Вы находитесь на странице: 1из 26

Diplomado de Apologética - Módulo I - Lección

13

Lección 13 - ¿Dónde dice la Biblia que Pedro fue el primer Papa?


Lección 13 - Módulo 1 - Diplomado de Apologética

Autor: Jesús Manuel Urones | Fuente: Curso de Apologética

Mateo 16:18 en Arameo: "Tu eres kepha y sobre esta kepha edificaré mi
Iglesia”.

(¡¡¡Veis como en Arameo no hay objeción posible!!!...porque ponerlas en Español)

Así es, fue en Cesarea de Filipo donde el Verbo Divino hecho carne, hizo la
pregunta que todavía hoy muchas personas se hacen: "quien dicen los hombres que
soy yo?” y fue precisamente el Apóstol San Pedro el cuál, dio la única de las
respuestas correctas:

"Tu eres el Hijo del Dios vivo”

Tras esta pero breve declaración, viene el problema más discutido y debatido de
toda la historia de los últimos 500 años de la Iglesia , "la Kepha sobre la cual Cristo
edificará su Iglesia”.

Ha llegado pues el momento de abordar el tema del PRIMADO DE PEDRO. Su


supremacía y los fundamentos bíblicos e históricos por los cuales los católicos
creemos que PEDRO es la kepha sobre la cual la Iglesia fue fundada.

Por eso este artículo intentaré hacerlo sencillo pero conciso de forma que de una
respuesta a las principales objeciones al primado de Pedro y de también los
argumentos por los cuales los católicos creemos él es la ROCA, unos argumentos
sencillos y básicos pero a la vez fuertes y concisos para saber defender nuestra fé
cuando seamos abordados con este tema, tan habitual en el proselitismo de
nuestros hermanos separados.

-Los puntos a tocar son los siguientes:

1. QUIEN FUE SAN PEDRO.


2. MAGISTERIO DE LA IGLESIA SOBRE EL PRIMADO DE PEDRO.
3. FUNDAMENTO BÍBLICO DEL PRIMADO DE PEDRO.
4. PRUEBAS HISTÓRICAS DEL PRIMADO DE PEDRO.
5. OBJECCIONES AL PRIMADO DE PEDRO.

1.- QUIEN FUE SAN PEDRO:

Su nombre en hebreo es Shim'on, nombre muy común y significa el que oye, el


obediente. Cristo le puso por sobrenombre Pedro, en arameo Kepha', piedra, roca.
Los evangelistas recogen este nuevo nombre, que era el que tenía un excepcional
sentido para ellos. Sólo aparecerá el solo nombre de Simón, en muy contados
pasajes, que son, además, aquellos en los que Cristo se dirige, como era lógico, a
Simón ; a veces se cita Simón al referir, en estilo directo, las escenas de primera
hora, máxime en Mc, que refleja la catequesis de Pedro y primitiva, o cuando
supone un auditorio en el que el nombre usual de Pedro es Simón (Lc 24:34). En
otros casos se usa el nombre de Simón Pedro, que si, por una parte, el primero es
signo de identificación, el segundo lo es de simbolismo y dignidad. En el resto, lo
más frecuente es llamarlo, sin más, Pedro. Es el reflejo del cambio de nombre que
Cristo le hizo, y reflejo del uso que de él se fue haciendo en función y comprensión
de la nueva dignidad. Este nuevo nombre de Pedro no prevaleció ya a partir de la
elección definitiva al apostolado (Mc 3:16; 6:14), parece que en un principio Pedro
continuó llamándose Simón (Mc 1:16.22.36; Lc 5:3-5.10).

Pedro era galileo de Betsaida (Jn 1:44); hijo de Jonas (Mt) o de Juan (Jn);
pescador (4:18; Mc 1:16); estando en Judea en la parte del Jordán donde el
Bautista bautizaba, se dice que es traído a Cristo por su hermano Andrés (Jn
1:41.42); más tarde, estando echando las redes junto con su hermano Andrés,
Cristo los llamó a seguirle (Mt 4:18.19; Mc 1:16.17); y aun siendo dueño de la
barca y teniendo "socios" (Lc 5:3.10), lo dejó todo y le siguió (Mt 4:20; Mc
1:18). Más tarde, en el sermón de la Montaña, y es a lo que responde su
nombre en estas listas, es cuando es llamado, como se dijo, al apostolado.

Pedro siempre figura entre los tres mas allegados a Jesús. Fue elegido con
Santiago y Juan, para subir al monte Tabor donde ocurrió la Transfiguración.
Aquí contempló la Gloria del Señor y escuchó la proclamación de Dios: "Este es mi
Hijo amado, en quien me complazco, escuchadle" (Mateo 17, 1-5)

Después bajaron a Jerusalén donde Jesús comenzó a preparar a sus discípulos


para el fin de su ministerio en la tierra. Pedro llevó a Jesús aparte y comenzó a
reprenderlo porque no quería aceptar un fin tan terrible como la cruz.

Al estar todos reunidos en la Última Cena, Pedro declaró su lealtad y devoción con
estas palabras: "Aunque todos tropiecen, yo nunca dudaré de ti" E insistió: "Aunque
tenga que morir contigo, jamás te negaré". Con inmensa tristeza Jesús le contestó:
"Yo te aseguro que esta misma noche, antes de que cante el gallo, me habrás
negado tres veces" Al desenvolverse esta trágica noche se realizó esta profecía.
Cuando los soldados llevaron a Jesús a los judíos, Pedro se quedó en el patio y tres
veces lo acusaron de ser discípulo de Jesús. El lo negó las tres veces. En aquel
mismo momento, cantó el gallo por segunda vez y Pedro empezó a llorar.

Pedro es un pecador arrepentido. Cristo lo perdona y confirma su elección.


Pregunta a Pedro: "¿Me amas más que éstos?" (Jn 21,15). Pedro afirma tres veces
su amor. Jesús entonces le dice "Apacienta mis ovejas". Signo de su misión como
pastor universal de la Iglesia. Su ministerio se sostendrá gracias al poder de Cristo,
quien ora por el. "He rogado por ti para que tu fe no desfallezca. Cuando te
conviertas, confirma a tus hermanos" (Lc 22,32). Es Cristo el Buen Pastor quien
confiere su poder de perdonar, consagrar, enseñar y dar testimonio.

Pedro ejerció su primacía entre los Apóstoles con entereza y valor. El fue
la kepha en la que la Iglesia fue fundada. Su capacidad de conversión quizás sea lo
que hace su historia ejemplar para nosotros pecadores. Pedro cayó muy bajo en la
noche que negó al Señor. Después se arrepintió y ascendió hasta llegar a obispo de
Roma, mártir, y guardián de las llaves del reino de los cielos.

Lo vemos a la cabeza de los Apóstoles. Fue Pedro quien tomó la iniciativa de


elegir uno que tomara el lugar de Judas y quien realizó el primer milagro. Un
mendigo le pidió limosna. Pedro le dijo que no tenía dinero, pero en el nombre de
Jesús Nazareno le mandó levantarse y andar. El mendigo, curado de su mal hizo lo
que le mandó Pedro.

Por su sinceridad, Pedro inevitablemente tuvo muchos conflictos con las autoridades
judías, hasta dos veces los jefes de los sacerdotes lo mandaron arrestar. Nos dice la
Escritura que fue milagrosamente desencadenado y librado de la prisión e
impresionó a los demás Apóstoles al llegar repentinamente donde ellos moraban.
Pedro después predicó en los puertos marítimos de Joppa y Lydda, donde conoció
hombres de diferentes razas y en Cesarea donde se convirtió el primer gentil,
Cornelio.

Fue obispo de Antioquía y después pasó a ser obispo de Roma donde fue
martirizado durante el reinado de Nerón alrededor del año 67, el mismo año que
San Pablo. Así lo estiman tres Padres de la Iglesia: San Ireneo, San Clemente de
Alejandría y Tertuliano. Fue sepultado en lo que hoy es el Vaticano donde aun se
encuentran su restos bajo el altar mayor de la basílica de San Pedro. Esto ha sido
comprobado en los encuentros arqueológicos y anunciado por Pío XII al concluir el
año santo de 1950.

San Pedro murió crucificado. El no se consideraba digno de morir en la forma de


su Señor y por eso lo crucificaron con la cabeza hacia abajo. El lugar exacto de su
crucifixión fue guardado por la tradición. Muy cerca del circo de Nerón, los cristianos
enterraron a San Pedro.

