Вы находитесь на странице: 1из 5

LIBERTAD DE OPINIÓN NUMERO: 14 AÑO: I SEMANA: I NOVIEMBRE 2010

EL ORDENAMIENTO TERRITORIAL

José Bolívar Castillo V.

Para poder concebir y ejecutar un verdadero plan de


ordenamiento territorial se necesita ante todo y sobre todo
tener la capacidad de pensar y actuar en función del
conjunto y no de las partes mas influyentes. El hombre de
Estado o el Estadista es aquel que en sus decisiones y
acciones, aun a costa de su espacio de poder, no se
somete jamás a la presión interesada de las parcialidades,
es decir está en condiciones de forjar relaciones de
equidad. Y está no es una cuestión de apariencias, ni de
escenarios y actores, peor de prefabricadas imágenes
publicitarias.

Hacia el poder público y sus instancias convergen


todos los intereses hasta las mezquindades personales, en
busca de lo suyo y alguien tiene que luchar y responder por
el conjunto. Buscar un Ecuador con Equidad no es tarea
fácil, muchas veces nos confundimos y nos dejamos
engañar por las apariencias con visos de habilidad y claro
duele y cuesta mucho soportar la traición y volver a
comenzar de nuevo, cuando el tiempo pasa y cobra su
factura indefectiblemente.
El Ex Alcalde de Cuenca, hoy Presidente de la
Asamblea Nacional, imbuido de su pación por la tripolaridad
centralista, que la entendemos pero no podemos aceptarla;
no satisfecho con el desordenamiento territorial que
lograron infiltrar en la Constitución de Montecristi a buena
cuenta de que no son cartógrafos, y en el COOTAD en
razón de que tendría que adecuarse a las normas
constitucionales, ahora ha organizado en Cuenca, con los
consabidos y costosos expertos extranjeros, el VII Simposio
Nacional de Desarrollo Urbano y Planificación Territorial.
Bajo el alero de la popularidad de Correa hay que
reconocer que han tenido la “habilidad” de controlar todas
las instancias institucionales, municipales, provinciales,
parroquiales, judiciales, de control y un poderoso cuerpo de
ONGs y medios de comunicación adscritos y
prebendatarios, con lo cual pueden perfectamente excluir
cualquier opinión divergente y conseguir aparente y muy
bien publicitada unanimidad en lo que todos sabemos que
no va más allá que la perpetuación de un sistema
centralista, injusto y excluyente con el cual se han anulado
y desvirtuados las enormes potencialidades de nuestro
país.

El asunto es tirar abajo la regionalización equitativa de


nuestro país en siete regiones equiparables y equidistantes,
con honda raigambre histórica que permitan articular sin
afanes centralistas en todo el espacio nacional la acción del
Gobierno Nacional. Sabemos bien que el famoso círculo
que asedia y aniquila todas las posibilidades de cambio, por
las que una y otra vez se pronuncia el pueblo ecuatoriano
en las urnas, desde Enero del 2008 cuando el Presidente
adoptó ciertamente decisiones en la línea de la equidad
territorial y promulgó el Decreto 878 que lo tienen por ahí
soterrado, ahora le preocupa asegurar sus intereses
desterrando cualquier posibilidad de regionalización
horizontal, aun aquella que corresponde de acuerdo al Art.
147 numeral 5 de la Constitución. Es precisamente por ello
que Cordero dice textualmente: “el ordenamiento territorial
no debe ser solo una acción del Presidente de la República
sino una política de Estado con una planificación pública y
largo plazo…” y quien le puede decir que no es así, pero
bien sabemos a donde mismo apuntan estos afanes.

II.- LA ACTITUD BIZOÑA E INCONDICIONAL DE


NUESTRA LUGARTENENCIA PROVINCIANA, demostrada
en forma clamorosa con motivo del IV Gabinete Binacional,
no mismo es capaz de darse cuenta lo que está en juego.
La primera prioridad es sostener a cualquier precio el
carguito de elección o de nombramiento y claro
ahora amarga y silenciosamente les sorprende lo que les
está pasando frente a sus emprendimientos como los
proyectos energéticos y de manejo de cuencas
hidrográficas que obviamente el Ejecutivo Nacional por ser
“estratégicos” los quiere controlar y administrar desde el
Estado Central y no desde los gobiernos seccionales
autónomos.

