Вы находитесь на странице: 1из 6

UNIVERSIDAD MANUELA BELTRAN

FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA ENFERMERIA
CUIDADO DE ENFERMERIA A LA MUJER Y AL RECIEN NACIDO

https://inatal.org/noticias/reportajes/360-por-que-practicar-yoga-es-beneficioso-para-el-
embarazo.html

Justificación
La presente sesión educativa tiene como finalidad fortalecer el vínculo que hay entre la pareja
ya que se ha podido evidenciar que en muchas ocasiones es de gran estrés para ambos el
hecho de tener un nuevo integrante en la familia también se pretende que la madre pueda
practicar algunos de estos ejercicios en casa para fortalecer toda la parte muscular pelícano
y abdominal ya que se ha comprobado que el yoga como ejercicio previo al parto hace que
sea menos tortuoso para la gestante aparte crea en el hogar un ambiente de confort para
ambos.
Marco teórico
Yoga es uno de los ejercicios más adecuados para realizar durante el embarazo. Por eso en
esta ocasión te hablaremos de los beneficios, contraindicaciones y precauciones de practicar
yoga cuando estés embarazada.
Beneficios del yoga durante el embarazo
Existen varios motivos por los que el yoga es uno de los ejercicios que más se recomienda
para las embarazadas, y es que además de ser una actividad física de bajo impacto, diversos
estudios prueban que éste ofrece múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé.
Un estudio afirma que el yoga es el mejor ejercicio para el embarazo, ya que es más efectivo
UNIVERSIDAD MANUELA BELTRAN
FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA ENFERMERIA
CUIDADO DE ENFERMERIA A LA MUJER Y AL RECIEN NACIDO
que caminar o realizar ejercicios de clases prenatales, y que puede ser realizado con seguridad
en mujeres que padecen depresión. De hecho, está comprobado que el yoga puede ayudar a
reducir síntomas depresivos durante el embarazo, especialmente cuando se acompañan los
ejercicios de posturas con meditación y relajación profunda, lo que lo hace ideal para quienes
padezcan depresión o ansiedad. Otro beneficio de practicar yoga durante el embarazo, es que
ayuda a reducir el estrés y aumenta la función inmunológica, de acuerdo con un estudio en
el que mujeres embarazadas lo practicaron de la semana 16 a la 36, asistiendo a clases de 70
minutos dos veces por semana.
Además, el yoga no sólo ayuda durante el embarazo, sino que además te prepara para el parto,
ya que otro estudio comprobó que ayuda a reducir el dolor durante el parto e incluso podría
ayudar a reducir la probabilidad de tener cesárea.
Otros beneficios del yoga durante el embarazo son:
 Disminuye el dolor de espalda al mejorar la postura corporal.
 Ayuda a dormir mejor, ya que es una actividad relajante que reduce la sensación de
fatiga y el estrés.
 Formas una conexión aún más fuerte con tu bebé, al hacer que te enfoques en tu
respiración y de este modo te vuelves más consciente de tu cuerpo.
Contraindicaciones
Aunque el yoga sea uno de los mejores ejercicios para practicar durante el embarazo, como
con cualquier actividad física, hay ciertas cosas que debes evitar para practicarlo de manera
segura. Entre ellas se encuentran las siguientes:

Evitar los tipos de yoga que requieran mucho esfuerzo como ashtanga, especialmente si
nunca has practicado yoga. Lo mejor para el embarazo es el hatha yoga o el yoga prenatal,
que ofrece posturas seguras, adaptadas para el embarazo.
Evitar clases de yoga que se practiquen con altas temperaturas, como el Bikram yoga. En
realidad, se debe evitar practicar cualquier tipo de actividad física si hace mucho calor o no
se cuenta con ventilación adecuada.
Al hacer yoga, se deben evitar hacer ciertas posturas que compriman el vientre o que
requieran mucho estiramiento de la zona abdominal, así como posturas que requieran que
estés acostada sobre tu espalda. Las posturas invertidas tampoco son recomendables durante
el embarazo.
Cada postura de yoga debe ser realizada con comodidad y sin forzar el cuerpo. Si no puedes
hablar o te cuesta respirar bien mientras practicas una postura, te estás esforzando demasiado.
UNIVERSIDAD MANUELA BELTRAN
FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA ENFERMERIA
CUIDADO DE ENFERMERIA A LA MUJER Y AL RECIEN NACIDO
Hayas o no practicado yoga antes de tu embarazo, lo ideal es que acudas a una clase de yoga
prenatal con un instructor certificado, ya que ellos están capacitados para saber cuáles
posturas son seguras de practicar durante el embarazo. Además, durante la clase te enseñarán
a respirar de manera correcta, lo que te ayudará a relajarte y enfocarte mejor, así como para
mejorar tu respiración, que te será muy útil en el momento en que tengas las contracciones
durante el parto.

