Вы находитесь на странице: 1из 12

Mantra y

meditación para sanar mi linaje femenino

Mantra y meditación para sanar mi linaje


femenino
Parte del paquete kármico de ser mujer es sanar a la madre y a la abuela.
Es la manera como podremos expresar nuestro ser femenino
creativamente y para sanar a la Tierra.

Sanar todo aquello en lo que juzgas o no estás de acuerdo con tu madre o


tu abuela. Hay que ser claras en que no necesariamente te tienes que llevar
mal con ellas para sanar determinados aspectos.

Pensemos en algo: la evolución humana va moviéndose rápidamente, la


comunicación nos abre nuevos caminos y va tumbando paradigmas.
Imagina hace cuánto tiempo que nació tu abuela y hace cuánto naciste tú.
La verdad es que no es tanto de diferencia cuando tomas de parámetro la
evolución mental que la humanidad experimenta todos los días. Sin
embargo, el mundo que vivió tu abuela y el mundo que vives tú parecieran
separados por galaxias.

Así de fácil, algunas de nuestras abuelas no tuvieron un televisor en casa o


sería un lujo, hoy en día, relativamente pocos años después, no solo todo
el mundo tiene un televisor, sino que el internet vino a cambiarlo todo. Eso
lo podemos transpolar a tantas situaciones que nos daremos cuenta que
vivimos en mundos completamente diferentes.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que la educación, la cultura etc…
hace que vayamos pasando paradigmas o ideas establecidas a siguientes
generaciones que por naturaleza van a querer romper con ello.

Entonces, podemos entender que nuestras madres y abuelas hicieron lo que


pudieron, con mucho menos información de la que hoy tenemos, ellas
hicieron lo que estaba a su alcance, no solo material, sino emocionalmente.

Ahora, sí es verdad que algunas cosas nos pueden enojar o marcar de por
vida: el abandono, la falta de tiempo, la falta de amor expresado, el
compensar con dinero los momentos, abuso físico o verbal etc, pero esas
cosas son exactamente las que, si no sanamos, se encargan de hacer que,
paradójicamente, cometamos errores muy parecidos en nuestra propia
vida de los que cometieron nuestras madres y abuelas

Dos cuencos, que simbolizan tu útero; en uno te van a pedir que


coloques agua y en el otro una velita de noche; esto representa
nuestras “aguas” uterinas y la luz que les vas a dar a través de la
bendición.
Un chal o pashmina para cubrirte los hombros, como símbolo de la
divinidad que habita en vos, y que luego podrás usar cada vez que te
sientas nerviosa o tengas ganas de tener un momento para conectarte
con vos.
Flores, que representan la sexualidad de la mujer y que van a ir en el
centro del círculo, junto al altar.
Al comenzar el círculo, la moon mother lee una meditación que se
llama “Del árbol del útero” para que empieces a conectarte con la
energía de la Tierra, la Luna y la diosa. Y luego lee la meditación del
arquetipo femenino que le corresponde a la estación del año que esté
transcurriendo.

MEDITACION ARBOL DEL UTERO

 Cierra los ojos y lleva la conciencia a tu cuerpo


 Siente tu cuerpo sobre el almohadón o silla donde te encuentres
sentada
 El peso de los brazos en tu regazo
 Toma una respiración profunda y siéntete centrada en tu interior
 Lleva la conciencia a tu útero, ve, piensa, siente o imagina que tu
útero es como un árbol con dos ramas principales, con bellísimas
hojas y frutos rojos como joyas en sus extremos
 Siente o imagina que las raíces del árbol crecen hacia abajo, en la
profunda oscuridad de la tierra conectándote y anclándote,
permitiéndote recibir energía dorada en tu útero
 Siéntete enraizada, centrada y equilibrada
 Ahora permite que la imagen de tu árbol del útero crezca hasta
que las ramas del árbol se separen a la altura de tu corazón
 Mientras conectas con esta imagen, ve o siente que tu centro del
corazón se abre y la energía fluye hacia abajo por tus brazos hacia
tus manos y tus dedos.
 Siente la conexión amorosa entre la tierra tu útero y tu corazón
 Relájate, siéntete llena de fuerza, de amor y de poder.
 Todavía con la conciencia puesta en tu corazón levanta tu mirada
y ve o siente que las ramas del árbol siguen creciendo hacia arriba
hasta acunar una luna llena sobre tu cabeza
 La belleza de la luna llena te baña en una luz pura, blanca y
plateada que te limpia el aura y la piel
 Ábrete a recibir la luz de la luna, permítele que entre por tu
coronilla y que bañe tu cerebro con su luz
 Relájate más todavía y recibe esta luz en tu corazón.
 Relájate todavía un poco más, abre tu útero y permite que la
energía de la luna llegue a él.
 Para finalizar la meditación deja que la imagen o la sensación de
tu árbol del útero se recoja de nuevo hasta tu útero pero conserva
la conciencia de las raíces bajando profundamente hasta la tierra
dándote su fuerza y estabilidad.
 Trae de nuevo la conciencia a tu cuerpo, a tu peso en la silla y al
peso de tus manos sobre su regazo.
 Mueve suavemente los dedos de las manos y de los pies, abre los
ojos y sonríe.

