Вы находитесь на странице: 1из 71
Facultad de Farmacia “TERAPIA FLORAL EN NIÑOS CON DESORDEN DE DÉFICIT ATENCIONAL” Tesis para optar

Facultad de Farmacia

“TERAPIA FLORAL EN NIÑOS CON DESORDEN DE DÉFICIT ATENCIONAL”

Tesis para optar al título de Químico Farmacéutico

Director de Tesis: Juan Riquelme Codirector de Tesis: Patricia Carreño Alumnas: Estefanía Forno Flavia Viacava

Valparaíso, Noviembre 2008

i

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a nuestras familias por su incondicional apoyo tanto en la realización de esta tesis como en todos los años de estudio.

Nuestros agradecimientos al director de tesis Sr. Juan Riquelme que nos dio la orientación necesaria para el desarrollo de este estudio y a la codirectora de tesis Sra. Patricia Carreño por su gran disposición a guiarnos y a aconsejarnos cuando fue necesario.

También queremos agradecer la colaboración de la Sra. Marilú Ojeda por su asesoría en el ámbito del déficit atencional y del Sr. Jorge Turenne por estar siempre dispuesto a ayudarnos desinteresadamente.

Por último agradecemos al colegio donde se realizó la investigación, ya que sin su apoyo y la participación de sus alumnos no hubiera sido posible llevarla a cabo.

ii

RESUMEN

El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia de las esencias florales como tratamiento del desorden de déficit atencional en niños de 6 a 14 años. Los niños pertenecieron a un colegio particular de la ciudad de Viña del Mar y otros fueron reclutados en forma particular. La metodología escogida para realizar esta investigación fue de tipo comparativa, en la que se evaluó al mismo grupo de niños, antes y después del tratamiento con terapia floral, mediante el test de Amen que clasifica en 6 tipos el desorden de déficit atencional. Además se estudió la influencia de la terapia en problemas correlacionados a este desorden a través del test de Conners. El número de sujetos participantes del estudio fue de 27 y el tratamiento tuvo una duración de 3 meses. Los datos obtenidos se evaluaron por medio del Análisis Multivariado de Varianza y del Análisis de Varianza para obtener la significancia estadística. Como resultado se obtuvo que de los 27 niños en tratamiento con terapia floral, 15 tuvieron una remisión completa, lo que se tradujo en un alto grado de mejoría de síntomas del o los tipos de desorden de déficit atencional que padecía cada sujeto; 4 tuvieron una remisión parcial, es decir, mejoraron síntomas de uno o más tipos de desorden pero manteniendo siempre la presencia de al menos un tipo, y 8 no presentaron cambios. Los resultados permitieron concluir que las esencias florales producirían una mejoría en la sintomatología del desorden de déficit atencional en niños de 6 a 14 años. Por lo anterior se propone que se realicen futuras investigaciones aumentando el número de niños a tratar y usando grupo control.

iii

ABSTRACT

The aim of this study was to assess flower remedies efficacy like a treatment for the attention deficit disorder in 6 to 14 year old children. The children belonged to a particular school of Viña del Mar and others were recruited in particular way. The methodology chosen to perform this research was of comparative type, the same group of children was assessed before and after the treatment with flower remedies through the Amen test, which classifies the attention deficit disorder in 6 types. In addition the influence of the therapy on problems correlated to this disorder was studied through the test of Conners. The number of participants subjects of the study was 27 and the treatment lasted 3 months. The data obtained were evaluated by the multivariate analysis of variance and the analysis of variance to obtain statistical significance. The result was that of the 27 children treated with floral remedies, 15 had a complete remission, resulting in a high degree of improvement of each type attention deficit disorder symptoms that was suffering every subject; 4 had a partial remission, that is to say, they improved symptoms of one or more types of disorder but always maintaining the presence of at least one type, and 8 showed no change. The results show that the flower remedies produce an improvement in attention deficit disorder symptoms in 6 to 14 year old children. Therefore it is proposed to conduct further research increasing children number to treat and using a control group.

iv

ÍNDICE

I Introducción

1

II Relevancia del estudio

22

III Hipótesis

23

IV Objetivos

24

IV.1 Objetivo general

24

IV.2 Objetivos específicos

24

V Metodología

25

V.1 Diseño

25

V.2 Sujetos

25

V.3 Criterio de inclusión

25

V.4 Criterio de exclusión

25

V.5 Intervención

25

V.6 Instrumentos

25

V.7 Métodos

26

V.8 Análisis estadístico

30

VI Resultados y discusión

32

VII Conclusiones

48

VIII Bibliografía

49

IX Anexos

52

IX.1 Consentimiento informado

52

IX.2 Test de Amen

53

IX.3 Test de Conners

57

IX.4 Cuestionario de cumplimiento de terapia

59

IX.5 Distribución de resultados del test de Amen según tipo de DDA, pre y post tratamiento

60

IX.6 Distribución de respuestas del test de Amen, pre y post tratamiento

61

IX.7 Puntaje de factores del test de Conners por niño

63

v

ÍNDICE DE TABLAS Y GRÁFICOS

Tablas

Tabla Nº1:

Características de esencias florales usadas.

2

Tabla Nº2:

Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 1 (Clásico).

18

Tabla Nº3:

Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 2 (Desatento).

19

Tabla Nº4:

Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 3 (Cingulado).

19

Tabla Nº5:

Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 4 (Lóbulo temporal).

20

Tabla Nº6:

Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 5 (Límbico).

20

Tabla Nº7:

Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 6 (Ganglios basales). 21

Tabla Nº8:

Fórmula base tipo 1.

27

Tabla Nº9:

Fórmula base tipo 2.

27

Tabla Nº10:

Fórmula base tipo 3.

27

Tabla Nº11:

Fórmula base tipo 4.

28

Tabla Nº12:

Fórmula base tipo 5.

28

Tabla Nº13:

Fórmula base tipo 6.

28

Tabla Nº14:

Niños con y sin DDA detectados con el test de Amen.

32

Tabla Nº15:

Estimación de la confiabilidad de las pruebas de Amen y Conners.

34

Tabla Nº16:

MANOVA de las pruebas de Amen y Conners, pre y post tratamiento.

34

Tabla Nº17:

Resumen del ANOVA para las variables de las pruebas de Amen

y Connners, pre y post tratamiento.

35

Tabla Nº18:

Distribución de promedios de respuestas del test de Amen, pre y

post tratamiento.

40

Tabla Nº19:

Promedio de puntaje de factores del test de Conners.

42

vi

Gráficos

Gráfico Nº1:

Distribución por sexo.

33

Gráfico Nº2:

Puntuación obtenida por tipo de DDA antes y después del tratamiento

en las escalas de Amen (n=27).

37

Gráfico Nº3:

Puntuación de cada factor antes y después del tratamiento en las

escalas de Conners (n=27).

38

Gráfico Nº4:

Distribución de presencia de DDA según resultados del test de Amen,

pre y post tratamiento.

39

Gráfico Nº5:

Distribución de resultados del test de Amen según tipo de DDA.

39

Gráfico Nº6:

Distribución de promedios de número de niños por valoración según

test de Amen, pre y post tratamiento.

41

Gráfico Nº7:

Distribución de promedios de puntaje de factores del test de Conners.

42

Gráfico Nº8:

Distribución de niños con o sin problemas de comportamiento según

el test de Conners, antes y después del tratamiento.

43

Gráfico Nº9:

Distribución de niños con o sin problemas de aprendizaje según el

test de Conners, antes y después del tratamiento.

43

Gráfico Nº10: Distribución de niños con o sin quejas psicosomáticas según el test de Conners, antes y después del tratamiento.

44

Gráfico Nº11: Distribución de niños con o sin hiperactividad/impulsividad según el test de Conners, antes y después del tratamiento.

44

Gráfico Nº12: Distribución de niños con o sin ansiedad según el test de Conners, antes y después del tratamiento.

45

Gráfico Nº13: Distribución de niños con o sin déficit atencional con hiperactividad según el test de Conners, antes y después del tratamiento.

45

1

I. INTRODUCCIÓN

La terapia floral es un tipo de medicina alternativa y compatible con cualquier otro tratamiento. Se entiende por medicina alternativa, a las actividades que tienen el fin de recuperar, mantener e incrementar el estado de salud físico y mental de las personas, a través de métodos diferentes a los de la medicina oficial. El uso de las esencias florales ha ido en aumento en las últimas décadas, siendo utilizada principalmente en problemas psicoemocionales (Kayne 2002; Diario Oficial de la República de Chile, 2005).

Existen indicios de su uso en distintos momentos de la historia, sin embargo, fue a comienzos del sigo XX que el médico inglés Edward Bach, inmunólogo y homeópata, redescubrió el conocimiento de la capacidad terapéutica de este sistema, y fue capaz de transmitirlo. Este médico elaboró un sistema de 38 esencias florales y articuló un método de trabajo con ellas. Él postuló que “La enfermedad es un desorden emocional y físico, fruto de un conflicto entre el alma y la mente; por lo tanto no podrá ser erradicada a no ser por la fuerza espiritual y mental. Nunca se erradicará ni se curará la enfermedad con los actuales métodos materialistas, por la sencilla razón de que la enfermedad no es material en su origen” (Bach, 1931).

En la década de los setenta diferentes investigadores lograron desarrollar otros sistemas de esencias florales dotados también de interesantes cualidades terapéuticas, tales como los sistemas florales de California, Australia (Bush), Brasil y Sudáfrica (Kayne, 2002; Espeche, 2003).

A continuación se describen las esencias florales de los diversos sistemas empleadas en este estudio.

2

Tabla Nº1: Características de esencias florales usadas

Esencia

Nombre botánico de la planta

Sistema

 

Uso

Referencia

Árnica

Árnica mollis

California

Recuperación de traumas físicos y psíquicos; reconforta y regenera.

