta investigación es una búsqueda sistemática que trata de optar nuevos
conocimientos en beneficio de los pacientes, las familias y las comunidades. Y abarca aspectos de la
salud que son de interés en la disciplina, como por ejemplo la promoción de la salud, la prevención
de la enfermedad, el cuidado de las personas de todas las edades en un proceso de durante la
enfermedad y la recuperación o para una muerte pacífica y digna de las personas. Para estas
investigaciones se aplica el método científico para tratar de adquirir conocimientos, responder a
preguntas o resolver problemas

En los tiempos de la práctica profesional basada en pruebas y de los cuidados de salud impulsados
por el conocimiento, las enfermeras se ven ante el reto constante de descubrir maneras nuevas y
mejores de conceder unos cuidados basados en nuevos conocimientos y pruebas obtenidas
mediante la investigación. Las enfermeras tienen ante la sociedad la obligación profesional de
conceder unos cuidados constantemente sometidos a revisión, investigación y validación, para todo
el proceso de investigación. (CIE, 1998)

Las investigaciones sobre enfermería se desarrollan en el marco de determinadas estructuras o


perspectivas filosóficas, teóricas y metodológicas que la orientan y, lo más importante, que
condicionan de modo determinante el método de investigación, la modalidad de análisis de datos,
así como la interpretación de los mismos. A esas perspectivas se les han denominado “paradigmas”
(Kuhn, 1986) que explica de manera contundente el libro “Revoluciones de la ciencia”o “estructuras
de racionalidad” (Habermas, 1982). En la comunidad científica se acepta de modo unánime que
existen tres grandes paradigmas: el empírico-analítico, el hermenéutico interpretativo y el socio
crítico, que son los marcos mentales compartidos por un grupo de científicos, y a la luz de los cuales
encuentran sentido y a significado a su actividad de investigación.

En la actualidad la investigación en varios países se enfrenta con múltiples problemas de las cuales
uno de ellos deriva de la supremacía de los estados que ha ostentado el paradigma positivista que
viene a ser la experiencia comprobada o verificada a través de los sentidos, manifestada en una
escasa pluralidad metodológica, la cual supone a su vez un freno que es causado internamente en
la producción científica de la enfermería.

El positivismo lógico ejerce a profundidad actualmente en el pensamiento y la investigación sobre


la disciplina, permitiéndose certificarse como la única forma posible de hacer ciencia. Es decir, los
enfermeros han aprendido un único modo de “hacer ciencia”: el positivismo lógico. Probablemente
sea acertado afirmar que a la mayoría de investigadores les es difícil reconocer que están utilizando
técnicas de investigación basadas en el positivismo lógico, y que éste es sólo una posibilidad más
entre una gama de epistemologías y no la “única” forma de hacer ciencia.

Aunque históricamente el positivismo lógico ha sido el marco que ha estructurado nuestra


percepción de la realidad, nuestro modo de interpretar el mundo y ha desempeñado un papel
central en la definición de la disciplina enfermera, de los estándares de la práctica y de lo que se
considera una investigación respetable, hoy día está siendo ampliamente cuestionado. Como
(Meleis, 1991) afirma, las enfermeras que adoptan una filosofía positivista entran en contradicción
con la filosofía de enfermería (esencialmente holística), con su herencia y con sus objetivos.
La revolución de la Ciencia de Thomas Kuhn

Basarse en una metodología que defiende la fragmentación analítica y la cuantificación, supone


ignorar que la realidad es holística y analizar los problemas fuera del contexto donde surgen y a la
luz del cuál encuentran significado y explicación. En efecto, reducir las personas y las prácticas del
cuidado apartes de un mecanismo estable, regular y por tanto predecible o a datos que puedan ser
objeto a operaciones matemáticas, nunca ha sido congruente con los valores tradicionales y
aceptados en enfermería en este caso el holismo y humanismo (Draper, 1993) dado al que él dice
que no se reduce exclusivamente a ser un método educativo, sino que existen varios métodos.

Cada vez son más el número de investigadores que son conscientes de las inadecuaciones y
limitaciones de los métodos cuantitativos para alcanzar una visión holística de las personas y de sus
necesidades de salud, y que defienden que la explicación de los componentes humanísticos y
científicos del cuidado exigen métodos de investigación y modelos de análisis diferentes de los
propuestos por los métodos cuantitativos (Leininger, 1998), mención que hace en su libro
“búsqueda de Métodos Cualitativos y cuantitativos en la enfermería ”.

