Вы находитесь на странице: 1из 5

COMENTARIO A LA SENTENCIA PRONUNCIADA POR EL JUZGADO DE

LETRAS DEL TRABAJO DE SAN MIGUEL EN CAUSA ROL Nº T-17-2017 EN


DONDE SE ACOGIO DENUNCIA POR TUTELA LABORAL EN CONTRA DE I.
MUNICIPALIDAD DE SAN MIGUEL POR VULNERAR EL DERECHO
FUNDAMENTAL DE LA NO DISCRIMINACION POR OPONION POLITICA-
POSTERIOR RECURSO DE NULIDAD SEGUIDO ANTE LA ILUSTRICIMA
CORTE DE SAN MIGUEL ROL C-236-2017.

Que en autos RUC 174006979-4, RIT Nº T-17-2017 del Juzgado de Letras del
Trabajo de San Miguel, la demandada, Ilustre Municipalidad de San Miguel,
dedujo recurso de nulidad en contra la sentencia dictada por dicho tribunal que
declaró que ese municipio vulneró el derecho fundamental a la no discriminación
por opinión política de la trabajadora Marvy Navarrete jaque con ocasión de su
despido de fecha 31 de diciembre de 2016 y la condenó a pagar la suma de
$14.611.784 por indemnización especial de 8 meses de la última remuneración
mensual consagrada en el inciso 3º del artículo 489 del Código del Trabajo, por
concepto de lucro cesante correspondiente al periodo de duración de su contrato
año 2017, esto es, desde el 01 de enero al 31 de diciembre de 2017, sumas que
devengaran los intereses y reajustes regulados en el artículo 173 del Código del
Trabajo.

En el recurso de nulidad se invoca como causal principal la del artículo 477 del
Código del Trabajo por haber sido dictada con infracción del artículo 1º de la
Constitución Política de la República, 1 inciso del código citado, Ley Nº18.883 y
ley Nº19.880. En subsidio invoca la causal contemplada en el artículo 478 letra
b) del Código del Trabajo.

Es del caso señalar que con fecha 07 de febrero de 2017, se interpuso denuncia
por vulneración de derechos fundamentales y cobros de prestaciones por parte
de la recurrida en contra de la I. Municipalidad de San Miguel.

Fundó su demanda indicando que ingreso a prestar servicios bajo vinculo de


subordinación y dependencia de la recurrente con fecha 11 de enero de 2016
conforme a un contrato de honorarios para desempeñarse como profesional en
el plan comunal de seguridad pública, contrato que tenía como fecha de término
el 30 de abril de 2016. Agrega que con fecha posterior fue incorporada a
contrata, nombramiento que rigió desde el 15 de enero de 2016 al 31 de
diciembre de 2016 como profesional grado 8 E.M, nombramiento que fue
renovado con fecha 24 de noviembre de 2016 mediante decreto alcaldicio
Nº1780 y en cuya virtud se mantenía dicho contrato por el periodo 01 de enero
al 31 de diciembre de 2017 y mientras fueren necesarios sus servicios. Sostiene
que durante el tiempo en que desarrollo sus labores se destacó por su excelente
desempeño, compromiso, llegando a trabajar más horas de las estipuladas.

En corolario con lo anterior, la recurrida arguye que los problemas comenzaron


con la asunción de las nuevas autoridades municipales tras las elecciones
efectuadas derivadas principalmente de diferencias políticas.

Sostiene que con fecha 29 de diciembre de 2016 mediante carta se le informó


que se ponía termino a su contrata a partir del 31 de diciembre de 2016, pese a
que con fecha 24 de noviembre de 2016, dicho cargo había sido renovado desde
el 01 de enero al 31 de diciembre de 2017. Señala que se le pidió que
abandonara el lugar de trabajo ese mismo día, sin siquiera permitirle sacar sus
cosas ni menos despedirse de sus compañeros de trabajo. Sostiene que su
despido fue discriminatorio a raíz de su posición política distinta a la de las
autoridades municipales recién asumidas y como represalia al equipo contratado
por la administración anterior y que tiene un claro sesgo discriminatorio.

Finalmente, entiende que en la especie dados los hechos narrados se ha


vulnerado la garantia establecida en el articulo 19 Nº1 pues su parte ha debido
soportar una serie de problemas de índole psicológico, alterando su bienestar y
salud, obligándola a someterse a tratamiento por parte de especialistas y
terapeutas. Junto con lo anterior entiende que se ha vulnerado además la
garantia consagrada en el artículo 19 nº2 de la Constitución Política, atendida la
discriminación de que ha sido objeto.

Que en virtud de lo señalado se concluyó en dicho tribunal, que el despido de la


actora ha tenido como fundamento su opinión política en clara infracción a lo
establecido en el artículo 2 del Código del Trabajo. Resolviendo que ha lugar a
la denuncia, en cuanto se declara que la I. Municipalidad de San Miguel Vulneró
el derecho fundamental a la no discriminación por opinión política de la
trabajadora, debiendo indemnizar de acuerdo al inciso 3º del artículo 489 del
Código del trabajo, por concepto de lucro cesante, no condenándose a la
denunciada por no haber sido totalmente vencida en este juicio.

