Вы находитесь на странице: 1из 16

Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo busca explicar el proceso de circulación del capital y los ciclos del capital
dada la relevancia que Marx le da al tema de las crisis en sus obras como El Capital.

En primer lugar, se debe considerar el supuesto de que la producción social capitalista no sólo
supone la reproducción de objetos, sino también de la fuerza de trabajo y de las relaciones
sociales de producción; por ello, la reproducción del sistema capitalista está incluida en la
producción capitalista.

Cuando hablamos de reproducción se deben diferenciar dos clases: A) Reproducción simple,


en el cual el capital sólo se reinvierte para obtener la misma cantidad de producción y el
mismo beneficio en el siguiente ciclo, de tal manera que todo el incremento de plusvalía se
traslada al consumo y no existe por tanto crecimiento (no ahorro ni inversión neta); y, B)
Reproducción ampliada, que es la forma característica del modo de producción capitalista en la
cual cada ciclo del proceso productivo supone un incremento de la producción respecto al
anterior basados en la inversión neta cada año. Por lo tanto, la acumulación capitalista es la
transformación de plusvalía en capital que se invierte en la producción en el siguiente ciclo.

La plusvalía aparece en primero como parte del valor del producto. En el momento en que el
producto se vende, la plusvalía se materializa apareciendo en forma de dinero capaz de ser
usado como capital.

Existen diversos factores que influyen en el grado de acumulación de capital, como lo es la


proporción en que la plusvalía sea consumida o sea transformada en capital. También influirá
la tasa de plusvalía que se obtenga en el proceso de producción; cuando más alta sea, mayor
será el grado de acumulación. La pugna por la apropiación de la plusvalía se convierte en el eje
central del conflicto entre el capital y el trabajo, que sigue siendo la contradicción fundamental
de la sociedad capitalista y el motor de la lucha de clases.

Dadas las condiciones de la producción capitalista, Marx afirma que el incremento de los
medios de producción y de consumo no era sinónimo de la mejora permanente del nivel de
vida de la clase obrera y sus familias. En consecuencia, estableció la ley de la pauperización
creciente de la clase obrera, ley que ha sido siempre centro de ataque y crítica. Junto con esta
ley, está la llamada ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia que incide en una de
las causas recurrentes de la crisis capitalista.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

LOS CICLOS DEL CAPITAL

Los ciclos del capital son tres:

 Ciclo del capital – dinero: la circulación aparece bajo la forma de D-M-D. Donde M
corresponde tanto a fuerza de trabajo como a medios de producción. En esta fase el
capital cambia de forma, puesto que de dinero pasa a transformarse en fuerza de
trabajo y medios de producción, materias primas etc. Sobre este ciclo
profundizaremos más adelante.

 Ciclo del capital productivo: presenta la formula general P…M’-D-M…P. Este ciclo
representa la reproducción periódica de plusvalía. Aquí todo el proceso de circulación
del capital industrial constituye una etapa intermedia entre el capital productivo que
abre el ciclo y el que lo cierra bajo la misma forma. La circulación en su conjunto
aparece bajo la forma M-D-M (M-D. D-M), es decir de la circulación simple de
mercancías. En esta fase el capitalista obtiene la plusvalía al apropiarse del valor de
uso de la fuerza de trabajo pagando tan sólo su valor de cambio.

 Ciclo del capital – mercancía: su formula general es: M’ - D’ – M… P… M’. D-M implica
que, para un capital lo que M’-D’, para el otro, por lo menos en la medida en que una
parte de los medios de producción es, a su vez, producto en mercancías de otros
capitales individuales que se hallan en su ciclo correspondiente 1. Finalmente las
mercancías a las que se les ha incorporado el valor del trabajo se convierten de nuevo
en dinero, obviamente acrecentado.

