Вы находитесь на странице: 1из 15

1

El Masón y su existencia, La Masonería Simbólica y el Filosofismo


Primordial

Por Milton Arrieta López

El Q.: H.: M.: Luis Humbert Santos 33° en su libro “Cincuenta Lecciones de
Cultura Masónica” nos dice “La Francmasonería es un mundo de escogidos,
de obreros laboriosos del porvenir que marchan a la vanguardia del progreso,
que trabajan en la obra futura, que se adelantan a su época, que sienten su
frente iluminada por el sol, de otra edad de fraternidad y de civilización; así,
animados de sublimes esperanzas, congregados por un sentimiento de amor
honran al hermano que ha sido buen obrero”[1]

El M.: Regularmente iniciado en los augustos misterios debe ser conciente


que a la Francmasonería, no debió entrar por curiosidad, tampoco por
conveniencia personal[2], mas si por una férrea vocación de servicio y de
hermandad[3]. Por haber descubierto desde la introspección, percibiendo los
lineamientos seriamente dictados por su Maestro Secreto, que es un
Escogido, digno de percibir la verdadera luz[4] y de continuar las enseñanzas
masónicas que otorgan los grados complementarios[5]. Siempre acompañado
con la fuerza y el amor de sus hermanos. Sin duda alguna esto constituye un
gran Deber Ser, un ideal iniciático cuya basta fuerza moral implica que el
adepto debe dar mucho de si mismo a nuestra distinguida orden. Otra cosa
distinta es el Ser[6], es decir la realidad, una realidad muy consecuente con la
naturaleza humana; muy bien dentro del Simbolismo, nuestro primer grado
azul y virtuoso nos enseña que ingresamos a una orden en la que figuran
hombres rectos y virtuosos de todos los países, que buscan la fraternidad y el
progreso universales, sin antagonismos políticos ni fanatismos religiosos, por
el único camino de la Instrucción, (Estudio) el amor de la humanidad y la
caridad, lo que permite convertir en hermanos a los seres racionales, tanto
en las alegrías de los momentos de felicidad como en los dolores de los

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


2

momentos de desventura, además y de forma muy contundente nuestro rito


nos dice : que la masonería no es una sociedad perfecta, puesto que en lo
puramente humano no cabe la Perfección[7]. En otro acápite distinto de
nuestro grado primero y simbólico nos demuestra lo frágil de la naturaleza
humana cuando se guía por el instinto sin meditar en lo que se ejecuta,
cuando se le aconseja al recipiendario el escribir en un papel la P.: S.:
después que fue ampliamente advertido de no hacerlo y habiendo
juramentado ante el libro de la ley sagrada y ante los hermanos masones
nunca escribir, estampar, imprimir, cortar, calcar, marcar ni reproducir en
ninguna forma secretos de la masonería. Luego entonces la ceremonia
inicicática no es garantía de la virtud futura del nuevo masón. Estas
enseñanzas de nuestro ritual iniciatico nos deja entrever porque hay
masones cuyo linaje está a la altura de tan augusta institución, y porqué es
cierto que hay otros cuyas calidades dejan mucho que desear. Siguiendo el
principio hermético “lo que es arriba, es abajo”[8] es decir el orden y el caos
según la estructura del macrocosmos es congruente con el sustento
piramidal del microcosmos, hay masones que fueron transformados para
siempre con su iniciación, quienes de una forma u otra perciben el real reto
de forja la masonería, y eso es : Instrucción (Estudio de la filosofía, del
misticismo, de la historia y de nuestros ritos a través de la doctrina
masónica).

Mi Maestro Secreto[9] me enseña, que no hay masones buenos o malos,


como hay médicos, políticos, religiosos, científicos, filósofos, etc... que según
la ética o el rigor de su profesión se les pueda catalogar como buenos,
mediocres o malos. Basado en mi apreciación se es Mason o no, sin ser este
bueno, mediocre o malo, puesto que el linaje del Mason le obliga
indefectiblemente a ser una persona respetable, ética y
estudiosa.[10]Persuadido estoy que un Mason no es quien se sabe de
memoria los rituales[11], o que sea muy pulcro en el ejercicio de nuestras

