Вы находитесь на странице: 1из 94

302 303

322 323 324


344 345
365 366
388 389

PLANCHA 323
NEIVA
¡Siente tu bandera,
cree en tu país!
REPÚBLICA DE COLOMBIA
MINISTERIO DE MINAS Y ENERGÍA
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN E INFORMACIÓN GEOCIENTÍFICA,
MINERO-AMBIENTAL Y NUCLEAR
INGEOMINAS

LEVANTAMIENTO GEOLÓGICO DE LA
PLANCHA 323 NEIVA

ESCALA 1:100.000

POR:
PAULINA FERREIRA V.
ALBERTO NÚÑEZ T.
MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ P.

MEMORIA EXPLICATIVA

2002
Plancha 323 Neiva

Contenido
Página

RESUMEN ............................................................................................................................................................... 9

1. INTRODUCCIÓN .....................................................................................................................................................11
1.1 Objetivo ...........................................................................................................................................11
1.2 Localización .....................................................................................................................................11
1.3 Aspectos geográficos ................................................................................................................................11
1.3.1 Geomorfología ...............................................................................................................................11
1.3.2 Clima ..................................................................................................................................................15
1.3.3 Vegetación .......................................................................................................................................15
1.3.4 Hidrografía ........................................................................................................................................17
1.3.5 Vías de comunicación ..................................................................................................................17
1.3.6 Poblaciones .....................................................................................................................................17
1.4 Metodología ..................................................................................................................................................17
1.5 Trabajos anteriores .......................................................................................................................................21
1.6 Personal participante ..................................................................................................................................22

2. ESTRATIGRAFÍA ........................................................................................................................................................25
2.1 Proterozoico .................................................................................................................................................25
2.1.1 Complejo Aleluya (Pea) ...............................................................................................................25
2.1.2 Granulitas (Peg) ...............................................................................................................................29
2.2 Paleozoico .....................................................................................................................................................29
2.2.1 Lodolitas de Cerro Neiva (Pzcn) ...............................................................................................29
2.3 Mesozoico .....................................................................................................................................................32
2.3.1 Formación Saldaña (Js) ................................................................................................................32
2.3.2 Monzogranito de Algeciras (Ja) .................................................................................................35
2.3.3 Batolito de Ibagué (Ji) ...................................................................................................................37
2.3.4 Cuarzomonzodiorita de Teruel (Jt) ...........................................................................................39
2.3.5 Formación Caballos (Kc) .............................................................................................................39
2.3.6 Formación Hondita (Kh) ...............................................................................................................44
2.3.7 Formación Loma Gorda (Kl) ........................................................................................................47
2.3.8 Grupo Olini (Ko) .............................................................................................................................49
2.3.9 Formación La Tabla (Kt) ................................................................................................................51
2.3.10 Formación Seca (KPgs) .................................................................................................................52

INGEOMINAS 3
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Página

2.4 Cenozoico .....................................................................................................................................................52


2.4.1 Grupo Chicoral-Grupo Gualanday ............................................................................................52
2.4.1.1 Formación Palermo (Pgp) ..............................................................................................57
2.4.1.2 Formación Baché (Pgb) ..................................................................................................57
2.4.1.3 Formación Tesalia (Pgt) ...................................................................................................57
2.4.1.4 Edad y correlación del Grupo Chicoral ...................................................................58
2.4.2 Formación Potrerillo (Pgpo) ........................................................................................................58
2.4.3 Formación Doima (PgNgd) ..........................................................................................................60
2.4.4 Formación Tuné (Ngt) ....................................................................................................................60
2.4.5 Grupo Honda (Ngh) ......................................................................................................................60
2.4.6 Grupo Huila ......................................................................................................................................61
2.4.6.1 Formación Neiva (Ngn) .................................................................................................62
2.4.6.2 Formación Gigante (NgQgi) .........................................................................................62
2.4.7 Sedimentos de Fortalecillas (NgQf) .........................................................................................63
2.4.8 Depósitos cuaternarios ................................................................................................................65
2.4.8.1 Abanicos antiguos (Qaal) ..............................................................................................65
2.4.8.2 Terrazas recientes (Qt) ..................................................................................................66
2.4.8.3 Depósitos de pendiente (Qc) ...................................................................................66
2.4.8.4 Depósitos aluviales (Qa) ..............................................................................................66

3. GEOLOGÍA ESTRUCTURAL Y TECTÓNICA ........................................................................................................67


3.1 Provincia Tectónica Occidental .................................................................................................67
3.2 Provincia Tectónica Central .........................................................................................................70
3.3 Provincia Tectónica Oriental .......................................................................................................70

4. RECURSOS GEOLÓGICOS ...................................................................................................................................73


4.1 Minerales metálicos .....................................................................................................................................73
4.1.1 Cobre ................................................................................................................................................73
4.1.2 Hierro .................................................................................................................................................73
4.1.3 Oro .....................................................................................................................................................77
4.2 Minerales no metálicos ...............................................................................................................................78
4.2.1 Alumbre ............................................................................................................................................78
4.2.2 Arcilla .................................................................................................................................................78
4.2.3 Arena silícea ....................................................................................................................................80

4 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Página

4.2.4 Asfalto ...............................................................................................................................................80


4.2.5 Baritina ...............................................................................................................................................80
4.2.6 Mármol-caliza-dolomita ...............................................................................................................80
4.2.7 Caolín .................................................................................................................................................80
4.2.8 Feldespato .......................................................................................................................................81
4.2.9 Fosfatos .............................................................................................................................................81
4.2.10 Agregados pétreos .......................................................................................................................81
4.2.11 Pumita ................................................................................................................................................82
4.2.12 Yeso ...................................................................................................................................................82
4.3 Expectativas ...................................................................................................................................................82

5. AMENAZAS GEOLÓGICAS E HIDROLÓGICAS ..............................................................................................85


5.1 Remoción en masa .......................................................................................................................................85
5.2 Flujos de escombros ..................................................................................................................................86
5.3 Socavación lateral ........................................................................................................................................86
5.4 Surcos y cárcavas ........................................................................................................................................86
5.5 Sismos .............................................................................................................................................................86
5.6 Volcanismo .....................................................................................................................................................87
5.7 Inundaciones .................................................................................................................................................87

6. EVOLUCIÓN GEOLÓGICA .................................................................................................................................89

7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ...........................................................................................................................93

INGEOMINAS 5
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Figuras
FIGURA 1 Localización de la Plancha 323 Neiva .............................................................................................. 12
FIGURA 2. Coordenadas en los vértices de la Plancha 323 Neiva .............................................................. 13
FIGURA 3. División para localización de sitios en la Plancha 323 Neiva .................................................... 14
FIGURA 4. Mapa geomorfológico generalizado de la Plancha 323 Neiva ................................................. 16
FIGURA 5. Principales corrientes y cuerpos de agua de la Plancha 323 Neiva ........................................ 18
FIGURA 6. Principales vías y poblaciones de la Plancha 323 Neiva ............................................................ 19
FIGURA 7. Líneas de vuelo usadas en el levantamiento geológico de la Plancha 323 Neiva ............... 20
FIGURA 8. Geólogos que participaron en el levantamiento geológico de la Plancha 323 Neiva ...... 23
FIGURA 9. Unidades litológicas proterozoicas expuestas en la Plancha 323 Neiva ............................... 26
FIGURA 10. Contenido de CaO y CO2 en rocas del Complejo Aleluya. Plancha 323 Neiva ................. 28
FIGURA 11. Contenido de Mg, Si y Al en rocas del Complejo Aleluya. Plancha 323 Neiva ................... 28
FIGURA 12. Unidades paleozoicas expuestas en la Plancha 323 Neiva ....................................................... 30
FIGURA 13. Sección estratigráfica de las Lodolitas de Cerro Neiva ............................................................... 31
FIGURA 14. Exposición de la Formación Saldaña en la Plancha 323 Neiva ................................................. 33
FIGURA 15. Unidades ígneas intrusivas expuestas en la Plancha 323 Neiva ................................................ 36
FIGURA 16. Unidades cretácicas expuestas en la Plancha 323 Neiva ........................................................... 41
FIGURA 17. Formación Caballos, sección estratigráfica generalizada quebrada
Sardinata- Vereda Nazareth .................................................................................................................. 42
FIGURA 18. Formación Caballos, sección estratigráfica generalizada e integrada Guaduas
Pintadas - Pantano Grande .................................................................................................................... 43
FIGURA 19. Formación Hondita, secciones estratigráficas ................................................................................ 46
FIGURA 20. Formaciones Hondita y Loma Gorda. Secciones estratigráficas ............................................... 48
FIGURA 21. Grupo Olini y Formación La Tabla. Sección estratigráfica Quebrada La Guagua .................. 50
FIGURA 22. Unidades del Paleógeno y Neógeno expuestas en la Plancha 323 Neiva ............................ 53
FIGURA 23. Formación Palermo, sección estratigráfica generalizada carretera
Palermo - Los Guásimos ........................................................................................................................ 54
FIGURA 24. Formación Baché, sección estratigráfica generalizada carretera
Palermo - Los Guásimos ........................................................................................................................ 55
FIGURA 25. Formación Tesalia, sección estratigráfica generalizada de la carretera
Palermo - Los Guásimos ........................................................................................................................ 56
FIGURA 26. Formación Potrerillo, sección estratigráfica generalizada carretera
Palermo - Los Guásimos ........................................................................................................................ 59
FIGURA 27. Sedimentos de Fortalecillas, sección estratigráfica generalizada cerro
Alto de La Cruz ........................................................................................................................................ 64
FIGURA 28. Ocurrencias minerales en la Plancha 323 Neiva ............................................................................ 74
FIGURA 29. Áreas petroleras en los alrededores de la Plancha 323 Neiva ................................................. 75

6 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Tablas
Página

TABLA 1. Análisis químicos de mármoles del Complejo Aleluya ................................................................ 27


TABLA 2. Clasificación de rocas intrusivas de la Plancha 323 Neiva .......................................................... 38
TABLA 3. Ocurrencias minerales metálicas de la Plancha 323 Neiva ......................................................... 76
TABLA 4. Contenido de oro en algunas ocurrencias auríferas de la Plancha 323 Neiva ...................... 77
TABLA 5. Ocurrencias minerales no metálicas de la Plancha 323 Neiva ................................................... 79
TABLA 6. Unidades geológicas y recursos geológicos asociados - Plancha 323 Neiva ..................... 83

INGEOMINAS 7
Plancha 323 Neiva

PLANCHA 323
Resumen
a Plancha 323 Neiva, con una ex- sición Cretácico-Paleógeno y su ambiente de de-
tensión de 1.800 km², está posición es transicional.
ubicada en el norte del De-
partamento del Huila (Co- En el Paleógeno Neógeno se acumularon conglo-
lombia); cubre parte del merados, areniscas y arcillolitas que constituyen las
Valle Superior del Magdale- formaciones Palermo, Baché, Tesalia, Potrerillo, Doima
na en la llamada Subcuenca y Tuné, así como los Grupos Honda y Huila; finaliza-
de Neiva, algunos sectores de da la acumulación del Grupo Honda se hace evi-
las estribaciones orientales de la dente el inicio de la actividad volcánica en la parte
Cordillera Central y una zona muy pe- alta de la Cordillera Central que tuvo un gran desa-
queña del borde occidental de la Cor- rrollo a finales del Neógeno y en el Cuaternario, y se
dillera Oriental. originaron extensos depósitos piroclásticos y de flu-
jos de lodo que constituyen buena parte de la For-
En el área afloran rocas metamórficas, ígneas y se- mación Gigante del Grupo Huila.
dimentarias, así como extensos depósitos
inconsolidados de origen sedimentario. El Cuaternario está representado por depósitos
volcanosedimentarios, evidentes en los Sedimen-
Las rocas más antiguas corresponden a granulitas, tos de Fortalecillas, y acumulaciones aluviales en
mármoles y cuarcitas agrupadas en el Complejo forma de abanicos y llanuras de inundación, aso-
Aleluya, expuesto en la Cordillera Central. Las ro- ciados a las corrientes fluviales que constituyen la
cas ígneas constituyen cuerpos intrusivos y una red hidrográfica actual.
unidad volcano-sedimentaria correspondiente a
la Formación Saldaña acumulada en el Triásico- Tectónicamente, el área presenta tres dominios
Jurásico. Las rocas intrusivas, de edad jurásica, estructurales correspondientes a cada una de
hacen parte de las unidades lito-estratigráficas de- las regiones fisiográficas identificadas: Cordillera
nominadas Monzogranito de Algeciras, Batolito de Central, Cordillera Oriental y valle del Magdale-
Ibagué y Cuarzomonzodiorita de Teruel; la prime- na. Las estructuras geológicas más importantes
ra aflora en la Cordillera Oriental, la segunda en la son el Sistema de Fallas de Chusma y fallas aso-
Cordillera Central y la tercera en la transición entre ciadas al Sistema de Fallas de Garzón-Algeciras;
ésta y el valle del río Magdalena. estos dos sistemas marcan el límite entre las cor-
dilleras Central y Oriental y el valle del río Mag-
Las rocas sedimentarias conforman secuencias de dalena, respectivamente.
origen marino y continental fluvial depositadas des-
de finales del Cretácico temprano hasta el Los recursos geológicos de mayor interés co-
Neógeno-Cuaternario. Las unidades cretácicas son rresponden a materiales de construcción como
las formaciones Caballos, Hondita, Loma Gorda, rocas ornamentales (mármol), agregados pé-
La Tabla y Seca; esta última corresponde a la tran- treos y arcillas. Los recursos calcáreos, espe-

INGEOMINAS 9
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

cialmente para obtención de cal, son también ción de rocas calcáreas y la apertura de vías con
impor tantes. Las reservas de agua subterránea escasa dirección técnica son los factores que más
son grandes, pero no han sido caracterizadas inciden en el deterioro ambiental y los fenóme-
en cuanto a calidad y cantidad. Los recursos nos de inestabilidad.
energéticos, gas y petróleo, son explotados en
diferentes campos dentro del área o en zonas Las corrientes de agua superficiales que descien-
aledañas y las exploraciones continúan en di- den de las cordilleras al valle del Magdalena tie-
ferentes bloques. nen régimen torrencial, y diversos sectores de sus
cauces bajos están ocupados por viviendas y
El territorio que cubre la Plancha 323 se afecta obras de infraestructura que son afectadas, con
por fenómenos de erosión y remoción en masa, relativa frecuencia, por los flujos torrenciales, co-
originados por las condiciones naturales de la zona nocidos popularmente como avalanchas. El caso
y acelerados por la actividad humana. La región más representativo es el río Las Ceibas que reco-
más crítica es el noroeste, en donde la extrac- rre buena parte de la ciudad de Neiva.

10 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

1. Introducción
Para cumplir con la MISIÓN de conocer la Tierra, su • Investigar el potencial minero e hídrico de la
evolución, su dinámica, sus componentes y recur- región.
sos, INGEOMINAS realiza proyectos integrales y
multidisciplinarios con criterios de rentabilidad so-
cial y económica para aportar conocimientos en 1.2. Localización
beneficio de la comunidad colombiana en el cam-
po de las geociencias, minería y química.
La Plancha 323 Neiva, de la nomenclatura del Ins-
Uno de estos proyectos, a cargo de la Unidad tituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, cubre
Operativa Ibagué, promueve los estudios geológicos 1.800 km² del valle superior del río Magdalena en
en la cuenca sedimentaria del Valle Superior del el norte del Departamento del Huila (Figura 1). La
Magdalena. Para tal fin se adelantó, entre 1993 y 1995, Figura 2 muestra las coordenadas geográficas, en
el levantamiento geológico integrado de la Plancha los vértices de la plancha, de acuerdo con el ori-
323 Neiva. Los resultados de esta investigación se gen Bogotá (X = 1’000.000, Y = 1’000.000).
presentan en este informe.
Para ubicación rápida de los sitios mencionados
1.1. Objetivos en el informe, se dividió la plancha en 72
cuadrículas, cada una de 25 km² de extensión su-
perficial, identificadas de occidente a oriente con
El objetivo general del proyecto es avanzar en la los números 1 a 9 y de norte a sur con las letras A
elaboración del mapa geológico de Colombia. Los a H (Figura 3).
objetivos específicos del levantamiento geológico
de la Plancha 323 fueron:
1.3. Aspectos geográficos
• Efectuar la cartografía geológica regional, a es-
cala 1:100.000, con descripción de las unida-
des y estructuras geológicas. 1.3.1. GEOMORFOLOGÍA
• Establecer patrones litoestratigráficos precisos
para las unidades geológicas que conforman la El área de la Plancha 323, morfológicamente, está
zona con la utilización de nomenclatura conformada por una zona central plana a suave-
estratigráfica con validez regional. mente ondulada enmarcada por dos regiones
• Efectuar prospección geoquímica regional para montañosas. La zona plana corresponde a la lla-
determinar áreas potencialmente anómalas para nura del río Magdalena y sus afluentes constituida
uno o varios elementos químicos. por rocas sedimentarias, con aporte volcánico,
• Establecer las áreas expuestas a fenómenos del Paleógeno, Neógeno y Pleistoceno, así como
geológicos que ofrezcan amenaza a la comuni- depósitos aluviales y aluvio-torrenciales del
dad y a la infraestructura del área. Cuaternario.

INGEOMINAS 11
12
283
TOLIMA

301 302 303

COLOMBIA CAUCA 322 323 324

Neiva
Departamento
343 344 345 346
del Huila

365 366 367

CAQUETA

388 389
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

I N G E O M I N AS

LOCALIZACIÓN DE LA PLANCHA 323 NEIVA

Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
1999

INGEOMINAS
1 de 29
Plancha 323 Neiva

A B
B A B

I IIII
D C D

B A B

III
III IV
IV

D
D C

C X Y D
A = 840.000 835.000
B = 840.000 980.000
C = 800.000 835.000
D = 800.000 980.000

INGEOMINAS
COORDENADAS EN LOS VÉRTICES
DE LA PLANCHA 323 NEIVA
Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
1999 2 de 29

INGEOMINAS 13
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

1 2 3 4 5 6 7 8 9

A
B

C
D

F
G

H 5G
2
( 25 km )

INGEOMINAS
DIVISIÓN PARA LA LOCALIZACIÓN DE
SITIOS EN LA PLANCHA 323 NEIVA

Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
1999 3 de 29

14 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Al suroriente se encuentra parte del flanco occi- 1.3.2. CLIMA


dental de la Cordillera Oriental formado por ro-
cas sedimentarias e ígneas del Paleozoico hasta Con base en información de IGAC (1995), se es-
el Cretácico. Por el occidente aparecen las tablece que el clima del área es ecuatorial con
estribaciones y parte del flanco oriental de la variación entre cálido y templado debido a las
Cordillera Central, en donde afloran rocas ígneas, diferencias de altura; la precipitación se caracte-
metamórficas y sedimentarias que varían en edad riza por dos períodos secos: junio-agosto y ene-
entre el Precámbrico y el Neógeno. ro-febrero, y dos temporadas húmedas:
marzo-mayo y septiembre-diciembre; las máximas
La orientación general de las cordilleras y el valle precipitaciones ocurren en abril y noviembre. Los
central, así como las serranías y estructuras princi- promedios de lluvia son 900-1.000 mm en el valle
pales, es norte-nororiente. del Magdalena y 1.700 mm en las vertientes de las
cordilleras (IGAC, 1995).
Las mayores alturas de la región se presentan en
el cerro La Cuncia, al NW (1C), de 2.800 m de
elevación, y cerro Neiva, al SE (9H), con 2.300 1.3.3. VEGETACIÓN
msnm La zona plana del valle del río Magdalena y
afluentes tiene altura promedio de 400 a 500 m. Uno de los aspectos más relevantes de la zona
de estudio es el alto grado de deforestación;
De acuerdo con el Mapa Geomorfológico del bosques naturales primarios sólo se conservan en
Departamento del Huila (IGAC, 1994), la zona está algunas regiones del NW en el cerro La Cuncia. En
conformada por tres grandes unidades geomor- el resto del área sólo se encuentran relictos de
fológicas (Figura 4), así: bosque en franjas, algunas veces muy angostas,
en las orillas de algunos ríos y quebradas; por lo
Unidad de origen denudacional. Ocupa las demás, la zona ha sido deforestada para activi-
estribaciones de las cordilleras Central y Oriental dades agropecuarias o son áreas semidesérticas
y en las cuchillas del Indio Estacado, Guaduas Pin- a desérticas, como la zona nororiental, que co-
tadas y Pan de Azúcar (4H, 5H). Se trata de mon- rresponde a la parte sur del desierto de La Tatacoa.
tañas erosionales, generalmente muy disecadas en
rocas ígneas intrusivas, metamórficas y volcánicas. La quema de potreros es una acción corriente en
Incluye, también, superficies erosionales tipo “tie- la región y son comunes los sectores de alta pen-
rras malas” en el sector del desierto de La Tatacoa diente, sin ninguna posibilidad de utilización, so-
al NE del área (8A, 9A). metidos a esta práctica, que conduce a erosión y
activación de procesos de remoción en masa.
Unidad de origen estructural. Con este nom-
bre se agrupan varias unidades geomorfológicas De acuerdo con la clasificación internacional
de origen estructural desarrolladas básicamente de Holdridge (1977), y con base en el estudio
en rocas sedimentarias del Cretácico y Paleógeno de IGAC (1995), se identificó que en el área
denominadas por el IGAC (1994) como planchas de la Plancha 323 se presentan las siguientes
estructurales (flatirons), espinazos (hogback), la- zonas de vida:
deras estructurales y crestones, depresiones
sinclinales, abombamientos anticlinales y depre- Bosque muy seco tropical (bms-T) y bosque seco
siones monoclinales. tropical (bs-T) que cubren, aproximadamente, el
50% del área en el valle del río Magdalena. La zona
Unidad de origen fluvial. Corresponde a va- restante corresponde a bosque húmedo
lles aluviales con sedimentos no consolidados del subtropical (bh-ST), bosque muy húmedo
Cuaternario, terrazas y abanicos aluviales diseca- subtropical (bmh-ST), bosque muy húmedo
dos antiguos y recientes, y la peneplanicie del valle montano bajo (bmh-MB) y bosque pluvial montano
del Magdalena. bajo (bp-MB).

INGEOMINAS 15
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia

a T
San Luis ello
B a Te llo 3° 05'.

Las Juntas

a
Fortalecillas

Ve
al
C

g
ar ga

El Carmen

A
E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D
D A
G

Aleluya Paraguay M

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E ar
ía

a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' 2° 55'

F
PALERMO
Ospina Pérez

El Caguán
El Triunfo
G

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

e
alegr
Te

H
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
PÎg
a C
aY

El Almorzadero
X = 800.000 m.N.
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'

Modificado de IGAC (1994)

INGEOMINAS
Unidades de origen
denudancial
MAPA GEOMORFOLÓGICO GENERALIZADO
Unidades de origen DE LA PLANCHA 323 NEIVA
estructural
Autor: Digitalizó:
Unidades de origen IGAC (1994) Alfonsina Bocanegra G.
fluvial y fluviovolcánico Escala: Fecha: Figura:
0 2,5 5 km 1999 4 de 29

16 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

1.3.4 HIDROGRAFÍA • Palermo-Ospina Pérez-El Socorro.

La red hidrográfica de la Plancha 323 está consti- • Neiva-Fortalecillas-Villavieja


tuida por el río Magdalena, que la atraviesa de sur
a norte por la región central, y sus tributarios los • Neiva-Caguán-Cerro Neiva
ríos Baché y Chiquila-Aipe, por el occidente, y
Villavieja, Fortalecillas, Las Ceibas, Loro y Frío, y • Neiva-Balsillas
las quebradas El Arenoso y Bateas, por el oriente
(Figura 5). • Neiva-La Ulloa-Rivera

La red hidrográfica es conformada, además, por Desde el aeropuerto Benito Salas de la ciudad de
los ríos Tuné y Yaya, afluentes del Baché, con las Neiva parten vuelos regulares a Bogotá, Florencia,
quebradas tributarias El Salado, Nilo, La Guagua, El Ibagué y Cali, entre otras ciudades.
Vergel, El Chiflón y El Potrero. Por el oriente com-
pletan la hidrografía las quebradas La Medina, La
Honda y El Tigre, entre otras. 1.3.6 POBL ACIONES

Las lagunas Papagayo y El Juncal, y la represa La La ciudad de Neiva (6E, 7E), capital del Departa-
Sucia, en el valle del Magdalena (6G, 5H), almace- mento del Huila, ubicada en la zona central del
nan agua para riego proveniente del río Magdale- área, concentra más del 70% de la población de
na. El Juncal recibe 6.000 l/seg y le suministra una la zona de estudio. Además de Neiva, Palermo
mínima parte a La Sucia cuando ella pierde su ni- (3F) es otra cabecera municipal situada en la Plan-
vel; ocupa una extensión de 40 hectáreas, tiene 6 cha 323. Asentamientos humanos menores son
m de profundidad promedio y contiene 2’360.000 Fortalecillas (7C), San Luis (2B), Guacirco (7B), El
m³ de agua. Triunfo (8G, 9G), Caguán (8G), Aipecito (1A), Ale-
luya (2D), La Lupa (2D), Ospina Pérez (1F) y San
Juan (1H). La Figura 6 muestra la ubicación de las
1.3.5 VÍAS DE COMUNICACIÓN cabeceras municipales y principales caseríos de
la Plancha 323.
El acceso a la región se hace por la troncal Espinal
– Neiva, que permite la comunicación con el res-
to del país a través de las carreteras Espinal - Bo-
gotá y Espinal - Ibagué.
1.4 Metodología
De Neiva parten carreteras asfaltadas que condu-
cen a Aipe, Palermo, Tello y Yaguará; de ellas se
desprenden numerosas vías que llevan a otras Para el levantamiento geológico de la Plancha 323
cabeceras municipales, caseríos y veredas (Figura Neiva se empleó la metodología utilizada por
INGEOMINAS en la cartografía geológica regional,
6). Entre éstas se destacan:
que le da más dedicación a la recolección y pro-
• Palermo-Los Guásimos-El Socorro-Santa María cesamiento de información que tiene que ver con
descripción de secciones estratigráficas. La me-
• Los Guásimos-Aleluya-El Carmen-Planadas todología utilizada fue la siguiente:
(Tolima)
? Fotointerpretación geológica. Con base en
• Los Guásimos-Aleluya-San Luis-Aipecito y
Chapinero las líneas de vuelo mostradas en la Figura 7, se
preparó un mapa fotogeológico para revisión
• Palermo-El Almorzadero-Teruel y control de campo.

INGEOMINAS 17
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
IPECI TO LA
UI
A

IO IQ
R

CH

HE
O

R
A RI

AC

IO
B

VI
Q
IO

LL
R

B
os

A
ro

V
t
dal
re

IE
an
A

e
L J
UI

a
ot

A
s Org

s
Din
IQ

P
CH

i f ló
O
RI

l
E

El
Ch
Q. L o

Q.

Q.
B

El
3° 05'.

Q.

C R
IO
Q. E

FO
A
l Ve

YAY

RT
N A
A
L
rg e

E
RI O

C
IL
l

L E
LA
S
3° 00' 3° 00'

A
RIO YAYA D
D A
G
M

O
R I
BAC
HE N E I V A
RIO
RIO LA S
E

C E IBA
S
CH

E
BA
O
RI

Q.
RIO El
LO Tigr
e
2° 55' 2° 55'

R
O
F RIO LORO
TUNE
O
RI

Q.
El o
Arenos
a

Q. E l Ni l o
G
u
g
a

a
a t
u

i n
G

El S r d
S a
La

. ala Q. Represa
do
Q

Q
.

La Sucia Q.
Q.

2° 50'
L a

2° 50'
La
H on

M e
Y = 835.000 m.E.

Laguna de
Papagayo
da

d i n

R
H I
O

FR
Q.

E IO
Igú
l

a
75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
75° 30'

X = 800.000 m.N.

INGEOMINAS
PRINCIPALES CORRIENTES Y CUERPOS
DE AGUA DE LA PLANCHA 323 NEIVA

Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
0 2,5 5 km 1999 5 de 29

18 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia

a T
San Luis ello
B a Te llo 3° 05'.