2.- MAGISTERIO DE LA IGLESIA SOBRE EL PRIMADO DE PEDRO.


Principales declaraciones Papales y Magisteriales sobre el Primado de San Pedro:

«Si quis dixerit, beatum Petrum Apostolum non esse a Christo Domino constitutum
Apostolorum omnium principem et totius Ecclesiae militantis visibile caput; vel
eundem honoris tantum, non autem verae propriaeque iurisdictionis primatum ab
eodem Domino nostro Iesu Christo directe et immediate accepisse», a. s.; Dz 1823.
Cf. Vaticano II, const. Lumen gentium, n. 18.

La cabeza invisible de la Iglesia es Cristo glorioso. Pedro hace las veces de Cristo
en el gobierno exterior de la Iglesia militante, y es, por tanto, vicario de Cristo en la
tierra («Christi vicarius» ; Dz 694).

[Pedro] sigue viviendo y juzgando hasta ahora en sus sucesores» ; Dz 112, 1824

«El bienaventurado Pedro, que sigue viviendo y presidiendo en su sede episcopal,


ofrece la fe verdadera a los que la buscan» (En SAN LEÓN, Ep. 25, 2).

«Así como perdura para siempre lo que en Cristo Pedro creyó, de la misma manera
perdurará para siempre lo que en Pedro Cristo instituyó» (San Leon Magno Sermo
3, 2).

«Si alguno dijere que el obispo de Roma tiene únicamente el oficio de inspección o
dirección, y no la plena y suprema potestad de jurisdicción sobre toda la Iglesia, no
solamente en cosas de fe y costumbres, sino también en todo lo que respecta a la
disciplina y gobierno de la Iglesia esparcida por todo el orbe de la tierra ; o que tiene
la parte más importante pero no la plenitud total de este supremo poder; o que esta
potestad suya no es ordinaria e inmediata, bien sea sobre todas y cada una de las
Iglesias o sobre todos y cada uno de los pastores y fieles, sea anatema» ; Dz 1831;
cf. Dz 1827; CIC 218.

Conforme a esta declaración, la potestad primacial del Papa:

a) Es verdadera potestad de jurisdicción, es decir, verdadero poder de


gobierno, y no de mera inspección o dirección como el que tiene, v.g., el
presidente de un partido político, de una sociedad o de una conferencia. Como
poder de gobierno, el primado comprende en sí la plena potestad legislativa,
judicativa (judicatura litigiosa y de arbitraje) y coercitiva. Por parte de los
subordinados corresponde el deber de sumisión y obediencia.

b) Es potestad universal, es decir, se extiende sobre todos los pastores


(obispos) y los fieles de toda la Iglesia, tanto en colectividad como en
particular. La materia de esta potestad no son únicamente las cosas de fe y
costumbres (oficio de enseñar), sino también la disciplina y gobierno de la
Iglesia (oficio de pastor).

c) Es la suprema potestad de la Iglesia, es decir, no existe ningún otro sujeto


de jurisdicción que posea el poder en igual o en mayor grado. La potestad del
Papa es superior no sólo a la de cualquier obispo en particular, sino también a
la de todos los obispos juntos. Por eso la colectividad de todos los obispos (sin
el Papa) no está por encima del Papa.

d) Es potestad plena, es decir, el Papa posee en sí mismo toda la plenitud ,del


poder eclesiástico de jurisdicción, y no sólo una parte mayor que los demás
obispos, ora sea en particular, ora en colectividad. Por eso el Papa puede
resolver por sí mismo cualquier asunto que caiga dentro de la jurisdicción
eclesiástica sin requerir el parecer de los demás obispos ni de toda la Iglesia.

e) Es potestad ordinaria, es decir, va ligada con su oficio en virtud de una


ordenación divina y no ha sido delegada por un sujeto superior de jurisdicción.
Por consiguiente, el Papa puede ejercerla en todo tiempo y no sólo en casos
excepcionales, cuando los obispos descuiden sus deberes pastorales en sus
respectivas diócesis (Febronio, Eybel) ; Dz 1500.

f) Es potestad verdaderamente episcopal, es decir, el Papa es al mismo


tiempo «obispo universal» de toda la Iglesia y obispo de la diócesis de Roma
(«episcopus Urbis et Orbis» ; Jacobo de Viterbo). De ahí que la potestad
papal, lo mismo que la de los obispos, comprenda el poder legislativo, judicial
y punitivo; cf. CIC 218, §§ 2, 335.

g) Es potestad inmediata, es decir, el Papa puede ejercerla sin instancia previa


sobre los obispos y fieles de toda la Iglesia.

3.- FUNDAMENTO BÍBLICO DEL PRIMADO DE PEDRO.

-Esta tercera parte del artículo podría alargarse demasiado pues realmente existen
muchas pruebas bíblicas que justifican el primado de Pedro, es por ello que
expondremos brevemente algunas de ellas, las más fáciles y a la vez las mejores
para justificar el primado cetrino.

1.- PROFECIAS PETRINAS EN EL A.T.:

-Al leer la Bíblia nos encontramos con profecías que nos hablan sobre Cristo en el
AT, son la gran mayoría, también tenemos alguna profecía que podemos identificar
a la Santisima Virgen en ella, pues bien, llegados a este punto, existen varias
profecías en el AT que nos dejan ver cual sería la misión de Pedro en el NT.

Veamos entonces estas profecías petrinas:

12 y le hablas de esta manera: Así dice Yahveh Sebaot: He aquí un hombre cuyo
nombre es Germen: debajo de él habrá germinación (y él edificará el Templo de
Yahveh).
13 El edificará el Templo de Yahveh; él llevará las insignias reales, se sentará y
dominará en su trono; habrá un sacerdote a su derecha, y consejo de paz habrá
entre ellos dos. Zacarías 6:12-13

Aquí en este breve pasaje, se nos anuncia como será la relación entre Cristo y el
sacerdote, será un consejo de paz, una sola cabeza, una unidad, esta relación es la
que Cristo anunció a San Pedro. También aquí se ve claramente como el futuro de
ambos se unirá para siempre lo que más adelante se probrará con un pasaje del
NT.

8 A ti, Judá, te alabarán tus hermanos; tu mano en la cerviz de tus enemigos;


inclínense a ti los hijos de tu padre.
9 Cachorro de león es Judá; de la presa, hijo mío, has vuelto; se recuesta, se echa
cual león, o cual leona, ¿quién le hará alzar?
10 No se irá de Judá el báculo, el bastón de mando de entre tus piernas. hasta tanto
que se le traiga el tributo y a quien rindan homenaje las naciones;
11 el que ata a la vid su borriquillo y a la cepa el pollino de su asna; lava en vino su
vestimenta, y en sangre de uvas su sayo; Génesis 49:8-11

Y sobre él siguió la línea del pueblo de Dios, el remanente :

"Yahvé se airó en gran manera contra Israel y los apartó de su rostro, quedando
solamente la tribu de Judá" (2Reyes 17:18; Oseas 1; Jueces 1,1-2).

A su vez cuando llego "Aquel” (Jesucristo), llamo a 12 Apóstoles (Marcos 3,13-19)


pero solo a uno se le dijo:

"Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y
las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.A ti te daré las llaves del Reino de
los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en
la tierra quedará desatado en los cielos.” (Mateo 16,18-19)

-Veamos las similitudes entre estas dos citas:

1.-)En la primera Jacob llamó a sus 12 hijos, los que formarían las 12 tribus de
Israel, una vez llamados solamente a uno le dio una promesa.

2.-)En la segunda, Cristo iba con los 12 apóstoles, pero solamente a uno llama
Bienaventurado y solamente a uno le da una promesa.

3.-) Te alabarán tus hermanos, se inclinaran ante ti.

4.-)Serás la roca sobre la que la Iglesia del Dios vivo, se edificará.

5.-)El báculo, el bastón no se apartará de ti hasta que venga Cristo.


6.-)Tendrás las llaves del Reino de los Cielos, hasta que venga Cristo otra vez.

7.-) Dios solo se quedó con la tribu de Judá.

8.-)Las puertas del Hades no derrotaran jamás a la Iglesia. Sobre Pedro permaneció
el pueblo de Dios.

