Вы находитесь на странице: 1из 1

Opinión

Reflexiones amorosas
… “Pero el Centurión replicó diciendo: Señor, Tomás que la fe es la gracia: “Cada acto de amor hecho por (Jesús) le dijo; Yo iré y lo sanaré…”
yo no soy digno de que entres bajo mi techo, sólo esas almas (en gracia) merece la vida eterna”. El corazón del Centurión, conmovido por la disposición
di una palabra y quedará sano mi siervo” … (Mt 8, 8) Jesucristo Nuestro Señor vino a salvar a las almas del Señor, se humilla y se somete, se achica y se mortifica
del pecado, pero cuando la fe se desmorona lentamente movido por la fe que guarda de Él. Dice el evangelista:

Elogia
y poco a poco se va demoliendo en el alma y corazón de “Pero el Centurión replicó diciendo: Señor, yo no soy digno
las personas, cuando podría arraigar en su corazón la fe en de que entres bajo mi techo, más solamente dilo, con una
Cristo Nuestro Señor, es ¡No! en los corazones de muchos, palabra quedará sano mi criado”…A la fe del Centurión,

Jesucristo la fe
en cada generación que pasa por el mundo, haciendo que Jesús ha descubierto, le da más para que se encienda
realidad la profética palabra de Cristo Nuestro Señor: con pasión su sentimiento de amor, manifestó a Él su
“Pero el Hijo del hombre, cuando vuelva (segunda venida) divinidad y se dirige a su corazón: “…Crees en Mí que

del centurión
¿Hallará por ventura fe sobre la tierra?” soy Dios, he aquí que quedará en tu corazón grabada mi
Obliga al cristiano católico y a la humanidad a una naturaleza divina, puesto que te la has ganado…”
meditación no superficial sino profunda del alma. Oculto el Señor a los mortales, se descubre por su gran
“Cuando hubo entrado en Cafarnaúm, se le aproximó fe al Centurión, sin saberlo estaba en Él la gracia merecida,
Por Antonio Fernández un Centurión y le suplicó”. Este Centurión es un hombre de este hecho que vivió Cristo Nuestro Señor, los cristianos
de guerra romano al mando de una centuria (100 soldados católicos de los nuevos siglos mucho hay que aprender del
La fe cumple el objetivo de arraigarse en el alma para romanos, está a las órdenes de Herodes Antipas, tetrarca Centurión: su fe limpia y sincera será en cada uno aquello
amar y servir a Dios, haciendo suya la gracia. Dice Santo de la Galilea para las cosas de la tetrarquía, pero como de que cuando Dios da, da a manos llenas, las palabras de
Tomás: “El don de la gracia excede a todos los dones que jefe su autoridad es Roma, por lo que seguía la instrucción fe de este Centurión romano inspiran a nuestra Santa Madre
una criatura puede recibir”…Por eso la gracia, siendo Don que venía de la capital del Imperio teniendo Legiones Iglesia que las instituyo en la Santa Misa, así en la comunión
de Dios, eleva el alma a conservar por las buenas obras estacionadas de fijo en Israel para establecer el dominio del Sacerdote y al recibir el cristiano católico el cuerpo,
la presencia del Señor en ella y con empeño mientras se imperial. No es de dudar que de alguna forma el centurión sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo
tenga vida y su corazón sea morada del Señor, el alma que se enteraba cuando la gente habla de Jesús, poco a poco fue en la Sagrada Comunión, se pronuncia las palabras del
lo ha logrado puede haber llegado al culmen de la fe y de cautivando su palabra para guiarlo, siendo para él seguir Centurión; … “Señor, yo no soy digno de que entres en mi
la gracia, en ella la vista de Dios se complace y elogia, no en su vida diaria su doctrina y mandamientos que conocía casa; más di una sola palabra y mi alma sanará”…
apartando su mirada de ella obra como la gallina que con de Jesucristo Nuestro Señor y en lo íntimo la aceptó. En verdad honor y gloria para un hombre de guerra,
sus alas protege a sus polluelos. Evitar la tentación es ganar Conforme conocía sus prodigiosos milagros reconoció su su fe lo llevó a un triunfo espiritual que jamás imaginó,
este don, tampoco sentirse menospreciado o despreciado divinidad y a no dudar se dirigía a Él en sus pensamientos, superior a todas las victorias que con sus hombres había
por Dios al no estar en el nivel de espiritualidad que el asistía a la sinagoga no porque fuera judío, sino porque logrado, donde el reconocimiento de sus superiores quedó
Señor espera es ganarlo y conservarlo, muchas almas desde ahí podía escuchar a la gente hablar de Dios, sin entender minimizado con en el reconocimiento eterno de Jesucristo
años se han mantenido en este estado sin hacer alarde de su bien las cosas creyó que los sacerdotes del templo eran Nuestro Señor.
vida íntima en el Señor, otras se han elevado del estercolero hombres como Jesús, pues dice San Lucas que los ancianos Y para confirmar su fe dijo al Señor: … “Porque
que padecían y ahora brilla en ellas la limpieza de su alma, presumían del Centurión por haber construido el templo de también yo, que soy un subordinado, tengo soldados a mis
eso quiere decir la pregunta: ¿Podré llegar a mi salvación? la ciudad, de todas formas es un hombre al que los judíos órdenes, y si le digo a éste: Ve, él va; a aquel: Ven, y viene;
¡Claro que sí! Mas para llegar primero es la fe en Dios temen por su poder militar y saben que de recibir órdenes y a mi criado: Haz esto, y lo hace”. Ha dicho el Centurión
como virtud primordial y cultivarla, de otra forma se caerá en su contra él obedecerá a sus superiores. a Jesús: Yo me reconozco subordinado, tengo jefes que me
en la actitud conformista del incrédulo y apático o en la El centurión se acerca al Señor con docilidad, escribe mandan y obedezco, eso mismo hago con los míos, no los
dejadez e indolencia de la gente del mundo; ”Yo, como soy San Mateo: “Señor, mi criado está en casa, postrado, sigo para confirmar si cumplen mis ordenes, mando y ellos
malo, jamás llegaré a ser como ellos” otro dirá: “Yo soy del paralítico, y sufre terriblemente”. Reconoce como su Señor obedecen, nuestro estatuto es obedecer; Tú, Señor, que eres
mundo, en este se vive la constante maldad y peleo por mis a Jesucristo Nuestro Señor al que solicita un bien que no es Dios, dueño y soberano del mundo, puedes desde aquí decir
intereses”, otro piensa “Creo que no obtendré la gracia, y para él sino para su siervo, muestra el espíritu de caridad que mi siervo se alivie y la enfermedad se someterá a tu
menos poder conservarla”. del Centurión que no era muy propio entre los militares voluntad…”
Muchas las interrogantes para justificar posturas falsas, romanos, y más hacia su servidumbre. La humildad del Ante las palabras del Centurión, Jesús ve en su corazón
porque no son razones verdaderas o de peso para decidirse centurión en su solicitud nos lleva a recordar situaciones la fe que busca, por eso lo elogia, es evidente el gozo que
a obtener la gracia, lo primero es tener fe en Dios, no poner donde los patrones maltratan a los empleados, no los vivió el Hijo de Dios y en los cielos el beneplácito de una
como justificación las cosas del mundo, esas se tienen que protegen y hasta les quitan lo poco que les dan, o de plano alma que no siendo de su pueblo reconoce plenamente la
vencer por la fe como lo enseña Cristo Nuestro Señor: nada les dan aunque ese siervo tenga causa, motivo y razón divinidad de su Creador hecho hombre, dice el evangelista:
“Quien no está conmigo está contra Mí”. para recibir una justa paga y apoyo de su superior, como “Jesús se admiró al oírlo y dijo a los que lo seguían: En
La fe es determinante: se tiene o no se tiene. Sin ella este Centurión, se le roba, cuando se debería imitar al ir en verdad os digo, en ninguno de Israel he hallado tanta fe”.
nada es posible para la salvación del alma; sin ella todo favor de la persona de que se sirve y no esquivar la ayuda Al tiempo, Santiago Apóstol de un pincelazo muestra la fe
camino para llegar a Dios queda trunco y sin efecto; sin cuando la necesita, muchos que no son caritativos como el del Centurión: “La fe sin las obras es muerta”.
ella se caminará en mares borrascosos y solo la fe en Dios Centurión, gobernados por la codicia no solo por el dinero, Di la verdad y muestra que puedes tener fe y obras, y el
será la mano providencial para evitar el hundimiento; la fe sino por negar y criticar la caridad. elogio de Jesucristo Nuestro Señor al Centurión, también
en Cristo esclarece dudas; la fe en su Santísima Trinidad Jesucristo Nuestro Señor ha encontrado algo muy será para ti”.
ilumina el camino de la vida a la salvación. Enseña Santo especial en este hombre y al instante se dispone a él: “Y Él hefelira@yahoo.com.

