Вы находитесь на странице: 1из 18

PROBLEMAS MALA

GESTION DE OBRA
Una MALA GESTION DE OBRA genera multitud de problemas en la misma, muchos de
los cuales no son siempre considerados por el responsable de dicha Gestión. El vídeo de
hoy y el contenido de esta publicación es muy interesante porque quizás descubras una
información que jamás te contaron.
En el día de hoy damos un repaso precisamente a ese tipo de PROBLEMAS DE OBRA
generados por una MALA GESTION DE OBRA. De esta manera podremos profundizar
más en ellos, tener conocimiento de que muchas veces somos nosotros mismos quienes
los generamos, y tener en cuenta que no suelen ser aislados, sino que al no tener claro un
sistema para GESTIONAR LA OBRA, lo más habitual es que vengan acompañados de
muchos más. Ahí es donde se nos empieza a complicar mucho la obra, y a veces, es un
pozo del que no somos capaces de salir airosos.

PROBLEMAS DE OBRA generados por una MALA GESTION DE


OBRA.
Problemas como puedes adivinar, hay muchos. Por eso, no es la intención de este
artículo enumerarlos todos.

De hecho, hemos eliminado de nuestra lista los más obvios.


Pues se trata de aportar valor, y no de repetir lo que es muy conocido, o muy intuitivo.

Hoy te describo una lista, de problemas que rara vez salen a la luz en la obra, es decir,
por sí solos y en principio, no constituyen o no son considerados problemas para casi
nadie. Pero a la larga producen muchísimos problemas en la obra de diferente índole, con
consecuencias en parcelas (o campos de la gestión ver vídeo anterior donde se
describen estos campos) diferentes a donde se originaron. Lo que complica atajarlos de
raíz.
Consecuencias algunas veces graves, y otras muy graves para el destino
de la obra y la consecución de sus objetivos.
Problemas de fondo que no son reconocidos, y este es su mayor fuerza, el mayor de los
problemas:
 No saber que estamos haciendo las cosas mal.

 O no saber que podríamos hacerlas mejor.

La posibilidad de saber que no lo hago bien, que implanto una MALA GESTION DE OBRA,
que podría hacerlo mejor y no quiero, no la contemplo, pues sé que no es tu caso; pues
si fuera así, no estarías leyendo esta información y no estarías invirtiendo tu tiempo en
este artículo, por eso sé que no perteneces a este tipo de personas. Por cierto, esto es
una irresponsabilidad (cuando sabemos que hacemos algo mal y decidimos seguir
haciéndolo así).
Así que a las dos posibilidades anteriores, sólo queda sumarle una posibilidad más, y es
que sepas hacer las cosas muy bien, y además que seas consciente de que ya no tienes
nada que mejorar en tu GESTION DE OBRA.

Nuestra profesión se caracteriza por dos grandes acontecimientos que la


diferencian de otras y que juntos constituyen una combinación muy
peligrosa:
 La Gran Responsabilidad que se asume.

 En la mayoría de los casos, ser Autodidacta.

Pues a pesar de contar con formación y conocimientos de mucha calidad obtenidos en


la Universidad y en otras formaciones, Másters, experiencias, etc. Pocas veces contamos
con formación específica para manejar una obra.
Aprendemos a base de tortas, como se dice coloquialmente.
Y el asumir esta gran responsabilidad de forma autodidacta, hace que pueda llegar a ser
una combinación muy peligrosa, o por lo menos, no es la mejor forma, ni la más rápida de
conseguir nuestros objetivos personales y profesionales.
Por lo tanto, nuestra primera responsabilidad sería preocuparnos por
prepararnos realmente para acometer un proceso tan complejo como es
el de una obra de construcción.
Un primer gran paso es revisar esta lista de diferentes tipos de cáncer que pueden afectar
a GESTION DE LA OBRA, y por tanto, a ésta:


NO TENER LOS CONCEPTOS CLAROS. SEGUIMIENTO
ECONÓMICO
Cuando esto ocurre, no controlamos lo más inmediato en nuestro trabajo, en nuestras
tareas, acciones, seguimiento económico, planificaciones.

