Вы находитесь на странице: 1из 41

ORACION DE LAS TRES DE LA TARDE

Oh Jesús, que en tu cruz has demostrado


tu gran amor, tu gran misericordia,
y tu fuerza nos das para seguirte
por el mismo camino hacia la gloria.

Que fielmente cumplamos en tu Iglesia


nuestra parte en tu obra salvadora,
y, al llegar a la tarde de la vida,
en gozo eterno el Padre nos acoja.

Gracias, Padre, a ti porque nos llamas,


a Jesús, que en su sangre nos redime,
y al Espíritu Santo, luz y guía
de este pueblo que al cielo se dirige. Amén.

ORACION DE LOS VIERNES.

Tinieblas cubrieron la tierra cuando los judíos hubieron crucificado a


Jesús y hacia la hora nona, exclamó Jesús en voz alta: ¡Dios mío!,
¡Dios mío!, ¿Por qué me has abandonado?, é inclinada su cabeza
exhalo su espíritu.
X/ Te adoramos Señor y te bendecimos.
R/Porque por tu santa Cruz has redimido al mundo y a mi pecador.
Amen.
ORACIÓN PARA EL HOGAR

Santísima Virgen María, que has sido constituida como Auxiliadora


de los cristianos, te elijo por Señora y Dueña de esta casa, y te pido
te dignes mostrar en ella tu poderoso auxilio, preservándola de la
peste, del fuego, del agua, del rayo, de los ciclones, de los
terremotos, de los ladrones, de los impíos, de los bombardeos de la
guerra y de cuantas calamidades tú conoces.

Bendice...protege...defiende y guarda como cosa y posesión tuya a


las personas que habitan y que habitarán en ella, presérvalas de
todas las desgracias y accidentes y concédeles sobre todo la
importantísima gracia de evitar el pecado.

¡Oh María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por cuantos viven en


este hogar, que se te ha consagrado ahora y para siempre!
Amen.

ORACIÓN
DEL SANTO SUDARIO

SEÑOR DIOS QUE NOS DEJASTE LAS SEÑALES DE TU PASIÓN EN LA


SÁBANA SANTA, EN LA CUAL FUE ENVUELTO TU CUERPO SANTÍSIMO
CUANDO POR JOSÉ FUISTE BAJADO DE LA CRUZ: CONCÉDENOS,
PIADOSÍSIMO SEÑOR, QUE POR TU MUERTE Y SEPULTURA SEAMOS
LLEVADOS A LA GLORIA DE LA RESURRECCIÓN, DONDE VIVES Y
REINAS CON DIOS PADRE EN UNIDAD DEL ESPÍRITU SANTO DIOS
POR TODOS LOS SIGLOS.
Oración de San Francisco de Asís

Señor, hazme Instrumento de Tu paz.


Que donde quiera que haya odio, siembre yo amor;
Donde haya ofensa, perdón;
Donde haya duda, Fe;
Donde haya desaliento, esperanza;
Donde haya oscuridad, luz;
Y donde haya tristeza, alegría.
Oh Divino Maestro;
Concédeme que no busque ser consolado;
sino consolar;
Que no busque ser comprendido;
sino comprender;
Que no busque ser amado; sino amar;
Porque dando es como recibimos;
Perdonando es como Tú nos perdonas;
Y muriendo en Ti es como
nacemos a la Vida Eterna, Amen.

UN MINUTO CON EL DIVINO NIÑO JESÚS

¡Bendíceme, Divino Niño Jesús!


Y ruega por mí sin cesar.
Aleja de mí, hoy y siempre el pecado.
Si tropiezo, tiende tú mano hacia mí.
Si cien veces caigo, cien veces levántame.
Si yo te olvido, tú no te olvides de mí.
Si me dejas Divino Niño, ¿Que será de mí?
En los peligros del mundo, asísteme.
Quiero siempre vivir y morir bajo tu mano.
Quiero que mi vida te haga sonreír.
Mírame con compasión, ¡No me dejes Jesús mío!
Y, al final, sal recibirme y llévame junto a Ti.
Tu bendición nos acompañe hoy y siempre.

Amén. Aleluya.

Y ahora oye a tu Salvador

Sigo tus luchas y quiero ayudarte.

Junto a mí no desesperes.

Donde yo estoy no hay que temer.

Confía en mí y vencerás.

Quien me ama asegura su salvación.

Ante mi huyen el pecado y el infierno.

La victoria será de quien tenga fe.

Según sea tu fe así serán las cosas que te sucederán.


