Вы находитесь на странице: 1из 6

Centro de Documentación Judicial

Id Cendoj: 28079110012010100666
Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
Sede: Madrid
Sección: 1
Nº de Recurso: 467/2007
Nº de Resolución: 711/2010
Procedimiento: Casación
Ponente: RAFAEL GIMENO-BAYON COBOS
Tipo de Resolución: Sentencia

Resumen:
PAGO POR MEDIO DE "DOCUMENTOS MERCANTILES"; PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN
CAMBIARIA IMPUTABLE AL ACREEDOR/TENEDOR.

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a diecisiete de Noviembre de dos mil diez.

Visto por la Sala Primera del Tribunal Supremo, integrada por los Excmos. Sres. Magistrados
indicados al margen, el recurso de casación, interpuesto contra la sentencia dictada en grado de apelación
por la Audiencia Provincial de Sevilla (Sección 5ª), de fecha veintinueve de noviembre de 2006 y recaída en
el rollo de apelación número 6667/2006 , dimanante de los autos de juicio ordinario número 65/2001 del
Juzgado de Primera Instancia número 14 de Sevilla , sobre reclamación de cantidad.

Han comparecido ante esta Sala:

1) En calidad de parte recurrente don Rodolfo , representado ante esta Sala por la Procuradora de los
Tribunales doña ROSINA MONTES AGUSTÍ.

2) En concepto de parte recurrida don Luis Francisco , don Amador y don Claudio , representados
ante esta Sala por el Procurador de los Tribunales don JESÚS GUERRERO LAVERAT.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO: LA DEMANDA.

1. El 5 de enero de 2001, don VICTOR ALCÁNTARA MARTÍNEZ, Procurador de los Tribunales, en


nombre y representación de don Rodolfo , formuló demanda sobre reclamación de cantidad contra la
Sociedad PEDRO BUENO IRIARTE, Y CÍA. SOCIEDAD REGULADORA COLECTIVA, y contra don Claudio
, don Amador , don Luis Francisco , y don Valentín , suplicando al Juzgado se dictase sentencia en los
siguientes términos:

"SUPLICO AL JUZGADO tenga por presentado este escrito con los documentos que se acompañan y
sus copias, lo admita, y tras los trámites de Ley y el recibimiento a prueba que desde este momento se deja
interesado, se sirva dictar sentencia que declare la obligación de los demandados de, en cumplimiento del
documento de fecha 17 de mayo de 1975 acompañado al presente escrito como documento número 1,
abonar a mi representado la suma de TREINTA Y TRES MILONES SEISCIENTAS VEINTE Y NUEVE MIL
SEISCIENTAS NOVENTA Y OCHO PESETAS (33.629.698 pesetas), con mas el interés legal del dinero
desde la fecha de la Sentencia que se dicte en las presentes actuaciones, y éstos incrementados en dos
puntos a partir de entonces y hasta su completo pago.

Todo ello con expresa imposición de las costas de este procedimiento a los demandados. Es Justicia
que pido."

SEGUNDO: LA CONTESTACIÓN.

1
Centro de Documentación Judicial

2. El Procurador don ANGEL MARTÍNEZ RETAMERO, en nombre y representación de don Claudio ,


don Amador , don Luis Francisco , contestó a la demanda alegando los hechos y fundamentos de derecho
que estimó aplicables, terminó suplicando al Juzgado que dictase sentencia en los siguientes términos:

"SUPLICO AL JUZGADO, tenga por presentado este escrito, junto con el poder y documentos que lo
acompañan, y los admita, al Procurador que suscribe a nombre de quien comparece, por formulada
contestación a la demanda presentada por DON Rodolfo , y, en su día, tras la práctica de la prueba cuyo
recibimiento solicito desde ahora, dicte Sentencia por la que se absuelva a mis mandantes de la pretensión
del actor tor al que deberán imponérsele las costas que se causen en este proceso, por su manifiesta mala
fe. Es justicia."

3. Por providencia de 18 de marzo de 2004 se declaró la rebeldía de PEDRO BUENO IRIARTE Y CÍA
SOCIEDAD REGULAR COLECTIVA.

4. Por providencia de 18 de mayo de 2004 se declaró la rebeldía de los herederos desconocidos e


innominados de don Valentín .

TERCERO: LA SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA.