Y ya por último:

20 Aquel día llamaré a mi siervo Elyaquim, hijo de Jilquías.


21 Le revestiré de tu túnica, con tu fajín le sujetaré, tu autoridad pondré en su mano,
y será él un padre para los habitantes de Jerusalén y para la casa de Judá.
22 Pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; abrirá, y nadie cerrará,
cerrará, y nadie abrirá. Isaias 20:21-22

La cual haya su cumplimiento en Mateo 16:16-18:

"Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y
las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.A ti te daré las llaves del Reino de
los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en
la tierra quedará desatado en los cielos.” (Mateo 16,18-19)

Vemos como existen también muchas similitudes entre ambas citas:

1.-)En Isaias se nos habla de la llave de la casa de David, abrirá y nadie cerrará,
cerrará y nadie desatará.

2.-)En Mateo se nos habla de las llaves(es plural pues son del Cielo y de la Tierra),
llaves que sirven para atar y desatar, y nadie desatará ni volverá a atarlo.

3.-)Se nos habla de Elyaquim a quien le serán dadas las llaves.

4.-)En Mateo, Cristo da las llaves a Pedro, el nuevo Elyaquim.

2.-PEDRO ES ENLISTADO EL PRIMERO EN TODAS LAS LISTAS DEL NT:

Son cuatro las listas que de los apóstoles transmiten los libros del Ν. Τ.: los tres
sinσpticos y los Hechos de los Apóstoles. De estas cuatro listas, en dos, Mc-Lc, se
da ex profeso el momento y el modo como los elige. En los Hechos se dan los
nombres de once, ya que Judas está excluido; y Mt sólo cuenta, incidentalmente,
el hecho de que había doce apóstoles, cuyos nombres da. Para la tradición pesó
más el hecho y el oficio, que un orden de nomenclatura. Esta forma incidental de
referir un hecho de importancia suprema es un buen índice de su misma
autenticidad evangélica y su reconocimiento histórico de la tradición y catequesis
primitiva. El mismo hecho de poner que "se los llamó" (π ροσ καλ?σαμε νος), y
darse después sus nombres, junto a la variedad de "llamamientos" con que
aparecen en los evangelios, dan a entender una colocación honorífica y solemne en
las listas.

1 Jesús, llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus impuros,
para arrojarlos y para curar toda enfermedad y toda dolencia. 2 Los nombres de los
doce apóstoles son éstos: el primero Simón, llamado Pedro, y Andrés, su hermano;
Santiago el de Zebedeo y Juan, su hermano; 3 Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo
el publicano; Santiago el de Alfeo y Tadeo; Simón el celador, y Judas Iscariote, el
que le traicionó. Mateo 10:1-3

Así instituyó a los Doce: Simón, al que puso el sobrenombre de Pedro; 17Santiago,
hijo de Zebedeo, y Juan, hermano de Santiago, a los que dio el nombre de
Boanerges, es decir, hijos del trueno; 18 luego, Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo,
Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Tadeo, Simón, el Cananeo,19 y Judas Iscariote, el
mismo que lo entregó.Marcos 3:16-19

Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio
el nombre de Apóstoles: 14 Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés,
su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, 15 Mateo, Tomás, Santiago, hijo de
Alfeo, Simón, llamado el Zelote, 16 Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que
fue el traidor. Lucas 6:13-16

Los Apóstoles regresaron entonces del monte de los Olivos a Jerusalén: la distancia
entre ambos sitios es la que está permitida recorrer en día sábado. 13Cuando
llegaron a la ciudad, subieron a la sala donde solían reunirse. Eran Pedro, Juan,
Santiago, Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé, Mateo, Santiago, hijo de Alfeo, Simón
el Zelote y Judas, hijo de Santiago Hechos 1:12-13

Podemos observar esto en un cuadro sinóptico muy explicativo:

No deja de sorprender cómo estas cuatro listas de los apóstoles aparezcan


estructuradas en tres grupos de cuatro apóstoles cada uno — las tres "cuadrigas,"
como los llamaban los antiguos —, excepto en los Hechos de los Apóstoles, en los
que se suprime el nombre de Judas Iscariote, ya que en dicho libro se narra a
continuación la elección de San Matías para sustituirle; lo mismo que no deja de
sorprender cómo el nombre del apóstol que encabeza cada una de estas
"cuadrigas" es el mismo en las cuatro listas, mientras que en los grupos se cambia
indistintamente el orden de los nombres, aunque no deja de haber coincidencias. ¿A
qué se deben estas coincidencias y divergencias?

Lo que tiene una persistencia constante, indicando además intento e importancia


especiales, es el que al comienzo de todas las listas, no sólo figura el nombre de
Simón Pedro, sino que Mt añade además al hacer el relato de las listas de los
apóstoles: "He aquí los nombres de los doce apóstoles: primero, Simón, llamado
Pedro." Esta expresión "primero" sería absolutamente innecesaria al principio de
una lista de nombres sin que sigan otros ordinales para los siguientes componentes
'. Hoy es admitido, incluso por críticos, que no se trata de una primacía de listas o
de ancianidad.

-En conclusión el poner a Simon Pedro el primero en todas las listas de los
apóstoles no puede ser casualidad sino ejemplifica una primacía sobre el resto de
los apóstoles es por eso le llama Mateo "EL PRIMERO”. En este caso, "primero” no
es una enumeración, ya que los demás discípulos carecen de ella, y en otros textos
de la Biblia, es claro cuando se refiere a enumeraciones. (Podés comparar con Gén.
25, 23-26; 2 Samuel 3, 2-5; 1 Crónicas 8, 1-3)

3.-MATEO 16:18

-Quizás se trate de la cita más usada, y también la más discutida, algunos


hermanos separados o anticatólicos recurren al griego para afirmar que Petros y
petra son palabras diferentes y por tanto no se refería a Pedro cuando se hablaba
en esta cita sobre la "ROCA”.

-Si bien esto tiene su explicación, no la tocaré de momento para no hacer el artículo
demasiado profundo, más adelante se hablará de ello. Lo que es preciso recordar
es que Cristo no habló en Griego, sino en arameo, y casualmente el evangelio de
Mateo fue escrito primeramente en Arameo así nos lo enseña la Tradicción:

Escribe Papías: "Mateo recogió las palabras (del Señor) en arameo, y cada quien
las interpretó como pudo" (en Eusebio de Cesarea, Hist. eccl. III, 39, 16).

Mateo, que antes había predicado a los judíos, cuando decidió ir también a otros
pueblos, escribió en su lengua materna el Evangelio que anunciaba; de este modo
trató de sustituir con un texto escrito lo que perdían con su partida aquellos de los
que se separaba" (ib., III, 24, 6).

Y precisamente al estudiar el texto en Arameo, no queda lugar a dudas, se usan dos


veces la misma palabra "kepha” (puede verse en la foto del principio) con lo cual es
claro se refería a San Pedro.

Él necesariamente tuvo que usar la palabra Kephas dos veces ya que era la única
palabra para Roca en arameo, en la primer parte para nombrar al apóstol "Tu eres
Kephas" (como era su nombre), y la segunda para referirse a el objeto Roca "Sobre
esta Kephas".

Jesús, fuera de este versículo de Mateo, llamaba a este Apóstol Kephas, usándolo
como nombre propio (Juan 1,42) también lo hizo Pablo (1Corintios 1,12; 3,22; 9,5;
15,5; Galatas 2,9).

Kephas en arameo expresa una piedra o roca GRANDE, la palabra usada en


arameo para una piedrita es "evna" y Pedro nunca aparece llamado "evnas" o
"envas". Sin embargo seguramente habrás notado que "Cephas" sí es utilizada
varias veces en el NT para nombrar a Pedro y no es casualidad porque
cephas/kephas es el nombre arameo que le fue dado por Jesús. "Cephas" es el
mismo "kephas" tal como lo testimonian los escritos más antiguos que nos llegan del
evangelio de Mateo.

Si traducimos al Español el versiculo clave arriba indicado manteniendo solamente


la palabra kephas en su idioma original , Cristo habria dicho esto:

"Tú eres Kepha y sobre esta kepha edificaré mi Iglesia"

-Eso fue lo que Cristo dijo, obviamente nada que ver con lo que los pastores
protestantes y muchos no católicos intentan manipular, pero de quien nos fiamos de
hombres o de Dios?....hermano si se fia de Dios busque la verdad y al encontrarla
hallará la libertad en su corazón.

Esta es la Verdad, Sobre esta kepha edificaré mi iglesia usa la misma palabra para
referirse a el Apostol Pedro y para referirse a la Roca. Todo lo que argumente
sobre el griego viene después, estas fueron las palabras salieron de la boca del
Salvador, y no debemos modificarlas. La metáfora funcionaba muy bien en arameo
donde los sustantivos no tenían género, diferente es en griego pero eso se
estudiará en otra ocasión.