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


3

ceremonias, puesto que la masonería hay que sentirla en las entrañas; es


decir sentirla es mas que practicarla y amarla en todo sentido. Mason es
quien encuentra en la fraternidad[12] un modo de ser mejor persona, y no
ejercerla de forma egoísta e hipócrita como si la masonería fuera nada mas
que un simple club social. Mason es quien no solo se aprende nuestros ritos,
sino quien los estudia tratando de encontrar la verdadera filosofía tras los
símbolos; encuentro que tanto los ritos Simbólicos y Escocistas constituyen
un impresionante y rico compendio de misticismo en bruto (no devastado)
que recoge los principios herméticos, la alquimia, las enseñanzas de
Pitágoras, los estamentos cabalísticos, la instrucción y la doctrina mas alta de
los patriarcas hebreos. Como nos demuestra el H.: Luis Humbert Santos 33°,
el sabio alquimista rosacruciano Elías Ashemole[13] inspirado en el respetable
Targun judío[14] (explicaciones de la ley sagrada) instituye un juego
importante de doctrinas y principios que luego fueron tomados como pauta,
siendo renovados por Anderson[15] y Desaguilers[16] para así erigir el grado
francmasónico del Maestro Masón. Luego entonces el instituido francmasón
para encontrar el maravilloso secreto de contenido en nuestros ritos, tiene el
deber moral de estudiar el misticismo en bruto que contiene cada una de las
ciencias madres que los componen, para sí poder dimensionar correctamente
nuestros ritos y no interpretarlos al simple literal de sus palabras, como si
todo en la masonería estuviese escrito, error mortal para el ingenuo
francmasón, pues al hacernos mejores masones con las recurrentes
transformaciones místicas, hacemos o constituimos nueva masonería, es
decir que como masones tenemos todo un campo amplio de hojas en blanco
para escribirlas.

El rito de aprendiz masón de origen francés, que rige en el simbolismo y que


constituye la base de la masonería universal[17], nos dice que la masonería es
una institución sacrosanta, (vergüenza debe sentir quien promulgue lo
contrario, basta con estudiar los fundamentos espirituales de los tres grados

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


4

azules o simbólicos y de los grados conocidos como rojos del 4° al 33°[18] que
constituyen el bello cuerpo de la Masonería Escorcisita para conocer que
tales postulados son contenedores de la mas alta filosofía y espiritualidad,
son únicos pues nos enseñan la verdadera naturaleza del Hombre, del
Mundo y del G.: A.: D.: U.: ) Los masones iniciaticamente constituidos
juramentamos bajo el rigor del libro de la ley sagrada y en presencia de los
HH.: como testigos de tan impresionante hecho, respetar y propender por los
principios constituyentes de la doctrina masónica estructurada en nuestros
ritos, como también defender los ideales de la Masonería Simbólica Universal
y de la Masonería Escocista, por supuesto quienes hemos sido iniciados en
esta última. Sin embargo las distintas ceremonias iniciáticas aunque
imponentes y majestuosas, no son lo suficiente para que el iniciado en los
misterios se transforme mágicamente en un ser lleno de virtudes, pues esas
transformaciones comienzan por uno mismo, bien lo enseña
Sócrates[19] cuando dice “conócete a ti mismo”[20]. En la Masonería Escocista
el grado de Maestro Perfecto nos enseña que “La demostración científica de
la existencia e inmortalidad del alma termina el estudio de nosotros mismos,
estudio que comenzó en el Grado de Aprendiz” El Q.: H.: Ramiro Arteta
Guzmán en su ensayo La Docencia en la Masonería Escocista dice que “un
ritual efectuado apropiadamente forma un eslabón entre el Adepto y las
Fuerzas Evolucionarías altamente desarrolladas” resaltando así la real
importancia que tiene la observancia de los distintos ritos masónicos y sus
practicas en correcta forma. Unos párrafos mas adelante el Q.: H.:
Arteta indica como se logra esa importante transformación a la que me he
referido, cuando dice que “los rituales masónicos también pueden definirse
como “psicodramas”, esto es, representaciones escénico-teatrales que,
impactando con su dramatismo la subconciencia de quien recibe el Grado,
ayudan a romper la inercia de viejos modelos de hábitos negativos y abren
las puertas internas para la posibilidad de la cooperación conciente con las
Fuerzas que armónicamente rigen el Cosmos”. El H.: Arteta Guzmán es

