Вы находитесь на странице: 1из 2

Nombre: Andrés Bonilla Molina Curso: 5to Marketing “A”

Determinación de base de datos en internet a través de redes sociales


La captación de bases de datos es imprescindible para poder poner en marcha una campaña
de marketing digital, conocer al cliente y mejorar la actividad de la propia empresa. Muchas
marcas emplean bases de datos para trabajar, pero algunas siguen sin apreciar su importancia
o sin conocer qué métodos emplear para captar nuevos clientes para completar y aumentar
sus listas de registros.

La importancia de la captación de bases de datos

Una buena base de datos es el eje central sobre el que se edifica cualquier campaña de
marketing. Su creación, segmentación y mantenimiento pueden ser los cimientos sobre los
que cualquier campaña puede evolucionar a mejor, conseguir más ventas, atraer más público y
ser exitosa. Las empresas que trabajan las bases de datos saben de su utilidad, y por ello
invierten tiempo y dinero en su desarrollo y mantenimiento en el tiempo.

La base de datos es la lista de contactos y clientes con los que cuenta la empresa. Una vez que
un usuario ha entrado dentro de la base de datos de una empresa se le puede considerar
como “parte de la familia“. Por eso, es necesario cuidarle, mimarle y mantenerle informado de
todo lo que ocurre dentro de la compañía. Todo usuario registrado en una base de datos
debería tener la posibilidad de disfrutar de una serie de ventajas como:

Acceso a la información con más antelación que aquellos clientes no suscritos.

Recibir ofertas exclusivas por ser clientes.

Acceso a descuentos, promociones, ofertas y ventajas a la hora de comprar que de otra


manera no podrían obtenerse.

Recepción de comunicaciones periódicas sobre lo que ocurre dentro de la compañía,


novedades en productos y servicios, cambios de condiciones y todo lo que tenga que ver con la
propia suscripción del cliente.

Envío de mensajes que eviten la fuga del cliente a otro establecimiento, dándole importancia a
su presencia en la base de datos y haciéndole sentir importante.

Trato personalizado y cercano en todas las comunicaciones, trámites, transacciones y


operaciones a realizar.

Pero las ventajas de tener una base de datos bien construida y desarrollada no son únicamente
para los clientes, sino que las empresas también se benefician de ello dado que pueden:

Acceder a información confidencial y cercana facilitada por los clientes durante sus procesos
de compra e interacción con la empresa, y durante la introducción de datos para su registro en
la base de datos.

Ahorro de costes para mantener a los clientes cerca.

Contar con una serie de clientes que pueden ser fieles a la marca.

Obtener un numeroso grupo de individuos que van a convertir más fácilmente que aquellos
que no se encuentran dentro de la base de datos.

Personalizar e individualizar el trato con el cliente.


Nombre: Andrés Bonilla Molina Curso: 5to Marketing “A”

Realizar un seguimiento a clientes, usuarios y proveedores prolongado en el tiempo.

Optimizar las propias campañas y formas de trabajar de la empresa a partir de los datos
facilitados por la compañía.

¿Cómo captar clientes para una base de datos?

El proceso de captación de bases de datos puede ser muy variado. Muchas empresas
simplemente dejan en manos de los clientes que éstos se acerquen y proporcionen sus datos.
Esta es una de las prácticas habituales de las plataformas de redes sociales digitales que no
realizan acciones específicas para atraer al cliente, sino que es el cliente el que decide hacerse
parte de la comunidad de la red social en cuestión, facilitando sus datos y convirtiéndose en un
usuario más. Para ello, la estrategia de la plataforma se apoya en los usuarios ya registrados.

Otro método de captación de bases de datos consiste en solicitar al cliente información para
una acción concreta, por ejemplo la descarga de un whitepaper o un ebook. Al descargar estos
recursos online la empresa obtiene un primer dato que hace de ancla para obtener más
información a futuro. Estas acciones suelen emplear el email, ya que es más sencillo obtener el
correo electrónico que un número de teléfono, un número de tarjeta de crédito o los datos del
pasaporte o tarjeta de identidad de los usuarios.

Facebook
Las plataformas de redes sociales como Facebook no realizan campañas expresamente
pensadas para captar bases de datos. Estas plataformas, una vez que ya han captado un
volumen interesante de usuarios, son el suficiente reclamo en sí mismas como para no
necesitar realizar nada especial para atraer a los usuarios.

Esa es su principal estrategia: ser un recurso que los usuarios encuentran necesario para
comunicarse con amigos, familiares y conocidos, compartir sus experiencias de vida o mostrar
lo que hacen. Así, estos usuarios accederán al servicio y proporcionarán sus datos rellenando
el formulario mostrado en la imagen.

Posteriormente, estas plataformas, especialmente Facebook, suelen solicitar más datos para
completar el registro. Entre los datos habituales se encuentran:

Estudios y formación.

Situación sentimental.

Otras formas de contacto, como el teléfono.

Intereses, gustos y aficiones.

Toda la información que recogen las redes sociales está después a disposición de los usuarios
que deciden publicitarse en ellas, ya que mediante esos datos se segmentará el público al que
llega la campaña.