Stern,

1997;

Mattiello, 2007

Aspen

Populus tremula

Bach

Temores vagos e inexplicables; da calma y coraje ante lo desconocido.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Beech

Fagus sylvatica

Bach

Sentido crítico excesivo, intolerancia; desarrolla aceptación y capacidad de

Guerra,

2002;

Mattiello 2007;

ver

lo bueno de la vida.

Boronia

Boronia ledifolia

Bush

Pensamientos obsesivos, mente intranquila y confusa; da claridad y foco.

Mattiello, 2007

Centauro

Centaurium

Bach

Voluntad débil, necesidad de servir y agradar; desarrolla fuerza mental y espiritual, firmeza de convicción.

Guerra,

2002;

umbellatum

Mattiello, 2007

Chamomille

Matricaria recutita

California

Hiperactividad; controla las emociones

Stern

1997;

permite relajarse. También para cólicos.

y

Mattiello, 2007

Cherry

Prunus cerasifera

Bach

Miedo a perder el control y dejarse llevar por impulsos violentos; desarrolla serenidad y sensatez.

Guerra

2002;

Plum

Mattiello, 2007

Chesnut

Aesculus

Bach

Desconcentración, falta de observación, dificultad en aprender de la experiencia; desarrolla observación profunda y capacidad para darse cuenta de los errores.

Guerra,

2002;

Bud

hippocastanum

Mattiello, 2007

Chicory

Cichorium intybus

Bach

Tendencia a manejar afectivamente a

Guerra,

2002;

los

demás, posesividad; desarrolla amor

Mattiello, 2007

incondicional y desapego.

Clematis

Clematis vitalba

Bach

Falta de interés por el presente, mente ausente, soñar despierto, distracción; desarrolla interés por el otro y por el momento presente.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

3

Cosmos

Cosmos bipinnatus

California

Forma de expresarse desorganizada y confusa porque su pensamiento va más rápido que las palabras o a la inversa; armoniza la comunicación.

Stern,

1997;

Mattiello, 2007

Crab Apple

Malus sylvestris

Bach

Sensación de impureza mental o física, obsesividad por el detalle; desarrolla purificación de las ideas, limpieza de cuerpo y emociones.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Elm

Ulmus procera

Bach

Sensación de no poder cumplir con las obligaciones, sentirse abrumado, exhausto; da fuerza y orden mental.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Filaree

Erodium Cicutarium

California

Personas detallistas, críticas, obsesivas, compulsivas, fastidiosas, agresivas; libera de la conducta obsesiva y de las preocupaciones detallistas e innecesarias

Grecco

y

Espeche,

1993;

Stern, 1997

Heather

Calluna vulgaris

Bach

Personas que buscan constante compañía y hablan constantemente de sus propios problemas; desarrolla capacidad de escuchar al otro y de contactarse consigo mismo.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Hibbertia

Hibbertia

Bush

Personas rígidas, exigentes y estrictas consigo mismas, adictos al conocimiento para beneficio propio; da sabiduría y humildad, afloja rigidez.

Espeche, 2003

pendunculata

Holly

Ilex aquifolium

Bach

Odio, ira, celos, envidia; desarrolla capacidad de amar y expresar bondad.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Horn Beam

Carpinus betulus

Bach

Sensación de cansancio y letargia, de tipo más mental que físico, debido a no tener motivación para enfrentar la tarea cotidiana; da fuerza, energía y ánimo.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Impatiens

Impatiens

Bach

Impaciencia e irritación ante la lentitud de los demás y el devenir de las situaciones; da serenidad y paciencia.

Guerra,

2002;

glandulifera

Mattiello, 2007

4

Indian Pink

Silene californica

California

Personas que se desorganizan y no pueden mantener el foco de atención si están rodeados de otras actividades; permite concentrase y acomodar la actividad, orienta.

Grecco

y

Espeche,

1993;

Stern, 1997

Kangoroo

Anigozanthos

Bush

Comportamiento social torpe e inmaduro por lo que es poco sensible a las necesidades de los demás; desarrolla capacidad para relacionarse con las personas, incrementa la sensibilidad.

Mattiello, 2007

Paw

manglesii

Larkspur

Delphinium

California

Inflexibilidad, autoritarismo, agresividad y comportamientos extremos de sumisión y exaltación; permite un liderazgo natural, ayuda ser uno mismo y hacer lo debido.

Grecco

y

nuttallianum

Espeche,

1993;

Stern, 1997

Madia

Madia elegans

California

Personas con dificultad para concentrarse, tendencia a distraerse, no se fijan en los detalles, no focalizan su atención y les cuesta terminar lo que comienzan; permite concentrarse, no perder la perspectiva y terminar las tareas.

Stern

1997;

Mattiello, 2007

Mallow

Sidalcea glauscens

California

Personas inseguras, tímidas, vergonzosas y con temor al rechazo por lo que les es difícil entablar relaciones sociales; da confianza y apertura social.

Grecco

y

Espeche,

1993;

Mattiello, 2007

Mimulus

Mimulus guttatus

Bach

Personas hipersensibles y con temores concretos de la vida cotidiana; da valentía y confianza para enfrentar la vida.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Mountain

Monardella

California

Personas que se contaminan fácilmente de los pensamientos negativos del entorno; limpia la mente de los pensamientos absorbidos de los demás.

Stern,

1997;

Pennyroyal

odoratissima

Mattiello, 2007

5

Olive

Olea europaea

Bach

Cansancio tanto físico como mental; renueva y vitaliza el cuerpo y el espíritu.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Oregon

Berberis aquifolium

California

Personas hostiles, paranoicas y desconfiadas que malinterpretan las intenciones de los demás; da confianza y fe en los otros.

Grecco

y

Grape

Espeche,

1993;

Stern, 1997

Pine

Pinus sylvestris

Bach

Complejo

de

culpa;

desarrolla

Guerra,

2002;

capacidad de perdonarse a sí mismo y a

Mattiello, 2007

otros.

Quaking

Briza maxima

California

Poca participación, intolerancia y dificultad para abrirse a la opinión de los demás dentro de un grupo; desarrolla flexibilidad y posibilita la participación.

Stern,

1997;

Grass

Mattiello, 2007

Queen

Daucus carota

California

Pensamiento lineal, estructurado y rígido; desarrolla la visión interior, la objetividad y la comprensión de la realidad.

Stern,

1997;

Anne’s

Mattiello, 2007

Lace

Rabbit

Chrysothamnus

California

Dificultad en prestar atención a los detalles y mantener la visión del conjunto; desarrolla el foco y la concentración sin cerrar el campo de visión total.

Stern,

1997;

Brush

nauseosus

Mattiello, 2007

Red

Aesculus carnea

Bach

Ansiedad, temor y preocupación excesiva por los seres queridos; desarrolla capacidad de preocuparse de sí mismo y de cortar relaciones dependientes.

Guerra,

2002;

Chesnut

Mattiello, 2007

Red Erica

Erica cerinthoides

Sudáfrica

Personas hipocondríacas, sensitivas e hipersensibles en el aspecto físico.

The

South

African

Flower

Essences, 1997

Rock Rose

Helianthemun

Bach

Terror

y

pánico

descontrolado;

da

Guerra,

2002;

nummularium

coraje

y

serenidad

frente

a

lo

Mattiello, 2007

inesperado.

 

6

Rock Water

Agua de roca

Bach

Personas muy severas consigo mismas, inflexibles, con rigidez de opinión; desarrolla aceptación de nuevas ideas, flexibilidad y liberación de prejuicios.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Sage

Salvia officinalis

California

Dificultad

en

 

aprender

de

la

Grecco

y

experiencia,

falta

de

introspección

y

Espeche,

1993;

autoanálisis,

impulsividad;

 

permite

Stern, 1997

pensar

antes

de

actuar,

da

paz

y

sabiduría, relaja.

 

Saguaro

Carnegia gigantea

California

Conflicto con figuras de autoridad, rebeldía; da confianza en sí mismo y sentido de estabilidad.

Stern,

1997;

Mattiello, 2007

Saint John’s

Hypericum

California

Miedos concientes e inconcientes, trastornos del sueño.

Grecco

y

Word

perforatum

Espeche,

1993;

 

Mattiello, 2007

Scleranthus

Scleranthus annuus

Bach

Indecisión, inestabilidad, desequilibrio, cambios bruscos de estado de ánimo; da determinación, claridad y equilibrio en todo sentido.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Tansy

Tanacetum vulgare

California

Dificultad para pasar de las ideas a la acción, postergación de tareas; permite cumplir con objetivos, ayuda a concretar.

Stern,

1997;

Mattiello, 2007

Vervain

Verbena officinalis

Bach

Personas intolerantes y que defienden excesivamente las propias ideas; desarrolla tolerancia, moderación y paciencia.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Vine

Vitis vinifera

Bach

Personas inflexibles, autoritarias, crueles, con voluntad de dominio; desarrolla liderazgo justo y solidarios, amabilidad y gentileza.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

White

Aesculus

Bach

Pensamientos

indeseados

persistentes

Guerra,

2002;

Chesnut

hippocastanum

en

la

mente;

da

claridad

mental

y

Mattiello, 2007

capacidad

de

concentración.

Útil

en

insomnio.

 

7

Wild Oat

Bromus ramosus

Bach

Personas insatisfechas por no tener metas claras, nada les satisface; desarrolla capacidad para comprometerse con algo.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Wild Rose

Rosa canina

Bach

Apatía, aburrimiento, desinterés; devuelve alegría y curiosidad, despierta ganas de hacer cosas.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

Willow

Salix vitellina

Bach

Resentimiento y amargura, personas con mentalidad de víctima; ayuda a tomar conciencia de la propia responsabilidad frente a la vida.

Guerra,

2002;

Mattiello, 2007

En 1976 la OMS reconoció la validez de la terapia floral como una efectiva forma de medicina alternativa (Espeche, 2003).