1
El capital. Libro dos. Página 38. Fondo de Cultura Económica.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

EL CICLO DEL CAPITAL- DINERO

El proceso cíclico del capital se desarrolla en tres fases:

 Primera fase: D-M. El capitalista aparece como comprador de medios de producción


(Mp) y de fuerza de trabajo (T).

 Segunda fase: M…P…M’. Consumo productivo de las mercancías compradas por el


capitalista para obtener una mercancía de valor superior (M’) al de los elementos que
la producen (M).

 Tercera fase: M’ – D’. El capitalista retorna al mercado como vendedor de sus


mercancías M’ para convertirlas en dinero D’ cuyo monto es mayor al invertido, pues
D’ proviene de la venta de M’> M.

Por tanto, la fórmula que expresa el ciclo del capital–dinero es: D – M... P... M' – D'. Los puntos
indican la interrupción del proceso de producción y M' y D' representan M y D incrementados
por la plusvalía.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

I. PRIMERA FASE: D – M

D-M representa la inversión de dinero del capitalista en mercancías; para el comprador,


significa la conversión de su dinero en mercancías, mientras que para el vendedor, es la
conversión de sus mercancías en dinero. Estas mercancías son medios de producción y fuerza
de trabajo (factores materiales y personales de la producción de mercancías).

Una parte del dinero que desembolsa el capitalista en estas compras D, se destina a comprar
fuerza de trabajo D - T, y la otra parte, a comprar medios de producción D - Mp.

El salario que se le paga al poseedor de la fuerza de trabajo, a quien lo ofrece en venta como
mercancía), es el precio para una suma de trabajo que encierra, además, trabajo sobrante.
Esto quiere decir que si por ejemplo el precio de un día de fuerza de trabajo equivale a S/. 30
producto de seis horas de trabajo, en el contrato entre comprador y vendedor estos S/. 30
figuraran como el precio o salario de doce horas de trabajo.

En consecuencia la cantidad de los medios debe ser suficiente para que la cantidad de trabajo
pueda transformar ésta en producto.

Una vez realizada la compra de fuerza de trabajo y de medios de producción el capitalista no


solo dispone de los factores personales y materiales para producir un artículo útil, además
dispone de una cantidad de trabajo mayor de la que necesita para reponer el salario y al
mismo tiempo el valor de los medios de producción indispensables para realizar esa cantidad
de trabajo: el capitalista cuenta con los factores necesarios para producir mercancías de mayor
valor al de los elementos invertidos.

Aquí es donde el capital aparece en forma de capital productivo (P), de capital que tiene la
propiedad de crear valor y plusvalía.

Valor de P = valor de T + Mp = D invertido en T y Mp

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

El capital-dinero aparece bajo la forma en que el capital se desembolsa. Al estar en forma de


dinero puede realizar las funciones de medio general de compra, y de medio general de pago
(después del uso de la fuerza de trabajo y en el caso de los medios de producción cuando no se
encuentran disponibles y deben ser encargados).

El proceso de producción requiere que los trabajadores utilicen los medios de producción, por
lo que el dinero desembolsado en comprar ambos factores los relaciona entre ellos, para esto
se desdobla D - M a D - Mp y D – T como a continuación:

D – Mp
Representa la compra de medios de producción, los cuales solo se encargan de facilitar la
realización de la fuerza productiva en trabajo (que contiene trabajo sobrante, como ya se dijo,
y por lo tanto los medios de producción deben ser los suficientes para explotar ese trabajo
excedente). Por esta razón el capitalista debe comprar los medios de producción antes que a la
fuerza de trabajo.

D–T
Es la compra por parte del capitalista de fuerza de trabajo a la vez es la venta que hacen los
trabajadores de su fuerza de trabajo. Es la fase característica de la conversión del capital-
dinero en capital productivo ya que representa la condición esencial para que el capital
desembolsado en forma de dinero, es decir D, se convierta realmente en capital (valor creador
de plusvalía), pues es el trabajo el único creador de valor. Es una característica del régimen
capitalista de producción porque bajo la forma de salario se compra trabajo con dinero, lo cual
es una característica de la economía pecuniaria y no porque la compra de fuera de trabajo sea
un contrato que encierre trabajo sobrante para la creación de plusvalía.

