Вы находитесь на странице: 1из 9

Los espermatozoides son células sexuales o gametos

masculinos producidos en los túbulos seminíferos de los testículos; su


principal función es combinar su ADN (información genética) con el del
óvulo (gameto femenino), a fin de crear un nuevo individuo. Conoce la
estructura del espermatozoide.

Partes del espermatozoide


Como muestra la imagen inicial, en los gametos masculinos se
identifican tres partes principales:

 Cabeza:consta de núcleo y en su parte superior o punta existe una


zona más gruesa llamada acrosoma, la cual se encarga de
perforar la membrana del óvulo para lograr la fertilización. La
cabeza del espermatozoide contiene ADN que, al combinarse con
el del gameto femenino, creará el huevo o cigoto humano.

 Porción media:cuerpo alargado con gran cantidad de mitocondrias,


orgánulos que proporcionan energía para lograr el movimiento.
 Cola:también llamada flagelo, es apéndice en forma de látigo que
permite el desplazamiento de estas células sexuales en el líquido
seminal, a fin de alcanzar el útero y la trompa de Falopio en el
aparato reproductor femenino y fertilizar el óvulo. La cola se divide
en pieza principal (que es la que da la movilidad) y pieza terminal.

¿Cómo es el espermatozoide? – Formación,


partes y función
Por Dra. Marita Espejo Catena (ginecóloga) y Zaira Salvador (embrióloga).

Actualizado el 21/10/2019

149
El espermatozoide es la célula sexual masculina que se produce en los testículos del
hombre a través del proceso conocido como espermatogénesis.
Su principal función es permitir la reproducción sexual gracias a su unión con el
óvulo femenino durante la fecundación.
Para ello, es muy importante que los espermatozoides mantengan su estructura y
ADN íntegro durante su trayecto hacia el óvulo.
A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este
artículo.
Índice
 1.
Definición y función
 2.
Partes del espermatozoide
 2.1.
Cabeza
 2.2.
Pieza intermedia
 2.3.
Cola
 3.
Alteraciones de los espermatozoides
 4.
Preguntas de los usuarios
 4.1.
¿Qué parámetros ambientales afectan más a la calidad de los espermatozoides?
 4.2.
¿Cuánto tiempo viven los espermatozoides?
 4.3.
¿Cuándo empieza la producción de espermatozoides en el varón?
 4.4.
¿Qué velocidad puede alcanzar el espermatozoide más rápido?
 4.5.
¿Cuál es la función de la cabeza del espermatozoide?
 5.
Lectura recomendada
 6.
Bibliografía
 7.
Autores y colaboradores

Definición y función
El espermatozoide es el gameto masculino destinado a la fecundación de óvulo, es
decir, la célula reproductora que aporta el varón para la formación de un embrión
que pueda anidar en el útero materno y dar lugar a un embarazo.
Para que esto sea posible, tanto el gameto masculino como el femenino deben poseer
la mitad de material genético que el resto de las células del organismo. Se dice, por
tanto, que el espermatozoide es una célula haploide: posee 23 cromosomas.
Esta reducción del material genético se consigue gracias al proceso de meiosis que
tiene lugar durante la formación de espermatozoides en el testículo.
Después de la fecundación del óvulo con el espermatozoide y la fusión de ambos
núcleos, se restablece la dotación genética característica del ser humano: 46
cromosomas. La célula resultante de esta unión es el cigoto.

¿Cómo es el espermatozoide? – Formación,


partes y función
Por Dra. Marita Espejo Catena (ginecóloga) y Zaira Salvador (embrióloga).

Actualizado el 21/10/2019

149
El espermatozoide es la célula sexual masculina que se produce en los testículos del
hombre a través del proceso conocido como espermatogénesis.
Su principal función es permitir la reproducción sexual gracias a su unión con el
óvulo femenino durante la fecundación.
Para ello, es muy importante que los espermatozoides mantengan su estructura y
ADN íntegro durante su trayecto hacia el óvulo.
A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este
artículo.
Índice
 1.
Definición y función
 2.
Partes del espermatozoide
 2.1.
Cabeza
 2.2.
Pieza intermedia
 2.3.
Cola
 3.
Alteraciones de los espermatozoides
 4.
Preguntas de los usuarios
 4.1.
¿Qué parámetros ambientales afectan más a la calidad de los espermatozoides?
 4.2.
¿Cuánto tiempo viven los espermatozoides?
 4.3.
¿Cuándo empieza la producción de espermatozoides en el varón?
 4.4.
¿Qué velocidad puede alcanzar el espermatozoide más rápido?
 4.5.
¿Cuál es la función de la cabeza del espermatozoide?
 5.
Lectura recomendada
 6.
Bibliografía
 7.
Autores y colaboradores