Bonita reflexión
El joven violinista
Por el padre Miguel Ángel gran habilidad y pasión, el violinista parecía receloso ante en señal de aprobación, el joven se calmó y brilló con
Pérez Magaña los grandes aplausos que recibía, aun sabiendo que aquellos alivio y gozo.
en la audiencia eran expertos en la música y no dados a ¡Su maestro había alabado su trabajo! Los aplausos
Una vez, un joven estudió aplaudir presentación alguna que no fuera de calidad de miles no significaron nada hasta que él ganó la
violín con un maestro de superior. aprobación del maestro.
renombre mundial. Trabajó El joven actuaba como si no pudiera escuchar el ¿A quién intentas agradar hoy? ¿Cómo está tu
arduo durante varios años para aprecio que era derramado sobre él. En el cierre del último capacidad de servicio, de sacrificio? Nunca podrás
perfeccionar su talento y al fin número, los aplausos fueron estruendosos y se escucharon agradar a todos, pero sí a Aquel que es más importante,
llegó el día cuando se le pidió que diera su primer numerosos bravos. tu Padre Dios. Mantén tus ojos en Él y no fracasarás.
recital importante en público, en la gran ciudad donde No obstante, el talentoso joven violinista tenía sus Si nos empeñamos en agradar en todas nuestras
vivían ambos, él y su maestro. ojos fijos en un solo lugar. Al fin, cuando un anciano en actividades a Dios Nuestro Señor, estaremos seguros
Luego de cada selección que él presentaba con la primera fila del balcón sonrió y asintió con su cabeza que nuestra recompensa será grande en el cielo.

12 7 días Sábado 1 de febrero de 2020