ORACION A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla; sé nuestro amparo


contra las maldades y asechanzas del demonio. ¡Reprímelo, Dios
mío, te lo pedimos suplicantes!, y tú Príncipe de la Milicia Celestial,
con el divino poder que Dios te ha conferido, lanza a los infiernos a
Satanás y a los demás espíritus malignos que andan dispersos por el
mundo buscando la perdición de las almas. Amén.

¡Ven, Espíritu Divino!


(Secuencia de Pentecostés)

El himno más antiguo al ESPIRITU SANTO

Ven, Espíritu Divino manda tu luz desde el cielo.


Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo,


tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz y enriquécenos.


Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos;


por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

ORACION POR LOS DIFUNTOS.

Señor,

A nuestros hermanos difuntos

Y a cuantos murieron en tu amistad

Recíbelos en tu reino.

Donde esperamos gozar todos juntos

La plenitud eterna de tu gloria;

Allí enjugaras las lágrimas de nuestros ojos,

Porque al contemplarte como Tú eres,

Dios nuestro,

Seremos para siempre semejantes a Ti

Y cantaremos eternamente tus alabanzas.

Amén.
MAGNIFICAT

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en


Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el


Poderoso ha hecho obras grandes por mí. Su nombre es Santo y su
misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón.


Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes. A los
hambrientos los colma de bienes y a los ricos despide vacíos.

Auxilia a Israel su siervo, acordándose de su santa alianza según lo


había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su
descendencia por siempre.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en principio


ahora y siempre por los siglos de los siglos.

Amen.

ORACION PARA DESPUES DEL TRABAJO.

Cantare eternamente las bondades del Señor / y anunciare su


fidelidad por todas las edades…. De la salida del sol hasta su ocaso /
alabado sea el nombre del señor.
Oremos: Reconocemos Señor, que todo lo bueno que somos,
recibimos y tenemos, viene de Ti, de tu providencia amorosa; por
eso te damos gracias de todo corazón, a Ti que vives y reinas, por
los siglos de los siglos. Amén.

TE DEUM

1. A Ti, oh Dios, te alabamos; a Ti, Señor, te damos gracias.

2. A Ti, Eterno Padre, toda la tierra te venera.

3. A Ti, todos los ángeles, a Ti los cielos y todas las potestades.

4. A Ti, Los querubines y serafines con voz incesante proclaman:

5. Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos.

6. Llenos están los cielos y la tierra de la majestad de tu gloria.

7. A Ti el glorioso coro de los Apóstoles,

8. A Ti de los profetas la muchedumbre admirable,

9. A Ti te alaba el resplandeciente ejército de los Mártires.

10. A Ti por todo el orbe de la tierra la santa Iglesia alaba

11. A Ti Padre de majestad inmensa,

12. A Ti adorable, verdadero y único hijo,


13. Tu del Padre eres el hijo sempiterno

14. Y también al Santo y Paráclito Espíritu.

15. Tú eres el Rey de la gloria, Cristo redentor del mundo.

16. Salva a tu pueblo, Señor y bendice tu herencia.

17. Gobiérnalo y ensálzalo hasta la eternidad.

18. Todos los días te bendecimos.

19. Y alabamos tu nombre por los siglos de los siglos.

20. Dígnate, Señor, en este día conservarnos sin pecado.

21. Ten piedad de nosotros, Señor ten piedad de nosotros

22. Descienda sobre nosotros, tu misericordia Señor, porque hemos


puesto nuestra esperanza en Ti.

23. En Ti, Señor, he esperado, no sea confundido eternamente.

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo.

R. Alabémoslo y ensalcémoslo por todos los siglos.

V. Bendito eres Señor en el firmante de los cielos.


R. Digno eres de alabanza y glorioso, y el más grande por todos los
siglos.

V. Señor, escucha nuestra oración.

R.Y llegue a Ti nuestro clamor.

Oremos

Oh Dios, cuya misericordia no tiene límites, y cuya bondad es un


tesoro infinito: damos gracias a tu benignísima Majestad, por todos
los beneficios recibidos, y te pedimos clementísimo Señor, que
concedas tu gracia a quienes te lo piden, y que no desampares a los
que te invocan; sino los prepares para recibir los premios que tienes
prometidos. Por Cristo Nuestro Señor

R. Amén.

Las tres Avemarías

María Madre mía, líbrame de caer en pecado mortal.


1. Por el poder que te concedió el Padre Eterno
Dios te salve, María….
2. Por la sabiduría que te concedió el Hijo.
Dios te salve, María……
3. Por el Amor que te concedió el Espíritu Santo
Dios te salve, María….

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio,


ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

EJERCICIO DE LOS SIETE DOLORES DE LA MADRE DE DIOS

1.- Dolor - La aflicción que causó a su tierno corazón, la


profecía del anciano Simeón. (Avemaría.)

