Вы находитесь на странице: 1из 2

Podemos encontrar que los instrumentos financieros buscan determinar los cambios fundamentales

que en materia de reconocimiento, medición y revelación de los instrumentos financieros presentan


las NIC-NIIF frente a las normas locales, de tal suerte que se logre identificar los criterios básicos y
críticos, que han de ser de vital importancia para la transición a una información contable uniforme,
clara y de carácter global que cumpla con las necesidades de los distintos usuarios.

La NIC 39 define un instrumento financiero como un contrato que da lugar, simultáneamente, a un


activo financiero en una empresa y a un pasivo financiero o un instrumento de capital en otra empresa.
A su vez especifica la definición de activo financiero, pasivo financiero e instrumento de capital así:

• Activo financiero: como todo sabemos un activo es cualquiera de las siguientes formas: (a)
efectivo, (b) un derecho contractual a recibir efectivo u otro activo financiero por parte de otra empresa,
(c) un derecho contractual a intercambiar instrumentos financieros con otra empresa, en condiciones que
son potencialmente favorables o (d) un instrumento de capital de otra empresa.

• Pasivo financiero: es todo compromiso que supone una obligación contractual de entregar
dinero u otro activo financiero a otra empresa, o de intercambiar instrumentos financieros con otra
empresa, bajo condiciones que son potencialmente favorables.

• Instrumento de capital: es cualquier contrato que ponga de manifiesto un interés en los


activos de la empresa, una vez han sido deducidos todos sus pasivos. Son activos y pasivos financieros de
carácter monetario (también denominados instrumentos financieros monetarios) los activos y pasivo
financieros a recibir o pagar en forma de importes fijos o determinables de dinero.

Lo que se determina, es que los instrumentos financieros son todo Contrato que da lugar
simultáneamente a un activo o pasivo financiero o a un instrumento de capital.

Por su parte, la norma local, en lo referente a instrumentos financieros, establece únicamente la


definición de inversión como valores o títulos de deuda o valores o títulos participativos que conforman
los portafolios de la entidad. Las determinaciones que allí se expresan corresponden a la posición de
activo financiero, como inversión dentro de la gestión del portafolio del negocio.

Los bancos de inversión actúan como intermediarios entre los poseedores de capital y los usuarios
del mismo.

PROVEEDOR DE LIQUIDEZ EN EL MERCADO


La teoría de la preferencia por la liquidez empieza con la noción de que los inversionistas están
interesados principalmente en comprar valores a corto plazo. Aunque algunos inversionistas pueden
tener períodos de tenencia más largos, hay una tendencia a preferir valores a corto plazo.

Los instrumentos del mercado de dinero son en su mayor parte valores generadores de intereses que
emiten los gobiernos y prestatarios confiables del sector privado. Hoy los mercados de dinero están
integrados y presentan gran liquidez en el nivel global; por liquidez se entiende la relativa facilidad y
rapidez con que un activo puede ser convertido en efectivo.

La inversión se puede realizar en alguna de las siguientes fases de la empresa receptora:

- Semilla: Es una inversión en la que existe riesgo tecnológico.


- Arranque: Financiación del inicio de la producción y de la distribución. Se participa en
empresas de nueva o muy reciente creación, considerándose como tales todas aquellas que todavía no han
empezado a generar beneficios.
- Expansión: Apoyo financiero a una empresa con una cierta trayectoria para posibilitar su
acceso a nuevos productos y/o mercados, o el crecimiento en los que está introducido. Se trata de
inversiones de menor riesgo y mayor volumen.
- Sustitución: El inversor de capital riesgo entra en el capital de una empresa para ocupar el
lugar de un grupo de accionistas, por lo que no supone una entrada de nuevos recursos en la empresa. El
papel del inversor financiero en este caso será sustituir a un grupo de accionistas, generalmente pasivos,
para dar un nuevo empuje a la empresa.
- Compra apalancada: Se trata de compras de empresas en las que una parte sustancial del
precio de la operación es financiada con deuda, en parte garantizados por los propios activos de la empresa
adquirida, y con instrumentos que están a medio camino entre los recursos propios y ajenos (financiación
de entresuelo o mezzanine financing).
- Reorientación: Financiación de un cambio de orientación en una empresa en dificultades.
Normalmente lleva aparejado un cambio en el equipo directivo, por lo que algunas operaciones aparecen
englobadas entre los MBI.

Esta clasificación implica una decisión de la empresa para reconocer en los resultados las
variaciones de precios o tasas de interés, en el patrimonio, o simplemente no reconocerlas, distinto al
sistema local actual de reconocer impactos de los instrumentos, sin considerar su vocación dentro de la
gestión de la empresa.