4.-JUAN 1:42

Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que
traducido es, el Cristo). Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón,
hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir Pedro) Juan 1:42

La Biblia nos muestra algo significativo: cada vez que Dios cambia el nombre de una
persona no es por casualidad sino por una razón. El nombre corresponde a su
nueva IDENTIDAD, FUNCION Y/O MINISTERIO.
Abrám cayó con el rostro en tierra, mientras Dios le seguía diciendo: 4 "Esta será mi
alianza contigo: tú serás el padre de una multitud de naciones. 5 Y ya no te llamarás
más Abrám: en adelante tu nombre será Abraham, para indicar que yo te he
constituido padre de una multitud de naciones. 6 Te haré extraordinariamente
fecundo: de ti suscitaré naciones, y de ti nacerán reyes. 7Estableceré mi alianza
contigo y con tu descendencia a través de las generaciones. Génesis 17,3-6

Dios renombró a Abram como Abraham cuando lo hizo 'Padre de una multitud de
Naciones'. El le dió 'primacía' sobre todos los otros hombres. El decir que "de tu
nacerán reyes” es darle una primacía sobre el resto de los hombres.

Pero donde más vemos la primacía de Abraham es en el último párrafo que nos dice
"Dios establecerá con el su alianza y con su descendencia de generación en
generación”

Aquí se nos plantean dos temas importantes:

1) Dios solo hizo la alianza con un hombre , Abraham y la hizo justamente


cuando se le cambio el nombre porque antes era Abrám y en aquel entonces
no había aun establecido nada con él.

2) Dios dice que establecera su alianza con Abraham y con su descendencia a


traves de las generaciones, pero si nos damos cuanta esta alianza termino en
Cristo ya que él es el último descendiente directo de Abraham. Al ser Cristo el
mismo Dios no podia establecer la alianza consigo mismo y tubo que dejar
esta alianza en otro hombre de fe como lo fue Abraham entonces Cristo para
cumplir Santiago 1:17 y otras, cambio el nombre a uno de los suyos y le llamo
kephas que quiere decir piedra, dando asi continuidad a la alianza de Dios con
los hombres.

-El negar que Cristo haya elegido a Pedro es negar indirectamente el versículo
Génesis 17:7, y negar la alianza que Dios hizo con su pueblo y con Abraham el líder
y jefe de ellos. Por tanto vemos como el cambio de nombre de Abrám a Abraham es
muy importante, y nos dice mucho sobre los objetivos previstos de Dios en esa
persona.

-Pero no solamente existe este cambio de nombre en la Bíblia sino que hay muchos
más, veamos pues otros ejemplos:

También dijo Dios a Abraham: "A Sarai, tu esposa, no la llamarás más Sarai, sino
que su nombre será Sara. 16 Yo la bendeciré y te daré un hijo nacido de ella, al que
también bendeciré. De ella suscitaré naciones, y de ella nacerán reyes de
pueblos” Génesis 17,15-16

Dios cambio de nuevo el nombre a la mujer de Abraham y la llamo Sara, este


cambio de nombre viene debido a una función ¿Cuál es esta función o este
primado? Ella será madre de los reyes de los pueblos.

Ella es la madre del hijo de Abraham con quien Dios seguira su alianza y de ella
descendía el rey David, lo cual a Sara le da un primado muy importante ,
colocándola así por encima de las otras mujeres de su pueblo.

Pero Jacob replicó: "No te soltaré si antes no me bendices”. 28 El otro le preguntó:


"¿Cómo te llamas?”, "Jacob”, respondió. 29 Él añadió: "En adelante no te llamarás
Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido”
Génesis 32,27-29

De nuevo Dios cambia el nombre a Jacob y le llama Israel, debido a que él lucho
con los hombres y con Dios y ganó la batalla.Este cambio de nombre es curioso ya
que de él proviene Israel la ciudad siendo asi Jacob el primer israelita de todos, este
pues fue su primado.Vemos que en el plan de Dios, cuando él cambia el nombre de
una persona éste corresponde a su ministerio e identidad. Jesús sigue la manera de
su Padre.

En la Biblia (Reina-Valera), en Jn 1, 42 Jesús dijo a Simón: Tú eres Simón, hijo de


Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro). Entonces Jesús cambió
el nombre de Simón, a Pedro y Pedro quiere decir piedra en Griego. Ahora,
examinemos a Mt 16, 13-19 para entender la voluntad de Jesucristo. Primero vemos
que Pedro contesta la pregunta de Jesús sobre su identidad. ¿Quién dicen los
hombres que es el Hijo del Hombre? Es una pregunta de identidad y la contesta
Pedro. Tú eres el Cristo. Después Jesús, usando las mismas palabras "TÚ ERES",
también trata la identidad de Simón: Y yo también te digo, que tú eres Pedro (Mt
16, 18). Jesús cambió el nombre de Simón a Pedro y recordemos qué sucede
cuando Dios cambia el nombre de la persona: corresponde a su nueva identidad.
Vimos en Jn 1, 42, que "Pedro" quiere decir PIEDRA. ¿Por qué cambió su nombre
por Pedro entonces? Es que corresponde con su nueva identidad de ser "piedra". Si
no es así, ¿por qué cambiar su nombre?

La única explicación lógica es porque Jesús le estaba dando una nueva identidad,
una nueva función a Pedro, como en los casos anteriores.

5.-LUCAS 22:32

Simón, Simón, Satanás os busca para ahecharos como trigo; 32 pero yo he rogado
por ti para que no desfallezca tu fe, y tú, una vez convertido, confirma a tus
hermanos.Lucas 22:32

La palabra de Jesús es definitiva, es intangible e inalterable. La repetición del


nombre de Pedro da fuerza y seguridad a la palabra, por sorprendente y
desconcertante que sea («mira») lo que con ella se expresa.

El ataque de Satán va dirigido contra los apóstoles. Hay que hacer que se tambalee
su fe en Jesús. Los discípulos son zarandeados como trigo por el demonio. Para
que el grano sea purificado de la paja, son sacudidos de una parte a otra como en
un cedazo, por todas partes son acosados, presa de la mayor inquietud. Cuando
descargue sobre Jesús la pasión y se dé a Satán poder sobre él y los suyos, se
verán los discípulos expuestos por todos los lados a apremiantes tentaciones de
apostasía. Satán aguarda a que fallen los discípulos para poder acusarlos delante
de Dios. Dios no exime a los apóstoles y a la Iglesia, de las persecuciones y
tentaciones. No los saca del «mundo» (Jn 17,15).

Contra las maquinaciones del demonio está la intercesión de Jesús. La voluntad de


Satán se estrella contra el poder de su oración. Jesús es el abogado de sus
discípulos. Jesús ora sólo por Pedro, no por los demás discípulos, aunque
todos se ven en el mismo peligro. Simón se ve destacado de los doce; él es jefe y
portavoz de los doce y de la comunidad primitiva (Act 1-12), y ha de ser el apoyo de
su fe. Jesús ora para que no desfallezca la fe de Pedro. Como no fue «la carne y la
sangre», el poder humano, lo que le reveló que Jesús es el Mesías (Mt 16,17), así
tampoco es mantenido en la fe por poder humano, sino por el don de Dios, que
Jesús implora para él. Lo que Jesús pide al Padre para Pedro no es ni más ni
menos que su perseverancia en la fe. La fe en Jesús es lo decisivo en la obra de
salvación. Sobre la fe de Pedro está edificada la fe de la Iglesia. El privilegio que se
otorga a Simón con preferencia a los otros discípulos, se le da, no para él, sino para
los demás, para los hermanos, para la fraternidad de la Iglesia (Mt 18,15-17), para
los apóstoles y los fieles. Pedro ha de confirmarse mediante la palabra de la fe -que
procede de la fe y conduce a la fe-, cuando se vean amenazados en su fe, y la cruz
de Jesús, causada y explotada satánicamente, pueda ser para ellos piedra de
escándalo.