2.-La angustia que padeció su sensibilísimo corazón, en la


huida y permanencia en Egipto. (Avemaría.)

3.-Las congojas que experimentó su solícito corazón, en la


pérdida de su Hijo Jesús. (Avemaría.)

4.-La consternación que sintió su maternal corazón, al


encontrar a su Hijo Jesús llevando la cruz a cuestas. (Avemaría.)

5.-El martirio de su generoso corazón, asistiendo a su Hijo Jesús


en la agonía. (Avemaría.)
6.-La herida que sufrió su piadoso corazón, en la lanzada que
abrió el costado de su Hijo Jesús. (Avemaría)

7.-El desconsuelo y desamparo que padeció su amantísimo


corazón, en la sepultura de su Hijo Jesús. (Avemaría.)

Ruega por nosotros, Virgen dolorosísima, para que seamos dignos


de las promesas de Cristo.

ORACION POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES.

Oh, Jesús, Pastor eterno de las almas,

dígnate mirar con ojos de misericordia

a esta porción de tu grey amada.

Señor, gemimos en la orfandad,

danos vocaciones, danos sacerdotes santos.

Te lo pedimos por la Inmaculada Virgen María,

tu dulce y Santa Madre.

Oh Jesús danos sacerdotes según tu corazón.

Así sea, Amén.


ORACIÓN PARA UNA MADRE FALLECIDA

Le doy gracias a Dios por elegirte como mi madre,

Gracias por el hermoso tiempo que viví en tu vientre,

Porque cuando en él dormía, tu voz me adormecía como canción de


cuna

Gracias por darme tu sangre, porque con solo la idea de cómo yo


sería te hacia feliz,

Gracias, porque hasta el último momento, diste buen ejemplo

De valentía y fortaleza, y que hasta el día de hoy

Dios te lo sigue recompensando en el cielo.

Amén.

ORA DEL DOMINGO

Por este nuevo domingo luminoso,

por el descanso y el albergue

que tuvimos en la noche,

te agradecemos Padre del cielo.

Durante esta semana que empieza,

quédate con nosotros

y ayúdanos a darte gusto, Señor.


CORONA DEL DIVINO NIÑO
Hecha por Margarita del Santísimo Sacramento, Francia (1619-
1648), se hace los 25 de cada mes.

Niño Bendito,
Triunfante y Glorioso,
haz que mis penas
se me vuelvan gozo,
pues eres mi Dios
Todopoderoso.

Padre Nuestro.
Cuatro Ave Marías.

Niño Bendito,
Triunfante y Glorioso,
haz que mis penas
se me vuelvan gozo,
pues eres mi Dios
Todopoderoso.

Padre Nuestro.
Cuatro Ave Marías.

Niño Bendito,
Triunfante y Glorioso,
haz que mis penas
se me vuelvan gozo,
pues eres mi Dios
Todopoderoso.

Padre Nuestro.
Cuatro Ave Marías.

Jaculatoria
¡Divino Niño Jesús, en Ti confío!

ORACION PARA EL DÍA 28


DE CADA MES EN HONOR A SAN JUDAS TADEO.

Bondadoso Protector mío, San Judas Tadeo, que recibiste del


Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle más de
cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio, que
tuviste el don de conmover los corazones con tus ejemplos y tus
enseñanzas, el poder de obrar milagros, y que diste tu vida en
defensa y testimonio de la Fe, recibe mis parabienes por estos
grandes privilegios, y acepta gustoso esta visita que te hago en
agradecimiento de favores obtenidos y para obtener nuevas gracias
por tu mediación. Alcánzame un grande amor al Divino Maestro, que
me aliente en la práctica de la virtud, me consuele en mis
tribulaciones y sostenga mi esperanza cuando el infortunio y la
desgracia me acrisolen. No permitas jamás que la falta de confianza
en la Providencia divina me aparte del amor y servicio de Dios.
Dame tu protección, San Judas, y alcánzame lo que necesito y pido
para mi bien temporal y eterno. Amén.

Rezar tres Glorias en honor de la Santísima Trinidad y hacer luego


la petición de la gracia que se desea obtener.

EJERCICIO DE LAS 7 ALEGRÍAS DE MARÍA

1ª ALEGRÍA DE MARÍA: La Anunciación a la Santísima Virgen


y la Encarnación del Hijo de Dios.

(Avemaría.)

2ª ALEGRÍA DE MARÍA: La Visitación de la Santísima Virgen a


Su Prima, Santa Isabel.

(Avemaría.)

3ª ALEGRÍA DE MARÍA: El Nacimiento del Niño Jesús.

