Вы находитесь на странице: 1из 32

ФЕДЕРАЛЬНОЕ АГЕНТСТВО ПО ОБРАЗОВАНИЮ

ГОСУДАРСТВЕННОЕ ОБРАЗОВАТЕЛЬНОЕ
УЧРЕЖДЕНИЕ
ВЫСШЕГО ПРОФЕССИОНАЛЬНОГО ОБРАЗОВАНИЯ
«ВОРОНЕЖСКИЙ ГОСУДАРСТВЕННЫЙ
УНИВЕРСИТЕТ»

СБОРНИК ТЕКСТОВ
ДЛЯ ДОМАШНЕГО ЧТЕНИЯ
Учебно-методическое пособие для вузов

Составители:
Л.А. Мирошниченко,
М.В. Суханова

Издательско-полиграфический центр
Воронежского государственного университета
2008
Утверждено научно-методическим советом факультета романо-германской
филологии 10 июня 2008 г., протокол № 6

Рецензент профессор, д-р филол. наук Л.В. Величкова

Учебно-методическое пособие подготовлено на кафедре романской фило-


логии факультета романо-германской филологии Воронежского государ-
ственного университета.

Рекомендовано для студентов 1 курса испанского отделения факультета


романо-германской филологии Воронежского государственного универси-
тета дневной формы обучения.

Для специальности: 031201 – Теория и методика преподавания иностран-


ных языков и культур

2
Предлагаемое пособие предназначено для использования на началь-
ном этапе обучения испанскому языку студентов 1 курса языковых фа-
культетов в качестве книги для домашнего чтения. Содержание учебно-
методического пособия соответствует программе по дисциплине «Практи-
ческий курс первого иностранного языка (испанский язык) (ОПД.Ф.04.1)»,
рассчитанной на 450 часов. Цель данного пособия – научить читать и пере-
водить литературу на испанском языке, а также развивать и совершенство-
вать навыки устной речи.
Сборник содержит небольшие по объему разножанровые произведе-
ния: рассказы, сказки, легенды. Тексты адаптированы и частично сокраще-
ны в учебных целях. Они размещены по степени возрастающей трудности,
главным образом, стилистического и лексического характера. Предлагае-
мые тексты построены на общеупотребительной лексике, подобранной в
соответствии с тематикой 1 курса дневного отделения. Трудные для пони-
мания словосочетания и предложения снабжены комментариями после
текста. После ознакомления с содержанием текста рекомендуется выпол-
нение следующих заданий:
– Haga 10 preguntas al contenido del texto.
– Haga un corto resumen del texto.
– Divida el texto en partes, dándoles títulos adecuados.
– Transforme un fragmento en estilo indirecto.
– Explique por qué el texto se titula…
– Haga el retrato de uno de los protagonistas.
– Cuente el texto.
– Trate de hacer una traducción literaria de uno de los fragmentos del
texto.
Данный сборник может быть использован в учебном процессе в ходе
аудиторной и самостоятельной работы.

3
LEYENDA DEL LAGO TITICACA
En la parte más profunda del océano Pacífico, en tiempos muy antiguos
había un magnífico palacio. Estaba rodeado de jardines llenos de bellas flores de
todos los colores. En el palacio vivía la hermosa diosa Icaca, hija del Neptuno,
dios de las aguas. Algunas veces la diosa subía a las rocas de una isla y sentada
allí miraba las aguas.
Un día cuando la diosa se encontraba en una roca, estalló una tempestad.
Vió Icaca que una barca luchaba contra la furia de las olas. A lo lejos un joven
hermoso trataba de salvar la vida pero en vano. La buena Icaca se tiró al agua
para salvarlo. Poco después volvió a la isla con el joven que se llamaba Tito.
Tito se enamoró de la diosa у le ofreció su corazón que aceptó Icaca porque
también lo amaba. En la isla se construyó una hermosa casa para el joven. Icaca
estaba siempre a su lado. Pero cuando Neptuno vió a su hija con un hombre
mortal se puso muy furioso. Arrojó a ambos роr el espacio con 1a ayuda de
Eolo, dios de los vientos. Tito que еra mortal, murió роr la fuerza del viento,
pero Icaca que era diosa no perdió la vida. Llena de dolor lloró tanto que se
convirtió en un extenso lago de lágrimas.
Los nombres unidos de los dos Tito e Icaca forman el de Titicaca, nombre
que tiene el lago situado entre Perú у Bolivia a una altura de tres mil
ochocientos doce metros sobre el nivel del mar.
Comentario
en la parte más profunda del océano – в самой глубокой части океана
luchar contra la furia de las olas – бороться с яростью волн
tirarse al agua – бросаться в воду
estalló una tempestad – разразилась буря

UN POBRE AGRICULTOR
Vivían una vez dos amigos. Eran agricultores. Uno era pobre. El otro tenía
fama por los grandes y hermosos manzanos que cultivaba. Una vez este amigo
dio a su amigo pobre un joven manzano. El agricultor pobre estaba muy

4
contento con este regalo, pero cuando llegó a su casa no sabía en donde plantar
el manzano. Si plantara el árbol cerca del camino, él creía que algunas personas
robarían las manzanas. Si lo plantara en su campo, sus vecinos vendrían por la
noche a robar las manzanas. Si plantara el manzano cerca de su casa, sus hijos
comerían las frutas. Finalmente, lo plantó en lo más espeso del bosque que tenía
en su finca, donde nadie podría verlo. Pero naturalmente el manzano no recibía
luz ni estaba plantado en tierra fértil y por lo tanto se secó y murió.
Algún tiempo después, su amigo le preguntó por qué había plantado el
árbol en semejante lugar. “¡Vaya! ¡Qué importa! – contestó enojado el agricultor
pobre a su amigo. – Cerca del camino alguien robaría las frutas; en el campo,
mis vecinos vendrían a robar las manzanas por la noche; cerca de mi casa, mis
propios hijos comerían las manzanas”.
“Sí, – respondió su amigo. – Pero por lo menos alguien comería las
manzanas; pero ahora, a causa de una acción tan tonta, usted ha privado a todos
de esas frutas y también ha destruido un buen árbol”.
Comentario
tener fama por los grandes manzanos – славиться большими яблонями
si plantara el árbol – если бы он посадил дерево
en lo más espeso del bosque – в самой лесной глуши
plantar en tierra fértil – посадить на плодородной земле

LOS VIAJES DE MARCO POLO


Marco Polo, un joven italiano de quince años, decidió viajar por países
desconocidos. Más tarde después de sus viajes escribió libros sobre esos viajes.
En sus libros Marco Polo describió cómo llegó a aquellos países y después otros
viajeros pudieron seguir su camino. Fue a China con su padre y con su tío.
Debían pasar por países en que hacía mucho calor y por otros, donde hacía
mucho frío. Para Marco ese viaje resultó muy difícil.
Llegaron, por fin a China. El emperador Kublai Kan los recibió muy bien.
Marco creció en la corte del emperador, aprendió varios idiomas extranjeros.