También Pedro se desviará del camino recto y negará al Señor. Necesita volverse,
pues ha llegado hasta el borde de la apostasía. Sólo porque la oración de Jesús es
escuchada no ha perdido la fe. La fe lo induce a «volverse», a convertirse, y una vez
convertido hará, amorosa y fielmente que los hermanos vuelvan (2Sam 15,20) a la
fe. Los jefes de las comunidades tienen el deber de confirmar a los hermanos en la
fe: «Mirad por vosotros mismos y por toda la grey, en la cual el Espíritu Santo os ha
constituido inspectores, para pastorear la Iglesia de Dios que él se adquirió con su
propia sangre» (Act 20,28) (Cf. 1Ts 4,12; 2Tm 4,2ss; Hb 13,17; 1P 5,1-4). El lugar
de estas exhortaciones sería preferentemente el culto de la Iglesia primitiva. Jesús
interviene en favor de la comunidad como su sumo sacerdote y víctima, pero los
rectores de la comunidades deben considerar como un deber la solicitud por la fe de
los hermanos. Las palabras de despedida que siguen a la última cena, son un ritual
para la celebración de la cena en la comunidad. La eucaristía forma parte de la
estructura viva de la Iglesia.

La acción de ataque a Pedro y a los apóstoles se atribuye a Satanás, el gran


enemigo del reino que va a instaurarse pronto y de los apóstoles, los grandes
evangelizadores de él. El verbo usado (?ξβτ?σατο) significa pedir, prestar algo.
Evoca a Satán pidiendo licencia contra Job (Job 1:1-12). Posiblemente con el uso
deliberado de este verbo se quiere mostrar que la acción de Satán contra los
apóstoles es limitada en su suceso. La imagen con que se anuncia esta embestida
de Satanás es muy gráfica: va a (σινι?σοκ) cribarlos como al trigo (Am 9:9). Es un
ataque muy fuerte, pues la hora era muy trascendental.

Cristo rogó para que no desfalleciese su fe. El acto de Pedro no fue, pues,
pérdida de la fe, sino cobardía en Getsemaní y en el palacio de Caifas, negándole
externamente. Pero, además de lograr, por su oración, mantener su fe, le da un
encargo: "Y tú, cuando hayas vuelto (?πιστρ?ψας), confirma a tus hermanos."

El verbo "volver" aparece aquí sin complemento, pero tiene el valor específico de
volverse a Dios, de convertirse (Ap 1:22; Act 9:35; 14:15; 15:19) 15. En los profetas
era término usual (shub) para indicar la conversión a los caminos de Yahvé. La
"vuelta" de Pedro es de tipo moral. No es la pérdida de la fe, garantizada por
Cristo. Es la "conversión" de sus negaciones, que aquí se le anuncian (Lc 22:62), lo
mismo que recogen los otros dos sinópticos. Junto al Tiberíades, después de
resucitado Cristo, le protestaría tres veces su amor.

6.-JUAN 21:15-17

Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas
más que estos?». Él le respondió: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero». Jesús le dijo:
«Apacienta mis corderos». 16 Le volvió a decir por segunda vez: «Simón, hijo de
Juan, ¿me amas?». Él le respondió: «Sí, Señor, sabes que te quiero». Jesús le dijo:
«Apacienta mis ovejas». 17 Le preguntó por tercera vez: «Simón, hijo de Juan, ¿me
quieres?». Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le
dijo: «Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis
ovejas. Juan 21:15-17

Se admite ordinariamente que esta triple confesión que Cristo exige a Pedro es una
compensación a sus tres negaciones, lo mismo que es un rehabilitarle públicamente
ante sus compañeros. Pedro debió de comprender esto, pues a la tercera vez que le
pregunta si le ama, "se entristeció." No en vano él las había "llorado amargamente"
(Mt 26:75). Después de protestarle su amor dos veces, a la tercera, evocando sus
pasadas promesas, desconfió de sí, para presentar un amor más profundo, por ser
más humilde. Por eso apeló al conocimiento de la omnisciencia de Cristo. No le
alegó sus palabras; remitió su corazón a la mirada omnisciente del Señor. Lo que es
un modo de presentarle como Dios, ya que es en el A.T. atributo exclusivo de Dios
(Act 1:24). Además, al preguntarle si le ama más que los discípulos presentes, hace
ver que para apacentar el rebaño espiritual supone esto un gran amor a Cristo. "El
buen pastor da la vida por sus ovejas" (Jn 10:11).

Y una última pero muy interesante curiosidad sobre este pasaje:

Juan 21, 15 "Cuando hubieron comido, dijo Jesús a Simón Pedro: Simón, hijo de
Juan, ¿me amas más que éstos? El le dijo: Sí, Señor, tú sabes que te amo.
Díjole:Apacienta (βο?σκω) mis corderos. Por segunda vez le dijo: Simón, hijo de
Juan, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Jesús le
dijo:Apacienta (βο?σκω) mis ovejuelas. Por tercera vez le dijo: Simón, hijo de
Juan, ¿me amas? Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntase: ¿Me
amas? Y le dijo: Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te amo. Díjole
Jesús: Apacienta (βο?σκω) mis ovejuelas".

Le ordenó que apacentara (βο?σκω) a sus ovejas. Es muy interesante que en


Nuevo Testamento, solo con Pedro se usa (βο?σκω). No usó la palabra ποιμαι?νω,
la cual sí se usa con los otros apóstoles. ¿Por que esa diferencia?.

Bíblicamente el verbo: ??? (ra??a?h), que fue traducido al griego


como ποιμαι?νω(poimaino?) y βο?σκω (bosko?) y en nuestro idioma como
"apacentar”.En Griego bosko significa dar de comer, apacentar, mientras que
poimaino es pastorear, son dos palabras diferentes. Βο?σκω solo se usa en el NT
con Pedro lo que da muestras nuevamente de su Primacia. El Espiritu Santo al
inspirar el Evangelio de San Juan solamente uso esa palabra con Pedro con nadie
más, la escritura es bien clara aquí.

7.-MATEO 26:40-41

Después volvió junto a sus discípulos y los encontró durmiendo. Jesús dijo a Pedro:
«¿Es posible que no hayan podido quedarse despiertos conmigo, ni siquiera una
hora? 41 Estén prevenidos y oren para no caer en la tentación, porque el espíritu
está dispuesto, pero la carne es débil». Mateo 26:40-41

Resulta realmente curioso que Cristo selecciona a los 3 pilares de la Iglesia, Cefas,
Santiago y Juan y los manda ir con él, llegados a un punto les ordena orar y velad
con Cristo. Empieza la oración de Cristo que pide al Padre que pase de él ese caliz,
y al volverse se encuentra que los 3 pilares de la Iglesia están dormidos,
sorprendentemente Cristo no dijo "Dormis” sino que va directamente a kephas y le
reclama:

¿Por qué te has dormido?

Que vemos aquí:

-Al mismo Dios, el Verbo Divino reclamando solamente a un apostol el haberse


quedado dormido. De nuevo me pregunto¿Y el resto de los apostoles donde
estaban?¿Porque Cristo no reclama al resto de apostoles el haberse quedado
dormido?

Solamente habla a San Pedro, a él es a quien el mismo Dios reclama y pide


explicaciones de porque se ha quedado totalmente dormido. Realmente es
sorprendente que después de reclamar a Pedro diga al resto: Estén prevenidos y
oren para no caer en la tentación. Podemos pues ver aquí dos partes realmente
importantísimas, la primera el reclamo de Dios a kephas por quedarse dormido y la
segunda como Dios se dirige a todos y les manda orar y estar prevenidos. ¿Por qué
no reclama al resto de apóstoles por dormirse? Sencillamente porque el jefe de la
Iglesia es quien debe dar ejemplo y en este caso no lo hizo y como tal Cristo le
reclamo por ello, pues Cristo tenía muy claro quien era San Pedro y por eso
solamente le reclama a Pedro el haberse quedado dormido.

Resulta increíble como teniendo Cristo 12 discípulos y 3 que son los pilares de la
Iglesia el único que es mencionado aquí, es San Pedro es a quien Cristo acudía,
Cristo mismo sabía que en Pedro podía confiar, que era la piedra fundamental , la
piedra que dirigiria siempre su iglesia, y es a él a quien instantes antes de su pasión
acude pensando podía ayudarle, pero ve la debilidad de Pedro, y la del resto de
discípulos y en vez de reclamarles a todos solamente reclama a Simón Pedro por no
haber sido capaz de dar ejemplo, pues la función del jefe de la Iglesia es la de dar
ejemplo al resto. Ciertamente Cristo habla en plural hacia San Pedro "hayan
podido” eso da de nuevo un carácter de primacia mucho mayor pues Cristo delante
de los 3 pilares de la Iglesia les reclama a ellos también pero al que se dirige con
más fuerza es a Pedro, que es quien debe darle las explicaciones oportunas. Que
gran testimonio del Primado encontramos aca.