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


5

contundente cuando dice que “El método de encauzamiento consiste en la


repetición del ritual, acción aparentemente monótona que genera energía
de la misma manera como el movimiento circular repetido de un dínamo
genera electricidad. Y aquí radica parte del secreto: es la repititividad de
nuestros rituales la que poco a poco nos va formando y transformando”.
Entonces solo el iniciado que se percate de tan tremenda realidad es
susceptible de transformarse, generando así una evolución espiritual de gran
magnitud. Y según mi observación es muy diciente el hecho de que el iniciado
se proponga a estudiar masonería, leer doctrina masónica, como también
historia universal, pues solo así, movido por la fuerza de su espíritu podrá
saber que es realmente la Masonería.

Persuadido estoy por mi Maestro Secreto que no todos los seres humanos
están llamados a conocer los misterios[21], al menos no en una determinada
fase espiritual o vida. Puesto que la ley masónica que juramentamos cumplir
es rígida, señalando que para ser masón se debe ser hombre libre y de
buenas costumbres, como también se deben cumplir con los requisitos
inmodificables que señalan los antiguos límites; luego entonces el simple
razonamiento nos dice que quien no cumpla con estos requisitos no tiene
derecho siquiera a ser iniciado, sin embargo siempre existen unos pocos,
llamados a ser conocedores de verdades veladas por los símbolos y
trasmisores de ellas al resto de la humanidad y justamente esto compensa el
que no todos los seres humanos puedan ser masones, pues como es
enseñado en la ceremonia iniciática del tercer grado del simbolismo azul y
virtuoso es un deber inexorable del Mason propagar la luz sobre la faz de la
tierra.[22]

Tenemos el jubilo de ser aprendices de grandes maestros que han


colaborado para perfeccionar el pensamiento del hombre, como lo son
Hermes, Pitágoras, Sócrates, Platón, Aristóteles, Jesús, etc. Muchas de sus
enseñanzas mas importantes se encuentran compiladas en bruto en nuestros

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


6

rituales, tanto en los augustos Ritos del Simbolismo Masónico como en los
Rituales del Escocismo. También somos aprendices de los grandes e ilustres
hermanos que fortificaron las columnas de nuestra orden como Jose de San
Martín, Bolivar, Washington, Haydn, Goethe, Juarez, Muñoz Rivera, Barbosa,
etc.

Es deber del iniciado en los misterios, el tener un comportamiento ejemplar,


el ayudar a profanos y H.: M.: ; el servir a su patria y defender las
instituciones legal y democráticamente constituidas, pero también es deber
del iniciado el estudiar, el indagar, el preguntarse el porqué de las cosas,
siempre teniendo fe y nunca perdiendo la capacidad de asombro, esa de la
que nos habla el escritor y filósofo Jostein Gaader[23] en su libro el Mundo de
Sofía, pues el iniciado esta llamado a hacer grandes cosas. Así como un
hombre llamado Tales de Mileto quien fue un filósofo griego nacido en
Mileto (Asia Menor). Fue el fundador de la filosofía griega, y está considerado
como uno de los Siete Sabios de Grecia. Llegó a ser famoso por sus
conocimientos de astronomía después de predecir el eclipse de sol que
ocurrió el 28 de mayo del 585 a.C. Se dice también que introdujo la
geometría en Grecia. Este filósofo gracias a su gran capacidad de asombro, al
cuestionarse sobre que compone al hombre, al mundo y a la naturaleza,
pensó que el principio original de todas las cosas es el agua, de la que todo
procede y a la que todo vuelve otra vez. Antes de Tales, las explicaciones del
universo eran mitológicas, y su interés por la sustancia física básica del
mundo marca el nacimiento del pensamiento científico. Tales no dejó
escritos; el conocimiento que se tiene de él procede de lo que se cuenta en
la Metafísica de Aristóteles. Tales de Mileto, es el primer filósofo del cual
tiene conocimiento la historia, y es el primero en la antigua Grecia que
genera el pensamiento filosófico del cual se nutre el hombre moderno.

