Вы находитесь на странице: 1из 7

Un Plan de estudio

es una serie de aplicaciones secuenciales de métodos en los que


establece cuál es el programa de referencia para absorber
conocimientos de diferentes fuentes. También se les conoce como
modelos sistemáticos de aprendizaje en los que se desarrolla una
habilidad en el estudiante siguiendo un esquema de cursos o
metas. Los planes de estudio, son equivalentes hoy en día a los
diseños curriculares de instituciones educativas en el que se crea
un plan de trabajo entre estudiantes y profesores.
Los planes de estudio son directrices que los docentes deben hacer
cumplir a los estudiantes mediante métodos pedagógicos que
garanticen la instrucción adecuada de la misión educativa. La
formación académica de un ser humano incluso de un animal
mientras se amaestra para ser usado por el hombre debe llevar un
plan de estudio y formación. Un plan de estudio incluye no solo
formación teórica, también está estipulado que se desarrolle
habilidades en la práctica y la destreza, para que el alumno conozca
las verdaderas aplicaciones de los escritos que aparecen en los
materiales didácticos y teóricos.
Programas de Estudio
Ayudan a organizar y orientar el trabajo pedagógico del año
escolar, proponiendo al docente un ordenamiento de los Objetivos
de Aprendizaje (OA) determinados en las Bases Curriculares.
Constituyen una orientación acerca de cómo secuenciar los OA,
cómo combinarlos entre ellos, y cuánto tiempo destinar a cada uno
durante el año.
Tanto en la enseñanza básica como media, se individualizan por
asignatura, incluyendo orientaciones que se relacionan con la
metodología, la evaluación y los recursos educativos involucrados,
pudiendo incluir actividades que ejemplifiquen el proceso
didáctico. Se trata de una propuesta que debe ser adaptada luego
por los docentes, de acuerdo con la realidad de sus alumnos y de su
establecimiento.
Según la Ley General de Educación, el Ministerio de Educación
elabora los Programas de Estudio, los que deben cumplir con los
Objetivos de Aprendizaje definidos en las Bases Curriculares. Son
obligatorios para aquellos establecimientos que no cuenten con los
propios y deben asegurar, a lo menos, una proporción equivalente
al 15% de tiempo de trabajo escolar de libre disposición.
Tanto para los Planes como para los Programas de Estudio, el
Consejo establece criterios de evaluación, conforme a los cuales
analiza y aprueba las propuestas que formule el Ministerio de
Educación, así como sus futuros ajustes y modificaciones.
Planes de Estudio
Definen la organización del tiempo escolar para el logro de los
Objetivos de Aprendizaje determinados en las Bases Curriculares,
detallados en horas mínimas de clases para cada curso y sus
respectivas asignaturas.
Según lo establecido en la Ley General de Educación, el Ministerio
de Educación debe elaborar Planes de Estudio, los que son
obligatorios para aquellos establecimientos que no cuenten con los
propios. Además, para los establecimientos que operen en el
régimen de jornada escolar completa, tanto los Planes como los
Programas de Estudio para los niveles de educación básica y media
deberán asegurar, a lo menos, una proporción equivalente al 15%
de tiempo de trabajo escolar de libre disposición
Programas de Estudio
Ayudan a organizar y orientar el trabajo pedagógico del año
escolar, proponiendo al docente un ordenamiento de los Objetivos
de Aprendizaje (OA) determinados en las Bases Curriculares.
Constituyen una orientación acerca de cómo secuenciar los OA,
cómo combinarlos entre ellos, y cuánto tiempo destinar a cada uno
durante el año.
Tanto en la enseñanza básica como media, se individualizan por
asignatura, incluyendo orientaciones que se relacionan con la
metodología, la evaluación y los recursos educativos involucrados,
pudiendo incluir actividades que ejemplifiquen el proceso
didáctico. Se trata de una propuesta que debe ser adaptada luego
por los docentes, de acuerdo con la realidad de sus alumnos y de su
establecimiento.
Según la Ley General de Educación, el Ministerio de Educación
elabora los Programas de Estudio, los que deben cumplir con los
Objetivos de Aprendizaje definidos en las Bases Curriculares. Son
obligatorios para aquellos establecimientos que no cuenten con los
propios y deben asegurar, a lo menos, una proporción equivalente
al 15% de tiempo de trabajo escolar de libre disposición.
Tanto para los Planes como para los Programas de Estudio, el
Consejo establece criterios de evaluación, conforme a los cuales
analiza y aprueba las propuestas que formule el Ministerio de
Educación, así como sus futuros ajustes y modificaciones.
Pensum de estudio:
El pensum es el plan de estudio de una carrera, que da a conocer
las materias o asignaturas que se estudiarán en cada período de la
misma. Éste está meticulosamente preparado por los docentes o
profesionales del curso con la finalidad de que el estudiante perciba
todos los conocimientos necesarios para iniciar su vida profesional,
una vez culminada su vida estudiantil.
El pensum brinda directrices en los estudios y son los docentes
quienes se encargarán de enseñar a los estudiantes el contenido de
dicho plan, mientras tanto los estudiantes tendrán la tarea de
aprender dichos temas si desean culminar la carrera con la mejor
puntuación.
En el desarrollo del pensum se incorpora, además del
adiestramiento, la preparación de los futuros profesionales. Esto
quiere decir que, además de las técnicas propias de cada
asignatura, se busca que el aprendiz adquiera responsabilidad
acerca del futuro laboral que tendrá y la incidencia que obtendrá a
nivel social.
Un programa educativo
es un documento que permite organizar y detallar un proceso
pedagógico. El programa brinda orientación al docente respecto a
los contenidos que debe impartir, la forma en que tiene que
desarrollar su actividad de enseñanza y los objetivos a conseguir.
Los programas educativos suelen contar con ciertos contenidos
obligatorios, que son fijados por el Estado. De esta manera, se
espera que todos los ciudadanos de un país dispongan de una
cierta base de conocimientos que se considera imprescindible por
motivos culturales, históricos o de otro tipo.
Más allá de esta característica, los programas educativos presentan
diferentes características aún en un mismo país. Cada centro
educativo incorpora aquello que considera necesario y le otorga
una fisonomía particular al programa educativo que regirá la
formación de sus alumnos.
En el caso de España, por ejemplo, está establecido por la
pertinente ley orgánica de educación, que los programas
educativos deben fomentar una serie de aspectos o principios
como son los siguientes:
-La equidad.
-La igualdad de oportunidades.
-La no discriminación.
-La inclusión educativa.
El planeamiento didáctico
es una tarea que requiere de mucha dedicación, por tanto, el (la)
docente debe estar preparado (a) para asumirla y retomar los
aspectos descritos anteriormente. ... Permanente: el planeamiento
debe ser un proceso continuo y dinámico. Debe existir continuidad
entre un plan y otro.
El planeamiento didáctico es necesario porque evita la rutina,
posibilita la reflexión previa sobre las distintas alternativas para
desarrollar la tarea docente. Evita las improvisaciones y dudas que
provoca el trabajo desordenado y poco eficaz, permite actuar con
seguridad sobre la base prevista. Cabe mencionar que la flexibilidad
del nuevo currículo, y la incorporación de los diferentes recursos de
apoyo al planeamiento didáctico como: libros de textos, cuaderno
de trabajo, tecnología, etc. propiciará la creatividad de las y los
docentes en el desarrollo de actividades en su práctica docente.
La Tecnología de Información y Comunicación (TIC) como eje
transversal debe estar presente en el planeamiento didáctico, en
aquellas escuelas que disponen de estos medios, las(os) docentes
de aula contara con el apoyo de la o el docente TIC, en el proceso
de planeamiento didáctico y desarrollo de actividades de
aprendizaje.