Las Juntas

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D
D A
G
Paraguay M
Aleluya

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' 2° 55'

F
PALERMO
Ospina Pérez

El Caguán
El Triunfo
G

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

e
alegr
Te

H
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
a C
aY

El Almorzadero
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES INGEOMINAS
Cabecera municipal
PRINCIPALES VÍAS Y POBLACIONES
Caserío DE LA PLANCHA 323 NEIVA
Carretera asfaltada Autor: Digitalizó:
Carretera sin asfaltar Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
Línea férrea 0 2,5 5 km 1999 6 de 29

INGEOMINAS 19
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
12861 37789 3968 0 18

a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia
000011 a T
San Luis ello
B a Te llo 3° 05'.
VUELO R-409

Las Juntas
VUELO M-52

12150

a
Ve
VUELO M-153
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
1 61 10 59 5

E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'
VUELO C-2364

A
D
D A
G

VUELO C-1714
Paraguay M
Aleluya

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas
VUELO C-2171

2° 55' 2° 55'

37795
VUELO M-45

F
PALERMO
Ospina Pérez
VUELO M-8

El Caguán
El Triunfo
G
0 00 00 0

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

e
alegr
Te

H
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
a C
aY

1 72 El Almorzadero 1 28 71 10601 0 10
12143
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

INGEOMINAS
LÍNEAS DE VUELO USADAS EN EL LEVANTAMIENTO
GEOLÓGICO DE LA PLANCHA 323 NEIVA

Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
0 2,5 5 km 1999 7 de 29

20 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

? Levantamiento de campo. Para comprobar ? Mapa e informe finales. Con toda la infor-
la fotointerpretación se realizó el levantamien- mación colectada se preparó el mapa
to de campo, labor que fue realizada en tres geológico a escala 1: 50.000 que posterior-
comisiones con un total de 130 días-geólogo, mente fue reducido y dibujado 1:100.000 para
para un promedio de 13,8 km²/día de rendi- digitalizarlo mediante AUTOCAD y anexarlo al
miento promedio. Durante esta fase se ubica- presente informe que describe, además de los
ron y describieron estaciones de control so- aspectos geológicos, los recursos minerales e
bre carreteras, ríos, quebradas y caminos de hídricos, las amenazas geológicas y las ano-
la zona con recolección de muestras de roca malías geoquímicas encontradas en el área que
y sedimentos activos, especialmente finos se- cubre la Plancha 323 Neiva.
leccionados; esporádicamente se efectuaron
cateos con batea para establecer presencia
de oro. Los sedimentos activos fueron co- 1.5 Trabajos anteriores
lectados, preferencialmente, en drenajes que
atraviesan únicamente rocas ígneas y meta-
mórficas, y fueron analizados por Numerosas son las investigaciones que en el cam-
espectrografía completa para 33 elementos. po de la geología se han realizado en la Cuenca
De algunas de las muestras de roca se ela- Sedimentaria del Valle Superior del Magdalena, es-
boraron secciones delgadas para análisis pecíficamente en la Subcuenca de Neiva, en don-
petrográfico. de se ubica la Plancha 323. Estas investigaciones
tocan diferentes aspectos geológicos con énfa-
? Descripción de secciones estratigráfi- sis en la evaluación del potencial de hidrocarbu-
cas. Paralelamente con el levantamiento ros.
geológico se analizó la continuidad de los aflo-
ramientos de unidades sedimentarias con el Cartografía geológica y geología general ha sido
propósito de establecer las mejores exposi- realizada por Torres et al. (l959), Corrigan (1967),
ciones y hacer la descripción de las respecti- Beltrán & Gallo (l968), Pedreira & Rosenman (l973),
vas secciones estratigráficas. Con este objeti- Rosenman et al. (1976) y Carrillo & Guerrero
vo se levantó la poligonal con brújula (1987), entre otros.
taquimétrica o brújula Brunton a escala 1:1.000
o 1:2.000 y se describieron secciones estrati- Análisis estratigráfico, sedimentológico y de am-
gráficas de algunas unidades del Cretácico, biente de deposición de las unidades del
Paleógeno y Neógeno. Cretácico, Paleógeno y Neógeno fueron presen-
tados por Wellman (1968, 1970), Howe (1969,
? Descripción de recursos minerales. En 1974), Anderson (1970, 1972), Waddell (1982),
el área son numerosas las explotaciones mi- Cifuentes & Montoya (1981), Sneider (1988) y
neras, activas y abandonadas, especialmen- varios otros investigadores.
te de mármol, oro de filón y materiales de
construcción. Estas explotaciones fueron vi- La tectónica y estructura geológica, en general, ha
sitadas para establecer sus características y sido estudiada por Butler (1983), Butler & Schamel
emplearlas, posteriormente, como bases de (1988), Castiblanco & Guerra (1984), Hernández
prospección en ambientes similares. & Cristancho (1989) y Ochoa & Pongutá (1991).

? Amenazas geológicas . Se hizo un análisis Buitrago (1976) y Franco (1986) describen y pre-
de las zonas potencialmente amenazadas sentan, respectivamente, las ocurrencias minera-
por procesos de erosión y remoción en les del Departamento del Huila, en cuya zona norte
masa que, además de los eventos sísmicos, se encuentra la Plancha 323. López (1959) hizo
son los fenómenos geológicos que causan un análisis del recurso hídrico subterráneo, labor
amenaza en el área. que está siendo complementada con las investi-

INGEOMINAS 21
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

gaciones que INGEOMINAS realiza a través de un 1.6 Personal participante


contrato con HOCOL.

Investigadores de la Universidad de Kyoto (Ja- El levantamiento geológico fue realizado por los
pón) se han dedicado a estudiar la geología, geólogos PAULINA FERREIRA, ALBERTO NÚÑEZ, MI-
geocronología y paleontología de vertebrados GUEL A. RODRÍGUEZ, JAVIER A. ROJAS y FRANCIS-
en el desierto de La Tatacoa cuyo extremo sur CO A. VELANDIA (Figura 8). El geólogo
hace parte de la zona nororiental de la plan- GIANCARLO RENZONI recomendó algunas locali-
cha. Entre estas investigaciones se destacan las dades para descripción de secciones estratigrá-
de Hayashida (1984), Setoguchi et al. (1985), ficas y colaboró en la unificación de criterios y
Takemura (1983, 1986) y Takemura & Danhara metodología para esta descripción.
(1983, 1986).
Los operarios calificados L. E. Devia, H. Florido, E.
Existen varias otras investigaciones, de carácter Herrera, E. Jiménez, H. L. Marín, R. Marín, J. Medina
regional, como las del Servicio Geológico Na- y L. C. Wilches colaboraron en las labores de cam-
cional (1946, 1966), Zambrano (1966), van po y oficina como auxiliares y conductores.
Houten & Travis (1968), Arango & Kassem
(1977), INGEOMINAS (1989) y Fuquen & Núñez Las secciones delgadas fueron elaboradas por
(1989), que tocan en alguna forma aspectos re- personal del laboratorio de petrografía en la Sede
lacionados con el área de trabajo. Son también Central. Profesionales de la Subdirección Quími-
numerosos los estudios de compañías privadas, ca elaboraron los análisis químicos y
especialmente empresas petroleras, que por las espectrográficos.
características de su investigación son de ca-
rácter reservado y confidencial. La revisión ortográfica y edición estuvo a cargo
de la secretaria Argelia Salcedo Rodríguez. Los
Estudiantes de pregrado de geología, de la Uni- geólogos Alberto Núñez y Alfonsina Bocanegra
versidad Nacional de Colombia sede Bogotá, realizaron y editaron los gráficos, con el uso de
han elaborado sus trabajos de grado en varias los programas ILWIS y COREL DRAW, que acompa-
zonas de la plancha, enfocados a resolver, prin- ñan el informe.
cipalmente, problemas litológicos y
estratigráficos de las unidades sedimentarias del
Mesozoico y Cenozoico.

22 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

1-2-4-5 3 1-2
B A B

I II
D C D
1-2-4-5 3 1-2

1-2-4-5 3 1-2
B A B

III IV
D C D
1-2 1-2 1-2

1. Paulina Ferreira V.
2. Alberto Núñez T.
3. Miguel A. Rodríguez P.
4. Javier A. Rojas G.
5. Francisco A. Velandia P.

INGEOMINAS
GEÓLOGOS QUE PARTICIPARON EN EL LEVANTAMIENTO
GEOLÓGICO DE LA PLANCHA 323 NEIVA

Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
1999 8 de 29

INGEOMINAS 23
Plancha 323 Neiva

2. Estratigrafía
En el área de la Plancha 323 afloran rocas ígneas, Se trata de una franja alargada, en dirección N-
metamórficas y sedimentarias, con edades que van NE, de amplitud variable, que se extiende des-
desde el Proterozoico hasta el Neógeno, así como de El Porvenir (2C), pasa por los ríos Yaya (2C)
depósitos sedimentarios y volcano-sedimentarios y Baché (1E), hacia el SW, y penetra en la Plan-
del Cuaternario. cha 322 Santa María. La mejor exposición se
observa en la carretera Palermo-Los Guásimos-
2.1 PROTEROZOICO El Carmen, especialmente en el sector entre Ale-
luya y La Lindosa (2C), de donde deriva su nom-
bre, y en donde se ubican la mayoría de las
El Proterozoico, en la Plancha 323, está repre- minas activas que explotan comercialmente los
sentado por el Complejo Aleluya y algunos mármoles presentes en la unidad. Este comple-
xenolitos, no cartografiables a la escala de jo ocupa 35 km², aproximadamente, del área
mapeo, presentes dentro de cuerpos intrusivos de la Plancha 323 (Figura 9).
jurásicos de la Cordillera Oriental.
Litología. Las rocas que conforman el Complejo
2.1.1 COMPLEJO ALELUYA (Pea) Aleluya dan topografía abrupta con escarpes muy
inclinados; eventualmente se distingue paisaje
Se utiliza el nombre de Complejo Aleluya para des- kárstico. La unidad está constituida por una aso-
cribir las rocas metamórficas e ígneas que por sus ciación de mármoles, metareniscas, cuarcitas y
relaciones complicadas no es posible separar car- rocas ígneas que intruyen las rocas metamórficas
tográficamente y que afloran al occidente de la sin relación ordenada.
Plancha 323, entre el río Baché al sur y la quebra-
da Los Órganos al norte; esta propuesta está ba- Los mármoles tienen colores variados rosado,
sada en la sugerencia de la International Subcom- verde aguamarina, anaranjado, azuloso, blanco,
mision on Stratigraphic Classification of IUGS (1994), gris, pardo, negro y crema, inclusive con com-
de utilizar este rango para este tipo de secuen- binaciones blanco pardo, crema rosado, rosa-
cias. La unidad constituye una franja de ancho va- do gris y blanco gris; los más comunes son los
riable. Esta unidad ha sido denominada con dife- de color blanco y gris, y los más escasos azul,
rentes nombres y correlacionada con diversas uni- verde, rosado y pardo. Estos tonos pueden
dades litoestratigráficas, especialmente para des- deberse a la presencia de elementos trazas y
tacar la presencia de mármoles; es así como en para su determinación se debe acudir a méto-
varios informes presentados al Ministerio de Mi- dos geoquímicos como absorción atómica. Los
nas se asocian a la Formación Payandé; Fuquen y elementos que podrían incidir en esta colora-
Núñez (1989) la denominan “Mármoles y Rocas ción son: Fe, anaranjado; Ni, pardo; Cu, verde;
Asociadas”, y en la cartografía de INGEOMINAS Co, azul; Mn, negro; K, rosado; y Mg, rosado
(1989) aparece como xenolitos, que correspon- pálido.
den parcialmente a la presente cartografía.

INGEOMINAS 25
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia

a T
San Luis ello
B a Te llo 3° 05'.

Las Juntas

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D PÎa A
G
D

Paraguay M
Aleluya

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' 2° 55'

F
PALERMO
Ospina Pérez

El Caguán
El Triunfo
G

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

e
alegr
Te

H
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
PÎg
a C
aY

El Almorzadero
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES
INGEOMINAS
PÎa Complejo Aleluya
PÎg Granulitas
UNIDADES LITOLÓGICAS PROTEROZOICAS
Cabecera municipal EXPUESTAS EN LA PLANCHA 323 NEIVA
Caserío
Autor: Digitalizó:
Carretera asfaltada Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Carretera sin asfaltar Escala: Fecha: Figura:
Línea férrea 0 2,5 5 km 1999 9 de 29

26 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Por lo regular, están bien cristalizados, con tama- wollastonita y esfena, algunos de ellos indicadores
ño de grano medio a grueso, con predominio de de una zona de skarn, facies cornubianita-
este último, indiferentemente del color. Mineraló- piroxeno, como sucede cerca de El Salto (2D).
gicamente constan casi que esencialmente de
calcita, en dos posibles fases de cristalización, Tanto las cuarcitas como metareniscas contienen
como se desprende del análisis microscópico; moscovita y biotita, que pueden indicar metamor-
en la mina El Vergel (2C) se identificó escapolita, fismo regional facies esquisto verde e inclusive, lo-
mineral indicador de metamorfismo de contacto. calmente, zona de biotita como en La Cima, Vereda
Piñuela (2C). No es posible establecer un sector
La Tabla 1 muestra la composición química de de predominio de estas rocas, ya que se obser-
mármoles del Complejo Aleluya. En la Figura 10 varon relacionadas con afloramientos mayores de
se observa que las diferentes muestras analiza- mármol o afectadas, en otros sitios, por diques.
das tienen contenidos de CaO y CO 2 muy simi-
lares. De otra parte, el contenido de Fe (Figura De acuerdo con esta relación, la secuencia origi-
11) es muy uniforme mientras que Mg y Si tie- nal debió ser entonces clástica calcárea, con in-
nen variaciones notorias, especialmente cuan- tercalaciones arenosas y lodosas (bandas
do disminuyen los porcentajes de CaO y Co2. biotíticas en algunas metareniscas), afectada por
un evento metamórfico regional; posteriormente
Las cuarcitas y metareniscas son de color gris os- sufrió metamorfismo de contacto por el empla-
curo, con brillo rojizo cuando hay presencia de zamiento del Batolito de Ibagué, aflorante al este,
biotita, estratificadas en bancos potentes entre 3 y cuyos apófisis se muestran como un enrejado
y 5 m de espesor. Constan esencialmente de cuar- complejo de diques y pequeños cuerpos que
zo granoblástico, con aspecto de mosaico; algu- cruzaron indiscriminadamente la secuencia
nas veces exhiben diópsido, plagioclasa, cuarzo, metasedimentaria.

Tabla 1. Análisis químicos de mármoles del Complejo Aleluya.

Muestra Localización Coordenadas CaO CO 2 Mg Si Al Fe Na K


Número Tipo de Muestra (1) X = Y % % % % % % % %

IGM 162622 Mina Marmocol (1) 822.250 = 841.000 53,28 42,24 0,5 3,22 0,21 0,03 <0,02 0,14
IGM 162623 Mina El Porvenir (2) 822.580 = 840.800 37,05 43,33 16,41 2,78 - 0,07 <0,02 <0,02
IGM 162624 Mina El Porvenir (3) 822.580 = 840.800 39,08 35,51 6,84 15,02 2,08 0,70 <0,02 0,53
IGM 162625 Mina La Esmeralda (3) 822.780 = 841.100 54,68 42,06 0,48 1,28 <0,05 0,03 <0,02 0,04
IGM 162626 Mina La Esmeralda (3) 822.780 = 841.100 56,08 41,82 0,55 1,07 <0,05 0,04 <0,02 0,04
IGM 162627 Mina La Cruzada (4) 817.020 = 835.100 54,68 38,86 0,58 4,49 <0,05 0,03 <0,02 0,05
IGM 162628 Mina La Cruzada ((3) 817.020 = 835.100 55,90 41,65 0,53 1,57 <0,05 0,04 <0,02 0,04
IGM 162629 Mina El Socorro (3) 819.000 = 839.240 51,97 41,21 2,90 3,75 <0,05 0,04 <0,02 0,04
IGM 162630 Mina El Socorro (5) 819.000 = 839.240 55,28 41,02 1,67 1,90 <0,05 0,06 <0,02 0,04
IGM 162631 Mina El Centro (6) 831.700 = 841.080 57,48 40,22 0,28 1,28 <0,05 0,03 <0,02 0,04
IGM 162632 Mina Corozal (1) 828.960 = 843.940 54,98 42,27 0,78 1,76 <0,05 0,07 <0,02 0,04
IGM 162633 Mina El Vergel 3) 824.380 = 842.700 57,37 40,98 0,41 1,09 <0,05 0,04 <0,02 0,04
IGM 162634 Mina El Vergel (4) 824.940 = 842.700 53,62 41,26 0,89 3,98 <0,05 0,07 <0,02 0,06

Análisis realizados por la Subdirección de Investigaciones Químicas de INGEOMINAS


(1) Mármol rosado 3) Mármol blanco gris (5) Mármol gris pardo
(2) Dolomita (4) Mármol azul (6) Mármol verde

INGEOMINAS 27
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

70

Contenido en %
60
50 CaO
40 CO2
30
20
10
0 23

26
22

25

28

29

31

32

34
24

27

30

33
26

26
26

26

26

26

26

26

26
26

26

26

26
16

16
16

16

16

16

16

16

16
16

16

16

16
No. de la muestra

Figura 10. Contenido de CaO y CO2 en rocas del Complejo Aleluya. Plancha 323 Neiva
Contenido en %

15

10

5
Mg
0 Si
Fe
24

28

32
22

23

26

27

30

31

34
25

29

33
26

26

26
26

26

26

26

26

26

26
26

26

26
16

16

16
16

16

16

16

16

16

16
16

16

16

No. de la muestra

Figura 11. Contenido de Mg, Si y Al en rocas del Complejo Aleluya. Plancha 323 Neiva

Adicionalmente se identificaron dos tipos de di- debido a la presencia de la Formación Saldaña,


ques; unos rosados con textura sacaroidal y com- la primera asociación que se hace es con los már-
posición monzodiorítica a aplítica y otros gris ver- moles presentes en el área de Payandé (Tolima),
dosos de textura fanerítica fina, afanítica y y se asume que ellos son resultado del metamor-
porfirítica, y composición andesítica a dacítica. fismo de contacto de las calizas de la Formación
La epidotización, como proceso de alteración, es Payandé; sin embargo, en esta parte del valle
común en estos diques. superior no se han identificado tales calizas y la
protosecuencia descrita no tiene similitudes con
Contactos. El Complejo Aleluya está en con- esta unidad litoestratigráfica.
tacto al oeste con la Formación Saldaña, a través
de la Falla El Chimborazo, mientras que hacia el Otra posibilidad es que la secuencia original se
este y norte está intruido por el Batolito de Ibagué. hubiera acumulado durante el Paleozoico, tem-
prano o tardío, ya que son comunes a nivel de
Edad y correlación. No existen dataciones Suramérica, incluida Colombia, acumulaciones
radiométricas que permitan establecer la edad de calcáreas de esta edad. No obstante, en las uni-
la unidad. Se ha intentado relacionar los mármo- dades paleozoicas reportadas en el Valle Supe-
les de esta unidad con otros presentes en dife- rior del Magdalena, tanto en la Cordillera Oriental
rentes sectores de la Cordillera Central. Tal vez (presente trabajo y Rodríguez et al., 1996) como

28 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

en la Central (Mojica et al., 1988), no se encuen- Edad y correlación. No existen edades


tran evidencias importantes de haber sido some- radiométricas, pero por similitud petrográfica con
tidas a metamorfismo regional y, por otra parte, la las rocas del Macizo de Garzón, se correlacionan
litología es sensiblemente diferente. Adicional- con ellas y se sugiere que serían del Proterozoico,
mente, no se reporta contenido fósil relativamen- como lo proponen Álvarez (1981, 1984) y Priem
te abundante en los afloramientos paleozoicos et al. (1989).
de esta zona del país.

Con estas consideraciones, se asume edad 2.2 PALEOZOICO


proterozoica para las rocas del Complejo Alelu-
ya, tal como lo establecen Fuquen & Núñez
(1989). Asociaciones similares han sido reporta- Rocas sedimentarias del Paleozoico, en la Plan-
das por Barrero & Vesga (1976) y Feininger et al. cha 323, se presentan sobre la Cordillera Oriental
(1972) en el norte del Tolima y oriente de en la carretera Neiva-Caguán-Cerro Neiva (9G).
Antioquia y Caldas.

Durante el Proterozoico pudo ser fácil la acumu-


lación de arenas cuarzosas o alto contenido de 2.2.1 LODOLITAS DE CERRO NEIVA (Pzcn)
carbonatos dada la abundancia de algas. Sin em-
bargo, se deja anotado que en las secciones Se utiliza el nombre informal de Lodolitas de Ce-
petrográficas observadas no fue posible identifi- rro Neiva para describir una secuencia constitui-
car minerales indicadores de un alto grado de da por intercalaciones de lodolitas calcáreas, are-
metamorfismo, característico del Proterozoico. El niscas y calizas con leve metamorfismo de con-
metamorfismo de contacto se relaciona con la tacto, que aflora al suroeste de Neiva, en el cerro
intrusión del Batolito de Ibagué, de edad jurásica. del mismo nombre. Estudios anteriores sobre aflo-
ramientos del Paleozoico en Colombia (Villarroel
& Mojica, 1988) mencionan la presencia de estas
2.1.2 GRANULITAS (Peg) rocas sin entrar en mayores detalles.

Cuerpos pequeños de granulitas se presentan La unidad aflora en la parte suroriental de la Plan-


como xenolitos dentro del Monzogranito de cha 323, por la vía Caguán-Antenas de Televisión
Algeciras, en las estribaciones de la Cordillera de Cerro Neiva (9G), en una extensión aproxima-
Oriental, especialmente en la quebrada La Ulloa, da de 4 km² (Figura 12).
en el puente del carreteable que lleva a cerro
Neiva (8H); están intensamente cizalladas por Litología. La secuencia expuesta en la carretera
efectos de la falla que levanta la Cordillera Orien- Neiva-Caguán-Cerro Neiva puede ser dividida en
tal en este sector. tres segmentos, cada uno de ellos con un espe-
sor promedio de 150 m, para un total de 450 m
Litología. La roca dominante es de color rosado, (Figura 13); de base a techo su descripción es:
grano medio a grueso, con bandeamiento, y cons-
tituida por cuarzo y feldespato potásico, como Segmento A. En los primeros 150 m predomi-
minerales esenciales, y un mineral oscuro nan calizas esparíticas, gris claro a verde, con
inidentificable por la alteración; aparentemente se leve marmorización, ocasionada por efectos de
trata de un ortopiroxeno; como accesorios se pre- contacto, estratificadas en capas gruesas y con
senta biotita y circón. La textura es granoblástica a venillas rellenas de calcita; se observan inter-
holocristalina hipidiomórfica inequigranular, con calaciones menores de limolitas silíceas grises,
cristales de cuarzo ahumado elongados en la di- estratificadas en capas medias a delgadas, pla-
rección del bandeamiento. En algunos afloramien- no paralelas, algo recristalizadas, y contienen
tos se intercalan anfibolitas y neises anfibólicos. abundante pirolusita.

INGEOMINAS 29
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia

a T
San Luis ello
B a Te llo 3° 05'.

Las Juntas

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D PÎa A
G
D

Paraguay M
Aleluya

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' 2° 55'

F
PALERMO
Ospina Pérez

El Caguán
El Triunfo
G
Pzcn

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

e
alegr
Te

H
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
a C
aY

El Almorzadero
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES INGEOMINAS
Cabecera municipal
Caserío UNIDADES PALEOZOICAS EXPUESTAS
Drenajes EN LA PLANCHA 323 NEIVA
Carretera pavimentada
Carretera sin pavimentar Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Contactos geológicos
Escala: Fecha: Figura:
Pzcn Sedimentitas de Cerro Neiva 0 2,5 5 km 1999 12 de 29

30 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Segmentos Espesor Litología

450

400

C
350

CONVENCIONES
Arenisca
300
Lodolita calcárea
Lodolita
Caliza
250 Limolita silícea

B Monzogranito y diques
Vulcanitas (Formación Saldaña)
Cubierto
200

150

100
A
50
INGEOMINAS
SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA DE LAS
LODOLITAS DE CERRO NEIVA
0 Autor: Digitalizó:
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
0 25 50 m
1999 13 de 29

INGEOMINAS 31
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Segmento B. La parte media de la secuencia, de 2.3 MESOZOICO


aproximadamente 150 m de espesor, consta de
lodolitas físiles, levemente metamorfoseadas, de co-
lor gris oscuro y laminación ondulosa delgada, con El Mesozoico está conformado por rocas intrusivas
intercalaciones de limolitas silíceas de color gris os- del Jurásico, unidades volcano-sedimentarias del
curo con laminación interna no paralela. Se reportan Triásico-Jurásico y sedimentitas del Cretácico que
algunos paquetes de areniscas cuarzosas de grano afloran en las cordilleras Central y Oriental.
medio, color blanco amarillento, estratificadas en
capas medias y areniscas subarcósicas color blan-
co a gris, estratificadas en capas medias. Las arenis- 2.3.1 FORMACIÓN SALDAÑA (Js)
cas también exhiben leve recristalización.
Se utiliza este nombre, propuesto por Cediel et
Segmento C. El tercio superior se inicia con una capa al. (1980, 1981), para designar la secuencia
gruesa de arenisca cuarzosa de grano medio, tono volcano-sedimentaria conocida anteriormente
amarillento y continúa con intercalaciones de como Post-Payandé que aflora en el Valle Supe-
lodolitas calcáreas en láminas medias, color gris cla- rior del Magdalena. En la Plancha 323 la secuen-
ro con pirita diseminada; calizas gris oscuro en ca- cia está expuesta en tres zonas: una en la Cordi-
pas medias a gruesas, laminación muy delgada y llera Oriental y dos en la Central, y la más extensa
venillas de calcita; micritas fosilíferas empaquetadas, es la del sector noroccidental de la plancha. El
color gris claro a oscuro. Hacia la parte más superior área cubierta por la unidad, en la Plancha 323, es
se encuentran lodolitas gris oscuro con laminación de 215 km2, aproximadamente (Figura 14).
interna ondulosa a flaser, limolitas silíceas en capas
delgadas, con laminación interna plano paralela y Las mejores exposiciones se presentan sobre las
esporádicos niveles de areniscas cuarzosas blan- carreteras San Luis-río Chiquila-Chapinero (2A, 2B)
cas de grano medio y cemento silíceo. y San Luis-río Chiquila-Aipecito (1A, 2A, 2B) y en
las quebradas Sardinata (4G) y Sardinatica (4H, 5G,
Toda la secuencia se encuentra cortada por 5H). La carretera Neiva-Caguán-Cerro Neiva (9G)
apófisis monzograníticos y diques de compo- corta parcialmente la unidad, en la Cordillera
sición andesítica a dacítica, que ocasionan Oriental, pero la exposición no es buena.
marmorización en las calizas y recristalización
en lodolitas, areniscas y limolitas. La Formación Saldaña, en el área, es intruida por
el Batolito de Ibagué y el Monzogranito de
La parte superior de la secuencia se caracteriza Algeciras con desarrollo de leve metamorfismo
por presentar abundancia de fósiles, en calizas y de contacto. De otra parte, la Formación Caba-
lodolitas. Se diferencian briozoos, crinoideos, llos la cubre discordantemente como se observa
fenestelas, spiriferidos y schizophoria. en la loma Guaduas Pintadas (4H). En otros sitios
existe relación fallada con las rocas del Comple-
Contactos. Las lodolitas de Cerro Neiva están jo Aleluya y de la Formación Caballos.
afectadas por leve metamorfismo de contacto,
lo que evidencia contacto intrusivo con el Litología. La litología de la Formación Saldaña
Monzogranito de Algeciras. El contacto superior en el área de la Plancha 323 es variada; predomi-
es discordante con lodolitas tobáceas rojo-vio- nan las rocas ígneas efusivas, especialmente
letas de la Formación Saldaña. piroclásticas, flujos de lava y algunos cuerpos
hipoabisales; la variedad litológica no fue posi-
Edad y correlación. De acuerdo con Villarroel ble representarla cartográficamente debido a que
& Mojica (1988), la edad de la unidad es Paleozoico los cuerpos no tienen extensiones laterales im-
tardío (Carbonífero tardío) y es correlacionable con portantes y no se efectuó levantamiento
el Paleozoico de La Jagua y del río Nevado en geológico detallado.
Santander (Stibane & Forero, 1969).

32 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
Js

avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia

a T
San Luis ello
B a Te llo 3° 05'.