Entonces es muy fácil equivocarse.

Es muy fácil no saber que te estás equivocando.

O que podría hacerlo mejor.

O que podrías trabajar mejor, más agusto, con mejores resultados.

Y, por supuesto, es muy difícil controlar la obra si no controlamos


nuestras acciones más inmediatas.

MODELO DE GESTION EQUIVOCADO


Más que equivocado: DESCONOCIDO.

¿Te acuerdas de la combinación peligrosa? Desconocido y Gran Responsabilidad


asumida.

La intuición y aprender a seguirla es una gran cualidad, pero a la hora de llevar la obra
debe estar apoyada por una metodología, una forma, un sistema, un modelo (llámalo
como quieras) de Gestión eficaz.

Sólo entonces, podremos realmente oír y seguir a nuestra intuición sin miedo a
equivocarnos.

Contesta a esta serie de preguntas:


1. ¿Qué modelo de Gestión utilizas en tu obra?
2. ¿Estás seguro de que es el mejor que existe?

3. ¿Te has planteado alguna vez estas cuestiones?

PENSAR QUE UNA GESTION DE OBRAS ES UN


SOFTWARE
No es lo mismo que el primer problema.

En este caso, me refiero a la cantidad de veces que se designa a la gestión de una


Obra, o al Sistema de Gestión, y en realidad, de lo que se trata es del manejo de un
software, más o menos completo, para la planificación y control de costes.

Esto es sólo una parte de la Gestión de la obra, ni mucho menos es el


todo.

BASE DEFECTUOSA PARA LA GESTION DE UNA OBRA


Básicamente:

 Una planificación económica mal realizada, o incompleta. Planificación


defectuosa que sufriremos durante toda la obra.

 Una planificación de tiempos, o de plazo, mal realizada, o realizada de las tres


maneras que más abundan en obras reales y que constituyen un grave
error. CLIC AQUÍ PARA DESCUBRIRLAS.

 Malas decisiones iniciales, o falta de éstas. Es decir, no saber que antes siquiera
de empezar el Movimiento de Tierras hay decisiones cruciales que te van a
condicionar toda la obra, y que en muchos casos son difíciles de enmendar.
En este blog, ya sabes cómo solucionar las 3 anteriores.
Y si no encuentras la información que estás buscando, ponte en contacto con nosotros.

Déjame decirte que todas las obras retrasadas y desviadas de sus objetivos, que he
conocido, fallaban en las tres o en alguna de las tres anteriores.

Déjame decirte también, que incluso con una mala base, incluso una obra retrasada y
con otras desviaciones de sus objetivos, con una BUENA GESTION puede ser
reconducida.

Pero eso sí, con otra mentalidad, con otro sistema, con otra forma de trabajar.

Ya lo decía Einstein: ‘ Los problemas no se pueden solucionar al mismo nivel de


conciencia con el que fueron creados.’

GESTIONAR SIN EVITAR PROBLEMAS


No aplicar la gestión preventiva de problemas en tu obra. No adelantarse a posibles
incidencias, imprevistos, que producen en la obra muchos trastornos.

Cuando se acumulan los imprevistos, las incidencias, los problemas, son muchos los
trastornos. Se empieza la obra a poner muy cuesta arriba.

Sin llegar a ser adivinos, hay muchos flecos en la obra que podemos trabajar e
integrar en nuestra organización.

Cuando integro algo en mi organización, automáticamente pasa a formar


parte de ella, deja de ser un imprevisto, para ser algo previsto. Y
controlado.

No me genera ningún trastorno, ni más trabajo.

Cuando es un imprevisto, me genera más trabajo solucionarlo.

Y además, vamos un paso más allá: Trabajamos para no trabajar mañana más
resolviendo problemas y además el trabajo que realizamos ahora nos sirve para
otras tareas, así adelantamos más. Eso es la Gestión Preventiva de una obra, y de
enseñarte a cómo se hace en una obra de verdad, trata mi curso de GESTION DE
OBRAS. Más Información.
Somos más organizados, más productivos, más eficientes y más eficaces.

