Вы находитесь на странице: 1из 3

DEFINICIÓN Y OBJETO DEL COMERCIAL

Concepto de los actos del comercio:


Es el conjunto de normas destinadas a regir las relaciones jurídicas que se derivan del
comercio, y a resolver los conflictos que surgen entre los comerciantes.
La palabra comercio, en su acepción más amplia, significa: trato o relación entre dos o más
personas; en su acepción más estricta se toma como negociación que se realiza comprando,
vendiendo o cambiando.
Cuando hablamos de comercio, o hacemos en el sentido económico o en el jurídico. Para los
economistas, según una teoría clásica, el comercio es una de las ramas de la industria, en
general, esto es, uno de los aspectos del trabajo del hombre aplicado a la materia para procurar
esta en su estado natural. Para los juristas, en cambio, el comercio es, no solo esa rama de la
industria que en el lenguaje económico significa poner la materia ya útil al alcance de quienes
hayan de aprovecharla, sino también aquella otra rama que en el mismo lenguaje económico
tiene por objeto hacer útil la materia bruta.
En el lenguaje jurídico, el comercio es pues, transformación e intermediación con fines de
lucro.
El derecho comercial se puede definir como un conjunto de normas destinadas a regir las
relaciones jurídicas que se derivan del comercio y a resolver los conflictos que surjan entre
comerciantes, en ocasión de los actos que en el comercio realizan.
El código de comercio enumera los actos que la ley reputa de comercio en los artículos 632 y
633, el cual nos expresa que "la ley reputa actos de comercio: toda compra de género y
mercancías para revenderlos, sea en naturaleza, sea después de haberlos trabajado y puesto en
obra, o aun para alquilar simplemente su uso: toda empresa de manufacturas, de comisión, de
transporte por tierra, o por agua, toda empresa de suministros, e agencias, oficinas de negocios
de establecimientos de ventas a remate, de espectáculos públicos, toda operación de cambio,
banca y corretaje; todas las operaciones de las bancas publicas; todas las obligaciones entre
negociantes y banqueros; entre todas las personas, las letras de cambio o remesas de dinero
hechas de plaza a plaza" (Art. 632).
ACTOS DE COMERCIO
El código de comercio enumera los actos que la ley reputa de comercio en los artículos 632 y
633, el cual nos expresa que "la ley reputa actos de comercio: toda compra de género y
mercancías para revenderlos, sea en naturaleza, sea después de haberlos trabajado y puesto en
obra, o aun para alquilar simplemente su uso: toda empresa de manufacturas, de comisión, de
transporte por tierra, o por agua, toda empresa de suministros, e agencias, oficinas de negocios
de establecimientos de ventas a remate, de espectáculos públicos, toda operación de cambio,
banca y corretaje; todas las operaciones de las bancas publicas; todas las obligaciones entre
negociantes y banqueros; entre todas las personas, las letras de cambio o remesas de dinero
hechas de plaza a plaza" (Art. 632).
La ley reputa del mismo modo actos de comercio: toda empresa de construcción, y todas las
compras, ventas, y reventas de buques para la navegación interior y exterior; todas las
expediciones marítimas; toda compra o venta de aparejo, pertrechos y vituallas para las
embarcaciones; todo fletamento, empréstito o préstamo a la gruesa; todos los seguros y otros
contratos concernientes al comercio marítimo; todos los acuerdos y convenciones por salarios y
sueldos de la tripulación; todos los compromisos de la gente del mar para el servicio de los
buques mercantes" (Art. 633).
TEORIA DEL COMERCIO
Podemos decir que el derecho comercial es el conjunto de normas destinadas a regir las
relaciones jurídicas que se derivan del comercio, y a resolver los conflictos que surgen entre los
comerciantes.
Una persona puede, dentro de sus actividades normales, realizar actos civiles o de comercio.
CLASIFICACIÓN DE LOS ACTOS DE COMERCIO:
Se encuentra en los artículos 632 y 633 del código de comercio.
 Actos de comercio por compra de bines muebles para revenderlos.
 Actos de comercio por su naturaleza o según su objeto (comerciabilidad objetiva).
 Actos de comercio por calidad del comerciante de la persona que intervenga en su
formación, y por tanto, accesoria a su comercio (comercialidad subjetiva); y
 Actos de comercio por su forma, independientemente de las personas que intervengan en su
realización (comercialidad por la forma).