5. Repartida la demanda al Juzgado de Primera Instancia número 14 de Sevilla, y seguidos los


trámites oportunos con el número de procedimiento de menor cuantía 65/2001, el 14 de septiembre de 2005
recayó sentencia , cuya parte dispositiva es como sigue:

"Que desestimando la demanda deducida por el procurador D. Víctor Alcántara Martínez, en


representación de D. Rodolfo , contra la Sociedad "Pedro Bueno Iriarte y Cía, sociedad Regular Colectiva", y
otros, sobre reclamación de cantidad, debo declarar y declaro no haber lugar a la misma, absolviendo a los
codemandados de los pedimentos de la parte actora, y sin hacer expresa imposición de costas a ninguna de
las partes.

Contra esta resolución cabe recurso de Apelación en Ambos Efectos, ante la Audiencia Provincial de
SEVILLA (artículo 455.1º L.E.C .). el recurso se preparará por medio de escrito presentado en este Juzgado
en el plazo de CINCO DÍAS hábiles contados desde el día siguiente de la notificación, limitado a citar la
resolución apelada, manifestando la voluntad de recurrir, con expresión de los pronunciamientos que
impugna (artículo 457.2 L.E.C .)"

CUARTO: LA SENTENCIA DE APELACIÓN.

6. Interpuesto recurso de apelación contra la anterior resolución por la representación de don Rodolfo
, y por la de don Claudio , don Amador , don Luis Francisco , y seguidos los trámites oportunos ante la
sección quinta de la Audiencia Provincial de Sevilla con el número de rollo 6667/2006, recayó sentencia el
29 noviembre 2006 , cuya parte dispositiva es como sigue:

FALLAMOS que estimando el recurso de apelación interpuesto por el Procurador de los tribunales
don Ángel Martínez Retamero en nombre y representación de los demandados Luis Francisco , Claudio y
Amador , y desestimando el recurso de apelación interpuesto por el Procurador de los tribunales Víctor
Alcántara Martínez en nombre y representación del demandante Rodolfo contra la sentencia dictada el día
14 septiembre 2005, por el Ilmo. Sr Magistrado del Juzgado de Primera Instancia Nº 14 de Sevilla , en los
autos de juicio de menor cuantía nº 65/01 de los que dimanan estas actuaciones, debemos revocar y
revocamos parcialmente la citada resolución en el único particular relativo a las costas de la primera
instancia, las cuales imponemos a la parte demandante.

Confirmamos el resto de los pronunciamientos de la resolución recurrida en cuanto no se opongan o


no sean incompatibles con lo en esta dispuesto.

No ha lugar a hacer expresa imposición de las costas procesales originadas en esta alzada por el
recurso de apelación formulado por la parte demandada.

Imponemos al demandante D. Rodolfo las costas procesales causadas en esta alzada por su recurso
de apelación.

Y, en su día, devuélvanse las actuaciones originales con certificación literal de esta sentencia y
despacho para su ejecución y cumplimiento, al juzgado de su de procedencia.

2
Centro de Documentación Judicial

Así por esta nuestra sentencia, de la que quedará testimonio en el rollo de la sección lo pronunciamos
mandamos y firmamos."

QUINTO: EL RECURSO / LOS RECURSOS.

7. El Procurador don VÍCTOR ALCÁNTARA MARTÍNEZ, en nombre y representación de don Rodolfo


, interpuso recurso de casación contra la expresada sentencia con base en los siguientes motivos:

Primero: Infracción por vulneración del artículo 1170 párrafo dos del Código Civil y de la
jurisprudencia que lo interpreta.

Segundo: Infracción por vulneración del artículo 1170, párrafo dos del Código Civil y de la
jurisprudencia que lo interpreta.

Tercero: Infracción por vulneración de los artículos 316 y 376 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y 1157
del Código Civil.

SEXTO: ADMISIÓN DEL RECURSO / DE LOS RECURSOS Y OPOSICIÓN.

8. Personada la Procuradora doña ROSINDA MONTES AGUSTÍ, en nombre y representación de don


Rodolfo en concepto de parte de recurrente, el 3 marzo 2009 esta Sala dictó auto del tenor literal siguiente:

"LA SALA ACUERDA :

1º.- NO ADMITIR EL MOTIVO TERCERO DEL RECURSO DE CASACIÓN interpuesto por la


representación procesal de D. Rodolfo contra la sentencia dictada con fecha 29 noviembre 2006, por la
Audiencia Provincial de Sevilla (sección quinta), en el rollo de apelación 6667/2006 , dimanante de los autos
de juicio de menor cuantía nº 65/2001 del juzgado de primera instancia nº 14 de Sevilla .