Las Juntas

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D
D A
G
Paraguay M
Aleluya

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' 2° 55'

F
PALERMO
Ospina Pérez

El Caguán
El Triunfo
G
Js

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

Js
e
alegr
Te

H Js
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
a C
aY

El Almorzadero
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES INGEOMINAS
Cabecera municipal
Caserío
EXPOSICIÓN DE LA FORMACIÓN
Drenajes
SALDAÑA EN LA PLANCHA 323 NEIVA
Carretera pavimentada
Autor: Digitalizó:
Carretera sin pavimentar Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Contactos geológicos Escala: Fecha: Figura:
Js Formación Saldaña 0 2,5 5 km 1999 14 de 29

INGEOMINAS 33
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

El predominio de piroclastitas confirma que el ros, bien estratificadas en estratos de 10 a 20 cm


vulcanismo de la Formación Saldaña fue, princi- de espesor, que al parecer corresponden a lo
palmente, de tipo explosivo que dio origen a que podría ser la parte superior de la Formación
depósitos volcánicos de diferente tipo, como ya Saldaña en la Plancha 323. Infortunadamente lo
ha sido sugerido por diferentes autores, entre ellos cubierto de la zona y la ausencia de niveles con-
Bayona et al. (1994). tinuos impide levantar en forma detallada la se-
cuencia. Cerca al puente Las Mariposas se obser-
Rocas piroclásticas. Están representadas por tobas van microfallas que afectan este paquete
vítreas, de cristales y líticas, con predominio de tobáceo; el desplazamiento es de 5-8 cm.
las primeras, y aglomerados. Los colores más fre-
cuentes son violeta, de tonos claros y oscuros, Aglomerados volcánicos. Se encuentran en las
rosado, verde y gris, para las tobas, y ocres para carreteras San Luis-Aipecito y San Luis-Chapinero
los aglomerados. Las tobas se encuentran en pa- en los alrededores en donde estas dos vías se
quetes de espesor variable, generalmente de más separan. Se trata de rocas de color ocre con
de 1 m de espesor, y forman secuencias que al- amígdalas de tamaño variable entre 1 cm a 5 cm
canzan varias decenas a cientos de metros de de diámetro, de formas ovaladas, algunas relle-
potencia, sin que se puedan levantar secciones nas y otras con el material que las ocupaba di-
estratigráficas debido a la falta de niveles guías. El suelto. El relleno es cuarzo y calcedonia. Los frag-
tamaño de grano de las tobas varía entre medio y mentos constituyentes son angulares, subangulares
fino; frecuentemente se observan, macroscópica y muchos con formas redondeadas debido a pro-
y microscópicamente, estructuras de flujo y amíg- cesos de corrosión por la matriz. El tamaño de
dalas rellenas de calcedonia. En algunos aflora- los fragmentos líticos constituyentes es muy varia-
mientos se observa diaclasamiento columnar. ble, y se reportan desde pocos centímetros has-
ta 20-30 cm de diámetro mayor; su composición
Composicionalmente las tobas son andesitas a es andesítica de texturas afaníticas y porfiríticas y
dacitas de textura fanerítica y porfirítica, confor- estructuras traquíticas y fluidales, algunos
madas por fenocristales de plagioclasa, normal- amigdalares. La matriz es afanítica a ligeramente
mente muy alterados a sericita y saussurita; porfirítica. El espesor de los paquetes es difícil
feldespato potásico difícil de identificar por el de establecer, pero la zona en donde predomina
grado de alteración a caolín y otros minerales ar- la potencia debe ser mayor de 70 m.
cillosos, algunas veces está ausente y en otras es
muy abundante, por lo que cuando se meteoriza Lavas. Afloran especialmente en el sector de
la roca da lugar a unos suelos caoliníticos de co- San Luis, y forman una franja de dirección NNE,
lor blanco que se destacan bastante en el paisa- entre las veredas El Ávila y El Cocal (2C-2A);
je. El cuarzo varía en contenido, lo que hace la buenos afloramientos se encuentran sobre la
diferencia entre tobas andesíticas y dacíticas; en carretera San Luis-Aipecito en los alrededores
las variedades porfiríticas los fenocristales apare- del centro docente El Cocal. Son rocas de co-
cen corroídos por la matriz. Los fragmentos de lor gris oscuro a verde que se presentan entre
roca, en las tobas líticas, son también rocas vol- mediana y altamente meteorizadas, que se trans-
cánicas con estructuras amigdalares y texturas forman en suelos arcillosos de color ocre a
afaníticas y porfiríticas. La matriz es vítrea o micro- rojizo muy característicos de los sitios en don-
cristalina, comúnmente con estructuras de flujo, de están expuestas.
vesículas y amígdalas; cuando la matriz es vítrea
está totalmente devitrificada. Se trata de rocas faneríticas finas a muy finas que
al microscopio muestran texturas holocristalinas
En la zona de El Carmen (1D), Vereda La Julia (1B) porfídicas, microporfídicas y traquíticas y
y cerca al puente Las Mariposas, en la vía San Luis- hialocristalinas, menos abundantes. Las rocas, nor-
Aipecito (1A), está expuesta una secuencia de malmente, muestran alteración por meteorización
tobas, limolitas y areniscas tobáceas de tonos cla- de los minerales primarios, por lo que es difícil

34 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

identificar la composición de los feldespatos. Es- La presencia de Rhabdoceras y Choristoceras, en


tán compuestas por plagioclasa, tanto en los alrededores de Payandé (Tolima), permitió a
fenocristales, microfenocristales y en la matriz, con Geyer (1973) y Wiedmann & Mojica (1980) datar
intensa alteración a sericita y saussurita; biotita, parte de la secuencia en el Retiano (finales del
piroxeno inidentificable, anfíbol, al parecer Triásico), mientras que las improntas de
hornblenda, y cuarzo, casi siempre en pocas can- Batrachopus, reportadas por Mojica & Macía
tidades, completan la mineralogía. Esta composi- (1982) cerca de Prado (Tolima), son indicativas
ción mineralógica hace pensar en la presencia de del Sinemuriano (Jurásico temprano) de acuerdo
andesitas y quizá dacitas. La matriz es microcrista- con las investigaciones de Leonard (1987, en
lina, hialocristalina y raras veces holocristalina o ví- Mojica et al., 1995).
trea casi totalmente devitrificada y normalmente
su porcentaje es mayor que el de los fenocristales Jaramillo et al. (1980), en el área de Mocoa
y microfenocristales. (Putumayo), reportan edades radiométricas so-
bre rocas de la Formación Saldaña, con altera-
Rocas hipoabisales. Son cuerpos pequeños de ción hidrotermal, entre 172 y 183 Ma equiva-
máximo 1 km² de exposición y diques de com- lentes al Jurásico temprano a medio. Sillitoe et
posición andesítica a dacítica que no se dife- al. (1982) y Guerrero & Támara (1982) descri-
renciaron en el mapa geológico debido a su ben que el Stock de Dolores, oriente del De-
tamaño. El más destacado se encuentra al SW partamento del Tolima, intruye las rocas volcá-
de San Luis, en un afluente de la quebrada El nicas de la Formación Saldaña y que las eda-
Ávila. Los diques cortan la secuencia volcánica des obtenidas para el plutón por métodos
de la Formación Saldaña, y muestran asociación isotópicos se sitúan entre 166 y 182 Ma
íntima con ella. (Jurásico temprano - medio). Estas edades
radiométricas apoyan que el vulcanismo Saldaña
Son rocas porfiríticas de matriz fanerítica fina a tuvo lugar antes del Jurásico medio lo que ayu-
afanítica de color gris a gris verdoso. Están com- da a confirmar la edad Triásico tardío - Jurásico
puestas por fenocristales de plagioclasa con temprano para la unidad, que es acogida en este
cantidades menores de cuarzo y algunas veces estudio.
hornblenda y quizás piroxeno.

Edad. La edad de la Formación Saldaña, como 2.3.2 MONZOGRANITO DE ALGECIRAS (Ja)


se explica a continuación, se ha establecido
por posición estratigráfica, contenido fosilífero Radelli (1962) utilizó el nombre de Plutón de
y dataciones radiométricas. Hobo-Algeciras, para designar un cuerpo ígneo
constituido por un granito porfiroide, similar a
La posición estratigráfica indica que la unidad un cuerpo que aflora cerca de Garzón; las la-
es posterior a la Formación Payandé, como lo bores de cartografía adelantadas por
reportan en la Plancha 322 Santa María (Gómez INGEOMINAS (1989) y Morales et al. (1998),
et al., en preparación); la Formación Payandé permiten postular la presencia de un gran
fue datada en el Triásico tardío (Geyer, 1973); batolito, de composición granítica dominante,
por otra parte, la secuencia volcano- en el flanco occidental de la Cordillera Orien-
sedimentaria es cubierta discordantemente por tal en el Departamento del Huila, con sección
sedimentitas del Cretácico Inferior (Formacio- tipo en la carretera Campoalegre - Algeciras
nes Yaví y Caballos), como se observa no sólo cuando avanza paralela al río Neiva (Plancha 345
en la Plancha 323, sino en otras áreas del Valle Campoalegre), para el que se propone el nom-
Superior del Magdalena (Flórez & Carrillo, 1994; bre de Monzogranito de Algeciras que es el
Mojica et al., 1995; Núñez et al.,1996). Esta po- nombre utilizado en esta plancha. Aflora en el
sición indica una edad entre Triásico tardío y extremo suroriental en una extensión aproxima-
Cretácico temprano para la Formación Saldaña. da de 30 km² (Figura 15).

INGEOMINAS 35
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Mesa Redonda

l a
Guacirco
La Julia

a T
B Ji San Luis ello
a Te llo 3° 05'.

Ji
Las Juntas

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
E N
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D
D A
G
Paraguay M
Aleluya

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

a r
a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' 2° 55'

F
Ji
PALERMO
Ospina Pérez

El Caguán
El Triunfo
G

a C. Ne
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

e
alegr
Te

H Ja
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

Jt El Guadual
a C
aY

El Almorzadero
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES INGEOMINAS
Cabecera municipal
Caserío UNIDADES ÍGNEAS INTRUSIVAS
Drenajes
Carretera pavimentada EXPUESTAS EN LA PLANCHA 323 NEIVA
Carretera sin pavimentar
Contactos geológicos Autor: Digitalizó:
Ji Batolito de Ibagué Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Jt Cuarzomonzodiorita de Teruel Escala: Fecha: Figura:
Ja Monzogranito de Algeciras 0 2,5 5 km 1999 15 de 29

36 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Las exposiciones más accesibles se presentan 2.3.3 BATOLITO DE IBAGUÉ (Ji)


en la carretera Neiva-Caguán-Cerro Neiva (9H),
pero los mejores afloramientos están en la que- La aparente continuidad física de rocas ígneas
brada La Medina (9H). En la mayoría de los si- intrusivas cartografiadas en la Plancha 301 Planadas
tios, el intrusivo se encuentra intensamente (Esquivel et al., 1991) como Batolito de Ibagué, per-
meteorizado, y desarrolla suelos areno arcillo- mitió sugerir este nombre, usado por primera vez
sos profundos. por Nelson (1962), para designar un cuerpo intrusivo
que aflora en el sector occidental de la Plancha 323,
El plutón intruye las lodolitas paleozoicas y las y que cubre un área de cerca de 82 km² (Figura 15).
rocas volcano-sedimentarias de la Formación
Saldaña y contiene xenolitos de rocas Los mejores afloramientos del intrusivo se presentan
granulíticas proterozoicas. Se encuentra en re- por las vías Paraguay-San Luis (2B, 2C, 2D), El Soco-
lación fallada con sedimentitas paleógenas y rro-Santa María (1E) y El Socorro-Ospina Pérez (1F,
neógenas, y depósitos cuaternarios lo cubren 1G). Con relativa frecuencia las rocas que lo consti-
discordantemente. tuyen se encuentran entre moderada y completa-
mente meteorizadas, según la clasificación de Harvey
Litología. Macroscópicamente se observa una (1987), y con desarrollo de suelo areno arcilloso
roca holocristalina, de color gris, con tonalida- muy deleznable.
des rosadas, de grano medio, ocasionalmente
grueso. El análisis microscópico de dos sec- El Batolito de Ibagué intruye al Complejo Aleluya,
ciones delgadas (Tabla 2) mostró una compo- como se observa en diversos afloramientos en
sición variable entre cuarzomonzonita y cuar- las zonas de Aleluya (2D), La Lupa (2D) y San Luis
zomonzodiorita, pero que en la Plancha 345 (2B). Por el oriente se presenta en relación falla-
Campoalegre (Morales et al., 1998) tiene com- da, de tipo inverso, con conglomerados de la For-
posición monzogranítica dominante. Los mine- mación Tesalia, como se ve en la quebrada El Iguá,
rales esenciales son cuarzo (5-17%), plagioclasa al occidente de El Almorzadero (1H), y las arci-
(35-60%), feldespato potásico (19-41%), llolitas de la Formación Potrerito, como se repor-
biotita (2%), hornblenda (3%) y clinopiroxeno ta en la quebrada El Rubí, cerca a la desemboca-
(2-3%). Como accesorios se observan opacos, dura en el río Yaya (2D).
circón, apatito y esfena. Sericita, clorita y
epidota son los productos de alteración más Litología. Las rocas más comunes son de color
frecuentes. El grado de alteración de los gris medio, ocasionalmente rosado por teñido con
feldespatos y minerales oscuros impide hacer óxidos de hierro, faneríticas gruesas a medias,
determinaciones precisas sobre la composición constituidas por cuarzo, plagioclasa, feldespato
de cada uno de estos minerales. potásico, hornblenda y biotita.

Edad y correlación. No se tienen edades Microscópicamente se observa textura


absolutas del Monzogranito de Algeciras, pero holocristalina fanerítica con textura
por las relaciones estratigráficas observadas, hipidiomórfica inequigranular y mineralogía de
como son intruir las lodolitas paleozoicas y la cuarzo (9,8-35,9%), plagioclasa (24,7-59,3%)
Formación Saldaña, se asigna el intrusivo al que varía entre oligoclasa-andesina, feldespato
Jurásico. Por su posición geotectónica es potásico (11,0-37,9%) variedad ortosa y, como
correlacionable con el Stock de Dolores, ex- máficos, hornblenda (0-8,9%) y biotita (Tz-
puesto en la Plancha 283 Purificación (Cossio 7,2%). Como se muestra en la Tabla 2, la com-
et al., 1994), datado por Sillitoe et al. (1982) en posición es variable entre monzogranito, cuar-
166 ± 4 Ma; Guerrero & Támara (1982) repor- zomonzonita, cuarzomonzodiorita y granodio-
tan cifras de 176 y 182 Ma, que corresponden rita, sin que se haya establecido un predominio
al Jurásico temprano - medio. composicional debido a la ausencia de estu-
dios petrográficos detallados.

INGEOMINAS 37
Tabla 2. Clasificación de rocas intrusivas de la plancha 323 Neiva (*).

38
IGM Número Coordenadas Localización Cuadrícula Cuarzo Plagioclasa Feldespato Hornblenda Biotita Clinopiroxeno Clasificación
de campo X Y potásico

MONZOGRANITO DE ALGECIRAS (Ja)

162429 AN - 2073 801,800 874,840 Camino La Ulloa-La Medina 8H 17,8 34,8 41,2 2,8 1,8 2,8 Cuarzomonzonita

162444 PF - 474 803,160 880,800 Carretera a Cerro Neiva Plancha 15,1 41,5 30,0 2,5 4,8 1,4 Cuarzomonzonita
324

CUARZOMONZODIORITA DE TERUEL (Jt)

162437 AN - 2154 803,420 842,540 Quebrada La Urriaga 2H 11,0 53,8 26,5 - - 2,6 Cuarzomonzodiorita

162439 AN - 2175 800,240 840,340 Quebrada El Rincón 2H 7,7 46,2 24,6 1,6 3,5 1,9 Cuarzomonzodiorita

BATOLITO DE IBAGUÉ (Ji)

162440 AN - 2179 801,920 835,840 Quebrada La Hondura 1H 26,2 46,0 20,8 - 5,6 - Granodiorita

162441 AN - 2181 800,660 835,760 Afluente quebrada La Hondura 1H 11,5 48,8 21,6 6,0 2,6 - Cuarzomonzodiorita

162443 AN - 2191A 804,480 837,200 Quebrada San Juan 1H 15,9 59,3 11,0 1 7,2 - Cuarzomonzodiorita
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

162568 AN - 2197A 831,540 844,640 Boquerón El Fraile 2B 11,7 48,2 23,4 8,7 0,7 - Cuarzomonzodiorita

162580 AN - 2231 824,520 845,120 Quebrada Las Pavas 3D 9,8 56,1 29,8 - 4,8 - Cuarzomonzonita

162582 AN - 2236 827,320 844,420 Carretera Los Guásimos-S. Luis 2C 26,1 40,3 24,2 5,2 - - Monzogranito

162610 PF - 639 814,240 837,700 Quebrada El Valle 1F 9,8 38,5 35,2 8,9 - - Cuarzomonzonita

162611 PF - 641 813,720 838,960 Quebrada Las Marías 1F 26,4 35,3 34,2 0,5 - - Monzogranito

162614 PF - 674 819,060 842,460 Quebrada La Jenara 2E 35,9 24,7 37,9 - Tz - Monzogranito

(*) Basada en el conteo de puntos sobre secciones delgadas estándar

INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Edad y correlación. Del Batolito de Ibagué Los cristales de cuarzo son anhedrales, limpios y
existen numerosas dataciones radiométricas, en presentes casi exclusivamente en la matriz; la
diversos sitios del Departamento del Tolima, que plagioclasa se encuentra en cristales grandes, con
lo ubican en el Jurásico medio a tardío (Barrero características de fenocristales, subhedrales a
& Vesga, 1976; Vesga & Barrero, 1978; Núñez anhedrales, con maclas de albita, Carlsbad y albita-
et al., 1996). Esta edad ha sido confirmada Carlsbad; se encuentran medianamente sericitiza-
paleontológicamente, ya que intruye rocas dos y algunas veces zonados, su composición es
calcáreas fosilíferas de la Formación Payandé aproximadamente An 20-30. Los cristales de
(Triásico), al sur de Chaparral (Tolima). feldespato potásico son anhedrales de carácter
intersticial y con fuerte alteración a minerales ar-
Por su posición, relaciones estratigráficas y edad cillosos. La biotita está fuertemente cloritizada y,
el Batolito de Ibagué es correlacionable con el al igual que la hornblenda y el clinopiroxeno, se
Plutón del Páez (Rodríguez et al., 1996) y el Batolito presentan sólo relictos inalterados.
de Mocoa (Núñez et al., 1996).
Contactos. La Formación Caballos reposa dis-
cordantemente sobre el intrusivo como se apre-
2.3.4 CUARZOMONZODIORITA DE cia en la ya mencionada loma Puede Ser (2H). En
TERUEL (Jt) la Plancha 302 Aipe, Fuquen & Rodríguez (1989)
indican que el plutón intruye la Formación Saldaña.
Se utiliza este nombre para designar un cuerpo íg-
neo intrusivo que aflora al oriente de la población Edad y correlación. No se tienen dataciones
de Teruel, sobre la cuchilla Upar, en la Plancha 345 radiométricas del intrusivo, pero se postula edad
Campoalegre (Morales et al., 1998). En la Plancha precretácica, muy posiblemente jurásica, por en-
323 está expuesto al suroccidente (Figura 15) sobre contrarse discordante bajo rocas sedimentarias
la cuchilla Upar y la loma Puede Ser (2H) y en el del Cretácico Inferior (Formación Caballos) e intruir
noroccidente cerca al sitio conocido como Paso las rocas volcánicas de la Formación Saldaña
de La Culebra (3A). El plutón se presenta, normal- (Triásico Superior - Jurásico Inferior).
mente, muy meteorizado y fracturado. Los afloramien-
tos más accesibles se encuentran en la quebrada El
Rincón (2H) al noreste del sitio conocido como El 2.3.5 FORMACIÓN CABALLOS (Kc)
Almorzadero en la vía Palermo-Teruel (1H).
El término de Formación Caballos fue utilizado
Los afloramientos de la zona norte corresponden por Corrigan (1967) en el cerro Caballos al
a la extensión sur de la franja cartografiada por oeste de Olaya Herrera y Ortega (Tolima), para
Fuquen & Rodríguez (1989) en la Plancha 302 Aipe. designar la unidad arenosa depositada en am-
biente transgresivo marino somero; la ubicó es-
Litología. Los afloramientos muestran una roca tratigráficamente como suprayacente a las uni-
holocristalina, fanerítica, levemente porfirítica de dades precretácicas e infrayacente a la Forma-
color rosado a gris. El análisis petrográfico de dos ción Villeta. Posteriormente, Beltrán & Gallo
secciones delgadas (Tabla 2) indicó, para el (1968) aceptan esta definición y la complemen-
intrusivo, una composición cuarzomonzodiorítica tan. Vergara (1994) trabaja la estratigrafía del
constituida por cuarzo (8-11%), plagioclasa (46- Valle Superior del Magdalena y se basa en el
54%) y feldespato potásico (24-27%), como mi- levantamiento de columnas estratigráficas se-
nerales félsicos, y hornblenda (2%), biotita (4%) y midetalladas y dataciones micropaleontológi-
clinopiroxeno (22-3%), como máficos. Los acce- cas, entre otras, de la Formación Caballos. Flórez
sorios son opacos, apatito y circón, mientras que & Carrillo (1994) subdividen la unidad, y dejan
los minerales de alteración más frecuentes son el segmento inferior como parte del Grupo Ber-
sericita a partir de plagioclasa, y calcita, clorita y mejo, con la Formación Yaví, y elevan al rango de
epidota desarrolladas por los máficos. formación los segmentos medio lodoso y supe-

INGEOMINAS 39
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

rior arenoso (formaciones El Ocal y Caballos). tercalaciones de lodolitas carbonosas, que se


Renzoni (1994) analiza las columnas estratigráfi- vuelven predominantes hacia el techo. Las arenis-
cas de la Formación Caballos levantadas en el cas de la base son cuarzo feldespáticas, con bajo
Valle Superior del Magdalena por varios autores, porcentaje de líticos (tobáceos oscuros), de gra-
y propone establecer un estratotipo compuesto no muy grueso y de color blanco a pardo, estra-
consistente en un holoestratotipo levantado en la tificadas en capas medias a muy gruesas. En la
quebrada Calambé (Plancha 263 Ortega) y dos parte media las areniscas son cuarzosas, tienen
(2) secciones de referencia suplementarias en las estratificación cruzada y flaser, laminación delga-
quebradas Bambucá y Yaví, para mejorar la infor- da, ondulosa paralela y no paralela. Gradualmen-
mación y la calidad de los datos sobre la unidad. te, hacia el techo de la secuencia, las areniscas
son de grano fino, cuarzosas, y con 5% a 10% de
El presente trabajo tiene en cuenta la edad pro- glauconita; hay niveles ferruginosos (sideríticos)
puesta por Vergara (1994) y, como referencia, el considerados como guías; son capas delgadas
estratotipo compuesto introducido por Renzoni de 3 a 5 cm de espesor de areniscas de grano
(1994). fino con glauconita, rojas y muy duras, intercala-
das con arcillolitas grises y rojizas; esta parte es
La Formación Caballos aflora en la parte muy rica en fósiles, especialmente bivalvos y
suroccidental de la Plancha 323 Neiva (Figura gasterópodos.
16), y cubre un área de aproximadamente 40
km². Morfológicamente forma cimas redondea- Loma Guaduas Pintadas a Pantano Grande
das, longitudinales, con contrapendiente abrup- (4H). Se obtuvo una columna integrada generali-
ta y pendiente moderada coincidente con la zada de aproximadamente 240 m de espesor, di-
dirección topográfica y estructural de los es- vidida, de base a techo, en los segmentos 1 a 4
tratos. Forma franjas anchas en la Vereda (Figura 18).
Nazaret (8C y 8D) en dirección noreste y sures-
te, y constituye los flancos de una estructura Segmento 1. Conjunto de aproximadamente 80 m
sinclinal. Aflora en los sitios denominados cu- de espesor de areniscas de grano muy grueso a
chilla Upar y Mesa Alta (8B), alrededor de una fino, cuarzo feldespáticas a cuarzosas, blancas,
cima redondeada constituida por rocas poco cementadas, estratificadas en capas muy
intrusivas, en donde constituye el núcleo de un gruesas a gruesas, con laminación ondulosa del-
anticlinal. gada a media y estratificación cruzada hacia el
tope y la base del segmento.
La unidad también aflora en la esquina suroriental
de la plancha, en las estribaciones de cerro Segmento 2. Se trata de un paquete de 80 m de
Neiva (9G) y sobre la quebrada El Limón. En este espesor estimado, constituido por intercalacio-
sector constituye cerros de poca elevación. nes de areniscas, lodolitas y calizas. Las areniscas
son cuarzosas, de grano muy fino, rojizas, bien
Litología. Los mejores afloramientos de la For- cementadas en capas medias, ubicadas hacia la
mación Caballos, en la Plancha 323, se encuen- parte inferior y media del segmento. Las calizas
tran en la Vereda Nazaret y la cuchilla Upar. En la son arenosas, micríticas, ralas a empaquetadas,
Vereda Nazaret yace discordantemente sobre se- amarillentas, estratificadas en capas medias y ubi-
dimentos tobáceos de la Formación Saldaña. Exis- cadas en la parte superior del segmento. Las
ten dos localidades en donde aflora con las lodolitas tienen laminación ondulosa no paralela,
siguientes características: delgada, y están estratificadas en capas gruesas;
hacia la parte inferior del segmento son rojizas y
Quebrada Sardinata (4G). La sección hacia la parte superior, grises oscuras a negras; en
estratigráfica consta de aproximadamente 80 m la parte superior de este segmento se observa
de espesor (Figura 17) y está compuesta por ca- formación de septarias hasta de 30 cm de diá-
pas muy gruesas a delgadas de areniscas con in- metro, ovaladas, en calizas.

40 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
Kh

a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
avie
A Aipecito

ja
Kh Mesa Redonda

l a
Kt
Guacirco
La Julia
Ko
San Luis Kl a T
ello
B Kh-Kl a Te llo 3° 05'.

Las Juntas
Kt

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga

El Carmen

A
E N
Ko
La Lupa

L
3° 00' 3° 00'

A
D
Kl G
D
Kt M
A
Aleluya Paraguay

O
R I
Los Guásimos
N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas

2° 55' Kl Kh-Kl 2° 55'

Ko
F
PALERMO
Ospina Pérez
Kt
Kt
Ko-Kt
El Caguán
El Triunfo
Kh-Kl
G
Ko
Ko-Kt

a C. Ne
El Tablón Kh Kh iva
2° 50'
Kl La Ulloa
2° 50'
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

Kc
e
alegr
Te

H
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

Kc El Guadual
a C
aY

El Almorzadero
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES INGEOMINAS
Cabecera municipal Caserío
Drenajes Carretera sin pavimentar UNIDADES CRETÁCICAS EXPUESTAS
Carretera pavimentada Contactos geológicos
EN LA PLANCHA 323 NEIVA
Kt Formación La Tabla Kh-Kl F. Hondita - Loma Gorda
Ko-Kt G. Olini - F. LaTabla Kh Formación Hondita Autor: Digitalizó:
Ko Grupo Olini Kc Formación Caballos Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
Kl Formación Loma Gorda 0 2,5 5 km 1999 16 de 29

INGEOMINAS 41
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

FORMACIÓN
ESPESOR
LITOLOGÍA

LODO ARENA GRAVAS


A L MF F M G MG GR GU FÓSILES

Cubierto
Formación Hondita

Nivel Ferruginoso- Glauconítico


Formación Caballos
80 m
Fm. Saldaña

CONVENCIONES INGEOMINAS
Amonitas
FORMACIÓN CABALLOS
Lodolitas
Bivalvos SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA
Areniscas
QUEBRADA SARDINATA - VEREDA NAZARET
Lodolita calcárea Gasterópodos

Tobas Estratificación cruzada Levantó: Digitalizó:


Laminación ondulosa Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Arenisca de grano grueso Escala: Fecha: Figura:
0 20 40 m 1999 17 de 29

42 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

SEGMENTOS
FORMACIÓN

ESPESOR CONVENCIONES
LITOLOGÍA Calizas

LODO ARENA GRAVAS Calizas arenosas


A L MF F M G MG GR GU FÓSILES
Fm. Hondita

Lodolitas

Areniscas

Tobas

Nivel Ferruginoso- Glauconítico


Amonitas

Bivalvos
60 m
4

Gasteropodos

Estratificación cruzada

Laminación ondulosa

Arenisca de grano grueso


20 m
3
Formación Caballos (Kc)

Septarias
80 m
2

Impregnación de
80 m

Hidrocarburos
1

Laminación
Carbonosa
Fm. Saldaña

INGEOMINAS
FORMACIÓN CABALLOS - SECCIÓN
ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA E INTEGRADA
GUADUAS PINTADAS - PANTANO GRANDE

Levantó; Digitalizó:
Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
0 20 40 m 1999 18 de 29

INGEOMINAS 43
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Segmento 3. Conformado por un paquete de al- Contactos. El contacto inferior de la Formación


rededor de 20 m de espesor constituido por are- Caballos se observó discordante y se ubicó en
niscas de grano grueso hacia la base y fino al tope, la base de la primera capa de areniscas cuarzo
estratificadas en capas gruesas, separadas por ni- feldespáticas de grano muy grueso dispuestas, ya
veles lodosos carbonosos delgados, con con- sea sobre sedimentos tobáceos de la Formación
tactos ondulosos. En la parte superior del seg- Saldaña, como ocurre en la Vereda Nazaret, o
mento la arenisca tiene estratificación cruzada. sobre rocas intrusivas de la Cuarzomonzodiorita
de Teruel, en el área de la cuchilla Upar.
Segmento 4. Intercalaciones de lodolitas y are-
niscas con espesor aproximado de 60 m. Las El contacto superior, con la Formación Hondita,
lodolitas son de coloración rojiza, con laminación se observó concordante transicional y se ubicó
fina y niveles ferruginosos discontinuos delgados en el tope de una capa de arenisca calcárea de 3
y nódulos redondeados hasta de 4 cm de diá- m de espesor. Sobre esta arenisca hay lodolitas
metro, estratificadas en capas gruesas. Las arenis- laminadas negras que corresponden a la Forma-
cas son cuarzosas, de grano fino a muy fino, tono ción Hondita; no presentan macrofósiles y no son
rojizo, en capas gruesas hacia la base del seg- ferruginosas. Debajo de la capa de arenisca, to-
mento y medias en el tope, en donde empiezan mada como límite de las formaciones, se obser-
a ser calcáreas; aparece glauconita que llega a varon tres capas de 3 a 5 cm de espesor de are-
ser tan abundante que le da coloración verdosa nisca fosilífera, glauconítica, roja, con icnofósiles
a la roca; la presencia de siderita, en forma de en la superficie.
costras o en los niveles más delgados y superio-
res del segmento, colorea de rojo violáceo a las Edad y correlación. Vergara (1994) ubica la For-
arenitas. En este segmento hay abundancia de ma- mación Caballos, en la sección de la quebrada
crofósiles, especialmente ostrácodos, Bambucá, entre el Albiano inferior y el Albiano me-
gasterópodos y amonoideos. Se observaron al- dio, basado en los foraminíferos recolectados;
gunos dientes de peces, o aparentemente de ti- Renzoni (1994) asigna la misma sección al intervalo
burón. Aptiano medio-Albiano medio, y amplía el rango
mediante interpretación paleoambiental y regional.
- En la cuchilla Upar, la Formación Caballos se dis- De acuerdo con Mendivelso (1982) y Renzoni
pone discordantemente sobre la Cuarzomonzo- (1994) las secciones de Itaibe y Yaguaracito, locali-
diorita de Teruel. Las características litológicas son zadas al sur del área estudiada, reportan edad entre
similares a las observadas en la Vereda Nazaret, Albiano temprano a Albiano medio bajo.
con la única diferencia de que las areniscas basales
son más cuarzosas y sin líticos tobáceos, debido La Formación Caballos expuesta en la Plancha
muy seguramente al carácter intrusivo del substrato 323 es correlacionable litológicamente con la
sobre la cual se depositó. Formación Caballos de Beltrán & Gallo (1968),
con la Formación Caballos como lo enuncia
Cabe destacar que en el lado oriental de la plan- Renzoni (1994) y con el conjunto de las forma-
cha la secuencia de la Formación Caballos se ciones Alpujarra, El Ocal y Caballos de Flórez
observó parcialmente, debido a la complejidad & Carrillo (1994).
estructural del área. Afloran intercalaciones de are-
niscas y lodolitas en capas delgadas a gruesas
con estratificación ondulosa y flaser con carbón. 2.3.6 FORMACIÓN HONDITA (Kh)
La arenisca es cuarzosa, de grano medio,
ferruginosa, blanca a rojiza. En la parte media hay La Formación Hondita fue descrita por Porta
intercalación de lodolitas, areniscas y calizas (1965). El nombre procede de la quebrada Hondita
lodosas, amarillentas, fosilíferas; hay abundante en el Municipio de Piedras (Tolima) y la sección tipo,
formación de septarias de 10 a 30 cm de diáme- donde la secuencia se presenta en avanzado esta-
tro, en calizas. do de meteorización, muestra una sucesión de 90

44 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

m de intercalaciones de calizas arenosas, lutitas y los 93,6 m restantes están parcialmente cubier-
shales; el autor de la descripción original menciona tos, pero dejan ver tres paquetes de 3,5 m, 5,2 m
la presencia de concreciones calcáreas hasta de 2 y 2,5 m de espesor de intercalaciones de limolitas
m de diámetro. Patarroyo (1993) expone la con- y areniscas de cuarzo, de grano muy fino, estrati-
veniencia de usar las formaciones Hondita y Loma ficadas con capas finas de lodolitas con
Gorda en el Valle Superior del Magdalena, debi- laminación ondulosa (Figura 19).
do a la diferencia litológica y edad del Grupo
Villeta de la Cuenca de Girardot; revisa el límite Entre la hacienda Bomboná y la quebrada
superior y propone la quebrada Calambé (Plan- Guayabalosa (3H) se observó parcialmente la
cha 263 Ortega) como sección tipo. Vergara Formación Hondita con las siguientes caracte-
(1994) aporta datos micropaleontológicos y rísticas (Figura 14): hacia la parte inferior una
estratigráficos de la Formación Hondita en el Va- secuencia de lodolitas negras con laminación
lle Superior del Magdalena. delgada, plano paralela, en capas de 5 m de
espesor, con algunas intercalaciones de calizas
En la Plancha 323 se adopta el nombre propues- fosilíferas gris oscuro a negro, levemente are-
to por Porta (1965) con el nuevo límite sugerido nosas, en capas de máximo 25 cm de espesor,
por Patarroyo (1993), ya que para efectos seguida por un paquete monótono de lodolitas
cartográficos se puede seguir fácilmente. levemente calcáreas, con laminación plana para-
lela; esta parte tiene aproximadamente 50 m de
La Formación Hondita aflora en la parte espesor. La parte superior de la secuencia está
suroccidental de la Plancha 323, a manera de fran- compuesta por intercalaciones de lodolitas lami-
jas orientadas en sentido noroeste y noreste, y nadas y calizas lodosas, en capas de 15 a 30 cm,
cubre un área aproximada de 33 km² (Figura 16). de color gris oscuro a negro, y concreciones
Morfológicamente abarca zonas planas a leve- elipsoidales hasta de 1 m de diámetro; se halla-
mente onduladas. ron restos de peces, belemnites, amonites peque-
ños e inocerámidos.
En la Vereda Nazaret (4H) constituye el núcleo de
una estructura sinclinal y la parte baja del filo El Contactos. El contacto inferior con la Forma-
Portachuelo (4G); en el sector de la quebrada La ción Caballos es concordante transicional, mar-
Guagua (3G), hace parte del anticlinal del mismo cado en el tope de un nivel de 2 m de arenisca
nombre. Hacia el norte constituye una faja estre- calcárea, glauconítica, ferruginosa y fosilífera,
cha limitada al este por la Falla de San Francisco con icnofósiles en la superficie; a este nivel le
(4A, 4B, 4C). suprayace un conjunto de lodolitas y calizas en
capas delgadas, seguido por un paquete mo-
Litología. La Formación Hondita, en la mayor nótono de lodolitas laminadas de color gris os-
parte del área cubierta por la Plancha 323, se curo. Este contacto se observó en la desem-
encuentra plegada y fallada, lo que impide el bocadura de la quebrada La Urriaga en la que-
cálculo total del espesor; sin embargo, en don- brada La Guagua (3H); allí existe, debajo de la
de la quebrada La Guagua atraviesa la loma La capa de arenisca, una capa de 25 cm de are-
Venturosa (3F, 4F) se levantaron 157 m de es- nisca siderítica, glauconítica, roja, laminada, con
pesor correspondientes al techo; la base no desarrollo de concreciones ferruginosas redon-
aflora por estar en relación fallada con la For- das, la cual fue encontrada en otros sitios.
mación Seca. Se observa, de base a techo de
la sección, lo siguiente: paquete de 37 m de En la loma La Venturosa se observa que el con-
calizas negras lodosas que hacia el techo se vuel- tacto superior con la Formación Loma Gorda
ven arenosas; 15,4 m de lodolitas con lentes de es concordante neto, marcado en la base del
arena de grano muy fino; 10 m de areniscas de primer nivel de chert negro estratificado en ca-
cuarzo, de grano muy fino, blancas, con estratifi- pas de menos de 5 cm de espesor, intercalado
cación ondulosa no paralela y flaser, bioturbadas; con niveles de lodolita físil y arenisca.