La eficacia de las esencias como agentes terapéuticos, en distintos problemas de salud, ha sido escasamente estudiada, habiendo pocos estudios clínicos sobre este tema, además en la mayoría de ellos los resultados han sido poco concluyentes. Howard (2007) investigó en 41 sujetos el rol de las flores de Bach en el alivio del dolor en función de un placebo, donde la gran mayoría de los pacientes tuvo cambios emocionales positivos. Sin embargo, no pudo concluir en forma definitiva acerca del valor terapéutico de las esencias en el tratamiento del dolor comparado con el placebo, aunque los resultados fueron considerados muy alentadores. Calvo (2006) presentó un estudio de 51 sujetos sin grupo control, en el que se investigó la efectividad de la terapia floral en trastornos depresivos en atención primaria, concluyendo que parece ser efectiva y por esto es necesario investigar más sobre el tema (Calvo, 2006; Howard, 2006).

Las esencias florales actúan equilibrando el aspecto emocional con la mente y el cuerpo; desarrollan y hacen aflorar las emociones positivas, las que invaden las emociones que producen enfermedad, reduciéndolas (Guerra, 2002). Cada flor posee una cualidad característica, como por ejemplo, la concentración y la motivación en el caso de Clematis,

8

que al ser dada a una persona con desconcentración y desinterés, la incorporará hasta que la cualidad positiva desplace a la negativa. Estas esencias se ingieren como gotas y una vez incorporadas, gracias a su característica vibracional, entran en contacto y actúan sobre los campos energéticos sutiles del paciente desarmonizado; su energía se amplifica y asimila gracias a la colaboración del sistema energético cristalino presente en el cuerpo físico, sistema al que se le atribuyen ciertas propiedades análogas a las del cuarzo, y que permite la transferencia de la energía a los cuerpos sutiles, a través de su resonancia. Existen diversas estructuras cristalinas en el cuerpo físico, como por ejemplo la linfa, los leucocitos, los eritrocitos y la glándula pineal, que aumentan el impacto de las terapias vibracionales (Gerber, 1998; Kaminski, 1998; Yanes y Alfonso, 2005).

Estas esencias ejercen su efecto sobre los bloqueos o rupturas que se producen en los circuitos de energía que se convierten en desequilibrio emocional, el que si perdura, origina una patología orgánica. Al transformar las redes sutiles disarmónicas en flujos constantes y uniformes de energía, se evidencian efectos importantes en los estados emocionales, que pueden producir, por mecanismos humorales, cambios en el sistema inmune y posteriormente en toda la materia densa, mejorando así procesos orgánicos, sin producir reacciones adversas (Greco y Espeche, 1993; Vennells y col, 2001; Yanes y Alonso, 2005)

Con respecto a su elaboración, las esencias florales son un preparado natural, procesado por un método de maceración al sol o de cocción. En el primer método, las flores se recogen durante el día a pleno sol, luego son puestas en un frasco de vidrio con agua mineral, el que después es puesto al sol por 2 a 4 horas. De acuerdo al doctor Bach, el sol transfiere la vibración de las flores al agua, quedando de esta manera energéticamente infundida. Las flores son sacadas del agua, y el líquido obtenido se mezcla con algún tipo de alcohol como conservante para evitar una fermentación (generalmente coñac), resultando una solución hidroalcohólica diluida, de la que se realizan diluciones con agua mineral que son las que se utilizan como tratamiento. Debido a que no todas las flores, los arbustos y los árboles florecen en un período del año con plenitud de sol, se considera

9

necesario el método de cocción. Las flores son recogidas y molidas, el extracto obtenido es filtrado y luego mezclado con una porción de alcohol (Krämer, 1995; Kayne, 2002).

El Desorden de Déficit Atencional (DDA), con o sin hiperactividad, es una alteración psicopatológica con una prevalencia del 3 al 5% en los niños de edad escolar a nivel mundial, según la estimación de los expertos que crearon la cuarta versión del manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en 1994 (DSM-IV). Este manual desarrollado por la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos contiene una clasificación de los trastornos mentales para proporcionar descripciones claras de las categorías diagnósticas, con el fin de que los clínicos y los investigadores puedan diagnosticar, estudiar e intercambiar información y tratar los distintos trastornos mentales. En el DSM- IV y en su revisión actual DSM-IV-TR, el DDA, denominado trastorno por déficit de atención con hiperactividad, está incluido en el apartado de trastornos de inicio en la infancia y la adolescencia, concretamente en el grupo de trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador, junto con el trastorno disocial y el trastorno negativista desafiante, clasificándose en los tres siguientes subtipos: con predominio del déficit de atención, con predominio hiperactivo-impulsivo y tipo combinado. Se puede considerar que el trastorno está presente cuando la falta de atención y/o la hiperactividad-impulsividad son más frecuentes e intensas de lo habitual, según la edad y desarrollo del sujeto (Amador, 2002; Herreros y col, 2002). Los criterios para el diagnóstico del trastorno por déficit de atención con hiperactividad según el DSM-IV se presentan a continuación.

A. Presencia del punto Nº1 o Nº2 que siguen a continuación:

Nº1. Seis o más de los siguientes síntomas de desatención han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:

10

Desatención

a) Incapacidad para prestar atención o tener cuidado con los errores

b) Dificultad para mantener la atención

c) Parece no escuchar cuando se le habla directamente

d) A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares u otras

e) Dificultad para organizarse

f) Rechazo antes esfuerzos mentales sostenidos

g) Extravía objetos necesarios para tareas o actividades

h) Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes

i) Descuidado en las actividades diarias

Nº2. Seis o más de los siguientes síntomas de hiperactividad/impulsividad han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:

Hiperactividad

a) Mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento

b) Abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado

c) Corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo (en adolescentes o adultos puede limitarse a sentimientos subjetivos de inquietud)

d) Dificultad para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio

e) Suele actuar como si tuviera un motor

f) Habla en exceso

Impulsividad

a) Precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas

b) Dificultad para guardar tumo

c) Interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (conversaciones o juegos)

B. Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que causaban alteraciones estaban presentes antes de los 7 años de edad. C. Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (ej. en la escuela, en el trabajo y en casa).

11

D. Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la actividad

social, académica o laboral.

E. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado

del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor por la

presencia de otro trastorno mental (ej. trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o un trastorno de la personalidad).

- Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado: Si se satisfacen los Criterios A1 y A2 durante los últimos 6 meses.

- Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio del déficit de

atención: Si se satisface el Criterio A1, pero no el Criterio A2 durante los últimos 6 meses.

- Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio hiperactivo-

impulsivo: Si se satisface el Criterio A2, pero no el Criterio A1 durante los últimos 6

meses.

De acuerdo a la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (CIE-10) este desorden, denominado trastorno de la actividad y la atención, está comprendido dentro del grupo de trastornos del comportamiento y de las emociones de comienzo en la infancia y la adolescencia, más específicamente se incluye en el subgrupo de trastornos hipercinéticos, que contempla el trastorno de la actividad y de la atención, el trastorno hipercinético disocial, otros trastornos hipercinéticos y el trastorno hipercinético sin especificación (Herreros y col, 2002). Los criterios para el diagnóstico del trastorno de la actividad y la atención según el CIE-10 se presentan a continuación.

Para el diagnóstico de desatención se exigen al menos seis síntomas, persistentes al menos 6 meses y en grado desadaptativo o inconsistente con el nivel de desarrollo del niño:

12

Desatención

a) Frecuente incapacidad para prestar atención a los detalles y errores por descuido en las tareas escolares y otras

b) Incapacidad para mantener la atención en tareas o juegos

c) A menudo aparentan no escuchar lo que se les dice

d) Frecuente incapacidad para cumplir las tareas asignadas (escolares u otras) no debida a conductas deliberadas de oposición o a no entender las instrucciones

e) Incapacidad para organizar tareas y actividades

f) Evitación o incomodidad ante tareas que requieran un esfuerzo mental sostenido

g) A menudo pierden objetos necesarios para determinadas tareas o actividades

h) Fácil distractibilidad ante estímulos externos

i) Olvidos frecuentes durante su actividad diaria

Para el diagnóstico de la hiperactividad se exigen tres síntomas persistentes al menos 6 meses y en grado desadaptativo o inconsistente con el nivel de desarrollo del niño:

Hiperactividad

a) Inquietud frecuente con movimientos de manos y pies o removiéndose en el asiento

b) Abandona su asiento en situaciones en las que se espera que permanezca sentado

c) Corretea o trepa en exceso en situaciones inapropiadas (en adolescentes y adultos esto puede manifestarse sólo por sentimientos de inquietud)

d) Por lo general es inadecuadamente ruidoso jugando o tiene dificultades para entretenerse tranquilamente

e) Exhibe permanentemente un patrón de actividad motora excesiva, no modificable por los requerimientos del entorno social

Para el diagnóstico de la impulsividad se exige al menos un síntoma, persistente al menos 6 meses y en grado desadaptativo o inconsistente con el nivel de desarrollo del niño:

13

Impulsividad

a) Hace exclamaciones o responde antes de que le hagan las preguntas completas

b) Es incapaz de guardas turno en las colas u otras situaciones de grupo

c) Suele interrumpir o entrometerse en los asuntos de los demás (conversaciones, juegos, etc)

d) Suele hablar en exceso y sin una respuesta adecuada a las limitaciones sociales

Ambos sistemas muestran coincidencias en las características básicas de este trastorno: déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Una característica específica del CIE-10 no compartida con el DSM-IV es el hecho de que la presencia de otros trastornos representa siempre un criterio de exclusión. Por otra parte, para la obtención de un diagnóstico positivo de hiperactividad, el CIE -10 exige la presencia de los 3 síntomas, sin embargo, el DSM-IV considera que tanto los síntomas de desatención como la hiperactividad/impulsividad por sí solos pueden producir un diagnóstico positivo (Herreros y col, 2002).