Los principales beneficios

Además de volver a conectarnos con los atributos femeninos, como el


amor, la comprensión, la creatividad, la sabiduría y la intuición, esta
bendición nos hace tomar conciencia de nuestra propia ciclicidad (que
está en nuestra naturaleza biológica por el ciclo menstrual). Lo que
hacen las bendiciones es despertar nuestros arquetipos femeninos si
están dormidos, sanarlos si están bloqueados y luego, cuando los
cuatro están en equilibrio, nos sentimos más alineadas con esas
energías. Lo ideal es tomar las cinco bendiciones del año (una por cada
estación y una al final del año).

 Elige preferentemente una noche de luna llena.


 Busca un lugar donde puedas estar sola y tranquila.
 Siéntate donde estés cómoda.
 Coloca un cuenco de cerámica, vidrio o metal con agua, de tu
lado izquierdo; y una vela, del derecho.
 Cierra los ojos. Visualiza una luz blanca que te envuelve por
completo.
 Respira lentamente, concéntrate en cómo entra y sale el aire;
siente los latidos de tu corazón.
 Cuando sientas que ya estás en calma y haz podido alejar un poco
los pensamientos de tu mente, visualiza tu útero. Ofrécele,
mentalmente, tu amor y energía.
 Recuerda a aquellas mujeres que han formado parte de tu vida.
Puedes decir sus nombres o imaginarlas contigo.
 Agradéceles por lo que te han enseñado, incluso aunque sientas
que no hayan sido bondadosas contigo.
 Pídele al Universo que canalice la sanación para todas ellas,
incluyéndote; que limpie las memorias energéticas negativas, los
sufrimientos, las heridas.
 Luego, agradece a esas mujeres y despídelas con amor.
 Abre los ojos cuando lo sientas.
 Deja la vela encendida hasta que se consuma y usa el agua para el
riego.

Sanación en un viaje por el útero de nuestro linaje femenino, sanando


siete generaciones, ascendientes y descendientes. Cada Ceremonia es
especial, única y distinta

Trabajar con la energía femenina desde lo profundo, de la información


inconsciente que cargamos y con la que vivimos pero que no
conocemos, es una propuesta para hacer consciente lo inconsciente

 Somos aquellas que entendimos que el cambio empieza abriendo el


corazón,
 Somos aquellas que caminamos en paz con nuestros ciclos, con
nuestra luna,
 Somos aquellas que no le tememos a la felicidad y que hacemos de
nuestros días un jardín multicolor,
 Somos aquellas que acogemos a los hombres (a lo sagrado
masculino) y les invitamos a caminar a nuestro lado, dejando la
competencia, la rabia generacional y la diferenciación entre sexos,
 Somos aquellas que cuando estamos tristes, danzamos y cantamos,
hasta que el gozo del universo calma nuestro dolor,
 Somos aquellas que comprendimos que dentro de nuestro ser
habitan muchas, y que esta bien darle un lugar a cada una,
 Somos las que despertamos.

Hay un linaje de mujeres que se ha liberado del sufrimiento. Este linaje


de mujeres y el Espíritu femenino de la selva nos recuerda esta vital y
simple verdad:
“El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para
crear y dar luz a la vida”.
A través de la medicina de la selva, este linaje de mujeres nos ha
entregado el 13 rito del Munay-ki: el rito del útero ..porque es
sanando a nosotras mismas, que sanamos todas las mujeres del
planeta....