Planificación y Gestión
La planificación es una función dinámica, que debe actualizarse permanentemente, ya
que apoya a la toma de decisiones anticipadas respecto de un futuro que no se conoce
en forma perfecta. Sin planificación no es posible realizar un seguimiento y control
adecuados del proyecto debido a que, de esa forma, no se contaría con una base de
referencia para comparar el desempeño actual con aquel deseado o planificado. En la
planificación no son los planes que se generan lo más importante, sino que su mayor
valor radica en el proceso de pensar el proyecto, sus objetivos, alcances, recursos, etc.,
es decir, el proceso de planificación.

Contratos y Concesiones
En general, un contrato está inserto dentro de un proyecto, lo que implica que existen
actividades anteriores a su materialización y posibles impactos más allá de su finiquito.
Esto ocurre incluso en un “proyecto”, donde se pueden identificar actividades previas,
como el análisis de las necesidades y el estudio de alternativas por parte del mandante,
finalmente la materialización del contrato con deberes y derechos de ambas partes y,
eventualmente, reclamos o controversias por el incumplimiento de alguna de las partes.
Esta misma interdependencia se da en grandes proyectos de inversión y sus contratos
asociados, pero en un mayor grado de complejidad.
Diseño de Proyectos
Las tendencias actuales de la administración de las empresas exigen la permanente
creación y manejo de proyectos orientados a diversas áreas, como: la mejora de
recursos humanos, la innovación, desarrollos tecnológicos, mejora de procesos o
control de calidad, por citar los más frecuentes. Mención aparte merecen las empresas
orientadas a proyectos, como es el caso de la construcción, minería e investigación.
Esto ha propiciado la aparición de una rama de la administración que se especializa en
la gestión de los proyectos.

Productividad y Mejoramiento
continuo
La productividad es uno de los factores más importantes que afectan el rendimiento
general de cualquier obra de construcción, grande o pequeña. No hay una forma
estándar de definir la productividad para las operaciones de construcción. En términos
generales, la productividad de la construcción se puede ilustrar simplemente mediante
una asociación entre un producto (output) y los insumos necesarios para desarrollarlo
(input). En la industria de la construcción, una mayor productividad significa ver el
resultado final más rápido, lo que a su vez crea mayor competitividad en el mercado.
Diseño y Construcción Virtual
Las actividades de diseño y ejecución de proyectos, demandan un esfuerzo integrador
y cooperativo de los involucrados, que probablemente produzca una complejidad de
transmisión de datos en el proceso. Las tecnologías de la información (TI) facilitan el
proceso de desarrollo de proyectos y la ejecución de los mismos.
Virtual Design and Construction (VDC) es el uso integrado y multidiciplinario de
modelos de desempeño de proyectos de diseño y construcción, con el fin de soportar
explícita y públicamente los objetivos del negocio.

Los modelos de VDC son virtuales porque ellos muestran en el computador


descripciones del proyecto. El modelo del proyecto enfatiza aspectos que pueden ser
diseñados y gestionados, por ejemplo el producto,
la organización y el proceso que los equipos de la organización seguirán.

Seguridad en la Construcción
La industria de la construcción está afectada por una serie de riesgos ocupacionales,
y pese a los esfuerzos realizados para promover la seguridad en los últimos años, los
accidentes mortales continúan siendo una problemática que resolver.
Esta industria se caracteriza por el uso de diversos recursos, malas condiciones de
trabajo, poca estabilidad laboral y ambientes de trabajo complejos, lo que, sumado a
la dinámica natural de los proyectos, hace que la gestión de seguridad en
construcción sea más compleja que la gestión de seguridad en otras industrias, como
las plantas de producción

Errores en la Construcción

Fuente: Chilecubica.17. 10.17


Me parece notable que usted este aquí, leyendo este artículo, que se
basa solo en las experiencias de colegas que han trabajado en esta
industria de la construcción y que se tipifican como :
"Errores en la Construcción",
se explica en una gramática muy sencilla, breve y simple para todo
lector. Los "Errores en la Construcción", los cuales se pueden
encausar como sigue:
PRIMERA CLASIFICACIÓN: (Todos los cuales más adelante se
detallan.)
A.- Errores por falta de Conocimientos,
B.- Errores por falta de Experiencia,
C.- Errores cometidos por Terceros,
D.- Errores del Fabricante,
F.- Errores del Proveedor,
G.- Errores Accidentales,
H.- Errores por Fraude,