Así como este filósofo, quien fue el primero en romper los lazos tribales y
comenzar con un secularismo filosófico en Grecia, es deber del iniciado en

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


7

esta época moderna el zafarse sus ataduras no importan si fueron impuestas


por la cultura o por el dogma recalcitrante, es decir debe esforzase y salir de
las tinieblas en busca de la verdadera luz, también es importante que se
proponga a indagar sobre el origen del mundo, del hombre y de las augustas
instituciones, cunas del conocimiento puro y esotérico.

Q.: Hnos.: no es fácil ser Masón, y no es un juego, ser Mason es volver a


nacer para vivir dignamente, y luego morir como la mejor de las recompensas
a una vida sana, digna y justa.

[1]
Luis Humbert Santos, Porque Soy Masón. Ed Mexicana Unida

[2]
En el ejercicio de la ceremonia de iniciación en el primer grado de la
Masonería Universal, el profano es cuestionado sobre estos aspectos una y
otra vez, para sí hacerle conocer la importancia que conlleva el acto.

[3]
Se debe entender que la vocación de servicio y de hermandad esta
presente en el profano antes de iniciarse, pues de lo contrario podrían ser
cuestionables los móviles que tiene el profano para entrar en la Orden

[4]
El profano seguramente siente que no lo sabe todo, o que las cosas
mundanas no cobijan su espíritu, luego entonces, sabiendo que esta en
tinieblas desea encontrar la luz verdadera.

[5]
Una verdad irrefutable a mi espíritu es que, quien es iniciado en los
misterios y tiene la vocación, por lógica siempre debe tener mas sed de
conocimientos, por lo que encontrará necesario para satisfacerla, conocer
todo lo que constituye la Masonería, tanto el Simbolismo como el Filosofismo
masónico.

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


8

[6]
El ser y el deber ser constituyen una gran dicotomía platónica, que ha sido
puntualizada por poetas, ensayistas, religiosos, políticos, filósofos, etc.
Vulgarmente se piensa en las aulas universitarias que a partir del ser se
compone el deber ser, es decir que a partir de la realidad, se debe
puntualizar como debe ser para corregirla, por ejemplo la norma jurídica que
compone un deber ser, debe interferir en el ser para mejorarlo, solucionando
un problema que presenta esta realidad, igual para con la ética y la filosofía.
Sin embargo mi pensamiento es distinto, pues persuadido estoy que existe
una causa primera, y una ley natural, un gran deber ser, y a partir de este se
forja la realidad, una realidad alejada de ese deber ser que indica la ley
natural, pero no por la suerte de las cosas o por natura en sí, pues conciente
estoy que el alejamiento que nuestra realidad presenta a el deber ser,
constituido por un derecho natural , es por acción u omisión de la estupidez
humana, entendiéndose esta como la traición que le hace un hombre a su
prójimo e inclusive a su descendencia, pues es bien cierto que este planeta
resulta el hogar definitivo del hombre y de sus descendencias.

[7]
El humano no perfecto constituye una de las verdades mas defendidas por
nuestra orden. Como sabemos orgullosamente pertenecemos a una
Masonería Regular, cuyos estamentos mas primordiales nos dicen que para
poder ingresar a tan preciosa orden el profano debe creer en un Ser Superior,
en un Dios Creador que es el Principio Absoluto de las cosas, que los hombres
venimos de Él. Luego entonces el reconocer la existencia de un ser supremo
constituye un honorable límite que el Mason debe respetar, es decir, el
humano no es Dios, no es mas que Dios, el humano no es perfecto ni podrá
serlo (como humano por supuesto), pues el Perfecto es Dios. Los Masones
nunca dejaran de ser aprendices, pues siempre pulimentaran su piedra
bruta. Ya uno de los mas grandes sabios dijo “yo solo se, que nada se”.

[8]
En tiempos de Abraham el maestro Hermes Trismegisto aseguraba que
toda la información sobre un hombre se podía encontrar en solo una gota de

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


9

su sangre y que dentro de cada hombre se hallaba representada la totalidad


del universo. Formuló entonces un principio al que llamó La Ley de la
Correspondencia que decía:“Como es arriba es abajo, y como es abajo es
arriba”. Con estas palabras creó Hermes un método deductivo que permitió
vislumbrar la grandeza del universo creado, donde lo más grande de lo más
grande es igual a lo más pequeño de lo más pequeño. Donde todos los
niveles de existencia comparten la misma esencia, organizados en un sistema
de hologramas dentro de hologramas, dentro de hologramas, hasta el
infinito.

