Вы находитесь на странице: 1из 1

ANTE LA CATÁSTROFE AMBIENTAL

¡PODER OBRERO Y SOCIALISMO!

Nuestro planeta se enfrenta al colapso eco- Mientras, nuestra clase, la trabajadora,


lógico, es evidente. Calentamiento global, es la que se ve afectada, e incluso respon-
pérdida de biodiversidad, desertización o sabilizada, presentando a la clase obrera
contaminación atmosférica, son algunos como causante de ésta situación, culpabili-
de los muchos problemas ambientales zándola por reciclar poco o consumir mu-
que nuestra generación enfrenta. cha electricidad o agua y en consecuencia
el capitalismo busca remontar su crisis es-
El capitalismo se ve forzado a producir tructural con el desarrollo de líneas de in-
sobrepasando los límites biofísicos del tervención y desarrollo “verdes” que son
planeta para sobrevivir, llevando con ello una nueva patraña por la que seguir car-
a una parte mayoritaria de la humanidad gando su crisis en las espaldas de la clase
a sobrevivir en la más extrema miseria y trabajadora y los sectores populares.
otra pequeña (USA, Canadá, UE y Japón)
en una miseria camuflada con el consu- Recordemos también que las mismas per-
mismo extremo como forma de vida. sonas que causan el problema, son las
mismas que pueden permitirse huir de él.
Frente a esta situación tenemos como las Véase como ejemplo que son los barrios
herramientas estatales, gubernamentales o más obreros de las ciudades los que ma-
internacionales de control medioambien- yores niveles de contaminación atmosfé-
tal, pese a componer extensísimas legisla- rica tienen -fruto de estar al lado de los
ciones, leyes y decretos son absolutamente complejos industriales de los capitalistas
inútiles. Por una parte, se encuentran to- mientras las zonas residenciales que solo
das ellas sometidas a la máxima del rendi- se pueden permitir los estratos más ricos
miento económico; y, por otro lado, por están en mejores condiciones ambienta-
el hecho de que los tratados internaciona- les.
les sobre el Medio Ambiente (como Kyo-
to, Río o París, entre otros muchos desde La única solución a estos graves proble-
hace ya casi 50 años) son una mera suma mas pasan por el triunfo de la revolución
de objetivos abstractos, sin cuestionar socialista que instaure un modelo econó-
nunca la realidad económica del sistema mico no basado en la apropiación priva-
que impulsa los problemas ambientales. da de los beneficios, que implante plani-
ficación económica colectiva.
De nuevo, si analizamos las circunstancias
en las que se desarrollan los crecientes No podemos cambiar de planeta, pero
problemas ambientales, se observa un pa- podemos cambiar de sistema.
trón muy claro. Una clase social -la bur- ¡Socialismo o barbarie!
guesía- se ve enormemente enriquecida a
costa de explotar los recursos del planeta
de manera unilateral, poniendo en riesgo
nuestra calidad de vida presente y la de las
generaciones futuras.