Sin embargo, con fecha 2 de agosto de 2017 la I. Corte de Apelaciones de San


miguel, rechazo el recurso de nulidad deducido por la I. Municipalidad de San
Miguel en contra de la sentencia de 01 de junio de 2017 dictada por el juzgado
de letras del Trabajo de San Miguel al señalar que no se advierte infracción a las
reglas de la sana critica que se denuncian con relación a la valoración de los
medios de pruebas rendidos en juicio.

Señala, además que en relación con la infracción del artículo 1 de la Constitución


Política de la Republica, lo cierto es que el recurso no contiene ninguna alegación
que la explique, lo que impide que este pueda prosperar. Sin perjuicio de lo
anterior, la parte recurrente se limita a señalar que no se encontrarían probados
los supuestos de la acción intentada, esto es, la vulneración dela integridad
psíquica de la actora, y que el termino anticipado de la contrata se debiera a
motivaciones políticas, cuestiones que no dicen relación con la causal invocada.

Que en lo relativo a la causal del articulo 478 letra b) del Código del trabajo, el
recurso denuncia que la sentencia se limita a reproducir y enumerar la prueba,
sin hacer un análisis de ella, agregando que en la especie solo se dan sospechas
y conjeturas que no fueron suficientemente razonadas en el fallo, sin dar razón
alguna que lleve a la conclusión a la que arribo su decisión.

Cabe señalar que la sentencia indica que, con los indicios disponibles en el juicio,
la sentenciadora jamás habría podido concluir que el despido tuvo como
fundamento su opinión política. En la especie, afirma, no se acreditaron los
supuestos indicios, existencia o configuración de actos discriminatorios de las
garantías constitucionales alegadas.
Por último, la I Corte de San Miguel señala en lo que dice relación con la
discriminación por razones políticas que motivó el termino anticipado de la
contrata de la actora, la parte recurrente alega que la sentencia estableció como
indicios la destacada trayectoria de la demandante al indicar que hace más de
treinta años sus labores se encuentran vinculadas a trabajos comunitarios, lo
que no acontece en la especie, por cuanto- señala- ella solo acredito haber
prestado servicios para el municipio los últimos 2 años y no treinta, agregando
que la sentencia se basó para establecer tal hecho únicamente en la confesional
de la actora, no respaldada por otros medios de prueba. Por todo ella afirma que
no se acredito que la actora fuera discriminada por su opinión política.

Sin embargo, con fecha 21 de agosto de 2017, se dedujo recurso de Unificación


de jurisprudencia en contra la sentencia rechazada por la I corte de Apelaciones
de San miguel argumentando y señalando como sentencias a unificar la
pronunciada por la I. Corte de Apelaciones de Temuco donde se acoge el recurso
de nulidad interpuesto por el Fisco de Chile, en los autos ROL Nº121-2.011,
caratulados “quiros/Corporación Nacional de Desarrollo Indígena”, o la Sentencia
de fecha 22 de junio de 2011, pronunciada por la I. Corte de Apelaciones de
Concepción, donde se acoge Recurso de Nulidad interpuesto por el Fisco de Chile,
en los autos ROL Nº 137-2011, caratulados “Smith Becerra con Secretaría
Regional Ministerial de Salud Octava región del Biobío.

De lo anterior se impetro recurso de Unificación de Jurisprudencia en contra de


la sentencia de fecha 2 de agosto, dictada por la I. Corte de apelaciones de San
Miguel, que rechazó el recurso de Nulidad impetrado por la I. Municipalidad de
San Miguel en contra la sentencia definitiva de fecha 01 de junio de 2017 del
Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel, en donde hasta el día de hoy la
causa se encuentra en Acuerdo ante la I. Corte Suprema.
Conclusiones.

El contenido de los derechos fundamentales que se protegen a través de la tutela


laboral está virtualmente condicionado por la ley. Los derechos fundamentales
del trabajador no están potencialmente abiertos a cualquier determinación que
el juez quisiera hacer de ellos, sino a las posibilidades que la ley le concede. Esto
no significa que los derechos fundamentales no tengan ningún efecto en las
relaciones laborales, sino que su efecto esta mediado por ley.

A diferencia lo que sostienen algunos en doctrina, creo que la tutela laboral no


es un cauce de aplicación directa de la Constitución; la tutela laboral no garantiza
un efecto horizontal inmediato de los derechos fundamentales de los
trabajadores al interior de una institución pública. El análisis de los distintos
aspectos de diseño y funcionamiento de la tutela laboral así lo prueban.

Al menos en el contexto de la tutela laboral, la supremacía constitucional no


significa la aplicación directa e inmediata de las normas constitucionales. Pero si
la supremacía constitucional se entiende como la obligación del juez laboral de
interpretar el derecho aplicable conforme a la Constitución, entonces es posible
ofrecer una explicación del principio que sea consistente con el diseño y
funcionamiento de la tutela laboral.