5
El italiano Marco era tan inteligente que Kublai lo envió de embajador a la India
y a otros países. Al regresar de cada uno de estos países Marco contaba al rey no
cómo se había desarollado su trabajo, sino también todo lo que había visto en los
países de los que regresaba. Hablaba de las costumbres de la gente, de los
comercios, de las ciudades más importantes, de los ríos y las montañas. El
emperador estaba muy contento con su embajador. Les dió muchas riquezas a
Marco, a su padre y a su tío. Los viajeros italianos decidieron regresar a
Venecia, su patria.
Pasaron los años. Marco Polo escribió un libro sobre el gran país que se
llamaba China. En su libro escribió que vivían allí milliones de personas, que
hacían muy hermosas telas de seda. También escribió sobre otro país, la India,
donde había muchas piedras preciosas, ricas frutas, exóticas flores. Decían que
sus relatos eran fantasía del autor. Pero pasó mucho tiempo y el gran Cristóbal
Colón, que vivió 200 años más tarde que él, fue uno de los que estudiaron el
libro de Marco Polo sobre sus viajes. Esto le ayudó a hacer su plan para llegar
por mar hasta la India.
Comentario
resultar muy difícil – оказаться очень трудным
crecer en la corte del emperador – вырасти при дворе императора
enviar de embajador – отправить в качестве посла
llegar por mar – добраться по морю

EL SOMBRERO
Un día dos señores fueron al teatro. Tenían buenas localidades, pero
delante de uno de ellos estaba sentada una señora con un enorme sombrero.
Se levantó el telón y empezó el espectáculo. El señor que estaba sentado
detrás de la señora de enorme sombrero oía bien a los artistas, pero no podía ver
nada. Se inclinaba a la derecha, a la izquierda, pero en vano: el sombrero tapaba
el escenario. Al fin, el buen señor no pudo más y empezó a protestar. La señora
le miró con ironía, pero no dijo nada y no se quitó el sombrero.

6
Terminó el primer acto. El público aplaudía con entusiasmo. Todos
estaban contentos menos el pobre señor. De pronto nuestro señor vio que delante
de la señora había un sitio libre. Al pensar un poco, salió del teatro y se dirigió a
la tienda que estaba allí cerca. En la tienda compró un sombrero mayor que el de
la señora.
Cuando volvió al teatro se acercó a una muchacha y le dijo:
– Señorita, quiero regalarle este sombrero.
La joven se alegró y le preguntó:
– ¿Cómo puedo agradecérselo?
– Póngaselo y siéntese delante de aquella señora – dijo nuestro señor
señalando a la señora de enorme sombrero.
La muchacha hizo lo que le pedía el señor. El público comprendió todo y
empezó a reírse. Ahora era la señora la que no veía nada. Se inclinaba a la
derecha, a la izquierda, pero en vano. Por fin, indignada, la señora se vio
obligada a abandonar la sala.
Comentario
tapar el escenario – заслонять сцену
un sombrero mayor que el de la señora – шляпа бóльшего размера, чем
шляпа дамы
¿Cómo puedo agradecérselo? – Как я могу отблагодарить Вас?
la que no veía nada – та, которая ничего не видела
LA FALTA DE UN CLAVO
Un caballero salió muy temprano con una carta para el rey. Tenía mucha
prisa. De la carta que llevaba dependía la libertad de un reino.
En el momento de salir oyó que un joven le decía:
– Señor, a una de las herraduras se le ha caído un clavo.
El caballero le contestó:
– No tengo tiempo de ocuparme de esos pequeños detalles.
Al mediodía tuvo que descansar un poco en una aldea para comer. Cuando
salió de la aldea, un hombre que pasaba cerca le dijo:

7
– Señor caballero, a una de las patas de su caballo le falta una herradura.
Puede quedarse sin el caballo.
– No tengo tiempo para ocuparme de eso, – contestó el caballero. El lugar
a donde voy no está muy lejos.
El caballo fue primero a galope, después empezó a cojear. Pero no cojeó
mucho tiempo. El pobre animal no pudo andar mucho y se cayó. Se levantó y
cayó otra vez y ya no pudo levantarse más.
El caballero no llegó a donde estaba el rey. El rey no pudo recibir la carta
y por eso ese reino no recibió la libertad. Por querer llegar el caballero un
minuto antes se perdió un reino.
Comentario
a una de las herraduras se le ha caído un clavo – в одной из подков выпал гвоздь
no tengo tiempo de ocuparme de – у меня нет времени заниматься (чем-л.)
Puede quedarse sin el caballo. – Вы можете остаться без коня.
por querer llegar – из-за желания приехать
BUENA COSECHA
Era a principios de primavera. No hacía ni frío ni calor. Los campos y los
prados estaban ya cubiertos de hierba fresca y verde. En los parques y jardines
crecían las primeras flores. A veces el cielo se cubría de nubes y llovía dos o tres
días sin cesar.
Un señor que vivía el el segundo piso de mi casa, un profesor de la
Universidad, debía hacer un viaje a la capital. Algunos vecinos le pidieron
comprar paraguas. En total tenía que comprar cinco paraguas. El profesor tomó
el tren y se fue a la capital. Tenía que trabajar en la biblioteca.
Cuando llegó a la capital tomó el metro. A su lado estaba sentado un señor
que leía el periódico. Junto a él tenía su paraguas. Nuestro señor al salir del
vagón del metro tomó sin quererlo el paraguas de su vecino. Este le dijo:
– Perdone, señor, el paraguas es mío.
El profesor le respondió:
– Perdóneme.
8
El profesor terminó su trabajo en la capital, compró los cinco paraguas
que le pidieron sus vecinos y regresó a su ciudad.
Antes de ir a la estación tomó el metro. Por casualidad hizo el viaje con el
mismo señor del día de la llegada a la capital. Este vio que el profesor llevaba
debajo del brazo cinco paraguas. Se sonrió y dijo:
– Buena cosecha, amigo.
Comentario
le pidieron comprar paraguas – его попросили купить зонтик
tomó sin quererlo el paraguas – нечаянно взял зонтик
al salir del vagón – выходя из вагона
con el mismo señor del día de la llegada a la capital – с тем самым господи-
ном, с которым встретился в день приезда в столицу