INGEOMINAS 45
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

SECCIÓN QUEBRADA LA GUAGUA SECCIÓN HACIENDA BOMBONÁ


LOMA LA VENTUROSA QUEBRADA GUAYABALOSA
Fm. Lomagorda UNIDAD

UNIDAD
ESPESOR

ESPESOR
LITOLOGÍA LITOLOGÍA

LODO ARENA GRAVAS LODO ARENA GRAVAS


A L MF F M G MG GR GU FÓSILES A L MF F M G MG GR GU FÓSILES

30 m
Formación
Loma Gorda?
Formación Hondita

Formación Hondita
157 m

?
50 m

FALLA

? ?

CONVENCIONES
Calizas INGEOMINAS
Calizas arenosas Amonitas

Lodolitas
Bivalvos FORMACIÓN HONDITA
Areniscas
Roca fosfórica Gasterópodos
SECCIONES ESTRATIGRÁFICAS
Chert
Concreciones calcáreas Levantó: Digitalizó:
Lodolita silícea
Bioturbación Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Limolita
Fragmentos de peces Escala: Fecha: Figura:
Lodolita calcárea
0 25 50 m 1999 19 de 29

46 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Edad y correlación. Con base en la fauna Litología. Se levantó una columna estratigráfica
fósil de amonitas colectadas por varios auto- de la Formación Loma Gorda (Figura 20) en la
res, entre otros Etayo (1979), se puede afirmar quebrada La Guagua (3F, 4F). El espesor total
que esta formación abarca desde el Albiano medido es 49,3 m. Para facilitar la descripción,
medio hasta el Coniaciano, en el Valle Superior se separaron tres segmentos que de base a te-
del Magdalena. cho son:

La Formación Hondita es correlacionable, Segmento 1. 23,3 m de espesor constituidos


litológica y cronoestratigráficamente, con la par- por intercalaciones de lodolitas gris a negro,
te inferior del Grupo Villeta de Beltrán & Gallo limolitas silíceas (chert) de color negro, calizas
(1968), con el nivel K7/8 de Raasvedlt & Carva- micríticas y esparíticas, capas de fosforita y are-
jal (1957) y con los niveles K6b, K7a y K7b de nisca de grano muy fino con lentes calcáreos y
Bürgl & Dumit (1954). algo fosfóricos. En general, estas rocas se en-
cuentran estratificadas en capas delgadas a
medias, con contactos levemente ondulosos y
2.3.7 FORMACIÓN LOMA GORDA (Kl) laminación ondulosa no paralela.

Este nombre fue usado por primera vez por Segmento 2. De 11 m de espesor, conformado
Porta (1965) para designar una secuencia de por areniscas de grano fino, color blanco, con
lodolitas, calizas y niveles muy delgados de laminación delgada no paralela.
chert. El nombre proviene de la Loma Gorda
ubicada en el camino de Lomalarga a La Tabla, Segmento 3. Tiene 15 m de espesor y está cu-
en el Municipio de Piedras (Departamento del bier to; consta muy posiblemente de lodolitas
Tolima), pero la sección tipo corresponde a la físiles, muy alteradas.
Loma Gorda según Etayo et al. (1969). Patarroyo
(1993) revisa la nomenclatura utilizada en el En la loma El Totumo (2G) y la quebrada Caimana
Valle Superior y da razones para el uso de la (4G), se observó la Formación Loma Gorda par-
nomenclatura de Porta (1965). Posteriormente, cialmente cubierta. Se llegó a determinar que
Vergara (1994) estudia la estratigrafía del Valle la formación varía de espesor entre 30 y 50 m
Superior del Magdalena, y aporta datos en la región y que los niveles de limolita silícea
micropaleontológicos de la unidad. En la Plan- (chert) están ubicados en la parte inferior de la
cha 323 se adopta la nomenclatura de Forma- secuencia y son capas muy delgadas de color
ción Loma Gorda de acuerdo con la propuesta negro. En la secuencia se encuentran intercala-
de Patarroyo (1993). ciones de lodolitas silíceas y existe predominio
de limolitas y lodolitas sobre calizas y areniscas;
Aflora en el suroccidente y centro de la Plan- también se observaron niveles de roca fosfórica
cha 323, y abarca un área de cerca de 15 km² calcárea y arenosa.
(Figura 16); constituye franjas angostas y
sinuosas que no tienen mucha expresión Contactos. El contacto inferior con la Forma-
topográfica; aflora en el alto Cascarillo y los fi- ción Hondita es neto concordante y se trazó
los del Tabor y Por tachuelo (3G, 3H, 4G, 4H). en la base de la primera capa de cher t negro,
Se observó, también, en la parte media baja de que se ubica sobre un nivel de arenisca calcárea
la cuchilla Cerro Chiquito (4A, 4B, 4C). de grano muy fino, en la sección de la quebra-
da La Guagua. En otros sitios se tomó como guía
La Formación Loma Gorda tiene su mejor ex- la aparición de las intercalaciones de lodolita
posición en la quebrada La Guagua, al sur de la silícea, lodolitas, calizas, fosforita y areniscas en
carretera Neiva-Palermo, al sureste de la po- capas delgadas.
blación de Palermo (3F).

INGEOMINAS 47
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

SEGMENTOS
SEGMENTOS
ESPESOR
ESPESOR
UNIDAD

SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA
QUEBRADA LA GUAGUA

15 m
3
Lomagorda
Formación

49,3 m

2 11 m

CONVENCIONES
1 23,3 m
Cuarzoarenita

Lodolita Silícea
15 m

2,5 m
Chert
15 m
Caliza

5.7 m Fosforita
15,4 m
Shale
Formación Hondita

3,6 m
157,02 m

39,92 m

10 m

15,4 m

INGEOMINAS
FORMACIONES HONDITA Y LOMAGORDA
37 m SECCIONES ESTRATIGRÁFICAS

Levantó: Digitalizó:
Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
1999 20 de 29

48 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

El contacto superior con el Grupo Olini parece afluentes de la quebrada La Guagua (3G) permi-
ser concordante neto y se ubica en la base del ten buenas exposiciones de la unidad.
primer nivel de chert gris a negro en capas delga-
das. Este nivel de chert, en la quebrada La Gua- Litología. En el área de la plancha se observó la
gua, se encuentra sobre una zona cubierta ubica- formación con un espesor de entre 80 y 93,8 m
da encima de lodolitas laminadas o niveles de constituidos por un nivel inferior de chert y lodolitas-
arenitas de cuarzo pertenecientes a la Formación limolitas silíceas, arenitas, roca fosfórica y lodolitas;
Loma Gorda. un nivel intermedio de areniscas y un paquete supe-
rior de chert, areniscas y lodolitas silíceas.
Edad y correlación. La Formación Loma Gorda
es de edad Coniaciano, de acuerdo con Vergara Se levantó una columna estratigráfica del Grupo
(1994), quien estudió fauna fósil en la quebrada Olini de 93,8 m de espesor (Figura 21) en la que-
El Ocal. brada La Guagua ( 3G) que presenta, de base a
techo, los siguientes segmentos:
La Formación Loma Gorda es correlacionable,
litológica y cronoestratigráficamente, con la parte Segmento 1. Paquete de 11,7 m de espesor de
superior del Grupo Villeta de Cáceres & Etayo intercalaciones de chert, lodolitas silíceas, arenis-
(1969), con el nivel K6 de Raasvedlt & Carvajal cas de grano muy fino, estratificadas en capas del-
(1957) y con el nivel K6a de Bürgl & Dumit (1954). gadas, plana paralelas; los niveles de chert no tie-
nen más de 5 cm de espesor y son de color ne-
gro a gris.
2.3.8 GRUPO OLINI (Ko)
Segmento 2. Con 65,8 m de areniscas de grano
Esta unidad fue definida por Petters (1954) al dar fino a muy fino, cuarzosas, friables a bien
a conocer una unidad que consta de tres miem- cementadas, con intraclastos lodosos de color
bros: “Lower chert, Upper Sandstone Member and blanco a gris, con restos de peces y foraminíferos,
Upper Chert Member “ y ubica en dos de sus estratificadas en capas medias a gruesas, separa-
miembros especies nuevas de foraminíferos. das hacia la parte media alta del segmento por
Hubach (1957) extiende el nombre por el Valle niveles muy delgados de limolitas negras.
Superior del Magdalena y el área de Girardot -
Guataquí. Posteriormente, Porta (1965) redefine Segmento 3. 16,4 m de intercalaciones de
al Grupo Olini, lo ubica entre la Formación Loma lodolitas calcáreas, areniscas de grano muy fino y
Gorda y el Nivel de Lutitas y Arenas, e incluye los cuarzosas, chert negro y gris, fosforitas pelletíferas,
términos de Lidita Inferior, Nivel de Lutitas y Lidita estratificadas en capas medias a delgadas, planas
Superior en la sección tipo ubicada en el camino paralelas.
de Piedras al caserío de La Tabla (Departamento
del Tolima). En la Plancha 323 se utiliza este nom- En la quebrada La Caimana (4G), el segmento
bre de acuerdo con lo establecido en su intermedio arenoso tiene, hacia la parte superior,
redefinición. un nivel de lodolitas laminadas, silíceas, de color
negro de aproximadamente 5 m de espesor.
Cubre un área de 14 km² al oeste del río Magda-
lena (Figura 16); aflora en la parte sur occidental Contactos. El contacto inferior, con la Forma-
de la plancha, donde forma una franja delgada y ción Loma Gorda, es concordante neto marcado
sinuosa que corresponde al filo de Portachuelo ( por la aparición de una capa de chert negro. El
4G), la loma La Venturosa (4F), la loma de contacto superior con la Formación La Tabla está
Chontaduro (5F), la cuchilla San Miguel (5E) y la marcado en donde termina el paquete de inter-
cuchilla Cerro Chiquito (4A, 4B, 4C, 4D), y aflora calaciones delgadas de chert, lodolitas y arenis-
en el Boquerón de Chontaduro en la vía Neiva- cas, y empieza una capa muy espesa de arenisca
Palermo ( 4F). En los Llanos de La Antigua, los cuarzosa de grano fino.

INGEOMINAS 49
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

SEGMENTOS
SEGMENTOS
ESPESOR
CONVENCIONES
UNIDAD

ESPESOR

Arenisca
Lodolita calcárea
Chert
Fosforita

Shale
Formación La Tabla

Lodolita
15,1 m

1 15,1 m

3 16,4 m
Grupo Olini

93,9 m

65,8 m
2

INGEOMINAS
1 11,7 m
GRUPO OLINI Y FORMACIÓN LA TABLA
SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA - QUEBRADA LA GUAGUA

Levantó: Digitalizó:
Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
1999 21 de 29

50 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Edad y correlación. Mediante estudio de carretera Neiva-Palermo en el Boquerón de


amonitas Etayo (1985) le da edad Santoniano al Chontaduro (6D).
grupo en el Valle Superior del Magdalena; Vergara
(1994) le adjudica edad Santoniano- Campaniano Litología. En la Plancha 323 se estimó un espe-
tardío de acuerdo con estudio de microfósiles sor de 150 m para la Formación La Tabla; se ob-
provenientes de la quebrada El Ocal. servaron las siguientes características: la parte in-
ferior, constituida por areniscas de grano fino a
El Grupo Olini es correlacionable, litológica y muy fino cuarzosas, bien cementadas, blancas, con
cronoestratigráficamente, en parte con la Lidita In- laminación paralela de tono amarillento y restos
ferior de Porta (1965), con el Nivel K5 de Raasvedlt de peces (vértebras y espinas), moldes de
& Carvajal (1957), con la Segunda Lidita K5 de foraminíferos y algunos pellets; estratificada en ca-
Raasvedlt (1956), con la Formación Lidita Inferior pas planas paralelas y en cuñas, con contactos pla-
de Cáceres & Etayo (1969), Martínez (1990) y nos netos; también se presentan muy porosas por
Patarroyo (1993), así como con la Formación Lidita disolución de fósiles; en algunos sitios las capas de
Superior de Etayo et al. (1969) y Martínez (1990). areniscas, hacia la parte inferior, gradan a capas
fosfóricas pelletíferas y con laminación ondulosa no
En el área correspondiente a la Plancha 323, el Nivel paralela de color gris claro. En la parte media se
de Lutitas y Arenas de Porta (1965) está representa- observaron intercalaciones de limolitas y arcillolitas
do por areniscas, similar a la sección descrita en la caoliníticas blancas, con microfauna y restos de pe-
quebrada Bambucá (Plancha 302 Aipe) al norte ces, estratificadas en capas delgadas, planas para-
de esta área, por Patarroyo (1993). Debido a su lelas con algunos niveles fosfáticos, con
escaso espesor, no fue representado cartográfi- replegamientos y afectadas por microfallamiento. La
camente y se incluyó dentro del Grupo Olini. parte superior se caracteriza por bancos potentes
de areniscas blancas, cuarzosas a arcillosas, de gra-
no fino a muy fino, afectadas por bioturbación y con
2.3.9 FORMACIÓN LA TABLA (Kt) icnofósiles bien preservados; ocasionalmente es-
tas capas están separadas por láminas delgadas a
La Formación La Tabla fue definida originalmente medias de lodolitas carbonosas.
por Porta (1965), en el camino Piedras-La Tabla, y
toma su nombre del caserío de La Tabla en el De- Contactos. El contacto con la suprayacente For-
partamento del Tolima. La secuencia consta de mación Seca es concordante y neto y se marcó
areniscas cuarzosas, predominantes hacia la base en el tope de la última capa de arenisca cuarzosa
y el techo, que alternan con lutitas grises. La parte y en la base de la primera capa de arcillolitas ro-
media consta, principalmente, de lutitas con pe- jizas pertenecientes a la Formación Seca. Este con-
queñas intercalaciones de arenas; las areniscas del tacto se observa al sureste de Palermo.
tope pasan a conglomerados de cantos de cuar-
zo, lidita y chert. El contacto inferior es concordante neto con el
Grupo Olini y se observó entre capas plano pa-
Abarca un área de 11,2 km²; aflora en la parte ralelas de liditas y la primera capa de arenisca
suroeste y en la zona central de la Plancha 323, cuarzosa, cuya base presenta abundantes restos
en forma de franjas alargadas sinuosas en direc- fosfáticos y laminación ondulosa, en la quebrada
ción general noreste (Figura 16). Constituye las pla- La Guagua (3G).
nicies del alto Cascarillo, Llanos de La Antigua (
7,8C), la loma El Totumo ( 7B), el cerro La Buitrera, Edad y correlación. La Formación La Tabla fue
la loma La Venturosa y el filo del Portachuelo (6D). datada mediante asociación de foraminíferos
En la zona central de la plancha, forma la cuchilla como Maastrichtiano (Julivert, 1968) y se puede
San Miguel (4,5F), el filo Cerro Chiquito (1,2,3D), correlacionar litológicamente con las formacio-
aflora en gran parte de la Vereda San Francisco al nes Labor y Tierna del Grupo Guadalupe de la
oeste del río Baché (3E). También aflora por la Sabana de Bogotá.

INGEOMINAS 51
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

2.3.10 FORMACIÓN SECA (KPgs) 2.4 CENOZOICO


Fue definida por Porta (1965), para designar una
unidad compuesta por una “sucesión de capas de Las unidades cenozoicas ocupan una gran parte del
areniscas y lutitas rojas que se encuentran entre la área de la Plancha 323 Neiva; son esencialmente
Formación Cimarrona y la Formación Hoyón”. La sec- unidades de origen sedimentario y con edades que
ción tipo se halla en la quebrada Seca, al sur de varían entre el Paleógeno y el Cuaternario.
Cambao. Las secciones de referencia propuestas se
localizan en las carreteras de Cambao - San Juan de 2.4.1 GRUPO CHICORAL-GRUPO
Rioseco y de Honda - Guaduas.
GUALANDAY
Aflora en la zona central de la Plancha 323, y El nombre de Grupo Chicoral fue utilizado primero
abarca un área de 15 km² (Figura 22). Forma fran- por Beltrán & Gallo (1968), para agrupar dos unida-
jas delgadas en sentido norte y sureste. Consti- des conglomeráticas y una intermedia lodosa are-
tuye zonas planas a levemente onduladas y ex- nosa observadas en la carretera Palermo - San Luis
tensas que alcanzan altitudes entre 500 y 700 (Huila) en el área de la Plancha 323 Neiva; esta de-
m. Aflora al oeste del cerro San Miguel y el filo nominación fue adoptada para la Subcuenca de
Cerro Chiquito. Por la vía Palermo - Los Neiva del Valle Superior del Magdalena, y se subdi-
Guásimos - San Luis es posible observar la uni- vidió en las formaciones Palermo, Baché y Tesalia.
dad fallada y repetida, y ésta es su mejor ex- No obstante lo anterior, existe la duda sobre la utili-
posición, ya que se encuentra muy cubierta y zación de este nombre en el área o si agrupar estas
reducida en toda la plancha. unidades con las formaciones Potrerillo y Doima, y
emplear el término de Grupo Gualanday, con la acla-
En el extremo sureste de la Plancha 323, se observó ración que difiere de la sección tipo en donde sólo
la Formación Seca en el sitio denominado La Cam- se reconocen tres formaciones (Gualanday Inferior,
piña, donde cubre un área aproximada de 1 km². Gualanday Medio y Gualanday Superior), debido a
factores relacionados con los procesos de erosión
Litología. La Formación Seca, en la Plancha 323, y acumulación. Mientras se realizan estudios
tiene aproximadamente 400 m de espesor. En estratigráficos y bioestratigráficos detallados, se uti-
la carretera Palermo - Los Guásimos se puede liza la denominación propuesta por Beltrán & Gallo
subdividir la unidad; en la parte inferior presen- (1968), es decir, Grupo Chicoral, para esta secuen-
ta predominio de arcillolitas y limolitas rojizas cia en la Plancha 323.
con espesor estimado de 300 m, y hacia la parte
superior se observan intercalaciones de arenis- El Grupo Chicoral aflora en la zona occidental de la
cas y lodolitas rojizas, en capas hasta de 5 m Plancha 323, forma una franja alargada en dirección
de espesor, con contactos planos a levemente general norte sur, y abarca un área de 134,8 km² (Fi-
ondulosos. Las areniscas son de grano fino a gura 22). Constituye el filo El Chiflón y la cuchilla de
medio, granocreciente, color negro, compues- Farfán (6B), de morfología de pendientes pronun-
tas de granos de chert y matriz arcillosa y con ciadas y cimas mamelonares. Aflora también por las
espesor aproximado de 100 a 150 m. vías Palermo - Los Guásimos - Aleluya, Palermo - El
Iguá y Palermo - Nilo. En la vía Palermo - Los Guásimos
Edad. La Formación Seca es correlacionable se levantaron columnas estratigráficas con
litológica y cronoestratigráficamente con la For- poligonales abiertas (figuras 23, 24 y 25).
mación Guaduas de la Sabana de Bogotá y es
sinónimo del Grupo Guaduala, como fue defi- Los contactos entre las formaciones Palermo,
nido por Beltrán & Gallo (1968). Su edad es con- Baché y Tesalia son netos a transicionales y están
siderada como Maastrichtiano - Paleoceno, de marcados por cambios bruscos en litología y mor-
acuerdo con Porta (1965) en el Valle Superior fología, lo que implica cambios en los regímenes
del Magdalena. de sedimentación.

52 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 15'
75° 25'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
Ngt Ngn Ngn

a V
Hato Nuevo

a El Espin

ill
Ngh Ngn

avie
A Aipecito Pgpo

ja
Mesa Redonda

l a
Ngh
Guacirco
La Julia Ngn
PgKs Ngh a T
San Luis ello
B Pgb a Te llo 3° 05'.
PgNgd Ngh

Las Juntas NgQgi


Pgt

a
Ve
Fortalecillas al

g
C ar ga
Ngh
El Carmen Pgpo NgQgi

A
E N
PgKs
La Lupa PgNgd

L
3° 00' 3° 00'
NgQgi

A
D
D Pgt A
G
Paraguay M
Aleluya
Pgb Ngqgi

O
R I
Los Guásimos T
PgKs N E I V A
E
ía

ar
a S t a. M
a Ba
ls illas
NgQgi
T
2° 55' 2° 55'
Pgb PgKs T
F
PALERMO
Ospina Pérez Pgp
Ngqgi
PgKs El Caguán
PgpEl Triunfo
Pgb
G
T Ngh

a C. Ne
El Tablón
PgKs iva
2° 50'
2° 50'
La Ulloa
ruel

San Juan
Y = 835.000 m.E.

PgKs
alegr
Te

H
T T
ará

ampo
a

a R i ve r a
agu

El Guadual
a C
aY

El Almorzadero T
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'
X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES INGEOMINAS
Cabecera municipal Caserio
Drenajes Carretera sin pavimentar
Carretera pavimentada Contactos geológicos
UNIDADES DEL PALEÓGENO Y NEÓGENO
Pgpo Formación Potrerillo NgQgi Formación Gigante EXPUESTAS EN LA PLANCHA 323 NEIVA
Pgt Formación Tesalia Ngn Formación Neiva
Autor: Digitalizó:
Pgb Formación Baché Ngh Formación Honda
Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Pgp Formación Potrerillo Ngt Formación Tuné Escala: Fecha: Figura:
PgKs Formación Seca PgNgd Formación Doima 0 2,5 5 km 1999 22 de 29

INGEOMINAS 53
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

LITOLOGÍA

SEGMENTO
FÓSILES

ESPESOR
LODO ARENA GRAVA

UNIDAD
Fm. Baché

44 m
Fm. Palermo
59m
15 m
Fm. Seca

CONVENCIONES INGEOMINAS
FORMACIÓN PALERMO
Areniscas Intraclastos SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA
arcillosos
CARRETERA PALERMO - LOS GUÁSIMOS
Estratificación
Lodolitas cruzada LLevantó: Digitalizó:
Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Conglomerados Lentes Escala: Fecha: Figura:
0 15 30 m 1999 23 de 29

54 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

LITOLOGÍA

SEGMENTO
FÓSILES
LODO ARENA GRAVA

ESPESOR
UNIDAD
Fm. Tesalia

505 m
Formación Baché
Fm. Palermo

CONVENCIONES INGEOMINAS
Conglomerados Láminas
carbonosas FORMACIÓN BACHÉ
Arenisca
SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA
Laminación CARRETERA PALERMO - LOS GUÁSIMOS
inclinada
Levantó: Digitalizó:
Lodolita Paulina Ferreira Vesga
Restos vegetales
Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
Cubierto 0 50 100 m 1999 24 de 29

INGEOMINAS 55
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

LITOLOGÍA

SEGMENTO
FÓSILES
LODO ARENA GRAVA

ESPESOR
UNIDAD
Fm. Potrerillo
Formación Tesalia

334 m
Fm. Baché

CONVENCIONES INGEOMINAS
Grava Restos vegetales
FORMACIÓN TESALIA
SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA
Arenita CARRETERA PALERMO - LOS GUÁSIMOS

Lodolita Láminas carbonosas Levantó: Digitalizó:


Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
Paleosuelo
0 50 100 m 1999 25 de 29

56 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

2.4.1.1 Formación Palermo (Pgp) espesores hasta de 5 m, mientras que hacia la


parte media alta los espesores son hasta de 20
Litología. En la Plancha 323 Neiva tiene entre m. El tamaño promedio de los cantos en la parte
20 y 59 m de espesor y en algunos sitios se inferior es de 10 a 15 cm de diámetro y, a medida
adelgaza hasta desaparecer. Está constituida por que se sube en la secuencia, el tamaño prome-
conglomerados estratificados en capas muy dio varía entre 1 y 5 cm (son alargados y redon-
gruesas, en forma de cuña y lenticular con con- deados); el tamaño mínimo es arena grano me-
tactos erosivos, separados por niveles muy dio para toda la secuencia.
delgados de lodolitas rojizas y niveles de
paleosuelos de coloración roja, parda y ver- Los conglomerados están compuestos por can-
dosa, con granos tamaño arena media, de cuar- tos de chert negro y pardo, cuarzo y líticos,
zo; hacia la parte superior de la secuencia se que varía en porcentaje: hacia la parte inferior
observa estratificación cruzada a gran escala se observa predominio de chert negro y pardo
(Figura 23). Fundamentalmente, está compues- sobre cuarzo y líticos; hacia el tope los líticos
ta por cantos de cher t pardos (60%), chert son predominantes y pasan de sedimentarios
negro (20%), cuarzo (10%) y líticos de rocas (5%) a ígneos y tobas (30%); parte de algunos
sedimentarias (10%), con matriz de arena tama- de estos líticos son metamórficos, pero sólo se
ño medio a grueso. El tamaño de los clastos o observaron en la parte media de la secuencia;
guijos varía de 1 a 5 cm de diámetro y en los los líticos siempre son de tamaño mayor al pro-
lentes el tamaño es hasta de 12 cm promedio. medio. Los cantos de chert negro, en la parte me-
dia de la secuencia, tienen abundantes
Hacia la base, la formación presenta carácter are- foraminíferos, están muy fracturados, y sus fractu-
noso fino y va pasando gradualmente a conglo- ras rellenas de cuarzo. Las capas de conglomera-
merado fino y la arenisca se reduce a lentes para- dos tienen estratificación en cuña a gran escala y
lelos a la estratificación, pero irregulares en la par- los contactos son erosivos.
te conglomerática. La arenisca se presenta en ca-
pas muy gruesas, separadas por lodolitas Las areniscas se observaron a manera de lentes
carbonosas hasta de 10 cm de espesor y mues- irregulares tanto en conglomerados como en
tra laminación plana paralela y cruzada de tono lodolitas y con contactos transicionales dispues-
rojizo por fluidos ferruginosos. tos paralelamente a la estratificación; en la mayo-
ría de los casos muestran estratificación cruzada
y son de color blanco a rojizo, de grano fino a
2.4.1.2 Formación Baché (Pgb). medio y levemente conglomerático. Están com-
puestas por chert y cuarzo, y matriz entre 5 y 15%
Tiene 505 m de espesor y está constituida y minerales pesados.
por intercalaciones de lodolitas rojizas y con-
glomerados en capas muy gruesas (Figura 24). En la secuencia también se observan niveles de
Las lodolitas poseen laminación muy delga- lodolitas carbonosas que separan niveles
da no paralela, con lentes conglomeráticos, conglomeráticos y arenosos, sobre todo en la
algunos con límites poco definidos o parte media.
transicionales y otros a manera de lentes muy
definidos en forma de pequeños canales. El
tamaño promedio de los cantos en los len- 2.4.1.3 Formación Tesalia (Pgt).
tes conglomeráticos no pasa de 3 cm de diáme-
tro. Aunque los lentes son irregulares, siempre se Aflora en el área con espesor de 334 m y consta
orientan en sentido paralelo a la estratificación y de conglomerados estratificados en capas grue-
no son muy comunes. Las intercalaciones de con- sas a muy gruesas, de carácter lenticular, en cuña
glomerados se disponen a lo largo de la secuen- y a veces muy masivas (Figura 25).
cia, pero hacia la parte inferior se observan con