[9]
El Maestro Secreto constituye una de las mas sublimes enseñanzas del
Filosofismo Masónico, cuyo primer expositor - profesor fue el sabio Sócrates
cuando insinuaba : Conócete a ti mismo, El Maestro secreto es quien nos
enseña muy humildemente y con una voz tan imperceptible como
importante a distinguir entre el Bien y el Mal, entre los Justo y lo Injusto. Es el
mejor de los consejeros y siempre esta pronto a ayudarnos, sin descanso, sin
sueño.

[10]
Es decir que ser Mason mas que otorgarnos muchos y bellos derechos y
prerrogativas , nos confiere un compromiso con Dios, con la familia, con la
sociedad profana y con uno mismo. Ser Masón constituye la dignidad mas
noble que un ser humano puede llegar a ostentar, y sin embargo una vez se
es Masón, el iniciado se da cuenta que es simplemente uno mas, igual entre
sus hermanos, siendo la humildad y la tolerancia sus nuevos pilares.

[11]
Debo hacer hincapié en esto, en nuestras tenidas resulta muy importante
cumplir rigurosamente el ritual, algo que sé que es incuestionable, pero no se
exige lo mismo por parte de las luces su estudio, o su comprensión. (las
planchas suelen ser muchas veces copias de viejos libros, y si no, los temas
resultan ser muy circundantes ) No es del todo cierto que esta tarea
corresponda solamente de los vigilantes como suele decirse, No, esta tarea

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


10

atañe de TODOS LOS MAESTROS, pues juramentamos rechazar la hipocresía y


los vicios, como también el esparcir la luz sobre la tierra, luego entonces el
primero que debe instruirse es uno mismo, para así poder enseñar a los
demás.

[12]
Aunque la mayoría de los doctrinantes masónicos sostienen que la
fraternidad es un principio rector del orden basado en el buen respeto;
convencido estoy por mi Maestro Secreto que es mas un sentimiento. Y es
un sentimiento que no nace como por arte de magia, sino que está desde
antes de ser Masón, desde que el profano siente la mística vocación que lo
lleva a iniciarse.

[13]
Sabio alquimista y anticuario al que según los mas versados suele
considerarse como el verdadero padre de la masonería especulativa. Nació
en Litchfield en el año 1617 y murió en 1692. Estructuró los rituales de
Aprendiz, Compañero y Maestro y empezó a explicarlos, fomentando así la
tendencia regenadora de la Institución. 25 años después de su muerte ,
fructificó de manera pública la semilla por el sembrada y en 1717 cuatro
logias de Londres adoptaron sus rituales.

[14]
Targum, cualquiera de las traducciones arameas, más o menos literales,
de partes del Antiguo Testamento utilizadas en las sinagogas de Palestina y
Babilonia. Cuando el arameo reemplazó al hebreo como lengua generalizada,
tras la cautividad de Babilonia (siglo VI a.C.), se hizo necesario explicar el
significado del texto de las Escrituras. Sólo perduró una pequeña parte de los
numerosos targumim orales que se escribieron. Entre ellos se cuenta el
Targum original de Judá conocido como Targum de Onquelos; tres targumim
posteriores e incompletos, el así llamado Targum de Jerusalén, sobre el
Pentateuco; el Targum de Judá sobre los Profetas; fragmentos más tardíos de
otra paráfrasis de los Profetas; y los targumim sobre Salmos, Job, Proverbios,
las así llamadas meguilá (en plural, meguilot, ‘rollos’; Cantar de los Cantares,

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


11

Rut, Lamentaciones, Ester, Eclesiastés), Crónicas y las adiciones


deuterocanónicas al libro de Ester.[14]

[15]
Jacobo Anderson. Notable predicador presbiteriano de Londres y Doctor
en filosofía que se distinguió en el siglo XVIII como tratadista e historiador de
la Masonería.

[16]
Desaguilers. Doctor. Gran Maestro inglés elegido en 1719 para substituir a
Jacobo Payne y nombrado en 1721 para informar, con el doctor Anderson,
sobre los trabajos de Payne.