Los síntomas del DDA persisten en muchos casos hasta la vida adulta e interfieren en muchas áreas del funcionamiento normal de la persona. Los niños que padecen este desorden, sufren más accidentes como peatones o conductores y a su vez la gravedad de estos es mayor, el ingreso en unidades de urgencias es sensiblemente mayor que en niños sin DDA. En el aspecto económico el costo sanitario de estos niños es más del doble que el de niños sin el desorden y en el colegio, gran parte de ellos requiere ayuda especial y un porcentaje menor repite al menos un curso. Constituye así un problema clínico y de salud pública muy importante, que genera gran morbilidad y desajuste en niños, adolescentes y adultos, además no sólo afecta a la persona en sí, sino a su entorno escolar, familiar y social (Condemarín y col., 2005; Artigas, 2006).

Refiriéndose a la fisiopatología del DDA, se encuentra involucrada la corteza prefrontal dorsolateral, por ser el centro de la atención directa o del control ejecutivo, como también de la habilidad para manejar las emociones. Señales transmitidas por

14

neurotransmisores, desde la corteza frontal hacia otras partes del cerebro dirigen el logro de una tarea. Si la señal transmitida es débil, la atención se dirige hacia algo más interesante. Los medicamentos usados para el déficit atencional fortalecen la señal, como por ejemplo, pueden actuar sobre la dopamina que mejora la atención y ayuda a sostener el foco. La Norepinefrina incrementa la inhibición de acciones impulsivas y disminuye la distractibilidad (Manos y col, 2007).

El enfoque común para tratar el DDA incluye medicamentos alopáticos e intervención psicosocial. Existen fármacos no estimulantes y estimulantes del sistema nervioso central, y dentro de ellos una amplia gama de sistemas de liberación (Manos y col,

2007).

Si bien varios estudios han demostrado la eficacia de estimulantes como el metilfenidato en el tratamiento del DDA, estos agentes no se encuentran libres de producir varios tipos de riesgo en el paciente (Manos y col, 2007). El metilfenidato puede producir efectos laterales como irritabilidad y emocionabilidad, pérdida de apetito, problemas para dormir, letargia y ocurrencia o empeoramiento de tics nerviosos, entre otros. Se ha visto su influencia en el crecimiento, situación en la que produce un déficit dentro de los primeros años de tratamiento y también se ha registrado una asociación entre el uso de metilfenidato y la aparición de glaucoma y cataratas (Chao-Kung y col., 2006; Manos y col, 2007).

Por otra parte, se ha informado de eventos cardiovasculares (muerte súbita y ataque cardíaco) por parte de un pequeño porcentaje de pacientes tratados con metilfenidato, por lo que la Food and Drug Administration (FDA) agregó una advertencia a este tipo de medicamentos con el fin de prevenir su prescripción en pacientes con factores de riesgo cardiovascular. La FDA también reveló que existe un pequeño riesgo de que ocurran eventos adversos psiquiátricos, incluyendo a quienes no tienen antecedentes de este tipo. Además, se ha advertido de síntomas psicóticos (alucinaciones visuales y táctiles) relacionados tanto con estimulantes como con la atomoxetina y el modafenilo (no

15

estimulantes), ocurrencia de manías y exacerbación de la agresividad (Manos y col, 2007; Bukstein, 2008).

Los medicamentos estimulantes tienen un potencial de abuso, el que ha sido disminuido con el desarrollo de distintos sistemas de liberación y de formulaciones, como también por el uso de otros agentes (Manos y col, 2007; Bukstein, 2008).

El abuso de sustancias es una comorbilidad común del DDA que es vista frecuentemente en la adolescencia. El tratamiento oportuno de este desorden es la manera más efectiva de reducir la incidencia del abuso, pero el uso de estimulantes está asociado con un apreciable grado de abuso o mal uso de drogas terapéuticas. Un estudio de la red de alerta del uso indebido de drogas en USA indicó que el 48% de las visitas al departamento de emergencias en el 2004 involucraron al metilfenidato o anfetaminas como resultado del mal uso de estos medicamentos. En un estudio de un total de 545 sujetos de un centro de tratamiento para DDA, resultó que un 14,3% cometió abuso de los estimulantes que habían sido prescritos (Bright, 2008; Bukstein, 2008).

A pesar que los médicos prescriben en grandes cantidades psicoestimulantes para el tratamiento del DDA en niños y adolescentes, muchos preferirían contar con otro tipo de terapia, principalmente debido a los efectos adversos y al potencial de abuso de estos fármacos (Stockl y col., 2003).

Con respecto a la evaluación de los síntomas y conductas asociados al DDA, las escalas de valoración son habitualmente utilizadas. Algunas de estas han incorporado como ítems los síntomas propuestos en el DSM-IV, por ejemplo las escalas de Conners, las que son utilizadas frecuentemente. Aunque estas escalas se desarrollaron para evaluar los cambios en la conducta de niños hiperactivos que recibían tratamiento con medicación estimulante, su uso se ha extendido al proceso de evaluación anterior al tratamiento, como instrumento útil para recoger información de padres y profesores (Amador, 2002).

16

El test de Conners, versión abreviada para padres de 48 preguntas, entrega los factores de problemas de conducta, problemas de aprendizaje, quejas psicosomáticas, impulsividad/hiperactividad y ansiedad. Además, se puede obtener el índice de hiperactividad, el que está formado por los 10 ítems con mayor peso factorial; este índice agrupa conductas que se consideran prototípicas de la hiperactividad (Amador, 2002).

Existe otro test desarrollado por Amen Institute, que tiene una clasificación del DDA consistente en 6 tipos de déficit con distintos síntomas, los que concuerdan con 6 tipologías de imágenes del cerebro observadas a través del Single Photon Emission Computed Tomography (SPECT). Éste es un estudio de medicina nuclear que evalúa el flujo de sangre en el cerebro y patrones de actividad (Amen, 2001).

El test de Amen permite pesquisar los diferentes tipos de DDA obteniéndose una

evaluación específica para así luego dar la terapia adecuada; como complemento a éste, se puede utilizar el test de Conners, ya que aporta información sobre problemas asociados al DDA, representados en los 5 factores mencionados anteriormente, sin embargo, éste test no discrimina con precisión los subtipos de DDA con predominio de desatención y de DDA con predominio de hiperactividad/impulsividad, a diferencia del test de Amen, que discrimina claramente entre estos 2 subtipos, y además permite obtener datos más específicos con lo que el tratamiento resulta también más específico y efectivo (Amador, 2002; Herreros y col, 2002).

A continuación se describen las 6 tipologías de DDA según el criterio de Amen

(2001):

- Tipo 1, DDA Clásico: Es el tipo más frecuente de DDA y más fácil de notar gracias a sus principales síntomas, la hiperactividad, la impulsividad y el comportamiento conflictivo. Conjuntamente, tiene como síntomas desorganización, distracción y dificultad en concentrarse.

17

- Tipo 2, DDA Desatento: Las personas con este tipo se caracterizan por ser quietas y

distraídas. Asimismo tienen como síntomas desorganización, dificultad en concentrarse, problemas con el tiempo, soñar despierto repetidamente, apatía y desmotivación. Para que las otras tipologías sean válidas como déficit atencional, deben estar presentes los síntomas de desatención que corresponden a este tipo.

- Tipo 3, DDA “Hiperactividad del Sistema Cingulado” (Sobrefocalizado): Este sistema

controla la memoria emocional y el trabajo atencional ejecutivo, procesa las respuestas al estrés y modula la conciencia. Conjuntamente ayuda a las personas a cambiar el foco de atención y pasar de un pensamiento o conducta a otro. Los sujetos que padecen este tipo de DDA tienen tendencia a que sus pensamientos o conducta queden sobrefocalizados, se preocupan excesivamente y son oposicionales y argumentativos.

- Tipo 4, DDA del Lóbulo Temporal: Este lóbulo está relacionado fundamentalmente con la memoria y es responsable de la estabilidad del estado de ánimo. Se asocia con problemas conductuales severos, cambios repentinos de humor, problemas de aprendizaje y memoria.

- Tipo 5, DDA Límbico: El sistema límbico es el responsable de establecer un tono

emocional, otorga una especie de filtro a través del cual la persona interpreta los eventos cotidianos. Además controla el sueño y los ciclos de apetito, y está implicado con los lazos y la conectividad social. Las personas que padecen este tipo presentan síntomas como desmotivación, baja energía, desinterés por la vida, negatividad y frecuente irritabilidad.

- Tipo 6, DDA Hiperactividad de los ganglios basales (“anillo de fuego”): Los ganglios

basales se encuentran a ambos lados del tálamo, fuera y alrededor del sistema límbico, debajo de giro cingulado y dentro de los lóbulos temporales; debido a esta distribución, las personas con DDA tipo 6 presentan la hiperactividad a través de la corteza cerebral total. Se asocia con agresividad, cambios cíclicos de humor e inflexibilidad de pensamiento.

18

En las tablas de la 2 a la 7 se presentan los síntomas de cada tipo de DDA y las esencias florales que se vinculan a cada uno de ellos (Grecco y Espeche, 1993; Stern, 1997; Guerra, 2002; Mattiello, 2007).