2º.- ADMITIR EL MOTIVO PRIMERO Y SEGUNDO DEL RECURSO DE CASACIÓN interpuesto por
la por representación procesal de don Rodolfo .

3º.- De conformidad y a los fines dispuestos en el 485 LEC 2000 entréguese copia del escrito de
interposición del recurso de casación formalizado por la representación procesal de D. Rodolfo , con sus
documentos adjuntos, a la parte recurrida personada ante esta Sala para que, en el plazo de 20 días,
formalice su posición por escrito, durante los cuales estarán de manifiesto las actuaciones en la Secretaría.

Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen."

9. El Procurador don JESÚS GUERRERO LAVERAT en nombre y representación de don Luis


Francisco , don Amador y don Claudio , evacuando el traslado conferido, presentó escrito de impugnación
del recurso formulado de contrario.

SÉPTIMO: SEÑALAMIENTO

10. No habiéndose solicitado por todas las partes la celebración de vista pública, se señaló para
votación y fallo el día veinte de octubre de dos mil diez, en que ha tenido lugar.

Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr. D. Rafael Gimeno-Bayon Cobos, Magistrado de Sala

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO: ANTECEDENTES

1. Hechos

11. Los hechos que sirven de punto de partida a la sentencia recurrida y que nos vinculan a efectos
de la presente sentencia son los siguientes:

1) El 17 mayo 1975, doña Dolores y sus hijos don Rodolfo , don Claudio , don Amador , don Luis
Francisco y don Valentín , eran los socios únicos de "PEDRO BUENO IRIARTE, Y CIA. SOCIEDAD
REGULAR COLECTIVA".

3
Centro de Documentación Judicial

2) En la expresada fecha suscribieron un documento por el que don Rodolfo , se separaba de la


sociedad, y para liquidar el valor de la cuotaparte que le correspondía, le fueron entregadas tres letras de
cambio libradas por "PEDRO BUENO IRIARTE, Y CIA. SOCIEDAD REGULAR COLECTIVA", y aceptadas
por la entidad "ACEROS BUENO DE LA CRUZ SA".

3) La letra de vencimiento 17 de noviembre de 1976 no fue pagada.

2. Posición de las partes.

12. El demandante, en los términos transcritos en el antecedente de hecho primero de la presente


sentencia, en síntesis, interesó el pago del nominal de la referida letra de vencimiento 17 de noviembre de
1976 y, además, de la de vencimiento 17 noviembre 1975 , con más los intereses correspondientes, en total
32.629.698 pesetas.

13. Los demandados personados se opusieron a la demanda, y en los términos transcritos en el


antecedente de hecho segundo de la presente sentencia solicitaron la desestimación de la demanda.

3. Las sentencia de Instancia.

14. La sentencia de la primera instancia desestimó la demanda sin hacer imposición de las costas de
la primera instancia.

15. La sentencia de apelación, en síntesis, desestimó el recurso interpuesto por el demandante, y


revocando el pronunciamiento sobre costas impuso las de la primera instancia al demandante.

4. El recurso.

16. Contra la expresada sentencia de la Audiencia Provincial don Rodolfo ha interpuesto recurso de
casación, habiéndose admitido los dos motivos que seguidamente serán objeto de estudio y que delimitan
las facultades revisorias de este Tribunal.

SEGUNDO: ADMISIBILIDAD DEL RECURSO.

17. La recurrente se ha opuesto a la admisión del recurso con base en que los intereses en juego no
alcanzan la cuantía mínima para su interposición, al amparo de lo dispuesto en el artículo 477.2.2º de la Ley
de Enjuiciamiento Civil .

18. Esta Sala tiene declarado que, a efectos del recurso de casación, la summa gravaminis o cuantía
para recurrir al amparo de lo previsto en el artículo 477.2.2º de la Ley de Enjuiciamiento Civil , de acuerdo
con el principio de igualdad de partes, no viene determinada por la cantidad reclamada por la parte
recurrente en casación, sino por la cuantía que fue objeto de decisión en la sentencia de apelación, ya que
la cuantía considerada a efectos del recurso, salvo supuestos excepcionales, debe ser idéntica para todas
ellas, y en el presente caso la demandante recurrió la sentencia de primera instancia en su integridad, por lo
que la cuantía del "objeto" en apelación, superaba con creces la suma de 150 000 #. (En este sentido, entre
las más recientes, sentencia número 366/2010, de 15 de junio ).