Pero en general estos errores no son gratis, alguien debe pagar por
ellos, si no hay seguros comprometidos parece absurdo, pero
deberán ser asumidos por el Mandante o por la Constructora o por
los Profesionales dependiendo quien haya cometido el "Error", serán
ellos entonces quienes deberá asumir estos costos y/o corroborando
lo indicado en particular en el contrato firmado ante notario, entre las
partes.
En caso de los profesionales, al ir a una casa de estudio como la
Universidad y prepararse para ser un buen profesional y/o,
complementarse con otros conocimientos postgrados o estudios
superiores y más la experiencia profesional exigida son los elementos
que nos aventajan y son absolutamente necesarios ya que
enriquecen el conocimiento y combaten cometer errores con mayor
frecuencia, y se minimizan, porque a pesar de esto, los errores se
cometen, pero con una gracia, cuando se es profesional es en un
menor grado y frecuencia.

SEGUNDA CLASIFICACIÓN:
Todos estos errores se pueden clasificar también: como Positivos,
Negativos o Fatales.
Los Errores Positivos: son aquellos en que uno se da cuenta con
posterioridad (Anterioridad) a su ejecución, como ejemplo, los planos
adolecen de cumplimientos de normas o reglamentos, no haberse
preocupado en la etapa de diseño, o no haber desarrollado una
metodología de construcción, n ose coordinaron los planos delos
distintos servicios, étc.. Estos errores son encasillados en positivo
puesto que errores que se puede corregir antes o durante el proceso
de trabajo o ejecución de la obra, el cual tendrá un costo, pero es el
mínimo. Sin dejar de considerar que algunos de estos errores que se
percatan con anterioridad a los hechos, se benefician en el proyecto
con una mejora en calidad o técnica de construcción.
Los Errores Negativos: son aquellos que a pesar de su corrección
acarrean secuencias negativas como ser atrasos de otras partidas,
atrasos en la obra inevitables, rehacer obras ya ejecutadas, demoler
lo ejecutado, haber instalado materiales no especificado (un similar).
Estos con llevan a costos que por lo general es por cuenta de la
Constructora.
Los Errores Fatales, son aquellos causales de muerte, graves y
solicitud de demolición por parte de la "Municipalidad", en un litigio
Judicial Civil, al no haber respetado la reglamentación, son de un alto
costo, por ejemplo: no haber inspeccionado la seguridad de los
trabajadores con anterioridad, no haber prevenido derrumbes,
desmoronamientos, ocupar o utilizar estudios de "Mecánica de Suelo"
de otras obras colindantes, las caídas de maquinaria, materiales, la
no obtención del permiso de construcción, no haber leído o estudiado
o respetado el plan regulador, étc.