(Avemaría.)
4ª ALEGRÍA DE MARÍA: La Manifestación de Jesús a Todos los
Pueblos el Día de la Epifanía o Adoración de los Reyes Magos.

(Avemaría.)

5ª ALEGRÍA DE MARÍA: El Niño Jesús es hallado en el Templo.

(Avemaría.)

6ª ALEGRÍA DE MARÍA: La Resurrección de Nuestro Señor.

(Avemaría.)

7ª ALEGRÍA DE MARÍA: La Asunción de la Santísima Virgen al


Cielo y Su Coronación como Reina.

(Avemaría.)

V: ¡Rosa Mística!

R: ¡Ruega a Jesús por nosotros! (TRES VECES).

SALUTACIONES PARA EL DIA 16

EN HONOR A LA VIRGEN DEL CARMEN.

1ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los serafines, los
santos y los justos os llenen de alabanzas, porque me habéis dado
vuestro Escapulario. Dios te salve, María, etc.
2ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los serafines, los
santos y los justos os llenen de alabanzas, porque con vuestro
Escapulario sois salud de mi alma. Dios te salve, María, etc.

3ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los tronos, los santos
y los justos os llenen de alabanzas, porque con vuestro Escapulario
me protegéis contra todos los peligros. Dios te salve, María, etc.

4ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis una y mil veces; las
dominaciones, los santos y los justos os llenen de alabanzas, porque
con vuestro Escapulario me defendéis de las tentaciones del
enemigo. Dios te salve, María, etc.

5ª. Madre mía del Carmen y Reina de mi corazón, bendita


seáis; los querubines, los santos y los justos os llenen de alabanzas,
porque con vuestro Escapulario sois la paz y la alegría de mi alma.
Dios te salve, María, etc.

6ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los arcángeles, los
justos y los santos os llenen de alabanzas, porque con vuestro
Escapulario me habéis hecho especialísimo hijo vuestro. Dios te
salve, María, etc.

7ª. Madre mía, madre de mi corazón y Reina de mi amor, os


doy mi alma, mi vida, mi corazón, y quiero que os alaben las
Virtudes y todas las criaturas, porque con vuestro Escapulario me
habéis infundido la esperanza de que os vea en el cielo... No me
dejéis, Madre mía. Dios te salve, María, etc.

ORACION PARA EL DIA 27 DE CADA MES EN HONOR A LA


MEDALLA MILAGROSA

Oh Medalla de María Milagrosa, sé mi escudo y protección contra


todo dardo incendiario del maligno. Que mi ser físico y espiritual a
través de tu medalla, permanezcan unidos a ti, Madre Milagrosa.

Que tu santa medalla me libre de todo mal y peligro; que tu santa


medalla me proteja de toda enfermedad, pestes y virus; que al
invocar tu santa plegaria: "Oh María concebida sin pecado, rogad
por nosotros que recurrimos a Ti", sea yo, mi familia y seres
queridos, protegidos de toda calamidad y muerte imprevista.
Oh Medalla Milagrosa, protege mi hogar y bienes materiales de
todo desastre natural, protege mi vida espiritual y todo mi ser;
ampárame madre mía, con el escudo protector de tu medalla;
dichoso aquel que la lleva puesta como coraza en su cuerpo y en su
alma, porque Tu protección estará con él de noche y de día. Gracias
Madre Mía, por tu coraza espiritual, que aleja de mí, al invisible
espíritu del mal.

Oh medalla de María Milagrosa, en los momentos de peligro:


Cuídame

Oh medalla de María Milagrosa, de las pestes y enfermedades:


Cúrame

Oh medalla de María Milagrosa, del enemigo de mi alma:


defiéndeme

Oh medalla de María Milagrosa, de los desastres naturales e


imprevistos mi hogar y bienes materiales: Protege.

Y en la hora de mi muerte, que la luz de tu Medalla Milagrosa, me


guíe a la Gloria Eterna. Amén.

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se


recrea, con tan hermosa belleza, a ti, celestial princesa, Virgen
Sagrada María, yo te ofrezco en este día, alma, vida y corazón,
mírame con compasión, no me dejes Madre mía; mi corazón a tus
plantas pongo bendita María, para que a Jesús lo ofrezcas junto con
el alma mía. Amén.
ORA 100 DIAS PARA NAVIDAD

Ya se acerca esta hermosa fiesta,

cuando nace Jesús.

Gracia Señor Dios

por enviarnos a tu Hijo.

CANTICO DE LAS CREATURAS SE HACE EL DIA 4 DE CADA MES


POR SAN FRANCISCO DE ASIS

Altísimo y omnipotente buen Señor, tuyas son las alabanzas, la


gloria y el honor y toda bendición. A ti solo, Altísimo, te convienen y
ningún hombre es digno de nombrarte.