Tabla Nº2: Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 1 (Clásico)

Síntoma

Esencia

Hiperactividad, agitación

Impatiens, Chamomille

Impulsividad

Sage

Desorganización

Indian Pink

Problemas de concentración

Rabbit brush, Chesnut Bud

Distracción, desmotivación

Clematis, Madia

Cólicos

Chamomille

Tendencia al conflicto

Saguaro

Demandante, agotante

Heather

Baja Autoestima

Centauro

Descoordinación

Vine (exceso)

Desfocalización

Rabbit Brush, Scleranthus

Bajo estado de alerta

Cherry Plum

Lentitud

Chesnut Bud (déficit) e Impatiens (exceso)

Manipulación emocional

Chicory

Intolerancia a la frustración

Beech, Crab Apple

Mal acceso a recuerdos

Canelo

Descontrol de las acciones

Impatiens

Rigidez

Rock Water

Dificultad para escuchar

Heather

Desgano

Horn Beam

Postergación de tareas

Tansy

Desorden

Indian Pink

Falta de memoria

Clematis

19

Apatía Social

Quaking Grass, Queen Anne’s Lace

Expresarse confusamente

Cosmos

Sensación de aburrimiento

Wild Oat

Apatía

Wild Rose

Cansancio

Elm

Tabla Nº3: Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 2 (Desatento)

Síntoma

Esencia

Desmotivación, distracción

Clematis, Madia

Sensación de aburrimiento

Wild Oat

Apatía

Wild Rose

Cansancio

Elm

Tabla Nº4: Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 3 (Cingulado)

Síntoma

Esencia

No cambiar el foco de atención

Rabbit Brush, Chesnut Bud, White Chesnut

Preocupación excesiva

Red Chesnut

Insensibilidad

Vine

Soberbia, oposición

Hibbertia, Saguaro

Pensamientos negativos persistentes

White Chesnut

Obsesión mental

Boronia, Rock Water

Tendencias compulsivas

Filaree

Resentimientos

Willow

Dificultad para ver distintas opciones

Scleranthus, Chesnut Bud

Ser repetitivo y agotador

Heather

20

Tabla Nº5: Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 4 (Lóbulo Temporal)

Síntoma

Esencia

Mal genio, irritación

Holly, Willow

Malinterpretación de comentarios

White Chesnut

Distracción

Clematis

Pánico sin razón

Aspen, Rock Rose

Cambios en imágenes mentales (ver sombras u objetos que cambian de forma)

Aspen

Ser sensitivo y paranoico

Mimulus

Dolor de cabeza o abdominal

Chamomille

Historia de lesión a la cabeza o violencia

Árnica

Pensamientos suicidas

Cherry Plum

Pensamientos sombríos

White Chesnut, Cherry Plum

Falta de memoria

Clematis

Extrema irritabilidad, exaltación

Larkspur

Tabla Nº6: Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 5 (Límbico)

Síntoma

Esencia

Cambios en el humor

Larkspur, Scleranthus, Holly

Negatividad

White Chesnut

Baja energía física

Olive

Baja energía mental

Horn Beam, Elm

Tendencia al aislamiento

Quaking grass, Queen Anne’s Lace

Inseguridad

Mallow

Absorción de pensamientos negativos

Mountain Pennyroyal

Fobia social

Oregon

Culpa excesiva

Pine

Apatía, desmotivación

Wild Rose

Cambios en el sueño

Scleranthus, Saint John’s Word

21

Baja autoestima crónica

Centaury

Tabla Nº7: Síntomas y esencias correspondientes al DDA tipo 6 (Ganglios Basales)

Síntoma

Esencia

Agresividad

Filaree, Holly, Larkspur

Hipersensibilidad sensorial

Red Eric

Cambios frecuentes de humor

Larkspur, Scleranthus, Holly

Inflexibilidad, rigidez

Rock water

Ser porfiado

Vervain

Ser desagradable, insensible

Beech

Hablador excesivo

Heather

Impulsividad excesiva

Sage

Conducta impredecible, desubicadez

Kangaroo Paw

Hablar muy rápido

Cosmos

Ansiedad, temerosidad

Aspen, Mimulus

En el presente estudio se utilizarán las esencias florales con el fin de analizar su eficacia en niños con desorden de déficit atencional (DDA), debido a las propiedades terapéuticas de éstas.

22

II. RELEVANCIA DEL ESTUDIO

El uso de la medicina alternativa ha ido en gran aumento dentro de las últimas décadas, debido a esto los Químicos Farmacéuticos han tenido que adquirir mayores conocimientos de esta práctica y también se ha hecho necesario que estén permanentemente al tanto del desarrollo de nuevas investigaciones en esta materia. Estudios que aporten información sobre la terapia floral, que forma parte de la medicina alternativa y que no ha sido estudiado lo suficiente como para tener claridad de su eficacia en el tratamiento de diversas patologías serán de gran utilidad. En el caso puntual del desorden de déficit atencional, estudios que avalen su uso tienen importancia significativa debido principalmente a que el tratamiento de la medicina tradicional utilizado actualmente para este trastorno puede conllevar riesgos. Por lo anterior sería conveniente tener alternativas de tratamiento.

23

III. HIPÓTESIS

Debido a las características terapéuticas de las esencias florales, su administración en niños de 6 a 14 años con déficit atencional, produce una mejoría de los síntomas de este trastorno.

24

IV. OBJETIVOS

IV.1. Objetivo general

Evaluar eficacia de la terapia de esencias florales en niños de 6 a 14 años con déficit atencional.

IV.2. Objetivos específicos

Determinar la terapia de esencias florales adecuada para cada tipo de déficit atencional según los síntomas.

Detectar que tipo de déficit atencional padecen los niños de acuerdo al resultado del test de Amen.

Indicar y aplicar la terapia de esencias florales según el tipo de déficit atencional que padecen los niños.

Evaluar la eficacia de la terapia de esencias florales aplicando por segunda vez el test de Amen.

Evaluar la influencia de la terapia de esencias florales sobre los problemas correlacionados al DDA, según resultados del test de Conners.

25

V. METODOLOGÍA

V.1. Diseño: Estudio de intervención antes – después, sin grupo control, de 3 meses de duración.

V.2. Sujetos: 29 niños de 6 a 14 años, hombres y mujeres; 24 niños pertenecientes a un colegio particular y 5 niños reclutados en forma particular. El colegio al cual pertenecen los niños se encuentra ubicado en Viña del Mar, cuenta con enseñanza básica y media, con un curso por nivel y cada curso es de aproximadamente 15 niños.

V.3. Criterios de inclusión: Niños de 6 a 14 años que padezcan DDA según el resultado obtenido en el test de Amen y que sus apoderados acepten su participación voluntaria en el estudio.

V.4. Criterio de exclusión: Niños en tratamiento alopático con diagnóstico médico de DDA.

V.5. Intervención: A los pacientes que cumplían con los criterios de inclusión y que no cumplían con el criterio de exclusión se les indicó tratamiento con terapia floral, una vez realizado los tests de evaluación de DDA.

V.6. Instrumentos:

- Test de Amen (ver anexo 2): Consta de 71 preguntas que se evalúan utilizando una escala que va desde el 0 al 4, donde 0 corresponde a nunca, 1 a raramente, 2 a ocasionalmente, 3 a frecuentemente y 4 a muy frecuentemente. Este test clasifica el DDA en 6 tipologías, de la pregunta 1 a la 23 se refiere al tipo 1 (DDA clásico), de la 1 a la 14 al tipo 2 (DDA desatento), de la 24 a la 36 al tipo 3 (DDA sobrefocalizado), de la 37 a la 49 al tipo 4 (DDA del lóbulo temporal), de la 50 a la 58 al tipo 5 (DDA límbico), y de la 59 a la 71 al tipo 6 (anillo de fuego).

26

La corrección del test de Amen consiste en sumar el número de respuestas evaluadas con 3 o 4, para cada subgrupo de preguntas que corresponden a un tipo de DDA. Para que un individuo padezca del tipo 1 se necesitan 6 o más preguntas, de la 1 a la 14 y de la 15 a la 23, que hayan sido evaluadas con un puntaje de 3 o 4; para el tipo 2 se necesitan 6 o más preguntas, de la 1 a la 14, evaluadas con 3 o 4; para el tipo 3 se necesitan 6 o más preguntas, de la 24 a la 36, evaluadas con 3 o 4; para el tipo 4 se necesitan 6 o más preguntas, de la 37 a 49, evaluadas con 3 o 4; para el tipo 5 se necesitan 6 o más preguntas, de la 50 a la 58, evaluadas con 3 o 4, y para el tipo 6 se necesitan 5 o más preguntas, de la 59 a la 71, evaluadas con 3 o 4.

- Test de Conners para padres, versión abreviada (ver anexo 3): Es un listado de 48

síntomas los que se evalúan con una escala que va del 0 al 3, donde 0 corresponde a nunca

o casi nunca, 1 a algunas veces, 2 a generalmente y 3 a siempre o casi siempre. Este test

ofrece la siguiente estructura: los ítems 2, 8, 14, 19, 20, 27, 35 y 39 corresponden al factor de dificultad de comportamiento; los ítems 10, 25, 31, y 37 a dificultad de aprendizaje; los ítems 32, 41, 43 y 44 a quejas psicosomáticas; los ítems 4, 5, 11 y 13 a hiperactividad- impulsividad, y los ítems 12, 16, 24 y 47 a ansiedad. Además existe un test de Conners abreviado de 10 ítems que entrega el nivel de DDA con hiperactividad, el cual corresponde

a los enunciados 4, 7, 11, 13, 14, 25, 31, 33, 37 y 38 del test de 48 ítems usado en el presente estudio.

La corrección de cada factor (dificultad de comportamiento, dificultad de aprendizaje, quejas psicosomáticas, hiperactividad-impulsividad y ansiedad) del test de Conners se realiza sumando el puntaje con el que fue evaluado cada ítem del factor. Si el

resultado de la suma de los ítems del factor es mayor a 3 * nº de ítems/2, se considera que

el problema está presente en el individuo.

V.7. Métodos: Para determinar el tratamiento adecuado se comenzó por asociar cada uno de los síntomas presentes en los tipos de DDA según el criterio de Amen, a las esencias florales de acuerdo a su efecto conocido. A partir de esto, se hicieron 6 fórmulas

27

bases, por lo tanto, cada fórmula contenía las esencias correspondientes a los síntomas del tipo de DDA. Dependiendo si la esencia usada actúa a nivel mental, emocional o físico se agregaron a las fórmulas 3, 5, o 7 gotas de cada esencia respectivamente.