LA PACIENCIA DE UN PROFESOR
Yo vivía entonces en un hotel. Una tarde se me acercó un caballero y me
preguntó:
– ¿Es usted quién vive en el cuarto número diez del segundo piso?
– Sí, señor. ¿En qué puedo servirle?
– En mucho, señor. Yo soy don Pedro de Olano, profesor de filosofía, y
mi cuarto está precisamente debajo del suyo.
– ¿De veras? ¡Cuánto me alegro! ¿Y en qué puedo servirle?
– Es cosa muy fácil. Usted es joven que se divierte mucho, y va a los
cafés y a los bailes, como lo hacía yo en mis tiempos. Lo malo es que usted hace
mucho ruido al acostarse y lanza violentamente los zapatos contra el suelo, y al
hacerlo me despierta. ¿No puede usted evitarlo? Usted comprende que un viejo
como yo necesita dormir en paz. ¿Quiere usted hacerme ese favor?
– ¡Oh, lo siento mucho! Y le prometo que nunca volveré a hacerlo.
– Muchas gracias, amigo mío. Buenas tardes.
– Buenas tardes.
Aquella noche fui al baile. ¡Qué baile, y qué muchachas tan lindas! Ya
muy tarde volví al hotel, entré en mi cuarto, y al quitarme un zapato lo lancé
9
contra el suelo. Pero al acordarme del profesor Olano me quité el otro con
cuidado, me acosté y apagué la luz. No sé cuanto tiempo dormí, cuando de
pronto llamaron a la puerta.
– ¿Quién llama? ¿Qué necesitan?
– Soy el criado del señor Olano.
– Bueno, ¿y qué pasa?
– Nada, señor, es que mi amo quiere saber: cuándo va usted a quitarse el
otro zapato.
Comentario
se me acercó – ко мне приблизился
¿En qué puedo servirle? – Чем могу быть полезен?
¿Quiere usted hacerme ese favor? – Не окажете ли Вы мне эту любезность?
¿Y qué pasa? – А в чем дело?

SANGRE FRÍA
El hijo de un campesino que vivía en el pueblo, situado a viente
kilómetros de la ciudad más proxima, llamado Juan, de quince años de edad, iba
cada semana al mercado de dicha ciudad para vender productos de la huerta que
junto con sus padres cultivaba. De la ciudad regresaba a casa, teniendo la
costumbre de esconder las monedas de oro en un bolsillo del pantalón y las de
plata y cobre en el otro.
En los bosques de los alrededores de la ciudad había muchos bandidos y
ladrones. Un día, cuando iba por el bosque y se disponía a cruzar el río, se le
presentó un bandido, pidiéndole el dinero que llevaba. El muchacho,
conservando su sangre fría y sin demostrar miedo, echó las monedas de cobre y
algunas de plata que llevaba en el bolsillo en el fondo de un barranco que había
cerca del río, diciéndole:
– Si quieres mi dinero, tienes que recogerlo.
El ladrón, viendo que las monedas eran muchas y creyendo en la
sinceridad del muchacho, se bajó del caballo y fue a recogerlas. Grande fue la

10
sorpresa del bandido al volver la cara y ver que el muchacho estaba ya montado
en su mismo caballo. Mientras el bandido subía por la ladera del barranco, y con
un cuchillo en la mano se disponía a detener al muchacho, éste golpeó al caballo
que empezó a galopar en dirección del pueblo donde vivía con sus padres.
El ladrón no esperaba que el joven tan inocente, al parecer, fuera capaz de
engañarle a él, bandido como era.
El joven campesino, gracias a su sangre fría, no sólo se escapó del peligro
que le amenazaba sino que se llevó el saco del bandido, donde había más dinero
que les arrojó en el fondo del barranco.
Comentario
sin demostrar miedo – не показывая страха
en el fondo de un barranco – на дно оврага
creyendo en la sinceridad del muchacho – веря в искренность юноши
fuera capaz de engañarle – был бы способен обмануть его

QUE TE COMPRE EL DIABLO


Tres estudiantes pobres llegaron a un pueblo, donde había feria, gran
mercado. Los estudiantes no tenían dinero, pero querían pasar alegremente el
tiempo.
– ¿Qué podemos hacer para divertirnos? – dijo uno de ellos. En este
momento pasaban junto a una huerta en la que había un burro que estaba atado a
una noria y daba vueltas alrededor de ella para sacar agua.
El agua servía para regar las legumbres de la huerta.
– Ya sé lo que debemos hacer – dijo uno de los tres. – Atadme a la noria
en lugar del burro. El burro lo podéis vender en la feria.
Así lo hicieron los otros dos estudiantes. El que estaba atado a la noria no
andaba. El dueño del borrico, un campesino que estaba trabajando un poco más
lejos, al ver que la noria no se movía dijo:
– ¡Arre, maltido burro!

11
Pero el burro no se movió. El campesino se acercó a la noria y en lugar
del burro vio a un joven.
– ¿Qué es esto? – exclamó el campesino.
– Mi amo – dijo el estudiante, – una mala bruja me convirtió en burro,
pero ya ha terminado el tiempo y me ha convertido otra vez en persona.
El pobre campesino estaba muy triste, pero ¿qué podía hacer? Dijo al
estudiante que estaba libre. El campesino fue a la feria para comprar otro burro.
Un gitano le mostró el burro que acabada de comprar a los estudiantes. El
campesino al verlo se marchó corriendo mientras decía:
– Que te compre el diablo.
Comentario
Que te compre el diablo. – Пусть дьявол тебя купит.
junto a una huerta en la que había un burro – рядом с огородом, в котором
находился осел
el que estaba atado a la noria – который был привязан к оросительному ко-
лодцу
me convirtió en burro – превратила меня в осла
los otros dos estudiantes – два других студента

BONITA PROFESIÓN
Hacía mucho tiempo que Andrés no tenía trabajo y decidió entrar en un
circo ambulante que estaba entonces en Buenos Aires.
El director le recibió en seguida y le dijo:
– Puedo darle un trabajo, por el cual ganará Ud. tres pesos al día.
¿Acepta Ud.?
– Claro que sí – contestó Andrés. – Pero, ¿qué tengo que hacer?
– Tiene Ud. que hacer de tigre.
– ¿Cómo?
– Sí, hombre. Ayer por la noche se murió el tigre de Bengala y si hoy no
se lo presento al público, será un escándalo. Tiene Ud. que ponerse una piel de