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas, especialmente en el


Señor hermano sol, por quien nos das el día y nos iluminas. Y es
bello y radiante con gran esplendor, de ti, Altísimo, lleva
significación.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas, en el


cielo las formaste claras y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento y por el aire y la


nube y el cielo sereno y todo tiempo, por todos ellos a tus criaturas
das sustento.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego, por el cual iluminas
la noche, y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la


cual nos sostiene y gobierna y produce diversos frutos con coloridas
flores y hierbas.

Alabado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor, y


sufren enfermedad y tribulación; bienaventurados los que las sufran
en paz, porque de ti, Altísimo, coronados serán.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal, de la


cual ningún hombre viviente puede escapar. Ay de aquellos que
mueran en pecado mortal. Bienaventurados a los que encontrará en
tu santísima voluntad porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor y denle gracias y sírvanle con gran


humildad. Amen.
DEVOCIÓN AL DÍA 19 DE CADA MES EN HONOR A SAN JOSE

Comenzar con la señal de la cruz y el acto de contrición.

Oración a María Santísima

Amabilísima Madre mía; pues gustáis tanto de que veneremos a


vuestro querido esposo San José, encended más en mi corazón la
llama de la devoción a tan gran santo, y por la reverencia y amor
que le tenéis, os suplico me alcancéis de vuestro divino Hijo el
perdón de mis pecados y la gracia que necesito para mi salvación;
favor que espero no me negaréis poniendo por medianero a mi
patrón y abogado San José. Amén.

Oración a San José

Gloriosísimo patriarca San José, dignísimo esposo de la Madre de


Dios, padre adoptivo de nuestro adorable Redentor y poderosísimo
abogado nuestro en toda tribulación, en toda necesidad y en todo
peligro: os elijo por mi patrón y abogado para toda mi vida y para
mi muerte. Os pido humilde y con toda mi alma que me recibáis,
santo mío, por perpetuo siervo y esclavo vuestro, y que con vuestro
poderoso valimiento me alcancéis la continua protección de vuestra
Esposa, la Inmaculada Virgen María y las misericordias de mi
amantísimo Jesús. Asistidme siempre y bendecid mis palabras,
obras, acciones, pensamientos y deseos para que en todo me
conforme a la voluntad divina, y así, sirviéndoos constantemente,
logre con vuestro patrocinio una feliz muerte. Así sea, Jesús, María y
José.
Felicitaciones a San José por sus siete principales privilegios y las
felicidades dispensadas por el Señor:

PRIMER PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios por


haberos escogido para padre adoptivo de su unigénito Hijo y para
guía del mismo Jesús y de su Santísima Madre en sus penosos viajes
durante su vida mortal: por esta vuestra felicidad, os suplico que me
guiéis en mi viaje de esta vida a la eterna, alcanzándome la gracia
de purificar a menudo mi alma en el santo Sacramento de la
Penitencia. Así sea, Jesús, María y José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a


mi alma.

__________

SEGUNDO PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios porque os


concedió el favor de guardar de la persecución de Herodes, para
beneficio del mundo, a Jesucristo, verdadero Pan de vida: por esta
vuestra felicidad os suplico, que me abonéis la de recibirle
dignamente con frecuencia, y particularmente, antes de morir, por
viático y prenda de la vida eterna. Así sea, Jesús, María y José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a


mi alma.

__________

TERCER PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios, porque


os concedió la dicha de fortaleceros y santificaros con el frecuente
contacto y el trato íntimo de nuestro adorable Redentor: por esta
vuestra felicidad os suplico que me alcancéis la de no morir sin el
auxilio espiritual del Sacramento de la Extremaunción que alivia la
enfermedad corporal, si conviene, y sana el alma de las reliquias de
los pecados. Así sea, Jesús, María y José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a


mi alma.

___________
CUARTO PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios porque os


concedió una fe vivísima y constante con la que creísteis que era
obra del Espíritu Santo el fruto de vuestra purísima Esposa: por esta
vuestra felicidad, os suplico que me alcancéis la incomparable de
vivir y morir con la mayor firmeza en la santa fe católica. Así sea,
Jesús, María y José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a


mi alma.

__________

QUINTO PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios por


haberes escogido para fiel ministro de Jesús y María en la tierra: por
esta vuestra gran felicidad, os suplico que me alcancéis la de
saberos imitar, sirviendo fiel y constantemente a Dios y a su divina
Madre. Así sea, Jesús, María y José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria


Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a
mi alma.