Y a pesar de que el trabajo es el elemento creador de valor, no posee de por sí valor alguno
pues antes de que el obrero venda su fuerza de trabajo no puede producir nada puesto que no
dispone de los medios de producción necesarios para su empleo.

En el acto D – T el poseedor del dinero también posee los medios de producción, se reitera lo
dicho líneas arribas, que dispone previamente de los factores materiales antes de la compra
de la fuerza de trabajo o lo que es lo mismo, la venta que los trabajadores hacen de su fuerza
de trabajo. Se da el enfrentamiento entre el dueño de los medios de producción y el dueño de
la fuerza de trabajo ajena quien debe ponerse bajo sus órdenes para que pueda funcionar

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

efectivamente como capital productivo. “Por tanto, en el momento en que ambas partes se
enfrentan en el acto D – T se da por supuesta la relación entre capitalista y obrero asalariado” 2.

El concepto de capital – dinero presupone condiciones sociales inherentes a la operación D-T


como la existencia de trabajadores libres en una escala social -en el pleno sentido de la palabra
libre incluyendo aquel sobre el que los trabajadores de hallan plenamente separados de los
medios de producción-.

II. SEGUNDA FASE: FUNCIÓN DEL CAPITAL PRODUCTIVO

El ciclo del capital que aquí estudiamos, comienza con el acto de circulación D–M, con la
transformación del dinero en mercancías, con la compra. Ahora hay que completar la
circulación con la metamorfosis inversa, con la operación M–D, con la transformación de la
mercancía en dinero, con la venta. Pero el resultado inmediato de la operación
T
D–M <
Mp

es el interrumpir la circulación del valor–capital desembolsado en forma de dinero. Al


convertirse el capital–dinero en capital productivo, el valor del capital reviste una forma
natural bajo la cual no puede seguir circulando, sino que tiene que destinarse al consumo, a un
consumo productivo. El uso de la fuerza de trabajo, el trabajo, sólo puede realizarse
trabajando. El capitalista no puede volver a vender al propio obrero como mercancía porque
no es su esclavo y, además, porque sólo ha comprado el uso de su fuerza de trabajo por un
determinado tiempo. Y, por otra parte, sólo puede utilizar la fuerza de trabajo haciendo que
ésta emplee los medios de producción para crear mercancías. El resultado de la primera fase
es, por tanto, el comienzo de la segunda, de la fase productiva del capital.

Esta operación se expresa por la fórmula


T
D–M < ...P…,
Mp
en la que los puntos indican que la circulación del capital se interrumpe, pero su proceso
cíclico continúa, saliendo de la órbita de la circulación de mercancías para entrar en la órbita
de la producción. La primera fase, la transformación del capital–dinero en capital productivo,

2
El capital. libro dos. Página 32. Fondo de Cultura Económica.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

no tiene, pues, más misión que dar paso y servir de prólogo a la segunda fase, a la función del
capital productivo.

La operación
T
D–M <
Mp
presupone no sólo que el individuo que la efectúa dispone de valores bajo una forma útil
cualquiera, sino, además, que dispone de ellos en forma de dinero, que es un poseedor de
dinero. Pero la operación consiste precisamente en desprenderse del dinero, y quien la realiza
sólo puede seguir siendo poseedor de dinero siempre y cuando que éste vuelva a refluir a sus
manos implicite por el propio acto con que se desprende de él. Y, como el dinero sólo puede
refluir a sus manos mediante la venta de mercancías, aquella operación supone en él la
cualidad de productor de mercancías.