PRIMERA CLASIFICACIÓN:
Ahora explicando las causales de la primera Clasificación de estos
errores:
A.- Errores por falta de conocimientos,
Son cuando los profesionales carecen de conocimientos
principalmente en el diseño, errores en el presupuesto (Precios
Unitarios, Cubicaciones), errores gramaticales (puntos, comas, étc.)
en las especificaciones técnicas, contratos u otros, no conocer la
normativa nacional e internacional, la no coordinación de los
proyectos, errores de proyecto en su calidad, no analizar diferentes
escenarios, cuando los proyectos por ejemplo carecen con diseño
para la seguridad de Incendio (red húmeda, red seca) , mal diseño de
las instalaciones tanto de (Alcantarillado, Agua Potable, Electricidad),
ejem. interruptores proyectados en el aire, proyectos que carecen de
enchufes necesario según la necesidad del proyecto, no respetar
cotas para evacuación de aguas servidas, en proyectos de carácter
público se olvidan de las personas lisiadas o con falta de motricidad,
del adulto mayor, de las personas ciegas, de las personas altas,
iniciar obras sin el permiso de construcción en la mano, étc.
B.- Errores por falta de experiencia,
Estos son muy claros, no planificar, no coordinar planos, como
ejemplos: no hacer contratos de personal, o subcontratas, no
contratar seguros personales, de robo, seguros de incendio, étc., no
saber de rendimientos de obras, la falta de comunicación, errores
técnicos, no consultar las inclemencias del tiempo, no preocuparse
de las bases técnicas y administrativas, nopreocuoparce de la
resistencia dec suelo (fundaciones) de la maquinaria pesada para
evitar volcamientos, no contratar un bodeguero con experiencia y leal,
también como ser empezar las excavaciones sin antes consultar que
instalaciones que hay existentes y encontrarse con ellas, el
descimbrar sin respetar los tiempos indicados por el Ingeniero, el no
regar periódicamente los estucos (no respetar los curados de mortero
y hormigones), todos lleva a rehacer obras, permitir que el maestro
pegue cerámicas o baldosas o ladrillos sin humedecer los elementos
apropiadamente o falta de agua en la mezcla, no fiscalizar por
externos el trazado (topografía) ya iniciada la obra, no ejecutar las
pruebas de las instalaciones, no verificar niveles, pagar a los
subcontratas por obra terminada (o avances, sin hacer referencia al
término y el uso), étc.-
C.- Errores cometidos por terceros,
No exigir un supervisor con experiencia al subcontrato para que dirija
a su equipo de maestros y tener que disponer de personal de la
constructora para que supervise sus obras (tomar responsabilidades
de terceros), no llegar acuerdo al número de operarios que debe traer
cada subcontrato para alcanzar las metas de trabajo, olvidarse de
exigir que el operario de la grúa respete horario de empresa ( trabaje
sábados, domingos y festivos) si es requerido, no exigir la
recurrencia de los subcontratas a las reuniones de obras, no anotar
las obligaciones por estas tomadas, no hacer seguimiento de obras,
étc.-
D.- Errores del fabricante,
en compra por volumen difiere el color, también las dimensiones de
los productos comprados no son las mismas, el volumen en peso
comprado no es lo mismo (en compras de hormigón siempre falta),
las maderas compradas MSD no están derechas ni menos secas, las
partes del elemento como ser (tienen partes los artefactos, ascensor,
etc.), lo adquirido no llegó todo viene por partes o separado atrasando
las obras, no revisión en la entrega (roturas), no medir los tiempos
con anterioridad (entrega, desarrollo), no disponer de flete que cuente
con carga y descarga asegurada, étc.-
E.- Errores del proveedor,
Proveedores, venden productos que no tiene en stock (ejem. arriendo
de Moldajes, de Andamios legales), falla la importación marítima o
aérea (ejem. Revestimientos de piso o muro de PVC importados),
después de la venta están descontinuados (ejem. artefactos
sanitarios, grifería, quincallería), no tener un plan B cuando falla un
operador de grúa o maquinaria pesada o de contratistas (falta de
operarios),étc.-
F.- Errores accidentales,
Cuando el proyectista, que hace cambio no transfiere estos cambios
a los otros servicios, como ser a los planos de Instalaciones
Sanitarias; a los planos de las Instalaciones eléctricas, étc., cuando
no se protegen otras obras existentes apropiadamente, cuando hay
falta de coordinación de obras, cuando se trabaja domingos y no se
confirman teléfonos de comunicación en caso de accidentes , cuando
no se lleva una minuta, étc.
G.- Errores por fraude,
son aquellos cuando se contratan profesionales Arquitectos,
Ingenieros y Constructores sin títulos, que se hayan pagado estudios,
proyectos ya hechos solicitados por otro mandante (proyectos
repetidos) y se asuma como igual o similar, que paguen estudios
como por ejemplo de la "Mecánica de Suelo" y que corresponda a
otros sectores en la misma área, no concretar fechas de entrega (vicio
oculto), no solicitar equipos en arriendos con la manutención al día,
étc.-
Si la cuantificación de una obra tiene 10% de error, el presupuesto tendrá cuando menos
10% de error. Entonces, si se sobre-estiman los costos en un presupuesto, se perderá muy
probablemente el concurso; si por el contrario se subestiman, se perderá dinero.

