Вы находитесь на странице: 1из 4

METRORRAGIA DISFUNCIONAL

DEFINICIÓN

La metrorragia es un sangrado a intervalos irregulares, de cantidad variable sin relación con


el ciclo menstrual. Esta se puede clasificar en orgánica y disfuncional. La hemorragia uterina
disfuncional (HUD) La HUD se define como una hemorragia anormal que procede de útero en
ausencia de patología orgánica y de gestación.

ETIOLOGÍA

El origen de la producción de la HUD es, en muchos casos, difícil de identificar, existiendo


causas endocrinas o debidas a factores locales uterinos.

Desde el punto de vista endocrino la HUD se debe a una alteración del eje hipotálamo-
hipófisis-ovario, que provoca una secreción anómala de los esteroides ováricos causando
sangrado por deprivación o por disrupción.

La hemorragia por deprivación se debe a la supresión o disminución brusca de la acción de


las hormonas ováricas sobre el endometrio provocando su descamación.

PATOGENIA

Durante un ciclo anovulatorio, el cuerpo lúteo no se forma. Así, la secreción cíclica normal
de progesterona no se produce y los estrógenos estimulan el endotelio sin oposición. Sin
progesterona, el endometrio sigue proliferando y, finalmente, sobrepasa en espesor la
capacidad de irrigación de su vascularización; entonces se esfacela en forma incompleta y
sangra de manera irregular y a veces profusa o por mucho tiempo. Cuando este proceso
anormal se produce de manera repetida, el endometrio se hiperplasia, a veces con células
atípicas o cancerosas.

En el sangrado uterino anormal ovulatorio, la secreción de progesterona se prolonga; se


produce una descamación irregular del endometrio, probablemente debido a que los niveles
de estrógenos permanecen bajos, cerca del umbral para el sangrado (como ocurre durante
las menstruaciones). En las mujeres obesas, puede producirse un sangrado uterino anormal
ovulatorio si los niveles de estrógenos son elevados, lo que lleva a una amenorrea que alterna
con sangrados irregulares o prolongados.
CLASIFICACIÓN

Hemorragia uterina disfuncional (HUD): ovulatoria y anovulatoria

 Ovulatoria: 15% de las hemorragias disfuncionales. Frecuente en mujeres de entre 20


y 40 años. Son cíclicas, cursan con polimenorrea, spotting ovulatorio, spotting
premenstrual, hipermenorrea o menorragia. Permanece presente el síndrome
premenstrual.
 Anovulatoria: hemorragia disfuncional más frecuente. Frecuente en perimenopausia
y pubertad. Suele deberse al estímulo continuo de estrógenos sin oposición de la
progesterona. No cíclica, de intensidad y duración variable. No se acompaña de
síndrome premenstrual. Sangrado generalmente abundante y tras un período de
amenorrea de 6 a 8 semanas.
DIAGNÓSTICO

Luego de haber descartado sangrado por embarazo y causas orgánicas, se debe proceder a
estudiar endometrio.

Para determinar si el sangrado es ovulatorio o anovulatorio, algunos médicos miden la


progesterona sérica durante la fase lútea (después del día 14 de un ciclo menstrual normal o
después de que la temperatura corporal haya aumentado, como ocurre en esta fase). Un nivel
de ≥ 3 ng/mL (≥ 9,75 nmol/L) sugiere que la ovulación ya ha ocurrido.

Para el estudio endometrial, la ecografía endovaginal es la ideal, en ella se debe observar la


línea endometrial. En una mujer menospaúsica debe ser lineal. Si está engrosada podría ser
sugerente de una hiperplasia endometrial benigna. En mujeres jóvenes, la linea puede estar
engrosada debido a fármacos, progesterona.

TRATAMIENTO
El tratamiento para detener la hemorragia se puede manejar de dos formas:

 Procedimiento quirúrgico
 fármacos

1.- procedimiento qx: legrado uterino (hemorragia en emergencia): se usan curetas uterinas
en la cavidad uterin, porque se produce vasoconstricción. Es de última instancia

2.- Farmacológico: se utiliza “Primosiston” o acetato de progesterona, se colocan 2 ampollas


vía intramuscular, cada 24 horas. luego de 15 días del legrado farmacológico,, dar
progesterona o Provera, 1 tableta diaria por 15 días por 6 meses.

Los tratamientos no hormonales para el sangrado uterino anormal debido a disfunción


ovulatoria tienen menos riesgos y efectos adversos que la terapia hormonal y se pueden dar
de forma intermitente, cuando se produce el sangrado. Se utilizan principalmente para el
sangrado excesivo regular (menorragia). Las opciones incluyen

 Los AINE, que reducen el sangrado en un 25 a 35% y alivian la dismenorrea mediante


la reducción de los niveles de prostaglandina
 El ácido tranexámico, que inhibe el activador de plasminógeno, lo que reduce la
pérdida de sangre menstrual en un 40 a 60%

La terapia hormonal (p. ej., anticonceptivos orales, progestágenos, un DIU con liberación
prolongada de progestágeno) a menudo se prueba primero en mujeres perimenopáusicas.
Esta terapia hace lo siguiente:

 Suprime el desarrollo endometrial


 Restablece patrones de sangrado predecibles
 Disminuye el flujo menstrual

La terapia hormonal se da por lo general hasta que el sangrado ha sido controlado por unos
pocos meses.