D–T. El obrero asalariado sólo vive de la venta de su fuerza de trabajo. El sustento de ésta
supone un consumo diario. Por tanto, habrá que pagar al obrero, constantemente, en
pequeños plazos, con objeto de que pueda repetir las compras necesarias para su propio
sustento, la operación T–D–M o M–D–M. Por consiguiente, frente al obrero, el capitalista tiene
que actuar constantemente como capitalista de dinero, su capital tiene que funcionar como
capital–dinero. De otra parte, para que la masa de los productores directos, la masa de los
obreros asalariados, pueda efectuar la operación T–D–M, tiene que encontrarse
constantemente con los medios de vida necesarios en forma susceptible de compra, es decir,
en forma de mercancías. Como se ve, este estado de cosas requiere ya un grado considerable
de circulación de los productos como mercancías y, por tanto, de desarrollo de la producción
mercantil. Tan pronto como la producción a base de trabajo asalariado se generaliza, la
producción de mercancías pasa a ser también, necesariamente, la forma general de la
producción. Esta, una vez que adquiere carácter general, determina, a su vez, una división
progresiva del trabajo social; es decir, una especialización progresiva del producto elaborado
como mercancía por un determinado capitalista, el desdoblamiento cada vez mayor de
procesos de producción complementarios en procesos de producción independientes. En el
mismo grado en que se desarrolla D–T, se desarrolla, por tanto, D–Mp; es decir, en la misma
medida la producción de medios de producción se disocia de la producción de la mercancía
para la que aquéllos sirven, y los medios de producción aparecen, a su vez, frente a todo
productor de mercancías, como otras tantas mercancías que él no produce, sino que compra al
servicio de su proceso concreto de producción. Proceden de ramas de producción totalmente

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

aparte de este proceso y explotadas con carácter independiente, y son absorbidas por su rama
propia de producción como mercancías, es decir, tienen que ser compradas. Las condiciones
materiales de la producción de mercancías se le presentan, en proporciones cada vez mayores,
como productos de otros productores de mercancías, como mercancías. Y en el mismo grado
en que esto ocurre, el capitalista tiene que actuar como capitalista de dinero o, lo que es lo
mismo, crece la proporción en que su capital tiene que funcionar como capital–dinero.

De otra parte, las mismas circunstancias que determinan la condición fundamental de la


producción capitalista –la existencia de una clase obrera asalariada– exigen que toda la
producción de mercancías adquiera forma capitalista. A medida que ésta se desarrolla,
descompone y disuelve todas las formas anteriores de producción, que, encaminadas
preferentemente al consumo directo del productor, sólo convierten en mercancía el sobrante
de lo producido. La producción capitalista de mercancías hace de la venta del producto el
interés primordial, sin que, al principio, esto afecte aparentemente al mismo modo de
producción, que es, por ejemplo, el primer efecto que el comercio capitalista mundial ejerce
en pueblos como China, India, Arabia, etc. Pero allí donde echa raíces, destruye todas las
formas de la producción de mercancías basadas en el trabajo del propio productor o
concebidas simplemente a base de vender como mercancías los productos sobrantes. Empieza
generalizando la producción de mercancías y luego va convirtiendo, poco a poco, toda la
producción de mercancías en producción capitalista.

Cualesquiera que sean las formas sociales de la producción, sus factores son siempre dos: los
medios de producción y los obreros. Pero tanto unos como otros son solamente, mientras se
hallan separados, factores potenciales de producción. Para poder producir en realidad, tienen
que combinarse. Sus distintas combinaciones distinguen las diversas épocas económicas de la
estructura social. En el caso presente, el divorcio entre el obrero libre y sus medios de
producción constituye el punto de partida dado, y ya hemos visto cómo y bajo qué condiciones
se combinan ambos factores en manos del capitalista, a saber: como modalidades productivas
de su capital. El proceso efectivo en que entran, asociados de este modo, los elementos
personales y materiales creadores de mercancías, el proceso de producción, se convierte, por
tanto, de por sí, en una función del capital. Toda empresa de producción de mercancías es, al
mismo tiempo, una empresa de explotación de la fuerza de trabajo; pero, bajo la producción
capitalista de mercancías, la explotación se convierte en un sistema formidable, que, al
desarrollarse históricamente con la organización del proceso de trabajo y los progresos

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

gigantescos de la técnica, revoluciona toda la estructura económica de la sociedad y eclipsa a


épocas anteriores.