8.-MATEO 17:24-27

Este pasaje es realmente asombroso, nos muestra ya tan temprano la unidad entre
Pedro y el Señor.

24 Entrando en Cafarnaúm, se acercaron a Pedro los perceptores de la didracma y


le dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga la didracma? 25 Y él respondió: Cierto que sí.
Cuando entró en casa, se acercó Jesús y le dijo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes
de la tierra, ¿de quiénes cobran censos y tributos? ¿De sus hijos o de los
extraños? 26 Contestó él: De los extraños. Y le dijo Jesús: Luego los hijos son
libres. 27 Mas, para no escandalizarlos, vete al mar, echa el anzuelo, coge el primer
pez que pique, ábrele la boca, y en ella hallarás un estater; tómalo y dalo por mí y
por ti. Mateo 17:24-27

Veo conveniente una explicación adecuada de este milagro que pocas veces es
mencionado y que realmente tiene un valor apologético del primado de Pedro
increíble.

El tributo tenía el siguiente origen. Moisés había prescrito un censo, y, conforme al


número de los varones censados, cada uno pagaría medio siclo al santuario (Ex
30:11-16). En tiempo de Nehemías, este impuesto era de un tercio de siclo al año
(Neh 10:32). Habiendo crecido las necesidades, posteriormente se elevó a medio
siclo de plata (Mt 17:24) 21. Este era el equivalente a dos dracmas, que a su vez
equivalen a medio siclo, que era lo que se exigía en la legislación judía de entonces.
Pero debía ser pagado por todo varón después de los veinte años, en moneda
hebrea antigua o tiria. Había, además, de pagarse en Palestina entre el 15 y el 25
del mes de Adar (marzo), y también fuera de Jerusalén.

Pedro responderá a la pregunta interrogativa de los recaudadores de esta


contribución, que Cristo pagará la "didracma." Pedro de nuevo habla por Dios, sin
consultar a Dios antes y sin temor a equivocarse Pedro afirma Cristo pagará el
tributo.

Con esta ocasión Cristo le hace a Pedro una pregunta, que va a ser una enseñanza.
Los reyes de la tierra cobran los impuestos, no de sus hijos, sino de los otros
ciudadanos — si no tiene el sentido de ciudadano del país frente a pueblos
sometidos —. Los hijos son considerados exentos de ello. "Luego los hijos — dice
Cristo — están exentos." Y sólo por evitar el escándalo pagará el impuesto.

¿Cuál es la doctrina encerrada en este concepto de "hijos" sobre la que gira la


argumentación?

La comparación — pequeña parábola — está tomada de la vida real y aplicada a


Jesús y los suyos, en contraposición a los demás. Pero sobre todo a El. Jesús
abiertamente reconoce y proclama su absoluta independencia frente a las leyes
tributarias del templo, que era homenaje, en último término, a Dios. La parábola iba
a tener algo de alegoría. Los hijos estaban exentos. Pero Pedro había proclamado
hacía aún poco, por "revelación" del Padre, que Jesús era "el Hijo del Dios viviente."
Jesús se situaba así en la esfera de su Padre. Por eso estaba exento del tributo al
templo. Pero con Él estaban asociados y exentos los discípulos. Era ello una prueba
del supremo dominio legislativo de Jesús. No en vano Él era "mayor que el templo"
(Mt 12:6). Por eso, El dispensaba las leyes, pues era "señor del sábado" (Mt 12:8).

También pudiera, en este pasaje, extenderse los tributos a los impuestos civiles en
general (τ?λος) ο al impuesto imperial (χηνσος). Estos impuestos se sabe que,
ademαs de su gravamen económico, turbaban fuertemente la conciencia teocrática
de los judíos. Y después del 70 se les puso, abusivamente, sobre casi todo .

Para evitar el escándalo hace un milagro. Manda a Pedro que se acerque al lago,
junto al que están, y que en la boca del primer pez que pesque hallará una moneda
— un "estater" — y con ella pagará por los dos. El "estater" valía cuatro "dracmas,"
que era lo justo para pagar por los dos, ya que cada uno había de pagar medio
"siclo" de plata, que equivalía a dos "dracmas": "didracma."

El milagro de Cristo está, en primer lugar, en su ciencia sobrenatural, al anunciarle a


Pedro esto. Y acaso sea lo más probable que, milagrosamente, se hubiese
depositado el "estater" en la boca del pez.

Lo que impacta es: "Tómala y entrégala a ellos por mí y por ti". Me parece muy
hermoso este gesto de Jesús de entregar una sola moneda por él y por
Pedro, parece una advertencia: fíjate que estamos juntos, trata de unirte a mi
destino y no pretenderás tener uno distinto para ti, o mirar al mío como separado del
tuyo.Realmente este milagro ejemplifica el destino de Cristo y Pedro, ambos el
mismo destino uno cabeza otro el que dice las ordenes de la cabeza en la
Tierra, la misma misión el mismo milagro para ambos pues ambos son la
cabeza inquebrantable de la Iglesia, y como tal no pueden contradecirse. Es
Pedro el elegido y no otro para tener el mismo destino en todos los actos
importantes que Cristo. Hablando Pedro por Cristo versículos antes ahora Cristo, en
señal de unión eterna con su primacía le manda a dar la moneda por ambos asi
quedara unida la Esposa y el Cordero para siempre.

Que maravilloso:

¡Jesús cuidó de Pedro también!

Hay varias cosas en esta historia corta que nos ayudan a aprender más sobre
Jesús. primero, Jesús no era rico. De hecho, probablemente no tenía el dinero para
el impuesto. Pedro tuvo que pescar para recibirlo. Segundo, Él cumplió Su palabra
(promesa) y pagó su impuesto. Tercero, Jesús ayudó a Pedro a aprender una
lección sobre la fe y la confianza - él tuvo que creer a Jesús y pescar para recibir la
moneda. Cuarto, Jesús le dijo a Pedro que Él era el Hijo del Rey. Él ayudó a sus
amigos a entender que Él era el hijo de Dios.

9.-MARCOS 16:7

Pero id a decir a sus discípulos y a Pedro que os precederá a Galilea: allí le veréis,
como os ha dicho. Mc 16:7

Realmente curioso que el ángel del Señor separe aquí a San Pedro del resto de los
discípulos, como es fácilmente observable habla de dos grupos primeramente los
discípulos del Señor y luego Pedro a parte. Esta separación es de nuevo una
prueba más de su supremacía con respecto al resto de los apóstoles pues el mismo
ángel del Señor llama a Simon tal y como le había puesto Cristo: KEPHAS
denotando así quien era la roca en Mateo 16:18 a la que Cristo se refería, tanto que
hasta los ángeles del cielo se enteraron perfectamente quién fue llamado Roca.

Que gran testimonio de autoridad tenemos aquí y no nos hemos dado cuenta de
esto. Pedro siendo discípulo del Señor también es líder de la Iglesia y como tal
merece un lugar especial en ella es por eso que el ángel se lo da.

10.-CONCILIO DE JERUSALEM. HECHOS 15:7-11

-Observemos: La discusión es viva. Las diversas posturas son violentas. Cada uno
está convencido de que la suya es la buena, la que asegura la fe y el porvenir de la
Iglesia....No había acuerdo entre ellos, se necesitaba de alguien con una autoridad
superior al resto de los allí presentes para esclarecer la opción más adecuada.
Acaba la discusión, ¡Pedro se levanta!
Aparece claramente como el jefe del Colegio Apostólico.

Recordemos que Jesús lo eligió; y que Jesús confió a Pedro ese papel: ser el
garante de la fe de sus hermanos (Lc 22, 32).

En esa reunión pública se produjo una "larga discusión" (v.6), y es de creer que la
voz cantante la llevarían los judío-cristianos del v.5, por un lado, y Pablo y Bernabé,
por el otro, con la consiguiente división entre los fieles asistentes. Al fin, se levanta a
hablar Pedro, quien había dejado Jerusalén con ocasión de la persecución de
Herodes (cf. 12:17), pero por este tiempo, según vemos, estaba de vuelta en la
ciudad.

Ante todo toma la palabra Pedro, con una postura claramente aperturista, basada
en la «aprobación del Espíritu Santo» en la admisión del pagano Cornelio a la fe. La
lectura de aquel episodio es decisiva: «no hizo distinción entre ellos y nosotros», «lo
mismo ellos que nosotros nos salvamos por la gracia del Señor Jesús».