__________

SEXTO PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios porque os


concedió la gracia de morir asistido con el mayor cariño por Jesús y
María: por esta vuestra inefable felicidad, os suplico que me
alcancéis la de morir abrasado en amor de Dios y asistido por
vuestra inmaculada Esposa y por Vos mismo. Así sea, Jesús, María y
José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a


mi alma.

__________

SÉPTIMO PRIVILEGIO

Os felicito, glorioso San José, y doy infinitas gracias a Dios por el


privilegio que os cupo de resucitar con Jesucristo y subir a la eterna
gloria: por esta vuestra dicha, os suplico que me alcancéis la de
encontrarme en la hora de mi muerte, dispuesto para merecer,
desde aquel momento, el descanso eterno de los santos. Así sea,
Jesús, María y José.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Jesús y María, José, Joaquín y Ana, en vida y en muerte amparad a


mi alma.

LAS ANTÍFONAS DE LA O

Son importantes las llamadas «antífonas de la 0», que se rezan en


las vísperas desde el 17 hasta el 23 de diciembre. Son un eco de las
profecías de Isaías. Algunas están contenidas en el himno «Cielos,
lloved vuestra justicia». Pueden ser un texto muy apto para la
oración profunda.

17 Diciembre:

Oh Sabiduría, que brotaste de los labios del Altísimo, abarcando del


uno al otro confín y ordenándolo todo con firmeza y suavidad, ¡ven y
muéstranos el camino de la salvación!
18 Diciembre:

Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en


la zarza ardiente y en el Sinaí le diste tu ley, ¡ven a librarnos con el
poder de tu brazo!

19 Diciembre:

Oh Renuevo del tronco de Jesé, que te alzas como un signo para los
pueblos, ante quien los reyes enmudecen y cuyo auxilio imploran las
naciones, ¡ven a librarnos, no tardes más!

20 Diciembre:

Oh Llave de David y Cetro de la casa de Israel, que abres y nadie


puede cerrar, cierras y nadie puede abrir, ¡ven y libra los cautivos
que viven en tinieblas y en sombra de muerte!

21 Diciembre:

Oh Sol que naces de lo alto, Resplandor de la Luz Eterna, Sol de


justicia, ¡ven ahora a iluminar a los que viven en tinieblas y en
sombra de muerte!
22 Diciembre:

Oh Rey de las naciones y Deseado de los pueblos, Piedra angular de


la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo, ¡ven y salva al
hombre que formaste del barro de la tierra!

23 Diciembre:

Oh Emmanuel, Rey y Legislador nuestro, esperanza de las naciones


y salvador de los pueblos, ¡ven a salvarnos, Señor Dios nuestro!

DEVOCION AL DIA 12 DE CADA MES EN HONOR A LA VIRGEN


DE GUADALUPE.

Virgen de Guadalupe, Madre de América. Tiende tu protección sobre


todas las naciones del Continente y renueva su fidelidad a Cristo y a
la Iglesia. Suscita propósitos de equidad y rectitud en sus
gobernantes. Protege a los hermanos de Juan Diego para que no
sufran discriminación. Cuida a los niños. Guarda la unidad de las
familias... Que desde esta tu Imagen manifiestes siempre tu
clemencia, tu compasión y tu amparo. Te lo pedimos por Jesucristo,
nuestro Señor. Amén.
ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA PARA LOS DIAS 13 DE
CADA MES

Oh Virgen Santísima, Vos os aparecisteis repetidas veces a los


niños; yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros: Madre
mía, llevadme al Cielo. Confiando en vuestro amor, os pido me
alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para
conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él a mis
hermanos, y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Madre mía también os pido por mis padres, para que vivan unidos
en el amor; por mis hermanos, familiares y amigos, para que
viviendo unidos en familia un día podamos gozar con Vos en la vida
eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Os pido de un modo especial por la conversión de los pecadores y la


paz del mundo; por los niños, para que nunca les falten los auxilios
divinos y lo necesario para sus cuerpos, y un día conseguir la vida
eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria


Oh Madre mía, sé que escucharás, y me conseguirás estas y cuantas
gracias te pida, pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo
Jesús. Amén.

¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tú mi Madre!

¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

DEVOCION AL DIA 10 DE CADA MES EN HONOR A SAN


CRISTÓBAL DE LICIA.

A ti acudimos, san Cristóbal, para que nos acompañes a lo largo de


la vida y nos alcances poder llegar al fin de cada día con salud
bienestar y gracia de Dios. Tú llevaste sobre tus hombros al Niño
Jesús, que así quiso premiarte por tus servicios ofrecidos a todos
quienes te pedían ayuda en el camino. Ya que eres abogado de los
que están en camino, y especialmente de los conductores, rogamos
tu intercesión para que nos asistas en el viaje y nos obtengas del
Señor, el bien de regresar felices y agradecidos a nuestros hogares.
Amén.