Definición y función
El espermatozoide es el gameto masculino destinado a la fecundación de óvulo, es
decir, la célula reproductora que aporta el varón para la formación de un embrión
que pueda anidar en el útero materno y dar lugar a un embarazo.
Para que esto sea posible, tanto el gameto masculino como el femenino deben poseer
la mitad de material genético que el resto de las células del organismo. Se dice, por
tanto, que el espermatozoide es una célula haploide: posee 23 cromosomas.
Esta reducción del material genético se consigue gracias al proceso de meiosis que
tiene lugar durante la formación de espermatozoides en el testículo.
Después de la fecundación del óvulo con el espermatozoide y la fusión de ambos
núcleos, se restablece la dotación genética característica del ser humano: 46
cromosomas. La célula resultante de esta unión es el cigoto.

Fecundación entre óvulo y espermatozoide en el ser humano


La principal función del espermatozoide, como ya hemos dicho, es perpetuar la
especie por medio de la reproducción sexual. Además, para que esto sea posible, es
necesario el coito entre un hombre y una mujer para poner en contacto sus gametos.
Los espermatozoides del varón se encuentran suspendidos en el semen, el cual es
expulsado dentro del tracto reproductor femenino gracias a la eyaculación. A partir
de aquí, los espermatozoides viajarán hasta las trompas de Falopio gracias a su
movimiento para encontrarse con el óvulo.
Otra función que corre por parte del espermatozoide es determinar el sexo del
futuro bebé. En función del reparto cromosómico que tiene lugar en la meiosis, la
célula espermática poseerá el cromosoma X (sexo femenino) o el cromosoma Y
(sexo masculino).
Partes del espermatozoide
El microscopista Anton van Leeuwenhoek fue la primera persona que describió el
espermatozoide en el año 1677. Se trata de una célula alargada que posee cabeza,
cuello y cola, con una longitud total de unas 50-60 micras.
La forma de los espermatozoides es similar en la mayoría de las especies, sobre todo
en los mamíferos, aunque pueden existir pequeñas diferencias.
Lo más peculiar del espermatozoide es que es la única célula humana con flagelo, la
cola que le permite moverse.
A continuación, vamos a describir cada una de sus partes:
Cabeza
La cabeza del espermatozoide tiene una forma ovalada y un tamaño entre 5 y 8
micras. En ella se pueden diferenciar las siguientes partes:
Acrosoma

ocupa los dos primeros tercios del volumen total y se encuentra en el extremo
del espermatozoide. Contiene enzimas proteolíticas que ayudan a deshacer la
zona pelúcida del óvulo para poder penetrar en su interior sin problemas.

Núcleo

es donde permanecen condensados los 23 cromosomas, es decir, la mitad de


la información genética del futuro embrión. Esta parte es la única que entra
dentro del óvulo y, por ello, es la más importante del espermatozoide. Su
función es fusionarse con el núcleo del óvulo para completar la dotación
genética del nuevo ser.

Membrana plasmática

rodea al acromosoma y al núcleo para separarlos del resto de cuerpo del


espermatozoide. En su interior se encuentra una pequeña cantidad de
citoplasma con altos niveles de ácidos grasos polinsaturados.
Partes del espermatozoide

Pieza intermedia
Se corresponde con el cuello del espermatozoide y, por tanto, se sitúa entre la cabeza
y la cola. La pieza intermedia mide entre 6 y 12 micras, es un poco más larga que la
cabeza y su grosor apenas es visible al microscopio.
En su interior existen miles de mitocondrias que se encargan de obtener la energía
necesaria para producir el movimiento flagelar que permite el avance del
espermatozoide.
Cola
La cola del espermatozoide, también llamada flagelo, es una estructura larga cuya
función principal es permitir la movilidad espermática mediante su movimiento
ondeante o serpenteante.
Tiene una longitud aproximada de 50 µm, lo cual permite una velocidad de nado de
aproximadamente 3 milímetros por minuto. Cualquier alteración en la cola
espermática que impida el movimiento progresivo de los espermatozoides será
motivo de infertilidad masculina.
Una vez el espermatozoide llega hasta el óvulo y su núcleo entra en el interior, la
cola se pierde.

