Вы находитесь на странице: 1из 6

Si el refuerzo transversal es perpendicular al eje del elemento, 𝛼 = 90° y la expresión

(1.12) se transforma en:

𝑑
𝑉𝑆 = 𝐴𝑉 𝑓𝑦 (1.13)
𝑆

Si el elemento es circular se colocarán estribos circulares o espirales de poco paso.


 d se tomará como igual a 0.8 diámetro.
 𝐴𝑉 = 2 AB estribo y 𝑓𝑦 = 𝑓𝑦 ℎ del estribo.

Si el espiral tiene un paso grande se deberá tomar en cuenta su inclinación respecto al eje
del elemento.

6.3.4 Requerimientos mínimos de refuerzo

La falla por corte es frágil y debe ser evitada siempre. Por ello, el código recomienda colocar
una cantidad mínima de refuerzo transversal para brindar mayor seguridad al diseño y para
garantizar que el elemento sea capaz de resistir los esfuerzos que se presentan después de
producirse el agrietamiento diagonal. El refuerzo mínimo sugerido por el código debe
colocarse siempre que 0.5ф𝑉𝑐 ≤ 𝑉𝑢 ≤ ф𝑉𝑐 y es igual a:

𝑏𝑤 𝑠
𝐴𝑣 𝑚í𝑛 = 0.2√𝑓𝑐´ (1.14)
𝑓𝑦

Pero no será menor que

𝑏𝑤 𝑠
𝐴𝑣 = 3.5
𝑓𝑦
Donde:

𝑠: Separación del refuerzo transversal


𝐴𝑣 : Área de acero transversal provisto para resistir corte

Cuando se trabaja con secciones trapezoidales o circulares el valor de 𝑏𝑤 es el mostrado en


la figura (1.15).

Figura (6.15). Parámetro bw para el cálculo del refuerzo mínimo de


corte en secciones Trapezoidales y circulares
Los requerimientos mínimos de refuerzo indicados anteriormente deben ser cumplidos en
todos los casos excepto para:

1. Losas macizas y cimentaciones


2. Losas aligeradas y losas nervadas
3. Vigas cuyo peralte es menor que: 25 cm, 2.5 veces el espesor del ala 6 0.5 veces el
ancho del alma.

En estos elementos existe la posibilidad de que se presenten redistribuciones de esfuerzos que


incrementen la capacidad resistente de los mismos.
Para concretos de alta resistencia, se puede emplear un valor de √𝑓𝑐, mayor que 26.5 para
determinar 𝑉𝑐 si los elementos cuentan con una cantidad mínima extraordinaria de refuerzo
transversal igual a 𝑓𝑐, / 352 veces el obtenido a través de la expresión (1-14).

6.3.5 Espaciamiento máximo del refuerzo transversal

Para definir el espaciamiento máximo del refuerzo transversal es necesario considerar que cada
fisura diagonal potencial debe ser atravesada por lo menos por una varilla de acero. El código del
ACI (ACI-11.5.4) recomienda que para estribos perpendiculares al eje del elemento, el
espaciamiento máximo sea:

𝑠 ≤ 60𝑐𝑚 (1.15)
𝑠 ≤ 𝑑⁄2 (1.16)

El refuerzo inclinado deberá ser distribuido de modo que toda línea a 45° que se extienda desde
la sección central del elemento hacia el refuerzo longitudinal en tensión sea cruzada, al menos,
por una varilla de acero. En la figura 1.16 se muestra esta condición

Figura (1.16). Consideraciones para estimar el espaciamiento


máximo del refuerzo transversal

En el triángulo ∆ 𝐴𝐵𝐶 se tiene que:


𝑑
̅̅̅̅ =
𝐴𝐻
2
𝑑
̅̅̅̅ =
𝐻𝐵 𝑐𝑜𝑡𝛼
2
El espaciamiento máximo es:

𝑠𝑚á𝑥 = ̅̅̅̅
𝐴𝐻 + ̅̅̅̅
𝐻𝐵

Y, por lo tanto, para el refuerzo transversal inclinado se debe cumplir:


𝑑
𝑠≤ (1 + 𝑐𝑜𝑡𝛼) (1.17)
2
Para 𝛼 = 90°
𝑑
𝑠≤
2
Los espaciamientos máximos precisados en las expresiones (1.15), (1.16), (1.17) son válidos
siempre que:

𝑉𝑠 ≤ 1.1√𝑓𝑐, 𝑏𝑤 𝑑 (1.18)

En caso que se exceda estos límites, los espaciamientos máximos deberán reducirse a la mitad,
es decir:

𝑠 ≤ 30 𝑐𝑚 (1.19)

𝑠 ≤ 𝑑⁄4 (1.20)

Además de este criterio, el código del ACI señala que, para refuerzo transversal inclinado, sólo el
75% central del estribo se considera efectivo para resistir corte (ACI-11.5.6.6). En consecuencia,
la distribución del acero debe garantizar que cada sección vertical sea atravesada por al menos un
estribo (ver figura 1.17).

Figura (1.17). Criterios para estimar el espaciamiento máximo del refuerzo


transversal inclinado.

La longitud efectiva del estribo es:


0.75(𝑑 − 𝑑, )
𝐿𝑒𝑓 =
𝑠𝑒𝑛𝛼

Por lo que el espaciamiento máximo, equivalente a su proyección horizontal, es:


0.75(𝑑 − 𝑑, )
𝐿ℎ = 𝑠𝑚á𝑥 = 𝑐𝑜𝑠𝛼 = 0.75(𝑑 − 𝑑, )𝑐𝑜𝑡𝛼
𝑠𝑒𝑛𝛼
Por lo tanto, además de (1- 17), el refuerzo transversal inclinado deberá cumplir:

𝑠 ≤ 0.75(𝑑 − 𝑑, )𝑐𝑜𝑡𝛼

Esta restricción es independiente del valor de 𝑉𝑠

El control del espaciamiento máximo entre estribos, además de garantizar el adecuado


comportamiento de la estructura frente a solicitaciones de corte, permite dar apoyo al refuerzo
longitudinal en compresión evitando su pandeo y el desprendimiento del concreto.

6.3.6 Espaciamiento máximo del refuerzo transversal

El refuerzo longitudinal tiene una cuantía máxima que no debe superarse para garantizar el
comportamiento dúctil del elemento. Del mismo modo, el refuerzo transversal tiene una
limitación similar que busca evitar la falla del concreto comprimido, ubicado en el extremo
superior de las fisuras diagonales, antes de la fluencia del acero transversal. Esta limitación
también provee un efectivo control del ancho de las rajaduras inclinadas.

El código del ACI recomienda que (ACI- 1 1.5.6.8):

𝑉𝑠 ≤ 2.1√𝑓𝑐, 𝑏𝑤 𝑑 (1.21)

En caso que se requiera un aporte mayor del refuerzo transversal es necesario incrementar las
dimensiones de la sección del elemento o aumentar la resistencia del concreto.

6.4 VIGAS PERALTADAS

Se denomina vigas peraltadas a aquéllas cuya luz libre es comparable con su peralte razón por la
que su comportamiento es diferente que el de las vigas esbeltas analizadas en la secciones
precedentes. En las vigas peraltadas sometidas a flexión, las secciones planas antes de la
aplicación de la carga no permanecen como tales después de ser cargadas. Por otro lado, las
deformaciones originadas por las fuerzas cortantes son comparables a las ocasionadas por flexión
y por lo tanto no pueden ser despreciadas.

En la figura 1.18.a se presenta una viga peraltada sometida a una carga uniformemente repartida
en la parte superior y la distribución de esfuerzos en algunas secciones antes del agrietamiento.
Como se aprecia, la variación de los esfuerzos no es lineal como en el caso de vigas esbeltas. En
más de la mitad del peralte se aprecia esfuerzos de compresión, lo que ocasiona que el brazo de
palanca, 𝑗𝑑, sea mucho menor que el peralte de la viga. El esfuerzo de tracción en la fibra inferior
es bastante mayor que el de compresión en la fibra superior.
Figura (1.18). Viga peraltada sometida a carga uniformemente repartida y las
líneas isostáticas generadas

Las curvas isostáticas de la viga, presentadas en la figura 1.18.b, muestran que los esfuerzos
de tracción en la parte inferior del elemento son casi constantes a lo largo de la luz pues las
líneas llenas, que indican la dirección de tensión, son casi horizontales. Por el contrario, en la
zona superior, las líneas punteadas verticales indican una variación de los esfuerzos de
compresión a lo largo de la luz. Las pri