Los actos de comercio por su naturaleza, y por la comercialidad objetiva el código de comercio
los anuncia dentro de las prescripciones de los artículos 632 y 633, y comprenden:
 Comprar géneros y mecánicas para revenderlos o alquilarlos.
 Empresas de carácter comercial o industrial
 Operaciones de cambio
 Expediciones y operaciones marítimas.

E acuerdo al Art. 632 del código de comercio, la ley reputa actos de comercio toda compra de
género y mercancía para revenderla, sea en naturaleza, sea después de haberlos trabajado y
puesto en obra, o aun para alquilar simplemente su uso.
LOS ACTOS DE COMERCIO OBJETIVOS:
Este en razón de su forma; cualquiera sea la persona que lo cumple y cualquiera sea la finalidad
del acto, la operación es siempre comercial. El caso tipo es la letra de cambio, que siempre es
un acto de comercio. Poco importa que el librado o el librador no sean comerciantes o, si lo son,
importa poco que haya sido emitida para el pago de una deuda civil o comercial.
LOS ACTOS DE COMERCIO MIXTO
Los actos de comercio mixtos son aquellos que para una parte tienen carácter civil y para otra
comercial.
Las reglas de la prueba y de la competencia a aplicar cuando se trata de un acto de tal
naturaleza dependen de quien sea el demandante o el demandado.
Cundo el demandado sea un civil en una instancia a requerimiento y las reglas de la prueba
deben ejecutarse según el derecho civil.
Cuando el demandado sea un comerciante, a requerimiento de uno no comerciante, este último
puede optar por la vía civil o por la vía comercial,
Empleando el procedimiento y los medios de prueba correspondientes a la jurisdicción elegida.
Con relación al procedimiento, nuestra Corte de Casación ha decidido por sentencia del 28 de
enero de 1955, que la forma sumaria es aplicable en las cortes de apelación cuando el
demandado es comerciante, y se trata de acto realizado en el ejercicio de comercio.
COMPRAR CON MIRAS DE REVENTA O DE LOCACIÓN
E acuerdo al Art. 632 del código de comercio, la ley reputa actos de comercio toda compra de
género y mercancía para revenderla, sea en naturaleza, sea después de haberlos trabajado y
puesto en obra, o aun para alquilar simplemente su uso.
Por su naturaleza mobiliar de las operaciones que se acaban de mencionar se desprende que la
compra de bienes inmuebles para revenderlos o arrendarlos no constituye un acto de comercio.
Tampoco realiza un acto de comercio el agricultor que vende frutos de un predio, pues falta la
condición de comprar para revender. Sin embargo, la compra de un vehículo para alquilarlo
constituye un acto de comercio.
ACTO DE COMERCIO POR INTERPRETACIÓN DE LA LEY.
De acuerdo al Art. 1 del código de comercio "son comerciantes, todas las personas que ejercen
actos de comercio y hacen de él su profesión habitual.
La ley reputa acto de comercio, toda compra de género y mercancías para revenderlos, sea en
naturaleza, sea después de haberlos trabajado y puesto en obra, o aún para alquilar
simplemente su uso: toda empresa de manufacturas de comisión, de transporte por tierra, o
por agua, toda empresa de suministro de agencias, oficinas de negocios de establecimiento de
ventas a remate, de espectáculos públicos; toda operación de cambio, banca y corretaje; todas
las operaciones de las bancas pública; todas las obligaciones entre negociantes y banqueros;
entre todas las personas, las letras de cambio o remesas de dinero hechos de plaza a plaza (Art.
632).
La ley reputa del mismo modo los actos de comercio: toda empresa de construcción, y todas las
compras, ventas y reventas d buques para la navegación interior y exterior, todas las
expediciones marítimas; toda compra o venta de aparejo, pertrechos y vituallas par alas
embarcaciones, todo fletamento, empréstito o préstamo a la gruesa, todos los seguros y otros
contratos concernientes al comercio marítimo, todos los acuerdos y convenciones por salarios y
sueldos de la tripulación; todos los compromisos d la gente e mar, para el servicio de los
buques mercantes. (Art. 633).