INGEOMINAS 57
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Los conglomerados están compuestos por can- ye zonas de morfología plana a suavemente on-
tos de 1 a 7 cm de diámetro, de cuarzo, chert dulada entre filos pronunciados.
negro y cher t pardo, pero predominan los líticos
de tobas antiguas y rocas intrusivas. En algunas Litología. La Formación Potrerillo tiene 143,5 m
capas se observa estratificación gradada nor- de espesor estimado. En el área está constituida
mal hasta areniscas de grano medio, cuarzosas, por arcillolitas y lodolitas de tonos rojizo, verdo-
con minerales pesados y matriz arcillosa. Hacia so y violeta, amarillento por alteración, con
la parte media de la secuencia se reporta la laminación muy delgada no paralela (Figura 26).
presencia de restos vegetales y láminas Hacia la parte inferior de la secuencia hay interca-
carbonosas. laciones de capas lenticulares de conglomerados
hasta de 3 m de espesor; hacia la parte media se
observan intercalaciones de capas de areniscas
2.4.1.4 Edad y correlación del Grupo arcillosas verdosas y amarillentas, en capas de 35
Chicoral. y 40 cm de espesor, esporádicas. La parte alta
de la secuencia tiene niveles lenticulares de con-
Establecer correlaciones del Grupo Chicoral es glomerados de cantos de cuarzo, chert y líticos,
difícil hasta no obtener datos palinológicos que con predominio de los cantos de cuarzo con
determinen con certeza la edad de cada for- matriz arenosa feldespática.
mación que compone la unidad; sin embargo,
con las limitaciones existentes, ha sido Contactos. El contacto inferior con el Grupo
correlacionado litológicamente con el Chicoral es concordante neto, como se obser-
Gualanday Inferior de la Cuenca de Girardot vó en la quebrada El Chiflón, al oriente de San
según lo muestra la Plancha L-9 del Servicio Luis (3B). Se ubica en el tope del último nivel
Geológico Nacional (Raasveldt, 1956); en la conglomerático de la Formación Tesalia y don-
Subcuenca de Neiva han sido correlacionadas, de empiezan a aparecer las arcillolitas rojo ver-
la Formación Palermo con el Gualanday Inferior; dosas y algunas intercalaciones de conglome-
la Formación Baché con el Gualanday Medio; y rados lenticulares.
la Formación Tesalia con el Gualanday Superior,
de acuerdo con lo verificado en las Planchas El contacto superior con la Formación Doima
M-8 y N-8 del Servicio Geológico Nacional no pudo observarse con claridad, pero se pre-
(Raasveldt & Carvajal, 1957; Torres et al., 1959). sume que es concordante neto y se marcó en
La edad asignada es Eoceno tardío en la la base de un paquete masivo de conglomera-
Subcuenca de Girardot y Eoceno a Oligoceno dos de la Formación Doima.
en la Subcuenca de Neiva, dada por varias com-
pañías petroleras (en Beltrán & Gallo, 1968). Edad y correlación. De acuerdo con Beltrán
& Gallo (1968), la Formación Potrerillo es del
Eoceno superior y correlacionable con la par-
2.4.2 FORMACIÓN POTRERILLO ( Pgpo) te superior del Gualanday Medio, en la
Subcuenca de Girardot. Para Laverde (1989), la
Fue definida originalmente por geólogos de la Formación Potrerillo es también equivalente de
Richmond en 1938 sin mencionar sección tipo; la Formación Gualanday Medio.
posteriormente, Beltrán & Gallo (1968) adoptan el
nombre en los alrededores de Neiva, para diferen- De acuerdo con lo expuesto por van Houten &
ciar una unidad primordialmente arcillosa de colora- Travis (1968) y Anderson (1972), la Formación
ción rojiza y que fue definida en la vía Palermo - Los Potrerillo es equivalente a la “Unidad 4” y la
Guásimos - Aleluya, de la Plancha 323. “Middle-Upper”, respectivamente, las cuales son
equivalentes a Gualanday Medio, en la
La Formación Potrerillo aflora en la parte occiden- Subcuenca de Neiva.
tal de la Plancha 323 Neiva (Figura 22), y constitu-

58 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

LITOLOGÍA

SEGMENTO
FÓSILES
LODO ARENA GRAVA

ESPESOR
UNIDAD
Fm. Doima

143,5 m.
Formación Potrerillo
Fm. Tesalia

CONVENCIONES
INGEOMINAS
Conglomerados Laminación convoluta FORMACIÓN POTRERILLO
Areniscas Artesas SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA
CARRETERA PALERMO - LOS GUÁSIMOS
Lodolitas Laminación inclinada
Levantó: Digitalizó:
Paleosuelo Laminación ondulosa
Paulina Ferreira Vesga Alfonsina Bocanegra G.
Láminas carbonosas Bioperturbación Escala: Fecha: Figura:
0 25 50 m 1999 26 de 29

INGEOMINAS 59
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

2.4.3 FORMACIÓN DOIMA ( PgNgd) 2.4.4 FORMACIÓN TUNÉ (Ngt)

Este nombre fue utilizado por geólogos de la La Formación Tuné fue mencionada por Stirton
Richmond Petroleum Company en 1939 (en (1953), quien la describe como una secuencia
Beltrán & Gallo, 1968), con localidad tipo en los de capas rojas predominantes que contienen
cerros cercanos a la localidad de Doima en el restos fósiles de invertebrados y vertebrados. La
Municipio de Ibagué, en la zona central del De- localidad tipo de la formación está ubicada en la
partamento del Tolima. Posteriormente, geólogos quebrada Tuné, 3 km al noreste de Chaparral
de Intercol extendieron el nombre para designar (Tolima).
un nivel de conglomerados que aflora por la vía
Palermo - San Luis, en cercanías del sitio denomi- La Formación Tuné aflora en la parte noroccidental
nado Los Guásimos. de la Plancha 323, en el carreteable San Luis - Ór-
ganos (3A), al norte de la quebrada El Jagual (Fi-
Aflora en el costado occidental de la plancha al gura 22).
oriente de la carretera Los Guásimos – Paraguay -
San Luis (Figura 22), y forma una franja delgada y Litología. La Formación Tuné está compuesta por
alargada en sentido norte sur que constituye un lodolitas rojizas con laminación muy delgada no
filo pronunciado. paralela, con algunos niveles de carbón y con
zonas ricas en materia orgánica. Presenta interca-
Litología. Aflora en la Plancha 323 con un es- laciones de areniscas de grano muy fino, arcillo-
pesor aproximado de 170 m y está constituida sas de color rojizo. El espesor de la formación se
por conglomerados masivos con lentes areno- estimó en 100 m.
sos irregulares. Los conglomerados tienen can-
tos entre 1 y 5 cm de diámetro, de chert par- Contactos. El contacto inferior con la Formación
do y negro, cuarzo y líticos, con predominio Doima es concordante neto marcado donde des-
del cuarzo y del chert negro; la matriz es are- aparecen los niveles conglomeráticos y comien-
nosa sublítica. zan las lodolitas rojas con niveles carbonosos e
intercalaciones arenosas. El contacto superior con
Contactos. El contacto inferior con la Forma- el Grupo Honda es discordante.
ción Potrerillo se presume que sea concordante
neto y se marca en donde empieza el nivel Edad y correlación. De acuerdo con Guerre-
conglomerático masivo y donde termina la ro (1993), la Formación Tuné es correlacionable
arcillolita rojiza. El contacto superior con la For- litológica y por posición estratigráfica con la For-
mación Tuné no se observa, ya que la Falla de mación La Cira, el Miembro Puerto Salgar y la For-
Chusma interrumpe la secuencia normal. mación La Dorada de Wellman (1970), en el Valle
Superior del Magdalena. La edad de la unidad es
Edad y correlación. Es difícil establecer la dada por el mismo Guerrero (1993) entre el
edad de la Formación Doima; normalmente se Oligoceno tardío y el Mioceno temprano, por la
ubica en el Oligoceno-Mioceno temprano presencia de restos de vertebrados e invertebra-
(Beltrán & Gallo, 1968). La Formación Doima es dos de este lapso.
correlacionable con el Gualanday Superior de
la Subcuenca de Girardot (Raasveldt, 1956;
Laverde, 1989). Adicionalmente, sería 2.4.5 GRUPO HONDA (Ngh)
litológicamente equivalente la “Unidad 5” de van
Houten & Travis (1968) y al “conglomerado su- La unidad fue definida primero por Hettner (1892)
perior (Upper)” de Anderson (1972), que son para referirse a un afloramiento de arenitas
unidades propuestas por los citados investiga- tobáceas, ubicado en las proximidades de Hon-
dores como equivalentes del Gualanday Supe- da. Posteriormente, Butler (1942) redefine el tér-
rior en la Subcuenca de Neiva. mino, e incluye un nivel de capas rojas; Porta

60 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

(1965) subdivide el grupo, en el área de Honda po Chicoral. El contacto superior con el Grupo
(Tolima), en tres formaciones: Cambrás, San Anto- Huila es paraconforme con inclinaciones tan le-
nio y Los Limones. Guerrero (1993) estudió la se- vemente diferentes que no se perciben fácilmen-
cuencia en el área de Villavieja (Huila), y la subdi- te. Guerrero (1993) indica que existe un hiato entre
vidió en las formaciones La Victoria y Villavieja. el Grupo Honda y la Formación Neiva, que es la
Para la cartografía regional realizada, se utiliza el unidad inferior del Grupo Huila. Se observó cu-
término de Grupo Honda propuesto por Guerre- bierto por los depósitos cuaternarios al lado
ro (1993), y se hace la salvedad que en la carto- oriental del río Magdalena.
grafía no se diferenciaron las dos formaciones en
que puede dividirse el grupo, debido a que no Edad y correlación. Guerrero (1993) le asig-
se hizo cartografía de detalle. na una edad de Mioceno con base en fósiles y
paleomagnetoestratigrafía, e indica que el Gru-
La unidad ocupa un área extensa en la parte cen- po Honda fue depositado en el intervalo 13,5
tral de la Plancha 323, a manera de franja ancha a 11,5 Ma.
con dirección general N-S (Figura 22). Buenos aflo-
ramientos se observaron en el sector del río Baché
por la vía Neiva - San Francisco (6A, 6B) y en el
sector de Campo Dina. Al lado oriental del río 2.4.6 GRUPO HUIL A
Magdalena, los afloramientos son menos exten-
sos y se observaron por la vía Neiva - Tello. Guerrero (1993) propuso formalmente esta nue-
va unidad litoestratigráfica, para describir una
Litología. El espesor aflorante de la unidad en secuencia de aproximadamente 800 m de es-
el área se estimó en unos 600 m. La conforma- pesor calculado, constituida por las formacio-
ción litológica general consiste en una frecuen- nes Neiva y Gigante en el Valle Superior del
te intercalación de capas de 3 a 6 m de espe- Magdalena. Señala el proponente del nombre
sor de areniscas y arcillolitas con lentes delga- que el término Grupo Mesa, propuesto inicial-
dos de conglomerados; el carácter cuneiforme mente por Howe (1974) para esta unidad, debe
de los estratos impide seguir lateralmente los abandonarse, y apoya su definición en las dife-
niveles. Las areniscas, en general, son de color rencias litológicas, límites, marco tectónico y
gris verdoso con estratificación cruzada, com- posición estratigráfica, entre las dos unidades.
puestas por feldespatos, cuarzo y líticos, y co- Indica, además, que se trata de dos unidades
rresponden a arcosas líticas; los conglomera- separadas genéticamente.
dos son niveles que alcanzan hasta 6 m de es-
pesor, por lo general de color pardo por oxi- El Grupo Huila fue subdividido por Guerrero
dación, con clastos redondeados de rocas vol- (1993) en Formación Neiva y Formación Gigan-
cánicas, plutonitas y cher t, matriz arenoarcillosa; te, por diferenciarse hacia la parte inferior del
también aparecen en forma de cuña y como grupo, una unidad de gravas, con influencia
relleno de canales. Las arcillolitas son de color volcánica. La parte superior presenta predomi-
verde, gris y rojo. Son comunes los niveles de nio de rocas piroclásticas retrabajadas y algu-
areniscas con abundantes concreciones areno- nos niveles de cenizas.
sas con cemento calcáreo que pueden alcan-
zar hasta 60 cm de diámetro, como también es El Grupo Huila aflora en la parte oriental de la Plan-
frecuente el cemento calcáreo en algunos ni- cha 323, y abarca un área de 30 km². Se obser-
veles delgados de areniscas. van afloramientos de este grupo al lado oriental y
occidental del valle del río Magdalena, por las vías
Contactos. El contacto inferior del Grupo Hon- Aipe - Neiva, Neiva - Palermo y Neiva - Tello. Cons-
da marca una discordancia angular importante en tituye zonas planas a moderadamente onduladas,
la región, donde recubre unidades como las for- con algunos cerros de poca elevación que des-
maciones La Tabla, Hondita, Loma Gorda y el Gru- tacan en la morfología plana de la zona.

INGEOMINAS 61
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

2.4.6.1 Formación Neiva (Ngn). arcillolitas rojizas; el espesor de este nivel puede
alcanzar 80 m, pero sobre la carretera antigua a San
La Formación Neiva fue reconocida por van Francisco se observan cerca de 150 m.
Houten & Travis (1968) como una unidad informal
o parte basal de la Formación Mesa. Posterior- Como estructuras sedimentarias se observa estra-
mente fue definida para la Subcuenca de Neiva tificación planar en los conglomerados y estratifi-
por Howe (1969, en Guerrero (1993) y Howe cación cruzada y planar en las areniscas.
(1974), como la parte inferior del Grupo Mesa.
Guerrero (1993) indica que se trata de la unidad Contactos. Los conglomerados de la parte basal
inferior del Grupo Huila y bajo este concepto se de la Formación Neiva cubren las capas rojas fino
tomó en el presente trabajo. granulares de la parte superior del Grupo Honda;
este contacto era considerado como transicional
La unidad aflora al occidente del río Magdalena, por Wellman (1970) y Howe (1974), mientras que
en el área de Guacirco (7B), Palogrande (7C) y Guerrero (1993), con base en la diferencia de ta-
Buziraco (6D), por la vía Neiva - Aipe, en donde maño de grano entre las litologías del Honda (For-
se observan buenas exposiciones de la secuen- mación Villavieja) y la Formación Neiva, indica la
cia. También está expuesta al nororiente de presencia de un hiato. En La Venta, Guerrero (1993)
Fortalecillas, al oriente del río Magdalena (8A, 8B, indica que se trata de un contacto erosivo y abrup-
9A). De acuerdo con Guerrero (1993), esta zona, to, con un conglomerado basal que cubre las ca-
al igual que el área de La Venta (Planchas 302 Aipe pas rojas de la Formación Villavieja (parte supe-
y 303 Colombia), pueden ser consideradas como rior del Grupo Honda).
secciones de referencia. Howe (1974) describió
secciones estratigráficas en las áreas de Desenga- Edad. Las investigaciones de Guerrero (1993), en
ño y Palogrande, así como en la quebrada Nichío, el área de Neiva y Villavieja, indican que la Forma-
10 km al norte de Neiva. El espesor, en esta área, ción Neiva se depositó en el lapso 10,1 a 8,4 Ma,
es de 160 a 210 m (Howe, 1974). es decir, en el Mioceno tardío.

Litología. La Formación Neiva está compuesta,


de base a techo, por conglomerados con can- 2.4.6.2 Formación Gigante (NgQgi).
tos y bloques hasta de 10 cm de diámetro,
clastosoportados, de rocas extrusivas y metamór- Este término fue utilizado primero por geólogos
ficas (posiblemente del Macizo de Garzón), con de la Richmond Petroleum Company (Beltrán &
intercalaciones menores de areniscas conglome- Gallo, 1968) para describir los depósitos
ráticas y subordinadamente lodolitas. Las arenis- tobáceos expuestos en la quebrada Guandinosita
cas son arcósicas y líticas, estas últimas volcáni- (Plancha 366 Garzón), al norte de la población
cas. Los conglomerados y areniscas conglomerá- de Gigante (Huila). Los estudios más recientes se
ticas son masivos con superficies internas de ero- deben a van der Wiel (1991), quien propuso
sión. El color dominante de las rocas es gris. como sección tipo los afloramientos de la que-
brada Guandinosita y sección de referencia la
En los alrededores de Guacirco está conformada quebrada Honda, al sur de Gigante (Plancha 345
por intercalaciones de arcillolitas rojas en paquetes Campoalegre).
de 4 a 7 m de espesor, areniscas friables de grano
medio de colores crema y amarillo, y conglomera- Aflora hacia el valle del río Magdalena, en la parte
dos gruesos en paquetes que alcanzan hasta 20 m este del área (Figura 22); las mejores exposicio-
de espesor; este nivel presenta una morfología so- nes se observan en la carretera Neiva –
bresaliente gracias a la presencia, en la parte supe- Fortalecillas - Tello (7D, 8C). La unidad reposa dis-
rior, de los conglomerados, característica que per- cordantemente sobre la Formación Neiva, como
mite diferenciarla fácilmente de la parte superior del lo observó Guerrero (1993) en la carretera Neiva
Grupo Honda compuesta predominantemente de - Villavieja al sur del cruce con la quebrada Ba-

62 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

teas, y está cubierta, en forma discordante, por Formación Gigante por el mayor contenido de frag-
los Sedimentos de Fortalecillas y depósitos mentos de rocas volcánicas, especialmente
aluviales, como se observa al sur del caserío de pumitas, que podrían revelar la última fase de un
Fortalecillas. Alcanza un espesor aproximado de vulcanismo explosivo; no se descarta, sin embar-
250 - 300 m, en el área. go, la posibilidad de que estos sedimentos hagan
parte de la Formación Gigante.
Litología. En su conformación litológica se pue-
den diferenciar, a grandes rasgos, tres niveles; en Los Sedimentos de Fortalecillas constituyen ce-
la parte inferior predominan areniscas tobáceas rros bajos, aislados y separados, que son los
que pueden alcanzar 60 m de espesor; encima relictos de una cubierta que fue erodada fácil-
siguen capas tobáceas de grano fino y cenizas mente, debido a la escasa compactación y
volcánicas de unos 80 m de espesor, y en la par- cementación de los depósitos que la constituyen.
te superior afloran tobas y areniscas tobáceas con El espesor del conjunto pudo ser mayor al medi-
morfología tabular, casi siempre subhorizontales, do en al cerro Alto de La Cruz, que es de 80 m,
de unos 120 m de espesor. aproximadamente (Figura 27).

Las areniscas tobáceas son generalmente blancas Otro sitio de exposición parcial de la unidad (al-
a grises, de grano fino a muy fino, muy livianas, rededor de 15 m), es la vía Fortalecillas – Villavieja,
constituidas principalmente por plagioclasa y frag- 100 m antes del cruce con la quebrada Bateas;
mentos de pumitas. Las lodolitas son blancas y allí se observa el contacto con la Formación Gi-
grisáceas, y algunas veces se encuentran dentro gante. Se trata de capas de areniscas de grano
de ellas restos de madera fosilizada. fino a medio, pardo claro, en capas muy gruesas
con niveles de conglomerados de cuarzo y frag-
Contactos. El contacto entre la Formación Gigante mentos de rocas ígneas intrusivas y metamórficas
y la Formación Neiva fue observado por Guerrero de alto grado, en contacto con una secuencia de
(1993) 3 km al sur de la intersección de la quebrada areniscas blancas en capas medias a finas con
Bateas con la carretera Neiva - Villavieja. Se trata, gran aporte de pumita.
como ya se dijo anteriormente, de un contacto neto
entre conglomerados de la Formación Neiva y las Litología. La secuencia se caracteriza por pre-
areniscas tobáceas de la Formación Gigante. sentar depósitos de arenas y gravas con alto con-
tenido de pumita, de tamaño de grano arena grue-
Edad. La Formación Gigante es de edad pliocena sa a conglomerática medio y redondeado; nive-
– pleistocena, de acuerdo con las dataciones rea- les de ceniza y niveles laháricos o flujos de es-
lizadas por van der Wiel (1991) en muestras toma- combros.
das en los alrededores de Gigante (Huila), que die-
ron edades de 6,2 ± 0,4 Ma, por el método K/Ar. En el Alto de La Cruz, al este de Fortalecillas, se
midió la sección mostrada en la Figura 27, con un
espesor de 80 m, de base a techo la sucesión es:
2.4.7 SEDIMENTOS DE FORTALECILL AS
(NgQf) 1. Los 10 m iniciales son de intercalaciones de
arenas pumíticas y cenizas; las arenitas son de gra-
Se propone el nombre de Sedimentos de no medio a grueso, color blanco lechoso en ca-
Fortalecillas para denominar el conjunto de de- pas de 0,5 a 1 m de espesor; las cenizas son de
pósitos sedimentarios y volcano sedimentarios color gris claro.
aflorantes al este y sureste de la población de
Fortalecillas (7C, 8C), en el cerro Alto de la Cruz. 2. Continúan 10 m de arenas dispuestas en capas
Esta unidad está situada paraconformemente so- muy gruesas con estratificación plana paralela,
bre la Formación Gigante a manera de cubierta gradada normal, con tamaño de grano medio a
dispuesta horizontalmente. Se diferencia de la fino y color gris claro.

INGEOMINAS 63
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Espesor (m)
LITOLOGÍA
Sección
Unidad

Arcilla Limo Arena Conglom.


mf f m g mg f m g
19,5
Sedimentos de Fortalecillas
Sección Alto de La Cruz

CONVENCIONES
24,5

Arcillolitas / Cenizas
Aumento de aporte de material piroclástico

Areniscas pumíticas

Conglomerado lodosoportado

Cubierto 4m Aglomerado volcánico lahar


6

Cubierto 0,8m Estratificación inclinada


10

Contacto erosivo

Lentes
10
10

Espesor no calculado

INGEOMINAS
15
Vía Villavieja

SEDIMENTOS DE FORTALECILLAS
10

Paraconformidad
Fm. Gigante

SECCIÓN ESTRATIGRÁFICA GENERALIZADA


CERRO ALTO DE LA CRUZ
5

Levantó: Digitalizó:
0

Paulina Ferreira Vesga Carlos V. Roa


Levantamiento de la base de la
secuencia. Contacto con la Fm. Gigante Escala: Fecha: Figura:
Vía Fortalecillas - Villavieja 0 5 10 m 1999 27 de 29

64 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

3. Paquete de 10 m de espesor de arenas con areniscas duras, de grano fino a medio y con es-
estratificación cruzada, de alto ángulo y tratificación plana y lentes conglomeráticos. La
festoneada, en capas muy gruesas, a la base del estratificación y el grano se van volviendo más
paquete. En la parte superior del conjunto, las are- finos hacia el tope, con capas hasta de 15 cm de
nas son de grano fino a muy fino, color gris opaco espesor y lodolitas gris claro con niveles
con lentes de arenas de grano medio. conglomeráticos de pumitas. El nivel más supe-
rior de aglomerado constituye una capa dura que
4. Conjunto de 6 m de espesor, con dos sectores protege de la erosión a toda la secuencia
cubiertos de 0,8 y 4 m, pero se alcanzan a observar estratigráfica descrita anteriormente.
capas de arenas y gravas separadas por arcillas.
Edad. No se encontraron datos que permitan
5. Continúan 24,5 m de arenas blancas, gravosas, establecer con precisión la edad de los Sedimen-
dispuestas en capas muy gruesas con estratifica- tos de Fortalecillas. Por su posición estratigráfica
ción plana. El tamaño del grano varía de medio a sobre la Formación Gigante, del Plioceno -
conglomerático y en la matriz se observa biotita, Pleistoceno, se ubican en el Pleistoceno.
anfíbol y cuarzo hialino y blanco. Los granos son
redondeados, de tamaño máximo de 8 cm, y
composición pumítica; también hay fragmentos de 2.4.8 DEPÓSITOS CUATERNARIOS
chert negro y de rocas intrusivas, máximo de 2
cm de diámetro. Las arenas se van convirtiendo En el área que ocupa la Plancha 323 se
en gravas hacia el tope del paquete. Los niveles cartografiaron varios tipos de depósitos
pumíticos están dispuestos paralelos a la estratifi- cuaternarios de composición eminentemente
cación, e imbricados, y alcanzan hasta 12 cm de sedimentaria, de origen fluvial a fluviotorrencial y
espesor; también se observan sectores en don- por efecto de la gravedad.
de predominan las pumitas concentradas en for-
ma de lentes o bolsones. En la parte media del
paquete se desarrolla un nivel de arcilla gris muy 2.4.8.1 Abanicos antiguos (Qaal).
alterada de 60 cm de espesor, que puede ser
una ceniza volcánica. Los últimos 9,5 m son de Aparecen en forma de terrazas o remanentes
arenas con estratificación lenticular a gran escala, relativamente altos y con notable disección. Se
seguidos por un nivel de gravas grano soporta- localizan en el sector oriental de la Plancha 323.
das, con fragmentos de pórfidos y rocas Se trata de una serie de abanicos coalescentes
metamórficas de 4 a 8 cm de diámetro, levemen- que se han interdigitado, cuando los más nue-
te cementada, matriz de arena media a gruesa y vos han cubierto los remanentes de los más
contacto erosivo con las capas inferiores. Finaliza antiguos.
este conjunto con una capa de arena de grano
medio con niveles de gravas de chert y abundan- Las localidades de La Ulloa, Riverita y Caguán es-
te pómez, con laminación plana paralela hacia la tán asentadas sobre estos depósitos. Cubren ro-
base y festoneada en al techo. cas ígneas, metamórficas y, generalmente, en dis-
cordancia angular, rocas sedimentarias del
6. La sección finaliza con un paquete de 19, 5 m Paleógeno y Neógeno. En ocasiones parece que
constituido, en la base y el techo, por dos niveles se interdigitan con los depósitos de las formacio-
de aglomerados volcánicos caóticos de color gris nes Neiva y Gigante.
oscuro, constituidos por fragmentos angulares de
ignimbrita, cuarzo y algunas rocas metamórficas; Los materiales que conforman estos abanicos son
bien cementados y matriz vítrea; tiene 3 y 2,5 m depósitos caóticos de origen fluvio torrencial, que
de espesor, respectivamente; fueron clasificados constan de fragmentos y bloques subredondea-
como flujos de escombros. Entre los dos niveles dos a subangulares clasto soportados y matriz
de aglomerados se encuentran capas gruesas de soportados, de rocas metamórficas y, en menor

INGEOMINAS 65
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

proporción, ígneas intrusivas de las unidades calizas de las formaciones Seca y Hondita, res-
litológicas expuestas en la Cordillera Oriental, pectivamente. Se caracterizan por presentar
eventualmente bloques de la Formación Saldaña matriz arcillosa proveniente de los sedimentos
y de las unidades sedimentarias cretácicas y que conforman las formaciones Seca y Loma
paleógenas. Probablemente estos son depósi- Gorda. También es común encontrar grandes
tos contemporáneos con el levantamiento bloques sueltos sin matriz.
Plioceno - Pleistoceno de la Cordillera Oriental
(Ruiz, 1981). El espesor varía desde pocos centímetros hasta
más de 30 m, es más espeso hacia las partes al-
tas, y se adelgaza rápidamente hacia abajo. Den-
2.4.8.2 Terrazas recientes (Qt). tro de estos coluviones se incluyen los
deslizamientos de grandes bloques y capas, algu-
Estos depósitos son comunes y extensos en el nas veces con buena continuidad lateral, de las
área de estudio, donde se pueden diferenciar formaciones La Tabla, Loma Gorda y Hondita y el
hasta tres eventos de deposición; en especial, se Grupo Olini, provenientes del escarpe del filo
encuentran en cercanías de los cauces de los ríos Cerro Chiquito, los cuales son el resultado del re-
Baché, Aipe y Magdalena; en este último, se pre- troceso natural de la cuchilla por la erosión.
sentan como franjas alargadas, en dirección nor-
te, en ambas márgenes de la corriente.
2.4.8.4 Depósitos aluviales (Qal).
El espesor promedio de estos depósitos es de 3
m y el máximo reconocido es de 8 m; se encuen- Son depósitos ubicados en las llanuras de inun-
tran recubriendo el Grupo Honda y las formacio- dación de los ríos principales de la región; están
nes Neiva y Gigante. Están conformadas por gra- conformados por bloques, gravas, arenas y limos
vas y arenas sueltas, constituidas por fragmentos redondeadas y no presentan compactación.
de arenas tobáceas y cantos redondeadas de
rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias traídos Los más extensos de estos depósitos están aso-
y depositados por estos ríos; los fragmentos se ciados al río Magdalena. Otras acumulaciones
encuentran sostenidos por una matriz arenosa de aluviales importantes se localizan al norte de la
grano grueso a fino de composición lítica y confluencia de los ríos Baché y Tuné.
tobácea, esta última predominante en toda la re-
gión; localmente, en la parte superior de estos ni- En diversos sitios se extraen, de estas acumula-
veles, se presentan sedimentos finogranulares, ar- ciones, gravas y arenas para construcción. Al
cillas y limos hasta de un metro de espesor, que sur de Neiva, sobre la vía a Campoalegre, exis-
representan depósitos de inundación. te un montaje para producción de agregados
pétreos que explota aluviones recientes de
quebradas que drenan el flanco occidental de
2.4.8.3 Depósitos de pendiente (Qc). la Cordillera Oriental.