[17]
Denominación de los tres grados universales : Aprendiz, Compañero y
Maestro. También se llaman grados de San Juan o Grados Azules. Se
consideran como grados primitivos pues enseñan todo el fundamento de la
Masonería Universal. El grado de Maestro Masón es la cúspide de la
Masonería Simbólica y no existen grados aunque tengan numeración mas
alta, que puedan someter al tercero de los grados del simbolismo.

[18]
La Masonería Escorsicista o Escocista, instituida por el Rito Escocés
Antiguo y Aceptado contienee realmente 30 grados filosóficos cuya
numeración es del grado 4° al grado 33°.

[19]
Sócrates, Espléndido pensador que según el Grado Segundo Universal, los
Masones Regulares debemos estudiar. Cabe decir que en el Diálogo de Platón
“Protágoras y de los Sofistas” este pensador enseña la rigurosa percepción
del Cuadrivium. Parte de las Artes Liberales que enseña el grado de
Compañero Masón. (c. 470-c. 399 a.C.), filósofo griego, considerado el
fundador de la filosofía moral o axiología, que ha tenido gran peso en la
posterior historia de la filosofía occidental por su influencia sobre Platón.
Nacido en Atenas, hijo de Sofronisco, un escultor, y de Fenareta, una
comadrona, recibió una educación tradicional en literatura, música y
gimnasia. Más tarde se familiarizó con la retórica y la dialéctica de los

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


12

sofistas, las especulaciones de los filósofos jónicos y la cultura general de la


Atenas de Pericles. En un principio continuó el trabajo de su padre, e incluso
realizó un conjunto escultórico de las tres Gracias que permaneció en la
entrada de la Acrópolis ateniense hasta el siglo II a.C. Durante la guerra del
Peloponeso contra Esparta, sirvió como soldado de infantería con gran valor
en las batallas de Potidea (432-430 a.C.), Delio (424 a.C.) y Anfípolis
(422 a.C.).Creía en la superioridad de la discusión sobre la escritura y, en
virtud de esta convicción, pasó la mayor parte de su vida en los mercados y
plazas públicas de Atenas, iniciando diálogos y discusiones con todo aquel
que quisiera escucharle, y a quienes solía responder mediante preguntas.
Creó así un método denominado mayéutica (o arte de “alumbrar” los
espíritus) por el que lograba que sus interlocutores descubrieran la verdad a
partir de ellos mismos. Según los testimonios de su época, era poco
agraciado y de escasa estatura, lo que no le impedía actuar con gran audacia
y dominio de sí mismo. Apreciaba mucho la vida y alcanzó una gran
popularidad en la sociedad ateniense por su viva inteligencia y un sentido del
humor agudo pero desprovisto de sátira o cinismo. Casado con Jantipa, una
mujer de reconocido mal genio, tuvo tres hijos.
La contribución de Sócrates a la filosofía ha sido de un marcado tono ético. La
base de sus enseñanzas fue la creencia en una comprensión objetiva de los
conceptos de justicia, amor y virtud y el conocimiento de uno mismo. Creía
que todo vicio es el resultado de la ignorancia y que ninguna persona desea
el mal; a su vez, la virtud es conocimiento y aquellos que conocen el bien,
actuarán de manera justa. Su lógica hizo hincapié en la discusión racional y
en la búsqueda de definiciones generales, como queda reflejado en los
escritos de su joven discípulo, Platón, y en los del alumno de éste, Aristóteles.
A través de las obras de ambos, las teorías socráticas incidieron de forma
determinante en el curso del pensamiento especulativo occidental posterior.

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


13

[20]
“Conócete a ti mismo” Constituye uno de los grandes propósitos de
nuestra orden, no en vano, el grado de Aprendiz Masón, indica de forma
contundente al Masón que debe observar este principio fundamental.

En la Camara de Reflexiones, podemos leer las siglas V.I.T.R.I.O.L.La


inscripción, en su conocida redacción (“Visita Interiorem Terrae, Rectificando
Invenies Occultum Lapidem”) tendría una traducción a nuestra lengua de
forma muy esquemáticamente: “Desciende al fondo de ti mismo para
conocerte...”.