En el ámbito anglosajón, la utilidad de estos nuevos métodos fue puesta en duda inicialmente. Hoy
día su relevancia y utilidad son generalmente aceptadas para el desarrollo de un cuerpo de saberes
más acordes con las concepciones del cuidado comúnmente aceptadas. Las asunciones de la
fenomenología y la hermenéutica son idóneas para investigar cuestiones como la calidad de vida o
el significado de la experiencia de salud / enfermedad.

En la actualidad también existe un nuevo paradigma que es el “paradigma de la simultaneidad” esto


explica parse en su libro “educación científica en enfermería: especialización en paradigmas. Este
paradigma está siendo cada vez más aceptado y legitimado en la literatura norteamericana. Se
acepta de modo generalizado que posee suficientes criterios de credibilidad científica y qué es
mucho más adecuado al objeto de conocimiento de la enfermera que el paradigma positivista.
(Parse, 1987).

Teniendo estos argumentos teóricos se entiende que el investigador enfermero o grupo científico
debe tener una postura y un lineamiento científico no basado en un solo paradigma sino buscar
nuevos paradigmas y métodos con la finalidad de tomar todos los aspectos de la enfermería, en
todo caso tomando parte de la holística para desempeñar mejor la investigación y no dejar de lado
que el investigador deba tener condiciones disciplinarias y éticas al momento de la práctica y con
una visión bien enfocados en preservar la salud de las personas y en el entorno comunitario.
También tiene que tener bien claro y enfocado en el aspecto que tratara como investigación.

Al haber muchas investigaciones científicas publicadas actualmente de los cuidados enfermeros,

La comunidad científica exige que la nueva generación de investigadores, adquieran durante su


formación aptitudes intelectuales como el análisis, el resolver problemas, tener un juicio y
pensamiento crítico, actitudes científicas, los valores y los principios fundamentales de los cuidados
enfermeros, y no olvidar el dominio de los proceso de intervención.

Es por todo esos detalles es que el enfermero del futuro que opta en investigación de la enfermería
sabrá aceptar las ambigüedades del moderno universo de los cuidados de la salud. Ese universo de
que se refiere es un universo fértil en dilemas éticos y morales, en el cual no hay certezas ni
soluciones fáciles y evidentes. No quieres decir que una sola certeza persiste si no que todo cambia
La revolución de la Ciencia de Thomas Kuhn

simultáneamente, donde la transformación, complejidad y simultaneidad recurren a una sola


capacidad de diferir, crear e inventa, de ahí la expresión designo del cuidado.

CONCLUSIONES
Para concluir no debemos olvidar que el método científico centrado en la medición, el control y la
objetividad han desempeñado un papel importante en la producción y verificación del conocimiento
en enfermería, y que los métodos cualitativos ayudaran a los enfermeros a conocer y comprender
con mayor profundidad a los pacientes y su entorno social. Es necesario también recuperar un
pensamiento que permitan mirar más allá de lo que se nos ha presentado como conocimiento
verídico.

Entonces decimos que el enfermero investigador es necesario que se interrogue acerca de las
fuerzas que determinen los límites de lo que nosotros podemos pensar, saber y conocer. Podemos
creer que el punto de inclinación ya ha sido alcanzado por aquellos enfermeros que trazan nuevas
direcciones y métodos para el desarrollo de investigaciones de amplias áreas sobre la enfermería.
En el aspecto personal debemos tener en cuenta criterios intelectuales que el enfermero debe optar
para desarrollar una investigación suficiente, necesaria e importante en el universo de la
enfermería, como el tener un juicio crítico propio de iniciativa en mención a la disciplina estudiada.
Y no tener miedo a utilizar nuevos métodos y herramientas modernas para el desarrollo científico.

REFERENCIA
CIE. (1998). Guía práctica para la investigación de enfermería. Ginebra: W.L. Holzemer.

Draper, P. (1993). A critique of Fawcett’s conceptual models and nursing practice: the reciprocal
relationship. J Ad Nursing.

Habermas, J. (1982). Conocimiento e interés. Madrid: Taurus.

Kuhn, T. (1986). La estructura de las revoluciones científicas. México: Fondo de Cultura Económica.

Leininger, M. (1998). Qualitative research methods in nursing. Orlando: Grune and Stratton Inc.

Meleis, A. (1991). Theoretical nursing. Development & Progress. Philadelphia: JB Lippincot.

MORAN, P. L., & GUILLEN , V. R. (2015). PARADIGMAS QUE SUBYACEN. UNIVERSIDAD NACIONAL
AUTONOMA DE MEXICO , 15,20.

Parse, R. (1987). Ed Nursing Science: major paradigms, theories and critiques. Philadelphia: WB
Saunders.

valera, l. (2017). mil años de soledad. pucallpa: libroplanet.