https://es.pngtree.com/freepng/pregnant-women-yoga_2847019.html
Precauciones
Es importante mencionar que antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios o actividad física
durante el embarazo, debes tomar ciertas precauciones, y siempre consultarlo y hablarlo con
tu médico, para que te asegure que no existe ningún riesgo para ti o para tu bebé.
De igual manera, debes interrumpir el ejercicio si presentas alguno de los siguientes
síntomas: hemorragia vaginal, dificultas o esfuerzo para respirar antes de ejercitarte, dolor
de cabeza, mareos, debilidad muscular, dolor o hinchazón en las pantorrillas, molestias en el
pecho, dolor abdominal, contracciones, reducción del movimiento fetal, visión borrosa o
pérdida de líquido por la vagina.
UNIVERSIDAD MANUELA BELTRAN
FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA ENFERMERIA
CUIDADO DE ENFERMERIA A LA MUJER Y AL RECIEN NACIDO
Ejercicios básicos de yoga

Existen tres tipos de respiraciones básicas utilizadas en el yoga:


 Respiración superficial o torácica: se puede utilizar en la fase de dilatación y consiste
en tomar y expulsar poca cantidad de aire cada vez. Aunque el aporte de oxígeno
puede ser adecuado, existe el riesgo de hiperventilar si el ritmo de inspiración-
espiración se demasiado rápido.
 Respiración lenta y profunda: también se utiliza durante el periodo de dilatación,
generalmente en las primeras fases. Permite un buen aporte de oxígeno a la madre y
al feto durante la contracción y evita la hiperventilación. La mujer inspira lentamente
UNIVERSIDAD MANUELA BELTRAN
FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA ENFERMERIA
CUIDADO DE ENFERMERIA A LA MUJER Y AL RECIEN NACIDO
a través de la nariz, llevando el abdomen hacia afuera y espira a través de los labios
fruncidos, dirigiendo el abdomen hacia abajo. La frecuencia respiratoria es lenta, de
6-9 respiraciones por minuto.

 Respiración soplante rápida o de soplido- jadeo: suele utilizarse en la fase activa del
parto cuando empiezan a sentirse los primeros pujos y no existen condiciones
adecuadas para realizarlos. Cuando sobreviene la contracción la mujer puede tener la
necesidad de respirar más rápidamente; para evitar la hiperventilación, puede utilizar
el patrón respiratorio de jadeo-jadeo-soplido

BIBLIOGRAFÍA:

1 Macias Seda J, Gómez Salgado J. Enfermería Maternal y del Recién Nacido. Colección
Líneas de Especialización para Enfermería. 1a ed. Madrid: Enfo Ediciones; 2007. [
Links ]

2. Anim-Somuah M, Smyth R, Howell C. Analgesia epidural versus no epidural o ninguna


analgesia para el trabajo de parto (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane
Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-
software.com (traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley
& Sons, Ltd. [ Links ]).

3. Fernández-Guisasola J, Rodríguez Caravaca G, Serrano Rodríguez ML, Delgado Gonzalez


T, García del Valle S, Gómez-Arnau JI. Analgesia epidural obstétrica: relación con diversas
variables obstétricas y con la evolución del parto. Rev. Esp. Anestesiol. Reanim. 2004; 51:
121. [ Links ]

4. Ministerio de Sanidad y Consumo. Estrategia de atención al parto normal en el sistema


nacional de salud (Internet, 2007), (consultado 15 de octubre de 2012). Disponible en:
http://www.msc.es/organización/sns/plancalidadSNS/pdf/equidad/estrategiaParto. [
Links ]
UNIVERSIDAD MANUELA BELTRAN
FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA ENFERMERIA
CUIDADO DE ENFERMERIA A LA MUJER Y AL RECIEN NACIDO