Por el distinto papel que desempeña durante el proceso de producción en la creación de valor
y, por tanto, en la producción de plusvalía, los medios de producción y la fuerza de trabajo,
considerados como modalidades del capital desembolsado, se distinguen como capital
constante y capital variable, respectivamente. En cuanto a las diversas partes integrantes del
capital productivo, se distinguen también en que los primeros, pertenecientes al capitalista,
son capital si yo aun fuera del proceso de producción, mientras que la fuerza de trabajo sólo
dentro de éste constituye una modalidad del capital individual. Si la fuerza de trabajo sólo es
una mercancía en manos de su vendedor, del obrero asalariado, en cambio, sólo es capital en
manos de su comprador, del capitalista, a quien se adjudica su uso temporal. Los medios de
producción sólo se convierten en encarnación material del capital productivo, o en capital
productivo, en el momento en que se les incorpora la fuerza de trabajo, como modalidad
personal de aquél. La fuerza humana de trabajo no es por naturaleza capital, como no lo son
tampoco, por la misma razón, los medios de producción. Sólo adquieren este carácter social
específico bajo determinadas condiciones, históricamente dadas, del mismo modo que sólo
bajo estas condiciones los metales preciosos revisten el carácter de dinero, y éste el de
capital–dinero.

Al funcionar, el capital productivo consume sus propios elementos, para transformarlos en una
masa de productos de valor superior. Y como la fuerza de trabajo sólo actúa como uno de sus
órganos, el remanente que deja el valor del producto creado por el trabajo excedente,
después de cubrir el valor de los elementos que lo integran, es también fruto del capital. El
trabajo que rinde de más la fuerza de trabajo es trabajo gratis para el capital y constituye, por
tanto, la plusvalía del capitalista, un valor que no le cuesta ningún equivalente. Por tanto, el
producto no es simplemente una mercancía, sino una mercancía preñada de plusvalía. Su valor
es = P + Pv, igual al valor del capital productivo P invertido en su producción más la plusvalía Pv
engendrada por él. Supongamos que esta mercancía consista en 10,000 libras de hilo, y que en
su elaboración se hayan invertido medios de producción por valor de 372 libras esterlinas y
fuerza de trabajo por valor de 50 libras. Los hilanderos, al transformar la materia prima en hilo,
habrán transferido a éste el valor de los medios de producción absorbidos por su trabajo y
cifrados en 372 libras esterlinas y un valor nuevo, con arreglo al trabajo empleado, que
calcularemos en 128 libras. Es decir, que las 10,000 libras de hilo representarán un valor de
500 libras esterlinas.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

III. TERCERA FASE: M´ – D´

Antes que nada, hay que tener muy en cuenta que Karl Marx al empezar este tema aclara el
concepto de capital-mercancía, suponiendo siempre que las mercancías se venden a su valor y,
en segundo lugar que no hay variaciones en el valor de las diferentes mercancías. Por lo tanto
para que una mercancía sea considerada capital debe estar destinada a la venta, es decir, debe
pasar por la operación M-D, en otras palabras, su venta debe haber sido el objetivo al inicio del
ciclo.
Por ejemplo, cuando un trabajador emplea parte de su salario en comprar algunos medios de
producción (herramientas) para fabricar algún producto para su uso personal, este no
constituye una mercancía.