DEVOCION AL DIA 20 DE CADA MES EN HONOR AL DIVINO


NIÑO JESUS.

Divino Niño Jesús Dios de mi corazón y modelo de mi conducta, te


pido estés siempre conmigo para separarme del mal y hacerme
semejante a Ti, haciendo que crezca en sabiduría y gracia delante de
Dios y de los hombres.
¡Oh dulce y pequeño Niño Jesús,
yo te amaré siempre con todo mi corazón!
Divino Niño Jesús, Bendícenos
Divino Niño Jesús, Escúchanos
Divino Niño Jesús, Óyenos.
Amén.

DEVOCION AL DIA 23 DE CADA MES EN HONOR A SAN PIO DE


PIETRELCINA.

Bienaventurado P. Pio, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida


como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo.
El dolor marcó tu vida y te llamamos "Un crucificado sin Cruz".

El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los


pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del
perdón.

Fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y sigues ahora


en el cielo haciendo bien e intercediendo por nosotros.

Queremos contar con tu ayuda. Ruega por nosotros.

Lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


ORACIÓN A LA INMACULADA CONCEPCION DE LA VIRGEN
MARIA PARA LOS DIAS 8 DE CADA MES

Oh Dios, que por la Inmaculada Virgen, preparasteis digna morada a


vuestro Hijo; os suplicamos que, así como a ella la preservasteis de
toda mancha en previsión de la muerte del mismo Hijo, nos
concedáis también que, por medio de su intercesión, lleguemos a
vuestra presencia puros de todo pecado. Por el mismo Jesucristo,
nuestro señor. Amén.

1. Bendita sea la santa e inmaculada Concepción de la gloriosa


Virgen María, Madre de Dios. Avemaría.

2. Oh María, que entrasteis en el mundo sin mancha de culpa,


obtenedme de Dios que pueda yo salir de él sin pecado. Avemaría.

3. Oh Virgen María, que nunca estuvisteis afeada con la mancha del


pecado original, ni de ningún pecado actual, os encomiendo y confío
la pureza de mi corazón. Avemaría.

4. Por vuestra Inmaculada Concepción, oh María, haced puro mi


cuerpo y santa el alma mía. Avemaría.

5. Oh María, concebida sin pecado, rogad por nosotros, que


recurrimos a Vos. Avemaría.
DEVOCION AL DIA 9 DE CADA MES EN HONOR A SAN JUAN
DIEGO DE GUADALUPE.

Tú que fuiste elegido por Nuestra Señora de Guadalupe como


instrumento para mostrar a tu gente y al mundo que el camino del
cristiano es uno de amor, compasión, comprensión, valores,
sacrificios, arrepentimiento de nuestros pecados, aprecio y respeto
por la creación de Dios, y por encima de todo, uno de humildad y
obediencia. Tú, quien ahora sabemos que estás en el Reino de
nuestro Señor y cerca de nuestra Madre, sé nuestro ángel y
protégenos, quédate con nosotros mientras luchamos en esta vida
moderna sin saber, la mayor parte del tiempo, donde fijar nuestras
prioridades. Ayúdanos a orar a Dios, por medio del Corazón de
nuestra Señora de Guadalupe hacia el Corazón de Jesús, para
obtener los dones del Espíritu Santo y usarlos para el bien de la
humanidad y el bien de nuestra Iglesia. Amén

ORACIÓN A LA VIRGEN DE CANDELARIA PARA LOS DIAS 2 DE


CADA MES.

Virgen de la Candelaria, Madre nuestra que llevas al niño a


presentarlo en el templo, a Ti venimos con la confianza y sencillez
de hijos.

A Ti llegamos con nuestras angustias y esperanzas, con nuestras


penas y alegrías, con las fatigas del trabajo y el peso de nuestros
pecados; con todo lo que somos y tenemos.

Virgen de la Candelaria, Tú eres la primera portadora de la Luz, que


es Cristo; Tú eres nuestra Madre; Tú nos reúnes junto a Cristo
Salvador; Tú eres nuestra esperanza, consuelo y gozo; Tú nos
acompañas cada día; Tú eres nuestra estrella en el camino hacia el
Padre; Tú, nuestra huella para encontrar a Jesús.

Virgen de la Candelaria, Virgen Madre de Dios, escucha nuestros


ruegos, bendice nuestros hogares, alcánzanos trabajo y salud;
enséñanos a escuchar la palabra de tu Hijo y a vivirla cada día, para
que dóciles al Espíritu Santo, sepamos construir una Nación de
hermanos y una Iglesia servidora en el mundo.