Es por eso que muchos autores consideran al departamento de presupuestos de obra como el
corazón de una constructora, ya que es el órgano que bombea la sangre al resto del
organismo.

Pero la tarea de cuantificación es pre-requisito y tanto o más importante que la de estimación


de costos.

Lamentablemente la cuantificación tiene muchas complicaciones para lograr ser precisa. Por
ejemplo: es terriblemente aburrida, necesita una infinidad de cálculos, y los subtotales en la
suma se omiten o duplican con facilidad.
Es por ello que debemos tener presente que en la medida que el trabajo de cuantificación se
estandarice, los errores disminuirán.

Con eso en mente hemos enlistado los errores más comunes que se deben evitar y un
proceso recomendado para la cuantificación.

¿Para qué sirve la cuantificación de obra?

Es una actividad que persigue tres objetivos concretos y diferentes en varias etapas de la
obra:

1. Determinar la cantidad de materiales necesarios para ejecutar la construcción.


2. Esa cantidad, posteriormente servirá, para establecer el costo total de la construcción del
proyecto y el de cada una de sus partes.
3. Se necesita cuantificar los conceptos de trabajo para establecer los avances de obra con
fines de pago por obra ejecutada.

La primer cuantificación es la que se realiza antes del arranque de la construcción de la obra,


sobre los planos y el resto de la documentación para calcular un presupuesto final.

Errores comunes en la cuantificación.

Error #1 No conocer los procesos constructivos que se usarán.

El candidato ideal para la cuantificación de una obra es aquella persona que ha acumulado
suficiente experiencia tanto en obra como en gabinete y posee un “instinto” particular para
hacer cuantificaciones correctas.

La falta de conocimiento del proceso constructivo puede ocasionar muchos errores


significativos en el cálculo de cada concepto que posteriormente afectarán el presupuesto.
Error #2: No estudiar el proyecto y su documentación.

Para tener una visión clara del proceso de construcción del proyecto es indispensable el
estudio de toda la documentación disponible del proyecto.

Por consiguiente los documentos mínimos indispensables son:


• Planos definitivos de obra: Plantas, cortes, fachadas.
• Planos estructurales.
• Planos de detalles.
• Planos de instalaciones.
• Especificaciones.
• Conceptos de trabajo del presupuesto a cuantificar.

El trabajo de estudio de la documentación, también sirve para detectar discrepancias entre los
planos, detalles y requerimientos del proyecto, y poder tomar decisiones anticipadas sobre
cuál documento tendrá prevalencia para la cuantificación.

Error #3: No conocer las unidades de medida de cada rubro.

Por ejemplo:

• El metro lineal se usa para medir: zócalos, cornisas viguetas, etc


• El metro cuadrado (m2) se usa para pisos, acabados, muros, techos, etc
• La medición por volumen se usa para movimiento de tierra, en el concreto, arena, etc
• La medición por pesos se usa para el acero y perfiles laminados
• Elementos unitarios se usan para elementos prefabricados, accesorios, etc
• El precio alzado se usa para casos difíciles de calcular previo a su elaboración.

Error #4: No medir con exactitud.

Dentro de los límites razonables de tolerancia se debe de lograr un alto grado de exactitud,
especialmente cuando el material que se está cuantificando es muy costoso.

Por ejemplo no es lo mismo un error de 1 m2 en la medición de un acabado con pintura que


1m2 de un piso de mármol.

Error #5: Dos o más personas cuantificando el mismo concepto.

La aritmética de las hojas de cálculo las debe hacer una sola persona ya que se ha
comprobado que, cuando se trabaja en pareja, por ejemplo uno dictando y otro haciendo
operaciones, se incrementa la cantidad de errores.

Error #6: No poner datos suficientes en cada hoja de cálculo.

Los generadores son parte esencial del contrato de obra y por lo tanto deben de ser bien
detallados, con constancia de todas la operaciones para facilitar su posterior revisión,
corrección y/o modificación.