Ahora vamos a analizar un ejemplo que propone Marx:


INPUT (D): 422 libras esterlinas
OUTPUT (D’): 500 libras esterlinas ¿ 10 000 libras de hilo

Mp (372)
D ¾ M < ¾ M` ¾ D'
(422) (422) T (50) (500) (500)

El output se realiza a través de la venta de la mercancía (M'–D’). En esta fase de


transformación no existe un cambio real en el valor de uso, ni la magnitud del valor de la
mercancía.

En el ejemplo anterior, los hilanderos son quienes crean este valor agregado de 128 libras
esterlinas (500 – 372) durante el proceso de producción, esto es, las 10 000 libras de hilo
encierran el valor del capital productivo consumido, cuya parte constante es 372 £ y su parte
constante es 50 £.

Mp
> P ………. M`
T (+m)

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

Sin embargo, el valor del capital productivo sigue siendo el mismo M (P @M), además la
relación que convierte esta P en M' es interna, no externa, ya que, las fuerzas productivas
incluidas en M' son las mismas que M, el cambio de valor viene dado por M'=M + m.
Para Marx el proceso debería seguir la siguiente fórmula:

D’ ¾ M' ……. P …… M' ¾ D’

Esto se debe a que, el valor sustraído del mercado es el mismo que el de la producción si se
retribuye a los trabajadores su jornada completa (128), en otras palabras, sin plusvalía.
Se debe recordar que el valor de uso de la mercancía viene dado por 500 £ en el ejemplo, esto
a primera vista parece contradictorio ya que Mp + T = 422 £, sin embargo, se debe tomar en
cuenta que el valor del trabajo realmente sustraído (T) es 128 £, el cual no se ha pagado
completamente a los trabajadores (el capitalista se apoderó de 78 £); por eso, si se cambia la
proporción del producto de la que se apropia el capitalista, el valor de la mercancía no
cambiará (seguirá siendo 500 £), pero el salario de los trabajadores se estará acercando al
verdadero valor que encierra.
Tenemos en la fase del ciclo P…M' que la plusvalía aparece por primera vez en forma de
mercancía m. Luego esta realiza su primera transformación de la siguiente manera, que es
análoga a M' - D’.
m ¾ d
Esta es la fase final del ciclo capital-dinero, en la cual el capital en forma de mercancía alcanza
su forma final que es la de dinero M'–D’. Sin embargo, este D' no es el mismo D que inició el
proceso, este último es el valor del capital pero cargado de una plusvalía, es decir D' = D + d.
Esta expresión del capital es simplemente un cambio de forma de su valor anterior, es decir el
mismo valor pero expresado en mercancía M'–D' donde M' =M + m.
En este caso el valor de m = d, la única diferencia entre estos dos valores es que el primero
expresa el valor de la plusvalía en términos de mercancía, mientras que el segundo expresa el
valor de la plusvalía en términos de dinero.

Cuando el ciclo del capital – dinero se concluye, es decir se llega a D' no queda vestigio del
origen de esta cantidad, a diferencia de su presentación anterior M' en la que se puede
separar que parte de la mercancía corresponde al capital constante, la fuerza de trabajo y a la
plusvalía.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

De lo anterior se puede derivar una nueva expresión para esta fase M'–D' = (M +m) – (D + d).
Esta es la etapa en que se produce la disociación de los medios de producción y el producto
generado por ellos, ya que la retribución que reciben estos factores es simplemente D,
mientras el valor final del proceso es D' que constituye un valor superior a D y esto es por la
sobreexplotación de la fuerza de trabajo es decir esta diferencia entre D' y D constituye
simplemente parte de los salarios no pagados a los trabajadores y de los que se apropia el
capitalista (plusvalía).
T
D–M <
Mp

Ahora por consiguiente, mientras el capital ya valorizado M' persiste en forma de capital –
mercancía, es decir, permanece inmóvil en el mercado, el proceso de producción se paraliza.
Ahora bien, para que se concluya el ciclo este se debe transformar en dinero pero no sólo una
parte de la mercancía, sino toda.