12
tigre y dar vueltas en la jaula. Estoy seguro de que el público, no se dará cuenta
de nada.
Cuando al día siguiente, Andrés salió a escena con la piel de tigre, el
público aplaudió con entusiasmo. Sin embargo, Andrés no estaba tranquilo pues
encima de su jaula estaba la jaula de un enorme león del Atlas, que rugía
terriblemente. El techo de la jaula era de madera muy fina, y Andrés temía que
se hundiera y el león le cayera encima. De pronto, el león dio un salto, el techo
se hundió y el terrible animal cayó sobre Andrés, el cual se puso a gritar como
un loco. Pero el león empezó a dar vueltas por la jaula sin tocarle. Andrés seguía
gritado. Entonces, el terrible animal se paró delante de Andrés, abrió una boca
enorme y dijo furioso:
– Si no te callas, idiota, el amo nos echará a la calle a los dos.
Comentario
¿Acepta Ud.? – Вы согласны?
no se dará cuenta de nada – ничего не поймет
con la piel de tigre – в шкуре тигра
temía que se hundiera – боялся, что провалится
se puso a gritar – принялся кричать

ELLOS SE CONOCIERON EN LA PARADA


Ellos se conocieron en la parada. Todos los días tomaban, en el mismo
lugar, el mismo autobús. Ella bajaba del autobús antes que él. Primero, sólo las
miradas y a los pocos días, el diálogo...
No se veían en otro lugar a pesar de que vivían cerca. Los pasajeros de la
ruta a menudo los veían hablar y reír. Por fin se citaron para el próximo
miércoles. Ella estudiaba y los miércoles no tenía clases.
La cita debía ser muy importante para los dos. Pero apareció un serio
obstáculo. Esa noche, esa misma noche, era el juego de pelota entre Cuba y los
Estados Unidos. El tenía que escoger: el juego o la cita. Decidió hacer algo muy
difícil para un amante: razonar.

13
“Todavía no nos conocemos bastante para decirle que prefiero ver el
juego: va a pensar que no la quiero. ¿Engañar? No, eso es malo. Mi intención es
seria: quisiera casarme con ella. ¿Empezar con mentiras? ¿Hablarle claro?
¿Parece lo mejor, pero? ¿A qué mujer le gusta la pelota? ¡Ni pensarlo!”
Por fin tomó una decisión heróica: perder el juego.
Al día siguiente le telefoneó para preguntar por la cita. Después de los
saludos y preguntas habituales ¿qué tal?, ¿cómo va el trabajo? decidió
preguntarle la hora y el lugar de la cita.
– Sabes una cosa – dijo ella. – No sé si te gusta lo que te voy a decir, pero
debemos ser francos; vamos a dejar nuestra cita para mañana, porque no quiero
perder el juego de esta noche.
Comentario
en el mismo lugar – на том же самом месте
quisiera casarme con ella – хотел бы жениться на ней
perder el juego – пропустить игру
dejar nuestra cita para mañana – перенести наше свидание на завтра

¿QUIÉN HA PINTADO ESTE CUADRO?


Hace tres siglos en España vivía un pintor. Este pintor se llamaba
Bartolomé Esteban Murillo. Era un gran pintor. Pintaba muchísimos cuadros y
tenía muchos alumnos.
Todas las mañanas Murillo iba a su taller a pintar y enseñar a sus
alumnos. Un día él llegó a su taller y vio allí un cuadro muy bonito. Era el
cuadro de una mujer.
– ¿Quién ha pintado este cuadro? – preguntó a sus alumnos. Pero nadie
contestó.
– ¡Sebastián! – dijo el pintor. – Has estado aquí toda la noche. ¿Has visto
alguna persona en el taller?
Sebastián era su esclavo y todas las noches pasaba en el taller.
– No, señor, no he visto a nadie – contestó Sebastián.

14
Llegó la noche. Nadie estaba en el taller. Sebastián puso su cama junto al
cuadro y se durmió. A las tres de la mañana se despertó, se acercó al cuadro y
empezó a pintar. Él se olvidó del tiempo.
De pronto oyó ruido. Cuando dio la vuelta vio a Murillo con sus alumnos.
Estaban detrás de él. Ya era la hora de empezar el trabajo.
– Sebastián, eres un pintor magnífico. ¿Cómo has aprendido a pintar? –
gritó Murillo.
– Usted me ha enseñado, señor. Usted ha dado muchas lecciones a sus
alumnos y yo todo lo escuchaba – contestó Sebastián.
– Tú eres el mejor pintor de todos los alumnos. ¿Qué quieres, Sebastián?
¿Quieres dinero? – preguntó el gran pintor.
– Libere a mi padre – contestó el esclavo.
– Tú no sólo eres un gran pintor, sino que también tienes un gran corazón.
Yo liberaré a tu padre y a tí. Desde hoy no eres ya mi esclavo, eres mi mejor
alumno – dijo Murillo.
Desde entonces Murillo y Sebastián empezaron a trabajar juntos y
pintaron muchos cuadros.
Comentario
enseñar a sus alumnos – обучать своих учеников
Él se olvidó del tiempo. – Он забыл о времени.
cuando dio la vuelta – когда он повернулся
Libere a mi padre. – Освободите моего отца.

RELATO DE UN PINO
– Crecí en un bosque de pinos que se llama pinar. Era verde y el viento
siempre jugaba con mis ramas.
Cuando me plantaron yo era muy feo. Mis secas ramas caían tristemente
hacia el suelo. Pasó el tiempo. Nadie sabe como empecé a volverme verde. Un
día pasó un hombre, me miró y dijo: “¡Qué hermoso es este pino!” Tenía buenos
vecinos. A mi izquierda vivía un hermoso árbol. En primavera y en verano en

15
sus ramas había flores. Siempre estaba alegre y contento. Me miraba con amor y
cuando yo estaba alegre, él también lo estaba.
A mis pies vivían unas hermosas flores de diferentes colores. Vivía
también muy cerca de mí una familia de girasoles: mamá Girasola, papá Girasol,
Girasolita y Girasolito. Mamá Girasola, papá Girasol y sus hijos jugaban con el
sol.
Me gustaba hablar con las flores y esconder a los niños que jugaban
debajo de mis ramas. Siempre decían: “¡Este es mi mejor lugar del pinar para
esconderme!”
Un día de invierno llegaron unos hombres a cortar algunos pinos. Cerré
los ojos y esperé. Era feliz entre mis amigos. Pero quería ser útil. En ese
momento empezaron a cortarme.
Uno de los hombres dijo:
– Tiene buena madera, lo llevamos a la fábrica de muebles.
– ¡Buen viaje! Tu madera es buena y les serás útil a los hombres – me
dijeron mis amigos.
Esas fueron las últimas palabras que oí. En la fábrica hicieron de mi
madera una cama pequeña. Ahora todas las noches duerme en la cama blanca un
niño muy simpático. Por la mañana siempre se despierta muy alegre.
Por las tardes, sus hermanitos regresan de la escuela y empiezan a jugar.
Se esconden debajo de la cama como antes se escondían los niños debajo de mis
ramas. Todos son felices. Yo estoy contento porque soy útil y doy alegría a los
niños.
Comentario
empezar a volverse verde – начать зеленеть
¡Buen viaje! – Счастливого пути!
quería ser útil – хотел быть полезным
doy alegría a los niños – приношу радость детям