Tabla Nº8: Fórmula base tipo 1

Esencia

Número de gotas de cada esencia

Beech, Centauro, Cherry Plum, Clematis, Cosmos, Crab Apple, Heather, Horn Beam, Indian Pink, Madia, Rabbit Brush, Rock Water, Saguaro, Scleranthus, Tansy, Vine, Wild Oat, Wild Rose

3

Chicory, Quaking Grass, Queen Anne’s Lace

5

Chamomille, Chesnut Bud, Elm, Impatiens, Sage

7

Tabla Nº9: Fórmula base tipo 2

Esencia

Número de gotas de cada esencia

Clematis, Madia, Wild Oat, Wild Rose

3

Elm

7

Tabla Nº10: Fórmula base tipo 3

Esencia

Número de gotas de cada esencia

Boronia, Chesnut Bud, Filaree, Heather, Hibbertia, Rabbit Brush, Red Chesnut, Rock Water, Saguaro, Scleranthus, Vine, White Chesnut

3

Willow

5

28

Tabla Nº11: Fórmula base tipo 4

 

Esencia

Número de gotas de cada esencia

Cherry

Plum,

Clematis,

Holly,

Saint

John’s

Wort,

White

3

Chesnut, Willow

 

Aspen, Larkspur, Mimulus, Rock Rose

 

5

Árnica, Chamomille, Vervain

 

7

Tabla Nº12: Fórmula base tipo 5

Esencia

Número de gotas de cada esencia

Centauro, Elm. Holly, Horn Beam, Larkspur, Mallow, Mountain Pennyroyal, Oregon Grape, Pine, Quaking Grass. Queen Anne’s Lace, White Chesnut

3

Olive, Scleranthus

7

Tabla Nº13: Fórmula base tipo 6

Esencia

Número de gotas de cada esencia

Beech, Cosmos, Heather, Kangaroo Paw, Rock Water, Sage, Scleranthus, Vervain

3

Aspen, Filaree, Holly, Larkspur, Mimulus

5

Red Erica

7

Una vez definidas las fórmulas a utilizar en la terapia, se realizó una reunión informativa con los profesores del colegio para explicar el estudio y obtener su apoyo para realizarlo.

29

Posteriormente, se realizó una reunión con los apoderados de cada curso, de 1º a 8º básico, con el fin de exponer el estudio, aclarar dudas y motivar la participación de sus pupilos en él.

A los apoderados interesados en que sus pupilos participaran en el estudio se les entregó el test de Amen y el test de Conners para que fueran completados por ellos.

Una vez que fueron recibidos los test completados por los apoderados, se realizó la evaluación de cada uno, y de acuerdo a los resultados del test de Amen se estableció que niños padecían de DDA y de que tipo o tipos. Según los resultados de cada factor del test de Conners se vieron algunos de los problemas asociados a este desorden.

Conociendo los resultados del test de Amen, se preparó la fórmula de esencias florales determinada para cada niño, mezclando las fórmulas bases correspondientes, de acuerdo al tipo o tipos de DDA encontrados. Cada fórmula se elaboró agregando 7 gotas de la o las fórmulas bases, a continuación se le adicionó 3 mL de coñac aproximadamente y se completó con agua mineral sin gas hasta un volumen de 30 mL.

Habiendo realizado lo anterior para cada niño, se entregó terapia para 3 meses de tratamiento, es decir, se entregaron 3 frascos de las formulaciones de esencias florales. Se les indicó una dosificación de 7 gotas 2 veces al día durante todos los días de la semana, a ser administrada directamente en la boca o disueltas en agua. Previo a la entrega del primer frasco de esencias florales se entregó una carta de consentimiento informado (ver anexo 1), que cada apoderado firmó y un informe sobre el o los tipos de DDA del pupilo.

Transcurridos los 3 meses de terapia se entregaron nuevamente ambos tests a los apoderados de los pupilos participantes del estudio y además se les pidió que evaluaran el grado de cumplimiento de la terapia con un cuestionario (ver anexo 4).

30

Una vez recibidos los test completados, se evaluaron sus resultados según la pauta de corrección explicada anteriormente.

V.8. Análisis estadístico: Se utilizó el programa SPSS EXCEL para procesar los datos de todos los niños que padecían de DDA y que recibieron tratamiento, obtenidos del test de Amen y del test de Conners, antes y después de los tres meses de tratamiento con terapia floral. Posteriormente, se realizó una estimación de la confiabilidad de ambos test, el análisis multivariado de la varianza (MANOVA) y el análisis de la varianza (ANOVA).

31

Esquema de estudio

Pacientes con DDA, que cumplían con criterios de inclusión y no de exclusión.

n=31

con criterios de inclusión y no de exclusión. n=31 Pacientes que no ingresaron al estudio. n=2

Pacientes que no ingresaron al estudio.

n=2

Pacientes incluidos en el estudio.

n= 29

Abandonos n=2
Abandonos
n=2

Intervención con terapia floral

Finalizaron la intervención

n=27

Remisión Remisión Sin completa parcial remisión n= 15 n=4 n=8
Remisión
Remisión
Sin
completa
parcial
remisión
n= 15
n=4
n=8

Luego de realizado el tratamiento del total de 27 niños que padecían DDA, tratados

y que terminaron el tratamiento, 15 tuvieron una remisión completa, es decir, se consiguió

la mejoría de síntomas del o los tipos de DDA que padecía cada sujeto; 4 niños lograron

una remisión parcial, es decir, mejoraron síntomas de uno o más tipos de DDA pero

manteniendo siempre la presencia de al menos un tipo, y 8 no mostraron cambios.

32

VI. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los test de Amen y de Conners fueron entregados a un total de 110 apoderados, 98 de un colegio y 12 particulares. Se recibieron los test completados de 50 niños, de los cuales 31 fueron diagnosticados con DDA.

Tabla Nº14: Niños con y sin DDA detectados con el test de Amen

 

Número de niños

% de niños

Con DDA

31

62

Sin DDA

19

38

De los 31 niños con DDA, 2 de ellos de sexo masculino y de edad de 6 años, fueron excluidos de participar en el estudio, ya que se encontraban con tratamiento alopático para esta patología. Por otra parte, 2 niños que iniciaron el tratamiento, abandonaron el estudio por una baja adhesión a la terapia, por lo tanto el total de sujetos del estudio fue 27.

La cantidad de niños que presentaban DDA al momento de realizar la primera evaluación fue alta, de un 62%, lo que no concuerda con la prevalencia según los creadores del DSM IV, que va de un 3 a un 5%. Esto se puede deber a que el interés por responder los test y por participar en el estudio puede haber sido mayor en los apoderados que sabían que sus hijos padecían o podían padecer de DDA. Otro factor que habría influido es que muchas veces los apoderados de niños con algún tipo de problema, prefieren un colegio más pequeño, pensando en una enseñanza más personalizada, como el colegio donde se realizó el estudio.

33

Características de los sujetos en estudio

Gráfico Nº1: Distribución por sexo

los sujetos en estudio Gráfico Nº1: Distribución por sexo Refiriéndose al género, la cantidad de ni

Refiriéndose al género, la cantidad de niños que padecían DDA fue bastante más alta en el género masculino, 22 niños de un total de 27, lo que coincide con lo señalado en la literatura encontrada, en la que se menciona que existe un predominio en hombres y que varía de una proporción aproximada de 2:1 en la población y 9:1 en ensayos clínicos (Schilling y Rosa, 2004).

Distribución por edad: En cuanto a la edad de los niños participantes del estudio, 7 de ellos se encontraban en el rango de edad de 6 a 7 años, 4 de ellos entre 8 y 9 años, y 16 entre los 11 y 13 años. No existió una tendencia clara dentro de un rango de edad determinado, posiblemente debido a que el número de sujetos del estudio no fue lo suficientemente alto como para detectar alguna tendencia.

Confiabilidad

En la Tabla Nº 15 se resumen las estimaciones de la confiabilidad de los test de Amen y de Conners.

34

Tabla Nº15: Estimación de la confiabilidad de las pruebas de Amen y Conners

 

Nº de ítems

Cronbach’s Alpha

Amen

71

0,941

Conners

48

0,893

El test de Amen consta de 71 ítems y presenta una confiabilidad del 0,941; el test de

Conners consta de 48 ítems y presenta una confiabilidad del 0,893. Ambos test son confiables, ya que superan ampliamente el criterio de 0,85 considerado por consenso como aceptable para comportamiento psicológico.

A continuación se presentan los resultados obtenidos del Análisis Multivariado de la

Varianza y del Análisis de la Varianza, y los gráficos donde se ven reflejados los cambios arrojados por estos análisis.

Análisis Multivariado de la Varianza

En la Tabla Nº16 se resumen los resultados del Análisis Multivariado de la Varianza (MANOVA), que compara los resultados de los test de Amen y Conners, antes y después del tratamiento en investigación.

Tabla Nº16: MANOVA de las pruebas de Amen y Conners, pre y post tratamiento

Efecto

Aproximaciones

Valor

F

Grados de

Grados de

Significancia

probabilísticas

(nombre

del

libertad inter

libertad intra

autor)

Método

Pillai’s Trace

 

0,948

62,061

12

41

0,000**

 

Wilks’ Lambda

 

0,052

62,061

12

41

0,000**

 

Hotelling’s Trace

 

18,164

62,061

12

41

0,000**

 

Roy’s Largest Root

 

18,164

62,061

12

41

0,000**

Grados de libertad inter: corresponden a los grados de libertad entre grupos, es decir, entre el grupo de antes del tratamiento y el grupo de después del tratamiento. Grados de libertad intra: corresponden a los grados de libertad entre los sujetos de un mismo grupo. ** significancia < 0,050

35

Los resultados presentados en la Tabla Nº16, muestran que hay un efecto sobre el conjunto de los indicadores de las pruebas de Amen y Conners atribuibles al tratamiento en estudio. Existió un cambio significativo del conjunto de variables antes y después del tratamiento con terapia floral, esto obedecería a que las esencias florales fueron eficaces actuando sobre el grupo de síntomas del comportamiento estudiados, con lo que varió su estructura.