PROGRAMA DE EDUCACION PREESCOLAR


La realización de este documento tiene su origen en la necesidad
de poder contar con una serie de elementos metodológicos,
conceptuales y de contenidos en torno a la estimulación –
intervención adecuada para los niños y niñas entre 0 a 6 años.
Quiere constituirse en un material de referencia, para el trabajo
con niños y niñas en esta edad sea cual sea el modelo educativo del
cual se parta, tanto en lo formal como en lo informal, sus
resultados han sido validados por múltiples experiencias
institucionales y gubernamentales.
Es fruto así mismo, de múltiples esfuerzos en el campo de la
educación preescolar que he querido sistematizar. Influye en él la
experiencia y riqueza del trabajo cubano y su contexto de
excelentes logros en el trabajo con los niños y niñas, los esfuerzos
realizados por el Instituto Nacional del Niño y la Familia (INNFA)
entre 1997 – 1999, específicamente en el Programa Creciendo con
Nuestros Hijos, los distintos talleres y cursos efectuados con sus
integrantes y el alto compromiso con la niñez de nuestros países.
De esta forma, y desde muy diversas fuentes ve la luz este trabajo
inscrito en las posibilidades del enriquecimiento cognoscitivo y la
elaboración de herramientas del conocimiento, elementos base y
prioritarios para posteriores adquisiciones de los niños y niñas en el
campo de la educación básica.

Оценить