Partes del espermatozoide


Acrosoma

Esta es una capa compuesta


por las llamadas enzimas hialuronidasa, neuraminidas y acrosina que ayudarán a la
rotura de la zona pelúcida durante la penetración que se encuentra alrededor del
ovocito. La medida de la cabeza del espermatozoide en los seres humanos es de 5
micómetros de longitud.

Núcleo

Tiene la carga genética del espermatozoide que consiste en: 23 cromosomas


ubicados en el pronúcleo y que están unidos a los 23 cromosomas del óvulo, que
conforman a la célula madre. Cuando se unen las cantidades dan en total 46
cromosomas que se agrupan en pares.

Luego de que el acrosoma ingrese a la zona pelúcida del ovocito, el citoplasma


entra y deja la membrana vacía con el propósito de realizar una fusión con el
núcleo del óvulo y así poder terminar de crearse una célula diploide y comenzar la
mitosis, también llamada división celular. Entonces las mitocondrias y el resto del
gameto masculino no se ubican junto al cigoto, sino que las mitocondrias en
sentido general se originan a raíz de la parte materna.

La cromatina que tiene un espermatozoide en su edad madura es muy condensada


a causa del reemplazo que sucede en las historias con protaminas durante el
proceso de la espermatogénesis.
Membrana

Esta es la membrana
plasmática que une la cabeza al cuerpo de todo el espermatozoide y que rodea al
pro-núcleo y al acrosoma usando una pequeña cantidad de citoplasma.

Constituye ser la parte más trascendental junto con el cuerpo, posee niveles altos
de ácidos grasos poli-insaturados que se responsabilizan del movimiento del
esperma.

Flagelo

El flagelo es el apéndice que tiene movimiento y posee apariencia de látigo y que


está presenten diversos organismos unicelulares y algunos pocas células de
organismos pluricelulares.

Normalmente los flagelos se utilizan en la movilidad y otras funciones de


importancia.

Tipos de espermatozoides según su


morfología
Como ya hemos visto anteriormente, la morfología normal de
los espermatozoides humanos es muy simple pero no es raro
encontrar espermatozoides que tienen alguna deformación.
Estas alteraciones pueden afectar a cualquiera de las tres
partes y, de acuerdo a esto podemos clasificar a los
espermatozoides en:
 Espermatozoides con alteraciones en la cabeza. Las
principales alteraciones de las cabezas de los
espermatozoides son en relación a su tamaño. Podemos
encortar espermatozoides con la cabeza demasiado pequeña
o demasiado grande, cabezas acintadas (con un
estrechamiento en el medio), con la cabeza demasiado
alargada, cabezas con demasiadas vacuolas (vacuolización)
o demasiado poco acrosoma. Además, tampoco es raro
encontrar espermatozoides con más de una cabeza, siendo
normal encontrar alguno con dos o tres cabezas.
 Espermatozoides con alteraciones en la pieza
intermedia. Las alteraciones de la pieza intermedia no
suelen percibirse con tanta facilidad ya que es una zona más
pequeña que la cabeza o la cola pero también tienen lugar.
Las alteraciones más normales son las relacionadas con la
unión con la cabeza; en condiciones normales, la cabeza y la
pieza intermedia se unen perpendicularmente pero, en
ocasiones, estas se pueden unir de lado formando un ángulo
mayor de 90 grados. En otras ocasiones, la pieza intermedia
es demasiado gruesa, es demasiado delgada, está curvada,
es irregular o no contiene mitocondrias.
 Espermatozoides con alteraciones en la cola. Las
alteraciones en la cola del espermatozoide más
predominantes son: cola corta, cola doble o múltiple
(normalmente hasta cuatro colas) o colas con forma en
horquilla, en cola de rata, doblada o enrollada. La mayoría de
estas anomalías no impiden que el espermatozoide llegue a
fecundar al óvulo, pero sí lo hacen más difícil e improbable.