Amén.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE LOURDES PARA LOS DIAS 11 DE


CADA MES.

AVE MARÍA DE LOURDES

La Reina del cielo,

la Madre de Dios,

en Lourdes, benigna,

su trono fijó.

Ave, Ave, Ave María...

Del cielo ha bajado

la Madre de Dios,

cantemos el «Ave»
a su Concepción.

Ave, Ave, Ave María...

Un largo rosario

que el cielo labró

sostiene en sus manos

más puras que el sol.

Ave, Ave, Ave María...

«Haced penitencia

y ardiente oración

por los pecadores

que ofenden a Dios».

Ave, Ave, Ave María...

Aquí los enfermos

encuentran vigor;

aquí luz y vida

halla el pecador.

Ave, Ave, Ave María...


INVOCACIONES

Virgen Madre de Lourdes,

que siempre fuiste fiel,

danos tu confianza,

danos tu fe.

(Ave María)

Virgen Madre de Lourdes,

bendice nuestra mesa familiar

con el pan de la salud,

con el pan del trabajo,

con el pan del alimento,

con el pan del amor.

(Ave María)

Virgen Madre de Lourdes,

bendice nuestro descanso

con la paz del alma

y la alegría del espíritu.

(Ave María)
ORACIÓN

Santísima Virgen de Lourdes, que a ninguno desamparas ni


desechas, mírame con ojos de piedad y alcánzame de tu Hijo perdón
de mis pecados para que con devoto afecto celebre tu santa e
inmaculada Concepción, en tu milagrosa imagen de Lourdes y reciba
después el galardón de la bienaventuranza del mismo de quien eres
Madre. Amén.

ORACIÓN A SANTO DOMINGO SAVIO PARA LOS DIAS 6 DE


CADA MES.

Amado Santo Domingo, tu entregaste tu corta vida totalmente por el


amor a Jesús y su Madre. Ayuda hoy a la juventud para que se dé
cuenta de la importancia de Dios en su vida. Tu que llegaste a ser
santo a través de la participación fervorosa de los sacramentos,
ilumina a padres y niños en la importancia de la frecuencia en la
confesión y santa comunión. Tú que a una temprana edad meditaste
en los sufrimientos de la Pasión de Nuestro Señor, obtén para
nosotros la gracia de un ferviente deseo de sufrir por amor a Él.
Necesitamos desesperadamente tu intercesión para proteger a los
niños de hoy de los engaños de este mundo. Vigila sobre ellos y
condúceles por el camino estrecho hacia el Cielo. Pide a Dios que
nos de la gracia para santificar nuestras obligaciones diarias
llevándolas a cabo de manera perfecta por amor a Él. Y recuérdanos
la necesidad de practicar la virtud sobre todo en los tiempos de
prueba y tribulación.
Santo Domingo Savio, tu que supiste preservar el corazón en la
inocencia bautismal, ruega por nosotros.

ORACIÓN A SAN ANTONIO DE PADUA PARA LOS DIAS 13 DE


CADA MES

Dios todopoderoso y eterno, que diste a tu pueblo un predicador


insigne del Evangelio en San Antonio de Padua, y un intercesor
eficaz que lo asistiera en sus dificultades, concédenos, por su
intercesión, que seamos fieles a las enseñanzas del Evangelio y que
contemos con tu ayuda en todas las adversidades. Por nuestro Señor
Jesucristo, tu Hijo.

ORACIÓN A SAN JUAN PABLO SEGUNDO PARA LOS DIAS 22


DE CADA MES

¡Oh San Juan Pablo, desde la ventana del Cielo dónanos tu


bendición!

Bendice a la Iglesia, que tú has amado, servido, y guiado,


animándola a caminar con coraje por los senderos del mundo para
llevar a Jesús a todos y a todos a Jesús.
Bendice a los jóvenes, que han sido tu gran pasión. Concédeles
volver a soñar, volver a mirar hacia lo alto para encontrar la luz, que
ilumina los caminos de la vida en la tierra.

Bendice las familias, ¡bendice cada familia!

Tú advertiste el asalto de Satanás contra esta preciosa e


indispensable chispita de Cielo, que Dios encendió sobre la tierra.
San Juan Pablo, con tu oración protege las familias y cada vida que
brota en la familia.

Ruega por el mundo entero, todavía marcado por tensiones, guerras


e injusticias. Tú te opusiste a la guerra invocando el diálogo y
sembrando el amor: ruega por nosotros, para que seamos
incansables sembradores de paz.

Oh San Juan Pablo, desde la ventana del Cielo, donde te vemos


junto a María, haz descender sobre todos nosotros la bendición de
Dios. Amén.