Si se analizan los datos resumidos en los gráficos Nº2 y 3, se ve que el efecto es de disminución de la sintomatología en todas las variables.

Análisis de la Varianza

En la Tabla Nº17 se resumen los resultados del Análisis de la Varianza (ANOVA) del tratamiento para todas las variables de las pruebas de Amen y Conners.

Tabla Nº17: Resumen del ANOVA para las variables de las pruebas de Amen y Conners, pre y post tratamiento

Fuente

Variable

Grados de

Cuadrados

F

Significancia

Dependiente

libertad

Medios

Modelo corregido

tipo1

1

266,667

22,265

0,000**

 

tipo2

1

54,000

5,281

0,026**

 

tipo3

1

73,500

14,313

0,000**

 

tipo4

1

26,741

6,909

0,011**

 

tipo5

1

4,167

2,159

0,148

 

tipo6

1

46,296

7,470

0,009**

 

PC

1

16,667

1,528

0,222

 

PA

1

54,000

10,152

0,002**

 

QPS

1

7,407

1,949

0,169

 

H/I

1

39,185

3,881

0,054*

 

A

1

2,667

,502

0,482

 

DAH

1

146,685

6,418

0,014**

36

A partir de los resultados de la Tabla Nº17, se desprende que hay efecto del

tratamiento en las siguientes variables del test de Amen: DDA de los tipos 1, 2, 3, 4 y 6; y

en las siguientes del test de Conners: problemas de aprendizaje (PA), hiperactividad/impulsividad (H/I) y déficit atencional con hiperactividad (DAH).

Respecto a la variable del test de Amen DDA tipo 5 parece no haber cambio, posiblemente porque la cantidad de sujetos que padecían este tipo era bastante menor. Lo mismo ocurrió sobre las siguientes variables del test de Conners, problemas de conducta (PC), quejas psicosomáticas (QPS) y ansiedad (A), posiblemente porque no se encontraban tan relacionadas a los síntomas del DDA como las otras variables, y cabe destacar que las esencias no estaban indicadas directamente para estos problemas.

Sin embargo, como hay efecto multivariado, más bien se puede postular que dentro del sistema si hay efecto del tratamiento sobre los criterios de contraste, esto queda de manifiesto en los gráficos Nº2 y 3, presentados a continuación.

El gráfico Nº2 resume los resultados obtenidos en el test de Amen antes y después

del tratamiento, tomando en cuenta para todos los tipos de DDA a todos los niños

participantes del estudio.

37

Gráfico Nº2: Puntuación obtenida por tipo de DDA antes y después del tratamiento en las escalas de Amen (n=27)

Promedio de puntuación

12,00

10,00

8,00

6,00

4,00

2,00

9,74 n=27 5,93 5,30 5,07 4,56 3,93 3,70 2,74 2,70 2,30 2,19 1,63 Tipo1 Tipo2
9,74
n=27
5,93
5,30
5,07
4,56
3,93
3,70
2,74
2,70
2,30
2,19
1,63
Tipo1
Tipo2
Tipo3
Tipo4
Tipo5
Tipo6

Tipo de DDA

PRE TEST5,07 4,56 3,93 3,70 2,74 2,70 2,30 2,19 1,63 Tipo1 Tipo2 Tipo3 Tipo4 Tipo5 Tipo6 Tipo

POST TEST5,07 4,56 3,93 3,70 2,74 2,70 2,30 2,19 1,63 Tipo1 Tipo2 Tipo3 Tipo4 Tipo5 Tipo6 Tipo

El gráfico anterior muestra claramente que la sintomatología de cada tipo de DDA señalado por el test de Amen se ve disminuida por el tratamiento aplicado.

A continuación se presenta el gráfico Nº3 que resume los resultados obtenidos en el test de Conners antes y después del tratamiento, tomando en cuenta para todos los factores a todos los niños participantes del estudio.

38

Gráfico Nº3: Puntuación de cada factor antes y después del tratamiento en las escalas de Conners (n=27)

Promedio de puntuación

14,00

12,00

10,00

8,00

6,00

4,00

2,00

13,22 n=27 9,93 7,63 7,04 5,59 5,63 5,33 4,48 4,37 3,93 2,78 2,04 PC PA
13,22
n=27
9,93
7,63
7,04
5,59
5,63
5,33
4,48
4,37 3,93
2,78
2,04
PC
PA
QPS
H/I
A
DDAH

Factor del test de Conners

PRE TEST7,63 7,04 5,59 5,63 5,33 4,48 4,37 3,93 2,78 2,04 PC PA QPS H/I A DDAH

POST TEST7,63 7,04 5,59 5,63 5,33 4,48 4,37 3,93 2,78 2,04 PC PA QPS H/I A DDAH

A partir de los resultados presentados en el gráfico Nº3, queda de manifiesto que el tratamiento tiene efecto sobre el conjunto de variables de la prueba de Conners.

Resultados del Test de Amen

Del total de niños con DDA tratados con terapia floral, 15 de ellos mejoraron con respecto a el o los tipos de DDA que presentaban, quedando sin presencia de DDA luego del tratamiento; 4 sujetos mejoraron parcialmente, es decir, se pudo ver una mejoría de uno o más tipos de DDA pero permaneció al menos uno, lo que le dio una evaluación positiva de la presencia de DDA. Finalmente, 8 sujetos no presentaron mejoría en ninguno de los tipos de DDA que exhibían, detectándose presencia de DDA después de terminado el tratamiento. Esto se observa en el gráfico Nº 4.

39

Gráfico Nº4: Distribución de presencia de DDA según resultados del test de Amen, pre y post tratamiento

30 27 25 n=27 20 15 con DDA 15 12 sin DDA 10 5 0
30
27
25
n=27
20
15
con DDA
15
12
sin DDA
10
5
0
0
Pre tratamiento
Post tratamiento
Nº de niños

A continuación en el gráfico Nº5 se presenta el número de niños según el tipo de DDA que padecían, antes y después del tratamiento en estudio (Tabla completa adjunta en anexo 5).

Gráfico Nº5: Distribución de resultados del test de Amen según tipo de DDA

2 6 11 0 5 2 n=27 0 4 6 1 3 5 10 2
2
6
11
0
5
2
n=27
0
4
6
1
3
5
10
2
27
4
1
12
0
5
10
15
20
25
30
Tipo de DDA

Nº de niños

Post tratamientoPre tratamiento

Pre tratamientoPost tratamiento

La presencia del tipo de DDA 2 (desatento) estaba en el 100% de los sujetos estudiados, ya que según Amen, contiene los síntomas básicos para padecer este desorden.

40

En 12 de los sujetos estaba presente el tipo 1 (clásico), cifra que sobresale por encima de las de los otros tipos, debido a que la hiperactividad se observa con frecuencia; 11 de los niños presentaban el tipo 6 (hiperactividad de los ganglios basales), lo que no deja de ser una cifra alta comparada con la de los otros tipos, esto puede deberse a que este tipo presenta síntomas asociados a síntomas de otros tipos y que además presenta conductas similares con ellos, como por ejemplo, el tipo 6 tiene síntomas relacionados con la impulsividad al igual que el tipo 1.

De acuerdo a los resultados presentados en el gráfico Nº5, existe una disminución de la presencia de todos los tipos de DDA luego de administrado el tratamiento en estudio, la que se observa proporcionalmente pareja en todos ellos, excepto en el tipo 5 donde la disminución es menor.

En la tabla Nº18 se presentan los promedios de los resultados de cada pregunta del test de Amen respecto del número de niños que respondió con las distintas valoraciones, antes y después de la administración del tratamiento. (Tabla completa adjunta en anexo 6).

Tabla Nº18: Distribución de promedios de respuestas del test de Amen, pre y post tratamiento

 

Previo al tratamiento

Después del tratamiento

 

Valoración

Valoración

Valoración

Valoración

Valoración

Valoración

<3

3

4

<3

3

4

de

17,70

5,07

4,24

22,38

3,69

0,92

niños

Cantidad

65,56

18,78

15,70

82,89

13,67

3,41

(%)

Como lo muestra la tabla Nº18, el promedio de niños que respondieron con valoración <3 aumentó después de administrado el tratamiento, debido a que los valores 0,1 y 2 corresponden a las valoraciones más bajas en cuanto a frecuencia de aparición de un

41

síntoma en particular, esto es consecuencia de que las esencias florales indicadas para cada tipo de DDA actuaron disminuyendo cada síntoma relacionado con una pregunta. A raíz de esto disminuyeron las valoraciones 3 y 4, ya que estas son las que reflejan la aparición más frecuente de los síntomas, sin embargo, en algunos casos, la valoración 3 aumentó porque las preguntas que tenían valoración 4 disminuyeron sólo en 1 punto. Estos cambios en las valoraciones de las preguntas se pueden observar en el gráfico Nº6.

Gráfico Nº6: Distribución de promedios de número de niños por valoración según test de Amen, pre y post tratamiento

25 22,38 20 17,7 n=27 15 10 5,07 4,24 3,69 5 0,92 0 <3 3
25
22,38
20
17,7
n=27
15
10
5,07
4,24
3,69
5
0,92
0
<3
3
4
Promedio de nº de niños por
valoración

Valoración

Pre tratamientoPost tratamiento

Post tratamientoPre tratamiento

Resultados del Test de Conners

En la tabla Nº19 se presenta el promedio de puntaje para cada uno de los factores del test de Conners, antes y después de administrado el tratamiento. (Tabla completa adjunta en anexo 7).

