Вы находитесь на странице: 1из 2

EL DESCARADO ENGAÑO DE LA INDUSTRIA

La leche, así como de sus derivados


lácteos dentro de las cantidades
diarias recomendadas supone la
consecución de un balance
nutricional que repercute de forma
positiva en la salud y el bienestar de
los seres humanos.

Este alimento básico contiene


unas propiedades
nutricionales distintas a las de otras
bebidas de origen vegetal. Este
planteamiento se recoge en un
informe presentado por la Fundación
Española de Nutrición (FEN) y
la Fundación Iberoamericana de
Nutrición (FINUT).

El informe detalla que más del


70% de la población no cubre las
ingestas recomendadas de calcio, un
mineral clave para el desarrollo y el
fortalecimiento de los huesos,
y apenas el 20% de la población española cubre las cantidades diarias recomendadas de
ácidos grasos omega-3, esenciales, entre otras cosas, para el mantenimiento de una buena
salud cardiovascular y un correcto desarrollo del sistema nervioso y cognitivo.

LA GRAN FARSA EN NUESTRO PAIS

Las leches de conserva pertenecientes a la empresa


Gloria y Nestlé, que operan en nuestro país hace
muchas décadas, han venido modificando la
composición de sus productos lácteos por otros no
provenientes de origen animal, en este caso de la
leche de vaca. Sus productos modificados fueron
detectados en países a los cuales exportaba, como
Panamá, quienes inmediatamente detectada la farsa
retiraron dichos productos de sus mercados
prohibiendo el ingreso de estos en salvaguarda de la
salud de su población ya que sus componentes
fueron declarados como sustancias cancerígenas.
Sobre esta base, se determinó que los productos
anunciados no podían ser presentados
publicitariamente como si fueran leche, debido a
que contenían ingredientes no lácteos que sustituían
total o parcialmente algunos de sus componentes
lácteos, incurriendo así en actos de engaño.

LA SANCIÓN

La comisión de protección al consumidor de


Indecopi sancionó a las empresas Gloria y Nestlé
con una multa de S/ 13,7 millones (3.388 UIT)
por comercializar productos lácteos como si
fueran leche evaporada. Según la entidad estatal, ambas compañías infringieron el
derecho a la información de los consumidores y el deber a la idoneidad al vender un
artículo distinto al esperado, aunque pueden apelar el fallo.

En el caso de Gloria, la sanción supera los S/9,3 millones por ofrecer como leche
evaporada los productos Pura Vida Nutrimax, Niños Defense y Bonlé Familiar cuando
en realidad se trataba de una “mezcla láctea compuesta” que incluía elementos no
lácteos que servían para sustituir al compuesto verdadero.

Uno de los fundamentos del Indecopi para aplicar la multa fue que el 2014 Gloria
tramitó el cambio de su registro sanitario para incluir en sus etiquetas la
denominación “leche evaporada parcialmente descremada”, término no aceptado
por la normativa alimentaria internacional y que sirvió para ocultar la mezcla real que
vendían al público. Esta denominación fue corregida recién este año, cuando se hizo
pública la denuncia contra la empresa.