16
LA GATA LULÚ
¿Dónde está Lulú? Manuela busca por todas partes a su gata gris.
– ¡Ven, Lulú! – grita la niña. Pero la gata no viene.
– Mamá, – pregunta Manuela, – ¿no has visto a mi gata?
– No, – contesta mamá.
Mamá abre la cesta de la ropa.
– ¡Ven a ver a Lulú! Está en la cesta de la ropa. Mira, ¡hay tres gatitos
pequeños!
– ¡Oh, mamá! – grita Manuela. – ¡Qué bonitos son!
– Sí, son muy bonitos. Mira este es gris, esa es blanca y ese otro es blanco
y gris.
La niña los llama Copito, Plumita y Borlita. A Manuela le gustan mucho
los tres gatitos. Lulú cuida muy bien a sus gatitos. Los lava y les da de comer.
Los gatitos ya han crecido un poco y Manuela juega con ellos. A Copito le
gusta correr detrás de la pelota de Manuela. A Plumita le gusta correr detrás de
Copito. A Borlita le gusta saltar y jugar con su mamá.
Un día la mamá de Manuela dice:
– Manuela, los gatitos son ya grandes y hay que regalarlos a alguien.
– ¿Regalar a los gatitos? – grita Manuela. – ¿Regalar a Copito, a Plumita
y a Borlita?
Manuela quiere regalarlos a la gente que le parece buena. Al día siguiente
Manuela pone a Copito, Plumita y Borlita en el coche de sus muñecas y sale a la
calle. Lulú ve a Manuela y va detrás de ella por la calle.
Manuela abre la puerta del jardín del señor López y deja a Copito allí en
el jardín. Manuela no ve que Lulú también entra en el jardín. Después Manuela
va a la casa de la señora Paca, abre la puerta y deja a Plumita en su casa. Esta
vez Manuela tampoco ve a Lulú que entra detrás de ella. Manuela llega a la casa
de la señora Tina que también le parece una buena persona. Ella abre la puerta

17
del jardín de la señora Tina y deja a Borlita allí. Lulú también entra en el jardín.
Manuela regresa a su casa y le dice a su mamá:
– Mamá, he regalado todos los gatitos a gente que es muy buena.
Pero su madre se ríe.
– Ya lo sé. Pero, ¿qué hay en la cesta de la ropa?
– ¡En la cesta están los tres gatitos!
Comentario
buscar por todas partes – искать повсюду
la cesta de la ropa – корзина для белья
a la gente que le parece buena – людям, которые ей кажутся добрыми
poner en el coche de sus muñecas – положить в кукольную коляску

EL SABIO SALOMÓN
Salomón era aquel rey sabio, que según cuentan, llegó a comprender el
lenguaje de los animales. Nadie como él resolvía las cuestiones difíciles y que,
al parecer, no tenían solución. Para todo hallaba una contestación adecuada,
resolvía con acierto cualquier problema que se le planteaba.
Su fama era tan grande como su sabiduría, de todas partes acudían a
rendirle homenaje y a pedirle consejo.
La reina de Saba, que vivía en lejanas tierras, quiso conocer al famoso rey
y emprendió un largo viaje con este objeto, rodeada de toda su espléndida corte.
Para poner a prueba la sabiduría del rey, se llevó consigo unas preciosas
flores e hizo fabricar por un hábil artífice otras iguales de cera que resultaron tan
parecidas a las naturales, que a primera vista nadie podía distinguirlas.
Hallándose un día conversando con Salomón, la astuta reina le presentó
una flor de cada clase, diciéndole:
– Veamos, sabio rey si puedes distinguir cuál de estas flores es natural y
cuál es fabricada.
Asombróse Salomón del gran parecido que ambas tenían, sin saber en
realidad cuál era la verdadera.

18
– ¡Ah! – exclamó – es un problema. Dejemos entrar a mi amiga la abeja,
no cabe duda que ésta no se equivoca.
En efecto el fino instinto del animal lo llevó directamente a la flor natural
despreciando la de cera.
Comentario
resolver con acierto cualquier problema – успешно решать любую проблему
acudían a rendirle homenaje – приходили воздавать ему почести
asombróse del gran parecido – удивился большому сходству
hizo fabricar por un hábil artífice – приказал ловкому ремесленнику соз-
дать
despreciando la de cera – не обращая внимание на цветок из воска

LEYENDA SOBRE MÉJICO


Un sacerdote indio se quedó dormido a la sombra de un árbol y cuando se
despertó dijo a los indios de su tribu, que mientras dormía se le había aparecido
un pájaro que le había dicho:
– Levanta a tu tribu y marcha sin descanso. Te encontrarás un águila que
tiene en sus garras una serpiente. Allí, tenéis que deteneros y fundar una ciudad.
Como el sacerdote era el jefe de todos, los indios obedecieron y se
pusieron en marcha. Pasaron muchos años, el sacerdote se murió y otro fue
elegido en su puesto, luego otro y después un tercero.
Los indios siguieron caminando, pasando por otras tribus y pueblos que
les hacían la guerra. Los indios, con su mujeres e hijos, cansados preguntaban:
– ¿Por qué no nos detenemos?
Y los jefes y sacerdotes les decían:
– Llegaremos al sitio donde está el águila con la serpiente en las garras y
allí nos pararemos. La serpiente es el símbolo de nuestros enemigos y el águila
es – nuestro pueblo.
Aunque ya habían andado mucho, continuaban su camino. Al fin, cuando
ya habían pasado muchos años, llegaron a la orilla de un lago. En el centro del

19
lago había una pequeña isla, en el centro de la isla un árbol, y en el árbol un
águila que tenía en sus garras una serpiente.
Al verla, los indios comprendieron que habían llegado al lugar prometido
por el pájaro de los sueños a su sacerdote. Se detuvieron y empezaron a
construir sus casas hasta que construyeron un pueblo sobre las aguas.
El pueblo se hacía cada día más grande y bonito hasta que se convirtió en
una gran ciudad, la ciudad de Méjico. Algunos creen que la ciudad se llama
Méjico en recuerdo del sacerdote a quien se le presentó el pájaro, que se llamaba
Mexítil.
Comentario
mientras dormía se le había aparecido un pájaro – ему во сне приснилась
птица
hacer la guerra – вести войну
al verla – когда они ее увидели
en recuerdo de – в память о (ком-л.)