Los depósitos más abundantes de este tipo se


encuentran en el piedemonte del filo Cerro Chi-
quito; son depósitos de ladera que recubren dis-
cordantemente las formaciones Hondita y Loma
Gorda y el Grupo Honda.

Están conformados por gravas y grandes blo-


ques de areniscas, hasta de 15 m, derivados
del Grupo Olini y la Formación La Tabla; en
menor proporción se identifican arcillolitas y

66 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

3. Geología
estructural y tectónica
El área cartografiada se encuentra localizada en la mados bien definidos, uno que involucra a las uni-
parte norte de la Subcuenca de Neiva del llama- dades del Cretácico al Oligoceno con una defor-
do Valle Superior del Magdalena; dicho valle co- mación mayor y de edad oligocena, y otro que
rresponde a una depresión de origen estructural involucra a las unidades del Mioceno - Plioceno
de edad neógena, relacionada con el levantamien- hasta el Cuaternario que recubren discordantemen-
to de las cordilleras Central y Oriental, generado te el sector anterior y que presenta una deforma-
por la acción de fuerzas compresivas que actua- ción menos intensa. La relación discordante y las
ron en dos fases principales ocurridas durante el unidades involucradas indicarían una etapa de de-
Oligoceno y Mioceno - Cuaternario. formación post-Mioceno con reactivaciones en
el post-Plioceno e inclusive en el Cuaternario.
El límite con la Cordillera Central está dado por el
Sistema de Fallas de Chusma, que corresponde a PROVINCIA TECTÓNICA ORIENTAL . Corres-
una serie de fallas apiladas que originan el cintu- ponde a un sector restringido en el extremo su-
rón de deformación con vergencia oriental regis- reste de la plancha; está constituido por las es-
trado en la parte central del área cartografiada; el tructuras localizadas en el bloque colgante del Sis-
límite con la Cordillera Oriental está formado por tema de Fallas de Garzón-Suaza y que correspon-
fallas con vergencia occidental, asociadas al Sis- de propiamente dicho a las estribaciones más oc-
tema de Fallas de Garzón-Suaza. cidentales de la Cordillera Oriental.

En el área se pueden diferenciar tres provincias


tectónicas, cada una de ellas con estilos es-
tructurales característicos, que permiten dife- 3.1 PROVINCIA TECTÓNICA OCCIDENTAL
renciar diversas épocas de deformación para
cada una de ellas. Se encuentran, dentro de esta provincia, las es-
tructuras ubicadas en el bloque colgante de la Falla
PROVINCIA TECTÓNICA OCCIDENTAL . Está de Chusma, la cual es una falla mayor de basa-
conformada por las estructuras presentes en el mento que marca un límite neto entre la Cordillera
bloque colgante del trazo principal de la Falla Central y el Valle del Magdalena. Esta falla es la
de Chusma. A juzgar por las unidades estructura principal del área cartografiada, presenta
involucradas, esta franja es de edad oligocena. vergencia oriental, con una orientación principal
Corresponde a las estribaciones orientales de N10º-15ºE en la parte sur de la plancha, mientras
la Cordillera Central. que hacia la parte norte su orientación es N15º-
20ºE, resultante de una flexión que se produce en
PROVINCIA TECTÓNICA CENTRAL . Es la franja el plano de falla hacia la parte central. El plano de
tectónica más amplia, que corresponde al sector falla es bien definido con inclinación que varía entre
del Valle Superior del Magdalena propiamente di- 40º-45º hacia el oeste; en el extremo sur de la
cho. Esta provincia presenta dos sectores defor- plancha el trazo de la falla se encuentra

INGEOMINAS 67
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

segmentado por una estructura menor de direc- 3.2 PROVINCIA TECTÓNICA


ción NNW que probablemente representa una fa-
lla de desgarre con un movimiento inverso de CENTRAL
menor desplazamiento combinado. La Falla de
Chusma es una estructura de cabalgamiento de Esta amplia franja tectónica corresponde básica-
escamación gruesa; produce el cabalgamiento de mente a un cinturón de cabalgamiento y plega-
unidades jurásicas, como la Formación Saldaña y miento, resultante de la acción de esfuerzos
el Batolito de Ibagué presentes en el bloque col- compresivos que actuaron desde el Oligoceno y
gante, sobre rocas paleocenas (Eoceno- más ampliamente durante el Mioceno tardío. Este
Oligoceno) del Grupo Chicoral, ubicadas en el cinturón de cabalgamiento y plegamiento presen-
bloque yacente, como puede observarse en al- ta una combinación de fallas de tipo inverso y plie-
gunos drenajes occidentales del río Yaya, al orien- gues anticlinales y sinclinales, con vergencia gene-
te de la carretera Aleluya - San Luis. La deforma- ral hacia el oriente. Algunas veces la deformación
ción en el bloque colgante, donde afloran el se produce con escamación gruesa que envuel-
Batolito de Ibagué, el Complejo Aleluya y la For- ve a la Formación Saldaña, y otras con escamación
mación Saldaña, es de tipo frágil, donde las uni- delgada que involucra a las unidades cretácicas,
dades tienden a fracturarse sin presentar pliegues paleógenas y neógenas; en el primer caso predo-
de importancia. mina un acortamiento vertical y en el segundo, un
acortamiento de tipo horizontal. Las superficies
La Falla de Corozal es la otra estructura impor- de despegue están ubicadas principalmente en la
tante de esta franja; corresponde a una falla de Formación Hondita y en la base de la Formación
tipo inverso con vergencia hacia el oriente, con el Honda. En general, las fallas presentes en este cin-
plano inclinado aproximadamente 50º hacia el oc- turón están relacionadas con el Sistema de Fallas
cidente; la falla presenta un trazo bien definido en de Chusma, que se interpretan como las estructu-
la parte sur donde coloca en contacto las rocas ras responsables del levantamiento del flanco
jurásicas de la Formación Saldaña sobre las rocas oriental de la Cordillera Central.
precámbricas del Complejo de Aleluya; hacia el
norte, en el sector de la población de San Luis, la En el desarrollo de estas estructuras se pueden
falla está cortada o produce una transferencia de reconocer diferentes períodos de deformación
movimiento al Lineamiento de Chiquila, a partir del que actuaron más intensamente a partir del depó-
cual el trazo no es muy definido, y sigue proba- sito del Grupo Chicoral; se identifica períodos de
blemente dentro de la Formación Saldaña. deformación en el Oligoceno temprano, en el
Mioceno temprano a medio y en el Plioceno a
El Lineamiento de Chiquila (A1, B2) correspon- Cuaternario, que corresponden básicamente a las
de a una estructura con dirección N40ºW, a lo etapas de la deformación andina.
largo del cual se presenta un alineamiento fuerte
del río Chiquila, asociado a zonas de cizalla y El Monoclinal de Cerro Chiquito es la estruc-
fracturamiento bien marcadas, a las cuales están tura más característica de esta franja tectónica; se
asociadas numerosas mineralizaciones de filones reconoce a lo largo de toda la plancha orientado
de cuarzo – sulfuros - oro. El lineamiento corres- en dirección N15ºE, con una amplitud promedio
ponde a una estructura de basamento subvertical de 6 km; está conformado por la sucesión
de edad probablemente jurásica, pero con evi- estratigráfica de las formaciones Hondita y Loma
dencias de reactivación en el Cretácico y en el Gorda, el Grupo Olini, la Formación Seca y el Gru-
Paleógeno y Neógeno, de acuerdo con el po Chicoral, unidades que se presentan con
fracturamiento observado en rocas de estas eda- buzamientos hacia el oeste donde alcanzan hasta
des en el cañón del río Yaya que, además, sugie- 65º de inclinación. El límite oriental de la estructu-
ren que puede corresponder a la continuación ra está determinado por la falla de cabalgamiento
del Lineamiento de Neiva mejor expuesto en la de San Francisco, mientras que hacia el oeste el
Provincia Tectónica Central. límite está marcado por la Falla de Chusma que

68 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

fue descrita en la ProvinciaTectónica Occidental; Chontaduro (F4, F5), en la vía Palermo - Neiva, y
el límite norte de la estructura no aflora en el área enmarca en una zona triangular los anticlinales de
cartografiada, ya que continúa hacia la Plancha 302 La Guagua (G3, H2) y El Indio (H4, H5); a partir de
Aipe. La morfología del monoclinal se presenta este sitio, la Falla de Baché queda en parte
de manera escalonada con partes sobresalientes fosilizada por los afloramientos de la Formación
conformadas por las unidades más resistentes a Honda y probablemente es desplazada por el
la erosión que son la Formación La Tabla y los ni- Lineamiento de Neiva en los alrededores del sitio
veles conglomeráticos del Grupo Chicoral, y las El Sen (D5, E5).
depresiones por arcillolitas de las formaciones
Hondita, Loma Gorda y Seca. Entre los pliegues formados en esta provincia
tectónica se destacan, por sus dimensiones, los
La Falla de San Francisco (A, B, C, D, E4) es anticlinales de La Guagua (G3, H2), El Indio (H4,
otra de las fallas principales del Sistema de Fa- H5), San Francisco (B5), Dina (A6, B6) y Palogrande
llas de Chusma; corresponde a una falla con el (C7) y los sinclinales de Baché (A6), Nazaret (H3,
plano inclinado entre 40º y 45º hacia el oeste; H4) y Guacirco (B7). Los anticlinales de La Gua-
su trazo se puede seguir en el área de estudio gua y El Indio, localizados en el extremo sur de
por más de 40 km, y corre en dirección la plancha, corresponden a pliegues asimétricos
subparalela a la Falla de Chusma; en la parte sur con fuerte cabeceo hacia el norte; están
del área, las dos fallas convergen en un solo nucleados por rocas jurásicas de la Formación
plano, y ocasionan el truncamiento del Saldaña y de la Cuarzomonzodiorita de Teruel, con
Monoclinal de Cerro Chiquito (H1), mientras que unidades cretácicas de las formaciones Caba-
hacia el norte las fallas divergen y generan la llos, Hondita y Loma Gorda; están formados por
mayor amplitud del monoclinal. La Falla de San un alto del basamento, extraídos por la acción de
Francisco es causante de la repetición de la la Falla de Betania; los dos pliegues aparecen se-
secuencia completa del Grupo Olini y la For- parados por el Sinclinal de Nazaret que co-
mación La Tabla en el sector del San Francisco rresponde a una estructura estrecha y apretada
(B4, B5) y gran parte de la secuencia del Grupo orientada en dirección N15-20ºE, nucleada por
Chicoral en la parte sur del área cartografiada; las unidades cretácicas del Grupo Olini y la For-
además, en este mismo sector las fallas de mación La Tabla; a lo largo del flanco occidental
Palermo y Upar (H1, H2) convergen hacia el tra- del sinclinal y parcialmente en el núcleo, se en-
zo principal de la Falla de San Francisco y ha- cuentra afectado por fallas de cabalgamiento,
cen la transferencia del desplazamiento a esta entre ellas la Falla de La Boa, que ocasionan la
falla principal; estas fallas satélites son las cau- repetición de parte de la secuencia estratigráfica
santes de la repetición de gran parte de la se- del Cretácico Superior; esta estructura, al igual que
cuencia del Grupo Chicoral, la Formación Seca, sucede con los anticlinales, presenta un fuerte
el Grupo Olini y la Formación La Tabla. cabeceo hacia el norte.

Otra estructura importante, debido al gran salto El Anticlinal de San Francisco se localiza en la
que presenta, es la Falla de Baché (F4, G2, G3, parte norte de la plancha; es una estructura com-
H2), puesto que al entrar a la plancha en la parte pleja y asimétrica cortada por varias fallas de ca-
sur coloca rocas de la Cuarzomonzodiorita de balgamiento y transversales que producen distor-
Teruel, la Formación Caballos y la Formación sión y truncamiento de las capas que lo confor-
Hondita sobre rocas más jóvenes del Cretácico man; el núcleo está ocupado por las formacio-
Superior (formaciones La Tabla y Seca); hacia el nes Hondita y Loma Gorda y los flancos están cons-
norte, el salto se disminuye gradualmente al hacer tituidos por el Grupo Olini y las formaciones La
rampa hacia niveles estratigráficos más jóvenes, y Tabla y Seca. El flanco oriental está cortado por la
se repite únicamente parte de la secuencia del Falla de Baché que pone en contacto diferentes
Cretácico Superior. La Falla de Baché se une con la niveles de la Formación La Tabla, lo que genera
Falla de Betania en el sector del Boquerón de cambios abruptos en la inclinación de las capas

INGEOMINAS 69
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

del bloque occidental, que presenta en los sec- tamente donde se ubica el caserío de Guacirco.
tores cercanos a la falla estratos con buzamientos Afecta al Grupo Gigante y la Formación Honda,
fuertes cercanos a los 75º. El flanco occidental este último en sus niveles superiores; alcanza 7
también está cortado por fallas satélites de la Fa- km de longitud y una amplitud máxima de 3 km; el
lla de San Francisco, que ocasionan la repetición flanco oriental, que está prácticamente
en varias oportunidades de la secuencia de la subhorizontal, constituye a su vez el flanco del
Formación La Tabla. El eje del pliegue cabecea Anticlinal de Guacirco, estructura de unos 3 km
hacia el norte, y origina el cierre de la estructura de longitud y 2 km de amplitud que se orienta
hacia ese sector; cierre que puede ser provoca- paralela al sinclinal.
do por la acción de la Falla de Baché que corta
abruptamente la estructura en su extremo sur. El El Anticlinal de Dina (A6, B6) es una estructura
anticlinal, hacia su flanco oriental, queda fosiliza- de forma ovalada y simétrica de 3,5 km de exten-
do por las capas menos deformadas de la For- sión y 9 km² de superficie; el eje se orienta en
mación Honda. dirección N10ºE. El anticlinal es generado por
efectos de la Falla de Dina que lo limita en su flan-
En la parte con morfología más suave y plana del co occidental y que presenta disposición
valle del río Magdalena, donde afloran la Forma- semicircular; está conformado, en superficie, úni-
ción Honda y el Grupo Huila, se presentan nume- camente por capas de la Formación Honda.
rosas estructuras plegadas amplias y fallas de ca-
balgamiento que repiten y truncan parte de la se- Vale la pena mencionar el Lineamiento de
cuencia de estas estructuras, y constituyen, fun- Neiva, observado en imágenes de satélite y fo-
damentalmente, una subprovincia dentro de esta tografías aéreas, que tiene orientación NW-SE y
franja tectónica, caracterizada por presentar una cruza por la cabecera municipal de Neiva. Como
deformación más suave y más reciente que la rasgos importantes, asociados a este lineamiento,
descrita anteriormente. Por sus dimensiones, se se observa la flexión del río Magdalena, hacia el
destacan los anticlinales de Dina y Palogrande, los NW al llegar al lineamiento, así como la flexión de
sinclinales de Baché y Guacirco y las fallas de Dina las unidades sedimentarias cretácicas, hacia el NW,
(B6), Palogrande (A5, B6, C7) y el Lineamiento de en este mismo sector.
Neiva (D5, E6, F7), entre otros.

El Sinclinal de Baché (A6) es una estructura


asimétrica conformada, en superficie, únicamen-
3.3 PROVINCIA TECTÓNICA
te por rocas de la Formación Honda, cuyas ca- ORIENTAL
pas están más inclinadas en el flanco occidental,
en donde llegan a tener hasta 25º de buzamien-
to; alcanza una amplitud máxima de 10 km con Está restringida al extremo suroriental de la plan-
estrechamiento a 5 km hacia el sur, donde está cha (F9, G9, H9); se caracteriza por la presencia
enmarcado por las fallas de Baché y de Dina; pre- de fallas de cabalgamiento con vergencia occi-
senta el eje orientado en dirección N15-20ºE, con dental que presentan zonas de despegue dentro
cabeceo hacia el sur, que origina el cierre del plie- del basamento cristalino.
gue hacia el norte; este cabeceo puede ser cau-
sado por numerosos lineamientos de dirección La estructura más importante en esta franja corres-
E-W presentes en la región. ponde al extremo sur del Sinclinal de San An-
tonio, que es un pliegue asimétrico con el flanco
El Sinclinal de Guacirco (B7) es una estructura oriental tumbado a subvertical, con las unidades
asimétrica con el flanco occidental más inclinado cretácicas (formaciones Hondita y Loma Gorda y
que el oriental; presenta el eje orientado en di- el Grupo Olini) en los flancos y las unidades del
rección N5ºW con claro cabeceo hacia el sur, y Paleógeno del Grupo Chicoral en el núcleo. La
ocasiona el cierre del pliegue hacia el norte, jus- estructura presenta el eje orientado en dirección

70 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

N25ºE y se encuentra afectado por una falla de gamiento de rocas jurásicas de la Formación
cabalgamiento de bajo ángulo con relativamente Saldaña y del Monzogranito de Algeciras y
bajo desplazamiento. Más hacia el oriente, el sin- paleozoicas de las Lodolitas de Cerro Neiva so-
clinal se encuentra afectado por otra estructura bre las rocas más jóvenes de edad cretácica de
que es una falla inversa con vergencia occidental, las formaciones Caballos, Hondita y Loma Gorda,
con raíz en el basamento, que corresponde a una y el Grupo Olini.
falla de escamación gruesa que genera el cabal-

INGEOMINAS 71
Plancha 323 Neiva

4. Ocurrencias minerales
Durante las labores de campo realizadas en el área 4.1.1 COBRE
de la Plancha 323 Neiva se visitaron casi todas las
ocurrencias minerales reportadas por Buitrago Las expectativas de encontrar yacimientos econó-
(1976) y Franco (1986), identificadas como minas micamente explotables de este metal, en la Plancha
activas, minas abandonadas, prospectos y mani- 323, son muy pocas. Se han identificado un pros-
festaciones (Figura 28). pecto y una manifestación, ubicados en la zona
suroriental (9G), asociados al contacto intrusivo del
Con el levantamiento geológico realizado y las vi- Monzogranito de Algeciras con rocas volcano-se-
sitas a las mineralizaciones se deduce que los mi- dimentarias de la Formación Saldaña. En la actuali-
nerales de mayor interés económico en la zona dad, la zona se encuentra muy cubierta y es difícil
son oro de filón, oro diseminado y oro de alu- obtener acceso a las zonas mineralizadas.
vión, arcillas para ladrillería, arena silícea, mármol-
caliza-dolomita y agregados pétreos para cons- La información de Buitrago (1976) indica que no
trucción. Otras posibilidades que deben ser ana- hay seguridad si se trata de ocurrencias de origen
lizadas son puzolana, feldespato, caolín y baritina. hidrotermal o zonas de skarn, aunque por la au-
sencia de minerales típicos de este último tipo de
Los recursos energéticos, provenientes de los hi- yacimiento lo consideran menos probable. El au-
drocarburos, son muy importantes en la zona, en tor mencionado reportó la presencia de minera-
donde se encuentran varios campos en explota- les de Cu (calcopirita, malaquita y azurita), Pb (ga-
ción y exploración (Figura 29). La roca fuente son lena), Zn (esfalerita) y Fe (especularita, magnetita,
las lodolitas y shales de las formaciones Loma pirrotina y pirita), con algo de contenido de oro
Gorda y Hondita, mientras que los reservorios son (5 ppm) en el prospecto Las Palmitas (9G).
calizas de las formaciones mencionadas y arenis-
cas de las formaciones Caballos y Honda. La presencia de las ocurrencias mencionadas sir-
ve como guía de prospección para cobre en am-
Los recursos hídricos provienen de aguas superfi- bientes geológicos similares en el Valle Superior
ciales, pero las expectativas de aguas subterrá- del Magdalena.
neas son muy promisorias y en la actualidad se
adelantan evaluaciones del potencial.
4.1.2 HIERRO
4.1 MINERALES METÁLICOS
En la Plancha 323 se identificaron dos ambientes
posibles para encontrar yacimientos de hierro; uno
En el área de la Plancha 323 existen tiene relación con venas y venillas de especularita
mineralizaciones de cobre, hierro y oro (Tabla 3, y magnetita asociadas a diques que cortan el
Figura 28); estas últimas son las de mayor interés Batolito de Ibagué y el otro a rocas sedimentarias
desde el punto de vista económico. de la Formación Caballos.

INGEOMINAS 73
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

75° 10'
75° 20'
75° 30'

75° 25'

75° 15'
1 2 3 4 5 6 7 8 9
X = 840.000 m.N.

Y = 880.000 m.E.
11 Hato Nuevo

aV
a El Espi nal

i l la
11
A Aipecito

vi ej a
Mesa Redonda
11
6 Guacirco
La Julia
10
11 13 a T
11 San Luis ello
B 11 a Te llo 3° 05'.
6 3
Las Juntas 11 6
11 10

a
Fortalecillas

Ve
al
C

g
ar g
a

El Carmen

N A
6

L E
3° 00' 3° 00'
La Lupa

A
D
D G
A
Aleluya Paraguay M
9
O
6 Los Guásimos R I
4
N E I V A
E r 13
ía

a
a S t a. M
a Ba
ls illas

5 12
2° 55' 10 2° 55'
10 12
13 8
F 10 10
7
Ospina Pérez PALERMO 2
1 3
10 El Caguán
10
El Triunfo
G 8 6 6

a C. Ne
8 6
2° 50' El Tablón iva
2° 50'
La Ulloa
l

San Juan
r ue
Y = 835.000 m.E.

legre

5
Te

H
poa

a

a Ri vera
ua

Cam

El Guadual
ag

9
aY

El Almorzadero
a
75° 30'

75° 25'

75° 20'

75° 15'

75° 10'

X = 800.000 m.N.

CONVENCIONES

Drenajes
Carretera pavimentada
Carretera sin pavimentar

1. Arcilla para ladrillo 8. Fosfato


Tomado del Mapa de Ocurrencias Minerales en el Huila (Buitrago, 1976)
2. Arena silícea 9. Hierro
INGEOMINAS
3. Asfalto 10. Oro aluvión

11. Oro filón OCURRENCIAS MINERALES


4. Barita
EN LA PLANCHA 323 NEIVA
5. Caolín 12. Pumita
Autor: Digitalizó:
6. Dolomita-caliza-mármol 13. Yeso Alberto Núñez T. Alfonsina Bocanegra G.
Escala: Fecha: Figura:
7.Feldespato
0 2,5 5 km 1999 28 de 29

74 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

8
10
Planadas (Tolima) Aipe
3
a 2

gdalen
13 12 15

M a
4 Río
14
NEIVA
7 1
5 6
11 9

Localización aproximada de
Número Nombre Compañía la Plancha 323 Neiva
PRODUCCIÓN
1 Caguán Braspetro
2 Huila Petrocol
3 Palermo B Hocol
4 Palermo C Hocol
5 Palermo D Hocol
EXPLORACIÓN Fuente: http://www.ecopetrol.com
6 Arrayanes Braspetro
7
8
Baché Profundo
El Golfo
Ecopetrol
Petrocol
INGEOMINAS
9 Gaitanas Total
10 Huila Norte Sipetrol
11 Pedernal Braspetro
ÁREAS PETROLERAS EN LOS ALREDEDORES
12 Potrerillo Ecopetrol DE LA PLANCHA 323 NEIVA
13 Vergeles Hocol
CONCESIONES VIGENTES Editó:
Alberto Núñez Tello
14 Tello Hocol
AGENDA 2000 Escala: Fecha: Figura:
15 Magdalena1 1999 29 de 29

INGEOMINAS 75
Tabla 3. Ocurrencias minerales metálicas de la Plancha 323 Neiva.

76
Mineral Nombre Plancha Coordenadas Altura Tipo de ocurrencia
X Y m.s.n.m.
Cobre Las Palmitas 323-IV-D 806.200 879.000 1210 Pospecto
San Roque 323-IV-D 806.500 877.000 880 Manifestación
Hierro Paraguay 323-I.-D 820.400 843.500 800 Manifestación
El Jobito 323-III-D 801.900 849.000 850 Manifestación
Oro filoniano El Silencio 323-I-B 838.400 842.200 1220 Mina abandonada
El Tesoro 323-I-B 838.000 843.300 1150 Mina abandonada
San Antonio 323-I-B 835.300 841.400 1650 Mina abandonada
La Primera 323-I-B 833.800 841.100 1650 Mina abandonada
Merceditas 323-I-B 833.000 838.400 1770 Mina abandonada
La Camelia 323-I-B 832.900 840.200 1500 Mina abandonada
El Dorado 323-I-B 832.200 840.700 1440 Mina abandonada
El Doradito 323-I-B 831.800 840.000 1460 Mina abandonada
El Tiber 323-I-B 830.500 841.000 1500 Mina abandonada
El Callao 323-I-D 829.400 838.400 2100 Mina abandonada
San Jorge 323-I-D 829.960 836.500 1900 Mina activa
Rosalía 323-I-D 823.000 835.400 1800 Manifestación
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

El Oso 323-I-D 824.000 837.200 2100 Manifestación


Oro aluvial San Luis 323-I-B 834.400 843.400 600 Manifestación
La Palma 323-II-C 829.200 857.900 400 Manifestación
Río Loro 323-IV-B 814.300 868.000 450 Manifestación
El Paso 323-IV-A 813.100 850.600 470 Manifestación
Pelanalga 323-IV-A 812.500 850.200 470 Manifestación
El Hoyo 323-IV-A 812.000 864.900 450 Manifestación
San Antonio 323-III-D 808.800 842.000 490 Manifestación
Magdalena 323-IV-C 864.300 808.000 450 Manifestación
Fuente: Buitrago (1976)

INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

El primer ambiente identificado tiene muy pocas son del tipo diseminado o “estoverca”. Todos los
posibilidades económicas por lo pequeño de las sitios referenciados y visitados se encuentran en
manifestaciones, mientras que el segundo mere- el noroccidente de la plancha, entre San Luis, La
ce un estudio de caracterización adicional, tanto Julia y El Carmen (1B, 1C, 2A, 2B).
en el área como en donde aflora esta unidad en
todo el Valle Superior del Magdalena. Esta zona ha sido objeto de explotación desde
el siglo XIX y, en la actualidad, se encuentran innu-
El primer tipo de ocurrencia se presenta en la ma- merables socavones y galerías algunos obstruidos,
nifestación Paraguay (2D) y ha sido totalmente des- otros inundados o enmascarados por la vegeta-
cartado como de interés económico. El segundo ción. Varios de estos túneles están siendo rehabi-
tipo está representado por la manifestación El litados para obtener acceso a los antiguos fren-
Jobito (3H) y se trata de bancos de areniscas tes de explotación. También se encuentran mon-
ferruginosas de la parte superior de la Formación tajes abandonados que incluyen molinos
Caballos. Es necesario recordar que en el Depar- californianos, motores y tanques de cianuración.
tamento del Tolima se han explotado yacimientos
de este ambiente, para utilización en la industria Las visitas a las minas abandonadas y activas, así
del cemento, cerca de Ortega y Payandé. como a los prospectos, indicaron la presencia
de venas y venillas de cuarzo, frecuentemente con
drusas, y pirita, a veces agrupadas en áreas pe-
4.1.3 ORO queñas e irregulares, y se detecta oro libre cuan-
do se hacen cateos con la batea. Las muestras
Los estudios de Buitrago (1976) indicaban que en colectadas y analizadas por Buitrago (1976) indi-
el área se encontraban dos tipos de caron valores bajos a altos y muy altos de oro
mineralizaciones auríferas: filonianas y de aluvión (Tabla 4). Estas muestras fueron colectadas al azar,
(Tabla 3, Figura 28). Sin embargo, las visitas efec- casi nunca de los frentes mineralizados, sino en
tuadas a las ocurrencias de oro, activas y aban- los antiguos patios de minas. También se identifi-
donadas, y el análisis de la información escrita caron zonas de brecha, cizalladas y muy oxida-
hacen pensar que algunas de las mineralizaciones das de donde de extraía oro.

Tabla 4. Contenido de oro en algunas ocurrencias auríferas de la Plancha 323 Neiva.