De esta forma, si el capitalista decide vender la parte de la producción generada por los
medios de producción y el trabajo, a la vez que deja su plusvalía (en forma de mercancía), no
se puede decir que el ciclo de capital – dinero ha concluido.

En términos de Marx:
“La masa de mercancías M’, como exponente del capital valorizado, tiene que pasar por la
metamorfosis M'–D' en toda su extensión”.
Marx relaciona la primera etapa con la última de la siguiente manera: el capitalista incorporó al
proceso el valor de D y sustrajo la equivalencia M; ahora lanza al mercado: M + m y retira de él
la equivalencia D + d.

En esta etapa la plusvalía aparece por primera vez, a través de su forma de mercancía, y en el
acto m – d realiza su primer acto de circulación o su primera metamorfosis la cual tiene que ser
complementada con el acto de circulación opuesto, es decir, con la metamorfosis inversa d –
m.

En este proceso final se observan dos cosas importantes:

En primer lugar, que la reversión final del valor del capital a su forma primitiva de dinero es
una función del capital – mercancía (M-D-M'-D').

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

En segundo lugar, que esta función lleva implícita la primera transformación de la plusvalía,
que abandona su primitiva forma de mercancía para revestir la forma de dinero, de esta forma
ya no se puede determinar el origen de este capital, como si se podía lograr cuando estaba en
su forma anterior (mercancía).Bajo las condiciones anteriores, el valor del capital y la plusvalía
existen ahora como dinero y, de esta manera, bajo la forma de equivalente general.

Hay algo muy importante que considerar sobre esta etapa, si el dinero obtenido en la última
etapa D' se transforma nuevamente en capital-dinero, entonces se pierde el origen de este, o
sea, si el capital original fue de D = 400 y el final D' = 500, entonces si este valor ingresa
nuevamente al ciclo de capital-dinero, ya no se sabrá de donde proviene, ya que el nuevo valor
del capital introducido será D = 500.

Esto muestra que este dinero que incluye la plusvalía ingresa a un nuevo ciclo de capital-
dinero, no como capital sino, simplemente como dinero, y al ingresar a un nuevo proceso se va
ha transformar nuevamente en capital-dinero. La última expresión del dinero D' en el ciclo, es
al mismo tiempo capital-dinero en su forma realizada, sin embargo, no debe ser confundido
con la función capital dinero de la primera fase, ya que este se puede emplear no solamente a
un nuevo ciclo del capital.

Esta es la principal diferencia entre el valor del mismo expresado en mercancía M' y su valor
expresado en dinero D', ya que en su forma de mercancía la plusvalía no se podía separar del
valor original del capital, es decir, los factores de producción incorporadas en la elaboración
del producto, este valor se presenta en un solo bloque indivisible.

Sin embargo, al realizarse la transformación en dinero D' este ya se puede dividir por un lado
en la retribución a los medios de producción (Mp) y al trabajo (T), y por otro lado como la
plusvalía realizada (d); a través de esta última forma el capitalista puede disponer de la
plusvalía no solamente para la generación de un nuevo ciclo de producción, sino para otros
usos como, por ejemplo, el consumo. Como resultado del ciclo (D… D’) D' existe
independientemente del proceso que la hizo surgir, ahora existe una nueva cantidad de dinero
en manos de los factores de producción y del capitalista.

Al adquirir las diversas mercancías M' el valor de dinero D’ desaparecen todas las diferencias
que existen entre ellas, en cuanto al valor de uso, porque el dinero es un equivalente general.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

Es decir, desaparece todo rastro de la magnitud de los factores de producción y plusvalía que
dieron origen a ese D'.
En conclusión y para finalizar , cuando el capital se encuentra en forma de mercancía M' es
posible reconocer su origen, es decir, la fuente de la que se origina el valor, mientras que
cuando adquiere la forma de dinero (que incluye la plusvalía d) resulta difícil reconocer el
origen de este valor, ya que no deja registro del origen de este, es decir, para Marx el proceso
del capital debería empezar en la mercancía y terminar en esta (M -D - M ... p .... D -m):

“El capital–mercancías, como producto directo del proceso capitalista de producción, recuerda
su origen y es, por tanto, en su forma, más racional, menos carente de sentido que el capital–
dinero, que no conserva el menor vestigio de este proceso, ya que en el dinero desaparece
siempre toda forma específica de uso de la mercancía”.