UN JOVEN MARQUÉS APRENDE EL ESPAÑOL


Al rey de Francía, Luis XIV, le gustaban las fiestas. En sus palacios no
había diferencia entre el día y la noche. Durante el día el rey y sus cortesanos
iban a la casa. Durante las noches acompañados de sus damas iban a los bailes
que tenían lugar en los palacios y jardines del rey.
Una noche el rey dio una fiesta en uno de sus palacios, no lejos de París.
El rey estaba cansado y no tomaba parte en el baile. Se acercó a un grupo de
caballeros y fijando su mirada en un joven marqués le dijo:
– ¿Sabe Ud. hablar la lengua española?
– No, señor – respondió el marqués, pero la estudiaré y dentro de cuarto
meses la sabré perfectamente.
El rey se alejó y se dirigió hacia un grupo de damas que estaban sentadas.
El joven marqués, cuando se quedó solo, empezó a pensar que, sin duda, el rey
de Francia quería enviarlo como diplomático a la embajada francesa de la capital

20
de España, а Madrid. Se despidió de sus amigos y se fue a casa para empezar,
aquella misma noche, los estudios de español.
Con gran interés seguía las clases de un famoso maestro de lenguas de
París. Se hizo amigo de un joven caballero español y de esta manera alternaba el
estudio de las reglas gramaticales con la conversación del joven español. Por las
noches y cuando tenía un momento libre leía libros y novelas. Hacía muchos
ejercicios, escribía narraciones y hasta versos en español.
Cuando le pareció que ya sabía hablar bien la lengua española, se presentó
a una de las fiestas que celebraba el Rey. En ella vio al rey y se dirigió a él:
– Señor, ya sé bien la lengua española.
– Muy bien – le contestó el Rey. – Ahora puede Ud. leer “Don Quijote”
en original.
Comentario
fijando su mirada en un joven marqués – устремив свой взгляд на молодо-
го маркиза
con gran interés seguía las clases – с большим интересом посещал уроки
alternaba el estudio – чередовал изучение
leer en original – читать в подлиннике

EL VENDEDOR DE ZANAHORIAS
Un pobre campesino iba por las calles de un pueblo vendiendo zanahorias.
Nadie le compraba sus zanahorias, y ya se quería volver a casa, cuando decidió
pasar delante de una herrería dentro de la cual estaba el herrero batiendo el
hierro al rojo. A cada golpe dado con el martillo, del hierro al rojo saltaban
chispas que como estrellas volaban por el aire.
El herrero salió a la calle y dijo al campesino:
– ¿Cuánto quiere Ud. por la mitad de lo que lleva?
El campesino, que ya estaba cansado de andar por todas las calles del
pueblo, y pensando que el herrero se quedaría con la mitad de las zanahorias que
llevaba, hizo un cálculo y le contestó que por la mitad, pedía una peseta.

21
El herrero estaba satisfecho del precio que le pedía el campesino y le dijo:
– Corriente. Me las quedo.
El herrero cogió un cuchillo que estaba sobre la mesa y empezó a partir
las zanahorias por la mitad. A un lado caían las rojas zanahorias y al otro las
verdes hojas. El herrero se quedó con todas zanahorias y devolvió al campesino
todas las hojas.
El campesino decía que aquello era gran injusticia, que el herrero no se
había quedado con la mitad de ellas, sino con todas las zanahorias. El herrero le
respondía que le había propuesto la venta de la mitad de lo que llevaba,
repitiendo muchas veces:
– El trato es trato.
El campesino sabía que sus protestas eran inútiles y recogiendo las hojas,
las metió en un saco que llevaba. El herrero era, a la vez, el alcalde del pueblo.
El campesino sabía que era inútil pedir justicia.
El herrero comprendía que lo que había hecho era una injusticia. Pero
como todos los jueces decía:
– Justicia, sí; pero no por mi casa.
Comentario
batir el hierro al rojo – ковать железо докрасна
Corriente. Me las quedo. – Ладно. Я их оставляю.
empezó a partir por la mitad – начал делить пополам
a la vez – одновременно
era inútil pedir justicia – было бесполезно требовать справедливости

UNA CARTA A DIOS


La casa – donde vivía Sancho – estaba en lo alto de un cerro bajo. Desde
allí se veían el río y, junto al corral, el campo de maíz maduro con las flores del
frijol que siempre prometían una buena cosecha. Lo único que necesitaba la
tierra era una lluvia. Durante la mañana, Sancho no hacía más que examinar el
cielo.
– Ahora sí que viene el agua, vieja.
22
Y la vieja, que preparaba la comida, le respondió:
– Dios lo quiera.
Fue durante la comida cuando comenzaron a caer grandes gotas. Sancho
miraba con ojos satisfechos sus campos. Pero, de pronto, comenzó a soplar un
fuerte viento y con las gotas de agua comenzaron a caer granizos. Durante una
hora cayó el granizo sobre la casa, la huerta, el monte, el maíz y todo el valle. El
campo estaba blanco. Los árboles, sin una hoja. El maíz, destruído. Todo el
trabajo estaba perdido, sólo quedó a la pobre gente, de aquella casa una
esperanza, la ayuda de Dios.
Sancho pensó mucho aquella noche. Ya con la luz del día se puso a
escribir una carta. Era una carta a Dios.
– Dios – escribió – si no me ayudas, pasaré hambre con toda mi familia
durante este año. Necesito cien pesos para volver a sembrar y vivir mientras
viene la nueva cosecha.
Escribió “A Dios” en el sobre y se dirigió al pueblo. En la oficina de
correos, le puso un sello a la carta y echó ésta en el buzón.
Al siguiente domingo Sancho llegó a preguntar, si había alguna carta para
él. Le entregaron una carta y no mostró la menor sorpresa al ver una cantidad de
dinero en billetes. Pero al contar el dinero hizo un gesto de cólera.
Inmediatamente, se acercó a la ventanilla para pedir papel y tinta.
– Dios – escribió – del dinero que te pedí, sólo llegaron a mis manos
sesenta pesos. Mándame el resto, como lo necesito mucho; pero no me lo
mandes por la oficina de correos, porque los empleados son muy ladrones.

