Вы находитесь на странице: 1из 2

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

La inteligencia emocional está constituida por un conjunto de habilidades


psicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras
propias emociones, entender las de nuestros semejantes y, además, utilizar esta
información de forma que nos ayuden a comportarnos de forma correcta y alineada
con nuestros objetivos.

Las 5 esferas de las emociones de


SolovZey
Basándose en Gardner y su teoría de las inteligencias múltiples, Salovey
identificó cinco esferas en la inteligencia emocional:

1. Conocer las propias emociones. La conciencia de uno mismo es la


capacidad de controlar sentimientos de un momento a otro,
siendo fundamental para la penetración psicológica y el auto conocimiento.
2. Manejar las emociones. La capacidad de manejar sentimientos de forma
adecuada, es una capacidad que se basa en la auto conciencia y el auto
control.
3. La propia motivación. Habilidad para ordenar las emociones al servicio de
un objetivo esencial: es lo que se conoce como auto motivación.

4. Reconocer las emociones de los demás. Se trata de la empatía o auto


conciencia de las emociones de los otros.
5. Manejar las relaciones. Es la adecuación a nuestro ser social y parte
esencial del desarrollo con los demás.

Clasificación de inteligencia emocional de


Goleman.
Goleman afirma que inteligencia emocional es un término incluye grandes
tipos:

1. La Inteligencia Personal.
2. La Inteligencia Interpersonal.

Inteligencia Personal
Está compuesta a su vez por una serie de competencias que determinan el
modo en que nos relacionamos con nosotros mismos. Esta inteligencia
comprende tres componentes:
 Conciencia en uno mismo: es la capacidad de reconocer y entender las
propias fortalezas, debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos,
así como el efecto que éstos tienen sobre los demás y sobre el trabajo.
 Autorregulación o control de sí mismo: es la habilidad de controlar
nuestras propias emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo, de
responsabilizarse de los propios actos, de pensar antes de actuar y de
evitar los juicios prematuros.
 Auto motivación: es la habilidad de estar en un estado de continua
búsqueda y persistencia en la consecución de los objetivos, haciendo frente
a los problemas y encontrando soluciones.

Inteligencia Interpersonal
Al igual que la anterior, esta inteligencia también está compuesta por otras
competencias que determinan el modo en que nos relacionamos con los
demás:

 Empatía: es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y


problemas de los demás, poniéndose en su lugar, y responder
correctamente a sus reacciones emocionales.
 Habilidades sociales: es el talento en el manejo de las relaciones con los
demás, en saber persuadir e influenciar en los otros.

 El cerebro controla nuestras emociones. Sí, por muchos corazones que


dibujemos cuando estamos enamorados o que sintamos que nuestro
corazón se puede romper por tristeza, no es éste el órgano que maneja
nuestras emociones. Es cierto que cerebro y corazón están
relacionados, puesto que el corazón palpita a ritmo diferente en
función de las emociones que nuestro cuerpo siente, pero es el
cerebro el que tiene el mando. Y no todo el cerebro, sino una parte muy
concreta: el sistema límbico.

 El término ‘límbico’ fue acuñado en el año 1878 por el médico y


científico francés Paul Broca, para designar un área compuesta por tres
estructuras cuya función está relacionada con el aprendizaje, la memoria
y las respuestas emocionales. Está situado justo debajo de la corteza
cerebral y está formado por el tálamo, el hipotálamo, la amígdala
cerebral y el hipocampo.