TERCERO: PRIMER MOTIVO DEL RECURSO DE CASACIÓN

1. Enunciado y desarrollo del recurso.

19. El primero de los motivos del recurso de casación interpuesto por don Rodolfo , con cita de las
sentencias de esta Sala de 3 julio 2006 (recurso 4237/1999 ), 2 de marzo de 2004 (recurso 1141/1998 ), y
24 de junio de 2002 ( número 620/2002 ), se enuncia en los siguientes términos.

"Infracción por vulneración del artículo 1170, párrafo 2º, del Código Civil y de la jurisprudencia que lo
interpreta" .

2. Valoración de la Sala.

20. Previsto en el párrafo segundo del artículo 1170 del Código Civil que "la entrega de pagarés a la
orden, o letras de cambio u otros documentos mercantiles, sólo producirá los efectos de pago cuando
hubiesen sido realizados, o cuando por culpa del acreedor si hubiesen perjudicado", frente a la acción

4
Centro de Documentación Judicial

causal del acreedor, el deudor aparentemente y con independencia de la posición que ocupe en la
circulación del título valor, puede oponer sin limitaciones la excepción de extinción no satisfactoria de la
acción cambiaria de los documentos mercantiles entregados para el pago de la deuda, siempre que
concurran los siguientes requisitos:

1) Que exista una relación obligatoria de la cual emane una deuda.

2) Que para el pago de la deuda se entregue un título valor.

3) Que la entrega tenga carácter instrumental.

4) Que el título se perjudique por culpa del acreedor.

21. Ahora bien, la generalidad y simplicidad de los términos de la norma han sido determinantes de
que la jurisprudencia haya matizado el alcance de la norma en atención a la función que cumple la entrega
de los documentos, en el marco del concreto contrato en que ésta se verifica, afirmando la sentencia
número 912/2008, de 29 septiembre , en la que se analizan las tres sentencias que cita la recurrente, todas
ellas en relación con los contratos de descuento, que: " La jurisprudencia ha venido matizando la obligación
del descontante en función de que haya obtenido una resolución judicial (en cuyo momento los efectos, sin
los cuales no hubiese sido posible dictarla, pueden ser devueltos sin perjuicio para el acreedor), o de que le
hayan sido abonados los efectos. La STS de 1 de abril de 1996 , precisamente, acoge esta posición, que
precisa aún más la STS de 5 de octubre de 2006 , al señalar que, en el caso, la entidad descontante se
había reintegrado del importe de las cambiales sin haber restituido los títulos al cedente. La STS de 3 de
julio de 2006 señalaba que la obligación del Banco descontante es la de entregar las letras con la misma
eficacia que tenían en el momento en que se cedieron con la finalidad del descuento, y es responsable
cuando su retardo en la entrega al descontatario que ha pagado ha determinado el perjuicio de las letras Es
claro que esta solución predomina en la jurisprudencia: el Banco descontante es responsable del perjuicio
de las letras de cambio cuando el descontatario ha hecho efectiva su obligación y las letras no le han sido
entregadas ( SSTS 21 de marzo de 1997 , 10 de marzo de 2000 , 24 de junio de 2002 , 25 de noviembre de
2004 , etc.), pero no en caso contrario. Así, la STS de 2 de marzo de 2004 , que decía que "los deudores
solo contarán con facultades para recobrar (las letras de cambio) objeto de la operación de descuento
cuando previamente liquiden su importe". Doctrina seguida, entre otras, por las SSTS de 10 de febrero y 14
de marzo de 2006 . La STS de 10 de diciembre de 2007 decía que la obligación de restitución de los efectos
descontados ha sido perfilada por la jurisprudencia ( SSTS 28 de junio de 2001 , 24 de junio de 2002 , 30 de
abril de 2003 , 2 de marzo y 25 de noviembre de 2004 , 10 de febrero , 21 de septiembre y 5 de octubre de
2006 , etc.) en el sentido de que en virtud del contrato de descuento el Banco descontante tiene la
obligación de devolver al descontatario los títulos descontados, cuando no pudo hacer efectivo el crédito
incorporado a los mismos, con la misma eficacia jurídica que tenían en el momento en que se cedieron,
siempre que el descontatario haya efectuado el reingreso o se haya producido el reintegro, supuestos en los
que sólo una mala práctica bancaria impide que se lleve a efecto la restitución ( STS 5 de octubre de 2006 y
las que allí se citan).