Es importante en cada hoja de cuantificación indicar en los títulos de columnas:


• El plano de referencia,
• La ubicación del elemento (Ejes)
• El nombre del cuantificador y del supervisor
• La fecha de cálculo
• El número de página
• En las cuentas, los términos aditivos y deductivos

De la misma forma llevar buenos generadores ayuda a disminuir la necesidad de repetir


operaciones y mediciones de elementos entre sí.

Por ejemplo:

La superficie de los pisos es igual a la de los plafones dentro de la misma planta si ésta no
tiene desniveles.

Error #7: No usar el orden recomendado para mediciones.

La técnica habitual de cuantificación recomienda seguir una secuencia ordenada:


1. Calcular el total de superficie cubierta.
2. Calcular perímetros y superficies de cada área para usarlos en las tareas que lo requieran.
3. Contar con una lista o catálogo de conceptos a cuantificar.
4. Definir las unidades de medida que corresponden a cada concepto, material o unidad de
construcción.
5. Obtener la información de las características de los materiales a emplear: Dimensión, peso,
rendimiento, comportamiento físico, su envase, forma de comercialización y de entrega,
tiempos de entrega, fletes.
6. Tener actualizado un folleto técnico y comercial de los materiales o tener ubicadas las
direcciones en internet para facilitar su consulta.
7. Realizar el despiece de los rubros que se han establecido, junto con sus partidas, con
planos de detalle, determinado los materiales que conforman cada uno y su cantidad en las
unidades correspondientes.

Error #8: No conocer la normatividad aplicable

El proceso de medición siempre se debe adaptar a ciertas normas que deben de ser pre
definidas antes de iniciar el trabajo. Pueden variar según su procedencia, pueden ser: Normas
de organismos públicos, normas de cámaras de construcción o alguna institución privada.

Por ejemplo: la norma 10.04.11 del libro de las NICC, referente al concreto en trabes, señala
que el concepto se medirá en m3 del volumen de todas las secciones resultantes de la altura
de cada una de ellas, menos el grosor de las losas por sus secciones respectivas; y la norma
10.06.1, relativa a los firmes de concreto, tendrá una unidad de medida de m2, señalando el
grosor del firme y la calidad del concreto.

La superficie será medida entre muros. La norma 10.08.4 establece que los cerramientos de
concreto tendrán como unidad de medida el metro. Habrá que indicar las dimensiones del
cerramiento y su acero de refuerzo. Este concepto se mide sin descontar traslapes de
castillos.

Como se puede ver el estudio de la normatividad puede clarificar el proceso de cuantificación.

Error #9: No concentrarse en lo que es relevante

En la cuantificación del proyecto es útil usar herramientas como el principio de Pareto.

La ley de Pareto observa que el 20% del esfuerzo genera el 80% de los resultados.

Al trasladar este principio a la cuantificación de obra se puede decir que todos los conceptos o
tareas a cuantificar no son iguales en importancia y que se debería tener más atención en el
20% de las mediciones que más pueden afectar el presupuesto final.

Error 10: No usar programas para facilitar el trabajo

En la actualidad es común aceptar presupuestos con cuantificación usando procesos


digitales.

La herramienta más común, pero no la ideal, es el programa de Microsoft, Excel, ya que


permite usar un gran número de fórmulas y macros para obtener más rápido las Volumetrías.
Se disminuye mucho el trabajo si solamente se capturan datos como largo, ancho y alto en
cada concepto puede ahorrar mucho tiempo.

Pero si se quiere ahorrar más tiempo y evitar errores de captura entre varias aplicaciones, es
conveniente investigar si el programa que se usa para la realización de los presupuestos tiene
alguna herramienta complementaria para la cuantificación.

Por ejemplo Opus cuenta con un cuantificador manual que funciona capturando largo, ancho,
alto, cantidad. También tienen una aplicación para cuantificar desde AutoCAD.

La ventaja de usar aplicaciones y herramientas ya integradas es que con cada modificación se


actualizan todos los datos sin necesidad de volver a capturar toda la información.

Оценить