Esta misteriosa formula es contenedora de una profundidad maravillosa que


para cualquiera de nosotros, interesados en lo que nuestro rito iniciático de
aprendiz masón llama la Gran Obra, frase netamente alquímica, debe ser
motivo de una amplia reflexión. Su sencillez, también nos llama la atención.
Seguro estoy que no fue producto de la suerte sino el resultado de la
destilación, o como enseña nuestro rito de aprendiz : Solve et Coavula - de
disolver o coagular, es decir del Trabajo de muchas mentes observantes de
los estudios alquímicos.

En esta breve fórmula (V.I.T.R.I.O.L.), se sintetiza todo el saber de aquellos


hombres pacientes y silenciosos que buscaban la “Piedra Filosofal”, para
convertir su “plomo” interior en brillante oro. Aquel oro que los profanos
asociaban al metal amarillo del mismo nombre……Este, QQ.·. HH.·. es tal vez
uno de los secretos mas grandes de la Masonería. Simple como casi todo lo
grande, precisamente por esa simplicidad, a los espíritus "soberbios" que
esperan encontrar secretos mucho más importantes según van alimentando
su "ego" con vanas esperanzas. No en vano Elias Ashemole Un sabio
alquimista rosacrusiano fue uno de los mas importantes estructuradores de
los ritos simbólicos y universales

La doctrina masónica regular nos instruye sobre esta gran pero sencilla
formula alquímica. En realidad, como veremos más adelante, nada oculta y

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


14

menos para un iniciado en los misterios. Lo que si hace es repetir ( no


importa el orden o colocación de las distintas palabras) su único y eterno
significado: “Baja a lo profundo de ti mismo, a tu interior, para conocerte....”

[21]
Persuadido estoy que no todos los seres humanos están llamados a
conocer los misterios de la orden, sin embargo debo reconocer que esta
afirmación puede ser lesiva para muchos. Este tópico ha sido debatido en
ciertas ocasiones en mi Logia Madre, existiendo opiniones divididas; sin
embargo así ha ocurrido desde tiempos inmemoriales y nosotros los
Masones Regulares como herederos de una Sagrada Tradición, tenemos la
obligación moral de preservar nuestros estamentos para el bien de la
humanidad y de las generaciones futuras de Francmasones.

[22]
Indudablemente según mi humilde parecer, la propagación de la luz sobre
la tierra por parte del Maestro constituye una obligación inmutable que los
Maestros debemos observar, pero ¿como hacerlo?, solo de una forma :
Estudiando. De forma que si un iniciado en los misterios no se instruye en
historia, simbología, doctrina masónica, leyes y filosofía, no debe ser
reconocido como tal, pues no podrá cumplir el mandato del Ritual del
Maestro Masón, el “...Propagar la luz sobre la faz de la tierra”

[23]
Jostein Gaarder (1952- ), escritor noruego, conocido internacionalmente
por su novela sobre la historia de la filosofía, El mundo de Sofía. Nacido en
Oslo, al finalizar sus estudios de Filología Nórdica, Historia de las Ideas e
Historia de las Religiones, trabajó desde 1978 como profesor de filosofía en
distintas escuelas, además de dedicarse también a la formación de adultos.
Tras algunos éxitos en el campo de la literatura infantil y juvenil, abandonó la
actividad docente en 1986. En 1990 apareció su novela El misterio del
solitario, viaje a Grecia de un muchacho de doce años que, con asombro,
reflexiona sobre las condiciones de la vida. Gaarder buscaba también con
esta obra fomentar el hábito de la lectura. A jóvenes y adultos está dirigida

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti


15

su siguiente novela, El mundo de Sofía, publicada en 1991. Envuelta en una


acción que gira en torno a Sofía, una niña de catorce años que de forma
misteriosa se enfrenta a preguntas existenciales, Gaarder desarrolla una
ingeniosa historia de la filosofía, expuesta con sencillez. El libro se convirtió
en un éxito internacional; fue reeditado varias veces y traducido a unos
cuarenta idiomas. En 1993 publicó la elaborada novela I et speil, I en gäte y,
tres años después, Vita brevis (1996), obra en la que, de la mano de las cartas
ficticias de una mujer a su antiguo amante, san Agustín, se exponen
cuestiones relativas al celibato, la doble moral religiosa y la filosofía de los
Padres de la Iglesia.

Biblioteca Digital – Miguel Ángel Gil Orzatti

Оценить