Вы находитесь на странице: 1из 7

EL PERDÓN ES TENER PAZ EN EL CORAZÓN

SEBASTIAN JARAMILLO

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS


FACULTAD DE ADMINISTRACIONES
PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS
GIRARDOT – SEMESTRE 1 - 2015
El Perdón es Tener Paz en el Corazón

Por lo general, los libros de superación personal se basan en personajes que se ven

agobiados por problemas de la vida diaria, que solucionan sus inconvenientes en base a posturas

ilusorias que no permiten afrontar el problema de una manera real. “Reconciliarnos por fin con

nuestros seres queridos”, es un capitulo motivador debido a que el autor explica que ese ser

supremo, enseña a la gente a amarse a sí misma, para poder llegar a encontrar la paz en el

perdón. Este capítulo no sigue los parámetros de otros libros de autoayuda, donde la salvación

está en el pensamiento de la persona, sino muestra a la gente, que Dios “Ese ser que en las

religiones monoteístas, es un ente sobrenatural único al que se rinde culto; es responsable de la

creación del universo y del misterio de la existencia” (Oxford, S.F.), existe para dar fortaleza.

Debido a esto Gutiérrez, es oportuno argumentando que el odio y resentimiento, que está

presente en los corazones de cada persona, no permite que esta se desarrolle, porque las personas

mantienen amargadas por situaciones que tiempo atrás hicieron daño, sin saber que son ellas

mismas las que generan que todo ese rencor afecte sus relaciones actuales. La gente debe dejar

de quejarse y concentrarse en dar lo mejor en el tiempo presente y entender qué es lo

primordial para salir adelante (Baquero, 2013). Por lo dicho, el autor enfatiza en el amor

propio, para poder perdonar y romper con esas ataduras que agobia la vida de cualquiera, porque

el perdón según el autor no es un sentimiento, que hay que dejar de sentir, sino más bien una

fuerza de voluntad que nos lleva a ser justos con las acciones cometidas por alguien. Por eso muy

claro dice Corrie Ten Boom, "Quien no puede perdonar a otros, rompe el puente por el que él

mismo puede pasar".


Asimismo, el autor es sólido en su idea de que el perdón es un puente para encontrar

el amor de Dios, y este guie a la gente a encontrar la tranquilidad.

Baquero (2013) declara:

Nadie más que usted es el arquitecto y constructor de su propia vida y en sus manos tiene la

solución: empiece a perdonarse por haber elegido que lo que los demás hayan dicho o hecho le

haya afectado y perdone también a esas personas que la vida le ha puesto en el camino.

Es muy claro que el perdón es una forma de estar en paz “Estado de tranquilidad y quietud;

en cambio, en sentido negativo, la paz es la ausencia de guerra” (Definición. de. S.F.), con todo lo que

nos rodea y con ese ser todopoderoso que rige la vida. Para ejemplificar tales consideraciones el

escritor narra cómo encontró la fortaleza para enfrentarse a su agresor, para perdonar sus actos.

Dado que al perdonar no se olvida los daños, que alguien causo sino más bien se reconoce, los

motivos que lo llevaron a cometerlos, para ello la persona que tiene la voluntad de llevar a cabo

este acto, debe tener mucho amor en su corazón, para dar y compartir con las personas, ya que

ese amor prepara el corazón del agresor para las explicaciones necesarias. También es necesario

que exista la humildad, debido a que nosotros no podemos ser justo si siempre estamos mirando

por encima del hombro a nuestro agresor, por ultimo debe existir Dios en nuestro corazón para

tener la fortaleza de eximir de la culpa a esa persona que causo daño.

