Вы находитесь на странице: 1из 8

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación


U.E.P Andrés Bello
5to grado sección B

SISMOS EN VENEZUELA

Profesora: Integrante:
Milagro Mayora Oriana Pinto
INTRODUCCIÓN
Los terremotos constituyen una de las catástrofes naturales
más devastadoras y más aterradoras que existen. La Tierra,
fuente y símbolo de lo constante, firme e imperecedero, es
súbitamente sacudida y rota, atemorizando al hombre que
encara el fenómeno con su condición de mortal y su
impotencia ante las fuerzas enormes de la naturaleza.
En unos cuantos momentos, miles de personas pueden perder
bienes, salud, seres queridos y, tal vez, la vida. Algunos
terremotos han llegado a causar cientos de miles de muertes
y graves daños en áreas de miles de kilómetros cuadrados, y
se recuerdan como fechas dolorosas de la historia de la
humanidad.
Desde tiempos históricos se guarda la memoria de un gran
número de terremotos destructivos; sin embargo, la ciencia
que se dedica al estudio sistemático de éstos es bastante
reciente.
El Terremoto de Caracas de 1967
-Fue un movimiento sísmico ocurrido en Venezuela que azotó a Caracas y el
Litoral Central (La Guaira, en el actual estado La Guaira) el 29 de
julio de 1967 a las 8:05 p.m., hora de Venezuela (UTC-4, en ese tiempo).
Tuvo como su epicentro el litoral central, a 20 km de Caracas, y tuvo una
duración de 35 segundos. Este fenómeno telúrico afectó mayormente a las
zonas de Altamira, Los Palos Grandes y el Litoral Central. Después del
terremoto, siguieron réplicas de menor intensidad.
El Distrito Federal fue sacudido por un sismo de 6.5 a 6.7 grados en la escala
de Richter con una duración de 35 a 55 segundos. El personal del
Observatorio Cajigal no pudo precisar exactamente ni el epicentro, ni la
magnitud del terremoto porque al sismógrafo pendular se le rompieron los
flejes de las agujas y los equipos de células fotoeléctricas sufrieron también
desperfectos. Luego del sismo el director del observatorio, Capitán de
Navío Ramiro Pérez Luciani, estimó que el epicentro se hallaba en la falla de
Humocaro, estado Lara, a unos 350 kilómetros de Caracas; pero al día
siguiente, al examinar los informes de daños, corrigió su apreciación,
ubicándolo en el Mar Caribe a 70 km de las costas, frente al Litoral Central.
Debido a los daños en los equipos sismológicos, el director del Observatorio
Naval informó que habría de recurrir a los institutos especializados extranjeros
para determinar con exactitud los datos del sismo.
La expansión abarcó violentamente durante unos 55 segundos la zona sísmica
exterior del norte de Caracas, la cual que se extiende por más de 20 kilómetros
entre las poblaciones de Arrecifes y Naiguatá. Estas zonas del Litoral Central
junto con las de Altamira y Los Palos Grandes en Caracas, fueron las que
sufrieron mayores daños.
En Caraballeda, en el actual estado Vargas, cinco de los once pisos del
edificio "Mansión Charaima" quedaron destruidos; unos meses después se
trató de demoler el edificio con explosivos y, al no lograrse esto, debió
emplearse una bola de demolición. También el Hotel Macuto Sheraton sufrió
fuertes daños en sus estructuras.
El suceso causó una gran cobertura de prensa y televisión dándose así, por
primera vez en la televisión venezolana, una transmisión por 24 horas de
forma ininterrumpida.
Al fuerte sismo le siguieron un total de 30 réplicas, todas de menor
intensidad, cada una de las cuales llenaba de pánico a quienes las sentían, ya
que tenían el temor del primer sismo, que fue considerado un terremoto por la
gravedad de su escala.
En los días subsiguientes funcionarios de los organismos competentes y miles
de voluntarios rescataron los cuerpos que yacían entre los escombros. Los
restos de los edificios y derrumbes fueron transportados a la Base Aérea de La
Carlota para su revisión. Durante 6 meses los conductores que circulaban por
la autopista podían ver el panorama de lo ocurrido aquel día.
En Maracay, capital del estado Aragua (ubicada a unos 80 kilómetros al
suroeste de Caracas), se registraron cinco personas fallecidas y 100 heridas.
En otras ciudades se reportaron únicamente daños estructurales.
El desastre dejó a más de 300 muertos (236 muertos registrados), 2.000
heridos, 80 mil personas sin vivienda y una pérdida material de 450.000.000
de bolívares (10.465.116 USD en la época). Seis edificios fueron destruidos,
40 edificios fueron declarados no habitables, 180 edificios sufrieron deterioros
graves y un número no cuantificado de viviendas, de uno y dos pisos,
resultaron averiadas, especialmente en las fachadas, paredes de
recubrimientos, frisos, balcones, cornisas y aleros.
El Terremoto de Cariaco de 1997
Ocurrió en la localidad de Cariaco, en el estado Sucre (región oriental de
Venezuela) el miércoles 9 de julio de 1997 a las 15:23:00, hora local. Tuvo,
aproximadamente, una magnitud de 7,0 y duró 51 segundos, ocasionando 73
víctimas fatales.
El sismo o terremoto de Cariaco se considera el más grave ocurrido en
Venezuela desde el terremoto que afectó a la ciudad de Caracas el 27 de julio
de 1967. En este último sismo resultó particularmente irregular la ruptura
superficial que se produjo en el segmento de la Falla del Pilar, con
desplazamientos cosísmicos de aproximadamente 0,25 m y un proceso de
batición de suelos registrados en la línea de la costa.
Los efectos del sismo causaron el derrumbe parcial o total y daños graves a las
estructuras, especialmente en Cariaco y Cumaná y serias averías a las redes de
servicios públicos de agua y electricidad.
Las poblaciones más afectadas fueron la de los municipio Ribero en Cariaco,
Sucre en Cumaná, Andrés Eloy Blanco en Casanay, Andrés Mata de San José
de Areocuar, Mejías en San Antonio del Golfo y el Pilar en Benítez.
El número de muertes fue de aproximadamente 73 personas, la mayoría de
ellas perecieron tapiadas en el edificio Miramar de Cumaná, el Liceo
Raimundo Martínez Centeno y la Escuela Valentín Valiente de Cariaco.