¿QUÉ SABES DE TU ABUELA MATERNA?”

Esta señora es muy importante para ti. ¿Porqué?


Porque es clave a la hora del traspaso de información genética y de
programas.

Resulta que cuando ella estaba embarazada de tu mama, el feto ya tiene


los ovocitos formados. Y de estos ovocitos, van a salir los dos millones de
óvulos que tendrá tu mama durante su vida. Uno de estos óvulos, lleva
tu nombre. Así que este óvulo lleva la información de la abuela.

¿A qué información te refieres?


A todo lo que la abuela vivió, sintió y cómo lo vivió. Si era el momento
adecuado para tener hijos, si era deseado el embarazo, si se sentía
protegida por su marido, …etc. Saber que necesidades biológicas no tenía
cubiertas la abuela. Todo esto y mucho más es información que se queda
improntada en cada célula del feto. Por lo tanto llevas información de
la abuela cuando estaba embarazada de tu mama.

¿Has oído hablar alguna vez que la genética a veces se salta una
generación?
Pues es justamente esto. El óvulo del que sales lleva la información de la
abuela materna.

¿Porqué de la abuela y no del abuelo?

Porque la abuela pone el óvulo y el abuelo el espermatozoide. Y el óvulo


a parte de la información genética, lleva la información mitocondrial,
que está en la membrana celular. Mientras que en el abuelo, la
información mitocondrial está en la cola del espermatozoide, y como
sabes en el momento de la fecundación, la colita se queda fuera. En la
mitocondria es donde está guardada la información a niveles de
programas que se heredan. Información biológica.

Y tú, ¿qué sabes de tu abuela materna?

Ritual del útero

Qué significa, para las mujeres hacerse una limpieza del útero?
Puede sonar extraño para algunas que el útero deba limpiarse
energéticamente, quizás para algunas limpiarlo significa asumir que está
sucio o impuro. Sin embargo ni por sucio ni por impuro, simplemente
porque el útero es muy importante de resignificar e incorporar a la
psique de la mujer, pues por mucho tiempo nuestro útero quedo
relegado al mundo del sufrimiento y el dolor y limpiar significa dejar
espacio, liberar, soltar.
¿Es el útero algo más que un órgano?

Así es, el útero es nuestra matriz sagrada y en él habita un enorme


potencial energético. Es nuestro cuenco donde nace la vida y el placer,
es un reflejo de nuestro corazón femenino. El útero no es sólo un lugar
donde nuestros bebes crecen, es este órgano el que recibe nuestras
emociones a lo largo de toda nuestra vida de mujer, el trabajo energético
en los úteros sana y te hace ahorrar años de terapia.

El útero adquiere y recoge memorias por medio de 4 energías:

A través del linaje femenino: La información se pasa de útero a útero,


por la unidad dual madre-hij@. Cada hija trae consigo a su madre, y a
todas las madres que existieron antes que ella. Podemos registrar en la
etapa gestacional las impresiones y sentimientos de nuestra madre,
podemos también reconocernos entre las mujeres de nuestro linaje
femenino y encontrar muchas cosas en común, incluso sueños y deseos,
hábitos y carácter, pero sobre todo esto de recibir energía de nuestro
linaje se da pues nacimos del útero de una mujer, de su copa, de su
matriz, del lugar donde ella dirige sus emociones, pero donde también
sofoca su sentir, por ende crecer en el vientre de nuestra madre nos
conduce necesariamente a entender y sentir a nuestra línea materna y
en algún momento empatizar, aprender y por qué no, sanar junto a
ellas.
 Por medio de la impregnación energética: que es cuando
intercambiamos fluidos como: semen, fluido vaginal. Y de esta
manera se activa el detector de las variaciones físicas o químicas
que provienen del interior del individuo con el que compartimos
nuestros fluidos. Cuando intercambiamos fluidos no solo estamos
asimilando la información química, que nos entrega este
intercambio, también estamos obteniendo el psiquismo celular de
nuestras parejas. Y en la virtud mal aspectada de muchas mujeres
que tendemos a retener, es que retenemos ese psiquismo celular de
la pareja con la que estuvimos sexualmente en nuestro útero. Yogi
Bhajan explicó cómo las experiencias sexuales son impresas en
nuestra aura, y en nuestra mente subconsciente. Cada uno se
impregna con una intensidad diferente. Las mujeres son muy
sensitivas y recibidoras de la cualidad penetrante del hombre.
Cuando un hombre penetra una mujer, el aura de esta mujer
quedará impresa durante 7 años en un orden decreciente a medida
que se aleja de la fecha de la penetración. Si te preguntas ¿En que
te influye tener impresa la penetración de una pareja en tu aura?
Sigue leyendo.