Pensaron los ingenuos o vivarachos que era una gran


conquista el desaparecimiento del Organismo Regional de
Desarrollo PREDESUR y prestos contribuyeron a su
extinción. El resultado ahora lo estarán comprobando, no es
que el Estado Central iba jamás a ceder sus competencias
y recursos al régimen seccional autónomo, sino que
simplemente al eliminarse los mecanismos de
desconcentración regionalizada esas competencias iban a
ser recentralizadas en la macrocefalia
sectorialista compuesta por alrededor de dos centenares
de institutos, , ministerios, consejos y secretarías
nacionales. Ya pueden ver lo que pasa ahora con los
grandes proyectos de riego como Zapotillo y en el caso del
Puyando Tumbes en su versión reducida jamás les dijeron
las momias cocteleras a los Presidentes quien iba a
administrar es e proyecto binacional si desaparecieron los
organismos regionales de desarrollo.

Recuerdo haberle descrito con claridad al Señor


Presidente en Enero del 2008 que así como es necesario la
coordinación sectorial de los ministerios es indispensable la
coordinación regional del aparato gigantesco y disperso de
la administración central y sectorial del Estado. Pero claro,
tal como en el caso de las telecomunicaciones, o de los
bancos y sistemas financieros o de la seguridad social, tal
como en el caso de la Función de Control y la Función
Judicial, en el esencial asunto del ordenamiento territorial
pudo más la capacidad de “lobbing” del círculo de infiltrados
de la revolución ciudadana muy bien entrenados actores y
actoras en las viejas formas populistas de hacer política en
el escenario del “marketing electoral”.

Ahora, pese a que el Decreto Presidencial 878 con


claridad se refiere a las siete regiones, por arriba del
Decreto vigente, han ordenado, los que sabemos que no
son regiones sino ZONAS , alguien por ahí decía con
sorna : “ no sabemos si se trata de zonas de tolerancia….al
libidinoso centralismo”.

Virgilio Hernández el ExSubsecretario PK de Gobierno


de Lucio y Fernando Cordero Ex Dirigente del MPD, en el
referido simposio, efectuado en medio de las armonias del
190 Aniversario de la Proclama Independentista de
Verdeloma en Cuenca, hicieron verdaderos esfuerzos para
mostrarse como es obvio partidarios de la equidad territorial
y del desarrollo armónico de todo el territorio nacional, pero
contrarios a la regionalización desconcentrada en siete
espacios nacionales que como todos sabemos tienen
profundas raíces históricas. Ellos conocen muy bien el arte
de Lampedussa en el Gato Pardo : hay que huir para
adelante, entonces desde Montecristi trazaron la estrategia:
si bien era imposible seguir sosteniendo la
descentralización a la carta que solo sirvió para los
negociados de los aeropuertos metropolitanos, había que
proclamar ahora que la regionalización sea a la carta de
manera de interponer todo un galimatías de tramites
,consensos y plebiscitos a fin de que se vuelva un imposible
y la estructura tradicional de poder político centralista y
clientelar continúe garantizada.

Entonces, si les pudiéramos preguntar a Cordero, a


Patiño, a Hernández , o a los extraordinarios trovadores de
Palacio, si son partidarios de la regionalización, nos van a
contestar que si, que por cierto, pero que con lo que jamás
podrían estar de acuerdo es que esta regionalización no
sea a la carta, libre y opcional y que no brote de la voluntad
de los gobiernos provinciales y sus prefectos.

Para concluir recordemos lo que pasó con los fondos del


Plan Binacional y con los fondos destinados a la
emergencia vial declarada en base a los excedentes
petroleros liberados del FEIREP y verán las prioridades que
se sentaron. ¿Responderán esas prioridades a las reales
necesidades del país considerado en su conjunto?. Estos
son los interrogantes que permiten establecer en qué
dirección caminamos.