Aquí Pedro habla como jefe supremo de toda la Iglesia, es el primero en hablar en el
Concilio, cuando más discusión existía en la Iglesia. Es el que explica los designios
de Dios, nuevamente, así afirma "Dios me escogío para que por mi boca los
gentiles…”, recordemos que todos nosotros somos gentiles pues no somos de Israel
ni judíos convertidos, por tanto Pedro hablaba para cristianos como nosotros, y es
claro al decir:

Dios me escogió para que los gentiles oyeran de mi boca el mensaje de


salvación.

Dios escogió a Pedro y solamente a él para dar a conocer que la Iglesia debía ser
universal y él como tal debía enseñar esto y como pastor universal de la Iglesia de
Dios dirigirse también a los gentiles no solamente a los judíos, que en aquel tiempo
era lo más habitual.

Toda la muchedumbre calló, y escuchaba a Bernabé y a Pablo, que referían cuantas


señales y prodigios había hecho Dios entre los gentiles por medio de ellos. Hechos
15:12

Cuando Pedro terminó su discurso, "toda la muchedumbre calló" (v.12), es decir,


cesaron las discusiones y apreciaciones personales que habían prolongado la
"discusión" precedente (cf. v.7). Era el silencio de quien nada encuentra ya que
objetar. Por segunda vez en la Biblia observamos lo mismo:

Pedro termina de hablar, la Iglesia calla y acepta la enseñanza.


Roma habló, asunto terminado.

Pero no nos debemos olvidar de la segunda parte del versículo 12, dos apostoles
Pablo y Bernabé que respetaron a Pedro cuando hablabá, una vez terminado su
discurso ellos hablaron a la multitud apoyando lo expuesto por Pedro, es decir
sometiéndose a su enseñanza, a su autoridad infalible como jefe supremo del
colegio Apostolico. Pablo y Bernabé hablaban de los frutos recogidos por ellos entre
los gentiles (v.12; cf. 14:3.27), lo que confirmaba aún más la tesis de Pedro.

Cualquiera que lea esto sin prejuicios observará el papel primordial de Pedro tanto
en el Concilio como en todo el NT. Es la figura fundamental sobre la que la Iglesia
toma sus resoluciones y así queda demostrado en el concilio de Jerusalem.

4.-PRUEBAS HISTÓRICAS DEL PRIMADO DE PEDRO.

-Una vez presentadas las pruebas bíblicas sobre el primado de Pedro, ahora
veamos unas pocas de pruebas históricas sobre este acto:

San Cipriano, Unidad de la Iglesia Católica 4. J555-556, 251 A.D.


Sobre él, Jesús construye la Iglesia y a él le ordena alimentar las ovejas (Jn 21:17);
y aunque El asigna poderes a otros Apóstoles, aun así El fundó una sola silla y El
estableció por Su propia autoridad una fuente y una razón intrínseca para esa
unidad.

Ciertamente los otros también fueron lo que Pedro fué ; pero a Pedro se le dió una
primacía, por la cual se hace claro que hay solamente una Iglesia y una silla. Así
también están todos los pastores, y el rebaño aparece como uno, alimentado por los
Apóstoles en acuerdo unánime. Si alguien no mantiene esta unidad de Pedro, ¿se
puede imaginar que todavía mantiene la fe? Si abandona la silla de Pedro sobre la
cual la Iglesia fue construida, ¿se puede sentir confiado de que todavía está en la
Iglesia?”

Orígenes, Comentarios en Juan 5:3 J479a, 226 A.D. ”Pedro, sobre quien se
construyó la Iglesia de Cristo...”

San Cornelio I, Papa, Carta a Cipriano Epist 49. J546-546a, 252 A.D. ”No somos
ignorantes al hecho de que hay un DIOS, y un Cristo Señor a quien confesamos, y
un Espíritu Santo; y debe haber un obispo en la Iglesia Católica.”

San Cipriano, Carta a Quintas 71:1. J592a, 254 A.D. ”Para Pedro, a quien el Señor
eligió primero y sobre el cual fundó Su Iglesia. Cuando mas tarde Pablo no estuvo
de acuerdo con él acerca de la circuncisión, no reclamó nada para simismo
insolentemente, ni asumió nada en forma arrogante, indicando que el respetaba la
primacía y que convino en vez de ser obedecido por novatos y por recién llegados.”

Firmiliano, Obispo, Carta a Cipriano 75:17 J602a, 255 A.D.


”En este respecto estoy justamente indignado, ante esta evidente estupidez de
Esteban, que aunque el se vanagloria mucho en el lugar de su obispado, y alega de
que mantiene la sucesión de Pedro, sobre el cual los cimientos de la Iglesia fueron
echados...”

Eusebio, Historia de la Iglesia 2:14:6. J651dd, 300 A.D. ”En el mismo reino de
Claudio, la buena y generosa providencia, la cual mira sobre las cosas llevadas por
Pedro, el grande y poderoso de los Apóstoles, quien, por su virtud, fué el que habló
por todos los otros a Roma.”

Afraates, Treatises 21:13 J693a, 336 A.D. ”Y Jesús le entregó las llaves a Simón, y
ascendió y volvió a El, quien lo había enviado.”

Damaso, Decreto de Damasus 3. J910u,382 A.D. ”Lo primero a ver,entonces, es


que Pedro el Apóstol, el de la Iglesia Católica Romana, el cual no tiene ni mancha ni
imperfección ni nada parecido.”

San Ambrosio de Milán, Sobre Doce Salmos 40:30+. J1261, 387 A.D. ”Es a Pedro
mismo que El dice; "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré Mi Iglesia (Mat
16:1." Donde Pedro está , la Iglesia está. Y donde la Iglesia está, no hay muerte,
sino vida eterna”.

San Jerónimo, Carta al Papa Damaso 15:2, J1346,1346a, 374 A.D. ”No sigo a
ningun líder sino a Cristo y no me uno en comunión con ninguno sino con lo
bendecido, que es la silla de Pedro. Yo se que esta es la piedra sobre la cual la
Iglesia se ha construído. Cualquiera que coma el Cordero fuera de esta casa, es
profano. Cualquiera que no esté en el arca de Noé perecerá cuando la inundación
prevalezca...El que esté junto a la silla de Pedro es aceptado por mi.”

San Agustín, Carta a Generosus 53:1:2. J1418, 400 A.D. ”Si la misma orden de la
sucesion episcopal es para ser considerada, cuanto más seguramente,
verdaderamente, y a salvo las enumeramos desde el mismo Pedro, a quien, como al
que representa toda la Iglesia, El Señor dijo, "Sobre esta piedra edificaré Mi Iglesia,
y las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella (Mat 16:1)." Pedro fue seguido
por Lino, Lino por Clemente, Clemente por Anacleto, etc...”

San Agustín, Sermones 295:2+. J1526, 391 A.D. ”Antes del sufrimiento del Señor
Jesucristo, como ustedes saben, eligió a Sus discípulos, a quienes llamó Apóstoles.
Entre estos Apóstoles casi en todas partes sólo Pedro mereció el representar a toda
la Iglesia. Por el bien de su representación de toda la Iglesia, lo cual podía hacer
solo, el mereció escuchar, "Yo te daré las llaves del reino del Cielo (Mat 16:19)."

San Pedro Crisólogo, Carta a Eutyches 25:2. J2178, 449 A.D. ”Te exhortamos en
todo aspecto, hermano honorable, a cuidar obedientemente lo que se ha escrito por
el Papa Bendecido de la Ciudad de Roma; Pedro Bendito, quien vive y preside en
su propia sede, provee la verdad de la fe a aquellos que la buscan.”

5.-OBJECCIONES AL PRIMADO DE PEDRO.


-Son muchas las objeciones que se hacen al primado de Pedro, sólo tocaré las más
comunes, para no alargar esto demasiado:

1.-En Mateo 16:18 la Roca es la confesión de Pedro y no Pedro.

Esta es una de las principales, muchos hermanos protestantes interpretan este


pasaje como si la fe de Pedro fuera a lo que el Señor llamó la ROCA. ¿Cómo
podemos contestar a esta objeción?

Es bastante ilogico el pensar que la fe de Pedro solamente sea la roca, pues


entonces, tendriamos que aplicar esa misma pauta a todos aquellos que tubieron la
misma fe antes que Pedro, pero resulta ninguno de estos, el Señor dijo eran la roca,
o les cambio el nombre:

Juan 1, 49 "Natanael exclamó: --¡Rabí, tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de
Israel!"