Adicionalmente, este capítulo es interesante por la manera en que el autor abarca su

proceso de sanación, mostrado las fallas que cualquiera tiene buscando a Dios. Porque a la

humanidad le cuesta creer que ese ser supremo obsequie dones o favores gratis, por ello muchas

personas dejan de creer, por que en algún momento de su vida recurrieron a Dios y en él, no
encontraron la sanación o salida que estaban buscando. El autor es clarificador cuando desmiente

a las personas que afirman que, Dios no existe, ya que ese ser en realidad está presente en nuestra

vida más que nunca, lo que hace falta es que como lo cite atrás abramos nuestros corazón para

recibirlo, porque un corazón en el cual no exista la fe en él, es un corazón lleno de maldad.

Debido a esto Gutiérrez es acertado explicando las terapias que las personas pueden

seguir para no alejarse del camino de la sanación, para encontrar la fortaleza necesaria a través

de la oración como un vínculo en el cual podemos hablar con ese ser superior, lleno de amor para

toda la humanidad. Lo dice el papa Francisco “La oración nos cambia el corazón. Nos hace

comprender mejor cómo es nuestro Dios. Pero para esto es importante hablar con el Señor, no

con palabras vacías” (Vaticano, 2014). Se debe orar de corazón no solo para recibir regalos de

Dios, porque sería una oración vacía, la cual la hacemos por obligación, esto no aporta al proceso

de sanación de una persona sino más bien genera un retroceso.

Por lo tanto, Gutiérrez es razonable al usar diferentes figuras sacramentales para explicar

el poder de Dios y su manera de ayudar a la humanidad, porque si la gente viera a Dios en una

figura, aunque aumente la credibilidad de que ese ser existe, disminuye la fe, causante de que

una persona pueda luchar por sus sueños, otro aspecto que cabe resaltar, del capítulo

“Reconciliarnos con nuestros seres querido”, es que ese ser Todopoderoso es una persona

misericordiosa que ama a sus hijos, es capaz de perdonar una y otra vez a la humanidad, tal cual

la gente debe realizar la misma acción, perdonar tantas veces, como pueda, porque ese ser

superior no lleva la cuenta de cuantas veces hemos cometido un pecado, si no que nos absuelve

de todo, ya que ama a cada uno de los individuos que viven en la tierra.
Por todo lo dicho, se habla de que el acto de perdonar debe ser de corazón, sin pensar en

el dolor causado, sino más bien desearle todo lo bueno a la persona agresora es la única forma de

obtener la tranquilidad interior. Buscar esa paz, que deje avanzar hacia un futuro próspero, lleno

de bendiciones. Las personas deben aprender a creer en Dios una y otra vez, sin desfallecer en

esa fuerte fe, porque él también cree, en las personas y a cada una le tiene preparado su regalo

para la vida entera.

En conclusión, este capítulo es útil para aquellas personas que no han encontrado a Dios,

o que por alguna razón han dejado de creer en ese ser supremo, es una manera de abrirle los ojos

a toda esa gente para que vuelva a retomar el buen camino, que si sufren de alguna enfermedad a

la cual no le han encontrado causa, es porque esa enfermedad es del alma y la persona debe,

encontrar sus raíces, para reconciliarse de nuevo con la vida, ya que ese problema es un llamado

de Dios, a que esa persona vuelva al buen camino.


Referencias Bibliográficas:

Oxford. S.F. Concepto de Dios. Articulo digital consultado el día 7 de octubre de 2015 de

http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/espanol/dios

Definición.de. 2008. Definición de Paz. Copyright. Artículo digital consultado el 7 de octubre de

2015 de http://definicion.de/terapia/

Baquero C. 2013. 7 razones por las cuales dejar el pasado atrás y perdonar. Diario Electrónico

Huffpost Voces. Artículo digital consultado el 9 de octubre de 2015 de

http://voces.huffingtonpost.com/christopher-barquero/perdonar-dejar-pasado-

atras_b_3859845.html

Vaticano. 2014. Papa Francisco: La oración nos cambia el corazón y nos hace comprender

mejor cómo es Dios. Aciprensa. Artículo digital consultado el día 9 de octubre de 2015 de

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-la-oracion-nos-cambia-el-corazon-y-

nos-hace-comprender-mejor-como-es-dios-19224/

Оценить