Nombre de la ocurrencia Localización Contenido de oro (ppm) *

El Silencio Vereda Cocal (2A 5,04


El Tesoro Vereda Cocal (2A) 0,39
San Antonio Vereda Cocal (2A) 34,70; 8,36: 15,55
La Primera Vereda Cocal (2B) 26,9
Merceditas Vereda El Centro (1B) 4,54
La Camelia Vereda El Centro (2B) Bajo el límite de detección
El Dorado Vereda El Centro (2B) 50,25
El Doradito Vereda El Centro (2B) 50,60; 11,00
El Tiber Vereda La Libertad (2B) Bajo el límite de detección
El Callao Vereda El Centro (1C) 0,22; 6,60
* Análisis por absorción atómica. Fuente: Buitrago (1976)

INGEOMINAS 77
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

Las zonas mineralizadas están siempre asocia- 4.2 MINERALES NO METÁLICOS


das a las rocas volcánicas, especialmente tobas
y aglomerados, de la Formación Saldaña, sin que
se haya podido identificar la fuente de la Son varias las ocurrencias de minerales no metáli-
mineralización. cos reportadas por Buitrago (1976) en la Plancha
323; algunas de ellas son simples datos de interés
Cuando se realizaron las labores de campo se mineralógico, mientras que otras sirven como guías
encontró una mina activa, en la quebrada San Jor- para exploraciones detalladas (Tabla 5).
ge (1B), en donde se avanzaba sobre un túnel de
más de 50 m de longitud sobre tobas líticas y de
cristales de la Formación Saldaña con ocasional 4.2.1 ALUMBRE
diseminación de pirita. No se reportaban valores
importantes de oro. En los shales de las formaciones Loma Gorda y
Hondita se han detectado eflorescencias de
Con estos datos y la información de los habitan- epsomita, alumbre y azufre, que pueden conside-
tes de la zona se puede decir que el área es rarse como guías de prospección en el área.
promisoria para la búsqueda de yacimientos aurí-
feros primarios y que es necesario diseñar un
muestreo geoquímico detallado de rocas, suelos 4.2.2 ARCILLA
y finos seleccionados que permita identificar las
áreas de máximo interés para exploraciones del Las formaciones Seca y Baché, el Grupo Hon-
subsuelo. Para los estudios propuestos se requiere, da, los suelos provenientes de la meteorización
como primera actividad, un mapeo geológico de rocas ígneas volcánicas y algunos depósi-
detallado y un estudio de orientación geoquími- tos coluviales y aluvio torrenciales poseen ma-
ca, con el fin de identificar el tipo de teriales arcillosos susceptibles de ser explota-
mineralización existente en la zona. dos para la elaboración de ladrillos, tejas y otros
productos.
En cuanto a oro de aluvión se identificaron nume-
rosos sitios sobre los ríos Baché, Tuné, Chiquila y Durante las labores geológicas no se detectaron
la quebrada Órganos, en donde los mineros ins- explotaciones importantes, sólo algunas explota-
talan explotaciones artesanales transitorias y ob- ciones pequeñas que sirven para atender necesi-
tienen algo de oro para su sustento. Se trata de dades locales. Al norte de Neiva, por la vía Neiva
aluviones antiguos y recientes. Espinal, existe una ladrillera que explota arcilloli-
tas del Grupo Honda.
En cercanías al río Magdalena, aluviones antiguos
contienen oro en su parte basal y se utilizan Buitrago (1976) menciona el prospecto El Jun-
minidragas para su extracción. Durante la construc- cal (Tabla 5), constituido por una arcilla homo-
ción de la presa de Betania, al sur del área, al ex- génea, bastante plástica; cuando se quema, da
traer agregados pétreos para la obra se destapó color rojo claro, y se requiere adicionar un 20%
un yacimiento de este tipo que atrajo numerosas de arena fina para mejorar la resistencia física y
personas y obtuvieron cantidades aceptables de evitar fracturas en el proceso de secado y
oro. Infortunadamente, la ausencia de técnicas horneado.
apropiadas, la carencia de una planificación ade-
cuada de la explotación y otros factores llevaron Con estos indicios y con base en el mapa
a que la producción no rindiera altos beneficios. geológico se puede diseñar un programa de bús-
Sitios con condiciones y depósitos geológicos queda y caracterización de arcillas, no sólo para
similares a éste se encuentran en ambas márgenes productos de construcción, sino otros empleos
del río Magdalena, tanto dentro del área de la plan- como refractarios y cerámicos, que abarque una
cha como fuera de ella. buena parte del Departamento del Huila.

78 INGEOMINAS
Tabla 5. Ocurrencias minerales no metálicas de la Plancha 323 Neiva.

INGEOMINAS
Mineral Nombre Plancha Coordenadas Altura Tipo de ocurrencia
X Y m.s.n.m.

Arcilla El Juncal 323-IV-A 810.200 859.000 480 Prospecto


Arena silícea San Miguel 323-IV-A 810.000 853.000 610 Prospecto
Asfalto La Palma 323-II-A 831.000 855.600 700 Manifestación
La Cartagena 323-IV-D 807.000 874.600 650 Manifestación
Barita Los Guácimos 323-III-B 819.000 843.000 700 Manifestación
Caolín La Floresta 323-IV-A 814.000 862.500 460 Manifestación
Bomboná 323-III-D 803.000 848.200 790 Manifestación
Caliza-dolomita-mármol El Fraile 323-I-B 830.300 844.200 1320 Mina activa
La Lupa 323-I-D 823.600 841.800 1500 Mina activa
Las Palmas 323-IV-D 807.500 878.500 880 Mina abandonada
La Calera I 323-IV-D 807.500 877.400 880 Mina abandonada
El Socorro 323-III-B 819.100 840.400 1000 Mina abandonada
El Centro 323-I-B 832.200 841.100 1400 Prospecto
Los Órganos 323-I-B 836.200 844.000 1040 Manifestación
Feldespato Ospina Pérez 323-III-B 811.400 838.400 700 Manifestación
Fosfatos San Miguel 323-IV-A 818.000 857.900 Prospecto
Buenos Aires 323-III-D 808.000 846.000 Prospecto
Llano Verde 323-III-D 806.000 849.000 Prospecto
Pumita Opia 323-IV-A 814.000 863.300 460 Manifestación
Peñon Redondo 323-IV-B 815.000 819.000 460 Manifestación
Yeso Saladoseco 323-II-A 833.200 851.600 700 Manifestación
Chapinero 323-IV-A 812.900 850.200 450 Manifestación

Fuente: Buitrago (1976)


Plancha 323 Neiva

79
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

4.2.3 ARENA SILÍCEA 4.2.5 BARITINA

El levantamiento geológico realizado permitió En el Valle Superior del Magdalena son abundan-
identificar que la Formación Caballos y el Gru- tes las manifestaciones de baritina en rocas
po Olini contienen estratos potencialmente volcano sedimentarias de la Formación Saldaña;
aptos para extraer arenas silíceas. En la Forma- en la Plancha 323 se presentan como relleno
ción Caballos, Buitrago (1976) ya había identifi- hidrotermal de cavidades, a lo largo de fracturas,
cado un prospecto (Tabla 5), que correspon- y ocasionalmente forman filones acordonados, a
de a bancos de areniscas cuarcíticas, de color veces ramificados. En la mayoría de los drenajes
blanco a crema, deleznables, de grano medio que cortan la unidad se reportaron valores anó-
a fino con 97,52% de SiO2, 1,34% de Al2O 3 y malos de bario en sedimentos activos finos se-
0,09% de Fe 2O 3. En las areniscas del Grupo Olini leccionados.
el contenido de hierro es mayor, al igual que la
cementación, por lo que su posible utilización La ocurrencia más conocida se denomina Los
no es tan promisoria como las de la Formación Guásimos (Tabla 5); se trata de una brecha de fa-
Caballos. lla con baritina y algo de calcita y celestina. Aná-
lisis realizados por Buitrago (1976) indican 53,12
En la actualidad no existe ninguna explotación, % de Ba en BaO y 81,28 % de Ba en BaSO4 y
pero se pueden considerar como muy reservas bajas. La presencia confirma la existen-
promisorias para obtención de arenas silíceas cia de mineralizaciones que deben ser evaluadas
para abrasivos, la industria del vidrio y otros en conjunto en toda la región.
usos.

4.2.6 MÁRMOL-CALIZA-DOLOMITA
4.2.4 ASFALTO
Se tratan en conjunto estos recursos minerales de-
Rezumaderos o manaderos de asfalto, escapes bido a que, en el área de la Plancha 323, las ex-
o fugas de hidrocarburos procedentes de ya- plotaciones encontradas normalmente obtienen
cimientos petrolíferos profundos que migraron dolomita, caliza y mármol.
a través de fallas, fracturas o porosidad de las
rocas se conocen en varios sitios de la Plancha Las explotaciones conocidas se encuentran en el
323 y han servido como indicios para la pros- sector noroccidental (1E, 2B, 2C, 2D ), entre las
pección de hidrocarburos en el área. poblaciones de Aleluya, La Lupa y San Luis y están
asociadas al Complejo Aleluya.
Los compuestos más volátiles de estos hidro-
carburos se evaporan rápidamente, y en super- Las explotaciones se realizan a cielo abierto con
ficie quedan los residuos más pesados para el uso, normalmente, de herramientas manuales,
constituir lo que se conoce como neme o as- pólvora negra y dinamita. Muy pocas minas poseen
falto natural. Durante épocas calurosas, el asfal- buldozer, grúa y malacate, y muy contadas las que
to fluye. Las manifestaciones más conocidas, por tienen compresores para martillos.
su tamaño, son La Palma (5B) y Cartagena (8G).
Algo del material extraído se utiliza para acce- Los bancos de las explotaciones son de tamaño
so a fincas. variable a inexistente, los taludes casi siempre son
verticales o negativos para que los bloques de mi-
Las rocas calcáreas de las formaciones Loma neral caigan por gravedad. No existe planificación
Gorda y Hondita tienen abundante impregna- minera, mucho menos dirección técnica adecuada.
ción y cuando son rotas desprenden fuerte olor
a hidrocarburos. De los incontables frentes de explotación exis-
tentes en la zona, se extrae dolomita, rajón de

80 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

mármol y caliza, con muy contadas excepciones y pegmatíticos de hasta l m de espesor, asocia-
bloques de mármol conocidos como «bolas», que dos con rocas ígneas del Batolito de Ibagué; los
se llevan a Neiva o Bogotá, para usos industriales, diques están poco alterados y moderadamente
pisos y enchapes o para producir cal agrícola. fracturados; las reservas del mineral son bajas y el
contenido de Fe2O3 mayor del 2%.
De otra parte, no existe ningún tipo de protec-
ción ambiental; los desechos de la explotación Durante los trabajos de cartografía se identifica-
se arrojan sin ningún control sobre corrientes de ron otras zonas en donde existen situaciones si-
agua, taludes inestables, carreteras y cultivos. milares, inclusive cuerpos pequeños aplíticos
pegmatíticos, relacionados también con las rocas
Las explotaciones son intermitentes y utilizan, en ígneas del Batolito de Ibagué. Los más destaca-
total, un mínimo de cien trabajadores en labores dos afloran en la carretera Palermo – Aleluya - San
de minería, más las personas que conducen los Luis, adelante de Paraguay (2D). Se requieren in-
vehículos que transportan la producción a los vestigaciones geológico mineras detalladas para
centros de consumo o procesamiento. Según da- conocer calidad, dimensiones y posibilidad de
tos de la Seccional Minera de Ibagué (1993), la explotación de estas manifestaciones.
producción mensual sobrepasaba las 5.000 to-
neladas de los tres materiales en conjunto.
4.2.9 FOSFATOS
La industrialización del material extraído se hace
en Palermo o Neiva, en donde se obtiene rajón e Las investigaciones sobre fosfatos, en el Departa-
impalpable, principalmente. mento del Huila, han indicado que las mejores
perspectivas se encuentran sobre los niveles de
lodolitas silíceas de las formaciones Loma Gorda
4.2.7 CAOLÍN y Hondita y, especialmente, en la Lidita Superior
del Grupo Olini.
Las formaciones Loma Gorda y Hondita, y el Gru-
po Olini poseen algunos estratos caoliníticos que En la Plancha 323 se confirma esta situación y se
deben ser evaluados para conocer tanto su cali- conocen los prospectos San Miguel (5E), Buenos
dad como cantidad. Algunos depósitos Aires (3G) y Llanoverde (3G), pero no existe ninguna
piroclásticos y volcaniclásticos de las formacio- explotación en la actualidad. Los contenidos de P2O5
nes Saldaña y Gigante, desarrollan suelos varían entre 17 % y 21 %, el espesor de las capas
caoliníticos que merecen, también, ser evaluados. entre 0,2 y 1,2 m y las reservas son muy bajas para el
primer prospecto y de entre 20 y 30 millones de
En las labores de campo para el Mapa de Ocu- toneladas para los dos últimos (Buitrago, 1976).
rrencias Minerales del Departamento del Huila,
Buitrago (1976) describió las manifestaciones La
Floresta (6F) y Bomboná (3H); la calidad del ma- 4.2.10 AGREGADOS PÉTREOS
terial es buena, pero las reservas escasas. La pri-
mera está asociada a rocas de la Formación Gi- Los depósitos cuaternarios aluviales y aluvio
gante, mientras que la segunda corresponde al torrenciales, así como los niveles de conglomera-
Grupo Olini. dos y gravas de las formaciones Honda y Gigante,
son una fuente importante de agregados pétreos
para construcción en el área de la Plancha 323.
4.2.8 FELDESPATO
Las explotaciones más importantes se encuentran
En el ámbito de la Plancha 323 se conoce una sobre el río Fortalecillas (7C, 8C), de donde se
manifestación de feldespato (Ospina Pérez, 1F), extraen arenas y se clasifican gravas, y la quebra-
que consiste de un enjambre de diques aplíticos da El Arenoso (7G), en donde Concretos del Hui-

INGEOMINAS 81
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

la tiene montada una planta de trituración. La cali- 4.2.12 YESO


dad de los materiales obtenidos es excelente, al
igual que las reservas. Infortunadamente, los as- Algunas de las unidades sedimentarias del
pectos ambientales no son tenidos en cuenta y el Cretácico y Paleógeno expuestas en la Plancha
deterioro es grande. 323 fueron depositadas en zonas costeras, con
ambientes evaporíticos y, por tanto, con posibili-
Sobre la vía Palermo - Aleluya se explotan con- dades de contener yeso.
glomerados de las unidades del Grupo Chicoral,
que son utilizados como material de recebo para Esta situación se corrobora con la presencia de
la vía. En otras vías se explotan limolitas silíceas vetillas y cristales de yeso, hasta de 10 cm de
del Grupo Olini, también para utilizar como agre- longitud, diseminados entre arcillolitas de la For-
gado para mantenimiento de vías. mación Seca. Generalmente, el yeso se encuentra
en forma de lentes acordonados fibrosos. La va-
riedad más común es selenita, de color rosado.
4.2.11 PUMITA
Se conocen dos ocurrencias que pueden ser te-
La Formación Gigante posee niveles pumíticos nidas como guías de prospección, denominadas
que, en muchos casos, corresponden principal- Saladoseco (4B) y Chapinero (4F), asociadas a
mente a fragmentos de ignimbritas retrabajados arcillolitas de la Formación Seca.
por acción fluvial. Se conocen las manifestacio-
nes Peñón Redondo (7E) y Opia (6F), explotadas
exporádicamente. Actualmente existen varias ex- 4.3 EXPECTATIVAS
plotaciones menores en los alrededores de Neiva,
y aun dentro del casco urbano, que son utilizadas
para la fabricación de baldosines y bloques. A manera de resumen, la Tabla 6 presenta el pa-
norama minero en el área de la Plancha 323, en
Los materiales pumíticos son extraídos de estra- donde se indica la unidad litológica, las ocurren-
tos de arenas tobáceas y flujos de escombros cias minerales conocidas y las posibles. Este cua-
ubicados dentro de la secuencia de la Forma- dro sirve para orientar a los exploradores en sus
ción Gigante. investigaciones.

82 INGEOMINAS
Tabla 6. Unidades geológicas y recursos geológicos asociados Plancha 323 Neiva.

INGEOMINAS
Recursos geológicos
Unidad Geológica Conocidos Potenciales

Complejo Aleluya (Pea) Recursos calcáreos, roca de enchape

Formación Saldaña (Js) Oro de filón, baritina Oro diseminado, caolín

Intrusivos (Ji – Jt – Ja) Feldespato Roca de enchape

Formación Caballos (Kc) Arenas y gravas silíceas, hidrocarburos, hierro

Formaciones Hondita y Loma Gorda (Kh – Kl) Fosfatos Caolín

Grupo Olini (Ko) Fosfatos, caolín, agregados pétreos Oro aluvial

Formación La Tabla (Kt) Arenas y gravas silíceas

Formación Seca (KPgs)

Grupo Chicoral (Pgp – Pgb – Pgt) Arcilla, agregados pétreos

Formación Honda (Ngh) Hidrocarburos, arcilla, acuíferos Pumitas

Formaciones Gigante y Neiva (Ngn - NgQgi) Arcilla, agregados pétreos, pómez, acuíferos

Sedimentos de Fortalecillas (NgQf) Agregados pétreos

Depósitos cuaternarios (Qaal – Qt – Qc-Qa) Oro aluvial, acuíferos, agregados pétreos


Plancha 323 Neiva

83
Plancha 323 Neiva

5. Amenazas geológicas
e hidrológicas
El relieve, constitución geológica y actividad hu- que trabajan en ellas, porque inducen la desesta-
mana hacen de parte del área que cubre la Plan- bilización y, por consiguiente, la remoción en masa,
cha 323 Neiva una zona con mediana a alta sus- especialmente caídas de bloques.
ceptibilidad a procesos de erosión y remoción
en masa. La amenaza sísmica para el área que cu- Las condiciones geológicas, unidas a las altas pen-
bre la plancha, de acuerdo con el Estudio Gene- dientes topográficas, deforestación, apertura de
ral de Amenaza Sísmica de Colombia vías sin obras de arte, técnicas inadecuadas de
(INGEOMINAS et al., 1998), es intermedia a alta. cultivo, mal manejo del agua superficial y sistemas
Las corrientes de agua que cruzan la región pro- no técnicos de extracciones mineras, entre otras,
ducen inundaciones periódicas. han preparado el terreno para que un factor adi-
cional, normalmente un aguacero intenso y excep-
De estos fenómenos geológicos e hidrológicos, cionalmente un sismo, ocasione desprendimien-
los más frecuentes están relacionados con ero- tos de masas inestables de roca y suelo.
sión, remoción en masa e inundaciones; menos
frecuentes, pero muy destructores, son los resul- Carreteras como Palermo - Aleluya - La Lupa -
tantes de la actividad sísmica. El Carmen, Los Guásimos - El Socorro - Santa
María, Aleluya - San Luis - Aipecito, San Luis –
En épocas históricas no se ha reportado activi- Órganos, presentan numerosos sitios inestables,
dad volcánica y los datos geológicos confirman algunos con deslizamientos de magnitud impor-
que el área fue expuesta a estos fenómenos entre tante o zonas potencialmente inestables, que
finales del Neógeno y principios del Cuaternario. por la carencia de acciones que tiendan a
estabilizarlas se convertirán en amenaza para las
personas que habitan el área de influencia, así
como para los vehículos y sus ocupantes cuan-
5.1 REMOCIÓN EN MASA
do deban transitar por estos lugares.

Los fenómenos de remoción en masa se presen- Las explotaciones mineras, como se anotó, están
tan en la zona montañosa de las estribaciones de contribuyendo enormemente a los problemas de
las cordilleras Central y Oriental; son deslizamientos inestabilidad y erosión; minas como Corozal (2C) y
simples y complejos, reptación y carcavamiento, las que quedan en el sector bajo de La Lupa (2D)
asociados a diferentes tipos de roca, especial- tienden a producir zonas inestables de gran tamaño
mente las lutitas y shales de las formaciones Loma que pueden afectar las carreteras Paraguay - San Luis
Gorda y Hondita, y plutonitas mediana a altamen- y Paraguay - El Carmen, respectivamente.
te meteorizadas con desarrollo de suelos areno
arcillosos. Las explotaciones mineras relacionadas En el área de Cerro Neiva (9H) existen indicios de
con el Complejo Aleluya son una amenaza poten- inestabilidad debido a circulación de aguas su-
cial para las vías, zonas cultivadas y las personas perficiales, especialmente de deshecho, que ame-

INGEOMINAS 85
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

nazan un sector de la carretera que conduce a la 5.3 SOCAVACIÓN L ATERAL


repetidora y la misma base de las antenas.
Las corrientes superficiales pueden ocasionar
erosión por socavación lateral de las paredes
5.2 FLUJOS DE ESCOMBROS del cauce; los ríos Magdalena y Baché, en la
Plancha 323, son los más propensos a presen-
Las condiciones de inestabilidad y deforestación tar este tipo de fenómeno que afecta carrete-
de numerosas cuencas hidrográficas son una ame- ras y zonas cultivadas.
naza para la infraestructura y personas ubicadas
aguas abajo, ya sea sobre afluentes o cauces prin-
cipales. Aguaceros prolongados y abundantes, 5.4 SURCOS Y CÁRCAVAS
épocas lluviosas y, excepcionalmente, sismos
pueden ocasionar flujos torrenciales que descien- El alto grado de deforestación, las quemas, las téc-
den por los canales y arrasan lo que encuentren a nicas inadecuadas de cultivo, el sobrepastoreo
su paso. Ejemplos típicos en donde el elemento en regiones de pendientes moderadas a altas, oca-
detonador de los flujos es un evento meteoroló- sionan la formación de surcos que evolucionan a
gico, se presentan constantemente sobre el río Las cárcavas como es el caso de afluentes de la que-
Ceibas que surte el acueducto de Neiva y cruza brada Los Órganos cerca de San Luis (2B) o la
por su zona urbana en donde está asentado un quebrada El Quebradón (1B) afluente del río
número importante de personas. Este fenómeno Chiquila. En estas zonas, si no se toman acciones
deja constantemente fuera de servicio el sistema preventivas y correctivas, se pueden generar flu-
de acueducto de la capital huilense. Corrientes jos de escombros de magnitud importante y da-
como los ríos Baché, Fortalecillas, Villavieja y la ños incalculables.
quebrada La Medina, entre otras, presentan fenó-
menos similares, aunque no amenazan poblacio-
nes, debido a que sus cauces atraviesan zonas
dedicadas a labores agropecuarias con poco 5.5 SISMOS
desarrollo de infraestructura.
El Departamento del Huila y regiones vecinas tie-
Otro factor disparador de flujos torrenciales son nen actividad sísmica alta, por lo que se refleja
los sismos, como el ocurrido el 6 de junio de 1994, como una zona de riesgo sísmico alto dentro del
de magnitud 6,2 con epicentro al suroccidente panorama nacional (INGEOMINAS et al., 1998). Si
del área, que ocasionó el desprendimiento de bien dentro del área de la Plancha 323 no se han
enormes cantidades de rocas y suelo en las ca- reportado sismos importantes entre junio de 1993
beceras del río Páez y sus tributarios, para confor- y diciembre de 1999, la información histórica in-
mar un flujo de escombros que derribó puentes, dica que en 1827 y 1967 sismos con epicentro
destruyó carreteras y cultivos hasta llegar al río en el Departamento del Huila causaron graves da-
Magdalena y al embalse de Betania. Este depósito ños en Neiva y otras poblaciones (Ramírez, 1975).
de agua amortiguó el daño que se habría podido
producir aguas abajo, en el área de la Plancha 323. Más recientemente, el 6 de junio de 1994, un sis-
mo de magnitud 6,2 en la escala de Richter, con
La quebrada Los Órganos (2B) generó, en el pa- epicentro en el Municipio de Páez, al suroccidente
sado, flujos de escombros que afectaron el del área de estudio (INGEOMINAS, 1994) liberó
área en donde se encuentra el Corregimiento gran cantidad de energía que desestabilizó sue-
de San Luis; la población está edificada sobre los y rocas en la cuenca alta del río Páez, y provo-
depósitos de avalanchas antiguas, por lo que có innumerables deslizamientos en suelos
se hace necesario evaluar la amenaza sobre residuales saturados por intensas lluvias. Este even-
este asentamiento humano. to sísmico ocasionó daños menores en Palermo y

86 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

Neiva, pero su ocurrencia y repercusiones puso 5.7 INUNDACIONES


de manifiesto la posibilidad que sismos de mag-
nitud similar o superior ocasionen flujos torrenciales
sobre las corrientes de la zona, como puede ser Periódicamente, el río Magdalena y las demás co-
el caso de los ríos Baché, Villavieja, Fortalecillas y rrientes de agua que drenan el área de la Plancha
Las Ceibas, que poseen en sus cuencas 323 se desbordan y originan inundaciones. No
hidrográficas zonas altamente inestables. existe un análisis confiable para establecer perío-
dos de recurrencia y, por tanto, es difícil evaluar
La cercanía de fallas geológicas con actividad la amenaza.
neotectónica, como la de Algeciras (Vergara, 1996)
refuerza la posibilidad de la ocurrencia de este No obstante lo anterior, es claro que algunas zo-
tipo de fenómenos y la amenaza sísmica alta en la nas de Neiva se ven frecuentemente afectadas por
región. las crecientes del río Magdalena que represan los
ríos Loro y Las Ceibas que atraviesan la zona urba-
na, lo cual genera zozobra en la población.
5.6 VOLCANISMO
El embalse de Betania ha contribuido a regular el
El registro geológico muestra que la actividad de caudal del río Magdalena, pero aguaceros o pe-
los volcanes situados al suroccidente del Depar- ríodos invernales extremos sobrepasan las cotas
tamento del Huila dejaron depósitos de flujos de de seguridad, por lo que el alivio de caudales im-
lodo y quizás piroclásticos sobre el valle del río portantes genera inundaciones y daños aguas aba-
Magdalena hasta los alrededores de Neiva. En el jo en el área de la Plancha 323.
Cuaternario reciente o en tiempos históricos no
se ha reportado actividad volcánica en la zona, Las inundaciones repentinas son originadas por ex-
por lo que la amenaza de este tipo es baja. ceso de lluvias sobre las cabeceras de los ríos
de la zona, especialmente Las Ceibas, Baché, Loro,
Sin embargo, es importante evaluar los posibles Villavieja y Fortalecillas, y se generan flujos y ave-
efectos que erupciones del Nevado del Huila pue- nidas torrenciales que dificultan el tránsito por al-
dan tener sobre el embalse de Betania y su conti- gunas carreteras, como Neiva - Villavieja, y des-
nuidad aguas abajo. Esta potencialidad fue eva- trozos en las zonas cercanas a los cauces de los
luada preliminarmente por Cepeda et al. (1986) e ríos y quebradas.
INGEOMINAS revisa esta información a la luz de
los nuevos conocimientos.

INGEOMINAS 87
Plancha 323 Neiva

6. Evolución geológica
Con base en el conocimiento de la litología y es- Para el Paleozoico tardío se registra la acumula-
tructura geológica del área que cubre la Plancha ción de las sedimentitas de Cerro Neiva, en una
323 Neiva, y con apoyo de información biblio- nueva transgresión marina (Kroonenberg & Diederix,
gráfica, se hace un esbozo de la evolución 1982), que culminó con el inicio de un período
geológica de la zona. de intenso plegamiento y erosión a finales del
Paleozoico y comienzos del Triásico. El registro
Las granulitas proterozoicas, expuestas en el extre- de la sedimentación triásica se reporta en los al-
mo SE, representan la orogenia Nickeriense mejor rededores de Santa María (Huila), Gaitania y
estudiada por Kroonenberg (1981, 1982) en el Ma- Planadas (Tolima), al occidente de esta área
cizo de Garzón, en donde se tienen documentadas (Gómez et al., en preparación), en los afloramien-
edades radiométricas alrededor de 1.100 Ma tos de las formaciones Luisa y Payandé.
(Álvarez, 1981, 1984; Restrepo-Pace et al., 1997). La
litología y edades sugieren a numerosos investiga- La Formación Saldaña representa la acumulación
dores que esta secuencia es comparable con el continental del Triásico-Jurásico con aporte volcá-
«cinturón grenvilliano» de Norte América, que es el nico y emplazamiento de intrusivos comagmáticos.
resultado de una colisión continental. Los sedimentos volcaniclásticos de la Formación
Saldaña se acumularon especialmente hacia el este
El Complejo Aleluya, que fue asignado de la actual Cordillera Central, la cual estaba repre-
tentativamente también al Proterozoico, sugiere la sentada por una serie de volcanes que, junto con el
posible presencia de una cuenca de deposición plutonismo, son la evidencia en conceptos de va-
pericratónica en donde se acumularon sedimen- rios autores, entre ellos Butler (1983), de la existen-
tos clásticos y calcáreos, que fueron cia de un arco volcánico relacionado con una zona
metamorfizados en este mismo episodio de subducción. Para Mojica & Dorado (1987), el
grenvilliano, e intruidos en el Jurásico por plutones vulcanismo de la Formación Saldaña se relaciona con
de composición intermedia. un rift supracontinental, cuyas fallas normales pro-
fundas permitieron el fácil ascenso de lava y forma-
Durante el Paleozoico temprano las condiciones ción de volcanes.
permitieron un avance marino importante, posi-
blemente desde el oriente del país hasta la parte Los cuerpos intrusivos, del tamaño de stocks has-
media del actual flanco oriental de la Cordillera ta batolitos, afectaron las rocas del Proterozoico,
Central, situación que permitió la acumulación de Paleozoico y Triásico, y dieron lugar a metamorfis-
sedimentitas que han sido descritas al norte y sur mo de contacto. También intruyeron la Formación
del área, en las localidades de El Hígado y La Jagua Saldaña, y generaron, posiblemente,
(Rodríguez et al., 1996) y río Venado (Villarroel et mineralizaciones auríferas en la zona noroccidental
al., 1997). En la Plancha 323 las secuencias equi- de la plancha y recristalización en tobas, como se
valentes, o están cubiertas por efecto del observa al oriente de Santa María (Huila) por la
fallamiento, o fueron erodadas. carretera Los Guásimos - Santa María (Gómez et

INGEOMINAS 89
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

al., en preparación). Según Jaramillo et al. (1980), de sedimentitas del Cretácico y vulcanitas del
este tipo de intrusivos podría haberse originado a Jurásico del Valle Superior del Magdalena y del bor-
partir de las mismas cámaras magmáticas de los de de la Cordillera Central; esta situación se debió,
volcanes del Triásico-Jurásico. muy posiblemente, a la activación del Sistema de
Fallas de Chusma, por esfuerzos compresivos.
El arco plutónico-volcánico del Triásico-Jurásico
pudo haberse originado por subducción en el oc- Al parecer, los pulsos de levantamiento de la
cidente colombiano o por la apertura de un rift, Cordillera Central se reflejan en las unidades are-
como lo postulan diferentes autores, pero no hay nosas y arcillosas del Paleógeno (formaciones
investigaciones y datos concluyentes que apoyen Baché y Poterrillo), mientras que los depósitos
una u otra hipótesis. Recientemente, J. Acosta (com. conglomeráticos de las formaciones Palermo,
oral) plantea su génesis a par tir de eventos Tesalia y Doima son el reflejo de períodos de
«transpresivos». relativa calma tectónica, como lo sugieren
Caicedo & Roncancio (1994), contrario a los
No hay registro litológico del Jurásico tardío ni de propuesto por Anderson (1972). Durante estos
comienzos del Cretácico, por lo que se acepta la tiempos geológicos las fallas de cabalgamien-
idea de no acumulación durante este período y sí to del Sistema de Chusma desempeñaron un
la intensa erosión de rocas preexistentes (Mojica papel muy activo.
& Llinás, 1984; González et al., 1988).
La acumulación del Grupo Honda muestra el
Las condiciones de depósito regresaron durante continuo levantamiento de la Cordillera Central,
la transgresión marina de finales del Cretácico tem- durante el Mioceno; esta acumulación ocurrió
prano (Aptiano medio) con la acumulación de en una zona de piedemonte, sin que existiera
conglomerados y arenitas de las formaciones Yaví una barrera para la sedimentación hacia el orien-
(no aflora en esta plancha) y Caballos, que repo- te. De acuerdo con Guerrero (1993), el comien-
sa discordantemente sobre la Formación Saldaña zo del levantamiento de la Cordillera Oriental
y la Cuarzomonzodiorita de Teruel, hasta alcanzar coincide con la sedimentación de la Formación
un ambiente de plataforma somera con condi- Villavieja (par te superior del Grupo Honda),
ciones reductoras a comienzos del Cretácico tar- como ya había sido postulado por Butler
dío favorable para el depósito de los sedimen- (1983); este levantamiento se realiza a través
tos finos de la Formación Hondita. Los pulsos de del Sistema de Fallas de Garzón-Suaza, al sur
transición de estas condiciones de avance del del área (Morales et al., 1998), que quizás co-
mar a su fase de retroceso, están marcados por la rresponde en ese momento a un sistema de
Formación Loma Gorda y el Grupo Olini, en ci- cabalgamiento por tectónica compresiva prin-
clos granocrecientes debidos a cambios cipalmente. El Grupo Honda también pone de
isostáticos relativos del nivel del mar, que con- manifiesto el comienzo de otra fase del
cluyen con la regresión forzada marcada por las volcanismo en la Cordillera Central, de compo-
areniscas cuarzosas de la Formación La Tabla, la sición andesítica a dacítica.
cual fue producto de un levantamiento tectónico
a finales del Cretácico tardío. La Formación Neiva fue acumulada en un sistema
fluvial de ríos trenzados muy activos (Howe, 1969;
La Formación Seca registra el cambio de un me- Guerrero, 1993), en un área limitada por las cor-
dio de depósito marino a uno continental de oxi- dilleras Central y Oriental (Guerrero, 1993), a fina-
dación durante el Maastrichtiano-Paleógeno. les del Mioceno. Los depósitos sedimentarios y
volcano-sedimentarios de la Formación Gigante
Desde el Eoceno comienza el levantamiento de la registran el sensible incremento de la actividad
Cordillera Central, a manera de pulsos que se regis- volcánica del Mioceno tardío y durante el Plioceno
tran en los depósitos del Grupo Chicoral y las for- (Kroonenberg & Diederix, 1982); esta secuencia
maciones Potrerillo y Doima, con aporte principal volcano-sedimentaria se acumuló en la porción

90 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

distal de un abanico aluvial durante episodios de torrenciales que conformaron abanicos con
vulcanismo intenso en la Cordillera Central (Howe, litología esencialmente del Macizo de Garzón y
1969, en Guerrero,1993; van der Wiel, 1991). relacionados con las fallas de cabalgamiento que
levantaron la cordillera.
El mayor levantamiento de la Cordillera Oriental
se llevó a cabo durante el Plioceno (Kroonenberg En el Reciente, algunos de estos abanicos han sido
& Diederix, 1982), lo que implicó una etapa de erodados, y se conservan sólo remanentes con
plegamiento, especialmente de la secuencia topografía más alta; otros abanicos se forman aún,
sedimentaria del Paleógeno-Neógeno; se origina- mientras las corrientes principales conforman te-
ron, además, fallas de cabalgamiento de bajo án- rrazas de erosión y algunas, más bajas, de acumu-
gulo y de cobertura delgada. lación, con el aporte de corrientes menores que
continúan denudando las cordilleras Oriental y
En la Cordillera Oriental, durante el Pleistoceno, y Central, y depositan material aluvial en los valles
debido a su levantamiento, se originaron flujos de las corrientes principales del área.