Natanael confesó que Cristo era el Hijo de Dios, igual que Pedro...y también le
confesó como Mesías, ya que añadió que era el Rey de Israel.

Pero Jesús no le dijo a Natanael que era Cefas (roca en arameo)...simplemente le


dijo:

Juan 1, 50 "Le contestó Jesús: --¿Crees porque te dije: "Te vi debajo de la higuera"?
Cosas mayores que estas verás".

Si la Roca es confesar que Cristo es el Mesías, el Hijo de Dios, ¿por que no se lo


dijo a Natanael en esta ocasión, si respondió lo mismo que Pedro?

Juan 11, 27 [María Magdalena] "Le dijo: --Sí, Señor; yo he creído que tú eres el
Cristo, el Hijo de Dios"

María Magdalena respondió con Fe, igual que Pedro....pero...¿Por que no le dijo
a ella que era Cefas, como lo hizo con Pedro?

Si la confesión es la roca, Jesús debió decirle a María Magdalena que ella era
Cefas, pero no lo hizo....

Pero hay más pruebas que la Fe en Jesús, como hijo de Dios no es la Roca por
que"los demonios también creen y tiemblan” (Santiago 2, 19):

Mateo 8, 28-29:”Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a


su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran
manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y clamaron diciendo: ¿Qué
tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos
antes de tiempo?”
Marcos 3:11 "Y los espíritus inmundos, al verle, se postraban delante de él, y daban
voces, diciendo: Tú eres el Hijo de Dios.”

Marcos 5, 6-8 "Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él. Y
clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te
conjuro por Dios que no me atormentes. Porque le decía: Sal de este hombre,
espíritu inmundo.”

Si la roca es afirmar que "Cristo es el Hijo de Dios Viviente”, entonces los demonios
son también la roca, ya que ellos también lo han declarado.

2.- La Roca en Mateo16:18 es Cristo:

-También solemos escuchar que en Mateo 16:18 Cristo se refería a él mismo y no a


Pedro como la roca sobre la que será edificada la Iglesia.

Bueno esta interpretación además de ser antibíblica que luego probaremos porque,
también esta mal lingüísticamente pues rompe el orden semántico, veamos un
ejemplo similar:

"Yo tengo un carro y un camión, y éste es azul"

¿Cuál es azul?

El camión, porque es el sustantivo más cercano al pronombre "éste”.

"Y sobre esta piedra”, como sustantivo su pronombre más cerca es Pedro no es
Cristo pues este es quien habla.

Además tenemos la siguiente cita:

24 Así pues, todo el que oye estas palabras mías y las pone en prácica, se
asemejará a un varón sensato que ha edificado su casa sobre la roca: 25 las lluvias
cayeron, los torrentes vinieron, los vientos soplaron y se arrojaron contra aquella
casa, pero ella no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Y todo el que oye
estas palabras mías y no las pone en prácticas, se asemejará a un varón insensato
que ha edificdo su casa sobre la arena: 27 Las lluvias cayeron, los torrentes
vinieron, los vientos soplaron y se arrojaron contra aquella casa, y cayó, y su ruina
fue grande
Mateo 7:24-27

Como católicos creemos que Cristo es el varón sensato, que edifica su casa, la
Iglesia sobre la Roca (Pedro) de forma que las puertas del infierno( los torrentes y
vientos) no puedan destruirla ( la Iglesia no cae).
Es por eso que como Cristo es el varón Sensato, pues hace la voluntad del Padre,
tiene que ser entonces Pedro la Roca sobre la que se edifica la Iglesia.

3.- La roca o piedra en la biblia:

En 1 Corintios 10:4 leemos:

... y todos bebieron la misma bebida espiritual, puesto que bebían de una piedra
espiritual que les iba siguiendo, y la piedra era Cristo.

En Efesios 2:20 leemos:

... edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo piedra


angular el mismo Cristo Jesús.

La primera cita, es clara a lo que se refiere:

Esta diciendo que todos comieron de la misma comida y bebieron la misma bebida
pero quienes eran todos?...los padres del A.T. Luego nos dicen que esa roca de la
que bebieron ellos era Cristo, una roca espiritual. Esa roca de la que hablan es esta:

Ve, porque yo estaré delante de ti, allá sobre la roca, en Horeb. Tú golpearás la
roca, y de ella brotará agua para que beba el pueblo”. Así lo hizo Moisés, a la vista
de los ancianos de Israel.Exodo 17:6

Lo cual es una prefiguración que existe en el A.T. sobre la sangre de Cristo que sera
derramada en el N.T.Lo mismo paso con el Maná que es una prefiguración del
cuerpo de Cristo como claramente se indica aca:

Les aseguro
que no es Moisés el que les dio el pan del cielo;
mi Padre les da el verdadero pan del cielo;
33 porque el pan de Dios
es el que desciende del cielo
y da Vida al mundo».Juan 6,32-33

Esta es la comida que comian y la sangre de Cristo la bebida que bebian, por tanto
por eso se le llama roca para hacer una comparación con la roca golpeada por
Moises, lamentablemente los hermanos separados no se dan cuenta de esto.

Cristo edificó su Iglesia sobre san Pedro, como roca, lo cual no está en oposición a
que Cristo sea la Roca principal:

1 Pe 2, 4-5 "Acercándoos a él, piedra viva, desechada por los hombres, pero
elegida, preciosa ante Dios, también vosotros, cual piedras vivas, entrad en la
construcción de un edificio espiritual, para un sacerdocio santo, para ofrecer
sacrificios espirituales, aceptos a Dios por mediación de Jesucristo".

Como vemos, el título de "piedra" no es exclusivo de Cristo. Lo que Cristo hizo


exclusivo fue dar ese nombre a un solo Apóstol.

Y muchos de los nombres de Cristo, también son compartidos por la Iglesia:

Juan 8, 12 Jesús les habló otra vez diciendo: «Yo soy la luz del mundo; el que me
siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.»

Mat 5, 14 «Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad
situada en la cima de un monte.

El hecho que un nombre se aplique a Cristo, no significa que sea único y exclusivo
de él.

El Hecho que Cristo sea la Piedra Angular, en nada contradice el hecho que Pedro
sea la Roca fundamento sobre la que se estableció la Iglesia.

Es más, muchas veces en el NT se llama a Pedro por su nuevo nombre, para


indicar de esta forma su función, sin embargo a Cristo nunca se le llama "Cefas”.

1 Co 1, 12 "y cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo, yo de Apolo, yo de


Cefas, yo de Cristo."

1 Co 3, 22 "ya Pablo, ya Apolo, ya Cefas; ya el mundo, ya la vida, ya la muerte; ya


lo presente, ya lo venidero, todo es vuestro"

1 Co 9, 5 "¿No tenemos derecho a llevar en nuestras peregrinaciones una mujer


hermana, igual que los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas?"

1 Co 15, 5 "y que se apareció a Cefas, luego a los Doce".

Gal 1, 18 "Luego, pasados tres años, subí a Jerusalén para conocer a Cefas, a
cuyo lado permanecí quince días".

Gal 2, 9 "Santiago, Cefas y Juan, los que eran tenidos como columnas,
reconocieron la gracia a mí dada, y nos dieron a mí y a Bernabé la mano en señal
de comunión, para que nosotros nos dirigiésemos a los gentiles y ellos a los
circuncisos".

Gal 2, 11 "Pero cuando Cefas fue a Antioquía, en su misma cara le resistí, porque
se había hecho reprensible"

Gal 2, 14 "Pero cuando yo vi que no caminaban rectamente según la verdad del


Evangelio, dije a Cefas delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como gentil y no
como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?"

"Pedro" es simplemente la traducción de Cefas, así que ese argumento del uso del
griego no aplica por que san Juan en su Evangelio, y san Pablo en sus Epístolas
usan el arameo Cefas para referirse a Pedro.

-Espero que este breve artículo sirva para poner unas sencillas bases al primado de
Pedro y como defendernos de las acusaciones que muchas veces los hermanos
protestantes o algunos anticatólicos nos hacen. La Biblia, la historia otra vez,
vuelven a dar la razón a la Santa Madre Iglesia. Como católicos debemos estar
orgullosos de poder pertenecer al rebaño de Pedro y de que su actual sucesor,
Benedicto XVI nos guie , sea nuestro pastor, el pastor universal de la Iglesia.

¡Dios les Bendiga!

Esta lección no tiene preguntas