El Aula Sísmica Madeleilis Guzmán


Es un programa educativo dirigido a las comunidades, grupos estudiantiles e
instituciones, en el cual se conjugan la experiencia profesional y los recursos
didácticos para transmitir, de manera pedagógica, diversos conocimientos e
información técnica relacionada con la autoprotección ciudadana ante la
ocurrencia de un sismo.
El programa está basado en el desarrollo de Talleres de Prevención Sísmica,
cuyos contenidos y estrategias son adaptados de acuerdo con los diferentes
niveles de comprensión del público.
Desde marzo de 1997 la Fundación Venezolana de Investigaciones
Sismológicas (FUNVISIS) desarrollaba con la participación de dos estudiantes
del Instituto Pedagógico de Caracas y el liderazgo de la profesora Flor Ferrer
de Singer, el proyecto divulgativo Aula Sísmica, para contribuir mediante
distintas estrategias didácticas, a la disminución de la vulnerabilidad social
ante la amenaza sísmica y sus consecuencias en Venezuela. Esta iniciativa
tuvo un impulso definitivo después del sismo de 1997 y abrió las puertas al
público el 16 de febrero de 1998 con el nombre de Aula Sísmica “Madeleilis
Guzmán” en honor a la maestra que perdió la vida al intentar rescatar a dos de
sus alumnas en la Escuela “Valentín Valiente” de Cariaco.
 El programa "Aula Sísmica" tiene como visión convertirse en el
paradigma de la formación preventiva comunitaria ante la ocurrencia de
eventos sísmicos.
 Su misión es desarrollar un programa en permanente transformación
que aspira funcionar como un sistema abierto, para recibir insumos
informativos de nuestra institución y del exterior, asimilándolos e
incorporándolos a las actividades educativas y de difusión que se
desarrollan en ella.
Desde su consolidación, entre 1998 y 2006, el Aula Sísmica ha entrenado en
prevención y autoprotección a más de 65 mil personas provenientes de
instituciones educativas, hospitales, grupos de rescate, empresas públicas y
privadas, como a comunidades, universidades, entre otros organismos.
CONCLUSIÓN
Venezuela es un país altamente sísmico, por ello es muy importante que
conozcamos sobre los sismos y que hacer antes, durante y después que ocurre
uno.
Es importante realizar la ejecución de simulacros que sirvan a modo de
ensayo y preparación; desarrollar una cultura de prevención.
Los sismos o terremotos son fenómenos naturales incontrolables,
impredecibles y cuya magnitud genera grandes pérdidas materiales y
humanas.
Ni el país con mayores avances tecnológicos puede librarse de los efectos de
un sismo o de un Tsunami, es por ello que debemos tomar las medidas exactas
para prevenirnos, pues en cualquier momento puede suceder sin previo aviso.
BIBLIOGRAFÍA

 https://es.wikipedia.org/wiki/Terremoto_de_Caracas_de_1967
 https://es.wikipedia.org/wiki/Terremoto_de_Cariaco_de_1997
 https://www.researchgate.net/publication/305142905_EL_AULA_SIS
MICA_MADELEILIS_GUZMAN_UNA_CONTRIBUCION_A_LA_
GESTION_DE_RIESGO_EN_VENEZUELA
 http://www.funvisis.gob.ve/old/prevencion.php
 http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen1/ciencia2/34/h
tml/sec_6.htm