CONCLUSIONES

El ciclo del capital dinerario tiene tres fases del ciclo: circulación, producción y circulación, el
que recorre el acto de circulación D-M...P...M-D’. Esta describe el movimiento por el cual el
dinero asume la forma de mercancías (medios de producción y fuerza de trabajo), en lo que es
la primera fase de circulación, para dar curso a un proceso de producción, de lo cual resultan

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

mercancías que deben transitar por la segunda fase de circulación, para que el capital recupere
nuevamente la forma dinero.

La primera y la tercera fase consisten en actos jurídicos puros: se trata de actos instantáneos
que transfieren, de una persona a otra, derechos de propiedad o de uso (sobre los medios de
producción, sobre la fuerza de trabajo, sobre el producto terminado, sobre el dinero usado en
los intercambios).

La segunda fase consiste en el proceso de producción, entendido en un sentido amplio,


incluyendo todo el trabajo que se lleva a cabo en la empresa: así sea cual fuere sus actividades
específicas, todos los asalariados toman parte en el proceso productivo y por tanto en la
creación de valor e ingreso, de plusvalor y plusvalía.

Al mismo tiempo, en cada una de las tres fases, podemos decir que el valor del capital se
encuentra en una figura distinta, a la que corresponde una función diferente y especial, que
debe realizar antes de poder pasar a la siguiente fase.

Existe una diferencia funcional en la forma del capital dinero D y D’ y dicha diferencia es de
suma importancia dado que en ella se resume el objetivo final del ciclo del capital. Para
determinar cuál es la diferencia funcional del dinero en los extremos de la formula, es
necesario que se comprenda el hecho de que sí, en efecto el capitalista retira del mercado más
valor del que primitivamente incorporó a él. Esto no hubiese sido posible de otra manera más
que por la creación de plusvalía dentro del proceso de producción, gracias a la explotación de
la fuerza de trabajo.

Al final de aquel proceso el valor del capital reaparece, bajo la misma forma con la cual entro,
forma-dinero; y está ahora en condiciones de volver a iniciar y recorrer el proceso, es por ello
que se le denomina ciclo del capital-dinero a esta forma del proceso cíclico. Lo que cambia al
final no es la forma, sino simplemente la magnitud de valor desembolsado.

BIBLIOGRAFÍA

MARX, Karl
Friedrich, ENGELS
1885 El Capital. Tomo II. México. Editorial FCE, 1973. 8a. edición, traducción de Roces.

Economía Política – Ciclo 2010-I


Ciclos de capital: Ciclo de capital -dinero

GOUVERNEUR, Jacques “Comprender la economía: La cara oculta de los fenómenos


económicos” (en línea). Economía y Ciencias Sociales. Portal de Scribd. Julio. Consulta:
07 de junio del 2010. (http://www.scribd.com/doc/12749513/Comprender-la-
Economia-Jacques-Gouverneur).

GUERRERO, Diego. “Un resumen completo de El capital de Marx” (En línea). Portal de
Revista Laberinto. Julio. Consulta: 07 de junio del 2010. (http://laberinto.uma.es)

IGNACIO, Juan. “El ciclo del capital” (en línea). Principios de economía marxista. Portal
de El Militante. Julio. Consulta: 07 de junio del 2010.
(http://www.elmilitante.org/elmilt148/teor_148.htm).

Economía Política – Ciclo 2010-I