Вы находитесь на странице: 1из 4

Obtención de biodiesel a partir de aceites reciclados

Resumen:

Se obtuvo biodiesel a partir de aceites reciclados de cocina, principalmente aceite de palma y


girasol de forma casera y utliando materiales que están al alcance de todos.

Una vez obtenido el biodiesel analizamos la glicerina que queda al obtener el mismo, se realizo un
repectivo análisis de la misma, incluso comparándola con otros aditivos usados en la elaboración
de biodiesel.

Se determinaron las reacciones que se obtienen como producto final al realizar dicho
procedimiento.

Objetivos:

General: elaborar biocombustible a partir de aceites reciclados.

Específicos:

 Buscar la elaboración de un biocombustible que sea de manera casera y más fácil posible.
 Reutilizar un desecho (aceite usado) y convertirlo en materia prima.
 Encontrar la concentración de glicerina adecuado y metanol para la elaboración del
biodiesel.
 Conocer más sobre las propiedades existentes de los aceites recicladas.
 Buscar las propiedades de la glicerina obtenida al final y saber qué usos podemos darle.

Marco teórico:

El diesel es un tipo de combustible, que se usa en los medios de transporte, obtenido tras destilar
y purificar petróleo, a este producto se lo conoce también como gasoil o gasoleo. Es empleado en
motores a diesel. fue inventado por el científico alemán Rodolf Diesel en 1893, por esta razón se le
dio este nombre al producto.

La principal característica del motor diésel es que la elevada temperatura que deriva de la alta
relación de compresión permite que el combustible se autoinflame. La compresión, por lo tanto,
aumenta la temperatura de la cámara de combustión: cuando el combustible (el gasoil, gasóleo o
diésel) es inyectado y se mezcla con el aire caliente, se produce su autoinflamación. No se
necesita, por lo tanto, de una chispa, como sí ocurre en los motores de gasolina. La combustión, a
su vez, provoca la expansión del gas de la cámara y desplaza el pistón hacia fuera.

Por su diseño, el motor diésel alcanza una gran eficiencia termodinámica, por lo general mayor a la
que registran los motores de gasolina. El gasóleo, por otra parte, suele ser más económico que la
gasolina, convirtiendo al motor diésel en un motor de bajo costo de operación.

Además de las ventajas ya expuestas de los coches diésel frente a los de gasolina hay que destacar
otras igualmente importantes como son estas:
-Se consideran que los primeros son mucho más eficientes porque su capacidad de arrastre es
mucho más notable.
-De la misma manera no hay que pasar por alto que realizan un menor consumo de combustible
por kilómetro.

No obstante, también presentan una serie de desventajas que no hay que olvidar como son las
siguientes:
-Se considera que los coches diésel están dotados con unos motores que no solo son más pesados
sino también mucho más ruidosos que los de gasolina.
-Asimismo, se indica que el precio inicial de esos citados vehículos es más caro que el de los otros.
-También se viene a establecer que los automóviles diésel requieren un mantenimiento que es
más caro que el de sus “rivales”.
-Por supuesto, no hay que pasar por alto que en el caso de que un vehículo diésel se estropee, su
reparación va a ser mucho más costosa, económicamente hablando, que la de uno de gasolina.
-En esta lista de desventajas no podemos pasar por alto el incluir que los coches diésel resultan ser
más contaminantes que los de gasolina. Precisamente por ese motivo ahora, en países tales como
España, se están tomando medidas para limitar la circulación por el centro de las ciudades de los
vehículos diésel más contaminantes. Madrid es un claro ejemplo de esa medida que se está
llevando a cabo utilizando etiquetas para los vehículos.

biodiesel:

Se denomina biodiésel a un biocombustible que se emplea como reemplazo del diésel, un


combustible también conocido como gasóleo o gasoil. Se trata de una sustancia que se produce
mediante grasas animales o aceites de origen vegetal que son sometidos a distintos procesos
industriales.

El biodiésel suele ser mezclado con el diésel que procede del petróleo. Dicha combinación puede
realizarse en distintas cantidades. El B100 es el biodiésel puro (o 100% biodiésel). En cambio,
según el porcentaje de biodiésel en la mezcla, puede hablarse de B50, B15, etc.

Dado que el biodiésel es menos contaminante que los que surgen del petróleo, existen muchas
campañas que recomiendan su uso para la alimentación de diversos tipos de motores, entre los
cuales sobresalen los de automóviles. Además los combustibles procedentes de hidrocarburos no
son renovables: es decir, pueden agotarse. En cambio, el biodiésel fabricado con aceites vegetales
puede renovarse a través de nuevas plantaciones.

De todas maneras, el incremento del uso de biodiésel también genera situaciones conflictivas.
Cuando las tierras se destinan a cultivar las plantas que permiten obtener este biocombustible,
suelen desarrollarse procesos de deforestación. Por otra parte, el reemplazo de los cultivos con
fines alimentarios hace que el precio de los alimentos se incremente, ya que hay menos oferta.

Respecto a la compatibilidad del biodiésel con distintos materiales, puede mencionarse que esta
sustancia genera la descomposición del caucho natural y afecta a los productos hechos con cobre,
hierro fundido, plomo, estaño y zinc. En cambio, es compatible con el aluminio, el acero inoxidable
y el polietileno de alta densidad.

El procedimiento es de relativa sencillez, aunque cabe aclarar que la dificultad principal reside en
conseguir un volumen de biodiésel que nos permita hacer un uso normal de nuestro vehículo.
Introducción:

a lo largo de los años se han usado variedad de combustibles para los motores de los vehículos, ya
que es el medio necesario para su movilización.

Los combustibles usados para nuestros medios de transporte, como sabemos, son en mayor parte
derivados del petróleo.

Sin embargo, con el paso del tiempo lo que se ha querido es sustituir al petróleo, ya que es un
recurso no renovable que existe en la naturaleza y que además de ellos es muy contaminante.

Durante los últimos años existen ya variedad de combustibles que no son elaborados con petróleo
y ya están en el mercado.

En este caso elaboraremos biodiesel a partir de aceites de cocina reciclados.

El fin que se le da a los aceites de cocina, es también un contaminante, ya que por lo general
terminan en mares y ríos, lo cual afecta a el hábitat de las especies que habitan allí.

Por eso en este casi, además de sustituir el petróleo, lo que haremos también es reutilizar un
producto que prácticamente solo desechamos, sin saber que aún puede tener usos.

El producto elaborado será completamente casero, ya que debe ser accesible para todos.

Materiales y reactivos:

Materiales:

2 botellas de plástico de 1,5 L

Dos embudos

Un medidor de litro

Balanza

Papel filtro o dos trozos de tela.

Aceite de cocina usado

Reactivos:

Metanol

Hidróxido de sodio

Procedimiento experimental:

Una vez que tenemos el aceite, lo que hacemos es filtrar a través de uno de los trozos de tela en
una de las botellas.

Tomamos la temperatura del metanol en un vaso de precipitación.


Al vaso de precipitación con metanol, le agregamos aproximadamente 10 gramos de hidróxido de
sodio y lo mezclamos hasta que no queden grumos.

Agregamos la mezcla de hidróxido de sodio con metanol al 1 litro del aceite ya filtrado.

Tapamos la mescla y esperamos 24 horas.

Finalmente vemos que en el fondo nos quedará una cierta cantidad de glicerina, así que
separamos el biodiesel de la glicerina.

Tomamos la temperatura de nuestro biodiesel.

Análisis y resultados