Вы находитесь на странице: 1из 4

EJEMPLOS REESTRUCTURACION COGNITIVA

SANTIAGO TRUJILLO LEMUS

ANGELICA RUBIO

1. Diálogo en el que se identifique la flecha descendente

Terapeuta: Entonces estabas en clase y tenías una pregunta, pensaste “que tal que diga una
tontería, voy a contestar mal, se van a dar cuenta que estoy nerviosa”·, sentiste ansiedad y
finalmente no hiciste la pregunta.

Manuela: Sí eso fue lo que pasó. Fue horrible.

T: Debió ser muy difícil para ti. Supongamos que sea cierto lo que pensaste: que hubieras
hecho la pregunta y en realidad fuera una tontería, y todos se dieran cuenta que estabas
nerviosa… ¿qué diría de ti como persona que hagas una pregunta tonta y se den cuenta que
estas nerviosa?

M: Que no soy capaz de hablar en público, que tengo un problema.

T: ¿Y qué significaría que tengas ese problema?

M: Significa que soy bruta.

T: ¿Y qué significaría que seas bruta?

M: Que soy muy diferente a los demás.

T: ¿Y qué significaría que seas diferente a los demás?

M: Que los demás si pueden y yo no.

T: ¿Y qué significaría que los demás si puedan y tú no?

M: Que yo soy insuficiente (Manuela entra en llanto). Siempre he pensado eso de mí.
2. Diálogo para debatir una creencia intermedia. Explicar el tipo de técnica o estrategia que
se implementó.

Creencia intermedia: Debo tener la respuesta correcta.

Técnica: Debate filosófico-pragmático. Estilo socrático-didáctico.

T: Nos hemos dado cuenta que con frecuencia piensas que DEBES tener la respuesta
correcta (haciendo énfasis en debes con el tono de voz). Me gustaría que revisaramos ese
pensamiento...

M: De acuerdo

T: Muy bien. ¿Por qué DEBES tener la respuesta correcta? (haciendo énfasis en debes con el
tono de voz).

M: Pues que si respondo bien me va bien.

T: Yo estoy de acuerdo contigo en que sería mejor que tuvieras la respuesta correcta, y que
si así fuera, eso traería consecuencias muy positivas (una mejor nota, un mejor concepto de
parte del profesor, etc.). Sin embargo, ¿eso significa que porque sería bueno, TENGA que
pasar? (haciendo énfasis en tenga con el tono de voz).

M: Pues es que yo quiero que sea así, tener las respuestas correctas.

T: Ok, pero el hecho de que tú prefieras tener la respuesta correcta porque sería muy bueno,
¿significa que TENGAS que tenerla? (haciendo énfasis en tenga con el tono de voz).

M: Bueno, no es que TENGA... (haciendo énfasis en tenga con el tono de voz, imitando al
terapeuta).

T: ¡Exacto!. Ese es el punto importante. Mira, en la vida hay unas situaciones que tienen
consecuencias positivas y otras que tienen consecuencias negativas. Claro que sería mejor
que todo lo que ocurriera trajera consecuencias positivas, pero no porque sea mejor, dejan
de ocurrir aquellas que traen consecuencias negativas. Por ejemplo, si la gente no robara
sería muy bueno, pero aunque eso es cierto, siguen ocurriendo robos. Sería muy bueno que
la gente no se muriera, pero igual se mueren. De la misma manera, sería muy bueno que
siempre tuvieras la respuesta correcta, pero igual te puedes equivocar.

M: Lo estoy entendiendo.

T: Lo que pasa es que a medida que vamos creciendo y experimentando el mundo,


aprendemos a pensar que la vida, nosotros mismos y los demás, DEBEN ser o comportarse
como nos gustaría que fuera. Pero en la realidad, las cosas son como son, no como uno
quiere. La gente se comporta como se comporta, no como uno quiere. Así, aunque tú
quieras siempre responder bien, en la realidad lo que pasa es que uno a veces responde
bien y a veces se equivoca. (haciendo énfasis en deben con el tono de voz).

M: Si, es muy cierto.

T: Pensemos ahora, ¿de qué te sirve pensar que TIENES que responder bien? (haciendo
énfasis en tienes con el tono de voz).

M: Es como que me exijo mucho a mi misma…

T: ¿Y qué pasa cuando te exiges tanto a tí misma?

M: Me preocupo mucho, vivo preocupada, ansiosa.

T: Entonces, pensar que TIENES que responder siempre bien, te sirve para preocuparte y
estar muy ansiosa. ¿Pensar esto te sirve para responder mejor? (haciendo énfasis en tienes
con el tono de voz).

M: ¡No!. Estoy tan preocupada por pensar que TIENE que ser bien, que realmente no pienso
en la respuesta. (haciendo énfasis en tiene con el tono de voz)

T: ¡Exacto!. En resumen, el hecho de que prefieras responder bien porque te traería


consecuencias positivas, no significa que siempre TENGAS que responder bien, y pensar que
TIENES que responder siempre bien, solo te sirve para estar preocupada y ansiosa, y no para
responder mejor. (haciendo énfasis en tengas - tienes con el tono de voz).

M: Lo entiendo perfectamente.

T: Muy bien, ahora, ¿qué podrías pensar como alternativa?

M: Que aunque sería mejor responder bien, me puedo equivocar, que no estoy obligada a
responder siempre bien.

T: Perfecto. ¿Cómo te sentirías pensado eso?

M: Yo creo que estaría más tranquila.

T: Muy bien, y si piensas eso, y estás más tranquila ¿Qué harías diferente?

M: Yo creo que pensaría mejor la respuesta y me atrevería a preguntar.

T: Perfecto. Eso es lo que esperamos que pase, sin embargo es algo que vamos a comprobar.
En la próxima clase, cuando tengas una pregunta y pienses que TIENES que responder bien,
vas a recordar el cuestionamiento que hicimos hoy y la alternativa a la que llegamos. Y
vamos a ver si te sientes más tranquila y puedes realizar la pregunta. (haciendo énfasis en
tienes con el tono de voz).

M: Listo pues.
3. Tarjeta de aviso

Reconocimiento de los sentimientos actuales

Ahora mismo yo siento: Ansiedad

Porque: tengo que participar en clase

Identificación del esquema

Sin embargo, yo sé que esto es por mi esquema de: ”debo tener la respuesta correcta, sino
soy insuficiente”

Esquema que he aprendido a través de: mi padre y mi madre que me enseñaron que todo
debía estar perfecto

Este esquema me lleva a exagerar el grado en que: pienso que voy a hacer preguntas tontas

Comprobación de la realidad

Aunque yo piense que: voy a preguntar una tontería o a contestar mal

La realidad es que: puedo preguntar cosas interesantes y también equivocarme

La evidencia de esta comprobación se ha podido comprobar cuando: una compañera hizo


una pregunta que yo había pensado y el profesor la felicitó, y que cuando me he equivocado
no ha pasado nada realmente grave

Instrucciones para actuar

Por tanto, aunque sienta la necesidad de: quedarme callada

Yo podría en cambio: hacer la pregunta