22. Ahora bien, no es éste el caso de autos en el que entre el acreedor-tenedor y el deudor que
entregó las letras libradas por un tercero y aceptadas por otro, no media contrato de descuento alguno, de
tal forma que, al reclamar el pago del crédito por no "haber sido realizadas", el acreedor pretende desplazar
sobre el deudor, no ya las consecuencias negativas de la caducidad de la acción cambiaria tanto directa
como en vía De regreso, sino las derivadas de la pérdida de la acción cambiaria por prescripción, con
infracción del principio de que nadie puede pedir la retroacción de una situación cuando no puede devolver
aquello que percibió, máxime cuando la dilación es de tal envergadura que ha dado lugar incluso a la
prescripción de las acciones causales que pudieran asistir al deudor frente al aceptante.

CUARTO: SEGUNDO MOTIVO DEL RECURSO DE CASACIÓN

1. Enunciado y desarrollo del recurso.

23. El segundo de los motivos del recurso de casación interpuesto por don Rodolfo se enuncia en los
siguientes términos.

"Infracción por vulneración del artículo 1170, párrafo 2º, del Código Civil y de la jurisprudencia que lo
interpreta" .

24. En apoyo del motivo cita como infringida la doctrina contenida en la sentencia número 460/1999,
de 25 de mayo , según la cual el artículo 1170 del Código Civil deviene exclusivamente en los casos en los

5
Centro de Documentación Judicial

que el deudor libra un pagaré o un cheque o acepta una letra de cambio, no aquellos supuestos que el
deudor entrega letras de cambio libradas contra terceros.

2. Valoración de la Sala

25. Con independencia de que una sola sentencia por sí misma no constituye jurisprudencia, pues el
criterio que contiene no se ha demostrado que es reiterado, como exige en artículo 1.6 del Título Preliminar
del Código Civil (en este sentido, entre otras muchas, sentencias 515/2005, de 4 de julio , y 285/2008, de 17
de abril ), es lo cierto que la doctrina contenida en la sentencia citada por la parte recurrente es inaplicable
al presente supuesto con el que no guardan ninguna analogía, dado que en la referida sentencia se aborda
un supuesto de "dación en pago" o "datio in solutum", por la que las partes acreedora y deudora acordaron
el cumplimiento de la obligación mediante una prestación distinta de la que era objeto de la misma, por lo
que deben inaplicable el artículo 1170 del Código Civil .

QUINTO: COSTAS.

26. Las costas del recurso se imponen se imponen a la recurrente de acuerdo con lo previsto en el
artículo 398.1 en relación con el 394.1, ambos de la Ley de Enjuiciamiento Civil .

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

FALLAMOS

1. Desestimamos el recurso de casación interpuesto por don Rodolfo , representado ante esta Sala
por la Procuradora de los Tribunales doña ROSINA MONTES AGUSTÍ, contra la sentencia dictada en grado
de apelación, por la sección quinta de la Audiencia Provincial de Sevilla, de fecha 29 noviembre 2006, en el
rollo de apelación número 6667/2006 , dimanante de juicio de menor cuantía número 65/2001, del Juzgado
de Primera Instancia número 14 de Sevilla .

2. Imponemos al expresado recurrente por don Rodolfo las costas causadas por el recurso casación
que desestimamos.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA pasándose al
efecto las copias necesarias, lo pronunciamos, mandamos y firmamos -Roman Garcia Varela.- .Francisco
Marin Castan.-Jose Antonio Seijas Quintana. - Encarnacion Roca Trias.- Rafael Gimeno-Bayon Cobos.-
RubricadoS. PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el EXCMO. SR. D. Rafael
Gimeno-Bayon Cobos , Ponente que ha sido en el trámite de los presentes autos, estando celebrando
Audiencia Pública la Sala Primera del Tribunal Supremo, en el día de hoy; de lo que como Secretario de la
misma, certifico.