42

Tabla Nº19: Promedio de puntaje de factores del test de Conners

Factor

Previo tratamiento

Después tratamiento

Problema de Conducta

4,59

3,26

Problema de Aprendizaje

6,63

4,63

Quejas Psicosomáticas

1,78

1,04

Hiperactividad/Impulsvidad

6,04

4,26

Ansiedad

3,37

2,74

DDAH

12,22

9,07

De acuerdo a los promedios del puntaje de los factores del test de Conners presentados en la tabla Nº19, se observa que existe una mejoría en todos ellos luego de administrado el tratamiento en estudio; a pesar de que las esencias florales fueron indicadas según la sintomatología del test de Amen, éstas ejercieron su efecto terapéutico sobre los diferentes problemas que se reflejan en los factores del test de Conners, actuando sobre ellos independiente del o los tipos que el niño presentase. La mejoría reflejada en los cambios de promedios de puntuación se muestra a continuación en el gráfico Nº7.

Gráfico Nº7: Distribución de promedio de puntaje de factores del test de Conners

14 12,22 12 n=27 10 9,07 8 6,63 6,04 6 4,59 4,63 4,26 3,26 3,37
14
12,22
12
n=27
10
9,07
8
6,63
6,04
6
4,59
4,63
4,26
3,26
3,37
4
2,74
1,78
2
1,04
0
PC
PA
QPS
H/I
A
DDAH
Promedio de puntaje de
factores

Factor

Pre tratamiento Post tratamiento
Pre tratamiento
Post tratamiento

En los gráficos desde el Nº8 al 13 se muestra la detección de cada factor del test de Conners antes y después del tratamiento.

43

Gráfico Nº8: Distribución de niños con y sin problemas de comportamiento según el test de de Conners antes y después del tratamiento

el test de de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners
el test de de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners

La presencia del factor de Conners que arroja problemas de comportamiento, fue mínimo, 1 sujeto del total de 27. Luego del tratamiento, el único caso existente, mejoró con respecto a este problema.

Gráfico Nº9: Distribución de niños con y sin problemas de aprendizaje según el test de de Conners antes y después del tratamiento

el test de de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners
el test de de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners

La presencia del factor de Conners que arroja problemas de aprendizaje fue de 16 sujetos; luego del tratamiento, disminuyó a 7 casos.

44

Gráfico Nº10: Distribución de niños con y sin quejas psicosomáticas según el test de Conners antes y después del tratamiento

según el test de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners
según el test de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners

La presencia del factor de Conners sobre quejas psicomáticas fue de 3 sujetos; luego del tratamiento, disminuyó a 1 caso.

Gráfico Nº11: Distribución de niños con y sin hiperactividad-impulsividad según el test de Conners antes y después del tratamiento

según el test de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners
según el test de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners

La presencia del factor de Conners sobre hiperactividad/impulsividad fue de 15 sujetos; luego del tratamiento, disminuyó a 10 casos.

45

Gráfico Nº12: Distribución de niños con y sin ansiedad según el test de Conners antes y después del tratamiento

según el test de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners
según el test de Conners antes y después del tratamiento La presencia del factor de Conners

La presencia del factor de Conners sobre ansiedad fue de 5 sujetos; luego del tratamiento, disminuyó a 4 casos.

Gráfico Nº13: Distribución de niños con y sin desorden de déficit atencional con hiperactividad según el test de Conners antes y después del tratamiento

según el test de Co nners antes y después del tratamiento La presencia de desorden de
según el test de Co nners antes y después del tratamiento La presencia de desorden de

La presencia de desorden de déficit atencional con hiperactividad según la escala de Conners fue de 9 sujetos; luego del tratamiento, 6 casos mejoraron, quedando 3 sujetos con el problema.

46

Refiriéndose a los resultados de manera general, la notable mejoría que se pudo observar en los sujetos, se debió a que el instrumento utilizado para definir la terapia a indicar, clasificaba a los niños específicamente según los síntomas particulares de cada tipo de DDA que ellos padecían, y no de una forma generalizada. Además, las esencias utilizadas, pertenecían a varios sistemas florales, con lo que se pudo abarcar toda la gama de síntomas que los sujetos presentaban. Sin embargo, sería recomendable que el tratamiento fuera totalmente individualizado, es decir, que se hiciera una fórmula de esencias florales especial acorde con los síntomas de cada niño, para así lograr que la terapia sea lo más eficaz posible.

La mejoría que no fue observada en ciertos niños se podría deber a que el tiempo de tratamiento no fue suficiente para ejercer el efecto sobre todas las variables de la conducta del sujeto, a la incorrecta frecuencia y dosis de administración, a la baja adherencia y cumplimiento de la terapia, y a las diversas circunstancias en las que se encontraba el sujeto, es decir, su entorno social, familiar y escolar.

Para mejorar la eficacia de la terapia a través de un mejor diagnóstico, sería aconsejable la presencia de un psicólogo y/o neurólogo o psiquiatra, no sólo para la evaluación de los tests, sino también para la realización de una entrevista personal con el niño donde aplique su ojo clínico.

Por otra parte, el tamaño de la muestra de la investigación fue bajo y además la cantidad de tests que fueron devueltos fue muy inferior a la entregada y esperada, este número podría haber sido mayor con la realización de una campaña de motivación para favorecer la participación en el estudio. Se debe considerar que el colegio donde se realizó el estudio posee un bajo número de alumnos, por lo que hubiera sido mejor realizarlo en un colegio más grande, así todos los participantes se verían afectados por el mismo entorno escolar y la muestra sería mayor. Sin embargo, considerando que éste es un estudio piloto, el tamaño se consideró adecuado.

47

Se debe tener en cuenta que la evaluación que se dio a cada síntoma en los tests estuvo sujeta a subjetividad por parte del observador por lo que no se pudo tener control de este punto.

El diseño de la investigación no consideró un grupo control, lo anterior resta valor de evidencia científica si se compara con un estudio controlado. Sin embargo, a pesar de esta limitación metodológica, este estudio constituye un paso hacia el desarrollo de futuras investigaciones en este tema, acerca del que existen más observaciones empíricas que ensayos clínicos.

48

VII. CONCLUSIONES

Los resultados del estudio permiten concluir que las esencias florales producirían una mejoría en la sintomatología del DDA, lo que se refleja en la disminución de la cantidad de niños que padecían DDA.

Debido a que la sintomatología específica que se relaciona con cada pregunta disminuyó, como lo demuestra la modificación en la valoración de la frecuencia de aparición de los síntomas, se desprende que la relación entre esencia y síntoma a tratar fue correctamente realizada, y por lo tanto bien indicada.

Por otro lado, las esencias florales tuvieron efecto en factores relacionados con el DDA, a pesar que la indicación de la terapia no estaba directamente enfocada hacia ellos. Por lo tanto, estas esencias además de ser eficaces tratando el DDA, parecen también serlo en el tratamiento de problemas correlacionados a este desorden, y con mayor razón, si se diseñara un estudio para investigar específicamente estos problemas.

En vista de los alentadores resultados obtenidos y considerando las limitaciones metodológicas de este estudio, se propone la realización de futuras investigaciones con un diseño metodológico más robusto. De esta forma se contará con bases científicas más confiables para considerar la terapia floral como una eficaz alternativa de tratamiento a los fármacos alopáticos, tanto en el caso de DDA, como también en otras patologías donde se estudie y compruebe su eficacia.

49

VIII. BIBLIOGRAFÍA

Amador JA, Idiázabal MA, Sangorrín J, Espadaler JM, Forns M. 2002. Utilidad de las escalas de Conners para discriminar entre sujetos con y sin trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Psicothema (ISSN 0214-9915). 14(2):350-356

Amen D.G. 2001. Healing ADD, The breakthrough Program That Allows You to see and heal the 6 types of ADD. 1 st ed. Berkley Editioral, New York, USA.

Artigas J. 2006. El trastorno de déficit de atención/hiperactividad en la consulta del pediatra. Algunas sugerencias. Rev Pediatr Aten Primaria. 8 Supl 4:115-133

Bright GM. 2008. Abuse of Medications Employed for the Treatment of ADHD:

Results from a Large-Scale Community Survey. Medscape J Med. 10(5): 111

Bukstein

OG.

2008.

Substance

Abuse

in

Patients

with

Attention

Deficit/Hyperactivity Disorder. Medscape J Med. 10(1): 24

Calvo JM, Martínez MC, García E. 2006. Tratamiento de los trastornos depresivos en atención primaria con terapia floral. Medicina Naturista (ISSN 1576-3080).

9:442-449

Chao-Kung L, Tung-Mei, Joe Ching-Kuang C. 2006. Methylphenidate (Ritalin)- associated Cataract and Glaucoma. J. Chin. Med. Assoc. 69(12):589-590.

Condemarín M, Gorostegui M.E, Milicia N. 2005. Déficit Atencional, Estrategias para el Diagnóstico y la Intervención Psicoeducativa. 4ª ed. Editorial Ariel Educación, Santiago, Chile. p. 13-14.

Diario Oficial de la República de Chile. Decreto Nº 42 “Reglamento para el ejercicio de las prácticas médicas alternativas como profesiones auxiliares de la salud y de los recintos en que éstas se realizan”, Artículo 1º, Título I: de las prácticas médicas alternativas. Santiago, Chile, 17 junio 2005.

50

Espeche B. 2003. Esencias Florales: El mensaje curativo de la naturaleza. 3ª ed. Editorial Kier, Buenos Aires, Argentina.

Espeche B, Grecco E. 1993. Esencias Florales Australianas, Sistema Unicista Bush. 2ª ed. Ediciones Continente,