INGEOMINAS 91
Plancha 323 Neiva

7. Referencias bibliográficas
ÁLVAREZ, J. 1981. Determinación de la edad Rb/ BELTRÁN, N.; GALLO, J. 1968. The geology of the
Sr en rocas del Macizo de Garzón, Cordi- Neiva Sub-Basin Upper Magdalena Basin,
llera Oriental de Colombia. Geol. Norandina, Southern portion. En: Geological Field Trips
4:31-38. Bogotá. Colombia, 1959-1968. Col. Soc. Petrol.
Geol. and Geophys., :253-275. Bogotá.
ÁLVAREZ, J.; LINARES, E. 1984. Una edad K/Ar del
Macizo de Garzón, Departamento del Huila, BUITRAGO, C. 1976. Ocurrencias minerales en el
Colombia. Geol. Norandina, 9: 31-33. Departamento del Huila. Ingeominas, Infor-
Bogotá.* me 1698, 503 p. Ibagué.

ANDERSON, T. A. 1970. Geology of the lower BÜRGL, H.; DUMIT, Y. 1954. El Cretáceo superior en
Tertiary Gualanday Group, Upper Magdale- la región de Girardot. Serv. Geol. Nal., Bol.
na Valley-Colombia. Tesis PhD, Princeton Geol., 2(1):23-48. Bogotá.
Univ. 36 p.
BUTLER, J. W. 1942. Geology of Honda district,
ANDERSON, T. A. 1972. Paleogene-non-marine Colombia. Bull. Am. Ass. Petr. Geol.,
Gualanday Group, Neiva Basin, Colombia 26(5):793-837. Tulsa.
and regional development of the
Colombian Andes. Geol. Soc. Am. Bull., 83: BUTLER, K. R. 1983. Andean-Type foreland
2423-2438. deformation: Structural development of the
Neiva Basin, Upper Magdalena Valley, Co-
ARANGO, J.; KASSEM, T. 1977. Mapa geológico lombia (Volumes I and II). Tesis PhD, Ann
del Departamento del Huila. Escala Arbor Univ. Michigan.
1:500.000. Heliografía. Ingeominas. Bogotá.
BUTLER, K. R.; SCHAMEL S. 1988. Structure along
BARRERO, D.; VESGA, C. J. 1976. Mapa geológico eastern margin of the Central Cordillera,
del Cuadrángulo K-9 Armero y mitad sur del Upper Magdalena Valley, Colombia. J. S.
Cuadrángulo J-9 La Dorada. Escala Am. Earth Sci., 1 (1): 109-120.
1:100.000. Ingeominas. Bogotá.
CÁCERES, C.; ETAYO, F. 1969. Bosquejo geológico
BAYONA, G.; GARCIA, D.; MORA, G. 1994. La For- de la región del Tequendama. 1 Congr. Col.
mación Saldaña: Producto de la actividad Geol., guía de excursión precongreso, 23
de estratovolcanes continentales en un do- p. Bogotá.
minio de retroarco. En: Estudios Geológicos
del Valle Superior del Magdalena. U. Nal. - CAICEDO, J. C.; RONCANCIO, J. H. 1994. El Grupo
ECOPETROL, Publ. Esp., : I-1 - I-21. Santa Fe Gualanday como ejemplo de acumulación
de Bogotá. sintectónica en el Valle Superior del Mag-

INGEOMINAS 93
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

dalena, durante el Paleógeno. En: Estudios ESQUIVEL, J.; FLORES, D.; NÚÑEZ, A. 1991. Mapa
Geológicos del Valle Superior del Magda- Geológico de la Plancha 301 Planadas. Es-
lena. U. Nal. - ECOPETROL, Publ. Esp., : X-1 cala 1:100.000. Memoria explicativa.
- X-19. Santa Fe de Bogotá. Ingeominas, 20 p. Santa Fe de Bogotá.

CARRILLO, E. J.; GUERRERO, E. E. 1987. Cartografía ETAYO, F. 1979. Zonation of the Cretaceous of
geológica detallada en un área al noroeste central Colombia by ammonites.
de Neiva, Huila-Colombia. Tesis grado, U. Ingeominas, Publ. Geol. Esp., (2), 186 p.
Nal., 81 p. Bogotá. Bogotá.

CASTIBLANCO, A. M.; GUERRA, W. R. 1984. Estruc- ETAYO, F. 1985. Estratigrafía, facies y paleogeografía
tura del Valle Superior del Magdalena al nor- del sistema Cretácico en Colombia. 6 Congr.
te de Neiva (Huila). Tesis grado, U. Nal., 98 Latinoam. Geol., Mem., 1: 224-225. Bogotá.
p. Bogotá.
ETAYO, F.; RENZONI, G.; BARRERO D. 1969. Contor-
CEDIEL, F.; MOJICA, J.; MACÍA, C. 1980. Definición nos sucesivos del mar Cretáceo en Colom-
estratigráfica del Triásico en Colombia, bia. 1 Congr. Col. Geol., Mem., : 217-253.
Suramérica. Formaciones Luisa, Payandé y Bogotá.
Saldaña. Newsletter Stratigraphy, 9(2): 73-
104. Berlin-Stuttgart. FEININGER, T.; BARRERO, D.; CASTRO, N. 1972. Geo-
logía de parte de los departamentos de
CEDIEL, F.; MOJICA, J.; MACÍA, C. 1981. Las forma- Antioquia y Caldas (Subzona II-B).
ciones Luisa, Payandé, Saldaña. Sus colum- Ingeominas, Bol. Geol., 20 (2): 1-173. Bo-
nas estratigráficas características. Geol. gotá.
Norandina, 3:11-19. Bogotá.
FLÓREZ, N.; CARRILLO, G. 1994. Estratigrafía de la
CEPEDA, H.; PARRA, E.; MURCIA, L. A.; VERGARA, H. sucesión litológica basal del Cretácico del
1986. Mapa preliminar de riesgos volcáni- Valle Superior del Magdalena. En: Estudios
cos potenciales del Nevado del Huila. Es- Geológicos del Valle Superior del Magda-
cala 1:200.000. INGEOMINAS - Goberna- lena. U. Nal. - ECOPETROL, Publ. Esp., : II-1 -
ción del Huila. Texto explicativo, 59 p. Bo- II-26. Santa Fe de Bogotá.
gotá.
FRANCO, F. (Compilador). 1986. Mapa de ocurren-
CIFUENTES, L. F.; MONTOYA, N. 1981. Análisis cias minerales del Departamento del Huila.
petrográfico de los conglomerados de la Escala 1:400.000. Ingeominas. Bogotá.
Formación Palermo (Gualanday inferior) en
el borde del Valle Superior del Magdale- FUQUEN, J.; NÚÑEZ, A. 1989. Mapa geológico
na. Tesis grado, U. Nal. Bogotá. generalizado del Departamento del Huila.
Memoria explicativa: geología, recursos mi-
CORRIGAN, H. T. 1967. Guidebook to the geology nerales y amenazas geológicas. Ingeominas,
of Upper Magdalena Basin (Northern 41 p. Bogotá.
portion). En: Geological Field Trips, Colom-
bia, 1958-1978. Col. Soc. Petrol. Geol. and FUQUEN, J.; RODRÍGUEZ, G. 1989. Mapa Geológico
Geophys., 8 Field Trip, 40 p. Bogotá. de la Plancha 302 Aipe. Escala 1:100.000.
Ingeominas, copia heliográfica. Bogotá.
COSSIO, U.; RODRIGUEZ, G.; RODRIGUEZ, M. 1994.
Memoria explicativa de la Geología de la GEYER, O. F. 1973. Das präkretazische Mesozoikum
Plancha 283 Purificación. Escala 1:100.000. von Kolumbien. Geol. Jb., 5:1-156.
Ingeominas, 108 p. Santa Fe de Bogotá. Hannover.

94 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

GÓMEZ, J.; VELANDIA, F.; MORALES, C. J. (en pre- lombia, Regional Tectonism. Geol. Soc. Am.
paración). Mapa Geológico de la Plancha Bull., 85: 1031-1042.
322 Santa María. Escala 1:100.000.
INGEOMINAS. HUBACH, E. 1957. Contribución a las unidades es-
tratigráficas de Colombia. Inst. Geol. Nal.,
GONZÁLEZ, H.; NÚÑEZ, A.; PARIS, G. 1988. Mapa Informe 1212, 166 p. Bogotá.
Geológico de Colombia. Memoria explica-
tiva. Ingeominas, 71 p. Bogotá. INGEOMINAS. 1989. Mapa Geológico generali-
zado del Departamento del Huila. Escala
GUERRERO, B.; TÁMARA, A. 1982. Petrografía de 1:400.000. Bogotá
los intrusivos Triásico-Jurásicos y sus rela-
ciones con la Formación Saldaña al occi- INGEOMINAS. 1994. El sismo de Páez, Cauca, 6
dente de Dolores (Tolima). Tesis grado, U. de junio de 1994. Evaluación de emergen-
Nal., 78 p. Bogotá. cia. Informe presentado al Sistema Nacio-
nal para la Prevención y Atención de De-
GUERRERO, J. 1993. Magnetostratigraphy of the sastres de Colombia. 73 p. Anexos. Santa
upper part of the Honda Group and Neiva Fe de Bogotá.
Formation. Miocene Uplift of he Colombian
Andes. Tesis PhD, Duke Univ., 108 p. INGEOMINAS; AIS; UNIANDES. 1998. Estudio Ge-
neral de Amenaza Sísmica de Colombia.
HARVEY, J. C. 1987. Geología para ingenieros Ingeominas, Publ. Esp., 252 p. Santa Fe de
geotécnicos. Ed. Limusa, 157 p. México. Bogotá.

HAYASHIDA, A. 1984. Paleomagnetic study of the IGAC. 1994. Geomorfología del Departamento del
Miocene continental deposits in La Venta Huila. Escala 1:200.000. Heliografía.
Badlands, Colombia. Kyoto Univ., Overseas
Research Reports of the New World IGAC. 1995. Huila-Características geográficas. 174
Monkeys, 4:77-83. Kyoto. p. Santa Fe de Bogotá.

HERNÁNDEZ, J.; CRISTANCHO, M. 1989. Contribu- INTERNATIONAL SUBCOMMISION ON


ción al conocimiento de la estructura del STRATIGRAPHIC CLASSIFICATION OF IUGS.
Valle Superior del Magdalena a partir de cor- 1994. International Stratigraphic Guide. A
tes geológicos basados en información del guide to stratigraphic classification,
subsuelo y datos de superficie. Tesis gra- terminology, and procedure. Amos Salva-
do, U. Nal., inédito. Bogotá. dor, Editor, Second edition. The International
Union of Geological Sciences and The
HETTNER, A. 1892. Die Kordillere von Bogotá. Geological Society of America.214 p.
Peterm. Mitt., Erg., 22(104):1-131.
JARAMILLO, L.; ESCOVAR, R.; VESGA, C. 1980. Eda-
HOLDRIDGE, 1977. Ecología basada en zonas de des K-Ar en rocas con alteración
vida. Inst. Interam. Cienc. Agríc., 216 p. Costa hidrotermal asociadas al sistema de pórfido
Rica. de cobre y molibdeno de Mocoa, Inten-
dencia del Putumayo, Colombia. Geol.
HOWE, M.W., 1969. Volcaniclastic rocks of Norandina 1: 11-18. Bogotá.
Pliocene (?) age, Upper Magdalena Valley,
Colombia. Tesis PhD, Princeton Univ. 13 p. JULIVERT, M. 1968. Lexique Stratigraphique
International. Amerique Latine, Colombie
HOWE, M. 1974. Non-Marine Neiva Formation (premiere partie) - Precambrien,
(Pliocene), Upper Magdalena Valley, Co- Paleozoique, Mesozoique et intrusions

INGEOMINAS 95
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

d’age Mesozoique-Tertiaire. 5(4a) :1-651. MOJICA, J.; KAMMER, A.; UJUETA, G. 1996. El
Centre Nat. Rech. Sci. Paris. Jurásico del sector noroccidental d e
Suramérica y guía de la excursión al Valle
KROONENBERG, S. B. 1981. El borde occidental Superior del Magdalena (noviembre 1 al 4
del Escudo de Guayana en Colombia. de 1995), Regiones de Payandé y Prado,
Symposium Amazónico, Puerto Ayacucho Departamento del Tolima, Colombia. U. Nal.,
(Venezuela). Memoria: Bol. Geol., Caracas. Geol. Col., 21: 3-40. Santa Fe de Bogotá.
Publ. Esp. CIAF, 41 p. Bogotá.
MOJICA, J.; LLINAS, R. D. 1984. Observaciones
KROONENBERG, S. B. 1982. Geología, metamorfis- recientes sobre las características del “ba-
mo y origen de las granulitas del Macizo de samento económico” del Valle Superior del
Garzón, Cordillera Oriental (Colombia). Magdalena en la región de Payandé - Rovira
Geol. Norandina, 6:39-46. Bogotá. y en especial sobre la estratigrafía del Miem-
bro Chicalá (parte baja de la Formación
KROONENBERG, S. B.; DIEDERIX, H. 1982. Geology Saldaña). U. Nal., Geol. Col., 13: 81-127. Bo-
of South-Central Huila, Uppermost Magda- gotá.
lena Valley, Colombia. A preliminary note.
Guide Book 21 Annual Field Trip, Col. Soc. MOJICA, J.; MACÍA, C. 1982. Geología del extre-
Petrol. Geol. and Geophys., 39 p. Bogotá. mo NE de la cuenca de Neiva (Valle Supe-
rior del Magdalena, región de Prado- Dolo-
LAVERDE, F. 1989. Stratigraphy of the Tertiary res, Tolima). 21 Annual Field Trip, Col. Soc.
sequence Southwest of Bogotá, Colombia: Petrol. Geol. and Geophys., 1, 45 p. Bogo-
Northeastern Upper Magdalena Valley, tá.
western border of the Cordillera Oriental.
Tesis MSc., Univ. South Carolina, 66 p. Co- MOJICA, J.; VILLARROEL, C.; CUERDA, A.; ALFARO,
lumbia, USA. M. 1988. La fauna de graptolites de la For-
mación El Hígado (Llanvirniano-?
LÓPEZ, J. 1959. Estudio hidrogeológico preliminar Llandeiliano) Serranía de Las Minas, Valle
del norte del Departamento del Huila, con Superior del Magdalena, Colombia. 5 Congr.
sugerencias para estudios definitivos. Geol. Chileno, 2:C189 - C202.
Ingeominas, Bol. Geol., 7(1-3): 163-182. Bo-
gotá. MORALES, C. J.; VELANDIA, F.; NÚÑEZ, A.; CAICEDO,
J. C. 1998. Mapa Geológico de la Plancha
MARTÍNEZ, J. I. 1990. Estratigrafía de la Plancha 345 Campoalegre. INGEOMINAS. Escala
227. Ingeominas, Informe inédito, 162 p. 1:100.000. Ibagué.
Bogotá.
NELSON, W. N. 1962. Contribución al conocimien-
MENDIVELSO, D. 1982. Aspectos fotogeológicos to de la Cordillera Central de Colombia.
y estratigrafía del Cretáceo en la región de Sección entre Ibagué y Armenia. Serv. Geol.
Itaibe (Valle Superior del Magdalena). Tra- Nal., Bol. Geol., 10 (1-3): 161-202. Bogotá.
bajo grado, U. Nal., 120 p. Bogotá.
NÚÑEZ A.; BOCANEGRA, A.; GÓMEZ, J. 1996. Los
MOJICA, J.; DORADO, J. 1987. El Jurásico anterior plutones jurásicos del Valle Superior del
a los movimientos intermálmicos en los An- Magdalena. 7 Congr. Col. Geol., 2: 226-239.
des Colombianos, Parte A: Estratigrafía. En: Santa Fe de Bogotá.
Volkheimer, W.; Musacchio, E. Bioestratigrafía
de los sistemas regionales del Jurásico y OCHOA, L. E.; PONGUTÁ, S. Y. 1991. Determina-
Cretácico de América del Sur. 1: 49-110. ción de los esfuerzos tectónicos actuales
Mendoza. Argentina. mediante diversos métodos, especialmente

96 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

elongación de pozos (“breakouts”) en el RAMÍREZ, J. E. 1975. Historia de los terremotos en


Valle Superior del Magdalena, Colombia. 4 Colombia. IGAC. 2ª ed., 250 p. Bogotá.
Simposio Bolivariano de Exploración Petro-
lera en las Cuencas Subandinas. Memorias RENZONI, G. 1994. Caballos (Formación). Catá-
5: 1-14. Santa Fe de Bogotá. logo Unidades Litoestratigráficas de Co-
lombia. Ingeominas, 35 p. Santa Fe de
PATARROYO, P. 1993. Las formaciones cretácicas Bogotá.
Hondita y Loma Gorda, a propósito de la
nomenclatura estratigráfica del Valle Supe- RESTREPO-PACE, P.; RUIZ, J.; GEHRELS, G.; COSCA,
rior del Magdalena, Colombia. 6 Congr. Col. M. 1997. Geocrohronology and Nd
Geol., Mem. 3. Medellín. isotopic data of Grenville age rocks in the
Colombian Andes: new constraints for
PEDREIRA, A. J.; ROSENMAN, H. L. 1973. Geología Late Proterozoic - Early Paleozoic
del área de Palermo, Departamento del Hui- paleocontinental constructions of the
la, República de Colombia. 5 Congr. Geol. Americas. Earth and Planetary Sci. Lett.,
Argentino, 4: 133-157. Cordoba. 150: 427-441.

PETTERS, V. 1954. Typical foraminiferal horizons in RODRÍGUEZ, G., VELANDIA, F., FERREIRA, P.,
the Lower Cretaceous of Colombia, S.A., NÚÑEZ, A., 1996. Mapa Geológico de la
Contribution Cushamn Foundation Plancha 366 Garzón. Escala 1:100.000.
Foraminifera Research, 5 (1-99): 37-41. Was- Ingeominas, Informe 2321, 122 p. Santa
hington. Fe de Bogotá.

PORTA, J. 1965. Estratigrafía del Cretácico Supe- ROSENMAN, H. L.; GEBHARD, J. A.; ANDERSON, P.
rior y Terciario en el extremo sur del Valle S.; GÓMEZ, A.; PEDREIRA, A. 1976. Contri-
Medio del Magdalena. UIS, Bol. Geol., 19:1- bución al conocimiento geológico de las
50. Bucaramanga. localidades de Aipe, Neiva, Palermo y
Yaguará, Departamento del Huila, Colombia.
PRIEM, H. N. A.; KROONENBERG, S. B.; BOELRIJK, N. 2 Congr. Latinoam. Geol., 2 (7): 555-566.
A.; HEBEDA, E. H. 1989. Rb-Sr and K-Ar evi- Caracas.
dencie for the presence of a 1,6 GA
basement underlying the 1,2 Garzon-Santa RUIZ, E. 1981. El Cuaternario de la región Garzón -
Marta Granulite Belt in the Colombian An- Gigante, Alto Magdalena (Colombia). Rev.
des. Precambrian Res., 42: 315-324. CIAF, 6: 505-523. Bogotá.
Amsterdam.
SECCIÓN REGIONAL MINERA DE IBAGUÉ, 1993.
RAASVELDT, H. C. 1956. Mapa geológico de la Re- Compendio de los informes presentados
pública de Colombia, Plancha L-9 en las visitas de legalización de los traba-
(Girardot). Escala 1:200.000. Inst. Geol. Nal. jos mineros en el Departamento del Huila.
Bogotá. Tomo I. Ibagué.

RAASVELDT, H.; CARVAJAL, J. 1957. Plancha M-8 SERVICIO GEOLÓGICO NACIONAL. 1946. Mapa
Ataco. Escala 1:200.000. Mapa Geol. Rep. geológico general del Departamento del
Col., Serv. Geol. Nal. Bogotá. Huila. Escala 1:500.000. Heliografía.
Bogotá.
RADELLI, L. 1962. Introducción al estudio de la
petrografía del Macizo de Garzón (Huila- SERVICIO GEOLÓGICO NACIONAL. 1966. Mapa
Colombia). U. Nal., Geol. Col., 3: 16-46. geológico general del departamento del
Bogotá. Huila. Escala 1:500.000. Heliografía. Bogotá

INGEOMINAS 97
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

SETOGUCHI, T.; SHIGEHARA, N.; CADENA, A. 1985. Kyoto Univ., Overseas Research Reports
Kondous un nuevo primate ceboide del New World Monkeys, 5: 31-38. Kyoto.
Mioceno de La Venta, Colombia. Kyoto Univ.
Overseas Research Reports New World TORRES, J. A.; RAASVELDT, H. C.; BÜRGL, H. 1959.
Monkeys, 5: 1-6. Kyoto. Mapa geológico de la república de Colom-
bia. Plancha N-8 Neiva, fracciones de N-7
SILLITOE, R.; JARAMILLO, L.; DAMON, P. E.; y N-9. Escala 1:200.000. Bogotá.
SHAFIQULLAH, M.; ESCOVAR, R. 1982.
Setting, charasteristics, and age of the Van der WIEL, A. M. 1991. Uplift and volcanism of
andean porphyry copper belt in Colombia. the SE Colombian Andes in relation to
Econ. Geol., 77: 1837-1850. Neogene sedimentation in the Upper Mag-
dalena Valley. Tesis PhD, Agriculture Univ.
SNEIDER, J. S. 1988. Depositional environment Wageningen, 208 p. Amsterdam. The
of the Caballos Formation, San Francisco Netherlands.
Field, Neiva Sub-basin, Upper Magdale-
na Valley, Colombia. Tesis PhD, Texas Van HOUTEN, F. B.; TRAVIS, R. B. 1968. Cenozoic
A&M Univ., 100 p. deposits, Upper Magdalena Valley, Colom-
bia. Am. Assoc. Petrol. Geol. Bull., 52: 675-
STIBANE, F.; FORERO, A. 1969. Los afloramientos 702.
del Paleozoico en La Jagua (Huila) y Río Ne-
vado (Santander del Sur). U. Nal., Geol. Col., VERGARA, L. E. 1994. Stratigraphic,
(6):31 – 66. Bogotá. micropaleontologic and organic
geochemical relations in the Cretaceous
STIRTON, R. A. 1953. Vertebrate paleontology and of the Upper Magdalena Valley, Colom-
continental stratigraphy in Colombia. bia. Gießener Geol. Schriften, 50: 157 p.
Univ.California, Publ. Bull. Dept. Geol., 28 Giessen.
(11):315-356.
VERGARA, H. 1996. Rasgos y actividad
TAKEMURA, K. 1983. Geology of the east side hills neotectónica de la Falla de Algeciras. 7
of the río Magdalena from Neiva to Villavieja, Congr. Col. Geol., 1: 491-500. Santa Fe de
Colombia. Kyoto Univ.y Overseas Research Bogotá.
Reports of the New World Monkeys, 3: 19-
28. Kyoto. VESGA, J.; BARRERO, D. 1978. Edades K/Ar en ro-
cas ígneas y metamórficas de la Cordillera
TAKEMURA, K. 1986. Sedimentary environments of Central de Colombia y su implicación
the upper part of Honda Group in La Venta geológica. 2 Congr. Col. Geol., Resum., p 19.
area Huila, Colombia. Kyoto Univ. Overseas Bogotá.
Research Reports of the New World
Monkeys, 5: 25-30. Kyoto VILLARROEL, C.; MACIA, C.; BRIEVA, J. 1997. For-
mación Venado, Nueva unidad
TAKEMURA, K.; DANHARA, T. 1983. Fission-track age litoestratigráfica del Ordovícico colombia-
of pumices included in the Gigante no. U. Nal., Geol. Col., 22:41-49. Santa Fe
Formation, north of Neiva, Colombia. Kyoto de Bogotá.
Univ. Overseas Research Reports of the New
World Monkeys, 3: 13-15. Kyoto. VILLARROEL, C.; MOJICA, J. 1988. El Paleozoico
superior (Carbonífero Pérmico)
TAKEMURA, K.; DANHARA, T. 1986. Fission-track sedimentario de Colombia. Afloramientos
dating the upper part of Miocene Honda conocidos y características generales. U.
Group in La Venta Badlands, Colombia. Nal., Geol. Col., 16: 81-87. Bogotá.

98 INGEOMINAS
Plancha 323 Neiva

WADDELL, M. 1982. A depositional model for (Miocene), Upper Magdalena Valley, Co-
the Monserrate Formation (Upper lombia. Geol. Soc. Am. Bull., 81(8): 2353-
Cretaceous) of the Neiva Basin, Colom- 2374. New York.
bia, South America. Tesis MS, Univ. South
Carolina, inédito. WIEDMANN, J.; MOJICA, J. 1980. Upper Triassic
ammonites from the lower Saldaña
WELLMAN, S. 1968. Stratigraphy, petrology and Formation (Chicalá Member) near Payandé,
sedimentology of the nonmarine Honda Tolima province, Colombia.
Formation (Miocene), Upper Magdalena
Valley, Colombia. Tesis PhD, Princeton ZAMBRANO, F. 1966. Manifestaciones fosfáticas en
Univ., 250 p. el Departamento del Huila y otras localida-
des del sur del país. Ingeominas, Informe
WELLMAN, S. S. 1970. Stratigraphy and petrology 1507, 23 p. Bogotá.
of the nonmarine Honda Group

INGEOMINAS 99
Paulina Ferreira V., Alberto Núñez T., Miguel Ángel Rodríguez P.

INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN E INFORMACIÓN


GEOCIENTÍFICA, MINERO-AMBIENTAL Y NUCLEAR

INGEOMINAS

Diagonal 53 N° 34-53, A.A. N° 48-65


Bogotá, D.C., Colombia, S.A.
www.ingeominas.gov.co

Subdirector Información Geocientífica


JULIÁN ESCALLÓN SILVA

Jefe de Proyecto Almacenamiento, Suministro


y Despliegue de Información Geocientífica
JORGE LONDOÑO DE LOS RIOS

Coordinación Editorial
GLADYS PULIDO REYES

Editora
MARGARET MERCADO

D IAGRAMACIÓN
LUIS EDUARDO GALVIS CARRASCO

ESTA ES UNA PUBLICACIÓN DE INGEOMINAS,


COFINANCIADA POR EL FONDO NACIONAL DE REGALÍAS.

100 INGEOMINAS