Comentario
estar en lo alto de un cerro bajo – находиться на вершине небольшого хол-
ма
si había alguna carta para él – было ли для него письмо
no mostró la menor sorpresa – не выразил ни малейшего удивления
no me lo mandes por la oficina de correos – не посылай мне их по почте

23
EL AVARO CASTIGADO
Un pobre campesino encontró un día en el camino una cartera. En la
cartera había cien duros. El campesino los contó con placer у formó muchos
proyectos. Pero como el dinero no era suyo no lo gastó.
A la mañana siguiente preguntó por las calles, como era costumbre en
aquel tiempo, el nombre de la persona que había perdido la cartera. Este era un
rico comerciante у ofrecía una recompensa generosa.
– Aquí tiene usted su cartera – dijo el buen hombre, entregando el dinero
al dueño.
Cuando el comerciante contó el dinero que había en la cartera, dijo al
campesino fingiendo enojo:
– Usted no me ha devuelto todo el dinero. La cartera contenía ciento
treinta duros. Usted será castigado por ladrón у no recibirá ninguna recompensa.
Los dos fueron a la presencia del juez muy conocido por su justicia.
– Dígame sencillamente cómo encontró usted la cartera – dijo el juez al
campesino.
– Yo, señor, encontré la cartera mientras iba al monte. Conté el dinero у
sólo contenía cien duros.
– ¿Qué dice usted? – preguntó el juez al comerciante.
– Señor, lo que dice este hombre es falso. Mi cartera contenía ciento
treinta duros; sólo él ha podido robar los treinta duros que faltan.
– Usted – dijo el juez al campesino – cuenta con tal naturalidad, que creo
todo lo que dice. Usted podría guardarse todo el dinero lo mismo que una parte...
Y usted, como comerciante honrado, estoy seguro de que dice la verdad. Pero,
según lo que dice es claro que la cartera que este hombre encontró no es la suya
conteniendo los ciento treinta duros.
– Tome, pues, la cartera – dijo el juez al campesino, – у llévela a su casa.
Sin duda su verdadero dueño aparecerá más tarde.

24
Comentario
ofrecer una recompensa generosa – предложить щедрое вознаграждение
ser castigado por ladrón – быть наказанным по обвинению в воровстве
cuenta con tal naturalidad – вы рассказываете с такой искренностью
su verdadero dueño – его настоящий хозяин

CECILÍN SE PONE ENFERMO


La epidemia de gripe se extendió por toda la ciudad. Se tomaron una serie
de medidas: se cerraron las escuelas у los teatros; los médicos no descansaban ni
de día ni de noche.
La gripe alcanzó su cénit en la ciudad у lentamente empezó a disminuir.
Las informaciones oficiales invitaban al optimismo. La gente empezó a salir a la
calle; comenzaban los paseos de los domingos. Los teatros abrían sus puertas, la
ciudad volvía lentamente a su antiguo ritmo.
Fue entonces cuando Cecilio Rubes recibió la alarmante llamada
telefónica de Adela:
– El niño, Cecil... tiene mucha fiebre. Ven corriendo.
Cecilio Rubes cogió el abrigo, el sombrero у salió a la calle. “Bueno – se
dijo. – El niño estaba bien esta mañana. ¿Qué puede tener ahora?” En la
Avenida tomó un coche у se dirigió a casa del doctor Fraile.
– Doctor – dijo. – El pequeño tiene mucha fiebre.
– ¿Cuándo ha empezado? – preguntó el doctor Fraile.
– Mi mujer me llamó hace cerca de una hora.
Siempre pensó Rubes que su ciudad era pequeña pero ahora le parecía que
las calles no tenían fin.
Cuando llegaron el cuerpo del pequeño ardía. El doctor le examinó.
– No veo nada – dijo al fin. – Dieta absoluta у cuidar de que no se enfríe.
Mañana volveré.
Por la mañana la fiebre bajó. Cecilio Rubes estaba contento. “El niño está
mejor, Adela, está mucho mejor. ¿Lo ves? Duerme tranquilamente”.

25
Fraile llegó a las nueve de la mañana у Cecilín seguía durmiendo. Cuando
el médico lo despertó, el niño sonrió a su padre.
– Bueno – dijo Fraile. – Estos casos son frecuentes en los niños. Un poco
de dieta у nada más. ¡Hasta luego!
Comentario
se extendió por toda la ciudad – распространился по всему городу
invitaban al optimismo – внушали оптимизм
Ven corriendo. – Приходи скорее.
cuidar de que no se enfríe – заботиться, чтобы он не простудился

LA LECHERA
Una mañana de primavera, una lechera iba al Mercado llevando en la
cabeza una cántara llena de leche. Esta campesina iba por el camino,
acompañada solamente de sus pensamientos. Las ideas debían ser buenas,
porque en su cara no había más que señales de contento y alegría.
Entre sí decía:
– Venderé la leche y con el dinero ganado compraré una cestita de huevos
que en verano me darán cien pollitos que me rodearán cantando el pío, pío.
La campesina proseguía el camino y los ojos le brillaban de fecilidad.
Continuaba su monólogo:
– Cuando los pollitos estén crecidos, los venderé y compraré un cerdito.
Engordará con las patatas, zanahorias y coles que cultivo en el huerto.
Engordará tanto que ya no podrá andar.
La lechera se veía en casa, en el huerto oyendo los gruñidos del cerdo.
– Lo llevaré al mercado y, sin duda, por él me pagarán mucho dinero.
En este momento imaginaba la buena lechera que contaba el dinero
recibido, moneda tras moneda. Al ver tanto dinero en sus manos sonreía de
contento.
– En el mismo mercado buscaré la vaca más hemosa con el más bello
ternero del mundo. Compraré la vaca y el ternero. Ataré la vaca con una cuerda

26
y los tres iremos a casa. Cuando pasemos por el prado de verde hierba el ternero
correrá y saltará de contento...
Y la lechera imitió el salto del ternero. La cántara cayó a sus pies. ¡Pobre
cántara! ¡Pobre lechera! Adiós dinero, huevos, pollitos, cerdo, vaca y ternero.
¡Cuántas personas hay que viven sólo de la fantasía! ¡Cuántas personas
hay que fabrican castillos en el aire!
¡Frena tu alegría! Quizás te pase lo del cuento. Saltando quizás rompas la
cántara de tus esperanzas.
Comentario
en su cara no había más que señales de contento y alegría – ее лицо было
радостным и веселым
los ojos le brillaban de fecilidad – ее глаза светились счастьем
cuando los pollitos estén crecidos – когда цыплята вырастут
cuando pasemos por el prado – когда мы пройдем по лугу
fabricar castillos en el aire – строить воздушные замки
Quizás te pase lo del cuento. – Может быть, с тобой произойдет то же са-
мое, что и в сказке.
quizás rompas la cántara – может быть, ты разобьешь кувшин