La impregnación funciona así: Recibimos, retenemos, acumulamos


información de nuestras parejas sexuales y la sostenemos en nuestro
útero, esto ocurre en cada encuentro sexual, cobijando esa
frecuencia en la que transito nuestro acompañante sexual. En cada
encuentro cuando el semen entra o cuando hay un beso e
intercambiamos saliva, estamos compartiendo material genético,
información, energía que en oriente bien se comprende que estos
fluidos son la VIDA, en ellos hay mucha información. No por nada
para saber cómo está tu cuerpo se hacen exámenes a estos fluidos,
sea sangre, saliva, flujo vaginal, semen.

 Por medio de la Emisión de energía:


La cual necesita proximidad y tiempo; por ejemplo les ha pasado
que cuándo se juntan con su amigas tres o cuatro días (sino menos)
en un mismo espacio, ¿comienzan a menstruar todas juntas? Pues
eso se da por la emisión uterina por proximidad entre mujeres y
asiduidad. Es decir este psiquismo femenino surge por la
proximidad de vibración entre una y otra mujer. De ahí que en los
círculos de mujeres se libera en todas la hormona oxitocina que es
activada por proximidad y está demostrado que la oxitocina mejora
la capacidad de la mujeres (hombres también) de confiar en otras
personas, promover la actividad social, superar el temor a la
traición y crear un círculo de confianza y afecto. La cual SANA la
ruptura de la hermandad femenina, comenzamos a confiar en la
otra mujer, sea conocida o desconocida, pues empezamos a
emanar, a recordar el origen es decir LA UNIÓN.

De la misma manera que el dormir con un acompañante, pareja,


esposo que está constantemente, enojado, con rabias, mal
humorado, etc. (emociones por las que todos pasamos) pues por
emisión nosotras lo sentiremos y no sólo eso, si no que posiblemente
entremos en esa misma frecuencia de energía.

 También tenemos los introyectos: Un introyecto es una idea, una


creencia que se absorbió en determinado momento de la vida,
usualmente la infancia. Esta idea tal vez ya no responde a la
situación y necesidades presentes, pero sigue vigente. Usualmente
un introyecto toma forma en una oración con la palabra debes, o
deberías. Por ejemplo si durante tu infancia te decían que “debes
ser una mujer fuerte y mantenerte al pie del cañon”, “que una
mujer fuerte es la que lucha”, o que “debieran las mujeres ser
obedientes, ser buenas niñas” etc. pues si estás hoy en tu vida adulta
y has pasado por un momento difícil y no puedes manifestar tu
debilidad, no te permites llorar o sentir incluso confiar, o delegar,
te aseguro que si buscasen tus introyectos de mujer, encontrarían
frases como las descritas arriba, creencias que posiblemente sea
tiempo de soltarlas para incorporar creencias que se adapten a tu
presente y te fortalezcan y empoderen como persona, como mujer
sagrada. Ahora bien ¿Significa esto que un introyecto es malo? No,
sólo que puede no responder a la necesidad que tiene tu alma en el
presente y puedes sentir frustración, miedo, inseguridad,
disconformidad y muchas veces sin saber la causa conscientemente,
incluso algunos síntomas se presentan por introyectos como por
ejemplo “ando enferma, pues ando con mi regla”, “pronto me voy
a indisponer”, “ para que voy a ir a esa reunión si será lo mismo
de siempre, me dejarán en lista de espera”, “para que tratar de
quedar embarazada si ya llevo 10 intentos y no pasa nada, mi
útero no me funciona” etc, una larga lista de creencias que se
anidaron en nuestra mente femenina, por ende en el útero.