NIEVE Y FLORES
En el año 711 los árabes invadieron España y estuvieron en la Península
siete siglos. Durante este tiempo los españoles luchaban contra los árabes. Esta
guerra de la liberación de la tierra española se llamó la Reconquista. La
Reconquista fue terminada en el siglo XV. En aquella época había en España
muchos reinos árabes. Uno de ellos tenía su capital en Granada, y Hassán fue
rey de Granada durante varios años. Su mujer, Fátima, era muy hermosa. Hassán
quería mucho a su mujer y cumplía todos sus deseos.
El clima de Andalucía donde se encuentra Granada es muy caluroso.
Siempre hace buen tiempo, llueve poco, no nieva nunca. Pero un día durante el
reinado de Hassán, cayó en Granada una gran nevada. Todas las montañas
estaban cubiertas de nieve. Entonces Fátima dijo a su marido que no había visto

27
nunca tanta nieve, que le gustaba mucho aquel paisaje tan bonito, y que quería
ver las montañas siempre blancas.
Pero al día siguiente la nieve desapareció. Fátima lloraba mucho y repetía
su deseo de ver las montañas siempre cubiertas de nieve. El marido para
consolarla le prometió que cumpliría su deseo algún día. Pero este deseo era
muy difícil de cumplir. Los años pasaban y no nevaba.
Un día de primavera Fátima salió a la terraza de su palacio y vio con
sorpresa las montañas blancas como la nieve. Al verlas, ella muy contenta corrió
hacia su marido y le dijo: – ¡Qué alegría, Hassán!
Hassán se sonrió y le contestó que no era nieve, sino que era la flor de los
almendros. Como ella quería ver las montañas siempre blancas para cumplir su
deseo, él había mandado traer almendros de las tierras de Arabia y plantarlos en
las montañas.
Y desde entonces como cuenta la leyenda, todos los años en primavera las
montañas de los alrededores de Granada se visten de blanco con la flor del
almendro.
Comentario
cayó una gran nevada – прошел сильный снегопад
había mandado traer almendros – приказал привезти миндальные деревья
y desde entonces como cuenta la leyenda – с тех пор, как гласит легенда
se visten de blanco con la flor del almendro – становятся белыми от цветов
миндаля

EL LAGARTO
Había un hombre rico que se casó con una mujer hermosa. Pasaron diez
años sin tener hijos. Un día el hombre propuso a su mujer adoptar un hijo ajeno.
Pero la mujer quería tener un hijo suyo, por eso dijo así:
– No. Este ajeno no será de nuestra sangre y yo no podré amarle. Vamos a
la iglesia. Pediremos a Dios la ayuda. Pasaron nueve meses y la mujer dio a luz
no un ser humano sino un lagarto. Su rostro y su cabeza eran humanos, pero el
cuerpo era de lagarto.
28
El lagarto crecía. Cuando cumplió 18 años decidió casarse. Los padres se
pusieron a buscarle una novia. Todos sabían que el novio era un lagarto, y que
eran ricos sus padres, por eso éstos encontraron una familia que estaba de
acuerdo de casar a su hija con el lagarto.
Después de la boda el lagarto invitó a pasar a su esposa a la habitación. La
joven le obedeció, entonces el lagarto se lanzó sobre ella y la devoró. Los padres
del lagarto dieron mucho dinero a los padres de la joven perecida.
El lagarto entre tanto mandó buscarle otra novia. La encontraron en una
choza pobre. Los padres de la joven no estaban de acuerdo de casar a la hija con
el lagarto. Pero la hija decidió de otro modo. Ella aseguró a los padres del
lagarto que se casaría con éste, pero pedía esperarla dos días. Ella fue a ver a una
bruja a quien se lo contó todo, terminando así:
– Mis padres son muy pobres. Casándome con el lagarto, les salvaré de la
miseria. La muchacha volvió muy alegre a casa y dijo a sus padres:
– Me casaré con el lagarto y todo terminará felizmente.
Celebraron la boda y el lagarto invitó a la joven a pasar a su habitación.
Pero la joven no obedeció, como le había dicho la bruja, y el lagarto entró
primero. La joven lo siguió y de repente oyó un ruido. Pero ella olvidó el
consejo de la bruja de no encender la vela durante cinco minutos, pues lo hizo y
vio en la habitación a un joven muy hermoso que dijo:
– ¿Para qué has encendido la vela? – y con estas palabras se convirtió en
el viento y desapareció.
En vano la joven lloraba y lo llamaba. En vano lo esperó toda la vida. El
joven no apareció más entre la gente.
Comentario
adoptar un hijo ajeno – усыновить чужого ребенка
pedía esperarla dos días – просила подождать ее два дня
salvar de la miseria – спасти от нищеты
encender la vela – зажечь свечу

29
Основная литература
1. Горохова М. Г. Учебник испанского языка : для 2 к. гуманит. фа-
культетов / М. Г. Горохова, Н. И. Царева. – М. : Высш. шк., 2001. – 230 с.
2. Патрушев А. И. Учебник испанского языка : практ. курс : продви-
нутый этап / А. И. Патрушев. – М. : ЧеРо : Юрайт, 2003. – 253 с.

Дополнительная литература
1. Чичин А. В. Учебник испанского языка : для студентов вузов, обуч.
по экон. специальностям / А. В. Чичин. – М. : Моск. лицей, 2001. – 344 с.
2. VEN 3. Curso de Español para Extranjeros : Libro del alumno /
F. Castro, F. Marín, R. Morales, S. Rosa. – Madrid : Edelsa, 1997. – 176 p.

Электронный каталог Научной библиотеки Воронежского государ-


ственного университета. – (http//www.lib.vsu.ru/).
Социальные и гуманитарные науки. Языкознание: Библиогр. база
данных. 1986–2002 гг. / ИНИОН РАН. – М., 2003. – (CD-ROM).

30
Учебное издание

СБОРНИК ТЕКСТОВ ДЛЯ ДОМАШНЕГО ЧТЕНИЯ

Учебно-методическое пособие для вузов

Составители:
Мирошниченко Людмила Алексеевна,
Суханова Марина Владимировна

Редактор О.А. Исаева

Подписано в печать 05.08.08. Формат 60×84/16. Усл. печ. л. 1,8.


Тираж 50 экз. Заказ 1435.

Издательско-полиграфический центр
Воронежского государственного университета.
394000, г. Воронеж, пл. им. Ленина, 10. Тел. 208-298, 598-026 (факс)
http://www.ppc.vsu.ru; e-mail: pp_center@ppc.vsu.ru

Отпечатано в типографии Издательско-полиграфического центра


Воронежского государственного университета.
394000, г. Воронеж, ул. Пушкинская, 3. Тел. 204-133.

31
32